Desierto de Kalahari

Vida del Hombre en el Desierto Vivir con Altas Temperaturas

LA VIDA EN CLIMAS EXTREMOS: EL DESIERTO

vida en condicones extremas

La vida en los desiertos Restos fósiles encontrados en el desierto del Sahara indican que hace más de 4.000 años, animales de hábitos acuáticos, como los hipopótamos y los elefantes, habitaban esas regiones. Estos hallazgos indican que estas regiones no fueron desiertos en otras épocas. En la actualidad, unos 30 millones de km2 de la superficie terrestre corresponden a zonas desérticas.

Además del desierto del Sahara y el de Kalahari, en África, existen grandes desiertos en regiones de vientos cálidos y secos muy alejados del mar, como en el Asia, o vecinos a cadenas montañosas que no permiten el paso de las nubes, como en el caso de la Puna argentina, vecina a los Andes.

La explotación de los recursos naturales del desierto —petróleo, metales y minerales— ha promovido un proceso de población y de desarrollo económico en estas regiones. Especialmente en el desierto arábigo, la explotación del petróleo permitió que algunos países crecieran industrialmente y levantaran ciudades en medio del desierto.

La preocupación del hombre del desierto sigue siendo el aprovisionamiento de agua. El agua de las ocasionales lluvias se canaliza para acercarla a los campos próximos. Se construyen embalses, como el del río Colorado en los Estados Unidos, El agua se transporta por canales subterráneos, tal como lo hacían los antiguos persas- Estos canales recogen el agua subterránea de las regiones montañosas y la transportan hasta tierras más bajas gracias a un suave declive del terreno.

En Israel, para aprovechar al máximo el agua de riego, se cubren las plantaciones con plástico transparente. El plástico protege los sembrados del calor excesivo y disminuye la evaporación del agua. De esta manera, se ha conseguido transformar un antiguo desierto en una floreciente zona de cultivo.

LOS TUAREG:

la vida en el desiertoSahara es el desierto más grande del mundo. A pesar las adversas condiciones, los tuareg se atreven a hallar las zonas menos áridas de este desierto. Deben llevar una vida nómada, trasladándose de un lugar a otro n el fin de proveer de pastos a sus rebaños y de agua para su gente y sus animales.

Construyen sus tiendas estacas de madera cubiertas con pieles de cabra. En un campamento, todos pertenecen a la misma familia. cada tienda viven el hombre con su mujer y sus hijos, aunque los hijos varones ya crecidos duermen al aire libre.

El gran problema en el desierto es conseguir agua. Las mujeres son las encargadas de partir, todas las mañanas, hacia los pozos de agua, distantes algunos kilómetros del campamento. Del mismo pozo se abastecen varios grupos de pobladores, de manera que es necesario esperar turno hasta el momento de poder sumergir los grandes bolsos de cuero con los que levantan hasta 40 litros de agua.

Las diferencias de temperatura en el desierto son muy marcadas. Durante el día, el termómetro puede llegar a los 50 °C, pero al atardecer desciende bruscamente a los 0 °C. Los tuareg se visten con largas túnicas que apenas los defienden del frío. Por las noches se cubren con mantas y beben mucho té para calentarse.

Para desplazase a través del desierto utilizan dromedarios. Estos animales resultan irremplazables en el desierto, ya que pueden recorrer hasta 50 kilómetros en un día y permanecer varios días sin tomar agua, con sólo alimentarse de comidas jugosas. Las hembras de los dromedarios dan leche, que sirve de alimento, y los excrementos se utilizan como combustible.

Los tuareg comercializan en el desierto. Venden la sal que recogen en las zonas en las que la evaporación del agua salobre deja la preciada sal corno residuo, y a cambio obtienen maíz, mijo y telas. La sal ayuda a retener el agua del cuerpo y a soportar el calor en mejores condiciones.

PARA SABER MAS…
EL HOMBRE Y EL DESIERTO:
Sólo el cuatro por ciento de la superficie de los desiertos, prescindiendo de los oasis, está habitada. Desde tiempo inmemorial, sobre todo en Asia y África, ha existido el hombre del desierto, por ejemplo, el beduino, en grupos tribales o familiares que arrastran una existencia miserable. Con una tienda de pieles por casa, y por todo capital algunas armas, pocas herramientas y un camello, unos asnos o quizás un caballo.

Los hombres del desierto sólo han podido dedicarse a tres empresas. Han sido ganaderos, conductores de caravanas o bien ladrones. Todos ellos han considerado, pues, el desierto como un lugar de paso y su meta ha sido el oasis, donde hay agua, sombra y una temperatura soportable. Pero el oasis no fue nunca lugar adecuado para establecer un cultivo agrícola, una industria o un trabajo sedentario.

El oasis ha sido siempre un albergue, un lugar de reposo, para hacer acopio de nuevas energías o bien para preparar un largo viaje. El hombre del desierto ha sido en todo momento de la historia un hombre desarraigado, silencioso, extremadamente austero, leal a la tierra seca donde vive, hospitalario, a veces cruel, pero dispuesto a todos los sacrificios porque no hay vida más dura que la del desierto.

