Avion Caza Bell Usado en la Guerra Mundial Armas de la Segunda Guerra



Avión Caza Bell: Usado en la Guerra Mundial Armas de la Segunda Guerra

Caza Bell
«Aircobra» P-39

CAZA DELL “AIRCOBRA” P-39 armas de la segunda guerra mundial

CAZA DELL “AIRCOBRA” P-39:
Son las primeras semanas de la guerra en el Pacifico. En la isla de Luzón, al norte de Manila, las tropas norteamericanas y filipinas luchan desesperadamente contra la infantería y los tanques japoneses. Ocultos en el follaje, parapetados tras los troncos de árboles y palmeras, acosan con el fuego de sus ametralladoras y fusiles a las columnas niponas que avanzan inexorablemente por los senderos de la jungla.

En un barranco, frente a un río cenagoso, seis soldados norteamericanos y diez filipinos se han hecho fuertes y detienen a un batallón enemigo. Los infantes japoneses, sin embargo, se lanzan una y otra vez al ataque, decididos a abrirse paso a cualquier precio. Para la patrulla aliado, todo, al parecer, está perdido.

De pronto, un rugido atruena en el cielo.

Asombrados, los soldados norteamericanos y filipinos ven surgir repentinamente, sobre las copas de los árboles, la silueta ágil e inconfundible de un caza P-39 “Aircobra”. El avión enfila directamente hacia los nipones y abre fuego con su mortífero cañón de proa de 37 mm.. Segundos más tarde todo concluye. Segados por la lluvia de proyectiles, decenas de soldados japoneses yacen muertos junto al río.

El caza americano Bell Aircobra P-39 fue diseñado en el período 1936/1937. En ese momento, el ideal era un aparato de caza que pudiera hacer fuego a través del cubo de la hélice; es decir, que los disparos seguirían la misma línea de vuelo del aparato.

Eso traía aparejada otra ventaja, como era la de no tener que supeditar los disparos a las revoluciones de la hélice, en forma sincrónica. Recurriendo a un sistema diferente, como era la colocación del motor detrás del piloto podía lograrse tal efecto. Tal ubicación del grupo propulsor permitía la instalación, a proa, de un potente cañón de 37 mm, que disparaba a través del cubo de la hélice.

En el P-39 se recurrió al motor trasero. La innovación fue recibida con manifestaciones contradictorias por parte de los técnicos. Si bien algunos opinaban que el motor trasero constituía una coraza gratuita que protegía al piloto por su parte posterior, otros sostenían que, en caso de un aterrizaje forzoso, el motor arrastraría y aplastaría al piloto.

Sin embargo, los razonamientos en pro y en contra de tal sistema y, por ende, de tal avión, nunca pasaron el plano de la teoría, pues el P-39, superado por nuevos aparatos, no fue empleado en gran escala en los frentes de lucha.



Las principales características del P-39 eran las siguientes: estaba propulsado por un motor Allison de 1.000 H. P., que le permitía desarrollar uno velocidad máxima de 500 Km. por hora. Podía alcanzar, además, tina altura máxima de 9.000 metros. Su armamento consistía en un cañón central de 37 mm. y cuatro ametralladoras.

Podía transportar 300 Kg. de bombas. Sus dimensiones eran las siguientes envergadura, 10.20 metros; largo, 9.60 metros.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------