Enfermedades Infecciosas

El Sexto Sentido de los Animales Historias y Relatos Reales

El Sexto Sentido de los Animales

Los pasados y desafortunados hechos ocurridos en el sur del continente asiático han puesto de manifiesto, una vez más, la posible existencia de un sentido especial en Los animales llamado “ultra sentido” o “sexto sentido” que Les hace predecir con bastante anticipación catástrofes naturales.

Su vinculo con La naturaleza es mucho más estrecho, antiguo y firme que eL del ser humano. Las investigaciones acerca de cómo se desarrolla este ultra sentido podrían ser muy fructíferas para nuestra preservación.

animales con sexto sentido

El 26 de diciembre del 2004, olas gigantescas conocidas como tsunamis, provocadas por un maremoto cuyo epicentro se situó a pocos kilómetros al norte de la isla de Sumatra, arrasó casi por completo las costas de Indonesia, India, Tailandia y Sri Lanka entre otros Lugares.

Sólo una semana después de la catástrofe, las victimas rondaban alrededor de Los 250.000, la dantesca imagen de los cadáveres flotando y apiñados por todas partes dejaban sin palabras al mundo entero.

Las epidemias amenazaban con producirse de inmediato.

Sin embargo, desconcertaba el hecho que no se encontrara en ninguna arte un solo cadáver de los animales del lugar.

¿Cómo hicieron para escapar?
Su mayor capacidad sensorial los hace reaccionar antes. Pero, una cosa es la capacidad de percibir los cambios y otra, la capacidad de reaccionar frente a esos cambios.

Frente a una ola, las aves tienen la capacidad de volar y alejarse, pero hay animales terrestres que no siempre saben escapar y quedar a salvo. “Los que más sufren son los perros, gatos y animales domésticos en general.

Ellos saben que tienen que escapar, pero no saben bien hacia dónde”, dice Sebastián Celis, médico veterinario especialista en animales exóticos del hospital SOS del Buin-Zoo.

Además, los animales son muy sensibles ante cualquier cambio y se ponen mas irascibles.

Esto lo afirma, también, el destacado doctor Ricardo León, del Zoológico Metropolitano, el cual manifiesta que “los monos se ponen a gritar como condenados, saltan de un lado para otro y las aves empiezan a volar dentro del recinto. Después viene un movimiento telúrico.

Esto, con una anticipación que puede ser incluso de tres a cuatro minutos”.

Los expertos en animales señalan que los sentidos más desarrollados de estas criaturas -el oído y el olfato- los hacen más reactivos, que a los seres humanos, a los cambios del medio ambiente.

Pero aún no se puede explicar con exactitud, cómo los animales pudieron predecir, sólo con sus 5 sentidos, y con más de 10 minutos de anterioridad, la llegada del tsunami.

Lo que si es posible afirmar es que los animales confían en sus sentidos porque están acostumbrados a guiarse por el olfato y la audición para evitar el peligro.

En cambio, el hombre debe utilizar su inteligencia para construir artefacto5 tecnológicos que “reemplacen” sus sentidos, menos desarrollados que en los animales, y que les adviertan de las posibles catástrofes que puedan suceder.

Historia del tsunami: relatos sobre animales
En Khaolak, la costa Andaman tailandesa, 50 millas al norte de Phuket, una docena de elefantes que hacían paseos para turistas, comenzaron a agitarse y a bramar, horas antes de que llegara el tsunami.

Esto ocurrió casi a la misma hora en que el terremoto submarino tuvo lugar frente a las costas de Sumatra. Justo antes de que el tsunami golpeara, los elefantes huyeron hacia tierras más altas —algunos de ellos escapando de sus grilletes– llevándose consigo a cuatro turistas japoneses muy sorprendidos, pero afortunados.

Un oficial delParque Nacional Khaolak, comentó que ellos no habían encontrado ningún animal muerto en el parque —todos los animales habían huido a las colinas y ninguno pereció a causa del tsunami, en o alrededor del lugar.

De forma similar, los oficiales de fauna del Parque Nacional Yala, en el sudeste de Sri Lanka, reportaron que, a pesar de que el tsunami había golpeado la costa que bordea al parque, sus poblaciones de animales —tigres, elefantes, búfalos y monos entre otros— habían escapado ilesos.

En el refugio de Point Calimere, en la costa sur de la India, bandadas de flamingos que deberían haber estado reproduciéndose a esa altura del año, huyeron de sus habituales campos de crianza, hacia bosques más seguros en el interior.

Los pescadores del área malaya de Kuala Muda, afectada por el tsunami, han reportado un gran número de delfines nadando muy cerca de la costa —como a 200 metros- dos días antes del tsunami.

