Calvino Juan

Biografia de Juan Knox Lider de la Reforma en Escocia

Biografia de Juan Knox – Reformador Religioso

Dotado de un poder persuasivo poco común, de una mirada imperiosa y de un espíritu fanático, Juan Knox fue en Escocia el alma de dos revoluciones simultáneas y complementarias: una de carácter religioso, la introducción del calvinismo; otra de carácter político, el triunfo de la nobleza de los clanes sobre la monarquía.

Juan Knox

John Knox fue un predicador escocés, líder de la Reforma Escocesa y considerado el fundador de presbiterianismo. Influido por los primeros reformadores, como George Wishart, se unió al movimiento reformista de la Iglesia escocesa

Después de una vida de agitador y de propagandista del credo reformado, llevó su partido a la victoria con el apoyo de los lores de la Congregación. En una palabra, Knox es el prototipo del hombre de acción, de esos ((predestinados» en cuyo corazón prendió como llama devoradora la doctrina de Calvino.

La crítica moderna no se ha puesto de acuerdo sobre la fecha de su nacimiento, que los autores más antiguos fijaron entre 1515 y 1513.

Pero parece estar dentro de lo aproximado la fecha dada usualmente de 1505. Nació Knox en el seno de una familia campesina de Gifford Gate, Haddington, afecta al clan de los Both-wells.

Hacia 1525 cursó estudios universitarios bajo la dirección de Juan Major en Glasgow o en San Andrés (Edimburgo), aunque parezca más verosímil este último centro. En todo caso, no llegó a graduarse. Tampoco se sabe con certeza cuál fue su crisis religiosa, pues desde los primeros años de su actuación aparece como protestante radical.

En 1543 lo hallamos, en efecto, en su distrito natal, ejerciendo los cargos de sacerdote y de notario de la diócesis de San Andrés, y en 1546 apoya con todas sus fuerzas al reformador Jorge Wishart, que pereció en el patíbulo a causa de sus prédicas. Poco después, en 1547, Knox predicaba a su vez, en tonos muy violentos, contra el catolicismo.

Hecho prisionero por los soldados franceses en junio de 1547, fue condenado a galeras, en cuyo trabajo de forzado pasó cerca de un año.

Libertado por intervención de la corte inglesa, se trasladó a Londres, donde procuró radicalizar la reforma inglesa en tiempos de Eduardo VI. En 1551 fue nombrado capellán de la corte y al año siguiente rechazó una silla episcopal anglicana.

La entronización de María Tudor motivó su huida de Inglaterra en 1554. Residió algún tiempo en Francfort; pero muy pronto se trasladó a Ginebra, donde adquirió la férrea y unilateral armadura de las doctrinas de Calvino.

Después de una visita a Escocia en 1555, que provocó varios tumultos y su persecución por orden de la regente María de Lorena, Knox volvio a su país natal en mayo de 1559.

Estaba ahora apoyado por los lores de la Congregación, unidos por el Covenant de 1557 que él había contribuido a concertar. Su presencia en la patria se caracterizó por la destrucción de imágenes y el saqueo de monasterios.

Los lores escoceses se apoderaron de la persona de la regente, firmaron un tratado de alianza con Inglaterra e impulsaron la reforma religiosa, que favorecía sus apetencias políticas y sociales.

En 1560 Knox presentó al parlamento una confesión de fe — que fue aprobada (25 de agosto)—, inspirada en un calvinismo radical. Poco después empezaba a organizar la iglesia reformada escocesa, a base de la elección de los presbíteros y la intervención de los fieles en el gobierno espiritual de la comunidad.

Sin embargo, en la confiscación de los bienes eclesiásticos los nobles se atribuyeron la parte del león, relegando a segundo término la idea de Knox de distribuirlos entre los pobres.

En 1561 regresó a Escocia María Estuardo. Desde el primer momento Knox se opuso al gobierno de la nueva reina, en la que sus ojos de exaltado veían la encarnación de un espíritu maléfico (Knox era adversario del gobierno de las mujeres en general).

Durante algunos años su papel religioso fue restringido por la corte, la cual le prohibió predicar en Edimburgo. En 1566 hizo una visita a Inglaterra, durante cuyo transcurso ocurrieron en Escocia los más trágicos acontecimientos del reinado de María Estuardo.

Knox regresó a su país natal con tiempo sobrado para arrancar de los nobles la deposición de María Estuardo (1567).

Protegido por el regente Moray, Knox vio crecer su iglesia, que en 1567 fue proclamada única en el país. Después de intervenir en la lucha ideológica entre el calvinismo y el catolicismo en Francia y en los Países Bajos, murió el 24 de noviembre de 1K72 en Edimburgo. Legó a la posteridad una historia de la reforma en Escocia.

fuente

OTRAS BIOGRAFIAS PARA INFORMARSE:
Biografia de Juan Knox
Biografia de Lutero
Biografia de Calvino
Biografia de Pirro de Piro
Biografia de Epicuro
Biografia de Aristofanes
Biografia de Tucidides
Biografia de Juliano El Apostata


Biografia de Wyclef John Teologo Traductor

Biografia de Wyclef Juan Teologo-Traductor

La inquietud religiosa en el Occidente de Europa, que pareció reprimida a mediados del siglo XIV, halló un nuevo germen en la obra del inglés Juan Wycleff.

Germen tanto más virulento cuanto la herejía no nacía ahora en un medio simple y popular, ni estaba atinada por impulsos sentimentales primarios, sino que se manifestaba en uno de los centros universitarios de más tradición europea — Oxford — y obedecía a especulaciones ideológicas de un cuño hasta entonces desconocido.

John Wyclef
John Wyclef, apellidos alternativos: Wiclef, Wycliff o Wickliffe, conocido como Juan Wiclef en español teólogo y reformador inglés que fundó el movimiento que se Lolardos.
Fecha de nacimiento: 1330, Hipswell, Reino Unido
Fallecimiento: 31 de diciembre de 1384, Lutterworth, Reino Unido
Influenciado por: Agustín de Hipona, Guillermo de Ockham, Roger Bacon, Roberto Grosseteste, Thomas Bradwardine

En este aspecto, Juan Wycleff fue el primer gran hereje de la época moderna, y sus doctrinas, a través de los husitas, tuvieron sensible influencia en el desencadenamiento de la subversión religiosa del siglo XVI.