En el Sahara, ya se atraviese una «hamada» o meseta, ya un «erg» o llanura, puede andarse durante días enteros sin avistar el menor rastro de vegetación, ni un árbol, ni un edificio que rompa la tediosa monotonía de las dunas y las arenas.
Los nómadas del desierto han ejercido un papel muy importante en la política, desde los tiempos che Mahoma, cuando contribuyeron a que las tribuí dispersas adoptaran la fe del Profeta. En la actualidad, tanto en Irán, Irak, Egipto, como en Marruecos, suelen ser siempre las tribus semisalvajes, indómitas, valerosas y fieles a sus jefes nativos, las que han inclinado la balanza de las decisiones políticas en un sentido determinado.

Es posible vivir en las orillas del desierto o bien en los oasis, islas de vegetación, de tierra acogedora. perdidas en la inmensa soledad, pero solamente los nómadas, conductores de caravanas o pastores de rebaños, han podido hacer del desierto su patria. puesto que en él pasan la mayor parte de su vida aunque no se detengan jamás en su constante peregrinar.

El oasis es un vestigio de otros tiempos en los que el agua y la vegetación eran abundantes. Como un mar cuyas aguas se retiran y va dejando charcos en el lugar que ocupó, así el oasis suele ser un recuerdo, un núcleo de vida alrededor de un pozo, de un pequeño lago o de un río. Allí crecen los árboles, la vegetación atenúa el calor del sol y permite alimentar a los animales y a los hombres que en él buscan refugio.

Muchas veces se ha hablado de inundar el Sahara, cuyo nivel, en grandes extensiones, es inferior al del mar Mediterráneo para convertirlo en un oasis inmenso.

Egipto sería un desierto si el Nilo no lo convirtiera, siquiera en parte, en un espléndido oasis. Ya los antiguos egipcios intentaron regular las crecidas del Nilo y guardar parte del agua como reserva para afrontar los tiempos de sequía. En 1902 se levantó la presa de Assuán, bajo dirección británica, una obra de ingeniería de grandes proporciones que hoy se intenta modernizar y ampliar. La transformación de la presa de Assuán permitiría regular el suministro de aguas y ampliar la extensión de los oasis del valle del Nilo.

Grandes obras de irrigación de desiertos se han emprendido en Norteamérica, especialmente en los ríos Grande, Columbia y Colorado. Numerosas presas escalonadas como las de Hoover, Imperial y Parker en este río, la de Coolidge en el Río Grande y el Grand Coulee en el Columbia han transformado lo que antes eran zonas desérticas en prósperos valles donde las huertas y los naranjales se extienden hasta perderse de vista.

Fuente Consultada:
Enciclopedia CONSULTORA Tomo I El Hombre en el Desierto
Ciencias Biológicas de Santillana

Desierto Australiano Caracteristicas Fauna Clima Geografia Mundo

Desierto Australiano: Características,
Fauna, Clima ,Geografia Mundo

Desiertos: Cuando hablamos de desiertos hacemos referencia a las tierras áridas y deshabitadas de nuestra planeta, las cuales abarcan una quinta parte de la superficie total. Generalmente se localizan entre los 23 y los 35° de latitud norte y sur, estas franjas están sometidas a la acción constante de las altas presiones, lo que hace imposible la formación de nubes y por ende de lluvias.

Los desiertos se caracterizan  por su sequedad reinante. Esta aridez se debe entonces a esta escasez de precipitaciones que por lo general no superan los 100 milímetros al año. Además las temperaturas sufren un cambio muy brusco, ya que los días se caracterizan por ser muy calurosos y las noches muy frías, por lo que el resultado es una amplitud térmica muy marcada. En cuanto a la vida en este ecosistema parece ser muy difícil, sin embargo su flora y fauna es muy variada, las cuales desarrollan adaptaciones particulares para su supervivencia.

Desiertos de Australia

Situados en el hemisferio sur de nuestro planeta y con una extensión de 2.300.000 kilómetros, encontramos los desiertos de Australia, los cuales constituyen gran parte de los que se conoce “como el interior de Australia”. Es decir, el centro de este país es una gran región desértica. Desde los tiempos remotos estas áreas han sido inhóspitas y de difícil acceso. Sin embargo, en la actualidad esto ha cambiado, ya que son lugares muy visitados por turistas por que son considerados como algo diferente. Aquí ellos recorren los paisajes imponentes, sus rocas, quebradas, arenas de colores, su flora y fauna tan variada.

Uno de los desafíos preferidos de los viajeros más aventureros es el cruce del Desierto Simpson en el corazón australiano.
Si bien no hay caminos o rutas propiamente dichas, la travesía de los exploradores se hace únicamente en 4×4
por sendas que atraviesan sus 176.500 kilómetros cuadrados.

Cuando hablamos de desiertos, significa que no hay una única área particular en este país, sino que son variados en cuando a tamaño y ubicación. Por ejemplo:

  • Gran Desierto de Victoria, con una superficie de 424.400 kilómetros cuadrados.
  • Gran desierto Arenoso, su superficie total es de 284.993 kilómetros cuadrados.
  • Desierto de Tanami, con una superficie de 184.500 kilómetros cuadrados.
  • Desierto de Simpson, su superficie total es de 176.500 kilómetros cuadrados.
  • Desierto de Gibson,  con una superficie de 156.000 kilómetros cuadrados.
  • Pequeño Desierto arenoso, su superficie total es de 111.500 kilómetros cuadrados.
  • Strzelecki Desierto, con una superficie total de 80.250 kilómetros cuadrados.
  • Sturt pedregoso desierto, su superficie total es de 29.750 kilómetros cuadrados.
  • Tirari Desierto (South Australia), con una superficie total de 15.250 kilómetros cuadrados.
  • Pedirka Desierto (South Australia), su superficie total es de 1.250 kilómetros cuadrados.

