Cuadro Sinóptico Julio César Escritor

Biografia Jose Maria Vargas Vila: Obra Literaria del Filosofo

Biografia Jose Maria Vargas Vila Obra Literaria del Filosofo

José María Vargas Vila: (1860-1933), escritor colombiano, autodidacta. Este genial pensador hispanoamericano, nació en Bogotá el 23 de julio de 1860.

A los 17 años era profesor de Ciencias en su país y a los 20 se graduó en Filosofía y Letras.

A los 24 intervino en la política de su país con la pluma, y en el campo como jefe de guerrillas, combatiendo la dictadura dominante.

Fue expulsado de Colombia, estableciéndose en Venezuela, donde en 1886, publicó Pasionarias, su primer libro de versos, y en 1888 Pinceladas sobre la última revolución de Colombia, Siluetas bélicas y la regeneración de Colombia ante el Tribunal de la Historia.

Biografia Jose Maria Vargas Vila Obra Literaria del Filosofo
Entre sus innumerables obras se destacan: Aura o las violetas, Flor de Fango, Ibis, Lirio Rojo, sobre temas de gran aceptación popular, como el incesto, la misoginia, el suicidio, la pasión desbordada. Entre los ensayos de tipo panfletario hay que mencionar: Los Parias, Los divinos y los humanos, Los Césares de la decadencia, y Ante los bárbaros, entre otros

En Maracaibo, donde fue confinado a causa de su labor literaria, escribió Aura o Las Violas, novela que fue llevada a la pantalla en 1924.

Vargas Vila había ido adquiriendo, por la índole de sus trabajos, gran notoriedad en la América Central.

En Caracas dirigió El Eco Andino (1889) en el que atacó a las dictaduras hispanoamericanas.

Después de un breve viaje a Europa regresó a Venezuela, y allí, desde el nuevo periódico El Espectador, combatió la dictadura de Andueza Palacio.

Expulsado del país por éste se refugió en Curacao, atacando al dictador desde Los Providenciales.

En 1892 se trasladó a Nueva York, donde fundó con Ramón Vares las revistas El Progreso e Hispanoamérica.

Volvió a Venezuela en 1894, siendo secretario privado del presidente Crespo.

Otra vez en Nueva York, publicó Copos de espuma (1897) y Flor del Fango (1898).

Al año siguiente se trasladó a París, pero, nombrado cónsul del Ecuador en Italia, pasó a Roma, donde pronto ascendió a encargado de negocios y ministro residente.

Durante su estancia en Italia escribió las novelas Ibis (1899), Las rosas de la tarde (1900), Los Parias, Alba Roja y la terrible diatriba contra la América del norte Ante los bárbaros (1902).

Volvió en 1903 a Nueva York, fundando allí la revista político-literaria Némesis, que redactó durante treinta años, hasta su muerte.

Con Rubén Darío fue nombrado en 1905 para formar parte de la Comisión de límites entre Nicaragua y Honduras y terminada esta misión, residió alternativamente en París, Madrid, Roma y otras ciudades.

En estas andanzas por Europa publicó:

Prosas laudes (1906), Los Césares de la decadencia (1907), y La República romana (1908); estas dos últimas de carácter histórico; El camino del triunfo (1909); La conquista de Bizancio; El ritmo de la vida; La voz de las horas, todas en 1910; Huerto agnóstico (1911); En las zarzas del Horeb y Archipiélago sonoro (1912). También escribió Sobre las viñas muertas y La tragedia de Cristo.

En vísperas de la guerra mundial (1914) pasó a residir a Barcelona y publicó Los discípulos de Emaús, El minotauro, El final de un sueño, La ubre de la loba, Los estetas de Teópolis, Salomé y Cachorro de León.

En diciembre de 1920 emprendió otro viaje a América que había de ser ya el último.

Recorrió Argentina, Uruguay, Brasil, las costas de Venezuela, Colombia, Cuba y México.

En La Habana, escribió y publicó Odisea romántica, y La Novena Sinfonía.

Regresando a Barcelona publicó en 1928 Gesto de Vida, El Imperio romano y Polen Lírico, en el que están recopiladas las conferencias que pronunció en su último viaje a América.

En 1929 escribió Italo Fontana y en 1930 Tardes serenas.

Siempre en laboriosa tensión le sorprendió la muerte en pleno trabajo cuando redactaba sus copiosas memorias, el 22 de mayo de 1933.

Vargas Vila, insigne polígrafo y pensador, al par que hombre de lucha; fervoroso amante de la libertad y la democracia es una figura relevante de las letras y del pensamiento hispanoamericano.

Reunió en sí y en un grado eminente plurales cualidades que le permitieron elaborar una obra polifacética.

Fuente Consultada:Historia Universal de la Civilizacion Tomo II Editorial Biblioteca Hispania Ilustrada Entrada: José María Vargas Vila

Temas Relacionados:

Que es la Poesia Epica Caracteristicas
La Poesia Romantica y Gauchesca Argentina
Poesias de Alfonsina Storni Vida y Obra
Biografia de Gabriela Mistral
Biografia de Mario Benedetti
Biografía de Francisco Quevedo
Biografia de Juan Luis de Leon, Poeta Lirico Español
Biografia de Bryant William Cullen

Enlace Externo:Biografía de José María Vargas Vila

Biografia de Perrault Charles Resumen de su Vida y Obra Literaria

Biografía de Perrault Charles

Entre 1691 y 1697 un escritor francés, muy famoso por sus escritos
que elogian al rey Luis XIV, publica unos maravillosos cuentos infantiles. Desde entonces hasta nuestros días, todos los niños han disfrutado con estas historias sencillas y sus enseñanzas.

Perrault, Charles fue un escritor francés, (París, 1628 – id., 1703). Fue secretario particular del ministro Colbert.

Autor de obras históricas, poemas, y unas Memorias aparecidas en 1769, debe su celebridad a una serie de narraciones tradicionales que reunió bajo el título Cuentos de la madre Oca (1697).

Muchos de ellos se han convertido en clásicos de la literatura infantil, como Barba azul, Caperucita roja y La Cenicienta.

Biografia de Perrault Charles
Perrault es conocido ante todo por sus cuentos, entre los que figuran los famosos Cenicienta o La bella durmiente, que él recuperó de la tradición oral en Historias o cuentos del pasado (1697) y conocidos también como Cuentos de mamá Oca, por la ilustración que figuraba en la cubierta de la edición original.

Nacido en 1628 en el seno de una familia muy rica, Charles Perrault pasó a la historia de la literatura por haber escrito «Caperucita Roja», «Pulgarcito», «El gato con botas» y otros muchos cuentos reunidos en Cuentos de mi madre la Oca.

Después de haber estudiado leyes, se dio a conocer por sus poemas galantes y obras en verso que celebraban los grandes acontecimientos del reino.

En 1671 fue elegido miembro de la Academia Francesa.

Cuentos de mi madre la Oca: Más que por sus obras anteriores, Charles Perrault pasó a la posteridad por los cuentos infantiles, que empezó a publicar cuando ya era anciano.

Recopilo y adapto historias muy antiguas que se transmitían de generación en generación durante las veladas familiares, y las revistió de una forma literaria.

Estas narraciones le dieron celebridad, y se convirtieron en clásicos de la literatura infantil.

Debido a que su origen está en tradiciones antiguas, la historia básica de algunas de ellas se repite, aunque con variaciones, y por eso reaparecen en la obra de otros escritores que también recopilaron historias tradicionales, como los hermanos Grimm, por ejemplo.

Charles Perrault murió en París en 1703.

Una disputa literaria: Perrault participó en la gran disputa literaria de la época en Francia, que opuso los «modernos» como él, partidarios de renovar la lengua, a los «antiguos», acusados de defender una lengua pedante y arcaica. Boileau y Ráeme eran dos de los representantes de los antiguos.

LINEA

BREVE FICHA BIOGRAFICA DE PERRAULT

• Nació el 12 enero de 1628, en París (Francia).

• A los nueve años comenzó a estudiar en el colegio de Beauvais, París.

• En 1643 ingresó a la carrera de Derecho.

• Ocho años después obtuvo el título de abogado.

• En 1663 se convirtió en empleado de Colbert, famoso consejero del rey Luis XIV.

• Dos años más tarde fue nombrado inspector de obras del Rey.

• Durante un largo tiempo escribió poesía.

• Desde 1671, gracias a Colbert, fue miembro de la Academia Francesa, cuyo reglamento contribuyó a redactar.

• En 1673 fue elegido bibliotecario de la Academia.

• A partir de 1683 se dedicó sólo a escribir.

• Cuatro años más tarde leyó en la Academia un poema titulado «El siglo de Luis el Grande», que afirmaba que las artes y las ciencias habían sobresalido durante el siglo XVII en Francia.

Esta opinión originó una gran discusión entre los literatos de la época ya que contradecía a quienes defendían la superioridad de la cultura griega y romana.

Los cuentos de hadas llegaron hasta nosotros gracias a Charles Perrault. Él los rescató de la tradición oral (transmisión de boca en boca) y los escribió con algunos cambios. A la mayoría les agregó una moraleja (o lección) y un final feliz. Así, cuentos como «La Bella Durmiente», «Caperucita Roja», «El Gato con Botas», «Cenicienta», «Piel de Asno» y «Pulgarcito» se hicieron tan famosos que incluso fueron llevados al cine, al teatro y a la música.


• En 1697 publicó «Historias o Cuentos del tiempo pasado» (también llamados «Cuentos de mi madre la Oca«), recopilación de cuentos populares que abordó por primera vez el tema de los cuentos de hadas.

• Al año siguiente se publicaron en un volumen sus trabajos completos.

• Murió en París, el 16 de mayo de 1703.

Fuente Consultada:
Encilopedia Electrónica ENCARTA Microsoft
Gran Enciclopedia Universal Tomo 30 Espasa Calpe Entrada: Perrault Charles
¿Quien Fue…? Editorial OCEANO
Ficha Biografica de la Revista GENIOS – Charles Perrault

Biografia de los Hermanos Grimm – Vida y Obra Literaria

Biografia de los Hermanos Grimm – Vida y Obra Literaria

En 1812 aparece en Alemania un libro de cuentos que se convierte con el paso del tiempo en un clásico de la literatura infantil. Sus autores son dos hermanos cuyos estudios sobre antiguos textos gemídmeos sientan las bases definitivas de la lengua alemana.

Hermanos Grimm, Jacob Ludwig Karl Grimm (1785-1863) y Wilhelm Karl Grimm (1786-1859), hermanos e investigadores alemanes, fueron pioneros en el estudio de la filología y el folclore.

Biografia de los Hermanos Grimm - Vida y Obra Literaria
Los relatos de su obra fueron recopilados a partir de las tradiciones populares de los distintos territorios alemanes. Según declararon sus autores, se trata de una transcripción rigurosa que no trataron de embellecer, como sí lo hizo Perrault en su momento.
El libro restituyó así un rico folclore desconocido para las capas cultas de la sociedad.

BREVE FICHA BIOGRAFICA

Los dos hermanos nacieron en Hanau, región de Hesse (actual Alemania); Jacob, el 4 de enero de 1785 y Wilhelm, el 24 de febrero de 1786.
Entre 1802 y 1806, mientras estudiaban en la universidad alemana de Marburgo, comenzaron a interesarse en la poesía popular.
Entre 1812 y 1822 publicaron una recopilación de cuentos tradicionales de distinto origen, conocida como «Cuentos de hadas de los hermanos Grimm».
En 1816 iniciaron la edición de una serie de leyendas alemanas.
Tres años después apareció el trabajo científico más importante de Jacob: «Gramática alemana», considerada como el origen de la filología germánica, es decir, del estudio de textos escritos en ese idioma.
En 1830 se trasladaron a la Universidad de Gotinga (Alemania), donde Jacob se desempeñó como profesor y Wilhelm fue bibliotecario.
En 1840 el rey Federico Guillermo IV de Prusia los invitó a la Universidad de Berlín, como miembros de la Real Academia de las Ciencias.

Un gran diccionario: Desde 1852 trabajaron en Berlín en el ambicioso proyecto de un diccionario que analizaría todas las palabras alemanas, cuyo primer volumen terminaron dos años más tarde. Luego de la muerte de Wilhelm, su hermano publicó el segundo tomo en 1860 y el tercero en 1862. Distintos autores terminaron los restantes veintinueve tomos a lo largo de casi un siglo.

Ambos murieron en Berlín: Jacob el 20 de setiembre de 1863 y Wilhelm el 16 de diciembre de 1859.

Los hermanos Grimm investigaban sobre el folclore y las tradiciones alemanas, cuando se encontraron con la posadera Dorothea Viehmann, quien les contó una enorme cantidad de historias tradicionales.

Después, pasaron seis años entrevistando a decenas de personas para escuchar y recopilar las leyendas que se transmitían de generación en generación.

Una vez publicados, los relatos se hicieron famosos; en el siglo XX llegaron al cine y aún hoy se los lee.

bullet

VIDA Y OBRA: Jacob de un simpática personalidad , quien, junto con su hermano Wilhelm Karl , recogieron con exquisito su gusto por las tradiciones populares que los tiempos amenazaban destruir.

Los dos hermanos nacieron en Hanau —Jacob el 4 de enero de 1785 y Wilhelm el 24 de febrero de 1786—, y estudiaron en la Universidad de Marburgo.

Los dos hermanos trabajarían juntos prácticamente toda su vida, y pasarían a la historia literaria de su país no sólo por la recopilación de cuentos sino tam bien por sus estudios de gramática alemana y por el monumental Diccionario alemán en 16 volúmenes, la mayoría de los cuales sólo se publicaron después de la muerte de sus autores.

Jacob apasionado del pasado de su pueblo, Grimm lo hizo revivir en sus libres y en sus obras.

Pero, al mismo tiempo, fue un erudito formidable, y uno de los sabios que más contribuyeron al progreso de la filología y la mitología nórdicas y germánicas.

La filología es la disciplina científica que estudia una lengua basándose en el análisis comparativo de los documentos escritos en esa lengua. Se observan asi las reglas de la euolución de un idioma. También permite profundizar en el conocimiento de las civilizaciones antiguas, como la de la Grecia o la Roma clásicas mediante el estudio de los textos de la época.

Jacob Grimm nació en Hanau, localidad del ducado de Hesse-Cassel, el 4 de enero de 1785. Su padre, abogado de bastante fama, murió prematuramente, sin dejar bienes de fortuna.

Gracias al afecto de su tía, camarera de la esposa del landgrave de Hesse, Jacobo y su hermano pudieron ingresar en la escuela pública de Cassel (1798) y cursar la carrera de leyes en la universidad de Marburgo.

Por esta época, explicaba en este centro el famoso Savigny, creador de la ciencia de la historia del derecho.

Fue bajo su dirección que Grimm se dedicó al estudio del pasado y de sus antigüedades.

En 1805 se trasladó a París para ayudar a Savigny en sus tareas literarias. De regreso a Cassel obtuvo un empleo en la Secretaría de guerra.

Al constituirse el reino de Westfalia, Gerónimo Bonaparte le designó superintendente de su biblioteca y auditor del consejo de Estado (1808).

Poco después, en 1811, publicaba su primera obra sobre los poetas medievales alemanes, completada en 1812 por la edición de los fragmentos de dos poemas antiguo. En este mismo año empezó a publicar los Cuentos de niños y del hogar.

El volumen Cuentos Infantiles y del hogar, que incluye unos doscientos relatos, algunos tan famosos como «Blancanieves» o «Hansel y Gretel», obtuvo de inmediato un éxito que perdura hasta nuestros días. Varios de ellos son muy similares a los que el francés Perrault había recogido en Francia a finales del siglo XVII, pero difieren en su propósito (el de Perrault era más literario) y en su origen, ya que trabajaron sobre tradiciones distintas.

El fracaso de los ejércitos napoleónicos y la caída del reino de Westfalia, abrieron en su vida de erudito un período de inusitada actividad.

Nombrado en 1813 secretario de legación por el elector de Hesse, entró en París con los aliados (1814) y asistió a las tareas del Congreso de Viena (1815).

En 1817 fue nombrado profesor de la universidad de Gottinga, desde una de cuyas cátedras explicó gramática histórica, diplomática y literatura medieval.

Fruto de sus lecciones fue su Gramática alemana (1819-1822), obra que hizo época en los estudios filológicos. En 1835 publicaba un no menos substancial tratado sobre Mitología alemana.

Opuestos al gobierno propiamente tiránico del rey de Hannóver, Jacobo y su hermano fueron desterrados del reino. Residieron tres años en Cassel, hasta que en 1840 pasaron a Berlín, a fin de ocupar sendas cátedras en esta universidad.

Nombrado miembro de la Academia de Ciencias berlinesa, trabajó en la confección de un gran Diccionario.

La muerte le sorprendió en plena labor el 20 de septiembre de 1863, después de veinte años de fecundo profesorado e inimitable propaganda en favor de las antigüedades germánicas.

Los dos murieron en Berlín, Wilhelm en 1859, y Jacob cuatro años después del fallecimiento de su hermano.

LOS CUENTOS DE LA TRADICIÓN ORAL GERMÁNICA QUE LOS HERMANOS GRIMM RECUPERARON Y PUSIERON POR ESCRITO HAN ACOMPAÑADO LOS SUEÑOS DE GENERACIONES DE NIÑOS Y NIÑAS HASTA EL PRESENTE

Fundadores de la filología alemana: Después de la aparición del libro de cuentos, que también habían escrito para restituir la belleza de la lengua alemana, los dos hermanos se dedicaron a establecer las reglas de la gramática, por lo que se les considera precursores de la filología germánica.

