El Liberalismo Económico

Origen del Estado Liberal Conquistas de la Burguesía en 1848

Origen del Estado Liberal
Conquistas de la Burguesía en 1848

ANTECEDENTES DEL ESTADO LIBERAL: Después de la derrota definitiva de Napoleón, los monarcas absolutos del continente europeo mediante el Congreso de Viena, buscaron regresar a la etapa anterior a la Revolución Francesa, conocida cpomo el Antiguo Régimen, lo que significó la supresión de las medidas sociales, políticas y económicas dictadas por los ideales revolucionarios del siglo XVIII, principalmente las referentes a las constituciones y al postulado de la soberanían acional, para dar paso otra vez al poder ilimitado de los reyes, devolver a la nobleza y al clero sus privilegios, reconstruir el mapa de Europa que había sido desfigurado por las conquistas y anexiones ocasionadas por la guerra, y replantear la vida internacional con base en un sistema de seguridad conjunta y equilibrada que no permitiera más revoluciones ni intentos de cualquier país por lograr la hegemonía continental.

Como respuesta al movimiento que apoyaba la Restauración monárquica, se produjeron en las más importantes naciones europeas una serie de procesos revolucionarios en su contra, en los que la burguesía luchó por su derecho a crear gobiernos constitucionales adecuados a sus intereses y mentalidad liberal.

Aun cuando entre los liberales hubo ruptura, pues la alta burguesía (industriales, banqueros, grandes comerciantes, etc.) proponía reformas moderadas con la instauración de monarquías parlamentarias y constitucionalistas, mientras que la baja burguesía (artesanos, profesionales, pequeños comerciantes) y las clases obreras, con base en ideas democráticas, aspiraban a instauración de repúblicas, en las cuales abrir las posibilidades de participación en la esfera política para conseguir mejores condiciones de trabajo. Aunado a esto apareció, aunque de manera limitada, una nueva ideología, el socialismo que pretendía una reforma más radical de la sociedad en beneficio de las clases trabajadoras.

El periodo histórico que en Europa abarcó los años posteriores al Congreso de Viena recibió el nombre de restauración, porque la dinastía   de orbón fue restaurada en el trono de rancia, y también recuperaron sus tronos todos  los  monarcas que habían   sido   desposeídos   por Napoleón y restablecieron la monarquía absoluta.

1848: Revolución Burguesa en Francia: Una desastrosa cosecha de trigo y de patata dio origen, en 1846, a disturbios en el campo   francés;   bandas   hambrientas   recorrían Jos caminos reales, saqueando castillos y panaderías,  sembrando el terror en los pueblos. La enorme alza de precios que siguió, alcanzó a todas las capas de la sociedad, que tuvieron que reducir sus compras, lo que favoreció, así, la crisis, los despidos y el paro en la industria.

A esta gravísima crisis económica se unió una serie de escándalos,  de asesinatos, de corrupción, de tráfico de empleos, que envolvió a los personajes más destacados del régimen. La oposición aprovechó el desafecto general hacia el Gobierno, para reclamar una reforma electoral que redujese el censo a cien francos, y una reforma parlamentaria que disminuyera el número de diputados y funcionarios, siempre  dispuestos  a sostener  al  régimen….esta situación dió lugar a que en febrero 1848 se inicie un violento movimiento en defensa de los principios liberales mas básicos, como la defensa de la propiedad privada, la soberanía popular, la división de poderes en legislativo, ejecutivo y judicial y el establecimiento de una Constitución liberal que defiendan los derechos de la alta y baja burguesía. (Ver: Revoluciones Burguesas)

Orígenes del liberalismo político y liberalismo económico: Las revoluciones burguesas en Europa, al destruir el Antiguo Régimen, dieron lugar a un nuevo tipo de Estado que los historiadores denominaron Estado liberal, y la ideología que sustentaba estos regímenes burgueses es lo que se ha dado en llamar liberalismo, liberalismo que en el siglo XIX poseía un doble aspecto, claramente diferenciado en la mayor parte de los países: liberalismo político y liberalismo económico.

cuadro Movimientos Rvolucionarios de 1848

Movimientos Rvolucionarios de 1848

Liberalismo político significaba respeto a las libertades ciudadanas e individuales (libertad de expresión, de asociación, de reunión); existencia de una Constitución inviolable que determinase los derechos y deberes de ciudadanos y gobernantes; separación de poderes —legislativo, ejecutivo y judicial— para evitar cualquier tiranía; y derecho al voto, bien en forma de sufragio censitario, bien como sufragio universal, aunque en este último caso más que de liberalismo político habría que hablar de democracia.

