Guerra de las Malvinas

La Guerras en el Siglo XX: Conflictos Belicos Del Siglo XX

CONFLITOS BÉLICOS DEL SIGLO XX

conflictos medio oriente

TEMAS TRATADOS:

1-Guerra en Yugoslavia
2-Guerra Israel-Líbano
3-Guerra Afganistán
4-Invasión a Irán
5-Guerra de Irak
6-Masacre de Srebrenica
7-Slobodan Milosevic
8-Cuando Falla la Política
9-Guerra China-India

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

LAS GUERRAS DEL SIGLO XX: El siglo XX fue sin duda el más sangriento de la historia de la humanidad. La primera mitad del siglo estuvo caracterizada por las dos guerras mundiales (1914-1918 y 1939-1945), en las cuales el impresionante avance tecnológico alrededor del desarrollo de armas cada vez más letales tuvo como resultado un grado de violencia desconocida hasta entonces.

En estos años surgieron las armas de destrucción masiva que, siendo inicialmente químicas, evolucionaron hasta llegar a los artefactos nucleares de Hiroshima y Nagasaki. Durante los últimos cincuenta años el mundo vivió la llamada Guerra Fría, en la cual las naciones se dividieron en dos bloques liderados por la OTAN (1949) y el Pacto de Varsovia (1955) que, no estando dispuestos a enfrentarse en una guerra- nuclear, dirimieron sus intereses en los países periféricos.

Hasta la caída del Muro de Berlín (1989), la guerras revolucionarias y de descolonización fueron una constante, dando lugar al surgimiento de lo que más tarde se conocería como Conflictos de Baja Intensidad.

La historia de fines de siglo permite visualizar dos tendencias bien marcadas en la evolución del conflicto. Por un lado, las asimetrías tecnológicas resultarán decisivas en su definición. El conflicto armado internacional en que participen las potencias de primer orden estará caracterizado por la «precisión quirúrgica» de las operaciones militares.

La Guerra de Malvinas, y las más recientes del Golfo y Kosovo, demostraron que quienes poseen el desarrollo tecnológico de última generación detentaron el poder necesario para triunfar casi sin pérdidas humanas y en poco tiempo.

Por otro lado, aquellos que no pueden acceder a dichas tecnologías deberán emplear los medios tradicionales, debiendo recordarse que algunos estados no cuentan siquiera con medios del tipo de los que se emplearon en la Segunda Guerra Mundial. No faltarán otros que buscarán equilibrar esa asimetría repotenciando viejos métodos, como la guerrilla o el terrorismo, pero con nuevos medios, tales como armas de destrucción masiva de origen químico, bacteriológico o nuclear. El mundo, además, se ha vuelto más complejo.

Se ha incrementado el número y tipo de actores internacionales. Fenómenos como el terrorismo, las narcoacciones o el crimen organizado, entre otras amenazas, han alcanzado un nivel de desarrollo que, en algunos casos, pone en peligro la seguridad misma de las naciones involucradas. Para hacer aún más complejo este cuadro de situación, las armas nucleares están no sólo en manos de las potencias mundiales sino también en poder de otros estados.

El progreso que trajo el siglo XX no ha dado respuestas a los problemas esenciales del hombre y la sociedad. El conflicto armado, lejos de desaparecer o regularse, sólo ha ampliado la gama de actores y herramientas. Al decir del general Eric de la Maisonneuve, estamos ante la «metamorfosis de la violencia».

LA PEOR TRAGEDIA EN LA HISTORIA DE LAS GUERRAS
«Little Boy» arrasa una ciudad

A las 2,45 de la madrugada del 6 de agosto, el B-29 Enola Gay despegó de Tinian. El avión, pilotado por el coronel Tibbets y bautizado con el nombre de su madre, casi agotó la pista con su pesada carga. La bomba se montó en el aire para evitar un accidente nuclear en el despegue.

Con un avión de instrumentos y otro fotográfico, el Enola Gay puso rumbo al Japón y Tibbets informó a la tripulación: «Esto es para la historia, así que cuidad vuestro lenguaje. Llevamos la primera bomba atómica».

Tres aviones meteorológicos habían salido por delante para observar las ciudades objetivo: Hiroshima, Kokura y Nagasaki. Poco después de las 7,25 de la mañana, Tibbets recibió un mensaje en clave del avión meteorológico del comandante Claude Eatherly, el Straight Flush, comunicándole que el cielo estaba despejado sobre Hiroshima.

El Enola Gay llegó a la ciudad a 9.600 metros de altura sin interferencia alguna: Japón no podía desperdiciar cazas por unos cuantos aviones a gran altura. A las 8,15 de la mañana más 17 segundos se lanzó la bomba.

A las 8,16 los tripulantes, que llevaban gafas especiales para protegerse los ojos, vieron el resplandor púrpura. «Dios mío», dijo el copiloto, el capitán Robert A. Lewis, «¿qué hemos hecho?»

Tres días después, Japón recibió otros dos golpes terribles. A la una de la madrugada, hora de Tokio, del 9 de agosto, la Unión Soviética atacó al ejército japonés en Manchuria. Diez horas después, mientras los aturdidos miembros del Consejo Supremo de Guerra japonés se reunían en Tokio para estudiar el deseo expresado por Hirohito de que cesaran las hostilidades, la bomba de plutonio «Fat Man» estallaba sobre Urakami, suburbio de Nagasaki.

El bombardero había fallado el objetivo en casi cinco kilómetros, pero las estimaciones sobre el número de muertos oscilaban entre 38.000 y casi el doble.

Incluso después de Nagasaki, el emperador tuvo que enfrentarse con sus altos consejeros militares y sufrir una breve revuelta en su nombre de los miembros de la Guardia Imperial, antes de poder aceptar los términos de rendición de los aliados. El 15 de agosto, el emperador pronunció por radio un discurso sin precedentes , dirigiéndose a la nación con dolor y resignación. El 2 de septiembre día de la victoria sobre Japón, se firmo oficialmente la rendición a bordo del acorazado Missouri, en la bahía de Tokio.

Objetivos de la Guerra en Irak Doctrina Bush Invasión a Irak

OBJETIVOS Y CLAVES PARA ENTENDER EL ATAQUE A IRAK

LA DOCTRINA BUSH:

1) EE.UU. tiene el derecho de llevar a cabo acciones militares ofensivos contra aquello países que se considere una amenaza para la seguridad nacional, por ejemplo por poseer armas de destrucción masiva

2) Quienes ofrezcan cobijo a los terroristas son culpables también de terroristas y recibirán iguales tratos ofensivos.

 

George Bush (h.)

OBJETIVO: «La región del Golfo ha sido la más importante del mundo en

cuanto a producción de energía desde la Segunda Guerra Mundial y se espera que lo siga siendo durante, al menos, una generación más. El Golfo Pérsico es una inmensa fuente de poder estratégico y de riqueza material. E Irak ocupa un lugar absolutamente fundamental en él. Irak posee las segundas reservas más grandes de petróleo del mundo, y el crudo iraquí es muy fácilmente accesible y barato.

Si se tiene el control de Irak, se estará en una posición muy fuerte para determinar el precio y los niveles de producción (no demasiado altos pero tampoco demasiado bajos) para debilitar a la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), y para influir en el resto del mundo. Esto no tiene nada que ver con el acceso al petróleo para importarlo en Estados Unidos, sino con el control de dicho petróleo.

Si Irak quedase en algún lugar de África central, no se elegiría como ejemplo básico en el que aplicar la nueva doctrina de la fuerza. De todos modos, nada de esto explica la elección del momento preciso en que se inició la actual invasión de Irak, pues el control del petróleo de Oriente Medio ha sido una preocupación constante.» Noam Chomsky

La guerra de Irak es el error más grave de la política exterior de Estados Unidos desde la decisión de Lyndon B. Johnson de incrementar masivamente la presencia militar en Vietnam.

ANTECEDENTES: Tras el ataque  terrorista del 11 de septiembre, la administración Bush empezó a sugerir que Saddam estaba en contacto con al-Qaeda y otros grupos terroristas islámicos. De hecho, Saddam era un nacionalista árabe secular de la vieja escuela y había tratado con dureza a los islamistas en Irak. Pero aun así, Saddam se convirtió en objetivo de oprobio por parte de los neoconservadores, que creían que era la misión de EE. UU. exportar la libertad y la democracia al Tercer Mundo, respaldadas si era necesario por las fuerzas armadas.

El hecho de que Irak estuviera encima de grandes reservas de petróleo también lo convertía en estratégicamente importante. La consecuencia fue que en marzo de 2003 una «coalición de la voluntad», formada principalmente por Estados Unidos y Reino Unido, montó una invasión de Irak y derrocó a Saddam. No existía una sanción clara de la ONU para esta acción, que se emprendió desafiando grandes protestas populares por todo el mundo. No se encontró ni una sola ADM, la única justificación para la implicación del Reino Unido.

Las potencias invasores no tenían planes para la reconstrucción de Irak después del «cambio de régimen». Las divisiones étnicas y religiosas dentro del país se recrudecieron, conduciendo a una guerra civil y a una resistencia feroz a los ocupantes occidentales. Durante la invasión y la insurgencia que le siguió, decenas de miles —quizá centenares de miles— de civiles iraquíes fueron asesinados. Aunque las últimas brigadas de combate americanas se retiraron en agosto de 2010, Irak sigue siendo un lugar peligrosamente inestable.

Otra dimensión de la guerra de Irak que suele obviarse es la económica. El brutal déficit de Estados Unidos obedece a una doble razón: a la tradicional política republicana de reducir los impuestos a las grandes corporaciones y a las personas de mayores ingresos con el propósito iluso de activar la economía, y al costo estratosférico de la guerra y la ocupación de Irak. La economía norteamericana no tiene solución hasta que no logre una salida a la tragedia iraquí.

La guerra de Irak quiebra los equilibrios del mundo. Al actuar al margen de las Naciones Unidas y del consenso internacional, Estados Unidos y sus aliados crearon un precedente enormemente peligroso, como podemos ver hoy con la actuación rusa en Georgia.

Por si fuera poco, como ya es una verdad comprobable, las razones esgrimidas para llevar a cabo la acción bélica eran falsas. Se trató de un montaje de los servicios secretos norteamericanos y británicos. Sadam Husein se había deshecho de sus armas de destrucción masiva, y eso lo sabían los norteamericanos. El vergonzoso intento de manipulación de los inspectores nucleares de las Naciones Unidas y del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), encabezados por el escrupuloso sueco Hans Blix, es una página negra en el historial diplomático norteamericano.

Además, la señal enviada a otros países es que el problema no es tener armas de destrucción masiva, sino no tenerlas. Dicho de otro modo, Estados Unidos no habría atacado Irak de saber con certeza que el tirano Husein poseía la bomba atómica, del mismo modo que no sólo no ataca a Corea del Norte, sino que se pliega a sus exigencias en unas negociaciones a conveniencia.

Así, la guerra vulneró la economía norteamericana, el derecho internacional, y produjo una propagación de armas de destrucción masiva sin precedentes. El empeño de Ahmadineyad de que Irán se haga con la bomba atómica, probablemente ya coronado con éxito, está íntimamente relacionado con los errores de cálculo de la administración Bush en la guerra de Irak. (Fuente: Antonio Navalón. Paren el mundo que me quiero enterar)

LAS MENTIRAS: EE.UU. liberará a Irak del terrorismo para construir una democracia con valores occidentales (objetivo logrado a través de la propaganda oficial)

En un sondeo de opinión realizado por una organización occidental, se preguntaba a los iraquíes: ¿Por qué cree que Estados Unidos ha entrado en Irak? En la pregunta no se utilizaba la palabra «invadir». Algunos iraquíes estaban de acuerdo con el presidente Bush y con el 100 por 100 de los comentaristas occidentales. El 1 por 100 dijo que el objetivo de la invasión fue establecer la democracia. El 70 por 100 dijo que el objetivo era apoderarse de los recursos naturales de Irak y reorganizar la región de Oriente Medio, o sea, coincidían con Richard Perle y Paul Wolfowitz.

Esa era la opinión más aplastante. El 50 por 100 aproximada mente dijo que Estados Unidos quiere establecer una democracia en Irak pero no permitirá que el Gobierno iraquí lleve a cabo sus propias políticas sin contar con la influencia estadounidense. Dicho de otro modo, entienden que Estados Unidos quiere la democracia siempre que Estados Unidos pueda controlarla. Es correcto. Una democracia es un sistema en el que eres libre de hacer lo que quieras, siempre y cuando hagas lo que se te dice.

Hay una cantidad tan apabullante de pruebas que demuestran esta afirmación, que resulta aburrido repetirlas. Pero los comentaristas estadounidenses son incapaces de entenderlo. Los iraquíes, por el contrario, parecen entenderlo a las mil maravillas, en parte por que conocen su propia historia.

En 1920 Gran Bretaña creó Irak artificialmente y estableció sus fronteras de tal modo que ellos, y no Turquía, pudiesen tener el control del petróleo de la parte norte. Y se aseguraron la dependencia de Irak al dejarlo sin acceso al mar. Lo cual a su vez explica que Gran Bretaña colonizase Kuwait. Gran Bretaña declaró entonces a Irak como país libre e independiente, que iba a ocuparse él sólito de sus propios asuntos.

Si echas un vistazo a los registros de la British Colonial Office, que antes eran secretos pero ahora se han hecho públicos, verás que los británicos decían que Irak sería un país libre, pero gobernado con una «fachada árabe», detrás de la cual seguirían gobernando ellos. Los iraquíes no necesitan leer esos documentos secretos. Conocen muy bien su propia historia. Y saben hasta dónde llegaba su libertad.

Basta un minuto para darse cuenta de que es absolutamente imposible que Estados Unidos y Reino Unido vayan a tolerar la existencia de un Irak democrático y soberano. Piensa en el tipo de políticas que aplicaría un Irak democrático. En primer lugar, el Estado contaría con mayoría chiíta, por lo que seguramente entablaría relaciones con Irán, también de mayoría chiíta.

En Arabia Saudí la población chiíta es bastante numerosa también, precisamente en las zonas donde están las explotaciones petrolíferas. Un Irak independiente de mayoría chiíta, justo puerta con puerta de Arabia Saudí, podría despertar reacciones en dichas zonas, lo que muy bien podría significar que el corazón de los recursos energéticos mundiales quedaría bajo control o la influencia de un gobierno chií independiente. ¿Estados Unidos va a tolerar semejante situación? Inimaginable.

En segundo lugar, un Irak independiente trataría de recuperar su lugar histórico como una de las fuerzas motrices, por no decir la fuerza motriz, del mundo árabe. ¿Qué significaría eso? Que Irak se rearmaría y probablemente sí que desarrollaría armas de destrucción masiva, primero como elemento disuasorio pero también como forma de plantar cara al principal enemigo de la región: Israel. ¿Estados Unidos se va a sentar tan ricamente y a tolerar que ocurra algo así?

Las posibilidades de que Estados Unidos y su perro de ataque, Reino Unido, se queden tan panchos mientras dejan hacer a Irak son tan remotas que ni siquiera se pueden plantear en una conversación. Los planifica-dores estadounidenses y británicos no pueden estar pensando en un Irak democrático. Es inconcebible.

Fuente Consultada:
Ambiciones Imperiales Noam Chomsky
50 Cosas que debes saber de la historia del mundo Ian Crofton

Pagina Basada en una Nota del Diario Clarín

La Guerra de de Los Boers: La Guerra en Sudáfrica Gran Breteña

La Guerra de de Los Boers: La Guerra en Sudáfrica Gran Breteña

El control del África meridional era de sumo interés por Gran Bretaña, en primer momento para proteger la ruta marítima hacia la India y China. Los colonos holandeses, los llamados bóers, habían llegado ahí por primera vez en 1652, donde fundaron una colonia para reabastecer sus barcos con rumbo a Extremo Oriente. En 1806, a raíz de la batalla de Blaauwberg, los británicos arrebataron el control de la Colonia del Cabo (actualmente, Sudáfrica) a los holandeses, para asegurarse de que no caía en manos de los franceses durante las Guerras Napoleónicas.

Indiciplinados pero valientes los boers (labradores holanseses) enfrentaron al formidable ejército británico

INTRODUCCION: El descubrimiento de oro y de diamantes en el extremo austral del África, en 1899, despertó la codicia británica, que reclamó todo el territorio de lo que hoy es República de Sudáfrica como suyo. Quienes habían hecho el hallazgo, en su mayoría campesinos (eso significa boers), descendientes de holandeses, se consideraban dueños de los territorios de Transvaal y Orange.

Entre otras cosas, porque Inglaterra había reconocido su independencia, y además porque fueron ellos y no los ingleses quienes habían luchado contra zulúes y matabeles para civilizar la región. El enfrentamiento —que tuvo un corresponsal de guerra de lujo, enviado por el Times de Londres: Winston Churchill— fue inevitable; el resultado de la contienda, también: mientras los boers, aunque eran excelentes tiradores y conocían bien la zona, carecían de instrucción militar, los ingleses, con mejor armamento y mayor cantidad de tropas, dirigidos por Horatio Kitchener, quien ordenó la matanza de niños y mujeres (asesinaron a 25 mil) y la quema de las granjas, derrotaron a los campesinos, de los cuales 18 mil murieron en los campos de batalla en 1902.

