Biografia de Disraeli Isaac

Biografia de Ben Gurion David Vida y Obra Politica Por Israel

Biografia de David Ben Gurion-Vida y Obra Politica Por Israel

De ideales firmes y carácter obstinado, Ben Gurión se convirtió en el padre del Estado de Israel y figura relevante en su vida política. Procuró organizar la administración y la defensa militar de un país sitiado, apelando al alma histórica del pueblo judío.

Político israelí (Plonsk 1886-Tel Aviv 1974). Su apellido original era Gruen, de personalidad emblemática y fuerte carisma, se destaca como uno de los principales mentores del Estado judío.

Nacido un 16 de octubre de 1886 en Polonia, recibió desde muy joven la influencia de las ideas sionistas y socialistas. Su padre era abogado y activista del sionismo.

A los 11 años de edad, cuando murió su madre, ingresó en una escuela fundada por su padre, que le infundió ese afán por el renacimiento hebreo, sus convicciones sionistas y socialistas, como también su pasión por la vida pública.

Tras los pogromos de 1905, dejó Polonia y se instaló en Palestina, que se encontraba bajo control otomano. Fiel a sus convicciones de «volver a sus raíces», se dedicó por varios años a la agricultura.

Mas tarde en 1908 con el advenimiento de la Revolución de los Jóvenes turcos, abrazó la idea de que las políticas modernizadoras propuestas por dicho movimiento permitirían iniciar negociaciones entre el gobierno de Constantinopla y los sionistas, pero su ilusión duró poco, pues con el estallido de la Primera Guerra mundial, los turcos endurecieron sus posiciones frente a cualquier petición de autonomía en el interior del imperio.

Abandonó la granja para convertise en un editor de un diario sionista y en esa etapa de su vida tomó su nuevo apellido, Ben Gurion, en honor a un líder que se había rebelado contra la administración romana entre los años 66 y 73 d.C.

Biografia de David Ben Gurion-Vida y Obra Politica Por Israel
Siempre idealista y siendo aún muy joven creó el Movimiento socialista judío. En 1904 se trasladó a Varsovia para participar de las actividades del partido sionista socialista.

Durante la Primera Guerra Mundial, las autoridades turcas le expulsaron, y vivió en Estados Unidos.

En 1917 mediante la Declaración de Balfour , Gran Bretaña apoyaba las pretensiones sionistas de crear una “patria nacional” para los judíos en Palestina.

En 1918 volvió con la Legión Judía. Se estableció en Tel Aviv y fue uno de los fundadores del Partido Laborista.

Líder de la juventud, organizó un cuerpo armado, la Haganá, cuyo núcleo sería, tras la independencia, el germen del ejército israelí.

A pesar de la prohibición británica, organizó la inmigración en masa de los judíos a Palestina.

En 1948 leyó solemnemente en Tel Aviv la declaración de independencia. Fue primer ministro en dos ocasiones: entre 1948 y 1953 y entre 1955 y 1963. Su papel en la consolidación del Estado de Israel fue decisivo.

En 1963 dimitió a su cargo, pero continuó formando parte del parlamento israelí hasta su retiro deí quehacer público en 1970.

En 1965 creó un grupo de disidentes respecto del sistema que él mismo había creado.

En 1970 se retiró de la política. Los últimos tres años de su vida los pasó en un kibutz en medio del desierto del Néguev, que soñaba ver florecer.

Autor de diversas obras de tema político, escribió, además, una obra autobiográfica titulada Israel, años de lucha.

Ben Gurión murió el 1 de diciembre de 1973, convertido en un símbolo del Estado de Israel.

CRONOLOGIA DE SU VIDA

  • 1886 Nacimiento de David Grün en Plonsk, en la actual Polonia.
  • 1904 Se traslada aVarsovia para integrar el Partido sionista socialista.
  • 1906 Decidido a fundar un Estado judío en Medio Oriente, viaja a Palestina.
  • 1910 Adopta el nombre de Ben Gurión.
  • 1915 Es expulsado de Palestina por los turcos, acusado de activismo prosionista
  • 1918 Organiza la «Legión judía» dentro del ejército británico.
  • 1920 Participa en la creación de la confederación general de trabajadores israelíes (Histadrut).
  • 1933 Ayuda a fundar el Partido laboristaisraelí (íiapai). BHBB
  • 1935 Se integra al comité ejecutivo de la Agencia judía para Palestina.
  • 1936-1939 Organiza la defensa de las posesiones judías frente a la escalada de violencia árabe en la región.
  • 1939- 1945 Apoya a los aliados durante la Segunda Guerra mundial.
  • 1948 Proclamación del Estado de Israel.
  • 1949 Es elegido para el parlamento israelí (Knéset); asume como primer ministro del país y también la cartera de defensa hasta 1953.
  • 1955 Es elegido nuevamente como primer ministro, cargo en el que permanece hasta su renuncia en 1963.
  • 1963 -1970 En forma sucesiva es elegido como miembro del Knéset, permaneciendo en una posición crítica al interior de su propio partido.
  • 1973 Muerte de Ben Gurión en un kibutz en el desierto del Néguev.

