Abbey of Telemé Francois Rabelais

Organizacion de la Ciudad Imaginaria:Icaria de Cabet

Organizacion de la Ciudad Imaginaria:Icaria de Cabet

Nombre de la utopía: Icaria.

Autor: Etienne Cabet (1788-1856). Nacido en una familia de clase trabajadora francesa.

Recibió una buena educación, llegó a ser abogado, y fue nombrado por Luis Felipe ministro de justicia en Córcega.

Cayó en desgracia porque pensó que él podía imponer sus consejeros ante el rey.

Fue perseguido por un artículo que escribió, líxilado en Inglaterra escribió su utopía que se hizo muy popular cutre la clase trabajadora francesa.

Jugó un papel activo en la revolución de 1848. Finalmente, fue a Norteamérica con un grupo de seguidores para iniciar una nueva nación.

Este intento falló y murió desilusionado. Se describe en: Voyage en Icarie (Viaje a Icaria) (1840).

Tratado físico: Aislada del resto del mundo por montañas y ríos. Se dividía en 100 provincias y cada provincia se dividía en 10 comunas. La capital es Icaria, que se construye según un círculo perfecto.

Un río, alterado para que corra rectamente, fluye hacia el centro de la ciudad donde se divide formando una isla circular en la que hay una plaza pública y el edificio público principal.

Junto al edificio hay una terraza con una «inmensa» columna coronada por una estatua «colosal».

Todas las calles son rectas. La simetría es la regla. Hay miles de «carros» (tirados por caballos). Las aceras están cubiertas con techos de vidrio.

Estructura política y social: Una «república democrática» pero con un fuerte aparato de Estado.

La población total está organizada en asambleas populares que pasan los asuntos que no pueden resolver por sí mismas a una legislatura compuesta por 2.000 diputados, que pueden ser destituidos, y a una rama ejecutiva compuesta por un presidente y 15 ministros.

La población se divide también en 15 comisiones, cada una bajo la conducción de un comité de expertos.

Los comités de expertos tienen poder de decisión sobre los hechos diarios.

Se supone que no hay clases, pero hay una burocracia de expertos. Propiedad y distribución de los bienes:

Las propiedades personales y los medios de producción, todos forman «un solo capital social».

La distribución de los bienes es determinada por la ley de acuerdo al principio de igualdad.

El Estado facilita los medios de producción, almacena los bienes en depósitos y distribuye los bienes entre todas las familias.

Producción: «Todos deben practicar un oficio y trabajar el mismo número de horas».

Hay una intención de reducir el número de horas y hacer el trabajo agradable y seguro.

Uso intenso de la máquina. Todas las vocaciones son igualmente respetables. Hay distinciones públicas para los trabajadores especialmente productivos. Orden y disciplina de tipo militar.

Familia /Matrimonio / Sexo: Seis meses dura el noviazgo. La educación y la opinión pública —no la ley— alientan la fidelidad conyugal.

Lugar de la mujer: Como los hombres, tienen oficios, pero se jubilan antes (a los 50 años en lugar de 65). Se les debe atención y respeto. No obstante, se supone que ellas son las que preparan las comidas.

Educación y cultura: Los objetivos son formar «buenos trabajadores, buenos padres, buenos ciudadanos y hombres verdaderos». Una rígida censura controla la producción artística.

Vida diaria: Todo es regulado por la ley. Por ejemplo, «nadie puede comer algo que la República no aprueba».

Una comisión determina el número de comidas, los tiempos en que deben ser tomadas, la cantidad de platos, los ingredientes de las comidas y el menú diario.

Otra comisión determina todos los aspectos de la vestimenta diaria. Hay un uniforme para cada «condición» (edad, sexo, estado civil, etcétera) y cada ocasión.

Temas Relacionados

Utopía I: La República Platón

Utopía II: Utopía Tomás Moro

Utopía III: Abbey of Telemé Francois Rabelais

Utopía IV: Cristianópolis Johan V. Andrea

Utopía V: Armonía Charles Fourier

Utopía VI: Icaria Etienne Cabet

Enlace Externo:

La Utopía de Tomás Moro (trad. de 1805) en Google Libros

Julio Alguacil Gómez, Calidad de vida y modelo de ciudad

Falansterios de Fourier: Ciudad Imaginaria, Vida y Organizacion

Falansterios de Fourier: Armonía, la Ciudad Imaginaria: Vida y Organizacion

Nombre de la utopía: Armonía.

