Cuadro Sinóptico de Historia de Roma Antigua – Monarquía Republica e Imperio

Biografia de Juliano El Apostata Emperador Romano

Biografia de Juliano El Apóstata

En el Bajo Imperio, restablecida la autoridad imperial y las jerarquías administrativas del Estado, los dos grandes problemas que se presentaban tumultuosamente ante los emperadores eran el religioso y el de las invasiones bárbaras.

Los pueblos que rodeaban el Imperio — germánicos y persas — se presentaban cada vez más amenazadores, en busca del punto débil por donde vulnerar la cobertura de las fronteras y precipitarse como un alud sobre las ricas ciudades imperiales. Por otra parte, la cuestión religiosa distaba mucho de estar resuelta.

Juliano el Apostata
Flavio Claudio Juliano, conocido como Juliano II o, como fue apodado por los cristianos, «el Apóstata». Fue emperador de los romanos desde el 3 de noviembre de 361 hasta su muerte.
Fecha de nacimiento: 330 d. C., Constantinopla
Fallecimiento: 26 de junio de 363 d. C., Ctesifonte, Irak
Sucesor: Joviano
Lugar de sepelio: Iglesia de los Santos Apóstoles, Estambul, Turquía

Aunque Constantino el Grande, con sagaz previsión, había dado la mano a la Iglesia de Cristo y apoyado el sector ortodoxo, la debilidad de su obra se demostró en la política de sus dos sucesores más destacados: su hijo, Constancio II, convirtió el arrianismo en religión oficial del Estado; en cuanto a su sobrino, Flavio.

Claudio Juliano, una de las mentalidades más poderosas entre los sucesores de Constantino, puso todo su empeño en revalorizar el paganismo y elevarlo de nuevo a su función religiosa oficial.

Flavio Claudio Juliano era el hijo menor de Julio Constancio, hermanastro de Constantino el Grande, y de Basilina, hija del patricio Julio Juliano. Había nacido en Constantinopla a mediados de 331.

Cuando contaba seis años se había librado de la terrible matanza del año 337, por la que los tres hijos del difunto emperador (Constantino, Constante y Constancio) habían aniquilado a sus posibles competidores en el trono, o sea a los descendientes del segundo matrimonio de Constancio Cloro: los cuñados de Constantino, sus dos sobrinos Dalmacio y Anibaliano, seis nietos de Constancio Cloro y su hijo Julio Constancio. Sólo se habían salvado Galo y Juliano, hijos de este último.

Ni que decir tiene que tan horrible exterminio modeló para siempre el espíritu y la vida de Juliano. Después de la matanza fué confiado a la custodia del obispo Eusebio de Nicomedia, el cual le educó en el cristianismo; cursó sus estudios en las escuelas públicas de Nicomedia bajo la dirección de un eunuco.

Más tarde, fué trasladado al castillo de Macelo, cerca de Cesárea de Capadocia, pues Constancio II recelaba aún de sus primos. En este castillo, Juliano maduró la restauración del paganismo.

Se distinguió ya entonces por sus aspiraciones de héroe, por sus brillantes cualidades morales, por su belleza física, por su cultura vasta y dilatada.

En su amor a lo bello y a lo noble, Juliano buscó en vano la solución a su problema espiritual. No pudo hallarla en el Cristianismo, porque lo confundía con las personas de los asesinos de su familia, con aquel desagradable Constancio II, fanático odioso de la herejía arriana. Fué por esta causa que volvió sus ojos al mundo helénico. En la religión y normas morales y filosóficas halló la satisfacción de sus entusiasmos estéticos, políticos y militares.

Las circunstancias le permitieron ceñir la diadema imperial. En 353 Constancio II había visto cómo se restablecía a su provecho la unidad del Imperio.

Pero desde antes de que terminara su lucha contra el usurpador Magencio, habíase percatado de la imposibilidad de regir solo las posesiones imperiales. Así en 3151 se buscó un colaborador, aunque no un colega, en la persona de Galo, el hermano mayor de Juliano, con el título de César de Oriente.