Los mamíferos marinos estaban saltando en el aire y moviendo bruscamente sus colas, como si trataran de captar la atención de los pescadores.

Curiosamente, esos mismos pescadores reportaron haber acarreado cerca de 20 veces su pesca habitual, durante los 3 días anteriores a la llegada del tsunami.

Se presupone que los peces habían huido del epicentro del terremoto submarino, que luego pudo generar el tsunami.

Fugas increíbles a Lo Largo de La historia
El historiador griego Diodoro registró un éxodo de criaturas, solamente dos días antes del terremoto que destruyó la ciudad griega de Hélice, en el año 383 a.C.

Los testigos reportaron una evacuación masiva de ratas, víboras, comadrejas, milpiés y lombrices de la ciudad.

Del mismo modo, en 1755, el filósofo alemán Emmanuel Kant observó, durante el gran terremoto de Lisboa, que ocho días antes de que el desastre golpeara a la ciudad portuguesa, una multitud de lombrices habían sido vistas cuando salían impulsadas de abajo de la tierra cerca de Cádiz
en el sur de España.

Durante la Segunda Guerra Mundial.
muchas familias en Gran Bretaña Alemania confiaban en el comportamiento de sus mascotas para alertarlos de las redadas aéreas que se aproximaban, incluso antes de que los avisos oficiales fueran dados.

Estas advertencias ocurrían cuando los aviones enemigos estaban todavía a cientos de millas, mucho antes de que los animales pudieran haberlos oído aproximarse. I

ncluso algunos perros anticiparon en Londres la explosión de los cohetes alemanes V-2.

Estos misiles eran supersónicos y por consiguiente no podían haber sido oídos con tanta anticipación.

El 25 de junio de 1966, Los residentes de Parkfield, California, fueron conmocionados por una invasión de serpientes de cascabel y se preguntaban por qué los reptiles habían huido de sus lomas secas y cubiertas de pastos.

La respuesta llegó dos días más tarde, cuando el área fue golpeada por un terremoto.

La noche anterior al terremoto de Sylmar el 9 de febrero de 1971, varias patrullas de policía independiente reportaron enormes cantidades de ratas correteando por las calles de San Fernando, California.

La policía también recibió muchas quejas sobre perros ladrando y aullando incesantemente por varias horas, antes del temblor de las 6:01 a.m.

En China, antes de que un temblor de 7.3 grados en la escala de Ritcher azotara la ciudad de Haicheng en 1975 ya avanzado el invierno, los locales reportaron ver serpientes emergiendo de su hibernación.

El extraño comportamiento de los animales fue uno de los hechos que permitieron a las autoridades locales transmitir la señal de alarma para salvar a la población de la ciudad.

El 22 de febrero de 1999, las gamuzas —pequeños antílopes parecidos a las cabras- huyeron hacia los valles, desde las montañas de la región del Tirol en Austria; algo que usualmente nunca hacen.

Al dia siguiente, una avalancha devastó la villa austríaca de Galtur en el Tirol, llevándose consigo la vida de docenas de personas.

El 28 de febrero de 2001, hubo un informe donde se decía que un número de gatos se había escondido sin razón aparente, 12 horas antes de que un terremoto —que midió 6.8 puntos en la escala Ritcher– golpeara el área de Seattle.

Otros se comportaron de una forma ansiosa una o dos horas antes, mientras que algunos perros ladraban frenéticamente previo al golpe del terremoto.

Hasta las cabras y otros animales han mostrado signos evidentes de miedo.

Un caso fuerte de sensibilidad animal, que también demuestra la posible existencia del sexto sentido en los animales, ocurrió en el año 2004 en las aguas costeras de la Florida.

Catorce tiburones aleta negra electrónicamente monitoreados, fueron observados cuando abandonaban su territorio frente aSarasota —cosa que no había ocurrido en 4 años de monitoreo— 12 horas antes de que el huracán Charley azotara la región.

Ellos permanecieron alejados por otras 2 semanas antes de dirigirse a su hogar.

Sistema de “alerta temprana”:
Desde que el hombre comenzó a domesticar animales, se ha percatado de que éstos poseen un sistema de “alerta temprana” con la que previenen terremotos u otras catástrofes naturales.

Se puede observar, por ejemplo, que las vacas y ovejas no entran en sus corrales, las serpientes salen de sus escondrijos en las rocas, los osos pandas gritan y se sujetan la cabeza cuando perciben alguna inusual variación ambiental.

A partir de estos comportamientos los zoólogos de la Universidad de Pekín han desarrollado un sistema de alarma basado en la observación intensa de los yaks tibetanos, los cuales ante una señal de peligro, se tumban en el suelo, estiran las patas y muestran una actitud despreocupada.

