Ganadería en Argentina

Los Recursos Naturales La Transformación Para el Desarrollo Economico

LOS RECURSOS NATURALES Y SU TRANSFORMACIÓN PARA EL DESARROLLO ECONÓMICO DE UN PAÍS

Qué son los recursos naturales: La naturaleza proporciona a los seres humanos los recursos principales: agua, oxígeno y alimentos para poder realiza sus funciones biológicas.

El agua es necesaria para cualquier actividad de los seres vivos y el oxígeno también, aunque por su abundancia en el medio no se valora como un recurso fundamental para el desarrollo de la vida. Además los alimentos suponen a la vez la fuente de materia y energía.

De la flora y la fauna se obtiene gran parte de los alimentos y medicamentos y la materia prima para la industria textil, maderera y otras. El suelo es otro de los recursos que no ofrece la naturaleza, sobre el que se desarrollan muchos seres vivos. Numerosas rocas y minerales se usan en la construcción de edificios y la elaboración de nuestros utensilios. Y con fines energéticos se aprovechan el carbón petróleo, gas natural y minerales radiactivos, así como el se y el viento.

En los últimos años en las grandes ciudades se están produciendo problemas por las aglomeraciones de la población. Por ello, el espacio se considera también un recurso necesario. Por otra parte, el océano mundial adquiere cada vez más importancia como fuente de recursos alimentarios (peces, algas y sal) y energéticos (petróleo y gas).

Tradicionalmente, se considera que recursos naturales son aquellos que los hombres encuentran en su medio natural y pueden aprovechar de alguna manera; según esta concepción, son recursos naturales las rocas, las fuentes de energía, los minerales, los suelos, las aguas, las plantas y los bosques. Sin embargo, para hablar de recursos deben tenerse en cuenta otros aspectos. Aproximadamente hacia el año 3.000 a.C, el petróleo comenzó a usarse como betún. Así dejó de ser un simple elemento de la naturaleza para convertirse en recurso, esto es, un elemento que puede ser apropiado y utilizado en alguna actividad humana mediante el trabajo. Solo a mediados del siglo XIX surgió la necesidad social de su utilización en gran escala como » el principal combustible, así ,como la tecnología necesaria para extraerlo y procesarlo.

La percepción de un elemento de la naturaleza (el petróleo) como recurso por parte de la sociedad no depende de las características propias del elemento natural, sino del valor que los grupos sociales le asignan, según su mayor o menor potencialidad para satisfacer necesidades. Debido a que las necesidades sociales van cambiando a lo largo del tiempo, el concepto de recurso adquiere una dimensión histórica.

Finalmente, si bien los procesos de la naturaleza responden a leyes propias, no son intencionales: no se los puede considerar en sí mismos buenos ni malos, ni poseedores de utilidad. Cuando la sociedad transforma la naturaleza, aparece la intención de dar satisfacción a sus necesidades. Así, los objetos naturales comienzan a formar parte de la intencionalidad de la acción humana. En cuanto al petróleo, su existencia es el resultado de un largo período de formación, cuya duración escapa a la dimensión temporal humana. Por supuesto, esos procesos carecieron de intencionalidad.

En cambio, cuando los grupos sociales comenzaron la explotación guiados por la intención de dar satisfacción a una necesidad concreta, el petróleo empezó a constituirse en objeto de la intencionalidad humana.

Ahora estamos en condiciones de definir a los recursos de una forma tal que supere la visión tradicional —es decir, meros objetos del medio natural—.Si solo se considerara a los recursos como «naturales»(elementos de la naturaleza) significaría que son no valorados, no apropiados, no históricos. El concepto de «recursos naturales» debe incluir los aspectos de necesidad social, tecnología, apropiación, trabajo, dimensión histórica e intencionalidad.

En el momento en que la sociedad valora, hace suyos y modifica —mediante la tecnología y el trabajo— los objetos naturales, estos se convierten en recursos.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

PRINCIPALES CADENAS PRODUCTIVAS DE ARGENTINA:

NOA Azúcar; tabaco; cítricos; oleaginosas: soja y olivo; vino; bovinos para carne; legumbres y hortalizas; forestal (bosque nativo) -maderas; boratos; cobre y oro; plata; litio; petróleo, gas y destilados; electricidad; miel; camélidos algodón – textil; metalmecánico, construcción y acero; plomo; transportes; cemento; turismo.
NEA Forestal (bosque implantado) – papel -madera; forestal (bosque nativo) – madera – tanino; yerba mate y té; cítricos; oleaginosas – soja; tabaco; algodón – textil; bovinos para carne; arroz; hortalizas; petróleo y gas; eléctrico; turismo.
NUEVO CUYO Frutas de perita y carozo; vino; oleaginosas: olivo; petróleo y destilados; metalmecánico y construcción; maquinaria e insumos de construcción; legumbres y hortalizas; algodón – textil; bovinos para carne; turismo.
PAMPEANA Bovinos para carne y cuero; bovinos para lácteos; oleaginosas: soja, girasol, maní; trigo y maíz; legumbres y hortalizas; porcinos; frutas; arroz; pollos y huevos; metalmecánico y construcción; petróleo y destilados – petroquímica; algodón – textil; forestal (bosque implantado); madera; turismo; transporte; finanzas y seguros; comunicaciones; informática; supermercados; centros comerciales.
PATAGONIA Petróleo y gas; bovinos para carne; oleaginosas, soja y girasol; trigo y maíz; miel; manzana y pera; fruta fina y dulces; pesquero: calamar, langostino, merluza y trucha; ovinos para carne; lana y textiles; vino; forestal (bosque nativo) – madera; eléctrico – metalmecánico y construcción; aluminio; oro; turismo.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

LOS PROCESOS DE TRASFORMACIÓN

Todos sabemos que  hombre tiene necesidades de diversa índole y que para satisfacerlas necesita bienes.

Algunos de los bienes se los ofrece directamente la naturaleza, tales como el aire, el agua, las frutas. Otros, necesitan elaboración antes de ser consumidos, lo cual supone un proceso de transformación, la aplicación de una técnica creada por la inteligencia del hombre.

En todo proceso de transformación se necesitan productos naturales básicos a los que se denomina materia prima.

La existencia abundante de un recurso o  determinado producto en una región es la causa de la radicación de una industria que se alimentará con aquél. Por ejemplo, los metales en barras o chapas que se utilizan en  numerosos establecimientos para la industrialización, envasamiento y conservación del pescado; en la región cuyana, apta para el cultivo de ia vid, ha crecido la industria vitivinícola.

 bosque

Bosque como recurso para la madera de multiples aplicaciones

Las materias primas naturales proceden de la tierra, de lo que ella produce, del mar, y se sacan también de los subproductos; provienen de la agricultura, la explotación de bosques, la ganadería y la minería. Todos los productos industriales tienen como base de su elaboración algunas de las fuentes mencionadas.

También existen materias primas semielaboradas; productos que ya han tenido un tratamiento industria sirven de base a muchas industrias. Por ejemplo, los metales en barras o chapas que se utilizan en la indus1 tria metalúrgica; la celulosa empleada en las fábricas de papel, etc.

Además, la industria aprovecha como materia prima los restos y desechos industriales, recuperándose así productos que antes se desperdiciaban. Casos de ello lo constituyen ios restos de madera, astillas, virutas, etc., con los cuales se fabrica madera aglomerada; la preparación de alimentos para animales, con residuos de la industria frigorífica, oleaginosa, etc.

Uno de los problemas económicos mundiales de la actualidad, radica en la escasez de ciertas materias primas fundamentales, porque han sido explotadas irracionalmente (por ejemplo, la caza intensiva de ballenas), por su agotamiento, o por tratarse de recursos no renovables, como sucede con el petróleo.

Esta situación de carencia, el temor de la necesidad en un futuro cercano, las exigencias de la guerra, etc., han impulsado a los científicos y técnicos a buscar una nueva aplicación de las materias primas conocidas y a la búsqueda de numerosos sustitutos. Pensemos en las inumerables aplicaciones de los materiales plásticos en la construcción, industria textil, fabricación de mobiliario y menaje, etc.

La existencia de materia prima es condición para la radicación y desarrollo de las industrias; sin embargo, puede darse el caso de plantas productoras que reciban la materia prima de otras regiones y países.

lapón, por ejemplo, es un país muy industrializado que importa la mayor parle de las materias primas. Esta forma indirecta de aumentar la industria no es tan segura, sobre todo cuando existen conflictos armados.

Otro ejemplo de las dificultades que acarrea la carencia de materia prima, lo presentan los países que no producen petróleo; debieron vencer innumerables problemas en los últimos años para proveerse de tan imprescindible producto.

FUENTES DE ENERGÍA

a) Ideas preliminares
La actividad supone movimiento, la existencia de una fuerza que da impulso.

Energía es —precisamente- la fuerza activa que se manifiesta tanto en el brazo del hombre que maneja un hacha, como en el agua desbordada del cauce que arrastra todo a su paso o en el huracán desatado que arranca de cuajo a empinados árboles.

Todo trabajo presupone la condición de la energía; hasta la hormiga que lleva una brizna de hierba seca desarrolla energía. Una simple observación de la naturaleza a nuestro alrededor nos permitirá apreciar cómo la energía se refleja en todo lo que es fuerza y movimiento.

Muchas energías del universo fueron durante siglos, secretos para el hombre; por ejemplo, la energía química, eléctrica y atómica.

También existen fuentes de energía  que son conocidas pero cuya explotación no está generalizada; tal sucede con la energía eólica, la solar, la fuerza de las mareas, etc.

 petroleo

El petroleo ha sido en el siglo XX la principal fuente de energía

b) La energía y la industria
La actividad industrial exige el empleo de maquinarias de todo tipo, las que necesitan para su funcionamiento de la energía que proporciona el combustible.

Los combustibles fundamentales usados en la actualidad son el carbón en todas sus variedades, el petróleo y sus derivados, el gas natural y la electricidad. Esta última puede originarse en usinas alimentadas con otros combustibles o en la fuerza de la caída de las aguas en los cursos que lo permiten.

Una cuenca en la que exista abundancia de carbón o de pozos petrolíferos significa una gran posibilidad de radicación de industrias como se puede apreciar en algunos países europeos (Inglaterra, Alemania, Rusia) y en los Estados Unidos.

Otros países han visto crecer su potencial industrial por el aprovechamiento de la energía hidráulica en los saltos de agua naturales o artificiales («hulla blanca») para la producción de electricidad (Suiza, Suecia, etc.).

c) La energía atómica
La energía derivada de los materiales atómicos no puede emplearse directamente en el funcionamiento de la maquinaria industrial por el peligro de las radiaciones. Por eso, en las centrales termonucleares se la transforma primero en electricidad.

Partiendo del uranio se consigue una producción más económica del fluido eléctrico; un solo gramo de uranio encierra tantas calorías convertibles en energía como cerca de tres toneladas de carbón.

Los ingleses han alcanzado notables progresos en las investigaciones para la utilización de las materias primas atómicas en la supergeneración de combustibles.

TRANSPORTES

a) Ventajas del transporte
Conocemos las ventajas de las comunicaciones marítimas, el mar y de los ríos como vínculos de unión entre los pueblos, ventajas que podemos aplicar a las comunicaciones y transportes en general. Dichas ventajas, en relación con la industria y el comercio, las sintentizamos de esta forma:

– El transporte contribuye al engrandecimiento de los estados porque permite compartir la abundancia debida al trabajo de todos.
– Crea todo tipo de relaciones al poner en comunicación a los pueblos entre sí.
– Es un medio de difusión de la cultura, de la ciencia y del arte y por ello, favorece la comprensión internacional.

b) El transporte y la economía
Los transportes son fundamentales para la vida comercial e industrial. Su importancia económica también está relacionada con el nivel de vida y el confort (turismo).

Para el desarrollo del transporte el hombre ha debido vencer muchos obstáculos de la naturaleza; otros, han surgido de los mismos bienes que se debían transportar (peso, volumen, mercaderías perecederas, etc.).

