Biografía de Adolf Hitler

Biografía de Hemingway Ernest Escritor, Obra Literaria y Cronología

Biografía de Hemingway Ernest, Escritor Estadounidense

Ernest Hemingway (1899-1961), nació el 21 de julio de 1899 en Oak Park (Illinois) y muere disparándose un tiro con escopetaen Ketchum el 2 de julio de 1961. Fue un novelista estadounidense cuyo estilo se caracteriza por los diálogos nítidos y lacónicos y por la descripción emocional sugerida.

El padre, Clarence Edmonds Hemingway, se había establecido en Oak Park al terminar sus estudios y en pocos años había logrado dinero y prestigio social: fue médico inspector de tres compañías de seguros, director de la sala de obstetricia del hospital de la población y en 1911 recibía la consagración de su carrera al ser nombrado presidente de la Sociedad de Medicina de Oak Park.

La madre, Grace Ernestine, nacida Hall, era, según testimonio de su hijo Leicester, una mujer enérgica, que ejercía cierto dominio sobre su esposo. Desde niña había sentido una gran afición por la música, había estudiado piano y canto y hasta llegó a pensar en trasladarse a Europa para dedicarse por completo a su vocación artística.

Su matrimonio frustró al parecer sus aspiraciones. Hemingway sintió siempre poco afecto por su madre y reprochó a su padre su debilidad frente a ella. Tal vez en estos sentimientos está la explicación de la actitud despreciativa que adoptará luego con las mujeres. Las heroínas de sus novelas serán siempre o «devoradoras de hombres» o seres pasivos a merced del hombre.

En 1898 había nacido su hermana Marcelline, la preferida de su madre. En 1902 nacía otra niña, Úrsula; dos años después Madelaine, llamada Sunny, la predilecta de Ernest, y en 1911 Carol. El último hijo, Leicester, nació en 1915.

En otoño de 1920 se traslada a Chicago y consigue una colocación en el Chicago Tribune. El tiempo libre lo dedica a sus trabajos literarios, en los que trata de emular a Sherwood Anderson. Por entonces conoció a una pianista pelirroja llamada Elizabeth Hadley Richardson, que le llevaba ocho años, y se enamoró de ella. El 3 de septiembre de 1921 contraían matrimonio. Al regreso de la luna de miel se instalaron en Chicago, pero Ernest deseaba volver a Europa.

El 22 de diciembre desembarcaron en El Havre y llegaron a París en vísperas de Navidad. Vivieron primero en un pequeño hotel de Saint-Germain y luego se trasladaron a un reducido piso de dos habitaciones en el Barrio Latino.

A partir de este momento Hemingway evocará el clima de esta época de su vida en su libro París era una fiesta, dedicado a su esposa Hadley, que compartió con él aquellos años en que eran «muy pobres y muy felices», como diría el escritor.

Gertrude Stein y Ezra Pound fueron sus maestros. Pound leía todos sus trabajos y se los devolvía luego llenos de anotaciones, y Gertrude le hacía una crítica más general, con frecuencia en un tono mordaz. Las aspiraciones de Hemingway de poder compaginar su trabajo periodístico con su tarea creadora no llegaba a hacerse realidad.

Su vida y su obra ejercieron una gran influencia en los escritores estadounidenses de la época. Muchas de sus obras están consideradas como clásicos de la literatura en lengua inglesa.

En 1925 publicó un libro de relatos que pasa inadvertido, En este mundo. Un año mas tarde sale a la luz Fiesta, en que describe la vida de uns expatriados estadounidense que, primero en París y luego en Pamplona (España), intentan vanamente dar un sentido a sus vidas. En esta obra aparece su primera declaración de amor a España y a la tauromaquia.

En Adiós a las armas manifestaba sus desilusiones y, basándose en sus experiencias de 1918 (estando convaleciente en un hospital milanés tuvo amores con una enfermera estadounidense que finalmente se casó con un oficial italiano), mostraba el carácter irrisorio del amor y de la guerra. Muerte en la tarde y Las verdes colinas de África reflejan, respectivamente, su amor a las corridas de toros y su pasión por la caza.

 

Novelista estadounidense, nacido en Oak Park en 1899, fallecido en el año 1961, en Ketchum.  Al acabar sus estudios comenzó a trabajar como reportero en el Kansas City Star. Fue corresponsal en España, durante la Guerra Civil (1937-1938), en China (1944) y durante la Segunda Guerra Mundial (1944-45). Prácticamente todas sus obras recogen sus experiencias personales en estos viajes, incluso las adquiridas como corresponsal en la guerra civil española y la II Guerra Mundial.

Ernesto Hemingway fue un hombre de recia personalidad, que en Adiós a las armas combate no sólo la guerra sino el optimismo de la vida.

Escribió también Por quién doblan las campanas, sobre la guerra civil española, y el Viejo y El Mar.

En París entró en contacto con Gertrude Stein, Ezra Pound, Scott Fitzgerald y otros componentes de la llamada «generación perdida». Su estilo, sencillo, directo y lleno de imágenes precisas, se caracteriza por el realismo de sus descripciones, en las que la acción sustituye al desarrollo psicológico, y cierto indiferentismo moral.

Novelas: En nuestro tiempo (1924), Fiesta brava (1927), Adios a las Armas (1929), Muerte en la tarde (1932), Las verdes colinas de África (1935), Las nieves del Kilimanjaro (1936), Por quién doblan las campanas (1940), A través del río y entre los árboles (1950) y El verano sangriento (1960).

Fue galardonado con el premio Pulitzer por su novela El VIEJO Y EL MAR (1953), y en 1954 le fue concedido el premio Nobel de Literatura. Se suicidó en 1961 y después de su muerte aparecieron París era una fiesta (1963) e Islas a la deriva (1970).

Un pasaje de su obra: «Adios a las Armas«

—Han sido usted y sus ¡guales los que han permitido a los bárbaros poner los pies sobre el sagrado territorio de la patria.
—¿Qué dice usted? —preguntó el teniente coronel.
—Es a consecuencia de traiciones parecidas por lo que hemos perdido los frutos de la victoria.
—¿Ha tenido usted-que retirarse alguna vez? —preguntó de nuevo el teniente coronel.
—No se debería haber obligado a Italia a retirarse.
¡Y nosotros estábamos allí, bajo la lluvia, para escuchar esto! Estábamos frente a los oficiales, y el prisionero estaba delante de ellos, ligeramente a un lado por deferencia a nosotros.
—Si usted me quiere fusilar —dijo el teniente coronel—, fusíleme en seguida, sin más interrogatorio. El interrogatorio es idiota.
Hizo la señal de la cruz. Los oficiales se consultaron. Uno de ellos escribió algo en una hoja de papel.
—Abandono de tropas. Condenado a ser fusilado —dijo.

