La Epoca Victoriana en Inglaterra La Dueña de los Mares



La Época Victoriana

Inglaterra alcanzó su mayor desarrollo económico durante la segunda mitad del siglo XIX, que coincidió con el dilatado reinado de Victoria (1837-1901), la llamada «era victoriana». Inglaterra se convirtió en la primera potencia mundial por el esplendor de su economía y la extensión de sus colonias. En 1877, la reina sería proclamada emperatriz de la India.

reina victoriaLa época victoriana Una de las épocas gloriosas de Inglaterra está constituida por el reinado de Victoria entre 1837 y 1901.

No es que ella gobernara directamente: se desarrolló el régimen parlamentario, con primeros ministros conservadores y liberales alternadamente (EL Partido Laborista Independiente, recién comenzó a participar del gobierno con dos diputados socialistas en 1892).

Ambos partidos se dedicaron a producir reforma progresistas.

Los liberales entre 1868 1874 popularizaron la educación, democratizaron el ejército y ampliaron los derechos de los sindicatos; entre 1880 y 18& hicieron la ley de reforma electoral y trata ron de dar autonomía a Irlanda; entre 1892 y 1895 reformaron la administración local; a partir de 1906 acrecentaron los derechos sindicales, votaron numerosas leyes sociales como protección ante accidentes de trabajo y en la vejez, reformaron los impuestos, gravando progresivamente la riqueza y, en 1911, aboliendo la igualdad entre la Cámara de los Lores y la de los Comunes: los Lores sólo podían dar ahora un veto suspensivo de dos años sobre las leyes no financieras, y perdieron sus poderes especto al presupuesto.

Inspirados en la filosofía del librecambismo, los ingleses reemprendieron las construcciones ferroviarias. introdujeron el telégrafo eléctrico, etc. En 1860 poseían la más extensa red ferroviaria y su flota mercante representaba el 75 % del tonelaje mundial, índices ambos de su desarrollo industrial y comercial.

Entre las leyes de los conservadores (1874-1880 y 1886-.892) podemos citar la igualdad de derechos entre patrones y obreros y algunas rearmas sociales.

Estos últimos se dedicaron más a las posesiones coloniales del imperio británico. Bajo el reinado de Victoria, se abrió el Canal e Suez (1859-69) —que comunica el Mar Mediterráneo con el Mar Rojo; estuvo bajo control británico hasta 1954 en que Egipto retomó su soberanía— y se puso a Egipto bajo el protectorado inglés; logró terminar la conquista de la India, coronarse como Emperatriz (1876) y abrir el comercio exterior a los puertos chinos (ver Imperialismo); se descubrieron minas de oro en Australia, que pobló con colonos británicos; se ocupan extensos territorios en África y se invirtieron capitales millonarios en otros continentes, asegurando la continuidad de la Revolución Industrial inglesa.

Políticamente, conservadores y liberales se alternaban pacíficamente en el poder y empujaban a Inglaterra hacia una democracia plena. En 1867, una reforma electoral dobló el número de los electores. Pero, al mismo tiempo, Irlanda se convertía en el problema más acuciante para el gobierno.

Irlanda estaba bajo el poder inglés desde el siglo XVII; sus grandes propietarios eran ingleses y protestantes, mientras que la mayoría del pueblo era católica y campesina. Otras diferencias en la lengua y el carácter agravaban la cuestión.



En definitiva, las reivindicaciones de los irlandeses implicaban cuestiones políticas, sociales y religiosas. Un proyecto autonómico fue derrotado por el parlamento y la autonomía no llegó hasta 1914.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------