X

La Sociedad en la Baja Edad Media:Progresos Tecnicos y Caracteristicas

La Sociedad en la Baja Edad Media
Progresos Técnicos y Caracteristicas

HACIA EL MUNDO MODERNO:

Origen del feudalismo: A partir de mediados del siglo IX, el territorio de los reinos en los que se fragmentó el imperio fundado por Carlomagno se dividió, a su vez, en una gran cantidad de pequeñas extensiones, llamadas feudos.

Los feudos eran tierras que los reyes concedían a los grandes señores a cambio de su ayuda militar y económica.

Con el tiempo, los señores comenzaron a adquirir más poder sobre sus feudos hasta que prácticamente los transformaron en un bien personal.

En cada uno de los feudos los señores ejercían su poder sobre los siervos, que eran campesinos que vivían en su territorio.

Los siervos trabajaban la tierra y entregaban una parte del fruto de su trabajo al señor, quien tenía la obligación de protegerlos de las invasiones de los pueblos extranjeros o de los ataques de los bandoleros.

Cuando se producían estos ataques, los siervos se refugiaban en los castillos, que eran grandes fortalezas amuralladas en las que vivían los señores y sus familias.

Esta forma de organizar la producción y las relaciones sociales basada en lazos de dependencia personal se conoce con el nombre de feudalismo.

Durante la época en que el feudalismo predominó en Europa, la agricultura fue la principal actividad económica y la vida rural prevaleció sobre la urbana.

La economía era prácticamente de subsistencia -en cada feudo se producía lo necesario para vivir-, y el comercio estaba poco desarrollado.

En cuanto a las técnicas agrícolas, éstas eran muy rudimentarias, lo que producía un bajo rendimiento de la tierra.

En este mundo donde el poder estaba muy fragmentado, la Iglesia Católica se erigió como la única institución capaz de unificar el Occidente cristiano.

Los sacerdotes católicos tenían enorme influencia espiritual e intelectual, dado que eran casi los únicos que poseían conocimientos en diversas disciplinas, como la Filosofía, el Derecho y la Teología. Además, eran prácticamente los únicos que sabían leer y escribir.

Características de la Baja Edad Media, Cambios Culturales

Desde mediados del siglo XIII, Europa Occidental asistió al nacimiento de una nueva corriente cultural que progresivamente llevará al espíritu humano a las antípodas del sentido que primó en los albores del Medioevo.

Los cambios, aunque paulatinos y lentos, fueron constantes, y abarcaron todos los ámbitos:

– En el campo político, se evidencia un decaimiento del poder feudal y su reemplazo por monarquías efectivas, robustas y de índole nacional, opuesto al localismo hasta entonces imperante.

-En el orden económico los cambios son fundamentales: al cesar las invasiones renace la seguridad, los caminos se hacen transitables y las relaciones mercantiles retornan un auge que supera ampliamente lo conocido hasta entonces.

Las relaciones con Oriente, a raíz de las Cruzadas producen un intenso intercambio de productos europeos y orientales: el oro árabe llega en gran cantidad a Europa, circula profusamente la moneda y surgen casas de Cambio Monetario, Bancos e instituciones de crédito que modifican totalmente el panorama económico.

– En el aspecto social, renace la vida urbana. Ante el desprestigio feudal, numerosos campesinos emigran a las ciudades, las que de la mañana a la noche se convierten en poderosas concentraciones de hombres y de capitales.

Nace así una influyente Burguesía que impondrá a la sociedad sus gustos y puntos de vista notoriamente opuestos a los medievales.

– El ámbito cultural es el que más se beneficia. Una nueva filosofía —el Humanismo— cambia los valores humanos y parece dar nuevo sentido a la vida. La nueva Literatura ennoblece y fija los idiomas nacionales y un nuevo arte —el prerrenacimiento— anuncia el pronto advenimiento de los Tiempos Modernos.

