Biografía de Ernesto Sábato

Biografia de Palma Ricardo Caracteristicas de su Obra Literaria

Biografia de Palma Ricardo Caracteristicas de su Obra Literaria

Ricardo Palma (1833-1918), fue un escritor peruano que fue la mayor figura del tardío romanticismo hispanoamericano y que entroncó con el naciente realismo, el viejo costumbrismo español y la sátira criolla, para producir la exitosa fórmula de sus Tradiciones peruanas.

Es el escritor más difundido del Perú y la más grande personalidad literaria del romanticismo en su segunda etapa.

A través de numerosas series, que se extienden hasta el siglo XX, se convirtió en uno de los prosistas clásicos más amenos de América.

Biografia de Palma Ricardo
A lo largo de su larga y fecunda vida, Palma publicó una variedad de obras (libros de recuerdos y de viaje, estudios lexicográficos y literarios), pero nada supera el significado de sus Tradiciones, cuya primera serie aparece en 1872, iniciando así un ciclo que sólo se cierra en 1910; nuevas tradiciones siguieron apareciendo hasta pocos años antes de su muerte.

El hombre. De origen modesto, nació en Lima (1833), donde pasó la mayor parte de su vida, salvo una corta expatriación en su juventud, por motivos políticos, y breves viajes circunstanciales.

Estudió leyes en la Universidad Mayor de San Marcos, y ya en estos tiempos comenzó a entregarse a su vocación de infatigable lector.

Trabajó un tiempo en la Armada de su país, hasta que se exilió en Chile por razones políticas (1861).

Dos años más tarde publicó los Anales de la Inquisición en Lima (1863), y desde entonces comenzaron a circular sus tradiciones.

Realizó un viaje por Europa y Norteamérica, y a su regreso fue designado cónsul en Para (Brasil), cargo que ocupó por poco tiempo, para desempeñar otros cargos burocráticos.

Participó por esos años en la vida política de su país, e intervino en el combate de El Callao, contra el ataque español (1866).

Llegó a ser secretario del presidente del Perú, el coronel Balta (1868-1872), pero luego del derrocamiento de éste por un golpe de estado, se retiró desilusionado de la vida política y se consagró definitivamente a las letras.

Publicó entonces en volumen sus primeras Tradiciones (1872), hasta entonces dispersas en periódicos y revistas.

Fue designado luego director de la Biblioteca Nacional de Lima (1884), a raíz de la guerra con Chile, para dirigir la reconstrucción, pues había sido saqueada por los atacantes extranjeros.

En esta tarea, desarrolló una acción continental, escribiendo a todo el mundo en busca de ejemplares en donación, al punto de obtener el mote de «bibliotecario mendigo».

Desde ese año permaneció siempre en dicha institución hasta su retiro (1912).

Pasó el resto de su vida en Miraflores, donde falleció (1919).

El literato. Palma compuso cuando joven algunos tomos de poesía y algunos estudios históricos, que fueron precisamente los que lo pusieron en la pista de las fuentes que le habrían de proporcionar el material para sus «tradiciones».

Hizo también por momentos crítica, escribió artículos, y dejó un epistolario interesante.

Pero su fama y su gran contribución a las letras fue la creación del género en prosa denominado tradición.

Las «Tradiciones peruanas». La tradición no es, en sentido estricto, un género sin antecedentes, pues se trata de relatos o anécdotas históricas, que de alguna manera fueron practicadas anteriormente.

El propio creador ha dado una explicación de este género: «En el fondo —dice— la Tradición no es más que una de las formas que puede revestir la Historia, pero sin los escollos de ésta.

Cumple a la Historia narrar los sucesos secamente, sin recurrir a las galas de la fantasía, y apreciarlos, desde el punto de vista filosófico-social, con la imparcialidad de juicio y elevación de propósitos que tanto realza a los historiadores modernos Macaulay, Thierry y Modesto Lafuente.

La historia que desfigura, que omite o que aprecia sólo los hechos que convi’rran o como convienen; la historia que se ajusta al espíritu de escuela o bandería, no merece el nombre de tal. Menos estrechos y peligrosos son los límites de la Tradición.

A ella, sobre una pequeña base de verdad, le es lícito edificar un castillo. El tradicionista tiene que ser poeta y soñador. El historiador es el hombre del raciocinio y de las prosaicas realidades.»

En esencia, la tradición es un relato corto y ágil, de fondo histórico y legendario, escrito con humor e ironía, sobre el Perú de varias épocas, especialmente la colonial.

Arturo Torres-Rioseco retoma de páginas autobiográficas la receta que Palma dio para escribir una tradición: » …género que es romance y que no es romance, que es historia y que no es historia … La forma ha de ser ligera y regocijada como unas castañuelas…

Bien haya, repito, la hora en que me vino en mientes el platear pildoras, y dárselas a tragar al pueblo, sin andarme en chupaderitos ni con escrúpulos de monja boba.

Algo, y aun algos, de mentira, y tal cual dosis de verdad, por infinitesimal u homeopática que ella sea, muchísimo de esmero y pulimento en el lenguaje, y cata la receta para escribir Tradiciones«.

De acuerdo con la época el tema desarrollado, las tradiciones han sido agrupadas en: 1) tradiciones del Perú incaico; 2) tradiciones del Perú de los virreyes (Austrias y Borbones); 3) tradiciones del Perú Independiente; 4) tradiciones del Perú constitucional; 5) otras tradiciones sueltas, no clasificables dentro de este esquema, como ser bíblicas, castellanas, etc.

Las más abundantes son las del período virreinal.

Valoración de este género. Por de pronto, la crítica es unánimemente elogiosa ante este espécimen literario, de magnífica factura.

El tono es normalmente humorístico, y a veces irónico o burlón. Palma, de alguna manera festejó o se burló de ciertas costumbres, usos de la historia menuda de su país, y puso indirectamente de relieve algunos aspectos ridículos de personas, ideas, sentimiento o hechos.

Por eso algunos peruanos lo han considerado, quizás injustamente, un anticolonialista disfrazado de sonrisa.

Otros, en cambio, lo han considerado un «perricholista» por excelencia, según declara Luis Alberto Sánchez.

La Perricholi, según se recordará, fue una actriz del siglo xvm, residente en Lima, que gozó de gran favor y publicidad, y llevó una vida íntima muy criticada.

Según este origen, el «perricholismo» consistiría en una «adoración incondicional del Virreinato, de la anécdota, de lo trivial y gracioso, dejando a un lado lo profundo e intenso» (Luis Alberto Sánchez).

No ha faltado tampoco, quien haya sostenido que por esta preferencia del Perú virreinal, cuya expresión más típica se dio en Lima, estas tradiciones deberían denominarse «tradiciones limeñas».

Una observación muy aguda de Valera, ha hecho notar que más de una de las tradiciones, admite la posibilidad de desenvolverse más extensamente en novelas.

En efecto, la brevedad y concisión es uno de los caracteres típicos de este género, escrito con gran economía de palabras.

La tradición en cuanto género literario, tiene una distinción tan peculiar, y un sabor y gracejo tan personal, que no ha podido ser imitada.

OBRAS Y EDICIONES: Tradiciones peruanas complatas. Madrid. Aguilar. 1952. Tradiciones peruanas. México-Bueno» Aires, Espasa-Calpe.

LECTURAS COMPLEMENTARIAS Y ESTUDIOS: Angélica Palma. Ricardo Palma. Buenos Aires, Tor. 1933.

Fuente Consultada:Literatura Española, Hispanoamericana y Argentina de Carlos Alberto Loprete Editorial Plus Ultra Entrada: Autor Ricard Palma

Grandes Escritores de la Historia Cronologia Grandes Obras Literatura

Grandes Escritores de la Historia
Cronología de Grandes Obras de la Literatura

Autor FechaOrigenObra Clave

Homero s.VIII a.C. Grecia Poesía Odisea (s.VIII a.C.)

Esquilo c. 525-456 a.C. Grecia Teatro Los siete contra Tebas (c. 467 a.C.)

Sófocles c. 496-406 a.C. Grecia Teatro Antígona (0.442 a.C.)

Eurípides c.484-406 a.C. Grecia Teatro Medea (c. 431 a.C.)

Aristófanes 0.448-388 a.C. Grecia Teatro Las ranas (0.405 a.C.)

Valmiki c. 400-200 a.C. India Poesía Ramayana (c 400-200 a.C.)

Virgilio 70-19 a.C. Roma Poesía Eneida (c. 29-19 a.C.)

Ovidio 43a.C.-c.17d.C. Roma Poesía Las metamorfosis (8 d.C.)

