Humor Argentino

Biografia de Lucio V. Mansilla y Caracteristicas de su Obra Literaria

Biografia de Lucio V. Mansilla y Obra Literaria

Lucio Victorio Mansilla (1831-1913), escritor argentino, perteneciente a la segunda generación del 80. Es el más ilustre y acabado escritor de la generación del 80, y una de las figuras de más interesante biografía entre los hombres de fin de siglo.

Nació en Buenos Aires, hijo del general Lucio Norberto Mansilla —jefe del ejército rosista— y de Agustina Ortiz de Rosas —hermana de Juan Manuel de Rosas—.

Militar, periodista, político y diplomático. Su estilo literario es ameno y chispeante, no posee el rigor crítico de su generación. Sus escritos le sirvieron para relacionarse con el grupo elitista dominante de la política argentina.

Biografia de Luci V. Mansilla y Obra LIteraria

Su padre Lucio fue un general rosista y su madre Agustina, hermana de don Juan Manuel de Rosas.

Realizó sus estudios primarios en el famoso colegio Clarmont, donde estudió gramática y latín.

Se empleó luego en una casa comercial de un primo, y luego fue a residir entre Ramallo y San Nicolás, donde estaba el saladero de su padre.

Por razones de negocios y con el deseo de iniciarlo en la vida empresaria, su progenitor lo envió a la India (1849), y con tal motivo viajó por ese país, El Cairo, y otros lugares, para regresar a Buenos Aires, al enterarse de la situación política (1851).

Al año siguiente, producida la caída de Rosas, su padre lo llevó consigo a Europa. Regresó al año siguiente, y contrajo matrimonio con su prima Catalina Ortiz de Rosas y Almada.

No congeniaron y tiempo después se separaron. Por esos años insultó públicamente a José Mármol en el Teatro Argentino, a quien acusaba de haber ofendido a su madre en la novela Amalia.

Estuvo desterrado por este motivo durante tres años en Paraná (1856-1859), ocasión en que publicó varios escritos en la prensa.

Fue luego secretario de la Convención Nacional Constituyente reunida en Santa Fe (1860), actuó en varias acciones militares de las luchas entre la Confederación y la provincia de Buenos Aires, y se estrenó como dramaturgo, con dos obras de éxito, aunque no volvió a repetir estas aventuras teatrales.

Actuó más tarde en la Guerra del Paraguay y ascendió en la carrera militar. Poco antes de la terminación de la contienda, fue destinado como comandante de fronteras, con asiente en Río Cuarto, Córdoba (1868).

Allí intentó establecer la paz con los indios ranqueles, inquietos porque la linea fronteriza había sido llevada, por encargo del presidente Sarmiento, al Río Quinto.

Viajó a Leubucó (La Pampa), con una reducida comitiva y se entrevistó con el cacique Mariano Rosas. De resultas de esta expedición, comenzó a editar en forma de cartas su más famoso libro, Una excursión a los indios ranqueles, dos años después.

Regresó luego a Buenos Aires (1871), continuó escribiendo para la prensa y fue gobernador del Chaco (1875). Después viajó en distintas misiones diplomáticas, por tres veces a Europa (1879, 1881 y 1883), y ascendió al grado de general (1882).

Estuvo de retorno en su país poco después (1884). Fue elegido diputado nacional (1885) y publicó las Cameries de los jueves (1885) en un diario local.

Tuvo por esos años una intensa actuación pública, caracterizada por las fluctuaciones de sus preferencias políticas y la aspiración a mayores responsabilidades gubernamentales, que no pudo lograr.

Viajó de nuevo a Europa, donde fue una figura familiar y respetada en los más elegantes salones de la aristocracia. Se produjo mientras tanto el fallecimiento de su esposa (1895), y cuatro anos después contrajo nupcias nuevamente en Londres, con la viuda argentina Ménica Torróme (1899).

Viajó como jefe de la legación argentina en Berlín, por Alemania, Austria y Rusia, países incluidos en su espera de acción diplomática. En esos años, comenzó a escribir sus libros autobiográficos. Retratos y recuerdos (1894), Rozas: Ensayo ¡üstórico-psicológico (1898) y Mis memorias: Infancia y adolescencia (1904).

Falleció en París (1913), luego de haberse retirado de sus cargos diplomáticos.