Este sistema de prevención parece ser tan efectivo que tras la catástrofe del sudeste asiático, los mandatarios de los países afectados se han unido para crear un sistema de alerta temprana de tsunamis utilizando tanto la última tecnología disponible, como el primitivo sistema de alerta de los animales.

Este último ha sido utilizado también durante décadas y de forma efectiva en lugares como el archipiélago indio de Andaman y Nicoba, donde poblaciones de tribus locales perciben el peligro a través de las señales biológicas en los animales como el canto de los pájaros o el cambio en los patrones de conducta de los animales marinos.

De hecho; es tan efectivo que las tribus isleñas, antes del tsunami, se adentraron en el interior de las islas buscando su seguridad después de percibir dichos cambios en los animales.

De este modo no hubo victimas en ninguna de las tribus locales como los jarwas, los shompens o los sentenaleses , tribus que datan del alto paleolítico y del mesolítico, las cuales han venido usando esta técnica de prevención desde entonces y, en esta última catástrofe, con gran efectividad.

Señales naturales para un mundo mejor:
No se puede negar la capacidad de los animales, así como tampoco la importancia que puede tener, y que tiene, la naturaleza en la vida cotidiana del hombre.

Es de suma importancia, entonces, instalar un debate que conlleve a abrir una línea de investigación respecto al sexto sentido de los animales.

En este sentido la ciencia y la tecnología se deben abocar al estudio de la naturaleza, pero no sólo con una intención dominadora, sino, también, con un afán critico respecto a la sociedad que los seres humanos supimos” construir.

Se debe respetar a la naturaleza, no sólo con la intención de cuidarla sino también con el fin de aprender a mantener la armonía, el equilibrio y la estabilidad de los ecosistemas.

La mano del hombre y sus irresponsabilidades, su vanidad, su egoísmo, su insaciable necesidad de acumulación de bienes, entre otras cosas, magnifican y aceleran las catástrofes naturales repercutiendo en la propia humanidad.

La sociedad que construimos está colmada, lamentablemente, de desequilibrios sociales que ocurren día a día.

Ya sean muertes provocadas por hambre, por guerras, por enfermedades, por epidemias, en donde la inequitativa distribución de las riquezas económicas y culturales nos demuestra que los hombres tenemos mucho que aprender de la naturaleza.

En este caso en particular, la ciencia debe explicar e interpretar el sistema de “alerta temprana” que poseen los animales, lo que contribuiría a evitar grandes pérdidas de vidas humanas ocasionadas por catástrofes naturales.

Asimismo, es probable que la comprensión del equilibrio entre los animales y el medio ambiente aporte ciertas señales hacia la construcción de una sociedad más justa y más humana.

Fuente Consultada:
Revista ECOLÓGICA Naturaleza-Conservación y Sociedad Nro.:12 Año 3 Autor: Juan Andrés Sarquis

Bibliografía Consultada Para La Nota:
Curtís Helen. Nsue Barnes. 1992. Biología, sexta edición en espaíoL. Editorial Médica Panamericana.
Flores, O y Gérez P. 1989. Conservación en México: Síntesis sobre vertebrados terrestres, vegetación y aso del suelo. INIREB/ Conservatjon international. Xalapa Veracruz México. FonteciLla Carbonell A.I y Moreno Andrade S.U 1998. Relación pobreza-deterioro ambiental: Elementos poro su andlisis. Colección hacia lo sustentabilidad. Universidad Iberoamericana, Golfo Centro. México.
blm, Luis Dado. 1996 Los desastres naturales. Departamento de publicaciones de la DIN
Macias M. 3, Calderón A. Gp Serrat 9 .C. 1996 Desastres y problemas de desarrollo. Diplomado en gestión de la Proteccran Civil. Sistema Verocruzono de Protección Civil, Centro de Investigaciones y Estadios Superiores en antropología Social. México.
Malcolm 5. Gordon. 1974 Fisiología animal. Principio y adaptaciones. Editorial CECSA. México
PNUD. Madrid, 1997 Informe sobre Desarrollo Humano, Programa de las Nociones Unidas paro el Desarrollo, Mundi-Prensa, Madrid.
Purvis A. Y Vector A. 2000 Getting Che meosure of biodiversity. Nature Vol. 405, Macmillan Magazines Ltd. Londres. Ramamuorthy T.P, Ny, E., Lot A., Pal. (Eds.)1993. Biological divo rs ity of Mexico: Origins ond distribotiun. Oxford University preso. New Cork.
Toledo V.M y Ordoíes Ml. 1993 Che bindiversity Scenoro of Mexico: A review of Terrestriul Habituts. En tarnamxorthy IP, Bye 8., Lot A., Pal. (Eds.)1993. Biningical diversi:y of México: Origino and distribution. New York Oxford Unive:sity preso.
Williams L.G, Halffter Gp Escurra E. 1992. Estado de lo biodiversidad en México en Halffter 0. 1992 La diversidad biológica de Iberoamérica. CYTED-D Acta Zoológica Mexicano Volumen Especial.

