1° Junta de Gobierno

Definicion de Aristocracia Caracteristicas Gobierno de los Mejores

Concepto y Características de Aristocracia

Fuente Consultada: Concepto obtenido del Diccionario Consultor Político de Julio César de la Vega

Aristocracia: (del griego aristocratia; de aristos, mejor, y kratos, fuerza, dominio). Gobierno en el que solo ejercen el poder las personas más notables del estado, según el diccionario Sopena.

Esta definición tomada del Diccionario nos parece imperfecta y confusa porque por notable se entiende a una persona destacada en un lugar. Puede ser destacada por su posición económica, social o cultural. Esto no significa necesariamente, que tenga el atributo de la primera parte del vocablo que nos ocupa: aristos, que signfica mejor.

Es por eso que nos parece más acertado definir: Aristocracia como el gobierno de los mejores.

El problema radica en que se confunde nobleza con aristocracia, siendo estos,dos conceptos diferentes. La confusión surge desde una época antigua de la historia: Grecia y Roma. En Grecia existían dos sentidos del término: el gobierno de los más poderosos y el gobierno ideal de los mejores.

En el primero de los casos, donde el ser «poderoso» implica posesión que se transmite por herencia, esta da la condición depoderosoa quien la recibe y se instituye de esta manera una continuidad hereditaria que es et atributo de la nobleza. Se deforma el concepto de aristocracia porque la condición de mejor no puede ser transmitida por herencia.

En Roma sucede una cosa parecida pues se transmite la condición de noble por la sangre: se es ilustre por la sangre. Por otra parte, en Roma la nobleza encierra la idea de virtud, cosa que lleva a confundir nobleza con aristocracia.

En la Edad Media y en la Moderna,la institución de la nobleza consolida la confusión con aristocracia que llega hasta nuestros días.

cuadro formas de gobiernos y sus deformaciones

Cuadro formas de gobiernos y sus deformaciones

Para desligar los conceptos es necesario aclarar que nobleza es una condición social que se produce por medio de la herencia, y aristocracia es una condición que se da en el gobierno cuando este es ejercido por los mejores. De allí, en sentido amplio se debe utilizar la palabra aristócrata para definir a quien tiene características virtuosas que lo hacen distinto de los demás en sentido superior y por méritos propios.

Se puede tener atributos de nobleza transmitidos por herencia y no revestir ninguna calidad especial que lo diferencie de los demás. No se puede pertenecer a la aristocracia si no se tienen virtudes y condiciones especiales que llevan a una persona a la categoría de mejor.

Ortega y Gasset en su «Rebelión de las masas», dintingue al hombre selecto del hombre vulgar, del hombre-masa como el le llama. Para Ortega aquel es el que se exige mucho a si mismo.y el hombre-masa el que no se exige nada, «sino que se contenta con lo que es y está encantado consigo». Esto establece una distinción entre un hombre y otro. El hombre selecto es el hombre que al exigirse busca ser mejor y en cierto modo lo es porque se exige. Es el hombre que para Ortega pertenece a la élite,que es una minoría selecta que dirige el cuerpo social.

Este hombre selecto, lo mismo que el hombre-masa, pertenecen a todas las clases sociales. Pertenecer a la élite no es atributo de una clase determinada, sino de la condición de ser mejor del hombre que se exige. Ser hombre-masa tampoco es distintivo de ninguna clase social. Una persona de la clase alta.por sus condiciones de vulgaridad,y por no exigirse se convierte en hombre-masa.

El concepto de hombre selecto de Ortega está estrechamente ligado con el de aristocracia, ya que las condiciones de aquel son las necesarias para pertenecerá esta.

Lo anteriormente expuesto nos lleva a la conclusión de que Aristocracia es un concepto dinámico que se distingue totalmente del de noblezapordeterminar esta una condición estática de clase.

La aristocracia considerada como el gobierno de los mejores y en funciones de tal, paramantenersu condición tiene que asumir un papel de permanente autosuperación y superación con referencia a otros aristócratas que pugnan por suplantarla. La élite que está en el poder, para conservarlo debe ser suficientemente amplia y estar en condiciones de interpretar las nuevas situaciones y fenómenos que se producen en la sociedad. De lo contrario incurre en un estado de anquilosamiento que la lleva, a su degeneración, desvirtuando su condición de Aristocracia.