Sudáfrica: Se sabe muy poco de estas tierras hasta el siglo XV, en que una expedición portuguesa dirigida por Bartolomé Díaz (1488) llegó hasta el cabo de Buena Esperanza, al que llamó de las Tormentas. Nueve años más tarde Vasco de Gama entró en la bahía de la Tabla y desembarcó en tierra firme el día de Navidad, a causa de lo cual llamó a esta tierra Natal, pero el establecimiento no se efectuó hasta 1620 en que dos capitanes británicos tomaron posesión de El Cabo en nombre de Jacobo I.

En 1652 la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales, levantó una estación fortificada en El Cabo. El congreso de Viena (1815) entregó a los ingleses este territorio. En aquellas fechas se encontraron minerales auríferos lo que impulsó la inmigración, pero la invasión no fue aceptada por los colonos holandeses (boers) que se internaron en los ríos Orange y Transvaal. Esto dio lugar a la guerra de los boers (1899) que terminó con el triunfo de las armas inglesas. El proyecto de Constitución de un Estado federativo bajo la Comunidad de Naciones fue publicado en 1909 y poco después pasaron a convertirse en provincias de esta Unión las colonias inglesas de El Cabo de Buena Esperanza, Natal, Transvaal y el Estado Libre de Orange, quedando integrada la que se llamó Unión Sudafricana (1910). Durante la Primera Guerra Mundial los boers intentaron recuperar la independencia del Transvaal, sin conseguirlo. Al final de dicha guerra se le asignó un mandato sobre Africa del Sudoeste (Namibia). En el año 1961 se independizó de la Mancomunidad británica y cambió el nombre de Unión Sudafricana que llevó hasta entonces, por el de República Sudafricana.

Información Sobre La Guerra: Esta guerra fue un conflicto bélico entre Gran Bretaña y los aliados afrikáners del Transvaal y el Estado Libre de Orange, que tuvo lugar, desde 1899 hasta 1902, en el sur de África, concretamente en los territorios que actualmente forman Suráfrica.

TENSIONES QUE CONDUJERON A LA GUERRA
Durante el siglo XIX, después de que Gran Bretaña consiguiera (1814) el cabo de Buena Esperanza y expandiera sus posesiones en el sur de África, surgieron sentimientos encontrados entre la población de ascendencia holandesa, conocida como bóer o afrikáner, y los colonos británicos. Esto provocó la migración bóer denominada la gran Trek (1835-1843) y el consecuente establecimiento de las repúblicas bóers: Natal (1840), Transvaal (1848) y el Estado Libre de Orange (1854). En 1886 el escenario estaba preparado para la guerra con el descubrimiento de oro en Witwatersrand, región que entonces ocupaba partes del sur del Transvaal. El influjo de miles de mineros y prospectores británicos como colonos de la zona condujo a la fundación y muy rápido desarrollo de la ciudad de Johannesburgo en el Transvaal. Los bóers, principalmente agricultores, protestaron por la invasión de los cazadores de fortuna británicos, a quienes denominabanuitlanders (extranjeros), y como muestra de sus sentimientos, les gravaron con unos onerosos impuestos y les denegaron el derecho al voto. El resentimiento en ambas partes siguió aumentando durante unos años y al final condujo a una revuelta por parte de los uitlanders en Johannesburgo contra el gobierno bóer.

Esta revuelta fue instigada por el político y financiero colonial británico Cecil Rhodes, por entonces primer ministro de El Cabo de Buena Esperanza (o Colonia de El Cabo; posteriormente Provincia de El Cabo y, en la actualidad, provincias de El Cabo Oriental, El Cabo Occidental y El Cabo del Norte), que deseaba que todo el sur de África perteneciera al Imperio Británico. En diciembre de 1895, sir Leander Starr Jameson, amigo de Rhodes, dirigió un grupo de 600 británicos armados en un intento desautorizado de apoyar a los uitlanders rebeldes del Transvaal. Denominada la incursión de Jameson, la aventura dio como resultado la captura y encarcelamiento de Jameson y la dimisión de Rhodes. Más tarde, Jameson fue primer ministro (1904-1908) de la Colonia de El Cabo.

Las negociaciones directas para resolver el problema de Suráfrica resultaron infructuosas y la hostilidad entre bóers y uitlanders no disminuyeron. El presidente del Transvaal, Paulus Kruger, nunca dejó de intentar suprimir las libertades de los uitlanders. En 1899 el recién nombrado gobernador británico de la Colonia de El Cabo, Alfred Milner, que estaba muy resentido del trato bóer a los británicos, promulgó decretos para transformar las tropas británicas compuestas por 12.000 efectivos en el sur de África en un ejército de 50.000 hombres. El 9 de octubre de 1899, Kruger requirió la retirada de todas las tropas británicas de las fronteras del Transvaal en 48 horas, y como alternativa la guerra abierta.

BATALLAS IMPORTANTES  
El incumplimiento británico de las demandas de Kruger llevó consigo la acción inmediata, los bóers declararon la guerra el 12 de octubre de 1899. Las fuerzas bóers, que en un principio tuvieron éxito, invadieron los territorios británicos de Natal (anexionado por los ingleses en 1843) y la Colonia de El Cabo. En unos días consiguieron rodear a las tropas británicas en Ladysmith (Natal), en Mafeking (actualmente Mafikeng) y Kimberley (Colonia de El Cabo). En diciembre, el comandante en jefe británico sir Redvers H. Buller envió nuevas tropas para socorrer a las fuerzas británicas sitiadas en las tres zonas de guerra: Colenso (Natal); las colinas de Magersfontein en el Estado Libre de Orange y las fronteras de la Colonia de El Cabo; y la cadena montañosa de Stormberg, en la Colonia de El Cabo. En una semana, denominada por los británicos la Semana Negra, cada una de las nuevas unidades fueron derrotadas por las fuerzas bóers.

El 10 de enero de 1900, fue enviado el general británico Frederick Sleigh Roberts para sustituir a Buller como comandante en jefe. (Sin embargo, Buller continuó la lucha durante la guerra.) A comienzos de febrero, Roberts envió al comandante británico John Denton Pinkstone French al norte para socorrer la ciudad de Kimberley; el objetivo de French fue conseguido cuatro días después. Al mismo tiempo, Roberts emprendió una marcha hacia el noreste desde la Colonia de El Cabo hasta el Estado Libre de Orange. Atacado por el general bóer Piet Cronje el 27 de febrero, Roberts se defendió con éxito y obligó a aquél y a sus tropas a rendirse. El 13 de marzo, Roberts entró en Bloemfontein, capital del Estado Libre de Orange. Dos meses después, el 17 de mayo, fue socorrida la asediada Mafeking, que era defendida por las tropas al mando del británico Robert Baden-Powell. Roberts capturó Johannesburgo el 31 de mayo y Pretoria, capital del Transvaal, el 5 de junio. Debido a estas derrotas, el presidente Kruger huyó a Europa, y Roberts, creyendo que había ganado la guerra, regresó a Inglaterra en enero de 1901.

GUERRA DE GUERRILLAS  
La satisfacción británica duró poco tiempo. Los líderes bóers, entre ellos soldados y futuros estadistas como Louis Botha, Jan Christiaan Smuts y Christian de Wet, lanzaron una extensa y bien proyectada guerra de guerrillas contra las tropas de ocupación británicas. La lucha continuó hasta 1902 y sólo fue sofocada a través de la severa táctica del nuevo comandante en jefe británico lord Horatio Herbert Kitchener. Agotó al enemigo devastando las granjas bóers que mantenían y escondían a las guerrillas, llevando población civil, principalmente mujeres y niños, a campos de concentración y construyendo una cadena estratégica de formidables blocaos (pequeños fortines) de hierro para sus tropas.

TRATADO DE VEREENIGING
Las negociaciones de paz comenzaron el 23 de marzo de 1902, y el 31 de mayo los líderes bóers firmaron el Tratado de Vereeniging. El acuerdo concluyó las hostilidades, otorgando el autogobierno al Transvaal y al Estado Libre de Orange, como colonias del Imperio Británico, y permitió la utilización del afrikaans en las escuelas y en los tribunales. Inglaterra acordó a cambio pagar 3 millones de libras esterlinas de indemnización para la rehabilitación, y concedió la amnistía y la repatriación a los soldados bóers que prometieran su lealtad al monarca británico.

Como resultado de la guerra los ingleses perdieron unos 28.000 hombres y los bóers unos 4.000, así como unos 20.000 civiles que murieron de enfermedades en campos de concentración.

El Tratado de Vereeniging llevó la paz y la unificación política a Suráfrica, pero no eliminó las causas subyacentes que iniciaron el conflicto. Incluso después del establecimiento de la Unión Surafricana en 1910, los bóers se mantuvieron durante mucho tiempo cultural y socialmente a un lado, hasta la década de los años cuarenta.

WINSTON CHURCHILL  (1874-1965) Político Inglés

Nació en Woodstock, condado de Oxford, el 30 de noviembre de 1874 , en el castillo de Blenheim. Hijo de lord Randolph y de Jeannete Jerome y educado por una institutriz, peregrinó por varias escuelas en las que no brilló  como estudiante. Admitido en la escuela militar de caballería de Sandhurst, permanece en el ejército hasta 1899, tras haber participado en varias operaciones. Alcanzó la fama al evadirse de la cárcel tras la guerra de los boers, en la que participó como corresponsal del «Morning Post». En el partido liberal, logra su primer cargo de gobierno en 1906 en el ministerio de Campbell-Bannerman, como subsecretario de Colonias; luego ministro de Comercio de 1908 a 1910 y del Interior de 1910 a 1911 en el gabinete de Asquith, y al estallar la Guerra Europea, era Primer Lord de Altamiranazgo, cargo ocupado de 1911 a 1915.

Es nombrado canciller de Exchequer de 1924 a 1929 por Baldwin, para verse alejado otros diez años, hasta que gracias a él, y ante la II Guerra Mundial, sus compañeros de partido llegaron a reconocer sus propios errores y le ofrecieron, como Primer Lord del Almirantazgo (1939-1940) y Primer Ministro (1940-1945), la ocasión de encumbrarse y aparecer como representante de la defensa británica y de la conciencia liberal del mundo. Durante el período conocido de su vida como «los años perdidos» (1930 a 1939), se dedicó básicamente a escribir. Cuenta con una moderada obra narrativa, crónicas bélicas y varios volúmenes de discursos. Entre  sus obra destaca la biografía de su padre, «Lord Randolph Churchill», (1906); «The World Crisis», la historia de la Primera Guerra Mundial hecha entre 1923 y 1929 (a volú.), sus memorias de la II Guerra Mundial (6 volúm.) de 1948 titulada «The Gathering Storm» y otras más de carácter histórico, periodístico y biográfico.

Su obra sobre la II Guerra Mundial, junto con toda su labor histórica le reportó el Premio Nobel de Literatura de 1953, año en que es nombrado Caballero de la Jarretera por Isabel II, con el tratamiento de «Sir». A sus ochenta años, en 1955, se retira de la política y reanuda la «Historia de los pueblos de lengua inglesa», que había iniciado veinte años antes y del cual entregó  su primer tomo en 1956. Winston Churchill, que fallece el 24 de Enero de 1965, y uno de los grandes políticos de nuestro siglo, siguió siendo aclamado por Inglaterra aún después de su muerte.

PARA SABER MAS…
SUDÁFRICA

Los imperialistas británicos habían soñado siempre con hacer un solo estado del fragmentado sur de África. En 1908, seis años después de que los británicos ganaran la guerra de los bóers, representantes de las cuatro colonias británicas del sur de África (Natal, la colonia de El Cabo, así como los anteriores estados bóer de Transvaal y la colonia del río Orange —nombre británico del Estado Libre de Orange—) convocaron una asamblea constituyente y decidieron hacer justamente esto. Pero la unión creada por los delegados afrikáner minimizaba, más que reforzaba, la autoridad imperial británica.

Dirigidos por el afrikáner Jan Smuts, un héroe de la guerra de los bóers y dirigente político del Transvaal, los delegados de la asamblea redactaron enseguida una constitución que contenía cuatro puntos clave que tendrían un papel decisivo en la futura dirección de Sudáfrica: las cuatro colonias se convertirían en provincias de la Unión de Sudáfrica, cuyo gobierno central tendría poder sobre las jurisdicciones locales; el holandés y el inglés fueron reconocidos idiomas oficiales de la Unión; la legislación electoral, distinta para las cuatro provincias (claramente antinegras), se mantuvo, y la composición del parlamento central estaría limitada a los blancos.

Se crearon distritos electorales que favorecían a la población dispersa para las áreas rurales dominadas por los afrikáner. El último punto tuvo el impacto más fuerte en la historia sudafricana ya que ayudó al reaccionario político afrikáner Daniel Malan a obtener el control sobre el gobierno en 1948 y a instaurar su política delapartheid.

Cada uno de los cuatro gobiernos coloniales ratificó la constitución propuesta. El parlamento británico aprobó el documento y creó el Acta de Sudáfrica en 1909. En 1910, la Unión de Sudáfrica se convirtió en un dominio autogobernado del Imperio Británico.

El Gran Libro del Siglo XX de Clarín

Biografia de Saddam Husein Vida y Gobierno del Lider de Irak

BIOGRAFÍA DE SADDAM HUSEIN
Vida y Gobierno del Líder de Irak

BIOGRAFÍA DE SADDAM HUSSEIN: Hace millones de años, el paraíso se encontraba en la confluencia de los ríos Tigris y Eufrates. Mucho tiempo después, unos 4000 años antes de Cristo, floreció la cultura Sumer. La histórica Mesopotamia.

La medialuna fértil. Allí por primera vez se cultivó la tierra, se inventó un alfabeto escrito y se creó el calendario. Se escribieron obras literarias inmortales como la epopeya de Gilgamesh y en su ciudad más importante, Ur, nació el patriarca Abraham.

Con las luchas intestinas y las idas y vueltas de la historia, la civilización se disgregó en varias tribus, que fueron reunidas en el año 1700 a.C. por el Rey Hammurabi. El Reino tomó el nombre de Babilonia. Durante su reinado fueron escritos un conjunto de leyes que protegía notablemente al individuo común y fundamentalmente a los esclavos, las mujeres y los niños, contra los poderosos, conocido como el código de Hammurabi.

Al morir Hammurabi, los Asirios tomaron el poder y lo conservaron durante 200 años, hasta que fueron vencidos por el caldeo Nabucodonosor II (606-562 AC) quien convirtió a Babilonia en la ciudad más importante del mundo antiguo.

Destruyó el Templo de Jerusalén y conquistó Tiro y Egipto. Edificó magníficos templos y palacios y construyó una de las Siete Maravillas del Mundo, los jardines colgantes de Babilonia para que su esposa Amytas, de origen Meda, no extrañara su antiguo hogar que se encontraba en una zona montañosa.

biografia de sadam husein

El descendiente de Nabucodonosor

Las biografías oficiales iraquíes aseguran que el 28 de abril de 1937, nació en el pueblo de al-Ajwa, en las afueras de Tikrit, Irak, un descendiente directo de Nabucodonosor II, Saddam Hussein.

Tikrit es un pequeño asentamiento a las orillas del río Tigris, ubicado 150 Km. al norte de Bagdad, la capital iraquí. Por aquella época, había una sola calle pavimentada y en ningún lugar de la zona había agua corriente ni electricidad.

Lo cierto es que nació en una casa de adobe, en el seno de una humilde familia campesina sin tierra. Hussein, su padre, abandonó el hogar cuando Saddam tenía dos meses. La versión oficial indica que Hussein murió antes de que Saddam naciera. Su madre, Sabba Tulfah ‘al Mussalatt, se volvió a casar con Ibrahim Hassan.

Su padrastro, Ibrahim era cruel. Le pegaba, lo insultaba, lo hacía trabajar interminables horas a pleno sol, lo mandaba a robar y no permitía que el pequeño fuera a la escuela.

Cuando cumplió dos años, su tío Khairallah Tulfah, llegó de Bagdad con una gran sonrisa. Abrazó a su sobrino y le dijo que había muerto misteriosamente el Rey de Irak, Gazhi. Saddam no alcanzó a comprender aquellas palabras, pero años más tarde confesaría que jamás pudo olvidar aquella expresión en el rostro de su tío.

El tío querido

A los 10 años fue enviado a Bagdad a vivir con su tío Khairallah.

El era un ex militar y un devoto sunnita. Por ese entonces era maestro de escuela y uno de los primeros afiliados del partido socialista Baath.

Fue él quien le enseñó las primeras letras mientras le hablaba de la unidad Arabe y de Stalin, espantando las moscas a las que odiaba tanto como a la monarquía y a occidente.

En 1955, Estados Unidos y Gran Bretaña auspiciaron el Pacto de Bagdad, entre Irak, Irán, Turquía y Pakistán. Saddam estudiaba en el colegio secundario al Khark.

El clima que se vivía en las aulas y en el país era de un profundo rechazo al colonialismo británico y norteamericano. Como dirigente estudiantil independiente se opuso al acuerdo y al año siguiente intentó entrar en las Academia Militar de Bagdad.

La carrera militar era la única posibilidad de ascenso social que tenían los hijos de campesinos. Pero fue rechazado. Su tío lo consoló y llevó a Saddam, de 18 años, a las filas del Baath.

