Biografia de Charles Darwin

Biografia de Jean Baptiste de Lamarck Biologo Evolucionista

Biografía de Jean Baptiste de Lamarck – Trabajos Cientificos

En la historia de la biología y de la zoología, Jean Baptiste de Monet, caballero de Lamarck, ocupa un lugar de primera categoría.

Provisto de una inteligencia precisa y observadora, apta para encadenar los hechos en un proceso lógico, este gran naturalista francés no sólo descubrió el método de las «clases dicotómicas», con el cual se hizo posible la determinación de muchas especies, sino que puso orden en el mundo de los invertebrados, fijando en una sistemática coherente los hechos conocidos y otros que habían sido fruto de sus largos estudios zoológicos.

Jean Baptiste Lamarck Biologo

Pero, a mayor abundamiento, la fama mayor de Lamarck descansa en la formulación de las leyes de la evolución de las especies, relacionada con la ley de los caracteres adquiridos por herencia y la del desarrollo de los órganos según su nueva función.

En este sentido, Lamarck es el precursor y fundador de la doctrina del evolucionismo, predominante en las Ciencias Naturales a partir de mediados del siglo XIX.

Nació Lamarck en Bazentín, en la Picardía, el 1.° de agosto de 1744. Su padre era un propietario acomodado de la región.

El pequeño Jean Baptiste estudió en un colegio de jesuítas para hacerse sacerdote, pero sacudido por el entusiasmo militar, a los diecisiete años se alistó como voluntario en el ejército francés que luchaba en la guerra de los Siete Años.

Antes de terminar la contienda, pidió su licencia, y pasó a París para dedicarse al estudio de la medicina (1770), que compartió con el de la botánica y la meteorología. Después de ocho años de investigaciones y viajes publicó la Flora francesa, en cuya obra reveló su «clave dicotómica».

Habiendo adquirido gran popularidad, fué nombrado miembro de la Academia de Ciencias en 1779 y en 1781-1785 acompañó al hijo de Buffon en un viaje por Europa.

A su regreso fué nombrado para un cargo del Jardín del Rey, con un sueldo bastante escaso. En la reorganización de este centro en 1793, obtuvo una cátedra de insectos y gusanos, para los cuales él inventó el nombre de invertebrados.

A pesar de sus cincuenta años se dedicó con entusiasmo al estudio de estos seres. Al cabo de algún tiempo, en 1802, publicó su famoso Sistema de los animales sin vértebras, completado en 1809 por su Filosofía zoológica, y en 1815 por su Historia natural de los invertebrados.

Murió en París el 18 de diciembre de 1829. En sus últimos años le había aquejado una ceguera progresiva, que, por último, le había dejado sin vista.

Sus teorías no fueron aceptadas en su época a causa de la enemiga de Cuvier, el papa de los naturalistas de principios del Diecinueve. Pero luego, al formular Darwin su propia hipótesis evolucionista, cobraron formidable desarrollo.

fuente

Biografia de Ray John Naturalista Obra Cientifica

Biografia de Ray John Naturalista y  Obra Cientifica

Al comenzar el siglo XVIII , los estudios de historia natural constituían más bien hallazgos aislados, y debemos agradecimiento a John Ray, hijo de un herrero de Essex, Inglaterra, por haber puesto cierto orden en aquel conjunto de conocimientos inconexos.Por la precisión de sus observaciones y la claridad de sus descripciones, su trabajo fue muy valioso para los naturalistas que lo sucedieron. Linneo, el gran clasificador sueco, encontró mucho material aprovechable en los escritos de Ray. John Ray nació en 1627 e ingresó en Cambridge en 1644.

Naturalista Ray John

Fue un buen alumno en materias clásicas y, al finalizar, se dedicó a la enseñanza de griego, matemáticas y humanidades. Su interés por la historia natural comenzó en 1650, debido a una enfermedad que lo forzó a un período de reposo y vida al aire libre. Se interesó por la vegetación de los alrededores de Cambridge y continuó su estudio di’rante algunos años.

En 1660 publicó el «Cambridge Catalogue» («Catálogo de Cambridge»), en el que se relacionan y describen las plantas de la zona; fue el primer catálogo de su clase, que preparó el camino para la «Synopsis of Bristish Plants» («Compendio de las plantas británicas»), publicado por Ray después de innumerables viajes a través de todo el país. Realizó muchos de estos viajes con sus dos mejores amigos: Francis Wülughby y Philip Skippon.

En 1662, Ray abandonó la universidad y pasó a depender económicamente de su amigo Wülughby. Ambos decidieron realizar un.estudio completo de la vida vegetal y animal, y, en compañía de Skippon, embarcaron para un viaje de tres años por Europa.

Aunque, en principio, Ray sólo estaba interesado por las plantas, pronto sintió una profunda curiosidad por la vida animal y tomó cuidadosas notas a lo largo de su viaje, que formaron la base de todo su trabajo futuro. En 1667 fue elegido miembro de la Royal Society y, en años posteriores, presentó muchas comunicaciones a dicha sociedad científica.

Wülughby murió en 1673, y Ray tomó sobre si la tarea de continuar los escritos. Publicó «Ornithology» («Ornitología») e «History oj Fishes» («Historia de los peces») con el nombre de Wülughby, y también escribió unos tratados sobre reptiles e insectos, aunque su «Historia de los Insectos» no se pjblicó hasta después de su muerte, acaecida en 1705.

Ray explicó por primera vez la naturaleza verdadera de los capullos, tan frecuentes en las orugas.
Son ninfas de un insecto parásito,   que   pone   sus   huevos   sobre   la   oruga.

Ssry no abandonó su trabajo botánico y, en 1682, publicó «Methodus Plantarían», en el que resume estructura y clasificación de las plantas. En el curso de su trabajo, descubrió la diferencia básica entre las mono-cotiledóneas y las dicotiledóneas. El primer volumen de «Historia de las plantas» —quizá, el trabajo más famoso de Ray— apare-
ció en 1686, seguido muy pronto por el «Compendio de las plantas británicas».

plantas dicotiledonea

Ray fue el primero en señalar la diferencia fundamental entre monocotiledóneas y dicotiledóneas,
los dos grupos principales de las fanerógamas.

A estas obras tan conocidas acompañaron escritos sobre fósiles, discusiones teológicas, proverbios ingleses y otros variados asuntos. Casi todas fueron escritas en latín, por lo que el trabajo de Ray tuvo una rápida difusión fuera de su patria.

Por la precisión de sus escritos y descripciones, Ray conquistó un lugar de honor entre los grandes naturalistas. En 1844, un grupo de naturalistas que lo admiraba fundó, en su honor, la Ray Society, cuyos fines son alentar el estudio de la historia natural publicando una variedad de trabajos en el campo de la  biología.

Fuente Consultada
Enciclopedia TECNIRAMA Fasc. N° 110 El Naturalista John Ray

Que es una especie? Adaptación al Medio Darwin y los Pinzones

¿Que es una especie? Adaptación al Medio
Darwin y los Pinzones

La vida se presenta bajo formas muy diferentes. Esto se observa dando un paseo por el campo. Un olmo es muy distinto de un pino, y un conejo difiere mucho de una oruga. En el siglo XVII, el naturalista sueco Carlos de Linneo intentó hacer una clasificación completa de todos los organismos vivos de su tiempo.

Como resultado de una inspección y estudio cuidadosos llegó al reconocimiento de un gran número de especies diferentes. Cada especie consistía en individuos de parecido aspecto, los cuales se podían cruzar entre sí, y la descendencia era semejante a los padres.

Así, todos los conejos pertenecen a una especie, y todos los osos polares a otra. Hoy sabemos que todas las estructuras de los organismos están controladas genéticamente, es decir, que dependen de la influencia de unas pequeñas estructuras llamadas genes, presentes en los cromosomas de las células vivas.

Los miembros de una especie linneana son todos de aspecto parecido, porque la estructura y la distribución de genes en sus cromosomas son iguales. Cada especie guarda su propia identidad, porque los genes, en sus cromosomas, no se combinan con los genes de los cromosomas de otra especie.

Así, pues, en vez de definir una especie en términos de su aspecto, hoy se puede definir en términos genéticos. Una especie es un grupo cuyos miembros, en estado natural, se cruzan entre sí, pero que no pueden cruzarse con miembros de otro grupo.

LA  EVOLUCIÓN Y LAS  ESPECIES

Linneo era un creacionista. Él consideraba que todos los grupos o individuos diferentes (especies) no sólo están separados hoy, sino que lo estuvieron siempre. Todas las especies fueron creadas al mismo tiempo, y ninguna cambió desde entonces.

DARL VON LINNÉ (LINNEO) (1707-1778):

DARL VON LINNÉ (LINNEO) (1707-1778): Naturalista sueco conocido principalmente por sus trabajos de botánica. Es autor de una clasificación de las plantas en veinticuatro clases, según los carecieres obtenidos del número y la disposición de los estambres. Las subdivisiones de las clases las estableció con arreglo al número y disposición de los carpelos del pistilo. Su sistema de clasificación fue acogido con inusitado entusiasmo y unanimidad. Menos conocida es su clasificación del reino animal, notable para su época.Sin embargo, no debe olvidarse que, originalmente, al dar a conocer sus trabajos acerca de la reprodución de las flores,cuando dijo que las plantas, como los animales, tienen diferencias sexuales a las que se debe su reproducción, fue tachado de degenerado y corruptor. El sistema de Linneo, con todo lo notable que resulta, tenía defectos y el principal de ellos consistía en que suponía las especies fijas e inmutables. Fue Linneo quien inventó la palabra «primates» para los mamíferos erectos.

La teoría de la evolución basada en la selección natural, propuesta en 1859 por Wallace y Darwin, explicaba las cosas de modo distinto. Según ella, los organismos más complicados provienen, por cambios graduales, de los más sencillos. Por tanto, en alguna etapa, una especie evoluciona para convertirse en otra. ¿Cómo ocurre esto?.

Ciertamente, no de manera directa. Cuando dos individuos de la misma especie se cruzan, producen descendencia muy parecida a los padres, y no un individuo que pertenezca a una especie nueva. Los perros siempre procrean cachorros y no gatitos. No se cruzan dos miembros de especies diferentes para producir una tercera especie.

Excepto en casos muy raros, las especies diferentes no pueden cruzarse para tener descendencia. Un gato no se cruza con un perro para procrear un animal que sea mitad perro y mitad gato.

Los procesos evolutivos tienen lugar a lo largo de mucho tiempo. Miembros de la misma especie pueden quedar separados  por  barreras  geográficas,   como ríos, montañas o mares. Se establecen dos o más poblaciones distintas, y cada una, por selección natural, se va adaptando a las condiciones peculiares de la zona que habita.

cangrejos apareandosé

Con frecuencia, los machos de cada especie «cortejan» de manera particular a la hembra. Esta peculiaridad garantiza los cruces sólo entre miembros de la misma especie. Si las especies pudieran mezclarse libremente, la adaptación de cada una a un modo de vida característico desaparecería   rápidamente.

De este modo, se forman las razas. Una raza es ligeramente distinta de otra, aunque los miembros de razas diferentes pueden entrecruzarse y tener descendencia. El hombre —especie Homo sapiens— ilustra muy bien la formación de razas.

En todo el mundo hay poblaciones de hombres que tienen características propias: negros, bosquimanos, mongoles, etc. Cuanto más tiempo permanece una raza separada de otras de la misma especie, es más posible que vaya divergiendo en su aspecto y en su constitución genética. Finalmente, llega a una etapa en la que es tan distinta de las otras razas, que no puede entrecruzarse con ellas. Entonces constituye una nueva especie.

Entre raza y especie puede haber un límite muy estrecho. Se alcanza una situación en la que es factible un grado de entrecruzamiento entre los miembros de las dos poblaciones. El aislamiento total de dos poblaciones que no pueden entrecruzarse no se alcanza por completo; sin embargo, la descendencia es normalmente estéril o tiene debilidades inherentes que le impiden sobrevivir.

Un ejemplo de esto son el caballo y el burro. Aunque estos animales son dos formas evidentemente separadas, todavía logran entrecruzarse. Sus descendientes, los mulos, no pueden reproducirse por cruce entre sí mismos, pues son estériles.

cruza caballo y burro

Tales casos no son raros y, aunque complican la separación entre una raza y una especie, proporcionan, sin embargo, datos que demuestran que todavía operan los procesos evolutivos. Marcan etapas en la formación de especies que aún no se han completado.

Linneo se dio cuenta de que algunas especies eran muy parecidas a otras y sólo se distinguían por pequeñas diferencias estructurales. Por eso clasificó las especies parecidas en grupos mayores, llamados «géneros». Cada individuo, en su clasificación, tenía dos nombres (nomenclatura binaria). El nombre genérico se escribía en latín, con la primera letra mayúscula, e iba seguido del nombre específico, también en latín, pero con minúscula. Así, el ranúnculo dé los prados se llama «Ranunculus acris». El nombre específico es «acris», mientras que el nombre genérico es «Ranunculus», que es compartido por flores parecidas, como, por ejemplo, el ranúnculo trepador: «Ranunculus  repens». El sistema de Linneo para dar nombre a los organismos vivos es el método científico usado en la actualidad. La explicación del parecido de algunas especies es que están muy relacionadas, ya que pueden haber evolucionado una de otra, o quizá tienen un antecesor común.

picos de los pinzones

Darwin descubrió casi una docena de espesies de pinzones que viven en las islas Galápagos, en el Océano Pacífico. Se cree que la especie ancestro del pinzón llegó de Sudamérica, que dista 960 kilómetros, al Este. En distintas partes del archipiélago evolucionaron especies diferentes, que se adaptaron a formas particulares de alimentación.

LOS PINZONES DE DARWIN:

Tal y como lo dejó escrito él mismo, la idea de evolución se presentó en la mente del joven Darwin cuando el naturalista británico, que había embarcado a bordo del Beagle en 1831, arribó al archipiélago de las Galápagos, islas volcánicas situadas en la línea del ecuador.

beagle darwin

La observación de la particular fauna de estas islas condujo a Darwin en la dirección correcta. Advirtió que la población animal estaba formada por ejemplares de especies diferentes, aunque similares, a las que vivían en el continente. A pesar de la presencia destacada de iguanas marinas y tortugas gigantes (denominadas «galápagos»), fueron en realidad unos pájaros los que inspiraron su teoría: los pinzones.

Hasta trece especies de estas aves pueblan aquellas pequeñas tierras emergidas del mar. A pesar de que son muy parecidos en su aspecto general, esos pinzones presentan diferencias sustanciales en una parte del cuerpo: el pico. Tales diferencias no afectan tanto a las dimensiones y al color como a la forma, que se ha modificado según los distintos regímenes alimenticios.

En algunos ejemplares la extremidad tiene forma de gancho, pequeño y delgado; en otros es grueso y grande. En el curso de sus investigaciones, el naturalista intentó formular una explicación racional: la causa de todo ello no era la voluntad creadora divina (como creían con firmeza los investigadores de la época), sino, mucho más sencilla y lógicamente, un pinzón ancestral que vivió en tiempos remotos (hoy se plantea la hipótesis de entre uno y cinco millones de años), una especie de prototipo del que derivaron, a lo largo del tiempo, todos los demás.

En estas islas, auténtico laboratorio a cielo abierto, es posible observar la forma de actuar de la selección natural, y verificar la teoría en la práctica. En una pequeña isla del archipiélago, Gran Dafne, viven dos especies de pinzones, una de pico mediano grueso y la otra de pico largo y delgado. La alternancia de estaciones secas y lluviosas, que produce variaciones en la flora local (con cascaras duras y con cubiertas más tiernas y fáciles de romper) y más precisamente en las plantas de las que se alimentan las aves, provoca cambios en la población de los animales.

En los años de sequía, cuando las semillas son más duras, se observa un aumento en las dimensiones corporales y en el pico, mientras que en los años lluviosos el fenómeno se invierte. Si el clima determinase una subida estable de las temperaturas, sería posible plantear la hipótesis de un cambio gradual de la población de pinzones hacia una «forma nueva» más robusta, una nueva especie.(Fuente: Enciclopedia Temática Espasa)

SOBRE LA EVOLCUCIÓN: La evolución de las distintas especies nos muestra un tiempo en que un determinado grupo de animales señorea el planeta y abundan tanto que es posible encontrarlos prácticamente en todas las regiones del Planeta.

Luego este grupo decae, degenera, cambian las condiciones climáticas y se hace más difícil su vida, hasta que se extingue totalmente o bien deja como supervivientes algunos individuos de talla más reducida, más débiles y escasos, verdadera degeneración de sus antecesores.

