Espionaje y Traición

Nasrallah, el lider de Hezbollah Perfil del Ideologo Islamico

Nasrallah, el Líder de Hezbollah

Hasan Nasrallah está exactamente en donde siempre quiso estar. ‘Desde los 9 años tengo planes para lo que comenzaría a hacer hoy» me confesó el líder de Hezbollah sobre su búsqueda de liderazgo cuando le visité hace no mucho tiempo en los barrios bajos del sur de Beirut.

“Cuando tenía 10 u 11 años, mi abuela usaba un pañuelo largo. Era negro y muy largo. Yo lo usaba alrededor de mí cabeza y le decía a todo el mundo que era un clérigo y que debían rezar detrás de mí”.

Nasrallah es un hombre de Dios, de las armas y del gobierno, una suerte de cruza entre el ayatolá Komeini y el che Guevara, un populista islámico así como un carismático táctico guerrillero.

El pañuelo negro en la cabeza —que significa que desciende del profeta Mahoma— se convirtió hoy en su sello distintivo y es el político más conocido del Líbano. Frases extraídas de sus discursos se convirtieron en los ring tones más populares de los celulares y su rostro es un popular fondo de pantalla de las computadoras. Su imagen está presente en afiches, llaveros y hasta tarjetas telefónicas. Hay taxistas que manejan escuchando sus discursos, en lugar de música.

A los 46 años, Nasrallah es también el líder más controvertido del mundo árabe, que figura en el eje del nuevo y más cruento enfrentamiento entre Israel y sus vecinos en un cuarto de siglo. Aún así, Nasrallah no es el prototipo del militante. Su carrera cruzó la compleja línea entre el extremista islámico y el político secular. “Es el Líder más astuto del mundo árabe, y el más peligroso» me dijo hace días el embajador israelí en EE.UU., Daniel Ayalon.

Hasta este brote de violencia m la frontera libanesa —las acciones de guerra en la frontera más graves que haya perpetrado Israel desde su invasión al Líbano en 1982—, Nasrallah desempeñó con éxito ambos roles.

Como ardiente populista, me exaltó en una oportunidad las virtudes de la democracia y luego argumentó que sólo los atacantes suicidas son los que pueden garantizar esa democracia. “Mientras haya combatientes que estén dispuestos a martirizarse, este país podrá mantenerse seguro se jactó en un discurso que pronunció este año. Hoy, sin embargo, el hombre que ayudó a crear Hezbollah tendrá finalmente que hacer una elección.

Cuando nos reunimos en su oficina, antes de esta nueva batalla con Israel, Nasrallah aseguraba que el futuro de Hezbollaz era un pacífico activismo político

“Tenemos ministros, parlamentarios, consejeros municipales, sindicalistas y grupos de empresas” se jactó mientras hablábamos en su cuartel centra (ahora bombardeado). “Si mantuvimos nuestras armas hasta Hezbollah ayuda a cerca de 250 mil libaneses y es el segundo proveedor de empleos del país ahora, se debe al hecho de que la necesidad que teníamos de ellas sigue vigente, a raíz de las constantes amenazas israelíes contra el Líbano.

Hoy somos un partido político hecho y derecho, independientemente de si continuamos con la resistencia o la detenemos “Las afueras de Beirut son conocidas como la “dahiya”, que en árabe quiere decir “suburbios”. A la zona se la conoce también como ese denso y pobre laberinto de villas miserias que también son tierra del Hezbollah. Su sucios callejones están llenos de humildes casitas de cemento.

Masas entrecruzadas de cables pasan de un edificio al otro. Son conexiones telefónicas, eléctricas o de TV por cable, ilegales todas. Mientras que en el centro de Beirut las luces brillan con fuerza, en la dahiya suele haber oscuridad porque el servicio eléctrico no funciona las 24 horas del día.

El Hezbollah se ha convertido en toda una empresa dentro de la dahiya, superando al Estado. Maneja un hospital así como escuelas, farmacias de descuento, almacenes y un orfelinato. Tiene un servicio de recolección de basura y hasta un programa de re construcción de viviendas dañadas durante la invasión israelí.

Apoya económicamente también a los familiares de los jóvenes que manda morir. Ayuda en total a cerca de 250 mil libaneses y es el segundo proveedor de empleos del país.