Murasaki Shlkibu c. 978-1014 Japón Narrativa La historia de Genji (C.1001-1010)

Dante Alighierl 1265-1321 Italia Poesía Divina comedia (C. 1321)

Petrarca 1304-1374 Italia Poesía Cancionero (1327-1368)

Geoffrey Chaucer 1343-1400 Inglaterra Poesía Cuentos de Canterbury (1387-1400)

Miguel de Cervantes 1547-1616 España Narrativa/ poesía/ teatro Don Quijote (1605)

Wllllam Shakespeare 1564-1616 Inglaterra Teatro/ poesía Romeo y Julieta (1591-1595)

John Milton 1608-1674  Inglaterra Poesía El paraíso perdido (1667)

Moliere 1622-1673 Francia Teatro El misántropo (1666)

Jean Racine 1639-1699 Francia Teatro Fedra (1677)

Jonathan Swift 1667-1745 Irlanda Narrativa/ ensayo Los viajes de Gulliver (1/26)

Cao Xueqin Johann c. 1715-1763 China Narrativa Sueño en el pabellón rojo (1791)

Johann Wolfgang von Goethe 1749-1832 Alemania Narrativa/ teatro Fausto (1808)

William Wordsworth 1770-1850 Gran Bretaña Poesía El preludio (1799)

Jane Austen 1775-1817 Gran Bretaña Narrativa Orgullo y prejuicio (1813)

John Keats 1795-1821 Gran Bretaña Poesía Endymion (1818)

Aleksandr Pushkin 1799-1837 Rusia Poesía/ narrativa Eugenio Onegin (1828)

Honoré de Balzac 1799-1850 Francia Narrativa La comedia humana (1827-1847)

Alexandre Dumas 1802-1870 Francia Narrativa Los tres mosqueteros (1802-1870)

Víctor Hugo 1802-1885 Francia Narrativa Los miserables (1862)

Ralph Waldo Emerson 1803-1882 EE.UU. Ensayo/ poesía La conducta de la vida (1860)

Hans Christian Andersen 1805-1882 Dinamarca Narrativa Cuentos de hadas (1835-1837)

Henry Longfeltow 1807-1875 EE.UU. Poesía Hiawatha (1855)

Charles Dickens 1812-1870 Gran Bretaña Narrativa Grandes esperanzas (1860-1861)

Iván Turgénev 1818-1883 Rusia Narrativa/ teatro Padres e hijos (1862)

George Eliot 1819-1880 Gran Bretaña Narrativa El molino del Floss (1860)

Walt Whitman 1819-1892 EE.UU. Poesía Hojas de hierba (1855-1889)

Gustave Flaubert 1821-1880 Francia Narrativa Madame Bovary (1857)

Fiódor Dostoyevski 1821-1881 Rusia Narrativa Crimen y castigo (1866)

Henriklbsen 1828-1906 Noruega Teatro Peer Gynt (1867)

León Tolstói 1828-1910 Rusia Narrativa Guerra y paz (1865-1869)

Mark Twain 1835-1910 EE.UU. Narrativa Huckleberry Finn (1885)

Thomas Hardy 1840-1928 Gran Bretaña Narrativa Tess, la de los d’Urberville (1891)

Henry James 1843-1916 EE. UU. Narrativa Las bostonianas (1886)

August Strindberg 1849-1912 Suecia Teatro La danza de la muerte (1901)

George Bernard Shaw 1856-1950 Irlanda Teatro Hombre y superhombre (1903)

Joseph Conrad 1857-1924 Polonia Narrativa El corazón de las tinieblas (1902)

Antón Chéjov 1860-1904 Rusia Teatro El jardín de los cerezos (1904)

Rabindranath Tagore 1861-1941 India Poesía/ teatro Gítanjali (1912)

Edith Wharton 1862-1937 EE.UU. Narrativa La edad de la inocencia (1920)

William Butler Yeats 1865-1939 Irlanda Poesía Los cisnes salvajes de Coole (1917)

Marcel Proust 1871-1922 Francia Narrativa En busca del tiempo perdido (1912-1927)

Robert Frost 1874-1963 EE.UU. Poesía Intervalos en la montaña (1916)

Thomas Mann 1875-1955 Alemania Narrativa La muerte en Venecia (1913)

Hermann Hesse 1877-1962 Alemania Narrativa El juego de tos abalorios (1945)

James Joyce 1882-1941 Irlanda Narrativa Ulises (1922)

Virginia Woolf 1882-1941 Gran Bretaña Narrativa La señora Dalloway (1925)

Franz Kafka 1883-1924 Checoslovaquia Narrativa La metamorfosis (1916)

D. H. Lawrence 1885-1930 Gran Bretaña Narrativa Hijos y amantes (1913)

Ezra Round 1885-1972 EE.UU. Poesía Cantos (1915-1962)

T. S. Eliot 1888-1965 EE.UU. Poesía/ teatro La tierra baldía (1922)

Karel Capek 1890-1938 Checoslovaquia Teatro R.U.R. (1920)

Boris Pasternak 1890-1960 Rusia Narrativa Doctor Zhivago (1957)

Mijaíl Bulgákov 1891-1940 Rusia Narrativa El maestro y Margarita (1928)

William Faulkner 1897-1962 EE.UU. Narrativa El ruido y la furia (1929)

Bertolt Brecht 1898-1956 Alemania Teatro Madre Coraje y sus hijos (1938)

Federico García Lorca 1898-1936 España Poesía/ teatro La casa de Bernarda Alba (1936)

Ernest Hemingway 1899-1961 EE.UU. Narrativa El viejo y el mar (1952)

Vladimir Nabokov 1899-1977 Rusia Narrativa Lolita (1958)

Jorge Luis Borges 1899-1986 Argentina Narrativa El Aleph (1949)

John Steinbeck 1902-1968 EE.UU. Narrativa Las uvas de la ira (1939)

George Orwell 1903-1950 Gran Bretaña Narrativa 1984 (1949)

Samuel Beckett 1906-1989 Irlanda Teatro/ narrativa Esperando a Godot (1954)

W. H. Auden 1907-1973 Gran Bretaña Poesía El mar y el espejo (1944)

Naguib Mahfouz 1911-2006 Egipto Narrativa Trilogía de El Cairo (1956-1957)

Albert Camus 1913-1960 Francia Narrativa La peste (1947)

Saúl Bellow 1905-2005 Canada Narrativa El legado de Humboldt (1975)

Arthur Miller 1915-2005 EE.UU. Teatro Muerte de un viajante (1946)

Camilo José Cela 1916-2002 España Narrativa La colmena (1951)

Aleksandr Solzhenitsyn 1918-2008 Rusia Narrativa Un día en la vida de Iván Denísovich (1962)

Iris Murdoch 1919.1999 Gran Bretaña Narrativa El mar, el mar (1978)

Yukio Mishima 1925-1970 lapón Narrativa El mar de la fertilidad (1965-1970)

Dario Fo 1926- Italia Teatro Muerte accidental de un anarquista (1970)

Gabriel García Márquez 1928- Colombia Narrativa Cien años de soledad (1967)

Milán Kundera 1929- Checoslovaquia Narrativa La insoportable levedad del ser (1984)

Harold Pinter 1930-2008 Gran Bretaña Teatro La fiesta de cumpleaños (1958)

Toni Morrison 1931- EE.UU. Narrativa Beloved (1987)

V.S. Naipaul 1932- Trinidad Narrativa Una casa para Mr. Biswas (1971)

Philip Roth 1933- EE. UU. Narrativa El lamento de Portnoy (1972)

Wole Soyinka 1934- Nigeria Teatro/poesía La danza del bosque (1960)

Mario Vargas Llosa 1936- Perú Narrativa La ciudad y los perros (1962)

Seamus Heaney 1939- Irlanda Poesía Puerta a las tinieblas (1969)

Biografia de Rodin Auguste Vida y Obra del Escultor

Biografía de Rodin Auguste Escultor

Vida y Obra de Rodin Auguste Escultor BiografiaSea cualquiera el punto de mira que se adopte al examinar sus obras, es innegable que Augusto Rodín fue un genio excepcionalmente dotado para la escultura.

Naturalista, como era la exigencia de su tiempo; barroco, por necesidad espiritual; huidizo, por tradición nórdica, fue creador de especiales recursos plásticos, cayendo incluso en sorprendentes exageraciones.

Pese a su estilo declamatorio, se admira en Rodín la pujanza para abarcar los grandes temas y la intensidad psicológica de sus retratos.

En cambio, se le encuentra a faltar aquella especial sensación de seguridad plástica que informa la obra del más ilustre de sus predecesores: Miguel Ángel Buonarroti.

Auguste René Rodín, escultor francés nacido en París. (París, 12 de noviembre de 1840-Meudon, 17 de noviembre de 1917) fue un escultor francés contemporáneo de la corriente impresionista.

Fue alumno de Carpeaux y de Barye. Al no aceptarle el salón de 1864 su Hombre con la nariz rota, se apartó de los círculos oficiales.