Personalidad de Mansilla. Mansilla puede considerarse como el prototipo del intelectual mundano y aristocrático de fines de siglo en la Argentina.

Estuvo dotado de una fascinante personalidad, de múltiples facetas, que abarca al empresario comercial, el militar valiente, el periodista circunstancial, el conversador ameno de salón, el político hábil, el escritor ameno e ingenioso, el duelista insobornable, en suma, un hombre de mundo completo.

Han quedado numerosos testimonios de sus contemporáneos, tanto argentinos como europeos, de su encantadora personalidad y de su natural don de caballero, igualmente hábil para tratar con indígenas salvajes que con nobles y monarcas sofisticados de la Europa de fin de siglo.

El escritor autobiográfico: Aparte de sus ensayos dramáticos juveniles, sin repercusión literaria en su vida, Mansilla fue un excelente prosista, cuyo principal personaje fue él mismo.

Pocos escritores han escrito tanto de sí mismo, ya que en casi todas sus obras se habla de su niñez, de su adolescencia, de su vida militar, de su experiencia de salones culturales, de su vida en la corte de Rosas, de sus relaciones con los hombres de la época, de sus ideas.

Por lo general, su e-lilo fue siempre apurado, poco esmerado, contaminado de galicismos y expresiones o vocablos extranjeros, pero en todos los casos su prosa es cautivante, amena y sustanciosa.

En materia idiomatica fue independiente de toda norma o respeto a la Academia Española, y su criterio fue optar siempre por la riqueza o la vivacidad de la expresión, antes que por el formalismo o la estilización.

«Una excursión a los indios ranqueles». Fue publicada incialmente como una serie de cartas a su amigo Santiago Wilde diariamente, en La Tribuna (a partir del 20 de mayo de 1870. Fue premiada (1876) en el Congreso Internacional Geográfico de Paris (1875), y traducida al alemán, francés, italiano e inglés.

Esta obra es una de las mejores de la literatura argentina, y en el transcurso de los años, no ha perdido interés ni vitalidad. «Ningún libro se ha leído peor que Facundo, Martín Fierro, Amalia y Una excursión a los indios ranqueles, las cuatro obras históricas por excelencia, y además las cuatro mejor escritas del siglo pasado», ha dicho un ensayista argentino (Ezequiel Martínez Estrada).

Mansilla, como comandante de fronteras al sur de Córdoba, planea una entrevista en tierra ranquel con los caciques indígenas, para asegurar y pacificar las relaciones.

Entra Tierra Adentro, un grupo de dicienueve personas, entre ellas dos padres franciscanos, sin armas para no despertar sospechas.

En la travesía hacia Leubucó (La Pampa), capital de los ranqueles, acaece una serie de peripecias interesantes, motivadas por el recelo de los cristianos y la desconfianza indígena.

Se realiza el primer encuentro con Mariano do Rosas y ahijado del Restaurador.

La mutua desconfianza se disipa. hay fiestas, una primera misa en tierra bárbara, y un incidente entre Mansilla y el cacique Epumer, que no pasa a mayores.

Se dirige luego la comitiva a tierras de Baigorrita, el otro cacique, de cuyo hijo sale Mansilla al final padrino.

Poco después se celebra una junta mayor con los tres caudillos principales y unos sesenta capitanejos, que discuten y aprueban un tratado de paz. De regreso a Córdoba, visita Mansilla al tercer gran cacique, Ramón, y retorna a Rio Cuarto. En el curso de esta expedición.

Mansilla tiene oportunidad de describir los lugares, costumbres v otros aspectos de la vida ranquelina, v expresar originales opiniones morales y filosóficas sobre la vida salvaje y la vida civilizada.

En la obra aparecen interesantes personajes, que son descritos con una gran destreza psicológica y artística, como los tres caciques citados; el doctor Macías, médico cautivo y antiguo compañero de Mansilla, cuya libertad obtiene, el cabo Gómez, Crisóstomo y Miguelito, interesantes ejemplares humanos cuya historia se intercala en la narración.

El libro encierra, además, una tesis muy a lo Mansilla, espíritu algo escéptico y burlón, que puede resumirse en estas palabras del propio autor: «Nuestra civilización no tiene el derecho de ser tan rígida y severa con los salvajes. ..»