En la dahiya, Nasrallah es todo un icono, famoso por su oratoria y venerado como campeón de la minoría chiíta del Libano.

Nacido en un suburbio cristiano de Beirut en 1960, y el primero de nueve hijos, Nasrallah recién se sumó al Hezbollah después de la invasión israelí. Entrenado en el islam en los mejores seminarios de Irak e Irán, se convirtió en uno de los primeros líderes de los nuevos campos de entrenamiento de Irán.

“Por entonces, tenía 22 años” me confesó Nasrallah. “Solíamos discutir varios temas entre nosotros. Discutíamos por ejemplo cómo debíamos hacer para terminar con la ocupación israelí en nuestro país. Nos dimos cuenta lo que estaba pasando en Palestina, Cisjordania, la franja de Gaza, Golán y el Sinaí. Llegamos a la conclusión de que no podíamos confiar en los estados de la Liga Arabe ni en la ONU. La única forma que teníamos era la de tomar las armas y combatir a fuerzas de ocupación».

Con una fuerza de entre 600 y 1.000 hombres, además de miles de refuerzos que están dispuestos a martirizarse, Nasrallah logró lo que decenas de miles e los ejércitos de Egipto, Siria y Jordania no pudieron hacer en medio siglo —obligar a Israel a retirarse—. Hoy, el suyo es el último ejército privado del Líbano.

Nasrallah se convirtió en secretario general del movimiento e 1992, a los 32 años, luego que helicópteros artillados israelíes asesinaran a su predecesor. Su primera decisión importante fue modificar a un movimiento conocido por sus espectaculares acciones terroristas contra EE.UU. ,Francia e Israel y hacerlo ingresar en la política y postular candidatos para el Parlamento.

De todos modos, los cambio del Hezbollah bajo la conducción de Nasrallah no deben confundirse con la moderación. Cuando concluyó en 1990 la guerra civil en el Líbano, Hezbollah se vio obligado a participar en el sistema político —o verse enfrentado la pérdida de las armas que le habían dado poder-.

Hoy. Hezbollah tiene 14 bancas en el Parlamento —uno de’los bloques más grandes— y en 2000 se incorporó al gobierno. El Hezbollah fue el primero en desplegar atacantes suicidas islámicos en los tiempos modernos. Fue también el primero en perpetrar ataques múltiples de forma simultánea. Tanto Al Qaeda como Hamas y los insurgentes iraquíes (movimiento sunnitas todos ellos) copiaron sus tácticas.

Origen del poder de Hezbollah en el Libano Hasrallah lider del grupo

Origen del Poder de Hezbollah en el Líbano

La crisis de hoy en el Líbano es una crisis del Estado libanés. Es esta crisis estructural la que debe ser abordada si desean detener la violencia. Cuando Israel retiró a sus fuerza del  sur del Líbano en 2000 la impresión en todo el mundo fue que el gobierno libanés iba a reafirmar su autoridad en la zona evacuada. El Hezbollah, que fue el que lideró la lucha armada contra la ocupación israelí, debía desarmarse y reinventarse como fuerza política, en representación de la comunidad shiíta que fue históricamente marginada por las elites maronita, sunnita y drusa que gobernaron al Líbano.

poder en en libanoNada de esto ocurrió. En lugar de desplegar sus fuerzas en el sur del Líbano, el débil gobierno de Beirut consintió la decisión de Hezbollah de convertir a la zona en escenario para los ataques los últimos seis años, Hezbollah creó un virtual Estado adentro de  otro Estado. Su milicia se convirtió en la única fuerza militar del sur del Líbano y levantó puestos en la frontera con Israel. (foto: Nasrallah líder de Hezbollah)

La resolución 1559 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. que pide explícitamente el desarme de todas las milicias y la reafirmación de la autoridad del gobierno libanés en el sur, no fue escuchada.

Luego de la promocionada “Revolución del Cedro” de 2005, Hezbollah llegó hasta a sumarse al gobierno libanés, mientras mantenía paralelamente a su milicia armada y el control del sur.

