Usos del Petroleo en la Industria Su Transformacion Industrial



Usos del Petróleo en la Industria-Transformación Industrial

La producción y el consumo de petróleo han llegado a proporciones tan importantes, tanto para combustible como para las industrias petroquímicas, que es difícil de creer que la producción comercial comenzó en 1857, en Rumania, y dos años después en Estados Unidos.

El petróleo y el gas natural se presentan siempre juntos y contienen muchos componentes comunes. Los más importantes son los hidrocarburos, distribuidos en tres series principales: serie de las parafinas, con el metano como miembro más común; serie de los naftenos, con el ciclopentano y el ciclohexano, que son los compuestos más importantes del petróleo, y serie de los compuestos aromáticos como el benceno.

La mayoría de los gases naturales están formados por metano acompañado de otros miembros de la serie de parafinas, en cantidades siempre muy reducidas. Si aparecen los términos de las parafinas líquidas, a este gas se le denomina húmedo.

Los yacimientos de gases condensables tienen notable valor económico, pues la extracción es fácil por hacerse en estado gaseoso y, al llegar a la superficie, se condensan en parafinas líquidas de fácil transporte y de gran utilidad industrial.

Es frecuente la existencia de sustancias distintas de los hidrocarburos: helio, en proporción media del 0,1%; nitrógeno, que puede invalidar el aprovechamiento energético del gas; anhídrido carbónico, en proporción inferior al 1%; ácido sulfhídrico, muy tóxico y con extraordinario poder corrosivo.

Los gaseoductos y la licuación del gas comprimido han hecho que su uso en Estados Unidos como fuente de energía haya superado al del petróleo.

Los componentes orgánicos que formarán el petróleo, al quedar sepultados, y a medida que aumentan la temperatura y la presión, se rompen y van originando elementos más ligeros y volátiles.

Cuanto más dura este proceso tanto más ligero se hace el petróleo bruto y su migración es cada vez más fácil.

La clasificación de los petróleos se basa precisamente en las relaciones cuantitativas entre las diversas series de hidrocarburos que contienen.

Así, mientras los petróleos americanos están formados casi exclusivamente por parafinas, el petróleo soviético del Cáucaso contiene más del 80% de naftenos.



El petróleo se somete a una destilación fraccionada para obtener productos de empleo industrial.

La creciente demanda de gasolina por encima de otros productos, como el queroseno (utilizado antiguamente en el alumbrado) y el gasóleo (gas-oil) (utilizado en los denominados motores pesados) ha obligado a industrializar el proceso de rotura de las cadenas largas, mediante la técnica denominada cracking, para obtener más cantidad de elementos volátiles.

Este proceso se hace a unos 500ºC y a 15 atm. de presión para evitar la ebullición de las fracciones ligeras que se obtienen. La mitad de la gasolina que se produce en la actualidad procede del cracking de los aceites pesados, si bien debe ser purificada de algunos compuestos residuales, tales como olefinas y cresoles.

La gasolina obtenida por compresión a baja temperatura del gas natural es más volátil y pura y se mezcla con la anterior para equilibrar y homogeneizar sus propiedades tecnológicas.

Para evitar la detonación de los motores, originada por las explosiones bruscas de la gasolina, se mezclan compuestos que neutralizan estas explosiones. Uno de ellos es el isooctano, y su proporción en la gasolina viene indicada por el número de octano, u octanos simplemente.

Al isooctano se le asigna el número 100; al heptano normal, que es muy detonante, el número 0. Las necesidades de la aviación han obligado a elaborar una gasolina con mayor número de octanos, y actualmente los aviones utilizan gasolina de 114 a 150 octanos.

Actualmente se obtienen del petróleo centenares de productos importantes: caucho sintético, plásticos, drogas, detergentes, disolventes, explosivos, insecticidas, fungicidas, resinas, aceites secantes, refrigerantes y otros muchos.

Estos productos representan el 60 % de materiales químicos alifáticos empleados en la industria. El resto se obtiene del carbón (25 %), de fermentaciones (13 %) y de destilación de la madera (1 %).

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------