Nacido hacia 1320 en el lugar de Hipswell, o Wycliffe, en el Yorkshire, Juan Wycreff (correctamente Wycliffe), se educó y profesó (1356) en el Balliol College de Oxford, fundación debida a los Balliols de Barnard Castle, vecinos de su familia.

En 1361 fue nombrado cura de Fillingham. Pero para él no habían transcurrido en balde los años de Oxford, donde había explicado con brillantez. Conocía a fondo los Santos Padres, en particular San Agustín, en quien bebió sus teorías sobre la predestinación.

Pero, además, destacaba en el conocimiento de la Biblia, hasta el extremo que sus discípulos le dieron el nombre de doctor evangélico. Aunque le eran familiares la filosofía y la teología escolásticas, Wycleff no había adoptado el nominalismo de Ockham, imperante en París, sino que permanecía fiel al augustinismo de la gloriosa tradición de Oxford.

De la misma manera que había triunfado en Oxford, Wycleff se hizo una reputación fuera del recinto universitario. Aunque se ha demostrado que no escribió el Determinatio de dominio en 1366, su actitud antipontificia debía ser lo bastante conocida para que Juan de Gante y su partido pensaran en él como un posible instrumento contra el Papado.

En 1374 fue nombrado delegado real en la conferencia de Brujas, que intentó conciliar los puntos de vista de Eduardo III y Gregorio XI. De regreso a Inglaterra, profesó de nuevo en Oxford e intervino en los asuntos políticos planteados por las relaciones con Roma.

En 1376 aprobó sin reservas las protestas del Buen Parlamento contra las ventajas concedidas a la Curia romana en Inglaterra. En el transcurso del mismo año publicó un compendio de las lecciones dictadas en Oxford: el De civile dominio.

Esta obra causó profunda sensación, pues por vez primera defendía que los príncipes habían recibido de Dios tanta autoridad como los eclesiásticos, de modo que, por un lado, la Iglesia erraba cuando pretendía unir a su magisterio el poder temporal, y por otro correspondía a los príncipes corregir al Papado.

Este atrevimiento inaudito conmovió a los obispos ingleses: Wycleff compareció ante la asamblea del clero de Inglaterra reunida en San Pablo de Londres el 19 de febrero de 1377.

Pero aquí fue defendido por su protector, Juan de Gante, con tanto ímpetu que se produjo una viva discusión, seguida de un tumulto callejero. La Iglesia británica no se atrevió a actuar contra Wycleff.

En cambio, Gregorio XI le consideró, por bulas del 22 de mayo de 1377, como seguidor de las doctrinas de Marsilio de Padua, y exigió su comparecencia ante los tribunales eclesiásticos. Protegido por el duque de Lancáster, coreado por los colegios de Oxford y aplaudido por parte del pueblo; Wycleff fue juzgado en mayo de 1378. Se le exigió que no exaltara los espíritus con sermones discutibles.

Desde 1378 a su muerte, ocurrida en Lutterworth (Leicestershire) el 1° de noviembre de 1384, Wycleff vivió en Oxford o Lutterworth, libre de todo temor, aunque algunas veces, como con motivo de la revuelta campesina de 1381, sus adversarios trataron de hacerlo condenar por hereje. Pero ni la corte ni Oxford le abandonaron.

Y así, protegido por dos instituciones católicas, pudo desarrollar sus principios subversivos, manifestados en sus tratados De Ecclesia, De veritate Sacrae Scripturae, y, sobre todo, en el Trialogus. Traductor de la Biblia al inglés, Wycleff procuró demostrar, con procedimientos eruditos, que sólo merecía crédito la palabra de Cristo contenida en los Evangelios.

Fue él, pues, quien sostuvo primeramente la revolucionaria tesis de que la fe y la práctica religiosa debían descansar exclusivamente en la Biblia, intepretada con corrección.

fuente

OTRAS BIOGRAFIAS PARA INFORMARSE:
Biografia de Woodrow Wilson
Biografia de Chamberlain Joseph
Biografia de Cecil Rhodes
Biografia de Enrique III de Inglaterra
Biografia de Bonifacio VIII
Biografia de Boccaccio Giovanni
Biografia de Wyclef John
Biografia de Eduardo III de Inglaterra

Religiones Dualistas Breve Descripción Concepto y Significado

Religiones Dualistas Breve Descripción
Concepto y Significado

¿Es el mundo un campo de batalla en el que se enfrentan las fuerzas de la Luz y las de las Tinieblas? A lo largo de la Historia, tres religiones se ocuparon de este tema, proponiendo diversas soluciones.

Si Dios es bueno y todopoderoso, ¿por qué existe el mal en el mundo? Una sencilla explicación a la que han recurrido muchos pueblos en distintas épocas de la historia humana es la teoría del dualismo. El Dios bueno no es todopoderoso, se alega. Existen dos fuerzas equilibradas que actúan en el Universo y que están enfrentadas en eterno conflicto. El bien y el mal, la luz y las tinieblas siempre han estado opuestos, y siempre lo seguirán estando.

De esta concepción participaron, aunque en grados distintos, tres religiones: el gnosticismo, el maniqueísmo y el mitraísmo. Ya hace tiempo que desaparecieron. Pero el gnosticismo y sus misterios atrajo la atención de muchos cuando el cristianismo empezó a difundirse.

Las creencias, en cuanto tales, fracasaron. En su lugar se escogieron religiones que prometían una victoria final sobre el mal. Pero las ideas en que se apoyaban estas tres religiones volvieron a aparecer una y otra vez, y el escritor Aldous Huxley llamó al dualismo «filosofía perenne» por esa razón.

Más que una religión en el sentido en que tomamos hoy esta palabra, el gnosticismo fue un conglomerado de sectas místicas y ocultas, que diferían en muchas de sus creencias particulares, pero que tenían cierta unidad, pues participaban de la misma concepción de la naturaleza del universo.

Durante algún tiempo coexistió con la Iglesia primitiva cristiana y recibió alguna influencia del pensamiento cristiano. Sus orígenes, sin embargo, datan de una época muy anterior al nacimiento de Cristo, y son atribuidos, en gran parte, al pensamiento griego e hindú.

El gnosticismo
El gnosticismo empezó a destacar en las primeras décadas del siglo n d. de J.C., cuando se fijaron en él los Padres de la Iglesia y provocó su hostilidad. Alcanzó su punto culminante hacia finales del mismo siglo, decayendo en el m, siendo substituido entonces por la religión maniquea.