Junto a este liberalismo político, el Estado burgués del siglo XIX estaba también asentado en el liberalismo económico: un conjunto de teorías y  de prácticas al servicio de la alta burguesía dominante y que, en gran medida, eran consecuencia de la Revolución Industrial. Desde el punto de vista de la práctica, el liberalismo económico significó la no intervención del Estado en las cuestiones sociales, financieras y empresariales. A nivel técnico supuso, además, un intento de explicar racionalmente y justificar el fenómeno de la industrialización y sus más inmediatas consecuencias: el gran capitalismo y la miseria de la clase trabajadora.

La alta burguesía europea, cada día más poderosa y rica, con el poder político ya firmemente asido, veía con inquietud cómo alrededor de las ciudades industriales iba surgiendo una masa proletaria. también cada día más espantosamente pobre. Necesitaba, por tanto, una doctrina que explicase este hecho como inevitable y, en consecuencia, sirviese para tranquilizar su propia inquietud. Tal doctrina la encontró en dos pensadores ingleses, Adam Smith (1723-1790) y Thomas R. Malthus (1766-1834), que pasaron así a ser los pilares ideológicos del liberalismo económico.

Smith pensaba que todo el sistema económico debía estar basado en la ley de la oferta y la demanda. Para que un país prosperase, los gobiernos debían abstenerse de intervenir en el funcionamiento de esa ley: los precios y los salarios se fijarían por sí solos, sin necesidad de intervención alguna del Estado. Y ello, entendía, no podía ser de otro modo, por cuanto si se deseaba una absoluta libertad económica. cada hombre, al actuar buscando su propio beneficio, provocaba el enriquecimiento de la sociedad.

Malthus partía del supuesto de que, mientras el aumento creciente de población seguía una proporción geométrica, la generación de riquezas y alimentos sólo crecía aritméticamente. Resultaba por ello inevitable que, de no ponerse remedio, el mundo se hundiría en la pobreza. Ese remedio no podía ser otro que el control de natalidad en los obreros, y que estos puedan ser abandonados a su suerte, para que así su número disminuyese.

En resumen, tanto Malthus como Smith lo que estaban pidiendo era la inhibición de los gobernantes en cuestiones sociales y económicas. Y eso fue lo que ocurrió: el Estado burgués europeo del siglo XIX se limitó a garantizar el orden público en el interior de sus fronteras, renunciando a cualquier tipo de política social, de justicia redistributiva y de intervención en la economía. Nada mejor para los grandes capitalistas, que quedaron con las manos libres para enriquecerse al máximo. La riqueza se convirtió en una virtud, y los clérigos, desde el púlpito, presentaban la pobreza como una consecuencia del vilo y el pecado, con lo cual estaban testificando de hecho su existencia.

Frente a este Estado liberal y en la sociedad burguesa, el proletariado se encontró indefenso. Por ello, su lucha por la vida y por los derechos que se les negaban tenía que convertirse necesariamente en una lucha contra el liberalismo económico y la burguesía capitalista.

El Proletario y el Proletariado: «El cambio fundamental que ha sobrevenido en la sociedad, en el seno de la lucha universal creada por la concurrencia y como resultado inmediato de su lucha, es la introducción, entre las condiciones humanas, del proletario, cuyo nombre, tomado de los romanos, es antiguo, pero cuya existencia es completamente nueva. Los proletarios eran, en la República romana, los hombres sin bienes que no pagaban el Denso y que no estaban vinculados a la patria más que por la progenitura (proles) que e daban; al igual que nosotros, los romanos habían observado que son quienes no poseen nada los que tienen familias más numerosas, ya que no les produce ninguna

inquietud criarlas. Además, el proletariado romano no trabajaba, puesto que, en una sociedad que admite la esclavitud, el trabajo es deshonroso para los hombres libres; vivían casi por completo a costa de la sociedad, de la distribución de víveres que hacía la República. Casi podría decirse que la sociedad moderna vive a costa del proletario, de la parte que le quita de la recompensa del trabajo. En efecto, según el orden que tiende a implantar la crematística, debe cargarse al proletario con todo el trabajo de la sociedad, permaneciendo ajeno a toda propiedad, viviendo sólo de su salario.» (SISMONDI: Estudios sobre Economía Política, 1836.)

