Conspiración de Alzaga

El Ultimo Soldado de San Martin:Anecdotas de Historia Argentinas

El Ultimo Soldado de San Martin:Anecdotas de Historia Argentinas

EL ULTIMO SOLDADO DE SAN MARTÍN
Eufrasio Videla

Don Eufrasio Videla, fotografiado en 1910 por «Caras y Caretas» (Número 607 del 21-05-10)

el ultimo soldado de san martín (Eufrasio Videla)

– «yo había llegado con los que salimos de San Juan..».

– ¿Peleó usted?

– ¡Y como no! Ahí en el «zanjón» de Maipo, cuando ya no quisieron pelear más.

– ¿Y como empezó la cosa?

– …nosotros estábamos en la parte de aquí – prosigue don Eufrasio y al hacerlo sale al descanso de la escalera poniendo cara a los Andes – y como en la parte de allí enfrente, en un cerrito blanco, estaban los godos.

– Flojazos ¿verdad?

– Hum… ¡fieros habían sido!; Peleamos y peleamos y no aflojaban…

Después no quisieron pelear más cuando vieron que nosotros tampoco aflojábamos  (Del reportaje al último soldado de San Martín, hecho por Caras y Caretas en Mendoza, el 22 de marzo de 1910)

¡No nos mire, don Eufrasio! … estamos llenos de vergüenza.

¿Que hicimos con lo que usted nos dejó? ¿Que quedó de todo eso?.

Cuando lo fotografiaron los Argentinos éramos ricos ¿todos?….

¿Y a usted como le  agradecieron nuestros abuelos?.

Ahora ya no peleamos …. aflojamos hace mucho tiempo; aflojamos don  Eufrasio.

Pero su mirada cansada, que nos llega de tan lejos puede volvernos a despertar. ¡No afloje, don  Eufrasio!

LA PATRIA AÚN VIVE EN LA MEMORIA DE SUS HIJOS

Por:Eduardo Rosa

Temas Relacionados:

• Encuentro de Yatasto Entre San Martin y Belgrano
• Historia del Sable Corvo de San Martin
• Historia del Amor y Matrimonio de San Martin
• Logia Lautaro Sociedad Secreta Objetivos de San Martin

Enlace Externo:• San Martín y el Cruce de los Andes

Primer Triunvirato Creación, Integrantes, Obras y Objetivos

Primer Triunvirato Creación, Integrantes, Obras y Objetivos

►ANTECEDENTES:

A fines de junio la delicada situación de la Junta Grande se tornó más crítica. Comenzaron a circular en Buenos Aires noticias alarmantes, según las cuales el ejército destacado en el Alto Perú se había sublevado como protesta por la entrega de estos territorios a la dominación de la Princesa Carlota.

La tensión se agravó el 20 de julio cuando se conoció en la capital la noticia del desastre de Huaqui, que dejaba todo el Norte en poder de los enemigos.

Debido al contraste la Junta Grande se vio forzada a levantar el sitio de Montevideo y, como réplica, naves realistas a las órdenes de Juan Ángel Michelena bloqueaban y cañoneaban el puerto de Buenos Aires.

Fue necesario pactar con el enemigo y se envió a Montevideo una comisión integrada por Gregorio Funes, Julián Pérez y José Paso.

La Junta Grande dispuso a fines de agosto que Cornelio Saavedra se trasladara al Norte del territorio para reorganizar el ejército recientemente derrotado. Trascendió en la capital que el alejamiento del presidente obedecía al propósito de eludir la delicada situación.

Aunque disuelta la Sociedad Patriótica, los opositores porteños no cesaban en su actividad y hacían responsable al gobierno de todos los fracasos.

Argumentaban que la mayoría provinciana integrante de la Junta carecía de prestigio y eficacia por su excesivo número; además, se decía que estaban bajo la influencia de elementos «carlotistas».

La oposición porteña sostenía la necesidad de elegir cuanto antes los dos diputados por Buenos Aires, para que el Congreso pudiera convocarse a la brevedad.

La Junta accedió al requerimiento, pero dispuso una serie de reformas al sistema de elección, lo que motivó su rechazo por el Cabildo, que desde esos momentos apoyaba a la facción morenista «como defensor de los derechos de la capital».

Debido a la agitación pública y ante exigencias del Cabildo, el 16 de setiembre fue separado de su cargo el secretario de la Junta Grande, doctor Joaquín Campana; éste debió partir a corto plazo rumbo a San Antonio de Areco.