LA BAJA EDAD MEDIA Y EL ÁMBITO URBANO (SIGLOS XI AL XIV)

A partir del siglo XI comienza la Baja Edad Media, etapa considerada como una preparación o un «tránsito hacia la modernidad».

El sistema señorial se mantuvo pero se atenuaron algunas de sus características.

Se revitaliza la vida en las ciudades.

En un comienzo, se constituyen alrededor de una catedral o de un burgo (lugar fortificado).

Por ello, sus habitantes, especialmente los dedicados al comercio, reciben luego el nombre de «burgueses»

En las ciudades medievales, la población se dedicaba generalmente a las actividades artesanales y comerciales.

Existían gremios o corporaciones donde se agrupaban los artesanos.

Las corporaciones establecían las normas y formas de trabajo, los precios y los salarios, también verificaban la cantidad y la calidad de los productos fabricados en los talleres.

El maestro artesano trabajaba personalmente con ayuda de su familia y de algunos colaboradores, oficiales y aprendices.

El material era simple, sin maquinarias.

Los artesanos producían según lo establecía el reglamento del gremio.

Estas reglas garantizaban la buena calidad del producto, pero impedían las innovaciones.

La ciudad forma con el campo un «todo».

Al dedicarse a las actividades artesanales y comerciales, los habitantes de las ciudades dependían del campo para abastecerse de alimentos.

De modo que se establece un mercado local.

Los artesanos trabajan para ese mercado local, fabrican objetos por encargo (vendidos de antemano), o que están seguros de vender fácilmente. Los campesinos venden sus productos agrícolas.

Es todavía una economía de necesidades locales conocidas.

En este período se restableció un comercio especial: el de las mercaderías de lujo (especias, piedras preciosas, tapices) provenientes del Lejano Oriente. Las Cruzadas dieron impulso a este comercio de larga distancia.

Pusieron a Europa en contacto con regiones de Oriente. Los comerciantes italianos participantes de las Cruzadas establecieron relaciones comerciales permanentes en las zonas orientales.

El centro del intercambio comercial entre Oriente y Occidente fue la ciudad de Constantinopla.

Allí los mercaderes europeos obtenían gran parte de los productos que luego distribuían por toda Europa.

La ruta obligada para llegar era el mar Mediterráneo.

Las ciudades italianas que tuvieron la supremacía comercial fueron entre otras: Venecia, Genova, Florencia y Milán.

Las murallas que cerraban la ciudad medieval le dificultaban su crecimiento; las construcciones se concentraban dentro de sus límites. Las calles eran tortuosas y de difícil recorrido. No existía .el concepto de higiene necesaria para prevenir a sus habitantes de posibles epidemias.

Al acompañar el proceso económico, la estructura social de la Europa occidental se modifica.

El movimiento dinamizador de la economía resquebraja la sociedad tradicional.

Existen grupos sociales que crean una alteración en el orden medieval de nobleza, clero y campesinado.

Son estratos intermedios que conforman la burguesía, y que ascienden por los buenos negocios, el logro de derechos políticos a transformación cultural.

A pesar de las modificaciones respecto de la sociedad medieval, mucho más rígida, en la Modernidad existía también una estructura social piramidal: desde los más pobres, sin tierras ni bienes, en la base; hasta la nobleza, en la cúspide.

Lo novedoso son estas capas sociales intermedias, que en un principio eran consideradas inferiores por la clase feudal y luego lograron tener una mejor posición.

Existió entonces la movilidad social, a diferencia del Medievo, en que cada uno nacía y moría en el estrato social heredado de sus padres y abuelos.

Ahora se podía cambiar de grupo social.

Se rompió el ideal de servicio vigente en la Edad Media, por el cual «se era útil a la sociedad» sirviendo devotamente a un superior durante toda la vida, a cambio de «protección».

Ese ideal perdió significado para gente que aspiraba a ascender socialmente.

Algunos sectores de la burguesía ingresaron en la clase feudal por la adquisición de tierras o de cargos junto a los monarcas.