La historia nos muestra que cuando una élite llega al poder sufre una transformación. Comienza su actuación con vigor, se estabiliza y se vuelve conservadora, y esta situación la lleva a ser insensible frente a nuevas condiciones, produciendo esto su decadencia. Es en este momento en que es suplantada por una nueva élite.

Es posible que la situación de decadencia se produzca porque el hombre selecto ha dejado de exigirse y se transforma en el hombre-masa de Ortega. Entonces es importante que sea suplantado por una nueva élite que está en la etapa de su exigencia, que la hace ser mejoren beneficio de ia sociedad.

También se ha confundido Aristocracia con oligarquía , y esta confusión surge como la anterior en la misma época. Oligarquía es el gobierno de unos pocos sin la condición de que sean los mejores.sino los más poderosos.

Fuente Consultada: Concepto obtenido del Diccionario Consultor Político de Julio César de la Vega

Semana de Mayo de 1810 Resumen, Actas Capitulares y Acontecimientos

Resumen de la Semana de Mayo de 1810
Actas Capitulares y Acontecimientos Políticos

18 de Mayo. — El virrey Cisneros dio a publicidad un manifiesto en el que enteró al pueblo de las noticias llegadas de España, por los acontecimientos relatados precedentemente, recomendándole obediencia y orden.

El comandante de Patricios, coronel Cornelio Saavedra, que se hallaba en San Isidro, fue llamado urgentemente por su segundo Viamonte, e informado de las noticias. Saavedra, que no creía todavía llegado el momento de accionar, repuso: «Señores, ahora digo que no sólo es tiempo, sino que no debe perderse una hora.»

Se dirigieron entonces a la casa de Nicolás Rodríguez Peña, donde se hallaban reunidas gran número de personas. Allí se decidió que Belgrano y Saavedra entrevistaran al alcalde de primer voto, Juan José Lezica, y que Castelli hablase al síndico procurador Julián Leiva, para lograr la celebración de un cabildo abierto.

revolucion de mayo, plaza en bs.as.

19 de Mayo: — Se realizaron las diligencias, dispuestas el día anterior.

20 de Mayo. — Ante el pedido de cabildo abierto, el Virrey contestó diciendo que quería antes hablar con los jefes de tropas, y los citó para las 19 horas en la Fortaleza.

Allí Cisneros les preguntó si estaban dispuestos a sostener su autoridad. Contestó Saavedra, en nombre de los jefes de regimientos criollos, diciendo: «No cuente V. E. para eso ni conmigo ni con los Patricios. El gobierno que dio autoridad a V. E. para mandarnos ya no existe».

Esa misma noche, a las 22, de una reunión en la que estaban los principales jefes del movimiento salió una delegación para exigir al virrey el cabildo abierto. Fueron los encargados Castelli, Rodríguez Peña y Terrada. Ante el requerimiento de Castelli. Cisneros reaccionó violentamente diciendo; «¿Qué atrevimiento es éste? ¿Cómo se atropella así la persona del rey en su representante?». Pero la actitud de Rodríguez Peña fue aún más enérgica, al responderle que sus compañeros sólo les habían dado cinco minutos para cumplir la misión. Deliberó entonces el virrey con sus consejeros, y ya más sereno dijo: «…puesto que el pueblo no me quiere y el ejército me abandona, hagan ustedes lo que quieran».

21 de Mayo. — El Cabildo pide autorización al virrey (cumpliendo con las fórmulas protocolares) para constituirse en cabildo abierto. Cisneros contestó afirmativamente. Fueron convocados al cabildo que se celebraría al día siguiente por invitaciones especiales, los vecinos más caracterizados de la ciudad.

22 de Mayo: — (Síntesis del Cabildo Abierto). 

TENDENCIASEspañola Mantenimiento del virrey en el gobierno
  
ConciliadoraMando interino del Cabildo hasta que se organizase un gobierno provisional pero dependiente de la máxima autoridad española
  
CriollaDestitución del virrey y formación de un gobierno propio según dos tendencias. a) por votación popular y b) Por designación del Cabildo

Ideas desarrolladas:

El obispo Lúe, como español, dijo que mientras existiese un pedazo de tierra española libre, ese pedazo debía mandar a las Américas, y que mientras hubiera un solo español en ellas ese español debía gobernar a los criollos.

