Canal de Panamá

El Canal de Suez Historia Datos Tecnicos Curiosidades Construccion

HISTORIA Y CURIOSIDADES DE LA CONSTRUCCIÓN DEL CANAL DE SUEZ

Por más que un barco pueda navegar durante largo tiempo, no tiene sentido prolongar un viaje más de lo estrictamente necesario, porque cuanto más demore en transportar pasajeros o carga, menos se ganará.

En unas partes del mundo la naturaleza ha colocado angostas fajas de tierra, que unen dos grandes masas, también de tierra; pero que constituyen barreras entre dos mares u océanos. Hasta épocas bastante recientes, algunas de aquéllas obligaban a las embarcaciones a hacer largos rodeos.

El viejo sueño que consistía en unir el mar Mediterráneo con el Rojo por medio de un canal, se convirtió en realidad en el siglo XIX, cuando Fernando Lesseps materializó este plan, uno de los más audaces de los tiempos modernos. De este modo, Oriente se acercó a Occidente, lo que explica la importancia del canal de Suez en la vida económica del siglo XX. Naser nacionalizó el canal en el año 1956

EL CANAL EN LA HISTORIA: El más dificultoso, por miles de años, fue el istmo de Suez, que une África con Asia y al mismo tiempo separa el Mediterráneo del mar Rojo.

Los egipcios de la antigüedad ya habían pensado en ello. Ya en el siglo XIV a. J. C, dos faraones egipcios, Seti I y Ramsés II (1301-1234 a. de J. C), emprendieron la construcción de un canal que uniera el Mediterráneo con el mar Rojo; pero sus excavaciones pronto se llenaron de arena y el proyecto fracasó.

Según Heródoto, Necho II (609-593 a. de J.C.) ordenó paralizar las obras después de haber perecido en la tarea 120.000 hombres y de que un oráculo le hubiese aconsejado actuar de este modo. Generalmente, se admite que Darío el Grande (521-486 a. de J. C.) hizo que se reanudaran los trabajos y llevó la empresa a buen término. No obstante, cuando los persas abandonaron Egipto, el canal se enarenó rápidamente. Trajano (98-117) lo mandó dejar en condiciones. Sin embargo, afics más tarde se llenó de arena y se hizo intransitable.

No fue restaurado hasta el año 640 y su actividad duró entonces casi dos siglos. Fue cerrado po: un gobernador musulmán que temió que sus enemigos los utilizaran para abastecerse.

Parece ser que en el año 1000 fue abierto de nuevo y restaurado. pero, en todo caso, su actividad duró muy poco tiempo y lo cerraron definitivamente las inundaciones del Nilo, hasta tal punto que se encontraron muy pocos vestigios.

Otros intentos no tuvieron más éxito hasta que un gran ingeniero francés, Fernando de Lesseps, emprendió la tarea. El 17 de noviembre de 1869, después de 10 años de trabajo, se completó el canal de Suez y una procesión de 55 barcos partió del Mediterráneo en el primer viaje directo al mar Rojo.

Desde tiempos muy lejanos, hubo sueños, y tal vez alguna acción en tiempo de los faraones, de unir el Mar Rojo con el Mediterráneo.El canal de Suez, que une Port Said, en el Mediterráneo, con Suez, en el mar Rojo, acorta en 10.000 km las comunicaciones marítimas entre Europa y Extremo Oriente. El canal se excavó en el siglo XIX, pero la idea de esta comunicación marítima entre la cuenca mediterránea y el mar Rojo no era nueva.

Esta maravillosa hazaña de ingeniería ha acortado los viajes del mar del Norte a Bombay en un 44 % y de Europa a Japón en un 25 %.

Después del descubrimiento del Nuevo Mundo, se descubrió una barrera aún peor para la navegación: el istmo de Panamá, situado entre Norte y Sudamérica. Cuando los navios que navegaban de Europa al Perú se acercaban a las Indias Occidentales, estaban a 4.500 kilómetros de su destino, a vuelo de pájaro; pero esta angosta faja de tierra los obligaba a hacer un viaje de muchos miles de kilómetros alrededor del famoso y peligroso cabo de Hornos.

En 1850 se habilitó el servicio ferroviario entre Alejandría y el Mar Rojo, con lo que al costo de un doble trasbordo, se ahorraba la vuelta por el Cabo de Buena Esperanza.

