Figuras Curiosas de la Historia

Historia del Cid Campeador Biografía de Rodrigo Díaz de Vivar

Historia del Cid Campeador
Biografía de Rodrigo Díaz de Vivar

Rodrigo Díaz de Vivar fue el guerrero castellano medieval que pasó a ser conocido por la historiografía, la literatura y la leyenda como El Cid, o también como El Cid Campeador. Gran caballero castellano. Símbolo de la hidalguía, de la valentía heroica y caballeresca. Dotado de un profundo sentimiento cristiano-español. Protagonista de la mejor poesía épica castellana con vigencia inclusive hasta fines del período romántico.

Inspirador de incontables poemas, obras dramáticas, historias, ensayos, crónicas…  Sirvió a los reyes cristianos Sancho II y Alfonso VI, pero también al rey taifa musulmán de Zaragoza. Impidió la expansión almorávide hacia Aragón y Cataluña conquistando y dominando Valencia. El Cantar de mío Cid, del que es su protagonista, escrito probablemente hacia 1207, es el paradigma de la épica castellana medieval.

Durante siglos se creyó que el Cid Campeador, Rodrigo Díaz de Vivar, fue un personaje «inventado» por poetas juglares para protagonizar gestas admirables en la historia de Castilla. ¿Por qué tal creencia? Seguramente porque el primer testimonio que se tuvo del Cid fue el llamado Cantar o Poema de Mío Cid, escrito hacia el año 1140 y conservado en copia realizada —1307 — por un tal Per Abat, en códice encontrado y publicado — 1779— por don Tomás Antonio Sánchez. ¿Cómo pensar que el héroe casi fabuloso de un poema pudiera tener vivencias de la máxima realidad?. Pues indiscutiblemente las tuvo.

Vivió y fue un gran caballero y guerrero castellano, según fueron atestiguando importantes documentos : la Gesta Roderici Campidocti, conservada en la Real Academia de la Historia; las Crónicas del «Tudense» y del arzobispo don Rodrigo; los Anales Compostelanos, y, sobre todo, como paradoja sensacional, los testimonios de los cronistas árabes de la época, todos ellos ordenados por don José Antonio Conde en su Historia de los árabes en España.

Por supuesto, tanto Ben Bassam como Bel Alcama, igual Ben Alcardabús que Al Maccarí, si bien testimoniaron, indubitables, la existencia del Cid, no le atribuyeron las grandes virtudes del guerrero castellano, sino las crueldades y piraterías «de todos los perros cristianos». Admitida ya, irrefutablemente la existencia histórica de Rodrigo Díaz de Vivar, a quien precisamente los cronistas árabes dieron el nombre de sayyid o sidi, señor de las batallas, es necesario sólo, para referirse a su existencia real, separar de ésta lo que fue fabulario añadido por la tradición, por las obras poéticas, es decir, como quien quita de una fruta la cáscara incomible….

rodrigo díaz vivar

Estatua ecuestre del Cid, obra de Juan Cristóbal Burgos. —Estatua ecuestre de indiscutible rango artístico. El escultor ha conseguido una figuración del Cid en neta consonancia con los Cantares de Gesta, con las Crónicas, hasta con los relatos legendarios. Rodrigo  Díaz de Vivar fue guerrero atlante, indomable, audaz, cuyas hazañas se convirtieron en sonoros versos poéticos. Quizás intentando servir más al simbolismo épico que a la realidad cotidiana, al gran escultor contemporáneo y granadino Juan Cristóbal… «se le fue la mano» alargando las barbas y el bigotazo, ensombreciendo el ceño muy cejudo, descomunalizando el espadón.

ESTA ES LA HISTORIA… Movidos por el fanatismo religioso y la avidez del botín, no satisfechos con la conquista de Siria, Palestina, Egipto y el norte de África, los árabes invadieron España, en el año 711, destruyeron el reino de los visigodos y se establecieron en la península. Eran grandes cultores de las artes, la agricultura no tenía secretos para ellos, fueron tenaces colonizadores y supieron mantener unidas todas las poblaciones ibéricas, sobre todo las meridionales.

Cuando la dinastía de los Abasidas sucedió a la de los Ommíadas (u Omeyas), la capital de la metrópoli fue trasladada de Damasco a Bagdad, y los árabes de España, cuyo poder se debía al último Ommíada, fundaron el califato de Córdoba. Se consideraron emancipados del poder central y fundaron califatos   independientes.

Esa división y las discordias surgidas entre los califas fueron aprovechadas por la nobleza española, que inició la reconquista del territorio sometido al dominio de los árabes.

A fines del siglo XI, los reinos de Aragón, León, Castilla y Navarra, estaban en poder de los españoles. Sin embargo, la situación política no estaba muy definida. Del lado árabe, los califas socavaban sus propias conquistas con discordias internas. En cuanto a los españoles, la ambición de algunos señores, ávidos de poder y de riquezas, había alcanzado tal extremo que no titubeaban en aliarse con el enemigo común.

El pueblo ibérico, pese a su anhelo de libertad y al deseo de ser gobernado por soberanos españoles y católicos, no estaba preparado para reaccionar en todo momento contra el extranjero. La reconquista de la península se llevó a cabo mucho más tarde, a fines del siglo XV, por obra de Fernando e Isabel, reyes de Aragón y Castilla.

El triunfo definitivo fue preparado y consolidado por hombres que, en la confusa situación política de entonces, no desistieron de la idea de ganar aquellas tierras para la fe católica y sus soberanos, sin pensar en ventajas personales.

España pasaba por uno de los momentos más difíciles de la reconquista, cuando el Cid, ejemplar y valeroso hidalgo, acometió la empresa de consolidar la incierta situación, y fortalecer, en el soberano y en el pueblo, la voluntad de una patria libre y unida bajo la misma fe religiosa y el mismo cetro.

Es justo, pues, que sus hazañas fueran transmitidas a la posteridad y cantadas por los poetas, quienes hicieron del héroe el símbolo de la cruzada española contra los infieles.

Muchos siglos pasaron. A las escasas noticias históricas de su vida, consignadas en las crónicas latinas de sus contemporáneos, la leyenda ha añadido, con seguridad, buen número de episodios.

Rodrigo Díaz nació tal vez en Vivar, en el año 1043. Pertenecía a familia hidalga y estuvo, en su primera juventud, al servicio de Fernando I, rey de Castilla y Aragón (1033-1065). En esa época parece haber tenido lugar su duelo con el padre de Jimena Gormaz, con quien casó poco después. Tales son, al menos, los hechos que se relatan en la obra de un autor anónimo: Las mocedades del Cid.

En ese cantar se narra que el Cid había matado, en duelo, al conde Gómez Gormaz, que pertenecía al círculo del rey Fernando I; que luego, Jimena, la hija del conde, casó con el matador de su padre, pero que el Cid decidió no reunirse con su joven esposa hasta tanto no hubiera vencido en cinco empresas guerreras.

El episodio, real o imaginario, inspiró al dramaturgo español, Guillen de Castro (1567-1630), una magnífica obra de teatro, que llevó el mismo título del cantar. En ella se inspiró Corneille, uno de los más grandes escritores franceses, para su drama El Cid.

Rodrigo gozó siempre de la plena confianza del rey Fernando. Este dispuso, antes de morir, que su reino fuera dividido entre sus tres hijos y que el Cid estuviera al servicio del mayor, Sancho, rey de Castilla. El deber del vasallo era la fidelidad al soberano y la obediencia absoluta a sus órdenes. No podemos, pues, juzgar culpable la conducta de Rodrigo Díaz, que ayudó a su señor en la lucha contra los suyos. Don Sancho, olvidando la postrera voluntad de su padre, arrebató Galicia y León a sus hermanos y asedió la ciudad de Zamora, que correspondía a su hermana Urraca.

Exilado por Alfonso VI, a raíz de intrigas cortesanas, el Cid se preparó para combatir a los moros. Se despide de su esposa y de sus hijas en el Monasterio de Cárdena. En 1094 el Cid conquistó Valencia y se mostró generoso con los vencidos. Del rey moro le ofrece obediencia y sumisión.

Probablemente, estando en la corte de Sancho, Rodrigo recibió el apodo de Campeador (guerrero) por haber vencido en duelo a un caballero navarro.

En aquellos tiempos, el título de Campeador, prueba de valor guerrero, era más ambicionado que cualquier otra distinción motivada por la sabiduría o la ciencia. Mas llegó para Sancho el momento de la expiación y, al pie de las murallas de Zamora, recibió muerte de mano del traidor Bellido Dolfos.

El Campeador, cumpliendo con el deseo de Sancho,arrepentido en su último momento, se puso a las órdenes del segundo hijo  de Fernando I, Alfonso, quien, en el año 1072, reinó sobre León y Castilla con el nombre de Alfonso VI.

Según refiere la tradición, Rodrigo exigió, antes de prestar juramento de fidelidad a su nuevo señor, que éste declarara no haber tenido parte alguna en la muerte de Sancho. El episodio aparece relatado en las crónicas con acentos dramáticos. Después del solemne juramento de Alfonso en la Catedral de Burgos, Rodrigo exclamó: «Si juráis en falso, Dios permita que seáis asesinado por un traidor que sea uno de vuestros vasallos, así como Bellidos Dolfos era vasallo de don Sancho, mi señor.»

En la corte de Alfonso VI, Rodrigo Díaz no gozó del afecto y de la estima que merecía. El monarca prestaba con facilidad oídos a las calumnias de los envidiosos. En 1081 se lo acusó de haber guardado para sí parte de los tributos que el califa de Granada debía a su soberano. Condenado al destierro, salió de Castilla en compañía de algunos parientes y amigos fieles, y llevó una vida errante, más allá de las fronteras. Aquí comienza el período más heroico de la vida del Campeador que bien mereció el nombre de «héroe de la reconquista».

Sin rencor hacia su soberano, y reconociéndolo siempre como tal, el Cid, a la cabeza de sus modestas fuerzas, luchó sin cuartel contra los árabes, más conocidos con el nombre de «moros», que habían invadido el sur de la península ibérica.

Con fuerzas numerosas y aguerridas, mandados por miembros de la belicosa dinastía de los Almorávides, los musulmanes pusieron en serio peligro al reino de Alfonso VI quien, sin la ayuda del Campeador, difícilmente hubiera podido hacerles frente.

Rodrigo no abandona a su soberano, se transforma en el defensor del reino, derrota a los moros, y recibe la honda veneración de las poblaciones españolas liberadas y hasta el respeto de los propios enemigos.

La causa de Castilla se hermanaba y confundía con la del cristianismo ibérico. Amigos y adversarios empezaron a llamarlo Cid (del árabe sidi = señor), y su fama quedó consolidada cuando, en el año 1094, conquistó Valencia y todo el territorio adyacente. Esa resonante victoria le valió la benevolencia del rey Alfonso VI quien, al tomar posesión de la ciudad, le demostró su agradecimiento disponiendo que sus dos hijos, el infante Ramiro de Navarra y Raimundo, conde de Barcelona, se casaran con Cristina y María, hijas del Campeador, a quienes en el poema se dan los nombres de Doña Elvira y Doña Sol.

Más tarde, Rodrigo y sus guerreros notan que los infantes dan muestras de cobardía ante el enemigo. Los dos jóvenes, por su parte, sienten el desprecio de que son objeto y deciden un día regresar a sus tierras. Con la mezquina intención de ofender al Cid, abandonan en el bosque a sus esposas después de haberlas golpeado. El padre, ultrajado, pide justicia al rey, y los infantes deben comparecer ante las Cortes de Toledo para dar cuenta de su deleznable y cobarde actitud.

El héroe falleció en Valencia, en el año 1099. Según la tradición, sus restos descansan en el Monasterio de San Pedro, en Cárdena.

Las crónicas españolas e islámicas que narran los últimos años de la vida del Campeador, lo presentan como un guerrero leal y generoso, convencido de la nobleza de su empresa y siempre magnánimo con los vencidos.

Un poeta español, con lenguaje sencillo y tosco, nos ha dado el retrato más humano y auténtico del Cid Campeador. El cantar de mio Cid, de autor anónimo, es un poema de 3.735 versos. Sólo se conserva un manuscrito del siglo XIV, y lleva el nombre del copista, Per Abat. El poema se divide en tres partes: el exilio del Cid, la conquista de Valencia, y, finalmente, las bodas de las hijas del Campeador y la ofensa inferida por sus esposos.

En ese relato resalta, sencillo y claro, el carácter de Rodrigo Díaz de Bivar: valor, piedad religiosa, amor a la familia y fidelidad a su soberano. Esas cualidades morales, además de su aporte efectivo a la reconquista española, hacen del Cid Campeador un héroe digno de sobrevivir en el recuerdo de todos los hombres.

Para concluir, citaremos un hermoso pasaje de Las mocedades de mio Cid, de Guillen de Castro; el relato del desafío, que termina Rodrigo diciendo:

«Y mi espada mal regida
te dirá en mi brazo diestro
Que el corazón es maestro
De esta ciencia no aprendida. 

Fuente Consultada:
LO SE TODO Tomo V Editorial Larousse – Historia: El Cid Campeador –
Enciclopedia Electrónica ENCARTA Microsoft
Historia Universal de la Civilización  – Editorial Ramón Sopena Tomo II del Renacimiento a la Era Atómica

Dinastía Capeto en Francia Historia, Origen y Conquistas

ORIGEN E HISTORIA DE LA DINASTIA CAPETOS EN FRANCIA

ORIGEN DINASTÍA DE LOS CAPETOS: En tanto los reyes carolingios perdían su poder en Francia, una dinastía poderosa se formaba en la comarca de París.

Un guerrero alemán, Roberto el Fuerte, nombrado conde para defender el territorio comprendido entre el Loire y el Sena, había sido muerto combatiendo a los piratas.

Su hijo Eudes, conde de París, defendió esta ciudad contra los ataques normandos y fue reconocido rey.

Pero el arzobispo de Reims no quiso consagrarle. Esperó a que el último descendiente de los carolingios, Carlos, tuviera quince años e hizo que le reconocieran rey los obispos y los señores del nordeste de Francia.

Durante un siglo, el título de rey de los francos fue disputado entre la familia carolingia y la de Roberto. Le ostentó el hermano de Eudes, Roberto (922-923); luego, el cuñado de Roberto, Raúl (923-926).

Pero el jefe de la familia, Hugo, llamado el Grande, no quiso tomarle, y durante cuarenta años más le abandonó a príncipes carolingios.

Por último su hijo, Hugo Capeto, se puso de acuerdo con el arzobispo de Reims para hacerse reconocer rey (987). El rey Luis V había muerto, pero quedaba su tío Carlos, duque de Lorena.

El arzobispo de Reims reunió en Senlis a los obispos y a los señores del Norte de Francia y les decidió a elegir a Hugo rey de los francos (1 de junio).

Luego le coronó en la Iglesia de Noyon en presencia de los obispos y de los grandes y el 3 de julio le consagró en la catedral de Reims.

Carlos intentó resistir y hubo combates. Pero fue traicionado y entregado a Hugo, que le conservó prisionero hasta que murió.

Hugo fue entonces reconocido rey en todo el reino de Francia. Sus descendientes le sucedieron de padre a hijo durante más de trescientos años. De esta suerte, la dinastía de los carolingios fue sustituida por la de Hugo, que se llamó mucho tiempo después de los Capetos.

El título de rey no era enteramente hereditario. Cada nuevo rey, antes de ser coronado, había de ser reconocido por los obispos y los principales señores del reino, y a esto se decía elegir.

Pero cuando el rey tenía un hijo, siempre se le elegía. Para mayor seguridad, los reyes tomaron la precaución de hacer elegir y consagrar a su hijo en vida. El padre y el hijo reinaban juntos en este caso.

—— 0000 ——

Hugo I Capeto (c. 938-996), rey de Francia y fundador de la dinastía de los Capetos. Era hijo de Hugo el Grande, conde de París, a quien sucedió en el año 956.

Su señorío sobre diversos feudos alrededor de París y de Orleans le convirtieron en virtual monarca de Francia, y cuando Luis V, último rey de la dinastía Carolingia, murió en el 987 sin dejar heredero.

La dinastía de los Capetos, que gobierna en Francia desde el 987 hasta 1328, fortalece el poder real al reafirmar los principios de la herencia, la primogenitura y la indivisibilidad de las tierras de la Corona.

hugo capeto

A la muerte de Hugo Capeto (996), su hijo Roberto el Piadoso le sucede sin dificultades, continuando la obra de su padre. Su biógrafo, nos ha dejado un retrato de él que lo representa, a la vez, desbordante de actividad y muy piadoso.

Aunque le gusta cantar acompañándose con el laúd, adora la caza y la guerra. No teme exponerse él mismo con ocasión de las expediciones de su reinado.

Sumiso ante la Iglesia, no vacila en incurrir en anatema, a causa de la pasión que siente por su prima Berta, por la que repudia a su primera mujer.

Solamente la esterilidad de su unión con Berta le obliga a casarse con Constanza de Arles, conocida por su avaricia y por su carácter agrio.

Llamado el Piadoso, se muestra, sin embargo, muy atento a los intereses temporales de la corona.

Si apoya el movimiento en favor de «la paz de Dios», es porque ve en él una tentativa muy interesante, salida del seno de la Iglesia y apoyada por la opinión pública, para limitar el azote de las   guerras   incesantes   entre   los   señores.

Blandiendo la amenaza del anatema, los obispos multiplican los obstáculos a la guerra feudal.

Al mismo tiempo, Roberto el Piadoso lucha personalmente contra la anarquía desarrollada por los señores feudales en su propio dominio, y no vacila en hacer arrasar los castillos que amenazan a las colectividades monásticas.

En el exterior, sus intervenciones son menos fáciles; bajo su reinado se inicia la oposición feudal, tan nefasta luego para la monarquía capeta. Especialmente amenazador resulta Eudes II, conde de Blois y de Chartres. El rey no puede hacer nada contra él cuando se anexiona la Champaña, cercando así el dominio real.

El sucesor de Roberto el Piadoso, su hijo Enrique I (1031-1060), carece del valor de su padre. No ha podido hacer frente a los poderosos adversarios con que ha tenido que enfrentarse.

Se ha atraído la reprobación de la Iglesia por su avidez, que lo ha impulsado a vender los obispados y otras dignidades eclesiásticas.

Aunque coronado con varios años de anticipación, ve cómo le disputa el trono su hermano más joven, Roberto, que goza de la preferencia de su madre, la reina Constanza.

Los grandes vasallos están encantados de participar en esta crisis familiar; el conde de Blois entra en la liza a favor de Roberto, y sus rivales, el duque de Normandía, el conde de Anjou y el conde de Flandes, permanecen fieles al rey.

Finalmente, Enrique I logra sus objetivos, indemnizando a su hermano con el ducado de Borgoña.

Pero la guerra continúa hasta 1044 contra Eudes de Blois, y luego, durante varios años, contra los hijos de éste.

Para recompensar el apoyo de Roberto el Diablo, duque de Normandía, durante la guerra contra el conde de Blois, el rey de Francia le cede el Vexin francés.

Esta nueva amputación de su dominio no se le agradece, pues el sucesor de Roberto el Diablo, Guillermo el Bastardo, futuro conquistador de Inglaterra, se revela como su más feroz enemigo.

El ejército real sufre dos humillantes derrotas en el país normando: una, en Mortimer, y otra, en el vado de Varaville, sobre el río Dive.

La guerra no ha terminado todavía, cuando Enrique I muere, el 4 de agosto de 1060, legando a su hijo menor, Felipe I, una situación más grave que la encontrada por él, a su subida al trono. Su reinado ha representado un incontestable retroceso del poder real.

La regencia, confiada al conde de Flandes, Balduino V, conoce una relativa tranquilidad.

El feudalismo fortifica sus posiciones; en el interior del dominio real, un pequeñoseñor, como el de Puiset, podrá tener en jaque a Felipe I. Un acontecimiento de excepcional gravedad caracteriza este período: la conquista de Inglaterra por el duque de Normandía, Guillermo, el más poderoso de los grandes vasallos.

Desde entonces, el duque de Normandía se convierte en el igual del rey de Francia, y la rivalidad de ambos reinos va a determinar la actitud del gobierno capeto, así como sus relaciones con el feudalismo, tanto si los grandes vasallos permanecen neutrales como si adoptan uno u otro partido.

Sin embargo, Felipe I supo aprovecharse del tiempo de respiro que le dejó Guillermo el Conquistador, demasiado ocupado en la reorganización de Inglaterra, para intervenir con eficacia en el continente; se esforzó en realizar, del mejor modo, un programa de beneficios materiales y de adquisiciones, explotando las rivalidades y el desorden.

Concede su alianza al mejor postor, acrecentando así el dominio real.

En el momento en que Felipe I habría podido aprovecharse de la crisis que atravesaba el reino anglo-normando, a consecuencia de la rivalidad de los hijos de Guillermo el Conquistador por la sucesión paterna, se aisló en una extraña inercia, que contrasta con la actividad de los primeros años de su reinado.

Según el historiógrafo Suger, abad de Saint-Denis, se convirtió en un «esclavo del placer».

Repudió a su mujer, Berta de Frisia, en 1092, V llevó una vida de voluptuosidad con su nueva esposa, Bertrada de Montfort, que había quitado al marido, Fulco el Rechin, conde de Anjou. Así, con una gran prudencia, Felipe I supo restablecer en su reino una situación que, a su subida al trono, se anunciaba desastrosa.

Bajo su reinado, se pueden apreciar incluso las primicias de una centralización; da una mayor importancia a los oficiales de palacio, sus altos funcionarios, e inicia una especialización de los cargos.

LAS GRANDES CONQUISTAS DEL DOMINIO REAL

Para los primeros Capetos, hacer respetar su autoridad significaba poseer la fuerza material capaz de imponérsela a sus vasallos. Disponiendo de un dominio bastante restringido, la realeza capeta sólo cuenta con escasos recursos financieros.

Dar nuevas tierras en feudo, para constituir fuerzas militares superiores, es arriesgarse a debilitar aún más el patrimonio real, como han probado anteriores experiencias.

La conquista o la anexión por vía diplomática son los únicos medios para triunfar sobre las pretensiones de sus vasallos. Roberto el Piadoso inaugura brillantemente esta política con la conquista de Borgoña.

En 1002, el duque de Borgoña, Enrique, tío de Roberto, muere sin heredero. Su sucesión es reivindicada por el rey y por un vasallo de Enrique, el conde de Borgoña, Otón-Guillermo.

Ambos competidores se enfrentan, y se suceden varias campañas. Por fin, Roberto el Piadoso acaba la conquista, en 1016, y confía la administración del ducado a su hijo Enrique, aunque él se reserve la soberanía.

Desgraciadamente, Enrique I lo cederá en feudo a su hermano Roberto, tronco de una nueva casa ducal de Borgoña, perdiendo así todo el beneficio de la hazaña paterna.

Enrique I agregó al dominio real el condado de Sens, al faltar un heredero directo.

Felipe I se anexiona al Gatinais, en 1068, aprovechando un conflicto entre los dos pretendientes a la sucesión del conde de Anjou; poco tiempo después, le toca el turno a Corbie, reivindicada en vano por el conde de Flandes; en 1077, se apropia del Vexin francés; en 1101, compra Bourges a su vasallo el conde de Bourges, que necesita dinero para marchar a la Cruzada. Pone así el pie en Aquitania, y prepara la extensión de la influencia capeta en el sudoeste.

El camino a seguir está claro; los brillantes sucesores de estos primeros Capetos, cuya historia se conoce mal, a decir verdad, por falta de documentos suficientes, van a continuar esta política de conquista y anexión, y no está lejos el tiempo en que la jurisdicción del poder real coincida con las fronteras de Francia.

Fuente Consultada:
HISTORIA I José Cosmelli Ibañez Editorial Troquel
HISTORAMA La Gran Aventura del Hombre Tomo III edit. CODEX – La Dinastía Capeto de Francia

Missi Dominici Inspectores Reales del Rey Carlomagno

CONTROL ADMINISTRATIVO DEL IMPERIO CAROLINGIO

Carlomagno también generalizó, para asegurar mejor la cohesión de las diferentes partes del Imperio, una institución que existía ya bajo los merovingios: la de los comisarios o missi dominici. Carlomagno hizo de ellos un medio regular y permanente de inspección. Los «enviados reales» cumplían al pie de la letra la misión que se les encomendaba. En general, son dos: un conde y un obispo. Este papel de agente de la autoridad pública que correspondía por derecho al obispo, es muy característico de la época.

Carlomagno, rey de los francos desde 768 hasta 814,  fue uno de los más grandes líderes militares de la edad media. Conquistó gran parte de Europa central y occidental. Como rey, dio un nuevo impulso a la vida cultural y política, que había entrado en decadencia cuatro siglos antes tras el declive del Imperio romano.

missi dominici de carlomagno

Los dos tienen un poder de jurisdicción muy extenso, tanto sobre los agentes locales como sobre los particulares, en el ámbito fijado por el emperador en el momento de su nombramiento (entre 6 y 10 condados, a partir del siglo IX). A finales del reinado de Carlomagno, éstos tienen que girar una visita obligatoriamente cuatro veces al año por su jurisdicción o missaticum. Si, después de la muerte de Carlomagno, esta institución decae rápidamente, es debido a la insuficiencia numérica de personas seguras a las cuales pudiera ser confiado tal puesto, así como a la falta de tiempo y a la frecuente ignorancia del derecho.

En última instancia, todo descansa en la personalidad del soberano. Su sola presencia en un lugar puede imponer sus decisiones a los condes y a los grandes, y hacer reinar el orden y la justicia en una época en la que sólo es le-galmente válida la orden transmitida oralmente. He aquí por qué Carlomagno lleva una vida de perpetua andanza, de un extremo al otro de su vasto imperio. A partir del año 808, cuando su enfermedad le fija en Aquisgrán, su capital, las capitulares señalan sin cesar los abusos. Alrededor del emperador, los cuadros administrativos son tan insuficientes como los locales.

El Imperio carolingio no tuvo jamás el armazón sólido de un verdadero estado, a causa de una economía rudimentaria, de una estructura social anárquica. Reina la confusión entre los empleos domésticos y las funciones públicas, tanto en el palacio carolingio como en el merovingio, que siguen siempre al emperador en todos sus desplazamientos. El gran capellán, principal consejero eclesiástico del soberano, dirige la capilla, conjunto de sacerdotes y de clérigos encargados del servicio religioso del rey y de su séquito, y de la redacción de ciertas actas reales.

Cuatro dignatarios laicos son una herencia merovingia: el senescal, que ocupa el primer puesto en la servidumbre real, encargándose del abastecimiento; el copero, de las bebidas; el condestable, del servicio de las cuadras; el camarlengo, de los departamentos privados del rey y de su tesoro personal, conjunto de regalos preciosos y de dinero acuñado. Estos grandes oficiales palatinos son los consejeros del rey; pueden ser enviados en misión diplomática o recibir cargos militares con mando. Entre ellos, un solo oficial tiene un papel permanente mucho más importante, el conde palatino, creación carolingia. Es el presidente normal del tribunal palatino y, por delegación del soberano, puede hacer justicia sin apelación.

Fuente Consultada:
HISTORAMA La Gran Aventura del Hombre Edit. CODEX Tomo III Carlomagno

Mercaderes y Ferias en la Edad Media Rutas Comerciales

INICIO DEL COMERCIO EN LA EDAD MEDIA: MERCADERES ,FERIAS y RUTAS

En las ciudades medievales, los que tenían mayor influencia eran los mercaderes. Ellos fueron quienes favorecieron el desarrollo urbano e industrial.

Los caminos eran demasiado malos y poco seguros para transportar las mercancías de mucho peso, y sólo los ricos (príncipes, señores, prelados) tenían suficiente dinero para comprar.

El comercio se hacía, pues, sobre todo con artículos de lujo, más buscados por los ricos y más fáciles de transportar, puesto que son ligeros.

Los italianos de los puertos del Mediterráneo, Venecia, Genova, Pisa, empezaron a comerciar.

Iban a recoger por mar a Constantinopla y a los países musulmanes las telas de lujo, los perfumes, las especias (sobre todo la pimienta), a que los señores eran muy aficionados en los platos y en el vino.

Luego realizaron beneficios transportando a los peregrinos y cruzados a Palestina.

Al crecer los negocios, se establecieron en las ciudades, abrieron sucursales, agencias, organizaron los transportes terrestres y marítimos, y llegaron a intervenir en la fabricación de los productos.

En efecto, transportaban o compraban materias primas (lana, por ejemplo) y las repartían después entre diversos artesanos para que las hilaran; seguidamente, llevaban los hilos a los tejedores y, por último, vendían o transportaban lejos los productos terminados, cambiándolos por mercancías extranjeras que les aseguraban un flete de retorno.

A decir verdad, sólo los mercaderes disponían de los enormes capitales y de la organización comercial necesarias para llevar a cabo todas las operaciones y todos los transportes.

Desde muy pronto, los mercaderes tuvieron que agruparse en corporaciones llamadas Guildas o Hansas en el norte.

Habían conseguido además posiciones privilegiadas al frente de los municipios burgueses: así, en París, el preboste de los mercaderes.

Pero los riesgos eran grandes: había que organizar caravanas, colocarse —pagando un censo— bajo la protección del señor de los territorios que se atravesaban, y esto no impedía que las bandas de salteadores desvalijaran las caravanas.

Por ello, preferían recorrer sólo parte del camino, hasta los lugares de reunión donde se podía encontrar las mercancías llegadas de otras regiones.

El Comercio en una Ciudad Medieval

A medida que los países europeos estuvieron más poblados y fueron más ricos, el comercio aumentó. Los mercaderes alemanes fueron al norte, hasta Rusia, a buscar las pieles de los animales de las regiones frías, la cera que se necesitaba para los cirios y para los sellos, las pieles para curtir y las maderas para construir los barcos. Los italianos llevaron las mercaderías de lujo del Oriente a Francia del norte y a Alemania. Se crearon ciudades de comercio a lo largo de su camino en Alemania, Ausburgo, Ratisbona, Nuremberg y Colonia en el Rhin.

Había señores no dejaban desembarcar y vender mercancías en su ciudad sino con un permiso especial. Las ciudades mercantiles trataban, pues, con el  señor para que concediese a sus traficantes el derecho de vender y comprar.

En los puertos de Oriente las ciudades  Italianas, Génova, Pisa, Venecia, habíanse hecho conceder todo un barrio con un muelle, almacenes, casas y mercado.

Nombraban, como representante de la! ciudad cerca del príncipe del país, a un jefe que se llamaba cónsul. Así empezó la costumbre de tener cónsules para el comercio en los países extranjeros.

Cada ciudad, cada señor, tenía su moneda diferente. Cuando se prometía una suma, se decía si habría de calcularse en libras de Tours (tumesas) o de París (parisinas) o de las comarcas del Este (oesterling).

Había gente experimentadas que podían manejar todas aquellas monedas diferentes, muchas veces falsificadas o recortadas. Tal era la profesión de los cambiantes. Tomaban las monedas y, ganando en ello, las cambiaban por la moneda corriente en la ciudad. En París, los cambiantes tenían tiendas de madera a los lados del Puente del Cambio.

Muchos cambiantes, que disponían de dinero, lo prestaban mediante interés. Se les llamó banqueros, porque exponían su dinero en bancos. Eran, por lo común, italianos.

En Francia la palabra lombardo vino a ser sinónima de banquero. Algunos se hicieron grandes personajes. Felipe el Hermoso tuvo como consejeros a banqueros italianos establecidos en París.