Jacob fue bibliotecario en Kassei y catedrático en la Universidad de Gotinga.

En 1848 publicó con su hermano, especialista en literatura medieval, una Historia de la lengua alemana, y unos años después empezaron a trabajar en el Diccionario alemán, un monumental esfuerzo para recoger y definir el inmenso léxico de una de las principales lenguas europeas.

fuente

Otras Biografias en este sitio

Biografia de Campanella Tommaso Filosofo Italiano
• Biografia de Gertrudis Gomez de Avellaneda, Poetisa Cubana
Biografia de Jose María Vargas Filosofo
• Biografia de Fisico Carlo Rubbia
Biografia de Leopardi Giacomo,Poeta
• Biografia de Valera Eamon Politico
Biografia de Virrey Francisco Elio
• Biografia de Camoes Luis

Enlace Externo:Los Hermanos Grimm: ¿locos o visionarios?

Biografia de Rodo José Enrique: Escritor Modernista

Biografia de Rodo José Enrique Escritor Modernista Uruguayo

Es el más conocido ensayista del movimiento modernista y una de las mayores figuras de la literatura uruguaya. Fue uno de los miembros más destacados de la llamada «generación de 1900».

Diputado por el Partido Colorado en varias ocasiones.

Cofundador de la Revista Nacional de Literatura y Ciencias Sociales (1895-1897), desde entonces ejerció la crítica literaria con tolerancia y flexibilidad.

Biografía: Nació en Montevideo (1872) y asistió a una escuela ajena a todo credo religioso.

De esta época datan sus primeros trabajos literarios, aparecidos en revistas escolares.

Desconocido aún por el público, fundó con otros escritores la Revista Nacional de Literatura y Ciencias Sociales (1895), y comenzó a publicar ensayos y críticas literarias que le granjearon la popularidad.

Biografia de Rodo José Enrique Escritor Modernista
José Enrique Rodó (1871-1917), escritor uruguayo que se dedicó al periodismo, al ensayo y a la enseñanza, y desarrolló una notable actividad política en una etapa crucial para la América española, al iniciarse el siglo XX.

Años después, fue designado profesor de literatura en la Facultad de Letras de la Universidad de Montevideo (1896), hasta que dio a conocer su libro Ariel (1900), que lo convirtió de inmediato en una de las figuras intelectuales más prestigiosas de América.

El libro causó un gran movimiento de ideas en el continente y fue sumamente leído por los jóvenes de su generación. Fue designado entonces director de la Biblioteca Nacional.

Abandonó luego la cátedra para dedicarse activamente a la política (1901), y ocupó una banca en la legislatura uruguaya, por dos períodos (1902 y 1908).

Publicó en ese lapso los Motivos de Proteo (1909), que logró inmediato éxito y difusión.

Con motivo de su actividad parlamentaria y política cultivó la oratoria ccn singular éxito, así como el periodismo.

Prosiguió también con su iabor de ensayista y edito El mirador de Próspero (1914), recolección de escritos anteriores sobre motivos diversos, no incluidos anteriormente en libros.

Partió luego para Europa como corresponsal de la revista argentina Caras y Caretas (1916), pero lo sorprendió la muerte mientras se encontraba en Palermo, Italia (1917). Postumamente aparecieron otros libros suyos.

El ensayista.

Rodó fue esencialmente un ensayista, y como tal, está considerado uno de los más brillantes que ha producido la literatura de Hispanoamérica.

Fue ciertamente un pensador, pero al mismo tiempo fue un artista, un estilista, amante de la forma escrita perfecta.

Sus escritos revelan una sintaxis elaborada y cuidada, una prosa fría pero agradable.

Su estilo está lejos del apasionamiento y el personalismo.

Al contrario, se señala su obra por la impersonalidad y el equilibrio entre las posiciones o ideas encontradas, sin escatimar méritos ni ocultar verdades.

Es un razonador discursivo, sin premura ni pre-conceptos, que busca llegar por su propia lógica a las verdades.

Por eso su posición ideológica es libre, al margen de todo doctrina rismo excluyeme.

Es un eclecticismo personal que resuelve por propia cuenta y riesgo las antinomias y los conflictos especulativos.

Se ha considerado a Rodó como el autor de «la más perfecta» de las prosas americanas (Luis Alberto Sánchez), y se ha constatado la influencia que sobre ella han tenido los maestros franceses Renán y Guyau, que Rodó siguió en muchas de sus ideas.

Sin embargo, este afrancesamiento mental o estético, no provocó, como en el caso de otros espíritus galicados de la época, una desespañolización de su prosa.

• «Ariel».

Este libro es la obra cumbre de Rodó, y uno de los breviarios ideológicos de la juventud hispanoamericana de principios del siglo XX.

Aunque sus ideas puedan no ser compartidas unicamente, en su momento trajo un mensaje que cautivó y se difundió con extraordinaria rapidez y aceptación.

Los críticos como valioso en esos años y celebraron el talento del autor.

————- 00000 ————

El libro adopta la forma de consejos o clases que el profesor Próspero da a sus alumnos, al despedirse de ellos, después de un año de actividad escolar.

En nombre de Próspero le ha sido adjudicado al viejo y venerado maestro, en recuerdo al sabio de la obra de Shakespeare, La tempestad.

El maestro habla a sus jóvenes discípulos cerca de una estatua de Ariel que domina la sala, y que representa al genio del bien, a la parte noble y espiritual del ser humano, en contraposición con Calibán, el dios de la materia del mal, que aparece también en la citada obra de Shakespeare.

Allí, en ese ambiente, el maestro inculca a sus alumnos el repertorio de ideas que componen el libro.

————- 00000 ————

La obra puede dividirse en tres partes: primero, la exaltación de la personalidad integral del hombre contra la especialización profesional que lo empequeñece, y defensa del ocio noble que permite la realización de las obras del espíritu; segundo, defensa de las minorías selectas y de la jerarquía intelectual contra las tendencias mediocrizadoras de la democracia moderna; tercero, crítica contra los Estados Unidos, su tipo de civilización y su escala de valores.

El «arielismo».

Entre las ideas descollantes que se desarrollan en este esquema, puede señalarse su tesis de la conjunción del antiguo ideal griego, de belleza con la doctrina del cristianismo, en una especie de ideal religioso y vital apto para la nueva juventud.

Asimismo, postula un equilibrio entre las tendencias naturales de la personalidad humana y las normas educativas, como medio de lograr una armónica persona.

También busca la conciliación entre los mejores valores de la civilización española y lo más puro de la energía anglosajona.

Al referirse a los Estados Unidos, considera que su cultura no es refinada ni espiritual; que ha hecho una ciencia de la utilidad; que no hay dimensión poética en el espíritu anglosajón; pero en cambio, aplaude su filosofía de la acción, el culto de la salud y la fuerza, y el bienestar material que ha logrado con el trabajo del pueblo, pues considera que el bienestar es necesario para el reino del espíritu.

También pregona Rodó una organización social justa y noble, que supere los instintos brutales y la ignorancia, pero para ello sostiene que el sistema ideal de gobierno es una democracia dirigida por una aristocracia de la inteligencia, que despliegue un ideal de desinterés e idealismo opuesto al utilitarismo.

En síntesis, el «arielismo» propuesto por José Enrique Rodó consiste en una combinación armónica de los ideales griegos, cristianos, hispánico y anglosajón, que permita el desarrollo integral de la personalidad humana, en una sociedad democrática, justa y selectiva.

Rodó ha condenado por igual el ascetismo cristiano y el puritano por considerarlos estrechos, ha puesto su fe en la ciencia y en las democracias como semillas de los futuros estados, y ha reclamado para la América latina una urgente vida interior y una capacidad de ejecución.

Se le ha criticado a Rodó el haber simplemente planteado una teoría sin considerar la realidad social, política y cultural de Hispanoamérica, y sin tener tampoco una palabra de recordación para el indio, que es el ser más sufriente del continente.

O sea, que su americanismo es simplemente cultural, unilateral, y que no aporta ideas propias sino que glosa los conceptos tradicionales del humanismo (Zum Felde).

Otras obras.

Las otras obras de Rodó se caracterizan en general por su carácter misceláneo, que se explica por la compaginación en libros de ensayos variados, publicados con anterioridad en forma aislada.

Los Motivos de Proteo son, para algunos críticos, el mejor libro de Rodó. El autor se repite allí un poco, hace una apología de la voluntad, de la cultura grecolatina, de la renovación del individuo como mejor modo de realizar una vida, y otros temas similares o conexos.

Lo mejor de este volumen son las parábolas, género en el que sobresalió el autor uruguayo, y que consisten en ejemplos o narraciones que permiten ejemplificar simbólicamente un pensamiento profundo.

El «proteísmo» de Rodó es un culto al idealismo intelectual y estético.

El mirador de Próspero es también una recopilación de trabajos diversos sobre legislación, crítica literaria, biografías, etc., algunos de ellos de notable valor, sobre todo los referentes a crítica literaria, género para el cual el ensayista uruguayo estaba magníficamente dotado, y preparado por sus lectores de los modelos y técnicas franceses.

Ver: Modernismo en Hispanoamerica

OBRAS Y EDICIONES: Obras completa. Madrid, Aguilar. 1957. Con introducción, prólogo y notas de Emir Rodríguez Monegal.
LECTURAS COMPLEMENTARIAS Y EDICIONES. Víctor Pérez Petit. Rodó, Su vida, su obra. Montevideo, Claudio García, 193 7 Gonzalo Zaldumbide, Montalvo y Roció. Nueva York, Instituto de las Españas, 1938.

Fuente Consultada: Literatura Española, Hispanoamericana y Argentina de Carlos Alberto Loprete Editorial Plus Ultra – El Modernismo-José Enrique Rodó

Temas Relacionados:

Vida y Obra Literaria de Florencio Sanchez Escritor Uruguayo
Biografia de Swift Jonathan: Vida del Escritor
Biografia de Marcos Sastre,Escritor Argentino y Educador
Biografia de James Joyce: Vida del Escritor Irlandes
Biografia de Dostoievski Fiodor:Escritor Ruso
Biografia de Rodo José Enrique: Escritor Modernista
Biografia de Sabato:Vida y Obra del Escritor Argentino

Enlace Externo:• Genio y figura de José Enrique Rodó

Biografia de Becquer Gustavo Adolfo:Poeta Romantico

Biografia de Bécquer Gustavo Adolfo Poeta Español

GUSTAVO ADOLFO BECQUER fue el hombre que escribió los poemas de amor más populares y románticos.

Si bien vivió apenas treinta años, este genial poeta tuvo tiempo de escribir dos de las mayores obras de su tiempo: Leyendas, un conjunto de relatos en prosa repletos de misterio y de fantasía, y un libro de poemas titulado Rimas, que es un apasionado canto al amor y que, publicado un año después de su muerte, le convirtió en el más genuino representante del romanticismo hispano.

Aun perteneciendo a una generación posterior a la del pleno romanticismo español, Gustavo Adolfo Bécquer encarna una de los cumbres de la poesía romántica en España.

Y esto es debido a que, incluso en medio de la vulgaridad de su vida, Bécquer fue un temperamento apasionado, melancólico y sentimental.

Verdadero artista, fue creador de formas inolvidables de belleza, cuyo delicado sabor se aprecia más y más con el transcurso de los años, sin perder trascendencia a pesar de su popularización.

No tuvo una fuerza lírica considerable, quizás a causa de que su carrera se malogró por su prematura muerte.

Pero, en cambio, sus Rimas poseen una exquisitez sentimental, un divagar alado y un encanto brumoso muy de acuerdo con su espíritu y con el modelo que debió tomar para sus composiciones: Heine.

Las Leyendas de Bécquer superaron a todos los intentos anteriores en este género, y su prosa es considerada como el ejemplo más acabado de la prosa poética en la época del romanticismo.

Biografia de Becquer Gustavo Adolfo
Gustavo Adolfo Becquer: Nació en Sevilla (1836) y quedó huérfano desde muy niño. Creció entonces al cuidado de su madrina, quien lo hizo educar en el Colegio de San Telmo. Muy contraído a la lectura y a la música, pasó su adolescencia retraído en la biblioteca de su tutora y consagrado a componer sus primeros ensayos poéticos.

Un canto al amor: El centenar de composiciones que integran la obra poética Rimas pueden agruparse bajo cuatro categorías generales: la primera, habla de a creación poética; la segunda se centra exclusivamente en el tema amoroso, ya sea como exaltación arrebatada, ya como triste desengaño; la tercera da cuenta del sufrimiento generado por el desencuentro y la ruptura, mientras que la última gira alrededor del sinsentido de la vicia cotidiana y la melancolía ante el vacío que deja la falta de amor, y se centra en el olvido y la muerte. Por la sencillez de su estilo y su gran musicalidad, sumado a la universalidad de los temas que abordan, las Rimas de Bécquer son uno de los libros de poesía más populares de entre los escritos en lengua española.

Hijo de un pintor sevillano, Gustavo Adolfo nació en la antigua Hispalis el 17 de febrero de 1836. A muy tierna edad, quedó huérfano de padre y madre, por lo que fue recogido, junto con su hermano Valeriano, por una tía.

En busca de gloria literaria, marchó después con su hermano Valeriano, pintor, a Madrid (1854). Allí pasó estrecheces económicas y practicó varios oficios, como periodista de notas literarias, autor teatral y escribiente en una oficina del gobierno.

Realizó por ese entonces con su hermano varios viajes artísticos por el interior del país. Se casó luego con Casta Esteban Navarro (1861), con la que tuvo dos hijos.

En 1854 se trasladó a Madrid para ocupar una plaza en la Dirección de Bienes Nacionales; pero perdió su empleo a causa de su inclinación a la poesía.

Desde 1860 figuró en la redacción de El Contemporáneo, en cuyas columnas aparecieron sus Cartas desde mi celda, escritas en 1864 en el monasterio de Veruela, cerca de Tarazona, mientras se recobraba de una enfermedad.

Realizó algunos viajes a distintas ciudades españolas en compañía de su hermano, cuyas impresiones publicó más tarde en la notable Historia de los
templos de España.

Publicó sueltas algunas de sus Rimas y de sus Leyendas. Como su salud se quebrantara, Bécquer salió de Madrid (1863) y fue a descansar al monasterio de Veruela (1864) por varios meses.

Su celebridad la debió a las Rimas, que fueron apareciendo en los últimos años de su vida, junto con una serie de leyendas mórbidas y fantásticas (El rayo de luna, La ajorca de oro, Maese Pedro el Organista, El Miserere, etc.).

Ocupó luego el cargo de fiscal de novelas y continuó publicando artículos, poesías y leyendas. Falleció su hermano Valeriano (1870), y apenas tres meses después, el propio Gustavo (1870).

Al año siguiente sus amigos hicieron una edición de dos tomos de sus Obras.

En 1870 fue nombrado director de La Ilustración de Madrid; pero ocupó muy poco este cargo, ya que moría el 22 de diciembre del mismo año.

El hombre. Un amigo íntimo (Julio Nombela) ha referido en una obra detalles de la vida personal de Bécquer, y lo ha retratado así: «Siempre fue serio. No rechazaba la broma, pero la esquivaba. Nunca lo vi reír; sonreír siempre, hasta cuando sufría. Tampoco le vi llorar; lloraba hacia adentro. Era paciente, sufrido, resignado; amante, bondadoso, Sabía compadecer, perdonar, admirar lo bueno y ocultar asimismo lo mísero y lo malo».

Las «Rimas». La obra poética de Bécquer es muy corta y se reduce a poco más de setenta composiciones (rimas), que el autor no reunió en volumen y sólo aparecieron en periódicos de la época.

Bécquer ha dejado escrito en varias partes su concepción personal de la poesía (Cartas literarias a una amiga).

Para el autor sevillano hay dos clases de poesía: una magnífica y sonora, hija de la meditación y del arte, y otra «natural, breve y seca que brota del alma como una chispa eléctrica, que hiere el sentimiento con una palabra y huye, y desnuda de artificio, desembarazada dentro de una forma libre, despierta, con una que las toca, las mil ideas que duermen en el océano sin fondo de la fantasía…»

A esta segunda clase de poesía pertenece la obra de Bécquer.

Sus poesías son por lo general breves y se distinguen por su gran musicalidad, fluidez de expresión y libertad de formas.

El tono es intimista y melancólico, sobrio y delicado, y da una impresión de ensueño, inmaterialidad y embelesamiento estético.

La poesía becqueriana recoge en esto el eco de algunos poetas nórdicos, en especial del alemán Heine. con qusen se lo ha comparado, y simultáneamente de la más pura tradición poética española, San Juan de la Cruz. Lope y otros.

En su conjunto, las Rimas son «la historia de una gran pasión ideal que tiene mucho de melancólica y alguna vez de sombría» (Hurtado y Palencia).

El tema fundamental es el amor, pero lo combina con el destino humano, la muerte, la soledad, la poesía, la mujer, la gloria y los sueños, es decir, el repertorio típico del lirismo romántico.

En lo formal, usó gran variedad de metros y estrofas, y principalmente, combinó medidas en cada composición (polimetría).