Características en general

La mayoría de los desiertos antes mencionados poseen características muy similares. Estos representan el 18% del continente, sin embargo es

 fundamental aquí que tan sólo el 36% recibe escasas precipitaciones, por lo que se debe considerar estas áreas como desierto. Por ejemplo, el 70% de Australia esta considerado como árido o semiárido por recibir montos de precipitaciones inferiores a los 500 milímetros por año.

No obstante, de ese porcentaje sólo el 3 % de la población reside allí, y el resto se concentra sobre las costas.

Ahora deberíamos preguntarnos cual es la razón principal de la formación de de estos desiertos. Rotundamente la respuesta es su “ubicación”. Los desiertos de Australia, al igual que la mayoría de los desiertos del mundo, se localizan a los 30° latitud sur del Ecuador, en donde el fenómeno climático crea un clima seco. Tal es así, que al aire húmedo se eleva en el Ecuador, se enfría a medida que avanza hacia el sur, la humedad posteriormente se condensa y precipita en las regiones tropicales. Seguidamente, este aire desciende seco hacia las regiones subtropicales, el calentamiento anima a una mayor evaporación, lo que determinará la formación de características propicias para la formación de los desiertos.

La fauna de los desiertos australianos  

Los mayores desiertos de Australia se encuentran en el centro y noroeste del país. Como ser el Gran desierto de Victoria (centro- oeste del país). En ellos, los animales, así como también la vegetación, tienen la capacidad de vivir sin la presencia de agua que tan vital para cualquier ser vivo de nuestro planeta. Sumado a ello, la escasez de precipitaciones y las altas temperaturas hacen de una combinación más que desalentadora para habitar estas áreas.

En cuanto a los animales nativos de esta región, la mayoría ha sido extinta. Esto se debe a que se han introducido animales como el camello, conejos, y gatos asilvestrados que comenzaron a competir por el alimento de origen animal nativo de Australia, resultando victoriosos de detrimento de los primeros.

Actualmente, dentro de los animales que encontramos en los desiertos australianos esta una serpiente blanca y negra, llamada “Bandy bandy Snake”, esta vive generalmente bajo tierra, pero sale por las noches. Por lo general se alimentan de otras serpientes y no atacan a los seres humanos. Se encuentra en los desiertos del centro de Australia.

Otra especie característica son los lagartos, como por ejemplo geckos. Tienden a alimentarse de arañas, cucarachas u otros geckos y durante el día descansan bajo la corteza terrestre o las grietas de las rocas.

Además encontramos marsupiales, otros tipos de reptiles, zorros y camellos.

La vegetación

En los desiertos de Australia, encontramos una variedad de árboles y arbustos, como ser los hermosos “espíritus de encías” (sp Corymbia), ; mulga «(Acacia aneura), el sándalo (Santalum spicatum); Norte Cypress Pino (glaucophylla Callitris); Sandhill Wattle (ligulata Acacia) y occidental Myall (papyrocarpa Acacia). Some of the shrubs found in Australian deserts are Narrow-leafed Hop Bush ( Dodonaea viscosa ), Emu Bush (Eremophila glabra ), Low Bluebush ( Maireana artstrotricha ), Bladder Saltbush ( Atriplex vesicaria ) and Bullock Bush ( Alectryon oleifolium ). Algunos de los arbustos como el Hop Bush (Dodonaea viscosa), Emu Bush(Eremophila glabra), Bajo bluebush (artstrotricha Maireana), la vejiga saltbush (vesicaria Atriplex) y Bullock Bush (oleifolium Alectryon).

También encontramos ciertos montículos de pastos, denominados hierba Spinifex. Junto a flores silvestressturtianum Gossypium y la Anigozanthos sp (pata de canguro), entre otras.

Cabe aclarar, que todos estos tipos de vegetación presentan ciertas adaptaciones como los animales para sobrevivir a la escasez de agua y a las altas temperaturas reinantes en la región.

Fuente Consultada: The introduction of the fox has dramatically reduced the number of Bilbies.

http://www.realaustraliatravel.com/australian-desert-animals

http://www.gondwananet.com/australian-desert-plants

Desierto De Sahara Desiertos de Africa Flora y Fauna Mayor Desierto

Desierto De Sahara,Desiertos de África, Flora y Fauna , El Mayor Desierto

Desiertos: Cuando hablamos de desiertos hacemos referencia a las tierras áridas y deshabitadas de nuestra planeta, las cuales abarcan una quinta parte de la superficie total. Generalmente se localizan entre los 23 y los 35° de latitud norte y sur, estas franjas están sometidas a la acción constante de las altas presiones, lo que hace imposible la formación de nubes y por ende de lluvias.

Los desiertos se caracterizan  por su sequedad reinante. Esta aridez se debe entonces a esta escasez de precipitaciones que por lo general no superan los 100 milímetros al año. Además las temperaturas sufren un cambio muy brusco, ya que los días se caracterizan por ser muy calurosos y las noches muy frías, por lo que el resultado es una amplitud térmica muy marcada. En cuanto a la vida en este ecosistema parece ser muy difícil, sin embargo su flora y fauna es muy variada, las cuales desarrollan adaptaciones particulares para su supervivencia.

