Esclavitud Siglo XXI

Historia De La Esclavitud en Estados Unidos Origen y Abolicion

Historia de la Esclavitud en Estados Unidos Año de Origen y Abolición

Casi todas las colonias habían empezado por tener esclavos negros; pero los Estados del Norte y del Centro, donde los esclavos no eran numerosos, habían abolido la esclavitud y no habían quedado esclavos más que en los Estados del Sur.

Se esperaba que desaparecerían poco a poco como en el Norte. Los fundadoras de los Estados Unidos, incluso los virginianos, Washington y Jefferson, que tenían esclavos, condenaban la esclavitud. Jefferson decía: «Tiemblo por mi país cuando pienso que Dios es justo».

historia esclavitud en estados unidos
Trabajo diario de los esclavos en los Estados Unidos, zona sur

En la Constitución federal de 1787 no se osó emplear la palabra esclavo, y se la sustituyó con una perífrasis.

Los Estados del Sur no producían todavía algodón. En 1793 un americano, Whitney, inventó una máquina para sacar las semillas del algodón, con la que un esclavo podía limpiar 1.000 libras diarias.

Inmediatamente empezó el cultivo del algodón y hubo necesidad de esclavos, podemos afirmar que ese fue el origen del trato inhumano de los negros es este país.

Primeramente se buscaron en África, pero la trata fue abolida en 1808. Entonces los Estados que hasta aquel momento se habían dedicado al cultivo del tabaco, Virginia y el Maryland, donde el clima es menos cálido, se dedicaron a criar negros para venderlos a los plantadores de los nuevos estados.

Los territorios desiertos entre las montañas y el Misisipí se poblaron con gentes salidas de los antiguos Estados.

En la parte Norte fueron colonos libres que ellos mismos labraban la tierra; en la parte Sur, plantadores del Sur que llegaron con sus esclavos. Así los Estados Unidos se encontraron divididos en dos secciones: el Norte, donde la esclavitud estaba prohibida; el Sur, donde estaba establecida.

origen esclavitud en estados unidos

Los Estados del Norte, llamados Estados libres, se poblaban mucho más rápidamente. En el primer censó, en 1790, tenían 1.968.000 habitantes, el Sur 1.300.000 (de ellos 657.000 esclavos); en 1820, el Norte tenía 5.182.000 habitantes, el Sur solamente 2.966.000 (de ellos 1.518.000 esclavos).

La cifra de representantes en la Cámara era proporcional a la población, los Estados libres tenían por tanto una mayoría siempre en aumento. Pero en el Senado cualquier Estado, fuera la que fuere su población, tenía dos senadores.

Las gentes del Sur tenían gran empeño en conservar la esclavitud, que llamaban su «institución particular». Para que el Congreso no pudiera tocar a ella, cuidaban que hubiera siempre un número igual de Estados libres y de Estados de esclavos.

Cuando el nuevo territorio al oeste del Misisipí comenzó a organizarse en Estados, la mayoría de la Cámara quiso abolir la esclavitud en el Nuevo Estado del Misurí, a la que el Senado se opuso.

Después de dos años de conflicto, se hizo la «transacción del Misurí» (1820), en que el Misurí fue admitido como Estado de esclavos, y se convino que la esclavitud sería prohibida en el resto del nuevo territorio al norte de la latitud 36° 30. Así la división en dos secciones, el Norte y el Sur, se extendió desde el Atlántico hasta las Montañas Rocosas.

Entre estas dos secciones la diferencia fue siempre en aumento. En el Norte la población estaba casi únicamente compuesta de blancos, americanos o emigrados de Europa, todos iguales entre sí, todos ciudadanos, trabajando ellos mismos como colonos, obreros o comerciantes.

la historia de la esclavitud estados unidos

En el Sur la proporción de los esclavos fue en aumento, constituían en 1840 la mitad de la población. No eran solamente negros, sino mulatos hijos de negras y de blancos. Algunos no tenían más que un cuarto o aún un octavo de sangre negra y costaba trabajo distinguirlos de los blancos, pero no eran menos esclavos.

