El Amor de Edgar Allan Poe Carta de Amor Amores Historicos



El Amor de Edgar Allan Poe Carta de Amor Amores Historicos

(Boston, 19 de enero de 1809 – Baltimore, 7 de octubre de 1849) Poeta, narrador y crítico literario norteamericano. Hijo de actores ambulantes de ascendencia irlandesa, sus primeros años transcurrieron viajando de pueblo en pueblo. Cuando contaba dos años de edad quedó huérfano de padre y madre. Esta había muerto en Richmond, donde Mr. Allan, un negociante sin hijos, adoptó como suyo al pequeño Edgar.

Edgar alan poe escritorCOMO DOS NIÑOS: EDGAR ALLAN POE Y VIRGINIA CLEMM: Edgar Allan Poe (1809-1849), a quien llamaban Eddy, se casó con  su prima Virginia Clemm, a quien solía llamar, de manera afectuosa, Sissy o “My child-wife” (esposa-niña), ya que era mucho menor que él.

En realidad, Poe tuvo poco éxito como literato, aunque despertó la fascinación en algunos contemporáneos y varias poetisas. Incluso, fue acusado por algunos de acelerar la muerte de su joven esposa, la cual padecía tuberculosis, aludiendo a los disgustos que él le causaba.

Sin embargo, Poe la amaba muchísimo y se preocupó por ella. Esta devoción se puede evidenciar en una carta desesperada fechada el 29 de agosto de 1835 que enviaba a su tía, María Clemm “Muddie”, en respuesta  a una misiva en la que ella le informaba que su primo, Neilson Poe, pretendía recoger a Virginia para ocuparse de educarla.

A lo que Poe respondió: «Las lágrimas me ciegan mientras le escribo esta carta y no deseo vivir ni una hora más. (…) Mi peor enemigo me tendría lástima si pudiera leer mi corazón. Mi último asidero en la vida, el último de todos, se me escapa. No tengo ningún deseo de vivir y no viviré. Pero he de cumplir mi deber. Amo, usted lo sabe, amo a Virginia apasionadamente, devotamente». Finalizando la carta, le rogaba que evitara la partida de Virginia a casa de Neilson.

Edgar y Virginia se conocieron en 1829, en un viaje que realizó Poe, para visitar lo que quedaba de su familia en Baltimore. En ese momento ella sólo tenia siete años y su hermano Henry, nueve. Además, vivían en la casa de la abuela de Poe, que estaba paralítica, y el hermano mayor del escritor, William Henry, quien padecía tuberculosis. El escritor contribuyó con su manutención utilizando los escasos recursos que su padre adoptivo, John Alan, le asignaba.

Sus Poemas: «A Helena», «Ulalume», «Anabel Lee» y Las campanas». Entre sus cuentos de misterio y terror destacan «El escarabajo de oro», «Los crímenes de la calle Morgue», «El gato negro» y «La caída de la casa de Usher».

Al poco tiempo, Poe regresó a Baltimore, en mayo de 1831, y decidió quedarse tres años. Solía gustarle la vivacidad infantil y la alegría de Virginia, que muchas veces compensaba su mentalidad de niña debido a su afección a los doce años, que impidió su desarrollo cerebral. También admiraba su belleza, su cabellera abundante y sus grandes ojos oscuros.

Al final contrajeron matrimonio el 16 de mayo en 1836, cuando Virginia tenia 13 años y Edgar 26. Para poder casarse falsificaron la fecha de nacimiento de ella.

La vida de Poe aparece marcada por la tragedia, ya que tuvo que sobrellevar la muerte de las mujeres que más Eliza Poeamó: su madre Eliza Poe, murió cuando era niño, le siguió su primer amor, Miss Jane Standard (madre de un compañero de colegio) que murió loca a los 31 años en 1824, su madre adoptiva, Frances K. Valentine, quien también murió de tuberculosis y, finalmente, su esposa Virginia.



En 1845, alcanzó la cumbre de su fama tras la aparición de «El cuervo». Dos años después murió Virginia. Poe consume alcohol, laudano, opio, huye, se evade. Se siente desnudo, miserable e incomprendido. Intenta rehacer su vida y pretende a Helen Whitman, viuda de buena posición económica y rica formación cultural.

Virginia fue un exponente para la obra de Poe, sobre todo en poesías como “Annabel Lee” y relatos como “Eleonora”, en el cual la protagonista, también prima y amada del escritor, moría trágicamente. En 1842, su esposa atravesaba una etapa critica de su enfermedad, sumado a que eran muy pobres y solo poseían una manta y una gata para proporcionarle calor. Su infortunado deceso provocó en Poe una terrible afección…

BUSCANDO ESPOSA DESESPERADAMENTE: ante la muerte de su esposa, el escritor se sintió perdido. Buscó salvación en otro matrimonio, Poe pensaba que la compañía de otra mujer podía acallar sus demonios internos. Poe se lamentaba en una de sus cartas :«Sin el verdadero, delicado y puro amor de una mujer no llegaré a vivir ni un año».Maria Louise Shew, había sido enfermera de Virginia, fue una de las primeras opciones, sin embargo, ella no le correspondía, pero estuvo a punto de ceder tan sólo por piedad.