Pero la frivolidad, la avidez y la incapacidad de Galo provocaron el odio de sus subditos. Constancio II le hizo ejecutar a últimos de 354.

En esta ocasión Constancio II estuvo tentado de ordenar la muerte de Juliano, quien entonces contaba 23 años y se distinguía por sus esplendentes cualidades.

Pero le salvó la intervención de la emperatriz Eusebia. De momento, fué desterrado a Atenas. Aquí intimó con personas destinadas a ocupar un papel relevante en el mundo cristiano, como Basilio de Cesárea y Gregorio Nacianceno. Pero Juliano, empapado del ideal neoplatónico de la escuela fundada en Alejandría por Plotino, perseveró en su neopaganismo.

A principios de 355 se hizo iniciar en los misterios eleusinos. Era su ruptura con el cristianismo.

A fines de 355, y a pesar de la repugnancia de Constancio II, éste tuvo que decidirse a confiar a Juliano el mando en la Galia, con el título de César (6 de noviembre).

La situación en las provincias occidentales era muy amenazadora: no sólo se había proclamado emperador en Colonia un tal Silvano, general franco, sino que los germánicos pretendían de nuevo forzar la línea del Rin.

A pesar de las burlas con que fué recibido por el ejército — se le denominaba el «estudiante grecicista» —, Juliano se impuso desde el primer momento por su energía, su amplitud de miras, su serenidad, su arrojo y su capacidad bélica y administrativa.

En el curso de cinco años derrotó a los alamanes y a los salios, expulsó a los invasores al otro lado del Rin, venció a los usurpadores y restableció en todas partes el orden, la justicia, la prosperidad y el bienestar.

Estos éxitos suscitaron, desde luego, los mayores recelos en el ánimo del emperador, quien vigilaba la actuación de Juliano a través de los altos funcionarios de que le había rodeado.

A fines de 360 las legiones de las Galias proclamaron emperador a Juliano en Lutecia (París). El César no dirigió este acto, sino que fué promovido por el disgusto de la tropa ante las exig-encias de Decencio, enviado de Constancio, para reclamar el envío de refuerzos que le auxiliasen en la campaña contra los persas.

Ante el hecho, ya inevitable, Juliano pidió al emperador que ratificara el acto y le considerase como colega. Al negarse Constancio, lo que significaba la muerte, decidió salvar la vida, conquistar el poder e imponer su reforma en el Estado.

En mayo de 361 emprendió una rápida campaña que, por el Danubio, le llevó a Sirmio, Naisos y, finalmente, ante Constantinopla.

Aquí le sorprendió la noticia de la muerte de Constancio II, ocurrida el 3 de noviembre de 361, cuando marchaba a oponerse con su ejército al de Juliano. De este modo se evitaba la guerra civil y el emperador lograba ser reconocido por todas las provincias del Imperio.

Su gobierno imperial fué muy breve. Se caracterizó por las mismas cualidades que había revelado en la administración de las Galias. Pero lo típico fué su obra anticristiana. Primero adoptó una posición tolerante; mas luego inició una verdadera persecución moral, filosófica y administrativa contra la Iglesia de Cristo.

Esta perdió sus privilegios, sus jefes, su jurisdicción; se prohibió a los cristianos ocupar cargos públicos y dedicarse a la enseñanza. Por el contrario, abrió los templos paganos, les devolvió los bienes que les habían confiscado Constantino y Constancio II y dotó al culto pagano de un clero oficial.

Estas medidas eran absurdas y suscitaron una corriente formidable de oposición, la cual habría dado lugar a sangrientos choques si Juliano no hubiera muerto el 26 de junio de 363, en el curso de una victoriosa campaña contra los persas.

Castigo de Dios, exclamaron los cristianos al enterarse de la muerte del Apóstata. Realmente, Juliano vivió desplazado de su siglo. El cristianismo era lo moderno y habría acabado por arrollar su obra.

