Ecología: Comparta la Riqueza

El Impacto Ambiental En La Historia de la Humanidad Resumen

Resumen del Impacto Ambiental En La Historia de la Humanidad

El medio ambiente, como sabemos, constituye el entorno vital y, aplicado al ser humano, se puede definir como el conjunto de factores fisicoquímicos, biológicos, estéticos, culturales y económicos que interaccionan con él y la comunidad en que vive. Este concepto implica directa e íntimamente al ser humano no sólo en el ámbito espacial, sino también en el temporal, ya que el uso que la humanidad hace de determinado espacio se relaciona con su herencia cultural e histórica.

El medio ambiente provee al ser humano de materias pilmas y energía para su desarrollo sobre el planeta. Pero como indicamos en el capítulo 11, sólo una parte de esos recursos es renovable, y su tratamiento debe ser cuidadoso para evitar situaciones irreversibles.

El hombre, en el transcurso de los milenios, ha modificado sin cesar el ambiente físico y biológico en el que vive: ha construido ciudades y canales, ha excavado galerías para procurarse energía, ha descendido al subsuelo para buscar carbono, petróleo, metano y uranio; ha roturado terrenos esteparios e inmensos territorios forestales; ha matado innumerables animales terrestres y marinos para satisfacer sus necesidades alimentarias.

Si, por una parte, su acción ha contribuido a mejorar las condiciones de vida de la humanidad, por otra ha provocado enormes y graves trastornos ambientales. Especialmente durante las últimas décadas, de resultas del gran desarrollo industrial, el hombre ha causado distintas formas de contaminación del ambiente.

Aire, agua y suelos están gravemente afectados; la radioactividad está alcanzando niveles alarmantes en grandes zonas del mundo. La contaminación acústica ha aumentado mucho en las grandes ciudades y llega a provocar daños al oído; más frecuentes son, no obstante, los perjuicios extraauditivos: sobre los sistemas nervioso y endocrino, sobre el estado psicológico y sobre los aparatos respiratorio y cardiovascular.

Las causas de la degradación ambiental no acaban ahí: la explotación de los recursos naturales se efectúa de un modo irracional, sin preocuparse por distinguir entre recursos renovables y recursos no renovables; la deforestación salvaje, además de destruir estos hábitats, provoca la erosión y su secuela: pérdida de la capacidad de retención hídrica de los suelos, desprendimientos de tierras, inundaciones; el avance de los desiertos elimina terrenos fértiles.

El uso indiscriminado de abonos y pesticidas ha envenenado ríos y mares. Pero hoy el hombre se ve obligado a contar con una disponibilidad limirada en cuanto a fuentes de energía. La escasez de los recursos exige una gestión racional del patrimonio natural a disposición del hombre.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

A lo largo de la historia de la humanidad se produjeron cambios sustanciales en la forma de valorar el medio ambiente que no se han dado por igual ni han sido los mismos en todo el planeta, y que han tenido gran influencia sobre las culturas y religiones de los diferentes lugares.

A modo de simplificación, estos cambios se pueden englobar en cuatro etapas: una primera de yugo (la naturaleza domina al hombre); otra de exploración y enfrentamiento en igualdad de condiciones; otra en que se ejerce progresivo control (el hombre domina a la naturaleza), y una cuarta y última etapa abierta que podrá ser de destrucción o de integración.

1. El hombre dominado por la naturaleza

homo habilis

El primer homínido, Homo habilis, era un organismo que competía con otras especies por el alimento y el abrigo y que no contaba con grandes ventajas sobre el resto de los seres vivos. Éstos representaban para nuestros ancestros o bien enemigos, recursos o le eran indiferentes.

Pero cuando Homo erectus comenzó a dominar el fuego y «doblegó» el bosque, la incipiente humanidad explotó los recursos con más eficacia, en la medida justa para satisfacer sus necesidades sin producir la desaparición de las especies, de un modo que hoy se llamaría sustentable. Más tarde, Homo sapiens neanderthalensis perfeccionaría las herramientas, los utensilios, como arpones y lanzas, y comenzaría a aventajar paulatinamente a otras especies, explotando mejor los recursos.

2. El hombre como testigo de la naturaleza

arte rupestre un toro

Con el hombre moderno, Homo sapiens sapiens, comenzó la etapa de análisis y observación de la naturaleza. Aunque también pudo haber comenzado en esta etapa la primera clara evidencia de impacto ambiental, por ejemplo, con la extinción de algunas especies de mamíferos al llegar los primitivos pobladores humanos a América.

El hombre moderno pudo luchar de igual a igual con la naturaleza y hasta «tomarse un tiempo» para contemplarla y recrearla en sus pinturas rupestres. Y a medida que fue ejerciendo cierto grado de control, como lo hizo con el desarrollo de la agricultura y de ¡a ganadería hace 10.000 años a.C. (Revolución Neolítica), pasó paulatinamente de una situación de enfrentamiento a otra de yuxtaposición.

Este período corresponde a momentos clave de la civilización que permitieron desarrollar la curiosidad de los naturalistas, quienes dirigieron su atención a la multitud de organismos y procesos que hay en la naturaleza, aunque sin interés por conocer la Interacción de nuestra especie con los ecosistemas ni considerar el desarrollo, y duró hasta la época de los grandes inventos.