Actualmente, la técnica ha conseguido salvar la mayor parte de dichos obstáculos para trasladar ¡os productos a los puntos deseados, tanto para su industrialización como para el consumo de los artículos ya elaborados.

Los problemas que se pueden presentar en el transporte se refieren al volumen de las cargas, rapidez, seguridad y costo.

Para el transporte de los recursos naturales así como de los productos ya elaborados el hombre dispone en la actualidad de los medios que detallamos por separado. Existen, además, otros medios secundarios (tracción animal, tuberías, jangadas, etc.).

c) Transporte automotor:

El transporte efectuado por carreteras y caminos posibilita el traslado rápido de las mercaderías no muy pesadas; liega incluso a poblaciones ipequeñas alejadas de las rutas ferroviarias.

El automotor no necesita lugares especiales de estacionamiento ni horarios; las paradas pueden acomodarse a las necesidades de los beneficiarios. Mediante su uso se posibilitan las operaciones de carga y descarga de puerta a puerta. Las condiciones naturales del suelo influyen en el trazado de las rutas y los fenómenos climáticos afectan la utilización de las mismas.

d) Transporte marítimo:

Entre sus ventajas sobresale la de la baratura de los fletes; posibilita el traslado a grandes distancias de enormes volúmenes de mercaderías, sin importar su peso o tamaño.

El Atlántico Norte es escenario del  tráfico marítimo de gran intensidad; no existe región, del planeta a través de la cual se transporte tan gran cantidad de mercaderías, pasaje y correspondencia. Los puertos que están en sus orillas son los más importantes del mundo. Lo expresado se aplica también al tráfico fluvial muy intenso en algunos países y regiones, y facilitado por canales artificiales.

e) Transporte ferroviario:

La circulación del ferrocarril está sujeto a las condiciones del relieve; por ello se explica el extraordinario desarrollo de vías en nuestra pampa húmeda.

Ha facilitado el comercio más que cualquier otro medio al estimular la obtención de productos y el transporte de los mismos a los puntos más lejanos. Muchas veces, a la vera del riel han nacido grandes centros productivos.

 tren de carga

Desde su invención la utilizacion del tren de cargas es el medio mas eficiente para el tranporte de materia prima

La aparición de los automotores, y con posterioridad la aviación, produjo la crisis del ferrocarril dado que comenzaron a disputarle las cargas. Se paralizó el trazado de nuevas líneas pero, en cambio, las empresas buscaron la modernización de los servicios agregándoles características de puntualidad, velocidad y comodidad.

En este aspecto tienen justa fama los ferrocarriles franceses, con una velocidad media de 200 km por hora; son, además, los más regulares del mundo dado que casi el 98 % de los rápidos y expresos llegan a la hora prevista. Y algo para deslumhrarnos todavía más: el rápido París-Lila posee el record mundial de puntualidad; el retraso medio, calculado por año, es de 3 centésimas de segundo.

f) Transporte aéreo

La aviación es principalmente para las grandes distancias. Sus fletes son caros y reducido el volumen de mercaderías transportables. De allí, que se utilice con preferencia para el transporte de pasajeros, el cual crece en forma constante. Sus altos costos se explican porque la vida útil de un avión es mucho más corta que la de un barco o de un ferrocarril; sus gastos de explotación, además, contribuyen a la elevación de costos mencionada.

El crecimiento constante al que nos hemos referido se refleja en la frecuencia de los vuelos, el perfeccionamiento de los aparatos y el incremento de personas y cargas transportadas.

RELACIONES ENTRE CENTROS INDUSTRIALES Y FUENTES DE ENERGÍA

Hay una íntima relación entre el proceso de desarrollo industrial y la existencia de fuentes de energía y combustible. Ningún factor ha influido tanto en la concentración industrial que se observa en las dos orillas del Atlántico Norte como la existencia en esas regiones de yacimientos de carbón y petróleo, así como de fuerza hidráulica.

La explotación de la hujla y de minerales metálicos ha sido un factor poderoso para el establecimiento, sobre todo, de las industrias pesadas; en ellas se concentran el carbón y los metales proporcionados por las minas de la misma región geográfica.

Si en una zona carbonífera se levanta un complejo industrial, de ello se originarán otras actividades productivas; por ejemplo: sistemas de transporte, edificación urbana, creación y mantenimiento de servicios públicos, almacenes y mercados, etc.

El establecimiento de bancos y de otras entidades de crédito, y la importancia del movimiento de dinero facilitará las operaciones de inversión.

Al llegar a una determinada etapa de desarrollo, las mismas industrias de la zona harán nuevas inversiones en otras afines de su ramo o diferentes, multiplicando así los beneficios de la actividad económica.

La energía es el elemento indispensable para el desarrollo industrial moderno; el mejor indicador de este nivel alcanzado por un país es el consumo de energía por habitante.

Si bien ella es importante para la localización industrial, en lo referente a la energía eléctrica se debe observar que si existen saltos de agua explotables, los progresos en materia de transporte de electricidad hacen posible su aprovechamiento a grandes distancias. Lo mismo cabe apuntar en relación con los gasoductos, dado que es posible alimentar industrias cercanas al trayecto que sigue el trazado.

RELACIONES ENTRE CENTROS INDUSTRIALES Y MEDIOS DE COMUNICACIONES

La industria y el comercio actuales ponen en movimiento toda clase de productos y de materias primas, para satisfacer necesidades tanto reales como superfluas.

Las exgiencias en continuo aumento de las empresas obliga a la movilización de mayores cantidades de materias primas tradicionales o de otras nuevas, no sólo en el ámbito regional sino también en el internacional.

Los grandes productos del comercio internacional (petróleo, minerales, productos químicos, maderas, trigo, lana, carne, caucho, azúcar, algodón, etc.) movilizan el transporte a grandes distancias, hacia los centros de industrialización y consumo.

Dicho movimiento comercial se diversifica para atender estas finalidades:

– Transporte de la materia prima.
– Acceso a la red de comunicaciones y de transporte por parte de las instalaciones industriales.
– Transporte disponible para llegar a los mercados consumidores.

Los puertos son ¡os lugares donde se entrecruzan estos movimientos comerciales. Se trata, sobre todo, de las instalaciones portuarias de ultramar. Existen en el mundo importantes puertos pesqueros, petroleros, trigueros, carboneros, etc.

Puede tener idea de lo que es uno de los más importantes puertos del mundo -Hamburgo, Alemania- con estos datos: posee 320 fondeaderos para barcos de altura, 74 galpones con 750.000 metros cuadrados de superficie de almacenamiento, 900 grúas, 1.200 rodados para transporte, etc.

RECURSOS Y NIVELES DE DESARROLLO ECONÓMICO DE LOS PAÍSES

a) ¿Qué es el desarrollo económico?

Después de la Primera Guerra Mundial cobró particular interés el estudio del desarrollo económico de los países.

¿Cómo lo podemos definir?
Es la tendencia de la economía de un país a aumentar sus recursos, su potencialidad, en forma superior al crecimiento de la población. En los países llamados subdesarollados el proceso es inverso: el crecimiento de la población es superior al aumento de los recursos económicos. En la práctica, el desarrollo económico sirve para reforzar y regular la actividad económica para que la misma continúe con su ritmo de crecimiento y de estabilidad, con la finalidad de evitar el estancamiento y la depresión.

Este problema interesa a todos los países. A los subdesarollados, para que den los pasos necesarios para activar su economía; a los indus-trializados para que eviten el aflojamiento de la actividad económica porque ello sería signo de decadencia.

b) Las etapas del desarrollo económico:

Para que de una economía tradicional se pueda pasar a la etapa del crecimiento económico se deben seguir estos pasos:

– Creación de las condiciones necesarias para el impulso. Es el intervalo de transición entre una economía tradicional y la de desarrollo.
– Despegue. Es el paso más importante. Se debe impulsar el ahorro y la formación de capitales para su aplicación a la industria como medio de superar los obstáculos que impiden el desarrollo.
– Eficacia tecnológica. Aplicación de la ciencia y de la tecnología al proceso de producción.
– Consumo. Es la obtención del resultado previsto y el aspecto social del desarrollo: más y mejores productos para todos.

c) Medidas para impulsar el crecimiento económico

– Planificación
Es necesario preparar un programa o plan que armonice las diferentes ramas de la producción, como condición imprescindible para conseguir un desarrollo equilibrado. En dicho programa se deben fijar metas posibles de alcanzar, las que se tendrán permanentemente en cuenta durante la marcha del proceso. En este punto es fundamental el entendimiento en+re el gobierno y los empresarios particulares.

– Incremento de la producción
Supone el aumento del rendimiento, de la productividad, mediante el mejor aprovechamiento de todos los recursos existentes, empleo de tecnología, inversión de capitales, métodos racionales de trabajo, etc. Productividad no significa necesariamente trabajar más, sino hacerlo en mejores condiciones, con herramientas y técnicas más modernas, con procesos aplicados a la agricultura, a la ganadería, a la siderurgia, etc., que den mejores resultados económicos. Un ejemplo de tecnología aplicada a la producción ganadera: en algunos países las cabras producen más leche que las vacas de otros.

– Cooperación económica internacional
La mayoría de los países no son capaces por sí mismos de efectuar el «arranque» hacia el desarrollo. Es imprescindible, por lo tanto, la cooperación económica y técnica de otros países o de organismos internacionales, como por ejemplo, de las Naciones Unidas. La mano tendida de los países industrializados hacia los que todavía están en proceso de crecimiento, es la mejor garantía de la paz internacional.

d) Características de los países subdesarrollados

 hambre en el mundo

En los países subdesarrollados una importante parte de la población sufre la calamidad del hambre

Vamos a repetir conceptos expuestos en el curso anterior, al explicar los bienes económicos.

Enunciamos, resumiéndolos, algunos de los caracteres generales de los países en desarrollo:

– Producción primaria
La mayor parte de la actividad se concentra en la agricultura, con rendimiento bajo. Como consecuencia del rápido ritmo del crecimiento de la población la necesidad de alimentos es superior a los recursos existentes. La industrialización es reducida; la producción de energía, escasa.La lógica consecuencia de todo  ello es el menor consumo. En Europa occidental solo el 20% de la población activa se dedicaa la agricultura; en América de  Sur está dedicado a esa actividad más del 50% de los habitantes.

– Crecimiento rápido de la población
La natalidad va en aumento por la reducción de los índices de enfermedad y muerte. Como no se explotan todos los recursos naturales existentes y faltan oportunidades de trabajo, el desempleo es un mal crónico; también existe el subempleo.

– Sectores comerciales subordinados a intereses extranjeros
Los pocos artículos que se elaboran y muchas de las materias primas son para la exportación, y a esta actividad se destinan las inversiones del extranjero. Esta forma de actuar del comercio sobre la actividad económica es parasitaria porque absorbe gran porcentaje de las ganancias del país.

– Estructuras sociales anticuadas
Predominan las minorías sociales económicamente poderosas que son dueñas de una parte importante de la riqueza del país. La injusta distribución de la renta nacional impide la formación de una clase media numerosa e influyente; por ello hay escasez de técnicos y profesionales. No hay un progreso que esté de acuerdo a las necesidades del país.

– Bajo nivel de renta por habitante
Hay países -en Asia y África, por ejemplo- donde existen deficientes condiciones de vida (hambre, analfabetismo, etc.) y cuya renta por habitante es considerablemente más baja que la de los países desarrollados.

Ver: Características de los Países Desarrollados y Subdesarrollados

e) Palabras rectoras
Las aspiraciones del hombre contemporáneo en lo referente al desarrollo están admirablemente sintetizadas en este fragmento de la encíclica «Populorum Progressio» (o «Sobre el desarrollo de los pueblos»): «Verse libre de la miseria, hallar con más seguridad la propia subsistencia, la salud, una ocupación estable; participar todavía más en las responsabilidades, fuera de toda opresión y al abrigo de situaciones que ofendan su dignidad de hombres; ser más instruidos; en una palabra, hacer, conocer, y tener más para ser más; tal es la aspiración de los hombres de hoy, mientras que un gran número de ellos se ven condenados a vivir en condiciones que hacen ilusorio este legítimo deseo.