Tras una estancia en Bélgica, su estatua La edad del bronce marca el inicio de una serie de grandes obras: San Juan Bautista, La puerta del infierno, Eva, El Pensador, El abrazo, etc. Sus figuras expresan un movimiento o una pasión contenida que renovaron líricamente la escultura. De 1884 a 1889 se consagró a los Burgueses de Calais.

Sus monumentos a Víctor Hugo, a Balzac, a Claude Lorrain, los bustos de Dalou, Clemenceau afirman el vigor original de su genio. En 1916 la donación de sus obras al estado permitió la creación del Museo Rodin en el hotel Biron de París.

Otro museo se fundó en su casa de Meaudon. Su influencia fue muy considerable en toda la escultura posterior.

UN PASAJE DE SU VIDA: Bajo la mirada atenta y benévola del reverendo Eymard, superior del convento parisiense del Santo Sacramento, los novicios pasean por el claustro absortos en la meditación vespertina.

El padre superior observa especialmente a uno: se llama Augusto Rodin y es un joven de veintitrés años. Ha entrado en el monasterio hace ya unos meses, pero aún no parece haberse familiarizado con aquella vida de devoción y oraciones. Cumple con escrupulosa diligencia todos sus deberes, sí. pero le falta el fervor, la serenidad y la alegría necesarios para vivir en aquel lugar. En una palabra: le falta la vocación religiosa.

Tiene otra vocación, y ésta sí que es profunda. El padre Eymard se da cuenta de ello al entrar en el pequeño estudio de escultor que al novicio Rodin le permiten utilizar en sus horas libres. Ha aceptado posar para él, con el objeto de que esculpa un busto suyo. La mirada del joven novicio se fija penetrante en su rostro y estudia sus rasgos como si quisiera grabárselos en la mente antes de reproducirlos en la arcilla. El superior sonríe y mueve la cabeza; aquel joven no será jamás un buen monje. Es preciso decírselo. Aquella misma noche le dirige un largo y paternal discurso: «Deja el convento, Augusto. Esta no es tu vida. Puedes en cambio se un escultor, un gran escultor…»

¿ARTESANO O ARTISTA?: ¡Qué minúscula y apretada pareció al ex novicio, habituado a los salones del convento, la casita de sus padres! Augusto nació, en 1840, en aquella casita de París, y allí pasó los felices años de la juventud. Los cuatro Rodin, el padre, la madre y los dos hijos, María y Augusto, estaban muy unidos. Los vecinos los veían el domingo, cuando regresaban juntos de misa, con su paquetito de dulces; el ambiente de aquella simpática familia era siempre alegre y festivo.

EL PENSADOR RODIN


A. Rodin: «El Pensador», París, Museo Rodin – Esta magnífica estatua no nació con el título que hoy le damos. Simbolizaba la figura del poeta, y fue concebida para que dominara la puerta con las escenas del «Infierno», de Dante, encargada a Rodin por el Museo de las Artes Decorativas, de París. La expresión absorta y concentrada del hombre se pone perfectamente de relieve por la actitud recogida de los miembros, como si la figura quisiera encerrarse más en sí misma.

En aquellos años, Rodin asistió a la escuela profesional de dibujo; el padre se había visto obligado a matricularlo en ella, puesto que el dibujo era lo único que interesaba a Augusto.

Terminados los estudios, las necesidades familiares lo forzaron a buscar un empleo; trabajó de decorador, de grabador, de ebanista.

Pero, por la noche, terminado el trabajo, Augusto manipulaba yeso, arcilla y útiles para dedicarse a lo que verdaderamente le gustaba: la escultura.

Por el momento se limitaba a trazar algún boceto, algunas obritas, pero Augusto no perdía la esperanza de llegar a ser algo más que un buen artesano.

Soñaba con llegar, algún día, a ser un artista de verdad, un auténtico y gran escultor.

Pero iban a empezar los años duros. Augusto intentó por tres veces ser admitido en la Escuela de Bellas Artes, y las tres fue rechazado.

Luego ocurrieron cosas peores: murió su hermana María. El dolor por aquella pérdida afectó a Augusto de una forma indescriptible.

Decidió consagrarse a la vida religiosa, y fue entonces cuando ingresó en el convento. La silenciosa soledad del claustro le hizo bien: le aclaró las ideas y le devolvió la serenidad.

Después, las palabras del padre Eymard fueron muy alentadoras para él. Cuando regresó del convento, Augusto pensó abandonar el trabajo de decoración y la ebanistería. Dejaría de ser un artesano para ser un artista.

UNA FAMA DURAMENTE CONQUISTADA
A pesar de sus buenos propósitos, Augusto no lograba vivir como quería. Se había casado y tenía un hijo. Para mantener a su familia tuvo que volver a su actividad de siempre: de artesano decorador durante el día, y artista por la noche.

Al fin pareció que llegaba la gran ocasión para darse a conocer; presentó en el Salón de las Exposiciones su primera obra, una vigorosa cabeza de hombre barbudo, titulada «El hombre de la nariz partida«. Pero fue rechazada.

Sin embargo, Augusto era tenaz; había decidido seguir su camino y no se dejaba desanimar por los fracasos. Ahorrando todo lo que podía, consiguió abrir un estudio de escultor en una fría habitación, en la calle Le Brun. Como no tenía dinero para pagar modelos, era su mujer la que posaba para él.

Pasaban los años sin que el escultor pudiera permitirse un descanso. En 1871 le ofrecieron un trabajo en Bélgica: decorar el Palacio de la Bolsa de Bruselas. No era mucho, pero Augusto aceptó.

En aquellos años hizo un viaje a Italia para admirar a Donatello y Miguel Ángel. Al volver a París, tenía cerca de cuarenta años.

De improviso se hizo famoso con el escándalo provocado por una escultura suya: la conocida con el nombre de «La edad de bronce«. La figura de hombre que Rodin había representado tenía tal naturalidad, que algunos críticos lo acusaron de haber hecho un vaciado sobre un cuerpo real.

Pero, tiempo después, fue el propio Estado quien adquirió la escultura y ofreció, además, a Rodin que hiciera una puerta de bronce para el Museo de las Artes Decorativas. Rodin quiso representar en ella a los personajes del «Infierno» de Dante, su poeta preferido, pero jamás la llevó a término.

Cada nueva estatua que salía del gran estudio que el Estado había puesto a su disposición, provocaba protestas y elogios desmesurados. Así ocurrió con los monumentos a Balzac y a Víctor Hugo.

Cuando le rechazaban una obra, Rodin aceptaba las críticas tranquilamente, sin inmutarse. Volvía a llevar la estatua a su estudio, y se sentía feliz al poder contemplarla a gusto.

Estaba convencido de que su arte, en el que creía profundamente, acabaría por imponerse. Y no se equivocaba: en los últimos años de su vida, Rodin llegó a ser casi el símbolo de la escultura francesa.

El público se había acostumbrado ya a verlo fotografiado junto a los personajes más famosos de la época.

Al morir, en 1917, nombró heredero de todas sus obras, no a su hijo o a sus parientes, sino al Estado, para que las reuniese en un museo, donde todos pudieran verlas libremente.

EL MUSEO RODIN: Una gran noticia tiene cuando su secretario, el austríaco Rilke, le informa de la posibilidad de poder ocupar el Hotel Biron, palacete del siglo XVIII. La tranquilidad del lugar, los jardines que rodean la edificación, la amplitud que podría alcanzar el taller entusiasma al escultor.

Siendo propiedad del estado, éste lo pone en un principio a disposición de algunos artistas, como Jean Cocteau, Isadora Duncan, Henri Matisse, Clara Westhoff, esposa de Rilke, a los que se agrega Rodin.

En 1911, el estado quiere vender los cuarenta y tres mil metros cuadrados que ocupa el Hotel Biron y sus dependencias, y es aprovechándose de esta circunstancia cuando el escultor, con el apoyo de Gustav Cogniot y Judith Cladel, conciben el proyecto de convertir el edificio en un museo permanente de sus esculturas, el actual museo Rodin.(figura abajo)

museo rodin en francia

Por aquel entonces, el anciano Rodin se entusiasma principalmente por las posibilidades de movimiento que ofrece la danza. Traslada a piedra o a bronce el bullicioso can-can, el encanto de Isadora Duncan, las danzas de los bailarines javaneses y camboyanos que visitan París y el inigualable cuerpo de Nijinsky. Su espiritualidad alcanza también una de sus máximas cotas de expresión en La Catedral, obra en la que asocia la imagen de dos manos en piedra con el interior de un templo gótico.

