Historia del Dr. Naki

Normas Morales en la Sociedad Nobleza Honor Libertad

NORMAS MORALES DE UNA SOCIEDAD
Nobleza,Honor,Libertad,Hospitalidad

En una comunidad el hombre limita su accionar individual por normas impuestas por la autoridad, las que debe respetar so pena de incurrir en trasgresión a las mismas y sujeto a sufrir una pena por ellas establecida para el caso de incumplimiento.

Tales normas, que hemos llamado jurídicas, se diferencian de otras llamadas normas morales o espirituales, aún cuando en su casi generalidad guarden similitud pues todas las normas jurídicas han sido establecidas en base a normas morales o espirituales fijadas por los hombres en sociedad.

normas morales

Sin embargo, estas normas morales o espirituales son solamente obligatorias a la conciencia humana, mientras que las jurídicas son coercitivas y deben aplicarse a todos los miembros de una sociedad.

Como son el resultado del análisis de la conciencia humana las normas morales o espirituales también se denominan naturales.

Todo individuo que forma parte de una sociedad humana posee un conjunto de normas morales o espirituales, aún no llevadas al rango de jurídicas, y que le han sido impuestas por la tradición histórica o el estilo de vida que desarrolla.

Por ello, no es de extrañar que el hombre de vida argentino posea un conjunto de virtudes que lo distinguen de otros pertenecientes a otras nacionalidades; virtudes éstas fundadas, justamente, en ese conjunto de normas morales o espirituales que considera propias de su ser.

Analizaremos a continuación algunas de ellas, en su mayor parte adquiridas por el aporte de la cultura hispánica.

Nobleza: En la época de la Conquista el título de noble se otorgaba a todo individuo cuando se había destacado por alguna acción o servicio que enaltecía al ser humano en sus valores morales o éticos.

La nobleza del ser lo ubican a éste en una posición estimable y sus procedimientos se prestaban a la imitación por todos aquellos que lo rodeaban. Ese deseo de sobresalir por sus actos nobles, fue asimilado por el hombre argentino y constituye una de sus normas de conducta.

Sentido del Honor
El honor es, al decir de la Academia de la Lengua, la cualidad moral que nos lleva al más severo cumplimiento de nuestros deberes respecto del prójimo y de nosotros mismos.

Por sentido del honor debe entenderse la fijación, por parte del individuo, de normas de conducta que le permitan mostrar ante las personas que lo rodean al máximo de virtudes posibles para que, cuando corresponda, él pueda decidir sobre los actos de los demás con toda libertad y justicia.

La virtud que debe inspirarlo fundamentalmente se conoce con el nombre de probidad, que expresa la conducta de un hombre.

Los romanos fijaron como reglas de probidad, entre otras, las siguientes:

—No hagas a los demás lo que no quieras para tí mismo.
—Procura que en tu comercio tengas ganancias que no dañen a otros.
—Vive honradamente.
—Nadie puede ser juez en sus propios pleitos.

Espíritu de igualdad
Todos los ciudadanos que componen una comunidad son partes de ésta y, por lo tanto, debe reconocerse a los demás una posición similar a la nuestra en esa comunidad.

Ese reconocimiento que lleva implícito el ser humano se conoce con el nombre de espíritu de igualdad que constituye una norma ética y moral reconocida también por las leyes de nuestro país que, en sus principios constitucionales, pregona la igualdad entre los hombres que habitan la Nación.

Sin embargo, el reconocimiento de esa igualdad para todbs los actos de los individuos en sociedad, no excluye que sea tan absoluta que no distinga ciertas características humanas que hace a unos individuos superiores a otros y que nosotros llámanos idoneidad o capacidad personal.

Hospitalidad
Siguiendo nuestra consulta al Diccionario de la Lengua observamos que el término hospitalidad se define como una virtud que se ejercita practicando la obra de misericordia de dar posada al peregrino, dando albergue y asistencia a quien necesita de ellos.

Esta es una norma de conducta que define también al hombre argentino quien, desde sus orígenes de su organización política y social, ha previsto el ingreso de personas de otras nacionalidades y razas, imponiendo cojno condición que ellos deseen habitar el suelo argentino y cumplan sus leyes.

También es una norma que practica frente a sus semejantes, en el interior del país, pues es reconocido el proceder de todo habitante del país a acudir en casos de infortunios o desastres, (terremotos, incendios, etc.).

Vocación por la libertad
Quienes han elegido el régimen democrático de gobierno han aceptado también un modo de vivir basado en la libertad.

Que esa libertad se encuentre limitada en todo cuanto pueda afectar los derechos y la libertad de terceros, no empaña la vocación del ser argentino que dedicó muchas generaciones a constituir una nación libre y soberana.

Fuente Consultadas:
Formación Moral y Cívica 2 Ciclo Básico César Reinaldo García y Apolinar Edgardo García

Xenofobia Odio a lo extranjero Rechazo a lo externo Racismo

Xenofobia Odio o Rechazo a lo Extranjero

La dignidad humana avasallada: La xenofobia y el racismo fueron algunas de las muchas causas de la violación de la dignidad humana en todo el mundo durante el siglo XX.  La definición del diccionario sobre la palabra xenofobia, dice que es la aversión, el odio, la repugnancia y la hostilidad hacia lo extranjero.  Como consecuencia se puede inducir que los individuos aquejados de esta distorsión de percepción, sobrevaloran su propia raza, su cultura y sus tradiciones, por sobre todas las demás.

xenofobiaLa xenofobia
La xenofobia se define como el odio o el temor irracional a cualquier persona extranjera que se traduce en actos de rechazo. En algunas ocasiones, cuando las sociedades atraviesan circunstancias críticas —dificultades económicas, desempleo, altos índices de criminalidad, epidemias—, una respuesta cómoda (en el sentido de que no requiere reflexión ni autocrítica), prejuiciosa e injusta es atribuir los males sociales a la presencia de extranjeros. Así, la xenofobia lleva a afirmaciones generales y arbitrarias como, por ejemplo, “no hay trabajo porque los extranjeros trabajan por sueldos bajos y ocupan todos los puestos”.