LAS FERIAS

Para cambiar ias mercaderías de los distintos países, los comerciantes tomaron la costumbre de reunirse una vez al año, en la misma época y en el mismo sitio,

Estas reuniones, que tenían lugar en el momento de una festividad religiosa, se llamaban ferias (de la palabra latina feria, fiesta). Los comerciantes sentaban sus reales fuera de las puertas de la ciudad, en tiendas o barracas de madera, ponían de manifiesto sus mercaderías, como hacen todavía hoy los de su clase en las mismas ocasiones.

Pero las ferias eran entonces mucho más importantes. Los comerciantes hallaban en ellas ventajas que hoy no necesitan. El señor del país prometía defenderlos, a ellos y a sus géneros, a la ¡da y al regreso.

Les permitía, mediante un canon, exponer y vender sus artículos, cosa que estaba prohibida a los extranjeros.

Se comprometía a hacer juzgar las disputas entre ellos prontamente y según los usos de los mercaderes, lo cual les ponía a salvo de ser explotados por los jueces del país.

ferias medievales

Las ferias eran los puntos de reunión de los mercaderes que seguían las rutas terrestres. Las de Champaña se contaban entre las más célebres. Eran el lugar de cita de los mercaderes procedentes de Flandes y de Italia, las dos zonas industriales más desarrolladas del Occidente medieval.

Las mercancías de la zona mediterránea, monopolizadas por las ciudades italianas, y las del mar del Norte y del Báltico, llegaban por igual a estas ferias. Troyes, Lagny, Provins y Bar sur Aube debían su superioridad no sólo a la ventaja de su posición geográfica, sino también a la inteligente política de los condes de Champaña, que se habían atraído, mediante eficaces garantías, a los traficantes y mercaderes de todas las regiones.

Así, seis veces al año, entre la primavera y el invierno, una inmensa aglomeración de tiendas de campaña y otros habitáculos surgía en las pequeñas aldeas de Champaña.

Un servicio de policía encargado de los mercados, y tribunales rápidos y eficaces para arbitrar conflictos entre los mercaderes, eran puestos en funcionamiento por el conde.

Todas las grandes ciudades comerciales, todas las grandes casas enviaban cónsules o representantes encargados de defender sus intereses o de efectuar ciertas compras, asegurar los transportes y hacer pagos, de acuerdo con las instrucciones de la casa central.

Las ferias se desarrollaban con un ritmo preciso: durante los ocho primeros días, llamados de «entrada», los mercaderes podían instalarse, desempaquetar sus mercaderías, hacer visitas, fijar los precios. Después llegaba el período de las ventas.

Cada artículo era tratado por turno: venían primero los paños, después los cueros—a los que se daba el nombre de «cordobanes»—, y luego los productos que se vendían al peso, especialmente las especias y las materias aromáticas y colorantes.

Tras un tiempo determinado, acababan las transacciones propiamente dichas y comenzaba la fase final o «salida», en la que se hacían las cuentas y se efectuaban las liquidaciones.

Estas operaciones de pago al fin de la feria permitían hacer negocios más importantes, pues cada uno podía comprar y vender por más dinero del que tenía en circulación.

Era, en definitiva, un sistema de intercambios, cuyo desarrollo permitía paliar la insuficiencia de metales preciosos. Así, no era raro ver vender más de 50.000 piezas de paño de origen flamenco, en el curso de una sola sesión en una feria de Provins.

Sin embargo, a partir del siglo XIII, las ferias de Champaña comenzaron a declinar. Los progresos de la navegación permitieron, en efecto, relaciones marítimas directas entre Italia y Flandes.

Brujas, sobre todo, y Londres sirvieron de intermediarios y de lugares de almacenaje para el comercio entre las ciudades mediterráneas y nórdicas.

Ver: Apertura de los Mares Para El Comercio

FLORECIMIENTO DE LAS CIUDADES

En el siglo XII en el seno del mundo rural y de la sociedad feudal se habían introoducido elementos nuevos: las ciudades.

Indudablemente, siempre hubo aglomeraciones urbanas en Occidente, pero los restos de las ciudades romanas no contenían tras sus murallas más que un puñado de habitantes.

El fenómeno urbano no alcanzó una real amplitud hasta el siglo XII.

A la revolución económica y social que esto produjo, se añadió otra, la cultural. Hasta entonces, el cultivo del espíritu había sido patrimonio de los religiosos. El hombre cuyo oficio se reduce a escribir y a enseñar, el intelectual, no apareció hasta el siglo XII, en las  ciudades.

Junto con las especias, la seda de Bizancio, de Bagdad, de Córdoba, los mercaderes llevaban manuscritos, y con ellos penetró en Europa la cultura greco-árabe. El musulmán era, ante todo, un intermediario.

Las obras de Aristóteles, Euclides, Tolomeo e Hipócrates habían llegado a Oriente con los cristianos heréticos y los judíos perseguidos por Bizancio.

La voluntad de los reyes y de los prelados organizó un vasto movimiento de traducción, que puso a los pensadores cristianos en contacto con las obras maestras de los filósofos antiguos, de los musulmanes y de los judíos que habían meditado durante mucho tiempo sobre los problemas planteados por Platón y Aristóteles.

Así, para la evolución del pensamiento occidental iban a tener mucha importancia los escritos del musulmán Averroes, autor de la más clara exposición del aristotelismo, y los del judío de Córdoba, Maimónides, astrónomo y teólogo que se esforzaba por conciliar las filosofías judaica y aristotélica.

Al mismo tiempo, en Sicilia, los reyes normandos, y sobre todo el emperador Federico II, en su corte trilingüe—griego, latín y árabe—, presidían las investigaciones intelectuales de una sociedad que, por su eclecticismo, prefiguraba la de la Italia del Renacimiento.

RUTAS COMERCIALES DE LOS MERCADERES

Los caminos
El mercader encuentra muchos obstáculos a lo largo de los caminos de tierra y de agua por donde transporta sus mercancías.

Ante todo, obstáculos naturales. En tierra, hay que atravesar las montañas por caminos que, si bien no tan malos como se ha dicho a veces y más elásticos que los caminos empedrados y pavimentados de la Edad Antigua, son, sin embargo, muy rudimentarios.

Si pensamos que las grandes rutas del comercio norte-sur han de cruzar los Pirineos y sobre todo los Alpes —más permeables al tráfico, pero de dificultades multiplicadas por el volumen mucho más considerable de mercancías— nos damos cuenta en seguida de los esfuerzos y riesgos que representaba, por ejemplo, el transporte de un cargamento desde Flandes a Italia.

Y no debe olvidarse que, si bien en ciertos tramos se utiliza lo que pueda subsistir de las vías romanas, y en algunos itinerarios se encuentran carreteras de verdad, la mayoría de las veces los caminos medievales a través de campos y colinas no son otra cosa que «el lugar por donde se pasa».

A eso hay que añadir las insuficiencias del transporte. Sin duda los progresos realizados en los medios de acarreo a partir del siglo X fueron una de las condiciones técnicas favorables, si no imprescindibles, para el desarrollo del comercio; pero, en los caminos sin pavimentar, los resultados de estos adelantos fueron muy limitados.

Por eso, junto con los pesados carros de cuatro ruedas y las carretas más ligeras de dos ruedas, los animales de carga —muías y caballos— con sus albardas y sus sacos fueron los agentes usuales de transporte.

Agreguemos a eso la inseguridad, los bandidos, los señores feudales o las ciudades ávidas de allegar recursos por medio del simple robo o por la confiscación más o menos legalizada de los cargamentos de los mercaderes.

Agreguemos muy especialmente, quizás —por ser más frecuentes y más regulares— los impuestos y derechos, peajes de todas clases que los innumerables señores feudales, las ciudades o las comunidades cobraban por pasar un puente, un vado o por el simple tránsito a través de sus tierras, en tiempos de extremo parcelamiento territorial y político.

Cuando todavía estos tributos se recaudaban como pago de un efectivo mantenimiento del camino, el gasto podía parecer legitimo a los mercaderes; y a partir del siglo xin, los señores feudales, los monasterios y, sobre todo, los habitantes de los burgos construyen puentes que facilitan y aumentan un tráfico del cual sacan beneficios directos e indirectos apreciables.

Pero a veces se construye «a expensas de los usuarios», de los propios mercaderes, como fue el caso del puente colgante —el primero en su género— del Gotardo, el cual, en 1237, abrió el camino más corto entre Alemania e Italia.

Esos gastos sólo se atenuarán Irada fines de la Edad Media, con una política de trabajos públicos por parte de los príncipes y de los reyes, en el marco de la organización de los estados centralizados y mediante rescate sistemático de los peajes.

Por lo tanto, a las fatigas y a los riesgos inciertos ha de añadir el mercader estos gastos ineludibles, lo que hace que el transporte terrestre resulte muy oneroso.

Para los productos raros y caros: esclavos, paños de lujo y sobre todo «especias menudas» (expresión que cubre toda una serie de mercaderías de precio elevado y de poco volumen, empleadas en perfumería, farmacia, tintorería y cocina), el costo del transporte no representaba más del 20 al 25 % del precio inicial.

Pero para lo que A. Sapori ha llamado las «mercancías pobres», pesadas y voluminosas y de un valor menor (granos, vinos, sal), esos gastos ascendían hasta un 100 y un 150 °/o, o más todavía, de su valor original.

Las vías fluviales
Por eso el mercader medieval prefería las rutas navegables. Donde la navegabilidad de los ríos lo permite, se practica en gran escala el transporte de la madera por flotación y de las demás mercancías mediante barcas chatas.

A ese respecto, hay tres redes fluviales que por la importancia de su tráfico deben destacarse.

1) La de Italia del norte, que con el Po y sus afluentes constituía la mayor vía de navegación interior del mundo mediterráneo, comparable —guardando las proporciones— a la red actual de los grandes lagos norteamericanos.

2) El Ródano, prolongado por el Mosela y el Mosa, que fue hasta el siglo Xiv el gran eje del comercio norte-sur.

3) El enrejado que forman los ríos flamencos, completado a partir del siglo XII por toda una red artificial de canales o vaarten, y de pantanos-esclusas o overdraghes, y que fueron para la revolución comercial del siglo xni lo que la red de canales ingleses fue para la revolución industrial del siglo XVIII.

Debemos añadir la vía Rin-Danubio, de importancia creciente a fines de la Edad Media, ligada al desarrollo económico de la Alemania central y meridional. Durante mucho tiempo fueron los mercaderes, más que los príncipes, los que desempeñaron el papel preponderante en todo este trabajo de dotación.

Las vías marítimas
Pero, de modo muy especial, es el transporte marítimo el medio por excelencia del comercio internacional medieval, el que hará la riqueza de esos grandes mercatores que son quienes nos interesan en particular. También en ese terreno los obstáculos siguen siendo grandes.

En primer lugar, tenemos el riesgo de naufragio y la piratería. Esta última actuó siempre en gran escala. Primero fue obra de marinos particulares, verdaderos empresarios de piratería, que la practicaban alternándola con el comercio.

Estos marinos, para el desarrollo de su actividad establecían verdaderos contratos que aseguraban su parte de beneficio a los honorables comerciantes que financiaban sus empresas.

Obra también de las ciudades y los Estados, en virtud del derecho de guerra o de un derecho de precio ampliamente interpretado; y si bien este jus naufragi pronto fue abolido en el Mediterráneo (aunque los reyes angevinos de Nápoles lo restablecieran a fines del siglo XIII con gran escándalo de los italianos), siguió existiendo durante mucho más tiempo en el dominio nórdico, practicado especialmente por ingleses y bretones a lo largo de una tradición ininterrumpida que conduciría a la guerra de corso de los tiempos modernos. Solamente las grandes ciudades marítimas —sobre todo Venecia— pueden organizar convoyes regulares escoltados por naves de guerra.

Otro obstáculo es la poca capacidad de las naves. Desde luego, la revolución comercial y el crecimiento del tráfico hacen que aumente el tonelaje de las naves mercantes.

Pero los pesados koggen hanseáticos adaptados al transporte de mercancías voluminosas y pesadísimas y las grandes galeras de comercio italianas —especialmente venecianas—, aunque alcanzan el millar de toneladas a fines de la Edad Media, no representan en conjunto más que un escaso tonelaje.

La mayoría de las naves tenía menor capacidad: los koggen hanseáticos que transportaban la lana inglesa y el vino francés o alemán por el Mar del Norte y el Báltico, las carracas genovesas o españolas cargadas de especias y las naves rápidas venecianas que iban a buscar el algodón a los puertos de Siria y de Chipre, raramente superaban las 500 toneladas.

Otro inconveniente es la escasa velocidad de esa navegación. A partir del siglo XIII, la difusión de inventos como el timón de codaste, la vela latina y la brújula, y los progresos de la cartografía —y aquí, junto a los aportes orientales y extremo orientales, hay que hacer especial mención de los marinos y sabios vascos, catalanes y genoveses— permiten disminuir o eliminar las trabas que, para la rapidez de las comunicaciones marítimas, significaron en la Edad Media el anclaje nocturno, el paro en invierno durante la época de vientos y el cabotaje a lo largo de las costas.

Todavía a mediados del siglo XV el ciclo completo de una operación de un mercader veneciano —llegada a Venecia de especias de Alejandría, reexpedición hacia Londres de esas especias, regreso de Londres con flete de estaño, reexpedición de ese estaño hacia Alejandría y nuevo cargamento de especias para Venecia— dura dos años enteros.

El mercader precisa paciencia y capitales. Por lo demás, el costo del transporte por mar es infinitamente más bajo que el transporte por tierra: el 2 % del valor de la mercancía para la lana o la seda, el 15 % para los granos y el 33 % para el alumbre.

Fuente Consultada:
Enciclopedia de Historia Universal HISTORAMA Tomo IV La Gran Aventura del Hombre

Origen de los Burgos en la Edad Media Los Municipios

Origen de los Burgos en la Edad Media – Los Municipios Medievales

LA CIUDAD Y EL CAMPO EN LA EDAD MEDIA:

Desde que ocurrieron las invasiones de los piratas en el siglo IX, las antiguas ciudades no tenían casi pobladores; ni obreros, porque nadie tenía dinero para encomendarles trabajo; ni comerciantes, porque ya no era posible andar por los caminos.

Apenas quedaban los aldeanos y los criados del obispo o del conde.

Lentamente gracias a las mejores condiciones climáticas de aquella época y el consecuente mejoramiento de la salud de los habitantes,  la agricultura tomó un importante auge, y las superficies sembradas se ampliaron  enormemente.

Las roturaciones agrícolas transforman  considerablemente el paisaje. Además los bosques quedan reducidos y las comunicaciones se hacieron  más fáciles y cortas. Las abundantes cosechas generaron excedentes, lo que  motivo inicialmente el trueque con otras poblaciones y mas tarde el comercio.

Como consecuencia a fines del siglo XI el dinero comenzó a escasear menos y de nuevamente  empezó a haber un poco de comercio, con la  que reaparecieron los artesanos y los mercaderes.

Entonces las antiguas ciudades se repoblaron y muchas aldeas se hicieron ciudades. La mayor parte de las ciudades francesas fueron en su origen aldeas.

Gran parte de los  nuevos pobladores se establecieron, no en el antiguo recinto de la ciudad, que era demasiado pequeño, sino al lado, en un emplazamiento que se rodeó primeramente de una empalizada de madera, luego de una muralla de piedra.

A este recinto se aplicaba un nombre alemán, burgo. Hubo entonces, una al lado de otra, dos ciudades y a veces más, cada una con su recinto fortificado.

Nace nuevos mercados en los burgos campesinos, ferias en las grandes encrucijadas. Paralelamente el comercio suntuario se desarrolla para responder a una demanda creciente.

El renacimiento del comercio trae consigo el de las ciudades, pobladas a la sazón no solamente por clérigos, sino también por comerciantes profesionales y por artesanos.

Pero la ciudad sigue muy impregnada de campo: las casas están espaciadas, quedan muchos campos dentro de las murallas.

Los habitantes (el término «burgués» comienza a formarse) llevan exactamente la misma vida que los campesinos: siguen el ritmo de las estaciones, en casas de madera, sin comodidades.

No gastan, ignoran el lujo. Son, apenas, un poco más instruidos que los campesinos, para poder manejar los libros de cuentas.

Pero, sobre todo, los burgueses siguen sometidos a la misma autoridad que los campesinos: el señor, sobre cuyo territorio se sitúa la ciudad.

Este, a causa de sus frecuentes rapiñas, sus atropellos, los impuestos que inventa y multiplica, entorpece el comercio.

Por ello, los burgueses se agrupan en comunas para oponerle resistencia e imponerle el reconocimiento de las franquicias de la ciudad: independencia personal de todos los burgueses, restricción de los derechos consuetudinarios señoriales, supresión de las trabas al comercio.

Ciudad Medieval

El movimiento se desarrolla, sobre todo, en la Italia lombarda y en la Francia del Norte, y posteriormente en los países germánicos, más apartados de la renovación comercial.

Es muy violento, llegando hasta el motín en el año 1115, los habitantes de Laon matan a su obispo, que se negaba a reconocer sus franquicias.

En conjunto, el movimiento comunal se ve coronado por el éxito, y el nuevo estatuto jurídico de las ciudades permite la extensión del comercio.

De este modo, la expansión agrícola lleva consigo el desenvolvimiento de la economía de cambio, la creación de ciudades, la aparición de los burgueses, que trastorna la disposición de los tres órdenes.

Es un germen de disolución del régimen feudal, adaptado a una economía de subsistencia replegada sobre sí misma. Pero, antes de disolver el feudalismo, la expansión agrícola implica el enriquecimiento  de las  clases  superiores.

LOS MUNICIPIOS:

En varias ciudades del Norte, sobre todo en Picardía, donde era señor un obispo, los habitantes, para obtener la franquicia, habían empezado por hacer entre ellos una conjuración, se habían jurado defenderse mutuamente para obligar a su señor a concederles una carta. La ciudad libertada por este medio se llamaba municipio.

Cada uno de los habitantes había de jurar defender a los demás, y cuando se daba la voz de ¡Municipio! todos habían de acudir armados.

En varias ciudades el obispo prohibió a los habitantes formar un municipio, y los habitantes se sublevaron.

En Cambrai, el año 1076, los habitanes se habían armado y jurado el municipio, en tanto el obispo estaba en la corte del emperador. Volvió el obispo y aceptó lo jurado para que se le dejase entrar. Pero, cuando los habitantes hubieron dejado las armas, envió soldados que mataron a muchos en las calles y en las iglesias.

A otros mandó cortar pies y manos, sacar los ojos o marcar con hierro al rojo. Luego suprimió el municipio.

En Laon, desde el año 1106, el obispo, señor de la ciudad, era un caballero normando que pasaba la vida en la guerra y cazando.

Tenía un esclavo negro que utilizaba para atormentar a los que no le placían. En una ciudad vecina, en Noyon, el obispo había dejado formarse un municipio. Los habitantes de Laon quisieron formarlo también.

El obispo había ido a Inglaterra; los obispos y los sacerdotes que gobernaban en su ausencia, accedieron a lo pedido mediante el pago de una gruesa suma.

El obispo, a su vuelta, aceptó lo hecho mediante una nueva suma. Pero tres años más tarde (1112) hizo que a Laon fuese el rey Luis VI, y le pidió que anulase el municipio. Los habitantes ofrecieron al rey 400 libras de plata para conservarlo. El obispo prometió 700 por suprimirlo. El rey mandó pregonar por la ciudad que el municipio quedaba suprimido y se apresuró a partir.

Al día siguiente, por la mañana, los habitantes, exasperados, cerraron sus tiendas y se reunieron. Varios juraron matar al obispo.

Alguien fue a avisarle, y respondió: » ¡Yo, perecer a mano de esas gentes! «. Al día siguiente, que era la Pascua, atravesó la ciudad en procesión y oyó gritar: «¡Municipio, municipio!». Mandó venir aldeanos de los alrededores y los apostó en las torres de la iglesia y en su palacio.

Pero dos días más tarde los despidió. Se le previno que los habitantes se agitaban: «¿Qué creéis, dijo, que puedan hacer esas gentes? Si mi negro tomara de la nariz al más terrible de ellos, no se atrevería a refunfuñar. ¿No les he obligado a renunciar a lo que llamaban su municipio? «.

Pero al día siguiente, por la tarde, se oyó de pronto gritar: » ¡Municipio! «. Un fuerte grupo, armado con hachas, arcos, mazas y picas invadió la iglesia y el palacio del obispo. Los caballeros del obispo no tenían armadura, se defendieron con el escudo y fueron muertos.

El obispo se puso el traje de un criado, huyó a refugiarse a una bodega y se escondió dentro de un tonel. Los sublevados, dueños del palacio, corrían por todas partes en su busca.

Un criado del obispo, con un movimiento de cabeza les mostró la bodega. Se precipitaron en ella y buscaron por todas partes. Con ellos iba un hombre a quien el obispo por mofa había llamado Isengrin (así se apellidaba al lobo en la Edad Media).

Se detuvo delante del tonel, lo destapó y tocó al obispo con el palo que llevaba, preguntando: «¿Quién está ahí? » — El obispo respondió temblando: «Un desgraciado prisionero» — » ¡Ah! , respondió el hombre, es el señor Isengrin el que está metido en este tone!».

Se sacó al obispo por los pelos de dentro del tonel, y se le arrastró fuera y se le partió la cabeza de un hachazo, y uno, para apoderarse del anillo, le cortó el dedo con su espada.

El cadáver, desnudo, fue abandonado en un rincón. Los amotinados maltrataron también a las mujeres de los caballeros.

Se siguió una larga guerra. El rey atacó a Laon. Los habitantes se refugiaron en el castillo de un señor de los alrededores, que se dedicaba al pillaje, y el municipio fue abolido.

Se conservaron, no obstante, municipios en la mayor parte de las ciudades de Picardía y los señores crearon algunos en otras partes, por ejemplo, en Borgoña. Pero la mayor parte de las ciudades de Francia no tuvieron municipios.

EL DESARROLLO DEL COMERCIO: El desarrollo del lujo ha acrecentado el comercio e incluso la creación de centros industriales especializados: Flandes, Italia del Norte, en la industria pañera; París, en los oficios artesanos.

Los burgueses se enriquecen. Invierten sus beneficios en la tierra y tratan de integrarse en la nobleza.

En Italia, la clase superior está formada por la fusión de la nobleza y de los más ricos burgueses; todos sus miembros son, a la vez, comerciantes y terratenientes, y residen en las ciudades.

Ellos serán los artífices del gran renacimiento italiano de los siglos siguientes.

En Francia, por el contrario, la nobleza se cierra y se convierte en hereditaria. Pero se ha visto que la burguesía era lo suficientemente vigorosa para tener una expresión cultural propia. En el aspecto político, es ella quien sostiene el poder real contra la nobleza.

En toda Europa, las ciudades se desarrollan, tienen unas actividades y una mentalidad especial, distinguiéndose cada vez más claramente del campo.

Sin embargo, la economía rural se ve profundamente transformada por la circulación de la moneda.

Los campesinos venden una parte de su cosecha para alimentar a las ciudades. Los contratos de arrendamiento y aparcería reemplazan a la antigua servidumbre.

Esta evolución acentúa las divisiones sociales entre la gente del campo. Algunos campesinos hábiles se enriquecen (el tema del rústico nuevo rico invadió la literatura realista del siglo XIII), mientras que otros caen en una especie de servidumbre por deudas.

En conjunto, la economía de intercambio es favorable a la nobleza de Inglaterra y de Italia del Norte, que se entrega a la explotación directa y a los cultivos favorables a la especulación.

Pero en Francia, en España y en los países germánicos, la nobleza, cuyas dispendios en lujó y equipo militar crecen constantemente, no sabe adaptarse.

Se encuentra, pues, en desequilibrio permanente, se endeuda, vende sus tierras y se empobrece.

Casta hereditaria, no se encuentra ya sistemáticamente ligada a la carrera de las armas, puesto que algunos de sus miembros no son lo bastante ricos para ejercerla.

Por todas partes, el sistema feudal se halla minado por la economía monetaria.

Únicamente, la coyuntura económica favorable impide que la crisis estalle. Pero esta coyuntura cambia en los primeros años del  siglo XIV.

Fuente Consultada:
Enciclopedia de Historia Universal HISTORAMA Tomo IV La Gran Aventura del Hombre

La Vida de los Campesinos en la Edad Media Trabajo Agrícola

LOS CAMPESINOS: EL TRABAJO AGRICOLA EN LA EDAD MEDIA

SIERVOS Y LABRIEGOS: Así son llamados los que no son ni caballeros ni clérigos. Se definen por el hecho de estar sometidos a exacciones y al dominio del señor.

Su condición jurídica es muy variada. La esclavitud prácticamente ha desaparecido. Algunos campesinos son siervos, es decir que tienen la parcela de  tierra de un caballero y la cultivan, y pueden legarla a sus hijos.

A cambio de esto, deben al propietario servicios y renras. Otros son propietarios de un alodio, o sea propietarios íntegramente de la parcela que cultivan. Otros, en fin, son criados.

Pero la distinción fundamental es la que existe entre los labradores que cultivan bastantes tierras para utilizar un arado, y de los cuales algunos están a cubierto del hambre, y los peones o braceros, que cultivan sus tierras a mano.

Estos son, con mucho, los más numerosos. Todos los campesinos, cualquiera que sea su condición jurídica y sus medios de fortuna, están sometidos al dominio del castellano, que les impone tareas de limpieza del castillo, de acarreo, servicios de horno, de molino, peajes, y la talla, impuesto arbitrario.

Y, en fin, el castellano administra justicia y ejecuta las sentencias, ya se trate de multas o de justicia de sangre. Los derechos de los señores son mucho más pesados que las contribuciones territoriales.

Del siglo XI al XIII se manifiestan progresos en la agricultura. Una mejor utilización de los animales de tiro, gracias a la collera rígida, y un perfeccionamiento del arado, constituyen la base de lo que se llama la «revolución agrícola».

LA VIDA DE LOS CAMPESINOS
Los campesinos viven agrupados en grandes aldeas, situadas en las tierras más ricas.

Sus métodos de cultivo son arcaicos: laboreos permanentes con largos barbechos en las tierras más ricas, trabajos sobre partes quemadas, cambiantes dentro de los límites del terruño; cultivan, sobre todo, cereales, un poco de trigo candeal, centeno y mijo; diseminadas por todas partes, algunas cepas de viña.

El ganado es escaso y está mal alimentado. Los pueblos están aislados en medio de inmensos bosques que proporcionan a los campesinos importantes recursos: múltiples productos naturales como la miel, la cera, las bayas salvajes (los árboles frutales no se cultivan todavía); la madera también, con la cual se hacen los castillos, las casas, los cercados, las escudillas y todos los utensilios corrientes.

Y, sobre todo, los pastos para el ganado, el cerdo especialmente, las cabras y los carneros, los cuales vagan en libertad.

En su conjunto, Europa está muy poco poblada. Sin embargo, las técnicas agrícolas son tan primitivas y los rendimientos tan bajos (3 por 1, como media; 6 por 1 en los mejores casos) que las hambrunas son frecuentes.

El campesino no puede defenderse contra la naturaleza. Vive, vestido con las pieles de los animales, en una cabana de madera, sin ventanas ni chimenea.

El invierno es un largo entumecimiento de oscuridad y de frío. El verano es el período febril de los grandes trabajos y los grandes calores.

El campesino no come más que una bazofia de cereales cocidos, nunca carne, lo cual le distingue del señor, cazador y carnívoro.

No bebe jamás vino. En estado perpetuo de subalimentación, no tiene tampoco ni higiene ni médico. Está expuesto de manera especial a todas las epidemias. Es totalmente inculto.

Toda la vida campesina está marcada con el cristianismo. El paganismo ha sido arrojado a los límites de Europa, entre los eslavos de los países bálticos, por ejemplo.

El cristianismo acaba de perder su carácter de religión urbana y va a implartarse sólidamente en los campos: en cada pueblo campesino, su iglesia y su cura. La parroquia pasa a ser, durante siglos, el marco de la vida campesina. Pero el cura es completamente ignorante y el cristianismo de los campesinos sigue siendo muy primitivo, impregnado de brujería y de paganismo.

Las rogativas, por ejemplo, datan de esta época: largas procesiones a través de la campiña, bendición de los campos, súplicas a Dios para evitar la sequía, las heladas, etc.

Es una ceremonia heredada directamente del paganismo. Las únicas fiestas de los campesinos son las cristianas. La más brillante es la hoguera de Nochebuena, en medio del sueño del invierno, con el sacrificio del cerdo y el hartazgo de chacina, única vez en todo el año en que el campesino come carne.

LOS PROGRESOS DE LAS TÉCNICAS AGRÍCOLAS

En medio de esta agricultura atrasada, se elaboran lentamente las innovaciones, las invenciones, las mejoras técnicas que van a permitir la primera y la única revolución de los métodos agrícolas que Europa ha conocido hasta el siglo XIX.

Mil perfeccionamientos permiten utilizar mejor la fuerza motriz de las aguas corrientes.

Entonces se ven todos los cursos de los ríos cubrirse de molinos, desde las pequeñas instalaciones aisladas de Alemania Central, hasta los molinos alineados represando todo el Garona en Toulouse.

Sirven, ante todo, para moler el grano y convertirlo en harina. Es el señor quien los construye e impone su utilización a los campesinos, mediante una tasa. Se progresa también en la manera de enganchar los animales de tiro: la collera rígida reemplaza a la collera flexible que estrangulaba al caballo.

Un yugo de madera, apoyado en los cuernos, permite enganchar un par de bueyes. Al mismo tiempo, el hierro sustituye a la madera en la fabricación de utensilios agrícolas.

Se construyen arados de ruedas y vertedera de hierro, los cuales, arrastrados por dos animales de tiro enganchados, penetran en las entrañas de las tierras duras a las que el arado de madera no bacía más que arañar.

El sistema de explotación de la tierra, en fin, se ha mejorado: la rotación trienal de los cultivos hace que se sucedan en una misma tierra una sementera de cereales de invierno, trigo o centeno, una sementera de cereales de primavera, avena o cebada, y después un año de barbecho, poniendo también fin a los usos primitivos del cultivo sobre campos quemados y de las rotaciones desordenadas.

Los rendimientos se mejoran un poco. Sobre todo, se extiende la costumbre de cultivar los cereales más ricos. El cultivo de la avena trae consigo el mejoramiento del caballo y su generalización.

Todos estos progresos técnicos se difunden lentamente a través de Europa; ninguna invasión va a ponerlas en peligro, arruinando de una manera brutal las  campiñas.
Así comienza en el siglo xi un período de prosperidad agrícola que es la base de la renovación de Europa.

LA EVOLUCIÓN DEL SIGLO XII AL SIGLO XIII: EXPANSIÓN DEMOGRÁFICA Y ROTURACIONES
El modo de vida campesino no cambió con esta nueva prosperidad. Aunque sus utensilios son mejores, su vivienda y sus trajes, en cambio, siguen siendo primitivos, así como su mobiliario, compuesto de algunas escudillas, unas trébedes para el fuego y nada más.

Pero consigue la seguridad alimenticia. Las cosechas más abundantes permiten sustentar a una población más densa.

El espectro del hambre se ha ahuyentado por siglo y medio. El uso del molino de agua generaliza la fabricación dé la harina, y la bazofia es reemplazada por el pan, alimento mucho más nutritivo.

El campesino, mejor alimentado, está menos expuesto a las enfermedades y a las epidemias.

De esta forma, la población de Europa crece con regularidad. La de Inglaterra pasa de 1.100.000 habitantes en el año 1086, a 3.700.000 en 1348. Aunque es difícil dar cifras de los otros países, se puede estimar que la población de Europa occidental se multiplicó por tres o cuatro en siglo y medio.

Todos estos campesinos no pueden emplearse en los antiguos terruños, y por ello el aumento demográfico es el origen del gran movimiento de roturaciones que alcanza su apogeo en el siglo XII.