El curso de los acontecimientos determinó que la Junta convocara el 19 de setiembre un Cabildo abierto para elegir los dos diputados por Buenos Aires y «un apoderado del pueblo».

Practicado el escrutinio resultaron electos diputados Chiclana y Paso, y representante del pueblo Sarratea.

Primer Triunvirato (23 de setiembre de 1811 al 12 de octubre de 1812):

El 23 de setiembre de 1811 quedó constituido el nuevo gobierno creado por la Junta Grande. Tres triunviros y tres secretarios formaban el Poder Ejecutivo.

Los miembros de la Junta Grande constituyeron el Poder Legislativo de la nueva administración, con el título de Junta Conservadora, en representación directa del pueblo. Este cuerpo dictaría las leyes que el Triunvirato debía aplicar.

El poder judicial quedaba integrado por varios tribunales.

El Primer Triunvirato (23 de setiembre de 1811 al 12 de octubre de 1812), estaba integrado por Feliciano Chiclana, Manuel de Sarratea y Juan José Paso. Bernardino Rivadavia, Vicente López y Planes y José Julián Pérez fueron los tres secretarios.

Juan José PasoJuan José Paso

Feliciano ChiclanaFeliciano Chiclana

Manuel de Sarratea

Manuel de Sarratea

Rivadavia fue el alma del nuevo gobierno e imprimió a la acción del Primer Triunvirato el sello de su fuerte personalidad.

Contribuyeron a vulnerar su obra las circunstancias adversas de la lucha por la liberación del país y las pasiones políticas desatadas.

► Acciones

El Primer Triunvirato inicialmente actuó con energía contra la reacción española en Buenos Aires.

Sofocó una contrarrevolución realista inspirada y dirigida por Martín de Alzaga, que debía estallar a fines de junio de 1812 con el apoyo de los portugueses.

Descubierta la conspiración, Alzaga y los demás conjurados fueron condenados a muerte en juicios sumarios.

Alzaga fue fusilado el 5 de julio en la prisión y después colgado en la Plaza Mayor.

Beruti relata en sus Memorias que cuando murió, el público vitoreó a la Patria y las bandas militares ejecutaron la Canción Patriótica.

Igualmente violentas fueron algunas medidas de orden interno. Al poco tiempo de asumir el poder, los triunviros destituyeron a Saavedra del cargo que se le habla confiado en el ejército del Norte; después fue procesado y desterrado.

Así terminó la carrera política del presidente de las Juntas revolucionarias; Saavedra concluyó siendo la víctima principal del golpe del 6 de abril de 1811, efectuado sin su intervención.

El 22 de octubre de 1811 la Junta Conservadora aprobó el Reglamento Provisorio, redactado por el deán Funes, por el cual el Triunvirato quedaba completamente sometido a la Junta.

Por instigación de Rivadavia, los triunviros fueron sorprendidos por esta resolución que los despojaba de sus principales atribuciones, sometieron entonces el Reglamento a la consideración del Cabildo, cuerpo que por su carácter local no tenía autoridad para oponerse a la resolución de la Junta Conservadora.

El Cabildo, no obstante, aconsejó el rechazo del Reglamento, y el Triunvirato así lo hizo inmediatamente. Como la Junta Conservadora desconoció tal actitud y publicó el Reglamento, el Triunvirato la disolvió el 7 de noviembre de 1811.

Poco tiempo después, en el mes de diciembre, se produjo en el Regimiento de Patricios un motín llamado El motín de las trenzas y la opinión pública acusó a los miembros de la disuelta Junta Conservadora de haberlo provocado.

El Triunvirato tomó entonces una decisión radical ordenando a los diputados provinciales el inmediato retorno a sus localidades. Este hecho tuvo honda repercusión posterior e inició el dramático conflicto entre Buenos Aires y las provincias, que debía durar más de medio siglo.

Es necesario considerar que el Primer Triunvirato, como los gobiernos anteriores, tendría carácter provisional.

El país no era aún independiente; y aunque todos los patriotas luchaban con el firme propósito de separarse de España se continuaba usando en los documentos oficiales el nombre de Fernando VII, el monarca español.

Sin embargo el Triunvirato tomó una decisión que revelaba cierta tendencia separatista, estableciendo que los soldados debían usar la escarapela celeste y blanca como distintivo, aunque no aprobó la bandera.

