X

Red Hidrografica de Argentina:Rios de la Republica Argentina

Red Hidrografica de Argentina:Rios de la Republica Argentina

En esta misma pagina al final puedes lees mas información sobre los rios argentinos
• Río Paraná
• Cuenca del Plata
• Aguas Continentales
• Cuenca Argentina
• Cuenca Desaguadero
• Clasificación Cuenca

————-  00000 ————

• CARACTERÍSTICA GENERALES DE LOS RÍOS • 

La mayor parte de las aguas procedentes de las lluvias, de los manantiales y de la fusión de las nieves y los hielos no se evapora ni se infiltra, sino que corre por la superficie terrestre.

El destino final de estas aguas superficiales es, casi siempre, el mar, donde completan el ciclo iniciado con la evaporación .

Los ríos son los que llevan a los mares el exceso de las aguas superficiales, realizando así ana función de drenaje.

A causa de ello han sido definidos los ríos como líneas de drenaje natural.

También puede decirse que un río es una corriente constante de agua.

Origen de los Ríos.

Todos hemos observado que, mientras llueve, las aguas se mueven libremente pendiente abajo, abriendo, algunas veces, surcos pequeños cuando se escurren sobre rocas no consolidadas.

En las zonas altas estos surcos se hacen profundos, y algunos llegan a convertirse en ríos intermitentes, que corren durante las lluvias, y a los cuales se les da los nombres de torrentes y quebradas.

Como el proceso de erosión se reproduce durante cada período de lluvias, algunos torrentes profundizan su cauce hasta alcanzar la zona de saturación permanente de las aguas subterráneas ; al ser alimentados por éstas, los torrentes se convierten en corrientes constantes o ríos.

Casi todos los ríos de las regiones de clima húmedo se han originado en la forma señalada anteriormente; pero hay ríos que tienen su origen en la fusión de los glaciares de las altas montañas, y en manantiales y lagos.

Los ríos pequeños llevan sus aguas casi siempre a los ríos mayores, de los cuales son tributarios o afluentes; muchos ríos, que reciben el aporte de varios tributarios, son, a su vez, afluentes de otro río mayor, y así sucesivamente, hasta que las aguas de numerosos ríos grandes y pequeños llegan, por último, al mar, conducidas por un gran río como el Amazonas, el Misisipi y el Orinoco.

El conjunto de ríos que llevan sus aguas a un río mayor, que las transporta, finalmente, al mar, constituye una red fluvial o hidrológica, cuyo eje lo constituye el río principal.

Evolución de los Caracteres de Río Durante Su Ciclo

• JUVENTUD

Perfil longitudinal: muy irregular.
Forma del valles V muy estrecha. Laderas muy pendientes.
Tipo de erosión: vertical; muy marcado desnivel.
Afluentes: pocos, cortos y no muy desarrollados.
Caracteres transitorios: cascadas y rápidos; divisorias anchas.

• MADUREZ

Perfil longitudinal: el río ha alcanzado su perfil de equilibrio.
Forma del valle: V más ancha; los bordes superiores de las laderas se han redondeado.
Tipo de erosión horizontal; disminuye el desnivel de las laderas del
valle. Comienzan a formarse meandros.
Afluentes: completamente desarrollados y muy numerosos.
Caracteres transitorios: comienza a formarse la llanura aluvial; se estrechan las divisorias.

• VEJEZ

Perfil longitudinal: el río mantiene su perfil de equilibrio. Forma del valle: ancho y llano; laderas muy bajas. Tipo de erosión: horizontal; meandros muy exagerados.
Afluentes: pocos; algunos no pueden llegar al río principal por impedirlos los diques naturales .
Caracteres transitorios: llanura aluvial muy extensa ; formación de diques naturales ; aumentan los lagos de herradura.

• REJUVENECIMIENTO

Perfil longitudinal: al descender el nivel de base el río lucha por establecer un nuevo perfil de

equilibrio.
Forma del valle: vuelve a presentar caracteres de juventud, pero retiene sus meandros, que se atrincheran.
Afluentes: se rejuvenecen junto con el río principal.
Caracteres transitorios: meandros atrincherados; terrazas aluviales.