En 1854, con fuerte oposición de los ingleses, Fernando de Lesseps obtiene, gracias al apoyo de la emperatriz de Francia Eugenia de Montijo, esposa de Napoleón III (familias emparentadas), concesión por 99 años para construir y operar el canal, que inicia en 1859 con fondos aportados por franceses y egipcios proyecto del ingeniero austriaco Aloís Negrelli, y se terminará en 1869 con gran boato (22 m de ancho en el fondo, y 58 m. en la superficie, con 8 m. de calado). Trabajaron 1,5 millón de egipcios, de los que 125.000 murieron durante la obra.

Fernando Lesseps trabó relaciones que fueron de gran utilidad para su proyecto, especialmente en el plano financiero. Fundó la Sociedad del Canal de Suez, a la que aportó Francia más de la mitad del capital inicial, y el jedive egipcio Mohammed Said, el resto. El sucesor de este último cedió sus acciones a Inglaterra.

Los trabajos propiamente dichos empezaron el 25 de abril de 1859. Al principio se recurrió a los fellahs  egipcios,  pero  a medida que los trabajos iban avanzando, la mecanización se hizo más intensa. El rendimiento de 4.000 obreros reveló ser, entonces, superior al de los 20.000 contratados inicialmente.

Diez años después, o sea, en 1869, los trabajos se acercaron a su fin. Desde Port Said hasta Port Tewfik, en la bahía de Suez, el canal tenía una longitud de 162 km.

La inauguración oficial de esta vía de agua única en su género en aquella época, fue acompañada de numerosos festejos en los que participaron personalidades de todos los países y de todas las partes del mundo. Unos setenta barcos salieron de Port Said, escoltados por el yate imperial a bordo del cual se encontraba la emperatriz Eugenia. Después de cuatro días de un viaje realizado en las mejores condiciones, la flota llegó al mar Rojo.

Sin embargo, el canal no tardó en resultar demasiado estrecho y algunos barcos encallaron. Se hicieron necesarios los trabajos de ensanchamiento y se le dio al canal una anchura de 46 metros en las líneas rectas y 55 en las curvas. En cuanto a la profundidad se aumentó hasta 10,50 m. Una canalización de agua dulce alimentada por el Nilo asegura el abastecimiento de las ciudades situadas a orillas del canal.

Ferninando de LessepsFerninando de Lesseps (1805-1894) Conde francés nacido en Versalles, de familia diplomática relacionada con el mundo internacional , fue el padre del canal y el gran frustrado de Panamá. En 1854 obtuvo del gobierno egipcio , una concesión para construii y esplotar un canal en el mar Rojo y el Mediterráneo, y en 1859 inició las obras , que se terminaron tras 10 años de trabajos.

Muy distinto fue Panamá , cuyo estudió inició Carlos V (1500-1558), abandonando en 1529 por considerarlo fuera de su alcance. Después de terminar este canal, de Lesseps anunció su idea de construir un canal en el istmo de Panamá , cosa que nunca pudo lograr.

Es la primer vez que “se modifica la faz y de la tierra”, además de vencer muchos temores e intereses. A la apertura asiste la emperatriz Eugenia, y Giusepe Verdi compone para la ocasión, la opera Aída que se estrenará en El Cairo en 1871. Tiene hoy entre extremos, 162 km de largo, 100 metros de ancho y 14 m de profundidad, y se tarda 12 a 16 horas en transitarlo. Abrevia en 8000 km el viaje entre Europa y Asia, y lo cruzan 15.000 barcos por año, cuya carga es más de la mitad, petróleo.

En 1875 Inglaterra compró la parte a los egipcios, haciendo pié en la zona del canal, en 1882 aportaron tropas para custodiarlo, y en pocos años, lo ocuparon.

En 1956, Nasser lo nacionalizó, con lo que el imperialismo inglés quedó muy debilitado.

En 1967, la guerra de los seis días lo inutilizó, y en 1975 se reabrió. Hoy cala 45 pies.

La bella ciudad egipcia de Port Said sobre el Mediterráneo, con medio millón de habitantes, es el puerto de entrada y lugar de abastecimiento y acceso de prácticos obligatorios, en la punta norte, al oeste de la boca del canal; allí hay dos largos rompeolas, y boyas de amarre como para que los buques en espera tomen dos por proa y dos por popa como para resistir cualquier temporal. Al este de esta boca, está Port Fouad, una ciudad menor.

Gamal Abdel Nasser (1918-1970). Estadista egipcio que, partiendo de unos orígenes humildes, llegó a ser presidente del país (1956-1970) y el líder político más influyente en el mundo árabe de su época.