Fuente Consultada: Revoluciones del Mundo Moderno Alfonso Lazo Aula Abierta Salvat

Resumen de la Deuda Externa Argentina Origen Causas e Historia

Resumen de la Deuda Externa Argentina

Entre 1973 y 1978, la acción concertada de los países exportadores de petróleo llevó a un aumento abrupto en su precio mundial. Como estos países no podían gastar todos sus inesperados beneficios en sus propios mercados, comenzaron a efectuar depósitos masivos de divisas en bancos internacionales, mayoritariamente de capitales norteamericanos.

Estos bancos, se encontraron así con importantísimas sumas de dinero disponible que les permitieron ofrecer créditos a bajas tasas de interés. Los banqueros de Europa y los Estados Unidos pensaron que los países latinoamericanos, manejados mayoritariamente por dictaduras que no tendrían que responder ni ante la prensa ni ante la oposición, serían buenos clientes para sus créditos.

Así comenzó un verdadero aluvión de créditos. Entre 1970 y 1980, América latina incrementó su deuda externa de 27 mil a 231 mil millones de dólares, lo que implicaba un pago anual de intereses por 18 mil millones.

A lo largo de la década de los 80, el gobierno de los Estados Unidos, los banqueros privados y las autoridades del Fondo Monetario Internacional, impusieron duros términos en el régimen de pago de las deudas a los países de la región: recortes presupuestarios, suspensión de partidas económicas destinadas a salud, educación y acción social. Sólo silos gobiernos aceptaban estos ajustes se hacían acreedores de nuevos préstamos para pagar las cuotas de los adquiridos con anterioridad.

Estas reformas “sugeridas” por los banqueros y los organismos internacionales de crédito incluían la apertura de la economía al mercado y a las inversiones extranjeras y el fin del Estado benefactor. Estas medidas de neto corte neoliberal, requerían ajustes estructurales en la política económica y significaron el abandono de las políticas económicas y sociales basadas en la industrialización y la expansión del salario y el mercado interno en los países latinoamericanos.

La Deuda Externa, la mayor estafa al pueblo argentino:

La deuda externa es la madre de todos nuestros males. La deuda externa es un instrumento que un país utiliza para crecer en base a un plan programado, estudiado, discutido y aprobado por los congresales. La finalidad ultima de endeudarse es la de generar riquezas para el bienestar de los habitantes del país.

Brasil ha logrado incorporar tecnología e insertarse en el mercado internacional, otros países como Argentina pidió dinero con tal irracionalidad que solo logró arruinarse.

En la historia de este país hay tres argentinas distintas:

  1. a) La agraria, cuyo modelo generador de riqueza fue el modelo agro-exportador en la pampa húmeda que fue pensado por la clase conservadora de 1880. Finalizó en 1945.
  2. b)     Nace la patria industrial con el gobierno de Perón, se empieza a producir bienes y energía. (1945-1976)
  3. c)      Nace con el golpe militar la argentina financiera o especulativa dirigida por el ministro         Martínez de Hoz. No responde a ningún modelo, no quiere producir riqueza ni distribuirla,ese plan no sirve y nos lleva a la decadencia.

1976 Golpe Militar, Martínez de Hoz flamante ministro, su segundo fue Kleim. Fueron los padres de la deuda, estancamiento productivo, cierre de empresas, desocupación. Patria financiera.

Un poco de historia:

En 1936 llega a Argentina Franklin Roosevelt, para proponer un tratado latinoamericano de asistencia mutua. Argentina es pro-británica, no lo acepta, EE.UU. se enoja. Tratado de Breton Wood, para el nuevo sistema monetario internacional, el patrón monetario será ahora entre el oro y el dólar. Argentina disiente. Comienza la segunda guerra mundial argentina no toma partido y permanece neutral.

EE.UU. quiere colocar bases militares en el Río de la Plata, argentina no acepta, es como entregarle parte de nuestra soberanía para siempre. Todo esto hace que este país sea declarado incorregible e intratable, EE.UU. se propone destruir la capacidad productiva del país, Perón lo siente hasta sus últimos días.