Como hemos podido apreciar al estudiar las campañas militares de la Revolución, el Primer Triunvirato no tuvo éxito en la defensa militar de la causa revolucionaria.

Rechazado nuestro ejército en el Alto Perú y fracasada la primera campaña contra Montevideo, centro realista, el país se vio seriamente amenazado por las tropas de España.

Además, en tan adversas circunstancias, el Primer Triunvirato adoptó medidas inoportunas; celebró un armisticio con el gobernador de Montevideo y ordenó a Belgrano retroceder con el ejército del Norte hasta Córdoba, orden que Belgrano no acató.

Integraban el Primer Triunvirato hombres cuya posición política era intermedia entre los saavedristas y los morenistas más definidos.

Estos últimos no formaban parte del gobierno; carentes de un jefe desde la muerte en alta mar de Mariano Moreno, se habían agrupado. en una nueva Sociedad Patriótica.

Nuevamente también era el café de Marco la sede de las reuniones que, por cierto, eran públicas.

Dirigía a sus antiguos miembros, casi todos jóvenes y entusiastas defensores de la independencia, don Bernardo de Monteagudo, conocido revolucionario que había actuado en el movimiento de Chuquisaca, en 1809.

Monteagudo era un orador brillante y de un espíritu inquieto y batallador.

En los primeros meses de 1812 llegaron procedentes de Europa varios distinguidos oficiales criollos que habían iniciado su carrera militar en el ejército español, combatiendo en la Península contra los ejércitos franceses de Napoleón.

Lograron pasar secretamente a Inglaterra, desde donde vinieron a Buenos Aires para ofrecer sus servicios a las armas patriotas; los principales era San Martín y Alvear.

Estos oficiales compartían con los morenistas el anhelo de proceder con energía, organizando el país como Estado soberano, sin vínculos con España; poco después de su llegada estos militares organizaron una sociedad secreta, llamada Logia Lautaro, cuyo objeto era lograr que los países sudamericanos se emanciparan de España.

Ver:Inestabilidad Política Argentina 

DESARROLLO Y ATRIBUCIONES DEL PRIMER TRIUNVIRATO:

— A mediados de 1811 la situación era difícil. El Ejército del Norte había experimentado el desastre de Huaqui. Las naves españolas con asiento en Montevideo bloqueaban y cañoneaban al puerto de Buenos Aires.

Los patriotas estaban divididos en grupos antagónicos: saavedristas, morenistas y provincianos.

La Junta Grande dispuso que Saavedra se trasladase al norte a reorganizar el ejército derrotado.

En medio de tensiones la Junta dispuso convocar el 19 de septiembre un Cabildo Abierto para que el pueblo de Buenos Aires eligiera dos diputados y un apoderado del pueblo. Fueron electos Chiclana, Paso y Sarratea.

— Dada la necesidad de un gobierno capaz de hacer frente a la situación se decidió la creación de un ejecutivo, cuyas funciones quedarían sometidas a disposiciones que dictaría la Junta.

Se estableció un ‘TRIUNVIRATO integrado por Chiclana, Sarratea y Paso, diputados por Buenos Aires al Congreso General. Se nombró secretarios a Rivadavia, Julián Pérez y Vicente López.

Por decreto del 23 de septiembre la Junta Grande se convirtió en JUNTA CONSERVADORA, que retenía las atribuciones legislativas.

No tardaron en surgir diferencias entre la Junta y el Triunvirato; una representaba el sentir provinciano encarnado en el Deán Funes; otra, el centralismo porteño, encarnado en Rivadavia. Ambos aspiraban al predominio político.

El gobierno se intitulaba oficialmente: «Gobierno Superior de las Provincias del Río de la Plata a nombre del Señor don Fernando VII».

La Junta Conservadora elaboró un REGLAMENTO ORGÁNICO a que debía atenerse el Triunvirato, liste Reglamento, que nunca se aplicó, fue la primera Constitución argentina. Establecía la separación de poderes.

La Junta conservaba el poder de nombrar a los miembros del Triunvirato que durarían un año y medio en sus funciones, siendo responsables ante la misma Junta.

El Triunvirato no vio con agrado el Reglamento, por cuanto la Junta reservaba para sí muchas atribuciones. Lo envió al Cabildo pidiendo su opinión.

El Cabildo estableció que dicho Reglamento carecía de valor por cuanto había sido aprobado sin la presencia de los diputados de Buenos Aires. 