Sus Últimos Años: Con la residencia fija en Cuba sus años serán mas tranquilo. Gozaba de  las temporadas en Idaho para cazar. En 1948 hizo otro viaje a Europa, en el que conoció a Adriana Ivanovich, una joven italiana que le inspiraría el personaje de la condesa Renata de Al otro lado del río y entre los árboles. La novela, que apareció en septiembre de 1950, decepcionó a todos sus admiradores. La crítica fue dura. El comentario unánime fue que el escritor estaba acabado.

No obstante, todavía sorprendería a sus lectores con una nueva obra en la que demostraba que no había perdido sus capacidades creadoras. El viejo y el mar, que se publicó primero en la revista Life y luego en forma de libro, fue un gran acontecimiento. Inmediatamente tuvo millones de lectores, los beneficios fueron cuantiosos y la crítica la acogió favorablemente. En mayo de 1953 su novela ganaba el premio Pulitzer.

Por el momento sólo piensa en volver a África. Antes hará, no obstante, un viaje a España, donde no ha estado desde la guerra civil. Se le verá una vez más en Pamplona, en Valencia, en Madrid. Hasta que el día 4 de agosto de 1953 él y su esposa se dirigen a Marsella, donde embarcan con destino a Mombasa.

Durante unos meses se dedicó a la caza del leopardo y del león en el África oriental inglesa. A fines de año sufrió dos accidentes de aviación, el segundo con heridas graves, y por espacio de varias semanas se le dio por muerto. En enero de 1954 se encontraba en un hospital de Nairobi reponiéndose de sus heridas.

En el mes de julio regresa a Cuba, donde recibe la grata noticia de que se le ha concedido el Premio Nobel de Literatura de 1954. Ya fuera por motivos de salud o por timidez, lo cierto es que no acudió personalmente a recoger el premio, cuya medalla regaló al Santuario de la Virgen del cobre, comentando, según su hermano Leicester, que «nadie tiene de veras una cosa hasta que la ha dado».

En los últimos años de su vida —1958 a 1960— hace numerosos viajes a España, donde sigue tan apasionadamente como siempre la fiesta de los toros. Partidario del torero Antonio Ordóñez, prepara un trabajo sobre la competencia  Ordóñez-Domínguín, en el que se inclina a favor del primero. Lo titula El verano peligroso.

El año 1960 fue terrible para Hemingway: tenía trastornos nerviosos, sufría una afección en la córnea que amenazaba con dejarle ciego y su trabajo no avanzaba a su gusto.

El 30 de noviembre ingresó en la clínica Mayo de Rochester, Minnesota, con el pretexto de seguir un tratamiento para la presión arterial, pero en realidad para estar sobre todo bajo observación psiquiátrica.

Al parecer el aislamiento de la clínica le afectaba mucho y en enero de 1961 se le dio el alta. Volvió a Ketchum y durante unas semanas pareció sentirse alegre y optimista.

En marzo sufrió una nueva recaída y tuvieron que internarle en el hospital del Valle del Sol para hacer una cura de reposo. Unos días antes de ingresar en él, había intentado suicidarse. El 25 de abril volvía otra vez a la clínica Mayo. En el mes de junio le visita Hotchner y el escritor le confiesa que piensa suicidarse porque ya es viejo y no podrá escribir los libros que quería.

En la segunda quincena de junio los médicos aseguran que ha experimentado una mejoría y sugieren que pase el verano en Ketchum. Vuelve a la casa de Idaho con Mary y se muestra alegre como en sus mejores tiempos. Mary no cree excesivamente en la mejoría.

En la madrugada del 2 de julio de 1961, mientras su esposa dormía, se levantó de la cama y se disparó en la boca los dos cañones de su escopeta. La versión oficial fue que se había tratado de un accidente. El 6 de julio se celebraba el entierro en el pequeño cementerio de Ketchum.

Un grupo de periodistas registraban todas las palabras del acto y un locutor de radio, situado al otro lado de la tapia, transmitía al país el desarrollo de la ceremonia.

Autores americanos de esa época: La literatura americana ha demostrado ser  tan importante como la europea y dotada de un sello muy característico. El nombre de Mark Twain (1835-1910), el delicioso autor de Tom Sawyer, aunque propiamente pertenece al siglo pasado ha influido en los literatos del actual.

Inmediatamente después de la primera Guerra Mundial alcanzó gran predicamento la obra de Sinclair Lewis (1885-1951), autor de Babbit, donde satiriza a un hombre de negocios, y Calle Mayor que describe la vida de una pequeña ciudad. El mundo de William Faulkner (1897-1962) es algo aparte, alucinante, obsesivo y triste como puede verse en El sonido y la furia, Mientras yo agonizo o Santuario, a cual más violento.

hemingway en la guerra

Hemingway en el Hospital de la Cruz Roja, recuperandose de una herida en la pierna.

ERNEST HEMINGWAY COMO REPORTERO: «La verdad es que Hemingway nunca fue un corresponsal de guerra demasiado bueno. Su talento de escritor de ficción le impulsaba a inventar, organizar la realidad en estructuras estéticas, cultivar el «impresionismo» con que Ford Madox Ford aconsejaba a los escritores pasar de la ficción a la vida real. La verdad, según Ford, no eran hechos, sino visión, una opinión que justificaba la supresión y distorsión de los hechos, lo que la gente normal llama mentir.

Los jefes de Hemingway en aquel momento querían conocer los hechos de la guerra de España y Hemingway les enviaba una especie de media ficción en la cual él era el personaje principal. Sus reportajes, tanto de la guerra de España como de la que siguió inmediatamente, todavía se pueden leer, pero se deben leer en la forma en que se lee su obra de ficción abiertamente confesada.

Para Hemingway, en sus años de madurez y fama, por oposición a aquellos otros más concienzudos, cuando se ganaba la vida como periodista, el reportaje de guerra era claramente una forma menor de literatura, que no había recibido los trazos superiores que reservaba cuidadosamente para su creación más importante.

Organizaciones como NANA de hecho subvencionaban su recogida de material para libros serios. Tenían que contentarse con un Hemingway de segunda, y a veces esto no les gustaba. De vuelta a América, Hemingway empezó a organizar sus experiencias de España en una novela.» Fuente: Biografía de Ernest Hemigway de Anthony Burgess

CRONOLOGÍA DE SU VIDA

1899 21 de julio: Emest Hemingway nace en Oak Park, cerca de Chicago, segundo hijo del doctor Clarence E. Hemingway y de Grace Hall.