Dos siglos antes, Juliano hubiera sido un gran emperador, al estilo de Marco Aurelio.

fuente

OTRAS BIOGRAFIAS PARA INFORMARSE:
Biografia de Juan Knox
Biografia de Lutero
Biografia de Calvino
Biografia de Pirro de Piro
Biografia de Epicuro
Biografia de Aristofanes
Biografia de Tucidides
Biografia de Juliano El Apostata

Cuadro de Resumen Antecedentes y Desarrollo Revolucion Francesa

Cuadro de Resumen Antecedentes y Desarrollo
Revolución Francesa

 

La Revolución Francesa fue un movimiento social que estalló en 1789, contra el absolutismo real y los privilegios sociales. Ese acontecimiento cambió la estructura del gobierno y la organización de la sociedad, y respondió en sus finalidades más nobles al deseo de un mejor orden político y de una más equitativa organización social. El ambiente era propicio para el estallido de la revolución. La corrupción de costumbres había llegado en la alta sociedad a un punto increíble.

La situación política de Francia respondía al absolutismo monárquico, mientras los filósofos y enciclopedistas proclamaban su repudio del absolutismo, y su admiración por el régimen constitucional inglés.

La situación social presentaba contrastes irritantes: en la cúspide, el Rey y su familia, que vivía en la opulencia, rodeado de brillante y fastuosa corte; más abajo los privilegiados del primer estado y del segundo estado, libres de impuestos, y colmados de favores y privilegios.

Por último, los no privilegiados, que formaban el tercer estado, o estado llano: legistas, burgueses enriquecidos, obreros y campesinos. Sobre estos cargaba el peso de los impuestos, aumentados continuamente, por los derroches de las altas esferas. La situación económica era difícil. El aumento de la deuda del Estado provocaba la imposición de nueyos tributos, para conjurar el déficit. (seguir leyendo: Revolución Francesa)

CUADRO SINÓPTICO DE LA REVOLUCIÓN FRANCESA

cuadro de la revolcuion francesa

Ver Mas Cuadros Sinópticos de Historia

La Union Sovietica Post Guerra Mundial Stalin Cuadro Sinoptico

Cuadro Sinóptico La Unión Soviética Post Guerra Mundial 

cuadro sinoptico los bloques sovieticos

Ver Mas Cuadros Sinópticos de Historia

Cuadro Comparativo entre las Revoluciones Industriales

Cuadro Comparativo entre las Revoluciones Industriales

cuadro sinoptico revoluciones industriales

Ver Mas Cuadros Sinópticos de Historia

Cuadro Sinoptico Tercer Mundo

Cuadro Sinóptico Tercer Mundo

Ver Mas Cuadros Sinópticos de Historia

Cuadro Sistema de Produccion desde la Revolucion Industrial

Cuadro Sistema de Producción desde la Revolucion Industrial

cuadro sinoptico diferencia sociedad feudal e industrial

(flash)

Ver Mas Cuadros Sinópticos de Historia

Sistema Bipolar Los Bloques Politicos Sovieticos Cuadro Sinoptico

Cuadro Sinóptico Sistema Bipolar
Los Bloques Políticos Soviéticos

cuadro sinoptico sistema bipolar siglo xx post guerra

(flash)

Ver Mas Cuadros Sinópticos de Historia

Los reyes en la Monarquía Romana Cuadro de Esquema Cronologia

Los Reyes en la Monarquía Romana

 