Termina la segunda guerra mundial, Inglaterra junto a EE.UU. tratan un plan conocido como el Imperio Global, que tiene tres misiones:

  1. a) Reducir la población del tercer mundo (son 5000 millones)
  2. b) Controlar todos los recursos naturales del planeta
  3. c) Subordinar la producción de esos países de acuerdo a los intereses de los países desarrollados.

En economía hay dos forma de generar riquezas:

  1. a) por medio del trabajo y la producción
  2. b) Absorbiendo la riquezas de los demás ya sea a través de la usura, la renta y la especulación.

La muerte de los 55 niños por día es parte del plan imperio global. Está en el libro “La Cuarta Guerra Mundial, el imperio contra el tercer mundo”

Aparece el FMI. para intervenir entre la banca internacional y los gobierno, para muchos es para estafar a los pueblos y naciones. Perón tampoco lo aceptó hasta que en 1957 ingresa al sistema. Es una estrategia para el sometimiento futuro de los países pobres por los desarrollados.

En Argentina hubo cuatro gobierno que fueron democráticos y derrumbados por dictaduras, y ninguno contrajo deuda externa. Fueron Irigoyen, Perón, Ilia e Isabel Martínez.

Guerra de Iom Kipur, EE.UU. apoya a Israel con armas y equipos bélicos en el medio oriente, la OPEP decide limitar la exportación de petróleo hasta tanto no se desarme la zona de guerra. El precio del barril de petróleo se multiplica por 3. Todos los subproductos aumentan notablemente. Los países de la OPEP multiplican sus ganancias.

Aparecen los “petrodólares”árabes en los bancos americanos. Ese dinero es destinado a América Latina en préstamos sin muchas exigencias y controles. Comienza la patria financiera. La plata dulce, aparecen cientos de bancos y financieras. La clase media estaba contenta, se viajaba por todo el mundo y había productos importados de lo que se busque. Estaba de moda el ”deme dos”.

En Argentina Hoz junto a Kleim y el FMI estipulan mensualmente la cantidad de dinero y destinos de los préstamos. El Fondo solo lleva el control del endeudamiento y daba seguridad a los acreedores de cobro a futuro. El Banco Central nunca registro contablemente los ingresos de dinero. Había una libreta negra, del tipo “despensa”.

Hoz dice que debe endeudarse para tecnificar el país y para tapar agujeros de una mala administración anterior. Además aduce que muchos países han tenido que pasar por esta etapa de apoyo económico. Un país que no se endeuda no puede progresar, ni crecer. El director de YPF con solo firmar un pedido de prestamos de dinero, era suficiente para que llegue el dinero, pero que luego quedaba en el camino en el tesoro nacional para determinar su destino. Había mucha gente vinculada con esta estafa: funcionarios públicos, gerentes, empresarios,  directores, todos delincuentes internacionales, que trabajaban para la usura de la banca externa y para sus propios intereses.

Antes de entregar el poder a la democracia, Cavallo (imagen) , Aleman, Dianella, Pastore, Sigot, Gonzalez Solar presidente del banco central, deciden estatizar la deuda privada de cientos de empresas. Cerca de 14.000 millones de dólares, que sumado a la deuda inicial se llega al monto de 40.000 millones.

Se hizo mediante un “seguro de cambio” que consistía en asegurarle al deuda el valor del dólar al momento del pago de la deuda. Por ejemplo si debía 10.000 dólares a un valor de $10. por dólar, cuando llegue el momento de abonarla, puede ser 3 años o mas, el deudor solo abona los 10.000 a 10 pesos el dólar, la diferencia en caso de un aumento del dólar lo absorbe el estado, el pueblo. Es decir se transfirió la deuda privada a la sociedad Argentina.

Machinea que estaba en el Banco Central en 1985, cuando Alfonsín era presidente, hace los pagaré de la deuda privada.

Lo más triste de esto, es que gran parte de la deuda estatizada era “auto-prestamos”es decir prestamos que se hacia la misma empresa con dinero que tenia ahorrado en banco exteriores. El banco emisor del crédito era el testaferro de la empresa y el cómplice se esta estafa. Muchas empresas fueron descubiertas como: FATE, SADE, algunas del grupo TECHINT, BGH, SIDECO. Pero se detuvo la investigación en el gobierno de Alfonsín, Mars, fue el que firmó esta decisión.