Juan José Castelli, criollo, instado por sus compañeros, habló rebatiendo los argumentos de Lúe, diciendo que América no dependía de España sino de su rey, a quien había jurado obediencia; de tal modo que si el rey no existía, no podía haber representantes de su autoridad en América.

El fiscal doctor Villota, con mucha habilidad, dio la razón a Castelli, pero observó que en ese Cabildo sólo había representantes de una ciudad del Virreinato, y por lo tanto no podían tomar ninguna resolución hasta que se reuniesen en un congreso general los diputados de todas las ciudades.

Inmediatamente habló el patriota Juan José Paso, argumentando que Buenos Aires podía actuar como hermana mayor de las demás, como «gestor oficioso», es decir, como el pariente o amigo que en caso extremo resuelve en nombre de otro y después solícita su aprobación. Buenos Aires podía tomar una determinación y luego reunir a los representantes de todos los pueblos para deliberar.

Como las discusiones continuaran se decidió fijar una proposición que debía ser aceptada o rechazada. Debido al gran número de los presentes se terminó de votar casi a medianoche, por lo que, teniéndose en cuenta lo avanzado de la hora., y la larga jornada, se decidió realizar el escrutinio de la votación al día siguiente.

23 de Mayo. — Se reunió el Cabildo y después de realizado el escrutinio se supo que la mayoría había decidido: 1) la separación del virrey; 2) que el mando debía recaer provisionalmente en el Cabildo; 3) que éste debía constituir una Junta; y 4) convocar a un congreso que resolviese la forma definitiva de gobierno.

24 de Mayo. — El ¿atildo burlando la voluntad popular formó una Junta presidida por Cisneros y cuatro vocales: dos españoles, Sola e Inchaurreguy, y dos criollos: Castelli y Saavedra. Esta designación produjo una extraordinaria efervescencia popular. Se reunieron los principales criollos en la casa de Rodríguez Peña, Los cuerpos de milicias, acuartelados, fueron visitados por los jefes revolucionarios. En la calle, los jóvenes a quienes se llamó «chisperos» desplegaron gran actividad. Castelli y Saavedra presentaron a Cisneros sus renuncias y le intimaron a que hiciese lo propio. Cisneros accedió, obligado por las circunstancias accedió, obligado por las circunstancias, y juntamente con él renunciaron los otros vocales.

25 de Mayo. — Desde temprano se reunió el pueblo en la Plaza Mayor a esperar la resolución del Cabildo ante la renuncia de los miembros de la Junta. Se distinguieron los criollos por medio de lazos celestes y blancos distribuidos por los jóvenes Frenen y Berutti. El pueblo agolpado a las puertas del Cabildo presionaba a los regidores» a las voces dé «El pueblo quiere saber de lo que se trata», imponían su voluntad los habitantes de Buenos Aires. Berutti hizo circular una lista compuesta la noche anterior con los nombres de los patriotas que, según las aspiraciones de todos, debían formar parte del gobierno y la hizo llegar a los cabildantes, firmada por gran cantidad de personas.

El Cabildo resolvió aceptar las exigencias del pueblo y el doctor Leiva (síndico), al salir al balcón y ver las pocas personas que estaban reunidas en la plaza —pues muchas se habían retirado debido al mal tiempo reinante— preguntó maliciosamente «dónde estaba el pueblo». A esto se le contestó «que mandase tocar la campana del Cabildo para reunir a la gente, y que si no se hacía así por falta de badajo ellos harían tocar generala y abrirían los cuarteles; y verían ellos dónde estaba el pueblo, ya que la prudencia de éste nada valía».

Fue proclamada entonces la Primera Junta de Gobierno Patrio, compuesta por: Presidente, Cornelio Saavedra; secretarios» Juan José Paso y Mariano Moreno; vocales, Manuel Belgrano, Juan José Castelli, Domingo Matheu, Juan Larrea, Miguel de Azcuénaga y Manuel Alberti.