Fuente Consultada: Revista ECOLÓGICA Naturaleza-Conservación y Sociedad Nro.:12 Año 3

Historia de la Vacuna Contra Poliomielitis Biografia de Salk Jonas

Biografia de Salk Jonas Edward-Historia de la Vacuna Contra Poliomielitis o Paralisis Infantil

En el año 1955, se anuncia en la Universidad de Pittsburgh, en Estados Unidos, ei descubrimiento de una eficaz vacuna contra la poliomielitis o parálisis infantil. La gravedad de la enfermedad y el temor a ella hacen que la noticia tenga repercusión en toda la prensa internacional.

El principal descubridor de la vacuna contra la poliomielitis fue Jonas Edward Salk, quien nació en Nueva York, el 28 de octubre de 1914.

Contra la parálisis infantil: Tras estudiar medicina se especializó en microbiología y estudió el comportamiento de los virus y las formas de reducir su agresividad. Preocupado por la mortalidad que causaba la poliomielitis, popularmente llamada parálisis infantil, y las secuelas que dejaba en los niños que conseguían sobreviviría, Salk se propuso encontrar una vacuna.

En 1952 dio con ella, pero sólo tres años más tarde anunció su descubrimiento a todo el mundo.

SALK, Joñas Edward. (Nueva York, 1914-La Jolla, California, 1995.) Médico estadounidense. Estudió en la Universidad de Nueva York, donde se doctoró en 1939. Trabajó en el Hospital Monte Sinaí de Nueva York (1940) y en las Universidades de Michigan (1942) y Pittsburgh (1947), donde dirigió el laboratorio de virología. En 1963 fundó y fue nombrado director del Instituto de Investigaciones Biológicas de La Jolla, California, que después pasó a llamarse Instituto Salk. Su investigación se dirigió a la obtención de vacunas, primero contra la gripe, después contra la poliomielitis o parálisis infantil.

La poliomielitis es una enfermedad muy peligrosa que ataca la médula espinal. En 1949, el bacteriólogo estadounidense John Franklin Ender, nacido en West Hartford en1897 y muerto en la misma ciudad de Connecticut en 1985, logró aislar el virus que producía la polio y abrió el camino para el hallazgo de su remedio.

A partir de aquí, Jonas Salk orientó sus esfuerzos a encontrar el modo de matar el virus.

En 1952 consiguió una vacuna e inició una serie de experimentos con niños que habían sobrevivido. Poco después los probó en niños sanos, con buenos resultados. La parálisis infantil podía ser vencida.

La vacuna oral: La vacuna de Salk fue mejorada a partir de 1957, cuando el microbiólogo polaco Albert Sabin logró aislar determinadas cepas del virus y fabricar una serie de vacunas para cada tipo de polio.

Sus vacunas, en lugar de inyectarse podían beberse. Por esta razón se popularizaron con el nombre de «Sabin oral».

HISTORIA DEL DESCUBRIMIENTO DE LA VACUNA

Vistas a través del microscopio de electrones parecen lechugas diminutas o brócoli de alguna nanohuerta exótica.

En realidad, son pequeñas bestias capaces de devastar poblaciones enteras, paralizar a sus víctimas y matar a personas millones de veces más grandes que ellas.

Durante mucho tiempo, el virus de la poliomielitis, una de las enfermedades más temidas y estudiadas en el mundo industrializado de la primera mitad del siglo XX, se abatió sobre la humanidad.

Pero ahora, la Organización Mundial de la Salud anunció en julio de 2005 que el planeta podría verse libre de la polio en el próximo año.

Cercar un virus como éste ha sido un desafío que costó unos 3.600 millones de dólares e involucró a 20 millones de voluntarios durante los últimos 15 años.

La cruzada significó tener que administrar dos gotas de vacuna oral a cada niño en cada rincón del planeta -no importa cuán remoto o cuán asolado por las guerras estuviera—, por lo menos dos veces al año.

Pero la ofensiva podría estar funcionando: en junio de 2005 se registraron oficialmente 502 casos de polio. Hace quince años había 350.000.

Las naciones afectadas, que han unido sus fuerzas con organizaciones como la OMS, el Centro para el Control de Enfermedades de Atlanta, UNICEF y Rotary International, organizaron el ataque final contra la enfermedad, vacunando a más de 100 millones de niños.

