Pasajes de la Historia Argentina segun sus Protagonistas



Pasajes de la  Historia Argentina Según sus Protagonistas

LA FUNDACIÓN DE BUENOS AIRES SEGÚN UN SOLDADO ALEMÁN
A LAS ÓRDENES DE PEDRO DE MENDOZA

(Fragmentos de Ulrico Schmidel, Viaje al Río de la Plata, 1534-1554. Edición con notas de Bartolomé Mitre, Buenos Aires, Cabaut y Cia Editories, 1903).

CAPÍTULO IX Se fortifica Buenos Aires y se padece hambre y cuando volvimos al real se repartió la gente en soldados y trabajadores, así que no quedase uno sin qué hacer. Y se levantó allí una ciudad con un muro de tierra como de media lanza de alto a la vuelta, y adentro de ella una casa fuerte para nuestro general; el muro de la ciudad tenía de ancho unos 3 pies: mas lo que un día se levantaba se nos venía abajo al otro; a esto la gente no tenía qué comer, se moría de hambre, y la miseria era grande; por fin llegó a tal grado que ya ni los caballos servían, ni alcanzaban a prestar servicio alguno.

Así aconteció que llegaron a tal punto la necesidad y la miseria que por razón de la hambruna ya no quedaban ni ratas, ni ratones, ni culebras, ni sabandija alguna que nos remediase en nuestra gran necesidad e inaudita miseria; llegamos hasta comemos los zapatos y cueros todos.

y aconteció que tres españoles se robaron un rocín y se lo comieron sin ser sentidos: mas cuando se llegó a saber los mandaron prender e hicieron declarar con tormento; y luego que confesaron el delito los condenaron a muerte en horca, y los ajusticiaron a los tres.

Esa misma noche otros españoles se arrimaron a los tres colgados en las horcas y les cortaron los muslos y otros pedazos de carne y cargaron con ellos a sus casas para satisfacer el hambre. También un español se comió al hermano que había muerto en la ciudad de Bonos Ayers.

ALGO MAS SOBRE LA VIDA…

«El temor de los tigres de la tierra impedía alejarse a los más aventureros. Estos animales habían atacado ya a varios hombres. Comenzaron a aparecer los primeros indios de la zona y ofrecieron a los hambrientos españoles lo poco que tenían: pescado y algunos animales. Durante catorce días los indios querandíes dieron su mísero alimento a los españoles; después se cansaron y se alejaron del poblado.

Mendoza ordenó entonces a Juan Pavón de Badajoz y dos soldados a caballo fuesen a buscar a los salvajes y les exigieran traer alimentos. Los indios atacaron a los enviados y a la semana salieron del Riachuelo, donde se habían emboscado, y mataron a diez españoles.

Desde entonces no hubo paz. Hambrientos y siempre esperando la Santiago, pasaron otros veinte días en medio de la inseguridad y el miedo. Gonzalo de Acosta, que había estado con Caboto en 1527, hizo una salida con veinte hombres y anduvo por el Delta, donde los guaraníes los recibieron a flechazos. Mendoza envió entonces a Gonzalo de Acosta y Gonzalo de Mendoza a Brasil, en la nao Santa Catalina, el 3 de marzo de 1536, al mes de llegar a estas tierras. Otra expedición al Delta, de 200 hombres y siete botes, tampoco dio resultados.



El hambre comenzó a ser intolerable: solamente comían pedazos de galleta podrida, Morían de inanición dos o tres personas por día. Algunos escondían a sus amigos muertos en las chozas para recibir las míseras raciones de galleta que les correspondían a éstos. El 15 de junio de 1536 Diego de Mendoza, con 300 hombres a pie y 30 a caballo, se encontró en la zona del Delta, cerca del río Lujan, con varios cientos de indios queran-díes (Combate de la Matanza o Corpus Christi).

Pusieron en fuga a los salvajes, pero quedaron en el campo el hermano de Mendoza, don Diego, Pedro de Benavides y otros conquistadores, en total 38 hombres de pelea. Cuando Pedro de Mendoza se enteró de la muerte de su hermano, su sobrino y sus mejores capitanes se amargó tanto «que estuvo a punto de morir».

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------