Al mismo tiempo, en la mayor parte de los casos, la aparición de un grupo nuevo se realiza a partir de un animal pequeño, diminuto, indefenso, que por sucesivas mutaciones da, a veces, una gran variedad de formas. El caso del caballo es típico.

El eohippus (imagen abajo) era un animal de la talla de un perrito faldero que vivió a principio de la Era Terciaria y por sucesivas transformaciones y cambios ha dado lugar al caballo actual. Cada especie se presenta en el momento propicio, se desarrolla, se estabiliza, declina y tiende a desaparecer. Y una vez extinguida, no vuelve a resurgir nunca más, como si el fenómeno de la evolución fuese irreversible.

La aparición de la hierba permitió la de los ungulados, rumiantes, paquidermos, etc., los cuales elaboraban su propia carne a expensas de los vegetales, pero esta carne era utilizada por otro grupo de animales, los carnívoros, que no podían sintetizar las proteínas directamente de los vegetales. El encadenamiento de intereses primarios, si bien cruel e implacable, se hizo ya perfecto.

La evolución se había acelerado porque los cambios se precipitaron en los últimos centenares de siglos. En efecto, la aparición de los primeros artrópodos, insectos y crustáceos requirió millones de siglos, mientras que la evolución de los peces óseos se realizó en unos 350 millones de años, el desarrollo de los pájaros data de 150 millones de años y la diversificación de los mamíferos necesitó solamente unos 40 millones de años.

La presencia de los primates es reciente. Los lemúridos surgen hace unos 35 millones de años y los grandes monos no cuentan más allá de los 20 millones de años.

A nuestros ojos humanos la evolución está ya detenida, porque se ha llegado, en la escala zoológica, a la máxima perfección con la aparición del homo sapiens, pero si la primera muestra de vida apareció hace más de 500.000.000 de años, ¿qué representa ante esta cifra nuestros 2.000 años de civilización cristiana o los 100.000 que nos separan del hombre de Neanderthal?.

CASOS DE ADAPTACIÓN: Cuando unos ingenuos navegantes dejaron en libertad unas cuantas cabras en la isla de Santa Elena, no podían suponer que estos voraces animales terminarían con toda la vegetación de la isla, por la sencilla razón de que en aquel entonces no existía, en tan apartado lugar del Atlántico, animal alguno que se encargara de exterminar a las cabras que se multiplicaron fabulosamente.

El caso de los conejos australianos es de sobra conocido. Cuando se introdujeron en el quinto continente como animales de importación, no existía nadie que se encargara de frenar su proliferación exorbitante. Durantes muchos años el Gobierno federal de Australia ha de invertir cuantiosas sumas para estimular a los cazadores de conejos.

Muchas especies animales y vegetales han desaparecido por imperativo de la Naturaleza, que establece una ley de selección por la cual tienden a extinguirse los animales de mayor tamaño, pero el gran destructor es el hombre.

Bastaron 30 años de colonización del Oeste americano para que desapareciera el búfalo, que había alimentado durante siglos a todos los pieles rojas de Norteamérica.

Todos los seres vivos están dotados de medios defensivos y ofensivos en esta implacable lucha por la existencia. Si los tigres disponen de uñas y garras, las gacelas poseen piernas ágiles y oído finísimo. Los erizos pueden replegarse hasta convertirse en una bola de púas, mientras ciertas mariposas, gracias a un mimetismo prodigioso, pasan inadvertidas cuando se posan en el tronco de un árbol. Las rosas tienen espinas, las medusas descargan líquidos irritantes, la mofeta excreta sustancias de olor insoportable y las tortugas se esconden en su caparazón.

En las peores circunstancias, cuando desaparece el agua, y no existe alimento alguno, los animales superiores mueren, mientras que algunos situados en la escala inferior subsisten enquistándose. Después de 25 años de haberse reducido a la sequedad casi absoluta, ciertos caracoles del Sahara vuelven a la vida cuando el medio en que se habían aletargado se humidifica.

 

La Teoría de la Evolución Darwin Charles La Selección Natural

La Teoría de la Evolución Darwin Charles
La Selección Natural

Está generalmente reconocido que los seres vivos evolucionan y que las formas sencillas dan lugar a formas cada vez más complejas. ¿Cómo sucede esto? He aquí la cuestión que intrigó a Carlos Darwin, el gran naturalista, durante muchos años. Darwin creía firmemente en la evolución, pero por largo tiempo fue incapaz de explicarla.

Al cabo de muchos años desarrolló su famosa Teoría de la evolución por selección natural, basada en el modo prodigioso en que los animales se adaptan a su ambiente. La evolución es el proceso por el que una especie cambia con el de las generaciones. Dado que se lleva a cabo de manera muy lenta han de sucederse muchas generaciones antes de que empiece a hacerse evidente alguna variación.

UN POCO DE HISTORIA…Desde la antigüedad, el modo de originarse la vida y la aparición de la gran variedad de organismos conocidos, constituyó un misterio que, en menor o mayor medida, despertó curiosidad de los científicos.

Sin embargo, las supersticiones, los prejuicios, los dogmas religiosos y las teorías que se aventuraban debido a la imposibilidad de probarlas con el nivel de conocimiento de aquellas épocas, hicieron que la cuestión quedara a menudo en el olvido o que, simplemente, se aceptara la imposibilidad de averiguar los orígenes.

No fue hasta épocas relativamente recientes cuando el hombre pudo finalmente abordar esta cuestión con unos criterios fiables y unos conocimientos científicos suficientes para demostrar sus hipótesis.

Es así como podemos afirmar, que antes del siglo XIX existieron diversas hipótesis que intentaban explicar justamente esta cuestión, “el origen de la vida sobre la Tierra”. Las teorías creacionistas que hacían referencia a un hecho puntual de la creación divina; y por otra parte, las teorías de la generación espontánea que defendían que la aparición de los vivos se producía de manera natural, a partir de la materia inerte.

Una primera aportación científica sobre el tema es el trabajo de Oparin (1924), El origen de la vida sobre la Tierra, donde el bioquímico y biólogo ruso propone una explicación, vigente aún hoy, de la manera natural en que de la materia surgieron las primeras formas pre-biológicas y, posteriormente el resto de los seres vivos. En segundo aspecto de la generación espontánea de la vida tiene una respuesta convincente desde mediados del siglo XIX.

Esto es así, gracias a Pasteur y fundamentalmente a Darwin quienes realizaron experimentos al respecto. Este último, naturalista británico realizó una obra de vital trascendencia (1859): El origen de las especies. La cual tiene por objetivo aportar una explicación científica sobre la evolución o denominada “descendencia con modificación” (término utilizado para explicar estos fenómenos).

Los pinzones de Darwin son un grupo de pájaros que se encuentran en las islas Galápagos y que contribuyeran grandemente a ¡a formación de la teoría de la evolución. En esas islas existen pocas aves de otra de otra clase y los pinzones han evolucionado en varias direcciones, de modo que ahora los hay granívoros, frugívoros, insectívoros, etc. Sus picos varían de forma, de acuerdo con le función. Se distinguen varias especies y subespecies. La semejanza general entre ellos sugiere que han evolucionado recientemente, a partir de un antepasado común.

Evolución de los pinzones de Darwin

Sin lugar a dudas que existieron importantes antecedentes del tema, aunque siempre se manifiesta el honor de haber realizado esta teoría de manera científica e inexorable, a Charles Darwin.

No muy lejos, fue su abuelo –Erasmo Darwin- quien aportó las primeras muestras de interés científico por estos temas.

No obstante, quien fue precursor de una corriente de pensamiento sobre el estudio de la evolución de los seres vivos, es Jean Baptiste de Monet, caballero de Lamarck (1744-1829).

Su tesis fundamental es la transmisión de los caracteres adquiridos como origen de la evolución (es decir, que las características que un individuo adquiere en su interacción con el medio se transmiten después a su descendencia); denominada este principio como Lamarckismo.

La causa de las modificaciones de dichos caracteres se encuentra en el uso o no de los diversos órganos, tesis que se resume en la siguiente frase: «La función crea el órgano».

Lamarck resume sus ideas en Filosofía zoológica (1809), el primer trabajo científico donde se expone de manera clara y razonada una teoría sobre la evolución.

Así, por ejemplo, los lamarckistas explicaban la aparición del cuello largo en las jirafas como un proceso paulatino de adaptación de un animal a ir comiendo hojas situadas cada vez más altas. Lo que supondría que sus hijos heredarían un cuello más largo aún.

jirafas comiendo

Lemack suponía que el esfuerzo de las jirafas para alcazar la hojas mas altas, hacía que sus cuellos se estirasen unos centímetros, y que luego ese estiramiento era transmitido a sus descendientes.Las ideas de Lamarck fueron criticadas por Weissman, quien posteriormente demostró que los caracteres adquiridos no pueden heredarse. Las células del cuerpo (o somáticas) están completamente separadas de las reproductoras (gametos: óvulos y espermatozoides) y solamente estas últimas transmiten rasgos hereditarios a la generación siguiente.

En realidad según la teoría de Darwin las que tenían el cuello y las patas algo más largos que las otras, podrían alimentarse de hojas de acacia, (las otras se desnutrían) lo que les ayudaría a sobrevivir mejor en las épocas de sequía. Actuó de esta manera la selección natural, que permitió a los mejor adaptados, los más altos, reproducirse.

lamarck teoria de los caracteres adquiridos

Lamarck, que vivió de 1744 a 1829. De acuerdo con ella, si un hombre hace gimnasia intensamente y desarrolla sus músculos, sus hijos tendrán también músculos potentes. En otras palabras, los caracteres adquiridos durante la vida de un individuo pueden ser heredados. Esta teoría recibe, por ello, el nombre de teoría de la herencia de los caracteres adquiridos. Evidentemente, es cierto que los músculos pueden ser desarrollados mediante ciertos ejercicios, pero lo que no está demostrado en absoluto es que estas modificaciones puedan heredarse.

En lo que respecta al científico británico, Charles Darwin, viajando a bordo del Beagle, durante largos años (1831- 1836) recogió datos botánicos, zoológicos y geológicos que le permitieron establecer un conjunto de hipótesis que cuestionaban las ideas precedentes sobre la generación espontánea de la vida.

La diversidad observada durante esos veinte años siguientes se intentó explicar de manera coherente mediante la formulación de los datos obtenidos. Una de las etapas que más influyó en el fue su paso por las islas Galápagos, donde encontró 14 subespecies distintas de pinzones, que se diferencian únicamente en la forma del pico. Es decir, que cada una de ellas, estaba adaptada a un tipo de alimentación y vivía en un hábitat diferente en las diversas islas.

Sin embargo, en 1858, Darwin se vio obligado a presentar sus trabajos, cuando recibió el manuscrito de un joven naturalista, Alfred Russel Wallace (1823/1913), que había llegado de manera independiente a las mismas conclusiones que él, es decir, a la idea de la evolución por medio de la selección natural.

La obra de Malthus sobre el crecimiento de la población, fue la base que habría tomado para sus estudios, tanto Darwin como Wallace. La misma establece que este factor (crecimiento de la población) tiende a ser muy elevado, la cual al disponibilidad de alimento y espacio son limitados lo mantendrá constantes, de aquí surge esta proposición de la idea de competencia. Ambos científicos de acuerdo a esta base argumental sustentan sus teorías estableciendo dos aspectos relevantes, dando por sentado que los seres vivos pueden presentar clones.

Justamente la noción de competencia establecida anteriormente por Malthus y finalmente esta última idea, es lo que los lleva a establecer que estas variaciones pueden ser ventajosas o no en el marco de dicha competencia. Entonces la conquista por los recursos necesarios para la vida, dará como resultado una lucha que determinará una selección natural la cual favorecerá a los individuos con variaciones ventajosas y eliminará a los menos eficaces. Pese a ello, no todo es compartido por ambos, ya que existe un punto discordante entre ellos. Y es que esta idea de Darwin de selección natural expresada en su obra El origen del hombre (1871), nunca fue compartida por Wallace.

Al respeto, Darwin argumenta que algunos caracteres son preservados sólo porque permiten a los machos mayor eficacia en relación con las hembras. Pero cabe decir, que ciento cincuenta años después, hay quienes aún lo veneran y quienes lo deploran, pero El Origen de las especies sigue aún ejerciendo una influencia extraordinaria.

Cuando Darwin regresó de su viaje por América del Sur y el Pacífico, era capaz de empezar a responder una pregunta muy sencilla que no parecía tener una respuesta fácil: ¿por qué las plantas y los animales cambian? El problema se le presentó al advertir que en América del Sur encontraba muchas especies que conocía, pero con algunas diferencias. Asimismo, en las Galápagos pudo clasificar dieciséis especies de pinzones y se preguntó por qué un pájaro, que conocía de Europa, presentaba tal grado de variación.

Uno de los hechos que impresionó a Darwin, durante su largo viaje fue la variedad de formas y de especies análogas que pueden agruparse alrededor de un mismo prototipo. Esta variación morfológica es fácil de observar también, por ejemplo, en los animales domésticos.

En las palomas caseras existen innumerables razas que se diferencian por la forma de la cola, por el tipo de rizado o lisura del plumaje, por el color, por la existencia de moños o carnosidades (carúnculas) en la cabeza, además de otras características.

Mediante una serie de cruzamientos, es posible convencerse de que estas formas descienden todas de la forma silvestre: la paloma saxícola o paloma de las rocas (Columba livia). El autor de la perpetuación de estas variaciones es el hombre, que las dirige y conserva, según su voluntad y sus intereses; y lo mismo actúa sobre otros animales domésticos o sobre las plantas cultivadas. Darwin buscó, durante mucho tiempo, la fuerza que en la naturaleza podría reemplazar la acción selectiva del hombre, evidente en las plantas cultivadas y en los animales domésticos.

LA TEORÍA DE DARWIN

Darwin parte de las ideas, del economista Thomas Malthus. Malthus postulaba que la población crece en forma geométrica y se preguntaba qué sucedería con el crecimiento de la población humana en un habitat cerrado, como por ejemplo una isla. La conclusión era que el crecimiento estaría limitado por la cantidad de alimento, que crece en proporción aritmética. Si la cantidad de alimento es restringida, debemos suponer que llegará un momento en que existirán más animales con necesidad de alimentarse que alimento disponible.

Entonces, se producirá una competencia entre los individuos por el alimento, y algunos individuos resultarán vencedores y los otros morirán de hambre. De esta idea, Darwin concluye que sobrevivirán aquellos individuos con características más favorables, idea conocida como la «supervivencia del más apto». Sin embargo, hay que tener en cuenta que, a menudo, se registran variaciones, hecho que Darwin había observado en las Galápagos.

Conectando este hecho con la idea de la supervivencia del más apto, se deduce que aquellos individuos que poseen las características más favorables compiten en mejores condiciones y, al cabo del tiempo, se produce la selección natural; es decir, los más aptos ocupan todo el habitat y los menos «adaptados» desaparecen.

Un Ejemplo de la Selección Natural: Entre las perdices se observa, ocasionalmente, la aparición de individuos completamente blancos o albinos, o cuyo plumaje tiende a ser blanco. Estos casos se presentan, por lo demás, en muchos otros animales. Sin embargo, el porcentaje de perdices blancas es siempre muy pequeño. Se puede comprender fácilmente que, en caso de ataque por un ave de rapiña, cuando las perdices se ven obligadas a buscar refugio entre la maleza y los accidentes del terreno, las de color blanco están mucho menos favorecidas y tienen muchas más probabilidades que las otras de ser el punto de mira y la presa inmediata del halcón atacante.

Sin embargo, la variación blanca sigue apareciendo de vez en cuando entre las perdices, aunque la selección natural, que trabaja en contra de ella, le impida «fijarse» o convertirse en una característica importante. Si se tratase, sin embargo, de animales que por habitar en altas latitudes (tierras circumpolares) o altas montañas se vieran obligados a pasar una época de su vida en la nieve, el color blanco podría ser una característica favorable que los ayudaría a pasar inadvertidos.

De hecho, la coloración blanca se presenta frecuentemente en esa clase de animales, ya sea de modo estacional o fijo. Se puede suponer que la selección natural ha favorecido su fijación. Las variaciones que tienen lugar en todos los animales hacen, por tanto, que se adapten más o menos al ambiente que los rodea. Los que están bien adaptados tienen más probabilidades de vivir y reproducirse, y pueden transmitir estas variaciones favorables a su descendencia. De esta manera, una especie cambia gradualmente y acaba por estar muy bien adaptada al medioa ambiente.

Desarrollo de la teoría de la evolución

A finales del siglo XIX, el llamado neodarvinismo primitivo, que se basa en el principio de la selección natural como base de la evolución, encuentra en el biólogo alemán A. Weismann uno de sus principales exponentes. Esta hipótesis admite que las variaciones sobre las que actúa la selección se transmiten según las teorías de la herencia enunciadas por Mendel, elemento que no pudo ser resuelto Darwin, pues en su época aún no se conocían las ideas del religioso austríaco.