Autor: Charles Fourier (1772-1837). Siendo un niño, Fourier notó «el contraste que existía entre el comercio y la verdad».Mortificado por esto, trató ingenuamente de conversar aparte con los compradores y «explicarles lo que se les estaba haciendo».

Falansterios de Fourier: Ciudad Imaginaria, Vida y Organizacion

Se ganó así una buena zurra. Más tarde, y contra su voluntad, fue aprendiz con un mercader en telas y siguió la carrera del comercio. «Perdí los mejores años de mi vida en el taller del fraude.»

Escribió copiosamente e hizo numerosos intentos para lograr atraer un benefactor que financiara la realización de su utopía.

 Trató de convencer a Napoleón, al Zar, al duque de Bedford, al Congreso de los EE.UU., Chateaubriand y Lady Byron, entre otros.

Era capaz de esperar todos los días en su alojamiento por si el «candidato» decidía aparecer por allí.

Pero ninguno fue.

Pasó la mayor parte de su vida solo, sus libros fueron ridiculizados y sólo hacia el final de su vida logró atraer algunos discípulos.

Se describe en: Théorie des quatre mouvements (Teoría de los cuatro movimientos) (1808). Traite de l’association domestique agricole (Tratado de la asociación doméstica agrícola) (1822). Le Nouveau Monde industriel (El nuevo mundo industrial) (1829-1830).

Población: 1.620 en cada falansterio.

Tratado físico: En el centro de un territorio, o falans, está el falansterio o palacio, que consta de 3 alas; una para la industria ruidosa y los niños ruidosos, una para las actividades silenciosas y una para salas de banquetes y grandes salones.

En cada una de las terminaciones del falansterio hay dos templos, uno para música, gimnasia y poesía y el otro para celebrar la unidad del hombre con el universo.

En la cima hay un observatorio, telégrafo y torre de señales.

Estructura política y social: Un ordenamiento jerárquico complejo, y ausencia de medidas coercitivas.

Por ejemplo, las declaraciones del consejo supremo industrial, compuesto por los funcionarios de alto rango de cada grupo de trabajo, no son obligatorias, pero los deseos de los grupos de trabajo no difieren de los del consejo, cuya opinión es tenida en mucha estima.

Cada falansterio está gobernado por una «regencia» o consejo compuesto por aquellos que tienen los mayores capitales y conocimientos.

La intención general no es la abolición de las clases sino la armonía de clases.

Propiedad y distribución de los bienes: Se mantiene el concepto de propiedad privada, pero a todos se les garantiza un ingreso mínimo.

La producción es «asociada» o cooperativa.

Cada uno comparte el beneficio total según su contribución de capital, trabajo y talento. Hay intercambio comercial entre los falansterios.

Producción: La economía se basa en la agricultura suplementada por la industria «necesaria».

Un sistema de «trabajo atractivo» conecta a la gente con los trabajos más apropiados para ellos de acuerdo con sus «tipos pasionales».

La gente forma grupos de trabajo o «series», juntándose por propia afinidad y predisposición natural a tipos particulares de trabajo.

Con el tiempo, todo el que vive en Armonía prueba 40 ocupaciones o más.

Puede cambiar de grupo de trabajo a grupo de trabajo, encontrando amigos en todas partes y pasión y alegría en el trabajo.

Los lugares de trabajo son limpios y elegantes.

El trabajo sucio es hecho por «pequeñas hordas» de jóvenes a quienes les atrae por naturaleza la suciedad.

Los grandes proyectos públicos son realizados por «ejércitos industriales» formado con atletas industriales.

Familia / Matrimonio / Sexo: En Armonía el matrimonio, naturalmente, desaparecerá.

Siendo el amor una «pasión compleja» la monogamia es rara.

Las instituciones sociales tienen a su cargo asegurarse de que nadie que sea capaz de amar sea frustrado en su deseo.