En 1914, el año de la gran guerra, Rodin viaja con Rose a Roma para realizar un busto de Benedicto XV. Permanece en Italia hasta abril de 1915. Rodin ve acercarse su fin y el 21 de enero de 1916 se desposa con Marie Rose Beuret, la que ha sido su compañera durante toda su vida. Rose morirá dos semanas más tarde de una bronconeumonía. Algunos meses después corre por París el rumor de que Rodin será elegido nuevo miembro del Instituto en sustitución del escultor Rene de Saint-Marceaux.

La elección debe celebrarse el 23 de noviembre de 1917; Rodin muere de una congestión pulmonar seis días antes, el 17 de noviembre, a los setenta y siete años: «El arte es aún una magnífica lección de sinceridad —había dejado escrito Rodin en su testamento—. El artista verdadero es aquel que expone siempre lo que piensa… imaginaos qué gran progreso sería que la verdad absoluta reinase entre los hombres. Cuando la sociedad abandone los errores y las fealdades que ha creado… nuestra tierra se convertirá en el paraíso.»

CIUDADANOS DE CALAIS

A. Rodin: «Los ciudadanos de Calais», París, Museo Rodin.
– En 1347, seis ciudadanos de Calais salvaron a la patria, amenazada de destrucción por el rey de Inglaterra, ofreciendo en sacrificio sus vidas. Para glorificar su memoria, la ciudad de Calais encargó a Rodin un monumento. Como siempre que una obra le interesaba mucho, e! escultor !a preparó minuciosamente. En ella puso de relieve el carácter de cada personaje y la forma distinta en que cada uno afrontó el duro destino.

honorec balzac rodin
A. Rodin: «Honoré de Balzac», París, Museo Rodin – Esto escultura de yeso del gran escritor francés, costó a Rodin siete años de trabaje y un número infinito de bocetos, apuntes y dibujos preparatorios. Es una auténtica obra maestra. Sin terminarla en todos sus detalles, el escultor ha delineado con gran energía los rasgos físicos más destacados del modelo, plasmando en ellos su carácter un tanto irónico, bonachón, pero consciente de su propia grandeza.

Fuente: Enciclopedia del Estudiante Superior Fascículo N°37

Biografia Susana Gimenez Conductora de la Television Argentina

Biografía Susana Gimenez Diva de la Televisión Argentina

SUSANA GIMENEZ BREVE BIOGRAFÍA DE LA ESTRELLA ARGENTINA EN TELEVISIÓN, CINE Y TEATRO NACIONA

Susana Gimenez:
La diva de la televisión argentina 

Para una gran porción de argentinos, seguramente Susana Gimenez se haya convertido con los años en un personaje que trasciende por completo la pantalla televisiva, ingresando a aquellos hogares donde las personas que viven en soledad encuentran la compañía ideal al disfrutar de su programa domingo tras domingo.

Y es que muchos han dejado de ser simples espectadores a partir del momento en que han comenzado el rito casi místico de abrir la puerta ficticia de la televisión e invitar a Susana Gimenez a compartir la

mesa, aunque sea de forma irreal.

Al hablar de Susana Gimenez a una gran parte de argentinos se nos viene a la mente una imagen lejana, en blanco y negro, perteneciente a aquel viejo comercial que a finales de la década del sesenta presentaba a una bella y atrevida joven exclamando «¡Shock!», con el fin de convencernos de las bondades del jabón «Cadum».

No obstante, es indudable también que el nombre Susana Gimenez es sinónimo indiscutible de aquel personaje llamado La Mary, que protagonizara la actriz en una de las películas a cargo de Daniel Tinayre, en la que compartía el protagónico con Carlos Monzón, uno de los boxeadores más importantes de nuestro país.

La gran diva de la televisión argentina nació bajo el signo de acuario, un caluroso 29 de enero del año 1944, en el seno de una familia humilde y disfuncional, ya que sus padres, María Luisa Sanders y Augusto Johnny Giménez Aubert, mantenían constantes peleas que los conducía a reiteradas separaciones.

En medio de este difícil entorno, la pequeña que había sido bautizada como María Susana Giménez Aubert debió afrontar una niñez conflictiva y una adolescencia signada por los sueños que aún no podía alcanzar.

Si bien en un permanente esfuerzo y dedicación la joven logró graduarse con el título de Maestra de Enseñanza Primaria, jamás llegó a ejercer la profesión de docente, debido a aquella constante búsqueda de la realización de sus sueños.

Así fue que decidió que lo mejor para su vida era concretar sus anhelos en el ambiente del cine y la televisión, intentando lograr ser una artista, para lo cual debió luchar arduamente por conseguir un lugar apto en un mundo terriblemente hostil, y demostrando de esta forma su constante ánimo de superación personal.

Con apenas 17 años de edad, la joven contrajo matrimonio con Mario Sarabayrouse, con quien tuvo a su única hija llamada Mercedes, quien con el paso de los años le diera dos nietos, Lucía y Manuel.

Mientras se desenvolvía como madre, esposa y ama de casa, Susana trabaja como secretaria en una fábrica, hasta el año 1968, cuando La Giménez comenzó a vislumbrar la posibilidad de convertir sus sueños en realidad, en el preciso instante en que conoció a Héctor Cavallero, un hombre de negocios y empresario dedicado al mundo del espectáculo.

El romance nació entre ellos inmediatamente, y este sería el punto de partida determinante para que Susana Gimenez comenzara a transitar sus primeros pasos en el mundo artístico, primero como modelo, y luego como actriz, vedette, conductora televisiva, e incluso empresaria.

La primera etapa de su carrera estuvo vinculada al modelaje, durante la cual Susana posó en infinidad de portadas de las más conocidas revistas argentinas de actualidad, que la llevaron a convertirse en la modelo publicitaria de la marca de jabón «Cadum» en el comercial televisivo del año 1969, con el cual saltó rápidamente a la fama.

A partir de allí la vida de esta sencilla joven se transformó por completo, y comenzó a ser una de las figuras más requeridas del ambiente, debutando no sólo en la televisión argentina, sino también volviéndose un verdadero icono del séptimo arte nacional.

En lo que respecta a su trayectoria actoral, desde su debut en la obra teatral «Las mariposas son libres», del año 1971, su talento y carisma la llevaron a convertirse en protagonista de una larga lista de películas, tales como «La Mary» de Daniel Tinayre en 1974, en la que conoció a una de sus parejas más controvertidas, el boxeador Carlos Monzón.

También compartió cartel con dos de los cómicos más importantes del país, Alberto Olmedo y Jorge Porcel, con quienes protagonizó algunas cintas cinematográficas inolvidables, en las que se ponía de relieve la comedia basada en la sensualidad de sus protagonistas femeninas en contrapartida al ridículo de los roles masculinos.

Ejemplo de ello son «Los hombres sólo piensan en eso», «El rey de los exhortos», «A los cirujanos se les va la mano» y «Las mujeres son cosa de guapos», entre otros memorables y queribles films.

Por supuesto que a nadie le quedan dudas de que el medio que mejor supo conquistar Susana Gimenez ha sido la pantalla chica, donde después de debutar en el año 1987 con su ciclo «Hola Susana» en ATC, se convirtiera en la indiscutida diva de la televisión.

Criticada en reiteradas oportunidades por diversos sectores de la sociedad, a raíz de sus declaraciones públicas en relación al reclamo de la creación de una ley de pena de muerte, o la expresión de dichos en los que asegura que los «derechos humanos son estupideces», Susana ha sabido en estos años ganarse tanto el amor como el odio de los argentinos.

Perseguida en todo momento por la prensa dedicada al espectáculo, ya sea por sus turbulentos romances o bien por su inclinación hacia las cirugías estéticas, La Gimenez es sin dudas una de las mujeres más populares del país.

Por ello, miles de argentinos la reclaman todos los años, para compartir con ella la gran ilusión que nos vende la pantalla de la caja boba.

Fuente Consultada: Graciela Marker Para Planeta Sedna

Tiene sus cosas, «Después de mi separación de Jorge Rodríguez estuve un año y pico reflexionando, leyendo libros espirituales que me hacían bien: desde (el autor de técnicas de integración cuerpo-mente, Deepak) hasta el yogui (Paramahansa) Yogananda. Leí metafísica. Nunca tuve mucho tiempo para eso: siempre tuve que laburar como tina bestia».

Por lo demás, Susana es bastante pragmática: «Rezo. Cada vez que subo a un avión, le rezo a San Cristóbal [el llamado santo de los viajeros]. Y cuando bajo también. Además de pragmática, amplia. A fines de enero último, aprovechando que en Telefé le propusieron un viaje a la India para grabar un programa, Susana gestionó una audiencia con el Dalai Lama. Conocedor de las bondades de la publicidad, el líder espiritual de un sector budista la recibió el lunes 21, a las 8,45, en el Taj Hotel, de Delhi. Charlaron en inglés y quedaron en volver a verse cuando él pase por Buenos Aires.