Entre las más recordadas merecen citarse Yo sé un himno gigante y extraño; Del salón en el ángulo oscuro, ¿Qué es poesía?; Cerraron sus ojos; No digáis que agotado su tesoro; Volverán las oscuras golondrinas, etc.

El becquerianismo. Las composiciones de Bécquer se han hecho famosas a través del tiempo »y han sido objeto de muchísimas imitaciones en España y en América.

Bécquer hizo escuela, y de su arte nació el becquerianismo en poesía, aunque ningún artista ha podido igualar al maestro.

La crítica erudita ha rastreado influencias y antecedentes, a su vez, de la poesía de Bécquer, y los ha encontrado y probado en varios casos.

Sin embargo «este poeta lo es por entero, es un gran poeta original, es el más fino lírico español del siglo último» (Dámaso Alonso).

Su innovación literaria y la repercusión de su obra en la historia de la literatura española, ha sido comparada a la de Garcilaso de la Vega.

Las «Leyendas». En prosa escribió varias obras, pero la más importante son las Leyendas, que también fueron apareciendo en publicaciones periódicas sin constituir un volumen único hasta después de su muerte.

Son historias fantásticas escritas en una prosa exquisita y galana, que el poeta sitúa en su mayor parte en la Edad Media española, y excepcionalmente, en otros lugares.

El amor, la muerte, la religión y los ensueños son los motivos principales. Algunas de las leyendas repiten motivos de sus poesías, y el mundo que revelan es un orbe de vaguedad, misterio e indefinición.

Pasajes de sus obras:

Maese Pérez, el organista: Maese Pérez, hombro santo, es el organista del convento de Santa Inés, en Sevilla. Ha consagrado toda su vida a su gran pasión, la música, que ejecuta en un órgano.

Durante una misa de gallo, en Nochebuena, muere frente a su instrumento después de una ejecución admirable.

En la misma fecha del año siguiente, se encarga de la ejecución a un organista rival suyo y fracasado, quien iguala al músico muerto.

Pero al año siguiente, consagrado el sucesor, se lo encarga de la misma tarea en el órgano de la catedral, mientras a la hija de Maese Pérez se le encomienda reemplazar a su padre.

El organista envidioso fracasa en la catedral, mientras la hija, al sentarse en el lugar de su padre, comprueba que el órgano suena solo. El alma de Maese Pérez había bajado del cielo en las dos últimas ocasiones a tocar.

El rayo de luna: Un noble rico, de espíritu romántico y soñador, cree ver una noche mientras vagaba por los claustros de un convento abandonado de los Templarios, a una mujer misteriosa.

Corre tras ella para alcanzarla, presa de un súbito enamoramiento, pero no lo consigue. La busca luego en vano por el Duero y la ciudad de Soria.

Sólo dos meses después, en el mismo convento, vuelve a verla, pero una gran desilusión lo enloquece: su adorada mujer era solo un rayo de luna. La vida es asi, sólo un rayo de luna.

El miserere: Un romero músico se entera de una legendaria tradición y marcha un jueves santo por la noche, a escuchar un misterioso miserere en un convento sacrilegamente incendiado siglos atrás.

Allí, a la medianoche, ve un espectáculo maravilloso: todo se renueva, y ios monjes esqueléticos entonan un magnifico miserere.

El romero se desmaya y quiere luego escribir esta música, pero enloquece en su vano intento. El manuscrito queda así inconcluso.

Fuentes Consultadas: Literatura Española, Hispanoamericana y Argentina de Carlos Alberto Loprete Editorial Plus Ultra

fuentes

Temas Relacionados

Biografia de Jose de Espronceda,poeta
Biografia de Becquer Gustavo Adolfo, poeta romantico
Biografia de Rossini Gioachino Antonio, compositor italiano
Biografia Benito Perez Galdos, novelista

Enlace Externo:La poesía une a Gustavo Adolfo Bécquer

Cuadro Sinoptico:Caracteristicas de los Paises Desarrollado y Subdesarrollados

Cuadro Sinóptico:Características de los Países Desarrollados y Subdesarrollados

El desarrollo es el punto de partida para explicar la configuración y dinámica de los espacios geográficos mundiales. Así es posible distinguir dos mundos: el de los países desarrollados y el de los países en desarrollo, o sea, aquellos que están en marcha hacia el estado ideal para lograr el bienestar de la población. Los países desarrollados son los más industrializados, los más adelantados tecnológicamente y donde sus poblaciones gozan de bienestar; también se los llama países ricos o, de acuerdo con otras propuestas que ya hemos analizado, países del Norte o países centrales.

Los países en desarrollo son aquellos menos industrializados, y aquí cabe hacer primero una aclaración y luego una distinción. En realidad, la contrapartida del desarrollo es el subdesarrollo; así, se puede hablar del mundo subdesarrollado. o de los países pobres, o de los países del Sur o de los países de la periferia.

Hace unos años se dejó de utilizar el término «subdesarrollo» por su referencia (hasta peyorativa) a la condición de atraso, y se prefiere hablar c’e los «países en desarrollo». Dentro de esto:, últimos, a aquellos países que están en una situación más favorable se los llama «países de la semiperiferia». Otros autores, a partir de un enfoque propio del capitalismo avanzado y en el marco de la globalización, hablan de «países o de mercados emergentes».

cuadro paises en desarrollo

cuadro sinoptico paises desarrollados

 

Ver: Descripción Países Subdesarrollados y En Desarrollo

El Legado del Imperio Romano de Occidente :Las Leyes Romanas

El legado del imperio romano de occidente

La Caída del Imperio Romano: El derrumbamiento del Imperio Clásico se prolongó durante varios siglos y se debió a diversas razones.

Una de las fundamentales fue que el Imperio había alcanzado unas proporciones que a los romanos les resultaba difícil controlar

.En las provincias exteriores, los militares y ciudadanos empezaron a adoptar las costumbres y prácticas locales, y muchos soldados decidieron abandonar el servicio militar en favor de la opción más pacífica de poseer una tierra.

La presión de las fuerzas invasoras también contribuyó al debilitamiento del Imperio.

Pequeñas tribus bárbaras hicieron causa común y formaron poderosas confederaciones.

Los godos se unieron bajo un único líder y derrotaron al ejército del emperador Valente en la batalla de Adrianópolis el año 378, tras la cual los romanos no volvieron a derrotar a los godos. (amplia sobre la Caída del Imperio Romano)

ruinas del Imperio Romano

Los romanos no fueron los primeros cristianos.

Por el contrario, alimentaban a los leones con ellos por pura diversión.

Sin embargo, una vez convertido oficialmente al cristianismo, el Imperio Romano promovió, reforzó y difundió esa religión en Europa, el oeste asiático, el norte de África, hasta donde se extendían sus dominios.

La Iglesia logró riqueza y poder bajo la protección de los emperadores romanos.

La propia Roma se convirtió en capital de la cristiandad occidental, y hoy es sede de la Iglesia católica romana, pero, aunque parezca irónico, por la época Ruinas Romanas (Tarifa) en que el cristianismo se convertía en religión oficial el imperio desplazaba sus energías lejos de Roma.

Roma perduró cambiando, desarrollándose y reaccionando.

Los reyes gobernaron la ciudad-estado hasta que el pueblo se rebeló y los derrocó.

Llegó luego la República, que duró largo tiempo, y después el gobierno de los emperadores, que prevaleció durante varios siglos.

Mientras era una república, Roma fue creciendo hasta convertirse en un imperio.

En sus postreros años el imperio era cada vez menos romano, hasta que lo que quedó era ya algo muy distinto.

¿Contradicciones?.

Por supuesto. Cuando una civilización vigorosa dura más de 1.100 años — más de dos milenios si se considera el Imperio de Oriente como la parte bizantina del Imperio Romano — está por fuerza sometida a contradicciones.

En la cúspide de su poderío, Roma era demasiado grande como para no constituir un cúmulo de contradicciones, tanto en el estilo administrativo, como en la política militar y en las ten­dencias culturales.

Roma se disgregó una y otra vez, pero siempre per­manecía unida.

Antes de 387 a.C. no dejó historia escrita, ya que, según se presume, los registros se perdieron cuando los merodeadores celtas saquearon la ciudad ese año.

Sin embargo reaccionó, controlando la región occidental del centro de Italia, el Lacio, hacia 338, para extender su dominio a la mayor parte de la península italiana, hacia 268 a.C., y progresar sin pausa durante los 200 años siguientes.

Si durante los primeros siglos de nuestra era lo único que el imperio hizo fue promover la nueva religión, mantuvo de todas maneras una enorme influencia en todo el mundo.

La difusión del cristianismo fue sólo una manifestación tardía de esta asombrosa civilización.

Durante la República (de 509 a 39 a.C.) la antigua ciudad-estado se convirtió en la mayor potencia europea y en el imperio dominante de la región mediterránea.

Tras la muerte de Alejandro, Roma reemplazó con el tiempo a sus herederos y absorbió mucho de lo que el macedonio  había acumulado, incluyendo Grecia y Macedonia.

Venció a Cartago en una serie de guerras (las guerras púnicas), y se adueñó de las riquezas y vastos territorios de esta ciudad-estado del norte de África.

Roma absorbió libremente ciertos rasgos de otras culturas: el panteón de los dioses griegos, la democracia al estilo ateniense y la tecnología del trabajo de los metales de una cultura italiana anterior, la de los etruscos.

Más aún, la civilización romana hizo tanto con todo lo que se apropió, que no se puede sobreestimar su impacto, en su tiempo y para siempre.

¿Cómo se detecta hoy la influencia de Roma?.

De muchas mane­ras.

En primer lugar, la lengua romana, el latín, es la base no sólo del italiano sino también del francés, el castellano, el portugués y el rumano. También dejó fuertes huellas en idiomas no latinos como el inglés.

Aun después de que el latín se convirtiera en lengua muerta, permaneció siendo el idioma de la erudición, la medicina y la ciencia.

También fue el lenguaje unificador de la Iglesia católica romana, que para Roma y otros países europeos, antes del siglo dieciséis d.C., era simplemente la Iglesia: la única que después de la Reforma protestante, y hasta mediados del siglo veinte, la misa católica en todo el mundo se celebraba en latín.

Del Imperio Romano de Occidente no quedaba más que el nombre mu­cho antes de su desaparición oficial, en 476 d.C. (su parte oriental, el Imperio Bizantino, sobrevivió hasta 1453).

Aunque Roma no era más una capital imperial, su nombre permaneció en la mente de los pueblos en forma tan amplia y duradera que evocaba el poder y una cierta aura de legitimidad.

Por supuesto, la razón residía en parte en que la Iglesia seguía teniendo allí su sede, pero estaba allí justamente por lo que Roma había sido en su apogeo político: el centro del mundo occidental.

El Sacro Imperio Romano, confederación de principados y ducados euro­peos aparecida mucho más tarde, que modificó formas y lealtades du­rante siglos, debe su nombre al respeto que los europeos medievales tenían todavía por la noción del poder romano.

Se inició el imperio men­cionado en 800 d.C., cuando el papa León III otorgó el título de emperador a Carlomagno, rey de los francos y primer gobernante en lograr la unidad de la mayor parte de Europa occidental, bajo una autoridad úni­ca, tras la caída del Imperio Romano.

El imperio de Carlomagno, con sede en lo que hoy es Francia, no le sobrevivió mucho tiempo, ya que el rey alemán Otón I fundó, en 962 d.C., el nuevo Sacro Imperio Romano Germánico, que resistió hasta el siglo diecinueve.

Aparte de la bendición papal de este imperio que se unificó Austria y Álemania menos en el papel, poco tenía que ver con Roma, pero el término romano poseía un dejo de legitimidad imperial.

Otros términos romanos perduraron, en especial aquéllos que se referían a cargos de autoridad.

El título ruso zar, lo mismo que el alemán kaiser, provienen ambos de la palabra latina caesar, césar .Aun el nombre de una poderosa familia dinástica, los Romanov, que gobernaron Rusia de 1613 a 1917, se refería a la Roma imperial.

El legado de Roma está presente en Europa, América y otras regiones culturalmente influidas por los europeos: amplia zona que comprende las Filipinas, Sudáfrica y la mayoría del continente africano, Australia y, podríamos decir, el resto del mundo.

La influencia romana es tan penetrante que podríamos olvidar que existieron otros grandes centros de poder en tiempos de Roma, lo cual sería una seria omisión.

Temas Relacionados:

Linea de Tiempo del Imperio Romano
Origen del Cristianismo en el Imperio Romano:
El Bajo Imperio Romano Caracteristicas y Organizacion
Historia de Roma Antigua Evolución,la Vida,Religion El Imperio
Las Invasiones Barbaras y la Caida del Imperio Romano
Enfermedades En El Imperio Romano:Causas de la Peste en Roma
El Derecho en Roma Antigua Origen, Objetivos Y Caracteristicas

Enlace Externo:• El legado de la civilización romana

Curiosidades Sobre Roma Antigua:Costumbres,Tradiciones,Vida

Curiosidades Sobre Roma Antigua:Costumbres, Tradiciones, Vida

Curiosidades Sobre Roma Antigua:Costumbres, Tradiciones, Vida

Los nombres de los meses tienen origen romano: agosto por ejemplo, honra al emperador Augusto, mientras que marzo toma su nombre de Marte, dios de la guerra.

https://historiaybiografias.com/bullet01.gif

Los romanos creían que la diosa de la suerte, Fortuna, controlaba sus vidas. Siempre llevaba los ojos vendados y, por lo tanto, no podía verlos por lo que tomaba sus decisiones al azar.

https://historiaybiografias.com/bullet01.gif

En su viaje por los Alpes para invadir Roma, en el año 218 a.C., el general cartaginés Aníbal perdió 14-000 hombres y 25 elefantes. Sin embargo, los soldados romanos tardaron 17 años en derrotarlo.

https://historiaybiografias.com/bullet01.gif

Los romanos inventaron una especie de hormigón, que hacían mezclando cal y tierra volcánica.

https://historiaybiografias.com/bullet01.gif

En el Coliseo de la  antigua Roma, hasta 5.000 parejas de gladiadores combatieron, y se podían llegar a matar a 5.000 animales en un solo espectáculo.

https://historiaybiografias.com/bullet01.gif

Los curanderos en ocasiones recomendaban la sangre de los gladiadores como tratamiento para combatir la infertilidad.

https://historiaybiografias.com/bullet01.gif

Para construir las paredes exteriores del Coliseo, se utilizaron 292.000 carretas de piedra travertina, transportadas a través de un camino especial desde Tívoli, en las colinas de las afueras de Roma.

https://historiaybiografias.com/bullet01.gif

Tras la llegada del cristianismo, la popularidad de los espectáculos en el Coliseo disminuyó, y grandes secciones de ese edificio fueron demolidas para proveer de material a otras construcciones. Esto siguió sucediendo en la Edad Media.

https://historiaybiografias.com/bullet01.gif

Si se capturaban esclavos rebeldes romanos, eran sacrificados: atados a una cruz y dejados ahí hasta que morían. En la revuelta encabezada por el gladiador Espartaco en 73 a.C., 6.000 esclavos fueron crucificados.

https://historiaybiografias.com/bullet01.gif

Un emperador, el loco Calígula (37-41 d.C), llevó su caballo al Senado e intentó nombrarlo senador.También proclamó que era un dios y tenía estatuas suyas en los templos.

https://historiaybiografias.com/bullet01.gif

Muchos talentosos pintores, artesanos, músicos, bailarines, actores y maestros de la antigua Roma eran esclavos.

https://historiaybiografias.com/bullet01.gif

En un hogar romano, el padre tenía el poder absoluto: podía incluso condenar a muerte a su esposa, a sus hijos y a cualquiera de sus sirvientes y esclavos si él creía que lo merecían.

https://historiaybiografias.com/bullet01.gif

Los romanos lavaban los platos frotándolos con arena y luego enjuagándolos con agua.

https://historiaybiografias.com/bullet01.gif

Cuando el Vesubio hizo erupción en 79 d.C., enterró la ciudad costera de Herculano bajo 20 m de cenizas y escombros.

https://historiaybiografias.com/bullet01.gif

Además de entrenamiento militar, a los legionarios del ejército romano se los instruía en supervivencia, ingeniería y construcción, para que pudieran erigir campamentos, fuertes y murallas.

https://historiaybiografias.com/bullet01.gif

La cultura y la civilización romana le deben mucho a la antigua Grecia. Los romanos adoraban a varios de los mismos dioses que los griegos, desarrollaron su alfabeto a partir del griego, diseñaron sus monedas bajo prototipos griegos, y mucho de su arte y su teatro se basaban en los griegos.

https://historiaybiografias.com/bullet01.gif

La lengua de la  antigua Roma era el latín, pero muchos de los pueblos que eran: gobernados por los romanos tenían su propia lengua o dialecto. Los óseos, que vivían en Campania (área alrededor de Nápoles), mantuvieron durante siglos su propia escritura.

https://historiaybiografias.com/bullet01.gif

Los trabajos de los escritores y filósofos romanos forman parte de los cimientos de la cultura occidental, y muchos de ellos , aún son leídos hoy día. Si no hubiera sido por los grupos de monjes medievales que los copiaron a mano y los ilustraron, muchos textos se habrían perdido.

¿Cómo sabemos tanto de la antigua Roma?

loba, romulo y remo

Los expertos han sido capaces de aprender mucho de la gran variedad de edificios y artefactos que aún existen.