La palabra griega gnosis, de la que proviene el nombre de gnosticismo, es traducida generalmente como ciencia o conocimiento, pero para las sectas gnósticas significa revelación, y creían que poseían inspiraciones secretas y misteriosas, solamente asequibles a los iniciados. No se preocupaban de propagar esas revelaciones; al contrario, se esforzaban para que no llegaran a los no creyentes.

Todas las sectas gnósticas eran místicas por naturaleza; en ellas se separaba cuidadosamente a los iniciados de los no iniciados, y tenían muchos ritos, ceremonias, nombres y símbolos sagrados. Por ejemplo, tenían muchos sacramentos: el bautismo de fuego, de agua, del espíritu, de aceite, un bautismo para  la  protección   contra  los   demonios;un rito para agujerear las orejas; una ceremonia para llevar a la novia a la habitación nupcial y otra para participar en comidas y bebidas sagradas. Los gnósticos pensaban que cuando un alma deja al cuerpo y emprende su camino hacia el cielo, es obstaculizada por los demonios.

cuevas escondida de los agnosticos

Muchos gnósticos y maniqueos pasaron su vida orando y ayunando en las cuevas del  desierto.

Si es capaz de repetir la fórmula sagrada que entonces conviene o conoce el símbolo apropiado o ha sido ungida con el aceite sagrado, podrá seguir adelante sin obstáculos.

La mayor parte de los gnósticos eran indiferentes a los placeres del mundo material y practicaban un rígido ascetismo, con el fin de liberarse de los lazos de esta vida terrestre. Cuando un gnóstico «recibía el espíritu» o, hablando en la terminología cristiana, «alcanzaba la visión beatífica» —visión de Dios cara a cara— quedaba liberado de los símbolos exteriores de la religión. Vivía en Dios y podía decirse que había pasado de la muerte a la vida.

Los gnósticos creían que el ser divino era indefinible y superaba todo conocimiento. Pero el «Dios creador» es una entidad separada, y la creación —el mundo natural— está presidida por siete poderes. En la mayoría de los cultos gnósticos, estos siete poderes son espíritus medio malos y medio hostiles. Por debajo de ellos está el mundo de los poderes del mal.

Otra figura característica del gnosticismo es el «hombre principal». Representa a un poder divino que, vencido parcialmente por los espíritus malos, desciende a las tinieblas del mundo de la materia. En él está la esperanza de la salvación. Con el paso del tiempo esta figura irá evolucionando hasta atribuírsele en cierto sentido el carácter de salvador personal. Esto pudo ser consecuencia de las influencias que el cristianismo ejerció sobre el gnosticismo.

La aparición del gnosticismo dentro de la Iglesia primitiva fomentó la oposición entre los cristianos y una firme tradición de autoritarismo. Ante tal oposición, el gnosticismo, siempre fragmentado, sin ninguna creencia que le diese cohesión si exceptuamos el dualismo, fue cediendo y llegó a desaparecer, aunque cada cierto tiempo volvía a resurgir, como herejía cristiana, hasta el siglo dieciséis.

La desunión fue probablemente la causa principal del fracaso del gnosticismo, pero su radical pesimismo, en contraste con la ardiente esperanza e idealismo de la Iglesia primitiva, fue sin duda también un factor muy importante. Otra causa de su fracaso fue posiblemente su gran contenido de experiencias místicas y ocultas, no asequibles a todos. Fracasó también por carecer de un jefe personal, de la categoría de Jesucristo, Buda o Mahoma.

En lugar de tener su propio jefe, lo tomaban de otras religiones, pero en este proceso de apropiación esas figuras que elegían se convertían en pálidos reflejos de lo que realmente eran, reduciéndolos a meros personajes históricos.

El mitraísmo
Hacia el final del siglo ra dos grandes religiones se oponían mutuamente en Europa occidental. Una era de origen persa y oriental, el mitraísmo; la otra era el cristianismo.

El mitraísmo es el culto al dios oriental Mitra o Mitras, que a lo largo de los siglos ha aparecido bajo diversas formas en las distintas civilizaciones. Se encuentra en la religión hindú y era también un dios de Babilonia. En Persia era el dios de la luz, y por transferencia al campo de la moral, era también el dios de la verdad.

Al mismo tiempo era el dios de los campos y de la fertilidad, amigo del bien y opuesto al mal, protector de los ejércitos y de los héroes, enemigo de los espíritus malos y protector de las almas en este mundo y en el otro.

Cuando se extendió el imperio persa, también se propagó el culto a Mitra, y se introdujo por primera vez en Roma hacia el año 68 antes de Jesucristo. Al principio fue arraigando lentamente en Italia, pero hacia finales del siglo n comenzó a difundirse rápidamente entre las legiones romanas, que propagaron el culto a Mitra por todo el imperio.

mitrismo y el toro sagrado

Una religión primitiva y abiertamente opuesta al cristianismo fue el mitraísmo, profundamente interesado por la lucha entre el bien y el mal. En muchas ciudades romanas se han descubierto templos del toro sagrado, símbolo  personal de Mitra.

En el mundo romano, se construían templos total o parcialmente en lugares subterráneos y en ellos se celebraban los ritos secretos. El iniciado pasaba por siete grados de conocimiento oculto, a lo largo de los cuales se purificaba por medio de una prolongada abstinencia y severas privaciones. En cada templo se encendía un fuego en el altar que no se apagaba, y tres veces al día se hacían oraciones que iban dirigidas al sol, como fuente de luz y bondad. El símbolo personal de Mitra era el toro.

El mitraísmo, de carácter personal y preocupado por la salvación del alma humana, satisfacía las aspiraciones que tiene el hombre a perfeccionarse moralmente. Esta religión se basaba fundamentalmente en la lucha constante  entre  el  bien  y  el  mal.

El  mal únicamente podía ser vencido por medio de la propia purificación. Si el hombre se purificaba a sí mismo diligentemente —las mujeres estaban totalmente excluidas de la religión de Mitra— la victoria era segura, porque Mitra, el invicto, estaba siempre de parte de los justos.

El alma del justo estaba segura de que entraría en el cielo, donde una vida mejor sería la recompensa por los sufrimientos padecidos en la Tierra. El alma indigna descendía al reino de las tinieblas.

Un día, se pensaba, la lucha entre el bien y el mal cesará y Mitra descenderá para llamar a todos los hombres en sus tumbas, separando a los justos de los pecadores. Entonces el pecador será destruido por el fuego y el justo será inmortal en su cuerpo y en su alma.

