Bases Cientificas

Biografia de Lorenz Konrad Fundador de la Etologia

Biografia de Lorenz Konrad Fundador de la Etologia-Obra Científica

En 1937, a orillas del Danubio, un joven austríaco que acaba de ser nombrado profesor de la Universidad de Viena estudia el comportamiento de las aves. Sus observaciones revelan aspectos nuevos de la conducta animal y sientan las bases de una nueva ciencia.

El fundador de la etología fue Konrad Lorenz, un médico y zoólogo nacido en la ciudad de Viena, el 7 de noviembre de 1903. Esta ciencia estudia la conducta de los animales.

La etología utiliza otras disciplinas científicas, como la biología, la bioquímica, la fisiología y la ecología, para analizar e interpretar las formas de comportamiento que se observan en ellos.

El comportamiento de los animales había atraído a los sabios desde la antigüedad. Sin embargo, consideraban los estudios dentro de la zoología.

Los estudios de Lorenz demostraron que eran tan importantes que valían una ciencia aparte.

Etología: Se refiere al estudio científico del comportamiento humano y animal.

Biografia de Lorenz Konrad Fundador de la Etologia
LORENZ, Konrad. (Viena, 1903-Altenburg, 1989.) Científico austríaco. De joven cuidó animales enfermos en el Zoológico de Schonbrunner. Estudió Medicina y Zoología en las Universidades de Columbia y Viena, donde se doctoró en 1933. Fue profesor en las Universidades de Viena (1937-40) y Kónigsberg (1940-42).

De sus estudios sobre la agresión y otros rasgos de la conducta de diversas especies de animales, quiso sacar conclusiones aplicables al hombre, lo que provocó controversias. En 1973 se le concedió el premio Nobel de Fisiología

Durante la segunda guerra mundial fue médico del ejército alemán, cayendo prisionero de los rusos (1944-48).

Después dirigió o fundó varios Institutos de Investigación en Altenberg, Buldern (Westfalia) y Seewiesen (cerca de Munich). Se le considera uno de los padres de la Etología, la parte de la Biología que estudia la conducta de los seres vivos.

Fundó colonias de aves (chovas, gansos y patos, principalmente), descubriendo el fenómeno de la impronta materna, el hecho de que un ave recién nacida toma por su madre al primer ser que ve moverse a su alrededor.

Para investigarlo, Lorenz desempeñó el papel de madre de diversas carnadas de aves, que le seguían a todas partes. Colaboró con Nikolaas Tinbergen en el análisis de la conducta animal que se debe a la acción simultánea de dos impulsos contradictorios (conflicto).

La danza de las abejas: A Konrad Lorenz le impresionaron mucho los estudios de su compatriota Karl von Frisch sobre el significado del color de los animales y sobre todo su descubrimiento de que los distintos modos de vuelo de las abejas eran expresiones de un código de comunicación.

Es decir, la forma que tienen de «hablar» entre ellas.

Sobre estas ideas básicas, Lorenz observó las ceremonias y rituales de apareamiento de las aves, la posesión de territorios, el significado de la agresividad, su vínculo con el entorno, etc, hasta relacionar algunos aspectos de su conducta con ciertos comportamientos humanos.

Lorenz afirmaba que había dos modos de estudiar los animales.

Uno en el laboratorio, con la ayuda de aparatos y utensilios especializados, y otro al aire libre. Sostenía que la conducta de los animales era instintiva y que, por lo tanto, debían ser estudiados en libertad.

Hablaba con las bestias, los peces y los pájaros (1949), Cuando el hombre encontró al perro (1950), Evolución y modificación de la conducta (1965), Los ocho pecados mortales de la humanidad civilizada (1973) y La otra cara del espejo (1973), son algunas de sus obras más importantes.

Konrad Lorenz, quien murió en su ciudad natal, el 27 de febrero de 1989, compartió el premio Nobel de Medicina y Fisiología de 1973 con Von Frisch y Tinbergen.