Desierto del Sahara

Situado al norte de África, encontramos el desierto cálido más grande del mundo: el desierto de Sahara. Este se introduce al continente en 1.610 Kilómetros y posee una amplitud de 5.150 kilómetros en lo que va desde el océano Atlántico hasta el Mar Rojo. Por lo que su superficie total es de superior a 9.000.000 de kilómetros cuadrados. Sin embargo, de ese total solamente una pequeña porción comprende oasis parcialmente fértiles (más precisamente 207.200  Km²). Su nombre proviene de la palabra arábiga “sahra”, que significa “desierto”.

Este desierto separa a África en dos zonas: al norte, el África Mediterránea y al sur, el África Subsahariana. Además se extiende por el territorio de numerosos países, como ser Egipto, Sudán, Chad, Libia, Níger, Malí, Mauritania, Sahara Occidental, Marruecos, Túnez y Argelia. Cabe aclarar, que este desierto en ciclos regulares se expande y contraen, lo que hace que las fronteras y límites con los mencionados países sean de carácter constante.

Si observáramos el paisaje del Sahara encontraríamos gravas, arenas y dunas. No obstante no es como todos suponemos imaginarnos. Sólo el 30% de él es solamente arena y el resto son planicies compuestas de diferentes materiales.

En cuanto a las dunas tan características de este paisaje, las podemos encontrar cerca del Alto Atlas y llegan hasta las zonas tropicales que se encuentran más al sur. Contrastando con las arenas, y dando un matiz verdoso al paisaje, encontramos las palmeras datileras; y a intervalos también no enfrentamos a oasis con agua. Por lo que muchas veces estos últimos se encuentran canalizados para asegurar el agua en zonas de siembra.

En cuanto a las condiciones climáticas de la región, podríamos decir que se destaca por su calor sofocante, cuyas temperaturas fueron corroboradas: de hasta 76° C y 58° C a la sombra; en cambio por la noche la temperatura desciende abruptamente y de una manera muy rápida; provocando así una marcada amplitud térmica diaria.

En cuanto a las precipitaciones, el Sahara recibe menos de 7,6 Cm. al año, incluso en las áreas más húmedas podría llegar a llover dos veces en una semana y luego no recibir lluvias durante varios años. Por lo que nos demuestra que su humedad relativa es inferior al 10%.

En este desierto hay datos que reflejan que sólo ha nevado una vez, y fue el 18 de febrero de 1979, a la mitad de una noche, más precisamente al sur de Argelia.

Los vientos, son principalmente alisios del nordeste y del oeste, en las zonas más próximas al océano Atlántico. Por lo general estos son muy violentos y cargados de polvo y arenas, provocando un barrido sobre la superficie arrastrando todo aquello que no esta sujeto al suelo y secando la vegetación. Sin embargo, estos vientos son seguidos de largos períodos de calmas absolutas.

Flora y Fauna

En cuanto a la vegetación, y a causa de la escasez de agua en dicha región, este desierto esta casi privado de la misma. Tal es así, que de la vegetación mediterránea que cubría las montañas del Sahara (antes de ser desierto), sólo quedan una adelfa y ciprés del tassili, cerca del gueltas.

Las plantas deben adaptarse al medioambiente, por lo que tratan de reducir la evaporación y aumentar la absorción de agua. Para ello poseen hojas muy pequeñas, raíces muy largas como las acacias o tamariscos, acumulación de agua en los tejidos y las hojas recubiertas en cera (suculentos), perder sus raíces y dejarse transportar para absorber la humedad de la atmósfera como las rosas de Jericó, chupar la linfa de las raíces de otras como el Cystanche, perder sus hojas en caso de la aridez y dejarlas crecer en tiempos húmedos como la zilla, y convertir sus hojas en hojas incomibles como el manzano de Sodoma.

Pero, la palmera datilera es la protagonista de este desierto. La misma fue introducida por los árabes, y es fuente de alimento para los hombres en los oasis, sus trocos son utilizados para vigas, protege del sol, su follaje tiene distintas aplicaciones en este ambiente.

En cuanto a la fauna, estos también deben desarrollar adaptaciones para sobrevivir a las altas temperaturas, como ser aumentar la temperatura interna para no perder tanta transpiración, el pelaje, la retención y concentración de orina, entre otros.

Es así como los animales más característicos de este desierto, son el addax, la gacela doncas, el zorro del Sahara y fundamentalmente el dromedario, el cual sin su existencia el hombre no podría vivir. Este puede soportar el calor y la sed, transportando además hasta 250kg de un lado a otro del desierto.

LOS DESIERTOS MAS EXTENSOS (Km2)

Sahara … Norte de África  ….9.100.000

Libia …. Noreste del Sahara …. 1.680.000

Australiano …. Australia  …. 1.550.000

Arábigo  Arabia …. 1.300.000

Gobi Mongolia  1.040.000

Rub’al-Jali  Arabia …. 770.000

Kalahari …. Botswana …. 520.000

Sirio  Norte de Arabia …. 310.000

Takla-Makan … Sinkiang (China) …. 310.000

Karakum … Turquestán (Turkmenistán)…. 260.000

Nubia… Este del Sahara …. 260 000

Thar  ….Noroeste de la India y oeste del Pakistán …. 250.000

Kizil Kum …. Turquestán (Uzbekistán, Kazakistán)… 225.000

Atacama …. Chile…180.000

Colorado … California (EEUU) … 78.000

Negev .. Sur de Israel … 12.800

Sechura …. Perú …12.000

Fuente Consultada:

http://viajeafrica.com/el-gran-desierto-del-sahara/

http://www.exitegipto.com.ar/desierto_sahara_oasis_egipto.php

http://www.abcpedia.com/mundo/desierto

http://www.sahara-online.net/esp/Geograf%C3%ADa/Faunayflora/tabid/619/Default.aspx

PARA SABER MAS…
UN POCO DE HISTORIA

LAS RUTAS COMERCIALES del desierto del Sahara existían desde las épocas de la antigua Grecia. La introducción de los camellos en el norte de África (alrededor del 100 d.C.) facilitó su recorrido.

