Julio Cesar Como Escritor Cuadro de sus Obras Literarias (Noindex)



Julio César Como Escritor
Cuadro de sus Obras Literarias

JULIO CÉSAR (-100 -44)

Procedía de una rama poco conocida de la gens lulia. Por ser yerno de Cinna y sobrino de Mario, estaba vinculado a los populares. Bajo Sila llamó poderosamente la atención, por su fuerza de carácter, al negarse a divorciarse de la hija de Cinna. Más que por fidelidad a su esposa, adoptó esa actitud por arrogancia y por motivos políticos.

Porque César era un libertino y un seductor irresistible. Preocupado por su aspecto, lo inquietaba su prematura calvicie, por lo que procuraba ocultarla peinándose hacia adelante y con una corona de laurel. En el año 65 a. C., como edil, se captó la voluntad del pueblo al organizar unos magníficos juegos, después de haberse enriquecido sin escrúpulos en la repartición de España.

En el año 63 a. C. se hizo elegir Pontifex Maximus, pero la «batalla electoral» lo dejó completamente endeudado. Éste era, por lo demás, el estilo político que predominaba entre los nobiles romanos.

Siempre fue un personaje polémico, tan pronto denigrado como exaltado, se le cuenta entre los grandes artífices de la guerra (admiración de Napoleón, que lo comparó con Alejandro y con Aníbal) y el valor literario de sus dos obras conocidas —la Guerra de las Galios y Memorias de la guerra civil— no ha sido nunca puesto en entredicho.

En la primera de ellas (en latín De Bello Gallico) procede con una gran veracidad en la relación de los hechos y en ambos textos se atiene a los sucesos de que fue actor o que le tocó presenciar. En otro caso utiliza los partes o relaciones, escritos u orales de sus lugartenientes.

Tanto unos como otros comentarios destacan por su composición y la viveza del relato, despojado de pormenores inútiles, así como por la perfecta ordenación de los hechos y la soltura del estilo (en la frase corta y en el período largo) También el afán purista (evita los arcaísmos, los términos vulgares o bien poéticos) es común a los dos libros.

Aunque no se le olvidó durante la Edad Media, fue también durante el Renacimiento cuando se pusieron de relieve sus profundas cualidades literarias. En el siglo XIX se le emparejó con Cicerón como maestro de la prosa latina clásica

JULIO CÉSAR COMO ESCRITOR



En sus Comentarios sobre la Guerra de las Galias, César describe las Calías divididas en tres pueblos con diferentes lenguas, costumbres y leyes: belgas, aquitanos y galos o celtas. Los belgas vivían en el norte, entre el Sena y el Marne; los aquitanos en el sur, entre el río Carona y los Pirineos; y los celtas, en la región situada entre los belgas y los aquitanos. Pero no mencionó todas las tribus de la Calía, ni reconoció que los aquitanos eran étnicamente diferentes a los belgas y celtas, entre los que existían muchas similitudes, la más importante, la lengua.

Según César, cada nación estaba formada por varias tribus. Los celtas incluían a los helvecios, los secuanos y los eduos, a lo largo de los ríos Ródano y Saona; los arvernos en las montañas de la cordillera de las Cevenas; los carñutos y los senones a lo largo del Loira; y las tribus armoricanas o marítimas, tales como los vénetos, entre los ríos Loira y Sena. Los belgas incluían a los belovacos, los nervios, los suessiones, los remos y los menapios. Los tarbelos eran una tribu de aquitanos. Los nombres de varias de estas tribus se encuentran en los nombres de localidades francesas, como Soissons (suessiones) y Reims (remos).

César prepara el sitio de Alesia
La villa misma de Alesia se encuentra situada sobre una colina muy elevada, tanto que parece imposible tomarla al asalto, por lo que se hace necesario un sitio en regla. El pie de la colina está bañado por dos lados por cursos de agua. Delante del lugar se extiende una llanura de unos tres mil pasos de largo. El baluarte que comienzan los romanos comprende un circuito de diez mil pasos. El campamento tiene que estar emplazado en un lugar favorable y se construyen veintitrés puestos fortificados. Durante el día, se sitúan allí los cuerpos de la guardia, por miedo a que los sitiados ataquen; por la noche, esos mismos puestos se ocupan por guardas nocturnos y fuertes guarniciones.

César cava dos fosos de quince pies de largo y de la misma profundidad. Llena el foso interior, horadado en las zonas bajas de la llanura, con agua derivada de los ríos. Alrededor de esos dos fosos, hace levantar una terraza y una empalizada de doce pies de alto. Le adosa un parapeto y almenas, y coloca torres por todo el perímetro de la obra, a una distancia, la una de la otra, de ochenta pies. Es necesario ir a buscar los materiales de construcción y aprovisionarse de trigo, y levantar esas enormes fortificaciones, todo ello al mismo tiempo y con los efectivos disminuidos por los destacamentos militares que están bastante lejos del campamento. Algunas veces, los galos intentan atacar nuestras obras y hacen salidas violentas por varias puertas a la vez. Por eso César piensa que es necesario, de nuevo, completar los trabajos, para que nuestras fortificaciones puedan ser defendidas por un número de hombres más pequeño.

Se cortan los troncos de los árboles con las ramas más fuertes; se desprenden las cortezas y se afilan las puntas de dichas ramas: a continuación se cavan fosos continuos de cinco pies de profundidad. Allí se clavan estacas, se atan por la base, para impedir que puedan arrancarse y para que no dejen pasar más que las ramas. Hay cinco hileras, colocadas juntas y entrelazadas. Las llamamos cipos.

Delante, se cavan, en hileras oblicuas al tresbolillo, pozos de tres pies de profundidad, que se estrechan poco a poco, de la cúspide a la base. Allí se clavan estacas lisas, del grosor de un muslo, cuyo extremo superior se había afilado y endurecido al fuego, de forma que no se vean al exterior del suelo más de cuatro dedos […].
Terminados los trabajos, César, a continuación, establece, sobre catorce millas de perímetro, una segunda línea idéntica pero orientada a la inversa, para impedir los ataques desde el exterior.


JULIO CÉSAR, La guerra de las Calías, libro VII (52 a.C.)

Fuente Consultada: Graciela Marker



https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------