Biografia de Hubble Edwin Astronomo Vida y Obra Cientifica

Biografia de Hubble Edwin-Astronomo Vida y Obra Cientifica

En el año 1929, en el monte Wilson, California, donde se encuentra el telescopio más grande del mundo, un astrónomo comprueba que las galaxias se alejan de nosotros. El descubrimiento fundamenta una nueva teoría sobre el universo.

El astrónomo estadounidense Edwin Hubble fue el primero en observar que las galaxias se alejan de nosotros y que, mientras más lejos están, más rápido lo hacen.

Esto lo llevó a pensar que el universo está en continua expansión y es la base de la teoría del Big Bang, formulada después de Hubble, según la cual el universo se formó debido a una gran explosión original.

Las galaxias son grupos grandes de estrellas. La Vía Láctea, dentro de la cual está el Sol, es nuestra galaxia.

Biografia de Hubble Edwin-Astronomo Vida y Obra Cientifica
Edwin Hubble, quien nació en Marshfield, el 20 de noviembre de 1889, observó que más allá de la Vía Láctea había muchas galaxias más. También que estaban a millones y hasta billones de años luz de nosotros. Sus descubrimientos dieron así un impulso decisivo en el estudio de los misterios del universo.

BIOGRAFIA:

Hubble, Edwin Powell (Marshfield, Misuri, 1889-San Marino, California, 1953.) Astrónomo estadounidense. Estudió en las Universidades de Chicago y Oxford, donde se licenció en Derecho, pero se dedicó exclusivamente a la Astronomía, que le apasionaba.

Trabajó en los observatorios de Yerkes, Monte Wilson y Monte Palomar.

En 1913, el astrónomo Vesto Melvin Slipher obtuvo el espectro de la nebulosa de Andrómeda, que presentaba un corrimiento hacia la zona azul del espectro visible que parecía indicar que esta nebulosa se acerca hacia nosotros a una velocidad de unos 300 km/seg (ver Efecto Doppler).

Estudiando otras nebulosas, encontró también corrimientos, pero hacia el rojo, por lo que se alejan de nosotros.

Las velocidades eran tan altas, que Slipher propuso que estas nebulosas se encuentran fuera de la Vía Láctea, resucitando la idea de los universos-islas propuesta por el filósofo Immanuel Kant y el astrónomo William Herschel.

Espoleado por el hallazgo de Slipher, Hubble realizó en Yerkes su tesis doctoral sobre las nebulosas.

Una vez en Monte Wilson, consiguió fotografiar la de Andrómeda, detectando en ella varias estrellas.

Además, calculó la distancia a que se encuentra, utilizando para ello las cefeidas variables , cuyo periodo de variación es proporcional a su brillo, lo que permite estimar éste y, por tanto, la distancia.

Llegó a la conclusión de que Andrómeda se encuentra a un millón de años-luz, lo que demostraba que esta nebulosa es una gigantesca agrupación de estrellas situada fuera de la Vía Láctea.

A partir de entonces dejó de utilizarse el nombre de nebulosa (nubécula), que fue sustituido por el de galaxia (del griego galactos, leche, por la Vía Láctea).

Con la ayuda de Milton L. Humason, Hubble siguió aplicando el mismo método para calcular’ las distancias de unas 40 galaxias.

En 1929 descubrió que casi todas ellas presentan corrimientos al rojo en su espectro, que resultan ser proporcionales a la distancia.

Esta es la ley de Hubble, que afirma que las galaxias (excepto las más próximas, como la de Andrómeda, que están ligadas a la nuestra por la gravedad) se alejan de nosotros con una velocidad proporcional a la distancia que nos separa.

El universo está en expansión (Einstein, Lemaitre, Eddington, De Sitter), y hace mucho tiempo debía estar comprimido en un espacio muy reducido.

El coeficiente de proporcionalidad entre la velocidad de las galaxias y su distancia se llama constante de Hubble, y de su valor depende la edad del universo (el tiempo transcurrido desde el principio).

De acuerdo con los cálculos de Hubble, esta edad era demasiado pequeña (menor que la de la Tierra).