LOS SUCESOS DEL DÍA 25 DE MAYO DE 1810:
TESTIMONIOS DE DISTINTOS ACTORES Y TESTIGOS DE LOS SUCESOS

Documento A:

Esta resolución [ creación de la Junta del 24] no agradó a los del proyecto porque el virrey siempre quedaba de tal; y hoy 25 se juntaron en las casas consistoriales clamando al Cabildo que los vocales habían renunciado anoche a sus empleos […] El Cabildo, por estas circunstancias, procedió a nombrar nueva junta […]

A las tres de la tarde prestaron juramento en cuyo acto peroró al pueblo el presidente Saavedra con mucho juicio y patriotismo. El pueblo espectador tuvo gran alegría y satisfacción en los individuos que componían el gobierno. A la noche se publicó bando, y se hizo salva, y tuvo mucho repique e iluminación.!…]

Esto sucede hasta las nueve de la noche de hoy 25: veremos lo que haya después y apuntaremos.

Diario de un testigo.

Documento B:

Más llegó el día 25, en que por nuevo acuerdo del excelentísimo Ayuntamiento y renuncia hecha por los vocales de la junta, a consecuencias de estar alborotados los patricios en el cuartel, y amenazas terribles que hicieron por la noche con otros accidentes con que indicaban la nulidad de lo acordado últimamente, se acordó nueva y finalmente se nombraron […] vocales de la nueva junta […]. En dicho día se vio que en lugar de las cintas blancas del primer día y ramo de olivo del segundo que se pusieron los de la turba en el sombrero gastaron cintas encarnadas.

Diario de varios sucesos

Documento C

Aquella misma noche, reunidos los facciosos en el cuartel del cuerpo urbano de Patricios, convinieron y pusieron en ejecución, ayudados de lo ínfimo de la plebe alucinada, el deshacer la Junta publicada el día anterior; y a consecuencias de un escrito que presentaron al Cabildo, forjado por ellos y firmado por los jefes y varios oficiales urbanos, todos naturales de acá y por otros individuos de baja esfera, armados todos, pidiendo a la voz y con amenazas la deposición del presidente y vocales de la Junta, y que se reemplazasen con los que ellos nombraban; así hubo de hacerlo el Cabildo y se publicó el día 25 la nueva Junta muy a su gusto, y con dolor de los sensatos y más honrados vecinos.[…]

Desde dicho día 25 de mayo, somos regidos en esta capital por la tal Junta, formada por abogados, frailes y otros intrigantes, hijos todos del país y enemigos declarados de los españoles europeos, y levantada sobre y por medio de las bayonetas que tienen a su devoción.

Informe oficial del subinspector del Real Cuerpo de Artillería de Buenos Aires, Francisco de Orduña, dirigido al ministro de Guerra de España e Indias, Buenos Aires, 18 de agosto de 1810.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

LAS ACTAS CAPITULARES:

Conócense con este nombre a las actas asentadas en el libro de actas del Cabildo de Buenos Aires que consignan los hechos Ccurridos en los días de mayo de 1810. El calificativo de capitulares proviene del nombre de Capítulo, con que era también designado el Cabildo.

Son de especial interés las actas correspondientes a los días 22, 23, 24 y 25. Ellas nos permiten una comprensión detallada De los sucesos.

Acta Capitular del día 22

1-Consigna la lista de asistentes. Asistieron 251 vecinos, sobre 450 invitados. La reunión comenzó a las 9 de la mañana y acabó pasada la medianoche.

2- El escribano del Cabildo leyó un documento redactado por ta en que daba cuenta de las circunstancias de la convocatoria de su objeto. También se leyó la correspondiente autorización del Virrey para la reunión.

3- No contiene pormenores del debate. Sólo consigna que «se promovieron largas discusiones».

4- Terminado el debate se llegó a un acuerdo para votar: a) si se debía nombrar otra autoridad, distinta de la de Virrey, para que ejerciera el poder dependiendo de la Soberana que legítimamente se ejerciera a nombre de Fernando VII; b) quien debía ejercer esta autoridad.