Este tipo de afirmaciones conduce a actitudes discriminatorias: mucha gente comienza a creer que “hay que prohibir el ingreso de extranjeros”. Cuando estas actitudes se generalizan, comienzan a manifestarse en conductas concretas como, por ejemplo, la expulsión o la segregación de extranjeros.

Durante los últimos años Europa ha conocido un resurgimiento de la violencia xenófoba En Francia e Inglaterra son frecuentes los atentados dirigidos contra los inmigrantes y los refugiados políticos. En el caso de Francia, las principales víctimas son los árabes y los inmigrantes del norte de África en Inglaterra, los refugiados de las ex colonias asiáticas del Imperio británico, sobre todo los pakistaníes, pero también los antillanos.

En la historia hemos tenido grandes demostraciones de xenofobia y de abuso, de todos aquellos que son considerados inferiores por los supuestamente superiores que se aprovecharon de ellos.

Muchos miembros de religiones étnicas, suelen ser sectarios, manteniéndose circunscriptos dentro de sus grupos sin establecer relaciones con otras etnias, por cuestiones culturales que han heredado de sus ancestros.

Los judíos han sido perseguidos desde el principio de los tiempos y todavía existe discriminación aunque no lo parezca. Durante la segunda guerra mundial fueron exterminados millones de ellos solamente por el hecho de ser judíos y actualmente pertenecer a ciertos sectores les está vedado.

La población negra esclavizada por el hombre blanco, supuestamente más educado, fue diezmada durante la época de las colonias, debido a las malas condiciones de vida, el exceso de trabajo y las enfermedades. Aún hoy en día existe discriminación en el mundo hacia la raza negra y no tan negra.

En Alemania, son comunes los ataques de los grupos de filiación neonazi, que incendian casas de inmigrantes y provocan todo tipo de lesiones y daños. Uno de los movimientos xenófobos organizados que no reconoce fronteras y se caracteriza por la utilización de la violencia como único medio de acción y comunicación es el de los skinheads (cabezas rapadas), de filiación neonazi. Aunque está compuesto por grupos, como los redskin (comunistas), los naziskin (nacionalistas) y los blackskin (negros racistas), tiene un denominador común: el resurgimiento de características de la ideología nazi en el mundo, con un claro contenido discriminatorio.

Los skinheads heredaron del nazismo el culto por una idea de patria que no tolera la coexistencia de razas, religiones ni creencias. Consideran que todo extranjero constituye un obstáculo en su camino convierten a todo aquel que es “diferente” en un nuevo enemigo social.

Organizados con cuadros de choque, intentan frenar las corrientes inmigratorias de sus países y concentran su violencia en cualquier punto de las ciudades donde se encuentren extranjeros en busca de asilo: atacan sus viviendas con bombas incendiadas y, además, destrozan cementerios de distintas colectividades extranjeras y pintan símbolos nazis.

En la Argentina estos grupos aparecieron a mediados de la década de 1980, de la mano de un grupo de rock llamado “Comando Suicida”. Los skinheads argentinos intentan parecerse a los europeos, pero no están tan organizados como ellos. Se manifiestan contra los hombres que usan el pelo largo, los drogadictos, los homosexuales, el sionismo y el imperialismo. Se conducen en forma gregaria y únicamente conciben el ataque en grupos) 

Fuente Consultada: www.laguia200.com y Filosofía de Editorial Santillana Ética Ciudadana II

Los Prejuicios Sociales Consecuencias sociales Marginacion Xenofobia

Los Prejuicios Sociales y sus Consecuencias
Marginación Xenofobia

Los estudios psicosociales sobre identidad social se iniciaron en la década de los años setenta, con el objetivo de investigar y analizar los estereotipos sobre distintos grupos que existen en la sociedad, que provocan una disminución del rendimiento individual de los que conocen esos estereotipos y que pertenecen a esos grupos. Esta investigación también se dedica a buscar la forma en que podría solucionarse este problema.  Es una forma de discriminación hacia sectores de la población que se tienden a segregar para algunas tareas o encasillar para determinadas ocupaciones, que entorpece la oportunidad de movilidad social y desaprovecha el posible potencial de las capacidades individuales humanas.

cita de einstein sobre el prejuicio

LA VIDA EN SOCIEDAD: No se conoce ninguna sociedad que no tenga algún código moral, es decir, un conjunto de normas de conducta que regulen la convivencia. Las normas forman parte de la cultura, y no existe sociedad sin cultura. Se conocen muchos códigos morales, religiosos o legales, a menudo muy distintos. Pero cualquier sociedad tiene alguna moral aceptada por todos, un sistema de normas que establecen qué está bien y qué está mal, o qué hay que hacer en determinadas circunstancias.

Las sociedades de hoy son pluralistas. Esto significa que en una misma sociedad conviven grupos de distinto origen y cultura. No existe una cultura uniforme que se imponga a todos, y se admite que en la misma sociedad haya distintas creencias, costumbres y estilos de vida.

Las leyes determinan qué se puede hacer y qué no está permitido, pero igualmente se necesita encontrar un consenso sobre cuáles son los valores a respetar para mejorar la convivencia.

Hay sociedades que admiten la mentira, la venganza o la traición como conductas válidas en determinadas circunstancias como, por ejemplo, cuando se trata con enemigos o con extranjeros. Pero ninguna sociedad propone, por ejemplo, la mentira como norma moral obligatoria, porque si todos mintieran se destruiría la confianza mínima para que las personas puedan ponerse de acuerdo o trabajar juntas.

En todas las sociedades hay conductas que están permitidas y otras que resultan indiferentes. También hay algunas conductas que son obligatorias y numerosas que están prohibidas. Nos referimos a las llamadas normas sociales. Las normas sociales son los usos, las costumbres y las leyes.

El uso es la manera de comportarse que una determinada sociedad considera apropiada. Se espera que todos la sigan. Por ejemplo, saludar es un uso. Quien no saluda recibe una «sanción» social de carácter leve: dirán que es un engreído y sufrirá algún rechazo.

Las costumbres son aquellas normas cuyo cumplimiento está considerado como algo muy importante y valioso para la vida en sociedad: por ejemplo, la veracidad (no mentir), la lealtad (no traicionar) y la responsabilidad tanto hacia la familia como a la comunidad.