Mansilla tuvo varios tropiezos en su vida política y en su carrera militar, pues sostuvo la opinión de que la política con los indios debía ser conciliadora y no de exterminio.

El estilo es el conversacional, sin más preocupaciones que la de escribir como habla: «Converso íntimamente con el lector: no dicto un ensayo de historia en la cátedra«, decía.

Por lo demás, es perceptible un cierto desenfado e ironía en el tono, mucho personalismo, y un cierto afán de mostrarse independiente de prejuicios y libre de toda autoridad.

Este personalismo, por así decirlo, era una característica común en los hombres de su generación.

Otras obras en prosa. En orden dé importancia, le siguen las Causeries de los jueves o Entre nos, serie de relatos o reflexiones sobre materias diversas, al modo de las conversaciones típicas de los salones aristocráticos europeos y aun argentinos, donde el buen gusto, la superficialidad y la multiplicidad de tenias, componían el repertorio típico de los conversadores (causeurs) del siglo pasado.

Se fueron publicando a lo largo de dos años (1888-1890), en el periódico Sud-América, y editadas en cinco volúmenes (1889-1890). Estas «charlas» han sido comparadas con las «tradiciones» de Ricardo Palma.

El libro Mis memorias refiere las experiencias de su niñez y de su adolescencia, siempre en ese tono festivo que le era propio.

Es interesante como documento de época, pues allí aparece presentada la gran aldea y la gente de mediados del siglo pasado.

En Rosas, el autor intenta hábilmente un ensayo de interpretación psicológica de su tío, quien aparece retratado al vivo.

Mansilla no lo enjuicia históricamente como dictador, pero tampoco lo presenta como un gobernante democrático. En ingenioso equilibrio político, tiende más bien a explicar la raíz psicológica de la conducta política de su pariente.

Ricardo Rojas ha dejado una semblanza literaria muy precisa sobre este escritor: «El argentino más cosmopolita por su vida y sus gustos, sin dejar de ser el porteño más criollo por su ingenio y por su obra«.

OBRAS Y EDICIONES. Una excursión a lo» Indios ranqueles. Buenos Aires, Estrada, 1959. Con estudio preliminar de Mariano de Vedia y Mitre. Mis memorias. Buenos Aires, Hachette, 1955. Entre-nos. Causeries de los jueves. Buenos Aires, Hachette, 1963. Con estudio preliminar de Juari Carlos Ghiano. Rosas. Buenos Aires, Malinca, 1964.

LECTURAS COMPLEMENTARIAS Y ESTUDIOS: Enrique Popolizio. Vida de Lucio V Mansilla. Buenos Aires. Peuser, 1954. Julio Caillet-Bois, prólogo a Una excursión a los indios ranqueles. México, Fondo de Cultura Económica, 1947. Aníbal Ponce, La vejez de Sarmiento. Buenos Aires, Matera, 1951. Homero Guglielmini. Mansilla. Buenos Aires, Ediciones Culturales Argentinas. 1961.

Fuente Consultada:Literatura Española, Hispanoamericana y Argentina de Carlos Alberto Loprete Editorial Plus Ultra Entrada: Autor Lucio V. Mansilla

Juego Para Conocer a los Grandes Cientificos de la Historia

Juego Para Conocer a los Grandes Científicos de la Historia

Desde aqui puede acceder a varios juegos simples didácticos que te ayudarán a practicar con los nombres de los mas destacados cientificos de nuestra historia universal y que muchas veces ignoramos o poco nos interesa sobre ellos. El juego es  muy fácil, solo debes hacer «clic» sobre cada boton de la izquierda del juego y elegir un nombre del cientifico, y arrastralo hasta adentro del rectángulo gris ubicado debajo de cada imagen. Al soltar el botón podrás escuchar un sonido indicado que se ha posicionado correctamente. Debes colocar los 20 nombres y luego con el botón de corrección podrás verificar tus errores. Otra forma de jugar consiste en hacer «clic» en el botón de Nombres Correctos, estudiarlos o memorizarlos y luego empezar a jugar desde cero. Es sumamente simple, para todas las edades e ideal para los mas jóvenes o principiantes…¡A probarlo!…. También puedes jugar a PANTALLA COMPLETA

¿QUIENES FUERON ESTOS CIENTIFICOS DE LA HISTORIA?