La información sobre política, historia, religión y cultura proviene principalmente de documentos romanos; su escritura era muy sofisticada, con un alfabeto como el nuestro.

El arte romano -mosaicos, esculturas y pinturas-nos muestra claramente cómo se veían las personas y los objetos cotidianos y cómo era la vida en la antigua Roma.

¿Cuán diferentes eran las casas romanas de las actuales?

Las casas romanas tenían menos muebles y más decoración en paredes y pisos, con intrincados mosaicos, pinturas murales y detalles arquitectónicos como molduras y paneles.

Los divanes (especie de sofás con brazos pero sin respaldo) eran usados no sólo para dormir, sino también para descansar y comer; las comidas frecuentemente se servían en pequeñas mesas individuales y se consumían en posición reclinada.

Mucho menos primitivas de lo que te las imaginas, las casas de los ciudadanos más adinerados contaban con agua corriente, servicios y calefacción.

¿Los antiguos romanos comían lo mismo que nosotros?

Mucho de lo que comían y bebían nos es familiar: pan, huevos, fruta (como manzanas, peras, higos, dátiles, ciruelas y uvas), verduras (apio, zanahorias, col, legumbres y espárragos) y vino (frecuentemente diluido en agua).

Había menos carne en la dieta romana que en la moderna, pero el cordero y el cerdo eran populares, y el pescado fresco, junto con aves exóticas como grullas, pericos, flamencos y pavos reales, eran delicias que disfrutaban los muy ricos en las ocasiones especiales.

¿Cómo era la vida para las mujeres en la antigua Roma?

f3* Las mujeres romanas recibían muy poca instrucción, no podían votar ni gobernar; pocas ocupaciones, además de la de sacerdotisa, eran consideradas adecuadas.

El rango de una mujer en la sociedad reflejaba la posición de su marido, y podía, a través de él, ejercer considerable poder. Livia, la esposa del emperador Augusto, ejercía un papel no oficial, y era ampliamente aceptado el que ella reinara junto a él, gobernara en su ausencia y hasta tuviera un duplicado del sello oficial.

————-  00000 ————

RÉCORDS ROMANOS

TRIUNFO ARQUITECTÓNICO: El templo del Panteón, aún en pie (terminado en el año 24 d.C.), tiene una enorme cúpula curva, la más grande que existió hasta el siglo XIX.

CABEZA EN UNA MONEDA: El primer romano vivo que apareció en una moneda fue Julio César, tras haber dejado el poder en el 49 a.C.

METRÓPOLIS PRÓSPERA: Roma no era sólo la capital del Imperio, sino la ciudad más grande, con más de 1.000.000 de habitantes en el año 1 de nuestra era.

PARAÍSO DE VENTAS El primer centro comercial fue construido por el emperador Trajano en Roma. Organizado en varios niveles, tenía más de 150 tiendas que vendían de todo, desde comida hasta sedas y especias.

CAMINOS A ROMA: La Vía Appia fue el primer camino de una sofisticada red que llegó a cubrir 96.500 Km. y conectó Roma con todas las ciudades importantes del sur de Italia.

INFLACIÓN GALOPANTE: Cuando comenzó a declinar el Imperio Romano, los precios se descontrolaron. Entre 200 y 280 d.C., en Egipto el costo de una carga de trigo subió de 16 a 120.000 dracmas.

HISTORIA DETALLADA: El erudito Tito Livio escribió la historia de Roma en 142 libros, 35 de los cuales se conservan. Esta extensa obra se usaba como libro de texto en las escuelas romanas.

Temas Relacionados:

Linea de Tiempo del Imperio Romano
Origen del Cristianismo en el Imperio Romano:
El Bajo Imperio Romano Caracteristicas y Organizacion
Historia de Roma Antigua Evolución,la Vida,Religion El Imperio
Las Invasiones Barbaras y la Caida del Imperio Romano
Enfermedades En El Imperio Romano:Causas de la Peste en Roma
El Derecho en Roma Antigua Origen, Objetivos Y Caracteristicas

Enlace Externo:Anécdotas y Curiosidades del Imperio Romano

 

Resumen de Roma Antigua:Historia de la Monarquia y Republica

Resumen Historia de de Roma Antigua
Monarquía, República e Imperio

ACLARACIÓN: Esto es un sucinto resumen de la historia del pueblo romano realizado con el solo objeto de dar al lector una somera idea  de lo acontecido en aquella etapa de la humanidad. (puedes ampliar los temas)

► RESUMEN DE LA HISTORIA DE ROMA:   

A partir del II milenio a. de C, casi a la vez que los aqueos o micenios en Grecia, penetraron en Italia una serie de pueblos de estirpe indoeuropea que se han denominado itálicos.

Según parece, no todos los pueblos itálicos llegaron al mismo tiempo, sino que fueron penetrando en oleadas sucesivas.

Los primeros en llegar fueron los latinos, que se asentaron en la región central de Italia, en el Latium (el Lacio).

El Lacio, la región en la que se asentaron los latinos, está constituida por una llanura ligeramente ondulada que se extiende por el curso inferior del río Tíber y cuya superficie es de unos 1.500 km². Se encuentra enclavada entre el Tíber —navegable en la Antigüedad—, el mar Tirreno y una serie de cadenas montañosas.

La región se dedicaba básicamente a la agricultura y la ganadería y era la zona natural de paso entre las regiones de Etruria (al norte del Lacio) y Campania (al sur), más ricas y civilizadas.

Pues bien, en esta región, en la orilla izquierda del Tíber, a unos 25 km del mar, sobre unas colinas escarpadas —y, por tanto, favorables para la defensa—, se fundó la ciudad de Roma, en el siglo VIII a. de C, según la tradición el 21 de abril del 753.

Históricamente parece que Roma surgió al fusionarse en un único núcleo urbano unas aldeas situadas en las colinas próximas al Tíber, en concreto, la llamada Roma quadrata (Roma cuadrada, el más antiguo núcleo de población), situada en la colina del Palatino y habitada por latinos, y un conjunto de aldeas pobladas por los sabinos. Este núcleo primitivo abarcaba siete colinas, nombradas en la leyenda de la fundación de Roma.

► Origen:

-800 un pueblo llamado etruscos, del norte de Italia, luego en el -600 los latinos y sabinos vencieron a los etruscos.

La historia de Roma se divide en tres etapas:

a- Monarquía

b- República

c- Imperio 

► Monarquía: (-750)

Existía un rey con poderes religiosos, y un Senado con poderes políticos.

La leyenda dice que en -750 Rómulo y Remo fueron dos niños abandonados por su madre y que una loba los amamanto hasta que ya grandes decidieron fundar una ciudad.

Para decidir quien seria el Rey, ambos hermanos pelearon hasta la muerte de Remo. Rómulo fundó la ciudad y la llamó Remo en honor a su hermano.

Para habitarla realizó una gran fiesta invitando a los sabinos de la zona junto a sus mujeres, las cuales fueron raptadas por los romanos y obligadas a procrear niños.

En el -600, cuando los latinos vencieron a los etruscos el poder del rey disminuyó y el Senado concentró todo el poder para dirigir este pueblo.   (ampliar tema sobre la monarquía)

► La  República: (-600) (cosa pública)

El poder residía en el Senado, generalmente compuesto por los hombres mas anciano , por ende, mas sabios de la ciudad, que ocupaban su cargo de por vida. Se realizan Asambleas públicas donde los ciudadanos podían intervenir y opinar en las decisiones políticas.

Había magistraturas, sin remuneración y reelectas cada año.

Estaban los: Cónsules, Pretores, Censores, Dictador, Tribunos. Para ellos era un gran honor ser elegidos para desempeñar tareas que pudieran decidir sobre el futuro de Roma.

Estos eran asesorados por el Senado.

► Clases Sociales:

Patricios, que pertenecían a la aristocracia pues su ancestros eran los fundadores de Roma, y gozaban de todos los privilegios políticos, sociales y religiosos.

Eran los padres de Roma.

Plebeyos (sign. Multitud) se refiere al pueblo, y no tenían derechos.

No podían elegir a sus gobernantes, menos ocupar cargos. No recibían tierras en los repartos. No tenían protecciones legales.

► Esclavos 

En esta etapa de Roma se desarrollas las luchas entre estas dos clases sociales para logran la igualdad de derechos. En esa época no había leyes escritas.

Unas de las medidas tomadas por los plebeyos, fue el de su alejamiento total de la ciudad, hacia un monte, dejándola desierta.

Las primeras reformas fueron la publicación de la: Ley de las 12 Tablas en el -450, donde se mejoran las condiciones de los plebeyos, permitiéndoles ocupar algunos cargos políticos, los Tribunos de la Plebe.

El Foro Romano era el lugar público donde se discutían en Asamblea las decisiones de estado.

También había actividades religiosas, se hacían negocios y se paseaba. Estaba rodeado de templos en honor a sus dioses y arcos de triunfos para recordar las victorias.

También en esta etapa comienza la verdadera expansión, aquí Roma alcanza dominar el mayor territorio de su historia.

► Guerras Púnica:

fue contra la exitosa Cartago al norte de África.  Las luchas comenzaron en el -220 y duraron casi 20 años. Aníbal dirigía el ejército cartaginés y decidió combatir a los romanos en su propia ciudad.

Para ello formó un poderoso ejército formando por 40000 soldados, con 40 elefantes africanos preparados para aplastar todo lo que se le cruzara en el camino. Cruzó los Alpes desde España y entro a Italia.

Tuvo un enorme desgaste militar debido al inhumano esfuerzo y como no recibió apoyo militar desde Cartago fue vencido por el general romano Escipión, conocido como el africano por el color negro de su piel.

Mas tarde Roma continuó con la expansión hacia oriente y conquistó el mayor territorio de su historia.

Muchos pueblos antes tan poderoso ejército, no luchaba y trataba de conseguir alguna ventaja. Roma no los sometía, pero le exigía el pago de tributos.

Esa zona conquistada era agregada como provincia del estado, inclusive a veces esos pueblos no conseguían la ciudadanía romana, perdiendo los consecuentes derechos.

Las luchas por los derechos civiles contra los patricios continuaron.

Ahora llegan dos grandes hombres que lucharon con toda su pasión para mejorar la vida y condición de los plebeyos. (-130).

Ellos fueron los hermanos Graco, Tiberio y Cayo, Tribunos de la Plebe, que con su gran poder de oratoria lograron un reparto mas equitativo de las tierras conquistada y un precio mas bajo de las semillas de trigo.

De todas maneras cuando las exigencias fueron en aumento, los hermanos fueron asesinados.

En este proceso de luchas civiles se forman dos grupos: uno los populares que defendían los cambios y otros los optimates que eran conservadores enemigos de cualquier mejora para los pobres. Por los primeros estaba Mario y Sila por los otros.

El ejército era una institución muy importante para el mantenimiento del orden, control y sostenimiento en las magistraturas en el gobierno de los generales victoriosos, para algunos era muy importante incorporar los plebeyos al ejército.

Luego de sangrientas luchas internas, Sila venció a Mario y durante su gobierno Sila tomó medidas que quitaron poder a los tribunos de la plebe y fortalecieron el poder del tradicional Senado. (-80)

Ahora la brecha entre ricos y pobres fue cada vez mas grande, mientras los patricios dueños del poder hacían ostentación de sus lujos y poder, el pueblo cada vez mas pobre, sufría diariamente las tristes consecuencias.

Para ellos el Estado repartió mucho trigo y realizaba espectáculos para entretener a los desocupados. Pan y Circo era el lema.

Vespaciano en el -80 construyó el Coliseo Romano con capacidad para 50.000 personas y le llevó 10 años.

También hubo sublevaciones de esclavos debido a la crueldad con que eran tratados. Ellos no querían la libertad pero si una mejora en su trato.

El mas famoso fue Espartaco, que formó un poderoso ejército y logró mantener en vilo a los romanos durante 2 años. (-70)

Cualquier familia tenía de 4  6 esclavos. No valían nada. Un podía llegar tener 20000. Muchos eran cultos y enseñaban a los niños. También tenían profesiones como zapateros, herreros, sastres, etc.

► Los Gladiadores:

  • Retiario con una red y horquilla de 3 puntas
  • Tracio
  • Sanmita los mas protegidos.

Los comerciantes importaban muchas mercaderías:

Vinos de Francia

Aceite y Maderas de España

Hierro de Alemania

Cristales de Siria

Sedas de China

Cereales de Egipto

Eran largos y peligrosos viajes.

Durante el -100, donde las luchas civiles eran constantes, se observó que no conducían a nada y solo se peleaba para disputarse el poder sin pensar en la grandeza de Roma.

También vieron que semejante territorio no podía se gobernada por estas instituciones republicanas, por lo tanto en el -60 se decidió concentrar el poder en un triunvirato formado por Craso, un rico comerciante, Pompeyo un general victorioso en África y Julio César un patricio con honores.

Biografia de Julio César Obra Política Cronologia y Asesinato

Las luchas por el poder comenzaron nuevamente.

Estando alejado Julio César, Pompeyo se declaró Cónsul único con el apoyo del Senado.

Enterado de esto César con su gran ejército ataca a Roma, y lo vence en la batalla de Farsalia.

Craso había muerto y Julio César queda como único gobernante de la república.

Ejerció el cargo de Imperator perpetuo

Reforzó el Senado, colocó a algunos amigos.

Tuvo el apoyo de todas la legiones, y fue el jefe del ejército.

Decidió sobre la paz o la guerra

Ejerció el poder de los Censores

Favoreció a los plebeyos, entregando tierras y cereales baratos.

Modificó el calendario utilizado durante 1500 años. (Juliano)

En marzo de -44 mediante una conspiración organizada por su hijastro Bruto, fue asesinado con 3º apuñaladas en las puertas del Senado

En esta etapa, cuando César se dirige hacia Egipto para vencer a Pompeyo, conoce a Cleopatra. Allí se enamoran, y César asesina a Ptolomeo hermano de Cleopatra, quedando ésta en el poder.

Luego de César, se crea un segundo triunvirato formado por:

Octavio, hijo adoptivo de César

Marco Antonio

Lépido

Ambos jefes de la caballeriza de César.

Al poco tiempo nuevamente las luchas por el poder re comenzaron. Octavio vence a Marco Antonio en la batalla de Accio en el -31.

Marco Antonio había rechazado casarse con la hermana de Octavio, Octavia y se había enamorado de Cleoptara.

Vencido Marco Antonio, Cleopatra al ver que no podía negociar con Octavio, decidió matarse con la mordedura de una serpiente venenosa.

Octavio recibió el apoyo de los sectores mas ricos e importantes de la ciudad y se convirtió en el único dueño del poder. Se hizo llamar emperador, para no usar el nombre de rey, ya que el pueblo odiaba la monarquía.

También se agregó el nombre de Augusto, que significa sagrado, que tenía una misión divina.

El ejército fue fortalecido y mejorado.

Biografia de Augusto Cayo Octavio Emperador Romano

Comenzaron a vivir en las fronteras, viviendo en campamentos. Los ciudadanos debían servir a Roma durante 20 años en el mismo.

Octavio tenia su guardia personal, llamada guardia pretoriana.

La Legiones estaban formadas por 50 centurias, fuertemente equipadas y adiestradas. Caminaban 30 km. Por día, con un gran peso.

Nace en Belén Jesucristo.

Consolidado el poder unipersonal, comienza la última etapa de Roma, conocida como el imperio.

Muerto Octavio, comienza la familia Julia-Claudia hasta el 70 d.c. Tiberio fue el primero de ellos, luego Calígula, Claudio y Nerón.

Luego: Flavios, Antoninos, Severos.

Bajo Trajano el imperio alcanzó la maxima extensión. (120)

Adriano construyó el muro que lleva su nombre en el norte de Inglaterra, al ver que no podía vencer a los celtas. Tardó 80 años. Tiene 120 km. De la largo, por 5 m. De alto, y posee 80 torres para la vigilancia de la zona.

En el 230 Dioclesiano, reparte el territorio en 4 zonas con un gobernador en cada una de las mismas, con la finalidad de mejorar el control de las fronteras.

En 300 asume Constantino, que acaba con los gobernadores y unifica nuevamente el poder, porque para los romanos el imperio crecía cuando el poder se concentraba en una sola persona. Funda Constantinopla en Turquía.

Constantino se hizo católico y decretó al cristianismo como la religión oficial.

► La Vida de los Romanos:

En el foro discutían los temas de estado, y era el centro de la ciudad.

Las casas eran altas, de varias plantas y se encontraban muy cercas unas de otras.

La basura era arrojada en las calles, las cuales eran muy sucias. Algunas tenían un sistema de calefacción por losa radiante.

Eran muy sociales y se encontraban en los bares a beber vino y discutir. Ellos estudiaban en arte de la oratoria y retórica.

Eran politeístas y su principal dios era Júpiter el padre de todos los demás. Aparecieron otros como Baco el dios del vino, Vestra la diosa del hogar.

El emperador consultaba a los dioses mediante «augur«, que se dedicaban a interpretar los caprichosos mensajes de estos.

La familia tradicional romana estaba constituida por el padre, su mujer, dos o tres hijos o hijas, los esclavos domésticos y los antiguos esclavos, ahora liberados, denominados libertos.

Se trata de una familia absolutamente patriarcal donde el pater familias controla todo el poder sobre los demás miembros así como la disponibilidad de los bienes que poseen.