EL VACÍO SOCIAL: La sociedad puede castigar con el vacío social a una persona o considerarla como «no grata» cuando comprueba que ésta ha cometido actos de corrupción o de enriquecimiento ilícito, o actuó en su propio beneficio y en contra de los intereses de la comunidad. Existen ejemplos concretos en nuestro país, en los cuales los ciudadanos se unieron espontáneamente para sancionar a funcionarios que tuvieron una conducta inmoral. En algunos casos les impidieron disfrutar de su tiempo libre con sus amigos o familiares en una confitería o en un restorán, por no considerarlos aptos para compartir la vida con la sociedad en su conjunto. (Fuente: Filosofía Formación Ética y Ciudadaba I – Polimodal – Puerto de Palos)

SOBRE LOS PREJUICIOS SOCIALES:

Según la definción del diccionario, prejucio es: Juicio u opinión preconcebida que muestra rechazo hacia un individuo, un grupo o una actitud social. Este juicio está formado por una creencia, normalmente antes de haber sido producido como una acción judicataria.

Existen muchas definiciones de cultura. El antropólogo Edward B. Taylor fue uno de los primeros en definir este término desde la antropología como “[…] el complejo de conocimientos, creencias, arte, moral, derecho, costumbres y cualesquiera otras aptitudes y hábitos que el hombre adquiere como miembro de una sociedad”. (Citado en: Adela Cortina. Filosofía, Santillana, Madrid, 1996.)

Así, cada sociedad y cada grupo tiene sus propias pautas culturales, que en la convivencia intergrupal pueden ser contrastadas con las de otros grupos. Esta situación genera numerosos conflictos, cuando un grupo rechaza la cultura del otro. Muchos de estos conflictos se originan en prejuicios.

Se denomina prejuicios a ciertas concepciones que se forman las personas respecto de otros seres humanos o de sus acciones, en forma anticipada y arbitrarias; es decir, se trata de ideas fundamentadas en opiniones que no se examinan ni se busca verificarlas, sino que se aceptan irreflexivamente.

De esta manera, los prejuicios nos impiden conocer a nuestros semejantes tal como son. El racismo, el sexismo y la xenofobia son actitudes prejuiciosas porque inducen a los miembros de un grupo a considerar inferior a otra persona por el solo hecho de pertenecer a un grupo determinado, sin tener en cuenta ningún dato objetivo.

Los prejuicios están estructurados como oposiciones y tienen un alto grado de generalización. Se contraponen todas las personas pertenecientes a determinado grupo, asignándoles características negativas (por ejemplo, que son “malas”, “haraganas”, “irresponsables”, “sucias”, “ignorantes”, etcétera), a todas las de otro grupo, a las que se asignan características positivas (“buenas”, “trabajadoras”, “responsables”, “limpias”, “cuitas”, etc.).

Los prejuicios suelen ser tan fuertes y tan arraigados, que muchas veces se mantienen aunque las experiencias concretas los desmientan. En general resulta más difícil identificar los prejuicios favorables. Por ejemplo, cuesta reconocer que un aviso clasificado que solicita “vendedores” se base en el prejuicio de que las personas de sexo masculino desempeñarán mejor ese trabajo que las de sexo femenino.

Por ejemplo, si una mujer sabe que la sociedad en que vive cree que las mujeres no tienen habilidad para conducir vehículos, esa creencia puede bajar su rendimiento en su examen de manejo e impedirle aprobar varias veces, aunque disponga de la habilidad y la capacidad para hacerlo

La existencia de prejuicios se puede detectar en las acciones llevadas a cabo por personas, grupos e instituciones y también a través de lo que se dice, o sea, a través de las ideas y los sentimientos que, en forma explicita o implícita, se manifiestan en el lenguaje.

Algunas veces, los prejuicios de una sociedad se expresan de manera aparentemente inocente y no explícitamente agresiva: por ejemplo, los sobrenombres que se atribuyen a algunas personas —“petiso”, “gorda”— y los chistes que aluden a distintas comunidades o etnias—de “gallegos”, de judíos, de negros—. Lejos de ser sólo bromas, constituyen elementos irracionales que pueden atentar contra los valores democráticos y la igualdad de derechos de todas las personas.

Los sentimientos de desprecio o de aversión hacia determinadas personas o grupos incentivados por los prejuicios pueden llevar a que se hable mal de ellos, a que se evite el contacto, a atacarlos físicamente o —llegado a un extremo— a proponer su exterminio. Tomar conciencia de esto equivale a empezar a trabajar para eliminar los prejuicios, evitando las ideas y las acciones discriminatorias que se sustentan en ellos.

Estudios realizados en la Universidad de Chicago indican que el rendimiento de las mujeres que conocen el estereotipo del que forman parte, sobre su supuesta inhabilidad para las matemáticas en relación con los hombres, disminuía considerablemente si se las comparaba con las que no lo conocían.Frente a este dilema las personas pueden actuar de dos maneras, respondiendo a las expectativas sociales y apostando al fracaso o bien expresando de la mejor manera lo que saben, e intentar desmitificar estas ideas y atreverse como cualquier otro ser humano a tener éxito. Este fenómeno es denominado por los psicólogos la “amenaza del estereotipo”.

EJEMPLO DE DISCRIMINACIÓN POR PREJUICIOS

Un ejemplo típico de prejuicios fue cuando Susan Boyle se presentó en el concurso de Talentos Británicos y antes de escucharla cantar fue duramente criticada por la prensa, la producción del programa, los jueces y el público en general.

Pero luego de que cantara y emocionara al mundo, nos dió a todos una lección de vida y nuevamente confirmamos que no debemos prejuzgar a la gente por su aspecto físico, su condición social, su sexo, religión o lo que sea, porque nos perdemos de encontrarnos con los verdaderos talentos, cualidad y aptitudes que hacen verdaderamente a una persona.

LA SITUACIÓN DE LOS BOLIVIANOS EN LA ARGENTINA
Durante los años noventa, cerca de un millón de bolivianos emigraron a la Argentina en búsqueda de una mejor situación laboral. Las nuevas posibilidades de trabajo han estado opacadas por una serie de denuncias de xenofobia y racismo hacia miembros de la comunidad boliviana. Actualmente la situación de los bolivianos en la Argentina es bastante irregular. Han sufrido atropellos, atentados, asaltos, xenofobia y discriminación.