Los Ríos y el Relieve.

Los ríos son agentes muy enérgicos en la modificación del relieve terrestre, como ya vimos.

Las aguas fluviales transportan gran cantidad de materiales, desde limo y arena hasta enormes fragmentos de roca.

De acuerdo con la velocidad de la corriente estos materiales erosionan el rondo y las márgenes del río en constante actividad destructiva.

Cuando la velocidad de la corriente disminuye, los ríos depositan estos materiales, originando nuevas formas del relieve.

La capacidad de transporte y deposición de una corriente fluvial es muy grande y se multiplica con el aumento de su velocidad.

Así, basta que la velocidad de la corriente de un río se duplique para que su capacidad de transporte aumente 64 veces.

A esto se deben los enormes daños que producen los ríos desbordados.

Cuando disminuye la velocidad de las aguas del río su capacidad de transporte desciende y comienza la deposición de los materiales; así, mientras los ríos jóvenes de curso muy rápido pueden transportar grandes fragmentos de rocas , los ríos viejos sólo transportan limo y arcilla.

Los ríos modifican el relieve destruyendo las formas existentes al ampliar sus valles y construyendo nuevas formas por deposición, tales como conos y abanicos aluviales llanuras aluviales, diques naturales y deltas.

Los conos aluviales se forman cuando al descender un torrente de una montaña deposita, al llegar, a la llanura, los materiales que transporta.

Los abanicos aluviales están constituidos por las deposiciones sucesivas de los ríos al encontrar un cambio de nivel menos brusco Varios abanicos aluviales dispuestos en serie pueden llegar a formar unallanura de piamonte.

Las llanuras aluviales, como vimos, se forman en las etapas de madurez de los ríos y aumentan durante la vejez.

Se deben a la deposición en el fondo del valle de los materiales transportados por los ríos durante sus crecidas.

Algunas llanuras aluviales, como las de Egipto y Mesopotamia, fueron asientos, por su fertilidad, de los primeros centros de civilización.

La acumulación de los materiales transportados por los ríos da lugar a la formación de deltas en las desembocaduras.

Los depósitos del delta avanzan hacia el mar formando un frente abrupto, pero la superficie del delta es llana y cenagosa. Por entre ella se mueven lentamente las aguas del río, que se dividen en numerosos brazos.

El nombre del delta proviene de la cuarta letra del alfabeto griego, pues el delta del Nilo, conocido por los griegos antiguos, presenta una forma semejante a una A.

No todos los deltas tienen esta forma .

Al igual que las llanuras aluviales, los deltas Kan sido ocupados por el nombre civilizado desde épocas muy remotas.

Entre los deltas más utilizados del mundo figuran los del Nilo, Ganges, Hoang Ho, Yangtse y el Rin.

Importancia de los ríos en la vida del hombre.

Desde los comienzos de la civilización el hombre ha utilizado los ríos, cuyo valor económico ha, ido en aumento al ser desarrolladas nuevas técnicas para controlar las aguas de las corrientes fluviales.

Los ríos son utilizados por el hombre en tres funciones principales:

1) como vías de comunicación;
2) para irrigar los campos cultivados; y
3) como fuentes de energía.

Los ríos han servido como vías de comunicación desde los primeros tiempos humanos.

Las facilidades que para las comunicaciones ofrecen los ríos contribuyeron mucho al desarrollo de las civilizaciones junto a los grandes ríos, conjuntamente con la fertilidad de los suelos de las llanuras aluviales.

En China, donde surgió la civilización, al igual que en Mesopotamia, Egipto y la India, junto a los grandes ríos, se llama hoy a las carreteras «vías secas», como para destacar que las mejores vías son las húmedas, es decir, los ríos.

En Francia los ríos han sido llamados «caminos que andan»

En las extensas áreas continentales el hombre ha continuado utilizando los grandes ríos como vías preferentes de comunicación.

El Mississipi, el San Lorenzo, el Orinoco, el Magdalena y el Paraná figuran entre las grandes vías de comunicación de las Américas; y el Rhin, el Danubio, el Volga y otros muchos ríos europeos realizan igual servicio. Muchos ríos Kan sido mejorados con la construcción de canales y otras facilidades para la navegación.