Declaración del Estado de Israel: Una pequeña comunidad judía había permanecido en esa región desde los tiempos en que los reinos de Israel y Judea florecieron y desaparecieron; sin embargo, los árabes sostenían que sus antepasados la habitaron aun antes de que los hijos de Israel llegaran de Egipto.

Proclama hecha por Ben Gurion en Tel Aviv el 14 de mayo de 1948

Israel es el lugar donde nació el pueblo judío. Fue allí donde se formó su carácter espiritual, religioso y nacional, donde alcanzó su independencia y donde creó una cultura que llegó a ser a la vez nacional y universal. Fue allí donde se escribió la Biblia y se donó al mundo entero.

Exiliado de Tierra Santa, el pueblo judío le permaneció fiel a lo largo de toda su diáspora y nunca dejó de rogar por el retorno […]. La catástrofe nacional que se abatió sobre el pueblo judío, la masacre de seis millones de judíos en Europa, ha demostrado la urgencia de una solución para este pueblo sin patria y el restablecimiento de un Estado judío que les abriese las puertas […].

El 29 de noviembre del año 1947 la Asamblea General de las Naciones unidas adoptó una resolución pidiendo la creación de un Estado judío en Palestina e invitó a los habitantes de Palestina a tomar las medidas necesarias para llevar a cabo esta resolución.

El reconocimiento por parte de las Naciones unidas del derecho del pueblo judío a crear su Estado es irrevocable […].

El Estado de Israel estará abierto a toda la inmigración judía procedente de la diáspora; fomentará el desarrollo del país en beneficio de todos sus habitantes; se fundamentará en la libertad, la justicia y la paz según los ideales de los profetas de Israel; asegurará la más completa igualdad social y política a todos sus habitantes sin distinción de religión, raza o sexo; garantizará la protección de los Lugares Sagrados de todas las religiones y será fiel a los principios de las Naciones unidas […].

Ante la agresión de que somos objeto desde hace unos meses, pedimos a los habitantes árabes del Estado de Israel el mantenimiento de la paz y su participación en la edificación del Estado sobre la base de una igualdad completa de derechos y deberes […].

HISTORIA DEL PUEBLO JUDIO

Desde su expulsión de Palestina en tiempos del emperador Adriano, el pueblo judío se dispersó por el mundo conocido. Europa y Asia Menor se convirtieron en sus primeros asentamientos, pero la diáspora llegó a lugares tan lejanos como la India y Etiopía.

Así, por cerca de dos milenios, los judíos fueron un pueblo errante y perseguido por cuestiones religiosas, supersticiones e incluso intereses económicos, viéndose forzados a asimilarse a las sociedades que los acogían.

Sin embargo, muchos judíos se negaban a desprenderse de su herencia cultural y desde mediados del siglo XIX fundaron numerosas instituciones dedicadas a proteger y renovar el interés por las tradiciones del pueblo de Israel.

En la posguerra, una inevitable corriente de simpatía y piedad hacia los supervivientes del holocausto facilitará las cosas al movimiento sionista.

Desde entonces la situación colonial evolucionó rápidamente hacia el descompromiso británico. Una mezcla de presiones públicas, estrategias militares, debilidad presupuestaria, influencias sionistas entre bastidores y codazos norteamericanos en privado hizo posible la retirada inglesa.

El mutis británico hubo de ser suplido por la recién creada ONU que, en 1947, aprobaba una resolución proponiendo un reparto del territorio, con la creación de dos Estados y una unión económica.

El plan fue aceptado por los judíos y rechazado por los árabes.

Con la proclamación del Estado de Israel, el 14 de mayo de 1948, concluía provisionalmente el penoso recorrido del judío errante. Así se cerraba en falso una gran batalla política, y se abría uno de los peores capítulos de la historia del mundo actual, con ingredientes no sólo territoriales, sino también sociales, religiosos y étnicos.