Las siguientes empresas se beneficiaron con la estatización:

AUTOPISTAS URBANAS

CELULOSA ARGENTINA

ACINDAR

BRIDAS

ALPARGATAS

SIDERCA

SEVEL

IMB

MERCEDES BENZ

ESSO

FIAT

FORD

PIRELLI

LOMA NEGRA

BANCOS DE ITALIA, RIO, FRANCES, LONDRES, GALICIA Y OTROS MAS

Cavallo transfirió la deuda al ministerio de economía, pero este a su vez, lo trasfiere al City Bank para que administre la deuda argentina junto a otros 7 bancos mas de su dependencia. Como el Banco Central no tenía registros de los endeudamientos, solo estadísticas aproximadas, estos bancos fueron los encargados de determinar la deuda de los argentinos, y como la deberá pagar. También determinó los intereses hasta esa fecha.

Llega la década del 80, casi todos los países latinoamericanos no pueden pagar la deuda, menos los intereses. Para tratar de una lograr una renegociación, Brady, secretario del Tesoro de EE.UU., una especia de ministro de economía de los países latinos, lanza un plan para toda Latinoamérica, el Plan Brady. Se pensó que era la solución final al tema de la deuda Sudamérica.

Se idea un “canje de deuda”, los bancos tenían bonos de cada país como garantía de la deuda contraída. (eran bonos de baja calidad, por incobrables) Esos bonos valían poco y podían ser recomparados por el mismo país para achicar su deuda, como fue el caso de Brasil. A partir del  Plan de Brady,  EE.UU. garantizaba esos bonos (ahora eran de alta calidad) con el mismo tesoro americano, por lo que tomaron valor y pasaron de 18 ctvos. cada uno a $1.00, es decir se multiplicó por cinco. Estos bonos fueron vendidos por los bancos tenedores  a sus distintos clientes, de aquí en mas los bancos cobraron y los clientes serian los nuevos acreedores de la deuda Argentina. Con esos bonos después compraron las empresas públicas privatizadas.

La entrada a este Plan nunca fue tratada en el Congreso de la nación, como así tampoco se trató cada pedido de préstamos internacionales. Se podía haber comprados los bonos viejos a bajo precio y hoy tendríamos una deuda sumamente controlada. El Congreso debería determinar concretamente cuanto se adeuda realmente y adonde fueron a parar los montos pedidos.

También mucho bancos como el Nación, Desarrollo y Ciudad de Bs.As. avalaba créditos a importantes empresas privadas, por amor a sus “amistades”. Estos créditos nunca fueron pagados, al caer el aval, el estado debió hacerse cargo.

Un Sr. Declarado ciudadano ilustre, llamado Alejandro Olmos, tuvo una visión muy rápida y certera de esta estafa y presentó una denuncia judicial contra el Ministro De Hoz, la cual llevó 18 años de investigación, y en el 2000 el Juez Ballestero, dio un fallo histórico, confirmando que luego de años de estudios y controles, la deuda externa no tiene ningún tipo de justificación: ni económica, administrativa ni financiera, y que el monto de la misma es el resultado de la irracionalidad de muchos dirigentes políticos y económicos, en la época del proceso militar.

Esta conclusión se presentó con todos los detalles de la investigación de 50 peritos de muy alto nivel, en el Congreso, donde nunca hubo quórum para su tratamiento definitivo. Hoz fue sobreseído y demás culpables están libres.

Como epílogo se puede decir que la dictadura militar ha dejado dos huellas importantes en todos los argentinos

  1. a) El terrorismo de estado, donde ha violado los derechos humanos y la propiedad privada  de todos los ciudadanos
  2. b) El incontrolado endeudamiento con la banca internacional.

Hay un proyecto conocido como la Unión Sudamericana para negociar la deuda, ya que representa a 500 millones de latinos frente a los países desarrollados. También se va a presentar una denuncia frente al Tribunal de la Haya para que se investigue esta estrategia, para endeudar a los países del tercer mundo, sometiéndolos a una vida muy dura y comprometiendo a varias generaciones hasta el cobro de la misma.

