Principales Actores de Cine Mudo Chaplin, Cine en Blanco y Negro



Principales Actores de Cine Mudo
Chaplin, en el Cine en Blanco y Negro

Charles Chaplin (1889-1977), actor, compositor, productor y director inglés, alcanzó fama internacional con sus películas mudas y es considerado uno de los grandes creadores de la historia del cine. Su nombre completo era sir Charles Spencer Chaplin.

Nació en Londres, en una familia de artistas de variedades, y comenzó a actuar ya de niño en musicales y pantomimas. En 1910 viajó a Estados Unidos en una gira con la compañía para la que trabajaba, y se estableció allí definitivamente dos años después. Chaplin apareció por primera vez en el cine en 1913, en las películas de la Keystone, de Mack Sennett.

En Carreras de autos para niños (o Carreras sofocantes, 1914) hizo por vez primera el personaje del vagabundo Charlot, con unos anchísimos pantalones, enormes zapatos, bombín y bastón de bambú, papel que interpretaría luego en más de 60 películas, incluida El vagabundo (o Charlot vagabundo, en 1915). En este año se asoció con la compañía Essanay, después con la Mutual y con la First National, hasta tener sus propios estudios en Hollywood en 1918.

SU FAMA: Dos giras a Estados Unidos le cambia el curso de su vida. En diciembre de tras dejar su Inglaterra natal, Chaplin ingresó en la Mack Sennetts Keystone Company. Al mismo tiempo reemplaza el teatro por el cine. Sólo durante 1914 rodó 35 cortometrajes, que hicieron famoso Charlot, su personaje de vagabundo. Entonces Chaplin reclamó su independencia y se alejó de Mack Sennett e ingresó Mutual Film Corporation, que le ofreció medios técnicos y financieros considerables.

[Seguir Leyendo Sobre u Vida…]

EL CINE: El cine se transformó en el arte característico de nuestro siglo. Las imágenes en movimiento que proyectaba el aparato creado por los hermanos Lumiére (1895) y la invención del cine sonoro (1927) permitieron conformar un hecho artístico único, integrando elementos de las demás artes como la pintura, la literatura, la música, el teatro. Además de constituirse en una forma de expresión artística con un lenguaje propio, el cine fue un medio de comunicación masivo. Rápidamente se transformó en una poderosa industria.

La interrelación arte-medio de comunicación masivo-industria hizo del cine una síntesis de la cultura contemporánea.

Como sucede con otras manifestaciones artísticas, en el cine se fueron conformando diferentes corrientes. En cada una de ellas se reflejaron las distintas maneras de vivir y pensar de los artistas y de sus sociedades. Algunas de esas corrientes fueron: el surrealismo, el expresionismo alemán, el realismo soviético, el neorrealismo italiano.

En los años ’20 se produjo la gran expansión de la industria del cine en torno a los estudios situados en Hollywood —Los Ángeles, EE.UU— , en los que se producía el 80% de las películas de todo el mundo. El cine norteamericano dominó desde entonces el mercado mundial e impuso un estilo de películas cuyo principal objetivo era lograr un producto de venta masiva.



Al modelo hollywoodense basado en las superproducciones, con grandes actores-estrellas, se le opuso el llamado cine de autor, menos sujeto a los gustos del mercado y a los dictados de los productores, y más preocupado por lograr un hecho estético.

Cine en Blanco y Negro

El cine alemán tuvo un momento de gran esplendor creativo en la década del ’20. La película Metróplis (1926) de Fritz Langjunto con El gabinete del doctor Caligari (1919) fueron las máximas realizaciones del cine expresionista. Se trataba de películas que buscaban expresar sentimientos excepcionalmente fuertes, por medio de la gestualidad y la mímica exagerada de los actores. Otro rasgo —que puede advertirse en la ilustración— es que intentaban que cada imagen fuera una obra de arte completa y de gran potencia. Los expresionistas dieron mucha importancia a las escenografías, con el objetivo de crear climas y ambientes sofocantes. El ascenso al poder de Hitler provocó el exilio de muchos cineastas, la utilización del cine como simple vehículo de propaganda nazi, y la consecuente decadencia del cine alemán.

cine ruso El acorazado Potemkin

El acorazado Potemkin, de S. Eisenstein (1925). Luego de la revolución rusa de 1917, se conformó en la Unión Soviética una corriente cinematográfica cuyo mayor realizador fue Eisenstein. Su obra cumbre fue El acorazado Potemkin, en la que se plasmaron los principales rasgos del cine soviético: el realismo —llevado al punto de tratar los temas con el estilo de un documental—, la fuerza expresiva y la búsqueda de escenas de gran dramatismo, y la intención política del artista, que elegía temas vinculados a la historia y a las luchas sociales de su país. Eisenstein fue un pionero en la técnica del montaje. Gracias a su capacidad para utilizar esta técnica, lograba que sus películas tuvieran un gran dinamismo e intensidad dramática, aun cuando se trataba de películas mudas.

Un perro andaluz, de Luis Buñuel (1928). Este director de cine español fue uno de los principales impulsores del cine surrealista. Al igual que en la literatura y la pintura, el cine surrealista trató de trasladar al lenguaje cinematográfico los mecanismos del inconsciente estudiados por el psicoanálisis. El cine surrealista, plagado de símbolos de difícil interpretación, no alcanzó gran popularidad, pero fue analizado con interés por cinefilos y círculos intelectuales.

cine ladrón de bicicletas

Ladrón de bicicletas, de Vittorio de Sica (1948). Esta película es uno de los mejores exponentes del neorrealismo italiano. Los directores enrolados en esta corriente intentaron reflejar en sus obras los problemas sociales de Italia luego del fascismo. Para lograr un tono realista filmaban en escenarios naturales y con actores no profesionales. Bascaban deliberadamente producir un hecho artístico realizando obras de bajo presupuesto. En muchos casos, los neorrealistas fueron artistas comprometidos con las luchas políticas de su tiempo.

Lo que el viento se llevó, cine americano

Lo que el viento se llevó, de Víctor Fleming (1939).
El cine de Hollywood/we el más importante del mundo desde el punto de vista industrial. Allí se concentraron capitales y artistas para darle al cine norteamericano una gran pujanza. El cine de Hollywood no representó una corriente estética definida y única. Por el contrario, fue el centro productor de artistas muy diversos. Con el tiempo, se fue afirmando en Estados Unidos un cine que se orientó hacia públicos masivos, y la mayoría de los productos de Hollywood, sus grandes clásicos, fueron películas cómicas o westerns —ambientadas en el Lejano Oeste—. Una característica del cine norteamericano fue la preponderancia de las grandes producciones, con altos costos en decorados, ambientación de época y actores famosos, al estilo de Lo que el viento se llevó.



Fuente Consultada:
HISTORIA Argentina y el Mundo Contemporáneo Alonso-Elisalde-Vázquez

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------