La Junta Conservadora publicó el Reglamento y lo envió a las provincias. Rivadavia disolvió la Junta, derogó el Reglamento y expulsó de Buenos Aires a los diputados provinciales. Fue el comienzo de la anarquía argentina.

El 22 de noviembre el Triunvirato publicó el ESTATUTO PROVISIONAL redactado por Rivadavia.

En él se establecían facultades discrecionales para el ejecutivo que podía «adoptar cuantas medidas crea necesarias para la defensa y salvación de la patria según lo exija el imperio de la necesidad y las circunstancias del momento».

El Triunvirato tomaba una actitud claramente dictatorial.

El estatuto contemplaba la reunión de una Asamblea General, compuesta por el Cabildo, diputados de los pueblos y vecinos de Buenos Aires, que «acordaría con el gobierno las medidas a tomar».Asimismo obligaba al gobierno a reunir un CONGRESO DE LAS PROVINCIAS UNIDAS para establecer una constitución.

— La Asamblea General quedó constituida el 4 de abril de 1812. Era legislativa, no constituyente.

La formaban diez miembros del Cabildo de Buenos Aires, treinta y tres representantes porteños y once provincianos.La primera resolución de la Asamblea fue nombrar al coronel Pueyrredón en lugar de Paso, cuyo mandato había terminado. Estando Pueyrredón en el Ejército del Norte nombró como substituto a Díaz Vélez.

Este nombramiento disgustó a Rivadavia que ocupaba el cargo vacante y esperaba ser su titular. Se pusieron reparos a la facultad de la Asamblea para nombrar substitutos. Respondió la Asamblea que si tenía facultad para nombrar-titulares, también la tenía para nombrar substitutos.

— El 6 de abril la Asamblea se declaró a sí misma soberana.

Estableció con evidente exceso en sus atribuciones que «constituía la autoridad suprema sobre todas las demás en las provincias del Río de la Plata».Rivadavia como respuesta disolvió la Asamblea y suspendió al Cabildo «hasta nueva providencia».

El Triunvirato convocó a una nueva Asamblea que debía reunirse el 6 de octubre, cuyos miembros fueron elegidos sin intervención del vecindario. El Triunvirato había creado una asamblea con sus propios partidarios.

— El disgusto popular iba en aumento. El 8 de octubre las tropas al mando de San Martín y Alvear ocuparon la plaza de la Victoria, mientras grupos de civiles pedían la reunión de un Cabildo Abierto y constitución de un nuevo gobierno.

Se reunió Cabildo Abierto, se destituyó a los miembros del Primer Triunvirato formulándoles graves cargos y se eligió un nuevo Triunvirato formado por Paso, Rodríguez Peña y Alvarez Jonte.

— Una de las primeras medidas tomadas por el nuevo Triunvirato, el 24 de octubre, fue convocar una ASAMBLEA GENERAL CONSTITUYENTE.

Fuente Consultada:
Educación Democrática de Argentino Moyano Coudert – Texto Para 3º Año – Tercera Edición- Editorial Guadalupe

Temas Relacionados:

Reformas y Conflictos de la Asamblea del Año 1813
El Directorio de Gobierno Argentino:Gervasio Posadas
Segundo Triunvirato, Logia Lautaro y la Revolucion 1812
Primer Triunvirato Creación, Integrantes, Obras y Objetivos
La Conspiracion de Alzaga:Traiciones en la Historia Argentina
La Sociedad Patriotica y el Club Marco, el Espiritu Independencia
Asonada del 5 de Abril:Revolucion de los Orilleros en Apoyo a Saaveedra

Creación de la Junta Grande de Gobierno de 1810:Objetivos y Causas

Creación de la Junta Grande de Gobierno de 1810

A las Juntas Revolucionarias (Primera Junta, mayo a diciembre de 1810 y Segunda Junta o Junta Grande, diciembre 1810 a setiembre 1811), sucedieron dos Triunviratos, los que se extendieron respectivamente desde 1811 a 1812 y desde 1812 hasta 1814, en que se inició el Directorio que finalizó en 1820.

Ya hemos dicho que, instalada la Junta, comenzó a surgir antagonismo entre sus miembros, siendo líderes de los grupos Moreno y Saavedra.

Las dos tendencias (conservadores y radicales) se enfrentaron por primera vez con motivo de la orden de los fusilamientos en Córdoba; aquí Moreno hizo prevalecer la doctrina de la inflexibilidad del castigo como garantía de la salvación pública.