La revista La Primera publicó en su portada un artículo que decía: «Invasión silenciosa» y explicaba que los bolivianos venían a la Argentina a ocupar los lugares de los argentinos. «Si tenemos la piel morena, es porque somos originarios de esta tierra. Nosotros estamos colaborando con la economía argentina. Hemos introducido nuevos cultivos en la zona austral».

Vocero Boliviano, 29 de agosto de 2001

Fuente Consultada:
Sitio WEB: www.laguia2000.com y Filosofía de Editorial Santillana Ética Ciudadana II

La Sociedad de Masas Cosecuencias de la Sociedad de Consumo

La Sociedad de Masas Cosecuencias de la Sociedad de Consumo

En esta segunda mitad del siglo XX, la industrialización se ha impuesto definitivamente en el mundo desarrollado: ella es la que marca su impronta hoy en las ciudades, en las personas, en el trabajo.

Las metrópolis contemporáneas están habitadas POR millones de trabajadores apresurados, multitudes anónimas formadas por seres solitarios idénticos entre sí: la sociedad de masas. Una de las características de la sociedad de masas, es la importancia atribuida a la mercadería nueva, así como las reglas implacables de la moda, forjaron un creciente resentimiento contra todo aquello que es viejo.

Y ese rechazo terminó por alcanzar a las Propias personas: envejecer significa tornarse obsoleto, inútil y solitario. Por otra parte, se amplía la franja del mercado para adolescentes, generando una mentalidad «joven».

LOS ORÍGENES DE LA SOCIEDAD DE MASAS: Los nuevos modelos de producción industrial, de consumo masivo y de organización obrera que identificaron la Segunda Revolución Industrial, sólo fueron un aspecto de la nueva sociedad de masas que surgía en Europa tras 1870. También fueron características importantes de la sociedad de masas de Europa un ambiente urbano mayor y muy mejorado, nuevos modelos de estructuras sociales, asuntos referentes al género, así como la educación y la diversión masivas.

La población europea se incrementó drásticamente entre 1850 y 1910, elevándose de 270 millones hasta más de 460 millones en 1910. Entre 1850 y 1880 la principal causa del incremento de la población fue la tasa de natalidad, al menos en Europa occidental; pero, después de 1880, una notable disminución de las tasas de mortandad explica en gran medida el incremento de la población.

Aunque las causas de dicha disminución se han debatido, sobresalen dos principales factores: los descubrimientos médicos y las condiciones ambientales. Algunos historiadores han otorgado especial importancia a los descubrimientos de la ciencia médica. Por ejemplo, la vacuna contra la viruela era obligatoria en muchos países europeos a mediados de la década de 1850.

En la última década del siglo XIX, resultaron más importantes las mejoras en el ambiente de las ciudades para que disminuyeran en gran medida las muertes por enfermedades infecciosas, como la diarrea, la disentería, la fiebre tifoidea y el cólera, las cuales se habían extendido mediante los suministros de aguas contaminadas y por la eliminación inadecuada de desechos. Asimismo, una nutrición de mayor calidad hizo que hubiera una diferencia significativa en la salud de la población.

El incremento de la productividad agrícola, combinado con el progreso en los transportes, facilitó el embarque de los suministros de alimentos desde áreas con un excedente de cosechas hacia lugares con malas cosechas. En 1900, resultaron especialmente coadyuvantes una mejor nutrición y una mayor higiene alimentaria para la disminución de la mortandad infantil. La pasteurización de la leche redujo las enfermedades intestinales, unas de las principales causas de muertes infantiles.

El mundo surgido tras la Segunda Guerra Mundial ha asistido a un progreso vertiginoso de la ciencia y la técnica, a un aumento en la cantidad y velocidad de la información, a un crecimiento espectacular de la producción y  una movilidad espacial de los productos, las ideas y las personas nunca, hasta ahora, conocida. Todo ello ha marcado profundas mutaciones en las formas culturales es escalas de valores de la inmensa mayoría de los habitantes del planeta.

Una cultura de masas
El acceso a la sociedad de consumo, la reducción de la jornada laboral y el aumento del tiempo de ocio, la uniformidad del tipo de vida de las clases medias, así como las transformaciones técnicas, han hecho aparecer fenómenos culturales de masas.

La escolarización masiva en los países desarrollados ha permitido a muchas personas acercarse al mundo de la letra impresa, y las editoriales han lanzado al mercado colecciones de bolsillo, enciclopedias por fascículos y otros muchos productos de bajo precio y fácil compra.

Así, la cultura escrita ha dejado de ser patrimonio de una minoría y se ha convertido en objeto de consumo pensado para multitudes cada vez más amplias. Otros medios de difusión cultural tradicionales, como el cine y el teatro, también han experimentado transformaciones y priman cada vez más los productos-espectáculo, aunque, aun así, han perdido peso en favor de otros como la televisión, el video, la informática, los videojuegos o la música.

El disco ha representado una verdadera revolución para la difusión de la música. En discos de vinilo primero, en cintas de casetes y actualmente en discos compactos, la reproducción musical se ha convertido en uno de los mayores consumos entre los jóvenes. También la radio, la televisión o el vídeo han permitido popularizar a músicos y cantantes y convertirlos en verdaderos ídolos de masas.

Además, las nuevas tecnologías del sonido han permitido la organización de grandes espectáculos destinados al consumo de un gran número de espectadores, y los grandes conciertos se han convertido en una de las expresiones más relevantes de la cultura de nuestro tiempo.

Los acontecimientos deportivos se han convertido, asimismo, en espectáculos que gozan de un éxito masivo. Su enorme popularidad los ha transformado en un negocio que mueve fortunas y en el que rige un gran espíritu mercantil. La competencia entre equipos se traslada a los espectadores y a veces los enfrentamientos entre los seguidores pueden llegar a ser sumamente violentos.