Al día siguiente de la proclamación israelí, cinco países árabes atacaban al vecino indeseado.

El nuevo Estado de Israel ha tenido que mantener desde entonces continuas guerras contra los pueblos árabes vecinos, convirtiendo lo que fue una justa reivindicación de libertad en dureza represiva.

La Guerra de la Independencia de Israel: Poco después de que los británicos se retiraran de Palestina en 1948 empezó la Guerra de la Independencia de Israel.

El 15 de mayo de 1948 se declaró la fundación del estado de Israel, pero muchos árabes rechazaron formalemente el Plan de Partición aprobado por la ONU en noviembre de 1948.

Dicho plan establecía la fundación de un estado judío y otro árabe en Palestina, pero tanto las milicias judías como las árabes iniciaron una campaña por controlar los territorios colindantes a las fronteras delimitadas por la ONU.

Las milicias palestinas contaron para ello con el apoyo de soldados iraquíes, sirios, egipcios, jordanos y libaneses. Un millón de refugiados palestinos huyó de territorio israelí y 600.000 refugiados israelíes huyeron de territorios árabes de todo Oriente Próximo.

Mientras los refugiados israelíes se incorporaron en el nuevo estado, los palestinos apenas recibieron ayuda del resto del mundo árabe y se vieron forzados a construir sus hogares en campos de refugiados de la región, donde muchos de ellos permanecen todavía.

Hubo excepciones: el rey marroquí se negó a expulsar a los judíos y los líderes de la población israelí de Haifa instaron a los árabes a permanecer en ella.

El alto el fuego se produjo con la firma de un armisticio en Rodas en 1949, pero el tratado de paz aún está por firmar.

A finales del siglo XX todavía se debate entre la incertidumbre de un proceso negociador con los palestinos y el rechazo de los nacionalistas de ambos pueblos.

Sumido en la violencia propia y ajena, obligado a gastar fabulosas cantidades en armamento, ahora que la paz empieza a ser más rentable que la guerra, el sueño de Sión vuelve los ojos a los errores del pasado temiendo reproducirlos en el presente.

Fuente Consultada:
Atlas de la Hitoria del Mundo Editorial Parragon – Tema: Oriente Proximo desde 1948
Enciclopedia Electrónica ENCARTA de Microsoft
Enciclopedia Temática Ilustradas Tomo: Biografias
Albúm de la Historia del Siglo XX – Galaxia Gutenberg

Biografia de Disraeli Benjamin Vida y Obra Politica

Biografia de Disraeli Benjamin-Vida y Obra Politica

Benjamin Disraeli, conde de Beaconsfield (1804-1881), político y escritor británico, primer ministro (1868; 1874-1880), ejerció una enorme influencia en la política de su país durante más de tres décadas y dejó una huella perdurable en el Partido Conservador.

Hijo de Isaac y Miriam Basevi, nació en Londres el 21 de diciembre de 1804. Su abuelo, otro Benjamín Disraeli, oriundo del ghetto judío de Cento, en Ferrara, se había establecido en Inglaterra en 1748.

Su carrera política, romántica y paradójica, hizo de este hombre, descendiente de judíos italianos y españoles, uno de los estadistas más famosos de la Inglaterra victoriana.

Disraeli fue quien logró dar nuevo empuje al partido conservador británico, restablecer el prestigio de la Corona entre el pueblo y traducir en una fórmula definitiva — el Empire — una etapa de vertiginosa expansión colonial.

Tales son los resultados de la política de un estadista que no reunía, de ningún modo, las características típicas del inglés, a excepción de su amor por el país y de su solicitud por su honor y prosperidad.

Quizás a su espíritu fantástico e improvisador se debió el éxito con que, en último extremo y después de sensibles fracasos, terminó su vida pública.

Biografia de Disraeli Isaac

Isaac perteneció durante gran parte de su vida a una sinagoga londinense; pero a causa de ciertas discrepancias con los directivos de ella, permitió que sus cuatro hijos fueran bautizados.

El 31 de julio de 1817, Benjamín Disraeli recibía las aguas bautismales en el templo de San Andrés.

Educado bajo la dirección del ministro unitariense Elias Logan, Benjamín salió de las aulas de Higham Hall a los diecisiete años de edad con una buena cultura literaria y enormes ambiciones políticas y sociales.

Su deseo era brillar en el mundo. Elegante hasta la afectación, extravagante y oportunista, tenía el don de conquistar a la gente. Después de iniciarse en el periodismo— jamás tuvo afición a la carrera de abogado—, alcanzó algunos éxitos literarios con las novelas Vivían Grey y El joven duque (1826 y 1830).