Elmira Royster, el amor truncado de su juventud, accedió a casarse con él, sin embargo, Poe se retractó. Poe cortejó también a Sarah Helen Whitman, con la cual estuvo a punto de casarse, pero una fuerte discusión entre ambos acabo en ruptura. En la misma época, pretendía a Annie Richmond, intentando que dejara a su marido. Poe escribía cartas de amor a ambas muy parecidas con un día de diferencia.

PARA SABER MAS…
PASAJES DE SU VIDA:

UNA SERIE DE FRACASOS

Nadie ha oído hablar de un escritor joven que no haya creído que daría en el blanco al primer intento, conquistando la fama con su primer libro. Y Poe no fue una excepción a la regla, aunque pronto tuvo que cambiar de opinión. El altanero joven de Richmond. comenzó a desengañarse, arrepintiéndose de haber abandonado la cómoda casa de Allan (quien los había adoptado, al quedar huérfano) .

Trató de hacer las paces con su protector, pero sin éxito. No tenía medios de subsistencia y, para salir de apuros, se enroló en el ejército. En seguida se distinguió, y en julio de 1830 sus superiores lo convencieron para, que se inscribiera en la academia militar de West Point. Pero justamente cuando estaba a punto de alcanzar el grado de oficial, el «demonio del fracaso», su lado malo, entró en acción. Cometió, inexplicablemente, una serie de graves faltas que provocaron su expulsión, y se encontró de nuevo sin nada.

Parecía como si una maldición pesara sobre él. Cuando estaba más cerca del éxito, de vuelta a la vida ordenada y normal, se precipitó, de golpe, en un estado de impaciencia y de aburrimiento que lo volvió a hundir en sus pesadillas de alcohólico. Una personalidad tan compleja sólo puede explicarse si se la considera irremediablemente enferma: Poe estaba «enfermo de fracaso», enamorado del sufrimiento y de la desesperación. También en su vida afectiva se portaba de la misma manera: rompió con todas sus amistades y se hizo rechazar por las mujeres que amaba.

UN PERIODISTA NATO
Finalmente consiguió entrar como redactor en el «Literary Messenger«, de Richmond, y en poco tiempo multiplicó la tirada. Aquello podía haber significado el éxito; pero, una vez más, su manía de autodestrucción lo movió a dejarlo todo. Sin embargo, era un periodista formidable: su estilo conquistó al público y sus «Narraciones extraordinarias» fascinaron a los lectores. También escribió poesías y ensayos literarios, pero trabajaba sin continuidad, perdiendo, a causa de este comportamiento, ocasiones de progreso. En 1836 se casó con su prima, la joven Virginia Clemm.

Durante algún tiempo pareció que había recobrado el sentido de la responsabilidad. Asumió la dirección del «Burton’s Magazine«, que en poco tiempo alcanzó, por obra de Edgar Allan Poe, la tirada entonces excepcional de 37.000 ejemplares. Pero también esto terminó en la nada.

Se marchó a Filadelfia y entró a formar parte del «Graham’s Magazine»; consiguió que la venta de esta revista pasara de 5.000 a 40.000 ejemplares. Ganaba bastante, y sus narraciones policíacas, verdaderas obras de arte del género, causaron sensación. Este fue su mejor período, el más tranquilo y normal, pero sólo duró dos años, de 1840 a 1842. Luego, de nuevo la caída, el alcohol, la miseria. Su último sueño, la creación de una revista propia, el «Stylus«, naufragó lamentablemente.



De vuelta en Nueva York, colaboró en varios periódicos de aquella ciudad, publicando, en 1845, el poema «El cuervo» y el segundo volumen de sus narraciones. De nuevo el eterno vaivén de los éxitos a las crisis, del pasajero bienestar a la miseria absoluta. En uno de los períodos de mayor indigencia, en el frío enero de 1847, Virginia murió de tisis y de agotamiento. Esto significó el hundimiento definitivo: Poe estaba enfermo, minado por el alcohol. Sus pesadillas eran atroces, y toda tentativa de salir a flote resultaba estéril.

Fue a Richmond, a Filadelfia, otra vez a Nueva York y, por último, a Baltimore. Allí, su estancia en el mundo acabó para siempre el 3 de octubre de 1849, en el corredor de un hospital. Desapareció con él uno de los autores más geniales de la literatura del siglo XIX, un hombre que habría podido hacer mucho más con su arte, si una luz de fe y de esperanza hubiera iluminado su desesperado camino hacia la locura.

Fuente Consultada: Texto Basado en 99 Amores de la Historia de Alicia Misrahi

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------