La lucha por mejorar marcas, o por ganar competiciones ha empujado a algunos deportistas a someterse a tratamientos hormonales o al consumo de productos estimulantes para aumentar su rendimiento. Sometidos a las reglas de la sociedad de consumo y a la  tiranía de mercado, el deporte se convierte en ocasiones en un gran negocio y pierde el sentido lúdico y social.

cultura de masas

Riqueza y libertad: El sueño americano y la carretera sin fin llegaron de la mano de elegantes automóviles como el descapotable Pontiac Chieftain. La nafta era barata y los jóvenes disponían de bares, centros comerciales y cines al aire libre. Los Pontiac , los Cadillac se convirtieron en símbolos de la nueva riqueza , de la libertad que los estadounidenses disfrutaron en los 50.

AMPLIACIÓN DEL TEMA:
CRÍTICAS A LA SOCIEDAD DE MASAS

El término «sociedad de masas» corresponde a un fenómeno acaecido en los países altamente industrializados: el cambio sensible de las costumbres y valores en toda la sociedad, así como los problemas derivados de la relativa abundancia material que esos pueblos vienen experimentando a partir de la segunda mitad del siglo XX.

Según muchos sociólogos, la sociedad industrial de este siglo entra en un nuevo estado: la producción se torna suficiente para mantener un aumento continuo del nivel de vida, contener (o atenuar) las crisis y suministrar los capitales necesarios para el desarrollo económico. El progreso industrial, por su propia naturaleza, condujo a la producción de bienes de consumo en gran escala, haciéndolos cada vez más accesibles a la mayoría.

No obstante, la definición del fenómeno «sociedad de masas» no acaba en la simple comparación entre los niveles de consumo de las diversas clases sociales que componen una población.

LAS CRÍTICAS:
La sociedad de masas es blanco de las más violentas críticas, provenientes de diversas fuentes. Entre esos ataques se destacan tres fundamentales: el de la masificación, el de la manipulación y el de la alienación.

En el primer caso, la crítica de las «élites», que se sienten ultrajadas y despojadas de sus valores y privilegios. Según esas «élites», en el proceso de ma-sificación la sociedad moderna está cada vez más dominada por el «gran número»: la gran masa —»incapaz por naturaleza»— que genera gobiernos con «seudoautoridad».

Además, los medios de comunicación de masa (cine, radio, TV, etc.) uniformizan el gusto, la manera de vivir, los ideales (o su ausencia) en todas las clases sociales, generando un conformismo global. Y, sobre todo, provocando una «nivelación hacia abajo», que acarrea la decadencia de las «élites» con sus valores «verdaderos»: distinción, altas virtudes, buen gusto, etc.

En lo que respecta a la manipulación, el blanco de los ataques es el opuesto: se atribuyen a un pequeño grupo todopoderoso (generalmente encubierto) las maniobras que determinan los destinos de la masa. Los agentes de esa manipulación varían: pueden ser los trusts, los tecnócratas intelectuales, los militares, los publicitarios, las «personalidades públicas» y otros. El tipo de manipulación varía también según el grupo: si los funcionarios «corrompen» al pueblo, los banqueros son sus «sanguijuelas». De todos modos, ambos pueden ser designados como los «únicos y verdaderos responsables» de una determinada situación.

Finalmente, en el tema de la alienación se cuestiona la «esencia del hombre»: en esa sociedad mecanizada y patrón izada, el hombre no encuentra su lugar; está alienado, marginado. El ser humano pasa a ser una pieza anónima de esa «máquina social» con fines no sociales.La libertad, la espontaneidad ,  la creación, desaparecen en ese universo «robotizado», y terminan por manifestarse o en las neurosis de los conformistas o en la delincuencia de rebeldes.

Esas posiciones, aunque muchas veces se opongan entre sí, poseen una serie de elementos en común, algunos de los cuales traducen críticas válidas.

En primer lugar, todos insisten sobre una elemento negativo predominante en la sociedad moderna. La responsabilidad de ese elemento se atribuye a una cierta clase o estratos sociales, generalmente identificados de manera vaga —nivelación «hacia abajo», manipulación por parte de un «pequeño grupo», opresión por parte de la organización». Por otro lado, oponen un valor a otro: en la masificación, se destaca el individuo de «élite» (oprimido por la masa) ; en la manipulación, se habla en nombre del pueblo (oprimido por los manipuladores) ; en la alienación, está en juego el ser humano (oprimido por la máquina).

El polo positivo es siempre, en última instancia, el «hombre», mientras que el polo negativo es siempre una abstracción (masificación, manipulación, alienación) . O sea, hay una oposición entre el hombre (concreto) , portador de todos los valores, y una sociedad (abstracta) que lo destruye. La sociología, no obstante, siempre se rehusó a enfrentar al hombre con la sociedad, aun cuando aquél se imagine exclusivamente como individuo.

Otro elemento común es el pesimismo que encierran tales posiciones. Y, cuando los pensadores que las expresan llegan a proponer soluciones, ellas siempre son débiles: finalmente, si la sociedad es mala, o condenada a orientarse en una determinada dirección por la propia lógica de su desarrollo, ¿cómo podría entonces el hombre hacer que esa sociedad cambie de rumbo?

Fuente Consultada:
Wikipedia – Historia del Mundo de Peter Haugen –
ACTUAL
Historia del Mundo Contemporáneo García y Gatell

Conocer Nuestro Tiempo Fasc. N°40

Foto Nena Quemada Kim Phuc Guerra de Vietnam Gas Napalm Simbolo Horror

SÍMBOLO DEL HORROR DE VIETNAM: KIM PHUC

Kim Phuc es la niña de la foto. El 8 de junio de 1972, cuando su aldea de Tran Bang (Viet Nam del Sur) fue bombardeada, tenía 9 años. Abrasada por el napalm, se echó a correr por la carretera, aullando de miedo y dolor. Todo el horror de la guerra quedó captado en esta fotografía de Nick Ut, reportero gráfico de la agencia Associated Press, y su difusión en el mundo entero contribuyó a poner un término al conflicto de Viet Nam.

Kim Phuc tiene hoy 38 años y vive en Canadá con su esposo e hijos. Aunque su cuerpo quedó marcado para siempre con los estigmas visibles e invisibles del napalm, ha perdonado a los que se los infligieron.