Como en la antigüedad, estos esclavos no tenían ningún derecho, ni medio alguno de lograr que se les hiciera justicia, puesto que el tribunal no admitía el testimonio de un negro. Estaba prohibido enseñarles a leer.

El dueño les permitía muy frecuentemente tener una familia, pero era común que se vendiese separadamente al marido y a la mujer, a los padres y a los hijos. Trataba a los esclavos a su capricho, la condición de éstos era por tanto muy distinta según los casos.

En los Estados que no producían algodón, los esclavos eran por lo común alimentados y vestidos de un modo pasajero y no se les maltrataba demasiado.

En las plantaciones de algodón o de caña de azúcar, los negros, a quienes el dueño no conocía directamente, eran tratados como máquinas de trabajo, mal vestidos, mal alimentados, alojados en chozas.

Trabajaban quince horas diarias por grupos al cuidado de un capataz que los mandaba a latigazos.

La mayor parte de los esclavos estaban en las plantaciones de algodón que constituían la riqueza del país, y los que vivían en otros puntos podían siempre ser vendidos y enviados al país del algodón.

En todas partes los negros servían de criados a sus dueños. Las negras eran nodrizas, niñeras, doncellas de servicio. El dueño, criado desde niño entre esclavos que le halagaban, adquiría hábitos de señor.

Un virginiano decía: «Todo el que tiene esclavos es desde niño un pequeño tirano». Los dueños de esclavos, acostumbrados a ser obedecidos y a no trabajar manualmente, formaban una aristocracia.

esclavitud en estados unidos historia

Los de los antiguos Estados habían conservado maneras nobles, pero los que se habían enriquecido rápidamente en las plantaciones de algodón tenían el aire de advenedizos brutales.

Los blancos que no tenían esclavos, llamados blancos pobres, vivían míseramente en terrenos infecundos, sin trabajar porque el trabajo parecía cosa de esclavos, habitando en chozas, sin aprender siquiera a leer y escribir.

Pero eran devotos de sus ricos vecinos, votaban en favor de ellos en las elecciones y tenían en mucho la esclavitud.

Así, mietjtras que el Norte se hacía cada vez más democrático, la sociedad del Sur se hacía cada vez más aristocrática. Eran dos pueblos diferentes, y el del Norte aumentaba más rápidamente en población, en riqueza, en instrucción.

En 1850, el Norte tenía una densidad de población dos veces mayor que ei Sur. Había muchas más tierras de cultivo en el Norte, y ta tierra se vendía mucho más cara.

Algunos hombres, aislados al principio, empezaron en el Norte a atacar la esclavitud, Se les llamó abolicionistas.

Se fundó en Boston, una Sociedad para la abolición de la esclavitud (1832), se pronunciaron discursos, se enviaron folletos, se presentaron peticiones al Congreso para que la esclavitud fuese abolida en el pequeño distrito de Columbia, único país en que tenía derecho a aboliría.

Pero las gentes del Sur no querían siquera dejar que se discutiese la cuestión, prohibían la circulación por el correo de los folletos relativos a la abolición.

Los políticos del Norte, para no indisponerse con el partido democrático del Sur, sostenían a los abolicionistas en Boston, y estuvo a punto de matar a uno, al que hubo que encerrar para salvarlo.

Un periodista fue asesinado. Una señorita, que había abierto una escuela de niñas negras, fue encarcelada y quemada su escuela.

Pero el número de los abolicionistas aumentó muy pronto lo bastante para constituir un partido (liberty-party). Se adherían al partido por razones de conciencia, porque la esclavitud les parecía contraria a la humanidad y a la religión cristiana.

Trataban de mover a piedad, contando las escenas que pasaban en los territorios de esclavos, las ventas de niños separados de sus padres, las crueldades de los amos, las persecuciones de esclavos fugitivos con perros enseñados al efecto.

Los partidarios de la esclavitud empezaron entonces a decir que tenían a su «institución particular» más afecto que a la Unión y que, si se les hacía la vida insoportable, cada Estado tenía derecho a retirarse y hacerse independiente.

Se brindó aun en banquetes por «la Confederación del Sur». Los políticos, deseando ante todo mantener la Unión, se habituaron a hacer concesiones a los esclavistas.

