La Primera entrega de los Premio Nobel Biografia de Alfred Nobel



La primera entrega de los Premios Nobel

Alfred Nobel fue un industrial de éxito, aunque también un novelista y dramaturgo frustrado; el inventor de la dinamita, pero un combatiente pacifista.

Tras la publicación en un periódico por equivocación de la esquela del magnate sueco, llamándole «traficante de muerte», Nobel, que estaba vivo, empezó a obsesionarse con el hecho de dejar un legado para la paz.

Cuando murió, en 1896, sus familiares se quedaron pasmados ante sus disposiciones testamentarias: el 94% de su vasta fortuna debía utilizarse para abastecer un premio mundial anual que se otorgara a quienes con sus actividades en los campos de la física, la química, la medicina, la literatura y la paz (la categoría económica se añadió en 1969) hubieran proporcionado «un mayor beneficio a la humanidad».

Su testamento era tan indefinido que sus albaceas emplearon cinco años en regateos acerca de normas y finanzas. La primera entrega de los Premios Nobel fue finalmente oficiada por el rey de Suecia el 10 de diciembre de 1901, en el quinto aniversario de la muerte de Nobel.

Cada ganador, conocido como «laureado» (por las coronas de laurel que ganaban los atletas en la antigüedad), recibió unos 42.000 dólares, una suma docenas de veces mayor que cualquier otro premio (o que el mejor salario de un profesor). Aunque el premio económico (ahora de un millón de dólares) puede ser menor que algunas loterías, el Premio Nobel todavía está considerado como el mayor honor profesional.

Ver aqui: Biografía de Alfred Nobel

Fuente Consultada: El Gran Libro del Siglo 20 (Clarín)

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes



------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------