3. El hombre domina a la naturaleza

torres de petroleo

El desarrollo de la civilización trajo aparejada una gradual transformación de los ecosistemas, y ya en la antigua Grecia se originaron problemas ambientales de erosión, desertlficación y contaminación por excesivo uso de fertilizantes. Pero estos procesos comenzaron a agravarse al comienzo de la Revolución Industrial, cuando empezaron a explotarse como fuentes de energía el petróleo, el carbón y el gas natural, dando comienzo así al deterioro de la calidad del agua y del aire.

Más tarde, con la construcción de represas hidroeléctricas, el desarrollo de las centrales nucleares, el crecimiento de las ciudades, el creciente uso de nuevas tecnologías aplicadas a todas las actividades humanas, etc., comenzó una etapa en que el hombre sojuzgó completamente a la naturaleza, llegando a hacer peligrar su existencia.

4. El hombre ¿destruirá a la naturaleza o se integrará con ella?

incendio forestal

El ser humano ha llevado al medio ambiente hasta un colapso casi total, al punto de producirse una paulatina y continua pérdida de la biodiversidad. Las actividades humanas contaminan cada vez más el aire, el agua y el suelo, cambian el paisaje, agotan muchos recursos minerales, forestales y energéticos, deterioran la capa de ozono y producen un cambio climático global.

En este contexto, el reconocimiento de que la humanidad es un elemento más de la naturaleza resulta fundamental y comienza a despertar en muchas conciencias. El futuro del planeta dependerá del comportamiento actual de nuestra especie. El incesante crecimiento del consumo de recursos debe ser sustituido por otro cada vez más sostenible y equilibrado.

Fuente Consultada:
Biologia y Ciencias de la Tierra Editorial Santillana Polimodal Cuniglio, Barderi, Bilenca, Granieri y Otros
Enciclopedia Temática Espasa – La Ecologia –

Evitar Envases de Plasticos Consejos Como ayudar al Planeta Tierra

Evitar Uso de Envases de Plásticos

EVITAR EL USO DE ENVASES DE PLÁSTICO O DESCARTABLE: Los estadounidenses tiran por año tal cantidad de vasos, cucharita, tenedores y cuchillos de plástico o de papel, que, puestos en círculo, darían 300 vueltas a la Tierra. Usted toma el último sorbo de café y hace un tiro con efecto al cesto de la basura. Ya es hora de ponerse a trabajar. ¿La escena le resulta conocida? Probablemente sí: en los Estados Unidos, un oficinista usa 500 vasos descartables por año.

 LOS DESCARTABLES
• Todos esos vasos de plástico no desaparecen por arte de magia.
La mayoría de los vasos de café están hechos con espuma de poliestireno, un material que nunca se descompone, lo tire donde lo tire.

• Los vasos de papel no se rompen fácilmente, tampoco. De hecho, en el relleno sanitario —donde termina todo el material descartable— casi nada se rompe. Todo queda tal cual es.

• Estos dos tipos de materiales descartables se fabrican con recursos naturales y producen contaminación. Por ejemplo: la espuma de poliestireno se hace con un derivado del petróleo, que es carcinógeno, y se llama benceno. Los vasos de papel se blanquean, y este proceso agrega dioxinas tóxicas en nuestras vías fluviales.

• La industria del plástico “vende” los vasos de espuma de poliestireno como si fueran “reciclables”. Técnicamente, esto es cierto. Pero, prácticamente hablando, no es verdad. Hay muy pocos centros de reciclaje en los Estados Unidos y los vasos no se. reciclan para producir nuevos vasos, por lo que el reciclaje no reduce la contaminación ni el consumo de recursos naturales.

COSAS SIMPLES DE HACER
• Déle a cada empleado un jarro de cerámica; puede ser con el logotipo de su compañía o con un mensaje en pro del medio ambiente.
• 0 disponga jarros resistentes, no vasos de plástico, al lado de la cafetera o en el comedor.
• No compre cucharitas de plástico: tenga cucharas de metal siempre a mano.
• Si tiene un lugar para lavar los platos, compre platos de plástico durable para los empleados.
• Haga un trato con la cantina o el bar de su empresa para que ofrezca un descuento a los empleados que lleven su propio jarro de café.
• También hable con los dueños de los negocios cercanos a su empresa para que hagan descuentos a los empleados que llevan sus propios jarros. Si venden comidas, trate de que les dejen llevar sus propios platos o fuentes de plástico, en vez de usar los descartables del restaurante.

¿SABÍA QUE…?
• En 1990, Schnuck Markerts de St. Lóuis dejó de repartir vasos de espuma de poliestireno gratuitamente. Sus 500 empleados recibieron un jarro blanco de cerámica para tomar café, con el logotipo de la compañía. Ahora, los empleados que quieren vasos de plástico deben pagarlos. Por supuesto, no todo el mundo usa el jarro, pero, de acuerdo con Bar Vogel, a cargo del servicio de comidas, aun así, la compañía ahorra 2.000 vasos de plástico por mes.

VENTAJAS
Para su empresa:
• Comprados al por mayor, los jarros de cerámica cuestan unos u$s 2,50. Los vasos de espuma de poliestireno cuestan unos u$s 3,35 por año por empleado, siempre y cuando cada persona use sólo uno por año.
Para la Tierra:
• Si 10 millones de personas usaran su propio jarro de cerámica en la oficina todos los días, podríamos eliminar 5.000 millones de vasos de plástico.
•Puestos en hilera, esto representa un ahorro anual de cincuenta metros de relleno sanitario por persona; es decir, un total de 500.000 kilómetros de basura por año.