Siempre en la India, el martes 29, Susana festejó su cumpleaños en un orfanato de la beata Teresa de Calcuta, adonde llegó con una torta de chocolate. Y después, ya con la cuota de espiritualidad cumplida, tomó de. la mano a su novio Jorge Rama, y ambos volaron hacia Miami, donde, para ella, está el glamour.

Destacados Deportistas de Argentina Mejores Deportistas de Argentina

Destacados Deportistas de Argentina

Grandes Deportistas Argentinos Historia del Depoporte Nacional

Hugo Porta
El mejor jugador de rugby de la Argentina. Capitán y símbolo de Los Pumas, donde jugó 92 test-matches ante los mejores equipos. En 1985 fue elegido el mejor jugador del mundo.

Grandes Deportistas Argentinos Historia del Depoporte Nacional

Antonio Roma
El Tano debutó en el arco de Ferro en 1951. Luego pasó a Boca en 1960 y en el 62 logró el primer titulo de su campaña con losxeneizes al atajarle un penal a Delem en el superclásico.
Grandes Deportistas Argentinos Historia del Depoporte NacionalEduardo Romero
Heredero natural de Roberto De Vicenzo. Triunfó en la Argentina y paseó su categoría por los circuitos europeos. En 1994 logró su mayor conquista: El Master Europeo.
Grandes Deportistas Argentinos Historia del Depoporte NacionalOscar Ruggeri
En su carrera gane 13 títulos. Jugó en Boca, River, Logroñés y Real Madrid (España), Vélez, Ancona (Italia), América (México), San Lorenzo, Lanús y la Selección Nacional.
Grandes Deportistas Argentinos Historia del Depoporte NacionalAngel C. Rojas
Rojitas fue uno de los grandes ídolos
de Boca (1963-1971). Sus amagues y quiebres de cintura quedaron en la memoria de los hinchas. Jugó 210 partidos y marcó 68 goles.
Grandes Deportistas Argentinos Historia del Depoporte NacionalGabriela Sabatini
Fue la mejor deportista que dio el tenis femenino argentino. Entre sus títulos más importantes figuran el Master 88, la
medalla de plata en los Juegos de Seúl88 y el U.S. Open 90.
Grandes Deportistas Argentinos Historia del Depoporte NacionalJosé Sanfilippo
El Nene fue uno de los goleadores más notables del fútbol argentino. Dentro leí área era infalible.
Debutó en San Lorenzo en 1953. También jugó en Boca y Banfield. Jugó 330 partidos y marcó 226 goles.
Grandes Deportistas Argentinos Historia del Depoporte NacionalHéctor Silva
Pochola debutó er la primera de Los Tilos en 1961. Participó en 1965 de la gira de la Selección Argentina por Sudáfrica y dirigió a Los Pumas desde 1984 hasta 1987.
Grandes Deportistas Argentinos Historia del Depoporte NacionalNoemí Simonetto
Se destacó en los Juegos Olímpicos de Londres 1948 donde ganó la medalla de plata en  salto en largo con una marca de 5,60 metros. Espectacular
Grandes Deportistas Argentinos Historia del Depoporte NacionalJuan M. Traverso
Un clásico en las décadas de los 80 y de los 90. En el TC 2000 fue líder indiscutible con seis títulos en 14 ediciones. En Turismo Carretera fue campeón en 1977 y 1978.

 

Todos Los Triunfos de Fangio

Todas las carreras y principales triunfos de Juan Manuel Fangio

Fangio corrió siete temporadas en F 1 y aún mantiene imbatible el promedio de victorias: 47, 05 por ciento. En total corrió 205 carreras. Había comenzado a hacerlo en F 1 a los 37 años. Se retiró a los 45.

1940-Con Chevrolet. Gran Premio Internacional del Norte. Argentina-Bolivia-Perú. TC.

1941-Con Chevrolet 40. Gran Premio “Gemlio Vargas”, Brasil.

1941-Con Chevrolet 40. Mil Millas Argentinas.

1942-Con Chevrolet 40. Primera edición de “Mar y Sierras”, Argentina.

1947-Con Ford T-Chevrolet. Premio Rosario-Circuito Parque Independencia, Argentina.

1947-Con Volpi Chevrolet. Gran Premio de Montevideo, Uruguay. Ídem. Premio Primavera, Circuito Playa Grande, Mar del Plata, Argentina. Con Chrevrolet 39. Doble Vuelta de la Ventana, provincia de Buenos Aires, Argentina.

1948-Con Chrevrolet 39. Gran Premio Ciudad de Pringles, provincia de Buenos Aires, Argentina.. Con Volpi-Chevrolet. Premio Otoño, Argentina..Idem. Circuito de Necochea, Argentina. Con Chevrolet 39.Vuelta de Entre
Ríos, Argentina.. Con Volpi-Chevrolet. Premio ciudad de Mercedes, Uruguay

1949-Con Volpi-Chevrolet. Premio Jean Pierre Winiilli, Argentina. Con Maserati 4CLT/48. Gran Premio Ciudad de Mar del Plata, Argentina. Con Volpi-Chevrolet. Premio Fraile Muerte, Argentina.. Con Maserati 4 CLT/48. Tipo San Remo. Gran Premio de San Remo, Italia.Con Maserati 4 CLT Gran Premio de Pau, Francia.

Con Maserati 4 CLT. Gran Premio Roussillon, Francia.Con SimcaGordini., Gran Premio de Marsella, Francia. Con Ferrari 124, Gran Premio del autódromo de Monza, Italia.Con Maserati 4 CLT/48, Gran Premio de Albi, Francia.

1950-Con Maserati 4 CLT/48, Gran Premio de Pau, Francia.
Con Alfa Romeo 158-Alfetta. Gran Premio de San Remo, Italia.
Idem, Gran Premio de Mónaco. Con Maserati 4 CLT,Gran Premio de Angulema, Francia.
Con Alfa Romeo 158, Gran Premio de Bélgica-Spa-Francorchamps. Con Alfa Romeo 158, Gran Premio de Francia, Circuito de Reims. Con Alfa Romeo 158-Al-fetta, Gran Premio de las Naciones, Ginebra, Suiza. Con Alfa Romeo 158, Gran Premio de Pescara, Italia. Con Ferrari 166, Premio Ciudad de Paraná, Circuito Parque Urquiza, Argentina.
Con Idem. Gran Premio Arturo Alessandri Palma, Santiago de Chile. Con Talbot Lago. Quinientas Millas de Rafaela, Argentina.

1951-Con Alfa Romeo 159-Alfetta. Gran Premio de Berna, Suiza. Idem. Gran Premio de Europa.
Reims, Francja.Idem. Alfetta. Gran Premio de Bari, Italia.Idem. Gran Premio de España, Barcelona.

1952-Con Ferrari 166. Gran premio de la ciudad de San Pablo, Brasil. Idem. Gran Premio Quinta de Boa Vista, Brasil. Ídem. Gran Premio Presidente Perón, Buenos Aires, Argentina.Idem. Gran Premio Eva Perón, Buenos Aires, Argentina. Idem. Circuito de Piriápolis, Uruguay. Ídem. Segundo Premio Circuito de Piriápolis, Uruguay

1953-Con Maserati A6-SSF Premio Vue des Alpes, Suiza. Con Alfa Romeo 6 C. SegundoGran Premio de Supercortemaggiore, Merano, Italia. Con Maserati A6 SSG. Grai Premio de Monza, Italia. Idem Gran Premio de Modena, Italia Con Lancia 3.300. IV Carrera Pa. namericana de México.

1954-Con Maserati 250 E Grar Premio de la República Argentina. Idem. Gran premio de Bélgica-SpaFrancorchamps.
Con Mercedes Uenz W 196. Gran Premio de Francia, Circuito de Reims. Idem. Gran Premio de Europa, Nürburgrin, Alemania.
Idem. Gran Premio de Suiza, Circuito de Bremgarten, Berna.
Idem. Gran Premio de Italia, Monza.

1955-Ídem. Gran Premio de la República Argentina., Buenos Aires. Idem. Gran Premio Ciudad de Buenos Aires, Argentina.
Con Mercedes Benz 300 SLR, Pre mio Eiffel-Nürburgrin, Alemanu Con Mercedes Benz W 196. Grz Premio de Bélgica Spa-Francor champs. Idem. Gran Premio de Ho landa-Zandvoort Con Mercede Benz SRL, Gran Premio de Suecia. Kristianstad.Con Mercedes Benz 196 Gran Premio de Italia, Mon. za.Con Maserati 300 S. Gran Premio de Venezuela, Caracas.