Los instrumentos para arar, más potentes, permiten trabajar en mejores condiciones los bosques.

Los campesinos desbrozan por propia iniciativa hasta el límite de sus tierras. Pero, más frecuentemente, quien toma la iniciativa es el señor: para aumentar la superficie de sus terrenos cultivados, y, por lo tanto, el volumen de rentas que percibe de los campesinos, crea pueblos nuevos en los calveros de su dominio.

Para poblarlos, ofrece condiciones excepcionales a los campesinos roturadores: con mucha frecuencia, la supresión de la talla arbitraria, y rentas muy bajas.

Hace propaganda, a veces muy lejos de la aldea que desea poblar. Este movimiento de roturaciones contribuye a modificar la relación forzada entre señores y campesinos.

El señor tiene necesidad de los labradores para enriquecerse.

Los campesinos se dan cuenta de ello. Así, tanto en los pueblos nuevos como en los antiguos, los labradores toman la costumbre de agruparse en asamblea parroquial, para organizar, de forma comunitaria, la resistencia frente al señor: imponen a éste el respeto al derecho consuetudinario e incluso, muy frecuentemente, una reducción notable de los derechos señoriales.

La asamblea parroquial organiza, también comunitariamente, la explotación del suelo, porque el nuevo sistema de barbecho, con rotación trienal de los cultivos, debe funcionar, para ser eficaz, sobre el conjunto de los terrenos de la parroquia.

Fuente Consultada:
Enciclopedia de Historia Universal HISTORAMA Tomo IV La Gran Aventura del Hombre

Curiosidades de inventos de cientificos genios matematicos Mujeres

bullet-historia1La Supersticiones Mas Populares
Cual Es Su Origen?
bullet-historia1 Datos Curiosos Para Compartir Con Amigos
Lista con algunos conceptos científicos curiosos
bullet-historia1 Amores Trágicos
Romeo y Julieta – Marco Antonio y Cleopatra y otros
bullet-historia1 Lugares Misteriosos
La ciudad oculta del China-El Kremlin-Machu Pichu
bullet-historia1 Días Especiales del año
Dia de los enamorados-Inocente-Acción de Gracia
bullet-historia1 Que Sucios Éramos
La Higiene Personal en la Historia
bullet-historia1 Muros Históricos
Porque son famosos estos muros?
bullet-historia1 Curiosidades Increíbles
De animales-seres humanos-ciencia
bullet-historia1 Disputas Matemáticas
Disputas por la resolución de ecuaciones de tercer grado
bullet-historia1 La Estatua de la Libertad
De quien fue la idea?
bullet-historia1 Por Que Se Dice…?
El porque de algunas expresiones populares
bullet-historia1 Anécdotas de Vida
Fábulas para no olvidar
bullet-historia1 Citas y Aforismos
Así piensa la gente
bullet-historia1 El Rey de la Elegancia
George Brummell
bullet-historia1 Test:Cuanto Sabes de la Vida?
Te va interesar
bullet-historia1 El Poder Curativo de la Risa
Sonreir es bueno…
bullet-historia1 El Primer Envenenador Argentino
Historia de un hombre
bullet-historia1 Historia del Pibe Cabeza
bullet-historia1 El Marqués de Sade
bullet-historia1 La Batalla de Mbororé
Agradezcamoles a los guaranies
bullet-historia1 El Canal de Panamá
Historia de su construcción
bullet-historia1 Grandes Tragedias del Siglo XX
El Titanic-Hindenburg-Tenerife-Seveso-Chernobyl
bullet-historia1 Henry Ford
Pasión por la Mecánica
bullet-historia1 Alfred Nobel
El Inventor de la Nitroglicerina
bullet-historia1 La Evolución de la Historia Escrita
Desde el lápiz hasta la PC
bullet-historia1 Historia de Santos
La vida de algunos santos populares
bullet-historia1 La Vuelta al Mundo de a Pie
Como lo lo logró?
bullet-historia1 Enigmas de la Humanidad
Descripción de algunos fenómenos que aun no tienen explicación
bullet-historia1 Porque Ha Dejado de Volar El Concorde?
La Caída de un grande de la historia de la aviación comercial
bullet-historia1 Como nació Harry Potter?
Una apasionante historia de aventura para todos
bullet-historia1 La Divina Proporción o Proporción de Oro
Que tiene de Divina?
bullet-historia1 Hechos Destacados del Siglo XX
Breve resumen de los hechos más notables
bullet-historia1 Cuánto sabes del Triángulo de las Bermudas?
Un misterio develado?
bullet-historia1 Las Siete Maravillas del Mundo
Las Grandes Obras del Mundo Antiguo
bullet-historia1 El Vuelo de un Héroe:John Glenn
El primer americano en el espacio
bullet-historia1 Conceptos Para Entender el Código Da Vinci
El priorato de Sion, los gnosticos, y otros
bullet-historia1 Recordar La Historia Mediante Las Expresiones
Una forma distinta de recordar la historia
bullet-historia1El Problema Matemático Más Difìcil de la Historia
El Teorema de Fermat
bullet-historia1 Historia del Ajedrez
Un juego apasionante
bullet-historia1Grandes Matemáticos Con Ideas Física Geniales
Pascal-Torricelli-Huygens-Los Bernoulli-Newton
bullet-historia1 Algunos Datos Curiosos Sobre Las Guerras
Datos comparativos
bullet-historia1 Que fue una Ordalía o Juicio de Dios?
Como perdonaba Dios a los pecadores en la Edad Media?
bullet-historia1 La Alimentación de los Marineros Antiguos
Grandes Aventuras Marinas – La vida en los barcos
bullet-historia1 La Evolución de la Comunicación Escrita
Manual – Mecánica – Virtual
bullet-historia1 Diccionario de Términos Infrecuentes
bullet-historia1 Alan Turing y La Máquina Enigma
La lucha por descifrar claves secreta en la Segunda Guerra Mundial
bullet-historia1 La Biblioteca de Jorge Luis Borges
Los Libros Preferidos de Borges- Vamos a armarla entre todos
bullet-historia1 La «Belle Epoque», Los Años Locos, La Sociedad de Consumo
Dos etapas felices de la historia
bullet-historia1 Los Órganos de los Cinco Sentidos
Vista-Oído-Olfato-Tacto-Gusto
bullet-historia1 Fenómenos Inexplicables Para La Ciencia
Cadáveres Incorruptos, Círculos en el Trigo, Curaciones Milagrosas
bullet-historia1 Curiosidades de la Historia
Personajes, Leyendas, Mitos y Verdades de la Historia
bullet-historia1 Algunas Curiosidades Interesantes
bullet-historia1 Las Primeras Cincuenta Veces
bullet-historia1 Datos Curiosos del Planeta Tierra
bullet-historia1 Hitos Históricos
Lista de los Sucesos Históricos Más Notables
bullet-historia1 Cifras Astronómicas del Universo
Los números en las medidas del espacio
bullet-historia1 La Vida de la Abejas y Hormigas
Un orden para imitar
bullet-historia1 Diez Fechas Para Recordar
bullet-historia1 Diez Esenciales Documentos Históricos
bullet-historia1 1905-2005 Centenario de la Teoría de la Relatividad
A 100 años de esta revolucionaria teoría física
bullet-historia1 Cohete Saturno V en la Misión Apolo XI
Así salimos del poder gravitatorio terrestre
bullet-historia1 Las Poderosas Bombas V1 y V2 de Alemania
bullet-historia1 La Línea Maginot Francesa
Su Verdadera Historia
bullet-historia1 La Vida en el Mar en el Siglo XVI
bullet-historia1 Mujeres Asombrosas del Milenio
Cual fue su legado?
bullet-historia1 La Biblioteca de Alejandría
El mayor centro cultural en la historia
bullet-historia1 Enfermedades en la Antigüedad
Escarlatina. Paludismo y Viruela en Atenas y Roma
bullet-historia1 Japón Bombardea Con Globos A California (EE.UU.)
Un Plan Bélico Muy Ingenioso
bullet-historia1 El Zeppelin: Historias de Dirigibles
bullet-historia1 La Alquimia en la Edad Media
Los Primeros Pasos Hacia La Química Práctica
bullet-historia1 Airbus A380: Avión Comercial Más Grande del Mundo
Ya Hizo Sus Primeros Vuelos Experimentales
bullet-historia1 Artefactos Explosivos en la Segunda Guerra Mundial
bullet-historia1 Evolución Tecnológicas de las Armas de Guerra
Breve Descripción de la Evolución Tecnológica
bullet-historia1La Sífilis en la Historia
Iván el Terrible-Enrique VIII-Pedro de Mendoza
bullet-historia1 A que llamamos Burguesía?
Un Concepto Amplio Para Analizar
bullet-historia1 Que es la Commonwealth?
Porque nació y su evolución
bullet-historia1El Coliseo Romano
Descripción de su origen y construcción
bullet-historia1 El Ferrocarril
El Transporte de la Sociedad Industrial
bullet-historia1 El Cuerpo Humano: La Sangre
Su Composición
bullet-historia1 La Torre de Eiffel
Que motivó su construcción y algunas de sus características constructivas
bullet-historia1 Las Fibras Ópticas
El Futuro de las Transmisiones de Ondas
bullet-historia1Las Fibras Sintéticas
Nuevos Materiales Con Excelentes Propiedades
bullet-historia1Breve Historia del Papel
Su Evolución en la Historia
bullet-historia1 La Materia y los Cuatro Elementos Fundamentales
Tierra-Aire-Fuego y Agua
bullet-historia1 La Medicina Hipocrática y los Cuatro Humores
Billis Amarilla-Negra-Sangre y Flema
bullet-historia1 La Producción Científica o Taylorismo
El Capitalismo y las Nuevas Técnica de Producción
bullet-historia1 La Lengua y el Lenguaje
Origen de las lenguas y su evolución
bullet-historia1 El Rayo Láser
Funcionamiento y Aplicaciones Actuales
bullet-historia1 El Marketing
Conoce los secretos de la venta masiva
bullet-historia1 La Luminiscencia
Un Fenómeno Interesante
bullet-historia1 Las Misiones en el Mundo
La Difusión de la Religión ene l Mundo
bullet-historia1 Los Mitos
Porque nacieron, que intentaban explicar?
bullet-historia1 Los Monasterios
La Iglesia en la Edad Media
bullet-historia1 La Curiosa Vida de un Santo Llamado Simeón
El Hombre Que Vivió 30 años Arriba de una Columna
bullet-historia1La Opera
El Género Musical del Siglo XVIII
bullet-historia1Dr. Julio Palmaz
Científico Argentino Inventor de la Angioplastía Con Stent
bullet-historia1Los Astronautas en el las Estaciones Espaciales
La vida de estos humanos en el espacio
bullet-historia1 Algunos Inventos Importantes De Uso Diario
Explicación y planos de inventos fantásticos
bullet-historia1 Medidas de Longitud, Peso y Volumen
Breve Historia de las Unidades Antiguas
bullet-historia1Dos Destacadas Hazañas Aéreas
Cubrir grandes extensiones sin escalas
bullet-historia1Los Dinosaurios
Aquellos Terribles Lagartos del Mesozoico
bullet-historia1Victorias Pírricas
Cuando Ganar Nos Cuesta Perder Todo
bullet-historia1 Organizaciones Mundiales: ONU-OTAN-Las ONG
Con que Finalidad se crearon?
bullet-historia1 El Control Bucal
Un chequeo que le puede salvar la vida
bullet-historia1 Buscando Vida Extraterrestre
La
Inquieta Curiosidad Humana Por La Vida Lejos de la Tierra
bullet-historia1 El Krill
Una Abundante Fuente de Proteínas Para Nuestra Alimentación
bullet-historia1 Concepto del Tiempo
El Tiempo Analizado Según Diferentes Culturas
bullet-historia1 La basura Espacial y basura Electrónica
Miles de Toneladas de Desechos Tecnológicos Por Espacio y Tierra
bullet-historia1 Biografía del Sol
Descripción del la Vida de la Estrella
Que No Dio La Vida
bullet-historia1 Historias del Siglo XX
Cenit y Ocaso de una Epoca
bullet-historia1 El Telescopio Espacial Hubble
Los Logros de Este Maravilloso «Ojo Espacial»
bullet-historia1 La Regla de Bode
Una Fórmula que no debería funcionar
bullet-historia1 Newton y La Fuerza de Gravedad
Cuan grave es esta fuerza?
bullet-historia1Cinco Países del Mundo
El más extenso, el más rico, el más poblado, el más..
bullet-historia1 Idiomas Oficiales del Mundo
Lista de Todos Los Idiomas
Utilizados En Cada País
bullet-historia1China e India, Costumbres y Religiones
El budismo, el hinduismo
y el confusionismo
bullet-historia1 Guerra del Opio en China
La Primera Guerra Por Droga
bullet-historia1 Siglo XXI: Lo que se viene
Ciencia y Tecnología Unidas Para El Bienestar
de la Humanidad
bullet-historia1 Kalashnikov
El arma mas popular del siglo XX
bullet-historia1 Nuevos Condones Express
Prácticos Preservativos Para La Lucha Contra el HIV
bullet-historia1 El Índice de Masa Corporal
Advierten que no es una buen parámetro para la salud
bullet-historia1 Origen del Comercio
Desde el trueque hasta la moneda metálica
bullet-historia1 Humanos Al Limite
Cuando el hombre exige su capacidad, esfuerzo y agilidad al máximo
bullet-historia1 Sonidos Maravillosos
Música de la Tierra-El Stradivarius-Gaitas Escocesas
bullet-historia1 Adolf Hitler, Corría Sangre Judía Por sus Venas?
Quien era el padre de este triste dictador?
bullet-historia1 Querès Trabajar en Google?
Como Google contrata gente capacitada y creativa para su empresa?
bullet-historia1La Ciudad de Pompeya Sepultada En Cenizas
La Erupción Inesperada del Volcán Vesubio
en el Año 79
bullet-historia1 La Conquista del Canal de la Mancha
Los Primeros Nadadores Que Cruzaron el Canal
bullet-historia1La Expedición al Valle de los Reyes
Horward Carter Encuentra La Tumba Real de Tutankamon
bullet-historia1 El Asalto a Akaba
Lawrence de Arabia lucha contra los turcos
bullet-historia1 La Verdad Incómoda
Los Cuestionamiento al Film de Al Gore
bullet-historia1 Las Especies y la Eugenesia
La Reproducción de los Mejores
bullet-historia1 Desastres Naturales y Tragedias Mundiales
El Hombre Frente a la Naturaleza Cuidemos el Planeta
bullet-historia1 Globalización, territorio, nación y estado
Es lo mismo nación que estado?
bullet-historia1 El Flogisto
Teoría del Calor: La Sustancia Que Nunca Existió
bullet-historia1La Viruela y La Vacuna
Como se encontró una defensa contra esta cruel enfermedad
bullet-historia1 Dos Símbolos de Nuestra Era Tecnológica
Historia de la Construcción De La Torre de Eiffel y el Atomium
bullet-historia1 La Medicina a Principios del Siglo XX
Los Avances Mas Importantes de la Medicina
bullet-historia1 Los Grandes Inventos en los Inicios del Siglo XX
Automóviles-Comunicaciones-Medicina-Agroquimicos
bullet-historia1 La Bolsa de Valores
Funcionamiento del Mercado Bursátil
bullet-historia1 Diamante Cullinan
El Diamante Mas Grande Del Mundo
bullet-historia1Las Imágenes del Monte Rushmore
Como las esculpieron?
bullet-historia1La Isla de Pascua
Como fueron colocados los monolitos?
bullet-historia1 Las Grandes Teorías Científicas de la Historia
Las Teorías que Han Explicado la Naturaleza
Con Mas Claridad
bullet-historia1 Taxis en el Mundo
Diversos tipos de transporte urbano en otros países
bullet-historia1 Asesinos Seriales Famosos
Descripción de
Hechos Crueles y Sádicos Históricos
bullet-historia1Las Mentiras de los Gobiernos
Una Sutileza:Desinformar Para Gobernar…
bullet-historia1 Bellas Historias de Vida Para Ser Contadas
Historias de Sacrificio, Valentía y Dolor, por Amor al Prójimo
bullet-historia1 Origen y Evolución de la Industria Automotriz
Nacimiento de Ford, Fiat, Morris y Volkswagen
bullet-historia1 Tony Melendez: Un Ejemplo de Vida
Los Efectos de la Talidomida
bullet-historia1 Magnicidios Que Conmovieron Al Mundo
Gandhi-Nicolas II-Isaac Rabin-Lennon….
bullet-historia1UNESCO
Sitios Patrimonios de la Humanidad
bullet-historia1Origen de Algunas Comidas Comunes
Curiosidades sobre los nombres y orígenes
bullet-historia1 Historias Secretas de la Segunda Guerra Mundial
Narraciones de Anécdotas de la Segunda Guerra
bullet-historia1 El Hombre En Ambientes Adversos
Vivir en el Espacio, Fondo del Mar, Desiertos y Polos
bullet-historia1 Historia del Origen de Algunas Marcas Clásicas
Ford, IBM, Playboy, TIME, y otras clásicos
bullet-historia1Grandes Errores de la Humanidad
Comentarios sobre notables equivocaciones
bullet-historia1La Historia del Oro y el Hombre
La Influencia del Oro en la Vida del Hombre
bullet-historia1 Circos en Argentina
Circo de Moscú-Sarrasani-Orfei
bullet-historia1 Casos de Canibalismo y Antropofagia
Diferencias conceptual
bullet-historia1Los Archivos Secretos del Vaticano
Los Documentos Históricos Ocultos
bullet-historia1 Los Boy Scouts en el Mundo
Historia de los Orígenes del Movimiento
bullet-historia1 Los Inventos Chinos
Que no inventaron los chinos?
bullet-historia1El Embarazo
Etapas del Desarrollo de un Bebe
bullet-historia1Documentos Históricos
Cartas Escritas Por Grandes Personajes de la Historia
bullet-historia1 Harenes, Eunucos y Sultanes
Breve Descripción de la Vida de los Sultanes
bullet-historia1Conceptos de Internet
Para Principiantes Conceptos Básicos
bullet-historia1 Inventos Accidentales
Descripción de los Inventos Nacidos de la Casualidad
bullet-historia1 La Batalla del Río de la Plata
El Hundimiento del Graf Spee en Aguas del Río de la Plata
bullet-historia1 El «Eurotúnel«
Como nació está increíble obra del la ingeniería moderna
bullet-historia1 El Mundo de los Porque?…
Descripción de algunas cuestiones curiosas
bullet-historia1 Primeros Auxilios
Técnicas Básica Para Actuar en Caso de Emergencias
bullet-historia1 Todo a lo Grande!
Grandes Ideas, Errores, Enigmas, Mujeres, Tragedias, Obras e Inventos
bullet-historia1 Las Enfermedades Mas Habituales
Breve Descripción de Las Patologías Mas Comunes
bullet-historia1 Historia y Evolución de los Barcos
Historia desde la Balsa Hasta la Fragata
bullet-historia1 Remedios eran los de antes…
Descripción de aquellos increíbles medicamentos de nuestros abuelos
bullet-historia1 La Catacumbas Romanas
Origen de estos cementerios cristianos
bullet-historia1 El Sexto Sentido Animal
Señales en el Camino de la Humanidad
bullet-historia1 Costumbres de Vida de los Amihs
Historia de estos grupos de inmigrantes que rechazan la modernidad
bullet-historia1 10 Datos Curiosos Sobre el Planeta
bullet-historia1******
bullet-historia1 Preguntas Curiosas
Breve Descripción de Las Inquietudes Más Comunes
bullet-historia1 Preguntas Raras, Pero Fáciles
Respuestas a las Preguntas Más Extrañas
bullet-historia1 Los 10 Mas Interesantes
Las Mejores Curiosidades Sobre Diversos Temas
bullet-historia1 Misceláneas Curiosas
Más y mas curiosidades para salvar tus dudas e inquietudes
bullet-historia1 10 Razones Para Reírse Más
bullet-historia1 Historia de los Aviones Boeing
Evolución de los Grandes Aviones de Línea Comerciales
bullet-historia1 Los Siete Pecados Capitales
bullet-historia1 La Cultura Machista
Diferencia entre el Hombre y el Macho
bullet-historia1 Locura Consumista
Empleado de Walt Mark Muerto por una Avalancha de Consumidores
bullet-historia1 Historia de la Bicicleta
Historia del Nacimiento de la Bicicleta
bullet-historia1 ¿Que es el Carpooling?
Nueva Tendencia de viajar hasta el trabajo

Fin del Imperio de Carlomagno El Tratado de Verdun Objetivos

EL TRATADO DE VERDÚN: FIN DEL IMPERIO DE CARLOMAGNO:

Lamentablemente, el maravilloso momento del «Renacimiento Carolingio» vivido en Europa s6lo duró lo que la vida de Carlomagno.

Al morir el gran emperador en el año 814 en su capital, Aquisgrán (Aix-la-Chapelle), le sucedió su hijo Ludovico Pío, príncipe bueno, pero excesivamente débil: con él comenzaron todas las calamidades. La extrema condescendencia del nuevo emperador le llevó a dividir en vida el Imperio entre sus hijos. Pero los príncipes desconformes, destronaron a su padre, desataron la guerra civil y el más espantoso desorden.

Para colmo, aprovechando la discordia reinante, los condes, marqueses y demás señores, comenzaron a discutir sus derechos con los monarcas, a negarles la sumisión y atribuirse mayores poderes hasta hacerse prácticamente independientes. Así dio comienzo la nueva caracteristica de la Europa posterior a Carlomagno: señores todopoderosos, y reyes absolutamente débiles.

Entre tanto,, y tras la muerte de LUDOVICO Pío, sus hijos se pusieron finalmente de acuerdo y en el año 843 firmaron un importantísimo pacto: el TRATADO DE VERDÚN..

Con este memorable acuerdo, el Imperio Carolingio quedó definitivamente dividido: Carlos, llamado “el Calvo”, se reservó Francia; Luis, la Germania, y Lotario, Italia y la corona Imperial, además de un corredor de tierras entre sus dos hermanos.

De esta manera, se liquidaba el Imperio que Carlomagno con tanto esfuerzo había formado, pero nacían dos nuevos Estados —FRANCIA y ALEMANIA— que con pocas variantes conservarían sus límites hasta nuestros días.

EL FINAL CAROLINGIO: Con el Tratado de Verdún comenzó, aunque con poca suerte, la historia de Francia y de Alemania: en ambos, se sucedieron en el trono varios reyes totalmente incapaces.

El primer rey de FRANCIA fue, como se ha visto, CARLOS EL CALVO, y tanto él como sus sucesores, CARLOS EL GORDO, CARLOS EL SIMPLE y LUIS EL INÚTIL fueron modelos de debilidad y apocamiento, frente alas pretensiones de la nobleza. Finalmente, a la muerte de este último monarca en 987, los señores eligieron rey al Conde de París, HugoCapeto. Así concluyó la rama carolingia francesa.

En ALEMANIA ocurrió lo mismo. Luis EL GERMÁNICO, su primer rey, y sus sucesores, ARNULFO y LUIS EL Niño, nada supieron hacer ante la creciente independencia de los señores. Estos, en 910 dieron la cotona a uno de entre ellos, Conrado de Franconia.

Así, el Imperio Carolingio se desmoronó como un castillo de naipes, a causa de la debilidad de sus reyes, y además, por las terribles calamidades que por ese entonces cayeron sobre Europa. En efectos dos feroces pueblos aniquilaron en poco tiempo, con sus tremendos asaltos , el  orden que el genio de CARLOMAGNO había creado. Entonces, Europa comenzó a vivir el periodo mas negro de su historia.

Resumen Historia de Egipto Antiguo La Vida y Costumbres Egipcios

Resumen Historia de Egipto Antiguo La Vida y Costumbres de los Egipcios

«Egipto es un regalo del Nilo»
Herodoto

Historia de Egipto La vida de los egipcios Antiguo Egipto Cultura

Egipto no se comprende sin la presencia del Nilo. El noreste de África es un desierto pero el Nilo lo convirtió en una zona privilegiada. Gracias a sus sistemáticas crecidas, se forma el limo, tierra muy fértil para la agricultura. Gracias a un amplio sistema de canales y diques lograron hacer tres cosechas al año, dicha abundancia de alimentos hizo que el pueblo egipcio creciera y llegue a ser el gran imperio de oriente.

Principales Yacimientos Arqueológicos de Egipto Antiguo

El Nilo, Alma del Nilo:

Este río, uno de los más grandes de todos los conocidos en el mundo antiguo, tiene sus fuentes en el corazón de Africa, en la región de los grandes lagos Alberto y Victoria y luego de bañar toda la zona ecuatorial africana, formando numerosos saltos y cataratas, penetra en Egipto.

Allí corre encajonado entre dos cadenas de montañas, la Líbica y la Arábiga: es el Alto Egipto.

Luego, al llegar el Nilo cerca de la ciudad de Menfis, se divide en 7 brazos principales formando su famoso Delta, de unos 100 Km. de largo y 500 de ancho: es el Balo Egipto, región muy fértil, de clima cálido y húmedo, y surcada de innumerables canales.

Finalmente, y tras haber recorrido más de 6.500 Km., el Nilo vuelca su voluminoso caudal de unos 13.000 m. por segundo en el Mar Mediterráneo.

Herodoto, famoso historiador griego del siglo y antes de Cristo afirmaba: “Egipto es un regalo del Nilo.” En efecto, si hay vida y riquezas en este país, ello se debe al extraordinario sistema de las crecientes periódicas de  su río.

Cada año, apenas comienzan las grandes lluvias del verano en el centro del África, y el deshielo en los montes de Abisinia, el Nilo comienza a elevar rápidamente su nivel arrastrando consigo un manto de humus y de sustancias fertilizantes formadas por restos de plantas en descomposición. Al aumentar la creciente, el Nilo se desborda y. cubre todo el valle durante los meses de julio y agosto. Luego en los tres meses siguientes las aguas se van retirando poco a poco, dejando toda la región cubierta de una riquísima capa de limo negro.

Inmediatamente se procede a la siembra, y cuatro meses después se cosecha. Si la creciente ha sido muy buena, puede efectuarse una segunda siembra.

Los antiguos egipcios, que ignoraban las causas de estas crecientes periódicas, creían que el Nilo bajaba del cielo a causa de sus numerosas cataratas y le rendían culto como si fuera dios; durante la época de la creciente se entregaban a la oración y a fiestas religiosas en reconocimiento de su divinidad.

Esto es un conciso resumen de la historia de este pueblo, sólo se quiera dar al lector una
somera idea de la vida e historia de este pueblo. (puedes ampliar esta información)

  • Inicialmente, en sus orígenes, eran dos zonas separadas:
  1. a) Bajo Egipto en la zona del delta del Nilo. (B.E.)
  2. b) Alto Egipto en la zona sur del mismo río. (A.E.)
  • Se organizaban en nomos, que eran pequeñas unidades administrativas, dirigidas por un familiar. La unión de esas unidades fueron conformando las dos zonas.
  • Los del A.E. eran pastores, en cambio los de B.E. eran agricultores.
  • Con el tiempo (-3000) el A.E. dominó al B.E. y ambos reinos quedaron unificados bajo el poder de un faraón, que significa rey de la gran casa, y capital fue Menfis.
  • Al faraón se lo suponía hijo de un Dios, Ra el dios del sol, por lo que el gobierno era teocrático, es decir el poder era divino por emanaba del mismo dios.
  • Para mantener su poder, los faraones se casaban entre hermanos formando dinastías de faraones, que fueron unas 30 en toda la historia de Egipto hasta la dominación del imperio romano, que la anexó como una provincia más.
  • Al lado del faraón estaban los sacerdotes, que intervenían en los problemas de sucesión dinástica e influían en la decisiones del soberano.
  • Osiris era el dios de los muertos. Rendían culto a los muertos, y suponían que el cuerpo era la residencia del alma, por eso se practicaba el embalsamamiento de cadáveres.
  • Para guardar estas momias se hacían templos de todo tipo. Los primeros eran mastabas, pero fueron evolucionando hasta construir las grandes pirámides.
  • Los faraones y sacerdotes proyectaban la economía del pueblo. Determinaban las zonas que habían que sembrar, los canales y caminos, el riego, la cosecha, etc. La economía era netamente agrícola.
  • Todo el pueblo debía sembrar y la cosecha era entregada en su totalidad al faraón, que este lo depositaba en silos reales, y luego lo administraba, tanto para el consumo como para el próximo sembrado.
  • Además el pueblo siempre debió pagar tributos, en mercadería como granos, o bien en trabajo civiles del estado. En las pirámides trabajaban grupos de 100.000 obreros.
    El suelo o tierra era del faraón y para explotarlo debían pagar ese tributo.A veces el faraón mediante una carta real podía entregar un pedazo de tierra a los sacerdotes o militares.
  • Cuando hacía falta otros materiales como cobre y madera organizaban expediciones militares y salían a guerrear, en zonas como Sinaí o Nibia.
    El faraón tenía gente especializada que sabía leer , escribir, calcular, llamados escribas, que eran los ministros de hacienda o contadores del estado, pues manejaban toda la administración, pero siempre en base a las decisiones de los sacerdotes.
  • La escritura inicialmente fue la jeroglífica, pero después la simplificaron.Políticamente después de la unificación, donde el poder quedó concentrado en el faraón, muchos jefes de nomos antiguos, trataron de sublevarse, pues habían perdido privilegios. Estas guerras debilitaban muchas veces el poder del faraón, hasta que el –2000 nuevamente se separó en dos zonas.Mediante la fuerza militar, se reunificó el estado, y se eliminaron los monarcas. La nueva capital fue Tebas. Los monarcas fueron reemplazados por visires, que dependían directamente del faraón. Los visires tenían cierto poder, pero estaban sometidos a la voluntad del rey.
  • En esta nueva etapa del estado, hubo importantes conquistas y la expansión de Egipto fue máxima. Luego de tres siglos de esplendor y crecimiento aparece un pueblo, conocido como hicsos, o bien hicsos pastores, que conocían el caballo y el hierro. Fue en –1600, y dominaron a los egipcios por un período de tres siglos. Supuestamente fue porque el poder del faraón venía decayendo, debido que ahora los visires también lo desobedecieron y lo traicionaron.Más tarde los faraones Totmosis y Amenofis, iniciaron nuevas campañas, y lograron restituir la unidad y soberanía del estado egipcio. También continuaron con la expansión territorial y realizaron campañas militares a otras zonas desconocidas, sometiendo todo pueblo que se les cruzaba. Esta etapa fue la del imperio Egipcio. Gobernaron Ramsés II y III.
  • Con estas campañas sacerdotes y militares se beneficiaron con las conquistas. Se armó un ejército permanente con presencia en todas las zonas conquistadas y se aseguró el pago de impuestos y tributos a los pueblos sometidos. De todas maneras mantener esta estructura fue muy costoso e inclusive habían indisciplina militar, pues ahora era los militares los interesados en tener poderDebido a la fragmentación del poder entre faraón, visires, militares y sacerdotes, la unidad fue perdiendo consistencia política y los pueblos vecinos aprovecharon para instalarse en los límites, o para retomar el poder perdido en otras épocas. Finalmente en el –30 Roma la anexa como provincia del imperio romano.
  • En ciencias, conocían algo de hidráulica, que aplicaban a las crecientes del Nilo. También conocían algo de geometría, pues hacían exactas mediciones y marcados de lotes, construcciones, etc. Con la química pudieron crear las tintas, colores, y técnicas aplicadas en el arte del embalsamamiento. No avanzaron en medicina, pues tenían creencias religiosas muy arraigadas en su cultura. Sabían que el año tenía 365 días y ¼ y el día 24 horas. Las semanas eran de 10 días y el mes de 3 semanas. Sólo tenían tres estaciones al año.
  • Para escribir, lo hacían en papiros, que era una planta del delta y era de tipo jeroglífica.En el arte trabajan a la perfección la terracota (arcilla) en vasijas y cántaros de forma de cabeza animal. También tejían y usaban el oro y la plata en trabajos de orfebrería.