Durante el siglo XX, desde 1930 a 1950, se desarrolla la teoría neodarwinista moderna o teoría sintética,: denominada así porque surge a partir de la fusión de tres disciplinas diferentes: la genética, la sistemática y la paleontología. La creación de esta corriente viene marcada por la aparición de tres obra. La primera, relativa a los aspectos genéticos de la herencia, es Genetics and the origin of species (1937). Su autor, T. H. Dobzhansky, plantea que las variaciones genéticas implicadas en la evolución son esencialmente mínimas y heredables, de acuerdo con las teorías de Mendel.

El cambio que se introduce, y que coincide posteriormente con las aportaciones de otras disciplinas científicas, es a consideración de los seres vivos no como formas aisladas, sino como partícipes de una población. Esto implica entender los cambios como frecuencia génica de los alelos que determinan un carácter concreto. Si esta frecuencia es muy alta en lo que se refiere a la población, esto puede suponer la creación de una nueva especie.

Más adelante, E. Mayr desarrollará en sus obras Systematics and the origin of the species (1942) y Animal species evolution (1963) dos conceptos muy importantes: por un lado, el concepto biológico de especie; por otra parte, Mayr plantea que la variación geográfica y las condiciones ambientales pueden llevar a la formación de nuevas especies. De este modo, se pueden originar dos especies distintas como consecuencia del aislamiento geográfico, o lo que es lo mismo, dando lugar, cuando intentamos el cruzamiento de dos individuos de cada una de estas poblaciones, a un descendiente no fértil.

Atendiendo a las condiciones ambientales, en consonancia con las ideas de Dobzhansky., la selección actuaría conservando los alelos mejor adaptados a estas condiciones y eliminando los menos adaptados. En 1944 el paleontólogo G. G. Simpson publica la tercera obra clave para poder comprender esta corriente de pensamiento: en Tempo and mode in evolution establece la unión entre la paleontología y la genética de poblaciones.

Durante la segunda mitad del siglo XX se han planteado dos tendencias fundamentales, la denominada innovadora y el darvinismo conservador. La primera de ellas, cuyo máximo exponente es M. Kimura, propone una teoría llamada neutralista, que resta importancia al papel de la selección natural en la evolución, dejando paso al azar.

Por su parte, el neodarvinismo conservador, representado por E. O. Wilson, R. Dawkins y R. L Trivers, queda sustentada en el concepto de «gen egoísta»; según esta hipótesis, todo ocurre en la evolución como si cada gen tuviera por finalidad propagarse en la población. Por tanto, la competición no se produce entre individuos, sino entre los aletos rivales. Así, los animales y las plantas serían simplemente estrategias de supervivencia para los genes.

GENÉTICA Y EVOLUCIÓN: A pesar de que la teoría de Darwin demostró claramente que la variación natural era la base del cambio evolutivo no daba explicaciones acerca de cómo ocurren estas variaciones, ni de la forma en que se heredan. Los trabajos posteriores en genética han mostrado, sin embargo, cómo tiene lugar la variación y en qué forma estos cambios repentinos pueden llevar a la aparición de nuevas características.

Cada célula del organismo contiene un cierto número de corpúsculos llamados cromosomas. Cada especie tiene un número fijo de ellos y existen procesos especiales que aseguran que cada nueva célula reciba la cantidad completa que le corresponde. Cada cromosoma contiene numerosos genes, moléculas muy grandes que controlan las características de todo el organismo. Por ejemplo, hay genes que controlan el color del cabello, la forma de los dientes, etc. A veces, un solo gen es responsable de una característica; en otras ocasiones, varios genes actúan conjuntamente.

Durante la reproducción se originan diferentes combinaciones de genes, que dan lugar a ligeras variaciones (continuas) en la descendencia. A veces, sin embargo, un gen varía de forma radical, e, incluso, puede ocurrir que un cromosoma entero cambie, se rompa o desaparezca. Tales cambios repentinos se llaman mutaciones y son responsables de la aparición de nuevas características (variación discontinua).

La mayoría de las mutaciones que aparecen en un organismo son desfavorables, incluso letales, por interferir el funcionamiento del organismo. Sin embargo, de un modo ocasional y raro aparece una mutación útil que resulta favorecida por la selección natural. En ese caso, y con el transcurso del tiempo, puede llegar a incorporarse a la configuración normal de la especie.

Pruebas de la evolución

Son pruebas basadas en criterios de morfología y anatomía comparada. Los conceptos de homología y analogía adquieren especial relevancia para la comprensión de las pruebas anatómicas. Se entiende por estructuras homólogas aquellas que tienen un origen común pero no cumplen necesariamente una misma función; por el contrario, las estructuras que pueden cumplir una misión similar pero poseen origen diferente, serían análogas. De esta manera, las alas de los insectos y las aves serían estructuras análogas, mientras que las extremidades anteriores de los mamíferos, que presentan un mismo origen pero que llevan a cabo funciones diversas —locomotora, natatoria, etc.—, constituirían estructuras homólogas.

En relación a las pruebas embriológicas, hay que distinguir entre ontogenia —las distintas fases del desarrollo embrionario— y filogenia, concepto que hace referencia a las distintas formas evolutivas por las que han pasado los antecesores de un individuo, es decir, su desarrollo evolutivo. En los vertebrados, cuanto más cerca de la fase inicial se sitúan los embriones, más parecidos son; posteriormente, se van diferenciando progresivamente cuanto más cerca de la fase de adulto terminal se encuentran.

Otra de las pruebas clásicas es el estudio de los fósiles. El análisis de los distintos estratos geológicos demuestra la presencia de fósiles de invertebrados en los más antiguos; gradualmente, van apareciendo en los más recientes peces primitivos, y, finalmente, los fósiles correspondientes a los mamíferos y las aves.

EVIDENCIAS SOBRE ESTA TEORÍA:

En El origen de las especies, Darwin decía: «No vemos ninguno de estos lentos cambios en el momento en que ocurren sino hasta que el transcurso del tiempo los ha marcado».

Muchas personas, tal como lo pensaba Darwin, suponen que todo ocurrió en un pasado distante, Los biólogos actuales, por su parte, sostienen que la evolución no solo es un fenómeno del pasado, sino que continúa hoy en día. Así, pueden citarse ejemplos del proceso evolutivo llevado a cabo en tiempos coitos, como los originados por la fuerte intervención producida por el hombre sobre el ambiente durante los siglos XIX y XX.

Uno de los ejemplos más conocidos es el de la polilla del abedul, cuyo nombre científico es Biston betularía. Los bosques británicos, cuyos árboles en general están cubiertos de líquenes de color claro, son el habitat natural de estas polillas de hábitos nocturnos. Antes de la Revolución Industrial (mitad del siglo XIX), la mayor parte de la población de polillas era de color claro, con algunas motas oscuras. Debido a que las polillas descansaban durante el día sobre los troncos de los árboles, no eran vistas por las aves depredadoras. Sin embargo, entre la población de polillas, se podían encontrar algunos individuos mutantes de Color oscuro, que eran fácilmente detectados y devorados por las aves.

Durante la Revolución Industrial, la floreciente industria británica comenzó a quemar grandes cantidades de carbón como combustible. Debido a la falta de control de la contaminación, el hollín se diseminó por los bosques, lo que provocó la muerte de los líquenes claros. De este modo, solo quedaron a la vista los troncos de los árboles, que se ennegrecieron por la contaminación.

La polilla de color claro contrastaba con el color oscuro de los troncos y era fácilmente detectada por los depredadores, pero no así la oscura: estas últimas, que hasta ese momento habían sido escasas, sobrevivían y se reproducían, y pasaban esta característica a sus descendientes. Hacia el final del siglo XIX, el 98 % de las polillas en los alrededores de la ciudad de Manchester eran de color oscuro. Esta tendencia de las variedades de color oscuro de reemplazar a las de color claro es conocida como melanismo industrial. Pero es importante recordar que la coloración negra de las polillas no fue producida por la contaminación: la selección natural «trabaja» sobre variaciones que ya existen en las poblaciones. Las medidas adoptadas en la última mitad del siglo XX para el control de la contaminación han revertido esta situación, y en las poblaciones de Biston betularía de las islas británicas, los individuos de color claro han vuelto a ser mayoría.

Existen otros ejemplos que ponen de manifiesto en tiempos cortos el proceso evolutivo, tales como la resistencia de algunos insectos a los insecticidas o la resistencia de las bacterias a algunos antibióticos.

El Origen del Planeta Tierra

Fuente Consultada:
TECNIRAMA N°90 Enciclopedia de la Ciencia y la Tecnología – Como actua la evolución –
CONSULTORA Enciclopedia Estudiantil Tmo II Los Seres Vivos
Gran Enciclopedia Universal (Espasa Calpe) – Teoría de la Evolución –
Sitio Web Wikipedia.

La Seleccion Natural Mediante El Uso de un Arma Biologica Natural

La Seleccion Natural Mediante El Uso de un Arma Biológica

Si un parásito matase a todos los huéspedes a los cuales encuentra, entonces también él perecería. Existen al menos dos estrategias que pueden adoptar los parásitos para asegurar su permanencia, y ambas dependen de su propio estilo de vida.

Por un lado, si el parásito es muy rápido para multiplicarse y pasar a otro huésped y si, al mismo tiempo, hay una cantidad infinita de nuevos huéspedes no infectados donde anidar, el parásito puede mantener un estado de alta virulencia generación tras generación. Sin embargo, la realidad es que si este tipo de parásitos tuviera el suficiente éxito, se haría cada vez más difícil encontrar una cantidad ilimitada de nuevos huéspedes no infectados.

Lo lógico en este caso es que la población huésped disminuya, y por lo mismo la “comida” potencial del parásito también disminuirá. Por ello, el mantenimiento de un estado de alta virulencia termina siendo contraproducente para el propio parásito. Así, si cualquiera de los preceptos mencionados no se cumple, al parásito no le queda otro camino que atenuar su virulencia.

En este caso cuenta con la complicación de que el huésped también tendrá tiempo para combatirlo, por lo que los parásitos deberán utilizar este tiempo para cambiar y adaptarse también a las nuevas respuestas del huésped. Por lo mismo, casi todas las relaciones de coevolución, con el tiempo, terminan en la atenuación de las respuestas entre predador y presa. Para ilustrarlo veamos una serie de desventuras ocurridas en Australia.

Los diseñadores de políticas ambientales australianas no les temían a los riesgos y por ello se embarcaron en un proyecto que, para controlar un desbalance grave del equilibrio ecológico, implicó una serie de peligros que no se tuvieron en cuenta y generaron nuevos desequilibrios. No hubo conejos en Australia hasta 1859, cuando un señor inglés importó apenas una docena de estos encantadores animalitos desde Europa, para distraer a su esposa y agraciar su hacienda. Los conejos se reproducen muy rápido, apenas un poco más rápido de lo que tardamos en reconocer el problema que generan. Y ese “apenas” es más que suficiente.

En poco más de un lustro (1865), el mencionado caballero había matado a un total de 20.000 conejos en su propiedad y calculó que quedaban todavía otros 10.000. En 1887, en Nueva Gales del Sur solamente, los australianos mataron 20 millones de conejos. Llegado el siglo XX aparecieron nuevas herramientas de combate contra las plagas. En la década de 1950, la vegetación de Australia estaba siendo consumida por hordas de conejos. En ese año el gobierno trató de hacer algo para detener a los simpáticos animalitos. En Sudamérica, los conejos locales están adaptados a un virus con el que conviven desde hace mucho tiempo. este se transmite cuando los mosquitos que toman la sangre de un conejo infectado lo depositan sobre un conejo sano, ya sea por deposición o por la nueva picadura. Este agente infeccioso, denominado virus de la mixomatosis, provoca sólo una enfermedad leve en los conejos de Sudamérica, que son sus huéspedes normales.

La mixomatosis ha generado una de las mayores catástrofes ecológicas de la historia y el desmantelamiento de las cadenas tróficas en el ámbito mediterráneo, donde el conejo era la base de la alimentación de rapaces y carnívoros. De nuevo el responsable de esta catástrofe fue el ser humano al ser introducida la enfermedad en Francia en 1952, desde donde se extendió por toda Europa. Dicha enfermedad se había llevado a Australia anteriormente para erradicar el conejo allí, que era plaga.

Sin embargo, es mortal para el conejo europeo, que fue el que se implantó en Australia. Así que en Australia se liberaron en el campo una gran cantidad de conejos infectados con el virus de la mixomatosis, esperando que [os mosquitos autóctonos hicieran el trabajo de esparcir el agente infeccioso. En un comienzo, los efectos fueron espectaculares y la población de conejos declinó de manera constante: llegó a ser menos del 10% de la población original, cuando comenzó el tratamiento en gran escala. De esta manera se recuperaron zonas de pastura para los rebaños de ovejas, de los cuales depende en gran medida la economía de Australia.

Sin embargo, en poco tiempo aparecieron evidencias de que algunos conejos eran más resistentes a la enfermedad. Como estos conejos eran los que más se reproducían, sus crías también resultaron resistentes al virus de la mixomatosis. Cuando el fenómeno se estudió en forma global, se observó que no sólo los conejos se volvían más resistentes, sino también que el virus iba atenuando su virulencia generación tras generación. Así, había ocurrido un doble proceso de selección. El virus original había resultado tan rápidamente fatal que el conejo infectado solía morir antes de que tuviese tiempo de ser picado por un mosquito y, por lo tanto, de infectar a otro conejo; la cepa del virus letal, entonces, moría o desaparecía junto con el conejo. Por otra parte, en la preparación original de virus debería de haber algunos más atenuados.

En las condiciones de muy alta mortalidad de los conejos, las cepas virales de efectos más atenuados tenían una mejor probabilidad de sobrevivir, dado que disponían de mejores oportunidades y, fundamentalmente, de más tiempo para encontrar un nuevo huésped. De tal manera, la selección comenzó a operar en favor de una cepa menos virulenta del virus. Por su parte, un conejo que sobrevive a una infección inicial queda “protegido” como si hubiera sido vacunado, por lo que no vuelve a enfermarse fácilmente. Además es probable que los sobrevivientes hayan sido los que más resistencia intrínseca tuvieron al virus original. De esta manera su descendencia también debía ser más resistente, por lo que cuando estos conejos comenzaron a proliferar, todos los conejos australianos fueron adquiriendo resistencia al virus de la mixomatosis. Hace poco tiempo, como resultado de la rápida coevolución, la relación huésped-parásito se estabilizó, por lo que los conejos volvieron a multiplicarse, y regeneraron la población existente antes del comienzo del ataque.

En definitiva, se utilizó un arma biológica tremendamente activa, pero las consecuencias distaron mucho de ser las esperadas. De hecho, no se contuvo la proliferación de los conejos y se mantuvo el riesgo del desequilibrio ambiental comenzado hace 150 años, y; por el contrario, se generó una adaptación de los animales, se los tomó más fuertes para resistir a una plaga como el virus de la mixomatosis A pesar de las enseñanzas que debieron haber quedado después de este tremendo fracaso, hace poco tiempo se intentó nuevamente en Australia repetir la metodología para eliminar Los conejos con un nuevo patógeno cuya dinámica poblacional se desconocía casi por completo. Es obvio que hay gente a la que le encantan los riesgos. El problema es cuando al asumirlos se involucra a demasiadas personas, o, como en este caso, a un ecosistema completo.

satira a darwin
Portada en una revista, publicado con ironía la teoría de Darwin

A lo largo de la evolución, y mediante el proceso de selección natural, los organismos de las distintas especies han ido adquiriendo modificaciones morfológicas, fisiológicas y comportamentales con las cuales han logrado responder y adaptarse a las características Particulares de su medio.

ESTRATEGIA ADAPTATIVA DE PLANTAS Y ANIMALES
FACTOREFECTOSADAPTACIONES DE LAS PLANTASADAPTACIONES DE LOS ANIMALES
Escasez de AguaDeshidratación.
Estrés hídrico.

Reducción de la superficie foliar, por la que las plantas transpiran: espinas.Esclerofilia (hojas duras, coriáceas o revestidas con ceras o quitina, que las protegen de la radiación intensa y de la desecación)

Plantas con metabolismoCAM (los estomas de las hojas sólo se abren de noche para captar el CO2, con lo que se evita la pérdida de agua que se produciría si los estomas se abrieran durante las horas de mayor radiación solar).

• Piel estratificada, con varias capas de células (por ejemplo, en los vertebrados).• Productos de excreción concentrados, como el ácido úrico o le urea en lugar del amoníaco.

• Elevada reabsorción intestinal de agua en las heces.