1917    Después de graduarse en la Oak Park High School, Hemingway entra a formar parte del Kansas City Star, como reportero subalterno.

1918    Imposibilitado, por una visión defectuosa, para unirse a las Fuerzas Armadas en la gran guerra, en la que los Estados Unidos acaban de entrar, se enrola en la Cruz Roja como conductor de ambulancia. Enviado a Italia, es herido en el frente de Piave mientras llevaba a cabo un rescate. En el hospital, en Milán, se enamora de una enfermera, Agnes von Kurowsky. Condecorado por su valor bajo el fuego por el gobierno italiano y el de Estados Unidos.

1919    Regresa a Oak Park, siendo recibido como héroe de guerra. Inquieto, criticado por su madre por indolente, empieza a escribir en serio, pero sin éxito comercial.

1920    Se incorpora al Toronto Star. Más tarde es redactor jefe en una publicación periódica en Chicago. Se casa con Hadley Richardson y en diciembre marcha con ella a París como corresponsal en Europa del Toronto Star.

1923    Nace su primer hijo. Se publica Three Stories and Ten Poems en París.

1924    Publica ¡n Our Time, de nuevo en París. Edmund Wilson da noticia favorable del libro. Ayuda a Ford Madox Ford en la transatlantic reuiew.

1925    ¡n Our Time, su primera publicación comercial, consigue buenas críticas en Estados Unidos.

1926    Publica The Torrents of Spring, sátira malintencionada del estilo literario de su amigo Sherwood Anderson. En octubre, The Sun Also Rises (Fiesta, en Gran Bretaña y en España) tiene un gran éxito tanto comercial como de crítica.

1927    Men Without Women, un volumen de relatos, confirma la importancia de Hemingway. Se divorcia de Hadley.

1928    Se casa con Pauline Pfeiffer y regresa con ella a América. Abre casa por primera vez en su tierra nativa, en Cayo Hueso, Florida. Nace su segundo hijo, y el difícil parto de Pauline queda narrado en A Farewell to Arms. Su padre, con una enfermedad incurable, se suicida.

1929    Se publica A Farewell to Arms.

1932    Se publica Death in the Aftemoon, un libro sobre los toros. Hemingway es censurado por los escritores de la izquierda por no tocar en su obra los más importantes problemas políticos y económicos del periodo de la depresión.

1933    Aparece Winner Take Nothing.

1935    Se publica Green Hills of África.

1937 To Have and Have Not intenta satisfacer a los críticos izquierdistas presentando los problemas de un individuo libre en una sociedad corrupta dominada por el dinero.

1937    Hemingway está en España como periodista, pero su simpatía por el Frente Popular y su enemistad contra Franco se hacen evidentes en el filme The Spanish Earth.

1938    Publica su obra de teatro prorrepublicana The Fifth Column, encabezando su volumen de relatos, que incluye Francis Macomber y The Snows of Küimanjaro, penetrantes obras surgidas de su safari africano.

1940    Se casa con Martha Gellhom, compañera periodista, cuya amistad ha madurado en España. Su casa en Florida ha sido cedida a Pauline. Se establecen en Cuba. For Whom the Bell Tolls es enormemente popular, pero los críticos se quejan de un deterioro del nivel literario.

1941     Hemingway y Martha marchan a Extremo Oriente para escribir artículos sobre la guerra chino-japonesa. Con la entrada de Estados Unidos en la II Guerra Mundial, Hemingway manda su propio Barco Q. frente a la costa de Cuba.

1944    Marcha a Europa como corresponsal de guerra, toma parte en la invasión de Normandía, entra en París con su propia unidad de partisanos. Tiene problemas por haber violado el estatus de no combatiente, pero eventualmente le conceden la medalla de bronce.

1945    Enamorado de la periodista Mary Welsh, Martha se divorcia de él.
1946    Se casa con Mary, su cuarta y última esposa, y empieza a trabajar en una saga literaria sobre la tierra, el mar y el aire.
1948    En Italia recoge material para:
1950   Across the Riuer and Into the Trees. La novela tiene una pobre acogida.

1952    Hemingway recupera su reputación con The Oíd Mand and The Sea. La obra tiene un tremendo impacto en millones de lectores.

1953    Le conceden el premio Pulitzer, uno de los más preciados galardones literarios de Estados Unidos.

1954    Le conceden el premio Nobel. Se lamenta de su incapacidad para ir a Estocolmo y recibirlo en persona, alegando las secuelas de la conmoción cerebral sufrida en dos aterrizajes violentos sucesivos en África. De hecho, sufre una degeneración física y nerviosa general.

1960    Trabaja en un extenso estudio sobre la corrida llamado The Dangerous Summer, parte del cual es publicado en la revista Life y posteriormente en Gaceta Ilustrada, y recopilando un volumen de recuerdos de París titulado A Moveable Feast. Enfermo, va a una clínica en Minnesota.

1961     Se traslada a Ketchum, Idaho, porque Cuba es un país demasiado inestable para vivir en los primeros días de la toma de poder por Castro. Su enfermedad empeora pese a un tratamiento especializado. Exangüe físicamente, profundamente psicótico, se suicida el 2 de julio.

Lenin Lider Revolucion Rusa Personalidades del Siglo XX (301)

Lenin, Líder Revolución Rusa

En 1917, agotada por la Primera Guerra Mundial, Rusia estaba madura para el cambio. Buen pase de los alemanes, que esperaban que iba a socavar el esfuerzo de guerra de Rusia, Lenin regresó a su casa y comenzó a trabajar en contra del gobierno provisional que había derrocado al régimen zarista.

Finalmente se llevó a cabo lo que pronto iba a ser conocida como la Revolución de Octubre, pero se trataba realmente de un golpe de Estado. Casi tres años de guerra civil siguió. Los bolcheviques tomaron el control total del país. Durante este período de la revolución, la guerra y el hambre eran la constante en el pueblo ruso, y Lenin demostró un frío desprecio por los sufrimientos de sus compatriotas y sin piedad aplastó toda oposición.

Aunque Lenin fue implacable también fue pragmático. Uso todos sus esfuerzos e ingenio para transformar la economía rusa a un modelo socialista estancado, presentó la nueva política económica, donde se permitió la empresa privada (propia del capitalismo), una política que continuó durante varios años después de su muerte.