Einstein, Albert (1879-1955). Nació en Alemania, físico matemático. Escribió la Teoría general de la relatividad para rectificar ideas fundamentales sobre la gravitación, relacionando masa con energía; demostró que el espacio y el tiempo eran conceptos inseparables. Ha realizado trabajos apreciables en la teoría  cuántica.

Planck Max Carlos Ernesto Luis (1858-1947). Alemán, físico. Desarrolló la teoría de los cuantos y también trabajó en termodinámica y óptica.

Newton, Isaac (1642-1727). Inglés, matemático. Notorio por su trabajo sobre la gravedad. Descubrió las tres leyes básicas del movimiento y la relación entre los colores y la luz. Sus trabajos sobre óptica, problemas matemáticos y astronomía han sido de inmensa importancia.

Pasteur, Luis (1822-1895). Francés, bacteriólogo.  Sus experimentos sobre fermentación destruyeron el mito de la generación espontánea.  Fundó la ciencia de la bacteriología y descubrió la inmunidad artificial.

Fermi, Enrique    (1901-1954).   Italiano,   físico.   Hizo notables contribuciones a la física nuclear por su investigación sobre substancias radiactivas artificiales y energía  atómica.

Torricelli, Evangelista (1608-1647). Italiano, físico. Inventó el barómetro de mercurio y construyó un microscopio simple.

Faraday,  Miguel   (1791-1867).  Inglés,  físico  y  químico. Descubrió el principio de la inducción electromagnética usado en la dínamo.  También licuó cloro y formuló las leyes de la electrólisis.

Harvey, Guillermo (1578-1657). inglés, médico. Llegó  a  la  fama   por   su   descubrimiento   de  la   circulación de la sangre.

Bohr Níels (1885- ). Dinamarqués, físico. Extendió grandemente la teoría de la estructura atómica al inventar un método explicativo del espectro de los elementos y su posición en la tabla periódica. Ayudó al desarrollo de la teoría cuántica.

Maxwell, Jaime Clerk (1831-1879). Inglés, físico. Famoso por sus investigaciones matemáticas que condujeron al descubrimiento de las trasmisiones radiales.

Darwin, Carlos Roberto (1809-1882). Inglés, naturalista. Como resultado de sus observaciones, mientras viajaba alrededor del mundo, propuso la teoría de la evolución. Ésta fue publicada en su libro El origen de las especies.

Mendeleiev, Demetrio Ivanovich  (1834-1907). Ruso, químico.  Es   famoso   por   su  formulación   de   la  ley periódica basada en los pesos atómicos.

Galilei, Galileo (1564-1642). Italiano, matemático y astrónomo. Construyó el primer telescopio astronómico práctico, con el cual estudió la superficie de la Luna, la Vía Láctea, el Sol, y muchos de los planetas.

Juego Para Aprender a Conocer a Personajes Históricos Aplicación

Juego Para Aprender a Reconocer Personajes Históricos

Desde aquí puede acceder a varios juegos simples didácticos que te ayudarán a practicar con los nombres de los mas destacados personajes de nuestra historia universal y que muchas veces ignoramos o poco nos interesa sobre ellos. El juego es  muy fácil, solo debes hacer «clic» sobre cada boton de la izquierda del juego y elegir un nombre del personaje, y arrastralo hasta adentro del rectángulo gris ubicado debajo de cada imagen. Al soltar el botón podrás escuchar un sonido indicado que se ha posicionado correctamente. Debes colocar los 20 nombres y luego con el botón de corrección podrás verificar tus errores. Otra forma de jugar consiste en hacer «clic» en el botón de Nombres Correctos, estudiarlos o memorizarlos y luego empezar a jugar desde cero. Es sumamente simple, para todas las edades e ideal para los mas jóvenes o principiantes…¡A probarlo!…. También puedes jugar a PANTALLA COMPLETA

Cómo comprender los grandes acontecimientos de la historia sin preguntarse por los hombres y mujeres que estuvieron detrás. Cómo comprender los grandes cambios de la humanidad sin conocer a quienes los originaron.Cada época tiene sus grandes personajes, cada gran personaje tiene su época, tanto los acontecimientos históricos como los grandes cambios están estrechamente ligados a quienes los originaron.