Por su parte los pueblos llegados recientemente a la independencia nacional sienten necesidad de añadir a esta libertad política un crecimiento autónomo y digno, social no menos que económico, a fin de asegurar a sus ciudadanos su pleno desarrollo humano y ocupar el puesto que les corresponde en el concierto de las naciones» (Pablo VI).

Fuente Consultada:
Formación Cívica 2º Año Escuelas de Comercio Editorial Stella Roberto Kechichian

La Minería en el Virreinato del Rio de la Plata Politica del Consulado

La Minería en el Virreinato del Río de la Plata

ORGANIZACIÓN  DEL VIRREINATO DEL RÍO DE LA PLATA:

La minería — Durante la conquista, la búsqueda de oro y plata constituyó uno de los más grandes incentivos de la colonización. La corona se reservó el quinto y después el diezmo de las minas que se explotasen y la gran cantidad de metales preciosos que llegó a España motivó la desvalorización de la moneda y el encarecimiento de los productos.

Una de las regiones menos abundantes en riquezas mineras fue el Río de la Plata. Mientras que en el litoral no existían, salvo azogue en Misiones, se encontró oro en San Luis y La Rioja, plata en Mendoza y cobre en Catamarca y Córdoba.

En cambio las intendencias altiperuanas, que integraban el virreinato del Río de la Plata, eran ricas en minerales especialmente Potosí, donde se instaló una numerosa población en torno al Cerro.

Un problema arduo era el transporte interprovincial, por el mal estado de los caminos, lo que encarecía enormemente los productos. De él se ocupó especialmente el Consulado, a cuya iniciativa se debe la apertura de los caminos en las provincias y en Chile y Perú.

Los virreyes estaban facultados para dictar ordenanzas de minas. Varias fueron las causas que hicieron que el auge de la minería fuese transitorio, entre ellas, la carencia de capacitación técnica, el fracaso de la mita y la mala organización del régimen rentístico.

Fuente Consultada: Historia Argentina de Etchart – Douzon – Wikipedia –  La Argentina, Historia del País y Su Gente de María Sánchez Quesada

La Mineria en Argentina Produccion Tipos Minerales y Beneficios

Minería en Argentina: Su Producción, Minerales y Beneficios

La Argentina cuenta con una variedad de riquezas mineras distribuidas a lo largo de su territorio y ocupa el sexto lugar en el ranking mundial de recursos mineros. Se considera que estos recursos aún no han sido explotados en todo su potencial.

LA MINERÍA EN LA REPÚBLICA ARGENTINA

La actividad minera se encuentra aún en una etapa de producción incipiente. Su participación dentro de la producción total de la República Argentina siempre ha sido de poco valor: alrededor del 3%. Dentro de este guarismo, entre el 80% y el 85% lo componen los combustibles, le siguen en importancia los minerales no metalíferos y por último los metalíferos.

El objetivo que guió siempre a esta actividad fue el de abastecer el mercado interno, por ello su producción ha sido siempre en pequeña escala. Sin embargo, se estima que la minería se encuentra en condiciones de llevar a cabo proyectos de mayor envergadura debido a que se considera que los principales yacimientos donde se ha detectado riqueza minera se encuentran aún sin explotar.

En los últimos años se han firmado algunos convenios y cartas de intención para la explotación de complejos mineros. Por ejemplo, se firmó la carta de intención entre la empresa estatal Yacimientos Mineros Aguas de Dionisio (YMAD) y una firma privada, radicada en Sudáfrica, para la explotación del complejo minero Bajo de la Alumbrera (Catamarca), cuya producción permitirá sustituir totalmente las importaciones de cobre y exportar oro.

La prolongación de los convenios de cooperación con el gobierno de Japón y los avances en el marco de los tratados con España y con Italia permitirán el aprovechamiento de Alto la Blenda, que junto con Bajo de la Alumbrera pueden llegar a quintuplicar la producción.

Entre las numerosas sustancias minerales que se extraen, algunas abastecen íntegramente las necesidades internas, entre las cuales se pueden mencionar a la casi totalidad de las agrupadas como rocas de aplicación (mármoles, granitos, caliza, etc.) y minerales no metalíferos (arcillas, boratos, feldespato, etc.). Dentro de los minerales metalíferos sólo cumplen este requisito el plomo, la plata, el cinc y el uranio.

Los productos minerales exportados en los últimos años tuvieron como destino principal Brasil, Bélgica, Japón, Chile y los Estados Unidos.

En resumen podemos decir que la actividad minera ha experimentado en los últimos años una importante expansión, a partir de las inversiones realizadas para la exploración y la explotación, principalmente de grandes empresas extranjeras. La actividad minera comprende la extracción de:

  • Minerales metalíferos, es decir, los que contienen metales, como el hierro, el plomo, el zinc, el estaño, el oro, etc. Esta actividad representa más del 60% de la producción minera.
  • Minerales no metalíferos, los que no contienen metales, como la arcilla, la sal común, el yeso, etc., utilizados como insumo para diversas industrias. Esta actividad representa menos del 10% de la producción.
  • Rocas de aplicación, las que se emplean en la industria de la construcción, como la caliza o la arena Esta actividad representa entre el 25 y el 30% de la producción total.

El lugar donde se realizan las extracciones de productos mineros recibe distintos nombres; en general se llama mina al sitio donde se extraen los minerales; y cantera, al lugar donde se extraen rocas de aplicación.

Los yacimientos más valorizados son los metalíferos, localizados principalmente en la zona andina. En la actualidad sólo se explota un cuarto del total de las áreas con potencial minero, es decir, cuyas existencias mineras han sido estudiadas y evaluadas.

Si bien la actividad minera está presente en todo el país, el 95% de la actividad se concentra en doce provincias, de las cuales sólo tres representan en conjunto el 77% del producto sectorial:

  • Catamarca: se destaca en la producción de oro, cobre y litio.
  • Buenos Aires: sobresale en la producción de rocas de aplicación (arenas, calizas y triturados pétreos) y minerales no metalíferos (arcillas, yeso).
  • Santa Cruz: predomina por su producción de oro y plata.

Cambios en el marco jurídico: En 1993 fue promulgado un conjunto de leyes que regulan la actividad minera y proporcionan un marco favorable para la inversión extranjera, a través de incentivos fiscales y tributarios. El actual régimen tributario indica algunos beneficios para las empresas. Por ejemplo, se las exime de los pagos de ciertos impuestos, como los derechos de importación de bienes de capital, repuestos, accesorios e insumos necesarios para desarrollar la actividad minera. Otro de los beneficios es la limitación de las regalías, es decir, el pago que las empresas hacen a las provincias por el usufructo de la mina, al 3% del valor en boca de mina de los minerales.

Evolución de la producción minera: Durante mucho tiempo, la minería en la Argentina se caracterizó por la fuerte presencia del Estado nacional en la exploración, la explotación y el consumo de productos mineros, el predominio de pequeñas y medianas empresas que vendían en el mercado interno, y la explotación de rocas de aplicación, seguido en partes iguales por la producción de metales minerales no metalíferos.

A lo largo de la década de 1990, la actividad minera en la Argentina experimentó Importantes transformaciones, entre ellas:

  • Una creciente presencia del capital extranjero en la exploración y la explotación minera. Durante la década de 1990 ingresaron a la actividad grandes empresas extranjeras que realizaron importantes inversiones en la exploración y la explotación de minerales metalíferos fundamentalmente. El ingreso de estas empresas tuvo lugar gracias a los cambios en las leyes argentinas que regulan la actividad minera.
  • La consolidación del sector pequeño y mediano productor que contribuye con alrededor del 35% del valor de la producción.
  • El crecimiento de los volúmenes de producción y exportación de productos mineros, en especial de metales, que desplazó a la producción de rocas de aplicación. Esto se vio favorecido por la mayor demanda de metales en el mercado internacional y por las grandes inversiones que se realizaron en la actividad en nuevas tecnologías.

mapa de proyectos mineros

El crecimiento de las exportaciones:

Desde fines de la década de 1990, la actividad metalífera argentina presenta una fuerte orientación exportadora, que se ha multiplicado más de nueve veces respecto de comienzos de esa década. La puesta en funcionamiento de los principales proyectos mineros (Bajo de la Alumbrera, en 1997; Salar del Hombre Muerto, en 1998; Cerro Vanguardia, en 1999; y Mina Aguilar, en 2001) explica ese gran crecimiento de las exportaciones.

Los principales minerales exportados son: concentrados de cobre, aleación dorada, aluminio sin alear, cloruro de litio y sulfatos de cromo. Cerca del 70% de las exportaciones se destina a Japón, Alemania, República de Corea, Brasil y Reino Unido.

Minerales metalíferos La producción total anual de minerales metalíferos y/o concentrado es de alrededor de 280.000 toneladas. Casi el 60% de esta producción está compuesta por hierro; otros minerales importantes son el cinc y el plomo.

Las principales minas metalíferas privadas son generalmente pequeñas y los metales contenidos son: plomo, cinc, cobre, estaño, plata y oro. En cambio, en las minas pertenecientes a empresas estatales se explotan minerales con contenidos principales de hierro, y en muy pequeña medida, oro y plata.

Hierro La explotación del hierro comenzó en nuestro país en 1944, en Zapla (Jujuy). El mineral es transportado por cable carril hacia Palpalá, se procesa en los Altos Hornos Zapla, que cuenta con modernos equipos en las áreas de aceración y de laminados terminados los que permiten cubrir una parte del mercado interno.

El segundo yacimiento de importancia se encuentra en Sierra Grande, (Río Negro). Existen otros yacimientos, en Mendoza, Catamarca, Misiones, etc. pero de escasa significación.

La producción de hierro en nuestro país siempre fue insuficiente para la demanda interna, que varía de acuerdo con la fluctuación de la actividad siderúrgica. En consecuencia, las necesidades de este mineral son satisfechas por la importación, la mayor parte proviene de Brasil y el resto de Perú y Chile.

Cinc El país se halla satisfactoriamente provisto en cantidad y calidad de concentrados de cinc. Desde 1936 esta producción se realiza en yacimientos jujeños, principalmente en el Grupo Minero Aguilar. En la actualidad una pequeña proporción proviene del yacimiento poli metálico de la mina Angela (Chubut).

La colocación de cinc en los mercados internacionales se incrementó en los últimos años y las exportaciones de cinc refinado tuvieron como destino final a Japón, China, Países Bajos, Singapur, Pakistán, etc.

Además como subproducto de la metalurgia del cinc, se obtiene cadmio metálico.

Plomo Como en el caso del cinc, el país se encuentra bien abastecido de concentrados de plomo y plata. Estos se obtienen en yacimientos jujeños y en menor proporción en Chubut, Mendoza y Salta. El mineral de los yacimientos jujeños se elabora en la planta situada en Puerto Vilelas, cerca de Barranqueras (Chaco).

A partir de 1978 se comienzan a extraer minerales poli metálicos de la mina Angela, los que a pesar de tener bajo contenido de plomo poseen cantidades apreciables de cobre, plata y oro. Por carecerse de tecnología adecuada, no son tratados en el país y son exportados como concentrados de plomo cuprífero a Bélgica.

La reducción en la producción de plomo refinado es atribuida, entre otras causas, al reemplazo de los caños de plomo por los de cobre, plásticos, etc.; disminución en la cantidad utilizada en la industria automotriz, etc.

Todo proyecto minero involucra dos etapas: la preinversión y la explotación.

La preinversión incluye:
– prospección: se estudia el suelo y se demarca un área extensa de interés;
– exploración: si el prospecto es favorable, se realiza la exploración geoquímica y perforaciones para delimitar un área más reducida;
– prefactibilidad: se define el tamaño del yacimiento localizado;
– factibilidad: se evalúa la viabilidad del emprendimiento en términos de precios, oferta y demanda del producto y costos de la obra (insumos, infraestructura, etc.).

La explotación incluye la preparación y el desarrollo del yacimiento, la construcción de las plantas y su puesta en marcha. Esta etapa demanda los mayores montos de inversión y la producción está limitada a la cantidad de reservas del yacimiento.Cuando se están realizando las distintas fases de preinversión se habla de un prospecto minero. Cuando el yacimiento ya está en explotación, se reconoce como proyecto minero. 