Gracias al dinero obtenido con la venta del original de esta última, realizó un largo viaje por el Próximo Oriente, pasando por España, Albania, Grecia, Turquía, Palestina y Egipto.

A su regreso decidió lanzarse a la vida política. Presentó su candidatura, como demócrata, por el distrito de High Wicombe (1832), y siendo derrotado por dos veces consecutivas, se afilió al partido conservador, bajo cuyos auspicios concurrió a las próximas elecciones.

En esta ocasión se le calificó de oportunista político, pero, en realidad, Disraeli fue siempre un conservador demócrata, en lo que radicó la clave de su éxito.

En 1837, Disraeli logró, por fin, ser elegido por el distrito de Maidstone.

En parte este triunfo fué debido a la buena acogida que habían tenido una serie de opúsculos políticos—en particular, el titulado Vindicación de la constitución inglesa —- en los que criticaba el espíritu particularista y fragmentario de los whigs y preconizaba el programa orgánico y nacional de los tories.

Sus primeros discursos ante los Comunes constituyeron un fracaso; pero una vez hubo adquirido el estilo parlamentario, se impuso poco a poco por la solidez de su doctrina de renovación del conservadurismo británico.

Al mismo tiempo, gracias a su enlace con María Ana Evans, viuda de Wyndham Lewis, Disraeli adquiría fortuna y buena posición social (1839).

Durante los diez años siguientes, Disraeli se afirmó como futuro jefe del partido conservador.

Disconforme con la política seguida por Roberto Peel, favorable a la burguesía y al librecambismo, mantuvo desde la «Joven Inglaterra» los principios tradicionales del torismo, y afirmó la necesidad de una política que, a la vez, fuera aristocrática y popular.

En 1845 acaudilló la oposición conservadora a Peel, y cuando se produjo la crisis de este partido, dando paso a una situación liberal, Disraeli procuró galvanizarlo de nuevo, guiándole por una ruta de fidelidad inquebrantable a la corona, a la iglesia y al viejo espíritu de Inglaterra.

En 1847 publicó la tercera novela de su trilogía política, Conningsby, Sybil y Tancred, obras de inspiración romántica, pero con una aguda observación de caracteres.

En 1852, a la caída del ministerio Russell, Disraeli aceptó la cartera de Hacienda en el ministerio conservador de Stanley.

Sus proyectos no merecieron la aprobación de los Comunes, lo que produjo la crisis total del ministerio (diciembre).

Después de una nueva situación liberal, que terminó al registrarse en Francia el atentado de Orsini, Disraeli ocupó de nuevo un cargo ministerial con el grupo de lord Derby (1858).

Pero tampoco en esta ocasión la vida del gabinete fué muy larga (1858-1859).

Durante los años siguientes el problema político más apasionante fué el de la reforma electoral.

Los whigs fracasaron en la resolución del mismo. Con el tercer ministerio de lord Derby (1866), Disraeli logró imponer su criterio del conservadurismo democrático, a pesar de la dura oposición del Parlamento y de su mismo partido.

La ley de ampliación del sufragio fue aprobada el 15 de agosto de 1867, fecha importantísima para la evolución constitucional inglesa en el siglo XIX.

De momento, los electores dieron sus votos a los liberales. Disraeli, que había asumido la presidencia del consejo de ministros en febrero de 1868, fué derrotado en las elecciones generales del año siguiente.

En 1874, el partido conservador obtenía una mayoría absoluta en las elecciones.

Disraeli realizaba el ideal de un gobierno aristocrático apoyado por la gran masa del pueblo.

Del 21 de febrero de 1874 al 19 de abril de 1880, a la cabeza de un ministerio de alto vuelo, realizó la creación del Imperio británico, al dar este título (1876) a la reina Victoria — a la que servía con la veneración de un caballero medieval—.

Por otra parte, Inglaterra rompió su aislamiento tradicional y colaboró activamente en las relaciones internacionales europeas.

El mismo Disraeli, quien el 16 de agosto de 1876 había sido nombrado conde de Beaconsfield, se trasladó a Berlín en 1878 para intervenir en el nuevo ordenamiento de los Balcanes, lo que hizo en beneficio de su país.

En 1880 presentó su dimisión a causa de lá derrota, eventual, que los conservadores experimentaron en las elecciones de aquel año.

No había de sobrevivir mucho tiempo, pues murió en Londres el 19 de abril de 1881. Su existencia pública y privada había sido la de un personaje romántico.

fuente