Los comerciantes más poderosos ansiaban transformarse en señores feudales.

Los Függer adquirieron posesiones territoriales inmensas, entre 230 y 250 km2.

Algunos historiadores llamaron a este tipo de conducta «la traición de la burguesía» porque adoptaban los valores feudales y compraban títulos de nobleza.

La capacidad de leer y escribir en latín daba a los estudiosos posibilidades de ocupar puestos como consejeros, secretarios o historiadores de los gobernantes.

De todos modos, debemos tener en cuenta que quienes conseguían el ascenso social representaban una pequeña parte de la población.

Los Campesinos:

Eran la mayor parte de la población de Europa, porque a pesar de los adelantos en el comercio y las manufacturas, la agricultura seguía siendo la actividad económica principal.

Con el correr del tiempo se produjeron diferenciaciones entre los campesinos: algunos poseían un arado y animales de tiro, y otros sólo tenían como herramienta una pala.

Existían campesinos con una pequeña propiedad y otros que trabajaban como pastores y labradores.

Las ganancias que se obtenían del trabajo agrícola eran magras. La mayoría vivía en una vivienda de una o dos habitaciones, con muy poco mobiliario: una mesa, un arcón, una olla de hierro.

Mujeres y hombres trabajaban duramente, así como los niños, que desde edad temprana colaboraban en las tareas familiares.

A diferencia de las épocas feudales, tenían mayor libertad de acción, ya que la servidumbre estaba desapareciendo, aunque hubo diferencias según las distintas regiones.

Los Burgueses:

Su vida se desarrollaba en las ciudades.

Existían diferentes ingresos y modos de vida dentro de la propia burguesía. Los más ricos eran los grandes mercaderes y banqueros.

Luego, los pequeños comerciantes, profesionales, artistas, humanistas.

Finalmente, los artesanos, empleados municipales, etc.

En cuanto a la movilidad social, era más fácil que los burgueses más poderosos ascendieran a las filas de la nobleza que un hombre pobre ascendiera a lugares más predominantes de la burguesía.

Los Nobles:

La nobleza era poco numerosa, pero tenía también variados rangos.

Los más importantes: condes, duques y marqueses, luego barones y caballeros.

Es decir, los predominantes y los de posición más modesta.

En los tiempos modernos, perdieron parte de sus poderes medievales por los cambios económicos, políticos y sociales.

Entre otras cosas, ya no podían acuñar moneda, ni hacer guerras privadas, ni nombrar nobles a otros. En algunos países, como Francia y España,.mantuvieron el privilegio de no pagar impuestos.

La nobleza modificó sus hábitos de vida. Tuvo que abandonar una de sus actividades principales del Medievo: la guerra entre señores

Los adelantos técnicos en la manufactura

Con el florecimiento del comercio y el crecimiento de la población, las manufacturas comienzan a tener nuevos impulsos.

La industria medieval era una actividad que ocupaba a una pequeña parte de la población.

Los productos eran de excelente calidad, pero escasos.

En la Modernidad se produce un importante progreso, un verdadero adelanto en las técnicas de trabajo en relación con el Medievo.

Las condiciones económicas y sociales generales estimularon las mejoras técnicas, mercaderes y nuevos gobernantes invierten dinero en las actividades industriales.

Cambia la «mentalidad industrial», existen nuevas preocupaciones: obtener mayor cantidad de productos, rapidez y precisión.

Los adelantos técnicos también se relacionan con el espíritu de investigación e innovación científica de los tiempos modernos.

Estos cambios se desarrollaron en los países del oeste de Europa, sobre todo en Gran Bretaña.

La industria metalúrgica se intensificó. El trabajo de la plata, el cobre, el oro y el hierro tuvieron importantes progresos.

La población utilizaba nuevas herramientas, máquinas, relojes, monedas, construcciones, armas, etc.

En las costumbres domésticas comenzaron a emplearse los cubiertos, como el tenedor, y también alfileres, clavos, tijeras. Para el gran impulso de la metalurgia, fue importante la utilización de nuevas fuentes de energía.