Beneficios de la Minería en Argentina

La Argentina cuenta con una variedad de riquezas mineras distribuidas a lo largo de su territorio y ocupa el sexto lugar en el ranking mundial de recursos mineros. Se considera que estos recursos aún no han sido explotados en todo su potencial.

Hoy como ayer, uno de los bienes más genuinos del que disponen los pueblos para su desarrollo son los recursos naturales de sus territorios, que forman parte del capital de toda la sociedad. Desde la conquista, esas riquezas fueron sustraídas por los ocupantes y, salvo pocas excepciones, siguen en manos extranjeras.

mineria en argentina

El llamado «boom minero argentino» que atrae a las multinacionales del sector, anunciando grandes beneficios para el país, es una operación que desinforma y encubre el silencioso saqueo de recursos metalíferos no renovables, permitiendo sistemas extractivos depredadores y contaminantes, que están siendo denunciados en todo el mundo.

La nueva «fiebre del oro» se inició durante la década de Carlos Menem y se ha mantenido y profundizado con los sucesivos gobiernos, creándose incluso una suerte de tercer territorio en la Cordillera de los Andes mediante el Tratado de Integración y Complementación Minera Argentino Chileno de 1997.

Pueden sorprender estas afirmaciones, pero el tema de la explotación minera y la legislación que la ampara no han estado presentes en el debate político y menos aún en los medios de comunicación. Es raro encontrar a un ciudadano periodista, profesor, magistrado o dirigente que sepa que Argentina es el sexto potencial minero del planeta, o que guarda en sus sierras, mesetas y cordilleras, depósitos detectados de oro, cobre, plata, plomo, molibdeno, zinc, estaño, litio, potasio, níquel, cobalto, uranio y otros minerales, que se estiman en la suma de 170.000 millones de dólares.

La Secretaría de Minería de la Nación (SMN) sostiene: «La oportunidad que presenta el potencial geológico de la Argentina radica en que el 75% de la áreas atractivas para la minería permanecen sin explotar. La totalidad de los prospectos, yacimientos y depósitos fueron ubicados y puestos a disposición de la actividad privada a comienzos de la década del 90, como resultado de varios años de trabajo prospectivo del Estado».

Lo escandaloso del caso argentino es que la legislación vigente evidencia una clara servidumbre colonial. Establece que la propiedad de las reservas mineras es de los Estados provinciales pero les prohíbe explotarlas: están obligados a cederlas a las empresas privadas, transfiriéndoles las investigaciones geológicas y los descubrimientos realizados por el Estado.

Si a esto se suma la falta de control público sobre los minerales que exportan, las excepcionales desgravaciones impositivas, las bajísimas regalías o los subsidios otorgados, no sería exagerado afirmar que el despojo colonial del cerro de Potosí difiere poco en su esencia del que hoy practica la mentada «gran minería» en nuestro país.

Contrariamente a lo que se hace creer, el oro, la plata, el cobre y sesenta metales más, se van al extranjero sin pagar nada; pero nos dejan pobreza, corrupción, una grave contaminación ambiental y comunidades divididas por la asociación o resistencia a la corporación minera. Sin embargo, semejantes atropellos han atravesado el Congreso Nacional, la Justicia y los organismos del Estado, sin haber provocado una fuerte reacción en los medios de comunicación y las fuerzas políticas.

Ampliar: Explotación de Minerales en Argentina

Fuente Consultada: Enciclopedia del Estudiante  Geografía de la Argentina Tomo:21
Geografía Económica La Argentina en el Mundo – Wikipedia
Causa Sur de Fernando «Pino» Solanas

RECURSOS NATURALES DE LAS SIGUIENTE PROVINCIAS (NOA)

Ver: Actividad Minera en el Mundo

La Explotacion Minera en Argentina Ventajas y Desventajas Consecuencias

La Explotación Minera en Argentina

La Argentina cuenta con una variedad de riquezas mineras distribuidas a lo largo de su territorio y ocupa el sexto lugar en el ranking mundial de recursos mineros. Se considera que estos recursos aún no han sido explotados en todo su potencial.

Hoy como ayer, uno de los bienes más genuinos del que disponen los pueblos para su desarrollo son los recursos naturales de sus territorios, que forman parte del capital de toda la sociedad. Desde la conquista, esas riquezas fueron sustraídas por los ocupantes y, salvo pocas excepciones, siguen en manos extranjeras.

El llamado «boom minero argentino» que atrae a las multinacionales del sector, anunciando grandes beneficios para el país, es una operación que desinforma y encubre el silencioso saqueo de recursos metalíferos no renovables, permitiendo sistemas extractivos depredadores y contaminantes, que están siendo denunciados en todo el mundo.

La información que sigue sobre las ventajas impositiva de las mineras ha sido extractada del libro «Causa Sur» de Fernando «Pino» Solanas, quien ha estudiado el tema y tiene su visión respecto al mismo.

mapa de proyectos de mineria en argentina

UNA EXPLOTACIÓN DEPREDADORA
El boom minero argentino también se relaciona con la falta de restricciones para explotar a cielo abierto o tajo abierto empleando cianuro y mercurio, un sistema extractivo peligroso que se está prohibiendo en muchos países.

Es más económico y más perverso: como el mineral no está concentrado en un sitio preciso como en las viejas galerías y se encuentra diseminado en grandes extensiones junto muchos otros metales, se lo extrae haciendo volar con dinamita le montaña.

Como informa un ingeniero de Minera Alumbrera, el yacimiento «está diseñado para llegar a procesar 120.000 toneladas de roca útil por día. Esto conlleva a una producción de 2.100 tonelada; diarias de mineral concentrado, que se diluye en agua, se lo espesa, se le coloca dispersantes y después se lo impulsa por cañerías hasta Tucumán».

Las minas amanecen con una cadena de explosiones producidas por decenas de toneladas de dinamita. En el yacimiento de Pascua Lama, la Barrick Gold emplea diariamente 82 toneladas de explosivos.

La voladura de las montañas, además de ahuyentar las especies animales, forma nubes de polvo que quedan suspendidas o son llevadas por los vientos hacia los valles donde se cultiva, y están las poblaciones. Ese material pulverizado es una de las mayores fuentes de intoxicación y contaminación ya que lleva importantes volúmenes de minerales liberados por las explosiones —plomo, arsénico, uranio, cromo, zinc, asbesto, mercurio, azufre, cobalto, manganeso que serán inevitablemente respirados por los trabajadores y habitantes de los valles.

La roca es triturada y se deposita en lagunas artificiales o piletones de varios kilómetros de extensión, para ser decantada mediante el proceso de lixiviación, que consiste en separar el oro de los otros metales con una suerte de sopa química donde el cianuro es el componente principal. Para ello se utiliza el agua de los ríos y arroyos de montaña.

Minera la Alumbrera, en Catamarca, utiliza 80 millones de litros de agua fósil al día extraídos a gran profundidad del desierto del Arenal, en Santa María. Son aguas de máxima pureza que la naturaleza necesitó siglos para su formación y se utilizan para producir una suerte de barro metalífero en una región cuyo problema es la falta de agua.

El ingeniero Nievas nos decía en Santa María: «El oeste catamarqueño es una zona semidesértica, el problema del agua es grave. La Alumbrera no paga nada por ella y está provocando una gran desertificación: los agricultores ya no encuentran agua cuando bombean y deben buscarla más abajo. Con el nuevo proyecto minero de Agua Rica, muy cerca de Alumbrera, piensan sacar una cantidad similar y será la ruina de los pueblos del Oeste. Debemos legislar para que no extraigan más las aguas fósiles y sean utilizadas solo para el consumo humano, dejando la recarga de los acuíferos para los emprendimientos industriales (…) El barro que se forma 60% de sólido y un 40 de líquido es sacado por un ‘mineraloducto’ de 318 km hasta Tucumán: se ha roto muchas veces produciendo derrames que contaminaron los ríos de la zona. En Tucumán es semisecado, se lo carga en trenes de la misma empresa, y lo transportan hasta su propio puerto en San Lorenzo Rosario para embarcarlo. El proceso final de fundición y refinado se hace fuera del país, lo que significa una pérdida importante de valor agregado».

San Juan tampoco cuenta con lluvias suficientes y necesitan los cursos de agua que bajan de la cordillera. Estos serán afectados por el método extractivo de las mineras que desvían arroyos y ríos para formar lagunas. «Cuando el agua no les alcance, irán por los glaciares, como está pasando en Veladero y Pascua Lama, a 4.500 m en los Andes sanjuaninos…», decía el ambientalista Javier Rodríguez Pardo. «Hay un espanto en la comunidad científica internacional —continúa—, porque dicen que los glaciares los van a sacar del lugar con palas mecánicas, para llevarlos a un cuarto glaciar que se llama Guanaco.

Los tres glaciares son muy pequeños. Toro 1, Toro 2 y Esperanza. Pero son glaciares, los que podemos ver con el ojo humano. Están los otros, los que no vemos, que no tienen nieve a la vista. Y hay más de 50 glaciares que ellos niegan. Son los glaciares de roca, conocido técnicamente con el nombre de «permafrost«. Los minerales están ahí, y lo que van a hacer es destruirlos (…) Las mineras dicen que el insumo principal que van a usar, es la cal, y el cianuro de sodio después. Eso lo dicen en el informe de impacto ambiental y es una mentira gravísima.

Cuanto más extendidos están los metales, mayor cantidad de agua se necesita para atraparlos. ¿Cómo lo logro? Usando todo el agua que tengo a mi alcance. Y van a usarla toda, lo único que les importa son los bajos costos y no pagan el agua. ¡Es una cachetada! Cuando el mundo anuncia la escasez del agua, esta gente por el oro y por la plata, piensa destruir los glaciares».

La impunidad de las corporaciones no tiene límites: en PascuaLama «una sección de 20 hectáreas de las vetas de oro se encuentra debajo de los glaciares. No importa, aseguró la Barrick, se pueden desprender los hielos y llevarlos en camión hasta otro glaciar, al que terminarán adhiriéndose.» La explicación no convenció.

Bajo presión de los ecologistas y de una parte de los 70.000 habitantes del valle de Huasco, Chile resiste el proyecto. A las puertas del desierto de Atacama, el más árido del mundo, este maravilloso valle forma un colchón verde bañado de ríos. El valle nace en la cordillera y sus recursos hidráulicos dependen en parte de los glaciares que molestan a la firma canadiense. Si el hielo se derrite, el agua bajará al valle. El 13% de la población vive de la agricultura…»

Si bien las tres cuartas partes del planeta se componen de agua, solo el 3% es dulce. A más de mil millones de personas en el mundo les está faltando agua potable y las mineras las derrochan para lavar la roca.

cuadro de explotacion minera en argentina

Minería a Cielo Abierto

LA CONTINUIDAD DE LA POBREZA ARGENTINA: Cabría preguntarse cuál es el progreso y los beneficios que las corporaciones traen a los pueblos, que son los propietarios del recurso minero. Más allá de un cierto incremento en el comercio y los servicios, la situación de las provincias sigue siendo más o menos la misma de siempre.

Basta ver el cuadro de pobreza que hay en San Juan, Catamarca, Salta y La Rioja, las más ricas en minerales del país. El caso más elocuente es el de Catamarca: lejos de haber paliado su miseria y obtener una masa de empleos sustantiva, el 62% de la población es pobre, el 40% está desocupada y la mitad subalimentada.

Una solicitada del Partido Justicialista provincial denunciaba: «La Gran Minería no generó ningún efecto económico regional, Catamarca aumentó su índice de pobreza y desempleo (ver índice del INDEC) a pesar de ser la mayor exportadora de minerales del país. Aumentó la desnutrición y mortandad infantil, la miseria en las comunidades es alarmante (…) Nuestros minerales le dejan a Catamarca en concepto de regalías el 1% y el Estado nacional le reintegra el 2,5% (…) De los 1.632 millones de dólares de exportaciones año 2005 nada regresa al país (…) de los 6.000 millones de dólares previstos en inversión para el período 20062010, serán desgravados íntegramente al momento del pago de Impuesto a las Ganancias».