Primero, cada uno recibe un «mínimo sexual», ya que los santos eróticos se dedican a los menos atractivos de la comunidad. Después de esto, lodos pueden perseguir al objeto de sus deseos de una manera abierta. Hay un lugar para las llamadas perversiones.

Sólo la «falta de autenticidad» —no respetar las reglas del juego que uno mismo ha elegido libremente— es digna de castigo.

No hay límites para los juegos que pueden elegirse; algunos incluso eligen castidad o fidelidad, al menos durante algún tiempo.

Una Corte de Amor decide si las personas están jugando de acuerdo a las reglas y sus funcionarios organizan festivales y orgías, llevan registros de las inclinaciones sexuales individuales y agrupa iguales con iguales.

Las personas con inanias extrañas se encuentran en convenciones internacionales.

Educación y cultura: La educación común crea una cultura común cutre pobres y ricos, lo que elimina las diferencias de clase.

Todos los niños participan en la obra de modo que lleguen a comprender la unidad.

Una combinación de apoyo paternal —en general ignorado— y las reconvenciones y burlas de los compañeros de grupo, aguijo-ncan el crecimiento del niño.

Temas Relacionados

Utopía I: La República Platón

Utopía II: Utopía Tomás Moro

Utopía III: Abbey of Telemé Francois Rabelais

Utopía IV: Cristianópolis Johan V. Andrea

Utopía V: Armonía Charles Fourier

Utopía VI: Icaria Etienne Cabet

Enlace Externo:

La Utopía de Tomás Moro (trad. de 1805) en Google Libros

Julio Alguacil Gómez, Calidad de vida y modelo de ciudad

Caracteristicas de la Ciudad Ideal de Johan Andrea:Organizacion

Caracteristicas de la Ciudad Ideal de Johan Andrea

Nombre de la utopía: Cristianópolis.

Autor: Johan Valentín Andrea (1586-1654). Erudito, humanista, viajero, reformador social y predicador luterano.

Se describe en: Christianopolis (c. 1618). Población: 400 personas.

Tratado físico: Ciudad de forma cuadrada de 700 pies de lado, ubicada en una isla.

Bien fortificada con 4 torres y una muralla. Dos hileras de edificios además de un edificio de gobierno y un depósito.

Todos los edificios tendrían 3 pisos con un balcón público que llevaría hasta ellos. Mucho aire puro y ventilación.

Un sistema de zonas separaría las áreas de suministros de alimentos, áreas de ejercicios y deportes y las áreas públicas y las industrias.

Estructura política y social: «Una república de trabajadores, viviendo cu igualdad, deseando paz, y renunciando a la riqueza.» Los ciudadanos se encuentran en las salas de las cofradías para participar «en los asuntos tanto civiles como religiosos».

Veinticuatro consejeros constituyen el gobierno, con un triunvirato de ministro, juez y director de enseñanza.

Propiedad y distribución de los bienes: El único dinero está en el tesoro de la república. Las casas son de propiedad pública y alquiladas con muebles.

Las comidas son privadas, pero los alimentos se obtienen de los almacenes públicos.

Producción: Las áreas industriales se dividen en:

1. Agricultura y ganadería;

2. Almacenes de alimentos e industrias livianas;

3. Industria pesada (metalurgia, vidrio, loza). «Los hombres no son llevados a un trabajo con el cual no están familiarizados, como se llevan los animales a sus faenas, sino que se los entrenará previamente en un conocimiento completo de los problemas científicos…

Los artesanos serán hombres casi totalmente educados.» Todas las semanas, cada trabajador recibe de un fondo común lo que necesita para su trabajo, «porque toda la ciudad es como si fuera un lugar de trabajo común».

Un grupo especial se asegura de que haya suficiente cantidad en depósito para lo que hay que producir. Si hay suficiente provisión, «se les permite a los trabajadores dar rienda suelta a su inventiva».

Los trabajadores «parecen beneficiar antes que perjudicar sus cuerpos». Las horas de trabajo son pocas, de modo que las tareas más duras no crean hombres rudos.

Familia / Matrimonio / Sexo: Familia nuclear. La falta de castidad es severamente castigada.