  • El Canal de Suez fue construido en 1869 por el francés Ferdinand de Lesseps.
  • Se calcula que por lo menos 120.000 trabajadores murieron durante su construcción.
  • El canal se extiende 132 Km. entre el Mar Mediterráneo y el Mar Rojo.
  • Tiene un ancho de 100 metros en su punto más estrecho.
  • En 1955, poco antes del conflicto, cerca de dos tercios del petróleo europeo se transportaba por el canal.
  • Actualmente, alrededor del 7,5% del comercio marítimo pasa por el canal.
  • En 2005, más de 18.000 buques navegaron por él.

nasser presidente egipto

El 26 de julio de 1956, el presidente Nasser proclamó la nacionalización del canal de Suez. Con esta medida ponía fin a la influencia de la Sociedad del Canal de Suez de la que un 70 % de las acciones pertenecían a Francia y Gran Bretaña.Naser tomó esta decisión después de que los norteamericanos, los ingleses, el Banco Mundial e incluso los rusos se negaron a asociarse a la financiación de la nueva presa de Asuán, o hubieron considerado su construcción poco urgente. Actuando de este modo, Nasser creyó poder financiar él mismo la construcción de la presa. A pesar de que los norteamericanos no tomaron el asunto por lo trágico, en octubre de 1956, el conflicto armado entre el estado de Israel, Francia, Inglaterra y Egipto amenazó por un momento la paz mundial.

Fuente Consultada: La evolución  de las Ideas de Roberto Cook

  Volver Arriba 

Importancia de los Canales Marítimos Principales Canales del Mundo

Importancia de los Canales Marítimos: Principales Canales del Mundo

IMPORTANCIA DE LOS CANALES MARÍTIMOS: Hacemos un breve e instructivo cálculo? Bien: un vagón de tipo normal de ferrocarril transporta como término medio 20 toneladas de mercancía. Un tren de 30 vagones completamente cargados transporta, pues, una carga de 600 toneladas de mercancía y necesita una locomotora de una potencia no inferior a los 1.500 HP.

Una gabarra fluvial grande puede transportar de 500 a 1.000 toneladas de carga; un remolcador con un motor de 1.000 HP puede arrastrar tres, cuatro, cinco de estas gabarras: o sea una carga que va de 1.500 a 5.000 toneladas. A lo largo de algunos grandes ríos y canales del mundo transitan convoyes compuestos de diez enormes embarcaciones, arrastradas por un solo remolcador, con una carga de 35 – 40.000 toneladas, equivalente a la carga de 60 trenes. Sobre estos ríos navegan barcos que alcanzan, y a veces exceden, las 10.000 toneladas.

Estas sencillas cifras nos demuestran que el transporte de mercaderías por vía fluvial o a lo largo de los grandes canales resulta muy conveniente, económico, ya que no necesitan del montaje de líneas ferroviarias y permiten el transporte de mercaderías en enormes cantidades.

Por este motivo, desde tiempos muy antiguos (1700 antes de Cristo), los hombres utilizaron los ríos como vías de navegación; los alargaron y los hicieron más profundos; regularon su curso con esclusas, diques y represas; los unieron entre sí con canales artificiales; donde no había ríos construyeron grandiosos canales navegables de cientos de kilómetros de largo; y en la ciudad, en las grandes zonas industriales o mineras vinculadas por estas vías de agua, construyeron puertos fluviales, de magnitudes en proporción con su importancia.

Estudiaremos ahora algunos grandes canales artificiales, marítimos e interiores:

CANAL DE KIEL: Las naves provenientes del mar del Norte que se dirigían al mar Báltico debían costear toda Dinamarca atravesando los estrechos daneses, de difícil tránsito. Para evitar esta gran vuelta no existía más que una solución: trazar un canal que uniera las aguas del mar del Norte y del mar Báltico.

Así se construyó el canal de Kiel. Las obras comenzaron en el año 1887, y concluyeron en 1895: un trabajo verdaderamente colosal. Mide 98 kilómetros de largo, 102 metros de ancho en su superficie (por lo tanto es uno de los más anchos del mundo) y 44 metros de ancho en su fondo. Su profundidad media es de 11,30 metros, por lo que resulta transitable para casi todo tipo de naves. El canal abrevia en 740 kilómetro» y 42 a 4I! horas el viaje del mar del Norte  al mar Báltico

Canal Marítimo

CANAL DE CORINTO: Rodear la península del Peloponeso, en Grecia, exigiría recorrer 1.885 kilómetros, si no existiera el canal de Corinto. Éste corta e] istmo que une el Peloponeso con el continente: tiene 6,3 kilómetros de largo, un ancho entre 20 a 24 metros y una profundidad de 8 metros.