Posteriormente se descubrió que esos cálculos eran erróneos (existen dos familias de estrellas cefeidas y él había utilizado la que no era), y las distancias son en realidad mucho más grandes (la galaxia de Andrómeda se encuentra a más de dos millones de años luz).

Año-Luz: Es la distancia que recorre la luz en un año. La luz viaja a 300.000 Km/seg, entonces para saber esa distancia, debemos obtener la cantidad de segundos en un año que es igual a: 365 x 24 x 60 x 60=31.536.00 segundos. Multiplicando este tiempo en segundos por la velocidad de la luz, nos dá un numero enorme: 9.461e+15

El valor actual de la constante de Hubble está comprendido entre 50 y 100 km/seg.megaparsec, lo que corresponde a una edad del universo entre 10.000 y 20.000 millones de años.

Hubble recibió numerosos premios, como la medalla Barnard (1935), la Franklin (1938) y la de la Royal Astronomical Society (1939).

Entre sus obras destacan The realm ofthe nebulae (El dominio de las nebulosas, 1936) y The observational approach to cosmology (El procedimiento de la observación en Cosmología, 1937), ambas de divulgación.

Fuente Consultada:
Enciclopedia ENCARTA de Microsoft
Grandes Científicos de la Humanidad Tomo I – Edwin Powell Hubble – Manuel Alfonseca – Editorial Espasa –
¿Sabes quien…? Editorial OCEANO Entrada: Edwin Powell Hubble

Biografia de Ambrosetti Juan B. Naturalista Argentino

Resumen de la Obra Científica y Literaria de Ambrosetti Juan Bautista

Juan B. Ambrosetti. Fue un paleontólogo, arqueólogo e historiador. Nació en Gualeguay, provincia de Entre Ríos, el 22 de agosto de 1865. Fue el iniciador en el país de la exploración arqueológica con criterio estrictamente científico y el primero en realizar estudios sistemáticos del folklore nacional por lo que fue llamado el «Padre de la Ciencia Folklórica».

Los estudios etnográficos y arqueológicos efectuados por Juan B. Ambrosetti (1866-1917) le llevaron a realizar exploraciones que abarcaron las dos terceras partes del territorio argentino y a realizar pacientes trabajos de gabinete, a fin de analizar las reliquias encontradas para descifrar el pasado remoto de estas tierras.

Los estudios etnográficos y arqueológicos efectuados por Juan B. Ambrosetti (1866-1917) le llevaron a realizar exploraciones que abarcaron las dos terceras partes del territorio argentino y a realizar pacientes trabajos de gabinete, a fin de analizar las reliquias encontradas para descifrar el pasado remoto de estas tierras.

ambrosetti juan bautista

En 1866, concluidos sus estudios secundarios en el Colegio Nacional de Buenos Aires, participó, como simple cronista, en una expedición científica que partió hacia el Chaco.

A su regreso se detuvo en Paraná, donde visitó el Museo que Pedro Scalabrini había fundado dos años antes con el propósito de reunir y conservar los recuerdos de las tribus indígenas, ejemplares de la flora, la fauna y los minerales argentinos y, sobre todo, los fósiles que constituyen la prueba de las épocas que ha pasado nuestro suelo.

Contagiado por el entusiasmo del famoso naturalista italiano, Ambrosetti se incorporó al Museo de Paraná, realizando sus primeros estudios de botánica, zoología y geografía y orientándose, luego, hacia la arqueología, la etnografía y el folklore, dominios en los que realizó una extraordinaria labor.

Las numerosas expediciones que realizó le permitieron reunir una cantidad de piezas, que pasaron al Museo Etnográfico de la Facultad de Filosofía y Letras de Buenos Aires, que fundó en 1906, sobre la base de trescientas, sesenta piezas que habían donado varios particulares, las cuales aumentaron durante los diez años que dirigió la institución a la cifra de veinticuatro mil. Ambrosetti descubrió, y luego describió, en Quilmes y La Paya dos importantes «ciudades indígenas».