El 14 de julio de 1958 el Rey Feisal II y su familia fueron ejecutados en el golpe militar encabezado por el general Abdul Karim Quassim, quien se convirtió en el originario Primer Ministro de la República de Irak.

Ese mismo año, Khairallah instigó a su sobrino a volver a Tikrit para cometer su primer crimen político. Saddam viajo a su pueblo natal y asesinó sin dudarlo a un prominente partidario comunista del Primer Ministro Quassim.

El prestigio de Saddam como hombre duro y despiadado creció fuertemente dentro de las filas del Baath y por esa razón fue seleccionado para formar parte del grupo encargado de asesinar al Primer Ministro.

El atentado fracasó. Algunos de sus compañeros murieron en el intento y Saddam mismo fue herido en su pierna izquierda.

Se quitó la bala con una navaja y corrió por las calles de Bagdad logrando evitar a la custodia. Se disfrazó de mujer y cruzó el río Tigris contra la corriente.

Al llegar a la orilla, se subió al primer burro que encontró y escapó a Siria. Allí pasó seis meses en la clandestinidad. Mientras tanto, en Irak fue condenado a muerte en ausencia.

Exilio y cárcel

Gamal Abdel Nasser, el presidente egipcio, al enterarse de que Hussein estaba exiliado en Siria, lo mandó llamar y le facilitó los trámites para que estudiara abogacía en la Universidad del Cairo.

Permaneció en Egipto de 1959 a 1963, hasta que el 8 de febrero, un golpe militar derrocó a Quassim y puso en el gobierno a Abd al-Sallam’Arif, integrante de una coalición encabezada por el partido Baath.

Anulada la pena de muerte que colgaba sobre su cabeza, Saddam volvió a Irak y contrajo matrimonio con su prima Sajida Tulfah, hija de su amado tío Khairallah y continuó sus estudios de Leyes en la Universidad Mustansariyah en Bagdad.

Pero, aunque Arif siguió en el cargo, el Baath duró sólo nueve meses en el gobierno, los suficientes como para que Saddam entrara en confianza con el aparato represivo.

Se hizo cargo de las interrogaciones en el infame «Palacio del fin», la antigua residencia real en Bagdad, devenida en cámara de tortura por el régimen.

Saddam fue encarcelado en octubre de 1964 hasta que logró escapar a principios del año 1966. El 15 de abril de ese mismo año, el primer ministro Abd al-Sallam ‘Arif murió en un accidente de helicóptero.

Asumió el cargo su hermano Abd al-Rahman ‘Arif, también militar.

El 17 de julio de 1968 el partido Baath retornó al poder encabezado por un primo de Saddam, el general Ahmed Hassan al-Bakr, quien fue nombrado Presidente y jefe del Consejo del Comando Revolucionario. Saddam, con 31 años, se convirtió en diputado del Consejo y comenzó a mover los hilos del país. En 1969 se recibió de abogado.

Movido por una inteligencia pragmática mas que por sus pasiones y odios personales estuvo virtualmente al frente de la policía secreta iraquí, con el objetivo de erradicar a los disidentes y a aquellos correligionarios que pudieran arrebatarle sus sueños de gloria.

Las familias de los desertores eran directamente liquidadas.

Saddam modeló el aparato represivo de la policía secreta, inspirado en la KGB soviética y la STASI de Alemania Oriental. Tres centrales de inteligencia le informan directamente a él y cada una se reporta con las otras dos. El asesinato, la tortura y una red de informantes los mantiene intercomunicados.

En 1973 fue nombrado Vicepresidente del Consejo y se convirtió en el verdadero gobernante del país. Poco a poco fue incorporando al gobierno al «clan de Tikrit», los familiares de su pueblo natal.

Todos los mecanismos del poder fueron controlados por Saddam y su gente. En enero de 1976, sin haber hecho la carrera militar fue nombrado general.

Saddam presidente

El 16 de julio de 1979 hizo que Ahmed Hassan al-Bakr renunciara a la presidencia argumentando problemas de salud. Saddam Hussein se convirtió en el nuevo presidente de Irak.

Seis días más tarde desató una feroz carnicería, mandando a asesinar a 22 líderes políticos del partido Baath y a miembros del Consejo Revolucionario. A los 42 años se había convertido en el dueño absoluto de Irak.

Nombró a Kairallah Tulfah, —el tío que le había enseñado todo lo que era— Mayor de Bagdad. Pero robó tanto dinero que su sobrino tuvo que sacarlo del cargo. Antes de ser removido, escribió un libro que fue publicado y distribuido por el aparato de prensa del gobierno: «Tres cosas que Dios no debió de haber creado: Los Persas, los Judíos y las moscas»

Sin embargo, el odio hacia Persia —actualmente Irán—, no fue el único motivo por el que lanzó la guerra contra ese país. En 1980 decidió dar un ataque sorpresa fulminante capturando el estuario de Satt al-Arab con la idea de poner de rodillas al ejercito iraní y, de esta forma, colocarse como el líder más importante del mundo árabe.

La guerra contra Irán

Mientras planificaba el ataque, fue advertido por un general iraquí acerca de la gran cantidad de personas que morirían, si el combate se llevaba a cabo. Saddam invitó cortésmente al general a pasar a otro cuarto para continuar en privado con la conversación.

Al cerrar la puerta le disparó seis tiros. Volvió al cuarto, guardó su pistola, miró el mapa iraní y siguió hablando como si nada.

Pero aquel general tenía razón. La guerra duro ocho años y murieron mas de 1 millón de personas. Occidente apoyaba a Saddam. Le tenía terror al fundamentalismo del Irán del Ayatollah Komeinhi y no advertía que estaba armando a su futuro enemigo.

En esa guerra trágica y devastadora en la que Irak utilizó por primera vez armas químicas, el ejército de Hussein se convirtió en el más potente del mundo árabe.

La guerra terminó en un virtual empate, pero Saddam debía demostrar que seguía siendo poderoso. Entonces decidió atacar en su propio país a los rebeldes kurdos que habían apoyado a las tropas iraníes. Para aniquilarlos volvió a utilizar armas químicas prohibidas. El 16 de mayo de 1988, lanzó un terrible ataque con gas mostaza ygas sarín, sobre la ciudad de Halabja.

El efecto producido por las armas químicas y biológicas fue y es devastador.

El gas Sarín ataca el sistema nervioso central. La intoxicación puede ocurrir en minutos provocando como síntomas una copiosa transpiración, dificultad para respirar, náuseas, vómitos y finalmente la muerte por asfixia.

El gas mostaza ataca la piel, los ojos, los pulmones y la zona gastrointestinal. Al tener un efecto retardado, no provoca ningún síntoma inmediato ante el contacto y por lo tanto pueden pasar entre dos y veinticuatro horas antes de sentir el dolor y de enterarse de lo qué había sucedido. Para entonces, el daño celular ya está hecho.

Los síntomas que aparecen son: lesiones del ojo con la pérdida de vista, la formación de ampollas en la piel, náuseas, diarrea y una sensación ardiente en los pulmones. Los efectos a largo plazo sobre un individuo pueden incluir la debilitación de los pulmones, dolor del pecho y cáncer crónicos de la boca, de la garganta, de la zona respiratoria, y de la piel. Se ha conectado a causar leucemia y males congénitos.

Mas de 7000 civiles, entre ellos mujeres y niños murieron al inhalar del gas mostaza y el gas sarín.

En el palacio, las penurias pasaban por otro costado.

El hijo mayor de Saddam

Saddam y Sajida habían tenido cinco hijos, dos varones(Udai y Khusai) y tres mujeres(Raghad, Rana y Hala). Pero el corazón de Saddam estaba en otra parte. Se había enamorado de Samira Shahbander la hija de una prominente familia de Bagdad.

Sadam Hussein y su familia (foto: BBC)

Las visitas eran secretas y los mensajes perfumados viajaban a través de Bagdad. El mensajero del amor era el valet de Saddam, Kamal Hana Gegeo.

Udai, el hijo mayor de Saddam, sabía de las anteriores escapadas de su padre pero al enterarse que el romance con Samira terminaría en un nuevo matrimonio de su padre, tuvo miedo de perder sus privilegios. Udai decidió vengarse a través de Gegeo.

Con sus 24 años, interrumpió un agasajo oficial en honor de Suzanne Mubarak, la mujer del presidente egipcio que se encontraba de visita en Bagdad, empujó a un lado al vicepresidente de Iraquí, Taha Muhieddin Maaruf, se acercó con sus custodios al valet Kamal Hana Gegeo y comenzó a pegarle hasta matarlo delante de la mirada de cientos de invitados.

El incidente se convirtió en un escándalo nacional. Saddam dijo que aún el hijo del presidente debía enfrentar a la justicia. El juicio se realizó, pero lo familiares de Gegeo —un poco presionados por la gente de Saddam— perdonaron a Udai, diciendo que entendían al hijo del presidente, ya que él había sido provocado por las actitudes de Gegeo. También hubo «manifestaciones espontáneas» en favor de Udai hasta que finalmente Saddam decidió que lo mejor era el exilio en Suiza para su hijo. Ya habían pasado miles de años desde que en aquel lugar se promulgara el Código de Hammurabi protegiendo a los humildes contra los poderosos. Evidentemente eran otros tiempos.

El exilio no fue muy largo. Al año siguiente, Udai, regresó al frente de la Federación Olímpica Iraquí y se hizo cargo de una importante cadena de televisión y un periódico.

La madre de todas las batallas

El 2 de agosto de 1990, Saddam tomó la decisión de invadir Kuwait, proclamándola como la 19ª provincia iraquí.

Al rechazar las directivas de la ONU de retirarse de Kuwait, provocó una alianza de 27 países encabezados por los Estados Unidos y dividió en dos al mundo árabe. Jordania Yemen, Sudán y la O.L.P. apoyaron a Irak. Arabia Saudita, Egipto y Siria se opusieron y se unieron a la alianza occidental.

La guerra empezó el 15 de enero de 1991. Saddam prometió a su pueblo «la madre de todas las batallas», pero nunca se materializó, por la superioridad aérea de occidente. , Durante 5 semanas bombardearon Irak, sin utilizar las fuerzas terrestres. En menos de 100 horas recuperaron Kuwait, devastando a las fuerzas iraquíes.

Sin embargo, hasta hoy en día Saddam le asegura a su pueblo que «la madre de todas las batallas» concluyó con una victoria para Irak.

Los yernos rebeldes

En agosto de1995, un hecho conmocionó profundamente a Saddam Hussein y al clan familiar. Sus yernos, Hussein Kamel Majid y Saddam Kamel se escaparon a Jordania y afirmaron a los medios que querían derrocar a Saddam.

Para colmo de males cometieron el insulto mas grande que podían realizar contra el clan: Se llevaron con ellos a sus esposas y a sus hijos. Es decir, a las hijas y los nietos de Saddam Hussein.

Después se supo que temían por sus vidas, ya que Udai, el hijo de Saddam los había amenazado.

Hussein Kamel era el Ministro de la Industria Militar Iraquí y se había distinguido por su brutalidad durante la ocupación de Kuwait. Su hermano Saddam Kamel era el jefe de custodios de Saddam Hussein.

No fueron bien recibidos por la oposición iraquí en el exilio y el Rey Hussein de Jordania, primero les dio una calurosa bienvenida y luego los fue dejando poco a poco de lado.

Seis meses más tarde, convencidos de que Saddam los iba a perdonar, sorprendieron al mundo al volver a Irak. Apenas cruzaron la frontera los hombres fueron separados de sus esposas e hijos y llevados para ser interrogados.

A los dos días, Raghad y Rana, las hijas de Saddam, dijeron por televisión que no querían seguir viviendo con traidores que las habían obligado a dejar Irak contra su voluntad y anunciaron su divorcio.

Al día siguiente los medios anunciaron que Hussein y Saddam Kamel junto con su padre habían muerto en un enfrentamiento con miembros del clan que habían querido lavar la vergüenza de la traición. «Curiosamente» los justicieros también aparecieron muertos. Udai prefirió ir al entierro de los últimos.

Cuando Rana se enteró de la muerte de su esposo Hussein Kamel, intentó suicidarse, pero fue salvada justo a tiempo.

Las viudas, fueron llevadas a vivir con una tía y Saddam les arrebató a sus hijos y les juró que jamás los volverían a ver.

Al finalizar el año Udai sufrió un atentado que lo dejó gravemente herido y postrado.

Qusay asumió el control de la guardia de seguridad. Saddam cada vez tenía menos gente en quien confiar.

La CIA aleccionó a militares iraquíes para complotar contras Saddam pero fueron descubiertos y ejecutados 120 miembros de las fuerzas armadas entre el 1º y el 3 de agosto de 1996.

Armas químicas

Actualmente volvió a estallar la posibilidad de una nueva ataque militar sobre Bagdad, ya que Saddam se negaba a que una comisión investigadora de las Naciones Unidas inspeccionara los predios presidenciales de Bagdad, en busca de arsenales químicos.

Las sanciones económicas impuestas por las Naciones Unidas fueron mas dañinas para Irak que la guerra misma. Al comienzo de la guerra, el 5 % de la población vivía en la pobreza, actualmente el 20%.

Se calcula que cerca de 5000 chicos por mes mueren por mal nutrición y enfermedades. La clase media fue especialmente golpeada y el crimen, la prostitución y el mercado negro, fueron institucionalizados. El dólar que costaba 54 dinares iraquíes, actualmente cuesta aproximadamente 2500.

A pesar de todo, las Naciones Unidas decidieron mantener el bloqueo hasta que Irak destruya su arsenal de armas químicas, biológicas y nucleares.

Según un informe de la Central de Inteligencia Americana (CIA), Saddam construyó 48 palacios y residencias para personalidades importantes desde el fin de la guerra del golfo Pérsico.

El gobernante iraquí gastó entre 1.500 millones y 2.000 millones de dólares en la construcción de nuevos palacios o la renovación de los existentes desde 1990.

Asimismo, el informe dice que «El gobierno iraquí interfirió rutinariamente con la provisión de asistencia humanitaria al pueblo iraquí por la comunidad internacional, al dar más prioridad a la importación de artículos industriales que de alimentos y medicinas, desviando los bienes para beneficiar al régimen, y restringiendo la labor del personal de la ONU y de los trabajadores que brindan asistencia.

Debido a que la importación de alimentos y medicinas nunca ha sido prohibida por las sanciones de la ONU, Iraq podía comprar y distribuir todos los abastecimientos humanitarios que quisiera.»

Y agrega que «En el centro y sur de Iraq, el régimen ha desviado los abastecimientos humanitarios hacia sus fuerzas de seguridad, fuerzas armadas y otros partidarios.»

Lo cierto es que el que paga las consecuencias es el sufrido pueblo iraquí. Momentáneamente se llegó a un acuerdo conseguido por el Secretario de las Naciones Unidas Kofi Annan. Luego de varios días de reunión con dirigentes iraquíes y de 3 horas a solas con Saddam, se consiguió que la comisión pudiera investigar en los predios presidenciales la existencia de armas químicas y biológicas.

Hace millones de años allí se encontraba el paraíso. Hoy gobierna Saddam Hussein. Mañana, quien sabe….

VOLVER ARRIBA  

El eje del mal sudamericano para EE.UU.-Bush-

Chavez-Fidel Castro Ataque a Irak

Los cada vez más frecuentes encuentros entre Hugo Chávez y Fidel Castro son vistos con gran preocupación por la administración Bush. Más preocupado por Medio Oriente, mira de reojo cómo Venezuela se convierte en una cabecera de playa cubana en Sudamérica. El acercamiento del presidente venezolano a Irán y el poder del petróleo. El fantasma de la crisis de los misiles por Cuba en los ‘60 vuelve a sobrevolar Washington. Bolivia, una zona convertida en botín de guerra.

La Sociedad Chavéz-Castro

La lucha eterna entre el Bien y el Mal es la trama misma de todos los mejores melodramas. De los más duraderos también. Hace tres años, el presidente George W Bush reveló al Congreso norteamericano la existencia de un «Eje del Mal” compuesto por Irak, Irán y Norcorea. y proclamó que sería el más mortal de los pecados dejarle desarrollar armas nucleares. Después de la invasión de Irak en 2003, se descubrió el fiasco de la inteligencia norteamericana: el brutal régimen de Saddam carecía de cualquier arma refinadamente siniestra. Y lo que fue peor, la agresión anglonorteamericana significó un aliciente para iraníes y norcoreanos en sus renovadas carreras en el armamentismo atómico.

Acaso Dios castigue a los falsos profetas. Hace un par de meses, al teológico Bush le tocó soñar una de sus peores pesadillas, y la menos anticipada en sus propios términos.

El presidente venezolano Hugo Chávez, en una feria de tecnología iraní en Caracas, anunció provocativamente que su país desarrollan tecnología nuclear. En el lenguaje de Washington, por momentos tan poco refinado como las armas de Saddam, esto quiere decir: la bomba atómica en manos de Fidel Castro. El enemigo de siempre, al que los norteamericanos habían desahuciado, ganó sin un solo es fuerzo propio dirigido a ese fin aquello por lo que murió el Che Guevara. Hoy Cuba tiene un pie firme en Sudamérica. Una cabecera de playa: mucho más, mucho mejor que un foco.