La fuerza del caballo y la hidráulica empezaron a usarse de manera más general para mover máquinas.

Pero lo decisivamente revolucionario fue el empleo del carbón mineral como fuente de calor. De este modo, se reemplazaba la leña, combustible usual en los siglos anteriores, cuyo aprovechamiento estaba agotando los bosques.

Una innovación decisiva para la metalurgia del hierro fueron los altos hornos.

De 5 o 6 m. de largo, permitían fundir el hierro y obtener mayor cantidad de metal puro por operación.

Con las técnicas anteriores se obtenían 4 o 5 kg. de hierro.

Con los altos hornos 50 o 60 Kg. por operación.

Surgió gracias al invento de la imprenta, atribuido a Johann Gutenberg, de Maguncia.

Los libros ya no serían considerados objetos de lujo, reservados para unos pocos, sino que podían multiplicarse en cantidad y extenderse su uso.

De gran importancia en la renovación intelectual que comenzó en el siglo XV, fue un medio poderoso de difusión cultural.

El primer libro impreso fue la Biblia, en el año 1457.

El desarrollo de la tipografía dio impulso a su vez a la industria del papel, que alcanzó gran difusión.

El papel reemplazó al pergamino.

A finales deL siglo XIV comenzaron a utilizarse los cañones en las batallas; y a mediados del siguiente, las armas de fuego.

Los primeros arrojaban proyectiles de piedra y se necesitan dos personas para manejarlos. «Palos de fuego» o «cañones de mano» fueron los nombres que recibieron.

En la sociedad del momento, su empleo produjo reacciones de oposición, considerándolas elementos diabólicos por su poder de destrucción.

El desarrollo de la artillería estuvo vinculado con el surgimiento de los estados nacionales y sus necesidades de defensa y expansión.

Los relojes mecánicos aparecen en Europa en e siglo XIV y se instalan en las torres de las iglesias o en los palacios.

Posteriormente, hubo relojes de mesa y a finales del 1500, relojes de bolsillo.

Era la primera vez en la historia que se podía tener fácilmente la medida del tiempo.

Existía mayor preocupación por controlar y precisar las horas y los minutos, debido a las exigencias de la vida comercial.

Un ritmo de vida diferente de los tiempos anteriores, cuando la luz del día y las campanadas de las iglesias determinaban los quehaceres.

Hasta el siglo XV los vidrios eran poco transparentes.

Solamente se podían obtener de color verde o colorearlos para realizar vitrales.

En el siglo XV, la industria del vidrio tuvo un gran progreso: se fabricaron vidrios transparentes y después, cristales.

En las residencias de príncipes y grandes mercaderes comenzaron a utilizarse vidrios en vez de vitrales pesados y costosos.

Luego esta costumbre se fue extendiendo al resto de la población, que reemplazó con ellos las telas o los papeles colocados en las ventanas.

Además de su utilización en arquitectura, el adelanto posibilitó la difusión de lentes, con lo cual disminuyeron los problemas de vista que afectaban a la gente.

Las lentes de vidrio blanco permitieron también la fabricación de catalejos.

Con los cambios económicos y las mejoras en las condiciones de vida en general, toma impulso la industria del mueble.

Surgen, entre otros, las mesas (en lugar de las planchas colocadas sobre caballetes utilizadas en tiempos anteriores), los aparadores para guardar objetos y las sillas con respaldos y brazos.

Características Sociedad Feudal

Temas Relacionados

Diferencias Entre la Baja Edad Media y Alta

Orígenes de las universidades en la edad media

Origen del Capitalismo en la Edad Media

Los Burgueses en la Edad Media

Resumen de La Edad Media: Caracteristicas,Hechos y Etapas

La Historia del Mundo en Imágenes


Entradas Relacionadas Al Tema

Usamos cookies, si continuas navegando, aceptas el uso de las mismas.