El Universo será renovado y no habrá ya más que felicidad en la tierra. La rápida propagación del mitraísmo se debió, en parte, a sus cualidades humanas. Sus comunidades estaban unidas estrechamente por una especie de camaradería fratema. Su carácter eminentemente democrático prescindía de las distinciones sociales. Ricos y pobres, esclavos y libres, todos estaban sometidos a la ley y todos podían ser elegidos para los mismos puestos. Todos disfrutaban  de los mismos sacramentos.

El dios Mitra del mundo romano nos es conocido casi exclusivamente a través de fuentes ajenas al mitraísmo. Por eso nuestro conocimiento de su religión es fragmentario, pero podemos estar seguros de que, a pesar de todas las oscuridades, el misticismo pesimista de los gnósticos y las ceremonias místicas del mitraísmo eran grandiosos y sobrecogedores, y la esperanza de una vida futura mejor era lo que inspiraba a esas religiones.

Los maniqueos
La invasión de los bárbaros, juntamente con la caída del imperio romano, hizo que el mitraísmo fuese decayendo. Podrían bastar estas razones para que fracasase, pero existieron otros dos factores que contribuyeron a ello. El mitraísmo, en muchos aspectos tan liberal, era una religión exclusivamente de hombres; no se admitía a las mujeres.

Los cristianos, sin embargo, exaltaban el puesto de las mujeres y, por primera vez en la historia de las religiones, se creyó que las mujeres tenían alma. En segundo lugar, el cristianismo evangélico de los primeros siglos era directo y simple, mientras que la mitología y cosmogonía del mitraísmo, al tener unos dos mil años de historia, se había complicado y recargado.

Sin embargo, antes de que el mitraísmo desapareciese, fue substituido todavía por otra religión, que también procedía de Persia. Se trataba de la religión del profeta Mani o Manes.

Nacido en Persia en el siglo ni, Mani trató de mezclar la doctrina de Cristo con las antiguas religiones persas. Lo más característico de la doctrina maniquea era su firme e intransigente dualismo, expresado como una filosofía de la Naturaleza. Para el creyente existen «dos raíces» y «tres momentos»; las dos raíces son los dos principios eternamente opuestos: Dios y la materia, la luz y las tinieblas.

san agustin

San Agustín de Hipona, el famoso doctor de la Iglesia cristiana del siglo IV, fue maniqueo durante nueve años, pero le decepcionó esa religión porque no le podía resolver importantes problemas. Por eso se convirtió  al  cristianismo.

Los tres momentos son el presente, el pasado y el futuro. En el pasado, enseña el maniqueísmo, la luz y las tinieblas estaban separadas. Pero un día las tinieblas invadieron el reino de la luz. Para rechazar al agresor, Dios envió a una serie de mensajeros.

El primero fue el hombre principal, que fue derrotado y quedó inconsciente en el campo de batalla. Parte de su luz fue absorbida por los mensajeros de las tinieblas, y de ahí resultó la fatal mezcla de las dos naturalezas. Dios entonces envió a un segundo mensajero, el «espíritu viviente», que rescató al hombre principal, y del cuerpo de sus enemigos fue creada nuestra Tierra y los cielos. El mundo hecho de esta manera es por tanto una mezcla de luz y tinieblas.

El hombre fue creado por los poderes de las tinieblas, pero un nuevo emisario, Jesús, un ser divino, descendió del reino de la luz para manifestarle su doble naturaleza y proporcionarle los medios para salvarse (la gradual separación de la luz y las tinieblas dentro del alma).

Este romper la «mezcla» que es el verdadero objetivo de la ética maniquea, sólo puede .lograrse por medio de un total ascetismo. En el futuro, la restauración del dualismo primitivo se logrará con la total separación de los principios del bien y del mal. El mundo será consumido por un gran fuego, y cuando termine, las partículas de luz que queden serán liberadas y las tinieblas, incapaces de ampliar sus dominios, quedarán aprisionadas para siempre. Las almas de los justos serán glorificadas en el reino de la luz.

El maniqueísmo se convirtió en una gran religión porque unía una antigua mitología y una concepción escrita del mundo con un culto espiritual simple y una moralidad estricta. Ofrecía una revelación, una redención y unos valores morales junto con la inmortalidad. Iba dirigido a todos y no imponía preceptos imposibles para el hombre ordinario. Finalmente, daba una solución simple del problema del bien y del mal.

El maniqueismo dio un paso decisivo en el Este, es decir, en Persia y Mesopotamia, y durante varios siglos la sede del jefe mani-queo estuvo en Babilonia. Sus orígenes persas bastaban para asegurar su odio por parte de Roma, y fue condenado en el año 296 por el emperador Diocleciano.
Pero el maniqueísmo no desapareció del todo; subsistió a su modo entre los monjes de Egipto; durante la Edad Media surgirá una herejía con raíces maniqueas que se extenderá por Europa. En el Este desapareció con la invasión de los mongoles en el siglo XIII.

El fin del dualismo
Ya hemos expuesto algunos de los motivos por los que fracasaron las religiones dualistas. Un teólogo cristiano dirá que el triunfo de su fe se deriva del hecho de que el mal, aunque poderoso, esté sometido a la providencia del único Dios, supremo legislador del Universo. El gnosticismo, el mitraísmo y el maniqueísmo desaparecieron porque defendían que el poder del mal es independiente e igual que el poder del bien.

Historia de los Mormones Origen, Costumbres y Creencias

Origen, Costumbres y Creencias de los Mormones
Su Fundador Joseph Smith

En regiones extensas y poco habitadas en las que la naturaleza hostil reduce los contactos, no es raro ver cómo nacen corrientes de ideas y conceptos transmitidos de generación en generación y que siguen practicándose en circuito cerrado.

En los Estados Unidos, esta forma de «sectarismo» ha hecho nacer creencias religiosas entre las cuales la más notable es la de los mormones.

Esta secta se da a sí misma el nombre de «Church of Jesús Christ of Latter Day Saints» (Iglesia de Jesucristo de los santos del Último Día).

Los mormones son, aproximadamente, un millón, de los que la mitad  viven  al  oeste  de  Utah. El profeta y fundador de la secta fue Joseph Smith, nacido en 1805 en Sharon, Vermont, Estados Unidos.