El propósito del matrimonio es la reproducción. Aun la gente casada «no debe perjudicarse o debilitarse por relaciones sexuales demasiado frecuentes».

Lugar de la mujer: Comparten la educación con los hombres, pero no pueden votar y tienen la función especial de cuidar la ropa y ocuparse de las tareas de la casa.

«Ninguna mujer debe avergonzarse de las obligaciones de la casa, ni debe cansarse de atender a las necesidades de su marido.»

Educación y cultura: Después de los 6 años los niños se mudan a una escuela de la comunidad donde las maestras son miembros respetados de la comunidad y no «la hez de la sociedad humana ni tampoco los inútiles para otra ocupación».

Los estudiantes aprenden todas las disciplinas intelectuales y también un oficio.

Ni la enseñanza ni el trabajo es tal «que un hombre, si se le da tiempo suficiente, no pueda dominarlos».

Entre sus centros de aprendizaje Andrea inventó (un siglo y medio antes que existiera el Museo Británico), el primer museo.

«La instrucción entra mucho más fácilmente por los ojos que por los oídos.»

Crimen y castigo: Los jueces «castigan más severamente los delitos contra Dios, menos severamente los que ofenden a los hombres, y menos aún los que dañan las propiedades.»

La sentencia de muerte es rara.

planta de cristianopolis

Temas Relacionados

Utopía I: La República Platón

Utopía II: Utopía Tomás Moro

Utopía III: Abbey of Telemé Francois Rabelais

Utopía IV: Cristianópolis Johan V. Andrea

Utopía V: Armonía Charles Fourier

Utopía VI: Icaria Etienne Cabet

Enlace Externo:

La Utopía de Tomás Moro (trad. de 1805) en Google Libros

Julio Alguacil Gómez, Calidad de vida y modelo de ciudad

Funcionamiento de Ciudad Utopica, Idealizada de Rabelais

Funcionamiento de Ciudad Utopica, Idealizada de Rabelais

Nombre de la utopía: Abbey of Théléme.

Autor: Francois Rabelais (1494-1553). Escritor satírico francés. Hombre típico del Renacimiento, con un conocimiento enciclopédico, amor por la literatura, odio por las doctrinas escolásticas y desprecio por la vida monástica. Se describe en: Gargantúa (1534), Libro I.

Tratado físico: Un castillo de forma hexagonal con 6 torres, rodeado por un bosque.

No hay murallas alrededor de este convento.

La Abadía tenía grandes apartamentos, librerías, galerías de arte, pista de equitación, teatro, piscina de natación, canchas de tenis, huertas, parques, lugar para la práctica de arco y flecha y un jardín de esparcimiento.

Estructura política y social: La Abadía está habitada por una aristocracia basada en la inteligencia y en el conocimiento.

Las mujeres debían ser «hermosas, de bellos rasgos y disposición dulce» y los hombres «gentiles, atractivos y en buen estado físico».

Ni reyes, ni príncipes, ni leyes, ni política. Sólo una regla: «Haz lo que quieras.»

Propiedad y distribución de los bienes: Un patrón rico proveería todo lo que se desease.

Familia / Sexo /Matrimonio: Los «alegres frailes y las monjas» pueden casarse si lo desean y, o bien dejar la Abadía, o permanecer en ella. También, mientras se está en la Abadía, puede tomarse una amante.

Lugar de la mujer: Generalmente iguales, aunque hombres y mujeres sobresalen en diferentes habilidades: los hombres en la equitación y uso de las armas, las mujeres en la costura.

Vida diaria: «Todo su tiempo es ocupado… en su propio placer y a su voluntad», o sea, comer, beber, caminar por los campos, cazando, cantando y, si así lo desean, trabajando. «No debe haber ni reloj ni contadores… la mayor pérdida de tiempo que conozco es contar las horas —¿qué puede obtenerse de bueno en ello?»

Temas Relacionados

Utopía I: La República Platón

Utopía II: Utopía Tomás Moro

Utopía III: Abbey of Telemé Francois Rabelais

Utopía IV: Cristianópolis Johan V. Andrea

Utopía V: Armonía Charles Fourier

Utopía VI: Icaria Etienne Cabet

Enlace Externo:

La Utopía de Tomás Moro (trad. de 1805) en Google Libros

Julio Alguacil Gómez, Calidad de vida y modelo de ciudad

Ciudad Imaginaria de Tomas Moro:Utopia, Caracteristicas

Ciudad Imaginaria de Tomas Moro:Utopia, Caracteristicas

Nombre de la utopía: Utopía (derivada del griego, significa «ninguna parte»).