cuadro sinoptico la monarquia romana

Ver Mas Cuadros Sinópticos de Historia

Cuadro Sinoptico Regimen de Stalin en Rusia Economia de Guerra Rusa

Cuadro Sinoptico Régimen de Stalin en Rusia

cuadro sinoptico regimen de stalin

Ver Mas Cuadros Sinópticos de Historia

Cuadro de Sinoptico Instrumentos Medidas en Roma

Cuadro de Sinoptico Instrumentos de Medidas en Roma Antigua

cuadro sinoptico herramientas romanas

Ver Mas Cuadros Sinópticos de Historia

Cuadro Sinoptico Nazismo Aleman Antecedentes y Características

CUADRO SINÓPTICO ANTECEDENTES Y CARACTERÍSTICAS DEL NAZISMO

CUADRO SINÓPTICO ANTECEDENTES Y CARACTERÍSTICAS DEL NAZISMO

El término «nazismo» resulta del apócope de Nacional Socialismo. Se lo conoce también por «razismo», por su exaltación de la raza aria, y por «hitlerismo» derivado del nombre de su Jefe.

El nazismo es un totalitarismo racial.

Fue fundado por Adolfo Hitler, en Alemania. El uniforme distintivo de los nazis era la camisa parda y su emblema la cruz esvástica.

Al perder la primera guerra mundial, Alemania se vio obligada a aceptar una paz rigurosa y vengativa que le fue impuesta por el Tratado de Versalles.
El pueblo alemán no se resignó a esa humillación y a las duras consecuencias de la derrota. El 9 de noviembre de 1918 abdicó el emperador Guillermo II e inmediatamente los socialistas se hicieron cargo del gobierno y proclamaron la República.

Al año siguiente, el 31 de julio de 1919, se proclamó la Constitución de Weimar, de carácter democrático, republicano y federal.

En enero de 1923 ejércitos franco-belgas ocuparon la región del Rhur con sus importantes yacimientos mineros, por la demora de Alemania en pagar las reparaciones de guerra. Se creó, entonces, una difícil situación agravada por la caída vertical del marco, completamente desvalorizado por las fabulosas emisiones de papel moneda hechas por el gobierno, con la peregrina idea de auxiliar a los obreros. Adolfo Hitler (1889-1945), austríaco de nacimiento, había fundado en 1919 en Munich, el Partido Nacional Socialista, llamado más tarde Partido Nazi.

El 8 de noviembre de 1923 intentó un golpe revolucionario en Munich, «el putsch de la cervecería», para derrocar al gobierno, pero fracasó.

Durante el año de cárcel escribió Hitler sus principales ideas políticas en el libro titulado «Mi lucha». Al recobrar la libertad, a fines de 1924, reanudó su campaña en pro del resurgimiento de Alemania, alcanzando gran popularidad y conquistando muchos adeptos.

En las elecciones de 1932 el Partido Nazi obtuvo enorme mayoría.

De acuerdo a la Constitución, el presidente Hindenburg nombró a Hitler, Canciller del Reich.

Muerto al año siguiente Hindenburg, Hitler reunió en su per sona los cargos de canciller y de presidente, decisión que fue ratificada por un plebiscito que le concedió además el título de Fürher (Caudillo).

Alemania adoptó el nombre de Tercer Reich, se abolió la Constitución de Weimar, se reemplazó la bandera de la República por la insignia esvástica del nazismo.

Hitler convirtió a Alemania en un estado unitario; proclamo único partido legal al Nacional-Socialista y disolvió a los partidos opositores; renovó la legislación y creó Tribunales del Pueblo.

La palabra traición tuvo un significado muy amplio y los acu sados de traición fueron juzgados con gran severidad y en forma secreta por los «Tribunales del Pueblo».

Se crearon campos de concentración. Se persiguió a los judíos, se les privó del derecho de ciudadanía y se les prohibió las actividades lucrativas.

Como es común en los regímenes totalitarios, agrupó a los obreros de sindicatos que debían responder al «Frente de Trabajo Alemán»; restringió las libertades, fiscalizando en forma absoluta el periodismo, la enseñanza, la radio, el cine, etc., y se crearon organismos para la represión brutal de cualquier intento de oposición.