Cornelio SaavedraPero la profundidad de la brecha creada hizo crisis con motivo de la cumplimentación, por parte de los cabildos del interior, de la circular del 27 de mayo.

Como la Primera Junta era provisional, una de sus primeras disposiciones fue solicitar a los cabildos del interior el envío de diputados a Buenos Aires para adoptar resoluciones decisivas.

A fines de junio comenzaron a llegar a Buenos Aires los diputados electos por los Cabildos del interior, con documentos relativosa sus poderes y la misión que les era encomendada.

Los poderes de los diputados permiten apreciar la opinión de los pueblos del interior en esos momentos.

En general los textos están redactados con vaguedad y carecen de una orientación definida.

La mayoría de los representantes partieron con la certeza de que debían reunirse en un Congreso, y estaban advertidos para impedir cualquier intento  de centralismo   avasallante  por   parte  de   Buenos  Aires.

El plan concebido por los adversarios de Moreno consistía en incorporar esos representantes a la Junta con carácter de vocales, para dar satisfacción a Saavedra —desprestigiando al secretario— y aplazar la reunión del Congreso.

La fracción conservadora deseaba que el movimiento revolucionario continuara sin definirse, a la espera de los sucesos que agitaban la península.

Al no reunirse el Congreso no podía dictarse una Constitución, ni tampoco cortar definitivamente los vínculos políticos con España.

 ►La Junta Grande

A mediados de diciembre ya se conocía el nombramiento de catorce diputados, nueve de los cuales ya estaban en Buenos Aires, entre ellos el Deán Gregorio Funes —representante de Córdoba— quien se solidarizó con Saavedra pues ambos coincidían en que Moreno se adelantaba a los sucesos en una actitud que podría perjudicar a la Revolución.

Con motivo del decreto del 6 de diciembre —que fue muy censurado por la opinión opositora— el Deán propuso a Saavedra la incorporación de los diputados.

En la sesión del 18 de diciembre, la Junta en pleno recibió a nueve diputados y en nombre de ellos habló el Deán Funes.

Argumentó que Buenos Aires «no tenía títulos legítimos para elegir por sola gobernadores» y que a la Junta «no se le presentaba otro remedio más legal, seguro y equitativo, que la asociación de los diputados a los vocales».

Mariano Moreno

Los diputados provinciales apoyaban a Saavedra y resistían el enérgico plan de Moreno; como eran doce, la mayoría de la Junta iba a ser saavedrista.

Moreno se opuso a la incorporación de los diputados provincianos, pero su moción no fue atendida, por lo cual presentó su renuncia; se le encomendó entonces una misión diplomática en Gran Bretaña.

No pudo cumplir tampoco esta importante tarea por que falleció en alta mar el 4 de marzo de 1811.

Funes sostuvo que el gobierno no contaba con la confianza pública y entonces «era necesario reparar esta quiebra con la incorporación de los diputados que los mismos descontentos reclamaban».

La mayoría de los vocales se mostraron contrarios a la incorporación de los representantes del interior.

Su oposición se basó en los fundamentos siguientes:

a) el propósito de los diputados era integrar un congreso;

b) no debían incorporarse a la Junta porque ésta era un organismo provisorio; y

c) la invitación que figuraba en la circular del 27 de mayo «había sido rasgo de inexperiencia, que el tiempo había acreditado después enteramente  impracticable».

Para solucionar el problema se dispuso efectuar una votación conjunta, es decir, «reunidos los vocales con los diputados presentes». Catorce lo hicieron en favor y sólo dos —Moreno y Paso—se opusieron.

Con la incorporación de los diputados provinciales quedó constituido un nuevo organismo provisorio de gobierno que se llamó Junta Grande.

A partir de ese momento —dice el historiador Ravígnani— «surge un nuevo elemento político: el factor provincia.

Comienza por tener la consistencia de una facción para convertirse en partido, que gravitará de una manera singular en la contextura del Estado argentino».

 lord StrangfordEn mayo la Junta envió una nota a lord Strangford (imagen izq.) , representante británico ante la corte de Río de Janeiro, explicándole los motivos de su instalación y asegurándole su propósito de conservar el Río de la Plata para Fernando VII, contra las ambiciones de Napoleón.

El diplomático inglés contestó en forma cordial, y desde entonces fue por varios años un interesado consejero y colaborador de la incipiente diplomacia argentina.