José Ingeniero, primer secretario del partido socialista, ya vislumbraba este plan del imperialismo, para dominar e hipotecar nuestra soberanía y futuro. (Descargar Libros Sobre La Deuda Externa)

PARA SABER MAS…
La verdad contable

Hasta 1992 cuando la Argentina quería saber cuánto debía tenía que preguntarle a los bancos. La supuesta deuda externa no estaba registrada, hasta que se empezó a hacerlo en la Cuenta de Inversión. Además, el Banco Mundial de 1992 recomendó que, a los efectos de poder hacer comparaciones, se utilizara el mismo método, la contabilidad de doble asiento.

Construir esa contabilidad llevó desde 1992 hasta 1998. En el año 1998 se hizo el primer Balance Consolidado de Argentina, consolidado por todos los Organismos Multilaterales, y por las autoridades de la Nación. A partir de 1998 se empezaron a llevar las cuentas con esa metodología por lo que fue posible cruzar los números y calcular los índices de Solvencia y Liquidez que determinan si, en definitiva, el solicitante puede ser considerado sujeto de crédito.

Mientras índice de Solvencia es todo el Activo contra todo el Pasivo, el índice de Liquidez surge de la comparación del Activo Disponible de todo el año para atender el pago del Pasivo Exigible. Si ese número da menor que uno, ningún banco le da un crédito. En razón de mis tareas corno perito en el juicio por el llamado Megacanje designado por la Fiscalía Federal, tuve entonces acceso a la información contable -entonces bastante reservada- que hoy está publicada en las páginas web del Ministerio de Economía.

En 1998, ese primer balance mostró que el índice de Solvencia fue de 0,5, y que por ser menor que uno el país no podía ser considerado sujeto de crédito pues surgía claramente que no iba a poder pagar lo que estaba tomando, máxime teniendo en cuenta que desde 1998 los índices de liquidez fueron bajando desde 0,27, 0,23, al 0,19 en el 2001, cuando estalló la crisis.

A pesar de estos números -que cualquier auditor puede comprobar- el FMI siguió dando su famosa «luz verde», para que bancos y brokers de todo el mundo siguieran operando con los bonos del país. En 1998 la Argentina estaba ya en una situación de insolvencia económica y financiera, momento en que tendría que haberse presentado con la mayor transparencia a Concurso de Acreedores o Default, porque estaba técnicamente quebrada. No tenía activos para responder al pasivo y menos aún la liquidez necesaria para atender los compromisos de ese año y los siguientes.

¿Qué ocurre entre los particulares cuando los deudores no quieren mostrar su insolvencia y continúan renovando créditos? Se ofrecen garantías adicionales, por ejemplo hipotecas, activos físicos no fácilmente liquidables. Frecuentemente, esta situación beneficia a ciertos acreedores a quienes el deudor pretende beneficiar, otorgándoles cierto privilegio. En los concursos preventivos hay acreedores que son privilegiados, que cobran el 100%; que en el caso de las sociedades son los salarios o las cargas sociales y deudas impositivas. La hipoteca también establece un privilegio, pero puede determinarse que si el acreedor conocía la situación financiera del deudor al momento de otorgar la hipoteca ello configura una maniobra para quedarse con una garantía privilegiada y dejar afuera al resto de la masa de acreedores; en ese caso esa hipoteca no es reclamable, y es nula.

Debemos tener en cuenta que en general lo que los bancos quieren es cobrar, mientras que los usureros quieren quedarse con los activos de los deudores. Es el caso de los fondos buitres con propuestas como cambiar deuda por tierra y otros «creativos» inventos que se han propuesto.

Así como los particulares pueden otorgar garantías, también los países pueden hacerlo, pero ¿qué podía ofrecer nuestro país como garantía? Al equipo económico se le ocurrió la cesión a los acreedores de los ingresos impositivos futuros, lo que constituiría ofrecer la renta de los argentinos, situación perfectamente encuadrada en el artículo 29 de la CN cuando afirma que el «El Congreso no puede conceder al Ejecutivo nacional, ni las Legislaturas provinciales a los gobernadores de provincias, facultades extraordinarias, ni la suma del poder público, ni otorgarle:, sumisiones o supremacías por las que la vida, el honor o las fortunas de los argentinos queden a merced de gobiernos o persona alguna. Actos de esta naturaleza llevan consigo una nulidad insanable y sujetarán a lo:-; que los formulen, consientan o firmen, a la responsabilidad y pena de los  infames traidores a la Patria».