La situación en La Rioja y San Juan no difiere de la de Catamarca: a los pueblos y viviendas que están al pie de las minas más ricas les faltan servicios sanitarios, aguas corrientes no contaminadas, luz eléctrica y buena atención hospitalaria: ¿puede aceptarse que todos los años haya muertos por picadura de escorpión porque no hay vacunas ni siquiera en la capital provincial?. ¿Y qué pasa en la riquísima Salta, que además de su minería tiene la segunda cuenca gasífera del país y una rica agricultura de exportación? Sufre altas tasas de desnutrición y enfermedades de la pobreza: chagas, infecciones intestinales, disenterías, colitis, tifus, leishmaniasis, cólera, paludismo.

La ciudad de General Mosconi capital petrolera de la provincia con 25.000 habitantes, altísima desocupación y una de las temperaturas más altas del país, solo recibe agua cuatro o cinco horas por día y esas aguas están contaminadas por las petroleras.

El otro mito es la generación de puestos de trabajo que trae la minería: «Los empleos directos en todo el país pasaron de 24.000 a 37.000 entre 2003 y 2006 y se calcula que llegarán a 40.000 este año. Los indirectos treparon de 97.000 a 160.000 en el mismo período».

Esos números son severamente cuestionados en las provincias porque responden más a la proyección de ecuaciones abstractas que a las cifras de la realidad. Aquello tantas veces repetido de «cada empleo directo genera cuatro indirectos» es más teórico que real. Dice un informe de la Red Eco Informativo (22/9/06): «Los puestos de trabajo masivos solo se registran durante la construcción de las plantas de tratamiento del mineral. Estas obras llevan en promedio unos 26 meses. Luego de finalizadas solo quedan en el yacimiento el 17% de los empleados (…) Dentro del esquema de costos, la mano de obra resulta un componente menor al 20% del total de egresos. Y si comparamos los salarios con el monto bruto de facturación, apenas llega al 6% del mismo».

La minería no se procesa ni se industrializa en el país: la mayor parte de los empleos indirectos son en servicios y comercio. Minera Alumbrera la mayor mina de oro y cobre de Catamarca y una de las cinco grandes del país «emplea 1.300 operarios y de ellos, solo 300 son catamarqueños».

La propia empresa declara: «Pagamos por año 67 millones de pesos 22 millones de dólares en salarios directos (…) y en los últimos 12 meses pagamos 75 millones de pesos de regalías —25 millones de dólares—».

Una multinacional que, como hemos visto, factura y exporta a valores de hoy 2.000 millones de dólares por año, más todos los demás metales que no declara ni paga, solo gasta en salarios 22 millones de dólares y en regalías 25 millones. En realidad, estos sueldos y magras regalías los pagamos todos los argentinos: Minera Alumbrera recibe de la Nación el 2,5% de reintegro a sus exportaciones, es decir, cerca de 50 millones de dólares que cubren aquellos gastos…..

Otro de los argumentos que se presentan como aportes al desarrollo y progreso provincial son las obras de infraestructura que dejará la industria minera: caminos, líneas de tensión eléctrica, construcciones o campamentos. Lo que no se dice es que esas obras solo le sirven a las propias empresas que deben realizarlas para funcionar en sus yacimientos. Las minas están en altura o lugares desiertos, lejos de las ciudades e inhóspitos para quien no trabaje en ellas.

Cabe preguntarse qué pasará cuando se agote el mineral dentro de veinte años y la empresa se vaya. ¿Querrá alguien vivir en la inclemencia y soledad a 4.000; metros de altura, sin fuentes de trabajo, mantenimiento, servicios y energía? Los campamentos se convertirán en «fantasmas» muy peligrosos, por décadas de utilización de sustancias tóxicas.

Ampliar: La Minería en Argentina

Fuente Consultada:
Causa Sur de Fernando «Pino» Solanas
Enciclopedia del Estudiante  Geografía de la Argentina Tomo:21
Geografía Económica La Argentina en el Mundo – Wikipedia

Ventajas Impositivas de las Mineras en Argentina Pago de regalias

Ventajas Impositivas de las Mineras en Argentina

La Argentina cuenta con una variedad de riquezas mineras distribuidas a lo largo de su territorio y ocupa el sexto lugar en el ranking mundial de recursos mineros. Se considera que estos recursos aún no han sido explotados en todo su potencial.

Hoy como ayer, uno de los bienes más genuinos del que disponen los pueblos para su desarrollo son los recursos naturales de sus territorios, que forman parte del capital de toda la sociedad. Desde la conquista, esas riquezas fueron sustraídas por los ocupantes y, salvo pocas excepciones, siguen en manos extranjeras.

El llamado «boom minero argentino» que atrae a las multinacionales del sector, anunciando grandes beneficios para el país, es una operación que desinforma y encubre el silencioso saqueo de recursos metalíferos no renovables, permitiendo sistemas extractivos depredadores y contaminantes, que están siendo denunciados en todo el mundo.

La información que sigue sobre las ventajas impositiva de las mineras ha sido extractada del libro «Causa Sur» de Fernando «Pino» Solanas, quien ha estudiado el tema y tiene su visión respecto al mismo.

LAS VENTAJAS IMPOSITIVAS DE LAS MINERAS
Las empresas mineras gozan de las mayores ventajas del empresariado argentino: no se le aplican retenciones como al agro y a los hidrocarburos y tienen beneficios fiscales de excepción, establecidos en la Ley 24.196/93, artículo 8:

«Los emprendimientos mineros comprendidos en el presente régimen gozarán de estabilidad fiscal por el término de 30 años contados a partir de la fecha de presentación de su estudio de factibilidad. La estabilidad fiscal significa que las empresas que desarrollan actividades mineras en el marco del presente Régimen de Inversiones no podrán ver afectada en más la carga tributaria total, determinada al momento de la presentación, como consecuencia de aumentos en las contribuciones impositivas y tasas, cualquiera fuera su denominación, en los ámbitos nacional, provinciales o municipales (…) será también aplicable a los regímenes cambiario y arancelario, con exclusión de la paridad cambiaría y de los reembolsos, reintegros y/o devolución de tributos con motivo de la exportación».

 Mineria en Argentina

La Mineria en Argentina

En cuanto a las ganancias, su artículo 12 indica que «podrán deducir en el balance impositivo del impuesto a las ganancias, el 100% de los montos invertidos en gastos de prospección, exploración, estudios especiales, ensayos mineralógicos, metalúrgicos, de planta piloto, de investigación aplicada y demás trabajos destinados a determinar la factibilidad técnico-económica de los mismos»; y agrega en el artículo 13:

«Las inversiones de capital que se realicen para la ejecución de nuevos proyectos mineros y para la ampliación de la capacidad productiva de las operaciones mineras existentes (…) tendrán el siguiente régimen de amortización en el Impuesto a las Ganancias: a) Las inversiones que se realicen en equipamiento, obras civiles y construcciones (…) accesos, obras viales, obras de captación y transporte de aguas, tendido de líneas de electricidad, instalaciones para la generación de energía eléctrica campamentos, viviendas para el personal, servicios de salud, educación comunicaciones y otros servicios públicos como policía, correos y aduanas, se amortizarán de la siguiente manera: el 60% del monto total de la unidad de infraestructura, en el ejercicio fiscal en que se produzca la habilitación respectiva y el 40% restante en partes iguales en los dos años siguientes».

En su artículo 14 dice que «las utilidades proveniente; de los aportes de minas y de derechos mineros, como capital social (… estarán exentas del Impuesto a la Ganancias», y en su artículo 21 fija que «Los inscriptos en el presente régimen estarán exentos del pago de le; derechos de importación y de todo otro derecho, impuesto especial (.. por la introducción de bienes de capital, equipos especiales o partes : elementos componentes de dichos bienes…».

El impuesto a las ganancias de las empresas extranjeras residentes en la Argentina, según informa la SMN,«tributan sobre su renta mundial, pudiendo computar como pago a cuenta de este impuesto, las sumas efectivamente abonadas por gravámenes análogos sobre sus actividades en el extranjero».

En cuanto al impuesto a la renta mínima presunta, una tasa del 1% grava los activos mundiales de las empresas argentinas. El pago de este impuesto y el del impuesto a las ganancias, se compensan mutuamente.

A toda esta batería de favores que pagamos los argentinos, deben agregarse los beneficios del Régimen de Inversiones Extranjeras en la Argentina (Ley N° 21.382/93), que estableció el marco legal para las mismas: estas compañías extranjeras pueden invertir sin necesidad de aprobación previa o requisitos de registro; transferir libremente su capital y sus ganancias sin tener que pagar cargas o impuestos sobre dichas transferencias; acceder libremente al mercado cambiario sin restricciones; exención del Impuesto al Cheque (decreto N° 613/2001) cuya tasa es del 6%o y deducción del 100% del impuesto a los combustibles líquidos que todos pagamos al cargar nafta.

Con estos excepcionales beneficios fiscales cabría preguntarse qué porcentaje de la inversión representan. Para dar solo un ejemplo, cuando se habla de una inversión extranjera de U$S 5.000 millones, significa que la mitad de la misma será maquinaria y equipamiento traído del exterior y que no pagará la tasa media del 15% de derechos de importación. ¿Cuánto deberían pagar de impuesto a la ganancia y todos los demás, con las fabulosas utilidades de más del 100% que en dos ejercicios amortizan su inversión? ¿Cuál es el negocio que hace el país con la Gran Minería si se llevan todo y no pagan nada?

Pero esto no es todo: como si todos estos beneficios y prebendas no bastaran para reducir riesgos y asegurar ganancias a las empresas, en lugar de aplicar fuertes retenciones a la exportación, el gobierno las compensa con reintegros. …. la Nación termina subsidiando a corporaciones que se llevan los minerales sin control alguno: para las exportaciones mineras del Noroeste los reintegros son del 2,5% (Resolución de la SMN N° 130/93); y las de puertos patagónicos, tienen reembolsos del 5% al 12% aumentando cuanto más austral sea la ubicación geográfica del puerto. Se encuentran legislados por la Ley N° 23.018 y su modificatoria N° 24.490.28

Fuente Consultada:
Causa Sur de Fernando «Pino» Solanas
Enciclopedia del Estudiante  Geografía de la Argentina Tomo:21
Geografía Económica La Argentina en el Mundo – Wikipedia

Uso del Cianuro en la Mineria Impacto y Efectos en el Medio Ambiente

USO E IMPACTO DEL CIANURO EN LA MINERÍA

Día de la Minería
A partir de 1945 se recuerda la Primera Ley de Fomento Minero, sancionada el 7 de mayo de 1813 por la Asamblea Constituyente.

//historiaybiografias.com/archivos_varios4/ampliar.jpg

LA MINERÍA CIELO ABIERTO (MCA)

¿Que es la MCA? y ¿Como Impacta? La minería a cielo abierto remueve la capa superficial o sobrecarga de la tierra para hacer accesibles los extensos yacimientos de mineral de baja calidad.

Los modernos equipos de excavación, las cintas transportadoras, la gran maquinaria, el uso de nuevos insumos y las tuberías de distribución permiten hoy remover montañas enteras en cuestión de horas, haciendo rentable la extracción de menos de un gramo de oro por tonelada de material removido.

La minería a cielo abierto es una actividad industrial de alto impacto ambiental, social y cultural. Es también una actividad industrial insostenible por definición, en la medida en que la explotación del recurso supone su agotamiento.

Las innovaciones técnicas que ha experimentado la minería a partir de la segunda mitad del presente siglo han modificado radicalmente la actividad, de modo que se ha pasado del aprovechamiento de vetas subterráneas de gran calidad a la explotación —en minas a cielo abierto— de minerales de menor calidad diseminados en grandes yacimientos. Existe consenso en la literatura sobre el tema en el sentido de que ninguna actividad industrial es tan agresiva ambiental, social y culturalmente como la minería a cielo abierto (MCA).

La minería a cielo abierto utiliza, de manera intensiva, grandes cantidades de cianuro, una sustancia muy tóxica, que permite recuperar el oro del resto del material removido.