La familia será uno de los elementos esenciales de la sociedad romana.

Las mujeres enseñaban a sus hijas el arte de la casa, como tejer, coser, cocinar y cuidar la llama de Vesta.

También manejaban a los esclavos en la casas. No participaban en la vida política, inclusive ni opinaban en esos temas frente a sus maridos.

Cuando se casaban el marido entraba en brazos a su amada, pues le aseguraba un vida feliz.

El padre de la novia debía entregar una dote al marido, que este debía devolver en caso de que la mujer abandonase a su marido, lo cual estaba permitido. Se casaban muy jóvenes a los 12 años.

Vestían una toga y sandalías en los pies. Las mujeres usaban adornos en el pelo como peinetas, broches, aros y pulseras.

El color morado en la toga indicaba que ocupaba un cargo público.

Comían acostados en lechos con lugar para tres, y las fiestas eran verdaeras orgías interminables.

Cuando estaba llenos , vomitaban en lugares preparados para ello y seguían comiendo hasta «reventar». Algunos han muerto.

Los niños acomodados iban a la escuela y se le enseñaba a hablar bien , pues se aseguraban un cargo político en el futuro. Muchos esclavos cultos tenían esta función en el hogar.

Los más pobres trabajaban ayudando a su padre. Usaban el ábaco para contar y escribían en tablillas de cera.

Al morir se les labraba en la piedra la profesión que realizaban en la vida.

Conocían el cemento, el arco de medio punto como elemento estructural y realzaron grandes acueductos para el transporte de agua.

La diversión con mayúsculas del mundo romano es el circo o los juegos circenses. Los altos dignatarios, con el sitio reservado, accedían al recinto cuando ya estaba lleno, momento en que la muchedumbre manifestaba su cercanía o lejanía de los representantes populares.

A continuación se sorteaban las parejas de luchadores, se examinaban las armas y se procedía al calentamiento.

Cuando estaba todo preparado se iniciaba el combate que solía ser a muerte.

Si uno de los luchadores caía, el vencedor se volvía al palco del editor -quien sufragaba los juegos- para que dictara sentencia: el caído podía vivir o morir allí mismo con un simple movimiento de dedo.

En muchos casos la valentía con la que se luchaba era un acicate para salvar la vida en este delicado momento.

Pero uno de los principales motivos del espectáculo era la sangre de los gladiadores, que llegó a ser considerada como un remedio para curar la epilepsia.

La presencia de esclavos y esclavas en los hogares sería uno de los motivos de la libertad sexual con los que se relaciona el mundo romano.

Esta presunta libertad sexual estaría íntimamente relacionada con el amplio desarrollo de la prostitución.

Como en buena parte de las épocas históricas, en Roma las prostitutas tenían que llevar vestimentas diferentes, teñirse el cabello o llevar peluca amarilla e inscribirse en un registro municipal.

No en balde, Catón el Viejo dice que «es bueno que los jóvenes poseídos por la lujuria vayan a los burdeles en vez de tener que molestar a las esposas de otros hombres».

En el año 1 existe un registro con 32.000 prostitutas que estaban recogidas, habitualmente, en burdeles llamados lupanares, lugares con licencia municipal cercanos a los circos y anfiteatros o aquellos lugares donde el sexo era un complemento de la actividad principal: tabernas, baños o posadas.

El carácter recopilatorio de la ciencia continuó en los años centrales del Imperio siendo su mejor ejemplo la obra de Cayo Plinio el Viejo, (23-79), autor de la «Historia Natural» recogida en 37 libros.

El trabajo de Plinio es la mejor recopilación de los conocimientos relacionados con las ciencias naturales -medicina, astronomía, geografía, antropología-.

Otro de los investigadores más importantes de estos años será Séneca, escritor muy fecundo que se dedicó a numerosas disciplinas, incluso fue educador de Nerón.

Escribió siete libros sobre «Cuestiones naturales» que sirven como medio de conocimiento de la divinidad.

Entre los principales matemáticos y astrónomos encontramos a Claudio Ptolomeo, compilador de las enseñanzas de la escuela de Alejandría.

Volvió al sistema geocéntrico de Aristóteles y se dejó influir por las supersticiones de su tiempo al considerar que los cuerpos celestes influyen en el destino de los seres humanos.

Su obra titulada «Almagesto» fue la más importante del campo astronómico hasta el siglo XV.

En la medicina destaca la personalidad de Claudio Galeno (129-principios del siglo III) del que conservamos más de cien trabajos que serían traducidos en la Edad Media por árabes y judíos.

Su obra «Arte Médica» sería durante un largo tiempo considerada el mejor manual de medicina, continuando las enseñanzas de Hipócrates y la gran medicina griega.

Cicerón: Padre de Patria, al descubrir la conspiración de Catalinia, contra Pompeyo, miembro del primer triunvirato, en -63.

Fue un republicano. Conoció la tumba de Arquimedes en Siracusa. Fue asesinado por miembros del segundo triunvirato, su cabeza cortada y colgada en una tribuna.

Temas Relacionados:

Las Conquistas de los Plebeyos en Roma
El legado del imperio romano
Curiosidades de Roma Antigua
El Decenvirato en Roma Antigua Su Función Legislativa
Magistraturas en Roma Antigua
Los Hermanos Gracos:Tiberio y Cayo

Enlace Externo:Historia: 5 curiosidades sobre la antigua Roma

La Vida En Roma Antigua Costumbres Romanas Historia

La Vida y Costumbres En Roma Antigua

Sería muy interesante e instructivo hacer un viaje hacia la antigüedad, a los tiempos del mundo antiguo de Roma, un mundo que existió en realidad y pudiéramos ver con nuestros propios ojos la forma de vivir basada en la cual se ha levantado en época tan reciente nuestra civilización moderna.

Pompeya (la ciudad reconstruída luego de la erupción del Vesubio) da idea de lo que era la vida romana en una ciudad de la Italia del sur semi-helénica.

Las casas son muy sencillas, sólo la de los ricos tienen decoraciones artísticas.

El mobiliario es el justo, mesas, sillas poco cómodas, cofres, lechos, candelabros y muchas lámparas de barro, y en las cocinas cacerolas de cobre, coladores de bronce, botellas y balanzas.

No hay relojes, sino cuadrantes solares. Nada de lo que hoy exigimos para una existencia confortable, excepto los baños.

Es el carácter de la vida antigua y oriental, obras de arte y en casa de los ricos objetos de lujo, pero nada de comodidad.

Era un mundo cuyas casas no tenían chimeneas y cuyas habitaciones eran calentadas en tiempo de frío mediante un fuego encendido en medio de la habitación sobre un fogón o un brasero y que al encenderse lo llenaba todo de humo; en consecuencia las paredes, el techo y los muebles estaban ennegrecidos y más o menos cubiertos de hollín en todo momento.

La luz se obtenía con lámparas de aceite que no tenían tampoco, por supuesto, chimeneas y cuyo humo se añadía al del fuego del hogar y ocasionaba constantemente molestias oculares.

Era un mundo que tenía pocos conocimientos respecto de la forma de curar las enfermedades, pero que tenía gran fe en los remedios empíricos. «Mediáis nihil est, nisi conso-latio animi«, decía Petronio — el médico no es más que el consuelo de la mente—; el herbolario, que todavía encontramos en algunas esquinas de nuestras ciudades, en las ferias de las aldeas.

• Las Casas

Las casas romanas, aun faltándoles aquellas comodidades que consideramos hoy más indispensables y simples, eran por lo menos de construcción sólida; pero las viviendas griegas eran pequeñas y hechas de adobes.

No tenían calefacción en invierno, ni cuarto de baño u otro dispositivo sanitario, ni lavatorios; las camas se tendían sin sábanas y estaban constituidas en algunos casos por tiras de cuero que hacían el papel de muelles o somier, aunque esta comodidad era tenida por afeminada por Plutarco, quien al describir el lujo de la vida de Alcibíades, dice que hizo cortar los tablones de su galera para poder descansar muellemente tendiendo la cama, no sobre las tablas, sino suspendida sobre correas.

En su «Vida de Pelópidas», Plutarco dice de Timágoras, el enviado ateniense a Persia, que no sólo aceptó del rey los regalos de plata y oro, sino también «una rica cama y esclavos para tenderla, como si ese hubiese sido un arte desconocido para los griegos».

La indignación de Plutarco sugiere, con todo, que el arte de hacer la cama era verdaderamente conocido en Grecia (la otra importante civilización antigua) en esta época; el conocimiento era sin embargo de adquisición reciente, porque sino, no sería necesaria esta defensa relativa a que tal regalo indica la ignorancia persa acerca de las costumbres domésticas romanas y griegas.

• Las Comidas: Carnes , Vegetales y Bebidas

Las comidas consistían en un simple plato de cereales hervidos que los griegos llamaban «sitos», no muy diferente del plato que los romanos llamaban «puls» y de lo que nosotros denominaríamos potaje — o, posiblemente, algunas veces parecido al pan que usan actualmente los campesinos de Siria, masa sin levadura arrollada o conformada en forma de galleta delgada y cocida en el horno.

La carne no se obtenía comunmente, excepto en las festividades, cuando los animales sacrificados ante los dioses eran distribuidos hasta donde alcanzaba; había sin embargo otras cosas que podían comerse con los cereales: higos o aceitunas, dátiles secos, una cebolla o un nabo.

En un mundo como ése, ¿cuál es la posibilidad de obtener alimentos que se nos presenta?

En verano se podía obtener un poco de pescado, pero en invierno el mar estaba demasiado agitado para aquellos antiguos marineros, de manera que el pescado existente era principalmente aquel que había sido pescado y salado; verano e invierno la cantidad disponible era muy pequeña.

Más aún, los pescados mediterráneos no se consideraban un lujo y nunca eran ofrecidos como sacrificio.

Las hortalizas se cultivaban, pero había pocas substancias para abonarlas  y gran parte del de Italia no era muy fértil; las lluvias eran escasas en verano, y la mayor parte de las verduras debían comerse en estado fresco; los frijoles y los guisantes podían guardarse secos e incluso los nabos y cebollas podían hacerse durar bastante tiempo si se almacenaban en forma adecuada.

También podían conservarse los alimentos en salmuera, y Columella, en su libro 12°, da muchas recetas a este respecto.

Donde había muchos bosques que producían bellotas, los cerdos crecían a sus anchas y su carne si no se comía fresca podía salarse para comerla más tarde; pero estos alimentos eran como los dos fardos de alimentos que el coro de contrabandistas saca a escena en la ópera «Carmen», es decir, eran un decorado, no un medio de vivir.

El alimento más durable era el cereal y la labor más importante del agricultor era la producción de granos, 180 a 200 kilos era la producción media de una hectárea de trigo, en la cual se habían sembrado 40 kilos como semilla, afirmación que se obtiene de las cifras que da M. Francois de Neufcháteau en sus notas a «Le théátre d’agriculture«.

Además de esto, no obstante, como en el verdadero sentido de las palabras, el hombre no puede vivir sólo de pan o de potaje, los antiguos campesinos producían asimismo vino y aceite.

El potaje era el alimento principal que mantenía vivo el mundo antiguo, pero empleaban el aceite de oliva en la misma forma que los pueblos del norte usan hoy día la manteca, y, como lenitivo, bebían un vino poco fuerte que diluían con agua; además tenían algunos extras, como los llamaríamos hoy, constituidos por pescado o panceta de cerdo, generalmente salada, o verduras, generalmente secas o encurtidas, según proveía la buena suerte.

Cada comunidad se veía obligada a asegurarse la debida existencia de todos estos alimentos, y si esta cantidad no alcanzaba, entonces empezaban las penurias.

El mundo antiguo, por consiguiente, tanto en Grecia como en Roma, fue un mundo donde imperó el trabajo manual y la miseria.

Excepto las velas de los barcos y la fuerza del agua que se había usado poco, el hombre no disponía de ninguna fuente de poder mecánico que pudiese ayudarlo en su propio esfuerzo.

Ver: Los Banquetes en Roma Antigua

► LA SOCIEDAD ROMANA: EN ROMA

Era muy importante ser un cives (ciudadano). En un principio la ciudadanía romana estaba reservada a los que vivían en la ciudad de Roma, pero en el 89 a.C. se extendió a todos los que vivían en la península Itálica.

En el 212 d.C. se incluyó a todos los hombres libres que vivían dentro de los límites del imperio. Sin embargo, ni las mujeres ni los esclavos estaban incluidos.

• EL ORDEN SOCIAL ROMANO

La sociedad romana estaba organizada siguiendo una estricta jerarquía. Esta división social empezó muy pronto en la historia de Roma, alrededor del s. VI a.C.

Los ciudadanos más poderosos y privilegiados eran los patricios. Muchos de ellos descendían de terratenientes romanos y familias de políticos.

De estas familias provenían casi todos los senadores que gobernaban Roma.

En el segundo peldaño del escalafón estaban los equites (caballeros), que solían ser banqueros o ricos mercaderes que habían servido en el ejército o en la administración del estado.

PLEBEYOS

El gran grupo, formado por los ciudadanos más pobres, era el de los plebeyos, que en cierto momento ganaron la igualdad política con los patricios y los equites, y pudieron ser elegidos para formar parte del ejército u ocupar puestos en la administración.

ESCLAVOS

Los esclavos ocupaban el escalón más bajo de la sociedad romana y hacían los trabajos más duros.

Muchos de ellos eran prisioneros capturados durante las conquistas romanas.

No tenían ningún derecho, pero incluso entre los esclavos había distintas clases.

La dura vida de un esclavo que trabajaba en las minas no se parecía en nada a la de un esclavo griego que trabajaba como tutor de los niños romanos.

A partir del s. I d.C. las condiciones de los esclavos empezaron a mejorar y algunos consiguieron la libertad.

via publica en roma

 

He aquí una de las vías públicas del centro de Roma. Como se ve, presenta un aspecto animadísimo.

Estamos a media mañana, la «hora clave» de los romanos.

Esclavos y ciudadanos se apresuran a efectuar sus tareas, el vendedor ambulante de agua pregona su mercancía en busca de compradores, los comerciantes y artesanos trabajan en sus locales abiertos.

A la izquierda, vemos el establecimiento de un «tonsor», o peluquero. Un cliente, sentado en un escabel, espera ser… «desollado» por la tosca navaja del barbero.

Al lado hay un «termopolio», un bar, como decimos hoy.

El mostrador, una losa de mármol, da a la calle: un transeúnte se ha detenido para tomar una taza de vino caliente (la bebida preferida por los romanos), aromatizado con hierbas y resina de pino.

En todo el lado izquierdo de la calle aparecen altos edificios de amplios portales, siempre colmado degente que entra y que sale.

Estos grandes edificios son las «insulae», esto es, casas de varios pisos en que habitaban Ias familias  plebeyas. Pero no todas las casas romanas eran míseras como las «insulae».

A la derecha tenemos la «domus» de un rico patricio.

Por fuera no parece muy hermosa: consta sólo de planta baja y se abre a la vía pública mediante un estrecho portal  además, no tiene ventanas. Pero veámosla por dentro.

Pasada la entrada , nos hallamos en el «atrio» , una gran pieza con una extraña particularidad: en su techo hay una abertura cerca de seis metros cuadrados, y bajo ella, excavado en el  pavimento, un receptáculo llamado «impluvio».

A los romanos no les gustaba que su casa se abriera al exterior por medio de ventanas; para dar aire y luz a la misma, dejan el atrio parcialmente descubierto; cuando llovía, el agua, corriendo por los tejados inclinados, caía en el «impluvio» .

El atrio era, al principio, la habitación más importante de la «dormís»: en él estaba el hogar, símbolo de la unidad de la familia; en la época que nos ocupa, guardaba el altar de los Lares, las divinidades que «protegían» la casa, y también los bustos de los antepasados.

Los lados del atrio se abren a distintas habitaciones: la del vigilante o portero, la biblioteca , el escritorio, el guardarropa.

El «tablino»  separa el atrio del jardín.

Muchos romanos hacían de esta otra habitación el centro de la vivienda, el lugar de reunión de la familia, donde permanecía el amo de la casa y la señora se retiraba para hilar.

Hacia la derecha se encuentra el «triclinio» , el comedor de la «domus» romana.

Aquí, dispuestos a lo largo de las paredes, en forma de herradura, se hallaban los característicos lechos llamados «triclinia», en los que se tendían los romanos para comer.

Más allá del comedor un pasillo conduce al «peristilo» , bello jardín rodeado de galerías cubiertas.

A estas galerías  dan otras habitaciones: la alcoba de dormir los señores y las de sus hijos, y los alojamientos de los esclavos.
Nuestra visita ha terminado.

LA VIDA EN POMPEYA:

Como dijimos al inicio un hecho natural y fortuito nos ha proporcionado el medio de representarnos con cierta seguridad la vida que se hacía en una ciudad romana del imperio.

El año 79 de nuestra Era, una erupción del Vesubio destruyó dos ciudades llamadas: Herculano y Pompeya.

Aproximadamente en el siglo XIX se hicieron excavaciones en esas ciudades donde se encontraron bellas estatuas y rollos de manuscritos abrasados.

Mediante esas investigaciones Pompeya ha vuelto a ver la luz.

Los tejados de los edificios están caídos y faltan los objetos más preciosos que los habitantes fueron a buscar después de la erupción.