Uno de los obstáculos mayores que presentó África al avance de la penetración europea se debió a que, al poseer ese continente una estructura de meseta, los ríos presentan, generalmente, cataratas en su cursos inferiores, lo que hace imposible remontarlos desde las costas.

El transporte fluvial es mucho más barato que el transporte por tierra, lo cual explica la importancia que poseen algunas rutas a través de los grandes ríos de América, Europa y Asia.

La facilidad de las comunicaciones, a través de los ríos, ha contribuido al establecimiento de grandes núcleos de población en los valles y los deltas de algunos de los mayores ríos del mundo.

Este fenómeno ha sido observado desde los primeros; tiempos históricos.

Las aguas de los ríos han contribuido también a la alimentación humana, al ser utilizadas para la irrigación de los suelos cultivados desde el inicio de la civilización.

La necesidad de la colaboración de muchas personas en la construcción de las obras de riego, es considerada como una de las causas fundamentales de la organización de las primeras sociedades Humanas, y de la aparición de las formas superiores de gobierno.

Las grandes presas que hoy se construyen en los ríos de mayor caudal sirven al propósito de la irrigación, y también para la producción de energía eléctrica, que se obtiene a un costo relativamente bajo.

Desde la Edad Media se empleaba en Europa la energía producida por los saltos de agua, para mover las ruedas de los molinos.

————-  00000 ————

Red Hidrografica de Argentina

La red fluvial argentina tiene por características mas destacadas la existencia de un sistema grandioso que termina en el Río de la Plata , por lo cual se lo denomina con este nombre, si bien sus elementos constituyentes principales, de origen tropical, son los ríos Paraná, Uruguay y Paraguay.

El río Paraná es uno los mayores del continente sudamericano; se origina en el Brasil por la confluencia de dos ríos que nacen no muy lejos de las sierras costaneras.

Tiene un recorrido total de 4.200 kilómetros y es una corriente de enorme caudal cuando ingresa en el territorio argentino, lo que ocurre en el lugar de su confluencia con el río Iguazú.

Éste es oriundo también de la región costanera del Brasil meridional y poco antes de echar su cuantioso caudal en el Paraná forma las cataratas del Iguazú, de 70 metros de altura; es de suprema belleza el espectáculo que, forman las numerosas caídas, en medio de la exuberante selva misionera.

En su curso a lo largo del territorio de Misiones el Paraná corre encajonado; aguas abajo de Posadas se abre en la amplitud de la planicie y forma islas espaciosas en su lecho, siempre pobladas de vegetación arbórea, lo mismo que sus riberas.

La confluencia con el río Paraguay le hace cambiar de rumbo; este río, por su parte, proviene de la región central del Brasil y no es menos caudaloso que el anterior en las crecientes estivales.

El río Paraguay recibe también las aguas del macizo montañoso del noroeste argentino y de Bolivia por intermedio de los ríos que surcan el Chaco de NO a SE, el Pilcomayo y’el Bermejo.

El tramo del bajo Paraná, a partir de la confluencia con el Paraguay, transcurre enteramente en territorio argentino.

Es un cauce anchísimo, poblado de islas, algunas de las cuales tienen enorme extensión. En su último tramo recibe algunos afluentes de importancia, como el Salado del Norte y el Carcarañá, que le aportan las aguas de las sierras del noroeste y del centro del país.

Antes de echar sus aguas en el Río de la Plata el Paraná forma el grandioso delta que es uno de sus rasgos más destacados: innumerables islas de diverso tamaño, gran cantidad de «riachos», brazos fluviales y no pocos ríos de primera magnitud se entremezclan en un ambiente matizado por la profusa vegetación que puebla el delta del Paraná de las más diversas especies de una verdadera selva.

Los brazos principales son el Paraná de las Palmas, el Paraná Guazú y el Paraná Miní.

El río Uruguay tiene su origen en la Serra do Mar, no lejos del Océano Atlántico, y describe en su curso un gran arcó de unos 1.600 kilómetros.

En la zona donde es límite entre la Argentina y el Uruguay salva un desnivel en los Saltos Grande y Chico.