A fines del mismo mes, el capitán de navío Matías Irigoyen partió en misión secreta ante el gabinete de Londres, con el objeto de interesarlo en favor de la Revolución; Mariano Moreno debía proseguir las negociaciones; lo suplió su hermano Manuel.

La Junta también procuró estimular los movimientos producidos en otros lugares de América, y a ese efecto envió a Chile a Antonio Alvarez Jonte, que había residido en aquel país.

Llevaba la misión de colaborar con los patriotas chilenos en la creación de un gobierno propio y pactar luego una alianza con éste.

Al llegar a Santiago ya se había instalado ese gobierno el 18 de setiembre de 1810, y se contrajo al segundo punto, proponiendo un tratado de carácter político y comercial que se denominaría Primera Unión del Sud.

El 18 de diciembre de 1810 con la incorporación de los diputados provinciales quedó formada la Segunda Junta o Junta Grande.

► La Interna Saavedra-Moreno

Los morenistas quedaban en minoría en el gobierno; sus partidarios, pertenecientes casi todos a la juventud porteña ilustrada, formaron una agrupación política que habría de influir posteriormente en forma decisiva en la marcha de la revolución, la Sociedad Patriótica, que se reunía en un local situado a una cuadra de la Plaza de Mayo, el café de Marcos.

Moreno había sostenido que un gobierno de muchos miembros era inconveniente.

Los hechos le dieron la razón; la Junta Grande era demasiado numerosa para gobernar con eficacia.

El grupo saavedrista, triunfante en diciembre de 1810, perdió terreno en los meses siguientes.

La minoría morenista de la Junta estaba apoyada desde afuera por laSociedad Patriótica, que fomentaba una enérgica campaña de oposición.

La fracción saavedrista de la Junta Grande, alarmada por su creciente impopularidad, resolvió dar un golpe de fuerza, que preparó sin darle conocimiento a su jefe, Cornelio de Saavedra.

Reunió, en la noche del 5 al 6 de abril de 1811, varios regimientos que le eran adictos y una gran multitud compuesta de gentes de los suburbios, que exigieron la renuncia de los miembros morenistas de la Junta: Vieytes, Rodríguez Peña, Azcuénaga y Larrea.

Pidieron además que Belgrano fuera procesado por su derrota en el Paraguay, y el destierro de muchos distinguidos ciudadanos conocidos por su adhesión a las ideas de Moreno.

Beruti en sus Memorias Curiosas dice que esta contrarrevolución, como llama al golpe de estado del 5 y 6 de abril, fue hecha “por las heces del pueblo agricultor, el indecente pueblo del campo”.

Se refiere a la gente de los suburbios, los “orilleros”, movilizados por Tomás Grigera, alcalde de las quintas y el doctor Joaquín Campana, abogado de prestigio en las orillas.

Cuando se supo en la capital que el ejército del Norte había sido completamente derrotado en Huaqui —recordemos que este desastre tuvo lugar el 20 de junio de 1811—, la hostilidad contra los miembros de la Junta Grande adquirió extrema violencia.

Los saavedristas, que habían asumido toda la responsabilidad del gobierno y de la conducción de la guerra, comprendieron que debían acceder a las exigencias populares; alejaron a Saavedra de la ciudad, confiándole la inspección del ejército del Norte, y aceptaron la formación de un nuevo gobierno, compuesto de sólo tres miembros, cuya posición política denunciaba claramente el predominio morenista.

Fuente Consultada:
HISTORIA 5 Historia Argentina
José Cosmelli Ibañez
Editorial Troquel

Temas Relacionados:

Reformas y Conflictos de la Asamblea del Año 1813
El Directorio de Gobierno Argentino:Gervasio Posadas
Segundo Triunvirato, Logia Lautaro y la Revolucion 1812
Primer Triunvirato Creación, Integrantes, Obras y Objetivos
La Conspiracion de Alzaga:Traiciones en la Historia Argentina
La Sociedad Patriotica y el Club Marco, el Espiritu Independencia
Asonada del 5 de Abril:Revolucion de los Orilleros en Apoyo a Saaveedra

Logia Lautaro Sociedad Secreta Objetivos de San Martin

Objetivos de la Logia Lautaro – Sociedad Secreta

Antecedentes:

En enero de 1812, San Martín se embarcó en la fragata George Canning (arriba, ese momento en un óleo de Norman A. Clarke), en compañía de Carlos de Alvear y de otros patriotas.

El 9 de marzo, la nave llegó a Buenos Aires, donde gobernaba el primer Triunvirato, que trataba de expandir la Revolución de 1810.