Pero todas las paredes de las construcciones permanecen en pie, con los anuncios pintados en rojo y hasta los letreros hechos con carbón.

El pavimento de las calles muestra todavía los carriles hechos para el tránsito de los carros.

Pompeya era una ciudad nueva y una ciudad de placer, con calles rectas y que se cortaban en ángulo recto, pavimentadas con anchas losas y provistas de aceras, excepto la calle principal que era estrecha y tortuosa y en la que dos carros no podían cruzarse.

Las casas, bajas (de dos pisos a lo sumo), apenas tenían ventanas a la calle, las habitaciones miraban al patio interior según la costumbre griega.

Pero en la calle principal las casas estaban bordeadas por una fila de tiendecitas en que moraban los mercaderes.

La plaza, bastante pequeña, estaba rodeada de monumentos: del lado oriental la curia donde se reunía el Senado de la ciudad, un edificio erigido por una sacerdotisa y otro que parece haber sido mercado; del lado sur tres pequeños tribunales; al oeste una basílica y un templo.

Las tiendas en que todavía se hallan los objetos de venta dan idea de un comercio poco importante. Eran pequeñas, cerradas solamente con postigos de madera.

Los establecimientos de bebidas tenían un distintivo pintado.

Uno de ellos representa un elefante que custodia un enano y está rodeado de una serpiente con este letrero en encarnado: «Albergue. Aquí se alquila un comedor». (Hospitium. Hic locatur tríclinium cum tribus lectis).

Se ha encontrado pan, moldes de pastelería, vasijas de barro con frutas dentro.

Se han descubierto también panaderías con molinos de brazo, una platería con alhajas de plata, la tienda de un tintorero, la casa de un cirujano, con instrumentos de bronce, el taller de un escultor con bloques de mármol y estatuas empezadas.

Las termas, baños clientes públicos, se componían de un vestuario donde se desnudaban los oncurrentes, una piscina de agua fría, otra de agua caliente y una sala de estufa.

El baño comprendía tres partes por lo menos: el bañista entraba en la sala tibia (tepidaium), luego en la sala caliente para transpirar, luego hacía que la rociaran el cuerpo con agua caliente o se sumergía en la piscina de agua fría.

En una quinta de Pompeya (que se ha llamado de Diómedes) el propietario tenía toda una organización de baños alrededor de un patio triangular, calentado por una caldera colocada en un subterráneo, desde la que el calor subía por tubos de barro cocido metidos dentro de las paredes.

Había un vestuario, tres salas (fría, tibia y caliente) y en el patio una piscina a la que se bajaba por escaleras.

Los letreros en las paredes hacían el oficio de nuestros carteles electorales. Se han encontrado más de 1.500 relativos a las elecciones de duunviro o de edil.

Por lo común uno de los ciudadanos o una corporación es la que recomienda al candidato.

Un letrero dice, por.ejemplo: «Nombrad edil a Cayo Polibio, trae buen pan». Muchas veces se hace el elogio del candidato: «Jamás ha hecho mal a nadie», o «no dilapidará el Tesoro».

Se trataba de elecciones municipales, ya no se verificaban en el Imperio elecciones políticas.

LAS COSTUMBRES

Los escritores romanos de los primeros tiempos del Imperio, Séneca, Tácito, y sobre todo los satíricos, Petronio, Juvenal y Marcial, han descrito de tal manera las costumbres de su época, que nos hemos habituado a considerar como muy corrompida la «Roma de los Césares».

Pero al querer formarnos una idea justa de la sociedad de aquel tiempo, no hay que confundir Roma con el resto del Imperio, ni a los ricos hechos de pronto con el conjunto de la población.

Había, ciertamente, una desigualdad enorme entre las gentes desde que un corto número de nobles de una sola ciudad había reconcentrado en sus manos todas las riquezas y todos los poderes del mundo antiguo.

De un lado aparecían unos cuandos millares de nobles y gente advenediza viviendo con un lujo desenfrenado, de otro centenares de miles de hombres libres en la indigencia y millones de esclavos padeciendo en completa-opresión.

La transformación de la sociedad, empezada desde el momento de la conquista, en el siglo II antes de nuestra Era, se había acabado en tiempos del Imperio.

Los ricos romanos habían copiado los hábitos de los príncipes del Oriente helenizado.

Pasaban horas enteras a la mesa, tendidos en lechos a la moda oriental. Muchos, después de haber comido, tomaban un vomitivo para poder comer de nuevo.

Los platos refinados que describen los autores no son más que ostentaciones de vanidad: sesos de pavos reales, lenguas de pájaros cantores, si es que no nos parecen ordinarios comparados con nuestra cocina moderna.

El servicio seguía siendo también poco refinado, se continuaba comiendo con los dedos.

Pero la mesa ocupaba considerable lugar en la vida. Se ponían a comer los romanos a la una, considerándose terminada para esta hora la jornada de tra bajo, y hasta la noche no se apartaban de la mesa. Se había adoptado la costumbre griega de beber por la noche (commissatio).

Cada convidado había de consumir una copa conteniendo determinada cantidad de una mezcla de vino y agua preparada de antemano, llegándose a consumir hasta medio litro.

Se hacía aparecer en las comidas músicos, cantores, bailarinas, jugadores de manos o bufones para divertir a la concurrencia.

Los vestidos se usaban cada vez más lujosos. Se habían adoptado las telas ligeras y las formas flotantes del Oriente.

Se llevaba mucho la dalmática, que se ha conservado en el ropaje de los sacerdotes cristianos.

Las mujeres habían complicado su arreglo, usaban pelo postizo y se untaban variados afeites.

La casa de los ricos no se parecía ya a la antigua casa romana, era imitación de las casas griegas de Oriente.

La cochera miraba, no a la calle, como la de nuestras moradas, sino al interior.

Al entrar se pasaba por una galería cerrada que sustituía al antiguo vestíbulo y se llegaba a la sala de recibir.

Aun cuando se llamara todavía atrium, se asemejaba más bien al aula griega. Estaba sostenida con columnas de mármol, pavimentada de mosaico, adornada con estatuas.

Las salas que daban al atrio no servían ya como alcobas, eran salas de tertulia, comedores con lechos de bronce y hasta de plata, y había también una galería de pinturas (pinacoteca), una biblioteca y un gran salón de recibir.

El antiguo patio, detrás de la casa, se había sus tituído por el peristillo: galerías abiertas sostenidas por filas de columnas, rodeaban un pequeño jardín con arbustos y macizos de flores, en el que había un estanque con un surtidor.

Por último, alrededor de aquel jardín estaban las cámaras destinadas al dueño de la casa, a su mujer y a sus hijos, las salas de baño y la de gimnasia.

Todas estas habitaciones estaban adornadas en su interior, el suelo con pavimento de mosaico, las paredes con pinturas, mármoles o cortinajes, el techo con artesonados de maderas finas. Había mesas de maderas preciosas y aparadores de bronce o de plata, en que se ostentaba la vajilla, también de plata.

En el campo, cerca de la casa, se disponían parques, estanques, depósitos de agua en que se criaban pescados, pajareras con ejemplares raros, galerías subterráneas para tomar el fresco durante los calores fuertes.

Las construcciones anejas, las cocinas, el coladero, el molino, el horno, la fragua, los talleres donde las mujeres hilaban y tejían los vestidos, las celdas en que se alojaban los esclavos, formaban muchas veces un verdadero pueblo.

Es el origen de la aldea de los tiempos medios.

Pero este lujo se ostentaba sobre todo en Roma.

En provincia, las mismas familias ricas llevaban una vida sencilla. Y aun en la aristocracia romana, había discípulos de los estoicos que consideraban obligatorio hacer una vida austera.

El estoico más céiobre había sido un griego, Epicteto, esclavo de un favorito de Nerón, quien murió reinando Trajano.

Predicaba que el objeto de la filosofía es enseñarnos a despreciar la vida del mundo y darnos la serenidad perfecta que no puede turbar nada.

Su doctrina se resume en esta fórmula: Sufre y abstente.

El estoicismo estuvo aa moda en el siglo I entre los nobles de Roma, sobre todo entre los adversarios del emperador. Los senadores más respetados tenían con frecuencia a su lado un filósofo para dirigir su conciencia y animarlos en los malos momentos.

Cuando les era notificada su sentencia de muerte, tenían a honra matarse con valor.

Séneca, el preceptor de Nerón, estoico bastante imperfecto puesto que había reunido una gran fortuna y había justificado al emperador asesino de su madre, se hizo abrir las venas con calma, y en tanto la sangre corría dictó a su secretario un largo discurso.

Hubo entonces filósofos de profesión que servían de directores de conciencia, dando consejos acerca del modo de conducirse en la vida. Iban a visitar a los presos, a los enfermos, a los condenados a muerte para mostrarles «la luz saludable de la verdad», según frase de Séneca.

Con frecuencia su vida era muy penosa, comiendo mal, no bebiendo más que agua, durmiendo en el suelo, vestidos solamente con un manto, la barba y el pelo muy crecidos.

Algunos ni siquiera tenían cama.

Temas Relacionados

Historia de Roma Antigua Evolución,la Vida,Religion El Imperio
El Costo de Vida en Roma Antigua
Los comerciantes en Roma Antigua Los Financistas
Curiosidades Sobre Roma Antigua:Costumbres, Tradicione
Economia Rural y Trabajo Agricola en Roma Antigua
Historia de Roma Antigua Los Artesanos, Trabajo agricola y minero

Enlace Externo:• Roma: Sociedad y vida cotidiana

Historia de Roma Antigua Evolución,la Vida,Religion El Imperio Romano

HISTORIA DE ROMA ANTIGUA:

Historia de Roma Antigua Evolución,la vida,religion El Imperio RomanoResumen Historia de RomaHistoria de Roma Antigua Evolución,la vida,religion El Imperio RomanoLa Vida En Roma AntiguaHistoria de Roma Antigua Evolución,la vida,religion El Imperio RomanoLa Religion En Roma Antigua

Historia de Roma Antigua Evolución,la vida,religion El Imperio RomanoLa Monarquía En Roma Antigua

Historia de Roma Antigua Evolución,la vida,religion El Imperio RomanoLa República En Roma

Historia de Roma Antigua Evolución,la vida,religion El Imperio RomanoEl Imperio Romano

Historia de Roma Antigua Evolución,la vida,religion El Imperio RomanoEl Ejército Romano

Historia de Roma Antigua Evolución,la vida,religion El Imperio RomanoCronología de Roma Antigua

Historia de Roma Antigua Evolución,la vida,religion El Imperio RomanoLos Emperadores Romanos

Ver:Conología Historia de Roma

INTRODUCCIÓN A LA HISTORIA DE ROMA ANTIGUA:

El Imperio Romano unificó por primera vez gran parte de Europa.
Su desarrollo y sus instituciones siguen influyendo en el mundo actual.

La Fundación de Roma

Cuenta la leyenda que Roma la fundaron en 753 a. C. los hijos gemelos de Marte, Rómulo y Remo.

Abandonados al nacer, fueron amamantados por una loba antes de decidir fundar su propia ciudad. Rómulo asesinó a su hermano tras una disputa por el emplazamiento de esta y con ello se convirtió en soberano de lo que en la fecha era una tribu feroz y temida.

Al final de su vida, se dice que Rómulo fue llevado por Marte a los cielos en un nubarrón para ser deificado como Quirino.

En realidad, Roma llevaba habitada por humanos miles de años.

Los primeros romanos eran un pueblo muy disciplinado y organizado que formó alianzas con tribus latinas vecinas para sobreponerse a los etruscos gobernantes y hacia 265 a. C. ya había subyugado toda Italia. Los monarcas se escogían entre los nobles, muchos de ellos etruscos, y empezaron a desarrollar sistemas militares y cívicos.

La monarquía iniciada por Rómulo acabó en 509 a. C. cuando el tirano Tarquinio el Soberbio fue derrocado y se fundó una nueva república romana.

Esta joven república comenzará una gran aventura de conquista, en primer lugar, de Italia, y después del Mediterráneo, de Oriente y de Europa, para convertirla, algunos siglos más tarde, en dueña de gran parte del mundo antiguo.

La expansión romana fue progresiva y a veces duradera, consiguiendo dejar una huella indeleble en la civilización occidental.

►La conquista de Italia

Roma necesitó más de 150 años para imponer su preponderancia a sus vecinos.

En el 309 batió a los etruscos en Vadimon, y, en el 295, aplastó a una coalición de samnitas, umbríos y galos enSentinum, con lo que dominó toda la Italia central, exigiendo la sumisión de las ciudades griegas del sur de la península.

Sólo Tarento, que ostentaba el monopolio del comercio en el Adriático, resistirá, aunque capitularía en el 272, después de rudos combates.

La necesidad de encontrar recursos suplementarios para una población creciente juega en favor del avance de la expansión.

►La implantación en el Mediterráneo

Cartago, que controlaba el Mediterráneo, era una ciudad demasiado poderosa. Roma pretextó hostilidades en Sicilia y entró en lucha con ella, con lo que comenzaron las guerras púnicas.

Cuarenta años de combate le permitieron implantarse en Sicilia, en España, en Cerdeña, en Córcega y en África del Norte, antiguas posesiones cartaginesas.

Roma se volverá entonces hacia el Oriente griego, donde los combates con Filipo  y su hijo Perseo desembocarían en la anexión de la Macedonia hacia el año 168.

Y a pesar de una cruenta derrota de los romanos ante los partos, la expansión hacia Oriente prosiguió, y con ella el enriquecimiento de los senadores y de los caballeros, así como el reforzamiento del ejército y una innegable prosperidad comercial.

Pero en la propia Italia, la dominación de Roma no tiene lugar sin tropiezos.

Algunas ciudades se levantan, en efecto, descontentas de su suerte.

En esta atmósfera enrarecida que precede al Imperio se impondrán algunos generales ambiciosos, como Mario, que se distingue en Numidia contra Yugurta, y que bate a los cimbrios y a los teutones.

O Sila, quien, con el apoyo de sus soldados, desobedece a los senadores y se hace nombrar dictador.

Y por último, Pompeyo, quien, en el año 64, vence a Mitrídates, rey del Ponto, conquista Siria y se apodera de Jerusalén, permitiendo a Roma controlar todas las rutas de Asia y preparando, así, la supremacía imperial.

►El dominio en Europa

Roma acabaría por someter a Europa, extendiendo a ella la civilización y la lengua latinas. César comienza dicha empresa anexionándose la Galia, después de la caída de Alesia, en el 52.

Los emperadores la completarán. Bajo el remado de Augusto, en efecto, el ejército romano pacifica España, invade Galitzia y alcanza el Danubio y el Elba.

Pero el fracaso de Varo en Teutoburgo, en el año 17, detiene el avance de los romanos en Germania.

Durante todo el Imperio, Roma hará la guerra tanto por razones económicas como para protegerse del mundo bárbaro.

►¿Quién gobernaba Roma?

A la caída de los últimos reyes se organiza la república. El pueblo queda representado por asambleas: los comicios, de los que todos los ciudadanos pueden formar parte, aunque, en realidad, sólo los ricos dan su opinión.

Los comicios eligen para un corto mandato a los magistrados, los más importantes de los cuales son los cónsules.

El Senado, por último, representa el verdadero poder de la República. Lo integran 300 miembros reclutados entre los antiguos magistrados. Controla el ejército y dirige también la política exterior de Roma.

Las siglas SPQR (Senatus populusque romanus: el Senado y el pueblo de Roma) rubrican las declaraciones oficiales, pero es el Senado, de hecho, el que domina.

►Razones de las conquistas

Lo que se acostumbra llamar «el imperialismo romano» no parece que tuviera por únicas causas la carencia de tierra o los conflictos sociales.

Por otro lado, Roma tampoco buscaba imponer sus costumbres religiosas o políticas a los demás pueblos.

De hecho, la ambición de los generales y la avidez de los hombres de negocios jugaron un papel en la política de expansión.

Pero el motivo de las conquistas fue, sobre todo, un temor muy extendido en toda la Antigüedad: la seguridad de un Estado estaba en peligro cuando tenía próximo otro Estado fuerte. Y el orgullo del pueblo romano, muy confiado en su destino, hizo el resto.

►¿Cómo estaba organizado el ejército?

Aristocrático en tiempo de los reyes, el ejército fue reformado en los s.V y IV a.C., con la entrada en él de los plebeyos.

Los ciudadanos, que debían equiparse a sus expensas, quedaban divididos en 5 clases: los más ricos servían en la caballería; los menos ricos, en la infantería ligera.

Todos los ciudadanos comprendidos entre los 17 y los 46 años eran movilizables hasta que hubieran completado, por lo menos, 10 campañas en la caballería, o 20 en la infantería.

En realidad, los cónsules seleccionaban al azar a los hombres de que tenían necesidad en el curso de cada una de las campañas.

SIMPÁTICO VIDEO:RESUMEN HISTORIA DE ROMA

Fuente Consultada: Gran Atlas de la Historia Universal

Martires Cristianos en Roma Antigua y Todas las Persecuciones Cristianas

Mártires Cristianos Perseguidos en Roma Antigua

El cristianismo resultó atractivo para todas las clases. La promesa de la vida eterna se ofrecía a todos: ricos, pobres, aristócratas, esclavos, hombres y mujeres.