Ya había renunciado Bush a su retórica de] eje maligno cuando Chávez se postula como candidato para antagonizarlo. Y aspira a su lugar de honor en la liga mayor de los malvados. Mientras que los ayatolas iraníes, no menos teológicos que el presidente norteamericano, rechazan con indignación cualquier acusación de malevolencia, el líder de la revolución bolivariana (cuyo color simbólico es el rojo) reclama para sí ese lugar.

El melodrama sigue. Ya la secretaria de Estado norteamericana Condoleezza Rice dijo, con metáfora algebraica esta vez, que Chávez era la “influencia negativa” en la región. Y el jefe del Pentágono, Donald Rumsfeld, celebró a fines de julio “la importancia estratégica” de la firma del CAFTA, el tratado norteamericano de libre comercio con América Central. “Un voto de seguridad nacional”, explicó Rumsfeld. Voto estratégico, porque busca apartar, con la diplomacia de los dólares, a las pobres naciones centroamericanas de la peor tentación: el dinero y el petróleo —lo uno por lo otro— de Chávez. Hacía tiempo que no se veía a los republicanos hacer tanto lobby por un tratado internacional.

Como lo reprimido, el fantasma de la crisis de los misiles retornó al continente americano. Allá por principios de los ‘60, un Fidel Castro amenazante permitía la instalación de misiles soviéticos en la isla, a 90 millas de Estados Unidos.

Las dos K de entonces, Kennedy y Kruschev, resolvieron en el último minuto la cuestión más caliente que conoció la historia de la Guerra Fría. Ahora, el presidente de un país riquísimo en petróleo, posando montado en una bicicleta de fabricación iraní, se declaró preocupado por la futura escasez de hidrocarburos e interesado en las fuentes alternativas de energía. Y anunció un plan nuclear.

Claro que no es “para hacer bombas y lanzárselas a una ciudad, matando a un millón de personas como hicieron los norteamericanos”. En su anuncio, tocó una por una todas las fibras de la administración Bush. Señaló que Brasil ya tiene un programa avanzado y que la Argentina está en camino de resucitar el suyo (lo que fue después nerviosamente desmentido por la Cancillería argentina). Y después agitó el espectro bolivariano y peronista y tercerista de una Latinoamérica potente. Y unida contra Estados Unidos.

El anuncio de Chávez se dibujaba sobre el fondo de otros que resultan menos espectaculares, pero cuyo cumplimiento parece más inmediato e inexorable. En marzo, su República Bolivariana informó de la compra a Rusia de 100 mil fusiles AK-47 Kalashnikov y 40 helicópteros, a España de cuatro corbetas misilísticas, a Brasil de una flotilla de aviones de combate Superlucanos, y a Chinade un satélite de comunicaciones, un sistema de radares, y uniformes y botas para su ejército. En ese momento, el gobierno norteamericano ya tenía lo que le faltaba para demonizarlo una vez más en el escenario mundial. Pero Chávez fue más lejos, e invitó a Caracas al iraní Mohammed Jatami, el presidente de un posible blanco futuro en la guerra, o la justicia infinita norteamericana. Allí lo condecoró, firmó 22 acuerdos de cooperación bilateral y se hizo abanderado del programa nuclear de Irán. ‘Irán tiene todo el derecho, así como lo han hecho muchos otros países, de desarrollar su energía atómica, de continuar sus investigaciones en ese campo”, dijo en aquel momento.

El anuncio del futuro plan nuclear bolívaro-venezolano lo hizo Chávez desde su programa radiotelevisivo Aló Presidente, que ese día, por provocación, se emitía desde plena feria iraní. El programa es largo como los discursos habaneros de Fidel (dura más de cuatro horas), pero es interactivo y nunca mono-lógico. Es la revolución en formato de talkshow. Y, a diferencia de Fidel, como los norteamericanos reconocen a regañadientes, Chávez fue elegido en elecciones democráticas. O, acaso mejor, en un plebiscito permanente. Nunca dejaron de aclamarlo con nítidas mayorías los votantes de un país de 26 millones de habitantes que lo hizo presidente en 1998. después lo respaldó para reformar la Constitución y adoptar un texto socialista, lo votó de nuevo como presidente con la nueva Carta Magna en 2000, lo defendió del efímero golpe de 2002 y lo confirmó en un referéndum en 2004.

En las plazas y mercados caraqueños se venden llaveros y otras efigies de Chávez en rigurosa boina y uniforme militar. Los que las compran son los mismos que ya desde 1992, cuando fracasó en una intentona golpista contra el gobierno, ven a este ex oficial de paracaidistas como “abanderado de los humildes”. No es una ilusión de los sentidos. El gasto social del gobierno de la revolución bolivariana es enorme, y aun sus opositores, como el intelectual Teodoro Petkoff (un gran referente de la izquierda setentista) que habla de «gran fraude”, admiten que los efectos del gasto llegan a sus legítimos beneficiarios.

Los programas sociales son llamados “misiones”. En los más célebres, se da asistencia médica gratuita a un país en el cual los años de la “Venezuela saudita” generaron una pésima distribución de la renta nacional. Entre 16.000 y 30.000 médicos cubanos (las cifras varían, los opositores se quejan de que los planes no se pueden monitorear) realizan cirugías todos los días hábiles, dan medicamentos gratis a sus pacientes, visitan enfermos en sus domicilios. A cambio, Venezuela vende petróleo subsidiado al país de Castro.

El régimen de Caracas ha llegado a convertirse para Cuba en el mejor amigo después del abandono del de Moscú. La alianza de Chávez con Castro ha subvertido el embargo comercial norteamericano. Es un golpe fuerte a la permanente ofensiva de Washington contra su inclaudicable enemigo en la región. Así como la negativa de Chávez a colaborar en la guerra colombiana contra las drogas y las guerrillas es un duro golpe al mejor aliado de Washington en Sudamérica. Entretanto, Cuba respondió de otro modo ante los estragos y sufrimientos provocados por el huracán Katrina: 1.100 médicos duermen en el aeropuerto de La Habana, esperando una luz verde —que todo hace pensar que nunca llegará— para ir a atender a las víctimas en los mortuorios hospitales públicos norteamericanos.

Las clases medias venezolanas dicen que los médicos cubanos, como los entrenadores deportivos también importados, son agentes de difusión del comunismo. A esas mismas clases medias, sin embargo, no les repugna hacer sus compras en los supermercados Mercal, una empresa estatal creada por Chávez para que a nadie le falte comida. Es una empresa comercial como cualquier otra, sólo que algunos precios están subsidiados por el gobierno. Un pollo congelado brasileño, por ejemplo, cuesta 1.900 bolívares por kilo (algo así como 0,90 dólares). El subsidio de Mercal cuesta al Estado 25 millones de dólares por mes.

Un pueblo sano y alimentado ha de educarse. Tampoco le han faltado planes educativos al gobierno de Chávez: de alfabetización de adultos, de educación primaria y secundaria, de inserción en la universidad. Existen planes de capacitación (y por cierto créditos) para el lanzamiento de pymes, generalmente bajo la forma de cooperativas.

La aplicación de ley de expropiación de las tierras improductivas ganará campos de pastoreo, cría y labranza a los “sin tierra” venezolanos. Es la “guerra al latifundio” lanzada por Chávez (los analistas comentan que si el vocabulario de Castro es o era revolucionario, en el del presidente de la Bolivariana las metáforas predilectas son militares). Hasta ahora sólo dos grandes propiedades, una de la empresa británica Vestey, han sido parcialmente expropiadas. Pero la productividad de cientos de otras ya se encuentra bajo examen.

Este es el modelo que Washington teme que se expone. Y el gobierno de Chávez, que sueña el sueño bolivariano de unión o al menos de una hegemonía latinoamericana que le disputa a Brasil, quiere exportarlo por todos los medios. Una de las maneras de difundirlo en la misma que sirvió, no sin probada eficacia para el american way of life: la televisión. E] 24 de julio inició sus emisiones piloto Telesur la respuesta bolivariana a CNN. Con un costo inicial de 10 millones de dólares, pagado ev sus tres cuartas panes por el petróleo venezolano, y la participación de Cuba, la Argentina y Uruguay, el canal propone que los latinoamericanos puedan verse “con sus propios ojos,,.

Cuando Castro quiso exportar su modelo, el modo elegido, aunque no siempre abiertamente endosado por el Líder Máximo, fue el foquismo guevarista. Que llevó a la muerte del héroe en Bolivia, ya la posterior y explícita renuncia castrista a toda exportación por esos métodos. Si hoy Venezuela puede exportar su modelo, a nadie se le esconde que lo debe al petróleo y sus altos precios actuales. En 2004, año del que se conocen ya las cifras totales, las exportaciones llegaron a los 29.000 millones de dólares (85 por ciento de total de las exportaciones venezolanas), 7.000 millones más que en 2001. Apenas menos evidente resulta la extrema vulnerabilidad de la economía venezolana a cualquier caída de los precios internacionales del crudo, que significaría una espiral en el infierno de la inflación y la recesión. Todo invita a creer que nada de esto ha de temerse, sin embargo, antes de diciembre de 2006, cuando en nuevas elecciones Chávez gane otros seis años de presidencia. Entretanto, en 2004, a través de la estatal PDVSA (Petróleos de Venezuela), el gobierno obtuvo directamente el 52 por ciento de sus ingresos, unos 25.000 millones de dólares. Y además, PDVSA entregó unos 4.000 millones adicionales para programas sociales.

A través del petróleo, de explícitas alianzas petroleras, también se consolida el sueño bolivariano de unificación o regionalización. En mayo, bajo el nombre de Petrosur, ministros del área energética de la Argentina, Brasil y Venezuela anunciaron que colaborarán en proyectos comunes en sus tres países —los más importantes la exploración petrolera en el Orinoco y la construcción de una refinería en el tradicionalmente pobre nordeste brasileño—. En junio, Venezuela estableció Petrocanbe, que vende petróleo barato, con créditos generosos, a los países caribeños —y de paso gana su voto casi automático en todos los foros internacionales—. A fines de julio, Chávez propuso la creación de Petroandina, en la que los países productores de petróleo de los Andes colaborarán en oleoductos y refinerías.

El único posible rival de Chávez como líder de la izquierda latinoamericana era el presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, el primer obrero que llegaba a la primera magistratura en su país. Pero a la falta de cohesión estructural entre Brasil y el resto del subcontinente (Mercosur excluido), a la barrera lingüística, se sumaron los primeros pasos de Lula en la presidencia, que lo sumieron en un descrédito que ahora debe remontar. En primer lugar, una política económica que si bien no desatendió los planes sociales y las promesas del “Hambre Cero”,

sumió al país en una reestructuración, saneamiento del Estado, aumento de los impuestos, y otros aprietes que fueron benditos por el FMI y otros organismos internacionales desafectos a la izquierda. A eso se sumó el escándalo por la corrupción en el gobernante Partido de los Trabajadores y por las coimas para comprar votos en el Congreso. La respuesta de Chávez fue divertida, o irónica, o insolente: ya se ha convertido en el sponsor de una escola do samba para el próximo carnaval de Río. El tema de la escola será:

“Viva la Revolución”.

“La doctrina Maisto ya no corre”, declaró el halcón norteamericano Tom Shannon, analista senior del Consejo de Seguridad Nacional, especialmente bien escuchado en la Casa Blanca. Se refería a John Maisto, representante norteamericano ante la OEA y partidario de atender a lo que Chávez hace, nunca a lo que dice. “Hoy no hay opción militar contra Chávez, salvo que cruce la línea”, agregó. Es decir que la hipótesis siempre existe, y las compras de armas de Chávez se dirigen a intentar contrarrestarla. Los viejos FAL belgas irán a un ejército de reserva que siempre crece, aunque los norteamericanos (y acaso también el presidente colombiano Álvaro Uribe) teman que vayan a manos de la guerrilla de las FARC en el país vecino.

Castro tiene 78 años, y a su muerte en los próximos años el comunismo en Cuba vivirá cambios seguramente dramáticos. Chávez no es comunista y, contra lo que dice Washington, su única ayuda efectiva y probada en América va a manos de partidos políticos legales que operan en democracias, como el sandinismo nicaragüense y el MAS (Movimiento al Socialismo) boliviano. Justamente con la presencia de Evo Morales, líder campesino cocalero y líder del MAS, y con la de Castro, Chávez lanzó un área de libre comercio ALBA como alternativa contra el agonizante ALGA de los norteamericanos.

En noviembre, en la cumbre de las Américas que se celebrará en Mar del Plata, George W Bush, todavía preocupado por Irak, desolado y victimizado por el huracán Katrina, acudirá, una vez más, con las manos vacías para Latinoamérica. No podrá reprochar un defensor de la lógica del mercado que la atención de los otros invitados a la cita balnearia se dirija a quien practique, con menos inconsecuencia o improvisación de la que le reprochan, una adecuada diplomacia con unos petrodólares que por entonces valdrán aún más caros, gracias, entre otras cosas, a Katrina.

Para noviembre, otra pesadilla norteamericana podría haberse hecho realidad: la presencia chavista en Bolivia, apoyando al cocalero socialista Evo Morales y conduciéndolo, o al menos acompañándolo, a una firme victoria en las elecciones presidenciales de diciembre. Cuarenta años después, el aniversario del asesinato del Che en Bolivia sería recordado con todos los honores por un gobierno socialista en La Paz. Y acaso Fidel y Chávez podrían ser los oradores más facundos, o los más extensos. La CNN estaría proscripta, y en la Casa Blanca tendrían que sintonizar Telesur.

POR ALFREDO GRIECO Y BAVIO

Lista Cronológica de las Guerras del Siglo XX: Guerras del Siglo XX

Lista Cronológica de las Guerras del Siglo XX

Lista Cronológica de las Guerras del Siglo XX:

Las Guerras Mas Importantes del Siglo XX

1899-1902 Guerra de los Boers: o guerra sudafricana. Ingleses vs Boers (colonos holandeses del Estado de Orange).

1900 Rebelión de los Boxer Los boxer toman todas las principales ciudades chinas en repudio a los extranjeros, y Alemania, Austria, Inglaterra, Italia, EEUU, Francia, Rusia y Japón ayudaron a reprender a los revolucionarios, que secretamente eran alentados por la emperatriz china.

1904-05 Guerra Ruso japonesa: Japón vs Rusia. Luego de sangrientas batallas y bombardeos se firmo la paz, mediante la cual se dividió Manchuria en dos, Japón al sur y Rusia al norte, y Rusia reconoció el protectorado de Japón sobre Corea.

1905 Revolución Rusa.

1911-12 Guerra Italo Turca: se cerro con un pacto de paz desfavorable para Turquía.

1912-13 Guerra de los Balcanes: Grecia, Bulgaria, Servia y Montenegro vs Turquía.

1913 Segunda Guerra de los Balcanes: Grecia, Servia, Imperio Otomano y las demás repúblicas balcanicas vs Bulgaria.

1914-18 Primera Guerra Mundial: Los aliados (Francia, Inglaterra y Rusia, Japón en agosto de 1914, Italia 1915, Rumania 1916 y EEUU en 1917) vs Alemania, Austria-Hungria, Turquía y Bulgaria en 1915.

1917 Revolución Bolchevique en Rusia.

1920 Guerra Polaco Soviética: de abril a octubre URSS vs Polonia.

1925-49 Guerra Civil China:Comunistas vs Nacionalistas (estos escaparon y ocuparon Taiwan). Tregua en 1937 para luchar contra Japón.

1931 Guerra de Manchuria: Japón vs China. Japón ocupo completamente Manchuria (provincia del imperio chino) y la proclamo un estado autónomo llamado Manchuco.

1932-35 Guerra del Chaco Paraguayo: Bolivia vs Paraguay.

1935 Guerra de Abisinia: Italia vs Etiopía, en octubre Italia invade Etiopía y anexiona Abisinia.

1936-39 Guerra Civil Española: Republicanos vs Nacionalistas (Franco).

1937-45 Guerra Chino Japonesa: Japón vs China. Japón ocupo China, y en 1939 fue detenido su avanzada, y esta guerra culmino con la derrota japonesa en la segunda guerra mundial.

1939-40 Guerra Ruso Finlandesa: URSS vs Finlandia.

1939-45 Segunda Guerra Mundial: El Eje (Alemania, Japón e Italia) vs los Aliados (Francia, Inglaterra y Rusia, EEUU en 1941 y otros en menos cantidad), tuvo varios frentes, Europa, Asia, Africa y Oceanía.

1946-54 Guerra de Indochina: Francia vs Nacionalistas Vietminh. Vietnam se libro del dominio francés pero quedo dividido en dos, al norte los comunista y al sur los republicanos.

1947-49 Primera Guerra Palestina: judíos palestinos vs árabes palestinos.

1947-49 Primera Guerra Indo Pakistaní: India vs Pakistán. sigue abajo

1950-53 Guerra de Corea: Norte comunista (China y URSS) vs Sur republicano (ayudado por EEUU, Inglaterra, Francia, Bélgica, Holanda y Turquía). Termina con el Armisticio de Panmunjom, sin que nadie gane.

1951-53 Guerra civil de Colombia.

1954-62 Guerra de Argelia: Independentistas vs Francia.

1955-75 Guerra de Vietnam: Vietnam del norte comunista vs Vietnam del Sur (ayudado por tropas de elite conscriptos estadounidenses). Tras la retirada de las tropas estadounidenses, en 1976, Vietnam se unifica bajo el régimen comunista.