Israel. por su parte, que se recuperaba todavía del trauma de su guerra en el Líbano de 1982, optó por no responder a los ataques de Hezbollah y confió en que los ataques no sufrirían una escalada. Con todo, este tipo de situaciones absurdas tienden a explotar, como ocurrió con el secuestro perpetrado por Hezbollah de dos soldados israelíes dentro de Israel.

Ya no se puede tolerar la continua existencia del ilegítimo Estado dentro de otro Estado que armó Hezbollah. Con todo, el Líbano es muy débil como para afirmar su soberanía. Para lograr que la soberanía libanesa se reafirme en el sur del Líbano, se necesita un sólido esfuerzo internacional, que vaya más allá de la actual retórica y forcejeos. Los principales elementos de una solución internacional de este tipo son los siguientes:

* Hezbollah debe liberar de inmediato, y sin condiciones, a los dos soldados israelíes.
* Israel debe suspender sus actividades militares en el Líbano.
* El gobierno libanés debe pedir ayuda para implementar resolución 1559 de la ONU; para este fin, se debe crear una fuerza internacional sólida y adecuadamente armada. Para tener éxito, esta fuerza debe actuar de forma muy distinta a los fallidos esfuerzo previos de la ONU en el Líbano.

La existente fuerza de La ONU en el sur del Líbano, la UNIFIL es una triste broma. Nunca impidió que los terroristas atacaran Israel y tampoco frenó la invasión israelí al Líbano en 1982.

Lo que se necesita es una delegación militar con un mandato claro para usar la fuerza. Debería ser internacional, y contar con la bendición de la ONU, pero no ser una fuerza de la organización. Y para sumarie legitimidad a su delicada misión dentro de un Estado árabe, de Se necesita una delegación militar con un mandato claro para usar la fuerza debieran sumársele soldados de Marruecos, Arabia Saudita, Pakistán, tal vez.

La misión de esta fuerza debiera ser la de desplegar -por la fuerza, de ser necesario— al Ejército Libanés en el sur de Líbano, para que participe en el desarme de Hezbollah y para que patrulle, la frontera libanesa-israelí, garantizando así que no haya incursiones desde ninguna de las partes.

Y última, pero no por ello me nos importante, hay algo que no es muy sabido y es que una de las anomalías del estado en el que se encuentra el Líbano hasta el día de hoy es que Siria no reconoció por completo su existencia como nación soberana (en los libros de texto de las escuelas sirias, el Líbano figura como parte de la Gran Siria). Por ende, no existen relaciones diplomáticas normales entre ambos países.

Algo absurdo, y peligroso. Sida debiera ser presionada para reconocer la soberanía e independencia del Líbano.  El vacío de autoridad legítima fue el que creó la crisis actual. Es necesario un cambio radical. Que sólo se podrá hacer realidad con una fuerza militar eficaz. De otro modo, estamos condenados a que los actuales ciclos de violencia continúen.

Shiomo Avineri Profesor de Ciencia Políticas de la Universidad Hebrea de Jerusalen (Diario Clarìn).

Consideraciones Para Combatir El Terrorismo en el Mundo

Consideraciones Para Combatir El Terrorismo

…Las víctimas de los actos terroristas del 7 de julio son empleados, profesionales, estudiantes, arnas de casa, niños, ancianos. Igual que enl a estación madrileña de Atocha. Es igual que en las Torres Gemelas, de Nueva York. Pero si de los terroristas del 11 de septiembre Susan Sontag pudo decir que se los podía acusar de criminales, pero no de cobardes, quienes prepararon los atentados de Madrid y de Londres son exactamente eso: cobardes. Sus víctimas son inocentes.

 

Combatir El TerrorismoCombatir El Terrorismo

 

¿Cómo pueden los terroristas proclamar una razón, por válida que fuere, si el precio es la masacre de los inocentes? Silos terroristas tuviesen una causa -cuál será?— la causa yace en escombros, mezclada con la sangre le las víctimas.

¿Cómo combatir al terror? Las respuestas varían, pero todas son complejas. Lo cierto es que no se puede responder al terror con más terror, pues si el terrorismo es la respuesta al terrorismo, cabe preguntarse cuando cesará el terror.