• Obtención de agua metabólica a partir de la oxidación del hidrógeno de los alimentos.

TemperaturaTemperaturas altas: deshidratación desnaturalización de las enzimas.
Temperaturas bajas: cristalización del agua en los tejidos, retardo del metabolismo.
Las mismas que para la escasez de agua.Al calor y al frío: cambios comportamentales (mayor actividad diurna durante el invierno y mayor actividad nocturna o crepuscular durante períodos cálidos); regulación social de la temperatura: vida en grupos, sobre las ramas de los árboles o en cuevas; vida subterránea.
Escasez de Alimentos, baja disponibilidad de nutrientesCrecimiento y desarrollo deficientes.Inanición.Plantas carnívoras, como respuesta a la escasez de nitrógeno en pantanos, bosques con suelos empobrecidos, etcétera.Asociación con bacterias fijadoras ; de nitrógeno en leguminosas: nódulos radiculares. Asociación con hongos (micorrizas) en distintas plantas.Almacenamiento en cuevas y guaridas, como en las hormigas y otros insectos sociales.Acumulación de reservas en la grasa corporal.
Salinidad•  Efecto osmótico: tendencia de los tejidos a perder agua en ambientes muy salinos (medio hipertónico), y a ganar agua e hincharse en ambientes poco salinos (medio hipotónico).•  Efecto iónico: toxicidad en plantas (especialmente por Cl y Na4).Secreción de iones a través de glándulas especializadas.Suculencia: planta de aspecto globoso; incorporan agua para diluir la concentración de sales.Vida marina (medio hipertónico): beben agua de mar y luego secretan el exceso de sales a través de las branquias y las glándulas de la sal; producen una orina concentrada.Agua dulce (medio hipotónico): no beben agua y absorben sales a través de la piel y las branquias; producen una orina diluida.

Fuente Consultada:
Ahí viene la plaga Colección: «Ciencia que ladra….» Mario Lozano

Caracteristicas del HOMBRE DE NEANDERTHAL

CARACTERISTICAS DEL HOMBRE DE NEANDERTHAL

En 1856, en el valle del río Neander, en la Renania alemana, se descubrió una bóveda craneana que ya presentaba rasgos semejantes a los del hombre moderno. Estos restos pertenecían sin dudas al Homo y debido a ciertas especificidades se lo incluyó en la clasificación de Homo sapiens, y, dentro de ésta, a la subespecie Homo Sapiens neanderthalensis.

Los arqueólogos sostienen en la actualidad que la evolución de este Hombre de Neanderthal comenzó hace aproximadamente unos 250.000 años, aunque sus restos son certeros y evidentes entre los 100.000 ó 150.000 años, durante el Pleistoceno (última glaciación) tardío, entre los dos últimos períodos glaciares (Riss y Würm).

Recreación de la vida del hombre de neanderthal

De acuerdo con los descubrimientos arqueológicos, estos Homo Sapiens fueron particularmente exitosos tanto en los períodos cálidos como en los fríos intensos que se sucedieron hace varias decenas de miles de años. Justamente por esta particularidad de haberse adaptado muy bien al fenómeno glaciar, es que fueron los primeros en utilizar y confeccionar su propia vestimenta, la que seguramente era de piel de mamut lanudo, reno, oso de las cavernas o rinoceronte lanudo.

Su configuración era robusta y musculosa, y su estatura era superior a la de sus antecesores, alcanzando 1,70 metros; todavía mostraba una frente huidiza y elevados arcos supraorbitales, también su mentón era huidizo aunque su mandíbula era de fuerte contextura con grandes dientes; sus manos eran largas, y su nariz más bien chata y carnosa. En cuanto a su capacidad craneana, ésta era sensiblemente superior a la delHomo erectus, alcanzando, en ocasiones, los 1.600 cm3 esto es, semejante al hombre moderno, pero con la salvedad de que era mucho menor la cantidad de circunvoluciones que poseía su cerebro.

 Como estos hombres enterraban a los muertos con una especie de rito, los paleontólogos creen ver en esto el inicio de una cultura religiosa, en particular por el esmero puesto en la inhumación del cadáver: se cavaba una foso en cuyo piso se colocaban piedras y ramas de pino; luego se depositaba el cuerpo en posición fetal  para, finalmente, depositarle flores silvestres. De acuerdo con las investigaciones arqueológicas de la prehistoria humana, el Homo sopiens neanderthalensis habría ido el primero en producir el enterramiento de sus muertos; e, incluso, algunos admiten la posibilidad de la existencia de necrópolis.

La extensión por la que se dispersó el nuevo Homo fue, a no dudar, muy grande. Se lo halló por casi toda Europa, en particular sobre la cuenca del Mediterráneo, como así también por el norte de África y la parte del continente asiático ligado a dicho mar (p. ej., Israel). También hay que destacar el trabajo en piedra de los neanderthalenses.

Si bien siguieron fabricando las hachas de mano, éstas se redujeron en tamaño y se perfeccionaron notablemente sus filos; además, introdujeron nuevas herramientas, como los rascadores, cuchillos y perforadores.

Todos estos elementos muestran un mayor desarrollo de la inteligencia del hombre. Pero por algún motivo que aún no sabemos, hace aproximadamente unos 30 a 35.000 años, la subespecie del Homo sapiens neaderthalensis se extinguió, y su lugar fue ocupado por nuestro predecesor más inmediato: el Homo Sapiens sapiens.

En la Prehistoria, los primeros en celebrar algo parecido a un ritual de enterramiento fueron los neandertales, unos humanos algo diferentes de los actuales que vivieron hace 100,000 años. Se han encontrado algunos cadáveres colocados en fosas y cubiertos de un polvo rojo llamado ocre. Hace 35.000 años, con la aparición del homo sapiens sapiens, el ser humano actual, los rituales funerarios fueron más habituales y más elaborados. Además del ocre, se han encontrado en las tumbas objetos de la vida cotidiana: lanzas, objetos de piedra o hueso, pieles, adornos, flores y plantas. Cuando se descubrió la cerámica en el Neolítico, en las tumbas se introdujeron vasos y vasijas, y cuando se empezaron a utilizar metales, se enterraron también objetos de este material. Todos estos elementos que se introducían en el recinto funerario, junto con el difunto, reciben el nombre de ajuar funerario. El hecho de que se realizara todo este ritual en torno a un cadáver nos indica que existía la creencia de que algo de este sobrevivía a la muerte. Se creía que estos ritos eran necesarios para que el fallecido se integrase correctamente en el mundo de los

Fuente Consultada: Atlas de Historia del Mundo

Primeros experimentos de cruzamientos de plantas

HISTORIA DEL PENSAMIENTO CIENTIFICO: CRUZAMIENTO GENÉTICO

Mendel, Gregor Monje austriaco que descubrió los principios de la herencia genética (Heinzendorf, Moravia, 1822 – Brünn, Moravia 1884).

Pero para este gran investigador las cosas no empezaron muy bien, pues  ingresó en la Orden de los Agustinos en 1843 y se ordenó sacerdote en 1847.

La orden le envió a estudiar Ciencias a la Universidad de Viena (1851-53), aunque fue un pésimo estudiante y nunca consiguió hacerse profesor; no pasó de ejercer como profesor suplente en la Escuela Moderna de la ciudad donde vivía, Brünn (la actual Brno, en la República Checa, entonces perteneciente al Imperio Austriaco).

En 1856 inició sus trabajos de investigación a partir de experimentos de cruzamientos (hibridaciones) con diversas variedades de guisantes, que efectuó en el jardín del monasterio, estudiando la descendencia producida en cada caso.

Resumió sus descubrimientos en las tres leyes de la herencia, llamadas leyes de Mendel, gracias a las cuales es posible describir los mecanismos de la herencia y que fueron explicadas con posterioridad por el padre de la genética experimental moderna, el biólogo estadounidense Thomas Hunt Morgan.

Teoria de las placas tectonicas de Alfred Wegener

HISTORIA DEL PENSAMIENTO CIENTIFICO: GRANDES TEORÍAS

Alfred Wegener nació en Berlín en 1880 y murió a los 50 años de edad, siempre recordado y famoso por su teoría de la deriva continental, una de la teorías mas influyentes en la historia científica de la geología. Se doctoró en astronomía, pero iempre se interesó por la geofísica, la meteorología y la climatología.

Pionero en el uso de globos aerostáticos para el estudio de las corrientes de aire, a lo largo de su vida realizó hasta tres expediciones de observación meteorológica a Groenlandia, en la última de las cuales encontró la muerte.

Mediante su polémica teoría postuló entonces la existencia original de un supercontinente, Pangea, que comenzó a separarse durante la era pérmica, hace más de 200 millones de años. América se desplazó hacia el oeste, alejándose de la masa continental eurasiática, y entre los dos continentes se formó el Atlántico. Australia se desplazó hacia el norte y la India se alejó de África.

Más adelante, durante el cuaternario (hace 2 millones de años), Groenlandia se separó de Noruega. Algunos archipiélagos importantes, como los de Japón y las Filipinas, se identificaron como fragmentos dejados atrás por estas colosales separaciones.

Historia del Descubrimiento de la Fermentación Investigación

Historia del Descubrimiento de la Fermentación
Investigación y Los Experimentos de Pasteur

Historia de las Primeras Observaciones: Una vieja práctica de la humanidad consiste en exprimir el fruto de la vid, dejar fermentar el jugo recogido y beberse luego el vino resultante; y aun cuando éste sin envasar se altera en pocos días, puede, no obstante, guardarse durante largo tiempo en jarras tapadas o también en botellas cerradas con tapones.

En el proceso de fermentación (que etimológicamente significa hervir) del jugo de la vid se produce una transformación química: parte del azúcar se convierte en alcohol y anhídrido carbónico que se desprende como burbujas.

Vemos, pues, que la fermentación del jugo de la vid produce unos resultados aprovechables y satisfactorios; no podemos decir lo mismo de este fenómeno cuando el sustrato es la fruta que se pudre, el pan que se enmohece, la leche que se agria o la carne que se corrompe.

¿Cuál es la causa de este proceso químico que hace posible la obtención del vino, pero altera e inutiliza otros alimentos?

En tiempos remotos, aun cuando no se conocía la respuesta a tal pregunta, ya se había descubierto la manera de preservar ciertas clases de alimentos de una segura alteración; así, se ponían a secar, se curaban con sal o se sumergían en’ vinagre.

Mucho más tarde, hacia fines del siglo xvm, se descubrió que muchos de ellos que casi siempre fermentaban y se alteraban podían conservarse de modo indefinido calentándolos y encerrándolos herméticamente en recipientes bien ajustados.

Fue Francois Appert (1750-1841), cocinero y repostero francés, quien por primera vez preservó con este procedimiento gran cantidad de víveres, por lo que puede considerársele como el precursor de la gran industria conservera.

Sin embargo, si los comestibles así conservados eran expuestos, aunque sólo fuera un segundo, a la acción del aire, se corrompían en seguida; ello indujo a creer que en la atmósfera residía la causa de la fermentación de los alimentos.

Faltaba saber hasta qué punto se hallaba en el aire la causa de una fermentación en la cual se producía alcohol. Observando al microscopio el sedimento de un líquido fermentado, Leeuwenhoek pudo descubrir las minúsculas células de ciertos animálculos a las que llamó levaduras.

Las levaduras son unos hongos constituidos por células de forma redonda u ovalada y poseedoras de membrana transparente de celulosa, a semejanza de las células vegetales.

Desde tiempo inmemorial se ha venido haciendo uso de ellas para fermentar el pan y para producir cerveza, mezclándolas con grano germinado y agua.

Los microbios y la fermentación: El químico alemán barón Justus von Liebig (1803-1873) creyó que la conversión del azúcar en alcohol se debía a un cambio puramente químico, puesto que, según decía, las levaduras del vino o de la cerveza se hallan muertas, siendo su propia descomposición lo que provoca la fermentación.

Ésta constituía para él como una especie de movimiento existente entre la levadura descompuesta y el azúcar contenido en el jugo de uva, o grano de cereal, motivando una reacción química cuyo resultado sería la aparición de alcohol.

Sin embargo, en 1837, el francés Cagniard de la Tour (1777-1859), examinando al microscopio el jugo de la vid en fermentación, descubrió en el seno del mismo unas diminutas levaduras, las cuales no estaban muertas como creía Liebig, sino que se hallaban en plena actividad vital y se multiplicaban con extraordinaria rapidez.

Este hecho le sugirió que las causantes del fenómeno de la fermentación eran levaduras vivas.

Peco después, el fisiólogo alemán Theodor Schwamm (1810-1882) demostró que el aire no era la causa de la fermentación, sino que, por el contrario, podía emplearse en la conservación de los alimentos, con tal que se hubiera calentado previamente a altas temperaturas.

Si bien nadie prestó mucha atención a aquellos descubrimientos, es probable que ocuparan la mente del químico francés Louis Pasteur (1822-1895) cuando en 1857 examinó al microscopio el poso grisáceo del fondo de un jarro de leche que se había agriado.

Pudo ver una gran cantidad de células en forma de bastoncitos, como las bacterias descubiertas por Leeuwenhoek, más pequeñas que las levaduras y sin membranas transparentes de celulosa.

Al introducir Pasteur un poco de aquel limo gris en una disolución azucarada, ésta quedó pronto cubierta de millones de bacterias. Significaba la fermentación activa del azúcar, por lo que parte de él se convirtió en el ácido existente en la leche agria, llamado ácido láctico.

Al echar una gota de este líquido en fermentación en una nueva disolución de azúcar, ésta se agrió también, a la vez que en su interior se multiplicaban las diminutas bacterias.

Es posible que tales microorganismos, se dijo Pasteur, sean los causantes de que se agrie la leche, del mismo modo que son las levaduras las que convierten en alcohol el jugo de la vid.

Más adelante, Pasteur inició el estudio de otro tipo de fermentación: la que producía ácido butírico.

Éste, que comunica un olor muy desagradable a la sustancia en fermentación, se puede obtener a partir de la manteca, pues su denominación proviene precisamente de la palabra latina butyrum, que significa mantequilla.

También en los forrajes almacenados en silos para alimento invernal del ganado se realiza la fermentación butírica.

Pasteur llegó a descubrir las bacterias causantes de la misma, las cuales, introducidas en una solución azucarada, se multiplicaban y producían ácido butírico; y pudo comprobar además que diferían de las del ácido láctico por poseer flagelos con ayuda de los cuales se movían.

En sus observaciones con el microscopio, Pasteur apreció que, en contraste con la gran actividad que desplegaban en el centro de la gota de agua que las contenía, en los bordes de la misma y al contacto con el aire se inmovilizaban; ¿debía buscarse en el aire la causa de tal paralización? Pasteur decidió aclarar esta incógnita con experimentos.

Hizo pasar una corriente de aire a través del frasco en cuyo interior tenía lugar la fermentación del azúcar en ácido butírico, lo que motivó que ésta se redujera hasta detenerse.

Un ser viviente que se desarrollaba sin el aire, cesando sus actividades vitales en presencia del mismo, constituía un hecho insólito para Pasteur; decidió llamar anaerobia (sin aire) a esta forma de vida, y denominó al microorganismo «vibrión butírico» por su modo vibratorio de moverse.

Pasteur había descubierto dos especies diferentes de bacterias, cada una de las cuales constituía la causa de un tipo de fermentación, del mismo modo que la conversión del azúcar en alcohol se originaba merced a la acción de las levaduras.

A pesar de tales descubrimientos, Liebig decía que la fermentación no podía atribuirse a las bacterias; era en extremo difícil comprender que unos seres pequeñísimos como las levaduras y las bacterias tuvieran tan enorme poder. Otra dificultad estribaba en descubrir la procedencia de aquellos microbios.

Pasteur sostuvo inacabables controversias con los que postulaban que aquéllos brotaban de la nada, es decir, surgían por generación espontánea.

Procedió a repetir los experimentos efectuados antes por Appert y otros y descubrió que los líquidos que contenían en disolución azúcar y demás sustancias susceptibles de fermentar se conservaban perfectamente con sólo tomar dos precauciones: someterlos a ebullición con el fin de matar todas las bacterias existentes en su interior (esterilizarlos), y encerrarlos herméticamente, de suerte que fuera imposible toda contaminación.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fermento2.jpg

Pasteur halló bacterias en forma de bastoncitos en la leche agria. Una gota de líquido que contenía estas bacterias producía, al introducirla en una solución azucarada, ácido láctico (figura superior) . Más tarde, Pasteur descubrió la existencia de bacterias anaerobias en la fermentación butírica (vibriones butíricos, figura inferior).

Los trabajos de otros investigadores dieron resultados que parecían contradecir los de Pasteur.