Autor: Sir Thomas Moro (1478-15 35). Erudito. Amigo de Erasmo. Escribió durante el «movimiento por el cercado de las propiedades»’. Se describe en: Utopía (1516).

Población: Cada ciudad tiene aproximadamente 100.000 habitantes. Hay 54 ciudades.

Ciudad Imaginaria de Tomas Moro:Utopia, Caracteristicas

Tratado físico: Islas de topografía ondulada. Las ciudades deben estar separadas por un mínimo de 24 millas una de otra, pero no más alejadas que por un día de camino.

La ciudad capital, Amaurot, es de forma cuadrada, de 2 millas de lado.

Las casas son uniformes y contiguas, cada una con un jardín en el fondo.

Las manzanas compiten unas con otras en la belleza de sus jardines y la cantidad de sus frutos.

Estructura política y social: La base es la familia. Todos los años, cada grupo de 30 familias elige un magistrado, que se llama «syphogrante». Cada 10 syphograntes hay un tranibor.

Todos los syphograntes, que son 200, eligen un príncipe de la ciudad entre una lista de 4 candidatos elegidos por el pueblo. Hay un consejo de toda la isla cada año.

Propiedad y distribución de los bienes: No existe propiedad privada ni dinero. Todos los meses hay una combinación de festival y libre intercambio de bienes entre la ciudad y el campo.

Dentro de la ciudad hay 4 lugares para mercado, a los cuales las familias llevan los bienes que han producido.

Estos bienes son transportados a almacenes donde el padre de cada familia elige lo que su familia necesita.

Además, un gran consejo se reúne anualmente en Amaurot para examinar la producción de las regiones y repartir los excesos de algunas regiones entre aquellas que puedan sufrir escaseces, «de este modo, toda la isla es como si fuera una sola familia».

El valor del oro es disminuido utilizándoselo para escupideras y para cadenas para los esclavos; las perlas y los diamantes se les dan a los niños como juguetes.

Las comidas son tomadas en conjunto en granjas o grandes vestíbulos. Las casas están abiertas a los visitantes y son reconstruidas por grupos cada 10 años.

Producción: Integración de la agricultura y la industria.

Todos deben realizar tareas agrícolas durante dos años; luego, algunos quedan en el campo mientras otros van y vienen de la ciudad al campo.

Cada alquería está compuesta por una «familia» de 40 personas.

Muchos huevos son separados para almacenar en edificios de tipo incubadora (una anticipación por parte de Moro).

Cada uno aprende un oficio que se pasa de padres a hijos dentro de cada familia. Se trabajan 6 horas por día.

Familia /Matrimonio / Sexo: Cada casa es una unidad, tanto doméstica como industrial. La casa de una ciudad estará constituida por 10 a 16 miembros gobernados por el señor y la señora.

Se debe gran respeto y obediencia a los miembros mayores.

Un novio y una novia pueden verse uno al otro desnudos antes del casamiento, así ninguno de los dos deberá cargar con un esposo deforme. No obstante, las relaciones premaritales son castigadas.

Lugar de la mujer: Patriarcal. Las mujeres sirven las comidas principales. Los maridos tienen el poder de castigar a sus mujeres. Pero las mujeres no pueden ser excluidas del sacerdocio.

Educación y cultura: El cultivar la mente es considerado el placer más grande. Una creencia general en Dios, pero tolerancia para todas las creencias.

Crimen y castigo: Es un crimen grave viajar sin el pasaporte del príncipe.

Temas Relacionados

Utopía I: La República Platón

Utopía II: Utopía Tomás Moro

Utopía III: Abbey of Telemé Francois Rabelais

Utopía IV: Cristianópolis Johan V. Andrea

Utopía V: Armonía Charles Fourier

Utopía VI: Icaria Etienne Cabet

Enlace Externo:

La Utopía de Tomás Moro (trad. de 1805) en Google Libros

Julio Alguacil Gómez, Calidad de vida y modelo de ciudad

Utopías dePlaton y la Ciudad Ideal:La Republica

Utopías de Platon,Ciudad Ideal:La Republica

Nombre de la utopía: La República.