En 1918, Lenin sobrevivió por poco a un intento de asesinato, pero fue herido gravemente. Su salud se vio afectada a largo plazo, y en 1922 sufrió un derrame cerebral del que nunca se recuperó por completo.

En sus últimos años, se preocupaba por la burocratización del régimen y también expresó su preocupación por el creciente poder de su eventual sucesor de Joseph Stalin. Lenin murió el 24 de enero de 1924. Su cadáver fue embalsamado y colocado en un mausoleo en la Plaza Roja de Moscú.

[Ampliar Sobre El Marxismo]

La bolchevización forzada de la sociedad rusa
«Una vez que hayamos tomado el poder, no lo soltaremos», había anunciado Lenin. En un país en guerra, los decretos sobre la paz y la tierra, que constituían las actas fundacionales del nuevo régimen, parecieron en un primer momento utópicos. Fue así como el tratado de paz, firmado en Brest-Litovsk (3 de marzo de 1918, para abandonar la 1° Guerra Mundial), consagró la pérdida, respecto del territorio ruso en 1914, de 800.000 km2, y la tan esperada revolución internacional dio paso al aislamiento diplomático de la Rusia bolchevique, atrapada en una guerra civil y confrontada a la hostilidad de los aliados.

«La propiedad privada de la tierra será abolida sin indemnización. Todas las tierras serán puestas a disposición de los comités locales para su redistribución», anunciaba el «decreto sobre la tierra» (26 de octubre). De hecho, la colectivización forzada de los campos condujo al recrudecimiento repentino y sin precedentes de la violencia y a un empobrecimiento del país, donde más de 5 millones de personas murieron de inanición entre 1918 y 1921.

El despoblamiento de las grandes ciudades, las campañas del terror, las guerras campesinas: los primeros años en el poder de Lenin estuvieron marcados por los fracasos económicos, una brutalización de la vida política y la purga de toda oposición, como lo demostró el sometimiento de la rebelión de los marinos de Kronstadt (febrero-marzo de 1921).

El X congreso del partido (marzo de 1921) representó un vuelco capital en la «institucionalización del bolchevismo»: los quiebres en el seno del partido fueron en adelante prohibidos. Como muestra de las vacilaciones del poder bolchevique, la Nueva Política Económica (NEP), iniciada por Lenin en 1921, constituyó un «repliegue estratégico» en la construcción del socialismo: el congreso decidió abandonarlas requisiciones en el mundo rural y reconstruir el sector privado en las pequeñas y medianas empresas. «No somos lo suficientemente civilizados para pasar en forma directa al socialismo», reconoció Lenin.

En el extranjero, la NEP fue entendida como un regreso al capitalismo liberal de principios de siglo. Error de apreciación que Lenin se abstuvo por supuesto de corregir y que facilitó el reconocimiento internacional de la U.R.S.S., delineado en 1922 con el tratado de Rapallo. Sin embargo, a partir de ese año, el ataque de hemiplejía que afectó a Lenin planteó el problema de su sucesión. ¿Trotski o Stalin? Lenin desconfiaba del primero y expresó en su testamento, mantenido en secreto, claras reservas respecto del segundo. El 21 de enero de 1924, a la muerte de Lenin, la disputa entre los aspirantes sólo comenzaba.

El «Testamento» de Lenin
A partir del 23 de diciembre de 1923, Lenin dictó una carta que más tarde se transformó en un «Testamento». El fundador de la U.R.S.S. hablaba del porvenir del partido y daba su opinión sobre Stalin. Este texto sólo se hizo público en 1956, junto con la desestalinización. «Creo que los elementos esenciales del problema de la estabilidad son los miembros del comité central, tales como Stalin y Trotski. […] Convertido en secretario general, el camara-da Stalin ha concentrado en sus manos un poder inmenso, y no estoy seguro de que siempre sepa utilizarlo con prudencia. […] Stalin es demasiado brutal,y este defecto, tolerable en las relaciones entre comunistas, es inadmisible en el cargo de secretario general. Asimismo, propongo a los camaradas reflexionar sobre cómo apartar a Stalin y nombrar en dicho cargo a un hombre que presentaría, desde ese punto de vista, la ventaja de ser más tolerante, más leal, más educado y más atento respecto de los camaradas; menos caprichoso».

Ampliar: Teoría Política de la Izquierda

Fuente Consultada:HICIERON HISTORIA Biografía de Larousse Tomo II Lenin (La Nación)

Biografia Franklin Delano Roosevelt – Resumen de su Gobierno

Biografía Franklin Delano Roosevelt
Grandes Políticos del Siglo XX

A orillas del mar Negro concluye, el 11 de febrero de 1945, la conferencia de Yalta. El presidente de Estados Unidos y los líderes de Gran Bretaña y ia URSS acuerdan repartirse ei mundo en zonas de influencia una vez que concluya la Segunda Guerra Mundial.

En 1932 se celebraron las elecciones presidenciales. Hoover fue el candidato de los republicanos, y la Convención demócrata designó a Franklin Roosevelt, entonces gobernador de Nueva York, que, a causa de un ataque de poliomielitis, tenía que caminar con dos bastones.

Ideó una fórmula que se haría célebre, prometiendo llevar al pueblo americano a un New Deal, es decir, a una nueva distribución, a un nuevo modo de distribuir las cartas del juego.

El resultado no dejaba lugar a dudas. Apoyado por las masas, por los sindicatos y por las minorías étnicas tradicionalmente demócratas, Roosevelt fue elegido por una aplastante mayoría (472 votos de electores presidenciales contra 59).

Entró en funciones el día 4  de marzo  de   1933, declarando: «Miramos con confianza y optimismo hacia el porvenir de la auténtica democracia».

Franklin Delano Roosevelt fue el trigésimo segundo (32) presidente de los Estados Unidos y es sin duda recordado como uno de los más exitosos en la historia americana.

Teniendo residencia en la Casa Blanca durante la Gran Depresión, con la aplicación de las políticas del Nuevo Trato, ayudó a restaurar la economía de Estados Unidos y el orgullo nacional, que se vio reforzada también por la participación estadounidense en la Segunda Guerra Mundial.

Sus cuarto período presidencial siempre seguirá siendo uno de los periodos más importantes en la historia americana.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

BIOGRAFÍA E HISTORIA POLITICA

Franklin Delano Roosevelt nació en Nueva York, en Hyde Park, en enero de 1882, y era hijo único de James y de Sara Delano Roosevelt. Se crió en medio de un considerable confort, pues recibió la educación de un joven gentleman y viajó desde muy pronto por Europa.