Cabe preguntarse: ¿los auditores del FMI no se dieron cuenta de esta situación?

En todas las publicitadas reuniones con el FMI ¿no se discutía nada de todo esto? Con el agravante que 1998 es un año muy emblemático porque el Dr. Carlos Menem, como presidente de la Argentina, fue invitado a la Asamblea General del FMI en septiembre, en Washington, para compartir el podio con Michael Camdessus, Director Gerente del FMI, y con el presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton. Desde esa tribuna se les dijo a 187 países reunidos en aquella asamblea, que tenían que seguir el modelo de la Argentina.

Cierto es que pese a que a la Argentina no se le podía dar créditos, los auditores del FMI venían a Buenos Aires, revisaban las cuentas, tenían entrevistas y finalmente daban luz verde, lo cual hacía que el resto del mundo, ya sean países o individuos privados, asumieran que el país podría pagar sus deudas. Entonces bancos y brokers, en base a esa información falsa de los auditores, seguían operando con bonos y ello agravó el posterior default.

La situación anterior debió haber sido conocida por el FMI, pero como no lo dijo se constituyó así en partícipe necesario para establecer una estafa, que llevó a la debacle no sólo económica sino fundamentalmente social de nuestro país.

En realidad, la deuda nunca se pudo pagar porque al contener deuda odiosa, se generaron intereses sobre intereses a partir del cambio unilateral de las tasas que a partir de un 1% ó 2% anual en 1973 llegaron, años después, hasta el 22%.

Haciendo las cuentas se comprueba que el pago anual no alcanzaba para pagar los intereses, entonces éstos se capitalizaban y la deuda se convirtió así en una bola de nieve. Esta situación constituye usura, fenómeno perverso que existe cuando un deudor paga pero cada vez debe más.

El Art. 1198 de nuestro Código de Comercio es muy sabio cuando dice que «los contratos deben celebrarse, interpretarse y ejecutarse de buena fe y de acuerdo con lo que verosímilmente las partes entendieron o pudieron entender, obrando con cuidado y previsión. Los contratos bilaterales conmutativos y los unilaterales onerosos y conmutativos de ejecución diferida y continuada si la prestación a cargo de una de las partes se torna excesivamente onerosa por acontecimientos extraordinarios e imprevisibles, la parte perjudicada podrá demandar la resolución del contrato.

El mismo principio se aplicará a los contratos aleatorios cuando la excesiva generosidad se produzca por causas extrañas al riesgo propio del contrato».

El Art. 11 de la Ley de Quiebras de los Estados Unidos, establece que cuando una empresa entra en quiebra sus bienes son rematados y sus acreedores cobran lo que queda. Pero también en la misma ley existe el artículo 9° que determina el operativo de la verificación de acreedores y en función de eso se pagan primero las necesidades básicas para atender la población, y luego, si queda algo se reparte. Esta fundamental verificación no solo lo hace con el monto y plazo determinados sino al origen de la operación, que es justamente lo que no se hizo en Argentina.

ALGUNOS CONCEPTOS:

Acuerdo «stand by»: Tipo de acuerdo financiero que comprende el otorgamiento de un préstamo atado al cumplimiento de ciertas pautas de política económica. Este tipo de acuerdos se establece entre el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el gobierno de un determinado país.

Centralización La centralización del capital tiene lugar cuando una empresa o grupo económico adquiere otras empresas, incrementando sus recursos y su participación en el mercado.

Concentración: Proceso en el que unas pocas empresas (o sólo una) acrecienta su participación en un mercado como resultado de una mejor posición para afrontar la competencia con otras empresas.

Fondo Monetario Internacional (FMI): Organismo financiero internacional de gran peso en la economía mundial. Su creación data del período próximo a la Segunda Guerra Mundial, con el objetivo de proveer préstamos en divisas para los países con dificultades en sus balanzas de pago.

Fuga de capitales:Proceso mediante el cual residentes de una economía remiten fondos fuera del país, por ejemplo, la apertura de una cuenta en un banco radicado en el exterior o la adquisición de títulos públicos o acciones de empresas también radicadas en el exterior.

Privatización: Venta de empresas u otros activos estatales a empresarios privados.

Ingreso y Egresos de Dólares a Argentina

Fuente Consultada: Argentina 2010 Esperanza o Frustración Moisés Resnick Brenner