En los nuevos territorios tomados a México, la Cámara quiso impedir que se extendiera la esclavitud, y el Senado se opuso. Pero, en una parte del territorio, California, se descubrió de pronto oro.

Llegó inmediatamente una multitud enorme de buscadores de oro, la mitad venidos de Europa por mar. Constituyeron un gobierno, y ya en 1849, hicieron una Constitución que prohibía la esclavitud y pidieron la admisión de California como Estado.

Iban, pues, a crearse nuevos Estados libres. El equilibrio iba a ser roto entre las dos secciones, los Estados de esclavos podían perder la mayoría en el Senado. Se discutió violentamente, luego hubo una transacción (1850). California fue admitida como «Estado libre».

Pero se resolvió que los otros territorios, aun cuando situados al norte de la latitud 36°,30, serían admitidos más tarde con o sin esclavitud, según su Constitución lo decidiera.

La facultad de prohibir en ellos la esclavitud pertenecería, no ya al Congreso, sino a los colonos (squatters) que allí fueran a establecerse. Además los Estados del Sur obtuvieron una ley relativa a los esclavos fugitivos.

Hasta entonces, cuando un ciudadano del Sur iba a un Estado libre a reclamar un negro como esclavo suyo, su reclamación era juzgada por el jurado.

La ley creó comisarios especiales que juzgaban sumariamente, sin escuchar el testimonio del negro, por la sola afirmación del agente del propietario que le reclamaba. Los agentes de la policía federal debían ayudar a conducir al negro por la fuerza (1850).

Esta ley irritó vivamente a las gentes del Norte. Entonces apareció la célebre novela La cabana del tío Tom, que tuvo un éxito sin ejemplo, vendiéndose en los Estados Unidos millón y medio de ejemplares.

tapa novela La cabana del tío Tom

La autora, la señora Beecher-Stowe, pobre literata que escribía para dar de comer a su familia, había descrito en ella la vida de los esclavos negros sin exageración, reuniendo en un solo personaje varias aventuras ocurridas realmente a negros. Este libro provocó en todos los Estados del Norte compasión hacia los negros e indignación contra la esclavitud.

Pero los políticos de los dos partidos, democrático y whig, necesitaban de los Estados del Sur. Siguieron apartando la cuestión de la esclavitud y aun hicieron una nueva concesión a los esclavistas.

Quedaba todavía, del territorio adquirido en 1803, por organizar un trozo situado al norte de la línea de 36°30 en que el «compromiso de 1820» prohibía establecer la esclavitud. Fue dividido en dos territorios, y se declaró nulo el compromiso de 1820.

Los habitantes del territorio debían resolver ellos mismos si la esclavitud se establecía.o quedaba prohibida.

Entonces, en los Estados del Norte, se formó un nuevo partido llamado republicano, que tomó como programa impedir que se extendiera la esclavitud en los territorios.

No se pensaba todavía en prohibirla en el Sur. Se fundaron sociedades para ayudar a los emigrantes pobres a ir a establecerse al nuevo territorio (el Kansas) y hacer de él un Estado libre.

La gente del Sur enviaron aventureros armados para hacer del Kansas un Estado de esclavos. Los dos partidos se batieron, y cada uno hizo su Constitución.

En las elecciones presidenciales de 1856, los demócratas hicieron que triunfase su candidato; pero el partido republicano tenía ya 114 votos por 174.

Los esclavistas tenían en su favor al presidente,al Congreso y al Tribunal federal. Pero los demócratas de los Estados del Norte no osaban ya sostener la esclavitud, el partido democrático se dividió, en dos y ya no hubo mayoría.

En las elecciones de 1860, la Convención del partido democrático reunida para designar el candidato a la presidencia se dividió en dos, y cada una de las dos fracciones presentó su candidato. Lo que quedaba del partido whig y el nuevo partido republicano tuvieron sus candidatos respectivos, con lo que hubo cuatro presentados.

El candidato del partido republicano, Abraham Lincoln, era un hombre del pueblo, nacido en las selvas, emigrado en el país, a la sazón casi desierto, que ha venido a ser el Illinois.