A los 14 años entró en la Groton School de Massachussets, una típica escuela de Nueva Inglaterra dedicada a modelar jóvenes con porvenir.

Entre 1896 y 1900 asistió a la escuela preparatoria en Massachusetts antes de obtener un lugar en Harvard.

En 1900 Roosevelt entró en Harvard y no brilló demasiado en sus estudios, excepto en determinadas áreas económicas acerca del intervencionismo del estado en materia de economía.

Pero por aquel entonces, admiraba a su primo lejano, Theodore Roosevelt, a la sazón presidente de los Estados Unidos.

En Harvard conoció a una sobrina del presidente, Eleanor Roosevelt, con la cual contrajo matrimonio en 1905.

Pronto abandonó sus estudios en la Columbia University School of Law para vivir en Nueva York, después de pasar las pruebas para ejercer la abogacía; sin embargo, la dedicación a la profesión no fue su fuerte, de modo que entró a trabajar en Wall Street al servicio de los trust, y en su defensa contra las acusaciones de la ley antitrust.

Casado  con una prima lejana y sobrina del presidente Theodore Roosevelt, tuvo su primera hija, Anna, nació el año siguiente.

Tuvieron cuatro hijos, James (1907), Elliot (1910), Franklin Jr. (1914) y John (1916), seguido, junto a otro niño que no sobrevivieron la infancia.

Roosevelt dejó Columbia sin un título después de pasar los exámenes de reválida en 1907.

Después trabajó para un bufete de abogados de Nueva York hasta que su carrera política se inició en 1910.

Biografia Franklin Delano Roosevelt

Franklin Delano Roosevelt nació el 30 de enero de 1882 en Hyde Park, Nueva York hijo de James y Sara Delano Roosevelt.

Sus primeros años de vida la pasó en casa, junto a sus padres y fue educado por profesores particulares.

Joven Franklin en realidad no asistió a la escuela hasta que llegó a la edad de catorce años. Dotado de una gran capacidad intelectual unida a su formación hizo que consiguiera el éxito en sus propósitos.

En 1911, y llevado por sus simpatías hacia el progresismo, apoyó la candidatura a la presidencia de Woodrow Wilson, pero una enfermedad de tifus le impidió participar en la campaña de 1912, aunque consiguió ser reelegido como senador del estado, gracias, entre otras cosas, a una sostenida campaña de prensa dirigida por su eterno colaborador, L. McHenry Howe.

Por su ayuda a Wilson, Roosevelt entró en la administración federal como ayudante en la secretaría de la Navy, donde se especializó en diversas reformas en la construcción naval y aprendió a negociar con los sindicatos de los empleados civiles de la Armada.

Al estallar la primera guerra mundial, ganó prestigio como administrador y por sus eficaces recorridos de 1918 por las bases navales y los campos de batalla de ultramar.

En la convención demócrata de 1920, Roosevelt fue nominado para la vice-presidencia en la candidatura de James M. Cox, y ambos llevaron a cabo una fuerte campaña para la entrada de Estados Unidos en la Sociedad de Naciones; sin embargo, la victoria fue republicana, y Roosevelt se dedicó entonces a trabajar como vicepresidente con una firma dedicada a negocios más o menos especulativos mientras continuaba en las filas políticas demócratas.

Pero las batallas políticas de Roosevelt no eran nada en comparación con la que él luchó en el verano de 1921.

A la edad de 39 años, Roosevelt contrajo la polio y sufrió una parálisis en sus piernas. Aunque nunca se recuperó totalmente, no dejó que le impidiera su carrera política. Siempre financió la investigación para el logro de una vacuna eficaz contra la poliomielitis.

Roosevelt pronto reanudó su carrera política, presenciando la Convención Nacional Demócrata en 1924 para nombrar a Alfred E. Smith como el candidato presidencial. Cuatro años más tarde, Smith devolvió el favor a la organización para la nominación de Roosevelt a postularse para gobernador de Nueva York y Roosevelt fue elegido.

En agosto de 1921 sufrió un ataque de parálisis y perdió la facultad de andar; su mujer y su secretario Howe, sin embargo, continuaron actuando en su nombre en los medios políticos, colaborando en la unidad de los sectores urbanos y rurales demócratas.

En 1930, Roosevelt comenzó a prepararse para las elecciones presidenciales de 1932.

Basó su agenda política en ofrecer una solución a la Gran Depresión.

Tras su elección en 1932, comenzó a motivar a los estadounidenses y a recuperar la estabilidad económica del país.

Durante los primeros «Cien Días» de su presidencia, aplicó el famoso New Deal un programa que regulaba el mercado de valores, con la ayuda de la recuperación de los negocios, las hipotecas subvencionadas y los niveles de ayuda por desempleo.

En 1935, creó el Seguro Social y comenzó un programa de trabajo para los desempleados. El éxito que experimentó como resultado de estos programas le ganó la reelección en 1936 y garantizó asi el futuro económico de los Estados Unidos de América.

El brote de 1939 de la guerra en Europa volvió la atención de Roosevelt a la política exterior, y en última instancia, a resolver los problemas económicos del país. Aunque Estados Unidos inicialmente se mantuvo neutral, Roosevelt reconoció que su participación en la guerra era inevitable.

En 1940 después de su reelección, y el comienzo del tercer período de su presidencia, las fábricas comenzaron a prepararse para la guerra y la producción nacional pronto volvió a niveles pre-Depresión.

El ataque japonés a Pearl Harbour, en 07 de diciembre 1941 seguido por la agresión de Italia y Alemania hacia los Estados Unidos obligó a la nación a la guerra.

Roosevelt fue un activo comandante en jefe. Su experiencia militar anterior lo había preparado para tal eventualidad y trabajó estrechamente con los asesores militares.

Participó en Europa y el Pacífico junto a sus aliados logrando el éxito contra el enemigo. Luego de tres años de participación de los EE.UU., la guerra casi había terminado.

En su sabiduría, Roosevelt había pasado gran parte de su tiempo planificando las Naciones Unidas, que esperaba garantice la paz internacional en el futuro.

A pesar de que fue elegido por cuarta vez en 1944, fue diagnosticado con una afección cardíaca y trastornos circulatorios. A pesar de los intentos de corregir esta situación, su salud siguió deteriorándose.

Franklin D. Roosevelt murió de un derrame cerebral mientras estaba de vacaciones en Warm Springs, Georgia el 12 de abril de 1945. Él era de 63 años.

El presidente de Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial fue Franklin Delano Roosevelt.