Según sus declaraciones, en 1820 se le apareció el ángel Moroni en el Mont Cumora, al oeste de Nueva York.

profeta mormon smith

El profeta y fundador de la secta fue Joseph Smith

Este ángel lo visitó desde entonces regularmente y, en 1827, le confió un secreto: en un bosque, bajo una roca, había un cofre que contenía unas tablas de oro.

En estas tablas de oro figuraba una escritura desconocida que, no obstante, podía ser descifrada y traducida si se leía con unas gafas especiales.

Era la verdadera religión proclamada en América por Cristo después de su resurrección, pero se había perdido y, después de la muerte de Mormon, el último profeta, tenía que ser divulgada por Joseph Smith.

Ayudado por el campesino Ha-rris y el profesor Gowstery, Joseph Smith editó The Book of Mormon. La obra está escrita en el estilo del Antiguo Testamento y con una escritura egipcia modificada.

El movimiento así creado tuvo gran éxito. Smith se instaló con sus discípulos en Fayette (Nueva York), y el 6 de abril de 1830 fundó una iglesia.

Él mismo se atribuyó los títulos de sacerdote, profeta y rey. Al principio admitió la poligamia, pero esto le creó muchos problemas que, unidos a otras dificultades, obligaron a los mormones a dejar Nueva York en 1831.

Los discípulos de Joseph Smith se instalaron primero en Ohio. luego en Missouri y finalmente en Illinois, donde Joseph Smith fundó la ciudad de Nauvoo.

También quiso fundar una universidad y construir un gran templo.

Como había instaurado también la poligamia, las reacciones fueron violentas y todavía las enconaron más las consideraciones económicas y políticas.

En 1844, Joseph Smith presentó su candidatura a la presidencia de Estados Unidos, erigiéndose campeón de las reformas radicales.

Cuando se hallaba en camino hacia Cartago, donde había de encontrarse con el gobernador de Illinois, él y su hermano fueron detenidos y linchados por sus adversarios.

De este modo, con la muerte de su fundador, la religión de los mormones recibió el 27 de junio de 1844 la aureola del martirio.

En aquel momento Smith dejaba ya 12.000 adeptos. Sin duda esta «religión» habría caído en el olvido si el sucesor de Joseph Smith no se hubiera revelado un extraordinario conductor de masas.

BrighamYoung (1801-1877), organizador ejemplar, fue expulsado de Illinois junto con todos sus correligionarios.

No sólo se apropió del manto del profeta sino que fue, sobre todo, un notable organizador y un jefe. Junto con sus discípulos emprendió la ruta del Oeste.

De 1844 a 1847, recorrieron los Estados Unidos, y al final de esta emigración, el 24 de julio de 1847. llegaron a un valle desolado e impresionante cerca del Gran Lagc Salado, en uno de los extremos occidentales de las Montañas Rocosas.  

«Este  es  el  lugar»,   dijo Young, y con estas palabras fue fundado el gran reino mormón.

El 24 de julio es todavía hoy una fecha memorable para los mormones.

Lo que Young y sus adeptos hicieron en este territorio, que entonces pertenecía todavía a México, es casi increíble.

En pocos años una región desértica se transformó en tierra fértil. Young lo reglamentaba todo.

Elegía las tierras que debían dedicarse al cultivo y mandaba excavar canales de riego. También encontró procedimientos para liberar al suelo de su gran contenido de sal. Podría decirse que obligó al desierto a alimentar a una población cuyo número aumentaba rápidamente.

Brigham Young fundó también Salt Lake City, que se convirtió en la capital de Utah, con una población de unos 200.000 habitantes.

A pesar de que fue creada en 1847, Salt Lake City es una ciudad modelo.

Sus calles son anchas y rectas y en ellas se han creado numerosos y grandes parques.

En 1950, la universidad de Salt Lake City contaba con unos 10.000 estudiantes.

El punto central de la ciudad es el Temple Square, donde se hallan los edificios religiosos.

Young y sus ayudantes ejercieron un poder despótico suavizado por la inteligencia y la buena voluntad. Siguió reinando la poligamia, pero se limitó a los principales dignatarios de la secta.

Esta poligamia no puede considerarse una concesión a las pasiones humanas, sino más bien una recompensa para los más fuertes y valerosos que habían demostrado estar capacitados para mantener a más de una familia.

Como el divorcio no está permitido, la poligamia de los mormones posee cierto carácter, aunque muy singular, de moralidad.

En 1890, Woodruff, uno de los sucesores de Young, publicó un manifiesto en virtud del cual los «santos» estaban eximidos de «la obligación de poligamia», debido a «las leyes del país».

Sólo los que no pertenecen a la secta llaman Salt Lake City a la capital de Utah. Los mormones la llaman Sión. Aunque constituyen una minoría, tienen, en la ciudad, fuerza y riqueza.

El gobernador de Utah, la mayoría de los senadores, los miembros del Congreso, las personalidades y los que ocupan puestos importantes, son mormones.

Todas las grandes instituciones, como bancos, hoteles, imprentas, diarios e incluso la estación de radiodifusión, pertenecen a la Iglesia mormona.

Ésta es muy rica, pues cada mormón debe entregarle la décima parte de sus ingresos.

En cuanto a reglas de vida, son muy estrictas: nada de alcohol, nada de café, nada de coca-cola y nada de tabaco.

Los mormones mantienen la esperanza de que un día el mundo entero adoptará su credo.

CREENCIAS Y COSTUMBRES

A fin de conservar el cuerpo y la mente sanos y fuertes,porque es un don preciado de Dios, existe una ley de salud entregada en 1833 a su fundador Smith.

Fundamente hace incapié en los beneficios de una buena alimentación y de la salud física y espiritual, Dios nos pide que se evite el consumo de:

  • Tabaco.
  • Alcohol.
  • Café y té.
  • Drogas ilegales.

Dios promete grandes bendiciones físicas y espirituales a quienes cumplan la Palabra de Sabiduría.

La Ley de Castidad:El sublime poder de procrear y engendrar hijos dado por Dios, debe tratarse con cuidado, pues es un poder sagrado.

La ley de castidad renuncia la actividad sexual fuera de los lazos del matrimonio.

La castidad significa abstener de relaciones o actividad sexual que va en contra de las leyes y estatutos del Señor.

Los mormones practican el ayuno, como una forma de puruficarse y acercarse a Dios.

Aceptan el diezmo porque ellos suponen que todo pertenece a Dios, y entregar una parte es solo devolver algo que no es de ellos. Ven el bautismo como una regla escencial o sagrada, puesto que el Salvador mismo lo realizó mientras estuvo en la tierra.