Como Pablo enunció en su Epístola a los colosenses: “Deben revestirse del hombre nuevo, que se va renovando hasta alcanzar un conocimiento perfecto a imagen de su Creador, donde no existen el griego o el judío, el circunciso o el incircunciso, el bárbaro, el escita, el esclavo o el hombre libre, sino que «Cristo es todo y está en todo». 

Aunque no hizo un llamado a la revolución o a la revuelta social, el cristianismo puso énfasis en un sentido de igualdad espiritual para todos los pueblos.

Muchas mujeres se dieron cuenta de que el cristianismo ofrecía nuevas actividades y otras formas de compañía con otras mujeres.

Las mujeres cristianas practicaban la nueva religión en su propia casa y predicaban sus convicciones ante otras personas en sus aldeas. Muchas otras murieron por su fe.

Perpetua fue una mujer aristócrata que se convirtió al cristianismo. Su familia pagana le suplicó que renunciara a su nueva fe, a lo que ella se rehusó.

Las autoridades la apresaron, pero ella eligió morir por su fe y fue una de las que formaban el grupo de cristianos masacrados por las bestias salvajes en la arena de Cartago el 7 de marzo de 203.

Cristianos en el coliseo romano

cristianos en el coliseo romano

► ¿Porque Eran Perseguido?

Los cristianos fueron perseguidos primeramente por los judíos.

El primer mártir cristiano, San Esteban, fue lapidado por los judíos de Jerusalén.

San Pablo fue denunciado a las autoridades por los judíos de las poblaciones donde predicó.

El gobierno romano no se ocupaba de las creencias de sus subditos, dejaba que cada cual practicara libremente su religión.

Pero había ceremonias religiosas en las que el romano no podía menos de tomar parte.

Debía asistir a las fiestas públicas dadas en honor de los dioses; si comparecía ante el tribunal, debía jurar por los dioses; si era soldado, había de adorar los estandartes, el genio del emperador, el genio del ejército; si magistrado, tenía que asistir al sacrificio con que comenzaba todo acto público y ofrecer él mismo incienso al dios Augusto y la diosa Roma.

Ahora bien, los cristianos consideraban estos juramentos, este culto, estos sacrificios, como actos impíos, prohibidos a los adoradores del verdadero Dios.

Se negaban a tomar parte en ellos, y se exponían a ser condenados, no como cristianos, sino por haber desobedecido las leyes.

El pueblo de las ciudades detestaba a quellas gentes que no aparecían en las fiestas, en los espectáculos, en los banquetes, que vivían entre ellos apartados de los demás y parecían despreciar al resto del mundo.

Se les tomaba muchas veces por magos y hechiceros.

Los cristianos celebraban entre ellos reuniones secretas.

El público, que no era admitido a estas reuniones, imaginaba que en ellas tenían lugar cosas prohibidas, que los asistentes mataban niños para comérselos o para chuparles la sangre.

De esta suerte los cristianos fueron muchas veces perseguidos.

Desde el siglo I al IV la Iglesia ha contado diez persecuciones, que puede conocerlas mas abajo.

Las más violentas fueron las últimas.

Trajano fue el primer emperador que adoptó una medida general contra la religión cristiana, prohibiendo, bajo pena de la vida, las asambleas de los cristianos, que consideraba ser sociedades secretas peligrosas.

Plinio el Joven, gobernador de Bitinia, escribió al emperador que le habían sido presentados cristianos y que había condenado a muerte a los más tenaces.

A los que habían negado ser cristianos los había dejado en libertad, después de haberles hecho ofrecer incienso y vino a la imagen del emperador y haberles obligado a maldecir a Cristo, «cosas todas a las que no se puede decidir, siquiera por la fuerza, a los que no son verdaderamente cristianos».

Otros confesaban haber sido cristianos, pero decían no serlo ya.

Plinio preguntaba que era necesario hacer con ellos, y he aquí cómo resumía el resultado de sus averiguaciones acerca de los cristianos:

«Afirmaban que toda su culpa se había reducido a reunirse en días fijos antes de salir, el sol, en adorar a Cristo como Dios, cantando juntos un himno en su honor, en comprometerse, mediante juramento, no a tal o cual crimen, sino a no cometer robo, asesinato, adulterio y a no faltar nunca a la fe jurada; pero después de esto tenían costumbre de separarse, luego de reunirse de nuevo para hacer juntos una comida, pero una comida ordinaria y en absoluto inocente…

He juzgado necesario, añadía Plinio, averiguar la verdad, haciendo someter a tormento a dos sirvientas que se llamaban diaconisas. No he descubierto otra cosa que una superstición absurda y exagerada… No solamente son las ciudades las invadidas por el contagio de esta superstición, sino los poblados y los campos».

Trajano respondió: «No hay que andar tras de los cristianos.

Si se les denuncia y aparecen convictos, es necesario castigarlos; pero hay que perdonar a todo el que manifieste no ser cristiano y lo pruebe con actos, es decir, haciendo oración a nuestros dioses, sean las que quieran las sospechas habidas acerca de su pasado.

En cuanto a las denuncias anónimas…, no hay que tenerlas en cuenta, porque es detestable ejemplo e impropio ya de nuestra época».

Hubo de aquí en adelante, y sin cesar, sobre todo en Oriente, condenados a muerte en virtud del rescripto de Trajano.

Los magistrados, por lo común, no iniciaban gustosos la persecución. La población de las grandes ciudades era la que frecuentemente la exigía.

Cuando había hambre, epidemia o temblores de tierra, se creía ser señales de la cólera de los dioses, irritados por la impiedad de los cristianos, y entonces se oía el célebre clamor: «¡Los cristianos a los leones! «.

• El Emperador Nerón

Las Persecuciones y los Mártires de la Fe:

Durante el siglo I las comunidades cristianas se extienden por todo el Imperio romano, y muy especialmente en la capital, Roma, sin que las autoridades se preocupen por ello.

Sin embargo Nerón en el año 64, con el fin de apartar de sí la cólera de su pueblo, acusa a los cristianos de haber sido los responsables del incendio de Roma.

La multitud se lanza contra ellos, si bien esta persecución pasará pronto. En el s. II, la nueva  religión, en principio prohibida, goza, de hecho de una tolerancia que era mayor o menor según las distintas provincias del Imperio.

Esta situación cambiaría al final del siglo, a medida que el poderío del Imperio comienza a disminuir y que el pueblo, exasperado por las guerras, el hambre y las epidemias, busca un responsable de este deterioro.

A los cristianos —culpables de haber irritado a los dioses—, se les acusa tanto más cuanto más numerosos son y mejor organizados están, y en la medida en que cada vez practicaban su culto más abiertamente.

Así, en época de Marco Aurelio, conocido, sin embargo, como el emperador-filósofo, se producen numerosos mártires, fruto de estas persecuciones, que continúan esporádicamente hasta la subida al poder de Decio, que reprime rigurosamente las prácticas cristianas.

El temor y el recelo, indujo a los romanos a perseguir a los cristianos, comenzando por la acusación formulada por Nerón en el año 64, por la que los hizo responsables del incendio de gran parte de la ciudad de Roma.

Entre los que murieron martirizados, se cuentan San Pedro, que fue crucificado y San Pablo, decapitado.

Este último, en un principio había perseguido a los cristianos, pero luego se convirtió en uno de los más fervorosos apóstoles.

Desde entonces se sucedieron las persecuciones hasta contabilizar una decena, todas ellas caracterizadas por una gran crueldad.

►Lista de Persecusiones

La primera (54-68), ya mencionada, se inició durante el reinado de Nerón y continuó con sus sucesores, Galba, Vitelio, Vespasiano y Tito.

La segunda (89-96), llevada a cabo por Domiciano, que se destacó por la forma de exterminio de todos los cristianos.

La tercera (98-117), que tuvo lugar durante el reinado del español Trajano, que consideraba criminal a la profesión del cristianismo.

La cuarta (164-180) efectuada en tiempo de Marco Aurelio.

La quinta (193-211), ordenada por Septimio Severo.

La sexta (235-238), realizada por Maximiano.

La séptima (249-251), ejecutada por Decio.

La octava (253-260), propiciada por Valeriano.

La novena (275), originada en un nuevo edicto de Aureliano.

Y finalmente, la décima (303-313), en tiempos de la tetrarquía, originada en un decreto de Diocleciano.

Los primeros cristianos dieron pruebas de lealtad al emperador, pero rechazaron ofrecer sacrificios a los dioses para obtener su salvación. Del rechazo de estos sacrificios, que los cristianos consideraban como actos de idolatría, surgieron las persecuciones. No obstante, fueron muchos los que aceptaron realizar dichos sacrificios o bien obtuvieron certificados de que los habían hecho (libelos), y, por lo tanto, renegaron de su fe. Estos últimos recibieron el nombre de libellatici. Posteriormente, pasado el período de las persecuciones, la integración de estos perjuros en la iglesia cristiana originará numerosos cismas.

————-  00000 ————

► Los mártires

Tal vez algunos hermanos, que desconocen la lengua griega, ignoran cómo se dice en griego testigos, siendo como es nombre usado y venerado por todos. Porque lo que en latín decimos testes se dice en griego martyres.

¿O en qué boca de cristiano no suena todos los días el nombre de los mártires? y plega a Dios que no sea sólo nuestra boca la que lo pronuncie, sino que more igualmente ese nombre en nuestro corazón.

De modo que imitemos los sufrimientos de los mártires y no los pisemos con nuestros pies.

Decir, pues, Juan: Vimos y somos testigos, tanto fue como decir: Vimos y somos mártires.

Los mártires, en efecto, sufrieron todo lo que sufrieron por dar testimonio o de lo que ellos por sí mismos vieron o de lo que ellos oyeron, toda vez que su testimonio no era grato a los hombres contra quienes lo daban.

Como testigos de Dios sufrieron.

Quiso Dios tener por testigos los hombres, a fin de que los hombres tengan también por testigo a Dios.

Epístola de San Martín en Acta de los Mártires

► El Martirio de Policarpo

La Iglesia de Dios establecida en Esmirna a la Iglesia de Dios establecida en Filomeleón y a todas cuantas establecidas donde quiera, forman parte de la Iglesia santa y católica: que la misericordia, la paz y la caridad de Dios, Padre de Nuestro Seño Jesucristo, nos sean dadas en abundancia.

Os escribimos, hermanos, a propósito de los que han dado testimonio y sobre todo del bienaventurado Policarpo. que con su martirio ha sellado la persecución deteniéndola.

Todos los acontecimientos que han precedido su martirio no han sobrevenido sino para permitir al Señor de los Cielos mostrarnos una imagen del martirio según el Evangelio.

Policarpo ha aguardado a ser traicionado, como el Señor, para enseñarnos a imitarle, también nosotros, a no considerar cada uno nuestro propio interés, sino ante todo el de los demás.

Porque la caridad verdadera y eficaz consiste para cada cual en querer no sólo su salud personal, sino la de todos sus hermanos.

Felices y valientes han sido todos los ejemplos que contamos; han sido según la voluntad de Dios, porque nos hacen atribuir a El, cuyo poder es soberano y universal, nuestro progresos en la piedad.

¿Quién no admirará la intrepidez de esos confesores, su resistencia y su amor a Dios?.

Estaban destrozados por los látigos hasta el punto de verse la estructura de su carne hasta las venas y las arterias del interior.

Sin embargo; se mantenían firmes, aunque los espectadores tenían piedad de ellos y les lloraban.

Mas ellos habían llegado a tal grandeza de alma que no se les escapaba un grito ni un gemido.

Al verlos, todos comprendieron que en aquella hora de su tortura los mártires de Cristo eran arrebatados de su cuerpo o, mejor, que el mismo Señor les asistía con su presencia.

Por la gracia de Cristo, despreciaban los tormentos del mundo; en una hora conquistaban la vida eterna.

El mismo fuego les refrescaba; el fuego de los verdugos inhumanos; porque tenían ante sí otro fuego que evitar, el fuego eterno que jamás se apagará.

Contemplaban con los ojos de su alma los bienes reservados a los que hayan sufrido, bienes tales que el oído no ha escuchado, el ojo no ha visto y el corazón del hombre no ha soñado jamás.

El Señor les mostraba estos bienes a ellos, que no eran ya hombres, sino ángeles. Por fin, condenados a las fieras, los confesores tuvieron que sufrir tormentos espantosos.

Tendidos sobre los potros, se les infligían toda clase de torturas, a fin de hacerles renegar de su fe por la prolongación de sus suplicios.

Acta de los Mártires

————-  00000 ————

El mayor castigo que los paganos infligían a los mártires era dejar sus cuerpos sin enterrar. Pero antes de esto, les hacían sufrir las torturas más humillantes.

En Lyon, abandonaban sus cuerpos a merced de las aves rapaces. En Roma se les arrojaba a las fieras, o se les entregaba a crueles gladiadores.

Una joven esclava, Blandina, que fue sacrificada en Lyon, dejó tras de sí una aureola de celebridad por el coraje y la resistencia que demostró ante sus verdugos: tras haber sido flagelada y tener despedazada la espalda, fue expuesta a las fieras, que se la desgarraron todavía más, sin causarle la muerte.

Tras haber pasado por una hoguera, fue arrojada como presa a un toro furioso; sin embargo, todavía vivía. Finalmente, para acabar con ella, sus verdugos decidieron degollarla.

————-  00000 ————

► La paz religiosa de Constantino

Esta situación va a cambiar en el año 311.

El emperador Galeno, gravemente enfermo, se da cuenta de que las persecuciones no han bastado para quebrantar la fe de los cristianos.

Prohibirles su culto significaba impedirles dar gracias a su Dios, o sea, convertirlos en ateos, lo que era aún más perjudicial para el Imperio.

A partir de ahí, el cristianismo iba a convertirse en una religión autorizada.

Poco a poco se extiende la tolerancia hacia los cristianos en el conjunto de los dominios imperiales.

En el año 313, Constantino promulga el edicto de Milán, que supone para la iglesia de los mártires salir definitivamente de sus catacumbas.

El mismo emperador fiel a sus propias creencias, adoptó la vez la religión romana y la cristiana y, si accede a bautizarse —hecho que no está totalmente confirmado — no lo hará mas que en el lecho de muerte.

Pero, en esas fechas, los cristianos son ya muy numerosos en la corte y, en el 324, el emperador promulga unas leyes que tienen una clara inspiración cristiana.

Fuente Consultada:

Historia Universal – María de la Luz Vázquez Segura – Gomez Sañudo – Lugo Vázquez – Editorial: High School
Civilizaciones de Occidente Tomo A y B de Jackson Spielvogel – Editorial: Thompson
Historia Universal 7º Edición de Navarro-Gárgari – González-López-Pastoriza- Portuondo Editorial Pearson
Historia del Mundo Contemporáneo CRONOS – de A. Fernández – Editorial Vicens Vives
Historia del Mundo Contemporáneo ACTUAL de García y Gatell – Editorial Vicens Vives

Temas Relacionados:

El Coliseo Romano:Historia de su Construccion,Funcion
Luchas Entre Gladiadores En El Coliseo Romano
DJEM:Coliseo Africano en Tunez, Mas Grande Anfiteatro Romano
Curiosidades Sobre Roma Antigua:Costumbres,Tradiciones,Vida
Pan y Circo en Roma Antigua Historia de los Juegos y Sus Objetivos

Enlace Externo:Los duros inicios del cristianismo

Linea de Tiempo del Imperio Romano:Historia Cronologica

Linea de Tiempo del Imperio Romano: Historia Cronologica

Linea de Tiempo del Imperio Romano:Historia Cronologica

UNA HISTORIA ROMANA DE MILENIOS

Hasta llegar a ser el Imperio más vasto y mejor organizado de la Antigüedad, Roma pasó por una etapa monárquica y por la República.

ESTATUA rómulo y remo

►ANTES DE CRISTO

753 A. C. Fundación de Roma por Rómulo, según la leyenda.

715-510 A. C. Reinados de Numa Pompilio, Tulio Hostilio, Anco Marcio, Tarquinio Prisco o el Antiguo, Servio Tulio y Tarquino el Soberbio. (Reyes de Roma)

509 A. C. Comienza la República romana, encabezada por dos cónsules que se eligen anualmente.

451 A. C. Ley de las XII Tablas, que fija por escrito los derechos de los plebeyos.

348 A. C. Primer tratado entre Roma y Cartago.

343 – 341 A. C. Primera Guerra Samnita.

338 A. C. Derrota de la Liga Latina y dominio de Roma sobre todo el Lado.

336 A. C. Primer plebeyo accede al Consulado.

326-304 A. C. Segunda Guerra Samnita. Derrota romana en la batalla de las Horcas Caudinas.

312-280 A. C. Guerra contra Etruria, finalmente conquistada por Roma.

298-290 A. C. Tercera Guerra Samnita.

281-275 A. C. Guerra contra Tarento y su aliado, el rey Pirro. Tras sus victorias, conseguidas sin obtener nada a cambio, Pirro abandona Sicilia.

275 A. C. Roma domina toda la península Itálica.

264-241 A. C. Primera Guerra Púnica.

241 A. C. Conquista de Sicilia.

231 A. C. Córcega y Cerdeña, provincias de Roma,

229 A. C. Primera Guerra Macedónica en lliria.

225 A. C. Guerra en la Galla; ocupación de la Galia Cisalpina en 222 a. C.

219-202 A. C. Segunda Guerra Púnica. Derrota romana ante Aníbal en Cannas (216 a. C.). Victoria romana en Zama (202 a. C.),

200-196 A. C. Segunda Guerra Macedónica. Derrota de Filipo V ante los romanos en Cinoscéfalos.