En 1908 efectuó el descubrimiento del Pucará de Tilcara, magnífica revelación científica del pasado que encontró luego de efectuar sistemáticas exploraciones en la quebrada de Humahuaca en busca de un viejo pueblo indígena, del cual había hallado noticias en antiguos cronistas. Nuevas expediciones, organizadas en los años siguientes, le condujeron al descubrimiento de toda una cultura.

vista pucara de tilcara

La bibliografía de Ambrosetti abarca más de sesenta títulos, de los que se destacan los que se refieren a cuestiones arqueológicas: Las grutas pintadas, contiene descripciones de grutas y petroglifos de la provincia de Salta; El símbolo de la serpiente, es un estudio de la evolución de la iconografía de este animal en la alfarería funeraria de los valles calchaquíes; Los monumentos megalíticos del valle de Tafí describe su descubrimiento, en la provincia de Tucumán, de una civilización autóctona, independiente de la de los incas; El sepulcro de La Paya es un estudio de las ruinas de la ciudad indígena por él descubierta; El bronce en la región calchaquí contiene un análisis del problema de la metalurgia indígena. Sus viajes por el interior del país dieron origen a sus trabajos: Viaje a la Pampa Central; Paseo a los Andes y Por los valles calchaquíes.

Sus estudios folklóricos los inició en 1893 estudiando el folklore misionero y el gaucho, y en 1917 publicó Leyendas y supersticiones, obra en que analizó las del noroeste, el litoral y la pampa.

«Cuando la arqueología era sinónimo de entusiasmo —ha dicho Fernando Márquez Miranda— apareció Ambrosetti. Antes de él sólo había ensayos apurados. Después suyo, una generación de estudiosos dotados de un método científico que él contribuyó en gran parte a crear».

La obra de Ambrosetti se prolongó en la labor de su discípulo Salvador Debenedetti (1884-930), que fué su sucesor en la dirección del Museo Etnográfico.

OTROS DESTACADOS NATURALISTA ARGENTINOS:

En el terreno de las ciencias naturales, que es el dominio científico que ha adquirido mayor desarrollo en nuestro país, se han destacado varios hombres de ciencia.

Carlos Ameghino (1865-1936), eficaz colaborador de su hermano Florentino, pasó años enteros en la Patagonia, explorando esa amplia zona. «El descubrimiento de las antiguas {aunas mamalógicas de la Patagonia —escribió Florentino Ameghino—, debido a las exploraciones que desde hace quince años prosigue con incesante perseverancia el naturalista Carlos Ameghino, ha dado un vuelco a las ideas concernientes al origen, desarrollo, evolución y dispersión de los mamíferos».

Como reconocimiento a esa eficaz ayuda que le prestara en sus investigaciones, nuestro sabio designó con el nombre de Caro-loameghinidae uno de los troncos de la filogenia mamalógica.

Eduardo L. Holmberg (1852-1937), fundador y primer
director del Jardín Zoológico de Buenos Aires, durante cuarenta años se dedicó a la enseñanza y constantemente impulsó el estudio de las ciencias naturales. Se destacó por su trabajos sobre los arácnidos e insectos.

promovió la difusión de las distintas ramas de las ciencias naturales con la fundación de las revistas El naturalista argentino (1878) y Revista argentina de historia natural (1891), que tuvieron breve vida. En 1901 colaboró en la constitución de una asociación destinada a reunir a los naturalistas de nuestro país, con el objeto de facilitar la producción científica en el terreno de las ciencias naturales. Tal asociación aún existente —Sociedad Argentina de Ciencias Naturales— empezó a publicar en 1912 la revista Physis, en cuyas páginas Holmberg publicó varios trabajos científicos.

Ángel Gallardo (1867-1934), sucesor de Ameghino en la dirección del Museo de Buenos Aires —que desde 1923 empezó a denominarse «Museo Nacional de Historia Natural Bernar-dino Rivadavia»—, se especializó en el estudio de la herencia biológica, llegando a sostener que la división celular es un fenómeno de carácter coloidal, y en el estudio de los insectos, en particular de las hormigas.