Había pasado un año en la escuela primaria y se había instruido luego al azar. Hablaba un lenguaje sencillo, pero firme, que producía gran impresión.

Era de alta estatura, muy vigoroso, diestro en los ejercicios corporales, con rasgos duros y faltos de gracia. Como muchos americanos de los nuevos Estados, había ejercido varios oficios, empleado y administrador de Correos, capitán de volun tarios, topógrafo, abogado, diputado en el Congreso en 1846.

Se hizo de pronto célebre por un discurso pronunciado en la Convención del partido republicano de su Estado: «Este gobierno, dijo, no puede durar indefinidamente mitad esclavo, mitad libre».

venta de esclavos
Esclavos trabajando en el algodón bajo el control de sus amos

Lincoln fue elegido por 180 votos, con 57 de mayoría sobre los otros tres candidatos reunidos. A su favor estaban los 18 Estados libres, en contra los 15 Estados esclavistas; pero no había tenido la mayoría de los electores primarios. Sus competidores reunidos

tenían 939.000 votos más que él y el partido republicano estaba en minoría en las dos Cámaras del Congreso. El partido demócrata conservaba, por tanto, una parte del poder y podía esperar recuperar la presidencia.

Pero los esclavistas se habían acostumbrado tan bien a dominar que no soportaron tener por presidente a un adversario. Varios Estados de esclavos, ejecutando su amenaza, declararon,retirarse de la Unión y volver a ser Estados independientes». Tal fue la secesión.

El gobierno de cada Estado tomó posesión de los arsenales, de las aduanas y de todos los edificios públicos pertenecientes a la federación. Doce Estados hicieron sucesivamente secesión.

Luego formaron entre ellos una Confederación del Sur y organizaron un gobierno confederado copiado del antiguo gobierno de la Unión, con un presidente y un Congreso (1861).

Los Estados Unidos se encontraron divididos en dos pueblos: el Norte y el Oeste siguieron siendo los antiguos Estados Unidos, se les llamó federales; los Estados Unidos del Sur formaron la Confederación, se les llamó confederados.

GUERRA DE SECESION

El gobierno federal tenía de su parte a la gran mayoría de la población: 22 millones frente a 12; pero los confederados estaban mucho más unidos.

El partido republicano no tenía siquiera mayoría en el Congreso y vacilaba en emplear la fuerza. Lincoln, al tomar posesión del poder, se dirigió a las gentes del Sur: «En vuestras manos, mis compratriotas descontentos, y no en las mías, está la decisión tan grave de la guerra civil».

Ver:Guerra de Secesión Americana

ABOLICIÓN DE LA ESCLAVITUD

El partido republicano no había pedido en un principio sino que se aboliese la esclavitud en los territorios, no se pensaba en aboliría en los antiguos Estados.

Lincoln decía en 1862: «El fin que me propongo, es salvar la Unión y no destruir o conservar la esclavitud. Si pudiera salvar la Unión sin emancipar a un solo esclavo, lo haría».

Pero la guerra cambió la situación. Los federales hicieron prisioneros negros que utilizaban los Confederados como asistentes. Un general los declaró «contrabando de guerra», los confiscó y los emancipó.

Luego, como el gobierno confederado hubiera expulsado a todos los ciudadanos del Norte y confiscado todos sus bienes, el Congreso respondió dando la libertad a los esclavos de los rebeldes.

Por último Lincoln se resolvió a un paso decisivo, y el 1o de enero de 1863 declaró libres a todos los esclavos de todas las partes del territorio sublevado contra los Estados Unidos. La esclavitud subsistía aún en los países de esclavos que no se habían sublevado.

Cuando Lincoln fue reelegido presidente, el Congreso aprobó una enmienda . a la Constitución (enero ae 1865) aboliendo la esclavitud en todos los Estados Unidos.

Lincoln fue asesinado, y el vicepresidente, Johnson, ocupó la Presidencia (1865). Johnson era de la fracción del partido democrático que no había hecho la guerra al Sur sino para mantener la Unión.