Gracias a estos esfuerzos, podríamos estar en el umbral de la erradicación total del virus.

Sin embargo, las voces de la razón afirman que, mientras haya polio en alguna parte del mundo el microscópico enemigo tiene la oportunidad de trasladarse a otras partes del planeta, por medio ae algún viajero que entre en contacto con el virus.

Según Lee JongWook, director general de la OMS, bajar la guardia ahora sería invitar a la poliomielitis a entrar de nuevo en nuestras vidas. “A medida que cada país es declarado libre de la polio, es preciso seguir vacunando para evitar la reincidencia”, dijo en un comunicado reciente.

poliomielitis

Un virus que corre como la pólvora Hasta el año 1906, cuando se descubrió el origen del mal, no se comenzaron a hacer estadísticas de la enfermedad. Hubo años en que los brotes aquejaron a cientos de miles de personas, niños y adultos.

Mientras en unos casos los afectados tenían pequeños síntomas en otros quedaban con cojeras y otras secuelas de por vida.

Es cierto que la enfermedad puede haberse detenido, pero aún quedan misterios por resolver acerca de su transmisión e incidencia, y la manera en que el poliovirus penetra en el organismo.

Al terminarse las epidemias en Europa y Estados Unidos, las investigaciones sobre la polio se frenaron.

Así, nuestro conocimiento acerca de la epidemiología y patología del virus quedó congelado en los años 50.

Se transmite a través de la saliva o las heces

La poliomielitis es la inflamación de la materia gris de la médula espinal. El nombre viene de las palabras griegas polios (gris) y myelos (médula).

Se la conoce como parálisis infantil o Enfermedad de Heine-Medin y se cree que se transmite sigilosamente a través de las heces y la saliva, atacando los intestinos y luego cerniéndose sobre el sistema nervioso.

Una vez allí, puede paralizar los músculos, despojan de las señales nerviosas que necesitan para contraerse.

Con nervios muertos para recibir señal, los músculos se atrofian por falta de uso.

Durante las epidemias, aproximadamente un cada mil casos terminaba en lisis. Y en algunas personas, se centraba en los músculos utilizados para respirar. La virulencia llegó a su punto álgido durante décadas de 1940 y 1950 en Estados Unidos, sembrando el pánico entre la sociedad y paralizando 21.000 niños, o manteniéndolos vivos dentro de un pulmón de acero.

Por el contrario, la polio no paralizante era mucho menos aguda y la mayoría de las personas infectadas no mostraban síntomas. Algunas simplemente sentían dolor de garganta y un poco de fiebre, o los músculos rígidos, y eran capaces de seguir sus vidas normalmente.

Ahora bien, seguir la historia de una enfermedad que deja paralizado a un niño que antes estaba sano no es fácil. Ya en la Biblia y otras escrituras antiguas existen muchas descripciones de niños incapacitados, pero tales descripciones son demasiado breves para identificarlas con la polio.

Algunos historiadores de la medicina, como John Paul, un eminente epidemiólogo de la Universidad de Yale, sugieren que la evidencia más temprana es la de una estela egipcia de entre 1580 y 1350a. de C. en la cual aparece un hombre con una pierna claramente atrofiada.

Famosos enfermos de polio Franklin Roosevelt Frida Kahlo , André Oppenheimer, también el actor Alan Alda y el emperador Claudio

No fue hasta fines de 1700 cuando se describió la existencia del mal con cierta exactitud. Luego de numerosos brotes en 1789, el médico británico Michael Underwood ofreció la primera descripción clínica, refiriéndose a la polio como una “debilidad de las extremidades inferiores .

En los siguientes 60 años se escribió poco sobre ella, hasta que Jacob Heme, un médico alemán, publicó en 1840 una monografía que no sólo describía sus aspectos clínicos, sino que sugería su conexión con la médula espinal.

En 1908 dos médicos austriacos identificaron el mal

Sin embargo, los limitados conocimientos médicos de la época y la naturaleza submicroscópica del virus no permitió que Heme entendiera el aspecto contagioso de la enfermedad.

Incluso con los brotes que se dieron por toda Europa durante la segunda mitad del siglo XIX, los médicos seguían especulando que las causas estaban en problemas estomacales.

Finalmente, en 1908 el poliovinis fue identificado por dos médicos austríacos, Karl Landsteiner —el mismo que descubrió los grupos sanguíneos y que por ello recibió el Premio Nobel de Medicina en 1930—y Erwin Popper.

A partir de entonces se comenzaron a contar los casos.

En 1906 hubo una gran epidemia en EE.UU.: sólo en Nueva York se registraron 9.000 enfermos.