Practicaban el juicios a los muertos, es decir, al morir se le iniciaba un juicio público, en donde el pueblo podía decirle lo que quería. Si salía culpable no tenía sepultura legal, y en caso contrario se le grababa el nombre en bronce. Los reyes o faraones no estaban exentos de esta práctica.

Ver: Culto de Embalsamamiento

Creencia en una vida futura y en el Juicio Final.  Entre los rollos de papiro hallados en las tumbas reales de Tebas, se encontró el llamado Libro de los Muertos, donde se trata de una segunda vida y de un Juicio Final. En su escritura pictórica está representado Osiris, sentado, provisto de una balanza y acompañado de un secretario y cuarenta y dos jueces subalternos.

En la balanza el alma es pesada con una estatua de la justicia divina puesta en el otro platillo, la cual es custodiada por el dios Annubis.

Los jueces subalternos emiten sus decisiones por separado, después de haber oído la defensa que ha hecho de sí misma la persona encausada.

Si el alma era declarada indigna de admitirse en el cielo egipcio, era ahuyentada a la región de las tinieblas para encarnar allí en el cuerpo de un animal del género indicado a sus bajos instintos y naturaleza sensual.

Si era declarada limpia se unía a la muchedumbre de los elegidos. Es precisamente esta creencia en ultratumba la que caracteriza la cultura egipcia.

Al principio fue sólo el emperador el que se granjeaba la inmortalidad, y sólo él podía ser embalsamado; más tarde, cualquiera que pudiera pagar la preparación de la momia y construirse una tumba podía aspirar a una vida sin término.

Si «ha puesto a Dios en su corazón», si es «puro» y tiene confianza en la inmortalidad, el difunto por muy plebeyo que sea, se convierte en Osiris, en un faraón.

mapa de egipto antiguo

RESUMEN:

El imperio egipcio fue el de más larga duración de todo el Oriente Medio. Su elemento vital es sin duda alguna, el Nilo, la regularidad de cuyas crecidas hacía posible una agricultura próspera en las zonas anegables y, con ella, la base de la economía del país.

Los egipcios, que vivían de esa subida de las aguas que periódicamente reproducían sus avenidas, de análoga manera a como el Sol y la Luna se conducen en sus movimientos, consideraban aquella regularidad como un don de los dioses, y con el tiempo, y por proceso muy natural, llegaron a mirar como divinidad al propio río, máxime cuando, por desconocer sus orígenes y las causas de sus crecidas, no podían explicarse más que como un hecho providencial la periodicidad de su producción.

Esta regularidad en el fenómeno tan trascendente para su vivir, es indudablemente la que influyó en la mentalidad egipcia predisponiéndola a ese fondo panteísta que informaba espiritualmente su religión y que en el curso de los tiempos hubo de degenerar en desviaciones idolátricas y bajas supersticiones.

Los dos polos de la religión egipcia eran el culto a los difuntos, nacido de la creencia en el más allá y en una justicia ultraterrena, y la reverencia a todas las manifestaciones de la vida, encarnada también en su correspondiente representación religiosa y mítica, pero que no excluían un sentido epicúreo de la vida terrena ni aun la sensualidad en la forma de gozarla.

Buena prueba de lo que decimos era la costumbre existente en los banquetes y festines, en que al final de los mismos los sirvientes entraban, en el salón donde la fiesta se celebraba, una momia. (En un principio, las momias en su ataúd de cartón pintado, se conservaban en las casas.)

Y mostrándola a los invitados les incitaban a seguir disfrutando de la vida, porque el final sería siempre convertirse en una momia como ¡a que les presentaban. Y esta práctica era compatible con la tenencia en cada casa de un altar con representación de divinidades protectoras, de alto sentido espiritual.

Diez mil años de antigüedad se le estiman a la civilización egipcia; grandiosos testimonios pétreos nos dejó de su pasado, pero el legado documental escrito permaneció incógnito hasta el descubrimiento de la piedra de Roseta y los subsiguientes estudios de Champollion el Joven.

Mas los resultados conseguidos hasta el presente, tanto por aquel ilustre iniciador, como por sus continuadores y compatriotas Lenormand, Amper, Rouge y Mariette; por los alemanes Lepsius y Brugsh, y el inglés Berch y las más modernas conclusiones de Meyer y Flinders Petrie, no han llegado a descifrarnos todo el con-tenido de los papiros encontrados, ni a establecer una cronología terminante y unánime.

Los egipcios no fueron un pueblo belicoso; es decir: que no tomaron la guerra como usual instrumento político.

Sus empresas bélicas fueron dictadas por necesidades de defensa o anticipándose a la iniciativa de vecinos poderosos y agresivos. Eran gentes industriosas, pacíficas y de un evidente fondo religioso.

¿Cómo se conducían en privado? Nada concreto dejan traslucir los antecedentes que se poseen, alusivos sólo a la vida pública.

Pero es de presumir (que no fueran muy ajenos a los vicios que corroían a todos los pueblos de la antigüedad que gozaban de opulencia.

En cuanto a su organización interna, no es temerario presumir que el Estado estaría sometido en todas las manifestaciones de su autoridad a la tutela sacerdotal, de la que, muchas veces, quisieron manumitirse los reyes sin conseguirlo definitivamente.

Los elementos sacerdotales en todas sus especialidades constituirían una superburocracia que asfixiaría toda iniciativa en que no intervinieran o a la que no otorgaran su beneplácito. Si este sistema pudo ser eficaz en algunos períodos constructivos, no cabe duda de que, a la larga, había de resultar nocivo para el país.

Cada especialidad sería un coto cerrado en las materias de su competencia. Habría interferencias mutuas y, a fin de cuentas, acabarían mirándose las misiones a cumplir, no por el bien público que pudieran reportar, sino por el provecho que trajeran al grupo encargado de ejecutarlas.

En cuanto al verdadero pueblo, reducido a la condición de siervos adscritos a la gleba, poco jugaba políticamente .y era siempre una presa de cualquier conquistador de Egipto, que al derrocar los poderes directivos, quedaba como dueño de los naturales.

DIOSES DEL ANTIGUO EGIPTO

Amón Dios de origen tebano, supremo creador. Fue identificado con Ra. Se le suele representar como un carnero o como un hombre con cabeza de carnero.

Anubis Dios de los muertos y del embalsamamiento. Se le representa como un hombre con cabeza de chacal, o como un perro o chacal tendido junto a una tumba o a los pies de Isis.

Atón Originariamente era Ra. El faraón Ajnatón le dio un nuevo nombre y le proclamó el único dios de Egipto. Se le representa como el disco solar con largos rayos solares que acaban en manos.

Bastet Diosa del amor y la fertilidad, hermana de Ra. A veces se la representa como una mujer con cabeza de gato o de otro felino.

Hator Diosa del cielo y de la fertilidad. Era hija de Ra y esposa de Horus. Se la representa como una vaca con el disco solar en la testuz o como una mujer con cabeza de vaca y el disco solar.

Horus Dios del cielo; hijo de Osiris y de Isis y esposo de Hator. La mayoría de las veces aparece representado como un halcón o como un hombre con cabeza de halcón.

Imhotep Mortal deificado y considerado hijo de Ptha. Protector de los escribas, y de la medicina. Suele representársele como un sacerdote con la cabeza rasurada y con un papiro sobre sus rodillas.

Isis Diosa madre de Egipto, también de la magia y de la fertilidad. Esposa y hermana de Osiris y madre de Horus. Como más veces aparece representada es con apariencia de mujer sentada en un trono con el disco solar en la cabeza, o de pie con cuernos de vaca en la cabeza. También aparece amamantando a un niño pequeño, que es Horus.

Maat Diosa de las leyes, la verdad y la justicia. Es hermana de Ra y esposa de Thot. Se la representa como una mujer con una pluma de avestruz en la mano, pluma que era la utilizada por Osiris como medida para pesar el alma del difunto.

Mut Reina de todos los dioses y madre de todas las cosas creadas, esposa de Amón. Aparece muchas veces como una mujer con cabeza de buitre y su nombre escrito en un ideograma.

Nut Diosa del cielo, (entendido como bóveda celeste). Se la representa como una mujer desnuda y enorme, cuya espalda arqueada cubre la tierra.

Osiris Dios principal de la muerte, marido de Isis e hijo de Horus. Muy a menudo aparece como un hombre con barba y el cuerpo vendado como una momia. Lleva también la corona del Alto Egipcio y en sus manos el cayado y el látigo, como símbolos de poder.

Ptah Dios creador primigenio, protector de artesanos y orfebres. Se le representa como una momia que lleva en las manos el ankh (símbolo de la vida) y un cetro.

Ra Dios creador y personificación del Sol. Como más veces aparece es como un hombre con cabeza de halcón o de toro y también tocado por el disco solar.

Sekhmet Diosa de la guerra y de las luchas, hermana de Ra y esposa de Ptah. Suele representársela como una leona o como una mujer con cabeza de leona.

Set Dios del caos y de lo aciago, personificación del desierto total. A menudo se le representa como una bestia enorme o como un hombre con cabeza de monstruo. También se le asocia con el cocodrilo, el hipopótamo y los animales que habitan en el desierto.

Thot Dios de la Luna, y medidor del tiempo, escriba de los dioses, señor de la magia y la sabiduría y deidad universal. Se le suele representar como un hombre con cabeza de ibis, o como un ibis o como un mandril con cabeza de perro.

CRONOLOGIA DE LA HISTORIA DE EGIPTO
5000-525. — XXVI dinastías en Egipto. Primeros pobladores hasta Menes (5000? ).— Período arcaico (? -3197).
3197-2779. — Época tinita (I y II dinastías).
2770. — La mastaba escalonada de Sakkara.
2700-2600. — Construcción de las pirámides de Gizeh.
2560-2400. — Construcción de las pirámides de Abusir (V dinastía).
2400-2270. — Construcción de las pirámides de Sakkara (VI dinastía).
2560-2423. — V dinastía.
2423-2233. — VI, VII y VIII dinastías.
2233-2065. —IX y X dinastías. 2065-1660. – Imperio Medio (XI a XVIII dinastías).
2065-2000. — XI dinastía.
2000-1788.— XII dinastía. Unificación de Egipto.
2000-1970. — Amenemhat I. 1970-1935,-Senusret I.
1935-1906. — Amenemhat II.

1906—1849. — Senusret II. 1849—
1801. — Amenemhat III.
1700—1555.—Época de los hicsos (XIV—XVII dinastías).
1680—1580. — XV y XVI dinastías.
1580. — Expulsión de los hicsos.
1580—1322. — XVIII dinastía.
1580—1558 — Amosis o Aahmés.
1545—1514. —Tutmes I.
1479—1447 — Tutmés III. Máxima expansión del Imperio.
1412—1376. — Amenhotep o Amenofis III. Su esposa Teye.
1376—1358. — Amenhotep IV. Reformas religiosas.
1358—1350. — Tutankamen. Reacción de los sacerdotes
de Tebas.
1350—1315. — Harmab.
1314—1210.—XIX dinastía.
1315. — Ramsés I.
1313—1292. — Seti I. Derrotas de los hetitas.
1292—1225. — Ramsés II.
1270. — Tratado de paz entre Egipto y los hetitas.
1214—1210. — Merenptah. Invasión de «los pueblos del mar».
1204—1172. — Ramsés III. Construcción del templo de Medinet Habu. 1090—945. — Egipto decae bajo la XXI dinastía.
945—745. — Los mercenarios libios dominan Egipto (XXII dinastía).
945. — Sesonc.
712—663.—Los reyes etíopes dominan Egipto (XXV dinastía).
688—663. — Taharka, el etíope. Los asirios se apoderan de Egipto.
663—609. — Psamético I. Salida de los asirios.
654. — Etiopía se separa de Egipto.
609—593. — Necao se apodera de Siria, pero es vencido por Nabucodonosor.
593—588. — Psamético II.
525. — Cambises conquista Egipto.
486.—484. — Sublevación de Egipto contra Persia
486.—465. — Jerjes.
485. — Jerjes desbarata una sublevación en Egipto.
454. — La escuadra griega es aniquilada en Egipto. Pérdida de Chipre.
450. — Atenas apoya a Egipto y Chipre.
414. — Amirteo separa a Egipto de Persia.
408. — Muerte de Amirteo. Egipto es conquistado por los persas.
378 361. — Nectanebo I funda la dinastía XXX.
358 341. — Nectanebo II.
334—331 — Alejandro se apodera de Asia Menor, Siria y Egipto.
332. — Alejandro ocupa Egipto.
332—331. — Alejandro funda la ciudad de Alejandría y visita el oasis de Ammon Siva.
323. — Muerte de Alejandro. Ptolomeo recibe Egipto.
306. — Ptolomeo toma el título de Rey de Egipto.
301. — Batalla de Ipsos.
285-247 — Ptolomeo II Filadelfos.
273. — Roma se alia con Ptolomeo Filadelfos.
250. — Ptolomeo Filadelfos se alfa con Antíoco de
Siria; éste se casa con Berénice, hija de aquél.
247-221. — Ptolomeo Evergetes.
246. — Conquista del Imperio seleucida por Ptolomeo.
221-204. — Ptolomeo IV Filopátor.
219-217. — Lucha de Antíoco contra Egipto.
217. — Victoria de Ptolomeo Filopátor en Rafeya
contra Antíoco IV.
204-181. — Ptolomeo V Epífanes. Influencia romana
en Egipto. 181-146. – Ptolomeo VI Filomáter.
171-168. — Menfis es conquistada por Antíoco, pero
los romanos le obligan a evacuarla.
170-117. — Ptolomeo VIII.
80-51. —Ptolomeo XIII Auletes. Disolución del reino de los Lágidas.
51-30— Cleopatra VII de Egipto. Comparte desde el 47 la soberanía de Egipto con su hermano y esposo Ptolomeo XIV.
48-47. — César interviene en Egipto.
37. — Antonio se casa con Cleopatra.
32-31. — Guerra de Octavio contra Cleopatra.
31 — Victoria naval de Octavio en Actium contra Antonio y Cleopatra.

Akenatón: Crisis de la Religión del sol

Significado de los Numeros en la Arquitectura Medieval Esoterismo

Significado de los Números en la Arquitectura

LOS NÚMEROS Y LA ARQUITECTURA MEDIEVAL: Los arquitectos góticos, al igual que sus antecesores egipcios y griegos, y, hasta hace muy poco, los sistemas métricos británicos, empleaban el cuerpo humano como referencia para medir los espacios y las cosas. Las medidas pequeñas se tomaban apoyando el pulgar doblado sobre la superficie, lo que daba una pulgada (todavía vigente en muchos oficios), de unos 2,5 cm; los objetos medianos se medían con palmos, de unos 20 cm, o pies, de 33 a 35 cm; y los mayores en codos, de aproximadamente 52 cm.

Estas medidas prácticas, sumadas o combinadas cuando era necesario, eran suficientes para la construcción propiamente dicha, una vez que estaban trazados los planos, en los cuales se debían establecer las dimensiones de los grandes bloques básicos, con sus naves, transeptos, ábsides, torres, etc.

Como en toda construcción sacra, estos elementos no se disponían «a ojo», según el buen saber y entender de los constructores. Tanto los arquitectos como algunos canónigos eran duchos en el manejo de fórmulas matemáticas basadas en la geometría euclidiana y la aritmética indoárabe, que contenían relaciones y simbologías religiosas, cuando no directamente mágicas.


EL NÚMERO DE ORO: más prestigiosa y difundida de las fórmulas matemáticas era la «sección áurea», llamada también divina proporción, que pretendía establecer una relación perfecta entre el todo y las partes. Se dice que fue descubierta por matemáticos egipcios, y se empleó en la mayor parte de los edificios y monumentos clásicos. El principio consiste en la división armónica de una recta, de forma que «el segmento menor es al segmento mayor como éste es al todo». Su resultado, llamado «número de oro» es 1,618, ampliamente utilizado por los arquitectos góticos y los artistas del Renacimiento.


San Agustín consideraba a los números como pensamientos de Dios, y toda arquitectura de intención religiosa o sagrada les ha conferido un valor simbólico y un cierto carácter de perfección. Los romanos otorgaban esta misteriosa cualidad a los dígitos de la primera docena. El arte gótico, además, sumó, multiplicó, y combinó en distintas variantes dichos dígitos hasta constituir una verdadera ciencia más o menos hermética.

Veamos, en grandes líneas, sus significados según la numerología del esoterismo cristiano:

Significa la Divinidad, el punto de partida de todas las cosas, incluyendo la serie de números naturales. Es también la unidad sagrada, el principio y el fin.

Simboliza los dualismos, tanto complementarios como opuestos: el cielo y la tierra, bien y el mal, lo masculino y lo femenino, la polaridad que hace posible la manifestación de la vida.

Su representación prácticamente exclusiva era la Santísima Trinidad, quizá el mayor y más controvertido misterio dogmático del cristianismo. La divinidad ternaria está también presente en otras religiones: Osiris, Isis y Thot en Egipto, o Brama, Vishnú y Siva en el hinduismo.

Simboliza el equilibrio material y espiritual: cuatro son los elementos, las estaciones del año, los puntos cardinales, los evangelistas y las virtudes cardinales.

Utilizado en puntas de estrellas o rayos de sol, simboliza la potestad creadora de Dios y, en tanto suma de 3 y 2, la vinculación de la Trinidad con el dualismo hombre-mujer, o sea el género humano.

No muy empleado en la arquitectura gótica, al ser suma del 2 y el 4 suele representar la virtud de lo completo, el equilibrio perfecto.

Número simbólico y mágico en sí mismo, su prestigio proviene de las siete jornadas del Creador en el Génesis, así como de las siete leyes herméticas de El Kybalión, de Hermes Trimegisto. Siete son también los sacramentos, los pecados capitales, los días de la semana, las maravillas del mundo clásico y las notas musicales. Esta •Afra, cierra el primer ciclo de la numerología.

Al ser inicio de un nuevo ciclo, representa el renacimiento, la renovación, el impulso creador y, en clave evangélica, la Resurrección. Por esto mismo suelen ser ocho las figuras de almas reencarnadas ante el Juicio Final. Es también símbolo de justicia reparadora, en alusión a la octava bienaventuranza: «Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia, porque de ellos será el reino de los cielos».

Es frecuente en la representación de la Jerusalén celestial, un plano dividido en nueve cuadrados o «cuadras». Se lo considera también símbolo de la luz, por eso las líneas de vidrieras en las catedrales solían dividirse en tres triforios, sumando nueve lucernarios o fuentes de luz.

10» Es la cifra de perfección y de retorno a la divinidad, en tanto es la suma de los cuatro primeros dígitos, y el número de los mandamientos de las Tablas de la Ley. Excepto para representar éstas, no ha sido muy empleado en la arquitectura catedralicia.

11» Es el menos importante de los números del segundo ciclo, y poco se puede decir sobre su significación y presencia en el campo de la construcción religiosa.

12» Número de gran simbolismo, que cierra la serie total de números «sagrados» y simboliza a la Iglesia universal en la representación de los doce apóstoles. Pero también en las doce tribus de Israel, las doce puertas de la Jerusalén celeste, los doce meses del año o signos zodiacales, representados con frecuencia en las catedrales góticas.

Apuntemos, finalmente, que la mala fama del número siguiente, el 13, se atribuye a que es la primera cifra no divina, que corta la continuidad de la serie perfecta, sin duda a causa de los efluvios malignos que posee.

Ahora bien, ¿cómo se utilizaba toda esta numerología simbólica en el diseño y construcción de las catedrales góticas? Lo cierto es que la casi totalidad de su estructura, desde la planta hasta los volúmenes que la alzaban, responden a fórmulas elaboradas a partir de ese simbolismo materna tico.

Toda catedral puede desagregarse en unas pocas formas geométricas sencillas, basadas en la significación de los doce números sagrados. La unidad, imagen del Dios único, se identifica con el punto y su extensión, el círculo, que alude también a los cultos solares. Son circulares los rosetones que presiden los pórticos, por los que se ve nacer la luz del día, y un semicírculo forma del ábside, cabeza de la cruz y sede de la cripta escondida.

La planta en crucero expresa la fuerza del número dos, la dualidad, las direcciones horizontal y vertical que componen el mundo. La Trinidad está representada en los tres pórticos de la fachada, los triforios, las tres marcas que dan acceso al coro, y el triángulo piramidal de algunos tímpanos o los que forman las nervaduras ojivales de las bóvedas.

El cuadrado, generalmente como rectángulo de proporción áurea, otorga simbolismo de divino equilibrio a las plantas de las naves y los planos de los tejados. Las torres tienen con frecuencia planta cuadrada, pero también las hay en forma de prismas hexagonales u octogonales, así como las linternas, flechas y pináculos exteriores.

Para cumplir las estrictas normas simbólicas que se han señalado, los arquitectos medievales diseñaban con regla, escuadra y compás todas las formas y volúmenes de la futura catedral, desde la estructura básica del conjunto hasta los menores detalles. Luego las medidas del boceto se trasladaban al terreno usando una cuerda de doce nudos, método que ya empleaban los constructores de las pirámides egipcias.

Esas formas, su repetición o combinación, junto a la abundante iconografía gótica, constituían una especie de lenguaje críptico. El hombre medieval, volcado tanto hacia lo sagrado como a lo oculto, podía «leer» la catedral como un libro de doctrina cristiana, pero también como una narración de la historia mítica del mundo.

Fuente Consultada: Historia Universal Salvat Tomo 10

Homosexualidad y el Amor Conyugal en la Edad Media Matrimonio

LA EDAD MEDIA: AMOR Y HOMOSEXUALIDAD

resumen de la edad media 

La Homoxesualidad:  Aunque la iglesia condenó la homosexualidad en la Baja Edad Media, no le había preocupado demasiado el comportamiento homosexual, y tal actitud también prevaleció en el mundo secular. Sin embargo, alrededor del siglo XIII, estas actitudes tolerantes cambiaron drásticamente.

Algunos historiadores relacionan este cambio con el clima de temor e intolerancia que prevaleció en el siglo contra los grupos minoritarios que se apartaban de la norma de la mayoría.

Un enfoque preferido de los críticos fue identificar a los homosexuales con otros grupos detestados.

Se describió la homosexualidad como una práctica regular de musulmanes y conspicuos herejes, como los albigenses. Entre 1250 y 1300, lo que se había tolerado en la mayor parte de Europa, ahora constituía un acto criminal que merecía la muerte.

La legislación contra la homosexualidad se refería a ésta, por lo común, como un pecado “contra natura”.

Éste es precisamente el argumento desarrollado por Tomás de Aquino, quien ha formado la opinión católica en esta materia durante siglos.

En su Summa Teologica, Tomas de Aquino manifestó que el propósito del sexo era la procreación , por lo tanto, solo podía ser practicado legítimamente de forma que no excluyera esta posibilidad.

Así la homosexualidad era «contraria a la naturaleza» y constituía una desviación del orden natural establecido por Dios. Este argumento y las leyes que prohibían la actividad homosexual so pena de castigos graves siguió siendo la norma en Europa y en cualquier parte del mundo cristiano hasta el siglo XX.

El Amor Conyugal y Extraconyugal:

En la mayoría de los textos altomedievales no se hace referencia a la relación conyugal con la palabra amor, utilizándose más bien el término «caritas».

Este término lo utiliza Jonás de Orleans en el siglo IX para hacer referencia al amor que conlleva la «honesta copulatio«, la relación sexual que tiene como objetivo la procreación, una relación carnal sin desbordamientos y absolutamente fiel y desinteresada.

Eginhardo, el biógrafo de Carlomagno, hace referencia a su fallecida esposa como «su mujer, su hermana, su compañera» mientras que una pareja del siglo V se separan para disfrutar del matrimonio místico con Dios.

Sí se emplea la palabra amor para hacer referencia a la relación extraconyugal, cargada de pasión.

En la Alta Edad Media se considera que el amor es un impulso irresistible de los sentidos, un impulso de deseo que difícilmente puede manifestarse en el ámbito matrimonial.

Los paganos encuentran el origen de esta pasión en la divinidad mientras los cristianos la achacan al maligno Satán, por lo que este amor debe ser destructor.

Los germanos utilizan un término relacionado con el deseo sexual: la «líbido», curiosamente siempre relacionado con las mujeres.

Los códigos legales hacen referencia a este ardor sexual, hablando de las viudas: «toda viuda que libre y espontáneamente, vencida por el deseo se haya unido con alguno y esto haya acabado por saberse pierde inmediatamente sus derechos y no puede casarse con el hombre en cuestión».

Bajar Archivo Con La Vida en la Edad Media (completo)

Viviendas y Comidas en la Edad Media

LA EDAD MEDIA: CASAS Y COMIDAS

resumen de la edad media 

Demografía en la Edad Media:

Hace mil años, la población mundial era mucho más reducida que en la actualidad. Probablemente, toda Inglaterra tenía menos habitantes entonces que Manchester hoy en día, y muchos menos que el Londres contemporáneo.

China debía contar con una décima parte de su población actual.

La población creció ininterrumpidamente entre los años 500 y 1900, de 200 millones a poco mas de 1600 millones en 1900. Se ve una tendencia que se remonta a la aparición de la agricultura. Hubo de transcurrir mucho tiempo para que la población empezara a aumentar rápidamente, y aunque el proceso se aceleró en el transcurso de los siglos, el crecimiento fue bastante lento en casi todos los puntos del globo hasta 1700.

La razón estriba en que para que hubiera más población tenía que haber más alimentos y durante muchos siglos la única manera de obtenerlos consistió en talar bosques y cortar maleza para procurarse tierras de cultivo, tarea que también resultaba muy lenta.

A veces se malograban las cosechas o sobrevenía una epidemia de peste u otra enfermedad que diezmaba a los campesinos y no quedaba nadie para trabajar la tierra.

Por eso la gente también moría de hambre, en ocasiones a millares. Entre 4350 y 1400 perecieron millones de europeos,

 como ocurrió en la China y la India hace apenas un siglo (o en estos mismos países y Rusia en fechas aún más recientes).

Cuando se producía una catástrofe de esta naturaleza la población tardaba mucho tiempo en recuperar el nivel anterior.

Otro de los motivos por los que el crecimiento de la humanidad fue muy lento radica en el bajo índice de la esperanza de vida; incluso hace pocos siglos los europeos no llegaban a los cuarenta años, debido en parte a una alimentación peor que la actual.

La mayoría de las personas crecía con un cuerpo desmedrado, huesos débiles y menores probabilidades de superar las enfermedades que los habitantes del mundo de hoy en día.

Los estudios antropológicos en los cementerios han permitido un mayor acercamiento a la demografía de la época. Podemos afirmar que la mortalidad infantil era muy elevada, estableciéndose la tasa en 45 por mil.

La esperanza de vida rondaría los 30 años, situándose la longevidad media entre 30 y 40 años para las mujeres y 45 años para los hombres.

La mayoría de los fallecimientos femeninos se producen entre los 18 y 29 años debido a fiebres puerperales o a partos difíciles.

La natalidad también era muy alta, estimándose en un 50 por mil pero las familias sólo tenían -por término medio- un par de hijos que alcanzaran el matrimonio.

La estatura media se acercaría a 1,67 metros para los hombres y 1,55 para las mujeres, estaturas bajas posiblemente debido a la malnutrición.

Entre las enfermedades mentales encontramos numerosas depresiones, neurosis que explicarían parálisis o fenómenos como las manos engarfiadas provocando que las uñas atravesaran las palmas, manías agudas acompañadas de epilepsias o estados maniacos asociados o provocados por el alcoholismo.

La poliomielitis estaría también a la orden del día debido a la desastrosa situación de los acueductos y la necesidad de consumir agua estancada.

(Estos datos han podido ser constatados gracias a los registros de los lugares de peregrinación ya que los monjes registraban los casos médicos que llegaban para intentar establecer diagnósticos siguiendo las enseñanzas de Hipócrates.)

En consecuencia, y hasta época muy reciente, se producían descensos bruscos de población a causa de la escasez y las enfermedades, a pesar de lo cual podemos decir que el número de seres humanos siguió aumentando.

Después se disparó repentinamente, gracias a una mayor producción de alimentos y a que los médicos descubrieron métodos para combatir las enfermedades, circunstancia que, en gran medida, desembocó en la invención de la «demografía» —el estudio de la población— en los dos últimos siglos. Pero de momento dejaremos a un lado este repentino incremento, pues sólo vamos a ocuparnos del crecimiento lento que se produjo entre los años 500 y 1500.

En la mayoría de los países había muchas más ciudades en 1500 que en el 500. Algunas eran muy grandes, pero por lo general no podemos decir lo mismo en el caso de Europa, si bien París, Milán, Florencia, Venecia y Génova se aproximaban a los 100.000 habitantes poco después de 1300.

Mucho antes de esta fecha, Constantinopla ocupaba más de 1.500 hectáreas cuando París apenas tenía 10. Pekín contaba con 1.000.000 de habitantes, aproximadamente, hacia el 1200 d.C., Roma con unos 20.000 (la población se había reducido con respecto a la de la época del imperio romano, que se elevaba a 1.000.000).

Durante más de un milenio, la mayoría de los europeos vivió en ciudades de menos de 10.000 almas; el cambio más destacable entre el 500 y el 1500 consistió en que aumentó el numero de ciudades de ese tamaño.

Además, la suerte de las grandes ciudades estaba sometida a frecuentes altibajos. Pongamos como ejemplo una vez más á Constantinopla: podía tener 300.000 habitantes en el siglo VI, pero en el XV este número se redujo a una octava parte.

En la Europa del 500 había pocos intercambios comerciales entre países e incluso entre ciudades. Un siglo más tarde se convertiría en el centro comercial más importante del mundo.

Por entonces sus comerciantes llevaban ya mucho tiempo realizando transacciones con China y trayendo productos del Lejano Oriente en caravanas que recorrían la denominada «ruta de la seda» (porque por este camino se transportaba la seda china), que atravesaba el Asia Central.

 En el siglo XIV establecieron centros comerciales en las costas africanas, de los que procedían los esclavos que llegaban a Europa. Sin embargo, mucho antes de esta época ya había otros pueblos que realizaban importantes actividades comerciales.

Poco a poco, los barcos pasaron a ser el vehículo más común para el transporte de mercancías a grandes distancias, sobre todo a partir del 1500. En el interior del continente europeo resultaba más fácil llevar los productos por vía fluvial que por las carreteras, que eran mucho peores que en época romana.

Aparecieron las ferias, y varias ciudades se especializaron en el comercio con lugares lejanos. Durante mucho tiempo la más destacada fue Venecia, que dominaba la mayor parte del tráfico comercial marítimo con el Mediterráneo oriental y el Asia Menor.

Al igual que la población, el comercio creció muy lentamente durante mucho tiempo.

El cargamento de todos los barcos que atracaban en la Venecia medieval en el transcurso de un año— podía tener cabida en un carguero actual, y aún sobraría espacio. Pero con las caravanas y los barcos llegaban otros elementos menos apreciados: por ejemplo, las ratas, portadoras de las pulgas que propagaban gérmenes desde Asia hasta Europa.

Fuente Consultada: Historia Universal Ilustrada Tomo I de John Roberts

Bajar Archivo Con La Vida en la Edad Media (completo)

EL Vestido y Aseo en la Edad Media Moda, Telas y Colores

LA EDAD MEDIA: VESTIDO, MODA Y ASEO

Vestido y Aseo:

Los germanos solían utilizar amplios vestidos forrados que se ceñían ligeramente al cuerpo gracias a fíbulas o cinturones. Una camisa de lino hasta las rodillas sobre la que se ponía una túnica, pantalones con polainas y botas o zuecos, dependiendo de la condición social, sería la indumentaria masculina mientras que las mujeres nobles llevaban sobre la túnica una especie de bata abierta por delante y recogida con una cadenita que permitía caminar.