Sometieron a ebullición infusiones de heno y las encerraron herméticamente, pero a pesar de ello se corrompían. Pasteur realizó más experimentos hasta que pudo demostrar que aquellas infusiones contenían unas bacterias de naturaleza tan resistente, que sólo era posible aniquilarlas sometiéndolas a temperaturas superiores a la de ebullición.

Pasteur también demostró que el aire contiene bacterias vivas. Preparó un caldo transparente y llenó con él varios frascos de vidrio de gollete largo y estrecho, y los esterilizó mediante ebullición; aún hirviendo los cerró.

De esta forma se había expulsado casi todo el aire que contenían y en consecuencia, en el interior del frasco la presión era muy inferior a la del ambiente. Por esto al abrir un pequeño agujero en el gollete, utilizando unas pinzas esterilizadas, penetraba aire en el interior.

Pasteur realizó este experimento en varios puntos del país y una vez terminado volvía a tapar los frascos y observaba si el caldo transparente se enturbiaba y fermentaba, demostrando así la presencia de bacterias.

Descubrió que la cantidad de bacterias era distinta según la localidad: de los 20 frascos de caldo estéril abiertos en París, 20 fermentaron; de los 20 abiertos en el campo, fermentaron 8; de los 20 abiertos en una colina, fermentaron 5, y de los 20 abiertos en alta montaña, cerca de un glaciar, fermentó.

La genial intuición pasteriana llegó a la conclusión de que filtrando el aire con algodón aquél se esterilizaba y que por tanto el caldo del interior del frasco podía conservarse estéril tapando la boca del mismo con un lechino de este material. Tampoco se contaminaba si el gollete del frasco era estrecho, largo y curvo: el aire circulaba entonces con libertad, pero las partículas de polvo y las bacterias se depositaban en los recodos de las curvas y así no podían alcanzar el caldo.

Por su parte, la Academia Francesa de las Ciencias, que había decidido conceder un premio a quien trajera alguna nueva luz sobre el problema de la generación espontánea, resolvió otorgarlo a Pasteur por su demostración convincente de que, una vez muertos en el seno de un líquido todos los animálculos que lo habían habitado, era imposible que apareciese ninguno ruis y reanudase la fermentación de aquél, así como de que todo microbio procedente de la atmósfera podía producir la fermentación de un líquido en cuyo seno no hubiera habido indicio alguno de ellos.

No obstante, muchos no aceptaron las conclusiones de Pasteur y se negaron a admitir que el aire normalmente respirado1 contuviera tales microorganismos.

Por ejemplo, uno de sus antagonistas decía que si fuera cierta la existencia de tal cantidad de organismos vivientes flotando en el aire que nos rodea, tendrían forzosamente que producir una niebla espesa y permanente. Sin embargo, dos siglos antes, Leeuwenhoek había ya deducido que sus animálculos podían desplazarse fácilmente de un lugar a otro flotando en el aire.

Este aparato sirvió a Pasteur para demostrar que los microbios de la atmósfera poseen el poder de alterar los alimentos. El caldo estéril conservado en el matraz de cuello de cisne (en el cuello se hallaban los microbios) se alteraba por acción microbiana. Inmediatamente Pasteur descubrió que las bacterias que producen la «enfermedad del vino» podían ser destruidas calentando el vino a la temperatura de 55 y 60º C. Análogo procedimiento se sigue hoy para destruir las bacterias de la leche. En la instalación para pasterizar que aparece en la otra página, se someten a este proceso, actualmente, millones de litros de leche.

A raíz de los experimentos de Pasteur se debatió una cuestión importante. Si la fermentación era debida siempre a la acción de unas bacterias, ¿sería posible obtener leche que no se agriara y jugo de uvas que no se convirtiera en vino? La respuesta fue afirmativa.

Unos investigadores probaron que el zumo de la vid se halla libre de gérmenes en el interior del fruto, y lo mismo sucede con la clara y la yema de los huevos frescos y con la sangre, la leche y la orina de animales sanos; pero sin cuidados especiales dichos líquidos se contaminan al abandonar sus cubiertas protectoras naturales.

La causa de ello es que por lo general en la parte externa de los granos de uva, en la cáscara de un huevo o en la piel de un animal hay muchas levaduras, pero los líquidos interiores no las contienen.

Tras la refutación de la teoría de la generación espontánea, Pasteur estudió de nuevo los diversos tipos de fermentaciones, procediendo a investigar las características de una bacteria en bastoncillo a la cual se debe la conversión del alcohol del vino en el ácido acético del vinagre.

Este microorganismo había sido visto con anterioridad en la fina película que se forma en toda fermentación acética.

Según Pasteur sería el causante de la conversión del alcohol en ácido acético, y sus necesidades orgánicas completamente opuestas a las del vibrión butírico, pues para sobrevivir precisaba gran cantidad de aire del que toma el oxígeno, que junto con el alcohol forma ácido acético.

Pero para que las bacterias acéticas realicen su acción química de transformar en vinagre cualquier clase de vino expuesto a la acción del aire, es preciso que éste no se halle encerrado en botellas con tapones de corcho, pues en tal caso, al no disponer tales bacterias del oxígeno necesario para sus funciones, el vino se halla a resguardo de toda posibilidad de fermentación.

Esto no ocurre con una botella a medio llenar o antes de ser embotellado o almacenado en un barril.

Constituía una grave preocupación para los vinicultores el que sus vinos se agriaran o adquirieran otro tipo de sabor desagradable, hasta que Pasteur, observando dichos vinos «enfermos» a través del microscopio, descubrió repetidas veces, al lado de las levaduras ya familiares para él, la presencia de otros microorganismos de comportamiento anormal.

Pronto estuvo en condiciones de predecir qué clase de sabor tendría el vino en cuestión con sólo reconocer el tipo de microbio que lo había invadido.

Por otra parte, tales gérmenes extraños no solían empezar su labor corruptora hasta que las levaduras habían concluido su proceso de fermentación, por lo que Pasteur sugirió que podían evitarse dichas enfermedades vinícolas calentando el vino durante aquella fase a temperaturas algo inferiores a su punto de ebullición (50 a 60º C), con lo cual se lograban buenos resultados sin llegar a deteriorarlo. Este mismo calentamiento suave aplicado a la leche causa la muerte de los microorganismos peligrosos para la salud, sin esterilizar completamente dicho alimento. Este procedimiento se conoce en la actualidad con el nombre de pasterización.

Más adelante, con ayuda del microscopio, Pasteur averiguó que también las «dolencias» de la cerveza eran motivadas por la acción de bacterias extrañas.

Así como en la elaboración del vino la fermentación es posible gracias a las levaduras contenidas en las cascarillas de los mismos granos de uva, las levaduras que permiten la obtención de la cerveza deben ser, en cambio, objeto de un cultivo especial por parte de los cerveceros.

A éstos, pues, enseñó Pasteur que sus cervezas contraerían menos enfermedades si ellos mantenían limpios sus instrumentos, empleando para la fermentación levaduras puras y exentas de bacterias.

Fuente Consultada: A Traves del Microscopio M.D. Anderson – «Los Microbiosen Acción» – Editorial Salvat

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria5.jpg

VIDA DE PASTEUR: Pasteur, Louis Científico francés (Dôle, Franco Condado, 1822 – Saint-Cloud, París, 1895).

Estudió en la Universidad de París, pasando luego a enseñar Química y Biología en Dijon, Estrasburgo y Lille.

Sus originales investigaciones sobre los procesos de fermentación y las bacterias anaeróbicas tuvieron que vencer resistencias e incredulidades entre la comunidad científica; pero, finalmente, los resultados obtenidos le otorgaron el reconocimiento general, siendo admitido como miembro de la Academia de Medicina en 1874 y de la Academia Francesa en 1882.

Sus investigaciones le permitieron idear sistemas antisépticos eficaces para la cirugía y encontrar soluciones para varias enfermedades infecciosas. Por ejemplo, creó la vacuna contra el ántrax de las ovejas en 1881; pero su descubrimiento más llamativo fue la vacuna que prevenía la rabia de los perros y su transmisión a los humanos (1885).

En los últimos años de su vida se dedicó a buscar un procedimiento para desinfectar los alimentos mediante el uso del calor, que recibiría el nombre de pasteurización. En 1888 se fundó en París un centro de investigación médica bajo su nombre (el Instituto Pasteur), que él mismo dirigió hasta su muerte.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria5.jpg

Fuente Consultada: A Traves del Microscopio M.D. Anderson – «Los Microbiosen Acción» – Editorial Salvat

Genios de la Ciencia Cientificos Mas Importantes de la Historia

HISTORIA DEL PENSAMIENTO CIENTIFICO: GRANDES TEORÍAS

Conocido también como Demócrito de Abderea, filósofo griego que llegó a ser tan importante como Aristóteles. Nació en Abderea, Grecia, en el 460 antes de Cristo y murió en Tracia, en el 370 antes de Cristo.

Se destacó por su  teoría atomística de Demócrito y supone, que si de toma un trozo de materia y se la va cortando al medio sucesivamente, llegará un momento en que no se la podrá seguir dividiendo, y a ese pedacito final lo llamó «átomo», que significa indivisible.

Estas son sus conclusiones 

– Los átomos son eternos, indivisibles, homogéneos, incompresibles e invisibles
– Los átomos se diferencian en su forma y tamaño
– Las propiedades de la materia varían según el agrupamiento de los átomo
s

Esta teoría, al igual que todas las teorías filosóficas griegas, no apoya sus postulados mediante experimentos, sino que se explica mediante razonamientos lógicos.

Todos estos conceptos tuvieron verdadera aplicación a principios del siglo XX cuandoPlanck enunció la teoría física que explica los fenómenos diminutos, llamada cuántica.

Los Científicos Mas Grandes del Mundo Genios de las Ciencias

GRANDES CIENTÍFICOS DEL MUNDO
HISTORIA DEL PENSAMIENTO CIENTIFICO: GRANDES TEORÍAS

Darwin, Charles Robert Científico inglés, padre de la teoría evolucionista de la selección natural de las especies (Shrewsbury, Shropshire, 1809 – Down, Kent, 1882).

No había sido más que un mal estudiante de Medicina y de Teología hasta que, a los 22 años, se embarcó como naturalista en la expedición del navío Beagle.

El viaje recorrió las costas de Sudamérica y múltiples islas del Atlántico sur, el Pacífico y el Índico entre 1831 y 1836; Darwin tomó notas de sus observaciones sobre especies animales y vegetales, fósiles y tribus indígenas, que constituirían el material básico de su trabajo científico posterior.

En 1859 Darwin publicó su obra fundamental: Del origen de las especies por medio de la selección natural o la preservación de las razas mejor dotadas en la lucha por la vida.

Enseguida se desató una enorme polémica, tanto dentro como fuera del mundo científico, agudizada cuando Darwin precisó la posibilidad de que el hombre moderno descendiera de un tronco simiesco primitivo común con los monos (en un nuevo libro de 1871: El origen del hombre y la selección natural).

Sin embargo, Darwin -aquejado de una mala salud crónica- no participó directamente en tales discusiones públicas, dejando la defensa de la teoría evolucionista a otros científicos de su época.

LOS GENIOS CIENTÍFICOS DE EUROPA: El genio europeo, cuyos fundamentos deben buscarse en la antigüedad grecorromana, para alcanzar su nivel incomparable hubo de esperar a que las ciencias exactas, libres de todo obstáculo, abriesen nuevos horizontes. Esta evolución no se encerró exclusivamente en los valores especulativos, sino que se concretó también en la técnica y de este modo creó un mundo nuevo.

Después de Oceanía, Europa es el continente más pequeño y, sin embargo, en su haber cuenta con realizaciones que los otros cuatro le pueden envidiar. No obstante, la colaboración europea sólo se ha hecho realidad en la segunda mitad de nuestro siglo, puesto que hasta entonces los Estados habían librado sangrientas guerras entre sí. Por este motivo, es admirable el progreso del genio europeo, desarrollado a pesar de tantas dificultades.

Las culturas griega y romana florecieron en Europa antes de ser perfeccionadas por el cristianismo. Así se desarrolló una cultura occidental que sobrepasó a la civilización árabe y que conoció gran expansión a partir del siglo XVI.

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/cientificos_mundo.jpg

Con frecuencia la emigración europea hacia los demás continentes fue paralela a una notable tendencia al imperialismo y a un irresistible deseo de conquista que pronto se extendió hasta los países más lejanos, a cuyo desarrollo contribuyó poderosamente.

En cuanto se intenta explicar el genio europeo surge su universalidad.

En efecto, el europeo ha llevado a cabo importantes realizaciones, prácticamente en todos los sectores de la actividad humana. Si bien es cierto que ninguna religión es originaria de Europa, no lo es menos que el europeo ha conseguido dar a una religión procedente de Asia (el cristianismo) una intensa fuerza que ha rebasado los límites de la fe primitiva, sin ser un obstáculo para el desarrollo del genio humano.

Sin duda se podría objetar que las corrientes artísticas de Europa y sus proyecciones no superan a las de otras civilizaciones, con frecuencia más antiguas. E incluso se podría preguntar si la adquisición de conciencia de los europeos, a través de las épocas, ha sido realmente superior a la de otros pueblos.

Sin embargo, un hecho es cierto: en Europa, el desarrollo del pensamiento científico y de la técnica ha alcanzado un nivel no igualado en ningún otro continente. Europa ha dado al mundo una pléyade de genios que comunicaron al pensamiento científico un ritmo y una fuerza nuevos. Éste fue el origen de la revolución ecocomico-social que todavía dura y de la que ni siquiera sabemos lo que nos reserva.

Es difícil citar los nombres que deberíamos, y, sin embargo, sabios como Copérnico, Galileo, Kepler, Mercator, Von Humboldt, Brunhes y también Stevin, Newton, Darwin, Poincaré, Pi Suñer (electrón), Rutherford, Fermi o Vesalio, Servet, Pasteur, Cajal, Fleming, Ochoa y tantos otros establecieron las bases de un desarrollo sin igual para la evolución de la humanidad.

Durante siglos, Europa occidental ha marcado la pauta en el terreno del pensamiento científico (como acabamos de ver), pero también en el de las realizaciones técnicas. En este campo, el camino que separa la edad de piedra de la era de la astronáutica está jalonado también por nombres ilustres: Da Vinci, Montgolfier (globo aerostático),   Stephenson  (locomotora de vapor), Gramme (dinamo), Diesel (motor), Monturiol y Peral (submarino), Torres Quevedo (telequino, máquina de calcular, transbordador aéreo), La Cierva (autogiro), Marconi (radio), y muchos más.

El desarrollo de los sistemas filosóficos seguía el mismo ritmo. Si durante muchos siglos la vida estuvo dominada por los conceptos griegos y cristianos, Descartes en el siglo XVII, Kant en el XVIII, Marx en el XIX y Heidegger en el XX, rompieron los marcos tradicionales y situaron a la humanidad ante problemas vitales que fueron tan revolucionarios como las conquistas de la ciencia y de la técnica.

A lo largo de este corto resumen apenas hemos esbozado algunos aspectos del genio europeo. Diremos, sin embargo, que el europeo también constituyó un ejemplo estimulante en lo que concierne a la organización gubernamental: el Código civil de Napoleón, que sucedió al derecho romano, ejerció profunda influencia en la legislación de numerosos Estados de Europa e incluso de los demás continentes.

No obstante, hemos de reconocer que el genio europeo no habría podido desarrollarse sin la fecunda aportación de las antiguas civilizaciones orientales, por una parte, y del genio árabe por otra. El sistema de numeración decimal, el álgebra, la técnica de la construcción de esclusas, la fundición, el papel, la pólvora de cañón, el molino y la brújula, son tesoros que heredamos de civilizaciones extraeuropeas.

El recuerdo de estos adelantos debe incitarnos a compartir nuestros valores culturales con esos otros pueblos que tanto los necesitan. Este es el sentido de la política actual, que tiende cada vez más a hacer que los países de Europa pongan sus recursos, tanto en el campo financiero y técnico como en el intelectual, al servicio de los pueblos en vías de desarrollo que, debido a fortuitas circunstancias, se han quedado rezagados en el camino del progreso.

Otras Mentes Brillantes en Este Sitio:

Los Esposos Curie

Albert Eisntein

Hermanos Lumiere

Lavoisier

Volta

Rontgen

Nobel

//historiaybiografias.com/archivos_varios4/fuente_tomo2.jpg – El Genio Europeo –

Teoria de la Oxidacion

HISTORIA DEL PENSAMIENTO CIENTIFICO: GRANDES TEORÍAS

EL PADRE DE LA QUÍMICA MODERNA: Lavoisier ingresó luego en la facultad de derecho de París, donde se graduó en 1764, por más que en esta época su actividad se orientó sobre todo hacia la investigación científica.