El creciente número de víctimas causó el nerviosismo general y se trató de controlar la enfermedad sometiendo a los pacientes a largos períodos de cuarentena, que resultaron ser inútiles.

Poco después, en los años 20, se desarrolló el “pulmón de acero”, una especie de ataúd que ayudaba a respirar, pero que encarcelaba al paciente, en algunos casos para toda la vida. Por esa época se comenzó a usar un suero terapéutico hecho a partir de la sangre de monos y humanos recientemente recuperados de polio.

El suero se inyectaba al paciente con la esperanza de prevenir la parálisis. Pero, por más respaldo que le dieran los expertos, lo cierto es que los estudios al respecto fueron pequeños y mal enfocados. Después de dos décadas de esperanza, el suero fue abandonado. Como tantos otros tratamientos, lo único positivo era que por lo menos no causaba efectos secundarios en el enfermo.

Con tantos años perdidos de investigación médica, quizás el avance más importante para la polio durante este período fue el hecho de que Franlkin Delano Roosevelt, quien luego fue presidente de EE.UU., contrajo la enfermedad en 1921 a los 39 años de edad. Su desgracia se convirtió en un golpe de buena suerte para las victimas de la polio. Aunque Roosevelt fue cuidadoso en no llamar la atención sobre su enfermedad —sólo dos fotos suyas lo muestran en silla de ruedas—, su prestigio y riqueza personal tuvieron un gran impacto en los avances en el tratamiento de la enfermedad.

La enfermera australiana y sus métodos paliativos

Durante la década de 1930 cuando se registraron en Los Angeles hasta 50 casos diarios, si descubrieron por lo menos dos cepas diferentes del virus; luego se encontraron tres.

Más notables fueron los intentos de dos médicos por desarrollar una vacuna Maurice Brodie y John Kollmer Usando una especie de “química de cocina”, Brodie inventó una emulsión de médula espinal molida de monos infectados y trató de desactivar o matar el virus exponiendo la solución a una mezcla de formaldehído.

El cóctel se  inyectó a veinte monos y luego a 3.000 niños. Pero algo salió mal y la vacuna nunca se volvió a usar.

Por su parte, Kollmer tenía la idea de usar virus vivo pero debilitado, también tomado de la médula espinal de monos infectados. La mezcla se debilitaba agregándole varios productos químicos y refrigerándola durante un par de semanas.

Desafortunadamente, la vacuna no sólo no funcionaba, sino que se lo culpó de haber causado varios casos de polio.

Aún más trágico para los cientos de miles de victimas que contrajeron el mal durante 1940 y 1950, fue que el error de Kollmer Brodie hizo tan cautelosa a la comunidad científica que no se volvió a realizar una sola prueba clínica en humanos durante casi 20 años.

Con la llegada de la Segunda Guerra Mundial se hicieron pocos estudios en el tratamiento del virus.

La excepción fue la llegada a Estado Unidos de la enfermera australiana Elizabeth Kennyysu poco ortodoxo enfoque del tratamiento de la polio el cual incluía masajes, ejercicios envolver el miembro afectado en compresas calientes y húmedas para reducir los espasmos musculares y el dolor.

Además, insistía en que los niños debían ser “estimulados mover los miembros paralizados”.

Su enfoque chocaba contra la práctica que imponía largos períodos en la cama. Desafortunadamente para los muchos pacientes que recibieron el tratamiento estándar, la inmovilidad hizo más mal que bien atrofiando músculos que ya estaban debilitados.

El fin de la guerra dio un giro a las investigaciones

Las tropas militares estadounidenses que estaban en Africa, el Medio Oriente y Filipinas aprendieron a la fuerza que los adultos son susceptibles de contraer la polio. Al llevar “a casa” la enfermedad, el fin de la guerra trajo también un renovado interés por la polio y el desarrollo de una vacuna. Jonas Salk comenzó a trabajar en ella, aunque no lo había hecho antes, por lo que se enfrentaba a la enfermedad sin ideas preconcebidas.

Quizás por eso, trabajó con el virus muerto con formaldehído, tal como había hecho Brodie años antes.

Según la revista lime, en un artículo publicado en 1953, Salk agregó agua mineral a su mezcla, para retener el virus dentro del organismo durante el tiempo suficiente para estimular la formación de anticuemos, de la misma manera que a la penicilina se le habían añadido aceites minerales.

Una batalla que sigue: A medida que cada país es declarado libre de polio es preciso seguir vacunando para evitar la reicidencia.

En 1952, las primeras versiones de su vacuna habían demostrado ser efectivas en pequeñas escalas.