5- La votación fue pública. Cada cabildante escribía su voto y lo fundamentaba. El escribano lo leía en voz alta. El acta consigna el texto de cada uno de los votos. Consigna también los nombres de veinte vecinos que se retiraron sin emitir su voto.

6- Dado que había pasado la medianoche se acordó que el escrutinio de los votos se hiciese en la reunión del Cabildo ordinario del día siguiente.

El voto de Cornelio Saavedra fue reproducido por gran número de votantes. Literalmente dice: «que consultando la salud del pueblo y en atención a las actuales circunstancias debe subrogarse el mando superior que obtenía el Excelentísimo señor Virrey en el Excelentísimo Cabildo de esta capital, ínterin se forma la corporación o Junta que debe ejercerlo; cuya formación debe ser en el modo y forma que se estime por el Excelentísimo Cabildo, y que no quede duda de que el pueblo es el que confiere la autoridad o mando».

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

Acta Capitular del día 23

Es acta de la reunión del Cabildo ordinario. Contiene el resultado de la votación del Cabildo Abierto del día anterior y las disposiciones adoptadas para su cumplimiento.

1. «Hecha la regulación con el más prolijo examente» resultó «a pluralidad con exceso»: a) que el Virrey debía cesar en el mando; b) que provisoriamente éste debía recaer en el Cabildo; c) que el Cabildo debía erigir una Junta en la forma que estimase conveniente para que ejerciese el mando hasta la reunión de una Junta de diputados de las provincias interiores «para establecer la forma de gobierno que corresponda».

2. Acordó el Cabildo que no era conveniente separar totalmente a Cisneros del mando, sino que en calidad de vocal presidiese la Junta Provisoria de Gobierno.

3. Dos miembros del Cabildo, por su encargo, comunicaron a Cisneros que había cesado en su cargo de Virrey y el propósito del Cabildo de que presidiese la nueva Junta Gubernamental. Cisneros respondió que aceptaba la resolución del Cabildo y también su total separación del mando «si ello se considerase necesario para la quietud pública, bien y felicidad de estas Provincias». Asimismo respondió que juzgaba conveniente consultar a los Comandantes de los cuerpos militares por cuanto la resolución del Cabildo «no parecía del todo conforme con los deseos del Pueblo manifestados por mayoría de votos».

4. Los Comandantes fueron convocados. Respondieron que lo que el pueblo ansiaba era que se hiciese pública la cesación del Virrey en el mando y su reasunción por el Cabildo. Que mien-iras así no se hiciese el pueblo no se tranquilizaría.

5. El Cabildo mandó a publicar un bando conforme a lo manifestado por los Comandantes. Prohibió la salida de correos hacia el interior y encargó al Alcalde de primer voto el despacho de los asuntos más urgentes.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

Acta Capitular del día 24

1- Por la mañana se reunieron los miembros del Cabildo para tratar la formación de la Junta.

2- Discutieron la conveniencia de que Cisneros presidiese, o H0, la nueva Junta y acordaron que a pesar de lo manifestado por los votantes del día 22 era conveniente que así se hiciese para mantener el orden público.

3- Mandaron en virtud de los poderes que se les habían conferido el día 22:

a) que Cisneros continuase en el mando como presidente de una Junta constituida por Nepomuceno Sola, Castelli, Saavedra y Santos Inchaurregui;
b) que prestasen juramento ante el Cabildo antes de asumir el mando;
c) que en caso de que por muerte u otra causa faltase alguno de los miembros de dicha Junta, el Cabildo se reservaba la autoridad para integrarla, como asimismo en caso de inconducta de alguno de sus miembros se reservaba la capacidad para deponerlo de su cargo;
d) que esta Junta ejercería el mando «hasta la congregación de la Junta General del Virreynato».
e) que la nueva Junta de Gobierno publicase inmediatamente una amnistía general respecto a los sucesos de los últimos días; que a nadie se molestase por las opiniones vertidas. El Cabildo tomaba bajo su protección a todos los asistentes al Cabildo Abierto del día 22.

4- Ordena asimismo el Cabildo que la nueva junta «despache sin pérdida de tiempo circulares a los jefes del interior y demás a quienes corresponda» encargándoles la reunión de Cabildos Abiertos para que elijan representantes que se reúnan para establecer la forma de gobierno que estimen más conveniente.