Para desarrollar todo este proceso, se requiere que el yacimiento abarque grandes extensiones y que se encuentre cerca de la superficie.

Como parte del proceso, se cavan cráteres gigantescos, que pueden llegar a tener más de 150 hectáreas de extensión y más de 500 metros de profundidad.

I) IMPACTOS DE LA MINERÍA A CIELO ABIERTO DURANTE LA EXPLOTACIÓN (MCA)

Los principales impactos ambientales causados por la minería a cielo abierto (MCA) en su fase de explotación son los siguientes:

* Afectación de la superficie: la MCA devasta la superficie, modifica severamente la morfología del terreno, apila y deja al descubierto grandes cantidades de material estéril, produce la destrucción de áreas cultivadas y de otros patrimonios superficiales, puede alterar cursos de aguas y formar grandes lagunas para el material descartado.

* Afectación del entorno en general: la MCA transforma radicalmente el entorno, pierde su posible atracción escénica y se ve afectado por el ruido producido en las distintas operaciones, como por ejemplo en la trituración y en la molienda, en la generación de energía, en el transporte y en la carga y descarga de minerales y de material estéril sobrante de la mina y del ingenio.

* Contaminación del aire: el aire puede contaminarse con impurezas sólidas, por ejemplo polvo y combustibles tóxicos o inertes, capaces de penetrar hasta los pulmones, provenientes de diversas fases del proceso. También puede contaminarse el aire con vapores o gases de cianuros, mercurio, dióxido de azufre contenidos en gases residuales, procesos de combustión incompleta o emanaciones de charcos o lagunas de aguas no circulantes con materia orgánica en descomposición.

* Afectación de las aguas superficiales: los residuos sólidos finos provenientes del área de explotación pueden dar lugar a una elevación de la capa de sedimentos en los ríos de la zona. Diques y lagunas de oxidación mal construidas o mal mantenidos, o inadecuado manejo, almacenamiento o transporte de insumos (como combustibles, lubricantes, reactivos químicos y residuos líquidos) pueden conducir a la contaminación de las aguas superficiales.

* Afectación de las aguas subterráneas o freáticas: aguas contaminadas con aceite usado, con reactivos, con sales minerales provenientes de las pilas o botaderos de productos sólidos residuales de los procesos de tratamiento, así como aguas de lluvia contaminadas con contenidos de dichos botaderos, o aguas provenientes de pilas o diques de colas, o aguas de proceso contaminadas, pueden llegar a las aguas subterráneas. Además, puede haber un descenso en los niveles de estas aguas subterráneas cuando son fuente de abastecimiento de agua fresca para operaciones de tratamiento de minerales.

* Afectación de los suelos: la MCA implica la eliminación del suelo en el área de explotación, y produce un resecamiento del suelo en la zona circundante, así como una disminución del rendimiento agrícola y agropecuario. También suele provocar hundimientos y la formación de pantanos en caso de que el nivel de las aguas subterráneas vuelva a subir. Además, provoca la inhabilitación de suelos por apilamiento de material sobrante.

* Impacto sobre la flora: la MCA implica la eliminación de la vegetación en el área de las operaciones mineras, así como una destrucción parcial o una modificación de la flora en el área circunvecina, debido a la alteración del nivel freático. También puede provocar una presión sobre los bosques existentes en el área, que pueden verse destruidos por el proceso de explotación o por la expectativa de que éste tenga lugar.

* Impacto sobre la fauna: la fauna se ve perturbada y/o ahuyentada por el ruido y la contaminación del aire y del agua, la elevación del nivel de sedimentos en los ríos. Además, la erosión de los amontonamientos de residuos estériles puede afectar particularmente la vida acuática. Puede darse también envenenamiento por reactivos residuales contenidos en aguas provenientes de la zona de explotación.

* Impacto sobre las poblaciones: la MCA puede provocar conflictos por derechos de utilización de la tierra, dar lugar al surgimiento descontrolado de asentamientos humanos ocasionando una problemática social y destruir áreas de potencial turístico. Puede provocar una disminución en el rendimiento de las labores de pescadores y agricultores debido a envenenamiento y cambios en el curso de los ríos debido a la elevación de nivel por sedimentación. Por otra parte, la MCA puede provocar un impacto económico negativo por el desplazamiento de otras actividades económicas locales actuales y /o futuras.

* Cambios en el microclima: la MCA puede causar cambios en el microclima y puede provocar una multiplicación de agentes patógenos en charcos y áreas cubiertas por aguas estancadas.

* Impacto escénico posterior a la explotación: la MCA deja profundos cráteres en el paisaje. Su eliminación puede conllevar costos tan elevados que puedan impedir la explotación misma.

II) La Tecnología de Extracción de Minerales por Lixiviación con Cianuro

El único método económicamente viable para extraer oro de los minerales es el uso de procesos de extracción que utilizan soluciones a base de agua.

El  más comun para la recuperación de oro es el de lixiviación, por el cual el oro se disuelve en un medio acuoso para separar la solución que contiene oro de la que contiene residuos, y la recuperación del oro utilizando carbón activado.

Una vez extraído del carbón activado, el oro es concentrado por precipitación o galvanización.

Como el oro es un metal noble no es soluble en agua. Para disolverlo se necesita de una sustancia como el cianuro, que permite formar complejos y estabilizar el oro en las soluciones, o de un agente oxidante como el oxígeno. Para poder disolver oro se necesitan 350 mg/l o 0.035% (como 100% NaCN) de cianuro.

El mineral triturado es apilado en la plataforma de lixiviación, se le rocía uniformemente con una solución de cianuro. Un sistema de regaderas dispersa la solución de cianuro a 0.005 galones por minuto por pie cuadrado (típicamente).

Para un cúmulo pequeño (de 200 por 200 pies), esta velocidad equivale a 200 galones por minuto. La solución de cianuro contiene entre 0.3 y 5.0 libras de cianuro por tonelada de agua (entre 0.14 y 2.35 kg de cianuro por tonelada de agua), y tiene una concentración promedio de 0,05 por ciento (alrededor de 250 miligramos por litro de cianuro libre).

La solución de cianuro lixivia (lava y amalgama) las partículas microscópicas de oro del mineral mientras se filtra por el cúmulo.

Los ciclos de lixiviación duran desde unos cuantos días hasta unos cuantos meses, dependiendo del tamaño del cúmulo y de la calidad del mineral.

La solución de cianuro que contiene el oro -llamada la solución «encinta»- fluye por gravedad a un embalse de almacenamiento. Desde el embalse de almacenamiento se usan bombas o zanjas con forros para llevar la solución hacia la planta de recuperación de metales.

MUY INTERESANTE: PROCESO MINERO PARA EXTRAER ORO DE LA ROCA

La Agricultura en el Mundo Modernizacion Organizacion Caracteristicas

La Agricultura en el Mundo: Modernización y Organización 

Características de la Agricultura Mundial

Agricultura

Es una actividad económica primaria dedicada a la labranza o cultivo de la tierra.  Su propósito principal es la obtención de alimentos para el hombre y proporcionar materias primas a las industrias.

Si tendríamos que caracterizarla diríamos, que la agricultura es una actividad económica que convoca el más grande número de trabajadores en ciertas áreas más que en otras, por ejemplo en aquellas situadas en países subdesarrollados. Además es la actividad económica sedentaria más arcaica de la historia de la humanidad.  Esto se puede revalidar con testimonios de que se practicaba en Egipto desde 17.000 años a.C. y es posible que en China haya sido anterior.

Se destaca su mayor propagación geográfica, ya que solamente quedan sin rasgos de labores agrícolas, aquellas áreas polares, los desiertos absolutos, las montañas más hostiles y por supuesto las áreas urbanas más densamente pobladas. Pero lo más importante de esta actividad, es que ella proporciona el 80% de alimentos que consume la población que hoy habita nuestro planeta.

Sin embargo, las mayores diferencias que presenta esta actividad, se haya directamente relacionada con la ejecución, los cultivos empleados, las técnicas utilizadas y las estructuras agrarias que para la misma se adopten.

agricultura mundo

Tipos de agricultura

Existen distintas clasificaciones para hablar de la agricultura, la mayoría de las veces estas, privilegian los aspectos económicos de la misma.  Tal es el caso de la disponibilidad de agua, distinguiendo así una agricultura de secano o temporal, es decir que depende de las lluvias y una agricultura bajo riego, asegurada por la acción humana, a través de la construcción de diques, canales, pozos, etc.

Si consideramos la propiedad de la tierra, tenemos aquella agricultura de mercado (tierra en propiedad de las personas o de un grupo familiar), una agricultura socialista (la tierra pertenece al Estado); o de especulación (la tierra pertenece a grandes empresas).  Según la cantidad de cultivos que se realicen, vamos a tener una agricultura de monocultivo (uno) y una agricultura de policultivo.

Características de la organización de la producción agraria

Las actividades agrarias han adoptado diferentes características, dependieron de las distintas sociedades a lo largo del planeta y a través del tiempo.  Sin embargo, las características que presenta la organización de la producción agraria en la actualidad son consecuencia de profundos cambios demográficos, económicos y tecnológicos, que tuvieron lugar a partir de fines del siglo XIX.

El aumento demográfico que se produjo en especial desde los inicios del siglo XIX, producto de la disminución de la tasa de mortalidad, generó una demanda de nuevas  áreas cultivables del mundo, es por esto que se incorporaron nuevos espacios hasta ese momento inutilizables para tal propósito; como las extensas planicies de América del Norte, Rusia, Argentina, Australia, Nueva Zelanda, entre otras.

El proceso de industrialización que se desarrolló en esa época en Europa, y su cara visible, la concentración de población en las ciudades, se estableció también en un factor decisivo para la expansión de las áreas cultivadas a partir de ese momento, dado que gran parte de la población, al residir en las ciudades, no producía su propio alimento.  Hecho que impulsó al comercio internacional de alimentos dejando rasgos que nunca antes se habían registrado.

Entonces, la organización de la economía mundial tomó un nuevo perfil al puntualizarse las áreas productoras de alimentos y de materias primas (nuevas regiones, como es la región pampeana) y áreas productoras de bienes industrializados, sobre todo en los países de Europa.  Ambas se constituyeron en demandantes de alimentos para la población urbana que en ellas crecía.

La consolidación de este modelo de producción a nivel mundial es el siglo XX, en el cual se fijaba la existencia de áreas especializadas en productos agropecuarios para el abastecimiento de las grandes metrópolis del mundo. Esto generó el aumento de la superficie bajo cultivo en todo el mundo, seguido por la utilización de nuevas tecnologías e insumos que incrementaron en buena medida los rendimientos de las áreas cultivables, así como también los volúmenes de alimentos producidos y comercializados mundialmente.

Modernización de la agricultura    

Históricamente, los avances tecnológicos se constituyeron en los medios fundamentales para el desarrollo de la agricultura.  La Revolución industrial, cuyo sector clave lo constituyó la industria siderúrgica se encuentra profundamente ligada, a la adopción de nuevas tecnologías en la agricultura durante los últimos dos siglos.  En lo que respecta a esta actividad, podemos notar la aparición de maquinarias, que en un principio funcionaban a tracción animal, para luego ser reemplazadas por aquellas que lo hacían con motores a vapor o de combustión.

En el Siglo XIX, precisamente en Estados Unidos, la cosechadora de cereales tirada por caballos introdujo la mecanización en el campo.  Luego se fueron incorporando otras maquinarias como la engavilladora (capaz de recoger los cereales previamente cortados, y atarlos en manojo).

Sin embargo, esta difusión de los adelantos se vio restringida en la primera mitad del siglo XIX,  a causa de las limitaciones en los medios de transporte, ya que las máquinas sólo se transportaban en barcos. Cuestión que tras la aparición del ferrocarril facilitó su expansión y permitió un uso más extendido de los mismos.

Paralelamente, se desarrollaron nuevos productos químicos también tendientes a optimizar la producción.  Así, se incorporaron nutrientes, como el nitrato, para lograr mejores cultivos.