Si eran campesinas se vestían sólo con la túnica. Los días de frío se utiliza un chaleco de piel y un manto de lana.

Los hombres germanos solían llevar el cabello largo y la frente, la barba y la nuca despejadas mientras que los romanos se lo cortan sobre la nuca. La longitud del cabello obedece a un claro simbolismo ya que indica fuerza, bravura y virilidad.

Por eso los esclavos y los clérigos tienen la obligación de estar tonsurados, quedando sólo en su cabeza una corona de cabello o una banda que va de oreja a oreja, moda habitual entre los monjes irlandeses. No en balde, cortar el cabello a una joven o a un muchacho estaba castigado 45 sueldos. El desnudo sólo se permitía en dos casos, al lavarse o al ir a dormir.

Hasta el siglo VIII el bautismo se había realizado, tanto a hombres como mujeres, por inmersión en una piscina adosada a la catedral.

La ceremonia se celebraba las noches del sábado santo y los neonatos en la religión recibían el bautismo desnudos.

La desnudez bautismal tenía un simbolismo que desapareció en época carolingia al sustituirse el bautismo por inmersión, aplicando al cuerpo desnudo exclusivamente carga sexual.

Esta es la razón por la que se empezó a vestir el cuerpo de Cristo cuando se le representaba en la Crucifixión o san Benito aconsejaba a sus monjes acostarse vestidos.

La cocina medieval se basaba en fuertes condimentos para mejorar el sabor de platillos dudosos, especialmente el de la carne, que se conservaba en alacenas no muy limpias y no muy frescas. La esposa del burgués sembraba hierbas de olor junto a la puerta de la cocina.

Además de condimentos caseros, como tomillo, ajo y semillas de peonía, siempre había sal; se adquiría mostaza y azafrán, y los comerciantes llevaban desde Oriente grandes cantidades de pimienta. Pero el azúcar era un lujo escaso. Los cruzados introdujeron el gusto, junto con el maíz, los limones y melones. Los conos de azúcar eran tan costosos que siempre los mantenían en lugar seguro.

Era común comer pescado, pues la Iglesia decretó que no se debía comer carne los viernes (incluso sábados y miércoles, en los albores de la Edad Media). En la cuaresma, estaba prohibido comer carne, huevo y productos lácteos, por lo que la mitad del año era de «días de pescado». Lo cocinaban con perejil e hinojo, y el arenque era un platillo popular.

La mujer y el hombre sólo podían mostrarse desnudos en el lecho donde tendrá lugar la procreación, aportando al tálamo un cierto aire de sacralidad. Incluso la ley regulaba los contactos ya que si un hombre libre tocaba la mano de una mujer debía de pagar 15 sueldos que aumentaban a 30 si se trataba del brazo hasta el codo, 35 sueldos por tocar encima del codo y 45 si eran los senos la zona tocada.

La razón de estos castigos estaría justificada por las ceremonias paganas en las que las mujeres se desnudaban para atraer la lluvia o provocar la fecundidad de la tierra. De esta manera tocar a la mujer supondría un atentado contra la generación de la vida. El aseo personal solía hacerse en los lechos de los ríos o en las piscinas de aguas termales.

Los príncipes carolingios se bañaban y cambiaban sus ropas los sábados. Nos han quedado restos de utensilios de cuidado personal como tijeras, pinzas depilatorias o peines, especialmente para las damas que mesaban sus cabellos y los «esculpían» con ayuda de largas horquillas.

Encontramos numerosas joyas que servían para adornar vestidos y capas, considerándose la orfebrería germánica como una de las más atractivas de la historia. Nos han quedado sortijas, anillos, pendientes, horquillas, broches, placas-hebillas, joyas que exclusivamente podían utilizar las mujeres como se ha podido constatar en los yacimientos arqueológicos. Estas joyas nos dan fe de la existencia de grandes fortunas en la Alta Edad Media.

Tenemos el ejemplo de un general merovingio llamado Mummolus, quien a su muerte dejó 250 talentos de plata y 30 de oro lo que suponían 6250 kilos de plata y 750 de oro, fortuna entre la que destaca una fuente de 56 kilos.

Un esclavo culto llamado Andarchius valoró su fortuna en 16.000 sueldos de oro -unos 68 kilos- para convencer a una noble dama de que podía casarse con su hija. El obispo Didier de Auxerre legó a su iglesia en el año 621 aproximadamente 140 kilos de orfebrería litúrgica. Son algunas muestras de la pasión por el oro y la plata desencadenada en estos tiempos.

VESTIMENTA MEDIEVAL GOTICO
VESTIMENTA MEDIEVAL ROMANICO

VESTIMENTA MEDIEVAL

Medievo románico (de 900 a 1200).
En los comienzos de la Edad Media surgió y se difundió un estilo artístico denominado románico, en cuya formación intervino la fusión del estilo romano con el germánico (los bárbaros). La vestimenta de aquella época se caracterizó por el uso de largos calzones, «bragas», y cinto (elementos germánicos) y la persistencia de túnicas y capas (elemento romano).

Medievo gótico (de 1200 a 1450).
En el siglo XIII se plasmó en Francia un estilo nuevo: el gótico, que tendió hacia las formas perfiladas y esbeltas. Los sastres de la época crearon vestidos muy largos y sueltos, semejantes para hombres y mujeres. Se llevaba una almilla con mangas largas y un jubón sin mangas. Casi todos los vestidos eran de lana, y los ricos los adornaban con bordes de piel, bordados y joyas. Eran típicos la caperuza «con cuernos» (que usaba Dante), el sombrero en forma de «pan de azúcar» y un calzado muy puntiagudo.

ALGO MAS SOBRE EL TEMA…

En el siglo XIII , los acaudalados dormían en camas de madera decoradas con tallas y dibujos, y usaban sábanas de lino, almohadas y edredones bordados. Se acostumbraba colgar cortinas alrededor de las camas, desde el techo o de ganchos de fierro en los muros, para dar privada en las habitaciones compartidas, y para abrigarse de las corrientes de aire. Dotadas de lámparas, estas camas eran habitaciones dentro de las habitaciones.

Los recipientes y vasos de vidrio no eran comunes, pero, a partir del siglo XIV, el vidrio se usó para poner vitrales en casa de los comerciantes. Eran pequeños: montados sobre retículas de plomo o montantes de madera sobre un marco de hierro; a menudo, los dueños, al mudarse de casa, se llevaban los vitrales con ellos. Los espejos de vidrio fueron uno de los muchos artefactos nuevos llevados por los caballeros cruzados.

Conforme aumentó el contacto con Oriente —de lo cual se encargaron los cruzados—, se modificaron los interiores de las casas. El caso de las alfombras fue el más notorio: en las residencias de los comerciantes, reemplazaron la bayeta, un áspero paño de lana. Sirvieron para cubrir bancas y sillas, y como tapices. Y aparecieron los tapetes, no siempre importados: a partir del siglo XII, los fabricantes europeos comenzaron a producir sus alfombras, copiando modelos turcos y persas.

Telas suntuosas y colores vivos
Las telas aumentaron en suntuosidad cuando los cruzados introdujeron el algodón, la diáfana muselina (cuyo nombre se deriva de Mosul, en Irak), el damasquino (de Damasco) y la gasa (de Gaza, en Palestina). Estos materiales transformaron la indumentaria medieval y le dieron un aire exótico. Las mujeres casadas acostumbraban cubrirse el pelo, y a principios de la Edad Media usaban tocas.

Con las nuevas telas, posteriormente aparecieron tocas con puntas, de las que pendían velos de gasa. Los hombres vestían de colores moteados o con diseños de franjas. A partir del siglo XIV, las ropas se adornaban con cortes en zigzag en los bordes, o en diversas formas.

Los nobles usaban con frecuencia túnicas ultracortas; de esta manera mostraban las piernas cubiertas con mallas. Era una moda que los clérigos no aprobaban de buen grado. Los zapatos largos y en punta, propios de los más sofisticados, se hicieron tan alargados que era necesario atar las puntas a la rodilla, para que fuese posible caminar con ellos. Estas «pezuñas del diablo, con hocico y colmillos», eran abominables según la Iglesia, y se aprobaron leyes que intentaron restringir su longitud.

Bajar Archivo Con La Vida en la Edad Media (completo)

resumen de la edad media

Resumen de La Edad Media

RESUMEN LA EDAD MEDIA

Introducción:
El Medioevo Europeo

A los fines de ubicar esta etapa historia cronologicamente decimos que la edad media comienza con la caída del imperio romano de occidente en el año 476 y termica con la toma de Constantinopla por los turcos en 1453.

La Edad Media de Europa Occidental fue una larga etapa, de logros culturales muy dispares. Atento a ello, y con el simple propósito de adoptar un criterio metodológico, la dividiremos en tres períodos, de acuerdo a sus características más notables.

La Alta Edad Media comprende los siglos V al IX: se caracteriza por la quiebra de la Unidad Romana que deja paso a los nuevos estados germano-latinos, empeñados en alcanzar su estabilidad y recomponer las instituciones de los vencidos.

Será una etapa muy dura, de evidente retroceso cultural y de laboriosa gestación de nuevos valores. En este intento influirá de manera preponderante la Iglesia, convertida en la maestra de los nuevos pueblos europeos.

– La Era Feudal, comprende los siglos IX al XIII. Fracasado el intento de recomponer la Unidad y ante nuevas y más feroces invasiones (norman dos y húngaros) se evidencia la extrema debilidad de los gobiernos centrales, incapaces de proveer a la defensa, obligando al pueblo a recurrir el auxilio de los señores locales.

La Iglesia alcanza la culminación de su prestigio político y organiza expediciones de rescate de los Lugares Santos —las Cruzadas— y de expansión de su poderío.

– La Baja Edad Media, comprende los siglos XIII y XIV. Finalizan los Tiempos Medievales, y en Europa se avizoran notabilísimos cambios en todos los órdenes de la vida que presagian la proximidad de la Edad Moderna.

Fue una etapa muy fecunda que se distinguió por el constante progreso intelectual —en filosofía, literatura y arte— por una asombrosa prosperidad material, y un nuevo concepto de la libertad humana, alcanzados por los pueblos europeos.

RESUMEN DE LOS PRINCIPALES SUCESOS DE LA EDAD MEDIA

Caballero medieval

En el siglo II d.de C. el imperio romano había llegado a su apogeo, tan poderoso y vasto como era posible imaginarse, para conservar el dominio de sus territorios necesitaba mantener grandes ejércitos distribuidos por todas sus fronteras.

La ambición de poder por parte de los generales de estos ejércitos provocó grandes y sangrientas luchas por el poder.

Cada general pretendía ser emperador. Además los soldados ya no eran fuertes, patriotas y disciplinados como lo eran antes y sumado a esto nos encontramos con un pueblo pobre y totalmente desmoralizado.

En el año 400 el imperio había disminuido drásticamente, no se conocen las causas. pero podría ser por plagas y por el consumo de agua que circulaba por conductos de plomo y que podía producir intoxicaciones masivas.

El imperio debía recaudar lo impuestos para poder mantener sus ejércitos, cosa que cada día se les hacía más difícil. La producción agrícola consecuentemente también decaía y Roma se vió obligada a depender de otras provincias, como las del norte de Africa, para subsistir.

El ejército romano debió contratar hombres para sus ejércitos, casi todos ellos llamados: Bárbaros ,que significa extranjeros (que no hablan la misma lengua).Había una elevada proporción de hombres extranjeros, sin arraigos patrióticos, en los ejércitos de Roma.

Los esclavos , que representaban un alto porcentaje de la población, también eran bárbaros, es decir, el imperio estaba «barbarizado». Ya en el año 395, Teodosio, fue el último emperador de todo el imperio , y que antes de morir lo dividió en el imperio de oriente y occidente.

La capital del imperio  de oriente fue la ciudad llamó Constantinopla (Bizancio), fundada por Constantino, (actual Estambul), con la intención de asegurar la estabilidad del imperio.

Roma fue la capital de occidente. En el 375 los pueblos bárbaros comenzaron a invadir más seguidamente a Roma, ya que la veían disminuida y su vez, ellos debían huir de otro pueblo muy fuerte y guerrero que bajaba desde Asia y era comandado por su rey Atila: los hunos. 

En el 395 Teodosio dividió el imperio entre sus dos hijos y a Arcadio le asignó el de oriente, con capital Constantinopla.

Además la antigua religión sufrió severos cambios y análisis. ya que hubo una amplia difusión del Cristianismo, hasta el punto que Constantino, la declaró como religión oficial del imperio en el 330.

El imperio de occidente día a día se vió más débil y consecuentemente más amenazada por los bárbaros. hasta que por último un jefe de los heráculos, llamado Odoacro, en el año 476 pone fin al imperio, tomando todo el poder terminando con este hecho la Historia Antigua.

Estructura Social en la Edad Media:

La Iglesia: Como representante de Dios en la tierra, nominalmente constituía la cúspide de la sociedad medieval, aunque su poder era de hecho cuestionado por los señores feudales.

La Nobleza: Estaba integrada por los señores feudales, que eran los propietarios de la tierra y contaban con fuerza militar propia.

El rey: De hecho, era también un señor feudal, por lo general e! más poderoso, cuya voluntad los demás convenían en acatar, aunque no en todos los casos.

El Campesinado: Aunque de él dependía la producción agraria, este sector era el más explotado. Los campesinos libres trabajaban en arriendo parcelas de tierra y pagaban impuestos por ello. Los siervos, en cambio, formaban parte de la propiedad feudal, como los anímales, los bosques o los nos.

Caída del Imperio Romando Ampliar El Tema en Este Sitio

EDAD MEDIA:

Para su estudio se la divide en tres etapas:
Temprana Edad Media (s. V al VIII d.c.)
Alta Edad Media (s. IX al XI d.c.)
Baja Edad Media (s.XI al XIV d.c.)

A partir de este último hecho. comienza una nueva etapa en la Historia, que se la conoce como la Edad Media. Esta etapa que extiende por un período de diez siglos, y se caracteriza por:

* Las invasiones y conquistas de los bárbaros, sobre las diversas provincias del imperio romano.

* El establecimiento del Imperio de Carlomagno, guerrero franco que intentó reconstruir el antiguo imperio de Roma.

* El nacimiento, en Arabia, de una nueva religión, llamada musulmana o islamismo, predicada por Mahoma.

* La invasión a España de los musulmanes, los cuales fueron definitivamente expulsados por los Reyes Isabel y Fernando.

* La implantación de un nuevo sistema de «gobierno». el feudalismo, sistema por el cual unos pocos terratenientes se adueñaron de la tierras de casi todo Europa y de sus habitantes, a quienes les permitían explotar sus tierras a cambio de un impuesto.

* Las Cruzadas. que fueron expediciones religiosas y militares, para recuperar el sepulcro de Cristo.

* La desigualdad social y el predominio de la Iglesia fueron otras de las características de esta época.

a)Primeras Invasiones Bárbaras Ampliar el Tema en este Sitio

Quebrada la unidad política, social y cultural del imperio romano , con el correr de los siglos entre IV y VIll, el mapa del Mediterráneo se fue transformando, quedando tres grandes civilizaciones: la romano-germánica en Occidente, la bizantina en Oriente y la islámica en el norte de Africa y España.

 Invasiones Bárbaras

La gran mayoría de los bárbaros hablaban lenguas germánicas, de ahí que se los conoce con el nombre de germanos.

Al llegar a las fronteras imperiales, algunos trataron de penetrar violentamente , por lo que generaron permanente luchas contra los guardias romanos. Otros se asentaron de manera pacífica y establecieron pactos con Roma. lnclusive muchísimos llegaron a formar parte de los ejércitos del imperio.

En el siglo IV, esto pueblos germanos se vieron atacados y perseguidos por los hunos, comandados por Atila, por lo tanto debieron penetrar en el territorio romano. Las defensas de Roma fueron derribadas.

Se pueden decir que a través del tiempo, debido a convivencia entre diferentes culturas, los bárbaros fueron romanizados y los romanos fueron barbarizados.

Por lo tanto no puede verse como una invasión de un día para otro, en donde los bárbaros remplazaron a los romanos y ocuparon sus territorios. El proceso fue mucho más complejo.

Mientras tanto el imperio Bizantino. quedó al margen de este proceso de cambios, ya que los invasores germánicos fueron rechazados, conservando su unidad política hasta el siglo Blas antiguas provincias romanas se fueron poblando cada vez más con la llegada de los pueblos germanos, que estaban formados por los francos que conquistaron las Galias, los anglos y sajones que ocuparon Inglaterra, los lombardos que llegaron a Italia y los visigodos que entraron en España, obligados por la presión de los francos en la Galia.

Todo esto dió lugar a la formación de nuevas unidades políticas (países) que se llamaron los reinos germánicos, que fueron desplazando a las antiguas instituciones romanas para constituir monarquías hereditarias.

Los jefes germanos se apoderaron de las propiedades de los terratenientes romanos, formándose una aristocracia germana de grandes propietarios.

Los campesinos pobres y hambrientos se unieron en aldeas y trataron de producir sólo para su subsistencia. Los más pobres fueron despoblando las ciudades para retirarse al campo.

b) Imperio de Carlo Magno Ampliar el Tema en este Sitio

No todos los reinos germánicos tuvieron la misma importancia histórica , ni subsistieron el mismo tiempo, algunos de ellos desaparecieron rápidamente, mientras que otros perduraron durante siglos.

Uno de ellos fue el imperio Carolingio ubicado entre los ríos Loira y Rin, fundado por Clodoveo en el siglo V, y que se fue consolidando durante los siguientes 200 años bajo la dinastía de los merovingios.

Rey Carlomagno

Este pueblo, pagano, se convirtió al catolicismo, primer paso rumbo a la civilización. Unos de los principales emperadores de este pueblo fue: Carlomagno, que en la navidad del año 800, León III lo corona. (de paso era defendido de quienes querían arrebatarle los estados pontificios).

Su reinado fue muy largo, estuvo 43 años (771 – 814) a cargo de este pueblo, y llevó exitosas empresas, con intenciones de reconstruir el Imperio Romano de Occidente. Las empresas de este emperador tuvieron dos fines principales:

  • Conquistar territorios
  • Difundir el cristianismo.Después de organizar su país, emprendió campañas conquistadoras, consiguiendo el dominio de Italia, expulsó a los árabes al otro lado de los Pirineos, y tras una guerra de 30 años pudo vencer a los sajones. La extensión de su imperio fue mayor a la del Imperio Romano de Occidente.

No sólo fue un importante conquistador, sino también es considerado como un hábil político, gran administrador. respetuoso de la libertad , de la justicia y del orden. Organizó la milicia y la iglesia. Protegió las ciencias y la instrucción, fundando varias escuelas.

Fundó ciudades protegió la agricultura, la industria, el comercio, construyó obras de beneficio público, como carreteras, puentes y canales.

Con la finalidad de organizar sólidamente sus territorios, los subdividió en marcas y condados, el emperador designaba condes y marqueses, como los gobernadores de esas zonas y enviada funcionarios especiales para supervisar que se cumplieran las órdenes.

Esta división del poder hizo, que los marqueses y condes tomaran poder, que inclusive llegó a a superar al propio rey, porque poseían grandes territorios y tenían el control sobre numerosos hombres, entonces comenzaron luchas por el poder mismo, que consecuentemente produjo la desintegración del imperio.

A su muerte, le sucede su hijo Luis El Piadoso, con muy poca habilidad para gobernar, lo que sumado a la invasión de los normandos (navegantes y piratas de Dinamarca, Suecia y Noruega), provocó la caída del imperio de Carlomagno, el cual se repartió al poco tiempo entre sus tres nietos, formándose los reinos de: Francia.

Germania y Italia. Luego Germania (actual Alemania), lucha contra Francia, por el dominio de Italia. Gana ese territorio incluido los estados pontificios. Nace así el Sacro Imperio Romano

c) Nacimiento del Islamismo Ampliar el Tema en este Sitio

Mahoma nació a fines del siglo VI. en la ciudad de la Meca, en Arabia. Era hijo de una familia pastores, muy humilde. Su primera ocupación, desde muy joven, fue como conductor de caravanas. Durante sus viajes. Mahoma se relacionó con judíos y cristianos, y ese trato le generó la idea de reformar la religión de su pueblo.

Cuenta la tradición musulmana,. que a Mahoma se le apareció en arcángel San Gabriel, y le dijo: Predica y Mahoma, creyéndose profeta empezó a predicar a los árabes la idea de un único Dios.

y la condenación de los ídolos que adoraban. La síntesis de su pensamiento puede concretarse en: No hay más Dios que Alah, y Mahoma es su profeta.

Así nació el islamismo. que quiere decir sometimiento, a quines mueren por Alá, se le promete un paraíso de bienes materiales. Es una doctrina, mezcla de cristianismo y judaísmo.

Mahora, Líder del Islamismo

A causa de su predicación, los árabes lo amenazaron de muerte y debió huir a la ciudad de Medina en el año 622. acto que se conoce con el nombre de La Hégira, y es el comienzo de la era musulmana.

Vencidos sus opositores, Mahoma, puede volvería a La Meca y desde entonces fue el profeta de toda Arabia.

Era en extraordinario orador, exponía su doctrina con un lenguaje hermoso y claro. De porte noble y varonil, los árabes lo comparaban como un sol naciente.

Los discípulos tomaban nota de todas las prédicas y luego las condensaron. después de su muerte en sólo libro llamado: El Corán, que significa la lectura. Este libro contiene 114 capítulos, y todos comienzan con la misma oración: En el nombre de Dios, clemente y misericordioso.

Los musulmanes de acuerdo con El Corán deben:
Orar cinco veces al día, y a determinadas horas.
Observar ciertos principios de higiene
Practicar abluciones (purificarse por medio del lavado con agua)
Ayunar durante un mes.
Brindar abundante limosna a los pobres.
Ordena llevar la guerra santa, a todo pueblo que no sea musulmán.

Esta doctrina a influido decisivamente en la vida de los árabes,. a tal punto que el fanatismo a hecho que cualquier problema en su vida cotidiana es porque estaba escrito, es porque Alá, así lo quiere.

Los sucesores de Mahoma, se llamaron Califas o Comendatos de los creyentes, y cumplieron con la guerra santa, llevando sus ejércitos por todos los pueblos que no lo profesaban.

Esta guerra, no era más ni menos, que guerra de pillaje y exterminio, conquistando pueblos de Asia Menor, Egipto, Persia, India, Túnez, Argelia, Marruecos. y casi toda España. Con todos estos países se formó el imperio árabe, o imperio de los Califas.(que cuando es conquistado por los turcos, los califas son reemplazados por los Sultanes)

Los árabes fundaron El Cairo en Egipto, y también fueron los responsable del saqueo e incendio de la famosa e increíble Biblioteca de Alejandría, con millares de volúmenes de una riqueza literaria extraordinaria, con el siguiente criterio de califa Omar:»Si todos estos libros repiten la verdad del Corán, sobran, y si las niegan son falsos».

En menos de 100 años el imperio árabe, tomo proporciones extensas, pero al igual que el imperio romano, no pudo subsistir y fue dividido en tres califatos: el de España, el de Egipto y el de Oriente, con capitales Córdoba, El Cairo y Bagdad, respectivamente.( en el 750)

La lucha en España contra los musulmanes duró varios siglos. Empujados hasta el sur, Granada fue su último refugio, de donde fueron expulsados definitivamente en 1492, por los reyes católicos.

d) El Feudalismo Ampliar el Tema en este Sitio

Los Señores:
En la Edad Media existía una clase social muy alta, formada por un grupo privilegiado de guerreros y religiosos, estos últimos, miembros destacados de la Iglesia. La nobleza guerrera vivía en los castillos y sus principales ocupaciones eran la guerra y los torneos de combate entre caballeros.

Sus ingresos procedían de los tributos que les pagaban sus siervos por el usufructo de sus tierras. Los caballeros eran de una clase social un poco menor que los terratenientes militares y religiosos, y se podía llegar a ella, gracias a algún mérito durante una guerra o combate.

Los sacerdotes, abades y obispos pertenecían al mismo grupo social que la nobleza guerrera, y eran los responsables de la dirección de una de la instituciones más importantes de la Edad Media: la Iglesia.

La importancia de la Iglesia, se había consolidado tiempo atrás, cuando el imperio romano le había donado grandes extensiones de territorios en diferentes lugares de Europa.

Este poder hizo que la vida de los obispos y abades se deformara. alejándose de los principios básicos del catolicismo: pobreza, obediencia y castidad. Llevaban una vida de riquezas, vasallos que le rendían homenajes y tributos y siervos que le trabajaban la tierra.

Para justificar esta forma cómoda de vida, los teólogos afanaban que para mantener la sociedad en armonía debían existir estar tres clase sociales, interdependintes: los que guerreaban, los que oraban y los que trabajaban.

Otras de las funciones importantes de la iglesia, fue que muchos monasterios e iglesias se dedicaron a traducir, interpretar y archivar todos los libros de la época, lo que hizo que se transformaran en verdaderos centros de cultura. El idioma utilizado era el latín, considerado como lengua culta y universal. También allí se formaban a los sacerdotes.

Los Campesinos:
Los campesino eran la clase social más baja de esta época, y se dedicaban a la cría de animales y a la agricultura.

Estas actividades las venían desarrollando desde varios siglos atrás, cuando comenzó la decadencia del imperio romano. Cada familia funcionaba como una unidad de producción y producían lo necesarios para vivir.

Con el tiempo éstos debieron también producir para mantener a la nobleza guerrera y religiosa. Los campesinos también se unieron formando aldeas, ubicadas en el medio de grandes extensiones de campos. Eran muy pobres, formadas por casas de adobe y paja.

En estas comunidades había también otras personas que realizaban otro tipo de actividad eran los artesanos, ellos trabajaban la madera, los metales, el barro, el cuero, etc.

Sus trabajos eran usados en la producción agrícola y en la vida cotidiana. Los campesino no eran propietarios, en realidad los verdaderos duelos eran los de la nobleza antes mencionados.

El Contrato Feudal:
Términos empleados en el régimen feudal.

En el régimen feudal se emplean algunas palabras que requieren una explicación especial.

El feudo era el beneficio o tierra concedida por un señor en premio de servicios prestados y con la obligación de prestar otros nuevos.

El vasallo podía enfeudar una parte de su feudo a vasallos de inferior categoría; así que un mismo individuo podía ser señor y vasallo a la vez.

El Alodio era una propiedad completa.Los propietarios de alodios eran aquellos que habían recibido de sus antepasados una herencia libre de toda obligación v de todo tributo. A menudo estos propietarios se presentaban a algún jefe poderoso, y le recomendaban su alodio, a fin de que lo defendiese.

Así se estableció, poco a poco, una jerarquía de propietarios, dependientes unos de otros,

Llamábase homenaje la ceremonia que se efectuaba cuando uno se hacía vasallo.

El que iba a recibir la tierra se presentaba ante el señor feudal con las dos manos juntas, en señal de humildad, se arrodillaba, y poniendo sus manos en las del señor, le decía: «Señor, vengo a vuestro homenaje, en vuestra fe. y me convierto en vuestro hombre de boca y de manos prometiendo y jurándose fe y lealtad respecto de todos y contra todos, y guardar vuestro derecho en mi poder.»

Luego venía la ceremonia de la fe o juramento, y en seguida el señor le concedía la investidura, entregándole un terrón con yerba o una rama de árbol; cuando se trataba de un gran feudo se entregaba una espada o un estandarte.

Obligaciones del vasallo.

Las obligaciones del vasallo eran de dos clases: morales y materiales.

Entre las morales figuraban la de guardar los secretos del señor, descubrirle las tramas de sus enemigos, defenderle, de darle el caballo en las batallas si perdía el suyo, ocupar su puesto en el cautiverio si caía prisionero, respetar y hacer respetar su honra.

Las obligaciones materiales eran:

1ro.) el servicio militar, con un numero de hombres y una duración variables; según la importancia del feudo.

2do.)Ia fianza u obligación de ayudar al señor a administrar justicia y prestar su brazo para hacer cumplir la sentencia pronunciada.

3ro.) los subsidios,, que el vasallo debía principalmente cuando el señor tenía que pagar rescate para salir de cautiverio o casaba su hija.

A estas obligaciones se añadían otras particulares, como la de servirse del molino, de la prensa y del horno del señor, mediante el pago de una cantidad determinada; darle parte de los frutos o prestarle un número dado de jornales.

Los castillos:

Los señores feudales vivían en castillos fortificados, que se levantaban a orillas de los ríos o en las cumbres de las colinas, y dominaban todos los caminos importantes.

Castillo Medieval

Estaban admirablemente dispuestos para la defensa; en ellos se acumulaba cuanto era necesario para la vida y la tierra. Para entrar en el castillo era preciso primero atravesar el foso que lo rodeaba, por un puente movible y luego debía pasarse bajo la reja que protegía la puerta y que levantaban en tiempos de paz.

Esta puerta se hallaba encajonada entre dos torres. A veces había murallas que encerraban en el castillo campos cultivados; de modo que los señores tenían allí, y al mismo tiempo, su palacio y su campamento, todo un dominio provisto de las cosas más necesarias. Inmensos subterráneos servían de almacenes, prisión y asilo, según las circunstancias.

e) Las Cruzadas Ampliar el Tema en este Sitio
  1. e) Las Cruzadas:

La expansión del Islam provocó numerosos conflictos en el Occidente cristiano. La principal disputa surgió porque los árabes habían ocupado los Santos Lugares, en Palestina, el lugar origen de la religión cristiana.

A la guerra santa, que sirvió de argumento a los árabes para sus conquistas, el occidente le opuso el deseo de recuperar sus terrenos sagrados.

El Papa y algunos nobles organizaron expediciones militares llamada cruzada. Y, por la cruz que era el distintivo de los soldados. Desde 1099 se realizaron 8 cruzadas.

La competencia entre los señores feudales , las órdenes religiosas y las ricas ciudades italianas que financiaron gran parte de las campañas contribuyeron al definitivo fracaso militar en el año 1291, y Palestina quedó en poder de los musulmanes.

Las Cruzadas, Tapiz de la época

Además de interés religioso, debe tenerse en cuenta el sentido económico de estas cruzadas, ya que el dominio de Mediterráneo por parte de los musulmanes dificultaba el comercio entre Oriente y Occidente.

Las campañas de las cruzadas permitieron recuperar parte de esas rutas comerciales. Desde el punto de vista social estas campanas sirvieron para que muchos caballeros deseosos de acumular u obtener riquezas, tomaran parte de ellas.

Estas expediciones debilitaron un poco el feudalismo, porque muchos nobles debieron vender grandes territorios para subvencionar parte de las mismas.

Las cruzadas dieron origen a distintas órdenes militares, una de ellas fue la Orden Teutónica, que cuando terminaron el emperador Federico el Grande los mandó a evangelizar Prusia y el Báltico, trabajo que se tomaron muy a pecho y fueron muy rudos.

Cambios en la sociedad feudal

Hacia mediados del siglo XI, en Europa Occidental comenzó un proceso de crecimiento y expansión de la economía feudal, y consecuentemente un conjuntos de transformaciones sociales. Esta etapa se la conoce como la Baja Edad Media, y se caracteriza por el movimiento.

Día a día mas personas debían viajar para comerciar, peregrinar o estudiar. Por las rutas de Europa transitaban caballeros, estudiantes, vagabundos, comerciantes, clérigos.