 

Combatir El TerrorismoCombatir El Terrorismo

Imágenes del atentado en Madrid – 11-03-2204

Por una visión de futuro“Hay que tener cuidado”, dijo en su momento Madeleine Albright, secretaria de Estado de Bill Clinton; hay que tener cuidado de que la guerra contra el terrorismo no genere más terrorismo. Y hay que cuidarse, añade Hubert Vedrine, ex canciller de Francia, de que la alianza contra el terror sea puramente defensiva.

En otras palabras, la lucha contra el terror debe ir acompañada de una visión de futuro. Sin un proyecto pro positivo que atienda a los males de raíz del terror, éste ganará, con impunidad, todas sus batallas. De allí se desprenden tres consideraciones.

La primera es que se combate al terrorismo con buenos servicios de Inteligencia. Si los terroristas tienen la ventaja del sigilo, el anonimato y la oportunidad, el propósito de la inteligencia es acotar al máximo el si gil identificar las redes del terror el anonimato, desenmascarar a sus organizaciones y organizadores, oportunidad, adelantarse con buena inteligencia a las acciones de los terroristas.

Un ejemplo. Una joven funcionaria de la CIA en Arizona y Nuevo México tenía fichados a los kamikazes durante su entrenamiento en campos aéreo de esos estados. Su memorando llegó hasta el gobierno federal y allí se quedó dormido durante el largo y caliente verano del 2001.

Combatir El TerrorismoEl dolor humando frente a tanta barbarie

Relaciones turbias: La segunda demanda es menos difícil y consiste en poner contra la pared —política, financiera, jurídicamente—a los gobiernos que impunemente prestan cobijo a los terroristas.

Varios libros se han escrito para revelar los presuntos nexos entre grupos terroristas y gobiernos protegidos por la víctima de los terroristas, los Estados Unidos. Turbia es la relación entre el reino Saudita y los grupos de terror.

¿Y dónde encuentran techo los militantes de Al-Qaeda? ¿Será acaso en el Paquistán de Musharraf, tirano aliado de los Estados Unidos? Hay más:

¿cuánto durarían varios gobiernos de Medio Oriente sin la complicidad europea y norteamericana? La pretensión de que, aunque sean dictaduras que protegen a Occidente contra los terroristas es ya una probada patraña.

¿Tendrá Occidente, algún día y en bien propio, la valentía y la sabiduría de respetar el surgimiento de la voluntad democrática en Egipto, Arabia Saudita, Paquistán, aunque ello les cueste el poder a sus actuales aliados? Sin democracia verdadera, esa región seguirá siendo nido de terroristas.

Pero es a los ciudadanos de esas naciones, y no a Condoleeza Rice, a quienes corresponde expulsar del poder a los sátrapas actuales. Y con ellos, a los terroristas amparados por la mezcla explosiva de despotismo, feudalismo, complicidades inconfesables y realpolitik de conveniencia.

Pero hay una tercera consideración. Es la más importante y la más difícil. Consiste en expulsar al terrorismo de sus nidos mediante el desarrollo. Donde hay mejores niveles de vida, educación y salud; donde los ciudadanos sienten que son accionistas del progreso y de la libertad, el terrorismo no encuentra suelo fértil.

Pero una política global para el desarrollo no puede quedarse en palabras y buenas intenciones. Requiere un esfuerzo coordinado entre ricos y pobres. De éstos hay que esperar gobiernos que no devoren la cooperación con la corrupción. La sugerencia de George Soros —crear consejos meritorios por encima de toda sospecha entre gobiernos donantes y gobiernos recipientes— aguarda su hora de prueba.

Combatir El Terrorismo

Catastrófica realidad: De los ricos hay que esperar que comprendan claramente que su propia seguridad, su propia riqueza, dependen de la ampliación de la capacidad de consumo, del nivel de educación y de la vida democrática en los países del llamado Tercer Mundo. Hay que escuchar; para convertirlas en realidad, las palabras de Fernando Henri Cardoso “El terrorismo no será vencido mientras la cooperación internacional no extinga los focos que permiten al terror encenderse. Tarea de largo plazo que va a comprometer a varias generaciones, peco sólo si se inicia ahora mismo”.

Combatir El Terrorismo

Fuente Consultada: Diario La Nación – 8-7-2005