Los hombres hacen su historia y construyen civilizaciones. Desde hace millares de años, y a partir del momento en que los primates comenzaron a utilizar las manos, los ojos y el cerebro racionalmente, diferenciándose de los otros animales, millones de hombres pasaron por la superficie de la Tierra. La mayoría de ellos, limitada por sus condiciones personales y sociales, no dejó rastros en la Historia. Otros, en cambio, políticos, científicos, filósofos, religiosos y artistas lucharon, innovaron y modificaron el mundo y la realidad que los rodeaba y, al proceder así, hicieron Historia.

Desde la Antigüedad hasta nuestros días, la historia de la política, las ciencias, la filosofía, las artes y las religiones puede estudiarse a través de las biografías de sus grandes personajes, entregándonos una completa visión de cada uno de ellos y de cómo, ya sea por su voluntad, sus acciones, coraje o genio, han influido en e desarrollo de la historia de la humanidad, generando un antes y un después.

Esos personajes se proyectaron más allá de su mera condición de individuos, para conquistar un puesto destacado en la transformación del destino colectivo de la humanidad. Algunos de ellos desempeñaron un papel más trascendente que otros. Pero todos, indistintamente, con el aporte que brindaron de acuerdo con sus posibilidades, forjaron las bases del gran edificio de la civilización contemporánea.

Esta es la idea de esta entrada, es el intento para trate de reconocer y generar tu curiosidad por estos grandes hombres de la historia que han dado su vida en defensa de sus ideales y en post de una sociedad mas justa , mas libre y mas culta.

En este juego se presentan seres que de un modo o de otro, pero indiscutiblemente, han regido los destinos de la Humanidad, su vida, su pensamiento, su ruta, con influjo inevitable. Negar la trascendencia histórica de cualquiera de los seres agrupados en estas páginas sería tan torpe como no admitir que faltan en ellas otros de su temple y de su personalidad, indiferentes, en lo permanente, a toda, selección humana, que podrían constituir un tomo o más, tan interesantes como el presente, que se ha logrado en absoluto, con sus biografías densas, pero claras, exactas, para cualquier lector ansioso de contemplar bien estos personajes cuya popularidad conocen mejor que aquello a que se debe.

LISTA DE BIOGRAFIAS EN ESTE SITIO:

Alejandro Magno

Leonardo Da Vinci

Cristobal Colón

Simón Bolivar

Aristóteles

CArlos I de España

Julio César

Isaac Newton

Miguel Angel Buonarrotti

Martín Lutero

Henry Ford

Karl Marx

Vladimir Lenin

Tomas Edison

Galileo Galilei

Napoleón Bonaparte

José de San Martín

Johannes Gutenberg

Luwing Beethoven

Herná Cortés

 

Manifestaciones Culturales de Argentina Arte,Musica y Literatura

Manifestaciones Culturales de Argentina (Siglo XX)
Personalidades de la Ciencia, Arte,Música y Literatura

1-El Patrimonio Cultural Argentino

a) Qué es la cultura: Entendemos por cultura de un país a las diversas expresiones de su espíritu a través del desarrollo de las ciencias y de las artes, sin olvidar la forma de ser y comportarse de sus habitantes, sus hábitos morales y el modo de tratar a los demás seres humanos en lo referente a los derechos fundamentales. Hay «algo espiritual» que trasmite una generación a otra; esos resultados que han obtenido nuestros predecesores y que de alguna forma nos benefician o «enriquecen», son el objeto de la cultura.

Uno de los mejores elogios de un pueblo es calificarlo de «culto», lo que significa afirmar que lucha por conseguir la perfección individual y social. Pueden existir, frente a un país muy civilizado, enriquecido materialmente como consecuencia de los progresos técnicos y científicos, naciones todavía en estado de organización tribal, pero que tienen más desarrollado el sentido de la perfección humana, de ía convivencia y de la solidaridad social.

No necesariamente ligada al desarrollo industrial y técnico, la cultura despierta la admiración y el respeto hacia una nación y además, es su definición y esencia.

La cultura es una especie de «marca» que tienen en común los diversos integrantes de una sociedad.

Claro que dentro de un determinado pueblo no todas las personas participan igualmente del sistema cultural que lo caracteriza.

Esa cultura se transmite de una generación a otra; las personas pasan, pero la cultura, los valores que la constituyen, se mantienen gracias al aprendizaje, a la comunicación.