Desde el momento en que los Estados del Sur renunciaban a resistir, quería dejarles restablecer su gobierno. Pero una vez que el país en rebelión era ocupado por el ejército federal, los generales federales le gobernaban y daban el poder a hombres del partido republicano.

venta de esclavos
Venta al público de esclavos

Este, dueño del poder, no quiso dejar «a los rebeldes» recuperar el gobierno de los Estados del Sur.

Estaban también en desacuerdo los partidos acerca de la manera de arreglar la situación de los negros.

Los que habían sido esclavos eran libres ahora, pero sin casa y sin medios de vida, puesto que toda la tierra pertenecía a sus antiguos dueños. Los gobiernos de los Estados del Sur dictaban leyes declarando vagabundos a todos los negros y obligándoles a ponerse al servicio de un propietario. Era una manera indirecta de restablecer la esclavitud.

El partido republicano quería obligar a las gentes del Sur a hacer de los negros, no solamente hombres libres, sino también ciudadanos.

Durante cuatro años fue violento el conflicto entre el Congreso y el presidente Johnson.

El Congreso aprobó dos enmiendas a la Constitución: quitó el voto a todos los blancos que habían servido en el ejército confederado y prohibió a todo Estado privar a un individuo del derecho de sufragio «por razón de color o de esclavitud anterior».

El partido republicano se aseguró así la mayoría en los Estados del Sur, y entonces solamente los declaró admitidos de nuevo en la Unión. El general Grant, popular por sus victorias, nombrado jefe del partido republicano, fue elegido presidente.

Los negros, que eran ya la mayoría de los electores en los Estados del Sur, resultaban demasiado inexpertos para guiarse ellos mismos.

Llegaban de los Estados del Norte políticos que se hacían elegir por los negros para todos los cargos lucrativos del Estado.

Se los denominó carpet-baggers, porque llegaban al país trayendo por todo equipaje un saco de mano (carpet-bag). En algunos Estados se sirvieron de su poder para hacer votar sumas que se guardaban, o fondos para ferrocarriles que no se construían.

Los blancos, para impedir que los negros votasen, emplearon la fuerza. En Texas se constituyó una sociedad secreta, el Ku-Klux-Klan, para asustar a los negros. Los miembros se daban nombres terribles (furia, hidra, titán).

Se disfrazaban con la cabeza metida en una calabaza que se habían agujereado para ver, con una cara horrible pintada en el pecho, e iban de noche a sorprender a los negros, les daban latigazos y les prohibían votar.

Más tarde, en el estado de Misisipí, aparecieron jinetes vestidos de rojo que de noche detenían a los negros para impedirles ir a las reuniones.
Poco a poco los blancos consiguieron alejar a los negros de las urnas y recuperaron la mayoría en todo el Sur.

Los negros se reconcentraron en la parte más meridional y más caliente del país, a lo largo de la costa. Había a fines del siglo XIX en esta región, denominada la zona negra, más de ocho millones de almas de este color.

Estos negros, rechazados de la sociedad de los blancos, forman un pueblo extraño al lado de los americanos.

Es uno de los problemas de la vida política de los Estados Unidos saber lo que llegará a ser de esta población.

fuente

La Trata de Negros El Negocio de la venta de Esclavos en América

La Trata de Negros El Negocio de la venta de Esclavos en América

La trata de negros, consecuencia de la mortal dad que hizo estragos entre los indios, y también, de manera imprevista, de las campañas emprendidas en favor de ellos, data de principios del s. XVI.

América tenía necesidad par sus plantaciones tropicales de aquella mano de obra tan resistente, y todo el mundo, desde la iglesia al rey de España, aprobó la deportación de los africanos. En 1650, eran ya une 100.000 los llegados al Nuevo Mundo.

Un tráfico antiguo La idea de ir a buscar esclavos a la selva no era ni nueva ni europea. Las flotas egipcias d la Antigüedad secuestraban ya a los negros que vivían en las proximidades del mar Rojo.

A partir del s. VIII, los árabes llegaron a hacer de eh. ana especialidad. Saliendo de Sofala o de Zanzíbar, establecimientos instalados en la costa africana oriental, los esclavos convergían hacia, la isla de Socotora, de donde eran reexpedido hacia Egipto, Persia o la India.