1955-72 Guerra Civil del Sudan.

1956 Guerra Suez Sinaí: Jordania, Egipto y Siria vs Israel.

1960-96 Guerra Civil de Guatemala

1961-93 Guerra de Independencia de Eritrea (Africa este) vs Etiopía

1965-66 Segunda Guerra Indo Pakistaní

1967 Guerra de los Seis Días: 4 de junio al 10 de junio. Israel vs Egipto, Jordania, Siria e Irak. Israel en una guerra relámpago ocupa el Sinaí, Gaza, Cisjordania y, en Siria, las montañas del lago Tiberíades.

1971 Tercera Guerra Indo Pakistaní: India vs Pakistán.

1973 Guerra del Yom Kippur: Egipto y Siria vs Israel.

1974-94 Guerra civil de Angola

1978-92 Guerra de Afganistán: Gob. comunista y URRS vs Guerrilleros islámicos. En 1989 se retiran las tropas soviéticas.

1980-88 Guerra de Irán e Irak.

1981-91 Guerra Civil de El Salvador (América Central)

1982 Guerra de las Malvinas: 2 de abril al 14 de julio. Argentina vs Inglaterra.

1983 Invasión de EEUU a la isla de Granada (Caribe): EEUU derroca al gobierno granadino.

1983- Segunda Guerra civil del Sudan

12/1989-2/90 Invasión Estadounidense a Panamá: EEUU vs Noriega de Panamá.

1990-97 Guerra civil entre Tutsis y Hutus en Ruanda, Africa.

1991 Guerra del Golfo Pérsico: 16 de enero a Junio. Irak vs Naciones Unidas, hegemonisadas por EEUU. Tras la invasión de Kuwait por Irak, las Naciones Unidas decreto la intervención en el conflicto, e izo retirar a Irak del país invadido.

1991-95 Guerra de los Balcanes o Bosnia: En 1991 se independizan Eslovenia y Croacia, y en 1992 lo hace Bosnia-Herzegovina. Bosnios (musulmanes) vs Servios vs Croatas.

1991-96 Guerra de Chechenia: Rusia vs Chechenos separatistas.

1995 Guerra Peruano-Ecuatoriana: Perú vs Ecuador. Termino con un tratado de paz impuesto por organismos internacionales.

1996 Guerra de Irak: EEUU vs Irak.

1996-97 Guerra civil en Zaire: Rebeldes Tutsis vs Gobierno Hutu.

Historia de las islas Malvinas Descubrimiento y Usurpacion Inglesa

Historia de las Islas Malvinas
Descubrimiento y Usurpación Inglesa

DESCUBRIMIENTO Y LOS PRIMEROS POBLADORES DE LAS ISLAS MALVINAS

Las Malvinas — Las islas East Falkland o Soledad y la West Falkland o Gran Malvina y un centenar de isletas integran el archipiélago de las Malvinas, actualmente en posesión de Inglaterra, a pesar de los siguientes antecedentes:

En 1494, el tratado de Tordesillas, posterior a las demarcaciones que estableciera el papa Alejandro VI por medio de bulas, fijó las posesiones españolas y portuguesas en América. Dentro de las primeras, quedó incluida la jurisdicción de las Malvinas.

Parece probable que el primero en avistar estas islas fuese el piloto Esteban Gómez, desertor de la expedición de Magallanes. En una carta geográfica posterior trazada por un portugués compatriota de Gómez, con el nombre de islas de Sansón.

Historia de las islas Malvinas Descubrimiento

En 1600 Sebald de Weert, integrante de una expedición holandesa  que debía dirigirse a las Indias Orientales por el cabo de Buena Esperanza para comerciar y además saquear las posesiones españolas y portuguesas en oriente y occidente, bordeó las islas Malvinas, pero no pudo desembarcar en ellas por falta de material apropiado. A partir de entonces se conocieron como islas sebaldinas.

En 1690 John Strong con una expedición inglesa descubrió y franqueó el canal que separa las dos islas principales. Los pescadores de Saint Malo (Francia) arribaron en distintas oportunidades al archipiélago austral. Desde entonces estas islas se llamaron Maluinas, de donde se derivó el nombre de Malvinas.

En 1764 Luis de Bougainvile, salió de Saint Maló, con una expedición y fundó el fuerte Luis en la isla Soledad, llamado así en honor de Luis XV.

Al año siguiente el gobierno inglés envió una expedición, cuyo itinerario mantuvo en secreto. Desembarcaron en la isla Saunders y construyeron puerto Egmont, tomando posesión del archipiélago.

El gobierno español reclamó al francés por el establecimiento fundado por l3ougainville. Esta nación reconoció los derechos de España y le restituyó la posesión de las islas previo pago de una indemnización por los gastos realizados. En consecuencia los españoles ocuparon puerto Luis que llamaron Soledad.

En 1770 el gobernador del Río de la Plata don Francisco Bucarelli envió una fuerte expedición que desalojó a los ingleses. Inglaterra reclamó por ello a España y como las relaciones se pusieron muy tirantes y se realizaron aprestos bélicos en Londres, el gobierno de Madrid aceptó un arreglo amistoso, por el que se comprometía a devolver puerto Egmont, aunque declaró que ello no afectaba su soberanía sobre las Malvinas. En virtud de este acuerdo los ingleses procedieron a ocuparlo nuevamente.

En 1774 tal vez por un pacto secreto entre Inglaterra y España, aunque el gobierno inglés señaló que era por razones de economía, los ingleses evacuaron puerto Egmont, dejando una placa de plomo donde se reafirmaba su soberanía sobre las Malvinas.

A partir de entonces y hasta 1807 solamente hubo gobernadores españoles dependientes de los virreyes del Río de la Plata, con sede en puerto Anunciación, en la isla Soledad.

Producida la Revolución de mayo de 1810, Elio dispuso que las islas fuesen evacuadas, situación que perduró durante nueve años.

En 1820 el gobernador Martín Rodríguez envió una expedición que tomó posesión del archipiélago en nombre del gobierno de Buenos Aires, notificando de este hecho y de la prohibición de pescar y cazar en las islas a los barcos extranjeros. En 1823 el gobierno concedió autorización a don Luis de Vernet para instalar una pesquería e introducir ganados en las Malvinas.

El imperialismo inglés se apodera de las islas Malvinas

Luis Vernet fue nombrado titular de la comandancia política y militar de las islas Malvinas en 1829, con sede en la isla Soledad. En ejercicio de sus funciones apresó a tres goletas norteamericanas que quebrantaron las leyes argentinas. Como represalia, en 1831 llegó al puerto Soledad la corbeta norteamericana Lexington, que apresó a los funcionarios y destruyó propiedades.

corbeta clio

En medio de esta situación, el 2 de enero de 1833 irrumpieron frente al puerto Soledad las fragatas inglesas Clio y Tyne intimando al coronel Pinedo a evacuar las islas. Sin ofrecer resistencia, Pinedo se retiró con su goleta Sarandí y así se perdió el dominio sobre las islas que quedaron en manos de su Majestad Británica.

Un estado es considerado imperialista cuando ejerce dominación sobre otro u otros estados. Que los ingleses se hayan apoderado, por la fuerza, de las islas Malvinas es un ejemplo de imperialismo

Fuente Consultada:
Historia Argentina de Etchart – Douzon – Wikipedia –
 La Argentina, Historia del País y Su Gente de María Sánchez Quesada.

La Masacre de Trelew Grupo de Guerrilleros se Fugan de la Carcel

LOS ASESINATOS EN TRELEW
Grupos Guerrilleros se Fugan y Son Asesinados

Durante el gobierno de Lanusse continuaran los atentados políticos. Entre los principales hechos se destacaron los secuestros y asesinatos en Rosario del general Juan Carlos Sánchez (1919-1972) por parte del ERP y las FAR y en Buenos Aires del empresario déla FIAT Oberdan Sallustro (1915-1972) ideado por el ERP. Varios de los principales líderes guerrilleros de ERP, Montoneros y FAR fueron arrestados progresivamente y destinados al penal de máxima seguridad de Rawson (Chubut). El 15 de agosto de 1972 un número considerable de ellos se organizó para concretar la huida y conformaron un Comité de Fuga que planificó la toma de la prisión y el retiro en vehículos hacia el aeropuerto de Trelew.

Estaban divididos en dos grupos. El primero abordó un avión comercial secuestrado y partió hacia Chile. Entre sus integrantes se destacaban Santucho, Gomarán Merloy Domingo Menna (1947-1976) del ERP, Quieto y Osatinsky de FAR y Vaca Narvaja de Montoneros. Una vez arribados a destino, muchos de ellos lograron viajar a Cuba. Por otra parte, el segundo grupo esperó infructuosamente el otro avión que había sido desviado. Los diecinueve guerrilleras que no lograron huir mantuvieron tomado el aeropuerto hasta que debieron rendirse.

Fueron trasladados a la base aeronaval Almirante Zar, donde luego de una semana fueron sacados de sus celdas y fusilados. Tres de ellos lograron sobrevivir al ser considerados muertos. Entre los guerrilleros fusilados se encontraba Ana María Víllarreal (1935-1972), la esposa de Santucho, quien se encontraba embarazada.

masacre de trelew

El 15 de agosto, un grupo de guerrilleros detenidos en Rawson tomó el control del penal y logró huir. Seis de los principales dirigentes de Montoneros, FAR y ERP escaparon a Chile. Otros diecinueve se rindieron en el aeropuerto, al no poder abordar el avión que los trasladaría.Fueron llevados a la Base Aeronaval Almirante Zar y, en un supuesto intento de fuga, el 22 de agosto, dieciséis de ellos murieron fusilados a quemarropa. La “Masacre de Trelew” aumentó el descrédito del gobierno y provocó nuevos atentados.

Mientras Lanusse negociaba con Perón una salida electoral que permitiera la participación del peronismo, a través del delegado de Perón en la Argentina, Héctor Cámpora, los cientos de guerrilleros presos en el Sur organizaron la fuga más célebre de la que se tuviera memoria en la Argentina, sólo superada por la que había protagonizado el 6 de septiembre de 1971 la famosa guerrilla uruguaya Tupamaros, liderada por Raúl Sendic, del penal de Punta Carretas, en la ciudad de Montevideo.

El 15 de agosto de 1972, los guerrilleros iniciaron la fuga de la cárcel de máxima seguridad de Rawson, provincia de Chubut. Para esta operación se habían unido las principales organizaciones guerrilleras —ERP, Montoneros y FAR— que tenían a sus líderes presos. De los cien guerrilleros dispuestos a fugarse, sólo lograron hacerlo los principales jefes, que, a duras penas, atravesando una zona casi desierta, llegaron al aeropuerto donde otro grupo comando había secuestrado un avión.

Los evadidos viajaron a Chile, donde ya gobernaba el presidente socialista Salvador Allende y donde las organizaciones guerrilleras argentinas tenían vínculos sólidos, no sólo con el Partido Socialista de Allende sino con el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), que dirigían el sobrino del presidente chileno, Andrés Pascal Allende, y Miguel Enríquez. De los veinticinco combatientes que habían logrado alejarse del penal en todo tipo de vehículos, sólo seis pudieron llegar a Chile y luego a Cuba.

Los diecinueve restantes quedaron varados en el aeropuerto de la ciudad de Trelew, en la misma provincia de Chubut. Se rindieron ante la Marina, el juez y la prensa bajo la promesa de que se respetarían sus vidas; sin embargo, fueron trasladados a una base aeronaval y no a un penal, como se les había prometido. En la madrugada del 22 de agosto de 1972 fueron acribillados en sus celdas. Sólo sobrevivieron tres, que contarían más tarde lo sucedido. Y años después también serían asesinados.

La conmoción política y social fue inmensa. La opinión pública descreyó de la versión oficial de que se había tratado de un nuevo intento de fuga. En los días sucesivos, hubo manifestaciones en las principales ciudades de la Argentina. Y más de sesenta bombas fueron colocadas en protesta por la matanza. Peronistas, radicales, intransigentes, socialistas, comunistas, trotskistas y demo-cristianos condenaron al gobierno.

Perón, por su parte, calificó las muertes de «asesinatos» y la CGT declaró un paro activo de catorce horas. El gobierno prohibió velar en público a los guerrilleros y Lanusse envió emisarios a Chile para solicitar la extradición de los prófugos con la intención de juzgarlos como delincuentes comunes. Allende no cedió a la presión y les otorgó el salvoconducto para La Habana. Los entretelones de su decisión trascendieron muchos años después.

En la reunión con sus ministros en la que debía tomar la decisión, el presidente chileno, que sería derrocado por Augusto Pinochet en 1973, dijo: «Chile no es un portaviones para que se lo use como base de operaciones. Chile es un país capitalista con un gobierno socialista y nuestra situación es realmente difícil. La disyuntiva es entre devolverlos o dejarlos presos… Pero éste es un gobierno socialista, mierda, así que esta noche se van para La Habana».
El asesinato de los prisioneros que se habían rendido, conocido inmediatamente como «La masacre de Trelew», marcó el comienzo del fin del gobierno de Lanusse. Tres meses después, Lanusse permitió que Perón regresara a la Argentina luego de dieciséis años de exilio.

masacre trelew

El 22 de agosto la Armada Informó que, en un nuevo Intento de fuga, habían muerto 16 de ellos, pero los tres sobrevivientes dieron testimonio de una masacre premeditada. La solidaridad que el hecho despertó en el peronismo (el PJ decidió velar a tres de los caídos en su sede central) y en la sociedad en general convenció a la guerrilla de su tesis sobre la «escalada». Y llevó a los militares a sacar conclusiones que serían aún más perjudiciales para el futuro del país: dado que no se podía quebrar la voluntad de lucha de esa militancia en las cárceles, y que su muerte a plena luz del día producía mártires aún más peligrosos, la solución sería combatirla con el método del secuestro y la desaparición.

 

Relato de los sucesos de Trelew
Fuente Consultada: María Soane «Todo o Nada»

Eran, exactamente, las 18:00 hs. del martes 15 de agosto de 1972. Cuando comenzó la fuga, Osatinsky disparó sobre el guardia cárcel Juan Gregorio Valenzuela, que intentó impedir el escape, matándolo. Los guerrilleros lograron copar el penal. Los sindicalistas presos habían decidido no participar en la fuga. Los primeros en alcanzar la puerta fueron Santucho, Menna, Osatinsky, Vaca Narvaja, Gorriarán Merlo y Quieto.

Los guerrilleros estaban numerados para el orden de fuga del 1 al 110. Cuando ya estaban afuera de la cárcel, Santucho y los demás no encontraron los camiones que debían estar esperándolos para llevarlos al aeropuerto de Trelew; los tiros adentro de la cárcel los habían dispersado. El primer contingente de los seis máximos jefes guerrilleros tomó el único coche que había permanecido (…) Los 19 guerrilleros restantes, que habían logrado salir, llamaron desde la guardia penal a taxis y remises. Llegarían al aeropuerto de Trelew con un retardo fatal.

Santucho y el primer grupo entraron al aeropuerto cuando el avión de Austral —un BAC con 96 personas a bordo— estaba carreteando. Santucho cruzó la pista corriendo junto a Vaca Narvaja que, disfrazado de mayor del Ejército, hizo señas al avión para que parara. De la torre de control no entendían lo que estaba sucediendo. El avión se detuvo en ese momento porque los guerrilleros que habían subido antes en Trelew (…) ocuparon la cabina y amenazaron al comandante de a bordo.

Los primeros seis guerrilleros subieron, y ordenaron esperar unos minutos. (…) El piloto del BAC 111 intentó resistirse. Dijo: “No hay combustible para llegar a Puerto Montt.Encañonándolo, Santucho respondió: “Pues habrá que llegar igual»

Los 19 guerrilleros arribaron al convulsionado aeropuerto cuando el BAC 111 ya estaba en el aire. Tomaron la torre de control, pero a la media hora, rodeados por la Infantería de Marina y el Ejército, negociaron su rendición. No pensaban tomar rehenes civiles. Exigían ser regresados al penal de Rawson, revisación médica para prever torturas posteriores, la presencia de jueces, abogados y periodistas.

En el momento en que el avión de Austral aterrizaba en Puerto Montt, los guerrilleros detenidos eran llevados a la base aeronaval Almirante Zar, y no al penal como se les había prometido en las negociaciones. Fueron torturados durante días.

El Ejército y la Infantería de Marina formaron el control del penal de Rawson y ocuparon la ciudad de Trelew. El presidente Lanusse siguió desde Olivos las alternativas de la fuga. Puso bajo su control personal a los efectivos militares. (…)

El 22 de agosto a las 3.30 de la madrugada los 19 prisioneros de la base Almirante Zar fueron acribillados, supuestamente por una patrulla a cargo del capitán de corbeta Luis Emilio Sosa, y el teniente Roberto Bravo. (…) El gobierno explicó que se habla tratado de un intento de fuga. Los tres sobrevivientes de la masacre lo desmintieron.

El presidente Lanusse asumió, como comandante en jefe, la responsabilidad de lo actuado por la Marina. La versión oficial la difundió el jefe del Estado Mayor Conjunto, contraalmirante Hermes Quijada.