Sobre la acción de la cultura en el individuo ha escrito Ruth Benedict:

«…la sociedad y el individuo no son antagónicos. La cultura de la sociedad proporciona la materia prima con la que el individuo hace su vida. Si ella es magra, el individuo sufre; si es rica, el individuo tiene la posibilidad de disfrutar de sus oportunidades. Todo interés privado de todo hombre y mujer es servido por el enriquecimiento de las acumulaciones tradicionales de su civilización (En «El hombre y la cultura«).

b) Manifestaciones de la cultura
— Culturas primarias y civilizadas:

Las manifestaciones de la cultura son diferentes, según los pueblos y épocas que se examinen.

Por ejemplo; las culturas primarias se caracterizan por ser sencillas y poco desarrolladas. En la antigüedad, las vemos en los pueblos y tribus nómadas.

Las culturas civilizadas suponen elaboración y desarrollo superiores.

Por oposición a las anteriores, en las culturas civilizadas, los individuos viven en conglomerados permanentes, en lugar de hacerlo en tribus.

Poseen un idioma escrito mediante el cual registran su historia; sus trabajos son más especializados y las funciones políticas y sociales, más diversificadas.

— Civilización y cultura:

Se debe advertir, sin embargo, que civilización y cultura son palabras de significados diferentes. El concepto civilización se limita a los aspectos técnicos y utilitarios de la vida social, por ejemplo, al «desarrollo industrial» como expresamos en a). Por el contrario, la cultura mira más al desarrollo y elaboración de las cosas bellas de la vida, de los sentimientos y conductas del hombre que lo encaminan hacia el bien; la cultura consiste en el refinamiento social y moral.

c) Nuestro patrimonio cultural

A lo largo de este post haremos referencia a los bienes materiales y espirituales que constituyen «la riqueza cultural» del País.

2-MANIFESTACIONES DE NUESTRA CULTURA EN LAS CIENCIAS, EN EL ARTE Y EN LA TÉCNICA

a) Las ciencias
El primer científico argentino fue Buenaventura Suárez (1.679-1 750). Nacido en Santa Fe, ingresó en la Compañía de Jesús. Completada su formación fue enviado a la reducción de San Cosme, en Misiones.

Allí, con la colaboración de algunos guaraníes fabricó telescopios, un reloj de péndulo y un cuadrante dividido en grados, para ajusfar el reloj de acuerdo a la hora solar. Con dicho instrumental pudo instalar en plena selva, el primer observatorio astronómico de la Argentina.

Escribió cartas astronómicas y anuarios; en 1744 publicó «Lunario de un siglo», obra con la cual se podían calcular los eclipses de sol y luna. A este célebre jesuíta —cuya nombradía despertó elogios de astrónomos europeos— siguieron ilustres nombres: los frailes Manuel Torres y Cayetano Rodríguez, Juan José Paso, Amadeo Bonpland, Alcides D’Orbigny, Javier Muñiz,…

Todos ellos, sus discípulos y continuadores, hicieron valiosos aportes a la ciencia nacional y al acervo cultural de la humanidad.

Hacemos mención de los principales, desde la segunda mitad del siglo pasado, en adelante.

Ignacio Pirovano (1842-1895) : Figura señera de la medicina argentina, fundador del Hospital de Niños (Buenos Aires) y maestro de cirujanos.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios3/floren2.jpg

Florentino Ameghino (1854-1911): Paleontólogo, distinguido en  Europa por sus descubrimientos y estudios.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios4/huella_digital.jpg

Juan Vucetich (1858-1925): Funcionario policial, creador de  un revolucionario método de identificación.
Su sistema dactiloscópico fue adoptado en todo el mundo.

Luis María Drago (1859-1921): Jurisconsulto, estadista, periodista y escritor.
Siendo Ministro de Relaciones Exteriores, en 1902, cuando varios países ejercieron una acción militar contra Venezuela, para el cobro de la deuda externa, sentó las bases de la «doctrina Drago», en el campo del derecho internacional.

Andrés Francisco Llobet (1861-1907)
Creador de nuevas técnicas de neurocirugía. En 1891, realizó la primera operación exitosa de un quiste cerebral.

Juan Bautista Ambrosetti (1865-1917)
Paleontólogo, arqueólogo e historiador. Precursor de los estudios folklóricos.