Esta expansión fue debido a un crecimiento demográfico de alrededor de un 30%.Esto hizo que » haya mas bocas para alimentar, mas cuerpos para vestir, mas familias para alojar y más almas para salvar».

Los campesinos fueron los primeros en tratar de sembrar mas cantidad, utilizando nuevas técnicas y elementos agrícolas. Además buscaron nuevas tierras, que por ser menos fértiles eran dejadas de lado.

A su vez al retirarse a otras tierras desoladas y sin dueños conseguían cierta libertad, que no tenían en los señoríos (zona de tierras privadas que poseían todos los elementos y personas necesarios para su abastecimiento).

Ciudad Medieval

Esta expansión hizo que se reactivara el comercio y que se poblasen ciudades ex-romanas abandonadas y que se abran nuevas vías de comunicación.

Las cruzadas también colaboraron en este sentido. Aparecieron las primeras ferias, que eran diversos grupos de comerciantes que se agrupaban en los puertos, ciudades, cruces de caminos y que se dedicaban al intercambio de productos, y distintas transacciones comerciales.

quí aparecen las letras de cambio o simplemente los pagaré actuales. También se comenzaron a emitir monedas de oro y de plata,

El crecimiento de la producción agrícolas, el aumento de población. sobre todo la rural, hizo que sea necesario centros de distribución de la producción artesanal de géneros, vestidos y objetos de labranzas que los artesanos de los señoríos no ofrecían.

Es decir se establecía una relación entre la ciudad y el campo.

El campo proveía materia prima y alimentos Y la ciudad ofrecía al campo su producción artesanal. A esta nuevas ciudades se las llamo burgos y consecuentemente a sus habitantes burgueses, y eran casi todos comerciantes y artesanos.

En estas ciudades los artesanos se agruparon en gremios, y tenían como finalidad el control de la calidad de los productos elaborados, como ser el tipo de material utilizado y la técnicas de elaboración. Los comerciantes se reunieron en guildas y ellos verificaban los precios de los productos y evitaban la competencia.

Los maestros artesanos eran los dueños de los talleres, herramientas y materia prima con que se elaboraban los productos.

Los oficiales trabajaban en relación de dependencia a cambio de un salario, en estos talleres y podían llegar a ser maestros si conseguía juntar el dinero adecuado. También estaban los aprendices, que vivían con los maestros y se le suministraba comida, techo y vestido a cambio de su trabajo.

Hasta el siglo XI la educación estaba a cargo de la Iglesia y se enseñaba Teología, pero los burgueses comenzaron a reclamar estudios mas prácticos como medicina y leyes.

Así surgieron las primeras Universidades donde acudían alumnos de diversos países.

Esta diversificación de culturas, generó un intercambio de ideas, lográndose un visión del mundo mucho mas abierta y práctica , muy en oposición a la difundida por la autoridad de la Iglesia. Se comenzó a tratar de interpretar la naturaleza y sus secretos a través de la razón , la observación y la experiencia, ya no era necesario invocar en todo lo desconocido al » poder de Dios».

Decadencia de la sociedad feudal

Alrededor del 1300, comenzaron a manifestarse signo de agotamiento. La expansión de la producción y el comercio se hizo cada vez mas lenta y finalmente se detuvo, la sociedad feudal había llegado a su límite. esto significaba que la agricultura, el comercio, las artesanía, el conocimiento y la cultura, no producían nuevos resultados.

Este estancamiento se debió a que la tierras se fueron desgastando debido a su continua producción, además se sumo un desmejoramiento general en el clima en los primeros años del siglo XIV, esto originando grandes pérdidas en las cosechas.

Al no existir una gran producción y gran demanda, hubo un alza en los precios que provocó carestía de alimentos Y consecuentemente el hambre se hizo sentir en gran parte de Europa.

Debido a las malas condiciones higiénicas, que sumada a una mala alimentación, una enfermedad trasmitida por la pulga de la ratas roedores, fomento a partir de 1357, la expansión de la «peste negra» o «muerte negra» que azotó a toda Europa, llevóse la tercera parte de su población, en pocos años.

Esta peste produjo la desorganización de los señoríos, es decir, los campesinos se fugaban de sus puestos, tratando se escapar de la peste. Se fueron reuniendo en ciudades o en el bosque, que juntos comenzaron a asaltar en los caminos, ya que no trabajaban.

Esta situación planteo un problema entre los señores, ya que no disponían de sus siervos para su subsistencia, y se vieron obligados a reconocer que su vida dependía de la mano de obra de otros en sus tierras, por lo tanto debieron comprar nueva mano de obra, contratando trabajadores a cambio de un salario. También debieron arrendar sus tierra a un precio cada vez más bajo.

Esta transformación fue el primer gran debilitamiento de la sociedad feudal.

El hambre continuaba de todas maneras, las cosechas no alcanzaban para satisfacer mínimamente a la población, los campesinos comenzaron a rebelarse generando graves conflictos sociales durante los dos siglos siguientes.

Los campesinos reunidos en grupos de hasta 6000 personas armados con sus instrumentos de trabajo diario y con un gran odio interior atacaban los castillos de los señores y destrozaban todo lo que se le cruzase por delante , hasta colgar la familia completa. Las importantes y famosas revueltas de campesinos en la Baja Edad Media fueron las de Inglaterra(1381) y Francia (1354).

Transformaciones de los Siglos XV y XVI:

La necesidad de solucionar estos problemas, originaron muchos de los cambios ocurridos entre los siglos XV y XVI Los factores que tendieron a mejorar la calidad de vida de la gente y fundamentalmente a generar verdaderos cambios sociales, políticos y económico fueron:

a)La creciente expansión comercial de la burguesía

b)El poder económico que la burguesía fue adquiriendo debido a su actividad comercial

c)La revuelta de los campesinos que se rebelaban contra una sociedad injusta y muy dura.

Revueltas Campesinas en la Edad Media

Del conflicto entre la nobleza, que no quería perder su privilegios feudales y de estás dos clases sociales que deseaban cambiar esta sociedad, fue surgiendo el mundo moderno, aunque modificar una estructura social tan rígida no fue una tarea fácil.

A lo largo del siglo XV surgieron las siguientes mejoras:

  1. a) La Peste Negra desapareció casi totalmente.
  2. b) Los productos rurales fueron una novedad comercial para la burguesía, que vieron una nueva manera de seguir enriqueciéndose.
  3. c) Se comenzó a re-sembrar tierras que habían sido abandonas, en las época de la peste.
  4. d) Se recuperaron tierras no cultivables (zona de bosques)
  5. e) Se crearon nuevas técnicas de sembrado.
  6. f) Se inventaron nuevos elementos de labranzas.
  7. g) Hubo un aumento de los productos agropecuarios.
  8. h) Se realizaron inversiones en nuevas zonas campestres.

Debido a que era necesario lograr cada día mayor productividad, la economía rural no se orientó sólo a la subsistencia familiar, sino que comenzó a organizarse hacia una forma comercial .

De todas maneras, la clase social más baja, los campesinos, seguían ganando poco, y su vida era tan triste como siempre. En cambio la burguesía y los señores continuaban generando ganancias. Estas transformaciones comenzaron en los campos ingleses.

En las ciudades la mayor parte de la industria artesanal siguió controlada por los gremios, con su rígida estructura de maestros, oficiales y aprendices. Los gremios fijaban la calidad y precios de los productos elaborados.

La ciudades se vieron incrementadas de mano de obra, debido a que algunos campesino sin trabajo rural, emigraban a ellas para dedicarse a otra actividad.

A través del crecimiento económico, que las diversas actividades comerciales le produjo a la burguesía, floreció y se afianzó una nueva clase social: a burguesía comercial.

Esta nueva clase, comenzó a inducir una expansión ultramarina, en busca de nuevos mercados, gestándose así una época de grandes viajes terrestres y marinos, que en poco tiempo daría el descubrimiento de un nuevo continente: América.

Algunos Datos Sobre la Edad Media:

Los monasterios representaban la forma superior de la vida religiosa. Vivían bajo estrictas reglas. Se comía a ciertas horas, se oraba y se trabajaba, de acuerdo a normas muy claras.

Allí se estudiaba, se hacían traducciones de libros clásicos, se fabricaba cerveza y vinos, comidas, y también se hacían remedios. Eran los centros culturales y espirituales por excelencia de esa etapa. También a veces funcionaron como hospitales.

En algunas ciudades se fundaron las mas importantes Universidades, como la de París, Oxford, Cambridge, Padua y Praga. Se estudiaba las siete artes liberales: gramática, retórica y lógica (conocidas como trivium) y aritmética, geometría, astronomía y música, llamada cuatrivium.

Científicamente predominaban las teorías de Aristóteles, como por ejemplo la Tierra era inmóvil y rodeada por otros planetas y el Sol que giraban en unas esferas cristalinas y transparentes, que producían música.

También se suponía que los cuerpos mas pesados caían antes que los mas livianos. El vacío no existía.

La Tierra se compone de cuatro elementos fundamentales: fuego, aire, agua y tierra.

El hombre está hecho de esos cuatro mismos elementos que se corresponden con los cuatro humores corporales: bilis amarilla (colérico), bilis negra (melancólico), sangre (alegre) y flema (flemático). Si existe equilibrio entre los cuatro humores el hombre mantiene un carácter armonioso. Muchas veces predomina un humor sobre otro, marcando una personalidad.

Cuando llega la peste bubónica, la Iglesia encontró culpable a las mujeres, porque practicaba brujerías, y hacían el amor con el diablo. Tomaban pociones mágicas y se transformaban en animales.

Ellas habían provocado al Señor. Eran consideradas herejes y por lo tanto debían ser combatidas hasta la muerte. Lo mismo para los judíos que había matado a Cristo al negarlo frente a Poncio Pilatos. Ellos son usureros, matan a niños, niegan a Cristo, y hablan con Satanás. Muchos monjes se encargan de perseguirlos y aniquilarlos (especie de Adolf Hitler). En un solo pueblo murieron mas de 16.000 judíos.

La peste se mantuvo durante 3 años llevándose la tercera parte de la población europea. Durante los siguientes 50 años fueron apareciendo brotes de la misma en distintas partes de Europa. Fue el comienzo de la primera crisis de la sociedad feudal.

Estaban los flagelantes que caminaban en grupos orando y se auto castigaban pidiendo perdón por sus pecados, pues pensaban que eran los culpables de la ira de Dios.

No había leyes escritas, y cada pueblo tenía sus leyes propias que eran memorizadas por expertos locales.
El robo era castigado muy duramente, hasta llegar a la pena de muerte. Robar miel, un animal o elemento de trabajo, era muy grave. La muerte por asesinato era mas suave y a veces con solo pagar una multa eran absueltos. Matar a una mujer embaraza era más duro que matar a una mujer menopausica. Se trataba de cuidar la natalidad. Si alguien provocaba un aborto era muy castigado. Los hombres “costaban” más que las mujeres.

Si se robaba un perro, o animal doméstico, el ladrón debía abrazarlo por atrás en público. Si un esclavo robaba algo (lo que sea) era castrado. Había castigos como latigazos, torturas, golpes. La violación de una mujer libre era castigado con la muerte. Algunas leyes permitían al marido de una mujer adultera matarla pero sólo de “un golpe”. Algunas permitían estrangularla o arrojarlas a la ciénaga.

A los que provocaban un incendio eran castigado con la muerte. Un bosque era muy importante para la gente, ya que allí cazaban, pescaban, se defendían de los intrusos, se escondían, tenían leña para el fuego, etc.

La Iglesia ofrecía asilo, y si un culpable entraba allí, no podía ser castigado.

Para evitar penas de muerte, era muy común las ordalías o juicios de Dios, donde se ataba una persona a una silla y se la tiraba al río, si salí era porque Dios lo había perdonado. A veces se los hacía caminar sobre brazas ardientes o filos de arados al rojo vivo, si las heridas se le curaban, estaban perdonados.

Las casas eran de adobe, paja y piedras, de 2 ó 3 metros por 6, aproximadamente. El piso de tierra y se dormía con algún animal adentro para protegerse del frío. Tenían una huerta al lado para su subsistencia. Las comidas eran a base de verduras, como cebollas, ajos, nabos, rábano, patatas. Se hacía una especie de sopa. Comían carne de cerdo o de animales que cazaban. Como bebidas se usaba cerveza y vino. Eran muy calóricas y algunos monjes llegaban a consumir entre 6000 y 8000 calorías diarias.

Las Revueltas Campesinas Luego de la Peste Negra

LA EDAD MODERNA:

La edad moderna se extiende desde la toma de Constantinopla, por los turcos en el año 1453, hasta el estallido de la Revolución Francesa, en 1789.Esta época se caracteriza por los siguiente hechos políticos, sociales y tecnológicos, que son dignos de mención:

a)La fabricación y utilización masiva de la pólvora y el papel. La invención de la imprenta con tipos móviles y brújula.

b)El Renacimiento, el Humanismo y el Iluminismo.

c)El descubrimiento de América y sus conquistas.

d)La Reforma y Contrarreforma religiosa.

e)La Nueva visión cosmológica del mundo en el universo.

f)La Revolución Industrial.

g)La Independencia de los Estados Unidos

h)La Revolución Francesa.

resumen de la edad media

Arte y Cultura Medieval:Universidades Catedrales y Monasterios

Arte y Cultura Medieval:Monasterios Universidades Catedrales

La creación de un nuevo orden

LA EDAD MEDIA, es decir, los siglos entre la caída del Imperio romano y el surgimiento de la Europa moderna, fue un período crítico en el nacimiento de la cultura occidental. Herederos de Grecia y Roma, los estados formativos de la Europa medieval evolucionaron hasta crear una nueva síntesis, en la cual las costumbres y tradiciones de Europa del norte jugaron un papel tan importante como las del Mediterráneo.

El impacto de los pueblos germanos sobre el Imperio romano tendría gran resonancia en los siglos venideros. Una vez terminadas las invasiones y finalizado el proceso de reacomodación espacial y político, comenzó la instauración de reinos más o menos estables en lo que antes había sido el Imperio romano occidental.

El apogeo se alcanzó con la formación del reino franco, que a través de sus gobernantes, sobre todo Carlomagno, llegó a conformar uno de los imperios más importantes de Europa occidental durante la Edad Media.

Este imperio, sustentado por principios cristianos, irradió su compromiso con la fe de Roma más allá de sus fronteras.

Pero, al igual que su antecesor, el Imperio romano, debió enfrentar crisis internas y externas que fueron apagando su esplendor.

La parte occidental del Imperio romano no fue la única en reconstruir una nueva forma de vida; el Imperio romano oriental, que resistió mejor los embates del exterior, logró fundar, a través de su aproximación con el Cercano Oriente, otra de las grandes creaciones políticas de este período: el Imperio bizantino.

A comienzos de la Edad Media, en el siglo V d.C., el Mediterráneo era el centro de la Europa civilizada. Hacia el año 1300 d.C., luego de las depredaciones de los godos, vándalos y vikingos, había emergido una Europa transformada, cuyo nuevo y poderoso núcleo de civilización se situaba en Europa del noroeste en torno a las grandes ciudades de París, Bruselas y la región del Rhin.

Esta nueva civilización importante de la Europa medieval fue la precursora inmediata del Renacimiento y el mundo moderno.

Cuando los bárbaros invadieron Europa occidental y meridional en los siglos V y VI d.C. no venían a destruir el mundo romano, aunque muchos en esa época deben haberlo creído así.

Más bien vinieron a tomar el poder para asegurar el control de sus grandes riquezas y acceder al lujoso estilo de vida que veían al otro lado de la frontera romana. En cierto sentido, Roma había sido demasiado exitosa.

Para aumentar su propio prestigio y reputación, había prodigado regalos a los reyes y caudillos nativos de Europa central y septentrional; la trampa fue que la admiración pronto dio paso a la envidia.

Durante casi toda su historia, el Imperio romano debió soportar sobre sus fronteras la presión de las hordas invasoras cuyo único fin era el saqueo.

Las defensas fronterizas y un ejército profesional permanente habían logrado, por muchísimos años, mantener una relativa seguridad y estabilidad. No obstante, en el siglo V la situación cambió radicalmente.

En el 376, 405 y 455 d.C. se produjeron invasiones a gran escala de pueblos que los romanos ya no fueron capaces de dispersar y controlar.

La irrupción de los hunos asiáticos abrió la brecha más seria, pues su llegada empujó y precipitó a pueblos ya establecidos, como los godos y los vándalos, sobre la frontera del imperio.

Éste se esforzó por absorber a muchos de ellos, y es así como el ejército romano llegó a tener un gran número de soldados germanos. Finalmente, se perdió el control, el Imperio occidental se derrumbó y en su lugar se crearon varios reinos «bárbaros’ ostrogodos, visigodos, francos y otros.

Así, la caída del gran imperio fue tanto el comienzo de una nueva historia como el final de una vieja, dado que de los llamados reinos «bárbaros’ iban a emerger las naciones-estados de la Europa moderna.

Supremacía germánica
LOS PUEBLOS que conquistaron y transformaron el Imperio romano occidental eran fundamentalmente de origen germánico.

Los dos grupos principales, los ostrogodos y los visigodos, se habían asentado alrededor de los valles de los grandes ríos rusos y a lo largo de las costas del mar Negro cuando fueron atacados por los temibles hunos asiáticos hacia el 370 d.C.

Los ostrogodos, derrotados, presionaron a sus vean. visigodos, forzándolos a cruzar el Danubio y buscar refugio en la provincia romana de Moesía.

Sin embargo, los visigodos no se quedaron en paz mucho tiempo y sus anfitriones romanos pronto tuvieron motivos para lamentar el asilo que les habían brindado.

Se peleó una batalla decisiva Adrianópolis en el 378 d.C., en la que doblaron las campanas que anunciaban la muerte del imperio las legiones, que habían sido el soporte de los ejércitos romanos por tanto tiempo, fueron aniquiladas por el ataque de la caballería visigoda a pasar muchos siglos antes de que un ejército formado principalmente por soldados de infantería dominara de nuevo los conflictos bélicos en Europa.

Con el ejército romano destruido y el emperador Valente muerto, los visigodos podrían haber conquistado fácilmente el Imperio oriental y no ha existido una Bizancio que sirviera como contra las incursiones posteriores de árabes y turcos.

En lugar de ello, pasaron a Italia, sacudiendo al mundo civilizado con el saqueo de Roma ‘Ciudad Eterna’, en el 410 d.C. La ciudad que había permanecido intacta por lo menos durante siglos, iba a ser saqueada en dos ocasiones más durante los siguientes 50 años, y de un modo más salvaje por los vándalos en el 455.

Mortalmente debilitada por el asalto visigodo, la periferia del imperio pronto se rindió ante otros invasores. Mientras los visigodos continuaban su emigración hacia Francia y España, los ostrogodos se instalaban en Italia.

Lo peor quedaba por venir. En los últimos días del 406 d.C., los vándalos, al encontrar el Rhin congelado y la frontera desguarnecida de tropas, cruzaron hacia Galia y comenzaron una campaña intensiva de saqueo, pasando a través de España a África del norte, en el 429 d.C.

Allí establecieron un reino en torno ala gran ciudad romana de Cartago. Con ello estaban emulando a los visigodos, que habían fundado el reino de Toulouse (Tolosa) una década antes.

Mientras tanto, en Italia, la corte del emperador romano occidental continuaba teniendo cierto grado de control, aunque cada vez más sujeto al dominio de los generales germanos.

Tal vez el último gran beneficio político legado por los romanos a Occidente fue su actuación sobresaliente en la derrota de los hunos en los campos Cataláunicos, cerca de Troyes, en el 451 d.C.

Lejos de ser el saqueador sin principios descrito por la leyenda popular, Atila el huno fue el gobernante de un imperio nómada organizado, con gobernadores regionales que esgrimían arcos de oro como símbolos de autoridad.

Sin embargo, la ayuda de los godos, alanos, burgundios y francos inclinó la balanza decisivamente en favor de los romanos, y los hunos fueron derrotados y repelidos. La victoria puede haber salvado a Europa, pero no salvó al Imperio occidental.

Apenas 30 años después el último emperador romano de Occidente fue suplantado por el comandante germano de su ejército, Odoacro, y en el 493 d.C. éste fue reemplazado por Teodorico, rey del reino ostrogodo.

Europa transformada
HACIA FINALES del siglo V d.C. las conquistas bárbaras habían comenzado a estabilizarse en forma de reinos y emergió un nuevo mapa político de Europa.

Aun así, la fuerza de la cultura romana resistió el cambio de gobernantes.

El orden social romano había sido decapitado, los recién llegados habían tomado las posiciones principales; no obstante, los germanos siempre fueron una minoría. El poder estaba en sus manos, pero eran los habitantes locales los que aseguraban el normal desenvolvimiento de estos reinos.

Gobernantes sabios como Teodorico el ostrogodo se esforzaron por reconciliar a godos y romanos en una Italia próspera y unificada y patrocinaron a los artistas y arquitectos romanos.

Su palacio y su tumba en Rávena son ejemplos notables de la sobrevivencia de las tradiciones arquitectónicas romanas.

Incluso los más anti-romanos, los vándalos, conservaron mucho de la cultura romana adaptándola simplemente a sus propios fines: los príncipes vándalos vivían en lujosas villas equipando los edificios con baños y pisos de mosaicos, en forma muy similar a los antiguos aristócratas romanos.

En Europa continental, las ciudades siguieron prosperando, aunque con menos riqueza y población que antes.

La urbanización era un concepto básicamente desconocido para los nuevos líderes germanos, y la administración cívica recaía principalmente en los obispos, puesto que, si bien los súbditos romanos fueron despojados en gran parte del poder secular, la autoridad religiosa continuó en manos de los pueblos locales.

El Cristianismo seguía siendo la religión mayoritaria de gobernantes y gobernados por igual, proporcionando un poderoso vínculo con el pasado.

Y a pesar de la supremacía de los soberanos de habla germánica, fueron las lenguas romances, basadas en el latín -el idioma de los pueblos romanos-, las que triunfaron en la mayoría de las ex provincias del Imperio occidental, a excepción de Britania.

El fin del dominio romano en Europa continental estuvo marcado, en consecuencia, no por una súbita crisis, sino por un cambio gradual, siendo sólo la culminación de procesos internos que venían desarrollándose por varias centurias. La economía siguió un patrón similar de cambio y transformación.

El Imperio romano había estado en decadencia económica desde por lo menos el siglo III y los intentos de reformas y renovación en el siglo IV habían tenido pocos efectos duraderos. Las ciudades del Imperio occidental languidecieron lentamente, la economía basada en el dinero se contrajo y el comercio y la industria decayeron.

Estos procesos fueron acelerados, más que iniciados, por la ruptura política causada por la ascensión germánica al poder.

Los trabajos en vidrio de la zona del Rhin continuaron floreciendo durante los siglos V y VI, y sus artículos de lujo se exportaban a Britania, Galia, Alemania del norte y Escandinavia.

El comercio vinícola también continuó realizándose por las rutas tradicionales durante algún tiempo después del desmembramiento político del imperio. Los mercaderes galos todavía suministraban vino a los monasterios de Irlanda en el siglo VI, y casi en la misma época los gobernantes locales en Cornwall importaban aceite de oliva desde Tunicia.

Sin embargo, aunque los lazos nunca se interrumpieron del todo, la decadencia económica y la fragmentación política disminuyeron gradualmente la frecuencia del intercambio, y estimularon en cada región de Europa occidental el desarrollo interno.

De todas las provincias del Imperio occidental, en ninguna otra parte este proceso fue más pronunciado que en Britania.

Fuente Consultada: Atlas de la Historia Universal

La Sociedad en la Baja Edad Media Progresos Tecnicos y Estamentos

La Sociedad en la Baja Edad Media
Progresos Técnicos

HACIA EL MUNDO MODERNO:
Origen del feudalismo: A partir de mediados del siglo IX, el territorio de los reinos en los que se fragmentó el imperio fundado por Carlomagno se dividió, a su vez, en una gran cantidad de pequeñas extensiones, llamadas feudos.

Los feudos eran tierras que los reyes concedían a los grandes señores a cambio de su ayuda militar y económica. Con el tiempo, los señores comenzaron a adquirir más poder sobre sus feudos hasta que prácticamente los transformaron en un bien personal.

En cada uno de los feudos los señores ejercían su poder sobre los siervos, que eran campesinos que vivían en su territorio.

Los siervos trabajaban la tierra y entregaban una parte del fruto de su trabajo al señor, quien tenía la obligación de protegerlos de las invasiones de los pueblos extranjeros o de los ataques de los bandoleros.

Cuando se producían estos ataques, los siervos se refugiaban en los castillos, que eran grandes fortalezas amuralladas en las que vivían los señores y sus familias.

Esta forma de organizar la producción y las relaciones sociales basada en lazos de dependencia personal se conoce con el nombre de feudalismo. Durante la época en que el feudalismo predominó en Europa, la agricultura fue la principal actividad económica y la vida rural prevaleció sobre la urbana.

La economía era prácticamente de subsistencia –en cada feudo se producía lo necesario para vivir-, y el comercio estaba poco desarrollado. En cuanto a las técnicas agrícolas, éstas eran muy rudimentarias, lo que producía un bajo rendimiento de la tierra.

En este mundo donde el poder estaba muy fragmentado, la Iglesia Católica se erigió como la única institución capaz de unificar el Occidente cristiano.

Los sacerdotes católicos tenían enorme influencia espiritual e intelectual, dado que eran casi los únicos que poseían conocimientos en diversas disciplinas, como la Filosofía, el Derecho y la Teología. Además, eran prácticamente los únicos que sabían leer y escribir.

LA BAJA EDAD MEDIA Y EL ÁMBITO URBANO (SIGLOS XI AL XIV)
A partir del siglo XI comienza la Baja Edad Media, etapa considerada como una preparación o un «tránsito hacia la modernidad». El sistema señorial se mantuvo pero se atenuaron algunas de sus características. Se revitaliza la vida en las ciudades.

En un comienzo, se constituyen alrededor de una catedral o de un burgo (lugar fortificado). Por ello, sus habitantes, especialmente los dedicados al comercio, reciben luego el nombre de «burgueses»

En las ciudades medievales, la población se dedicaba generalmente a las actividades artesanales y comerciales. Existían gremios o corporaciones donde se agrupaban los artesanos.

Las corporaciones establecían las normas y formas de trabajo, los precios y los salarios, también verificaban la cantidad y la calidad de los productos fabricados en los talleres. El maestro artesano trabajaba personalmente con ayuda de su familia y de algunos colaboradores, oficiales y aprendices.

El material era simple, sin maquinarias. Los artesanos producían según lo establecía el reglamento del gremio. Estas reglas garantizaban la buena calidad del producto, pero impedían las innovaciones.

La ciudad forma con el campo un «todo». Al dedicarse a las actividades artesanales y comerciales, los habitantes de las ciudades dependían del campo para abastecerse de alimentos. De modo que se establece un mercado local.

Los artesanos trabajan para ese mercado local, fabrican objetos por encargo (vendidos de antemano), o que están seguros de vender fácilmente. Los campesinos venden sus productos agrícolas. Es todavía una economía de necesidades locales conocidas.

En este período se restableció un comercio especial: el de las mercaderías de lujo (especias, piedras preciosas, tapices) provenientes del Lejano Oriente. Las Cruzadas dieron impulso a este comercio de larga distancia.

Pusieron a Europa en contacto con regiones de Oriente. Los comerciantes italianos participantes de las Cruzadas establecieron relaciones comerciales permanentes en las zonas orientales.

El centro del intercambio comercial entre Oriente y Occidente fue la ciudad de Constantinopla. Allí los mercaderes europeos obtenían gran parte de los productos que luego distribuían por toda Europa.

La ruta obligada para llegar era el mar Mediterráneo. Las ciudades italianas que tuvieron la supremacía comercial fueron entre otras: Venecia, Genova, Florencia y Milán.

ciudad medieval

Las murallas que cerraban la ciudad medieval le dificultaban su crecimiento; las construcciones se concentraban dentro de sus límites. Las calles eran tortuosas y de difícil recorrido. No existía .el concepto de higiene necesaria para prevenir a sus habitantes de posibles epidemias.

Al acompañar el proceso económico, la estructura social de la Europa occidental se modifica.

El movimiento dinamizador de la economía resquebraja la sociedad tradicional. Existen grupos sociales que crean una alteración en el orden medieval de nobleza, clero y campesinado.

Son estratos intermedios que conforman la burguesía, y que ascienden por los buenos negocios, el logro de derechos políticos a transformación cultural.

A pesar de las modificaciones respecto de la sociedad medieval, mucho más rígida, en la Modernidad existía también una estructura social piramidal: desde los más pobres, sin tierras ni bienes, en la base; hasta la nobleza, en la cúspide.

Lo novedoso son estas capas sociales intermedias, que en un principio eran consideradas inferiores por la clase feudal y luego lograron tener una mejor posición.

Existió entonces la movilidad social, a diferencia del Medievo, en que cada uno nacía y moría en el estrato social heredado de sus padres y abuelos. Ahora se podía cambiar de grupo social.

Se rompió el ideal de servicio vigente en la Edad Media, por el cual «se era útil a la sociedad» sirviendo devotamente a un superior durante toda la vida, a cambio de «protección».

Ese ideal perdió significado para gente que aspiraba a ascender socialmente.

Algunos sectores de la burguesía ingresaron en la clase feudal por la adquisición de tierras o de cargos junto a los monarcas.

Los comerciantes más poderosos ansiaban transformarse en señores feudales. Los Függer adquirieron posesiones territoriales inmensas, entre 230 y 250 km2.

Algunos historiadores llamaron a este tipo de conducta «la traición de la burguesía» porque adoptaban los valores feudales y compraban títulos de nobleza.

La capacidad de leer y escribir en latín daba a los estudiosos posibilidades de ocupar puestos como consejeros, secretarios o historiadores de los gobernantes.

De todos modos, debemos tener en cuenta que quienes conseguían el ascenso social representaban una pequeña parte de la población.

Campesinos: Eran la mayor parte de la población de Europa, porque a pesar de los adelantos en el comercio y las manufacturas, la agricultura seguía siendo la actividad económica principal.

Con el correr del tiempo se produjeron diferenciaciones entre los campesinos: algunos poseían un arado y animales de tiro, y otros sólo tenían como herramienta una pala. Existían campesinos con una pequeña propiedad y otros que trabajaban como pastores y labradores.

Las ganancias que se obtenían del trabajo agrícola eran magras. La mayoría vivía en una vivienda de una o dos habitaciones, con muy poco mobiliario: una mesa, un arcón, una olla de hierro. Mujeres y hombres trabajaban duramente, así como los niños, que desde edad temprana colaboraban en las tareas familiares.

A diferencia de las épocas feudales, tenían mayor libertad de acción, ya que la servidumbre estaba desapareciendo, aunque hubo diferencias según las distintas regiones.

Burgueses:
Su vida se desarrollaba en las ciudades. Existían diferentes ingresos y modos de vida dentro de la propia burguesía. Los más ricos eran los grandes mercaderes y banqueros. Luego, los pequeños comerciantes, profesionales, artistas, humanistas.

Finalmente, los artesanos, empleados municipales, etc. En cuanto a la movilidad social, era más fácil que los burgueses más poderosos ascendieran a las filas de la nobleza que un hombre pobre ascendiera a lugares más predominantes de la burguesía.

Nobles:
La nobleza era poco numerosa, pero tenía también variados rangos. Los más importantes: condes, duques y marqueses, luego barones y caballeros. Es decir, los predominantes y los de posición más modesta.

En los tiempos modernos, perdieron parte de sus poderes medievales por los cambios económicos, políticos y sociales.

Entre otras cosas, ya no podían acuñar moneda, ni hacer guerras privadas, ni nombrar nobles a otros. En algunos países, como Francia y España,.mantuvieron el privilegio de no pagar impuestos.