También practican la imposición de manos par ala bendición de los enefermos, la confirmación y ordenación.Respecto a la Naturaleza de Dios suponen que es un ser perfecto y glorificado, todopoderoso, justo, misericordioso, y amoroso.

La oración es observada y aceptada como una comunicación reverente con Dios, durante la cual una persona agradece y pide bendiciones.

 

 

Para saber más:

Solicitar Un Libro Mormón Gratuito

Francis Drake Pirata de la Reina Isabel I de Inglaterra Biografia

HISTORIA DE FAMOSO CAPITÁN FRANCIS DRAKE

historia sobre el oro

Las expediciones inglesas constituyen una página gloriosa en la historia de la navegación y preparan el predominio británico en los mares.

El héroe admirado y temido de los españoles es Francis Drake, el lugarteniente de Hawkins en San Juan de Ulúa. Había nacido en Tavistock, en el condado de Devon, hacia 1540, a lo que se dice en la cala de un navío.

Después de la derrota de John Hawkins en San Juan de Ulúa, había concebido contra los españoles un odio terrible, que con la codicia fue el móvil de toda su vida.

No tuvo España enemigo más tenaz, más peligroso y más inteligente. No nos es posible señalar sino un resumen muy somero de sus ataques al Imperio español.

n 1572 saqueó a Nombre de Dios, en el Atlántico, llave del istmo de Panamá y lugar de concentración de los tesoros que del Perú venían a España; atravesó el istmo y dio vista al Pacífico.

Aún más atrevido fue el viaje efectuado en 1577.

Pasó el estrecho de Magallanes, saqueó a Valparaíso y Arica, y en el Callao, el puerto de Lima, se apoderó de un galeón cargado de oro.

Prosiguió el viaje por el Pacífico, hacia el Norte, saqueando ciudades y apresando navíos hasta la bahía de San Francisco, y luego regresó dando la vuelta al mundo por el océano Indico y por el Atlántico.

El 3 de noviembre de 1580 llegaba a Plymouth. (Fuente Consultada: Historia de Canarias)

Biografía de Francis Drake: Nació en 1543 en Portobelo, Inglaterra. Fue un marino y navegante que se formó desde muy joven con John Hawkins, un famoso capitán de la marina inglesa.

Inició su fama de pirata al atacar los puertos españoles del Caribe 1572 , que luego a entrar en el océano Pacifico saqueo el puerto de Nombre de Dios en Panamá apoderándose de un gran cargamento de oro y plata.

Al servicio de los Hawkins pudo Drake aprender todos los secretos de los océanos, la navegación
en alta mar y las principales rutas marítimas.

En 1577 partió con cinco naves y con una tripulación de mas de cien hombres, rumbo a las colonias españolas en el Pacifico, cumpliendo una misión secreta a pedido de la reina Isabel I de Inglaterra.

Llegó al Río de la Plata luego de cruzar el Atlántico, y se dirigió al estrecho de Magallanes para seguir viaje en 1579 rumbo a las Malucas , Java y Céleles en Indonesia, retornando a Inglaterra en 1580, y siendo recibido con honores como el primer marino inglés en circunnavegar el mundo, hazaña hecha por primera vez por España, iniciada por Magallanes y concluida por Sebastián Elcano.

Drake fue un pirata al servicio de la Reina Isabel I, saqueando enormes fortunas en oro y plata a los barcos españoles.

Fue condecorado con el titulo de SIR en una ceremonia arriba de su famoso barco el Golden Hind. También fue ministro del Parlamento entre 1584 y 1585. (imagen del barco)

Fundó el primer asentamiento inglés del Nuevo Mundo, en la isla de Roanoke (a la altura de Carolina del Norte).

La tradición atribuye a Drake la introducción del tabaco en Inglaterra, precisamente al regreso de este último viaje.

Golden Hind

Debido a las disputas entre Inglaterra y España, Drake también por encargo de la reina, atacó el puerto de Cadiz destruyendo parte importante de la flota.

Dos años mas tarde cuando los españoles enviaron su Armada Invencible contra Inglaterra, Drake luchó contra ella como vicealmirante en la batalla del Canal de la Mancha.

Dirigió con acierto una de las divisiones de la armada Inglesa, mandada por lord Howard Effingham (1536-1624), a quien superaba con sus dotes de marino.

Aprovechó la mayor maniobrabilidad de las naves inglesas y el mayor alcance de su artillería. Desempeñó también un papel importante en la decisiva acción de Gravelinas.

Drake se embarcó posteriormente en una larga y desastrosa campaña contra la América española, en la que sufrió varias derrotas consecutivas.

Cuando cumplió con el encargo de atacar Puerto Rico, los artilleros españoles del castillo de El Morro alcanzaron el puente de su barco, pero Drake sobrevivió.

Poco después, atacó de nuevo San Juan de Puerto Rico, volviendo a ser derrotado.

La historiografía actual considera que el gran talento de este irrepetible personaje no fue su capacidad de innovación, sino su brillantez como capitán y sus innumerables recursos a bordo

A mediados de enero de 1596, a los 56 años, enfermó de disentería.

El 28 de enero murió frente a las costas de Portobelo, Panamá, después de haber hecho testamento en favor de su sobrino Francis; el mando de la expedición quedó a cargo de Sir Thomas Baskerville.

A manera de entierro, su cuerpo fue lanzado al mar en un ataúd lastrado.

UN VIDEO SOBRE FRANCIS DRAKE

 

 

Las bases de una gran potencia: La derrota española de 1588 file el hecho fundamental para que Inglaterra, favorecida por las brillantes dotes de estadista de Isabel I, se convirtiese en una gran potencia naval y colonial. Previamente, la reina puso orden en el caos financiero que dejó María Tudor.

El proceso expansíonista había empezado en 1555 con la creación de la Compañía de Moscú a raíz del descubrimiento y la explotación de los grandes bancos de pesca de Terranova.

Una flota mercante cada día más grande abrió rutas comerciales, que incluyeron el ignominioso tráfico de esclavos africanos.

La corona no vaciló en usar barcos piratas, capitaneados por Hawkins, Drake, Frobisher y otros, que no dieron tregua en las rutas comerciales que explotaban España y Portugal en el Atlántico sur y el Caribe.

En 1584. sir Walter Raleigh fundo la primera colonia inglesa en America del Norte, en Virginia nombre elegido en homenaje a Isabel, llamada la Reina Virgen, y en 1600 se creó la Compañía de las Indias Orientales.