188 A. C. Ocupación parcial de Asia Menor.

171 A. C. Tercera Guerra Macedónica. Victoria definitiva en Pidna (168 a. C.).

149-146 A. C. Tercera Guerra Púnica. Destrucción de Cartago por Escipión Emiliano, llamado el Africano Menor (146 a. C.).

148 A. C. Macedona, provincia romana.

107 A. C. Primer consulado de Mario. Reformas en el ejército (105 a. C.).

91-88 A. C. Guerra social: los aliados itálicos se sublevan contra Roma, Sila

78 A. C. Dictadura de Lucio Cornelio Sila.

70 A. C. Pompeyo y César coinciden en el consulado.

59 A. C. El cónsul Julio César forma el Primer Triunvirato con Ludo Licinio Craso y Cneo Pompeyo.

58 A. C. Comienza la Guerra de las Galias, que César finaliza en 51 a. C. con las fronteras de Roma en el Rin.

56 A. C. César, Pompeyo y Craso ratifican el reparto de poder: César se mantiene otros cinco años en la Galla, Pompeyo obtiene Híspanla y Craso, Siria.

53 A. C. En la guerra contra los partos muere Craso y Pompeyo se queda solo en el consulado.

49 A. C. César cruza el río Rubicón y empieza la guerra civil. Derrota de Pompeyo en Farsalia (48 a. C.), de sus partidarios en Tapso (46 a. C.) y de sus hijos en Munda, Híspanla (45 a. C.).

44 A. C. En el idus de marzo (día 15), un grupo de republicanos asesina a César.

42 A. C. Marco Antonio y Octavio derrotan en Filipos a los asesinos de César.

31 A. C. Octavio vence a Marco Antonio en Accio y, después, conquista Egipto.

27 A. C. Octavio es aclamado como princeps. cambia su nombre por el de Augusto y recibe el máximo poder militar, el imperium.

13 A. C. En Roma se celebra la Pax Augusta y al año siguiente se nombra a Octavio Augusto pontifex máximas, la máxima autoridad religiosa.

12 A. C. – 9 D. C. Campañas militares en Cerníanla de Tiberio, Druso y Germánico.

►AÑO: 0

4 Augusto adopta como sucesor a Tiberio.  Augusto muere en Nola.

69 Dinastía de los Julio-Claudios (Tiberio, Calígula, Claudio y Nerón).

34 Anexión de Judea.

43 Conquista de Britania.

64 Gran incendio de Roma provocado por Nerón y primera persecución de cristianos.

69 Año de los cuatro emperadores (Otón, Vitelio, Galba y Vespasiano).

69 -96 Dinastía de los Flavios (Vespasiano, Tito, Domiciano, Nerva y Trajano).

70 Destrucción del Templo de Jerusalén por Tito; diáspora de los judíos.

79 La erupción del Vesubio sepulta Pompeya, Herculano y Estabias.

85-106 Guerras Dacias.

116 Máxima extensión del Imperio, bajo Trajano.

117-192 Dinastía de los Antoninos (Adriano, Antonino Pío, Marco Aurelio y Cómodo).

138 Con Adriano, las fronteras retroceden.  163-180 Guerras Germánicas; refuerzo de las fronteras del Norte.

193 Luchas por el poder; año de los cinco emperadores (Pertinax, Péscenlo Niger, Didio Juliano, Clodio Albino y Septimio Severo).

193-235 Dinastía de los Severos (Septimio Severo, Caracalla, Geta, Macrino, Heliogábalo y Alejandro Severo).

212 El emperador Caracalla concede la ciudadanía romana a todos los hombres libres del Imperio.

213 Comienzan los conflictos en las fronteras (germanos, partos, sasánidas, entre otros), y se desencadena una profunda crisis.

235-284 Etapa de los emperadores soldados.

284-324 Diocleciano y la Tetrarquía: dos augustos y dos cesares (Diocleciano, Maximiano, Constando, Galerio, Severo, Maximino, Constantino, Majencio y Licinio).

313 Edicto de Milán: el cristianismo,

324-337 Imperio único de Constantino.

337-392 División del Imperio en Oriental (con capital en Constantinopla) y Occidental (capital, Roma).

392-395 Teodosio el Grande, emperador único

395 División del Imperio entre los hijos de Teodosio; Honorio (Occidente) y Arcadio (Oriente).

410 Alarico, al frente de los visigodos, saquea Roma.

451 Derrota de Atila, caudillo de los hunos.

476 Odoacro, rey de los ostrogodos, depone al último emperador de Occidente, Rómulo Augústulo. En Oriente,prosigue el Imperio Bizantino hasta la caída de Constantinopla (1453).

Temas Relacionados:

Arte en Roma: Arquitectura , Pintura, Esculturas
Arquitectura Romana:Obras Civiles en Roma Antigua
Historia de Roma Antigua Evolución,la Vida,Religion El Imperio
Origen de Roma:La Monarquia,Sus Reyes: Etruscos y Latinos
Los Reyes de Roma Antigua: Características de su Gobierno
La Republica Romana:Organizacion,Politica, Instituciones

Enlace Externo:Cronología de la antigua Roma

Cronologia de la Historia de Roma:Principales Hitos

Cronologia de la Historia de Roma:Principales Hitos

Según la leyenda, Rómulo fue el primero en ocupar el trono de Roma.

Quienes invocaban ser sus descendientes heredaron el trono y se convirtieron en ciudadanos, a partir de una legitimidad que se basaba en razones de estricto linaje: ser miembros del patriciado.

Por debajo se encontraban los sectores plebeyos, vinculados a la producción agrícola.

La base de sustentación del poder económico era la propiedad latifundista y el control del comercio.

El mantenimiento de esta estructura exigió un aparato estatal más complejo.

Así, cobraron fuerza el estamento militar y una articulación legal que dejó como herencia: el Derecho.

Cronologia de la Historia de Roma:Principales Hitos

753 a.C. – 510 a.C.: FUNDACIÓN DE LA CIUDAD DE ROMA

Según la tradición, el 21 de abril de 753 a.C. Rómulo fundó la ciudad de Roma, con lo cual se convirtió en el iniciador de la monarquía. Rómulo gobernó hasta el 716 a.C.

roma antigua: estatua loba y remulo y remo

• LOS REYES

Los reyes romanos que suceden al gobierno de Rómulo son:

• Numa Pompilio (715-674) Reformó el calendario romano, ajustándolo para el año solar y lunar, y añadió además los meses de enero y febrero.

https://historiaybiografias.com/bullet_biografias.jpg

Asimismo, instituyó numerosos rituales religiosos romanos y creó el cargo de sacerdote supremo, llamado «flamen maioris». Organizó el territorio circundante de Roma en distritos y repartió entre los ciudadanos las tierras conquistadas por Rómulo.

• Tulio Hostilio (673-642) Gobernó durante 31 años. Fomentó guerras contra Alba Longa, Fidenas y Veyes, de forma que Roma obtuvo así nuevos territorios.

Aceptó como ciudadanos romanos que llegaron a ser patricios a los pobladores de la conquistada ciudad de Alba Longa y otros que arribaron a Roma en busca de asilo.

También erigió un nuevo edificio para albergar al Senado, la Curia, que existió durante cinco siglos.

https://historiaybiografias.com/bullet_biografias.jpg

• Anco Marcio (642-617) Hizo construir el puerto romano de Ostia en la costa del Tirreno, así como las primeras factorías de salazón, aprovechando la ruta fluvial del comercio de sal («via salaria«) que abastecía a los ganaderos sabinos.

El tamaño de la ciudad se incrementó gracias a su diplomacia , que permitió la unión de varias aldeas menores en alianza con Roma.

https://historiaybiografias.com/bullet_biografias.jpg

• Tarquino I (616-579) Añadió cien nuevos miembros al Senado, procedentes de las tribus etruscas. Utilizó el botín de sus campañas militares para construir grandes monumentos en Roma. Entre sus obras, destaca el alcantarillado de la ciudad, la Cloaca Máxima.

En el lugar de las antiguas marismas, inició la construcción del Foro Romano. El más célebre de sus proyectos fue el Circo Máximo, un gran estadio para carreras de caballos, que es hasta hoy el mayor de todos en el mundo.

https://historiaybiografias.com/bullet_biografias.jpg

• Servio Tulio (578-535) Desarrolló una nueva constitución, con mayor atención a las clases ciudadanas. Instituyó el primer censo, dividiendo a las gentes de Roma en cinco clases económicas.

Estableció el derecho a voto según la riqueza económica, por lo cual gran parte del poder político quedó reservado a las élites romanas.

https://historiaybiografias.com/bullet_biografias.jpg

• Tarquino el Soberbio (535-510) Usó el terror y derogó muchas reformas de sus predecesores. Su mejor obra fue la finalización del templo de Júpiter.

Abolió y destruyó todos los santuarios y altares sabinos de la Roca Tarpeya, lo cual enfureció al pueblo.

El punto crucial de su tiránico reinado sucedió cuando permitió la violación de Lucrecia, una patricia romana, por parte de su propio hijo Sexto. El Senado decidió abolir la monarquía y, en el 509 a.C., se estableció la República.

• 509 a.C.: LA REPÚBLICA

Lucio Junio Bruto y Lucio Tarquino Colatino se convirtieron en los primeros cónsules.

Posteriormente, los poderes de los cónsules fueron divididos.

Nueve años después de la expulsión de Tarquino el Soberbio, se creó el cargo de dictador, al cual, por un tiempo limitado, se le otorgaba la autoridad completa sobre todos los asuntos.

Tras una etapa de conflictividad social, el patriciado concedió el nombramiento del primer cónsul plebeyo. Creció la rivalidad con Cartago.

264 A.C.: Primera Guerra Púnica. Toma de Palermo y creación de la provincia de Sicilia. Anexión de Córcega y Cerdeña (238), Aníbal toma Sagunto.

218 a.C.: Segunda Guerra Púnica. Guerra con Macedonia (214). Toma de Capua. Cornelio Escipión el Africano toma Cartago Nova (211). Victoria de Zama. Escipión en África (204). Creación de las provincias de Hispania Ulterior e Hispania Citerior (197). Las legiones ocupan Grecia (194). Suicidio de Aníbal (183). Nueva Guerra Macedónica (171).

149 a.C: Tercera Guerra Púnica. Destrucción de Cartago. Creación de las provincias de África (146) y de Asia (129). El cónsul Mario reforma el ejército (107).

91 a.C.: Asesinato del tribuno Mario Livio Druso. Levantamientos en distintas provincias y crecientes conflictos entre patricios y plebeyos.

73 a.C.: Rebelión de Espartaco. Se le suman contingentes de esclavos y campesinos sin tierra, derrotados en la batalla de Silaro (71). Consulado de Craso y Pompeyo (70). Campaña de Pompeyo en Oriente (67-63). Primer Triunvirato: alianza entre Pompeyo, Craso y Julio César. Consulado de Julio César (59).

63-62 a.C.: Conjuración de Catilina. Consulado de Cicerón. Se crea la provincia de Siria.

51 a.C.: Julio César conquista la Galia y entra en Italia. César y Pompeyo se enfrentan en Egipto (48-47). Derrota de Pompeyo en Farsalia (41).

44 a.C.: Asesinato de Julio César.

36 a.C.: Agripa derrota a Pompeyo. Victoria de Actium. Cayo Julio César Octaviano, a quien César proclamó heredero, se hace con el poder (31). Octavio ocupa Alejandría (Egipto). Muerte de Marco Antonio y suicidio de Cleopatra (30).

27 a.C.: Octavio recibe del Senado el título de Augusto que lo convierte en emperador, y a Roma, en imperio. Se inicia el culto a su naturaleza divina.

El poder queda en manos de la dinastía Julia-Claudia. Tras la creación de la provincia de Galacia (25) y el sometimiento de los partos (20), Augusto proclama la «Pax Romana» e inicia una etapa de pujanza política, económica y militar.

13-9 a.C: Tras sucesivas victorias obtenidas por Tiberio en el Danubio y el Elba, son sometidos los panonios y los germanos a manos de Draso. Consagración del «Ara Pacis» (9).

1 d.C.: Se considera a este como el año del nacimiento de Jesús de Nazaret e inicio de la era cristiana.

14 d.C.: Muere Augusto, y Tiberio es proclamado emperador por el Senado. Cayo César Germánico inicia la guerra contra los pueblos germánicos, que culmina con la incorporación al Imperio de las provincias de Capadocia y Commagene. Muere Tiberio (37).

37 d.C.: Cayo César Germánico, conocido como Calígula, es proclamado emperador. Imprime al gobierno de Roma un carácter de monarquía teocrática, centrada en el culto del emperador. Cae asesinado (41).

41 d.C.: Gobierno de Claudio. Conquista del sur de Britania (43), Tracia (46) y gran parte de Germania (50). Claudio es asesinado por Agripina (54).

54 d.C.: Nerón es proclamado emperador. Vespasiano invade Judea (58-66). Asesinato de Agripina (59). Aírame Burro, preceptor de Nerón y Octavia, es asesinado. Nerón se casa con Popea.

64 d.C.: nte el avance del cristianismo, Nerón manda incendiar Roma y culpa de ello a los seguidores de la nueva fe. Suicidio de Nerón (68).

68 d.C.: Galba es proclamado emperador. Vespasiano reprime la rebelión de los judíos. Galba es asesinado (69).

Otón es nombrado emperador, pero, carente del apoyo de las legiones, al poco tiempo se suicida. Lo sucede Vitelio, que es asesinado.

70 d.C.: Vespasiano, emperador. Su hijo Tito destruye Jerusalén y expulsa a los judíos de Judea. Construcción del Coliseo. Muere Vespasiano. Lo sucede su hijo Tito, Erupción del Vesubio y catástrofe de Pompe-ya y Herculano (79).

Muere Tito y lo sucede Domicíano (81), que concluye la conquista de Britania. Asesinato de Domiciano y proclamación de Nerva (96), que muere dos años después.

98 d.C.: Trajano, hispano, es el primer emperador nacido en una provincia. Creación de las provincias de Armenia y Mesopotamia. El Imperio alcanza su máxima extensión. Muere Trajano y Adriano es proclamado emperador (117.

Se aplasta en Judea la revuelta encabezada por Bar Kojva y los judíos son expulsados del territorio (132-135). Muerte de Adriano (138). El gobierno pasa a manos de Antonino Pío (138-161).

161 d.C.: Proclamación de Marco Aurelio como emperador. La peste asóla al Imperio y afecta gravemente a Roma. Marco Aurelio muere combatiendo en el río Danubio.

El gobierno pasa a manos de Commodo (180). Incendio de Roma y asesinato de Commodo (192).

193 d.C.: «Año de los cuatro emperadores»: Didio Juliano (Roma), Prescenio Niger (Siria), Claudio Albino (Britania) y Septimio Severo (Panonia). Finalmente, el poder queda en manos del último. Edicto contra cristianos y judíos (202).

Muere Septimio Severo. Asumen dos emperadores: Caracalla y Geta (211). El primero asesina al segundo y concede la ciudadanía a todos los habitantes del Imperio.

Caracalla es asesinado y asume Macrino (217), que gobierna un año. Tras un gobierno fugaz de Heliogábalo, Severo Alejandro es emperador (222). Invasión de los alamanes en el Rin (234).

235-284 d.C.: Período de «Anarquía Militar«; se sucede la proclamación y el asesinato de varios emperadores. Persecución a los cristianos.

Epidemia de peste. Invasiones godas (250). Valeriano asume como emperador oriental y su hijo Galieno como emperador occidental (253).

Valeriano muere a manos de los persas (260). Aureliano asume como emperador e instaura el culto al Sol y al emperador (270). Invasiones francas y godas.

Asume Probo (276-283) y detiene las invasiones. Corregencia de Maximiano (286). Constancio y Galerio se asocian al trono (293). El Imperio es dividido en 12 distritos (diócesis) y en 101 provincias. Monarquía absoluta.

• DIVISIÓN IMPERIAL

Constantino asume como emperador y se proclama Augusto.

Emite un edicto de tolerancia religiosa (313) y se instala en Roma.

324 d.C.: Constantino, que asume el cristianismo, funda Constantinopla, donde instala su corte. Roma deja de ser el epicentro del Imperio. La Iglesia celebra el Concilio de Nicea (325), donde condena al arrianismo.

337 d.C.: Muere Constantino. Lo suceden sus hijos Constancio II en Oriente y Constante I en Occidente.

El primero muere (361) y lo sucede Flavio Claudio Juliano, que reinicia la persecución a los cristianos. Juliano muere combatiendo a los persas (363). Primera división del Imperio entre Valentiniano (364-375) y Valente (364-378).

379 d.C.: Teodosio asciende al trono. Se prohíbe el paganismo (392). A su muerte (395), el Imperio se divide entre sus hijos Arcadio (Oriente) y Honorio (Occidente).

Rómulo Augusto es nombrado emperador de Occidente, pero lo asesinan un año después.

El año 476 es considerado el final del Imperio Romano de Occidente. El Oriental tuvo su continuidad en el Imperio Bizantino, hasta 1453, cuando cayó en poder de los otomanos.

Enlace Externo:• Curiosidades de Roma Antigua