En 1945, en la conferencia de Yalta, junto a Winston Churchill, primer ministro del Reino Unido, y José Stalin, jefe de Estado de la Unión Soviética, sentó las bases del acuerdo entre los vencedores de la Segunda Guerra que dividió el mundo en un bloque capitalista occidental y uno comunista oriental.

Franklin D. Roosevelt nació el 30 de enero de 1882 en Hyde Park, Nueva York. Estudió derecho y militó en el Partido Demócrata desde muy joven. Elegido presidente de EE UU en 1936, Roosevelt ocupó el cargo excepcionalmente durante tres mandatos.

SUS ULTIMOS AÑOS: En 1941, los norteamericanos aceptaron el dirigismo económico, y Roosevelt creó la War Production Board e impuso unos objetivos inalcanzables para estimular la producción bélica.

Al propio tiempo, logró, en 1942, que los sindicatos renunciaran a la huelga a cambio de verse representados en los organismos de guerra. Pero las restricciones crearon un clima de penuria de materias primas y de consumo de la población civil (automóviles, neumáticos) que, en 1943, se tornó más severo.

La inflación continuó afectando fuertemente la economía del país, y la oposición a un bloqueo de los precios era muy fuerte entre los sindicatos y los medios agrícolas.

En octubre de 1942, una Stabili-sation Act otorgaba los necesarios poderes al presidente para enfrentarse a la inflación, mientras que la Revenue Act imponía a los norteamericanos el más duro esfuerzo fiscal desde comienzos de la guerra.

La clase obrera reemprendió los movimientos de huelga a lo largo de 1943, ante el bloqueo general de precios y salarios decidido por Roosevelt, que apoyó a los agricultores, pero no a los obreros, con subsidios para mantener el poder adquisitivo.

Otras dificultades aparecieron a la sazón con las necesidades de mano de obra, que obligaron a no movilizar las cifras solicitadas por el departamento de Guerra hasta 1945 y a echar mano de negros, mujeres, «comunistas», etc., hasta entonces marginados del proceso productivo.

Los dos últimos años de guerra fueron menos difíciles que los anteriores, pero la opinión pública estaba ya cansada de restricciones económicas: sindicatos, medios financieros y el Congreso no aceptaban ya el dirigismo federal.

El gobierno impuso severas medidas contra la huelga (aviso previo un mes antes; capacidad para obligar a volver al trabajo tomando directamente la dirección de la fábrica en huelga), pero no atajó la tendencia de los industriales a trabajar para el consumo civil en lugar de hacerlo para la producción bélica.

El Congreso, por su parte, mostró su opisición con la ley de Finanzas de 1944 (una ley de exención fiscal a la cual Roosevelt puso su veto sin éxito).

Después de ser reelegido en noviembre de 1944, y poco después de la conferencia de Yalta, Roosevelt moría de una hemorragia cerebral producida por un proceso arteriosclerótico prolongado.

LOS COMIENZOS DEL «NEW DEAL»
Roosevelt tenía un aspecto muy simpático, con su noble rostro y su célebre sonrisa, su sentido del humor y su personal atractivo, que producían una impresión de gran humanidad.

En realidad, el hombre resultaba un tanto impenetrable.

Era un político notablemente hábil e intuitivo, un empírico cuya filosofía social y cuyos proyectos no estaban demasiado claros. Procedía de una familia rica, descendiente de emigrados holandeses.

Liberal, tenía el sentido del compromiso y de la conciliación, y supo apoyarse, según los acontecimientos, en fuerzas antagonistas.

Podía mostrarse duro y autoritario, idealista y cínico. Sus «charlas junto al fuego», alocuciones familiares pronunciadas por la radio, le fueron extraordinariamente útiles entre el público y le valieron la confianza que le era imprescindible.

No tomaba él solo las decisiones: estaba rodeado de un equipo, de un brain trust (trust de cerebros), que contaba con numerosos intelectuales y profesores, salidos, especialmente, de la Universidad neoyorquina de Columbia.

Cordell Hull fue Secretario de Estado (Asuntos Exteriores), Henry Wallace se ocupó de la Agricultura, Francés Perkins del Trabajo.

Al lado de los profesores y técnicos del brain trust, Harry Hopkins desempeñó un gran papel. Roosevelt hizo cerrar inmediatamente los bancos, ordenó el embargo sobre el oro (el atesoramiento de oro estaba castigado con diez años de cárcel y 10.000 dólares de multa) y devaluó el dólar para estimular» las exportaciones.

Los bancos volvieron a abrirse, tras la promulgación de una severa legislación de control, y el oro afluyó a sus ventanillas.

Los tres primeros meses del New Deal, los «Cien Días», conocieron un gran número de decisiones aprobadas por el Congreso: abandono de la nefasta prohibición que entregaba a los contrabandistas y a los gangsters   enormes  beneficios,   que debían afluir a las arcas del Tesoro, en forma de impuestos; se autorizaron la cerveza ligera (3 grados) y los vinos; fueron desbloqueados 500 millones de dólares para los parados, y 275.000 jóvenes formaron el Civilian Conservation Corps para la repoblación, y para combatir los incendios de bosques y las inundaciones. Se dedicaron 3.300 millones de dólares a una gran campaña de obras públicas.

La devaluación del dólar y las inyecciones de dinero crearon una inflación que benefició a los granjeros (por la reducción del importe de sus deudas, cuyo valor real diminuía considerablemente). Se adoptaron medidas mucho menos «clásicas», revolucionarias   para  América.

El  N.I.R.A. (National Industrial Recovery Act) estaba destinado a regular toda la vida económica: disminución de las horas de trabajo con los mismos  salarios,  institución de un  salario mínimo, libertad de organización sindical en las empresas, con la firma de contratos colectivos. John L. Lewis aprovechó la ocasión, y los sindicatos lanzaron una formidable campaña de reclutamiento en todo el país.

Roosevelt ganaba así aliados, contrala posible resistencia del big business, pues el N.I.R.A. quería dirigir también la producción,   en   perjuicio   de   los   sacrosantos dogmas del capitalismo liberal. Los industriales tenían que abandonar la práctica de la unfair competition (competencia desleal), ponerse de acuerdo para fijar los precios, los salarios, los planes de producción, es decir, tenían que racionalizar las condiciones de conjunto y poner en evidencia a los patronos que se negaban a pagar salarios equitativos. Las industrias que aceptaban, recibían una insignia, el Águila Azul, garantía de   prácticas   leales.