En 1766 recibió la medalla de oro de la Academia de Ciencias francesa por un ensayo sobre el mejor método de alumbrado público para grandes poblaciones.Con el geólogo J. E. Guettard, confeccionó un atlas mineralógico de Francia. En 1768 presentó una serie de artículos sobre análisis de muestras de agua, y fue admitido en la Academia, de la que fue director en 1785 y tesorero en 1791.

Se ganó una merecida reputación entre la comunidad científica de la época al demostrar la falsedad de la antigua idea, sostenida incluso por Robert Boyle, que el agua podía ser convertida en tierra mediante sucesivas destilaciones.

En 1789, en colaboración con otros científicos fundó Annales de Chimie, publicación monográfica dedicada a la nueva química. La expansión de la doctrina defendida por Lavoisier se vio favorecida con la publicación en 1789 de su obra Tratado elemental de química. De este libro, que contiene una concisa exposición de su labor, cabe destacar la formulación de un primer enunciado de la ley de la conservación de la materia. Murió en la guillotina condenado en la etapa del Terror en Francia.

El Mayor Cientifico de la Historia Creador de la Mecánica

NEWTON:MAYOR CIENTÍFICO DE LA HISTORIA

Newton, Isaac Científico inglés (Woolsthorpe, Lincolnshire, 1642 – Londres, 1727). Estudió en la  Universidad de Cambridge, en donde hubo de trabajar para pagarse los estudios. Allí no destacó especialmente, pero asimiló los conocimientos y principios científicos de mediados del siglo XVII, con las innovaciones introducidas por Galileo, Bacon, Descartes, Kepler y otros.

Es considerado uno de los científicos mas destacado de la historia, ya que antes de los 30 años había planteado las teorías físicas mas importantes de la historia de la mecánica. Era una persona muy reservada, y dedicada totalmente a sus investigaciones, inclusive muy remiso a publicar sus descubrimientos.

Sus aportaciones esenciales se produjeron en el terreno de la Física. Sus primeras investigaciones giraron en torno a la óptica: explicando la composición de la luz blanca como mezcla de los colores del arco iris, formuló una teoría sobre la naturaleza corpuscular de la luz y diseñó en 1668 el primer telescopio de reflector, del tipo de los que se usan actualmente en la mayoría de los observatorios astronómicos; más tarde recogió su visión de esta materia en la obra Óptica (1703).

También trabajó en otras áreas, como la termodinámica y la acústica; pero su lugar en la historia de la ciencia se lo debe sobre todo a su refundación de la mecánica.

En su obra más importante, Principios Matemáticos de la Filosofía Natural (1687), formuló rigurosamente las tres leyes fundamentales del movimiento: la primera ley de Newton o ley de la inercia, según la cual todo cuerpo permanece en reposo o en movimiento rectilíneo uniforme si no actúa sobre él ninguna fuerza; la segunda o principio fundamental de la dinámica, según el cual la aceleración que experimenta un cuerpo es igual a la fuerza ejercida sobre él dividida por su masa; y la tercera, que explica que por cada fuerza o acción ejercida sobre un cuerpo existe una reacción igual

La Nueva Teoría sobre la expansion infinita del universo

HISTORIA DEL PENSAMIENTO CIENTIFICO: EL UNIVERSO INFINITO

Nacido el 8 de enero de 1942, en el tricentenario de la muerte de Galileo (dato que él cita a menudo), se crió en las afueras de Londres, dentro de ese tipo de hogar excéntrico , por ejemplo la familia tenía abejas en el sótano. 

El padre, que pasaba buena parte del tiempo en África, era un médico especializado en investigación, pero Hawking rechazó la biología y a los catorce años estaba decidido a dedicarse a las matemáticas y a la física.

Tres años después se matriculó en Oxford, se dejó crecer el cabello y procedió a despachar el trabajo académico. Popular entre los estudiantes y con fama de ser lo bastante inteligente para no estudiar, jugaba al bridge por las noches y durante el día hacía de timonel a los colegas que remaban.

Siendo investigador se le ocurrió, si una estrella podía colapsarse hasta ser una singularidad, el proceso también debía ser posible en dirección contraria. Una singularidad puede ser tanto un principio como un final.

En cuyo caso el universo, que se sabía que estaba expandiéndose, podría haber comenzado como una singularidad. Hawking pudo demostrar algo más que esto: un universo que se expande infinitamente, debe haber comenzado en una singularidad, un lugar de tamaño del átomo donde inicialmente estaba concentrada toda la masa del universo actual,…una idea muy original que revolucionó la cosmovisión hasta nuestros días.

HISTORIA DEL PENSAMIENTO CIENTIFICO: GRANDES TEORÍAS

En 1512 Nicolás Copérnico, el padre de la astronomía moderna, llegó a la catedral medieval de Frombork (Polonia) donde ejerció de canónigo durante décadas y murió entre sus muros en el año 1543.

TEORÍA HELIOCÉNTRICA:  Este sistema estudiado y enunciado por Copérnico indica que la Tierra y el resto de los planetas giran alrededor del Sol, y todo esto se movía a través del espacio sin que el hombre se diese cuenta de ello.

Los planetas pasaron de ser siete a seis, ya que la Luna dejó de ser planeta y de girar alrededor del Sol, para hacerlo alrededor de la Tierra y pasar así a llamarse satélite.

El Sol también dejó de ser planeta para constituir la estrella del sistema solar, el centro inmóvil.

De modo que el sistema copernicano empezó a abrirse paso en la astronomía del momento, ya que se había comprobado que la teoría geocéntrica presentaba muchísimos defectos.

El sistema heliocéntrico dio resultados más precisos y simplificó las matemáticas, pero Copérnico pensaba que las órbitas de los planetas eran circunferencias perfectas, por lo que los problemas continuaban.

Hace poco se ha encontrado debajo de un altar de la catedral en donde falleció restos de sus huesos y el cráneo, confirmándose científicamente con un 97% de seguridad que pertenecían a este gran investigador medieval.

Afganistan Invasion Rusa Su descolonizacion europea Historia Resumen

Afganistán La Invasión Rusa

Afganistán: El proceso de descolonización en Afganistán se dio en una época muy temprana, 1921, con la firma del tratado de Rawalpindi entre este país e Inglaterra.

En 1839 Gran Bretaña intentó transformar Afganistán en una de sus colonias. Valiéndose de expediciones militares sobre sus poblaciones impidió la consolidación de los principados afganos y obtuvo el control político y económico del país.

No obstante, en 1917 se vivió una gran crisis interior debido al cobro de impuestos excesivos, a las arbitrariedades de las autoridades y al descontento de los campesinos, logrando así su completa independencia.

El país atravesaba por enormes problemas de dependencia, a pesar de haber logrado su separación de Inglaterra. Durante esos años, y hasta 1970, los problemas políticos, económicos y sociales fueron de tal magnitud que Afganistán era una de las naciones más pobres y subdesarrolladas del mundo.

En 1972 se produjo una de las hambrunas más dramáticas de la historia, en la que murieron millones de personas. Más de la mitad de las tierras se encontraban sin trabajar, casi dos millones de  habitantes eran nómadas o seminómadas y 80 por ciento eran analfabetas. Existía un desarrollo desigual en las provincias, donde supervivía una organización de tipo comunal patriarcal y la mayoría la población estaba sometida a trabajo pesado en condiciones de hambre y miseria.

La corrupción estatal generó un sinnúmero de arbitrariedades y violencia. En 1973 el rey Zahi Shah fue derrocado por Mohammed Daud (en la foto primero de la izquirda), quien proclamó la República y se convirtió en presidente

En abril de 1978, india, Bulgaria, URSS, Checoslovaquia, Cuba, Polonia, Vietnam, Turquía, Yugoslavia e Irán reconocieron a la República Democrática Afgana. Con un nuevo golpe de Estado tomó el poder el líder comunista Nur Mohammed Taraki. Entonces quedó abolida la constitución iniciaron movimientos de insurrección musulmana; el embajador de Estados Unidos fue asesinado y se destituyó a Taraki.

En ese contexto, en 1979 las tropas soviéticas intervinieron en Afganistán para apoyar al nuevo líder Karmal, buscando el control de una amplia zona del continente asiático.

Estados Unidos reaccionó enérgicamente y se suscitó el temor de un enfrentamiento entre ambas potencias. La guerrilla afgana luchaba contra los invasores soviéticos, mientras que el Consejo Revolucionario y el gobierno comunista de Afganistán elaboraban objetivos y tareas fundamentales en diversos aspectos. Se buscaba fortalecer pueblos y etnias aboliendo la discriminación, garantizar a los musulmanes la libertad para ejercer sus ritos religiosos, desarrollar la democracia, reforzar las fuerzas armadas, fomentar la economía mediante el trabajo colectivo, mejorar las condiciones de trabajo para obreros, elevar el nivel de instrucción y promover a intelectuales.

En la política externa deseaban la coexistencia pacífica y la cooperación con la Unión Soviética, En 1980 Afganistán fue expulsado de la Conferencia de los Estados Islámicos. La URSS aumentó su ejército de ocupación y miliares de afganos buscaron refugio en otros países. En 1986 Karmal fue expulsado y en marzo de 1988 la Unión Soviética inició la retirada de sus tropas.

La ONU intervino y en Ginebra se iniciaron las pláticas de paz con los rebeldes afganos. Parte de la guerrilla aceptó poner fin a las hostilidades y el Partido Democrático Popular, que gobernaba desde 1978, se disolvió. Se convocaron nuevas elecciones y obtuvo la presidencia el profesor Burhanuddin Rabbani.

Fuente Consultada: Historia Universal – Navarro,Gargari,Gonzalez y otros

Descolonizacion de la India Gandhi lider espiritual Conflictos

Descolonización de la India
Gandhi Líder Espiritual

Ya desde finales del siglo XIX existía un movimiento nacionalista, cuya primera manifestación se dio en  el llamado Partido del Congreso, logrando en la década de 1920 un gobierno central dirigido  por un virrey inglés con gobiernos locales. Sin embargo, las consecuencias del nacionalismo hindú comenzaron a hacerse más evidentes después de la Primera Guerra Mundial y de las campañas de Gandhi sobre la descolonización del país.

Descolonizacion de la India Gandhi lider espiritual Gandhi (foto) estudió derecho en Londres y sus primeras actividades políticas las realizó en

África del sur durante la lucha contra los bóers. Ya en África puso en marcha un método de resistencia pasiva, que más tarde desarrollaría con toda su amplitud en la lucha de los hindúes contra los ingleses.

Entre sus campañas más importantes se encuentran la de boicotear los productos ingleses y la defensa de las mercancías fabricadas en la India. Convencido de que sólo la independencia aliviaría la miseria de la gente, participó en diversas negociaciones con Londres y con los últimos virreyes.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Inglaterra hizo participar a numerosas tropas indias en el conflicto, agravándose así las tensiones dentro del país. Ante el auge del movimiento nacionalista, incluso en Inglaterra, algunos políticos abogaban por la independencia, que de forma imprevista, el 3 de junio de 1947, Gran Bretaña anunció que transferiría todo el poder a la India en agosto y que lord Mountbatten, comandante de las fuerzas aisladas en el sudeste asiático durante la guerra, sería el último virrey.

Pese a los intentos de Mountbatten de alentar a una India dividida a unirse, Jinnah (líder musulmán)  estaba decidido a que se produjera su división. Aunque Gandhi mantenía su compromiso de que el Congreso Nacional gobernara toda la antigua India británica, al final Nehru transigió.

El 15 de agosto, la India obtuvo su independencia, Nehru fue investido primer ministro y se estableció el Pakistán Oriental y Occidental. Tres provincias no habían manifestado su intención de adherirse ni a la India ni a Pakistán: Junagadha, Hyderabad y Cachemira. Las dos primeras fueron rápidamente absorbidas por la India. En cambio, la situación en Cachemira, dada su ubicación entre la India y Pakistán, demostró ser más problemática.

No obstante lo conseguido, surgió un gran problema: la India estaba compuesta por diversos pueblos hindúes y por una importante minoría musulmana que reclamaba su propio Estado. Estalló una guerra religiosa entre musulmanes e hindúes, cuyas consecuencias fueron 100 mil muertos, la división en dos Estados —india y Pakistán— y comenzó el éxodo de 17 millones de personas, el más sangriento de la historia, donde se vivieron terribles masacres a causa de las diferencias religiosas.

Los ejércitos musulmán e hindú se adentraron en la región y la dividieron, dando comienzo a un conflicto que escalaría hasta 1949. La violencia estalló en el resto de territorios. Millones de hindúes y musulmanes franquearon las nuevas fronteras para establecerse en la India hindú o el Pakistán islámico, y muchos de los que quedaron rezagados en ambos países fueron masacrados.

Gandhi, que había retomado su trabajo social en Bengala, defendió el fin de la violencia y anunció una huelga de hambre irreversible si la persecución de los musulmanes en la India no cesaba. Su protesta fue un éxito, pero pocos días después de concluir su ayuno fue asesinado por un brahmán hindú que lo consideraba un traidor.

Gran Bretaña deseaba que la India mantuviera una estructura federal, mientras que el Congreso Nacional abogaba por una India unificada con un Gobierno centralizado; la Liga Musulmana, por su parte, seguía defendiendo la idea de un Pakistán autónomo. Tras las elecciones indias de 1945 se llegó a un punto muerto que derivó en disturbios generalizados e incidentes violentos entre hindúes y musulmanes. El ejército británico intervino, pero estaba claro que la India se hallaba al borde de la guerra civil y, por lo tanto, era imperativo forjar algún tipo de acuerdo para evitar el derramamiento de sangre.

Muchos príncipes siguieron fieles a Inglaterra y formaron la Organización para el Servicio de la Nación, uno de cuyos miembros asesinó a Mahatma Gandhi en 1948. Sin embargo, la Asamblea Nacional se propuso elaborar una Constitución. Se hizo la convocatoria en Delhi (abril de 1947) y se votó el 25 de enero de 1950. Así la India se convirtió en república laica, democrática y federativa, con 27 Estados autónomos.

El presidente fue elegido por dos cámaras, en tanto que se otorgaron la igualdad social (suprimiendo las castas) y el voto a hombres y mujeres. Se nombró presidente a un distinguido abogado discípulo de Gandhi, fiel a las antiguas tradiciones, Babu Rajendra Prasad.

Sin embargo el panorama era desolador: había una enorme población analfabeta y mal alimentada, con profundas diferencias de raza e idioma; la situación económica era caótica, pues no había industrias, y los sistemas productivos eran rudimentarios.

Hacia 1951 la población era de 440 millones de habitantes, de los cuales el 90 por ciento vivía en condiciones dolorosas. El promedio de vida era de 23 años, la población era en su mayoría analfabeta y subalimentada por generaciones. Se hablaban 225 dialectos y 13 idiomas. La emisión de billetes se hacía en 8 idiomas y en inglés. El dominio inglés había contribuido al empobrecimiento y desaparición del artesanado.

La vida económica se concentraba en las ciudades y no se alentó la industrialización. La tierra se cultivaba con métodos primitivos. Los hindúes aceptaban las condiciones en que vivían, por la religión y el fanatismo, ya que consideraban que cada quien tenía aquello que la divinidad le otorgaba.

Jawharlal Nehrú (foto), primer ministro se alejó de la tradición y elaboró planes quinquenales para reformar el campo e industrializar el país, producir alimentos y crear centrales eléctricas. Mandó construir granjas, carreteras y escuelas de oficios para adultos. Su lema —hasta 1964, año en que murió— fue “anticolonialismo y pacifismo”.

INDIRA GANDHIBiografia de Indira Gandhi Resumen de su Vida
La India, tras su emancipación de Gran Bretaña, pasó por momentos difíciles buscando el equilibrio político. Una de las grandes personalidades de la India contemporánea fue Indira Gandhi (1917-1984). Hija del pandit Nehru, sucedió a Shastri en la jefatura del gobierno en 1966, siendo confirmada como Primera Ministra en las elecciones de 1967 y 1971. Volvió a ocupar el cargo en 1980 y, en marzo de 1983, reemplazó a Fidel Castra en la presidencia de los Países No Alineados. Murió asesinada por miembros de su guardia personal, pertenecientes a la secta sij.


LA MUERTE DE INDIRA GANDHI
Tras la muerte de Indira Gandhi, le sucedió en forma interina en el cargo de Primer Ministro su hijo, Rajiv Gandhi.Cremación del cuerpo de Indira Gandhi, a orillas del río Ganges. Su hijo observa tristemente la la escena.

LA POBLACIÓN DE LA INDIA: La India es uno de los países más poblados del globo y también uno de los más pobres. La agricultura constituye su principal fuente de ingreso, pero su producción es insuficiente para cubrir las necesidades internas.