1956-Con Lancia-Ferrarj D 50. Gran Premio de la Rep. Argentina. Buenos Aires.Con Ferrari D 50.
Gran Premio de la Ciudad de Bs.As. Mendoza, Argentina. Con Ferrari Monza 860. Doce horas de
Sebring, usa. Con Lancia—Ferrari 50. Gran Premio de Siracusa, Italia.
Ídem, Gran Premio de Inglaterra.
Ídem. Gran Premio de Alemania, Nürburgring.

1957-Con Maserati 250 E Gran Premio de la República Argentina. Idem. Gran Premio Ciudad de Buenos Aires. Con Maserati 300 5. Gran Premio de Cuba, La Habana. Con Maserati 450 5. Doce horas de Sebring, Usa. Con Maserati 250 E Gran Premio de Montecarlo, Mónaco. Con Maserati 300 5. Sexto Gran Premio de Portugal.
Con Maserati 250 E Gran Premio de Francia, Rouen. Idem. Gran Premio de Alemania, Nürburgring, Con Maserati 300 5. Gran Premio de Interlagos, Brasil. Ídem. Gran Premio de Boa Vista, Río de Janeiro, Brasil.

1958-Con Maserati 250 E Gran Premio Ciudad de Buenos Aires.

Fuente: Juan Manuel Fangio El Mago de los Fierros Tomo 2 La Nación

Accidente en Monza de Fangio en 1952

Idolos del Deporte Argentino Accidente de Fangio en Monza en 1952

Juan Manuel Fangio (1911-1995)

FANGIO SALVA SU VIDA MILAGROSAMENTE: Los primeros meses del año 1952 fueron de una intensa actividad para el nuevo campeón mundial.

El 13 de enero ganó en Interlagos y en el gran premio Quinta da Boa Vista, ambos de Brasil; en febrero obtuvo la concesión de Mercedes Benz; el 9 de marzo, en la Argentina, ganó el premio Presidente Perón y el 16 de ese mismo mes el premio Eva Perón; y en Uruguay, venció en dos carreras corridas en el circuito de Piriápo— lis, el 23 y 30 de marzo. En las seis competencias corrió con un auto Ferrari 125.

En junio, mientras participa de una competencia en Inglaterra, recibe una nueva invitación para correr en Italia. A pesar del poco tiempo con que cuenta, decide no faltar a la cita. Pero, cuando llega a Paris desde Belfast con destino a Monza, se encuentra con que los vuelos y las combinaciones estaban suspendidos. No lo dudó: decidió manejar una cantidad enorme de kilómetros durante la noche, cruzar los Alpes y, de pasada, como quien dice, dejar en su pueblo a otro piloto que viajaba con él. Llegó a Monza una hora antes de la largada.

Tenía cuarenta años y sus reflejos le respondían mejor que nunca. Le quedó apenas tiempo para tomar una aspirina y un vaso de agua. Estaba listo, con su Maserati, aguardando la orden de partir. Había dado su palabra y cumplía. Y largó último de la grilla. Extenuado, sin dormir ni comer.

En la famosa curva de Lesmo pisó el cordón y el auto se le fue contra una serie de fardos que estaban endurecidos por el tiempo, casi petrificados. Apresurado por haber salido tan de atr5s, había cometido un error en uno de los cambios. La disminución de sus reflejos por el cansancio acumulado le impidió recobrar el control del bólido. Acabó por golpear en un terraplén y pegó un giro mortal en el aire. Salió despedido.

Y ahora estaba allí, en Monza, en un sanatorio donde permanecería internado más de cuatro meses. Estuvo horas en agonía. Ahora era él quien había estado a punto de morir. Cuando recuperó la conciencia, al mirar el liviano casco de fibra de vidrio abollado, junto a la mesita de luz, volvía una y otra vez a aquel terrible accidente de Perú. Y sentía nuevamente la sensación del preanuncio de la muerte y el horror en la boca del estómago. Entraba otra vez en el delirio, aunque luchaba por no perder el conocimiento. Quería mantener todo bajo control….le llevó varios meses recuperarse de semejante accidente, pero pronto volvería a triunfar en las pistas.

Fuente: Juan Manuel Fangio El Mago de los Fierros Tomo 2 La Nación

Argentino Campeon Mundial de Formula 1 (301)

Biografia de Juan Manuel Fangio Personalidades Argentinas Campeon Formula 1

Juan Manuel Fangio (1911-1995)

Nacido el día 24 de junio de 1911 en Buenos Aires, Argentina. Fue un gran piloto de F1 logrando ganar cinco campeonatos mundiales.

Pese a la oposición de sus padres, puso de manifiesto una gran pasión y enorme entrega por el mundo del automovilismo, en 1939, los vecinos de su localidad hicieron una colecta y consiguieron dinero suficiente para comprarle un Chevrolet, con el cual compitió en una carrera nacional.

Ganó una etapa y luego se impuso en los 1.000 kilómetros de la Republica Argentina. Se corono campeón argentino dos años consecutivos. A la edad de 38 años compró su primer Maserati.

En el año 1950 entró en la escudería Alfa Romeo; y en el primer mundial disputado quedó en el primer puesto en tres grandes premios y acabó segundo en la competición. Un año después se proclamó por vez primera campeón del Mundo. En los dos años posteriores corrió con Ferrari, BRM, y Maserati.

La desgracia le jugo una mala pasada y en el año 1953 sufrió un grave accidente en Monza, lo que lo obligo a abandonar toda la temporada. De regreso a la actividad en el año 1954, corriendo para Maserati y Mercedes, Juan Manuel Fangio logró su segundo campeonato del mundo. El tercero llegó a con Mercedes, y el cuarto, con Ferrari. En 1957, regreso a la escudería Maserati, y con esta consiguió su quinto y último título, forjando todo un record y convirtiendose en leyenda del automovilismo internacional.

Luego abandono la actividad a la edad de 47 años. En el año 1995 dejo de vivir pero continua vigente su enorme trayectoria como deportista y calidad de persona.

Biografia de Juan Manuel Fangio Personalidades Argentinas Campeon Formula 1

Entre 1951 y 1957, obtuvo cinco títulos mundiales de Fórmula 1, conduciendo con Mercedes Benz, Maserati, Alfa Romeo y Ferrari. Retirado en 1958, luego de su secuestro, mantuvo durante un extenso período el récord de más títulos en Fórmula 1, hasta que fue desplazado por Michael Schumacher en 2003.

Los números lo dicen todo: 7 temporadas, 2 subcampeonatos y 5 títulos, un récord que permaneció durante 46 años hasta la aparición del alemán Michael Schumacher. Disputó 51 carreras, de las cuales largó 48 desde la primera fila (29 pole positions). Se subió 35 veces al podio, de las cuales 24 fueron en el escalón más alto. Todo esto con cuatro escuderías diferentes y ante rivales mucho más jóvenes –se retiró a los 46 años– y teóricamente mejor preparados que él.

Cronología de Juan Manuel Fangio
24 de Junio de 1911: En la casa de la calle 13, en Balcarce, nace Juan Manuel Fangio. Sus padres son Loreto Fangio y Herminia D´Eramo.

1923: Deja la escuela para trabajar como mecánico en el taller de la Agencia Studebaker de Balcarce, de Manuel Viggiano.

1929: Disputa su primera carrera, como acompañante de Manuel Ayerza, sobre un Chevrolet ´28 cuatro cilindros. La competencia se disputa entre Coronel Vidal y Maipú.

24 de Octubre de 1936: Debuta como piloto en una carrera no oficial, en Benito Juárez, a bordo de un Ford A ´29 modificado. Abandona

27 de Marzo de 1939: Su primera carrera oficial. En Necochea con un Ford ´34, finaliza quinto.

18 de Octubre de 1938: Debuta en Turismo de Carretera, en el Gran Premio Argentino. Manejando un Ford cupé ´37, con Luis Finochietti. Arriba séptimo

12 de Octubre de 1940: Gana el Gran Premio Internacional del Norte, una carrera entre Buenos Aires y Lima, de 4.765 Km. de recorrido, con un Chevrolet. Es su primer triunfo en el automovilismo.

14 de Diciembre de 1940: Al calsificarse octavo en las Mil Millas Argentinas, obtiene el primer título de Campeón Argentino de Carreteras.

2 de Abril de 1942: Gana la carrera Mar y Sierras de Turismo de Carretera: será su última intervención hasta después de la Segunda Guerra Mundial.

15 de Febrero de 1947: Vuelve a la actividad, con un tercer lugar en una prueba de Mecánica Nacional (monoplazas) en el circuito de Retiro, en Buenos Aires.

17 de Enero de 1948: Debuta en Máquinas Especiales (antecedente de la Fórmula 1) con un Maserati 1500 en Palermo. Abandona.

16 de Abril de 1950: Debuta en el equipo Alfa Romeo de F1 con una victoria en el circuito de Ospedaletti, en San Remo.