Las   recalcitrantes   se veían amenazadas con la retirada de las licencias. En 1935, 20 millones de obreros trabajaban bajo las condiciones del Águila Azul, ratificadas por 500 leyes industriales. El Agriculturai Adjustment Act (A.A.A.) ayudó a los granjeros, tomando sus hipotecas a cargo del Estado, con reembolsos a largo plazo, primas para la reducción de las superficies   consagradas   a   los   excedentes agrícolas, facilidades de crédito, etc.

Todo esto constituía una eficaz protección para los granjeros, pero peligrosa para el Tesoro y para los contribuyentes. Los Bancos y la Bolsa fueron saneados, para evitar la repetición de la crisis financiera de 1929: los valores emitidos eran rigurosamente comprobados, y los bancos emisores no eran ya irresponsables.

Las Sociedades tenían que rellenar grandes cuestionarios que informaban a los suscriptores sobre su estado real y sobre sus posibilidades. Pronto se manifestó una clara recuperación en todos los terrenos, pero iban a surgir resistencias también.

AMPLIACIÓN DEL TEMA…

Delano Roosevelt, Político, (1882-1945)
Estadista norteamericano, que fue elegido presidente de su país por cuatro períodos consecutivos. Fue senador en 1910, subsecretario de Marina desde 1913 hasta 1920, y en 1932 presentó su candidatura presidencial por el Partido Demócrata y resultó elegido; posteriormente volvió a ganar las elecciones en 1936, 1940 y 1944. Por la importancia y variedad de sus logros, constituye una de las figuras trascendentales en la política norteamericana de este siglo.

Uno de sus principales objetivos fue sacar a su país de la postración económica en que se encontraba; para ello desarrolló un amplio plan económico que logró óptimos resultados. Fue el inspirador de la política de buena vecindad y el más decidido enemigo del aislacionismo que mantenía su país con respecto a los demás países.

Dio gran importancia a la industria bélica, con el objeto de dotar a Estados Unidos de elementos defensivos adecuados para hacer frente a los ataques del exterior y poder exportar armas a las naciones aliadas que las necesitasen, convirtiendo de esa manera a Estados Unidos en el arsenal de las democracias.

Por sus declaraciones y accione», abiertamente contrarias a todos los regímenes totalitarios, fue llamado el Campeón de la Democracia; su dinamismo y amplitud de miras se hizo sentir en todos los órdenes de la vida norteamericana y aun en la de los países involucrados en la guerra.

Después de la entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, provocada por el ataque japonés a Pearl Har-bour, Roosevelt intervino decisivamente en las conferencias de Casablanca, Quebec, El Cairo, Teherán y, por último, en Yalta, poco antes de morir.

[Seguir Leyendo…]

Hombres Que Cambiaron el Mundo – Grandes Líderes del Siglo XX

Hombres Que Cambiaron el Mundo

STALIN «EL HOMBRE DE ACERO»: Político soviético. Hijo de un humilde zapatero georgiano, a los quince años Stalin ingresó con una beca en el seminario ortodoxo de Tbilisi, donde se reveló como un alumno brillante, aunque fue expulsado al ser sorprendido cuando repartía propaganda del Partido Socialista georgiano, en el que había ingresado en 1898.

Como prosiguiera sus actividades revolucionarias, en 1902 fue detenido y deportado a Siberia. Dos años más tarde Stalin logró evadirse y volver a

Tbilisi, donde se adhirió al ala bolchevique del Partido Obrero Socialdemócrata Ruso (POSDR). Intervino en la revolución de 1905 y en las huelgas de Bakú de 1907, tras las cuales fue nuevamente detenido y enviado a Siberia, de donde huyó en 1911.

Stalin ingresó entonces en el comité central del POSDR y, designado presidente del Politburó, viajó a Viena, donde escribió El marxismo y el problema de las nacionalidades y adoptó definitivamente el apelativo de Stalin (acero).

[Seguir Leyendo Sobre Su Vida…]

SU GOBIERNO POST GUERRA MUNDIAL: Después de la Segunda Guerra Mundial, Stalin se dedicó a consolidar el poderío de la URSS a nivel internacional y a reafirmar las bases del Estado soviético en el plano interno.

En materia económica y para contrarrestar la no aceptación del Plan Marshall, la Unión Soviética lanzó su propio plan de ayuda: el COMECON —Consejo de Ayuda Mutua Económica—.

En el plano militar, se organizó el Pacto de Varsovia y se dedicó una gran parte del esfuerzo productivo a la carrera armamentista. Para compensar la amenaza de las bases norteamericanas situadas en Europa occidental —cerca del territorio soviético—, se desarrollaron nuevas armas como los cohetes. El primer satélite artificial, el Sputnik, fue lanzado en 1957.

A nivel político, la estrategia de Stalin consistió en establecer en su frontera occidental un cordón de Estados organizados de manera similar al soviético. Para lograr su objetivo, una vez terminada la guerra en 1945, Stalin promovió la formación de gobiernos de coalición con participación de ministros comunistas. De acuerdo con las características políticas de cada país, se fue procurando llevarlos paulatinamente hacia el establecimiento de un régimen de partido único y a la organización de la economía siguiendo el modelo estalinista de colectivización rural y planificación industrial. A estos Estados —Polonia, Checoslovaquia, Hungría, Rumania, Yugoslavia, Albania— se los llamó democracias populares.

La tremenda solidez del modelo soviético se vio sacudida, sin embargo, por la muerte de Stalin, ocurrida el 5 de marzo de 1953. La gran concentración del poder en su persona, la eliminación de opositores y el culto a su figura habían servido para cohesionar al burocratizado Estado soviético. Su desaparición física creó desacuerdos y fuertes tensiones entre los dirigentes y los sectores de la burocracia que pretendieron heredar su poder. Comenzó entonces un lento proceso de desestalinización, cuya primera etapa se inició en 1956 bajo la dirección de Nikita Kruschov. Luego de marchas y contramarchas, ese proceso concluyó con las reformas impulsadas por Mikhail Gorbachov en 1985 —la Perestroika—, que condujeron finalmente al desmembramiento de la URSS.

mural de stalin en la urss

Un mural de propaganda estalinista. La exaltación de la figura de Stalin fue uno de los rasgos característicos del Estado soviético. Luego de su muerte se inició un proceso de desestalinización. El nuevo rumbo de la política soviética quedó establecido en el XX Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética, celebrado en 1956, en el que Kruschov impulsó la doctrina de la coexistencia pacífica con las potencias capitalistas. El aflojamiento de las tensiones entre las grandes potencias no significó que la URSS dejara de ejercer un férreo control sobre sus áreas de influencia. Esto quedó demostrado cuando en octubre de 1956 estalló en Hungría una revuelta que procuraba. democratizar el régimen estalinista. El gobierno de la URSS envió tropas que reprimieron violentamente a los manifestantes y restauró el orden en un país que pertenecía a su zona de influencia europea.