La noche del 22, el gobierno sancionó la ley 19.797 que prohibía la difusión de informaciones sobre o de organizaciones guerrilleras. En los días sucesivos, hubo manifestaciones en las principales ciudades de la Argentina. Y más de 60 bombas fueron colocadas en protesta por la matanza.

(1) Libro Negro de la Segunda Tiranía. Autores varios. (Editado por orden del decreto ley 479/56). 1958.
(2) Archivo particular de Roberto Baschetti.

Fuente Consultada:
Argentina El Siglo del Proceso y la Oscuridad (1900-2003) María Seoane

masacres humanas

 

Masacre de Nanking En China Por Japon La Violación de Nanking Causas

CAUSAS DE LA VIOLACIÓN DE NANKING POR JAPÓN
Crímenes de Guerra

Durante dos meses, los soldados se excedieron, violaron a siete mil mujeres, mataron a cientos de miles de soldados desarmados y civiles, y quemaron un tercio de las casas de Nanking. En 1946, por las atrocidades de Nanking, sólo fue ejecutado un general japonés.

Después que Japón se apoderase de la región china de Manchuria (1931) y la provincia Yejé (1933), los japoneses estaban esperando un pretexto para invadir y ocupar la totalidad de China. Ese pretexto se produjo en julio de 1937, cuando los soldados japoneses participaban con ejercicios militares en territorio chino y  las tropas chinas provocan un estado de tensión al realizar algunos disparos. Los japoneses utilizaron este incidente como excusa para librar una guerra contra China.

Chino en Nanking (ahora conocida como Nanjing) están siendo enterrados vivos por las tropas japonesas que compiten unos con otros para inventar nuevas y horribles formas  de matar chinos a los que considera como sub-humanos.Esta fotografía fue tomada por un japonés y se reveló en una tienda de fotografía de propiedad japonesa. Un técnico fotográfico chino hizo copias que fueron sacadas de contrabando hacia China.


El 13 de Diciembre de 1937, las tropas japonesas ingresaron en la ciudad de Nanking (actual Nanjing), en el curso de la invasión que el Imperio Japonés lanzó contra China antes de la Segunda Guerra Mundial.

Durante ocho semanas, 50.000 soldados japoneses masacraron a 300.000 civiles en la ciudad, con métodos de la peor brutalidad. Los niños eran lanzados al aire para que se ensartaran en las bayonetas.

Japón invadió las provincias del norte de China y rápidamente capturaron la antigua capital china de Pekín (ahora se llama de Beijing). En el desarrollo  de esta guerra, los japoneses adoptaron una política deliberada de salvajismo en la expectativa de que podían quebrar la voluntad de resistencia de los chinos.

Aunque mal entrenados y equipados, el ejército chino opuso una fuerte resistencia a los ejércitos de Japón, que si estos poseían  una superioridad abrumadora en número, entrenamiento y armas.

Las tropas japonesas respondieron a la resistencia china con una reacción salvaje de embarcarse en orgías de asesinato, violación y saqueo que conmocionó al mundo civilizado de la época, y que ahora  ha quedado en el olvido en muchos países occidentales, donde la enseñanza rigurosa de la historia se ha convertido en una disciplina descuidada o con parcialidades.

Si bien la lucha continuaba en el norte de China, los japoneses lanzaron un segundo frente en la ciudad de Shanghai en la costa oriental de China. A pesar de la resistencia determinada por las tropas nacionalistas chinas, los japoneses capturaron  Shanghai , en noviembre de 1937.

Para hacer una exposición de su brutalidad en el mundo occidental, los japoneses enviaron a cientos de prisioneros de guerra chinos hasta la costa del río, y los mataron fríamente con ametralladora a la vista de los observadores horrorizados que se encontraban a bordo de  buques extranjeros amarrados en el río.

Habiendo capturado Shanghai, los japoneses fueron capaces de moverse por el río Yangtze y poner sitio a la capital de Nanking Nacionalista (ahora se llama Nanjing).

No es posible documentar aquí la totalidad de los horrores vivido por los chinos en las manos de los japoneses entre 1937 y 1945. Aquí sólo se menciona  la Violación de Nanking (ahora se llama la Masacre de Nanjing), que es el mejor documento de las atrocidades japonesas en China debido a la presencia de los observadores occidentales que fueron testigos  de la masacre en masa, violación y saqueo que los japoneses infligieron a la desafortunada población, capital china.

Los japoneses estaban furiosos por la fuerza de la resistencia china, y cuando Nanking (capital Nacionalista de China) cayó en diciembre de 1937, las tropas japonesas  inmediatamente sacrificaron a  miles de soldados chinos que se habían rendido ante ellos.

Los japoneses detuvieron luego cerca de veinte mil  jóvenes chinos y los transportaron en camiones fuera de las murallas de la ciudad donde fueron asesinados en una masacre masiva. Las tropas japonesas siguieron con el saqueo brutal de Nanking, seguido de bestiales matanzas y violación de la población.

Durante seis semanas, la vida de los chinos en Nanking se convirtió en una pesadilla. Bandas de soldados borrachos  recorrian la ciudad, asesinando, violando, saqueando y quemando a su antojo.

Los civiles chinos  fueron detenidos en la calle, y al encontrar que no poseían nada de valor, eran asesinados de inmediato. Al menos veinte mil mujeres chinas fueron violadas en Nanking durante las primeras cuatro semanas de la ocupación japonesa, y muchas fueron mutiladas y muertas cuando las tropas japonesas habían terminado con ellas.

Las tropas japonesas fueron animadas por sus oficiales de inventar nuevas formas y cada vez más horrible de masacrar a la población china de la ciudad. Cuando los cuerpos de los asesinados chinos ahogaron las calles y las alcantarillas se tiñeron de rojo con su sangre, los japoneses se vieron obligados a perfeccionar sus métodos de masacre en el interés de prevenir la propagación de la enfermedad.

Los lotes de civiles chinos fueron detenidos y conducidos en enormes pozos donde eran atados y enterrados vivos.

Muchos chinos fueron utilizados para la práctica la bayoneta, o vertían gasolina sobre las víctimas y muchos eran quemados vivos. Los cuerpos de miles de víctimas eran arrojados en el río Yangtze hasta que el río se transformó de color rojo sangre.

Tras el saqueo de Nanking de cualquier cosa de valor, los japoneses comenzaron los incendios que destruyó un tercio de la ciudad.

LA MASACRE DE NANKINGIndependiente de los observadores extranjeros de la Violación de Nanking, incluyendo un hombre de negocios alemán y miembro del partido nazi llamado John Rabe (imagen), se horrorizaron al ver a civiles chinos, tanto hombres como mujeres, ancianos y niños pequeños, condenados a muerte por las tropas japonesas con una brutalidad terrible.

Rabe trató de salvar a tantos chinos como pudo a través de  la creación de una zona de seguridad en su propiedad. Hizo un llamamiento a Adolf Hitler para intervenir, pero el líder nazi rechazó su apelación.   Fehacientes pruebas independientes de la magnitud de la masacre de Nanking , surgió en 1996 con la publicación del registro diario de John Rabe de la masacre.

Los soldados japoneses parecían estar muy dispuestos a ser fotografiados con las espadas en alto al lado de sus víctimas, y en el acto de asesinar a sus víctimas, y posando con sus víctimas muertas en los hoyos. Las atrocidades cometidas por las tropas japonesas en Nanking se dieron a conocer ampliamente por los observadores extranjeros, incluidos los corresponsales de prensa.

Cuando el alto mando japonés se dio cuenta de todo el ámbito de los horrores perpetrados por las tropas japonesas en Nankín, se hicieron considerables esfuerzos para destruir la evidencia de la atrocidad.

Iris Chang dá una explicación muy detallada de la extensión y naturaleza de las atrocidades japonesas en Nanking en su libro «La Violación de Nanking» (publicado 1997). Las horripilantes  fotografías en su libro sobrevivió al intento por parte del alto mando japonés para encubrir las atrocidades de Nankín, porque los autores encomendaron las ampliaciones de las fotografías en una  tienda de fotográfica de propiedad japonesa en Shangai y un empleado chino secretamente hizo copias adicionales y las contrabandeo fuera de China.

Los jueces del Tribunal Internacional Militar para el Lejano Oriente (también conocido como el Tokyo War Crimes Trials)estaban dispuestos a aceptar que al menos 200.000 civiles chinos y prisioneros de guerra fueron masacrados por los japoneses en las seis semanas después que Nanking cayó.

Los jueces estaban dispuestos también a aceptar que el número de muertos sería mucho mayor si las estimaciones del número de chinos quemados vivos por los japoneses en fosas de masacres en masa mas los cuerpos arrojados en el río serian mayores. Muchos historiadores no japoneses están dispuestos a aceptar que la masacre de Nanking podría haber llegado tan alto como 370.000 víctimas.

La brutalidad espantosa que aparecen por las tropas japonesas en Nanking no fue el único caso, y se ha estimado por especialistas  historiadores que varios millones de civiles chinos y prisioneros de guerra fueron asesinados en el curso de la guerra no declarada de Japón a China entre 1937 y 1945.

A pesar de la evidencia fotográfica y testimonios independientes, el gobierno japonés se niega a reconocer  y no  permite que en las escuelas se les diga la historia completa de la masacre, violación y saqueo que tuvo lugar en Nanking en 1937.

En los últimos años, el gobierno japonés ha hecho una pequeña concesión al peso de la crítica internacional y local de esta censura, permitiendo referencias breves y vagas en los libros de historia a la Violación de Nanking (Masacre de Nanjing), pero las atrocidades que se describen como «Nanjing Incidente » y el texto sugiere que las víctimas murieron durante la batalla por la ciudad, y no en una masacre horrible que tuvo lugar durante las seis semanas que siguieron a la caída de la ciudad.

Incluso estas pequeñas concesiones a la verdad histórica son objeto de ataques en Japón desde los militaristas y los neo-nacionalistas.LA MASACRE DE NANKING

El neo-nacionalistas,  primer ministro japonés, Junichiro Koizumi, y miembros prominentes del Parlamento de Japón, y demás académicos superiores, como el profesor Nobukatsu Fujioka de la Universidad de Tokio, cree que estas concesiones han ido demasiado lejos, y que los libros de texto deben ser censurados para eliminar todos las referencias a la culpabilidad de guerra japoneses y las atrocidades, y para inculcar el orgullo nacional en lugar de vergüenza.

Después de la guerra, el Tribunal de Tokio juzgó al general Iwane Matsui (imagen izq.) bajo el cargo de crímenes contra la Humanidad, por los hechos de la Masacre de Tokio. Fue condenado, y ahorcado en 1948. Sin embargo, revisando antiguos archivos, la historiadora Iris Chang ha destacado que Matsui estaba enfermo en aquellos días.

 

Geografia de las Islas Malvinas Relieve Clima Ubicacion Lluvias

Geografía de las Islas Malvinas
Relieve ,Clima, Ubicación y Lluvias

GEOGRAFÍA DE LA REGIÓN: La reconquista de los archipiélagos australes tiene un significado geográfico y, por ende, estratégico, mucho más vasto que lo que en primera instancia podría parecer.

Esta enorme región se extiende desde los 35°30′ latitud S hasta el Polo Sur, y desde el meridiano de 20° 10′ de longitud O. (200 millas al este de la isla Jorge, perteneciente al archipiélago de las islas Sandwich del Sur) hasta los 74° de longitud O. Comprende una superficie de aproximadamente 5.800.000 km², de los cuales alrededor de 982.000 km² corresponden a tierras y el resto a aguas atlánticas y antárticas.

Considerando la amplitud y la diversidad de este espacio de soberanía argentina, es conveniente subdividirlo en estos grandes sectores: Tierras insulares, Antártida Argentina y océanos, mares, fondo y subsuelo marino.

TIERRAS INSULARES
Comprende el archipiélago de las Malvinas, las islas Picton, Nueva, Lennox e islas próximas, isla de los Estados, y los archipiélagos de las Georgias del Sur, Sandwich del Sur y Oreadas del Sur.

Archipiélago de las Malvinas
Emerge de la plataforma epicontinental argentina entre los 51° y 52°30′ de latitud S. y los 57°45′ y 61° 15′ de longitud O, a una distancia de aproximadamente 500 km.. de la costa patagónica. Su superficie es de 11.718 km² y cuenta con alrededor de 2.000 habitantes.

Geológicamente guarda relación con la Patagonia argentina, ya que pertenece a la misma formación que ésta. La separación actual está originada en el hundimiento de tierras antiguamente emergentes provocado por los hielos del cuaternario.

El archipiélago está constituido por más de un centenar de islas e islotes. Cuenta con dos grandes islas: la Gran Malvina u occidental y la Soledad, separada por el estrecho de San Carlos, además de éstas , las de mayor tamaño son las de Sebaldes, Borbón, Trnidad , San Rafael, Goicochea y San José, ubicadas al oeste de la Gran Malvina y las islas de Aquila, Jorge y Bouganiville, que rodean al sur y sudeste a la isla Soledad.

El relieve de las islas es monótono, de planicies onduladas fuertemente erosionadas. La isla Soledad presenta, al norte, numerosas lomadas y cerros aislados donde se destacan los montes Alberdi (684 m), Rivadavia y Vernet; en esta zona, sobre la Bahía de la Anunciación, está la localidad de Puerto Argentino. La parte sur de la isla es un área de llanuras.

En el norte de la isla Gran Malvina se encuentra el cerro más alto del archipiélago: el monte Independencia, de 689 m.

En los terrenos bajos y anegadizos de casi todas las islas existen turberas, que proporcionan combustible para consumo doméstico de los habitantes. Son característicos de estas islas los llamados «ríos de piedra» consistentes en un cauce fluvial ancho cubierto por peñascos y rocas, con poca agua, que han tenido su origen en procesos glaciarios.

Las costas presentan un amplísimo desarrollo y en ellas se destacan las rías, que son valles angostos, de hundimiento muy apto para fondeaderos y puertos naturales. La extensión total de estas costas alcanza a más de 4.000 km., superando en longitud a las patagónicas.

El clima malvinense es frío oceánico, con alta frecuencia de días nublados, lluviosos y ventosos. Los promedios térmicos mensuales oscilan entre 9°C, en el verano y 2° C en invierno. En Puerto Argentino el promedio de lluvias es de 670 mm anuales, sin estación seca. La vegetación es de tipo esteparia sub arbustiva, de pastos bajos, duros y matas acojinadas, con gran desarrollo de gramíneas, musgos y líquenes, sin árboles originarios. Sobre las costas existe una extraordinaria variedad de algas. La fisiografía malvinense está notablemente asociada con la Patagonia y con el mar Argentino.

Islas Picton, Nueva, Lennox e islas próximas
Las tres primeras están ubicadas sobre el océano Atlántico, al oriente del Canal de Bea-gle y de la isla chilena Navarino, y al sur del Canal Moat. Los pasos Picton, Oglander y Goree separan a las Picton y Lennox del territorio chileno.

Son islas de relieve montañoso, de costas elevadas y acantiladas con pocos desplayados; tienen clima frío-húmedo y vegetación esteparia, siendo aptas para la cría de ganado ovino.
Por su posición geográfica tienen especial valor estratégico como proyección hacia los mares australes y hacia la Antártida.

Además de las mencionadas, se encuentran en jurisdicción argentina la isla Gable, en el canal de Beagle, y en la parte austral del archipiélago fueguino, un conjunto de islas rocosas de escarpadas costas: son ellas el archipiélago de las Wollaston, las islas Sesambre, Evout, Freycinet, Barnevalt y Deceit y en el límite austral la isla de Hornos con el cabo que marca el hito geográfico de separación de los océanos Pacífico y Atlántico.

Isla de los Estados e encuentra entre los 54°35′ y 55° de latitud Sur, y entre los meridianos de 63° 50′ y 64°45′ de longitud Oeste. Está separada de la Isla Grande de Tierra del Fuego por el estrecho de Le Maire.

Su relieve montañoso, prolongación de los Andes fueguinos, representa el comienzo del llamado Arco de las Antillas Australes. Su máxima altura es el monte Buckland, de 654 m, siendo su altura promedio de 300 a 500 metros.

Tiene costas muy escarpadas, la vegetación es esteparia patagónica y el clima frío húmedo, con alta frecuencia de días con cielo cubierto. Al norte de la isla, de casi 70 km. de longitud, se encuentran las pequeñas islas de Año Nuevo, la mayor de las cuales es la Observatorio.

Archipiélago de las Georgias del Sur
Entre la isla de los Estados y las Goergias, formando parte del arco Antillano Austral, se encuentra el banco Namuncurá o Burwood, que es una elevación del lecho oceánico que cuenta con menos de 100 m de profundidad y donde, por sus estructuras sedimentarias, sería posible encontrar reservas petrolíferas.

El archipiélago de las Georgias, de 4.154 km² de superficie, se encuentra entre los 35° 54′ y 38° 10′ de longitud Oeste y entre los paralelos de 53°50′ y 54°50′ de latitud Sur. La principal isla es la de San Pedro que, en forma de arco, se extiende de noroeste a sudeste a lo largo de 180 km.. Otras islas menores del archipiélago son: Bird, Annenkov, Cooper y diversos islotes. El relieve, muy montañoso, alcanza en el monte Paget los 2.804 m; las nieves cubren las montañas en casi toda la isla, dado que el límite de las nieves persistentes se halla a los 500 m de altura.