5- Concluida y firmada el acta hay un agregado en que consta que los cabildantes resolvieron convocar nuevamente a los Comandantes de Cuerpos. Dichos comandantes manifestaron su conformidad y prometieron sostener a la Junta. Saavedra pidió ser separado de su cargo de vocal «para que no se pensase que actuaba por afanes de integrar el gobierno» y que en su lugar se nombrase al Síndico Procurador del Cabildo.

En vista de ello, resolvieron la instalación de la Junta y que sus miembros prestasen juramento ante el Cabildo a las tres de la tarde, como se hizo.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

Acta Capitular del día 25:

Los sucesos ocurridos el día 25 están consignados en tres actas.

La primera hace constar que:

1- Reunido el Cabildo por la mañana consideró la nota enviada por la Junta Gubernativa la noche anterior, en que dicha Junta,vista la agitación reinante en el pueblo por la permanencia de Cisneros en el mando de armas, pedía al Cabildo nombrase otra Junta que mereciese la confian/a del pueblo.

2- Después de la deliberación el Cabildo respondió:
a) que dicha Junta no tenía facultad para renunciar;
b) que la opinión de una parte del pueblo no podía hacer variar lo dispuesto;
c) que puesto tenía el mando de armas, dominase a los descontentos;
d) que hacía a dicha Junta responsable de los males que pudieran sobrevenir del no cumplimiento de lo dispuesto.

3- En esos momentos una multitud invadió los corredores del Cabildo. Previo permiso algunos entraron como diputados a la reunión del Cabildo y comunicaron en nombre del pueblo el disgusto por la permanencia de Cisneros en la Junta y sobretodo en el mando de las tropas; que el Cabildo se había excedido en sus facultades y que era necesario cambiar las medidas tomadas.

4- Respondió el Cabildo que había obrado así por considerarse con facultades para hacerlo, que no obstante reflexionaría sobre el asunto y «que estuviese cierto el pueblo que a sus representantes no les animaban otras miras que las del mejor bien y felicidad de estas Provincias».

5- Reconsiderado el asunto por los cabildantes llegaron a la conclusión de que la total separación de Cisneros causaría graves males y acarrrearía la división del virreinato; que el descontento de una parte del pueblo no debía exponernos a males tan graves y si era menester debía ser contenido por la fuerza.

Entendida la agitación reinante convinieron consultar antes con los Comandantes de los Cuerpos, no obstante que el día anterior se habían comprometido a sostener al Gobierno.

6- A las nueve y media concurrieron los Comandantes. Informados de la situación respondieron «que el disgusto era general en el pueblo y en las tropas… que no sólo no podían sostener al gobierno constituido, pero ni aun sostenerse a sí mismos, pues los tenían por sospechosos».

7- Mientras se realizaba la reunión el pueblo agolpado en los corredores daba repetidos golpes a la puerta de la sala diciendo «que querían saber lo que se trataba». Martín Rodríguez los apaciguó.

8- Retirados los Comandantes el Cabildo concluyó que no quedaba sino pedir a Cisneros su renuncia.

9- En estos momentos un número de personas se presentó a la sala en nombre del pueblo manifestando que no era suficiente la renuncia de Cisneros sino que querían que la Junta fuese substituida por otra cuyos nombres proporcionaban.

10- Después de nuevas discusiones el Cabildo exigió que la petición se le presentara por escrito. Entretanto la Junta instalada en el Fuerte, ignorando lo que sucedía, pide al Cabildo que nombre el reemplazante de Cisneros. El Cabildo le responde que espere novedades.

11- «Después de un largo intervalo de espera presentaron los individuos arriba citados el escrito que ofrecieron, firmados por un número considerable de vecinos, religiosos, comandantes y oficiales de los cuerpos, vaciando en él las mismas ideas que manifestaron de palabras». El petitorio contenía 411 firmas. 297 de militares, 16 de religiosos, 90 de civiles. Ocho firmas estaban repetidas.

12- El Cabildo pidió que se reuniese el pueblo en la plaza porque «para asegurar la resolución debía oír del mismo pueblo si ratificaba el contenido de aquel escrito».