Con posteridad a la Segunda Guerra Mundial, las investigaciones realizadas en relación con los cambios tecnológicos que podrían ser aplicados a la agricultura, generaron un proceso de cambio conocido con el nombre de Revolución verde.

El eje central de este proceso, lo constituyó el desarrollo y la puesta en uso de variedades de alto rendimiento de diferentes especies cultivadas, obtenidas las mismas mediante la hibridación (cruzamiento de individuos de la misma especie con características genéticas diferentes).

Estas modificaciones permiten obtener mayor producción por Hectárea cultivada, facilitando la doble cosecha anual al obtenerse cultivos de ciclo corto, permitiendo la resistencia de las plantas a ciertas eventualidades climáticas, como inundaciones y sequías o a ciertas enfermedades y posibilitando la producción de algunos cultivos en áreas que no eran las propiamente más apta para estos.

Transformaciones en el espacio

Las actividades agrarias implican la transformación de los ecosistemas originales. Una de las modificaciones ambientales más importantes es la pérdida o la reducción de los mismos.  Este fenómeno se registra preferentemente en los bosques y las selvas de todo el mundo, con una disminución en cuanto a la superficie que estos ocupan frente al avance de las superficies bajo cultivo, proceso denominado deforestación.

El suelo elemento imprescindible para llevar adelante las actividades agropecuarias, sufre transformaciones, como agotamiento (inclusión de nuevos cultivos), degradación (utilización constante del arado), erosión (acción de agua y del viento) y salinización (ascenso de sales presentes en la profundidad del suelo).

Profesora de Geografía: Claudia Nagel
Fuente: Geografía Mundial y los desafíos del SXXI. Editorial Santillana. Geografía Mundial, Editorial Puerto de Palos. 

Ver:La Agricultura en Argentina 

La Agricultura en Argentina Principales Cultivos y Producción

LA AGRICULTURA EN ARGENTINA PRINCIPALES CULTIVOS Y PRODUCCIÓN

En los últimos años, la Argentina se ha especializado en la producción de componentes tradicionales de la canasta agrícola así como en los llamados productos diferenciados, es decir, aquellos con certificación de calidad. Esta producción diferenciada o especializada es posible a partir de la incorporación de nuevas tecnologías que permiten reducir costos y responder a las necesidades de la demanda externa, asegurando buenos niveles de rentabilidad. La contracara de este proceso es un notable aumento en la artificialización de los ecosistemas y en la realización de intensas prácticas de laboreo.

Generalmente, en la agricultura especializada se trabaja por contrato, es decir, se estipulan de antemano las condiciones de producción, distribución, presentación y precio; además, en su gran mayoría se realiza en campos arrendados. En la actualidad, la mitad del área pampeana que se siembra se hace en estas condiciones, porque así la actividad resulta menos riesgosa; de este modo se producen el maíz blanco para la industria, el maíz dulce para choclo, la soja para consumo humano directo y diversos productos orgánicos (sin agroquímicos).

En los últimos años han cambiado las modalidades productivas y tecnológicas en materia de granos y carnes, y en otros rubros no tradicionales, como cítricos, legumbres y hortalizas. Estas producciones de alta calidad y rendimiento se destinan al mercado exportador. Por ejemplo, se exporta poroto alubia a Francia, España y Portugal; pomelos a Holanda y Bélgica; y maíz y soja, a variados destinos.

Los principales operadores en granos del mundo se han instalado en el campo argentino, donde realizan labores cada vez más intensivas y más especializadas, al mismo tiempo que grupos de inversores no agropecuarios cultivan por contrato. Para facilitar el desarrollo de la producción, crecieron las inversiones en infraestructura y se han construido en el litoral fluvial y marítimo puertos y numerosas plantas industriales que transforman la producción primaria. Actualmente, Argentina se ubica entre los primeros exportadores mundiales de aceite de girasol y de soja y de harina proteica derivada de dichas oleaginosas.

Expansión

En el actual territorio de Argentina, las actividades agropecuarias sufrieron importantes transformaciones a lo largo del tiempo. Fue a fines del siglo XIX cuando cambiaron radicalmente dichas actividades.  Hacia la segunda mitad del siglo XIX, la industrialización y el proceso de crecimiento demográfico que se produjo en los países europeos creo la necesidad de incorporar nuevas áreas productoras de alimentos y materias primas.

En este contexto económico mundial, el área pampeana de la Argentina se vio favorecida por la existencia previa de producción agropecuaria, que sin embargo, debió sufrir algunos cambios para adaptarse a este nuevo sistema.

Así, la especialización económica pampeana se basó fundamentalmente en la producción de cereales, como el trigo y el maíz; y de carne vacuna para abastecer al mercado externo.  Esta reorientación productiva,  que estuvo a demás acompañada de ciertas políticas estatales, se conoce como modelo agroexportador, o lo que vulgarmente se dice “Argentina, el granero del mundo”.

agricultura en argentinaEn la orientación agropecuaria de la región pampeana intervinieron ciertos actores sociales que hicieron posible el cambio.  Uno de ellos fue el colono agrícola, otro el Estado (nacional o provincial) y otras veces un tercer actor (persona o compañía). ¿Por qué decimos esto?.

Porque para trabajar estas desiertas y extensas tierras para la producción agropecuaria se necesitaba mano de obra, cuestión que se satisface   con la llegada de migrantes europeos (suizos, alemanes, italianos, entre otros), en su mayoría trabajadores rurales.  La creación de colonias agrícolas por parte del Estado (que comenzó en los años 1853 y 1856 en las provincias de Santa Fe, como la ciudad de Esperanza y en la provincia de Entre Ríos respectivamente), permitió la organización de la producción en las explotaciones basadas en el trabajo familiar.

Sin embargo, podemos afirmar que hacia 1870, esta inmigración contribuyó en primer lugar al aumento de la producción agrícola, permitiendo a su vez que la Argentina pudiera dejar de importar trigo.  Aumento que fue acompañado por la mecanización del agro, gracias a la incorporación de algunos nuevos elementos, como el arado de reja de hierro y acero, segadoras y trilladoras a vapor.

Sin embargo, en otras áreas del país, la agricultura comenzó a cobrar fuerza. Como ocurrió con el azúcar en Tucumán y la vid en Mendoza, que experimentaron un aumento tanto de las superficies cultivadas como de la producción, y se orientaron al abastecimiento del mercado interno.

PRINCIPALES CULTIVOS:

Cereales y oleaginosas. Por el volumen de producción, superficie cultivada e importancia de las actividades industriales vinculadas con ellos, son los principales cultivos del país. Entre los cereales se destaca la producción de trigo y maíz; y entre las oleaginosas -de las que se obtienen principalmente aceites-, las de soja y girasol. Estos cultivos alcanzan su mayor desarrollo en a región pampeana, por su gran extensión de suelos fértiles y clima templado. En el Noroeste (más cálido) también se ha expandido la producción de cereales y oleaginosas, aunque la producción no tiene la magnitud que en el área pampeana. En Entre Ríos y Corrientes se destaca el cultivo de arroz.

Cultivos industriales. Se desarrollan en climas cálidos y húmedos del norte del país. Se trata, entre otros, de la caña de azúcar y el tabaco (en valles y planicies de Salta, Tucumán y jujuy); el algodón (en Santiago del Estero y Chaco); la yerba mate y el té (en Corrientes y Misiones). Se los denomina industriales porque, aunque pertenecen a especies muy diferentes, no tienen utilidad alguna recién cosechados, si no son sometidos a algún tipo de procesamiento industrial; por ejemplo, el secado en el caso de la yerba o el tabaco, el desmote del algodón (separación de la fibra y la semilla) y su secado.

Cultivos frutícolas. Se destacan los cítricos en algunas zonas cálidas y húmedas; por ejemplo, limones en Tucumán, mandarinas y naranjas en Entre Ríos. Otra zona de producción importante se ubica en el partido de San Pedro, al norte de la provincia de Buenos Aires. Algunos oasis de riego se especializan en la producción de frutales que requieren fuerte insolación, como peras y manzanas en el Alto Valle del río Negro, o vid en San Juan y Mendoza. En el sur del país predominan los cultivos que se adaptan a las bajas temperaturas, especialmente frutales como el cerezo.

Cultivos hortícolas. Las principales zonas hortícolas se desarrollan en torno a algunas grandes ciudades, como Buenos Aires y Mar del Plata. En el valle del río San Francisco (Jujuy) se obtiene la mayor producción de hortalizas de invierno. También sobresale el cultivo de tomate en Mendoza, que se destina principalmente a la producción de conservas.

Forrajeras. Estos cultivos se destinan a la alimentación del ganado. Por lo general, se desarrollan en aquellas áreas con menor aptitud para otros cultivos, dado que son resistentes a distinto tipo de stress hídrico y climático (como los provocados por inundaciones o sequías) y se adaptan a un amplio rango de suelos. En conjunto, las forrajeras ocupan la mayor extensión de la superficie implantada con cultivos del país. En una proporción importante son consumidos por los animales en el campo, sin ser cosechados; una parte menor de la superficie sembrada se cosecha. Entre las forrajeras pueden mencionarse algunos cereales (avena, cebada, centeno, entre otros), alfalfa y pasto llorón.

Bosques implantados. Se trata de un tipo especial de cultivo, dado que consiste en la plantación de árboles (forestación) para la obtención de maderas utilizadas en distintas industrias. La mayor extensión de bosques implantados se desarrolla en Misiones, Corrientes, Entre Ríos y el delta del río Paraná. Las especies más explotadas son pino, eucalipto, álamo y sauce. (Fuente: Enciclopedia del Estudiante Tomo 21 Geografía de la Argentina Santillana)

Espacios agrarios    

Se puede afirmar, que cada vez se producen más materias primas para las industrias y menos alimentos para el consumo directo, en los espacios agrarios.  También son cada vez mayor la cantidad de alimentos y materias primas destinadas al mercado internacional.  Esto permite que diferenciemos  dos tipos disímiles de espacios agrarios en nuestro país: por un lado, aquellos en los que las actividades agrarias están orientadas al mercado externo, y por el contrario aquellos otros espacios donde esas actividades se dirigen para satisfacer a la población del país, es decir, la demanda del mercado interno.

Orientación al mercado externo

Ciertas áreas de nuestro país se destacan porque desde hace mucho tiempo son áreas que exportan productos derivados de la actividad agrícola. El mejor ejemplo es, el del área pampeana que dicta su organización desde fines del siglo XIX.

Sin bien las innovaciones tecnológicas han sido constantes, hacia 1950 la actividad agraria pampeana registra un importante proceso de transformación tecnológica, sobre todo con la incorporación del tractor y de las cosechadoras mecánicas a la producción agrícola. Desde mediados de la década de 1970 se incorporaron otras tecnologías, como ciertas variedades de trigo y maíz de alto rendimiento, y se extiende el uso de fertilizantes y plaguicidas.

Además este proceso fue acompañado por un importante aumento de los precios de algunos cultivos en el mercado internacional, entre ellos la soja: ello promovió la introducción y rápida expansión de este cultivo en el área pampeana, sustituyendo a los cereales, sobre todo el maíz y el sorgo granífero, y el de otras oleaginosas, por ejemplo el lino. Sin embargo, también se utilizaron otras zonas, antiguamente ganaderas para tal producción. Esto sucedió principalmente en el este, centro y norte de la provincia de Buenos Aires, el este de la provincia de Córdoba y el sur y centro de la provincia de Santa Fe.

Finalmente, desde mediados de esa década se comenzaron a incorporar nuevos espacios agrarios a la producción destinada al mercado internacional.  Las causas de este cambio están relacionadas con la modernización de antiguas explotaciones o por la instalación de nuevas empresas agrarias, como el caso del Alto valle del río Negro con sus explotaciones frutícolas, o en Jujuy y Salta.  Pero las más recientes son las explotaciones de arroz en Entre Ríos y Corrientes. Cabe mencionar, que otra causa es que se produjo la introducción de cultivos tradicionales del área pampeana, como la soja en el este de Tucumán o el girasol y el sorgo en el Chaco; proceso que se lo conoce como Pampeanización (traslado de cultivos y técnicas típicas del área pampeana a otros ámbitos).