El clima es frío húmedo, nival en invierno, con vegetación sin árboles, de matas estepa-rias, musgos y liqúenes. Sus costas son de paredes abruptas y tachonadas de arrecifes, donde en una pequeña bahía del norte se encuentra el asiento pesquero de Gritviken. La soberanía argentina sobre las mismas tiene antecedentes que se remontan a su descubrimiento por España en 1756.

Archipiélago de las Sandwich del Sur
Se extiende en el Atlántico, bañadas por el mar de Scotia, entre los 56° y 60° de latitud Sur, y los 26° y 28° de longitud Oeste, determinando un suave arco de 330 km.. con una superficie de 300 km². Sus principales islas son: Savodovsky Leskov, Visokoi, Saunders, Jorge, Blanco y el grupo Thule del Sur, en una de cuyas islas, la República Argentina ha instalado un destacamento naval.

Las islas son de forma cónica, respondiendo a su origen volcánico, del que todavía se manifiestan emisiones de vapor y pequeños sismos. Tienen poca altura sobre el nivel del mar y sólo poseen una vegetación de musgos y liqúenes, configurando por la escoria volcánica y las nieves un paisaje desolador. Al oriente de las mismas, el lecho oceánico tiene una de las más profundas fosas marinas, pues alcanza los 8.273 metros.

Archipiélago de las Orcadas del Sur
Este importante archipiélago se localiza, entre los 60°30′ y 60°50′ de latitud Sur y 44° -30′ y 46°50′ de longitud Oeste, siendo su superficie de 1.064 km². Sus principales islas son: la Coronación, muy escarpada y donde en el cerro Noble se alcanzan los 1.642 m de altura; la Laurie, que posee el observatorio científico más antiguo instalado por la Argentina en el Antártico (1904); las islas Powell, Signy y las Inaccesibles completan, con islotes menores, el archipiélago. Están prácticamente cubiertas de nieves permanentes y glaciares, con musgos y líquenes cubriendo las rocas. Las temperaturas, salvo durante enero y febrero, son inferiores a 0°C, con medias de casi—11°C, en julio.

Las precipitaciones, muy frecuentes, son cercanas a 450 mm anuales y los vientos del sur originados por el anticiclón del Antártico, son violentos. El mar permanece cubierto de una banquiza o park de hielo gran parle del año. Por su latitud están comprendidas en la porción antartica argentina.

ANTÁRTIDA ARGENTINA
La Antártida Argentina, por la especificidad del tema, merece un tratamiento aparte, por lo que se dejará para otra ocasión, en la que se pueda singularizar su trascendencia para los intereses nacionales.

OCÉANOS, MARES, FONDO Y SUBSUELO MARINO
Tomando en cuenta el mar epicontinental, el talud continental submarino, el Mar Antártico Argentino y el mar adyacente a las Georgias (San Pedro) y Sandwich del Sur, la Argentina ejerce jurisdicción sobre unos 4.900.000 km² de los mares australes. Dentro de esta vastedad oceánica pueden diferenciarse claramente tres regiones marítimas: el Mar Epicontinental Argentino, el Mar Antártico y el Mar de las Antillas Australes, desde cabo de Hornos a las Shetlands, pasando por el Banco Namuncurá, San Pedro, Sandwich, Oreadas y la Antártida.

En el Mar Epicontinental la República mantiene jurisdicción sobre un mar de 200 millas náuticas y, además, sobre el mar que cubre a la plataforma hasta los 200 ni de profundidad, aunque ya debemos hacer reserva de derechos sobre el talud continental y la llanura abisal submarina del Atlántico Sur hasta la dorsal submarina de este océano.

Actualmente la extensión oceánica hasta las 200 millas y los 200 m de profundidad re-presentan poco más de un millón de kilómetros cuadrados. Este Mar Argentino puede dividirse en tres secciones: el sector bonaerense, entre los paralelos de 35° S y 41° S, cuya superficie es de unos 260.000 km²; el sector patagónico, entre los 41° S y 52° 30′ S, que incluye a las Malvinas, con casi 600.000 km², y el Mar de Tierra del Fuego, entre los 52° 30′ y los 56° S, que comprende desde el estrecho de Magallanes al cabo de Hornos, con una superficie de 200.000 km².

La plataforma submarina abarca una superficie de 975.000 km² y se extiende desde la prolongación sobre el Atlántico de la bisectriz que marca el límite del río de la Plata, hasta la Isla de los Estados y el área adyacente a las Picton, Nueva, Lennox, Deceit, Barnevelt, y el cabo de Hornos. Su ancho varía desde 240 km. frente a Mar del Plata, 475 km. frente a la península Valdés, 880 km. en Comodoro Rivadavia y 850 km. a la latitud de las Malvinas. Su declive es suave y escalonado hacia el este, siendo una de las plataformas más extensas del mundo.

Durante la era cuaternaria formaba parte de las tierras emergidas, pero la invasión de glaciares sobre el extremo sur del continente determinó por su peso el hundimiento del sector oriental de la Patagonia originando la plataforma, la cual posee un relieve similar al territorio patagónico emergido.

Su límite alcanza profundidades que oscilan entre 145 m y 175 m, para luego descender bruscamente hasta profundidades de 5.000 m en la llanura abisal argentina del Atlántico Sur. Nuestras costas se extienden por unos 5.330 km. pero, incluyendo las costas malvinenses y de los demás archipiélagos, se superan los 10.000 km. de cosías argentinas.

RECURSOS NATURALES

Uno de los aspectos centrales de la cuestión Malvinas se relaciona con el uso y aprovechamiento de los recursos naturales. Es una discusión estratégica en la que está en juego no solo el presente de la flora, fauna y minerales disponibles sino su preservación a futuro.

El Mar Argentino y las aguas del Atlántico Sur contienen numerosas especies con alto valor alimenticio y comercial. La superficie marítima ocupada por Inglaterra es veintitrés veces la superficie territorial de las Islas Malvinas. Los principales recursos que se explotan son:

* Krill, también llamado camarón antártico con un tamaño de 3 a 5 cm. y un alto valor proteico es el alimento fundamental de peces, aves, focas y ballenas. Su potencial de reservas en el Mar Argentino y Antártico es similar al total de la pesca marina que se captura actualmente en los mares de todo el mundo.

* Plancton vegetal y algas: las aguas argentinas contienen verdaderos «bosques»‘ submarinos que se destinan al alimento humano y del ganado. También sirve para la producción de elementos industriales.

* Crustáceos y moluscos; langostinos y almejas, mejillones y camarones, centollas y pulpos, y diversos tipos de calamares. Todos ellos de alto valor alimenticio.

* Peces: abundan la anchoa, atún, bacalao, caballa, corvina, sardina fueguina, pejerreyes de mar y principalmente merluzas.

Otros recursos
* Actividades ganaderas: la explotación de ganado ovino es también importante en las islas.

* Minerales: existen concentraciones de gran valor metálico llamadas nódulos polímetálicos, importantes para la industria de los aceros. Sí bien por ahora la producción no resulta rentable, empresas de países centrales (entre ellas, Estados Unidos y Gran Bretaña) invirtieron millones de dólares en investigar esto con vista a futuras extracciones.

La PESCA representa la principal fuente de ingresos de los isleños: el 82% del total corresponde al calamar. Una de las actividades más rentables de las islas es la venta de licencias de pesca en zonas de «protección pesquera» a compañías transnacionales. El área vedada a la pesca de los buques argentinos fue determinada unilateralmente por el gobierno imperial en el año 1986. Y aunque en 1990 nuestro país firmó acuerdos de conservación conjunta de los recursos pesqueros; Gran Bretaña no los cumple. Entre las consecuencias desfavorables para el ecosistema se encuentra la sobre pesca, sufrida especialmente por la merluza.

En las islas existen importantes reservas de PETRÓLEO y GAS. Desde 2010 una plataforma exploratoria de última tecnología, la Ocean Guardian, realizó las primeras excavaciones y descubrió yacimientos potencialmente explotables. Con este hecho, Gran Bretaña violó lo establecido por las resoluciones que sostienen que donde haya disputas por soberanía, las partes deben «abstenerse de llevar adelante acciones unilaterales». Por esa misma razón, todas las exploraciones británicas en Malvinas son ilegales y, por ende, nuestro país no las reconoce.

En el futuro la ocupación ilegítima de los ingleses podría generar otras disputas: una está relacionada con el dominio estratégico del AGUA CONTINENTAL, la otra con la soberanía de la ANTÁRTIDA.

Descubrimiento de las Islas Malvinas Porque son Argentinas? Historia

Descubrimiento de las Islas Malvinas

HISTORIA DE LAS ISLAS MAVINAS:
Los títulos argentinos surgen de diversos factores, tanto históricos como geográficos, por lo que conviene reseñarlos.

Las Malvinas fueron descubiertas por el navio español San Antonio al mando del capitán Esteban Gómez en 1520, y recorridas en 1520 por Duarte de Barboza, también español. Ya desde entonces figuran en la cartografía de la época con el nombre de Islas de San Antonio en homenaje al buque que las avistó.

En 1600 las redescubre el holandés Sebaldt de Wert. El primer inglés que llegó a las mismas forzado por una tempestad, fue el capitán Strong, en 1690, es decir, 169 años después que los españoles, dándoles el nombre de Falklands Sound.

Numerosos viajes hacia las islas y sus adyacencias, de españoles, franceses e ingleses, se registran a principios del siglo XVIII, siendo los franceses de Saint Malo, quienes denominaron al lugar lies Malouines, de donde viene la españolización de Malvinas.

 antiguo mapa del sur argentino

El francés Bougainville’funda en 1764 Port Louis pero, ante el reclamo español, Francia las reconoce como españolas, en virtud del Tratado de Tordesi-llas, de 1494, reocupando España el lugar el 1° de abril de 1767 y denominándolo Puerto Soledad. En 1749 Gran Bretaña pidió permiso a España para construir un puerto, pero fue rechazado por ésta; de todas maneras, clandestinamente, pocos años después los ingleses fundan Puerto Egmont. Enterado Carlos III de España ordena desalojar por la fuerza a los intrusos, por lo que una escuadra española parte del río de la Plata en mayo de 1770 al mando del capitán Madariaga quien, a cañonazos, rinde a los ingleses y destruye el lugar.

Dado el honor inglés mancillado, hay un acuerdo secreto anglo-español por el que los españoles permiten regresar por cuatro años (1770-1774) a los ingleses a cambio del reconocimiento de la soberanía española en el archipiélago. Finalmente los ingleses se retiran en 1774. Entre 1670 y 1825 Inglaterra, Francia y España firmaron ocho tratados en los que se reconocía este área del «Atlántico Sur como perteneciente a España y, por ende, después de 1810-1816, a la Argentina, al independizarse nuestro país y heredar todas las posesiones, españolas (incluyendo el cabo de Hornos, el estrecho de Magallanes y las Malvinas).

Ya independizada la Argentina, el capitán D. Jewet, en 1820, con la fragata Heroína toma posesión oficial del archipiélago. En esos primeros años Argentina iza su pabellón, ocupa con colonos las islas y, en 1829, nombra a Luis Vernet comandante político y militar de las Islas Malvinas y demás islas australes hasta el cabo de Hornos, con asiento en Puerto Soledad. A todo esto Inglaterra no hace reclamaciones, salvo una, por la concesión de 1770-74, pero ante el rechazo de Buenos Aires Inglaterra no hace más reclamos.

En momentos de fuerte debilidad político-militar de Buenos Aires y ante la necesidad estratégica de una base intermedia en su línea con Australia, Inglaterra ocupa las islas por la fuerza, en enero de 1833, arriando el pabellón argentino.

Cabe destacar que ya en 1806 y 1807 Gran Bretaña intentó ocupar el río de la Plata, siendo la segunda una de las mayores expediciones militares de la época, habiendo sido completamente derrotados por el pueblo de Buenos Aires. La tercera invasión, de 1833, es protestada por el gobierno del general Rosas y todos los sucesivos y, aún en 1845, la escuadra anglo-francesa bloquea el río de la Plata, presentando batalla la Argentina en la Vuelta de Obligado y otros puntos.

Tal heroísmo —el enfrentamiento con las dos mayores potencias de la época, en momentos en que el colonialismo se repartía casi todos los continentes extra-europeos,- concitó, en esa época, al igual que hoy, la adhesión de gran parte del mundo. Dada la firmeza argentina, Inglaterra depone sus intentos en 1849 y saluda con un tratado (Southern-Arana) y honores militares a la Argentina y su pabellón azul y blanco.

También las Georgias del Sur fueron descubiertas por un navio español, el León, en 1756, siendo bautizadas islas de San Pedro. En cuanto a las Sandwich del Sur, los españoles las denominaron islas San Santiago.

Asimismo, el pasaje interoceánico del cabo de Hornos, que une los océanos Atlántico y Pacífico, fue descubierto por el capitán Hoces de la Armada Española, y llamado Pasaje o Estrecho de Hoces, no siendo propia, entonces, la denominación Estrecho de Drake como lo bautizaran los ingleses, por el corsario británico que lo atravesaría mucho tiempo después.

Toda esta vasta heredad de España fue, luego de 1810, natural herencia de la República Argentina.

Estos breves antecedentes históricos nos permiten señalar, al pasar, el rebautismo con la toponimia geográfica hispánica original, los diversos archipiélagos, australes y mares adyacentes. Así, por ejemplo, las Georgias por Islas de San Pedro, el Pasaje de Drake por Hoces, y de igual manera los diversos nombres en Malvinas y Antártida.

Proceso de Reorganizacion Nacional Galtieri y La Guerra de Malvinas

Proceso de Reorganización Nacional

GaltieriLA DERROTA POR LA GUERRA DE LAS MALVINAS MARCÓ EL FINAL DEL RÉGIMEN MILITAR. LOS ÚLTIMOS AÑOS ANTES DE LA LLEGADA DE LA DEMOCRACIAS LOS JUICIOS POR VIOLACIONES A LOS DERECHOS HUMANOS

Galtieri nació en Castelar, provincia de Buenos Aires. A los 17 años de edad ingresó al ejército, egresando del Colegio Militar de la Nación como oficial del arma de ingenieros. También fue egresado de la Escuela de las Américas.

Tras 25 años de servicio, fue nombrado comandante del cuerpo de Ingenieros del ejército en 1975, en la misma promoción que llevó a Jorge Rafael Videla a ocupar la comandancia en jefe de las Fuerzas Armadas. Fue un activo promotor del golpe de estado en 1976, sus simpatías lo llevaron a rápidos ascensos, siendo nombrado general de división en 1977 y teniente general en 1980.

En 1981 pasó a integrar la junta militar Junto con Jorge Isaac Anaya y  Basilio Lami Dozo. Este año tras la destitución de Videla como presidente y el nombramiento de Roberto Eduardo Viola, Galtieri visitó los Estados Unidos en función oficial. La administración Reagan, que consideraba el gobierno militar una fuerza afín en la lucha contra el comunismo, lo recibió cálidamente y le proporcionó información y asistencia de seguridad.

El descontento de Galtieri y otros oficiales de la línea dura con el gobierno de Viola lo llevaron a ocupar en noviembre del mismo año la presidencia de la junta militar y, un mes más tarde, a destituir a Viola para ocupar la Presidencia de la Nación.

Durante su gobierno, Galtieri retuvo el control directo de las Fuerzas Armadas Las medidas económicas del ministro de Economía asignado por Galtieri, el renombrado técnico civil Roberto Alemann, fueron no menos ortodoxas que las de sus antecesores. La restricción del gasto público, la privatización de bienes estatales y el congelamiento de los salarios llevaron a una gravísima depresión económica.

La recesión llevó al cierre de numerosas industrias (siendo Citróen y La Cantábrica las más destacadas) y a medidas drásticas de reducción de personal por parte de otras. Entre sus otro ministros se encontraban el general Ibérico Saint Jeans (en la cartera de interior) y el  doctor Nicanor Costa Méndez (Relaciones Exteriores).

Galtieri intentó lograr un arco de apoyo civil  organizando “asados multitudinarios” en su beneficio político. Como el que hizo en La Pampa al que asistieron 13 mil personas. Su sustento político se basaba en su relación con el comandante de la Armada, Isaac Anaya y en menor medida con el brigadier Basilio Lami Dozo, de la Fuera Aérea.

Galtieri, que fue descrito en círculos norteamericanos como “un general majestuoso’»,estaba convencido que la cooperación militar argentina en las operaciones antiguerrillas de la CIA en América Central, le daban el plafón internacional para cualquier aventura militarista.  Días antes de asumir el cargo de presidente de facto su aliado en la Junta Militar, Isaac Anaya, había reflotado un antiguo proyecto para invadir las islas Malvinas. Todo el plan se basaba en la relación de confianza que se tenía con los Estados Unidos. Los militares creían que la primera potencia mundial era un aliado incondicional a los intereses de la dictadura militar argentina.

Marcha y guerra Hacia adentro la situación político-social se hacía cada vez más aguda. Los partidos se reagruparon en torno de la Multipartidaria y pese a las prohibiciones las marchas de las Madres de Plaza de Mayo y de gremialistas reclamaban con creciente respaldo popular por los desaparecidos y los bajos salarios. El 30 de marzo de 1982 una protesta encabezada por la CGT Brasil lanzó a la calle a miles de manifestantes en Buenos aires y otras ciudades del país.