Quizás porque EE.UU., terminaba de experimentar la peor crisis de polio en su historia —unos 58.000 casos en 1952— el Comité de Vacunación Nacional decidió llevar a cabo pruebas clínicas masivas para probar la efectividad de la vacuna.

Unos dos millones de niños participaron en las pruebas, con un costo de cinco millones de dólares.

El 12 de abril de 1955 se di fundió la noticia del éxito de las pruebas clínicas de la vacuna.

Sin embargo, en un primer momento algo salió mal y se descubrió que un laboratorio en California había elaborado la vacuna usando por error fragmentos del virus vivos.

No obstante, las estadísticas fueron contundentes con el éxito de la vacuna de Salk. De los 58.000 casos de polio que existían en 1952 en EE.UU., al año siguiente descendieron a 35.000 y para 1957, cuando la vacuna se administró ampliamente, sólo hubo 5.600. En 1962, la vacuna de Salk fue reemplazada por la de Sabin, que se administraba por vía oral y utiliza el virus vivo atenuado.

Esta ofrecía una inmunización mucho más prolongada. La protección sería para toda la vida. En Argentina el primer brote grave ocurrió en 1956, año en que el número de casos fue aproximadamente de 7.000. El último caso fe poliomielitis en nuestro país se registró en 1984.

Secuelas de una grave enfermedad

En el año 1964, EE.UU. declaró solo 121 casos. Sin embargo, el legado de la enfermedad permanecía.

En 1977, el gobierno estadounidense declaró que había en ese país 254.000 personas paralizadas por la polio, y el número total d sobrevivientes de la enfermedad aún superaba los 600.000.

A nivel mundial es posible que haya más de 10 millones de afectados, muchos de los cuales posiblemente experimentan los efectos del síndrome post polio.

No es fácil percatarse de que existe un mundo silencioso traicionero, el de los virus que nos rodean con una facilidad cotidianeidad alarmantes.

Porque allá afuera se esconde un universo armado con un arsenal interminable de adaptaciones evolutivas que sólo revelan las lentes de los microscopios más poderosos.

Blandiendo sus siempre innovadoras armas, esperan al acecho la oportunidad de ensayarlas en la terra incognita del cuerpo humano.

Jonas Salk, fue el investigador que logró desarrollar la primera vacuna.

Lo cierto es que los virus han cambiado la geografía física, humana, económica, política y religiosa del planeta.

Por su culpa reyes y reinas han muerto, dinastías enteras han sido alteradas, el control de países ha cambiado de manos, sórdidas alianzas han rodado por tierra y continentes completos fueron sometidos a otras culturas y creencias.

En esta lucha constante entre hombre y virus, a veces pierde uno, a veces ganan los otros. Pero siempre habrá uno nuevo ocupando el lugar del que ayer causara terror en nuestras mentes colectivas.

El poliovirus es uno de los miembros de este bestiario diminutivo que perdieron la guerra. O por lo menos, que están a punto de perderla.

Según uno de sus cruzados, el presidente de Rotary International, Glenn Estess, su institución estará en pie de guerra hasta que se produzca el último caso de polio: ‘Vamos a eliminar la polio de este planeta. Sabemos que lo podemos hacer y lo vamos a hacer”.
Angela Posada – Swaffod

Diferencias Entre el Hombre y el Macho. Actitudes del Macho

Diferencias entre el Hombre y el Macho- Actitudes del Macho

La hombría no se demuestra poniendo  en riesgo la vida o lastimando  a otro porque nos sentimos mas fuerte. Sólo un necio puede creer o aceptar este juego.

Cuando cruzamos los ojos con alguien que nos gusta, enseguida sentimos una «puntadita» en algún lugar de nuestro corazón, y entramos en un estado de excitación espiritual mucho mayor cuando nos percatamos de que el sentimiento es mutuo.

¿Qué está ocurriendo?…los psicólogos coinciden en que el punto inicial en que nos fijamos en una pareja potencial suele ser la atracción sexual que provoca aparte de reacciones biológicas, alteraciones nerviosas, cambios de ritmo cardiaco…

Pero aparte de esto se sabe que el deseo está muy mediatizado por las características psicológicas y la experiencia personal que condicionan los criterios que utilizara una persona para elegir a su pareja.

La pregunta de por qué sentimos esos estremecimientos puede responderse a dos niveles: primero preguntándonos a) que hace que alguien sea atractivo, y segundo preguntándonos b) por qué hemos evolucionado para que ciertos rasgos nos resulten atractivos.

La primera de estas preguntas se refiere a las causas inmediatas; la segunda se ocupa del significado evolutivo de la atracción.