En un acto conmemorativo de la guerra del Viet Nam celebrado en Washington dijo a los ex combatientes presentes que, si un día se encontrase cara a cara con el piloto que lanzó la bomba, le diría: “Ya que no se puede cambiar la historia, tratemos de hacer cuanto podamos por promover la paz”. Dicho y hecho: Kim Phuc tuvo el gesto de abrazar a John Plummer, uno de los asistentes al acto que intervino en la coordinación del bombardeo de Trang Bang.

Foto Nena Quemada Kim Phuc Guerra de Vietnam Gas Napalm Simbolo HorrorKim Phuc es actualmente una de más fervientes militantes por la paz mundial, la no violencia, la tolerancia, el diálogo y la ayuda mutua.

En su calidad de Embajadora de Buena Voluntad de la UNESCO, se esfuerza sin descanso por promover el objetivo señalado en el preámbulo de la Constitución de la Organización: «Puesto que las guerras nacen en la mente de los hombres, es en la mente de los hombres donde deben erigirse los baluartes de la paz «.

A pesar de sus terribles heridas, ha llegado a ser capaz de perdonar a los que se las infligieron. ¿Cómo lo ha logrado? Cuando me quemé en 1972, tenía 9 años. Mi casa estaba en medio del sitio donde cayeron cuatro bombas de napalm, que alcanza una temperatura de 800º a 1200º, es decir, unas 8 a 12 veces más elevada que la del agua hirviendo. El 65% de mi cuerpo quedó abrasado y tuvieron que practicarme injertos en el 35% de la piel, pero mi rostro y mis manos quedaron intactos, sin cicatriz alguna.

Las bombas no me destruyeron por completo como lo hicieron con familiares y amigos. Más tarde empecé a soñar con llegar a ser médico para salvarles la vida a los demás, tal como habían hecho los que me atendieron durante los 14 meses interminables que pasé en el hospital. Cuando salí de él, quise proseguir a toda costa mis estudios pese a las heridas y a los espantosos dolores de cabeza que padecía. Era muy difícil. Como mis padres no tenían bastante dinero para medicinas, mi madre compraba trozos de hielo y me los ponía en la cabeza para calmar mis dolores, mientras que mi padre me daba ungüentos hechos con plantas conocidas por sus propiedades curativas.

¿Pudo acabar sus estudios? No. Diez años más tarde, en 1982, tuve que sufrir otra prueba muy dura en mi vida. Yo había ingresado ya en la facultad de medicina de Saigón, pero por desgracia los agentes del gobierno se enteraron un día de que yo era la niñita de la foto y vinieron a buscarme para hacerme trabajar con ellos y utilizarme como símbolo. Yo no quería y les supliqué: “¡Déjenme estudiar! Es lo único que deseo”. Entonces, me prohibieron inmediatamente que siguiera estudiando. Fue atroz. No acertaba a entender por qué el destino se encarnizaba conmigo y no podía seguir estudiando como mis amigos. Tenía la impresión de haber sido siempre una víctima. A mis 19 años había perdido toda esperanza y sólo deseaba morir.

¿Cómo recobró las ganas de vivir? Como mis mayores me habían educado en la fe del caodaísmo, que se puede definir como una mezcla de confucianismo, taoísmo, budismo, me puse a rezar sin parar y a pasarme el tiempo con lecturas religiosas. Sin embargo, nadie podía aliviar mis sufrimientos ni lograr que volviera a la facultad. La duda me atenazaba: “Si Dios existe, ¿podrá ayudarme?” En cierta ocasión, un amigo me llevó a una iglesia cristiana de Saigón. Aunque mi alma estaba sedienta de paz interior, me costaba mucho abrazar una nueva religión. Mi mayor deseo era encontrar una amistad, alguien a quien hablar y confiarme. Había dibujado incluso su imagen en un papel. Un día que entré en la iglesia vi a una muchacha sonriente sentada en medio de la nave vacía. Se hizo amiga mía.

¿Qué cambió ese encuentro en su vida? Me sentí mejor enseguida, aunque todavía sintiera un vacío en mi fuero interno. Solamente cuando encontré la fe en mí misma, se atenuó el dolor de las llagas de mi corazón. Poco después el gobierno hizo demoler esta iglesia de Saigón y el pastor se fue. Desde entonces, sola y sin ayuda de nadie, fui dejando que el sentimiento de perdón creciera en mi corazón hasta que empezó a embargarme una inmensa paz interior. Esto no ocurrió de la noche a la mañana, porque no hay nada más difícil que llegar a amar a sus enemigos. En vez de reaccionar de una manera “normal”, es decir con odio y deseo de venganza, opté por la comprensión, que por cierto no se alcanza en un día.

Desde 1997 es Embajadora de Buena Voluntad de la UNESCO, ¿cuál es su mensaje y cómo difunde los ideales de la Organización? Quiero que mi experiencia sirva a los demás. Fui quemada por culpa de la guerra y, hoy en día, quiero alentar a las personas a que se amen y ayuden entre sí. Tenemos que aprender cómo ser más tolerantes, estar atentos a las personas, escucharlas, salir de ensimismamiento y ayudar a los demás, en vez de dejarnos llevar por la ira y el odio que sólo engendran deseo de venganza y violencia estériles. La guerra sólo trae consigo padecimientos. Por eso enseño a la niñita de la foto, porque su imagen es el relato de mi vida y de las consecuencias que en ella tuvo la guerra. No hay padres en el mundo que quieran que vuelva a ocurrir lo que se ve en la foto.

Desearía transmitirles lo que he aprendido a valorar: He vivido la guerra y sé cuán inapreciable es la paz. He sufrido mi dolor y sé lo que vale el amor cuando uno desea curarse. He experimentado odio y sé cuál es la fuerza del perdón. Hoy, como estoy en vida y vivo sin odio ni ánimo de venganza, puedo decir a los que causaron mi sufrimiento: “¡Os doy mi perdón!” No hay otro medio para preservar la paz y poder hablar de tolerancia y no violencia.

Esos son precisamente los ideales que defiende la UNESCO, pero es muy difícil perdonar, sobre todo en el contexto de una guerra. Las personas siempre pueden elegir. Yo he optado por la reconciliación y mi vida se ha transformado. He dejado de ser una víctima. Por eso digo a la gente: “Mirad, de esta manera encontré la paz. Así fue mi pasado y lo superé, y mi presente puede ser vuestro futuro si queréis.” Los niños son los que mejor captan mi mensaje, por eso visito tantas escuelas como puedo para decirles: “Nuestro futuro está en vuestras manos, la paz es asunto vuestro. ¡Manos a la obra!”

