Caracoles y Babosas

Características de los Caracoles Información General

Características de los Caracoles – Información General

Las babosas y los caracoles son gasterópodos (estómagos-pies), nombre que hace referencia al pie carnoso sobre el cual se mueven estos animales. Los gasterópodos pertenecen al gran grupo de animales de cuerpo blando llamado moluscos. Normalmente, tienen un caparazón arrollado, que cubre parte del cuerpo.

El caparazón es de una pieza (univalva) y no hecho de dos mitades, como en las almejas (bivalvos). Hay muchos gasterópodos que viven en el mar, y se encuentran normalmente en la costa. Como ejemplos, pueden citarse los caracoles de mar, las lapas y las litorinas. Éstas respiran por medio de agallas en forma de pluma, y pueden cerrar la entrada del caparazón con una placa córnea (opérculo), que es necesario quitar para comerlas, como sucede en los bígaros, por   ejemplo.

El término caracol suele aplicarse solamente a los gasterópodos con caparazón que viven en la tierra o en agua dulce. Aparte de unos pocos grupos, estos animales han perdido las agallas y respiran con un pulmón. Debido a esto, se llaman, de modo colectivo, pulmonados (del latín pulmo = pulmón). Generalmente, los pulmonados no tienen la placa córnea para cerrar el caparazón. Las babosas son pulmonados que han perdido, o casi perdido, sus caparazones; por lo demás, son muy parecidas   a   los   caracoles.

El caracol romano («Helix pomatia»), ha puesto una masa de huevos en la superficie del suelo. Los caracoles ibernan y cierran sus caparazones con capas de mucus («epifragma»), que se endurecen, pero ello no constituye un «opérculo».

CARACOLES
El caracol común de jardín (Helix) es un caracol típico, aunque está muy lejos de ser un molusco típico. Si se separa de su caparazón, el cuerpo muestra tres partes: cabeza, pie y joroba visceral. La parte visceral contiene la gran glándula digestiva y algunos otros órganos, y está arrollada como una espiral.

La cubre una capa espesa de tejido, llamado manto. Hacia la parte delantera hay un -espacio entre el manto y el cuerpo-pie, que se llama cavidad del manto o paleal. En los gasterópodos marinos esta cavidad contiene las branquias.   Sin   embargo,   las   agallas   sólo pueden funcionar en el agua, y por ello los caracoles de tierra no poseen branquias. El techo de la cavidad tiene unas paredes muy delgadas y con muchos vasos sanguíneos, a los cuales puede pasar el oxígeno del aire. El bióxido de carbono pasa de los vasos a la cavidad.

En los gasterópodos marinos, los bordes del manto están libres; en los pulmonados, los bordes están unidos a la pared del cuerpo, salvo un pequeño poro. Cuando el caracol sube y deja caer la pared del cuerpo, fuerza la salida y entrada de aire en la cavidad de modo parecido a como lo hace el pulmón de los mamíferos.

Se puede observar que muchos caracoles de agua dejan escapar burbujas de gas en la superficie de las charcas. Lo que hacen es renovar el aire de sus pulmones. Algunos caracoles acuáticos, sin embargo, poseen cierto tipo de branquias.

Esquema Básico de un Caracol

Una característica bastante extraña es la comunicación del ano y del conducto excretor con el pulmón. Los caparazones de los caracoles varían mucho en forma y tamaño, de manera que aquella esta muy relacionada con el medio en que viven. Sin embargo, hay una variante curiosa, que es el sentido de arrollamiento. La mayoría de los caracoles arrollan sus visceras (y, por lo tanto, el caparazón) de manera que, si se mira la abertura del caparazón, esta entrada se encuentra a la derecha del arrollamiento.

Este es un caparazón dextro. Los sinistros son los que tienen la abertura a la izquierda del arrollamiento. La parte central del caparazón es una barra hueca, llamada columela, y su abertura está cubierta, con frecuencia, por el borde del ventrículo exterior.

El caparazón es una secreción del manto y tiene tres capas: una capa delgada córnea que cubre dos de carbonato calcico. La capa más interna está muy pulida, con la superficie semejante a la de perla. Como necesitan mucho carbonato calcico (caliza), apenas hay caracoles en terrenos arenosos, porque éstos contienen muy poca caliza.