Alvear y San Martín fundaron una filial de la Logia de los Caballeros Racionales, que el Libertador rebautizó como Logia Lautaro.

Este nombre, fue tomado de un cacique araucano que en el siglo XVI se había sublevado contra los españoles y aludía, quizás a sus planes de liberación americana.

A principios de 1819, se fundó una filial de la Logia Lautaro en chile.

Este grupo intentó usar al Ejército Libertador para dirimir problemas internos, pero San Martín lo impidió.

logia lautaro

LA LOGIA LAUTARO:

El 9 de marzo de 1812 llegó a Buenos Aires, procedente de Europa, un grupo de americanos entre los cuales figuraban José de San Martín y Carlos María de Alvear para ofrecer sus servicios al gobierno.

Vinculados a las logias de americanos que funcionaban en Cádiz y Londres, los recién llegados establecieron en Buenos Aires una entidad similar, la Logia Lautaro o de los Caballeros Racionales.

Esta institución secreta estuvo conectada con la Sociedad Patriótica y gravitó sobre todo en sectores ilustrados de la población y en el ejército.

Las reglamentaciones referentes a la organización de esta logia no han llegado a nosotros, pero es muy probable, que fueran similares a las de su filial chilena, ya que su constitución fue copiada por O’Higgins, quedando fundamentada en ella su verdadero objetivo: la independencia y la organización constitucional del país

OBJETIVO:

El objetivo de esta logia era lograr la independencia de América de los españoles, estableciendo un sistema republicano unitario y un gobierno unipersonal.

La primera filial de la Logia se fundó en Cádiz (España) en el año 1811, con el nombre de Logia Lautaro, en honor al caudillo mapuche llamado Lautaro, que llamó a su pueblo a sublevarse contra los conquistadores españoles de Chile en el siglo XVI.

Estaba inspirada en su organización en las logias masónicas, y en su inicio fue dirigida por José de Gurruchaga.

ESTATUTO DE LA LOGIA LAUTARO:

Gemía la América bajo la mas vergonzosa y humillante servidumbre, dominada con cetro de fierro por la España y por sus reyes, como es notorio al mundo entero, y lo han observado por tres siglos con justa indignación todas las naciones.

Llegó por fin el momento favorable en que disuelto el gobierno español por la prisión de su monarca, por sus observaciones repetidas, por la ocupación de la España, y por otras innumerables causas, la justicia, la razón y la necesidad demandaban imperiosamente el sacudimiento de este yugo.

Las provincias del Río de la Plata dieron la señal de libertad: se revolucionaron, han sostenido por diez años su empresa con heroica constancia; pero desgraciadamente sin sistema, sin combinación y casi sin otro designio que el que indicaban las circunstancias, los sucesos y los accidentes.

El resultado ha sido haber dado lugar a las querellas de los pueblos, al extravío de la opinión, al furor de los partidos y los intereses de la ambición, sin que los verdaderos amigos de la patria pudiesen oponer a estos gravísimos males otro remedio que su dolor y confusión.

Mucho se ha dicho y discutido se San Martín perteneció o no a la masonería. Algunos lo ponen en duda, otros lo niegan rotundamente. La masonería lo toma como uno de sus miembros, talvez para apropiarse de su prestigio, como lo han hecho también con Rosas distintos grupos y asociaciones de los más diversos signos políticos, tendencias y colores.

Este ha sido el motivo del establecimiento de esta sociedad, que debe componerse de caballeros americanos, que distinguidos por la liberalidad de las ideas y por el fervor de su patriótico celo, trabajen con sistema y plan en la independencia de la América y su felicidad, consagrando a este nobilísimo fin todas sus fuerzas, su influjo, sus facultades y talentos, sosteniéndose con fidelidad, obrando con honor y procediendo con justicia bajo la observancia de las siguientes constituciones:

1º La logia matriz se compondrá de trece caballeros, además del presidente, vicepresidente, dos secretarios, uno por la América del Norte y otro por la del. Sur, un orador y un maestro de ceremonias. […].

2º El tratamiento del presidente y demás en la logia será de hermano, y fuera de ella el de Ud., llano, a excepción de los casos en que a presencia de otros el empleo y decoro público exijan el correspondiente tratamiento. No podrá ser admitido ningún español ó extranjero, ni mas eclesiástico que uno solo, aquel que se considere de mas importancia por su influjo y relaciones.