Ángel Gallardo (1867-1934)
Naturalista y autor de numerosos estudios y trabajos sobre su especialidad.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios2/Luis_Agote.jpg

Luis Agote (1868-1954)
Médico; descubrió la acción anticoagulante del citrato de sodio; ello, al permitir el acopio de sangre, evita las desventajas de la transfusión personal.

Alejandro Posadas (1870-1902)
Médico; uno de los precursores de la cirugía toráxica, creador de técnicas de cirugía del pulmón.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios2/saavedra_lamas.jpg

Carlos Saavedra Lamas (1878-1959)
Jurisconsulto y estadista, recibió en 1936 el Premio Nobel de la Paz, por sus esfuerzos, como Canciller argentino, para lograr la paz entre Bolivia y Paraguay (Guerra del Chaco). Publicó numerosos trabajos sobre temas de derecho público.

Enrique Finochietto (1880-1948)
Médico; infatigable buscador de nuevas técnicas quirúrgicas.
Creó más de veinte procedimientos operatorios que aún tienen vigencia, así como gran número de instrumentos quirúrgicos.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios3/houssey0.jpg

Bernardo Houssay (1887-1971)
Galardonado en 1947 con el Premio Nobel de Medicina, por sus investigaciones sobre el metabolismo de los hidratos de carbono.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios3/leloir0.jpg

Luis Federico Leloir (1937-)
Médico e investigador, merecedor del Premio Nobel de Química (1970)

https://historiaybiografias.com/archivos_varios3/milstein0.jpg

César Milstein (1927-2002), inmunólogo, Premio Nobel de Fisiología y Medicina con Niels Kai Jerne y Georges J. F. Köhler, por sus investigaciones sobre el sistema inmunológico y por el desarrollo, en colaboración con éste último, de la tecnología de producción de los anticuerpos monoclonales.

Los doctores Salvador y Domingo Liotta, perfeccionadores de una bomba para sustituir temporariamente el corazón humano y que revolucionó la cirugía cardiovascular; Orlando Villamayor, ingeniero aeronáutico, profesor de varias universidades europeas; etc.

b) El Arte:

Por tradición familiar, por ambiente y educación el argentino común participa de los gustos europeos en lo que a cultura y arte se refiere. Ello es aplicable también, a toda manifestación artística, en general, proveniente de otros continentes y países.

Esa apertura espiritual es por ello notoria en los artistas y creadores nacionales que, muchas veces, con sus personajes y temas, conquistan a públicos heterogéneos.

Una especie de prueba de esta afirmación es la actividad desplegada por el Teatro Colón, envidiado por muchas ciudades del mundo y constituido en magnífico receptáculo de óperas, ballets, conciertos, etc., del arte universal, así como meta consagratorla de sus grandes figuras. Su historia se liga con el hecho de que la vida musical de Buenos Aires fue y es considerada como una de las más importantes del mundo, y punto de reunión de  compositores, musicólogos, cantantes, directores, «regisseurs», coreógrafos y toda clase de personalidades de primera línea en el campo internacional de la música, sin olvidar las manifestaciones de la música popular y folklórica.

El vigor artístico del arte argentino se refleja, particularmente, en Buenos Aires. Para corroborarlo veamos estos datos: hay en la Capital de la República alrededor de cuarenta museos públicos (no todos de arte); numerosas salas que ofrecen recitales, ciclos de conciertos, exposiciones y conferencias; decenas de galerías de arte; alrededor de doscientos cincuenta salas cinematográficas permanentes, además de las que en forma periódica, ofrecen otras actividades culturales y artísticas; a los varios teatros oficiales, deben sumarse más de treinta salas teatrales permanentes; también, funcionan otras en forma periódica (teatros experimentales, vocacionales o independientes); etc.

— Literatura
Podemos afirmar que el quehacer literario argentino tiene relieve internacional.

Desde comienzos del siglo, numerosos compatriotas destacados en las letras han merecido la atención de la crítica de otras latitudes y figuran hoy entre los valores consagrados mundialmente.

Comencemos por señalar la difusión del «Martín Fierro«. La inmortal obra de Hernández ha sido traducida a más de veinte idiomas, sin olvidar la transcripción en el alfabeto Braille.

