Famosos de la Literatura que han sido alcoholico



Famosos de la Literatura que Han sido Alcóholico

El alcoholismo es una enfermedad progresiva que si no se detiene con una abstinencia total, lleva inevitablemente al deterioro de la salud y de la capacidad para funcionar, normalmente, de la víctima. En los EE.UU. el número de alcohólicos estimado por la American Medical Association es de 22 millones.

La enfermedad no respeta edades, sexo u ocupación. Entre sus víctimas pueden contarse artistas como Dana Andrews,* W. C. Fields, Dick Van Dyke,* Lillian Roth, Janis Joplin, Edith Piaf y Laurette Taylor; figuras de la política como los senadores Howard Hughes* y Russel Long,* atletas como George Gipp y Jim Thorpe y una multitud de escritores a cuyo trabajo el alcoholismo añadió a menudo un último capítulo triste. (*:curado)

O'Henry O’Henry (1862-1910). William Sydney Porter, que escribió con el seudónimo de O. Henry, fue un escritor de cuentos norteamericano cuyos sorprendentes desenlaces marcaron una tendencia en la historia de la narración corta.

O’Henry era hijo de un médico de Carolina del Norte. De joven 11 abajó de bracero en un rancho y después de cajero en un banco de Texas. Mientras trabajaba en el banco fue acusado de desfalco y tuvo que huir a Honduras. En 1897 volvió a Texas y fue arrestado. Declarado culpable fue condenado a 5 años de prisión.

Durante los años que transcurrieron desde su liberación hasta su muerte a los 48 años, O’Henry bebió mucho y vivió de sus cuentos que se vendían muy bien y que las revistas de la época se disputaban.

«A O’Henry había que vigilarle y obligarle a escribir», observaba Upton Sinclair, «aparentemente no sabía escribir nada malo, lo que para él era una agonía era precisamente escribir».

Los directores de las revistas solían enviarle ayudantes para serenarlo, cuidarlo y hacerle cumplir con los plazos de sus compromisos editoriales. Sus últimos años los pasó vagando por las calles de Nueva York, bebiendo mucho y escribiendo esporádicamente pero siempre muy bien

  Dylan ThomasDylan Thomas (1914-1953). Poeta gales. Dylan Thomas nació en Gales, trabajó algún tiempo como periodista y después de la Segunda Guerra Mundial, se dedicó de lleno a la poesía consiguiendo el reconocimiento de todo el mundo. Una revista de crítica literaria afirma sobre su obra: «… con una imaginación que deriva de los antiquísimos y pacíficos pueblos de pescadores de su tierra tanto como del mundo del hombre del siglo XX, su obra tiene una fuerza y una vitalidad que han afectado de modo considerable al mundo de las letras».

Thomas hizo cuatro giras por los EE.UU. dando conferencias. Estas giras tuvieron un gran éxito tanto por sus lecturas brillantes como por sus legendarias borracheras autodestructivas. «Su gira fue una fantasía de apariencias ausentes, de húmedas entrevistas, de juergas y borracheras, de groserías y de belleza», escribió Upton Sinclair.

John Brinnin, cronista de las giras de Dylan Thomas en los EE.UU., dijo de la primera: «El poeta lírico más puro del siglo XX, helo aquí tristemente hundido en el agotamiento alcohólico, la lengua negra, borracho, incapaz de pensar por sí solo, de enfrentarse a sí mismo o aun de enfrentarse, por lo que son, con las insaciables atenciones que sólo podrán destruirle.»

Los médicos le advirtieron que si seguía bebiendo no duraría mucho, pero él no hizo caso. «No os reprimáis en esta deliciosa noche», escribió. «Rabia, rabia contra la muerte de la luz.» Dylan Thomas murió súbitamente de alcoholismo agudo en la mitad de su gira de conferencias de 1953, a la edad de 39 años.

F. Scott Fitzgerald F. Scott Fitzgerald (1896-1940). Novelista y escritor de cuentos norteamericano.

Las primeras novelas y cuentos cortos junto con la autoindulgencia de su estilo de vida hicieron de F. Scott Fitzgerald la personificación de los «alegres veinte», una generación que fue todo ardor juvenil.

Había nacido en St. Paul en una familia acomodada, estudió en Princeton y sirvió en el ejército durante la Primera Guerra Mundial. A los 24 años la publicación de su libro This side of Parause (A este lado del paraíso) le proporcionó al instante la fama y el dinero para disfrutarla.

Su boda en este mismo año con Zelda Sayre fue descrita como «el romance del siglo» y sus escapadas extravagantes entre la gente bien de los EE.UU. y Europa aumentó aún más su reputación. El alcoholismo de Fitzgerald contribuyó durante los años veinte al realce de su imagen y durante los treinta a su decadencia. Sara Mayfield escribió, «Fitzgerald se estaba suicidando a plazos…», «si tomaba más de tres cocktails ya estaba embarcado en una borrachera que le dejaría inútil una semana».

A medida en que Fitzgerald continuaba bebiendo su producción disminuía, su salud empezó a fallarle y sus problemas económicos a acumularse. Zelda sufrió en 1930 un colapso emocional y se pasó el resto de su vida entrando y saliendo de diversos sanatorios y casas de salud. Fitzgerald, entonces, no tuvo más remedio que afrontar y confesar públicamente su crac o bancarrota personal; aquel período en el que «en las negras noches del alma, siempre son, día tras día, las tres de la madrugada».

Los últimos años los pasó en Hollywood, viviendo del consuelo de su amante Sheilah Graham, trabajando de guionista de cine, produciendo numerosos cuentos para revistas y escribiendo su novela inacabada The Last Tycoon que se publicó después de su muerte. Murió de un ataque al corazón a la edad de 44 años.

Fuente: Almanaque Insólito Tomo 4

La Historia del Mundo en Imágenes


Entradas Relacionadas Al Tema


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------