CARAVANAS
Gracias a su capacidad de sobrevivir largos períodos sin beber agua y a sus dedos flexibles que se adaptan a la marcha sobre terrenos arenosos, los camellos son los animales más adecuados para el desierto. Cargados con armas y mercancías lujosas, cruzaban el Sahara en largas caravanas. En los centros comerciales, los mercaderes árabes cambiaban sus mercancías por oro, marfil, esclavos y nueces de cola procedentes de África Occidental.

SITUACIÓN ESTRATÉGICA
Los pueblos que controlaban este comercio se hicieron con grandes fortunas. El reino de Ghana fue el primero en prosperar gracias al comercio. Tras la conquista de Ghana, en 1203, Malí se convirtió en el imperio más poderoso. Se mantuvieron vínculos estrechos entre Tombuctú, la capital de Malí, y otros centros comerciales como el oasis de \Valata y la ciudad de Djeimé.

EXPORTACIÓN
El oro de África occidental servía para acuñar moneda en diversos centros de Europa y Asia. A través del desierto del Sahara viajaban mercancías e ideas. Debido a la aceptación del Islam por las clases cultas de Malí, penetraron también muchos libros árabes.

IBN BATTUTA
La mejor descripción de un viaje por el desierto la realizó el viajero marroquí Ibn Battuta (1304-68), quien en 1352 atravesó el Sahara con una caravana de comerciantes. Después de 25 días de viaje, la caravana llegó a la ciudad de Taghaza, famosa por su producción de sal. Allí, donde incluso las casas estaban construidas con bloques de sal, los comerciantes la compraban a precio de oro. Provisto de agua para algo más de una semana, viajó por la noche para evitar el intenso calor. Dos meses después de dejar Marruecos, Ibn Battuta llegó a la ciudad meridional de Walata. Desde allí atravesó la llanura de Sudán hasta llegar a las ricas ciudades de Malí.

Desierto De Kalahari Fauna Población Vida en el desierto Geografia

Desierto De Kalahari ,Fauna ,Población ,Vida en el desierto Geografía del Mundo

Desiertos: Cuando hablamos de desiertos hacemos referencia a las tierras áridas y deshabitadas de nuestra planeta, las cuales abarcan una quinta parte de la superficie total. Generalmente se localizan entre los 23 y los 35° de latitud norte y sur, estas franjas están sometidas a la acción constante de las altas presiones, lo que hace imposible la formación de nubes y por ende de lluvias.

Los desiertos se caracterizan  por su sequedad reinante. Esta aridez se debe entonces a esta escasez de precipitaciones que por lo general no superan los 100 milímetros al año. Además las temperaturas sufren un cambio muy brusco, ya que los días se caracterizan por ser muy calurosos y las noches muy frías, por lo que el resultado es una amplitud térmica muy marcada. En cuanto a la vida en este ecosistema parece ser muy difícil, sin embargo su flora y fauna es muy variada, las cuales desarrollan adaptaciones particulares para su supervivencia.

Desierto de Kalahari

Este desierto tan particular, se extiende por parte de varios países: Bostwana, Namibia, Sudáfrica; ocupando aproximadamente 700.000 kilómetros cuadrados de superficie. Este ecosistema ubicado al sur del continente africano, es también llamado “desierto rojo”, ya que esta conformado por inmensas extensiones de arena rojiza y marrón.

Justamente esta característica nos da para pensar que el Kalahari se trata de un desierto sofocado por las elevadas temperaturas a lo largo de las diferentes estaciones del año. Ya que su nombre traducido significa “gran sed”. Sin embargo, esto no es totalmente así, ya que existen zonas que reciben precipitaciones constantes, favoreciendo el crecimiento de la vegetación. Así como también la existencia de una variedad climática, con temperaturas que oscilan entre los cero grados a los 40° C.

En 1849, el primer explorador extranjero logra atravesarlo en toda su extensión. Este se llamaba David Livingston. No obstante, muchas caravanas posteriores quisieron repetir su hazaña pero no lograron, muriendo en su trayecto y a causa de la sed. Además otra característica particular de este desierto, es que aquí reside un pueblo nómada único: los khoisans o bosquimanos (denominación aplicada por la población blanca).

Clima

Este desierto, de extensas arenas rojas y sin ningún depósito de agua superficial, forma parte de la sabana de clima templado o praderas de África, y puede tener una precipitación anual cercana a los 500 milímetros en la parte húmeda del ciclo (es decir, de 13 a 15 años). En cambio, en el ciclo seco, las precipitaciones medias anuales pueden llegar a ser inferiores a 100 milímetros.

En cuanto a las temperaturas estas son extremas durante el día y la noche; y por lo tanto en invierno y verano. Tal es así, que la temperatura a arenas abiertas puede llegar a 70° C. y a unos pocos centímetros por debajo de este, la misma puede llegar a tener 20 o 30 grados Celsius menos.