Autor: Platón (427P-347 a. C.). Tenía 23 años cuando terminó la guerra del Peloponeso entre Esparta y Atenas, que dejó a Atenas, donde vivía, en un estado de agotamiento político y económico.

Se describe en: La República (c. 370 a. C.).

Población: 5.040, la cantidad conveniente para que un orador pueda dirigirse a ella.

Estructura política y social:

Una meritocracia que tenía:

Protectores o gobernantes. Elegidos sobre la base de buen linaje, estado físico, inteligencia y educación.

La virtud principal es la sabiduría.

Las leyes de los protectores se justifican ante sí mismos y ante los demás sobre la base de una mentira «noble» o «medicinal»: la de que Dios puso oro en ellos, mientras puso plata en sus auxiliares y hiero y cobre en los trabajadores.

Auxiliares o guerreros. Este grupo está formado por guardianes jóvenes que no están aún preparados para ser gobernantes, y otrosmiembros de la clase defensora que son de naturaleza más violenta que filosófica. La virtud principal es el valor.

Trabajadores. Agricultores y artesanos.

Esclavos.

Propiedad y distribución de los bienes:

Los gobernantes y los auxiliares comparten casas, comidas y bienes de varios tipos que poseen en común.

Cada uno recibe un estipendio fijo al año que no proporciona lujos.

No se permite la posesión ni tan siquiera la cercanía del oro o la plata. «Debemos decirles que ellos tienen el metal divino siempre en sus corazones.».

Las clases trabajadoras y comerciantes pueden hacer trabajos para sí mismos.

«Ellos encontrarán por sí mismos la mayor parte de la legislación necesaria.»

Producción:

Se considera al trabajo manual limitador del desarrollo mental y las artes mecánicas son serviles. La economía se basa en la agricultura y el artesanado.

Familia / Matrimonio / Sexo:

Las mujeres y los hijos de los gobernantes y de los auxiliares forman una comunidad. «Nadie conocerá su propio hijo, ningún niño conocerá a su padre»

Sólo los «mejores» de ambos sexos serán juntados para tener hijos y si los «peores» tienen hijos, estos niños serán «puestos fuera de la vista y conservados en secreto y misterio».

Hay ciertas edades para la procreación, y si nacen hijos fuera de este período, serán «eliminados».

Los niños que nazcan fuera del matrimonio serán declarados «desautorizados e impíos».

El amor, como oposición al mero sexo, tiene lugar entre los hombres de manera moderada, de modo que un amante podrá besar o abrazar a su amado como a un hijo, pero «nunca debe sospecharse que se va más allá de esto».

El lugar de la mujer:

En la clase gobernante, al menos, los hombres y las mujeres comparten la misma educación, el cuidado de los hijos, la protección de los demás ciudadanos y la guerra.

Educación y Cultura:

Los niños son criados en un parvulario del Estado. Son llevados a la guerra como observadores para que «prueben el gusto de la sangre como cachorros».

Cuando crecen aprenden gimnasia, educación militar, música, disciplinas estéticas e intelectuales y finalmente las ciencias matemáticas y la dialéctica, «el poder de ver las cosas en su totalidad».

Los mejores, a la edad de 35 años, son elegidos para dirigir en las guerras y en las actividades prácticas de la vida, a la edad de 50 años llegan a ser gobernantes completos.

Las artes deben adaptarse a las normas éticas.

La música y la poesía son especialmente subversivas y, por lo tanto, deben ajustarse a reglas.

Temas Relacionados

Utopía I: La República Platón

Utopía II: Utopía Tomás Moro

Utopía III: Abbey of Telemé Francois Rabelais

Utopía IV: Cristianópolis Johan V. Andrea

Utopía V: Armonía Charles Fourier

Utopía VI: Icaria Etienne Cabet

Enlace Externo:

Julio Alguacil Gómez, Calidad de vida y modelo de ciudad