Orientación hacia el mercado interno

Son muy heterogéneos entre sí los espacios agrarios cuya producción está destinada al mercado interno.  Esto se puede  explicar ya que, en algunas zonas se practica una agricultura intensiva, caracterizada por la aplicación de una mayor proporción de trabajo o tecnología por unidad de tierra, en comparación con otras actividades, este tipo de actividad utiliza mucha mano de obra y en algunos casos capital; es el caso de los pequeños y medianos productores algodoneros en el Chaco y Formosa, o el cultivo de la vid, en Mendoza.

 Y en otras zonas se practica una agricultura extensiva, caracterizada por la utilización de una mayor proporción de tierra respecto del trabajo y la tecnología. Además este tipo de actividad requiere proporcionalmente más tierra que mano de obra o capital, como es el caso de los productores de maíz y mandioca en Formosa.

Es importante destacar que, las actividades agrarias de estos espacios tuvieron una gran expansión hasta la década de 1960, al mismo tiempo que crecía el consumo de productos agrarios en el mercado interno.  A partir de ese momento, gran parte de los productores de estas áreas han sufrido problemas de sobreproducción, es decir, producen más de lo que se consume, lo cual ha llevado a un descenso de los precios de sus productos. Estas situaciones afectaron en mayor medida a aquellos productores que realizan un solo cultivo y que no son propietarios de las tierras que trabajan.

Para superar esos problemas, muchos productores que disponían del capital necesario han intentado optimizar la calidad de sus productos incorporando nuevas tecnologías.  Otros cambian el tipo de cultivos que realizan o diversifican su producción, incorporando otros cultivos o la cría de algún ganado.

USO DE AGROQUÍMICOS: Los agroquímicos constituyen un elemento esencial dentro de la agricultura moderna para incrementar los rendimientos de los cultivos. En la Argentina su uso está cada vez más generalizado y han constituido un gran sostén para el crecimiento agrícola, tanto de las áreas recientemente incorporadas a la agricultura como de aquellas tradicionalmente agrícolas a través del aumento de los rendimientos.

Entre los agroquímicos se encuentran los fitosanitarios, productos destinados a la protección de los cultivos, que permiten su adecuado desarrollo sanitario. Entre ellos: los herbicidas (controlan las malezas que invaden los cultivos), los insecticidas (controlan los insectos perjudiciales), los acaricidas, funguicidas y bactericidas (combaten ácaros, hongos y enfermedades bacterianas respectivamente).

Otro de los productos agroquímicos fundamentales son los fertilizantes. Estos reponen al suelo los nutrientes que se lleva la cosecha. Al igual que en el caso anterior, la utilización de fertilizantes se ha incrementado notoriamente.

SEMILLAS MEJORADAS Y TRANSGÉNICAS: Las semillas mejoradas son aquellas cuyo material genético ha sido modificado a través de la incorporación de información que les permita adquirir una característica que antes no tenían, por ejemplo, mayor rendimiento, mejor resistencia a enfermedades, mayor valor nutricional, mejor sabor de las frutas y hortalizas, entre otras cualidades.

Un tipo de semillas mejoradas son las semillas híbridas, que surgen del cruce
de plantas de diferentes tipos dentro de la misma especie, las cuales tienen ciertos caracteres deseados, que se combinan en su descendencia. Otro tipo son las semillas transgénicas. Se trata de semillas que han sido modificadas genéticamente a través del injerto de genes de otras especies vegetales o animales o bien del aislamiento y modificación de sus propios genes y su reintroducción en la especie original.

Las semillas modificadas genéticamente son comercializadas, en general, por algunas pocas, pero muy grandes, empresas multinacionales, como Cargill o Monsanto.
La empresa Monsanto ha desarrollado una serie de semillas transgénicas de amplia difusión en la Argentina, especialmente en el caso de la soja.

Nuevos sistemas de producción: la siembra directa
Una de las principales innovaciones de los últimos tiempos en la agricultura argentina lo constituye la difusión de la siembra directa como sistema de producción. Se trata de un sistema en el cual se cultiva sobre un suelo que no ha sido arado previamente, es decir, sobre el rastrojo o residuos del cultivo anterior.

Esto presenta una serie de ventajas desde el punto de vista agronómico y técnico:

• Favorece la conservación de la cobertura del suelo al evitar o disminuir la erosión.
• Mejora el aprovechamiento del agua, ya que mantiene la humedad del suelo al quedar cubierto por una capa de biomasa (rastrojo), que retarda la pérdida de humedad por evaporación.
• Mejora la actividad biológica y aumenta el contenido de materia orgánica en el suelo.
• Mejora la eficiencia en el uso de! tiempo, ya que reduce la cantidad de labores necesarias.
• Reduce el uso de maquinarias (y de combustible) y personal.

Pero también presenta algunas desventajas. En los sistemas de labranza convencionales, el arado se usa, entre otras cosas, como método de control de las malezas. Con la siembra directa, ese método de control mecánico debe reemplazarse por el mayor uso de herbicidas, con lo cual la siembra directa aumenta la dependencia respecto de esos fitosanitarios.

La amplia difusión de la siembra directa en la Argentina tuvo lugar gracias a la disponibilidad de herbicidas eficientes a precios accesibles y de sembradoras adecuadas. Pero el factor fundamental que explica la creciente adopción de este sistema va de la mano de la expansión del cultivo de soja transgénica. En efecto, si se observa la evolución de la superficie sembrada con siembra directa, puede advertirse el gran crecimiento a partir de 1996, año en que comienzan a usarse semillas de soja RR y el glifosato, que permite controlar las malezas antes tratadas de forma mecánica a través del arado.

El sistema de siembra directa se está expandiendo hacia otros cultivos, aunque mayormente se usa para el cultivo de soja.

Profesora de Geografía: Claudia Nagel

Fuentes:
Geografía Mundial y los Desafíos del S. XXI. Editorial Santillana. Geografía Mundial, Editorial Puerto de Palos. 
Geografía Argentina y del Mercosur Los Territorios en la Economía Globalizada
– Editorial AIQUE Polimodal – Blanco-Férnandez-Gurevich

Ver: La Agricultura en el Mundo

La Produccion Forestal Explotacion Riqueza Forestales Mundial

La Producción Forestal – Explotación – Riqueza Forestales

A diferencia de los productos que se obtienen de la producción agrícola y ganadera, los cuales no están disponibles naturalmente sino que el hombre debe producirlo a través de la mano de obra; hay otros productos primarios que las personas pueden utilizarlos a partir de su extracción directa de la naturaleza.

Tal es el caso de la actividad forestal, la minería, la extracción de combustibles fósiles como el petróleo, el gas y el carbón -, y la pesca. A partir de estas actividades se obtienen distintos tipos de materias primarias, que pueden ser de origen animal, vegetal o mineral, que luego sufrirán un proceso de transformación y posteriormente serán utilizados para elaborar otros productos en el sector industrial.

produccion forestal

En este caso, la actividad forestal, es la producción primaria que genera un poco más del 1% del PBI mundial. Sin embargo, son fundamentales para el desarrollo de nuestras actividades cotidianas y económicas, todos los productos elaborados con esa materia prima, por ejemplo los derivados de la industria de madera o las del papel.

El 30% de la superficie de la Tierra está cubierta por esa masa vegetal que conocemos como bosques, de los cuales se extraen los productos forestales.  El 96% del total corresponden a los bosques nativos, es decir a las formaciones naturales de árboles y el resto corresponde a aquellas plantaciones forestales o lo que se conoce como silvicultura (masas forestales implantadas).

En lo que respecta a la distribución de los bosques nativos, esta es muy desigual ya que el 60% de estos recursos naturales lo poseen sólo diez países.  La actividad forestal que se practica allí es de tipo extractiva, obteniéndose productos madereros y no madereros.

En lo que respecta a los primeros, la madera es el recurso forestal más importante destinándose en su mayoría a la industria de productos de madera y papel, y el reto para producir leña.  Esta producción de madera esta íntimamente relacionada a las condiciones climáticas de los países.  Por ejemplo en donde las especies crecen más rápidamente es en los bosques tropicales húmedos y bosques templados, ya que en los bosques fríos se explotan especies arbóreas de crecimiento más lento.

En cambio, cuando hablamos de productos no madereros, hacemos referencia a aquellos productos que se extraen del árbol- como los frutos, hojas, raíces- utilizadas para distintos fines –alimenticios, medicinales, aromáticos ornamentación, etc.-. Pero la función principal de estos productos, hoy en día nos es el comercio a nivel mundial, sino todo lo contrario su función sirve para satisfacer las necesidades de subsistencia de muchas familias rurales que dependen de ellas.

Formaciones forestales

Creemos necesario diferenciar las áreas con riqueza florística de aquellas con riqueza forestal, es decir conocer la cantidad de ejemplares de la misma especie por hectárea ocupada, todo ello para comprender en que se funda la actividad forestal.

Cuando hablamos de que tiene gran cantidad y variedad de árboles, estamos en presencia de un espacio rico florísticamente; sin embargo no siempre se aprovecha el mismo económicamente, ya que tiene poca cantidad de individuos de una misma especie. Por el contrario los que si se aprovechan económicamente, son aquellos que tienen cantidades suficientes de árboles de cada especie, es decir tienen riqueza forestal.

Es así como a nivel planetario, podemos distinguir tres grandes formaciones forestales. Cada una de ellas proveerá maderas de diferentes características, otorgándole a su vez un uso distinto.

Formación intertropical

En esta formación encontramos árboles de madera muy dura, apreciadas generalmente  para carpintería, lo que le otorga una gran importancia económica. Ejemplos de esta formación es la Amazonia, de donde se explota la caoba, el castaño de Pará y la Hevea brasiliensis. En África ecuatorial, se explota el ébano (madera negra y muy fina); en el sudeste asiático, se explota la teca y el sándalo. Otras áreas son importantes pero en menor medida que las anteriores, tal es el caso de la India, Indonesia, Nigeria, Zaire, Brasil, entre otros.

Bosque templado

Aquí se concentra la mayor parte de la producción y el consumo de madera industrial.  Desarrollándose una vegetación mixta, con especies de coníferas y de hojas caducas.  Por ejemplo hayas, abedules, álamos, robles, tilos y alisos.  Este tipo de formación hoy en día es el más perjudicado por el hombre, debido a que allí se han destruido por completo y contaminado en su mayoría las especies.

Bosque frío

La explotación de este tipo de bosque no es tan simple como el resto, ya que está formado por gran cantidad de árboles de pocas especies y un escaso sotobosque.  Es por esto que para su talado se utilizan distintos tipos de medios mecánicos.

Su localización también es una condicionante para su explotación, situado en el hemisferio norte entre los 50° y 70° de latitud y en las laderas de las altas montañas.

Esta formación esta compuesta por árboles de maderas blandas, como las coníferas – pinos, abetos, hayas y cedros- utilizadas para la construcción y la industria.

Estados Unidos, Canadá, Rusia, los países escandinavos, son algunos de los mayores productores madereros de esta formación.

Estado de los recursos

Actualmente, los bosques plantados son los que están creciendo, situación contraria a los nativos los cuales ocupan cada vez menor superficie.  Las causas de esto último se deben a la sobreexplotación de algunas especies y a la deforestación incontrolable en manos del hombre. Tal es así que cada año se pierden 13 millones de hectáreas de bosque nativo en el mundo.  La causa de esta deforestación es la explotación maderera y en algunos casos las tierras se destinan a la agricultura.

Esta deforestación masiva de la que somos conscientes genera serios problemas ya sea ambientales y además sociales; afectando sobre todo a aquellas miles de personas que viven y dependen de los bosques para subsistir. Si bien a nivel de cada país existen regulaciones para evitar este problema de devastación de un recurso natural como es el árbol, muchas empresas que con el fin único de obtener riqueza, no cumplen las normas impidiendo así la regeneración muchas veces de los mismos.

Profesora de Geografía: Claudia Nagel
Fuente: Geografía Mundial y los desafíos del SXXI. Editorial Santillana. Geografía Mundial, Editorial Puerto de Palos.