A pesar de ello, las temperaturas promedios en verano son de 40° C, y en invierno un promedio de 28° C.

Flora y Fauna

Pese a sus condiciones extremas, el Kalahari posee una sorprendente conjunción de flora y fauna. Una de las plantas que más capta la curiosidad de las personas es la Hoodia Gordonii, una especie muy similar al cactus, y la cual fue muy utilizada por las tribus nómadas para saciar su sed y como alimento. Actualmente esta planta, sigue siendo muy utilizado para elaborar productos adelgazantes y de control de peso.

Sumado a ello, como alfombra a ambos lados de caminos y que sirven como base para la alimentación de los bosquimanos, encontramos algo muy inusual para la zona: y nos referimos a la presencia de melones.

Además no debemos dejar de mencionar al Delta del Okavango, ya que es un punto muy resaltante en cuanto a los aspectos de la flora y fauna de esta región. Este delta es una zona de pantano dentro del gran desierto árido, el cual suele considerarse como un gran oasis. Reuniendo en su interior una gran variedad de animales; entre ellos leones, elefantes, rinocerontes, guepardos, cocodrilos, cebras, jabalíes, búfalos y una gran variedad de aves (estas, solamente se hacen presentes durante algunos meses del año).

Población

Como mencionábamos anteriormente, en este incivil desierto habita una población nómada muy particular; los bosquimanos. Estos fueron uno de los primeros grupos étnicos del Kalahari, y actualmente son los últimos que tratan de mantener fielmente sus costumbres; como ser la caza, la pesca y su forma de vida, la cual es apreciada por los turistas que visitan el lugar.

Su idioma es algo muy distintivo, ya que esta compuesto por cuatro o cinco lenguas, en donde los sonidos de cada una de estas son producidos por los labios, la lengua, y también los dientes.

Desierto De Gobi Flora y Fauna de los desiertos Temperaturas Maximas

Desierto De Gobi Flora y Fauna
Temperaturas Máximas

Desiertos: Cuando hablamos de desiertos hacemos referencia a las tierras áridas y deshabitadas de nuestra planeta, las cuales abarcan una quinta parte de la superficie total. Generalmente se localizan entre los 23 y los 35° de latitud norte y sur, estas franjas están sometidas a la acción constante de las altas presiones, lo que hace imposible la formación de nubes y por ende de lluvias.

Los desiertos se caracterizan  por su sequedad reinante. Esta aridez se debe entonces a esta escasez de precipitaciones que por lo general no superan los 100 milímetros al año. Además las temperaturas sufren un cambio muy brusco, ya que los días se caracterizan por ser muy calurosos y las noches muy frías, por lo que el resultado es una amplitud térmica muy marcada. En cuanto a la vida en este ecosistema parece ser muy difícil, sin embargo su flora y fauna es muy variada, las cuales desarrollan adaptaciones particulares para su supervivencia.

Desierto de Gobi

Este desierto se extiende sobre una de las zonas templadas de nuestro planeta, considerado además uno

 de los más grandes que existen sobre su superficie. Su ubicación es precisamente desde el norte de China hasta, aproximadamente el sur de Mongolia. Además este desierto se encuentra rodeado por montañas como las de Altai, al norte las estepas de Mongolia y la meseta del Tíbet, y la planicie del norte de China por el sudoeste.

“Gobi”, es una palabra mongol que hace referencia a “desierto”. En este caso esta región se caracteriza por poseer temperaturas muy cálidas en verano y un extenso y frío invierno. Sus maravillas naturales no son los únicos motivos de visita hacia esta región, sino que es valorada por paleontólogos como una de las reservas prehistóricas más ricas que datan de cientos de millones de años. Estos especialistas trabajan arduamente sobre sus espesas arenas en busca de restos fósiles, propios del tiempo de los dinosaurios, tal es así que ya se han encontrado 30 cráneos de lagartos y de pequeños mamíferos, esqueletos de dinosaurios, y hasta nidos; que evidencian esta caracterización del Gobi.

Condiciones Climáticas

El clima del desierto de Gobi es muy extremo. A lo largo del año, o también en cuestión de horas manifiesta cambios bruscos en su temperatura. Tal es así que la máxima de esta en verano puede llegar a ser de 45° C, considerándolo como un clima moderado a caliente; mientras que en invierno las temperaturas poseen un promedio de -40° C.  Esto refleja las condiciones del desierto, su extrema aridez (principalmente en invierno), mientras que en primavera y verano se desarrollan asombrosas tormentas de hielo y nieve.

Este desierto presenta ambientes o regiones muy diferentes, basadas principalmente en las variaciones climáticas y de su relieve. Por ejemplo; en la región más al este del  desierto y con una superficie de 281.800 kilómetros cuadrados, encontramos la estepa oriental. Se extiende desde China (en la meseta central de Mongolia) hacia, valga la redundancia Mongolia. Esta región comprende las montañas de Yin y otras áreas rodeadas depósitos de sal y charcas muy pequeñas.