 BHUTTO,EL GRAN LÍDER PAKISTÁNÍ

Zulfikar Alí Bhutto (1928-1979) fue presidente de su país, Pakistán, entre 1971 y 1973, y luego Primer Ministro, entre los años 1973 y 1977. Destacado hombre público, Bhutto fue derrocado por una junta militar en 1977 y, más tarde, condenado a muerte y ejecutado.

La India tras la independencia
Desde su independencia, la historia de la India ha estado marcada por etapas de agitación esporádica. Jawaharlal Nehru gobernó como primer ministro hasta su muerte en 1964, guiando a la nación por un período de paz  y estabilidad relativas. Fue sucedido por su hija Indira Gandhi, que también fue una dirigente aclamada, pero fue acusada de corrupción en 1975 y encarcelada brevemente en 1978.

Fue reelegida un año después y asesinada  en 1984 por terroristas sijs. El Partido del Congreso se mantuvo dominante en la India, salvo durante un  breve lapso a finales de la década de 1970 y desde finales de los años ochenta hasta mediados de los noventa.

A principios de los años noventa, el BJP, o Partido Bharatiya Janata, emergió como contrincante al Gobierno y fue elegido por una amplia mayoría a finales de los años noventa. La India tiene una larga tradición democrática, pero su historia se ha caracterizado por las tensiones entre las varias afiliaciones étnicas y políticas, sobre todo entre hindúes y musulmanes, las cuales han redundado en una desconfianza entre la India y Pakistán que aún persisten.

Fuente Consultada:
Historia Universal – Navarro,Gargari,Gonzalez y otros

Atlas de Historia del Mundo

Biografia de Darwin Charles Teoria de Evolucion Por Seleccion Natural

Biografía de Charles Darwin
Teoría de Evolución Por Seleccion Natural

DARWIN CHARLES, nació en 1809 en Shrewsbury (Inglaterra) en una familia de clase media. Estudió medicina en Edimburgo e interrumpió su carrera de pastor protestante en Cambridge.

Entre 1831 y 1836 realizó un viaje como naturalista a bordo del barco científico Beagle. En esa larga expedición recorrió las islas del Pacífico y varios países sudamericanos: Brasil, Uruguay, la Argentina y Chile. 

Las observaciones realizadas  en el transcurso de su periplo americano fueron sintetizadas en pocos argumentos principales, pero tan poderosos, que resultaron ser los cimientos para la formulación de su Teoría de la Evolución Por Selección Natural, obra publicada con el nombre «Origen de las Especies».

La obra «El origen de las especies», apareció en 1859, y constituye una de las aportaciones más sensacionales a los estudios naturales y biológicos.

Desde luego, sin parangón posible con cualquier otra del siglo XIX. Alrededor de este trabajo y de la teoría aue contenía, se diferenciaron los naturalistas, y en pos de ellos, los grupos políticos y religiosos, en una polémica que, aun en la actualidad, no se halla ventilada.

darwin charles

El más destacado cientifico-naturalista de todos los tiempos,  Darwin, es autor de una teoría de la evolución aún vigente en la actualidad. Expuesta en su obra principal, El origen de las especies por medio de la selección natural (1859), desencadenó una verdadera convulsión en los ambientes científicos de su época.

La infancia de Darwin coincide con la formulación de las primeras hipótesis que, reemprendidas a mediados de siglo, originaron el nacimiento de la biología científica.

Nacido el 12 de febrero de 1809 en Shrewsbury, en el Shropshire, fue en quinto hijo dek matrimonio del doctor Roben Waring Darwin. Huérfano de madre a los ocho años, y seguramente debido al trastorno que produce la muerte de una madre con seis hijos, se precipitaron sus estudios primarios.

«Durante el tiempo que fui a esta escuela —escribe el propio Darwin — se desarrolló fuertemente en mí la afición a la historia natural y al coleccionismo. Procuraba encontrar los nombres de las plantas y coleccionaba todas las cosas posibles: conchas, sellos, monedas, minerales.

La pasión por el coleccionismo, que lleva al hombre a convertirse en un sistemático investigador de la naturaleza, en un artista, era muy fuerte en mí y debía de ser innata, dado que ni mi hermano ni mis hermanas la tuvieron nunca.»

Cursó sus primeros estudios en un colegio de la ciudad natal, hasta que en 1825 se trasladó a Edimburgo para seguir la carrera de medicina en esta universidad.

Se sabe por la autobiografía sabemos que, salvo la química, halló todas las materias soberanamente aburridas, que trabó conocimiento con la obra de su abuelo y que en la Plinian Society fundada por el profesor Robert Jameson dio a conocer los primeros trabajos sobre historia natural.

Después de dos años de estudios, convencido de que su hijo era inadecuado para ejercer la profesión médica, el padre de Darwin le envió al Christ’s College de Cambridge para prepararse para el sacerdocio.

Estos estudios no le impedían renunciar a sus cada vez más definidos propósitos de conocer los fenómenos naturales y, una vez comprobada «su fe en los dogmas de la Iglesia de Inglaterra», se matriculó a finales del 1831.

Darwin terminó esta carrera en 1831, sin gran aprovechamiento. Lo que le había interesado en Cambridge eran las lecturas de muchos libros y el conocimiento del botánico John Stevens Henslow. Este le propuso para su actividad futura el estudio de la Geología.

El profesor Henslow (imagen abajo) daba por aquel entonces lecciones de botánica en Cambridge, pero no sólo dominaba la botánica y la zoología, sino que abarcaba también todo cuanto se investigaba en química, mineralogía y geología.

henslow profesor

La amistad y entrega de Darwin para el que fue en realidad su primer maestro fueron absolutas y, por otra parte con el geólogo Adam Sedgwick, se dedicó también a otra materia cuyo olvido le hubiera resultado fatal.

Al lado de la Introducción a las Ciencias Naturales, lo que más vivamente le interesó fueron las descripciones de los viajes de Humboldt.

Por esa época el capitán Fitz-Roy se dedicaba a cartografiar y establecer estaciones cronométricas en las costas de la Patagonia, Tierra del Fuego, Chile y Perú.

Ese mismo año, el almirantazgo había solicitado al botánico J. S. Henslow, destacado maestro de Cambridge, que recomendara un naturalista para la expedición, así que propuso de inmediato a Darwin, su discípulo preferido.

Durante los cinco años que duró la travesía, Darwin mantuvo estrecho contacto con Henslow, ocupado entre tanto de hacerle llegar a su alumno las últimas obras del geólogo inglés Lyell (1797-1875), cuyas investigaciones sugerían que el éxito de una especie próspera podía condenar a otras a la extinción.

En 1831 se inició el viaje en un barco a velas, llamado Beagle, viaje que duró cinco años y medio, en cuyo transcurso Darwin adquirió una experiencia científica poco común. Los datos recogidos fueron publicados en el Diario de un naturalista.

De regreso a Inglaterra, Darwin residió en Cambridge, en Londres; y desde 1842, en Down, pequeña aldea de Kent, donde residió, casi sin interrupción, hasta su muerte. Desde 1837 había nacido en su mente la curiosidad de deducir la causa de la transmutación de las especies.

En la lectura de las obras de Malthus sobre la población halló la norma de su futura teoría: «La lucha por la existencia.» En 1842 escribió un esquema, que transformó en ensayo en 1844.

Después de muchas vacilaciones y consultas, el 1.» de junio de 1858 comunicó a la Linnean Society un estudio sobre la selección natural. El 24 de noviembre de 1859 apareció el libro cuyo título encabeza estas líneas.

Obras posteriores de Darwin fueron: La variación de los animales y de las plantas en domesticidad (1868) y la Descendencia del hombre y selección en relación con el sexo (1871).

Autor también de muchísimos trabajos parciales en defensa de su tesis, estuvo en la brecha hasta su muerte, acaecida el 19 de abril de 1882.

mapa viaje de darwin

Darwin tomó parte en una expedición alrededor del mundo, a borde del «Beagle», capitaneado por Fitzroy. Realizó durante el viaje estudios en las costas de América del Sur, principalmente en Brasil, Chile, Ecuador, e Islas Galápagos, recogiendo materiales que ulteriormente le servirían para su obra Del origen de las especies por vía de selección natural, publicada en 1859. Las ideas contenidas en el Origen de las especies, (aunque no se menciona específicamente al hombre) dio motivo a una controversia, no sólo científica sino también religiosa.

***** 0000 *****

OBSERVACIONES DE DARWIN EN LAS ISLAS GALÁPAGOS

Los pinzones de Darwin son un grupo de pájaros que se encuentran en las islas Galápagos y que contribuyeran grandemente a ¡a formación de la teoría de la evolución. En esas islas existen pocas aves de otra de otra clase y los pinzones han evolucionado en varias direcciones, de modo que ahora los hay granívoros, frugívoros, insectívoros, etc. Sus picos varían de forma, de acuerdo con le función. Se distinguen varias especies y subespecies. La semejanza general entre ellos sugiere que han evolucionado recientemente, a partir de un antepasado común.

EL VIAJE EN EL BEAGLE: Darwin meditó largamente sobre el material recogido en el transcurso de su célebre viaje.

Cuando quedó convencido de la variabilidad de las especies, según se ha apuntado, especialmente en las islas Galápagos, con mucha habilidad mental relacionó esta variabilidad a la que se observa en los animales domésticos y las plantas cultivadas, donde el hombre crea nuevas especies escogiendo él mismo los progenitores, durante muchas generaciones sucesivas, de especies que poseen un carácter determinado.

Naturalmente, como primera etapa le faltaba precisar cómo esta selección se opera en la naturaleza.

Ahora bien, cuando en 1838 trabó conocimiento con la obra de Malthus On the Principie of Population, publicada en 1798, Darwin concatenó las ideas.

Este curioso economista inglés, según es sabido, demostró que toda población de seres vivientes crece más rápidamente que la cantidad de alimento disponible. Pues bien, Darwin a través del concepto de la concurrencia vital entre los individuos y las especies entreviÓ que dicho fenómeno suponía la supervivencia de los más aptos, esto es, de los que mejor se adaptan a la «lucha por la vida», término con el que resume la concurrencia vital.

Darwin formuló que, en esta variabilidad de especies, determinados caracteres morfológicos o fisiológicos confieren a los individuos que los poseen una ventaja para la lucha existencial.

Estos caracteres, así mismo, se transmiten hereditariamente a sus descendientes. Es, por tanto, la selección natural que en el contexto de la naturaleza desempeña el papel de generador de especies domésticas al practicar la selección artificial.

En suma, durante unos veinte años Darwin recogió pacientemente los elementos de una argumentación ajustada y minuciosa, documentándose en los problemas de los ganaderos y horticultores, efectuando él mismo observaciones sobre varias clases de animales domésticos.

En 1858, o sea un año antes de la publicación de esta obra fundamental, Darwin recibió de otro naturalista inglés que entonces exploraba Malasia, Alfred Russell Wallace, el manuscrito de una memoria en la que se resumían sus propias ideas sobre la variación y la evolución.

Wallace también había viajado por América y Asia y conocía la obra de Malthus. Y fue entonces cuando, siguiendo los consejos del geólogo Lyell y del botánico Hooker, Darwin leyó un resumen de su teoría en una sesión —celebrada el día primero de julio de 1858— de la Linnean Society de Londres, sesión en la cual también se presentó la memoria de Wallace.

El origen de las especies apareció, por fin, en noviembre de 1859. La acogida fue extraordinaria, agotándose en una semana la primera edición.

Darwin había logrado la comprobación de unas hipótesis apoyadas sobre ejemplos concretos, producto de lo que en términos experimentales hoy se denomina una observación directa.

****** 00000 ******

La importancia de la idea de la selección natural de Darwin reside en la doble acción del proceso selectivo. Cualquier población de animales o plantas se halla expuesta a dos conjuntos de factores que actúan al unísono: el ambiente físico (clima, suelo, etc.) y el ambiente biológico (recursos alimentarios, depredadores, competidores, etc.).

Según Darwin, la adaptación era la clave a la hora de determinar quién podía evolucionar y quién sería dejado atrás.

Aquellos individuos que tuvieran algún rasgo que les diera una ventaja sobre sus competidores (mejor visión, patas más rápidas, mejor camuflaje frente a los depredadores) serían los más capaces de adaptarse a un nuevo ambiente y producir descendientes que heredarían estos rasgos beneficiosos. Pongamos que un período de sequía prolongado hace que un área previamente rica en vegetación se convierta en una sabana herbácea.

Pues bien, los individuos que fueran capaces de resistir las condiciones más secas tendrían más probabilidades de sobrevivir, alcanzar la madurez y reproducirse.

Lo sorprendente es que Darwin comprendió todo esto sin tener ninguna clase de conocimiento acerca de cómo son transmitidos genéticamente los caracteres de una generación a la siguiente.

EL ERROR DE LAMARCK

lamarck teoria de los caracteres adquiridos

Lamarck, que vivió de 1744 a 1829. De acuerdo con ella, si un hombre hace gimnasia intensamente y desarrolla sus músculos, sus hijos tendrán también músculos potentes. En otras palabras, los caracteres adquiridos durante la vida de un individuo pueden ser heredados. Esta teoría recibe, por ello, el nombre de teoría de la herencia de los caracteres adquiridos. Evidentemente, es cierto que los músculos pueden ser desarrollados mediante ciertos ejercicios, pero lo que no está demostrado en absoluto es que estas modificaciones puedan heredarse.

jirafas comiendo

Lemack suponía que el esfuerzo de las jirafas para alcazar la hojas mas altas, hacía que sus cuellos se estirasen unos centímetros, y que luego ese estiramiento era transmitido a sus descendientes. Las ideas de Lamarck fueron criticadas por Weissman, quien posteriormente demostró que los caracteres adquiridos no pueden heredarse. Las células del cuerpo (o somáticas) están completamente separadas de las reproductoras (gametos: óvulos y espermatozoides) y solamente estas últimas transmiten rasgos hereditarios a la generación siguiente.

En realidad según la teoría de Darwin las que tenían el cuello y las patas algo más largos que las otras, podrían alimentarse de hojas de acacia, (las otras se desnutrían) lo que les ayudaría a sobrevivir mejor en las épocas de sequía. Actuó de esta manera la selección natural, que permitió a los mejor adaptados, los más altos, reproducirse.

****** 00000 ******

SUS ULTIMOS AÑOS: Se ha insinuado que Charles Darwin fue un hipocondriaco. De todos modos, cabe añadir, el trabajo agotador había minado sus fuerzas y la mitad de su obra la llevó a cabo en un estado de salud precario, en ocasiones incluso esperando los intervalos de bienestar.

En enero de 1879 empieza a tener conciencia de una muerte próxima. «Mi trabajo científico —escribe al almirante sir James Sullivan— me fatiga más que de costumbre, pero no tengo otra cosa que hacer y tiene poca importancia el consumirse un año o dos antes.»

Dos años después, la situación es más inquietante: «Ya no puedo salir a pasear —escribe a Wallace— y todo me cansa, hasta el contemplar el paisaje… Qué voy a hacer con los pocos años que me quedan de vida, no lo sé. Lo tengo todo para ser feliz y estar contento, pero la vida se ha hecho muy penosa para mí.»

En efecto, unos meses después, encontrándose en Londres para visitar a su hija, sufrió un desmayo en plena calle. Las lipotimias que se repitieron en los inicios de 1882, en Down, hicieron suponer una angina de pecho.

A partir de este momento empezó a padecer los ataques con mayor frecuencia, siendo inútiles los cuidados que le prodigaron los médicos. Y el día 15 de abril durante la cena sufrió un colapso que volvió a repetirse en el transcurso de la noche del 18 y 19.

Cuando recobró el conocimiento era consciente de la proximidad de su muerte y lo expresó con estas palabras: «No tengo miedo a morir.»

Falleció hacia las cuatro de la tarde del 19 de abril de 1882.

ANTECEDENTES A LA FORMULACIÓN DE LA TEORIA DE DARWIN:

Charles Darwin es el fundador indiscutible de la teoría de la evolución biológica.  El problema del origen de la vida tratado por Huxley y Hacckel, las expediciones por todo el planeta fundamentando la ecología, la aparición de la genética gracias al descubrimiento de las leyes de la herencia formuladas por Mendel y los avances de la paleontología superando las contribuciones de Cuvier, completaron y resumieron la teoría de la evolución biológica sostenida sobre la mera observación de la realidad vegetal y animal.

Con todo, será oportuno recordar como antecedentes a su abuelo Erasmus Darwin, autor de una obra científica, Zoonomía o las leyes de la vida orgánica (entre 1794 y 1796), en la que ya se formulaba la idea de la evolución de la vida, esto es del desarrollo del mundo orgánico.