¿Como difunde su mensaje? En 1997 creé la Fundación Kim Phuc, que se dedica a ayuda a los niños que son víctimas de la guerra y la violencia. En Timor Oriental y Rumania, así como en Afganistán recientemente, les prestamos asistencia médica, física y psicológica, suministrándoles prótesis cuando han perdido un miembro o ayudándoles a superar los traumas que han sufrido. Sé lo difícil que les resulta a los niños hablar de ellos. Estoy de todo corazón con las víctimas de las guerras que hay en este momento y, en beneficio suyo, no cejaré en mi empeño de propagar un mensaje de paz.

Bibliografía: «The girl in the picture», Denise Chong, Viking Penguin, Nueva York.
Existe una versión en francés: «La fille de la photo», Denise Chong, Belfond, París.

Fuente Consultada: Portal de la UNESCO

Primer Transplante de Corazón La Cultura de los Años 60 Ciencia

Primer Transplante de Corazón – La Cultura de los Años 60

Cuando entró al quirófano hace casi cincuenta años, Christian Barnard creyó que solamente iba a aplicar una nueva técnica quirúrgica. Pero después de una operación que duró cinco horas, el cardiocirujano sudafricano trasplantó por primera vez el corazón de una joven de 25 años para que latiera en el pecho de un hombre de 55. Aunque el corazón apenas vivió dieciocho días, el primer trasplante abrió el camino para que en la actualidad, según datos de la Sociedad Internacional de Trasplante Cardíaco, se hayan efectuado 20.000 intervenciones de este tipo en todo el mundo.

Cirujano priner transplante de corazon, barnardEn Ciudad del Cabo (Sudáfrica) el cirujano Christian Barnard, asistido por un equipo de treinta profesionales, salvó la vida de Louis Washkansky, de 55 años, al sustituir su corazón enfermo por el de una mujer muerta en un accidente de tránsito.

Denise Darvall, de 25 años, había sufrido graves heridas en la cabeza y en el cuerno a causa del impacto, pero su corazón quedó ileso y latía impulsado por el sistema nervioso.

Las circunstancias dieron a Barnard la oportunidad de practicar cirugía experimental y a Washkansky, que moría por una enfermedad cardíaca, la oportunidad de sobrevivir.

El cardiocirujano sudafricano Christian Barnard fue quien, después de una operación de cinco horas, logró realizar el primer trasplante de corazón.Después del primertrasplante, Estados  Unidos hizo unintento el 6 de  diciembre de 1967 ydurante los ocho meses siguientes se  realizaron veintiocho cardioinjertos en  nueve ciudades,aunque el éxito no llegara.


Louis Washkansky, de 55 años, sonríe tras la operación en la que se le injertó el corazón de una joven de 25 y que ¡o convirtió en el paciente más célebre del mundo.

La operación, el primer trasplante de corazón humano que tuvo éxito, despertó un enorme interés internacional. Notas periodísticas describieron el proceso en forma detallada. En primer lugar, Barnard y su equipo abrieron el pecho de Washkansky y partieron su esternón. Luego, apartaron las costillas y abrieron el pericardio (revestimiento cardíaco) y el corazón quedó al descubierto. A través de una máquina, la sangre de Washkansky circulaba en torno al corazón enfermo. Al retirar el órgano, los médicos dejaron en su sitio la parte superior.

Luego, cortaron el 95 por ciento del corazón sano de Darvall y lo cosieron a la «cobertura» del corazón de Washkansky. Para estimular un latido, Barnard aplicó dos electrodos al corazón y le dio una descarga eléctrica. «Fue como poner en marcha un auto», dijo un miembro del equipo.

En el pecho de Washkansky, un corazón nuevo empezó a bombear sangre. Horas después de la operación, cirujano y paciente se encontraron en la sala de recuperación. «Me prometió un corazón nuevo», susurró Washkansky. «Y tiene un corazón nuevo», respondió Barnard.

Aunque el trasplante en sí resultó un éxCirujano priner transplante de corazon, barnardito, Washkansky contrajo una neumonía y murió 18 días después. La operación provocó una discusión ética sobre los límites de la vida y la muerte y acerca del papel adecuado de la medicina.

Tradicionalmente, se pensaba que la vida acababa cuando se detenía el corazón. Ahora, los médicos eran capaces de reanimar o sustituir corazones que no funcionaban.

Un teólogo jesuita de prestigio, al descubrir el corazón como una «bomba eficiente», rechazó las objeciones éticas de los trasplantes; otros religiosos mantuvieron que alterar radicalmente el cuerpo era usurpar la función de Dios. Los médicos ofrecieron una definición nueva de la muerte: la inactividad eléctrica del cerebro.

Las cuestiones referentes a cuándo acabar con una vida y cuándo prolongarla, y sobre quién debe tomar estas decisiones, siguen vigentes. (Imagen Izquierda: Dr. Halmiton Naki ayudante clandestino de Barnard. Una historia de vida para conocer)

EN ARGENTINA: Apenas cinco meses después de la hazaña de Barnard, se concretaba en ¡a Argentina la primera experiencia de este tipo. El primer intento de trasplante cardíaco se realizó en la Clínica Modeló de Lanús, el 31 de mayo de 1968, por un equipo médico dirigido por el doctor Miguel Bellizi. El paciente era un hombre de 54 años, quien falleció a tos cuatro días de la operación. Recién en 1980 ei doctor Rene Favaloro y su equipo realizó un trasplante que tuvo una sobrevida de nueve meses, A esta intervención siguieron muchas más. Un caso conmovedor, es el de Marcela Severini, operada por Favaloro en noviembre de 1984, Hoy, Marcela no sólo goza de buena salud, sino que además tuvo un hijo que la convirtió en la segunda cardioinjertada en el mundo que pudo concretar la maternidad.

AMPLIACIÓN DEL TEMA: Apenas dieciocho días vivió el corazón humano trasplantado que revolucionó al mundo, un 3 de diciembre de 1967. Christian Barnard, un cardio-cirujano sudafricano, después de una operación que duró cinco horas, logró por primera vez que el corazón de una joven de 25 años latiera en el pecho de un hombre de 55.