13 de Mayo de 1950: Debuta en el Primer Campeonato Mundial de Fórmula 1, integrando la escuadra Alfa Romeo, pero abandona por problemas de motor. La carrera se lleva a cabo en el circuito de Silverstone, Inglaterra.

21 de Mayo de 1950: Logra su primer triunfo en el Campeonato Mundial. Es el Grand Prix de Mónaco, en Montecarlo, con un Alfa Romeo 158, luego de esquivar una múltiple colisión en la primera vuelta que dejó afuera a nueve autos.

3 de Septiembre de 1950: Al abandonar el Gran Prix de Italia, pierde el título mundial a manos de su coequiper Ninno Farina

28 de Octubre de 1951: Se consagra por primera vez Campeón Mundial de Conductores al ganar el Gran Prix de España, en Pedralbes, con un Alfa Romeo 159. Es también, la última carrera de la escudería.

1 de Junio de 1952: Debuta con la ensordecedora BRM inglesa de 4500 cm3 en el Gran Premio de Albi, en Francia, pero abandona.

8 de Junio de 1952: Se despista en la primera vuelta del Gran Premio de Monza, cuando corría con una Maserati A6GCM de Fórmula 2. Había corrido el día anterior en Irlanda. «A las dos de la tarde llegué, a las dos y media largué y a las tres estaba en el hospital», recordó después. En el accidente sufre lesiones en las vértebras cervicales, que lo mantienen fuera de la actividad durante siete meses.

18 de Enero de 1953: Reaparece disputando el 1º Gran Premio de la República Argentina de Fórmula 1, pero abandona.

13 de Septiembre de 1953: Vuelve al triunfo en Fórmula 1, venciendo en el Grand Prix de Italia, obteniendo así el subcampeonato mundial.

19 de Noviembre de 1953: Sobre un Lancia D24 gana la Carrera Panamericana, 3.070 Km. de rutas desde la frontera norte a la sur de México

17 de Enero de 1954: Bajo una lluvia torrencial, gana por primera vez el Grand Prix de la Argentina de F1, con una Maserati 250F.

4 de Julio de 1954: Debuta en el equipo Mercedes Benz, en Francia. Marca la pole-position y consigue la victoria.

24 de Octubre de 1954: Con un tercer puesto en Pedralbes, consigue su segundo título del mundo. Ha ganado en seis de las ocho carreras.

16 de Enero de 1955: Con temperaturas que alcanzan los 50 grados, vence otra vez en el Grand Prix de Argentina: Es el único piloto que no es reemplazado durante las tres horas de carrera.

11 de Junio de 1955: Cuando lidera las 24 horas de Le Mans, sobre un Mercedes 300 SLR, se produce el tremendo accidente que le cuesta la vida a 83 personas.

11 de Septiembre de 1955: Con un triunfo en Italia, obtiene su tercer corona en la F1. Se despide del equipo Mercedes, que abandona las carreras, cerrando un ciclo brillante: nueve triunfos en doce carreras, de las cuales ocho pertenecen a Fangio.

22 de Enero de 1956: Debuta en el equipo Ferrari y obtiene el Gran Premio de la Republica Argentina.

28 de Abril de 1956: Con una Ferrari Sport, pena para clasificarse cuarto en las Mille Miglias italianas. «Fue la peor carrera de mi vida» dirá más tarde.

2 de septiembre de 1956: Su coequiper, Peter Collins, le cede su auto durante el Gran Premio de Italia para obtener su cuarto título mundial.

13 de Enero de 1957: De vuelta con Maserati, obtiene el Gran Premio de la Argentina.

23 de Marzo de 1957: Logra la victoria en las 12 horas de Sebring. Treinta y Cinco años después, su sobrino Juan obtiene esta carrera.

4 de Agosto de 1957: Vence en estupenda forma en el Grand Prix de Alemania, en Nurburgring, y logra su quinto título mundial. Es su mejor triunfo: luego de haber acumulado una diferencia de 28 segundos sobre las Ferraris de Hawthorn y Collins, se detiene en boxes para cambiar sus cuatro cubiertas, y no solo pierde la ventaja, sino otros 48 segundos. Faltando diez de las 22 vueltas previstas, inicia una impresionante recuperación, batiendo nueve veces el record de la pista. En la penúltima vuelta supera sucesivamente a Collins, en la recta detrás de los boxes, y a Hawthorn, en la zona de curvas de Fuchsrorhe, para vencer con 3.6 segundos de ventaja. Es su último triunfo en la F1.

2 de febrero de 1958: La victoria en el Gran Premio de la Republica Argentina sin puntos para el Mundial, es la última de su gloriosa campaña. Sólo volvería a correr dos pruebas más.

26 de febrero de 1958: Es secuestrado en Cuba. Liberado al día siguiente, no participa en la carrera de La Habana.

6 de Julio de 1958: Finaliza en el cuarto lugar del Gran Premio de Francia, después de haber largado, por primera vez, desde la tercera fila. Durante la competencia decide dejar de competir.

13 de Agosto de 1969: Es la cabeza visible de la Misión Argentina, un operativo con tres Torinos 380W y nueve pilotos, compitió en las 84 horas de Nürburgring, logrando un cuarto puesto.

15 de Febrero de 1972: Se inaugura el autódromo «Juan Manuel Fangio» de Balcarce, en su honor, en una carrera de Sport-Prototipo internacional.

25 de Mayo de 1973: Junto a otros grandes del automovilismo nacional, entre los que se destaca Oscar Alfredo Gálvez, disputa una prueba-exhibición en el Autódromo de Buenos Aires, la «Carrera del Recuerdo».

1974: Es nombrado presidente honorario de Mercedes-Benz Argentina, cargo que desempeña hasta su muerte.

4 de Diciembre de 1981: Sufre un grave ataque cardíaco, en Dubai, Emiratos Árabes Unidos.

8 de Diciembre de 1982: Es sometido a una operación de quíntuple By-Pass, realizada por René Favaloro.

22 de Noviembre de 1986: Se inaugura el Centro Tecnológico y Cultural Museo del Automovilismo «Juan Manuel Fangio» en Balcarce, hoy el más visitado de Sudamérica, con cerca de 100.000 visitantes al año.

11 de Junio de 1991: Cumple 80 años y se lo celebra con una magnífica fiesta: una cena en Buenos Aires y una carrera de Turismo de Carretera, ganada por Oscar Castellano, en Balcarce, coronada con una paella para 400 personas-

29 de Diciembre de 1993: Es internado a causa de una hipercalcemia en la sangre, provocada por una complicación en el tratamiento de diálisis.

17 de Julio de 1995: A la edad de 84 años, fallece en Buenos Aires. A su funeral asisten los mas grandes corredores de la historia.

Biografia de Firpo Grandes Boxeadores Argentinos Campeones de Boxeo

Biografía de Firpo – Boxeadores Argentinos

Biografia de Gatica Grandes Boxeadores Argentinos Campeones de BoxeoBiografia de Gatica Grandes Boxeadores Argentinos Campeones de BoxeoBiografia de Perez Grandes Boxeadores Argentinos Campeones de BoxeoBiografia de Bonavena Grandes Boxeadores Argentinos Campeones de BoxeoBiografia de Locche Grandes Boxeadores Argentinos Campeones de BoxeoBiografia de Monzon Grandes Boxeadores Argentinos Campeones de Boxeo
Luis A.
Firpo
José M. GaticaPacual
Perez
Oscar BonavenaNicolino LoccheCarlos Monzón

Apenas comenzó el atardecer del 1° de septiembre de 1923, el centro de Buenos Aires registró un movimiento poco habitual. Compactos grupos de personas se concentraban a lo largo de la calle San Martín, en la Avenida de Mayo y en casi todas las arterias adyacentes.

En los clubes de barrio pasaba algo similar, y todo aquel que disponía de uno de los precarios radiorreceptores de entonces tuvo que tolerar una pacífica invasión de familiares y conocidos. El motivo de ese inusitado interés era ía pelea que disputarían a las 22 en Nueva York el campeón mundial de peso pesado, Jack Dempsey, y el argentino Luis Ángel Firpo, aspirante al título.

«El Toro Salvaje de las Pampas», como bautizaron los periodistas norteamericanos al retador, había nacido en Junín, provincia de Buenos Aires, el 11 de octubre de 1894, y se había iniciado en las lides boxísticas en 1916.

Luis Ángel Firpo boxeador argentino que Nació en Junín en 1894 y falleció en 1960. Conocido como El “Toro Salvaje de las Pampas” fue la primera gran leyenda del boxeo argentino. Fue un boxeador de pesos pesados, de gran coraje y arrojo, cualidades que fueron confirmadas en su gran y recordada su pelea con Dempsey el 14 de septiembre de 1923 en New York.