Otros musulmanes hacían atravesar a sus cautivos, en larga columnas, el desierto del Sahara, antes de proceder a venderlos en los puertos del Maghreb

Los negros en América En Occidente, la trata comenzó a finales di la Edad Media. Los primeros cargamentos de mano de obra negra llegaron a Lisboa en 1444 y fueron empleados en las grandes propiedades. En el curso de sus viajes, Vasco de Gama comenzó a traerse algunas «muestras» a Portugal. Cuando América se abrió a los esclavos africanos, Portugal, que desde el Tratado de Tordesillas tenía las manos libres en África, se convirtió en el primer proveedor. El monopólico de este tráfico le fue concedido inicialmente por el rey de España mediante un contrato, el de asiento, que después sería cerrado con los holandeses, los franceses y, más tarde todavía con los ingleses. En todo el flanco norte de Europa se amasarían, de tal manera, fabulosas fortunas con esta nueva forma de comercio.

Los historiadores dudan sobre la importancia que tuvo la trata de negros en dirección a los países musulmanes. La realidad es que no se encuentran huellas apreciables en las actuales poblaciones del Próximo Oriente. Aunque esto sea así, no cabe duda de que la demanda de esclavos existía en Arabia, que también servia de foco de atracción en lo referente a las exportaciones destinadas a Persia o a la India. Y así, se estima que fueron cerca de dos millones por siglo los esclavos deportados durante la Edad Media, entre los procedentes del Sudán y los de los puertos del Magreb. La trata árabe recuperó todo su anterior vigor en el s. XIX, cuando se puso fin al tráfico europeo.

La madera de ébano Los negreros sustituyeron pronto el aprovisionamiento por la captura directa. En efecto, preferían entenderse directamente con los reyezuelos indígenas, que les vendían sus prisioneros de guerra y, a veces, hasta sus propios súbditos. Como la demanda crecía sin cesar, las expediciones debieron internarse cada vez más profundamente en la selva. Empezaban por enmudecer a los «tam-tam» de alerta, y a continuación ponían cerco al poblado.

Comenzaba entonces para las familias cautivas una marcha agotadora hacia un océano cuya existencia ignoraban a veces. En la playa, los prisioneros eran entregados a los hombres blancos, a cambio de tejidos, de armas o de caballos, a razón de uno por cada diez esclavos. Una vez examinados por el cirujano de a bordo, marcados con hierro al rojo y encadenados de cuello, pies y manos, los negros eran hacinados en el navío que partía para América. La duración del viaje, cuando el tiempo era favorable, variaba de 35 a 50 días, según que el destino fuera Pernambuco o Río. Una vez llegados a puerto, los esclavos que habían sobrevivido a la travesía eran reunidos en un campamento, donde reposaban, se limpiaban y sanaban antes de la venta de remate. De tal manera, eran objeto del mismo tipo de comercio que cualquier especie de animales: varilaciones de los cambios, compras especulativas, comisiones a intermediarios,etc.

¿Cuántos negros fueron deportados? El número total de esclavos negros es difícil de evaluar. Parece que fueron más de 12 millones los africanos deportados de África a América entre los s. XVI y XIX. Solamente entre 1735 y 1785, Carolina del Sur dio acogida a unos 45.000. La esclavitud fue también muy importante en los países árabes, y duró hasta el s. XIX. Cerca de 18 millones de negros se vieron arrancados, de tal manera, de las regiones comprendidas entre el Nilo y el Níger. Estas impresionantes cifras explican por sí solas que África fuera el único continente en el que la población no aumentó entre los s. XVI y XIX. La demografía africana llegó a conocer un descenso entre 1750 y 1850.

¿Cómo eran transportados? Los traficantes utilizaban las más de las veces navíos de carga acondicionados para la trata. Los mejor equipados eran los portugueses, pues sus carabelas podían transportar’ hasta 500 esclavos. Sobre navíos más pesados, los holandeses no solían cargar a más de 300. Encadenados, durante el trayecto, los negros iban tumbados en entrepuentes cuya altura nunca excedía de 1,50 m. Las condiciones higiénicas resultaban atroces, y las epidemias fueron muy numerosas. La alimentación, formada por los llamados «víveres de negros», se componía sobre todo de habas, arroz y mandioca.