6º Tampoco podrán ser admitidos los hermanos ó parientes inmediatos.

7º Siempre que algún hermano fuese nombrado por el gobierno primero ó segundo jefe dé un ejército ó gobernador de alguna provincia, se le facultará para crear una sociedad subalterna, dependiendo de la matriz, cuyo número no excederá de cinco individuos, y entablando la debida correspondencia, por medio de los signos establecidos para comunicar todas las noticias y asuntos de importancia que ocurrieren. […].

9º Siempre que alguno de los hermanos sea elegido para el supremo gobierno, no podrá deliberar cosa alguna de grave Importancia sin haber consultado el parecer de la logia, á no ser que la urgencia del negocio demande pronta providencia; en cuyo caso, des-pues de su resolución, dará cuenta en primera junta ó por medio de su secretario, siendo hermano, ó por el de la logia. [..].

Leyes Penales:

1º El que dejáre de asistir por mera voluntad, siendo muy frecuentes sus faltas, será declarado inhábil pare cualquier empleo por el tiempo que juzgue la logia, y en caso que lo tenga será suspenso hasta nueva resolución.

2º Todo hermano que revele el secreto de la existencia de la logia, ya sea por palabras ó por señales, será reo de muerte, por los medios que se halle por conveniente.

Estatuto de la Logia Lautaro, según copia de puño y letra de Bernardo O’Higgins.

PARA SABER MAS…

En los primeros días de marzo de 1812 desembarcó en Buenos Aires un grupo de americanos, entre los que destacaron José de San Martín y Carlos de Alvear.

Procedentes de España habían arribado previo paso por el Reinos Unido, y lo hicieron en la fragata inglesa George Canning.

Ese itinerario no era casual ni inocente, no podían navegar desde España al Plata; Inglaterra era un antiguo centro de conspiración de los americanos independentistas y los mismos intereses británicos venían a coincidir parcialmente, por sus propias razones, con los planes revolucionarios de los hispanoamericanos.

 Así se había evidenciado en los años anteriores por los contactos de Francisco Miranda con el gobierno inglés y con personajes como el comodoro Home Popham.

Hacia 1800 el general escoses Sir Thomas Maitland había elaborado un plan para atacar el poder español en América del Sur que incluía el control previo de Buenos Aires y el ataque al Perú a través de Chile mediando un cruce militar de la Cordillera de los Andes.

El investigador Rodolfo H. Terragno que descubrió el original de dicho plan en un archivo de Edimburgo, expone como posible que San Martín haya conocido aquel proyecto a través de sus contactos ingleses o escoceses.

También es cierto que dicha; idea pudo deducirse de una inteligente lectura de los mapas de la época y nacer simultáneamente en varias cabezas.

Intensos y secretos lazos unían a los recién llegados con las logias secretas liberales que actuaban en Europa, vinculadas directa o indirectamente con la masonería, de cuyos ritos participaban.

Fundaron en Buenos Aires una filial de la Logia de los Caballeros Racionales, cuya meta principal era la independencia nacional y la organización constitucional del país.

(Según la historiadora Patricia Pasquali, el nombre de «Lautaro» habría surgido desde 1816 y no en sus orígenes en Cádiz ni en el momento de su instalación en el Plata, en 1812.).

Vinculada a la activa y pública Sociedad Patriótica seguidora del ideal morenista, la Logia ejerció fuerte influencia política hasta 1820.

Su existencia y actuación en el Plata fueron ya reveladas en el siglo pasado por las investigaciones de Bartolomé Mitre, quien escribió en su Historia de San Martín…:

«De 55 miembros que formaron parte de ella en aquella época cuatro fueron fundadores, a saber: San Martín, Alvear, Anchoris y Zapiola, que de ellos 24 eran del partido personal de Alvear y 13 de San Martín, que tres formaban parte del poder ejecutivo y 26 de la Asamblea Constituyente del año XIII…»

Esa división en «partidos», sus contradicciones y luchas internas demuestran, señalan los estudiosos, qué lejos estaba de tratarse de una organización monolítica que obedecía mandatos externos indiscutibles.

Al respecto, señala Patricia Pasquali: «La Logia de Buenos Aires se manejaba con total autonomía, tanto por su origen constitutivo como por su carácter de sociedad política…»

Fue una herramienta en la construcción del plan emancipadora escala americana.

Fuente Consultada: Historia Argentina Tomo I Desde La Prehistoria Hasta 1829.