El capital obtenido se invirtió en nuevas empresas comerciales, industriales y financieras por acciones, lo que llevó a crear la bolsa de Londres, en 1571.

Ver: Historia de los Primeros Viajes Comerciale Por El Mundo

Biografia de Juan Calvino y su Reforma Religiosa Resumen

Biografía de Juan Calvino: Resumen De Su Reforma Religiosa

EL ESTADO TEOCRÁTICO CALVINISTA DE GINEBRA Y EL ESPÍRITU DEL CAPITALISMO

En Ginebra se produjo un encuentro entre la ciudad y un hombre que tendría importantes consecuencias en la historia universal. La ciudad, situada en el cruce de las rutas comerciales, estaba en guerra con sus señores, el obispo y el Duque de Saboya: ambos obstaculizaban el desarrollo de su comercio y le apretaban el cinturón.

Dada la situación, los ciudadanos pidieron ayuda a los suizos, quienes acudieron de buen grado e hicieron huir al obispo y al duque. Como el clero calvino reformador religiosocatólico era considerado un enemigo, la ciudad adoptó la Reforma.

Dos meses después, el destino se presentó en la ciudad en la persona de Juan Calvino (1536).

Calvino era de Noyon, Francia, y había estudiado derecho; pero a través de sus escritos se había hecho un nombre como teólogo reformista.

Creía en la predestinación (en el destino), es decir, en que desde el principio de la Creación Dios había predeterminado ya quién se salvaría y quién se condenaría.

A primera vista, esta absurda doctrina parece decir que la moral no puede influir sobre el comportamiento humano, pues todo está escrito. Y así es desde el punto de vista tecnico; pero, desde el punto de vista práctico, dice más bien lo contrario:

puesto que obrar y vivir en el temor de Dios se interpreta como síntoma de que se es uno de los pocos elegidos, todos desean descubrir en sí mismos los signos de la gracia divina y obran convenientemente. La doctrina de Calvino era una especie de profecía que se cumplía a sí misma.

También tenía su propio sistema inmunológico: en caso de persecución, la constante preocupación por salvarse convertía la ascesis y la perseverancia en un signo evidente de que se estaba entre los elegidos.

Hacía que el individuo desarrollara una conciencia moral elitista y que se sintiera parte de la comunidad de los santos. Quien perseguía a los calvinistas, los fortalecía. Ocurría lo mismo que en la paradójica amistad entre sádicos y masoquistas.

Cuando Calvino llegó a Ginebra, colaboró con el reformador Guillermo Farel, en trance de implantar un riguroso régimen moral. Contra él se rebeló el partido libertino (término que tomó el significado de desenfrenado o vicioso en la contrapropaganda de Calvino) y echó a los reformadores de la ciudad.

El obispo católico regresó, y con él la arbitrariedad y la corrupción que tanto perjudicaban al comercio. Arrepentidos, los grandes comerciantes hicieron volver a Calvino y le transfirieron todo el poder.

Calvino se convirtió en una suerte de ayatolá protestante y fundó un Estado teocrático. Si la utopía se ha realizado en algún lugar, ha sido en Ginebra entre 1541 y 1564 bajo la dirección de Calvino, cuyo sistema se convirtió en el modelo de la mayoría de las comunidades fundamentalistas y puritanas de Holanda, Inglaterra y Estados Unidos. (ver puritanismo)

El principio supremo del Estado teocrático radicaba en la afirmación de que el derecho y la ley de la comunidad están escritos en la Biblia. La interpretación de esta ley es tarea de los pastores y de los mayores (presbíteros).

La autoridad terrenal también está subordinada a su órgano supremo (en Ginebra, el Consistorio). Esto suponía implantar una teocracia (poder de Dios) como en el antiguo Israel.

La asistencia a la misa se hizo obligatoria y la virtud se convirtió en ley. El placer o, según se mire, el vicio quedó prohibido.

Concretamente, se prohibieron las canciones indecorosas, el baile, el juego, el alcohol, los bares, los excesos gastronómicos, el lujo, el teatro, los cortes de pelo llamativos y la ropa indecente.

Se determinó el número de platos que podía tener una comida. Los adornos y las joyas resultaban tan molestos como los nombres de santos, ante los que se prefería nombres bíblicos como Habacuc o Samuel.

Sobre la prostitución, el adulterio, la blasfemia y la idolatría pesaba la pena de muerte. Sin embargo, Calvino permitió el préstamo de dinero a cambio de intereses, siempre que éstos no fueran abusivos.

La idea de la elección por la gracia, la importancia de las Sagradas Escrituras, la relevancia concedida no a la conciencia sino a la ley, y la autorización de prestar dinero a cambio de intereses, aproximaban a los calvinistas al pueblo de Israel, al tiempo que los distanciaban de los luteranos.

Pero, sobre todo, hicieron perder terreno al antisemitismo, consiguiendo que en los países en los que caló el calvinismo, como Holanda, Inglaterra y Estados Unidos, el antisemitismo fuera insignificante a diferencia de lo que ocurrió en España, Francia, Memania, Polonia y Rusia.

El régimen de Calvino en Ginebra era totalitario. Los mayores y los pastores, verdaderos policías de la moral, controlaban cada movimiento, tomando declaración y expulsando de la ciudad a los que incurrían en alguna falta.

Sin embargo, la fama de Ginebra se extendió por toda Europa. Los viajeros quedaban encantados al comprobar que en la ciudad no había ni robos, ni vicio, ni prostitutas, ni asesinatos, ni enfrentamientos entre partidos.

Escribían a sus casas diciendo que allí la delincuencia y la pobreza eran desconocidas. Lo que reinaba era el cumplimiento del deber, la pureza de costumbres, la caridad y la ascesis mediante el trabajo.

Pues, según Calvino, uno de los mandamientos del Señor era éste: el hombre no ha de desaprovechar inútilmente el tiempo que Dios le ha dado, y silo hace, esto es un signo de que se condenará.

Si, por el contrario, lo aprovecha debidamente en el trabajo, esto significa que está entre los elegidos. Si ve aumentar su dinero como resultado de su trabajo, esto también indica que es uno de los elegidos, lo que convence siempre a los afortunados.

Consecuencia: el calvinismo armonizaba perfectamente con los intereses comerciales de Ginebra, con el capitalismo en general y con la búsqueda del éxito propia del norteamericano.