El resultado fue una brutal represión que produjo heridos, un muerto en la ciudad de Mendoza y cientos de detenidos. Mientras los gases lacrimógenos dispersaban a los manifestantes-, unidades de la Armada transportando tropas de las diversas armas se preparaban para iniciar un operativo bélico en los mares australes. A pesar de la difusión de algunos incidentes en torno de las Georgias del Sur nadie imaginaba lo que estaba por venir.

Cuando se conocieron los hechos en la mañana del 2 de abril, la situación dio un giro dramático. Dos días después de aquella marcha opositora del 30 de marzo nuevamente la Plaza De Mayo se llenó de gente esta vez para aplaudir la recuperación de las islas Malvinas. Había pocas banderas que podían concitar mayor acuerdo popular que la recuperación de las islas Malvinas.

Con muy escasas excepciones dirigentes políticos, sindicalistas; empresarios, religiosos se sumaron a la convocatoria. Y la asunción de general Benjamín Menéndez como gobernador de las islas el 7 de abril contó con la presencia de personalidades de todo el arco político, cultural, religioso y empresario.

La rendición Las operaciones militares fueron seguidas con una alta dosis de triunfalismo que luego se convirtió en angustia cuando los ingleses hicieron capitular al ejército en Puerto Argentino. La rendición de Benjamín Menéndez, gobernador de las Islas Malvinas desató una crisis terminal Los generales derrotaron a Galtieri y la opinión pública dio un vuelco brutal. En medio de una situación ingobernable, con miles de desaparecidos, muertos. en combate en las islas Malvinas, exilados y asesinados por grupo de tareas, el general Reynaldo Bignone reemplazó a Galtieri con el apoyo del Ejército y de su nuevo comandante, el general Cristino Nicolaides.

En su mensaje al país el 1ro. de junio Bignone señaló: “la Nación vive un momento difícil y grave  de su historia y asumo el gobierno  con una misión clara concreta, institucionalizar al país a mas tardar en marzo de 1984«. Comunicó el levantamiento de la veda política y se refirió a los partidos políticos como piezas fundamentales del sistema republicano “.

Entre los militares el impacto de la derrota en Malvinas, la rendición, el descontento de los mandos medios con los superiores, la sospecha de un posible “juicio” por las desapariciones y asesinatos durante el combate con la guerrilla generó una situación altamente conflictiva. Pero el ocaso del Proceso de Reorganización Nacional era irremediable y los años por venir no crían fáciles para los gobiernos democráticos. El estado de destrucción del aparato productivo no tenía precedentes y la retirada de la Dictadura dejó al país en un estado emergencia nacional.

Fuente Consultada: Malvinas La retirada Editorial Perfil

Usurpacion Inglesa de las Islas Malvinas en el Gobierno de Rosas

Usurpación Inglesa de las Islas Malvinas

La usurpación inglesa de las Malvinas: un acto pirático.

El gobierno de Balcarce nombró comandante civil y militar interino de las Malvinas (en reemplazo de Vernet) al sargento mayor José Francisco Mestivier. Igualmente se aprestó a la goleta Sarandí, al mando de José María Pínedo con cincuenta soldados. Ambos jefes iban provistos de precisas instrucciones tendientes a la organización civil, comercial y militar de las islas.

Usurpacion Inglesa de las Islas MalvinasEl 23 de setiembre de 1832, partió la Sarandí y quince días después estaba en Puerto Soledad.

 Pero otros incidentes esperaban a los habitantes de las islas. El 30 de noviembre el gobernador Mestivier debió hacer frente a una sublevación interna que le costó la vida. Fueron momentos de confusión y terror a los que puso fin Pinedo, encarcelando a los cabecillas.

No se habían apagado aún los ecos de este hecho, cuando un barco inglés hacía su entrada en el puerto: era la fragata Clío. “La inacabable discusión de la soberanía sobre el archipiélago —dice Caíllet Bois— llegaba a su punto final. La fuerza iba a dominar el derecho”.

La fragata de bandera inglesa Clio, comandada por el capitán John James Onslow, hizo su aparición en las islas el 20 de diciembre de 1832, y después de incursionar por las inmediaciones de Puerto Egmont, se presentó frente a Puerto Soledad (2 de enero de 1833). Pinedo envió a dos de sus oficiales a bordo de la Clio para requerir al capitán inglés el motivo de su presencia.

Onslow, no tardó en ir personalmente a bordo de la Sarandí donde impuso al jefe argentino del tenor de sus instrucciones: por disposiciónde S.M.B. tenía orden de tomar las islas Falkland y concedía veinticuatro horas a Pinedo para arriar la bandera argentina y proceder a la evacuación. Las protestas del comandante Pinedo fueron inútiles. “Onslow, cortés, —frío y pulido como un hielo observa Groussac, sólo se limitó a indicar que haría llegar sus instrucciones por escrito.

Ataque a las Malvinas en 1833

El jefe de la Sarandí consideró que toda resistencia sería vana y se limitó a dejar un colono llegado con una de las expediciones de Vernet, Juan Simón, como comandante provisional. El pabellón argentino no fue arriado. Un oficial inglés se encargó de hacerlo, para remitirlo luego a bordo de la Sarandí, donde Pinedo había embarcado todas sus fuerzas.

El 3 de enero los ingleses tomaron posesión de Puerto Soledad: la usurpación quedaba consumada. Pero la corbeta inglesa no prolongaría mucho su estadía en las islas. Cumpliendo órdenes del almirantazgo dejó a un súbdito británico — el despensero irlandés Dickson— corno custodio de la bandera inglesa. La Sarandí, mientras tanto, llegaba a Buenos Aires el 15 de enero con la infausta noticia.

Con este hecho, un nuevo y prolongado período habría de iniciarse frente a la agresión inglesa: el de la reclamación diplomática, cuyas alternativas se proyectarían por espacio de casi ciento cincuenta años.

El 2 de abril de 1982, la República Argentina a través de un operativo militar, intentó restituir las islas a la soberanía nacional cumpliendo así, con un unánime anhelo del pueblo argentino.

Sin embargo los ingleses poseedores de un material bélico superior y apoyados por algunas potencias, enfrentaron a las fuerzas argentinas, que debieron rendirse el 14 de junio. Se iniciaron entonces las reclamaciones de nuestro país en los foros internacionales.

LA PRIMER REACCIÓN ARGENTINA

defensa del gaucho rivero

1910: Guerra Japon Corea

1910: Guerra Japon Corea

1910: Guerra Japon CoreaJapón, animado por su victoria militar definitiva s e los rusos en Manchuria, dirigió su ávida mirada hacia Corea, un subdesarrollado reino del oeste, a causa de su situación estratégica. El 22 de agosto de 1910 la realidad implícita de las relaciones entre Japón y Corea se hizo explicita: Japón se anexó oficialmente el protectorado.

Las intenciones de Japón se habían ido vislumbrando desde 1905, cuando obligó a los ministros de Corea a firmar el tratado que convirtió al país en un protectorado japonés: el objeto era la dominación total.

Bajo los términos del protectorado, Japón asumió el control de la administración interna y de la política exterior de Corea. Dos años más tarde, el emperador coreano Kojong se vio obligado a abdicar en favor de su hijo Sunjong, mucho más manipulable. En 1909 la judicatura cayó bajo el control japonés, ya continuación las fuerzas policiales. El tratado coreano-japonés de 1910, con el que Corea cedía a Japón sus derechos de soberanía, se negoció en estricto secreto. Cuando se hizo público, la anexión era ya un hecho consumado.

Japón instauró un reino de terror para asegurarse que no se repitieran las protestas violentas y los alzamientos suicidas de 1905 y 1907: los soldados patrullaron Seúl, los censores eliminaron las críticas de los diarios y la policía suprimió las organizaciones nacionalistas.

Los demás países estaban alerta. Estados unidos ya había aprobado de forma tácita la anexión en el tratado de Portsmouth de 1905, según el cual reconoció formalmente la supremacía de Japón sobre Corea. A las otras potencias extranjeras, particularmente a Gran Bretaña, sól5 les preocupaba que la anexión pudiera poner en peligro sus intereses financieros y sus derechos.

Japón se había convertido en la potencia más poderosa de Asia y este acontecimiento marcó el comportamiento del gobierno de los ultranacionalistas japoneses. Mientras, el pueblo de Corea, armado de forma primitiva y comprometido políticamente, leía las declaraciones oficiales, veía a los guardias japoneses por todas partes sufría su impotencia con furiosa resignación.

Fuente Consultada: El Gran Libro del Siglo 20 (Clarín)

Guerra Japón contra China en 1937 Masacre de Nanking Crimenes en China

Guerra Japón contra China en 1937
Masacre de Nanking

Japón invade China

Guerra Japón contra China en 1937 Masacre de Nanking«No creo en una política exterior agresiva», declaró el primer ministro japonés, el general Hayashi Senjuro, tras tomar posesión de su cargo en 1937. Para su desgracia y la del resto del mundo, otros dirigentes militares japoneses sí creían en ella.

En cuestión de pocos meses, Hayashi fue sustituido por el príncipe Konoe Fumimaro, cuyo gabinete tenía mejor disposición hacia los militares. El ejército japonés, sin el freno del gobierno central, enseguida puso en funcionamiento su plan, aplazado durante tiempo, de conquistar China.

El 7 de julio, los japoneses provocaron la escaramuza que luego ha sido considerada como la primera batalla de la Segunda Guerra Mundial. El ejército japonés estaba haciendo maniobras cerca de Lugouqiao, en un puente que cruzaba el río Yongding a unos 16 Km. al oeste de Pekín, y un soldado desapareció. Los japoneses acusaron al ejército chino del otro lado del río de secuestro. El soldado pronto apareció de nuevo pero el comandante japonés ya había ordenado atacar.

En unas semanas, los japoneses controlaron el pasillo este-oeste desde Pekín hastaTianjin, en el golfo de Chihli. Chiang Kai-shek se retractó de su política pacifista, que había costado Manchuria a China, y declaró: «Si perdemos más de nuestro territorio, seremos culpables de un crimen imperdonable contra nuestra raza».

La segunda guerra chino-japonesa, preludio de la Segunda Guerra Mundial, había empezado. Desde Pekín, los japoneses se dirigieron hacia Nanking, sede del gobierno de Chiang, el Kuomingtang. Los chinos ofrecieron una resistencia heroica en Shanghai, antes de caer frente a los invasores en octubre. Perdieron 250.000 soldados.

LA MASACRE DE NANKING: A pesar de la protesta internacional la Sociedad de las Naciones, impotente, se negó a intervenir en esta guerra no declarada. Los japoneses tomaron Nanking en diciembre (Chiang se vio obligado a trasladar su gobierno a la remota ciudad de Chongqing) y llevaron a cabo una de las campañas terroristas más horribles de las guerras modernas.

Durante dos meses, los soldados se excedieron, violaron a siete mil mujeres, mataron a cientos de miles de soldados desarmados y civiles, y quemaron un tercio de las casas de Nanking. En 1946, por las atrocidades de Nanking, sólo fue ejecutado un general japonés.

Después que Japón se apoderase de la región china de Manchuria (1931) y la provincia Yejé (1933), los japoneses estaban esperando un pretexto para invadir y ocupar la totalidad de China.

Ese pretexto se produjo en julio de 1937, cuando los soldados japoneses participaban con ejercicios militares en territorio chino y  las tropas chinas inician un estado de tensiones al realizar algunos disparos. Los japoneses utilizaron este incidente como excusa para librar una guerra contra China.

Chino en Nanking (ahora conocida como Nanjing) están siendo enterrados vivos por las tropas japonesas que compiten unos con otros para inventar nuevas y horribles formas  de matar chinos a los que considera comosub-humanos. Esta fotografía fue tomada por un japonés y se reveló en una tienda de fotografía de propiedad japonesa. Un técnico fotográfico chino hizo copias que fueron sacadas de contrabando hacia China.

Fuente Consultada: El Gran Libro del Siglo 20 (Clarín)

Derechos Argentinos Sobre las Islas Malvinas

Derechos Argentinos Sobre las Islas Malvinas

Las Islas Malvinas están asentadas sobre la plataforma submarina argentina. Esta porción se extiende bajo el mar a menos de 200 metros de profundidad, a unos 340 Km. de nuestras costas.

Las islas Malvinas están formadas por dos grandes islas, Gran Malvina y Soledad y unos 200 islotes más pequeños. Allí abundan las colinas, y el tiempo frío, húmedo y ventoso no permite el crecimiento de árboles.

Con respecto a quién descubrió las Malvinas, persiste la discusión, alimentada entre otras cosas por las dificultades que había hace cinco siglos para señalar adecuadamente la posición de un punto determinado.

Los métodos rudimentarios de posicionamiento y cálculo de la longitud fueron mejorándose con el tiempo, pero a los historiadores actuales les queda el problema de la conversión de las medidas usadas en esa época y en cada país, pues no era lo mismo una legua española que una veneciana o inglesa.

EL SUPUESTO TITULO DE GRAN BRETAÑA EN LAS ISLAS MALVINAS.
(De “Las Islas Malvinas ante el derecho”, por Bonifacio del Carril, articulo ubicado en 1964.)

“El supuesto descubrimiento y la ocupación de Gran Bretaña es de índole totalmente diversa. Como Gran Bretaña durante los siglos XV, XVI, XVII y XVIII jamás ocupó un metro de tierra en América debajo del Ecuador, en 1766 no tenía derechos continentales de ninguna naturaleza que pudieren conferirle título alguno sobre las Islas Malvinas. En realidad si quería tener algún derecho sólo podía alegar hipotéticamente, como lo hizo el secretario de estado Conway en las instrucciones a Mc Bride, un derecho limitado, exclusivamente referido a las islas Malvinas: el de la supuesta prioridad en el descubrimiento. Pero ya se ha dicho que en 1766 ese título no podía invocarse con respecto a un territorio descubierto y visitado multitud de veces, a un territorio que estaba no sólo sujeto a la jurisdicción de España, sino poblado por Francia, y después por España; a un territorio, en suma, que de ninguna manera podía ser considerado res nullius (cosa de nadie) . Así lo comprendió Mc Bride que, a pesar de las terminantes instrucciones de Conway, se abstuvo de intentar siquiera el desalojo de la colonia deBougainville.

Cuando Palmerston quiso cohonestar el acto de violencia cometido contra la República Argentina, ya nadie admitía, en el año 1834. ni por vía de arbitraria imposición, que el solo descubrimiento pudiese dar origen a un derecho de dominio. Gran Bretaña se vio obligada a invocar, pues, además de la supuesta prioridad en el descubrimiento, la subsiguiente ocupación. Pero Palmerston se abstuvo de indicar a qué descubrimiento y ocupación se refería. La incógnita puede, sin embargo, ser despejada con relativa facilidad. Porque los descubrimientos posibles que puede invocar Gran Bretaña son sólo dos: el de Hawkins en el año 1594 y el de Byron en 1764; ocupación, una sola: la de Mc Bride en 1766.

¿A qué descubrimiento pues, y a qué subsiguiente ocupación se refirióPalmerston? Los dos términos de la alternativa son igualmente demoledores para las pretensiones de Gran Bretaña. Si Palmerston aludió al supuesto descubrimiento ‘llevado a cabo por Hawkins en 1594 es indudable que la ocupación de Mc Bride, que tuvo efecto sólo ciento setenta y dos años después, no puede de ninguna manera ser considerada subsiguiente ni atributiva de dominio, pues es evidente que avistar una tierra desde la lejanía del mar, como lo hizo Hawkins, y pretender ocuparla casi dos siglos después, como lo hizo Me Bride, no puede configurar de modo alguno el descubrimiento y la ocupación que ‘podrían haber dado origen legítimamente a un título de dominio.

Y si Palmerston no se refirió al descubrimiento de Hawkins sino al de Byron, único que antecedió realmente a la ocupación de Mc Bride, es obvio que Gran Bretaña no puede alegar prioridad en el descubrimiento ya que, como reiteradamente lo he señalado, mucho antes de que Byron llegase a las Malvinas, las islas habían sido visitadas por holandeses y franceses y pobladas porBougainville.

La situación jurídica legal y moral de España y de Gran Bretaña, los dos contendientes de 1770, es, como se ve, absolutamente distinta. España tuvo un título general, continental, de dominio sobre la Patagonia y las adyacencias del Estrecho de Magallanes que comprenden geográficamente a las islas Malvinas, el mismo que hoy invoca la Argentina. Ese titulo fundado en el descubrimiento y la ocupación de la parte sur del continente americano, que nadie le ha discutido jamás, ni siquiera Gran Bretaña, fue confirmado por multitud de hechos, públicos y notorios, a través de los siglos.

El titulo que pretende tener Gran Bretaña, fundado también en el descubrimiento y la ocupación, es, en cambio, particular, especial, restringido sólo a las islas Malvinas. Sería una excepción dentro del titulo general de España. Por su carácter excepcional debe ser rigurosamente confrontado con los hechos en que intenta sustentarse.

El análisis que acabo de realizar demuestra que los hechos no lo favorecen. Porque Gran Bretaña no puede alegar la subsiguiente ocupación si invoca el primer descubrimiento, y no puede alegar el primer descubrimiento si invoca la subsiguiente ocupación. ¿Qué puede alegar. entonces?»