San Bernardo Claraval Vida y Obra Santo Templarios Cataros



Biografia de San Bernardo Claraval – Vida y Obra

El catolicismo dotó a la Edad Media de eminentes figuras por su piedad, su fe, su valor, su saber y sus heroicas virtudes. Pero entre las que tienen categoría de gigantes por la grandiosidad de su vida y de la obra realizada y por el influjo ejercido en la sociedad durante varias generaciones, muy pocas hay que superen la de San Bernardo de Claraval.

Distinguido por su insaciable sed de amor a Dios y al prójimo y su afán de salvación de almas, San Bernardo fue, además, teólogo sagaz y diestro, gran organizador religioso, admirable conservador de las esencias de la Iglesia y encarnación viviente del ideal ecuménico de las Cruzadas.

En la primavera de 1112 presentóse un día a las puertas del monasterio de Citeaux (Cistércium), fundado por San Roberto de Molesme en 1098, una comitiva de treinta gentileshombres, presidida por un joven de unos veinte años. Este se llamaba Bernardo, y era hijo del señor de Fontaines, localidad situada a poca distancia de Dijón, capital de la Borgoña.

La comitiva no llegaba en son de guerra, sino para ingresar en la orden del Císter, inducidos sus componentes, entre los que se contaban sus cuatro hermanos, por la elocuencia apasionada de Bernardo, que desde pequeño buscaba la santificación de su alma.

En aquella época parecía que iba a extinguirse, en su nacimiento, la creación de San Roberto, a sea la realización de un austero ideal de vida por el cumplimiento literal de la regla benedictina.

El Císter estaba en decadencia, a causa de la severidad de la vida monacal y de una epidemia que se había declarado en el monasterio. Casualidad o providencia, el hecho cierto es que con el ingreso de Bernardo el Císter cobró nueva vida, hasta el punto de que su tercer abate, Esteban Harding, decidió fundar un monasterio filial.

El encargado de esta nueva fundación fué el propio Bernardo. El 25 de junio de 1115 escogía un lugar en la orilla izquierda del rio Aube, que fue bautizado con el nombre Claraval. Durante 10 Berbardo dedicé su vida a la construcción y defensa de esta inmensa obra religiosa….

Veamos ahora su biografía:

Bernardo de Claraval (1090-1153), pertenecía a una familia noble. Su infancia en el castillo de Fontaines, en Bourgogne, se vió marcada por una gran austeridad cristiana impuesta por su madre, una mujer muy especial que llegó a predecir su fallecimiento en la fiesta de San Ambrosio, ya que había tenido una revelación.

Bernardo de Claraval



Más tarde Bernardo anunciará que su madre se le aparece. De pequeño ya había tenido una larga enfermedad en la que quiso curarlo una mujer considerada hechicera, pero se negó. Fue a lo largo de esta enfermedad en la que Bernardo tuvo sus primeras apariciones.

Bernardo realizaba reuniones con jóvenes a los que hablaba, grupo que llegó a conocerse como los discípulos de Chátillon.

Será entre estos jóvenes donde reclutará seguidores para entrar en al monasterios del Cister, donde tres años más tarde es nombrado abad y fundador de Claraval, comunidad que tuvo 343 monasterio y más de 900 monjes.

Fue durante este periodo en el que San Bernardo rezaba a una virgen negra en la iglesia de San Voirles.

Según la leyenda esta virgen exprimió del seno tres gotas de leche que cayeron sobre los labios de san Bernardo.

En 1116 le sobreviene nuevamente una enfermedad que lo mantiene en estado crítico hasta 1118, nuevamente tiene fiebre y las visiones reaparecen.

Durante una de sus enfermedades que escribiría Tratado sobre los diferentes grados de humildad y de orgullo.

Fue en 1128 cuando el papa Honorio vio la necesidad de formalizar a un grupo de caballeros, a cuya cabeza estaba Hugo de Paynes, que se habían instalado en el viejo templo de Jerusalén, socorriendo a los peregrinos.

Cuenta con la ayuda de Bernardo que pese a su enfermedad y debilidad redacta las reglas de la nueva Orden que será conocida como los Caballeros del Temple (Milites Templi).

Loa caballeros del Temple prometen obediencia a Bernardo quien explica textualmente sobre ellos: «Evitan y aborrecen a los mismos, a los prestidigitadores y a los juglares, así como las canciones indecentes y las farsas, lleVan cabello cofto, habiendo aprendido por el apóstol que es ignominia para un hombre oeuparse de la cabellera.



Nunca se les ve peinados, raramente lava(los, su barba es hirsuta, hedionda de polvo, sucios por causa del calor y las armaduras.»

En 1146, Bernardo organizó la segunda Cruzada para liberar los Santos Lugares del poder de los musulmanes, el fracaso de esta cruzada fue uno de los grandes desengaños de su vida.

También lucho contra la herejía de los cátaros, lo que lo convirtió en un santo lleno de contradicciones al enfrentarse a aquellos que predicaban una religión llena de gran pureza, aunque hereje a los ojos del cristianismo.

Entre sus obras más importantes, al margen del Libro de uso —para su aplicación en los monasterios—, hay que citar El Libro de la Consideraciones, en el que se encuentran los sentidos iniciático más profundos de este santo.

Se trata de una obra que fue dirigida al Papa. Es uno de los santos, que pese a sus contradicciones, escribió con una gran sabiduría interior, algunos autores dice que tuvo influencia sufi.

Se dice que cuando se le preguntaba «Qué es Dios?», respondía: «Es longitud, anchura, altura y profundidad.» Finalmente Bernardo murió el 20 de agosto de 1153, fue canonizado en el año 1174, y proclamado Doctor de la Iglesia en 1830. Su fiesta se celebra el 20 de agosto.

Fuente Consultada: Los Santos Que Nos Protegen

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------