Louis Washkansky, un comerciante de comestibles, había ingresado al hospital cuatro semanas antes con un grave estado de insuficiencia cardíaca. Denise Darvall, por su parte, gozaba de buena salud. Sin embargo, un accidente terminaría con su vida e iluminaría la de Washkansky.

El 3 de diciembre de  1967, un equipo de treinta profesionales repartidos en dos quirófanos de un hospital de Ciudad del Cabo y dirigido por el cardiocirujano sudafricano Christian Barnard, abrían una nueva era en la medicina moderna al realizar el primer trasplante de corazón.

A pesar del éxito de la operación, Washkansky no llegó a cumplir un mes de vida con su nuevo órgano. Pero Barnard no se rindió por este fracaso. Un mes y medio más tarde reincidía con el dentista Philip Blaiberg, de 58años. Esta intervención contó, además, con una particularidad: el donante del corazón fue un mulato, Clive Haupt. Sudáfrica, el país del apartheid, reconocía la igualdad «de corazones» entre negros y blancos, pero no de derechos. De todos modos, Blaiberg tuvo más suerte: vivió diecisiete meses.

Estados Unidos había hecho su intento el 6 de diciembre de aquel 67. En los ocho meses siguientes se llevaron a cabo veintiocho cardioinjertos en nueve ciudades. Pero el éxito no llegaba, pues los cirujanos, faltos de experiencia, no habían calculado bien los riesgos del rechazo del organismo humano a órganos extraños. Los glóbulos blancos, entonces, tomaban al nuevo órgano como si se tratara de una infección. No obstante, desde 1980 se emplea un medicamento llamado cy-closporin A para evitar ese rechazo.

La hazaña del 3 de diciembre fue quedando sepultada por los trasplantes realizados en todo el mundo, y el doctor Barnard pasó del anonimato a la fama. Recorrió el planeta varias veces con sus conferencias y terminó desacralizando su imagen de científico con actitudes de playboy.

Todo esto produjo en la opinión pública planteos éticos sobre hasta qué punto una persona. seguía siendo ella misma cuando empezaba a Vivir con un corazón ajeno o con qué derecho el hombre se inmiscuía en los secretos de la vida.

En la actualidad, según datos de la Sociedad Internacional de Trasplante Cardíaco, se han efectuado 20.000 intervenciones de este tipo en todo el mundo. Sólo se espera ahora poder perfeccionar los corazones artificiales para eliminar el trámite del donante, debido a su limitado número.

Por su parte, el médico sudafricano abandonó los quirófanos en 1980, a raíz de una artritis sin remedio. Después de su retiro de la cirugía, publicó catorce libros y siguió trabajando en un centro de trasplantes de Estados Unidos, donde se dedicó, sobre todo, a la inmunología.

Así recuerda aquel 3 de diciembre: No había ni periodistas, ni fotógrafos, ni cámaras de televisión. No pensé que hubiera dado un gran paso. Sólo entendía que había ideado una nueva técnica quirúrgica. Lo habíamos experimentado con animales y creía que era un paso más después del trasplante de riñon. Esperábamos que funcionara y así sucedió.

Fuente Consultada:
Magazine Enciclopedia Popular N°27 Año 3 Primer Transplante de Corazón

Aculturacion y Xenofobia Que es la aculturacion? Chauchivismo

 Aculturación y Xenofobia ¿Qué es la aculturación? Chauchivismo

Aculturación y xenofobia: Cuando una sociedad impone a otra sus propias pautas culturales bajo el supuesto de que son mejores, se produce un proceso de aculturación, es decir, de pérdida y transformación forzada de los rasgos culturales que caracterizan a una sociedad. Si esta desvalorización es llevada al extremo de no tolerar la existencia de una cultura diferente, se producen prácticas xenófobas (de intolerancia absoluta) que pueden llevar al exterminio físico masivo de las personas que integran una cultura particular, como sucedió con los judíos y los gitanos encarcelados en los campos de concentración alemanes durante la Segunda Guerra Mundial o con los indígenas patagónicos a fines del siglo XIX.

aculturacion

La dominación de los aborígenes americanos

“Con perfecto derecho los españoles imperan sobre estos bárbaros del Nuevo Mundo, los cuales con prudencia, ingenio, virtud y humanidad son tan inferiores a los españoles como los niños a los adultos y las mujeres a los varones, habiendo entre ellos tanta diferencia como la que va de gentes fieras y crueles a gentes dementísimas, de los prodigiosamente intemperantes a los continentes y templados, y estoy por decir que de monos a hombres.

¿Qué cosa pudo suceder a estos bárbaros más conveniente ni más saludable que el quedar sometidos al imperio de aquellos, cuya prudencia, virtud y religión los han de convertir de bárbaros, tales que apenas merecían el nombre de seres humanos, en hombres civilizados en cuanto pueden serlo; de torpes y libidinosos, en probos y honrados, de impíos y siervos de los demonios, en cristianos y adoradores del verdadero Dios? Por muchas causas pues, y muy graves, están obligados estos bárbaros a recibir el imperio de los españoles conforme a la ley de la naturaleza, y a ellos he de serles todavía más provechoso que a los españoles, porque la virtud, la humanidad y la verdadera religión son más preciosas que el oro y que la plata.”

Juan Ginés de Sepulveda (filosofo español), 1547.


La superioridad de la cultura aria

“Existen en la historia innumerables ejemplos que prueban con alarmante claridad cómo, cada vez que la sangre aria se mezcló con la de otros pueblos inferiores, la consecuencia fue la destrucción de la raza portaestandarte de la cultura. La América del Norte, cuya población está formada en su mayor parte por elementos germánicos que apenas si llegaron a confundirse con las razas inferiores de color, exhibe una cultura y humanidad muy diferentes de las que exhiben la América Central y del Sur, pues allí los colonizadores, principalmente de origen latino, mezclaron con mucha libertad su sangre con la de los aborígenes.”

Adolf Hitler Mi Lucha, 1927.

Fuente Consultada: www.laguia200.com y Filosofía de Editorial Santillana Ética Ciudadana II