Así nos lo enseña Max Weber, el padre de la sociología alemana, en su libro sobre La ética protestante y el espíritu del capitalismo.

Por lo tanto, si el luteranismo había  posibilitado el matrimonio entre la religión y el Estado, el calvinismo hizo posible el matrimonio entre la religión y el dinero.

La Reforma ayudó al nacimiento de la modernidad.

***** 0000 *****

CALVINO EN BASILEA: En Basilea se inicia una nueva etapa en la biografía de Calvino. En la ciudad que había acogido la reforma de Zuinglio, el francés acaba su evolución religiosa y la plasma en la obra Institutio religionis christianae, base fundamental de su actuación futura.

En ella Calvino afirmaba la doctrina luterana de la salvación por la fe; pero, partiendo de este punto, sustentaba, con Zuinglio, la total predestinación del cristiano, comunicada por especial elección divina.

Después, conducido por su exigente racionalismo, negaba cualquier institución religiosa que no se desprendiera de modo claro y terminante, a su entender, del texto evangélico. Los Sacramentos eran puros símbolos de las promesas divinas, no eficaces sin la fe en los méritos redentores de Cristo. Abogaba también por una organización eclesiástica fundada exclusivamente en la palabra de Dios y no en la tradición secular de Roma.

El éxito de la Institutio llevó a Calvino a Ginebra, después de un nuevo viaje por Italia, invitado por Guillermo Farel, quien había reformado la ciudad (1536).

Transcurridos unos meses de intensa actividad propagandista, la burguesía ginebrina expulsó a los dos reformadores, los cuales se establecieron en Estrasburgo.

En esta etapa de su vida, de 1538 a 1541, Calvino profundiza en las ideas de los protestantes alemanes, e incluso participa en las conversaciones sostenidas entre católicos y luteranos para buscar un equilibrio religioso en Alemania y restaurar la tranquilidad en el Reich.

El fracaso del partido burgués en Ginebra permitió el regreso de Calvino a esta población, efectuado el 13 de septiembre de 1541.

Desde este día hasta la fecha de su muerte (27 de mayo de 1564), ya no abandonó la ciudad, que convirtió en sede de la religión reformada y en centro de la subversión espiritual de Europa.

En Ginebra Calvino aplicó su idea de organización teocrática del Estado y de sumisión de la vida y las costumbres sociales a una rigidez bíblica. Constituyó un gobierno, influido por un consistorio en que predominaban los ministros de la nueva Iglesia.

Su espíritu creó una sociedad rigorista y severa, agresiva e intolerante, democrática en sus principios políticos y capitalista en su actuación económica. Se desembarazó de todo adversario religioso, católico o reformado, como Miguel Servet, a quien hizo ejecutar por sus doctrinas antitrinitarias.

Fanático de la predestinación, divulgó sus principios por toda Europa a través de los propagandistas formados en la Academia que fundó en Ginebra.

Antes de morir, las células calvinistas hormigueaban en Francia, Países Bajos, Alemania, Inglaterra, Escocia, Polonia, Hungría y Transilvania, como centros de futuros conflictos políticos y religiosos. De esta manera, Calvino preparó la primera revolución mundial.

Ver: La Ciudad de Dios en Ginebra

Cronología de Calvino

1509 Nace en Noyon (Picardía), el 10 de julio. Es hijo de Charles de Huguest, procurador del Capítulo de la catedral.

1523 Destinado a la carrera eclesiástica, estudia teología en el colegio La Marche de París. Formación escolástica.

1529 Estudia derecho en Orleans y Bourges. Aprende griego con Melchor Wolmar, luterano convencido.

1531 Su padre, acusado de malversación de fondos por el obispo de Noyon, muere excomulgado.

1532 Primera obra: un comentario del «De clementia», de Séneca, tratado humanista.1533Primeras actividades como convertido: prefacio a la traducción francesa de la Biblia, hecha por su primo Robert Olivier, protestante.

1534 Huye de París a causa de sus ideas. Viaja por Francia.

1535-1536 Se exilia de su patria y se instala en Basilea. Primera versión de la «Institución de la Religión Cristiana» o sistema de dogmática de Calvino.

1536-1537 instalado en Ginebra, organiza con Farel la Iglesia local. Su poder es indiscutible.

1538-1541 Desterrado de Ginebra por un cambio político, vive en Estrasburgo dedicado a la predicación y la enseñanza.

1539-1541 Asiste, con Martín Bucero y Melanchthon, a los coloquios organizados por Carlos V en Ratisbona para acabar con el cisma. Postura escéptica.

1541 Comienza en Ginebra la organización de la Iglesia. Ordenanzas eclesiásticas, código legal y moral que hace aceptar por el Consejo ginebrino.

1549 Unión entre Calvino y los partidarios de Zuinglio sobre la doctrina de la comunión: «Consensus Tigurinus».

1559 Sínodo general de los calvinistas franceses en París. Constitución del calvinismo francés. «Confessio gallicana», según el modelo ginebrino.

1561 El Catecismo de Heidelberg extiende la confesión calvinista al Paiatinado.

1564 Muere en Ginebra (27 de mayo).

***** 0000 *****

Algo mas…

Zuinglio, Ulrico
(1484-1531)

Ulrico Zuinglio

Reformador protestante suizo, nacido en Wildhaus (en el cantón* de Saint-Gall); estudió en Basilea, Berna y Viena, y ya ordenado sacerdote, tuvo a su cargo una parroquia en Glaris y posteriormente en Zurich.

Cuando en 1518 se predicaron las indulgencias para la construcción de la Basílica de San Pedro, Zuinglio se opuso a ellas un año antes de que lo hiciera Lutero; a partir de allí comenzó sus ataques contra algunos dogmas fundamentales de la fe cristiana, como por ejemplo, negaba la presencia real de Cristo en la Eucaristía y el valor de los sacramentos, y afirmaba que para la salvación era suficiente la fe, el libre examen y otros errores que luego retomaría Lutero.

Los cantones católicos de Suiza se aliaron contra Zuinglio, que había formado una liga en Constanza (1527); ambos partidos se enfrentaron en Cappel y entablaron una dura batalla, durante la cual murió el reformador. Los protestantes fueron derrotados y pidieron la paz; el tratado que firmaron católicos y protestantes, aseguraba a unos y a otros la libertad de culto, y desde entonces hay en Suiza cantones católicos, protestantes y mixtos.
*  Cantón: Estado que forma parte de la Federación Suiza.