Otra zona muy característica, es la que se encuentra al oeste al suroeste de la estepa oriental, se encuentra lameseta semiárida de Ala Shan. Esta comprende las montañas ubicadas  entre la cordillera de Gobi Altai, al norte las montañas de Helan, al sureste, y las montañas de Filian y la porción nororiental de la meseta tibetana, al sudoeste. Si continuamos por el norte de este ambiente, encontramos otra región: la estepa desértica del valle de los lagos del Gobi, más precisamente entre la cordillera de Gobi Altai (al sur), y la cordillera de Kanghai (norte). Finalmente otra zona es la denominada región desértica de Taklamakan, la cual incluye el desierto de Lop Nor.

Flora y Fauna

La cruenta realidad, es que en este desierto es que la naturaleza es muy escasa. En cuanto a su flora, gran parte de la superficie esta cubierta por una fina vegetación de hierbas, arbustos y espinillos; los cuales deben adecuarse a las condiciones de aridez reinantes. Tal es el caso de algunos arbustos como la artemisia cana o la Salsola passerina. La superficie esta cubierta por gran cantidad de rocas y arena, salpicado por algunos aguazales (depresiones en donde se concentra el agua de lluvia), propicios para que los animales la consuman.

En cuanto a la fauna, encontramos el camello utilizado principalmente como animal de carga, leopardos de nieve, osos pardos y lobos. Otros más curiosos pero existentes en esta región son: el águila dorada, la gacela de cola negra y el ratón más pequeño del mundo (sólo diez centímetros).

La inmensa naturaleza presente en este desierto, plasmada sobre clima riguroso y su rústico paisaje, no son obstáculos para que esta región del planeta no presente personas que recorran su superficie admirando este árido paisaje. Ello se refleja en las numerosas rutas comerciales que atraviesan su extensión la cuales son empleadas desde hace miles de años.

ALGO MAS SOBRE EL TEMA…

EL CLIMA
El Gobi se halla casi completamente rodeado por montañas; por eso los vientos de todos los puntos cardinales pierden considerable parte de su humedad al atravesar las extensas cordilleras. Con más frecuencia, los vientos del interior del desierto tienden a «exportar» la pobre humedad existente en el territorio, más bien que a traerla desde los territorios y mares ultramontanos. Durante muchas horas del día el horizonte parece hallarse muy cercano, y se viaja durante horas para alcanzar una minúscula escabrosidad del terreno que aparece como muy próxima, y cuyos detalles se perciben con absoluta nitidez sobre las cumbres de las colinas. Esta terrible transparencia se debe a la absoluta falta de vapor de agua. La sequedad del aire es tremenda y suele hacer morir en pocas horas a los animales que no logran encontrar el precioso líquido.

También por el mismo motivo (la sequedad del aire, pues la humedad actúa como un regulador) las diferencias de temperatura suelen ser enormes: el Gobi es un desierto frío, sea por la altitud, sea por hallarse situado en una zona muy continental, sea porque está muy hacia el norte y demasiado alejado del ecuador. En invierno son frecuentes las marcas termométricas de 26°, 30° y hasta 40° bajo cero. Pero especialmente durante el verano, cuando el Sol abate sus rayos directamente sobre las rocas, la temperatura suele ascender hasta los 39 grados centígrados. Las lluvias son muy escasas: oscilan entre los 100 milímetros anuales en las zonas más bajas hasta los 200 milímetros en las áreas periféricas más elevadas.

LOS ANIMALES


Ciertamente, no se puede pretender que en el Gobi exista una abundante vegetación y gran cantidad de animales; pero en un ambiente tan desagradable e inhospitalario ¡es ya un verdadero milagro que aparezca cualquier forma de vida!-Los viajeros de las caravanas que atraviesan el desierto examinan atentamente ~el suelo antes de plantar en él sus tiendas, con el fin de eludir un vecino sumamente desagradable: la víbora amarilla, que tiene el hábito de esconderse en los surcos dejados por las ruedas de los pesados carromatos del desierto.

Dos animales típicos del desierto de Gobi

Otros valerosos habitantes del Gobi son el hemíono, una especie de asno, y el caballo de Przewalski, un descendiente directo de las ‘más antiguas razas equinas, llamado así en homenaje al explorador Nicolás Przewalski, que señaló su presencia en 1879. Existen también las gacelas, cabras y ovejas salvajes, algunos roedores y lagartijas.

FUE UN MAR: La historia del desierto de Gobi es fascinante. Probablemente, hace millones de años, la cuenca inmensa donde ahora se extiende el desierto se hallaba ocupada, por lo menos parcialmente, por un mar. A lo largo de las que fueron sus orillas corre hoy, todavía, una larga ribera escarpada, un alto murallón rocoso, con sus cabos, sus ensenadas, sus golfos y sus penínsulas. Más tarde se desecó y sobre su extensión disminuyó la vida. Zonas íntegras se cubrieron de plantas, cuyos restos se encuentran a veces en la actualidad. Entre los bosques y las hierbas pasaba, haciendo temblar el suelo, el «baluqurterio», una bestia prehistórica de una altura de más de cinco metros, con forma similar a la de un rinoceronte de larguísimo cuello. En nuestros días suelen encontrarse, sepultados en las arenas, los huesos de aquel monstruo, huevos de dinosaurio y cráneos de pequeños mamíferos antiquísimos.

Con el transcurrir de los milenios, el inmenso territorio se volvió árido, se fue despojando de su antes lujuriosa vegetación. Algunos millares de años antes de Cristo aparecieron en el Gobi seres humanos: un misterioso pueblo de habitantes de las dunas, de cuyos pobladores las expediciones científicas modernas suelen exhumar cada tanto los rastros: trozos de cacharros de primitiva alfarería, piedras pulidas, armas rudimentarias y otros restos de esa antiquísima cultura.