Cristóbal M. Hicken (1876-1933) se particularizó en el estudio de la flora sudamericana. Fruto de sus viajes por nuestro continente fueron los ciento cincuenta mil ejemplares de plantas y los diez mil libros sobre la especialidad que constituyeron el Darwinion, nombre con que designó su Museo y Biblioteca, que donó al Estado.

Miguel Lillo (1862-931) fué otra figura sobresaliente en el campo de los estudios botánicos, en especial en el estudio de los árboles. Las colecciones botánicas que reunió durante sus cuarenta años de actuación en Tucumán las donó a la Universidad de su provincia natal, que sobre esa base creó el Instituto de Investigaciones Botánicas «Miguel Lillo».

Fuente Consultada:Historia de la Cultura Argentina Artes-Letras-Ciencias de Manuel Horacio Solari Editorial «El Ateneo»

El Tratado Antartico Que establece? Objetivos Hielos Continentales

El Tratado Antartico Que establece?
Objetivos – Hielos Continentales

En la década del noventa, la opinión pública tomó conocimiento de que los problemas limítrofes con Chile aún no habían terminado, tal como se creía después de la firma del Tratado de Paz y Amistad por la denominada «cuestión del Beagle», en 1984.

Mapa De La Antártida

Persistían sin solución veinticuatro cuestiones limítrofes, desde Salta (mina La Julia) hasta Santa Cruz (campo de Hielo Continental). En poco tiempo, veintidós de ellas se resolvieron de común acuerdo pues sólo se trataba de cuestiones técnicas vinculadas a la demarcación o a la identificación de los puntos que sirven de apoyo a los hitos demarcatorios.

La penúltima cuestión, en la zona de la «Laguna del Desierto» (de aproximadamente 500 km2), se resolvió en 1994 previo sometimiento al arbitraje de un jurado integrado por juristas latinoamericanos. Así, por mayoría de votos, se reconoció que el área en disputa pertenecía a nuestro país.

De esta forma, sólo queda sin resolución un último punto: el Campo de Hielo Patagónico, mal llamado Hielo Continental Patagónico. Esta última expresión se utiliza cuando las masas de hielo ocupan una superficie superior a los 50.000 km2 y fluyen independientemente del sustrato rocoso. Estas dos condiciones no se cumplen en la zona en litigio, donde la superficie cubierta por el hielo es de 22.000 km2 y fluye bajo el fuerte control de la topografía del lugar.

Como relictos de las glaciaciones cuaternarias, la región patagónica conserva dos campos de hielo, de los cuales el más austral es compartido por la Argentina y Chile, motivo de las actuales discrepancias limítrofes. El principio que rige el límite entre estos dos países es el de las altas cumbres que dividen aguas, acordado en 1881 en el Tratado de Límites y en el Protocolo de 1893-Las características geográficas del área determinaron una demora en la demarcación del límite que dio lugar a los nuevos reclamos territoriales de Chile, que no respetan lo acordado a fines del siglo pasado.

Después de la falta de acuerdo entre las dos comisiones de límites, se buscó una solución «política»: el acuerdo Menem-Alwin de 1991 creó una línea poligonal que divide la zona argentina en dos partes. Esta es una demarcación arbitraria que cede a Chile 1.057 km2 de hielos con los afluentes de los tres principales glaciares argentinos: Viedma, Upsala y Moreno.

Queda comprometida además la cabecera del río Santa Cruz y también parte del Parque Nacional Los Glaciares, área que ha sido declarada patrimonio mundial por la UNESCO. Para que el acuerdo entrase en vigor era necesaria la ratificación de ambos Parlamentos, ya que las cuestiones de límites se deciden en el Congreso. Pero no se logró quorum, por lo que sigue pendiente de definición. A fines de 1998 se anuló la poligonal y se reiniciaron las tratativas, aunque Chile sigue pretendiendo territorio argentino al este de las altas cumbres divisorias de aguas.

AméricaEuropaAsiaOceaníaÁfricaAntártida

PANORÁMICA DE LOS HIELOS CONTINENTALES