¿Por que es Famoso Einstein? El Mayor Genio de la Fisica del Siglo XX

LA FAMA DE ALBERT EINSTEIN

La obra teórica de Einstein coronó una serie de estudios previos que otros científicos habían realizado en el campo de la geometría y la matemática. Su principal aporte a la ciencia contemporánea fue la teoría de ¡a relatividad. Las ideas de Einstein significaron una nueva manera de observar el mundo, comparable, por su importancia en la historia de la ciencia, a los estudios de Newton. En la representación del universo que surgió de la mente de Einstein, el espacio, el tiempo y el movimiento no tienen un carácter absoluto, dependen de la posición del observador.

Einstein, Albert (1879-1955)
El físico alemán-americano Albert Einstein, nacido en Ulm, Alemania, Marzo 14, 1879, muerto en Princeton, N.J., Abril 18, 1955, contribuyó más que cualquier otro científico a la visión de la realidad física del siglo 20.

Al comienzo de la Primera Guerra Mundial, las teorías de Einstein -sobre todo su teoría de la Relatividad- le pareció a muchas personas, apuntaban a una calidad pura de pensamiento para el ser humano. Raramente un científico recibe tal atención del público pero Einstein la recibió por haber cultivado la fruta de aprendizaje puro.

Los padres de Einstein, quienes eran Judíos no vigilados, se mudaron de Ulm a Munich cuando Einstein era un infante. El negocio familiar era una fábrica de aparatos eléctricos; cuando el negocio quebró (1894), la familia se mudó a Milán, Italia. A este tiempo Einstein decidió oficialmente abandonar su ciudadanía alemana.

Dentro de un año todavía sin haber completado la escuela secundaria, Einstein falló un examen que lo habría dejado seguir un curso de estudios y recibir un diploma como un ingeniero eléctrico en el Instituto suizo Federal de Tecnología (el Politécnico de Zurich).

[Seguir Leyendo Sobre Su Biografía…]

¿A qué se debe la popularidad de Einstein? ¿Tal vez a que fue uno de los grandes revolucionarios de la ciencia? No cabe duda de que lo fue, pero tampoco cabe duda de que en nuestro siglo ha habido muchas otras revoluciones científicas, igualmente importantes, producidas por científicos muchísimo menos conocidos que Einstein. Baste recordar las teorías cuánticas, la física nuclear, la teoría sintética de la evolución, la biología molecular, la psicología fisiológica y la sociología matemática, por no mencionar revoluciones técnicas tales como la televisión, la informática y la exploración espacial. Es obvio entonces que el ser revolucionario en ciencia o en técnica no garantiza la fama.

Es posible que la celebridad de Einstein se deba a la conjunción de cinco características: obra científica, impacto desconcertante de la misma, opiniones desusadas sobre asuntos mundanos, atribución de la bomba atómica y personalidad. Analizaremos brevemente estos cinco rasgos.

La obra científica de Einstein fue notable por haber abarcado una multitud de problemas difíciles y profundos durante medio siglo. (El científico corriente trabaja en un solo campo y produce su obra principal en el curso de un puñado de años, dedicando el resto de su vida a trabajos menores, a enseñar o a administrar.) Einstein contribuyó a probar la existencia de átomos y moléculas, de la que sé había dudado hasta entonces.

Postuló la existencia del fotón o quantum luminoso. Construyó la teoría especial de la relatividad, en particular la mecánica relativista. Edificó la relatividad general, o teoría del campo gravitatorio. Y fue uno de los fundadores de la física cuántica. Recibió el premio Nobel por uno de sus primeros trabajos (el referente al fotón), pero pudo haberlo recibido por cualquiera de otros tres o cuatro trabajos, o incluso por su brega por la paz mundial En resumen, mereció media docena de premios Nobel.

El impacto de algunas de las contribuciones de Einstein fue desconcertante para la mayoría de la gente. Muchos científicos se negaron inicialmente a aceptar las ideas einsteinianas de que las distancias y duraciones, así como (as masas y energías, no son absolutas sino relativas al sistema de referencia. Muchos legos extrajeron la conclusión equivocada de que Einstein había probado que todo es relativo e incluso subjetivo.

La mayoría de los científicos cerraron los ojos a las objeciones que Einstein formulara a algunos aspectos de las teorías cuánticas. Otros reconocieron que, aunque estas teorías son exitosas, Einstein puso el dedo en algunas llagas. En todo caso, las ideas científicas de Einstein causaron una profunda impresión, unas por ser bien entendidas como revolucionarias, y otras por ser mal entendidas como conservadoras.

El tercer rasgo de la vida de Einstein que contribuye a explicar su popularidad es que, desde 1920 hasta su muerte, fue lo que hoy llamaríamos el gurú, o sabio consejero, de la humanidad. Se le consultaba acerca de todo: psicoanálisis, parapsicología y religión; nazismo, socialismo y sionismo; guerra, paz y bomba atómica.

Einstein escribió tanto o más sobre problemas públicos que sobre ciencia. Al igual que al filósofo romano, nada humano le era ajeno. Uno de los episodios más difundidos y peor comprendidos de la vida de Einstein fue su participación en la construcción de la primera bomba atómica.

Hay quienes creen que ésta fue diseñada con ayuda de las teorías de Einstein; otros piensan que éste fue quien persuadió al presidente Roosevelt de que ordenara la construcción de la bomba. Nada de esto es verdad. La famosa fórmula einsteiniana E=m.c² que relaciona la energía con la masa no fue sino una de las muchísimas fórmulas que aparecen en las teorías del núcleo atómico. La base científica de la tecnología nuclear es la física nuclear, no la teoría de la relatividad.

Los enormes progresos alcanzados en física y astronomía en el último siglo se deben en gran proporción al trabajo realizado por Einstein entre 1905 y 1917. Si no hubiera existido, otros físicos habrían realizado ese trabajo con el paso del tiempo. Algunos descubrimientos habrían aparecido pocos años después, otros se habrían demorado décadas.

La teoría general, su más grande logro y el de mayores implicaciones, no estaba en la pantalla de radar de nadie en los tiempos en que Einstein la desarrolló. Hoy por hoy, ¿la habrían descubierto ya los científicos? Nadie lo sabe. Pero Einstein vivió y construyó sus revolucionarias teorías. El mundo es en gran medida como es gracias a él. Y todo comenzó en una oficina de patentes de Berna, Suiza, hace un siglo.