La nobleza modificó sus hábitos de vida. Tuvo que abandonar una de sus actividades principales del Medievo: la guerra entre señores

Los adelantos técnicos  en la manufactura
Con el florecimiento del comercio y el crecimiento de la población, las manufacturas comienzan a tener nuevos impulsos. La industria medieval era una actividad que ocupaba a una pequeña parte de la población.

Los productos eran de excelente calidad, pero escasos. En la Modernidad se produce un importante progreso, un verdadero adelanto en las técnicas de trabajo en relación con el Medievo.

Las condiciones económicas y sociales generales estimularon las mejoras técnicas, mercaderes y nuevos gobernantes invierten dinero en las actividades industriales.

Cambia  la «mentalidad industrial», existen nuevas preocupaciones: obtener mayor cantidad de productos, rapidez y precisión. Los adelantos técnicos también se relacionan con el espíritu de investigación e innovación científica de los tiempos modernos.

Estos cambios se desarrollaron en los países del oeste de Europa, sobre todo en Gran Bretaña.

La industria metalúrgica se intensificó. El trabajo de la plata, el cobre, el oro y el hierro tuvieron importantes progresos.

La población utilizaba nuevas herramientas, máquinas, relojes, monedas, construcciones, armas, etc. En las costumbres domésticas comenzaron a emplearse los cubiertos, como el tenedor, y también alfileres, clavos, tijeras. Para el gran impulso de la metalurgia, fue importante la utilización de nuevas fuentes de energía.

La fuerza del caballo y la hidráulica empezaron a usarse de manera más general para mover máquinas. Pero lo decisivamente revolucionario fue el empleo del carbón mineral como fuente de calor. De este modo, se reemplazaba la leña, combustible usual en los siglos anteriores, cuyo aprovechamiento estaba agotando los bosques.

Una innovación decisiva para la metalurgia del hierro fueron los altos hornos. De 5 o 6 m. de largo, permitían fundir el hierro y obtener mayor cantidad de metal puro por operación.

Con las técnicas anteriores se obtenían 4 o 5 kg. de hierro. Con los altos hornos 50 o 60 Kg. por operación.

Surgió gracias al invento de la imprenta, atribuido a Johann Gutenberg, de Maguncia. Los libros ya no serían considerados objetos de lujo, reservados para unos pocos, sino que podían multiplicarse en cantidad y extenderse su uso.

De gran importancia en la renovación intelectual que comenzó en el siglo XV, fue un medio poderoso de difusión cultural.

El primer libro impreso fue la Biblia, en el año 1457. El desarrollo de la tipografía dio impulso a su vez a la industria del papel, que alcanzó gran difusión. El papel reemplazó al pergamino.

A finales deL siglo XIV comenzaron a utilizarse los cañones en las batallas; y a mediados del siguiente, las armas de fuego.

Los primeros arrojaban proyectiles de piedra y se necesitan dos personas para manejarlos. «Palos de fuego» o «cañones de mano» fueron los nombres que recibieron.

En la sociedad del momento, su empleo produjo reacciones de oposición, considerándolas elementos diabólicos por su poder de destrucción. El desarrollo de la artillería estuvo vinculado con el surgimiento de los estados nacionales y sus necesidades de defensa y expansión.

Los relojes mecánicos aparecen en Europa en e siglo XIV y se instalan en las torres de las iglesias o en los palacios. Posteriormente, hubo relojes de mesa y a finales del 1500, relojes de bolsillo.

Era la primera vez en la historia que se podía tener fácilmente la medida del tiempo.

Existía mayor preocupación por controlar y precisar las horas y los minutos, debido a las exigencias de la vida comercial.

Un ritmo de vida diferente de los tiempos anteriores, cuando la luz del día y las campanadas de las iglesias determinaban los quehaceres.

Hasta el siglo XV los vidrios eran poco transparentes. Solamente se podían obtener de color verde o colorearlos para realizar vitrales. En el siglo XV, la industria del vidrio tuvo un gran progreso: se fabricaron vidrios transparentes y después, cristales.

En las residencias de príncipes y grandes mercaderes comenzaron a utilizarse vidrios en vez de vitrales pesados y costosos.

Luego esta costumbre se fue extendiendo al resto de la población, que reemplazó con ellos las telas o los papeles colocados en las ventanas.

Además de su utilización en arquitectura, el adelanto posibilitó la difusión de lentes, con lo cual disminuyeron los problemas de vista que afectaban a la gente. Las lentes de vidrio blanco permitieron también la fabricación de catalejos.

Con los cambios económicos y las mejoras en las condiciones de vida en general, toma impulso la industria del mueble.

Surgen, entre otros, las mesas (en lugar de las planchas colocadas sobre caballetes utilizadas en tiempos anteriores), los aparadores para guardar objetos y las sillas con respaldos y brazos.

Características Sociedad Feudal

universidad medieval

Catedral Medieval

Vida Diaria Medieval

Monasterio Medieval

Castillo Medieval

El Imperio Carolingio Origen Caracteristicas Expansion y Conquistas

El Imperio Carolingio: Origen Caracteristicas, Expansion y Conquistas

Temas Tratados:
1-Antecedentes al Imperio
2-Origen del Imperio
3-Coronación de Carlomagno
4-El Imperio Carolingio y Renacimiento
5-Expansión y Conquistas de Carlomagno
6-Caída del Imperio, Tratado de Verdún
7-Lectura Complementaria

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria2.jpg

1-Antecedentes:

Desde la desaparición del Imperio Romano de Occidente (476), no hubo nadie que lograra reunir bajo su poder tanta cantidad de territorios hasta la llegada de Carlomagno, quien reinó del 768 hasta el 814. Carlomagno era hijo de Pipino el Breve, quien se había convertido en rey de los francos tras derrocar a Childerico, acabando así con la dinastía Merovingia.

De Pinino en adelante, los reyes que le sucedieron pertenecieron a la dinastía Carolingia.

El nuevo rey franco recibió el apoyo de la Iglesia no bien ocupó el trono, con el objetivo de defender al papado contra los lombardos, la tribu germana que ocupaba Italia. Carlomagno tomó la ciudad de Pavía, donde se había encerrado el rey lombardo, y se coronó rey.

El papado recibió tierras de parte del conquistador, con las que luego formaría los Estados Pontificios.

El rey franco se reservó el título de Patricio de los Romanos. Carlomagno combatió después, durante largo: años, en la Germania.

Allí estaban los sajones con su rey Widukindo, quien terminó derrotado. Pero no terminaron all sus conquistas: venció a los avaros que se habían hecho fuertes en el Danubio medio, y expulsó a los musulmanes del territorio francés.

La única expedición militar no victoriosa fue la del general Roldán en el norte de España, que estaba ocupada por los musulmanes. Sin embargo, Carlomagno consiguió establecer una marca en el sur.

Los gobernadores de las «marcas» fueron llamados «marqueses». Cariomagno fue coronado emperador por el Papa León III en el año 800.

A su muerte, catorce años más tarde, había conseguido duplicar los territorios que había heredado.

EL IMPERIO DE CARLOMAGNO

El reino de los francos fue el más estable y duradero de los fundados por los pueblos germánicos en Europa. A partir del siglo VIII, una nueva dinastía de reyes, descendientes de la familia de los Heristal, le dio su mayor esplendor, y extendió su poder a todos los países de Occidente, en la misma época en que los árabes consolidaban su dominio en la península ibérica.

rey carlomagno

Carlos Martel quien  detuvo a los árabes en su avance sobre Europa en la memorable batalla de Poitiers (732), tuvo dos hijos:  Carlomán, que profesó como monje, y Pipino, apodado el Breve por su baja estatura, que depuso a Childerico III y se apoderó del trono en el año 751 y reinó hasta el 768, inaugurando la dinastía de los carolingios. 

A su muerte, sus dos hijos, Carlomán y Carlos, fueron elegidos reyes de los francos, pero, como era de prever, no lograron coordinar sus acciones y se enfrentaron entre sí.

La solución de esta difícil situación se vió facilitada por el fallecimiento de Carlomán en el año 771, con lo que quedó Carlos en posesión total de los dominios de su familia, pues los hijos de Carlomán lo eligieron como jefe.

2-ORIGEN DEL IMPERIO

El imperio de Carlomagno, rey de los francos, comenzó como una humilde tribu germana establecida desde hacía tiempo en la antigua provincia romana de las Galias (Francia).

En tiempos de Carlomagno y sus predecesores, los dominios de los francos habían sido ensanchados, hasta abarcar desde la Alemania septentrional hasta Italia central, y desde el Atlántico hasta la Hungría oriental.

Carlomagno, fue un hábil monarca, combinaba la destreza en la guerra con el afán de saber y el apoyo incondicional al cristianismo. Obligaba a sus subditos a la observancia de la religión romana, amenazando con severos castigos a los que no acatasen esta orden.

Su curiosidad intelectual le llevó no solo a apoyar con entusiasmo a los hombres doctos de la Iglesia, sino también a mantener correspondencia amistosa con Haroun al-Raschid, el califa musulmán de Bagdad.

Carlomagno había conquistado el apoyo incondicional de León III por haberle repuesto en el trono papal después de una sublevación. Así, seguro de la fidelidad de Carlomagno a la iglesia, León III se apoyó en él en sus aspiraciones.

En San Pedro, el día de Navidad del año 800, puso sobre la cabeza de Carlomagno la corona imperial, aclamándole como César. León III no dudó de que Carlomagno recibía la corona imperial porque, y solamente porque él, el Papa, lo deseaba así en el nombre de Dios.

Debiso a grandes condiciones personales, Carlos fue conocido como El Grande (Magno), por lo cual fue llamado Carlomagno. Una vez en ejercicio del poder, Carlomagno se dirigió a combatir a los lombardos en Italia, para proteger al papa Adriano IV.

En el año 774 venció a Desiderio, rey de los lombardos, y dos años después deshizo por completo su reino. Desde entonces Italia quedó repartida, entre tres soberanos: el papa, Carlomagno y el emperador bizantino.

Carlomagno se proclamó rey de los longobardos y ciñó la corona de hierro, así llamada porque su aro interior había sido hecho con un clavo utilizado en la crucifixión de Jesucristo.

Poco tiempo más tarde, fue llamado a España (778) por un jefe árabe sublevado contra el emir de Córdoba.

En consecuencia, atravesó los Pirineos y venció a los moros, obligándolos a retroceder en el territorio conquistado hasta la línea del río Ebro.

A su regreso la retaguardia de su ejército fue sorprendida por los vascos o gascones y derrotada en el paso de Roncesvalles, donde murió su sobrino Rolando o Roldán, episodio que dio lugar a una famosa composición en verso.

Con posterioridad, los francos organizaron seis expediciones, con resultado de las cuales Carlomagno fundó dos marcas o provincias fronterizas, la de Barcelona y la de Gascuna.

Carlomagno culminó luego una larga guerra (772-785) contra los sajones, eficazmente conducidos por Widukindo, los que, a pesar de una enconada resistencia, fueron finalmente vencidos y sometidos, convirtiéndose al cristianismo.

Estos triunfos le permitieron extender sus dominios hasta el río Oder. Los bávaros fueron también vencidos y la misma suerte corrieron los ávaros, descendiente de los hunos (788-796), establecidos sobre las costas  del Danubio.

Finalizada esta campaña, Carlomagno creó la marca del Este (Ostereich), que más tarde constituyó el reino de Austria.

3-SU CORONACION:

Carlomagno había añadido al antiguo reino de Francia toda la Alemania del norte hasta el Elba, la Italia del Norte y la parte septentrional de España.

Ningún reino bárbaro había sido tan grande. Se empezó a pensar que el título de rey no era bastante para un príncipe tan poderoso. Hacía más de trescientos años (476) que no había emperador en Occidente, pero quedaba un emperador romano en Constantinopla.

coronacion de carlomagno

Ocurrió que el emperador de Constantinopla fue destronado por su madre Irene, que se hizo llamar emperatriz. Nadie ostentaba ya el título de emperador y pensaron las gentes dárselo a Carlomagno.

Hubo entonces una rebelión en Roma y el Papa estuvo a punto de ser muerto. Carlomagno fue a Roma para restablecer el orden. Allí el Papa y los francos se pusieron de acuerdo.

El día de Navidad del año 800, Carlos asistía a la fiesta en la iglesia de San Pedro y se había arrodillado para orar en la tumba del santo. Cuando se alzó, el Papa le puso en la cabeza una corona y todo el pueblo gritó: «A Carlos Augusto, coronado grande y pacífico Emperador de los Romanos, vida y victoria». Luego el Papa se prosternó ante él, según la antigua costumbre, y le llamó Emperador y Augusto.

Desde aquel momento Carlomagno tomó el título romano de emperador. La emperatriz Irene envió a ofrecérsele como esposa. Fue pronto destronada; pero el emperador que la sucedió en Constantinopla reconoció el nuevo título tomado por Carlos.

El califa de Bagdad, Harund-al-Raschid, envió a Carlomagno un embajador con presentes, perfumes, drogas, especias, monos, una tienda de seda, un reloj de agua figurando un edificio con doce puertas, en el que se abrían a cada hora tantas puertas como campanadas daba el reloj y salían figuras que daban vueltas al aparato. También traían un elefante llamado Abul-Abbas, que murió el año 810.

4-EL IMPERIO CAROLINGIO

Una vez Finalizadas estas campañas, las posesiones de Carlomagno comprendían la Galia, Italia, Germania y una parte de España, con lo cual quedó restablecido el antiguo Imperio romano de Occidente.

Fue en estas circunstancias que el 25 de diciembre del año 800, mientras Carlomagno oraba en la basílica de los apóstoles San Pedro y San Pablo, en Roma, el papa León III ciñó su cabeza con la corona imperial, a semejanza de lo que ocurría con los emperadores de Bizancio.

De esta manera se consolidó la unión de la Iglesia y el estado.

Para mejorar la administración de su vasto imperio, Carlomagno acrecentó el número de duques y condes, cuyos subalternos fueron los vicarios y los centenarios.

La labor de éstos se complementaba con la de otros funcionarios de confianza llamados missi dominici (enviados del señor), que recorrían el territorio en cada estación, de dos en dos un conde y un obispo—, para verificar el buen desempeño de sus súbditos.

Dos veces al año se celebraban las asambleas nacionales en las que participaban solamente los obispos, los duques y los condes. Durante su transcurso Carlomagno publicaba sus ordenanzas conocidas con el  nombre de capitulares, por estar enunciadas en capítulos, que no siempre tenían el carácter de leyes.

En ocasiones se trataba de normas o preceptos morales. Carlomagno prestó principal atención a la organización militar, a cuyo efecto las provincias fronterizas, llamadas marcas, estuvieron a cargo de jefes que recibieron el nombre de Margraves en Alemania y marqueses en los países latinos.

El ejército se componía de hombres libres, que debían aportar sus elementos de combate, cuya cantidad y calidad variaba de acuerdo con el patrimonio de cada combatiente. 

También tuvo especial preocupación por la organización eclesiástica, de la cual se sentía responsable.

Con tal objeto creó nuevos obispados y obligó al pago del diezmo, que consistía en el aporte de la décima parte de las cosechas, para el mantenimiento de la Iglesia.

Durante el reinado de Carlomagno se llevaron a cabo numerosas obras públicas, entre las que sobresalieron los puentes de madera levantados sobre el Rin y el Danubio; el comienzo de la construcción de un canal entre ambos ríos y la edificación de palacios.

mapa del imperio carolingio en europa

El Imperio Carolingio

El Renacimiento Carolingio:

En materia cultural, Carlomagno procuro estimular el desarrollo de las letras y de las ciencias, decaídas por efecto de las luchas, a través de su propio ejemplo.

A tal efecto, aprendió el latín y estudió la lengua germánica. Fundó escuelas y se rodeó de sabios, entre los cuales sobresalieron el teólogo Alcuino, nacido en Inglaterra, el lombardo Diácono y el germano Eginardo.

conquistas de carlomagno

Carlomagno asistió a la escuela que funcionó en su propio palacio de Aquisgrán, que mas bien tenía el carácter de una academia, donde se trataban y discutían temas de carácter científico y literario, basados en el estudio de las denominadas artes liberales, que comprendían el trivium (gramática, retórica y dialéctica) y el quadriuium (geometría, aritmética, astrología y música), según el método de lectura y comentario de textos. Paralelamente funcionaba una escuela para niños, que visitaba con frecuencia.

Hasta entonces eran pocos los que tenían una cultura clásica. Entre ellos sobresalían los monjes benedictinos, quienes fueron los más celosos custodios de esa valiosa herencia.  Este resurgimiento cultural ha sido llamado el renacimiento carolingio.

5-CONQUISTAS DE CARLOMAGNO

CONQUISTA DEL REINO DE LOS LOMBARDOS: El primer país conquistado fue el reino de los lombardos. La viuda de Carlomán se había refugiado en él. Carlos bajó a Italia con un ejército de caballeros cubiertos con cotas de mallas.

El rey de los lombardos, Desiderio, no había tenido nunca más que un ejército muy reducido de jinetes. No pudo impedir que los francos pasasen los Alpes y se encerró en su capital, Pavía.

He aquí cómo se contaba más tarde la llegada del ejército franco delante de Pavía:
Desiderio tenía en su corte un guerrero franco, Oger, que había escapado a Italia huyendo de la cólera de Carlomagno. Ambos subieron a una torre muy alta para ver venir al ejército. Primero aparecieron los carros y los bagajes». «—¿Viene Carlos con ellos?». «Cuando veas una cosecha de hierro alzarse en los campos e inundar los muros de la ciudad, entonces podrás decir que Carlos llega», contestó Oger.

En seguida se vio a Occidente una nube tan espesa, que oscurecía el sol. Luego a medida que Carlos se acercaba, el resplandor de sus armas hizo brillar un día más sombrío que la noche.

Por último, Carlos apareció como un hombre de hierro: la cabeza cubierta con casco de hierro, los brazos cubiertos con manga de hierro en el pecho y los hombros una coraza de hierro, en la mano izquierda una lanza de hierro y sobre su escudo no se veía más que hierro.

Delante de él, a su lado, detrás, sus guerreros tenían armaduras semejantes. La llanura estaba cubierta de hierro; las puntas de hierro reflejaban los rayos del sol. Se oyó entonces gritar por la ciudad: » ¡Cuanto hierro, ay, cuanto hierro! » — Oger vio todo aquello y dijo a Desiderio: «He aquí al que esperas», Y cayó desvanecido.

El ejército franco sitió a Pavía, la cual, cuando la guarnición no tenía nada que comer, se rindió. Desiderio cayó prisionero con toda su familia y los lombardos se sometieron. Carlos les dejó sus costumbres y tomó el título de rey de los lombardos (774).

SUMISION DE LOS SAJONES

Los sajones ocupaban todo el territorio septentrional de Alemania, desde el Rhin hasta el Báltico. Habían permanecido igual que los antiguos germanos, No tenían ninguna ciudad.

Combatían aún casi todos a pie, sin casco y sin cota de mallas. No tenían rey y estaban divididos en pequeños pueblos, cada uno gobernado por una familia de grandes propietarios. Seguían adorando a los antiguos dioses: Wotan, Donnar (el- Trueno) y Saxnot (dios de la espada). Habían degollado a los misioneros cristianos que intentaban convertirlos.

El año 772 quemaron una iglesia y pasaron a cuchillo a los cristianos que allí había. Carlos comenzó la guerra para convertirlos y para someterlos. Fue con su ejército a atacar su principal santuario.

Cerca del Weser, en un bosque sagrado, se alzaba un poste alto de madera con cabeza y manos, que sostenía un estandarte, el Irminsul (columna de Irmin).

Era el ídolo del dios Irmin, rodeado de objetos de oro y plata donados por los fieles. Carlomagno mandó derribar aquel poste y quemar la madera y distribuyó el tesoro entre sus soldados.

Dos años más tarde, en tanto Carlos estaba ocupado en Italia, los sajones fueron a sitiar una iglesia cristiana que trataron de incendiar. Esta vez Carlos manifestó que combatiría a los sajones y no pararía hasta haberlos convertido o exterminado.

Entonces comenzaron las invasiones y las matanzas, que duraron veinticinco años. Los guerreros sajones no podían resistir el empuje de los caballeros francos y jamás libraron una batalla. Pero cuando el ejército se marchaba se negaban a obedecer.

Carlomagno les ordenó primeramente (777) acudir a una gran asamblea. Allí les hizo jurar que permanecerían fieles al rey y a la religión, so pena de perder bienes y libertad si faltaban a su juramento.

Muchos se dejaron bautizar, pero uno de sus jefes, Witukind, se negó a presentarse y se retiró entre los paganos de Dinamarca.

Cuando Carlos estuvo ocupado haciendo guerra en España, Witukind volvió, hizo que los sajones se sublevasen y llegó hasta el Rhin, saqueando las iglesias y los conventos (778). Carlos hizo cuatro expediciones más.

Esta vez estableció en el país de los sajones condes francos y sacerdotes cristianos. Mandó levantar iglesias y que todos los sajones pagasen a los sacerdotes el diezmo de todas sus cosechas.

Les ordenó bautizar a todos sus hijos y les prohibió bajo pena de muerte, practicar su antigua religión, quemar los cadáveres de los suyos y comer carne en cuaresma.

Semejante régimen exasperó a ios sajones, que se sublevaron y degollaron a varios eclesiásticos. Esta vez Carlos obligó a los sajones a entregar los guerreros que habían combatido contra los francos.

De ellos tomó 4.500 y mandó decapitar a todos (783). Hubo sublevaciones todavía, luego Witukind pidió la paz y se hizo bautizar (785).

No acabaron las cosas, sin embargo. Ocho años más tarde empezó de nuevo la rebelión en el norte, y la guerra duró otros diez años (694-804). Pero entonces Carlos, para someter al país, sacó de él parte de los habitantes, incluso los mujeres y los niños.

Los transportó a otros países de su reino y en su lugar estableció colonos francos. Hizo que le dieran como rehenes muchachos y los envió a conventos donde se les crió como cristianos. Había necesitado treinta y cuatro años para someter a los sajones.

SUMISIÓN DE LOS AVAROS

Del lado del Danubio Carlos hizo varias expediciones contra los avaros, establecidos en las llanuras de Hungría.

Era un pueblo venido de Asia, semejante a los hunos, que como ellos, combatía a caballo y disparando el arco. Habían saqueado todos los países vecinos y reunió un gran tesoro. Seguían siendo paganos.

Los avaros habían irritado a Carlos incitando al duque de los bávaros a sublevarse.

Los ejércitos francos invadieron su país. Los jinetes avaros, ligeramente armados, no resistieron en campo abierto a los caballeros lombardos y francos. Pero se refugiaron en sus fortalezas, recintos redondos hechos con piedras y troncos de árboles, de seis metros de espesor.

Los francos las tomaron por asalto, y en ellas se encontraron mucho oro, plata armas y alhajas. En ninguna de sus guerras hicieron tan rico botín.

CONQUISTAS EN ESPAÑA

Carlomagno hizo varias expediciones a España contra los musulmanes. La primera (778) acabó mal. A la vuelta, cuando el ejército pasó los Pirineos, la retaguardia, que daba escolta a los bagajes, fue sorprendida en la llanura de Roncesvalles.

Los montañeses vascos, que combatían ligeramente vestidos, se lanzaron sobre los caballeros francos a los que dificultaba los movimientos su armadura, pasaron a todos a cuchillo, y se apoderaron de la impedimenta.

Entre los muertos se hallaba el conde Roldan, que más tarde había de hacerse célebre en los poemas de la Edad Media.

En España, los francos no ganaron grandes batallas. Pero acabaron por quitar a los moros la ciudad de Barcelona y todo el territorio situado al norte del Ebro.

Caída y División del Imperio

Rodeado del cariño de su pueblo y de la admiración de los extranjeros, Carlomagno falleció en su palacio de Aquisgrán (Aix-la-Chapelle), el 28 de enero de 814.

A su muerte, los pueblos sometidos trataron de recobrar su independencia y la estructura del imperio se resquebrajó hasta partirse.

Su hijo Luis el Benigno o Ludovico Pío, que le sucedió en el trono, dividió el imperio en el año 817 entre sus tres hijos: Lotario, Pipino y Luis.

Disconforme con este reparto, su sobrino Bernardo, que era el rey de Italia, se sublevó, pero fue vencido.

Posteriormente, Ludovico se casó en segundas nupcias con una hija del rey de Baviera (819) con la que tuvo otro hijo, Carlos, a quien quiso hacer partícipe del reparto y entregarle un reino, pero sus otros hijos se sublevaron y Ludovico fue depuesto, aunque más tarde fue restablecido en el trono por la asamblea de Nimega (830).

Esta resolución dio lugar a que sus hijos se sublevaran nuevamente en el año 833. Abandonado por su ejército, fue degradado públicamente, pero poco después fue restaurado por segunda vez en el trono (834).

Tiempo más tarde, su hijo menor, Luis el Germánico, quitó sus dominios a los hijos de Pipino, rey de Aquitania, que murió en el año 838 y además, convenció a su hermano Lotario que le cediera sus posesiones; con lo cual unificó las fuerzas para luchar contra su padre, que falleció en 840, cuando se dirigía a enfrentar al vástago rebelde.

Con la muerte de Ludovico Pío, sus dos hijos menores , Luis y Carlos, se unieron contra Lotario, que reclamé la 3ucesión de su padre y el título de emperador. El entredicho derivé en un enfrentamiento militar, que tuvo lugar en Fontenoy, el 25 de junio de 841. La batalla se prolongó durante todo un día, hasta que el ejército de Lotario se retiro del campo, sin estar definitivamente derrotado.

En esas circunstancias, Luis y Carlos ratificaron su unión con el famoso juramento de Estrasburgo. prestado en presencia de los dos ejércitos (842).

Tratado de Verdún

Al año siguiente (843), Lotario se avino a firmar un tratado en Verdún, por el cual se llevó a cabo otro reparto, de tal manera que Carlos, apodado el Calvo, se quedó con la Galia, aunque con una superficie más reducida, comprendida por los ríos Escalda, Mosa, Saona, los montes Cevenes y la desembocadura del Ródano.

A este territorio se lo llamó Francia. Luis el Germánico obtuvo la extensión situada al Este del Rin, que se llamó Germania (Alemania). Por último, Lotario recibió Italia y una franja de territorio separada de la Galia. que comprendía parte de Suiza, la Borgoña, Provenza y Austrasia (Alcasia y Lorena). Todo el conjunto recibió el nombre de Lotaringia.

Con esta división, desapareció el imperio de Carlomagno y surgieron tres incipientes estados que, con algunas variantes en su integración territorial, perduraran hasta nuestros días.

No obstante, la desmembración no se contuvo con esta división, sino que cada una de las tres partes continué fraccionándose en pequeños estados.

En Francia, Carlos el Calvo no pudo mantener su autoridad sobre los duques, marqueses y condes, que fueron emancipándose gradualmente.

Estas divisiones fueron favorecidas por el famoso edicto de Mersen (847), del propio Carlos el Calvo, por el cual se establecía que los hombres libres debían reunirse en tomo de un señor, y luego por el edicto de Krersy del Oise (877), que admitió que el título de conde fuera hereditario.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria2.jpg

LECTURA COMPLEMENTARIA:

MUERE EL EMPERADOR, MUERE EL IMPERIO

Cuenta Eginardo que, poco después de la Navidad del año 813, Carlos fue atacado por una fiebre que minó su formidable fortaleza. En enero de 814 la enfermedad lo obligó a suspender toda actividad y a permanecer en el lecho. Naturalmente, no se resignó a permanecer en esa situación.

Los consejos y cuidados médicos le resultaban insoportables. Consideraba que el mal debía ser tratado como si fuera un enemigo, con todo rigor.

Carlos MartelDeclaró entonces la «guerra» a su enfermedad, sometiéndose a un ayuno absoluto. Durante días no tomó alimento alguno, salvo algunos sorbos de agua.

La fiebre lo quema, la pleuresía lo sofoca. Los médicos tratan de convencerlo para que se someta a tratamientos más eficaces. Pero todo es en vano.

La misma voluntad férrea que lo favoreció en tantos triunfos, lo empujaba ahora a la derrota.

Año 814, 28 de enero, 9 de la mañana. Repentinamente, el físico agotado cede, y sobreviene la muerte. En el palacio, junto al dolor y la consternación, cunde la incertidumbre.

Carlos no ha dejado ninguna directiva referente a sus exequias, ni siquiera ha fijado el lugar en que debe ser sepultado: la eventualidad de la muerte no lo preocupó en absoluto. Después que su cadáver es lavado y revestido con las insignias imperiales, los dignatarios de la corte discuten, indecisos, sobre el lugar donde será sepultado.

Finalmente, se deciden por la catedral de Aquisgrán, que el mismo emperador mandó construir.

El siguiente problema es el de la sucesión. De los tres hijos que hacía ocho años Carlomagno había señalado como herederos del trono, sólo uno vive: Luis, rey de Aquitania, príncipe tan religioso que se dio a sí mismo el apelativo de «Piadoso» (Ludovico Pío). Luis se parecía a su padre, pero solamente en el físico.

Era de carácter neurótico, inconstante, pasional. Gobernó mal al imperio, preocupado desde temprano por el problema de su sucesión.

Después de haber resuelto dividir en tres partes los dominios francos para darle una a cada uno de sus tres primeros hijos — Lotario, Pipino y Luis—, reservando al primero el título imperial, resolvió, en el año 829, alterar ese reparto, v dar a su cuarto vastago, Carlos, hijo de su segunda esposa, parte de las tierras prometidas antes a los otros príncipes.

Al morir, en 841, las violentas rivalidades entre los cuatro hermanos dieron lugar al estallido de una guerra generalizada.

En el transcurso de dos años de lucha y convulsión, los últimos vestigios del gran imperio centralizado de Carlomagno desaparecieron del mapa de la Europa occidental.

DESPUÉS DE CARLOS, EUROPA TOMA NUEVOS RUMBOS

«En esta tumba reposan los restos de Carlos, grande y ortodoxo emperador, que acrecentó noblemente el reino de los francos y lo gobernó con felicidad durante 47 años.

Murió a los 71 años, en 814, año del Señor, séptima indicción, el quinto día antes de las calendas (1º. de mes) de febrero». Este epitafio, esculpido en el sepulcro de Aquisgrán, no puede expresar, en su exacta dimensión, la obra de Carlomagno.

Sólo la posteridad la ha valorado can justicia. El imperio, en cuanto organización administrativa y unidad territorial, fue efímero. Perduró algo gracias al talento político de su creador. Pero una vez muerto éste, no pudo sobrevivir.

El feudalismo, cuyo advenimiento había preparado y al que dieron fuerza las discordias intestinas y las invasiones normandas, concluyó por desmembrarlo. Sin embargo, la existencia o el recuerdo de ese vasto imperio, por breve que haya sido, tuvo consecuencias decisivas en el desarrollo posterior de la historia de la Europa occidental.

El Imperio Carolingio

Al asumir el control de todo el reino franco en el año 771, Carlomagno continuó la política emprendida por su padre, y revitalizó su alianza con la Iglesia romana.

Entre 773 y 774, conquistó los territorios ocupados por los lombardos, y renovó las donaciones hechas al papado por Pipino, llamándose a sí mismo «rey de los francos y los lombardos».

Estas conquistas fueron tan sólo el comienzo del proceso de expansión de los dominios francos, que se extendieron hasta alcanzar las dimensiones de un imperio continental.

Mientras sostenía la larga guerra de conquista de los territorios de los sajones (entre 772 y 804), otras regiones fueron también anexadas. Los límites del imperio no eran precisos, pero éste creció en forma de abanico hacia el Oriente, donde la penetración más profunda alcanzó las tierras de los avaros.