Muchos caracoles sólo pueden vivir en regiones calizas y yeseras, en las que hay un gran contenido de carbonato en el suelo. La cabeza y el pie están unidos. Son las partes del cuerpo que aparecen fuera del caparazón cuando el animal se extiende.

Las paredes interiores de las espirales del caparazón se unen para formar la «columela»
central, que es un tubo hueco.

Sin embargo, todo el cuerpo puede ocultarse en el caparazón cuando hay peligro o cuando las circunstancias ambientales son malas. Unos músculos grandes, unidos a la columna central del caparazón, introducen la cabeza y el pie al contraerse. Los caracoles de tierra tienen dos pares de tentáculos en la cabeza.

Se cree que el par frontal más pequeño está relacionado con el sentido del olfato, mientras el par mayor lleva los ojos en los extremos. La mayoría de los caracoles de agua tienen sólo un par de tentáculos, que llevan los ojos en la base.

Entre los caracoles de tierra, los tentáculos son huecos y contienen un músculo largo. Cuando este músculo se acorta, los tentáculos se introducen en el cuerpo, igual que los dedos de un guante. Los caracoles se alimentan, en gran parte, de vegetales en descomposición; pero, en tiempo húmedo especialmente, también dañan las plantas en crecimiento. La boca está justamente bajo la cabeza y contiene una masa de dientes raspadores.

Esta masa de dientes se llama rádula. Dentro de la boca se forma una capa de tejido, que desarrolla muchas proyecciones córneas (dientes). Esta capa crece constantemente y, así, los dientes nuevos sustituyen a los viejos. Esto es muy importante para el caracol, porque sus dientes se desgastan rápidamente. Algunos gasterópodos, como los caracoles marinos, pueden usar sus rádulas para perforar, por desgaste, el caparazón de otros moluscos, con los que se alimentan.

El pie deslizante plano es típico de los gasterópodos. En algunas especies marinas está recubierto de pequeños pelos (cilios), que ayudan en el movimiento, pero la mayoría de las especies se mueven por acción muscular. Exactamente debajo de la superficie del pie hay una capa de músculos dispuestos longitudinalmente. Laxontracción rítmica de los músculos produce movimientos ondulatorios en la superficie, y estas ondas son las que mueven el caracol. Los movimientos de los caracoles acuáticos se observan fácilmente en las paredes de vidrio de un acuario, y los de un caracol de jardín cuando sube por el cristal de una ventana.

El rastro que dejan los caracoles y babosas es un depósito de mucus, que produce una glándula grande cercana a la boca. Sirve para lubricar la superficie, con lo cual el animal puede moverse suavemente sobre ella. También impide que el pie se seque.

LOS MOLUSCOS Los moluscos son un grupo de animales que tienen cuerpos blandos y, normalmente, caparazones. No son segmentados el cuerpo no está dividido como en los insectos y los gusanos). Hay cinco divisiones principales del grupo, que incluyen los bivalvos (almejas y mejillones), ios cefalópodos (calamares, sepias y pulpos) y los gasterópodos.

BABOSAS
Estos animales son pulmonados como los caracoles, con los que tienen estrecha relación. Probablemente, los varios grupos de babosas proceden de grupos de caracoles por reducción paulatina del caparazón y de la parte visceral. El manto cubre parte del euerpo y encierra el pulmón. El caparazón ss muy pequeño y suele estar encerrado en el manto, donde protege la cámara respiratoria.

Algunas babosas no tienen caparazón. La viscosidad de las babosas se debe a una secreción glandular que evita una evaporación excesiva de la humedad del cuerpo. En ausencia de un caparazón protector, éste es un factor muy importante. Sin embargo, las babosas sólo pueden vivir en ambientes húmedos y tienen costumbres nocturnas. Un sol fuerte las desecaría rápidamente.

Como los caracoles, son criaturas omnívoras, y cuando se hallan en gran número pueden llegar a causar significativos daños en los campos sembrados.

La babosa de invernadero («Testacello haliotidea»), es carnívora y se alimenta de lombrices que busca en la tierra. El pequeñísimo caparazón está en la parte posterior de su cuerpo, que puede estirar enormemente para introducirse en los orificios de las lombrices. Los caracoles son hermafroditas, pero es necesario que dos caracoles se emparejen para reproducirse.

Fuente Consultada:
Revista TECNIRAMA N°93 Enciclopedia de la Ciencia y La Tecnología -Caracoles y Babosas-