13- Al cabo de un largo rato salieron los cabildantes al balcón y viendo que era escaso el concurso de gente preguntaron por boca del Síndico Procurador dónde estaba el pueblo. Se le respondió «que si hasta entonces se había procedido con prudencia para evitar desastres sería ya preciso echar mano de los medios de violencia… que se tocase la campana del Cabildo y el pueblo se congregaría para satisfacción del Ayuntamiento…».

14- Mandaron los cabildantes que se leyese el petitorio que les había sido presentado y se interrogase si aquella era su voluntad. Respondieron todos que aquello era lo que solicitaban y lo único que querían que se ejecutase.

15- Vistas las circunstancias, después de deliberar, los miem bros del Cabildo resolvieron establecer la nueva Junta con los nombres que les habían sido presentados y publicar el bando correspondiente.

La segunda acta del día 25 contiene la constitución de la Primera Junta. En ella se consigna:

1- Que los miembros del Cabildo, enterados de la resistencia de la voluntad del pueblo a la Junta constituida el día 23, porque tiene poder, y por la renuncia de sus miembros, reasume la autoridad y declara revocada y sin ningún valor la Junta erigida;

2- Hace elección de los miembros de la nueva Junta de Gobierno: Cornelio Saavedra, presidente y comandante general de armas; Juan J. Castelli, Manuel Belgrano, Miguel Azcuéna-ga, Manuel Alberti, Domingo Matheu y Juan Larrea, vocales; Juan José Paso y Mariano Moreno, secretarios.

3- Esta elección se deberá manifestar al pueblo, mediante bando. La Junta deberá enviar al interior, en el término de quince días, una expedición auxiliar.

4- Leída esta resolución al pueblo y «ratificada por aclamación», mandan que se constituya la nueva Junta «mientras se dirige la Junta general del Virreinato».

5- Manda que los miembros de la nueva Junta comparezcan sin pérdida de tiempo a prestar juramento y que luego de ello, Sean reconocidos como autoridad superior por todas las corporaciones y vecindario.

La tercera acta contiene la ceremonia de instalación del nuevo gobierno. Transcribimos algunos de sus párrafos:

1-…«habiéndose leído por mí el Actuario el Acta de elección, mies de jurar expuso el Señor Presidente electo que en el día anterior había hecho formal renuncia de su cargo de vocal de la primera Junta establecida, y que sólo por contribuir a la tranquilidad pública y a la salud del pueblo, admitía el que se le concedía de nuevo, pidiendo se asentase en acta esta su posición».

2-«Seguidamente, hincado de rodillas, y poniendo la mano di i celia sobre los Santos Evangelios, prestó juramento de desempeñar legalmente el cargo, conservar íntegra esta parte de América a nuestro augusto soberano el Señor Don Fernando Séptimo y sus sucesores, y guardar puntualmente las leyes del Reino».

3- «Lo prestaron en los mismos términos los demás S.S. vocales y los S.S. secretarios».

4- …«habiendo expresado el Señor Don Miguel de Azcuénaga que admitía el cargo de vocal de la Junta para que, por el Excelentísimo Cabildo y una parte del pueblo, había sido nombrado atento al interés de su buen orden y tranquilidad; mas, que debiendo ser la opinión no sólo del Excelentísimo Cabildo, sino la universal de todo el Vecindario, Pueblo y Partidos de la dependencia, pedía se tomara la que faltase y la represente, para la recíproca confianza y seguridad de validez de todo el procedimiento».

5- «El Señor Presidente exhortó al Concurso y al Pueblo a mantener el orden, la unión y la fraternidad, como también a guardar respeto y hacer el aprecio debido a la persona del Excelentísimo Señor Don Baltasar Hidalgo de Cisneros y toda su familia…».

6- «Con lo que se concluyó el Acta de instalación, retirándose dicho Señor Presidente y demás S.S. Vocales y Secretarios a la Real Fortaleza por entre un numeroso concurso con repiques de campanas y salva de artillería…».

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

Fuente Consultada:
 Historia Argentina Luchilo-Romano-Paz
 Argentina de su país y de su gente María Sáenz Quesada
 Historia Argentina Escuela Secundaria Kapelusz

Ampliar Sobre La Semana de Mayo