También los límites occidentales se modificaron: en el extremo oeste quedó establecida la Marca de Bretaña, y en el sudoeste se creó la Marca de España. Todo ese gran imperio, sin embargo, no sobrevivió a su creador.

Los fermentos de la disgregación se manifestaron ya durante el reinado de su hijo Luis el Piadoso.

Cuando éste murió, tuvo lugar una larga disputa entre sus hijos a la que dio fin el Tratado de Verdún, del año 843.

Por este acuerdo el imperio fue dividido en tres reinos: el oeste para Carlos II (la Francia occidental, más tarde Francia), el centro para Lotario I, quien mantuvo el título de emperador, y el este para Luis (la Francia oriental, más tarde Alemania). La unidad formal del imperio fue respetada pero, de hecho, el imperio europeo se extinguió definitivamente.

Ver: Primeras Escuelas en el Imperio de Carlomagno

OTROS TEMAS MEDIEVALES

resumen de la edad media

El Caballero Medieval Historia Origen Caracteristicas y Vida

Características del Caballero Medieval
Historia y Origen de los Caballeros en la Edad Media

La época medieval fue dominada por el sistema feudal y el papel de los caballeros medievales fue muy destacado, tanto que cuando pensamos en la época medieval el primer pensamiento a menudo que nos llega es el de los caballeros medievales y sus damas.

El deber de un caballero medieval era aprender a luchar , a manejar las armas, para poder así servir a su señor feudal de acuerdo con el Código de la Caballería. La edad media fue una época muy violenta en la historia europea, donde eL caballero medieval era un «animal de combate».

Toda la educación recibida tendía a hacerlo un guerrero. Ninguna propiedad estaba segura si no se defendía con la fuerza. Cada uno debía tener su propia policía para proteger sus derechos.

La manera clásica de conquistar honores y fortuna era combatir contra otros señores feudales, y apoderarse de sus tierras, castillos y siervos.

El caballero medieval, por lo general, encajaba bien en este sistema de obligaciones feudales. Su figura procedía de la caballería pesada que antiguamente acompañaba a soberanos como Carlomagno. En el s. XI, los caballeros representaban una distinguida casta de guerreros profesionales. Su estatus se consolidó gracias al uso de símbolos y ceremonias públicas en las que el señor les daba su ayuda y aprobación, que consistía en posar la espada o la mano en el hombro del caballero.

ceremonia caballero -rey edad media

Desde el siglo IX todos los guerreros combatieron a caballo, y así fueron llamados caballeros. En el momento de ir a batirse, el caballero se ponía una pesada túnica (la cota de malla de hierro, y un casco de acero, y al brazo un largo escudo. Llevaba espada y lanza. Todo este equipo era pesado de llevar. Necesitaba dos caballos. Montaba uno de ellos (el palafrén) para ir de camino, y en el otro (el corcel de batalla), que de la brida llevaba un lacayo, no montaba más que para batirse. Necesitaba un criado que le llevase el escudo y condujera su corcel de batalla, le pusiera la armadura en el momento de combatir y le ayudase a subir a la silla. Se le llamó lacayo o escudero (porta-escudo).

Con el reconocimiento de este estatus especial, del caballero se esperaba que luchara por su señor y defendiera a aquellos grupos, como el clero y los pobres, que le habían confiado su protección.

El escritor del s. XII Juan de Salisbury consignaba del siguiente modo los deberes del caballero: «Proteger a la Iglesia, combatir a los infieles, venerar al clero, defender a los pobres y derramar su sangre por sus hermanos».

Inevitablemente, la conducta de los caballeros no siempre se adecuaba al código caballeresco. Hacia el final del período medieval, sobre todo, las obligaciones feudales se mezclaron con los acuerdos monetarios. En el s. XIV, cobraban por sus servicios, e incluso ellos mismos podían pagar un impuesto en lugar de prestar su ayuda. Con todo, los caballeros siguieron siendo una élite social y militar.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria1.jpg

ORIGEN DE LOS CABALLEROS: Cuando los normandos (vikingos), dirigido por Guillermo el Conquistador invaden Inglaterra (900) , se necesitaban muchos y preparados hombres para proteger las tierras. Inicialmente, los hombres jóvenes hacían juramentos de fidelidad para proporcionar su servicio militar para proteger a un señor o noble.

Con el tiempo estos hombres de servicio guerrero comenzaron a acumular riquezas y adquirieron su propia tierra lo que les permitió pagar los suministros necesarios para llevar a cabo campañas militares y mantener sus propios hombres ejércitos. En poco tiempo, los caballeros eran una clase de nobleza a todos a sí mismos.

En la práctica de armas se incluyen las habilidades en el manejo de las espada con ambas manos, del hacha, la maza, daga ylanza. De un caballero se esperaba que sea un guardia del castillo y en apoyo de su señor feudal en las guerras.

El caballero medieval fue uno de los tres tipos de hombres de guerra durante la Edad Media: caballeros, soldados de infantería, y arqueros. El caballero medieval era el equivalente del tanque moderno. Estaba cubierto de varias capas de blindaje, y era muy difícil enfrentarlo, y menos aun de a pie o de parado. Generalmente eran de una familia de buena posición económica, pues era sumamente caro conseguir las armaduras y el caballo ideal para la batalla. El caballo de batalla podría costar el equivalente hoy de un automóvil.

El Caballero Medieval

El caballero era un guerrero a caballo de la Europa medieval que servía al rey o a otro señor feudal como contrapartida habitual por la tenencia de una parcela de tierra, aunque también por dinero o como tropa mercenaria. El caballero era por lo general un hombre de noble cuna que, habiendo servido como paje y escudero, era luego ceremonialmente ascendido por sus superiores al rango de caballero. Durante la ceremonia el aspirante solía prestar juramento de ser valiente, leal y cortés, así como proteger a los indefensos.

Convertirse en un caballero era parte del acuerdo feudal. A cambio de su servicio militar, el caballero recibía un feudo. En la Baja Edad Media, muchos caballeros prospectivo comenzó a pagar «dinero de protección» a su señor para que no tendría que servir en el ejército del rey.

El dinero se utilizó para crear un ejército profesional que fue pagado y apoyado por el rey. Estos caballeros solían pelear más por el saqueo de los salarios del ejército. Cuando capturaron a una ciudad, se les permitió a saquear, robar los bienes y objetos de valor.

Convertirse en un Caballero: No había muchas formas en que una persona podía convertirse en un caballero, o era hijo de otro caballero, hijo de una familia aristocrática o bien había tenido una acto de valentía y honor en el campo de batalla, pero normalmente eran hijo de un un caballero o de noble que desde niño, de unos ocho años de edad, era enviado para que sea preparado en arte de guerrear.

Pasaba mucho tiempo fortalecimiento su cuerpo, practicando lucha libre y montando a caballo. Aprendía a luchar con una lanza y una espada. Practicaba golpeando sobre una bolsa pesada con forma humana colgada de una cuerda.

Por otro lado también recibía instrucción intelectual, a leer , escribir, lenguas como latín y francés, a bailar, cantar y a comportarse en la corte frente a un rey.

A los 15 años podría convertirse en escudero al servicio de un caballero. Sus deberes incluían vestir al caballero en la mañana, servir las comidas al caballero, cuidar el caballo, y también la limpieza de la armadura y sus armas. Acompañaba al caballero a todos los torneos y ayudaba a su señor en el campo de batalla.

Un escudero también se preparaba para aprender a manejar la espada y la lanza mientras transportaba veinte kilos de armadura y montado en un caballo. A los veinte años, si se lo consideraba digno, el escudero podía convertirse en un caballero, mediante una ceremonia. La noche antes de la ceremonia, el escudero vestía una túnica blanca y roja. Debía ayunar y orar toda la noche para la purificación de su alma. El capellán le daba la bendición a su la espada que se la colocaba en el altar de la iglesia.

Antes del amanecer, tomaba un baño para mostrar que él era puro, y se vestía con sus mejores ropas. Cuando amanecía, el sacerdote escuchaba la confesión de la joven, un rito contrición católica. Luego el escudero podía desayunar. La ceremonia se hacia al aire libre en frente de la familia, amigos, y la nobleza. El escudero se arrodillaba delante del Señor, y era ligeramente golpeado en cada hombro con su espada y se proclamaba un caballero, seguía luego una gran fiesta siguió con música y baile.

El Caballero Medieval

Una de las habilidades más importantes de un caballero era su capacidad de combate montado en un caballo. Esta habilidad sobre un caballo le tomó muchos años de educación y además lograr los recursos necesarios como caballos, armas y armaduras. La carga en conjunto de estos caballeros montados con armas y armaduras metálicas eran muy efectivas para romper en los combates las líneas defensivas de soldados a parados.


El código de la caballería: Se comprometían a defender a los mas débiles, ser cortés con todas las mujeres, ser leal a su rey, y servir a Dios en todo momento. De los caballeros se esperaba humildad ante los demás, especialmente frente a sus superiores. Se esperaba también que no «hablara demasiado».

En otras palabras, no se gloríe o tenga actitudes soberbias. El código de la caballería exigía que un caballero tenga misericordia de un enemigo vencido. Sin embargo, el hecho mismo de que los caballeros se formaron como hombres de guerra, muchas veces no se cumplía este código.

Este código de caballería no se extendía a los campesinos. Por «débil» se interpreta generalmente como «las mujeres nobles y los niños«. Eran a menudo brutal con la gente común. A veces puede incluso violaban a mujeres jóvenes, campesinas sin temor a represalias, porque todos ellos formaban parte de la clase alta. 

El ideal caballeresco se atenía a normas y estas llevaron a que se formularan distintos decálogos que las resumían. El famoso historiador francés Leén Gautier, sobre la base de fuentes medievales, reprodujo uno en su libro La caballería, publicado en 1895, que podría considerarse una síntesis de los conocidos.

Los caballeros también poseían mandamientos inquebrantables:

Creer en todo lo que la iglesia enseñe y observar todos sus mandamientos.
Proteger a la iglesia.
Tendrás respeto por sus debilidades, las defenderás.
Amaras el país en que naciste
No retrocederás ante el enemigo
Harás a los infieles una guerra sin cuarteles.
Cumplirás tus deberes feudales si no contradice la ley de Dios.
No mentiras y serás fiel a tu palabra.
Serás generoso.
Mantendrás el bien frente a la injusticia y el mal.

A pesar de que procedían de familias ricas, muchos caballeros no eran primogénitos de sus familias y por lo tanto ellos no reciben una herencia. Así que se olvidaban de su formación y se transformaban en sanguinarios mercenarios. Saqueaban pueblos o ciudades que capturaban, y a menudo profanaban y destruían iglesias y otros bienes.

Armaduras y armas: Un caballero estaba armado y,…. hasta los dientes. Tenían tanta armaduras y armas que dependía de la ayuda de su escudero para mantener su armadura y armas limpias y en buenas condiciones de trabajo. Al principio, la armadura estaba hecha de anillos de metal pequeño llamado cota de malla.

Un caballero llevaba una camisa de lino y un par de pantalones, así como los cojines de lana gruesa de metal debajo de la túnica de anillos. Un traje de cota de malla podía tener más de 200.000 anillos. Sin embargo, la cota de malla era pesada, incómoda, y difícil para mantener con el paso del tiempo.

Los caballeros estaban cubiertos con placas de metal, mediante armaduras muy costosas. Las placas le cubrían el pecho, espalda, brazos y piernas. Un cubo como el casco protegia la cabeza y tenía una visera de metal con bisagras para cubrir su rostro. La armaduras eran calientes, incómodas y pesada de llevar. Una armadura pesaba entre veinte y veinticinco kilogramos.

Algunos caballeros itambien protegían a sus caballos con una armadura. Usaban un escudo al frente para mantenerse mas la batalla. Los escudos eran de madera o de metal o de ambos, y adornaban sus escudos con el emblema o escudo de la familia y el lema de la familia.

Su principal arma fue la espada, que llegaba a pesar unos quince kilogramo. Se usaba en su lado izquierdo, sujeta a la cintura. A veces un cuchillo se usaba en el lado derecho del caballero. Una larga lanza se utilizaba en las justas, también hachas de metal, martillos de guerra, pesadas mazas de hierro, para derrotar al enemigo.

Cuando el caballero no estaba peleando o guerreaba, mantenían y practicaban sus habilidades compitiendo en torneos y otras competiciones.

Esta cultura caballeresca medieval prevaleció durante centenares de años en Europa, y es la cultura de la armadura blindada asociada en las películas que solemos ver seguido. Con el tiempo se inventa el arco largo, consiguiendo una excelente combinación de precisión y potencia.

El arco largo inglés, es el refinamiento de una antigua tecnología galesa, y se convirtió en el último grito de la moda en armamentos durante el siglo catorce. Preciso y potente en manos de un arquero experimentado, el arco largo fue una razón adicional para que los caballeros usaran sólidas armaduras metálicas.

El arco largo era poderoso, pero tanto su precisión como su alcance eran limitados. El modelo inglés podía causar daño a una distancia de 225 metros y se recargaba rápidamente. No obstante, sólo un arquero experimentado podía manejarlo a cabalidad, de modo que Inglaterra exigía a los pequeños propietarios de tierras que se enrolaban como soldados, de ser necesario, como en la antigua Grecia y en Roma, un entrenamiento para adquirir buena puntería.

En la batalla de Crécy, librada en 1346 durante la guerra de los cien años entre Inglaterra y Francia, los arqueros ingleses provistos de arcos largos derribaron las filas francesas una tras otra. Francia perdió ese día más de 1.500 caballeros y 10.000 soldados de infantería. Inglaterra perdió menos de 200 hombres en total, entre ellos solamente dos caballeros.

De esta manera, la realidad y el futuro de los caballeros medievales tenía sus días contados…

LA LUCHAS ENTRE LOS SEÑORES: Las «faidas» o guerras entre señores eran muy frecuentes. Los señores feudales peleaban con sus vecinos, los nobles contra otros nobles, los reyes contra otros reyes o contra sus propios señores insubordinados. Esto era tan frecuente, que muchos caballeros sin fortuna recorrían toda Europa para luchar en uno u otro lado.

El «entrenamiento» comenzaba desde temprano. La educación del niño estaba orientada a la guerra. Los jóvenes de buena familia seguían un largo y duro adiestramiento, desde los siete años, cuando empezaba por ser paje de un señor. Recibía armas, jugaba a la guerra con otros pajes, aprendía la esgrima y a cabalgar.

A los 14 años de edad podía convertirse en escudero y desde ese instante podía usar armadura y espada. Pero el gran día de su vida era cuando era armado caballero. Pasaba una noche entera en vela, orando en la capilla, del castillo, antes de la ceremonia en la cual el señor le entregaba una espada, un escudo, espuelas y un caballo.

Los deportes de la época eran extremadamente duros, destinados a reforzar la resistencia y habilidad de los caballeros en las justas y torneos. Era frecuente que el vencido muriera o saliera malherido.

PERO ¿por qué peleaban los siervos? Muchedumbres de pobres se dirigían al oriente. No eran señores de la guerra. La mayoría de ellos estaban imbuidos de exaltación religiosa y el espíritu ardiente que animaban a estos hombres de la Edad Media.

Sin embargo, había algunos motivos materiales para enrolarse.

La vida de los siervos era prácticamente insoportable. Estaban adheridos a la tierra y cambiaban de señor según fueran las vicisitudes de las guerras locales.
Trabajaban duramente, pero tenían que repartir gran parte del fruto ganado con el .señor feudal. Pagaban por el derecho a pescar o a cazar, por usar el molino, el lagar, el horno, todos del dueño del castillo.

Pagaban también una indemnización si enviaban al hijo a aprender un oficio, para compensar la pérdida de un trabajador. Cuando el señor caía prisionero, los siervos ayudaban a la cancelación del rescate. La vida era atada y miserable, con muchos impuestos y gabelas.

En cierto modo, la participación en las cruzadas, que los liberaba de la virtual esclavitud por lo menos por un tiempo y les prometía algunas recompensas, espirituales y materiales, era una puerta de escape para ellos.

ALGUNOS historiadores modernos creen igualmente que influyeron en las campañas contra los infieles, después de las primeras cruzadas, algunos poderosos intereses comerciales, en particular de las ricas ciudades marítimas italianas. La ciudad de Bari, por ejemplo, realizaba un comercio sistemático con el Oriente.

os comerciantes de Amalfi iban frecuentemente a Egipto. Incluso el sultán les concedió un barrio especial en Jerusalén para que instalaran sus negocios. Había un intercambio activo entre Venecia y el Levante o Oriente.

Las embajadas comerciales venecianas visitaban las .principales ciudades árabes. Para los activos comerciantes del norte de Italia, las cruzadas fueron un medio para fortalecer su posición comercial, conquistar otros mercados y eliminar a Bizancio de la competencia.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

PARA SABER MAS…

El ocio del caballero está ocupados por la guerra. Todos tienen el mismo armamento: un caballo de combate, una larga lanza, una daga corta. Para protegerse, un yelmo de metal y una cota de malla, de la nuca a las rodillas, la loriga.

La batalla no es más que una serie de furiosas cargas de caballería, sin estrategia, en las que los caballeros se enfrentan en duelo. Un caballero derribado de la silla por la lanza de su adversario, embutido en su armadura, se encuentra a merced de éste, el cual lo remata de un golpe de «gracia», a menos que prefiera hacerlo prisionero, exigiendo de él un fuerte rescate.

Para muchos, la guerra viene a ser, de esta forma, un medio de aumentar su fortuna. Las ocasiones de guerrear son múltiples: ultrajes, rivalidades de los señores, pero, sobre todo, puesto que los caballeros se libran de toda justicia coercitiva, la interminable guerra privada en que la víctima (con su linaje, es decir, toda su familia, solidaria de cada uno de sus actos, y sus vasallos) trata de hacer justicia por sí misma.

La palabra «guerra», designa primeramente ese género de conflictos armados, porque la vindicación es el más corriente de tales conflictos. A pesar de la paz de Dios que trata de imponer la Iglesia, a pesar de la multiplicación de los juramentos mutuos, el estado de guerra es permanente.

Los caballeros tiene en común la afición por los ejercicios violentos, por la hazaña individual, y el desprecio hacia el estudio y el trabajo. Por eso, en tiempos de paz se dedican a la caza mayor, muy peligrosa, o a los torneos, enfrentamiento en un terreno libre de dos tropas de jinetes, con cargas alternas, persecuciones, rescates y muerte; réplicas demasiado fieles de la guerra, por lo cual la Iglesia los prohibe a finales del siglo XII.

Partiendo de estas actividades, los caballeros elaboran una moral de disciplina libremente consentida, de lealtad, de honor y de generosidad, que es un potente factor de unidad para su clase, y les separa completamente de los campesinos. El amor y la mujer no entran para nada en esta moral ideal. La esposa del caballero comparte sus costumbres; apasionada de la caza, violenta, pega a sus sirvientes por la menor falta.

Su esposo la aprecia por su capacidad física y su vigor. Pero ella no puede llevar armas, por eso está excluida del orden feudal. Eterna menor, primero bajo la completa dependencia del padre, después de la de su esposo, la mujer es una especie de criatura inferior, y la Iglesia discute si tiene alma o no.

Fuente Consultada:
Enciclopedia de Historia Universal HISTORAMA Tomo IV La Gran Aventura del Hombre

Armas Que Usaban Los Caballeros Medievales

Armas Que Usaban Los Caballeros Medievales

El arte de la guerra en la Edad Media
Armas que usaban los caballeros medievales

DURANTE LA mayor parte de la Edad Media, Europa occidental fue una sociedad organizada para la guerra. El orden social y económico se constituyó sobre las demandas del estado de guerra, y uno de los objetivos principales del sistema feudal fue el mantenimiento de una fuerza de caballeros armados.

armas edad mediaTeóricamente, en el estado feudal, todas las tierras pertenecían al rey, quien repartía parcelas a los señores, como vasallos, a cambio de sus servicios. Estos, a su vez, entregaban tierras a otros señores, y así sucesivamente.

Para formar un ejército medieval, el rey llamaba a sus vasallos para que formaran parte del ejército y reunieran un número determinado de caballeros; cumplían con esta exigencia llevando a sus propios vasallos al servicio, los cuales, a su vez, llamaban a los suyos y así sucesivamente hasta la parcela más pequeña de tierra capaz de equipar y mantener a un caballero.

El caballero medieval era un guerrero diestro, entrenado desde joven, mediante la práctica constante y la experiencia directa en la guerra.

Luchar era la razón de ser y principal pasatiempo de la nobleza; el ethos del valor militar y la lealtad hacia el señor eran enormes. Pero un caballero medieval con caballo de combate, armadura y escudero constituía un bien costoso.

De hecho, en el siglo VIII se decía que el equipo militar para un hombre costaba alrededor de 20 bueyes, equivalente a lo requerido por diez familias campesinas para arar.

Sin embargo, una fuerza efectiva de caballeros era esencial para la seguridad de cualquier reino o principado, y las estructuras sociales y económicas se amoldaban a esta necesidad.

La superioridad del caballero montado fue un fenómeno nuevo para la Edad Media y dependió en gran medida de la introducción del estribo.

La caballería siempre fue importante para la guerra, pero la capacidad de realizar un ataque concertado al galope con lanzas sólo surgió cuando los caballeros contaron con un apoyo firme para los pies y pudieron asegurarse de no ser derribados por la fuerza del impacto.

El estribo de hierro, originario del noreste de China en el siglo IV, fue llevado a Occidente por guerreros nómadas durante el siglo VII Como todas las innovaciones militares, sus ventajas fueron rápidamente reconocidas y muy pronto comenzó a ser utilizado por la caballería bizantina y por los caballeros de Carlomagno.

Durante casi mil años la característica principal de la guerra en Europa siguió siendo la carga masiva de la caballería.

La orientación militar de la sociedad implicaba que mucha energía y riqueza se destinaba a armamentos y fortificaciones.

Lentamente se comenzaban a utilizar cotas de malla con placas de hierro en lugares críticos, y en el siglo XIV aparecieron las armaduras de hierro.

Las armas ofensivas intentaban seguir el paso, primero con la adopción de la ballesta china, durante el siglo X, que permitía atravesar la coraza más gruesa, luego, en el siglo XIV, con el desarrollo del cañón.

Los cañones no sólo se usaban en operaciones en el campo, sino también en los sitios, que constituían una de las características principales de las campañas medievales.

La inseguridad endémica y las frecuentes hostilidades pusieron el énfasis en defensas seguras, y todos los nobles que podían darse el lujo, construyeron castillos o casas fortificadas.

Al principio, las fortificaciones fueron construidas de tierra y madera, pero durante el siglo XI aparecieron cada vez más fortificaciones de albañilería.

El diseño de la arquitectura militar se hizo cada vez más sofisticado al avanzar la Edad Media, y nos ha legado algunos impresionantes monumentos medievales, tales como el castillo construido por Eduardo I en Gales o las fortalezas de los cruzados en el Levante.

ARMAS DE LA EDAD MEDIA

ARMAS DE LA EDAD MEDIA

EL LEGADO DE LAS CRUZADAS
La expansión territorial del Cristianismo occidental como resultado de las Cruzadas fue más marcada en tres áreas distintas: en la conquista y colonización temporal de Palestina, en la expulsión del poder musulmán de la península Ibérica y en la conquista de Prusia por parte de los caballeros teutónicos. El éxito de la Primera Cruzada, liderada por el príncipe Boemundo (1096-1099) (cuya tumba en Canossa di Puglia , refleja el poder y la riqueza acumulados por los líderes de la campana), dio como resultado el establecimiento a principios del siglo XII de una serie de principados cristianos en la parte oriental del Mediterráneo. Pero el gasto que significaba para Europa mantener y proveer estos territorios era demasiado grande.

En 1144, bajo Zengi, Siria volvió a ocupar el condado de Edesa; luego Saladino, fundador de los ayubitas, dirigió una constante campaña, entre 1187 y 1193, en la que recuperó Jerusalén y arrasó con el territorio ocupado por los cruzados. En España (mapa extremo inferior) el resultado fue más permanente para los cristianos. Partiendo de los territorios noroccidentales de Castilla y León, el proceso de la Reconquista cristiana fue largo y arduo. De hecho, en Andalucía, los líderes militares cristianos, recompensados con grandes territorios, gobernaban una población mixta y grandes centros musulmanes como Córdoba y Granada aún conservan la huella de la cultura musulmana. La mezquita en Córdoba , ahora parte de la catedral, es un rico ejemplo de la decoración de la arquitectura islámica.

Fuente Consultada:
Revista TECNIRAMA-HISTORIA DE LA CIENCIA TOMO II
Atlas de la Historia Universal Tomo I The Thimes

Armas en la edad Media Historia de las Armas Arco Largo Mosquete

Armas en la edad Media Historia de las Armas Arco Largo, Mosquete, Ballesta

1050: Ballestas: es el único hallazgo militar de la edad media. Difícil de manejar era un arma muy eficaz, que en 1130 la iglesia prohibió su uso, salvo contra el infiel musulmán, tratándola de arma aborrecida por Dios e indigna para el cristiano.

Cuanta más fuerza se aplique a tensar un arco, mayor será la fuerza con que salga despedida la flecha cuando se libere la tensión. Y a mayor fuerza de disparo, mayor alcance y capacidad de penetración.

Naturalmente, cuanto mayor sea el arco o cuanto menos flexible, mejor, pero llegará un momento que el músculo humano no bastará para tensar la cuerda del arco.

En Francia, en algún momento en torno a 1050, se aplicó un mecanismo a este proceso: el arco se tensaba mediante una manivela de dos manetas, o con un dispositivo equivalente.

Andando el tiempo, los arcos se fabricaron de acero, y con ellos se disparaba un dardo corto a una distancia de unos 300 m, capaz de penetrar en una cota de malla.

Ésta fue la primera arma manual mecanizada, y el dardo que disparaba se consideró tan terrorífico, que la ballesta pareció demasiado mortífera para ser utilizada.

Al menos un concilio eclesiástico reunido en 1139 trató de proscribir su uso, salvo en contra de los no cristianos. (Pero la prohibición no fue tenida en cuenta).

La mayor desventaja de la ballesta era su lentitud.

Se precisaba mucho tiempo para tensarla mediante la manivela, y dejarla lista para disparar, y una vez efectuado el tiro, el enemigo podía fácilmente arremeter sin dar tiempo a recargar el arma.

1298: Arcos largos: El arco largo lo inventaron en el siglo XIII los galeses. Tenía más de 1,80 m de longitud y disparaba flechas de 0,90 m.

Un hábil arquero podía lanzar con exactitud una flecha a unos 225 m, y alcanzar un máximo que superaba los 300.

Lo cual equivalía al doble del promedio de la ballesta y, lo que era mucho más importante: en el tiempo que aquélla necesitaba para ser recargada, con el arco largo podían efectuarse cinco o seis disparos.

Si se enfrentaban unos arqueros provistos de esta arma con un número igual de ballesteros, estos últimos eran acribillados.

La desventaja del arco largo, sin embargo, radicaba en que el arquero debía aplicar una fuerza de 40 a 45 Kg. para tensarlo, y mantener la tensión hasta el momento en que la pluma de la flecha estaba alineada con la oreja del tirador.

Ello requería fuerza y un gran entrenamiento.
Eduardo I de Inglaterra reconoció el valor de esta arma y organizó un cuerpo de arqueros ingleses provisto de ella.

Ensayó su eficacia en su enfrentamiento con los escoceses en la batalla de Falkirk el 22 de julio de 1298.

La infantería escocesa disponía de picas, pero los arqueros ingleses, con sus arcos largos, dispararon contra ellos a distancia, y cuando ya habían sido aniquilados en número suficiente como para que el resto quedara reducido a una masa en desorden, la caballería inglesa acudió a rematar la tarea.

Los ingleses utilizaron los arcos largos en otras batallas, y ninguna otra nación adoptó nunca esta arma tan lógica. Como consecuencia de ello, los ingleses constituyeron una gran potencia militar durante el siglo y medio que siguió.

armas medievales

Escala de Asalto , Siglo XVI

armas medievales

Lanza Piedras

armas medievales

Dispositivo de un Puente de Asalto

armas medievales

«Escorpión», Lanza Dardos

armas medievales

Puente de Asalto Móvil

armas medievales

Carro de Asalto Primitivo, ocupados por Arcabuceros

armas medievales

Cañón a repetición sobre pivote

armas medievales

Cañón Mortero

1346: Cañón Una vez los europeos dispusieron de pólvora, no tardó mucho en abrirse paso la idea de colocarla en un grueso tubo metálico y, aprovechando su fuerza explosiva, proyectar una bola de piedra o de metal.

Ésta saldría con mucho mayor ímpetu que si se lanzara mediante una catapulta.

Ignoramos quién inició la construcción de esos tubos o cañones, pero algunos afirman que una versión primitiva se utilizó en el asedio de la ciudad de Metz en 1324.

En cualquier caso, no cabe duda de que hacia 1346 ya se empleaban. Eduardo III de Inglaterra, en su intento de reclamar el trono de Francia, entró en guerra en 1337, dando así comienzo a la que sería conocida como guerra de los Cien Años.

La primera batalla campal de esa guerra se libró en Crécy, en la Francia centro septentrional, el 26 de agosto de 1346.

Los franceses aventajaban en número a los ingleses, sobre todo en caballería, y también disponían de ballesteros genoveses. Pero los ingleses contaban con arqueros armados con arcos largos, y éstos prevalecieron. Los arqueros ingleses avanzaron y los franceses fueron aniquilados.

Eduardo III también tenía cañones en Crécy. Se trataba de artefactos primitivos y no sirvieron para nada, pero constituían todo un presagio del futuro.

1565:Mosquete Por esta época, el perfarmas medievaleseccionamiento del arcabuz dio como resultado el mosquete.

Esta palabra deriva de (mosca), y con anterioridad se había aplicado al cerrojo de las ballestas, tal vez porque tanto esa pieza como la bala del mosquete producían, al pasar junto al oído, un sonido semejante al zumbido de una mosca.

Los mosquetes podían disparar balas capaces de penetrar la armadura, con lo que ésta empezó a desaparecer. Carecía de utilidad soportar su peso si, a cambio, no ofrecía protección.

Durante dos siglos, los mosquetes continuaron siendo las principales armas ligeras usadas por los soldados, pero aún resultaban difíciles de manejar y cargar, por lo que los mosqueteros precisaban la protección de los alabarderos.

1450: Arcabuces Naturalmente, uno de los problemas que planteaba la artillería era que los cañones resultaban pesados y tenían que trasladarse con mucho esfuerzo de un lugar a otro.

Sin duda hubiera sido muy conveniente disponer de un cañón lo bastante pequeño como para que una sola persona pudiera acarrearlo.armas medievales

Hacia 1450 se inventó en España el primer cañón lo suficientemente reducido como para que lo disparase un soldado. Recibió el nombre de arcabuz, de una palabra holandesa que significaba «cañón de gancho». Tal vez fue llamado así porque se asociaban los primeros arcabuces con las picas, que eran «lanzas con gancho».

El arcabuz no era fácil de llevar. Los primeros resultaban tan pesados, que necesitaban soportes.

La pólvora cargada detrás de la bala debía prenderse para poder efectuar el disparo, operación tan ardua como la de tensar de nuevo la ballesta, por lo que se precisaban alabarderos que protegieran a los arcabuceros mientras procedían a recargar sus armas. No obstante, el arcabuz señaló el comienzo de las armas ligeras.

Se perfeccionó y aligeró, de tal manera que podía dispararse apoyándolo en el hombro. Continuó utilizándose durante siglos, hasta que quedó superado.

LAS ARMAS DE LA EDAD MEDIA

Fuente Consultada:
Revista TECNIRAMA-HISTORIA DE LA CIENCIA TOMO II