Normalmente, estos dos tipos de preguntas son abordados por investigadores distintos que centran su atención, respectivamente, en los mecanismos fisiológicos y en los factores evolutivos. (puedes profundizar este tema)

Respecto a la nota de hoy, podemos decir que en la sexualidad de la pareja, no solo existe el coito propiamente dicho, sino también las caricias, los juegos, las miradas provocadoras, los besos, la seducción preliminar  forman parte de la sexualidad.

Y es en este punto aquello que nos distancia de los animales, es esa pulsión sexual que se refleja en la fijación por la penetración.

Eso busca el «macho», una especie que abunda en nuestra cultura y que vive apresurado, o más bien desesperado, por el acercamiento sexual con cualquier hembra que se le presente.

Esta es la diferencia fundamental entre un macho y un verdadero hombre, de esos que resulta difícil encontrar, pero que también existen.

La imagen del macho no es mas que una creación mental de nuestra sociedad, que se ha transformado en un mito.

Cuando hablamos del macho (y sobre todo del argentino) se trata de un concepto de hombría ha sido tergiversado  y vemos  a este «tipo» haciendo un culto a su cuerpo, a la fuerza física y con poder dominante frente a todas las mujeres y resto de los hombres. 

Hablar de macho es sinónimo de adrenalina, de potencia, de fuerza, potencia sexual y física , y en realidad no hay nada más alejado de ello.

Esta cultura de veneración al super-hombre no es de hoy, siempre ha existido en todas la etapas de la historia, pero jamás ha sido van venerada como en la actualidad, a lo mejor, como consecuencia de la influencia social que tienen los medios de comunicación en nuestra vida cotidiana.

El conocido psiquiatra y sexólogo argentino Carlos Kusnetzoff, explica al respecto: «El mito contemporáneo del macho es un evidente resultado de toda esta carga ancestral tan atropelladamente expuesta hasta aquí. Pero la cultura contemporánea se ha encargado de dar al mito del macho sus más prototípicas representaciones, patrones de conducta, atributos imprescindibles y demás alardes de su configuración, por lo que se lo podría considerar como un suceso moderno.

Es lógico pensar que dentro de una o dos generaciones, quedará pulverizado este mito nacional del macho, que traspasó fronteras. Si bien el autoritarismo, la violencia física y moral, la hegemonía laboral aún en los más altos estratos, la supremacía en la familia y en muchos otros ámbitos, siguen siendo patrimonio del hombre, han empezado a cuestionarse abiertamente. Y aunque aún conservan su aura prestigiosa las supuestas virtudes viriles del macho, las mujeres se inclinan por otro tipo de hombres, más sensibles.»

No eres hombre si no haces este fondo blanco de tinto.”, “Esa mina está muerta con vos, sino la levantas son un perdedor como hombre”, “No eres un verdadero macho sino te drogas.“, estas y muchas mas son algunas de las mentiras populares que nos hacen creer desde la adolescencia.

Nos exigen hazañas machistas para ser aceptados y en verdad sólo el tonto que no tiene criterio propio y necesita de la aprobación de los demás para sentirse hombre, puede caer en esa trampa para idiotas.

Porque cumplir las provocaciones de los otros, es solo transformarnos en unos sometidos que necesitas realizar esas hazañas para demostrar nuestra hombría, y en realidad solo reflejamos nuestra propia inseguridad.

Porque el verdadero hombre no es el que obedece a insinuaciones de otro, sino el que se domina a sí mismo y hace lo que su razón le dicta, y que justamente es eso lo que nos diferencia de los animales, que deben vivir en un entorno en donde demostrar en cada instante que es el mas fuerte o el mas macho.

La hombría no se demuestra poniendo  en riesgo la vida o por lastimar  a otro porque nos sentimos mas fuerte. Sólo un necio puede creer o aceptar este juego.

 

LAS PRINCIPALES DIFERENCIAS
MACHO:
¡No falla nunca!»
Tiene estrechez emocional.
Es un «duro» por excelencia.Puede ser agresivo, como catarsis
de su ansiedad.

Tiene miedo de la imagen expuesta.

Lo angustian las críticas.

Tiene terror a la andropausia
(cuando sabe qué es). «¡Yo no
tengo ninguna «pausia!».

Se obsesiona con la erección. Poder
o no poder, esa es la cuestión.

Jamás aceptaría tener que «colgar
los botines».

HOMBRE:
Falla, como cualquier otro hombre. Se emociona con frecuencia.Es un «blando» por excelencia.Si es agresivo, pide disculpas con sinceridad, sin vergüenza.No tiene miedo a la homosexualidad.

No le importan las críticas

Sabe de declinación evolutiva y natural, y no aspira á tener el rendimiento de los 20 años.

Acepta tener la erección que va acorde con su edad.

Entiende que la clave del fracaso es intentar complacer a todo el mundo.