De niño llegó a Buenos Aires entrenando en Almagro Boxing Club, y debutó como profesional el 10 de diciembre de 1917 y su récord fue de 31 victorias, 26 por KO, cuatro denotas y siete sin decisión. El 30 de abril de 1920 ganó el Sudamericano de su categoría en Santiago de Chile tras vencer por KO al local Dave Milis en el primer round. Su brava actuación popularizó el boxeo en el país e influyó para que se terminara con la prohibición que regía sobre el pugilismo argentino.

Luis Ángel Firpo

Entre 1923 y 1926 realizó en EE.UU. 14 peleas, pero la que lo llevará al estrellato para siempre, sera aquella frente al campeón mundial de pesos pesados Jack Dempsey. Según relato de Horacio Estol en su libro Vidas y Combates de Luis Ángel Firpo, Firpo peleó con el húmero quebrado. La pelea lógicamente fue muy corta, apenas dos round, pero suficientes para demostrar su valor en el cuadrilátero.

En el primer round el campeón mundial lo volteó siete veces, pero cuando Firpo logró hacerle llegar unos de sus puños, Dempesy fue literalmente arrojado fuera del ring, cosa increíble, por lo que el mismo árbitro contó tan lento que dio a tiempo a recuperarse y volver al combate. Habían pasado 17 segundo y nuevamente el campeón estaba para seguir la pelea.

Esta pelea es siempre recordada como un acto de gran bravura y coraje, fue el 14 de septiembre de 1923, en el Polo Grounds de Nueva York, frente a 80.000 apasionados espectadores. Ese día fue se lo considera como un hito histórico para el boxeo nacional, y se la recuerda como la Pelea del Siglo, por lo que se celebra en esta fecha el día del boxeador argentino. También un equipo de futbol llamado “Tecún Umán” de la ciudad de Usulután el El Salvador, decidió cambiar su nombre por el de “Luis Ángel Firpo”. Dempsey conservó su corona y el arbitro fue suspendido por casi dos meses por la Asociación de Boxeo.

Fue primer acontecimiento deportivo transmitido por radio al país. Ello ocurría desde el diario La Nación que se amplificaba por megáfono la transmisión de radio Cultura, para que la escuchara la multitud reunida en la calle. Lo mismo se hizo en el antiguo Luna Park, ubicado en Corrientes 1066 (donde hoy se encuentra el Obelisco), aunque allí se cobraban 30 centavos para escuchar la pelea. Era la primera relación de la firma Ismael Pace – José Lectoure con el boxeo. También desde lo alto de los 22 pisos del Palacio Barolo, inaugurado el 7 de julio de ese año, transmitió con sus luces el resultado de la pelea.

Se retiro con una última victoria frente a Spalla en 1926, pero retorno al ring diez años después donde fue vencido por el chileno Godoy en el Luna Park, en el 3º round.

Los últimos años de su vida, los pasó con cierta soltura económica, y se dedico junto a otras grandes figuras del deporte nacional a organizar torneo y juegos panamericanos, recorriendo en 1950, mas de 15 países de América en un par de meses para asegurar la participación de Argentina en los juegos de 1951.

Tras un ataque cardíaco, Luis Ángel Firpo falleció en Buenos Aires el domingo 7 de agosto de 1960. Tenía 65 años.

Así describía el periódico «LA RAZÓN» aquel memorable momento: «Buenos Aires no durmió esa noche. Temprano la población se volcó a las calles en busca del lugar donde pudiera saber con la mayor rapidez lo que estaba ocurriendo en Nueva York. Para evitar que la gente desertara de los espectáculos públicos, se había instalado en los mismos una especie de «servicio de información». Alguien iba a ir dando cuenta del desarrollo de la pelea a medida que llegaran las noticias por cable. Frente a los diarios se aglomeraban multitudes.

La Avenida de Mayo presentaba un inusitado aspecto, y frente a LA RAZÓN un gentío extraordinario esperaba el resultado del gran combate. En lo alto del Pasaje Barolo se había instalado un reflector que mediante un sistema de luces informaría al público sobre el resultado del match. Si aparecía luz blanca, era porque habla triunfado Firpo. Si, por el contrario, roja, anunciaba la victoria de Dempsey. Hubo casas de comercio que coló, carón en sus escaparates muñecos de cartón imitando a los dos titanes del ring que luchaban en Nueva York, anunciando que permitirían al público la rotura de los cristales si el triunfo fuera de Firpo.

Final de la Pelea de Firpo

Llegaron las primeras noticias: «Dempsey ha sido lanzado fuera del ring». El entusiasmo del público fue delirante. Se esperaba la confirmación que podría significar la conquista del título máximo. No llegó. Por el contrarío, las informaciones posteriores daban cuenta de la victoria del campeón. Pero, a medida que se fueron conociendo los pormenores del combate, se tuvo la sensación de que el «Toro Salvaje de las Pampas» había sido despojado de un legítimo triunfo.

Y el público recorrió las calles de la ciudad protestando ruidosamente y dando vivas á nuestro campeón, el primero que había conseguido hasta entonces derribar al coloso. Dempsey nunca habla caído. Fueron los puños de Firpo los que lo pusieron al borde de una derrota espectacular que no se produjo porque el campeón contó con ayuda extraña. Firpo no había ganado el campeonato, pero llevó a lo más alto en la consideración mundial al boxeo argentino, línea que siguió manteniéndose a través de los tiempos por verdaderos exponentes del popular deporte.

Y el hecho se celebró jubilosamente hasta el día siguiente. Quedó como saldo la calidad de nuestro pugilismo y un récord de recaudación: 1.200.000 dólares. De tal suma correspondieron a Jack Dempsey 475.000, adjudicandose a Luis Ángel Firpo la cantidad de 156.000 dólares.»

Cuando sonó el gong inicial, 85.000 personas clavaron sus ojos en el ring. Apenas comenzado el combate los dos púgiles brindaron un espectáculo electrizante; Dempsey derribó seis veces consecutivas al argentino, que después de la última caída se rehizo y derribó al norteamericano aplicándole un potente derechazo en el rostro. En cuanto el campeón mundial se reincorporó Firpo le asestó otro golpe demoledor en la mandíbula y Dempsey desapareció del ring, pues cayó pesadamente en la platea. Ayudado por algunos espectadores, el campeón logró retornar» al cuadrilátero 19 segundos después —tiempo más que suficiente para que el arbitro proclamara reglamentariamente la victoria por KíO., cosa que no hizo—, y en el primer minuto del segundo round logró poner fuera de combate a Firpo. La pelea había durado menos de cinco minutos, pero pasó a la historia: fue un verdadero duelo de titanes y, como declaró el vencedor años después, «cualquiera de los dos pudo -resultar triunfador hasta el momento en que fue asestado el golpe definitivo».

CRÓNICA DE LA ÉPOCA:

Las imágenes quizás hayan sido de las mas vistas por generaciones de argentinos. Duran pocos segundos y nos transmiten un electrizante momento deportivo: Luis Ángel Firpo, «El toro de las pampas», lanza fuera del cuadrilátero a Jack Dempsey, «El asesino de Ma-nassa». Combatieron el 14 de septiembre en el Polo Ground de Nueva York por la corona mundial del estadounidense. La sensación que se observa en la película es de cinco o seis segundos.

Ese tiempo tarda Dempsey, según el filme, en regresar al ring ayudado por algunos periodistas. Luego, ganó por nocaut en el segundo round. Algunos atentos observadores dicen que aquel lapso fuera de las cuerdas duró 17 segundos, que la película está cortada y que entonces algún día tendrá que repararse la injusticia y consagrar al argentino nacido en Junín el campeón de todos los pesos. Sobre aquel combate y desde aquel siglo viejo, aquí en estas tierras no se habla más de otra cosa. ¿Cuántos segundosfueron? Quienes aquel septiembre aguardaban las noticias del combate recién verán la grabación mucho tiempo después.

Para unos miles, la espera del resultado consistió en mirar hacia arriba del Palacio Barolo en Avenida de Mayo y permanecer con los ojos puestos en el faro. Si la luz era verde, había ganado Firpo. Si la luz era roja, había ganado Dempsey. Las crónicas dan cuenta de sombreros revoloteando cuando la luz verde, al volar Dempsey del ring, ilusionó a los argentinos por poco tiempo.

Toda evocación suena hoy fantástica. La bata a cuadros del gigantesco Firpo. Multitud en el Luna Park siguiendo la transmisión por radio Sud América, otro tanto frente a las pizarras del diario Crítica. Noventa mil personas en el estadio neoyorquino. Un millón de dólares de recaudación. Y diecisiete segundos de inmortalidad.

Fuente: Periódico El Bicentenario N°6 Período 1910-1929
Crónica de la Época
Nota de Pablo LLonto Periodista

Grandes Boxeadores de la Historia