Para Ampliar Ver Origen del Nazismo

Ver Mas Cuadros Sinópticos de Historia

Cuadro Sinoptico Formacion de los Organismo de Paz Mundial ONU FMI

Cuadro Sinóptico Formación de los Organismo de Paz Mundial

cuadro sinoptico organismos de paz mundial

(flash)

Ver Mas Cuadros Sinópticos de Historia

Cuadro Sinoptico Instruccion Civica Sintesis Resumen Esquemas

Cuadro Sinóptico Instrucción Cívica




 

 


 


 

 


Ver Mas Cuadros Sinópticos de Historia

Evolucion Historica de Roma Antigua Cuadro de Esquema Resumen Etapas

Evolución Histórica de Roma Antigua

 

Ver Mas Cuadros Sinópticos de Historia

Cuadro Sinoptico Primera Guerra Mundial

Cuadro Sinóptico Primera Guerra Mundial

 

cuadro primera guerra mundial

LA GUERRA que comenzó en agosto de 1914 ‘La Gran Guerra‘ para los contemporáneos y La ‘Primera Guerra Mundial’ para la posteridad marcó el fin de un período de la historia y el comienzo de otro. Esta guerra, que se inició como un conflicto europeo, se convirtió en 1917 en una guerra mundial y, como tal, se la puede considerar un puente entre la era del predominio de Europa y la de la política internacional.

La chispa que encendió la mecha fue el asesinato del presunto príncipe heredero de Austria, el archiduque Francisco Fernando, por un terrorista bosnio en Sarajevo, el 28 de junio de 1914. En la crisis que se produjo después del atentado, ninguna de las potencias estuvo dispuesta a aceptar una derrota diplomática: finalmente, la guerra tomó el lugar de las maniobras diplomáticas.

Todos pensaban que sería una guerra corta, que ya habría terminado para la Navidad de 1914. Los alemanes sabían que sus posibilidades de librar con éxito una guerra prolongada en dos frentes eran muy escasas. Su estrategia bélica, ideada por Schlieffen en 1897, era rodear y aniquilar al ejército francés pasando por Bélgica antes de que los rusos tuvieran tiempo de movilizar sus tropas; pero éstos reaccionaron en forma increíblemente rápida: invadieron Prusia oriental, derrotaron al Octavo Ejército alemán en Gumbinnen (el 20 de agosto) y obligaron a desplazar las reservas de Alemania desde el oeste.

Los alemanes lograron derrotar a los invasores rusos en Tannenberg (entre el 26 y el 29 de agosto), pero no contaban con suficientes tropas para aprovechar esta victoria. Los alemanes también fueron vencidos en el oeste por los aliados, en la batalla del Marne, entre los días 5 y 8 de septiembre.

Ver: Desarrollo de la Primera Guerra Mundial

Ver Mas Cuadros Sinópticos de Historia

HERRAMIENTAS ROMANAS PARA MEDIR Y NIVELAR OBRAS CIVILES CUADRO

Ver Mas Cuadros Sinópticos de Historia

La Guerra Fria de Post Guerra Cuadro Sinoptico Antecedentes

Cuadro Sinóptico La Guerra Fría de Post Guerra

 

cuadro sinoptico de la guerra fria

Ver Mas Cuadros Sinópticos de Historia

Cuadro Sinoptico Guerra Fria Estados Unidos Union Sovietica

Cuadro Sinóptico Guerra Fría: Estados Unidos Union Soviética

 

cuaro sinoptico guerra fria

(flash)

Ver Mas Cuadros Sinópticos de Historia

Cuadro Sinoptico Segunda Guerra Mundial Resumen

Cuadro Sinóptico Segunda Guerra Mundial

cuadro sinoptico segunda guerra mundial

Para Ampliar Esta Información:

Ver Mas Cuadros Sinópticos de Historia

Cuadro Sinoptico Gran Depresión Crisis Mundial del Capitalismo Siglo XX

Cuadro Sinoptico Gran Depresión de 1929

 

cuadro sinoptico crisis 1929 Gran Depresion

(flash)

Ver Mas Cuadros Sinópticos de Historia