Asimismo, Buffon, los Natural philosophen y Lamarck lo habían afirmado, desde sus respectivos ángulos, en lo tocante a las especies zoológicas.

El geólogo Charles Lyell, que formó parte del grupo de amigos más íntimos de Darwin, se adelantó concibiendo la geología como una transformación continua de la corteza terrestre y, por tanto, contradiciendo la teoría de las catástrofes de Cuvier hasta entonces admitida.

Y el naturalista viajero Alfred Russell Wallace, publicó en 1858 una monografía titulada Sobre las tendencias de las variedades a separarse indefinidamente del tipo original, que sin duda constituye el antecedente más claro y significativo del evolucionismo; aunque su definitiva instauración, y en consecuencia el núcleo de la morfología biológica, no se produjo hasta 1859 con la publicación de El origen de las especies, la obra capital de Charles Darwin.

Publicación de Darwin: El Origen de las Especies

En 1859 publicó su teoría de la evolución por selección natural. Lo que más molestó de su teoría a muchos profesionales no fue la noción del cambio de las especies, ni la posible descendencia del hombre a partir del mono.

Antes de Darwin la idea de la evolución y los indicios que incluían en ella al hombre ya eran compartidas por filósofos y naturalistas de la época. Pero todos ellos habían considerado la evolución como un proceso dirigido hacia un fin.

Se creía que la «idea» del hombre y de la flora y de la fauna contemporáneas había estado presente, desde la primera creación de la vida, quizá en la mente de Dios.

Así, cada nueva etapa del desarrollo evolutivo era una realización más perfecta de un plan que había existido desde el principio.

En el Origen de las especies, Darwin no reconoció ninguna meta establecida por Dios o por la naturaleza. En lugar de ello, sostuvo que la selección naturaloperando en un medio ambiente dado y con los organismos que tenía a su disposición-, era responsable del surgimiento gradual pero continuo de organismos más complejos y articulados y mucho más especializados.

La creencia en la selección natural, resultado de la competencia entre organismos por la supervivencia (sólo sobreviven «los más aptos»), como productora exclusiva de las plantas, los animales y el hombre, era el aspecto más difícil y molesto de la teoría de Darwin.

Ponía en discusión las convicciones acerca de la Creación y del Plan Divino, y abría un gran interrogante sobre el futuro de la Humanidad.

EL ORIGEN DE LAS ESPECIES: La teoría de la evolución por selección natural de Charles Darwin, presentada en su libro de 1859 titulado El origen de las especies, sustenta el modo como los científicos enfocan, a partir de Darwin, el estudio de los seres vivos. La biología moderna, la antropología y la paleontología se basan todas en la idea de la evolución.

La mayoría de los naturalistas del siglo diecinueve creían que animales y plantas eran inmodificables desde que Dios creó el mundo.

Otros observaban cambios, pero pensaban que un rasgo adquirido en vida podía trasmitirse a la descendencia, como si una yegua con un casco malo diera origen a un potrillo cojo.

A los 20 años, Darwin (1809-1892) emprendió un viaje alrededor del mundo como naturalista a bordo de un barco de reconocimiento inglés. Sus observaciones lo hicieron dudar de ambas teorías.

La idea de que las especies evolucionan por selección natural se llama darwinismo, aunque el propio Darwin reconoció que por los menos otros 20 científicos habían propuesto ideas similares. Al contrario de los otros, Darwin sustentó su teoría con una enorme cantidad de observaciones y datos recopilados en todo el mundo.

Además, el naturalista escribió en un lenguaje sencillo, para que toda la gente pudiera leer El origen de las especies. El libro le trajo fama pero también oposición.

Mucha gente religiosa condenaba cualquier teoría de la vida que no estuviera basada en la intervención divina. Algunos conservadores religiosos se escandalizaron con la noción, sugerida por el darwinismo, de que el hombre evolucionaba como los otros animales.

******* 00000 *******

ALGO MAS…La idea básica de este libro era que todas las plantas y los animales evolucionaron durante un largo período, a partir de formas anteriores y mas sencillas de vida, principio conocido como la evolución orgánica.

Darwin fue decisivo para explicar cómo funcionaba este proceso natural. Dio el primer paso partiendo de la teoría de la población de Malthus: en todas las especies, «nacen mucho más individuos de cada especie de los que es posible que sobrevivan», lo cual da como resultado una «lucha por la existencia».

Darwin creía que «puesto que se generan más individuos de los que pueden sobrevivir, tiene que haber en todos los casos una lucha por la existencia, ya sea de un individuo con otro de la misma especie, o con individuos de distinta especie, o con las condiciones físicas de la vida».

Los que triunfaron en esta lucha por la existencia se habían adaptado mejor a su ambiente, proceso hecho posible por la aparición de «variantes».

Las variaciones aleatorias que ocurrían en el proceso de la herencia les permitían a algunos organismos ser más adaptables al ambiente que otros, proceso que Darwin llamó selección natural: «Debido a esta lucha [por la existencia], las variaciones, no importa cuan ligeras…, si son en medida alguna provechosas para los individuos de una especie, en sus relaciones infinitamente complejas con otros seres orgánicos y con sus condiciones físicas de vida, tenderán a la preservación de tales individuos y, en general, serán heredadas por la descendencia de éstos.». 

Los seleccionados naturalmente para la supervivencia («supervivencia del más apto») sobrevivían; no así los inadaptados, que se extinguían. Los aptos que sobrevivían, a su vez, propagaban y transmitían en herencia las variaciones que les permitía sobrevivir, hasta que, desde el punto de vista de Darwin, surgía una nueva especie distinta.

Este libro solo trató de especies vegetales y animales. No se aplicó a los seres humanos, hasta un tiempo después cuando habló sobre la teoría de selección natural.

Ver: Darwinismo Social

La Aparicion de la Vida en la Tierra Períodos Geologicos Planeta

La Aparición de la Vida en la Tierra: Períodos Geológicos del Planeta

Trazar el camino que siguió la humanidad durante este prolongado lapso de tiempo es el reto al que se enfrentan los paleoantropólogos, los científicos que estudian nuestros orígenes.

Su desafío, no obstante, es tan apasionante como quijotesco, puesto que, de un proceso tan dilatado y complejo como es el de la hominización, hoy sólo se conservan unos cuantos restos de herramientas y huesos fosilizados que, pese a su innegable valor documental, resultan insuficientes para completar el árbol de la evolución humana.

Pero lo que hoy sabemos sobre nuestros antepasados es mucho más de lo que hace sólo unas décadas los prehistoriadores llegaron a imaginar. El desarrollo de la genética, por ejemplo, ha permitido que algunas teorías existentes hayan sido confirmadas o descartadas y, en un futuro no muy lejano, probablemente, la tecnología dará respuesta a aquellas preguntas sobre la evolución humana que permanecen sin contestar. La investigación, mientras tanto, continúa.

aparicion de la vida en el planeta Tierra

La Aparición de la Vida en la Tierra

El ser humano es un recién llegado a la Tierra. Según el calendario cósmico creado por el científico estadounidense Carl Sagan, si comparáramos la historia del universo con un año de nuestra existencia, podríamos establecer que la aparición y desarrollo del género Horno en el planeta se correspondería sólo a la última hora y media del 31 de diciembre, y que, un hecho tan ancestral como hoy nos parece la invención de la escritura, se habría producido en realidad a únicamente 9 segundos del fin de año.

En este sentido, tomando como referencia los estudios radiométricos realizados en los minerales más antiguos del planeta, hoy puede determinarse que la Tierra se formó hace 4550 ± 70 millones de años. Nuestro planeta, según afirman los geológos, habría sido inicialmente un globo incandescente que, tras un proceso de acreción de meteoritos, aumentó de tamaño y, con el paso del tiempo, acabó enfriándose y solidificándose.

Durante este proceso, que duró unos mil millones de años, la influencia de la gravedad provocó que los materiales pesados se fueran depositando en el interior del globo, mientras que los más ligeros permanecieron en la superficie. Así se formó la corteza terrestre. Al mismo tiempo, las erupciones volcánicas generaron la salida de vapores y gases, y la consiguiente aparición de una atmósfera primitiva, compuesta de hidrógeno, helio, anhídrido carbónico y vapor de agua.

Cuando la temperatura de la superficie fue inferior a la de la ebullición del agua, el vapor se condensó en grandes cantidades y provocó fuertes precipitaciones que, además de erosionar las rocas de la corteza terrestre, determinaron la aparición de los océanos. Fue en este contexto, hace unos 3.500 millones de años, cuando, en el agua, aparecieron las bacterias más primitivas —es decir, los primeros organismos vivos—.

Tuvieron que pasar unos 700 millones de años más, no obstante, para que estas primigenias formas de vida evolucionaran hasta convertirse en algas unicelulares capaces de realizar la fotosíntesis y expulsar oxígeno. Con la incorporación de este último elemento a la atmósfera, hace unos 1500 millones de años, aparecieron las primeras células eucariotas —con núcleo diferenciado— y, unos 500 millones de años más tarde, la evolución de éstas permitiría el desarrollo de seres capaces de intercambiar información genética entre sí —es decir, de reproducir-se sexualmente—.

En el siguiente período, el Ordovicio, fueron muy abundantes los trilobites y los corales y, al mismo tiempo que aparecían las primeras formas de vertebrados marinos —los peces sin mandíbulas, como las lampreas-, algunas plantas e invertebrados iniciaron la colonización de tierra firme. Por su parte, la tercera división de la Era Primaria, el Silúrico, estuvo marcada por la abundancia de algas marinas y de peces —algunos ya con mandíbulas-, así como por la existencia de miriápodos y de plantas vasculares —con conductos internos para la circulación de agua y nutrientes— en el medio terrestre.

La aparición de nuevas tierras. altas cordilleras y grandes lagos inauguró el período que siguió al Silúrico, el Devónico, conocido también como la “era de los peces”. Junto a la floreciente fauna marina y lacustre, en este tiempo se multiplicaron las formas de vida en las tierras emergidas, mostrándose, por ejemplo, los más primitivos insectos y anfibios; estos últimos, como una evolución de los peces pulmonados y con aletas pedunculadas —es decir, capaces de respirar y de desplazarse fuera del agua—.

En el Carboníféro, las especies vegetales, como los helechos y los gigantescas. Fue en este momento, además, cuando crecieron las primeras coníferas, dando lugar a espesas selvas que, enterradas bajo los aluviones en épocas posteriores, serian responsables de la formación del carbón mineral. La existencia de un clima pantanoso, húmedo y cálido, por otra parte, favoreció la multiplicación de familias y especies de insectos —tanto terrestres como voladores— y de anfibios. De un grupo de éstos, precisamente, evolucionarían los reptiles, los primeros seres que pusieron sus huevos fuera del agua y que, gracias a desarrollar una articulación occipital, pudieran mover la cabeza.

Durante el Pérmico, el período que pone fin al Paleozoico, los desiertos y las montañas sustituyeron progresivamente a los húmedos bosques y pantanos del hemisferio Norte. Este cambio climático y ambiental provocó el retroceso de los animales que dependían del agua, como los anfibios, y benefició a aquellos que, por su evolución fisiológica y reproductiva, mejor se habían adaptado a la vida terrestre: los insectos y los reptiles.

De entre los grupos de reptiles surgidos a finales de la Era Primaria destacan los terápsidos, los antepasados de los mamíferos. Se trataba en su mayoría de animales terrestres, con grupos tanto de carnívoros como de herbívoros, que, a diferencia del resto de reptiles, desarrollaron poco a poco la capacidad de regular la temperatura interna de su cuerpo. A finales del Pérmico, no obstante, algún tipo de catástrofe acabó con numerosas especies vegetales y animales del planeta, y, junto a éstas, se extinguieron la mayor parte de terápsidos.

Dominio de los dinosaurios

El Paleozoico dio paso al Mesozoico o Era Secundaria, que se inició hace unos 250 millones de años. El primero de los tres períodos geológicos en que se divide éste, el Triásico, estuvo caracterizado en sus últimos momentos por una nueva extinción masiva de especies y por la aparición de los saurios, que pronto se diversificaron y, gracias a su capacidad de adaptación, comenzaron a dominar el planeta.

Los únicos descendientes de los terápsidos del Paleozoico que sobrevivieron al Triásico fueron los cinodontes, que, tras millones de años de evolución, darían origen a los mamíferos. En este sentido, muchos expertos apuntan al Thrínaxodon como posible ancestro directo. Los mamíferos aparecieron en la Tierra hace unos 230 millones de años, es decir, a finales del Triásico.

Una de las especies más primitivas que se conocen fue el Morganucodon, cuyo fósil ha sido encontrado en cuevas de Gran Bretaña y de China. Según se cree, este diminuto insectívoro, con aspecto de zarigüeya y costumbres nocturnas -lo que se deduce por el gran tamaño de sus ojos— empezó a caminar por el planeta hace unos 200 millones de años. Establecer exactamente la frontera que existió entre los primeros mamíferos y los reptiles cinodontes —con quienes llegaron a convivir largo tiempo— resulta muy diflcil, puesto que órganos como el pelo o las mamas, que son los que definen a los mamíferos, no se conservan fosilizados.

Mientras los dinosaurios fueron amos y señores de la Tierra, lo que ocurrió durante el Jurásico y el Cretácico —hasta hace unos 65 millones de años—, los mamíferos fueron pequeños e insignificantes. A la sombra de los gigantescos reptiles, no obstante, los descendientes de los terápsidos lograron diversiflcarse y evolucionaron lentamente. En este período, por ejemplo, aparecieron los primeros monotremas —parientes lej a-nos del ornitorrinco—, así como los ancestros de los marsupiales y de los placentarios. Sin embargo, de todos los grupos de mamíferos del Mesozoico, el más destacado tite el de los multituberculados, diminutos animales de aspecto parecido a los roedores que se extinguieron hace 30 millones de años. En el Jurásico, por su parte, también aparecieron las aves, evolucionando a partir de un grupo de reptiles voladores.

La era de los mamíferos

Al final del período Cretácico, se produjo la extinción masiva de los dinosaurios y otras especies vivientes. Las causas de esta catástrofe son aún desconocidas, aunque la teoría más aceptada es la que señala el impacto de un meteorito de gigantescas dimensiones como detonante de un cambio climático con nefastas consecuencias para la flora y la fauna del planeta.

La desaparición de los grandes reptiles dio paso a la Era Terciaria —que, junto con la Cuaternaria, forman el llamado Cenozoico—.

Durante ésta, los mamíferos, aprovechando el vacío dejado por los saurios, se multiplicaron y diversificaron, imponiendo su dominio sobre el resto de vertebrados. De las 10 familias que existían al iniciarse el primer periodo de la Era Terciaria, el Paleoceno, se pasó a casi 80 en el Eoceno —tras sólo 10 millones de años de evolución—. Muchas familias de mamíferos modernos, por su parte, datan del Oligoceno —es decir, de hace entre 35 y24 millones de años—, y fue en el Mioceno —hace entre 24 y 5 millones de años- cuando se registró la mayor diversidad de especies. En este último período aparecieron los primeros y más primitivos hominoides, como los Proconsul, Diyopithecus y Rarnapithecus.

A partir del Mioceno, el número de mamíferos empezó a declinar y, como consecuencia de los profundos cambios climáticos que se produjeron durante el Plioceno, hace unos 2 millones de años muchas especies desaparecieron.

Estaba a punto de iniciarse la Edad del Hielo, la Era Cuaternaria o Neoceno, en la que un primate muy avanzado iba a imponer su dominio: el Homo.

LAS ERAS GEOLÓGICAS
(Las fechas que aparecen indican millones de años )

Era Arqueozoica

Precámbrico -4550 » Formación de la Tierra. Seres vivos.

Era Paleozoica

Cámbrico -570» Invertebrados.

Ordovício -480 » Vertebrados.

Silúrico -435» Plantas e invertebrados han colonizado tierra firme.

Devónico -405 » La era de los peces. Primeros anfibios.

Carbonífero -340 » Reptiles y grandes bosques de helechos.

Pérmico -280 » Coníferas. Reptiles mamifóides: los terápsidos.

Era Mesozoica

Triásico -230 » Dominio de los saurios. Primeros mamíferos.

Jurásico -180» Primeras aves.

Saurios gigantescos: dinosaurios.

Cretácico -130» Primeros mamíferos placentarios.

Era Cenozoica terciaria

Paleoceno -65 » Se inicia la era de los mamíferos.

Eoóeno -55 » Primeros primates.

Oligoceno -35 » Antropoides.

Mioceno -24 » Hominoides.

Pliocenp -5» Homínidos.

Era Cenozoica cuaternaria

Pleistoceno -2» Homo sapiens.

Holoceno -10.000 años » Actual.