La trata no comenzó con la llegada de los mercaderes europeos. Desde muchos siglos antes, la esclavitud era una práctica corriente entre los africanos. Prisioneros de guerra, condenados de derecho común y deudores, eran vendidos como esclavos. Pero, a pesar de que fuesen tratados como inferiores, éstos no dejaban nunca de formar parte de la comunidad. En efecto, podían volver a comprar su libertad, así como cultivar un particular pedazo de tierra. Al integrarse a estas prácticas ancestrales, los europeos las destruyeron, provocando la decadencia de las sociedades africanas?

¿Qué era el comercio triangular? Era la forma más lucrativa del comercio marítimo. Bajeles de Nantes, Amsterdam o Liverpool salían de Europa cargados de pacotilla, e iban en busca de un cargamento de negros a las costas de África. A continuación se dirigían hacia las «Islas» (Antillas), Brasil o América del Norte. Con el producto de la venta de los esclavos negros, los barcos cargaban sus bodegas de azúcar, de ron, de café y de cacao, que a continuación eran vendidos en Europa. A pesar del 30 por 100 de esclavos que por término medio se perdía, el comercio triangular supuso fabulosos beneficios a sus comanditarios, y constituyó la fortuna de los puertos franceses del litoral atlántico.

¿Se mezclaron los negros con los americanos? La América anglosajona era resueltamente hostil a las mezclas de razas, pero los españoles y portugueses toleraron siempre el mestizaje. Los colonos que llegaban a las nuevas tierras sin mujer tomaban esposa o concubinas entre las indias o las negras. De ello resultó una asombrosa mezcolanza de poblaciones y numerosos grupos de individuos de «sangre mezclada», que eran despreciados en mayor o menor medida. El hijo de un español y una negra era un mulato; el de una negra y un indio, un lobo; el de un español y una india, un mestizo, etc.

¿Quiénes eran los «voluntarios»? Otro tipo de mano de obra que era posible encontrar, sobre todo en las Antillas y en la América del Norte, fueron los «voluntarios”. Con frecuencia se trataba de franceses desprovistos de recursos que recibían de un «armador el préstamo del precio de su viaje a Quebec o a las «Islas». A cambio, quedaban obligados a trabajar en las tierras de un propietario de plantación durante tres años, tiempo durante el cual no eran retribuidos. Muchos fueron los que se comprometieron a tal acuerdo de manera colectiva, y algunos de ellos se desplazaron con sus mujeres y sus hijos.

¿Se evadían los esclavos? Muchos esclavos de América prefirieron la huida a la servidumbre, y se internaron en el corazón del continente o de las «Islas». Se les llamó «cimarrones». Retornados a la vida salvaje, reconstruyeron en plena jungla verdaderas tribus fundadas sobre la caza y la pesca. que pronto simpatizaron con los indios. En América del Norte, los esclavos intentaban franquear la frontera que separaba los Estados libres de los Estados esclavistas. Para ello utilizaban el underground railroad, red de ratas secretas por las que los conducían los especialistas. Se estima en unos 75.000 el número de los que utilizaron dicha red en la primera mitad del s. XIX.

¿Eran seres primitivos los negros? Unánimemente despreciados, los negros ocupaban la parte más baja de la escala en la jerarquía social colonial. Sin embargo, los antropólogos han podido establecer que los esclavos procedentes de los pueblos bantú y sudanés eran con frecuencia más civilizados que la mayoría de los indios. Mientras que los aztecas y los incas, por ejemplo, seguían en la edad de bronce, los africanos trabajaban ya el hierro. Y mientras que muchas tribus americanas vivían de la recogida de frutos, los negros eran agricultores. Mezcla de animismo y de Islam, la cultura africana resultaba, de hecho, muy compleja y su riqueza se revelaba, sobre todo en la música, más profunda y menos afectada que la de los indios.

Critica al Comercio de Esclavo