Su lecho es pedregoso y en la parte terminal se abre en una desmesurada boca de 100 kilómetros de longitud y 12 de ancho.

Los principales afluentes del Uruguay en territorio argentino proceden de la zona de los esteros de Corrientes, desde donde recibe al Miriñay, que junto con el río Corrientes da desagüe a la zona anegadiza y lagunera de Ibera, en la citada provincia.

El Río de la Plata es uno de los más importantes tasgos de la geografía de la Argentina.

Es un río de enorme anchura y caudal; su contorno infundibuliforme o de embudo se abre en el litoral atlántico del continente como uno de sus recortes principales.

Nace de la confluencia de los ríos antes estudiados y su boca, de 220 kilómetros de luz, se considera definida por los cabos San Antonio (Argentina) y Punta del Este (Uruguay), donde se confunde con el océano.

En su lecho alternan los canales naturales (profundizados artificialmente para hacer posible la navegación hasta 30 pies de calado) y los bancos, algunos de gran área y escasa profundidad.

La orilla argentina es baja y forma playas desde Buenos Aires hacia aguas abajo.

Los ríos de la provincia de Buenos Aires, tributarios del Plata o del Atlántico, son de escasa magnitud y pobre caudal; el Salado que desemboca en la bahía de Samborombón es el más importante.

En cambio son de importancia los ríos patagónicos que nacen en la cordillera y cruzan el ancho de la Patagonia como ríos alóctonos, pues en esa extensión árida no tienen afluentes y corren generalmente encajonados.

Los principales son, de norte a sur, el Colorado, el Negro —en cuyo valle existe una de las principales zonas de riego de la Argentina—, el Chu-but, el Senguerr —que no llega al Atlántico, pues termina en una depresión lacustre central—, el Deseado, el Santa Cruz, el Coyle y el Gallegos.

Algunos de estos ríos patagónicos sirven de desagüe a los grandes lagos cordilleranos.y tienen enorme caudal; el Santa Cruz vierte las aguas del lago Argentina.

Ríos nacidos en la vertiente argentina de la cordillera de los Andes son tributanos del Océano Pacífico; el Manso, el Futa-leufú y el Carenleufú figuran entre los más importantes de ellos.

De los sistemas sin desagüe al océano el más destacado es el del Desaguadero, colector de los ríos nacidos en los Andes áridos, a saber: Jachal, San Juan, Mendoza, Diamante y Atuel; tienen éstos gran caudal de deshielo intensamente aprovechado para regadío en sus respectivos valles; de tal manera el caudal restante para el Desaguadero es insignificante.

Otros sistemas de desagüe interno están formados por ríos de las sierras interiores, como son el Salí-Dulce de Tucumán y los ríos de las sierras de Córdoba, Primero y Segundo.

Todos éstos son atraidos por la depresión de la Mar Chiquita, extensa laguna salada de 2.000 kilómetros cuadrados.

Aparte de las cuencas interiores ya mencionadas, existen numerosas lagunas, salinas y espacios de aguas estancadas en diversas partes del territorio; en los Andes patagónicos los extensos lagos ramificados, entre los cuales, además de los ya citados, debe mencionarse el Buenos Aires, el más vasto, que cruza la cordillera en todo su ancho y pertenece a los dos países por consiguiente.

En la planicie argentina y en la Puna existen numerosas napas salinas; las Salinas Grandes en el centro del país y los salares de la Puna ocupan

Temas Relacionados a la Geogarfia Argentina:

Lagos de Argentina-Islas Argentinas y Mar Argentino
Orografia de Argentina Cadenas Montañosas La Cordillera Andes
SIERRAS SUBANDINAS CORDILLERA ORIENTAL LA PUNA
GEOGRAFIA ARGENTINA:Clima,Relieves,Rios,Biomas y Recursos
Region Mesopotamica Características, Flora ,Fauna y Clima
Flora y Fauna de Argentina Geografia de Argentina

Enlace Externo:Ríos de Argentina más importantes

La Historia del Mundo en Imágenes


Entradas Relacionadas Al Tema

Usamos cookies, si continuas navegando, aceptas el uso de las mismas.