LAS COMUNICACIONES
Hoy, además de las milenarias rutas de las caravanas, el desierto de Gobi dispone de caminos para el tránsito de automotores. Por su región oriental corre también una línea ferroviaria que une Pekín con la línea transiberiana, con la cual empalma en la estación de Ulan Ude y que pasa por la capital de Mogolia, Ulan Bator, población situada a una altitud que excede los 1.300 metros.

Fuente: http://www.revistadini.com/noticia.php?idnoticia=55

              http://asiaviaje.com/gobi-un-curioso-desierto-en-asia/

Desierto Arábigo Ubicacion Clima Flora y Fauna Geografia Mundial

Desierto Arábigo Ubicación, Clima, Flora y Fauna,
Geografia Mundial

Desiertos: Cuando hablamos de desiertos hacemos referencia a las tierras áridas y deshabitadas de nuestra planeta, las cuales abarcan una quinta parte de la superficie total. Generalmente se localizan entre los 23 y los 35° de latitud norte y sur, estas franjas están sometidas a la acción constante de las altas presiones, lo que hace imposible la formación de nubes y por ende de lluvias.

Los desiertos se caracterizan  por su sequedad reinante. Esta aridez se debe entonces a esta escasez de precipitaciones que por lo general no superan los 100 milímetros al año. Además las temperaturas sufren un cambio muy brusco, ya que los días se caracterizan por ser muy calurosos y las noches muy frías, por lo que el resultado es una amplitud térmica muy marcada. En cuanto a la vida en este ecosistema parece ser muy difícil, sin embargo su flora y fauna es muy variada, las cuales desarrollan adaptaciones particulares para su supervivencia.

Desierto Arábigo

Este desierto de gran importancia en el mundo, se extiende al este del Nilo hasta el Mar Rojo y la península de Sinaí; es decir por casi toda la península arábiga (1.300.000 kilómetros). Además abarca a varios países como ser: Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Arabia Saudí, Yemen y Qatar. Esta región ecológica cubre su zona aledaña de arenas y vientos estacionales. Además contiene en su interior al Rub al-Khali (cuarto vacío). Es decir, una gran cuenca sedimentaria o cuerpo de arena en el mundo.

A lo largo de la historia, este desierto, pese a ser intransitable, por su aridez y escasez de vegetación visibles, ha servido como una gran vía de comunicación y camino comercial entre Oriente Medio y África del Norte.

Atrapado debajo de estas arenas del Pleistoceno, encontramos una inmensa reserva de aguas subterráneas, las cuales en los últimos años ha sido empleada con gran ímpetu para el riego artificial de dicha zona. A simple vista, este desierto parece inhóspito y yermo, pero sin embargo se ha comprobado que es una gran fuente de recursos naturales, en donde podemos encontrar: petróleo, gras natural, fosfatos y azufre.

Los primeros habitantes de esta agreste región, datan de hace 3.000 años, y se los conoció como beduinos, es decir una civilización nómada que aprovechaba las tierras del desierto como un caldo de cultivos para los camellos.

Clima

El desierto arábigo, como al igual de los grandes desiertos del mundo, se clasifica como un clima árido hiper. Estos se distinguen por poseer escasa humedad y precipitaciones durante las distintas estaciones del año. Tal es así, que en cuanto a la humedad podemos afirmar que solo llega a un 15% en verano. Mientras que las precipitaciones anuales son inferiores a 33 milímetros.

Si bien la sequedad es un obstáculo relevante para el asentamiento de la población, lo más importante son las temperaturas extremas de la región. Tal es así que en verano y durante el día, la temperatura puede llegar a ser hasta de 50° C; mientras que durante la noche el frío es extremo. En cambio, durante el invierno las temperaturas no son raras si llegan a ser bajo cero.

Flora y Fauna

En esta región una de las formas de vida silvestre que más se ha desarrollado son los insectos, los cuales son capaces de soportar los sofocantes días de verano en las dunas de arena. Estos, además han desarrollado diversos mecanismos de defensa para poder sobrevivir en este ambiente protegiéndose de sus depredadores. Los insectos más comunes en el desierto arábigo son las langostas, escarabajos, escorpiones y arañas.

Sin embargo, no son los únicos. También podemos encontrar diferentes variedades de lagartos, como por ejemplo: el dabb y el varano. Pero sin dudas, las serpientes son los animales más amenazantes para la población de la región.

Dentro de los mamíferos más comunes en el desierto, esta la cabra, quien hoy ha sufrido una considerable disminución.

Ahora bien, en cuanto a la flora estas deben ajustarse a la escasez de agua y a las duras condiciones reinantes. Solo sus adaptaciones le permiten florecer tras las precipitaciones de primavera. Por ejemplo; la mostaza, el iris y las plantas alcaparradas.

En cambio, en los oasis del desierto podemos encontrar palmeras datileras con gran abundancia. Estas son utilizadas como sustento alimentario para la población y los animales de la región desértica. También aquí solemos encontrar Juniper árboles (un material de construcción prominente de la zona), cebollas, alfalfa, cebada y trigo.

Fuente:

http://www.easyviajar.com/egipto/el-desierto-arabigo-912

http://www.mahalo.com/arabian-desert

http://www.newworldencyclopedia.org/entry/Arabian_Desert