Canal Marítimo

CANAL DE ALSACIA: Es un canal continental o interior muy lejano del mar. Une a Basilea, en Suiza, con Estrasburgo, en Francia, corriendo paralelo al Rin y utilizando en algunos trechos el mismo curso del río. Mide 117 kilómetros de largo, con ocho grandes esclusas de 185 metros de Largo y 12 de ancho (algunas alcanzan a medir hasta 25 metros de ancho).

Canal Marítimo

Canal Marítimo

CANAL ALBERTO:
Es uno  de los más importantes de Europa, ya que une la ciudad de Lieja, sobre el Mosa, con el puerto de Amberes, que está entre los mayores de la Tierra. Fue concluido en 1939. El canal, dedicado al rey Alberto de Bélgica, mide 130 kilómetros de largo (160 con las esclusas) y tiene 6m. de profundidad. Lo recorren barcos deeos de 2.000 toneladas y de un calado (profundidad de la parte sumergida de un barco) de 2,80m. El desnivel de 26 metros entre Lieja-Amberes se resuelve con seis esclusas. El trayecto Lieja-Amberes se realiza en 15 horas, o sea a una velocidad muy alta para tratarse del caso de un transporte fluvial (10,7 Km./h).

Canal Marítimo

Canal Marítimo

CANAL MITTELLAND
En alemán se denomina Mittellandkanal y significa «canal del centro». Es uno de los mayores y más largos de Europa, ya que une el Elba con el Rin, atravesando casi toda Alemania. Se trata de un canal de 331 kilómetros de largo, que fue terminado en 1939. Ya que avanza de este a oeste, atraviesa muchos ríos que se dirigen hacia el mar del Norte. El Mittellandkanal atraviesa estos ríos sobre puentes: puentes-canales, para ser exactos. Es así como, en las llanuras de Alemania central, puede verse el espectáculo de barcos cruzando un puente debajo del cual cruzan otros inmensos barcos.

CANAL DE GOTHA: Ahorra una vuelta de 1.000 kilómetros alrededor de Suecia meridional, entre Estocolmo, en el Báltico, y Gotemburgo, el gran puerto en el mar del Norte. Esta enorme ruta de agua, construida entre 1810 y 1832, fue accesible entre 1909 y 1925, con numerosos canales laterales y esclusas, con diques verdaderamente colosales, para superar los desniveles del terreno. El canal de Gotha mide 385 kilómetros de largo, de los que 90 son canales artificiales; para el resto se hicieron navegables los lagos y las aguas interiores con decenas y decenas de esclusas. Lo pueden cruzar naves cuyo desplazamiento llega hasta 1.500 toneladas.

CANAL DE SAN LORENZO
Es una de las máximas empresas de la técnica hidráulica de todos los tiempos. El problema que había que resolver era el siguiente: Estados Unidos y Canadá tienen «un mar interior», o sea los grandes lagos, que tienen una superficie de 250.000 Km.2; sobre ellos se hallan importantísimas ciudades como Chicago, Detroit, Duluth, Cleveland, Buffalo, Toronto, con plantas industriales que se cuentan entre las mayores del mundo. Además, la región posee enormes yacimientos de mineral de hierro y carbón, así como abundantes recursos agropecuarios.
Fácil es imaginar cuan útil resultaría una vía de agua que comunicara el mar interior con el océano Atlántico; los barcos podrían llegar directamente del mar a los puertos de los lagos.

Canal Marítimo

Y ello se hizo aprovechando el gran medio de comunicación que la naturaleza había ya previsto entre los grandes lagos y el océano: el río San Lorenzo. Con una serie de trabajos indiscutiblemente ciclópeos, iniciados a comienzos del año 1800, se comenzó a unir entre sí, con canales navegables, los lagos de distintos niveles.

Se pensó después en la forma de unirlos con el océano: desde el mar hasta Montreal el San Lorenzo ya era navegable incluso para barcos de gran tonelaje. Con una obra realmente asombrosa, desde 1954 a 1959 se prolongó e hizo navegable el trayecto Montreal-Lago Ontario-Lago Erie, de casi 600 kilómetros de largo, venciendo un desnivel ¡de 175 m.!