Luego de la Primera Guerra Mundial, hubo un movimiento de renovación de las letras nacionales que se evidenció con la publicación de revistas y la formación de grupos literarios. Esa época fue fértil en figuras cuyas obras lograron difusión y fama en el exterior.

«Don Segundo Sombra» se ha traducido a más de quince idiomas; es notable cómo esta novela de Ricardo Güiraldes, de tema y ambiente argentinos, ha llegado a la sensibilidad de públicos tan diferentes.

La obra de Jorge Luis Borges fue traducida al inglés, al italiano, al francés y al alemán. Apegado a personajes y circunstancias de Buenos Aires y sus arrabales, escribió «Historia universal de la infamia», en 1935; le siguieron «Ficciones», «El Aleph», etc.

Sus libros recibieron numerosas distinciones oficiales y privadas: medalla de oro de la Sociedad Dante Alighieri, en el 9o Certamen de Poesía, de Florencia; premio de la Ingram Merrill Foundation, de EE.UU.; etc.

Los ensayos de Victoria Ocampo —»Testimonios», «De Francés-ca a Beatrice», etc.— le han merecido, por parte de la reina de Inglaterra, la distinción de comendadora de la Orden del Imperio Británico, amén de una larga lista de reconocimientos por divulgar los valores culturales del País, sobre todo, mediante la revista «Sur», por ella fundada (premio María Moors Cabot, de EE. UU., en 1965; Isabel D’Este, de la Municipalidad de Roma; etc.).

Es notable la nombradía internacional de Eduardo Mallea. Luego de su primera novela —»La ciudad junto al río inmóvil»— traducida a otros idiomas fueron difundidas en Europa y EE. UU.: «La bahía del Silencio», «Todo verdor perecerá», «Nocturno europeo», etc.

Cuando se desempeñaba como embajador argentino ante la UNESCO, recibió ei título de doctor honoris causa, otorgado por la Universidad de Michigan (1958). Conocido sobre todo en el ámbito de Latinoamérica, Leopoldt Marechal, además de fino poeta, es autor de novelas —»Adán Buenos ayres», «El banquete de Severo Arcángelo», etc.— que le valieron e aplauso de ios mejores críticos del Continente.

En 1946, Ernesto Sábato, publicó la novela «El túnel», que fue traducida a varios idiomas, incluso al japonés. Su obra más importan te y conocida es, sin embargo, «Sobre héroes y tumbas», de 1 961.

Adolfo Bioy Casares y Silvina Bullrich son muy leídos en Europa, sobre todo en Francia.

Deberíamos agregar los nombres de otros notables novelistas, así como de poetas, cuentistas, autores dramáticos, ensayistas y críticos. Anotemos, finalmente, algunos datos sobre el periodismo argentino. De acuerdo a estadísticas de 1975, hay 180 publicaciones diarias, con algo más de 2 millones de ejemplares por día; ello representa unos 90 ejemplares por cada mil habitantes.

La cantidad de revistas (informativas, del hogar, deportivas, etc.) supera con amplitud a la de diarios. Muchos de estos diarios y revistas se leen fuera del país, sobre todo, en naciones limítrofes.

— Música
Después de 1910 surgió una generación notable de músicos argentinos con prestigio internacional.

Juan José Castro (1895-1968) realizó giras por América y Europa, dirigió orquestas importantes, participó en festivales internacionales y obtuvo premios muy codiciados: Internacional Verdi (1952), del Festival Latinoamericano de Caracas (1954), etc.

Entre sus coetáneos mencionamos a Luis Gianneo («El tarco en flor», poema sinfónico; «Concierto Aymará»; etc.), Jacobo Fischer (poemas sinfónicos, ballets y conciertos), Julián Aguirre («Aires criollos»; «Aires nacionales», «Gato», «Huella», «Las mañanitas», etc.), Roberto García Morillo (cantatas, sinfonías, conciertos, etc.), Alberto Ginastera (ballet «Panambí», «Sinfonía Porteña», piezas para piano, etc.; es quizá el músico argentino que alcanzó mayor celebridad mundial, por su actuación en festivales internacionales y por el éxito de sus óperas «Don Rodrigo» y «Bomarzo»), Roberto Caamaño (eximio pianista aplaudido en EE. UU.; entre sus obras, se señalan «Magnificat» y «Concierto para piano», compuestas a pedido de entidades musi-cales  de Louisville y New Orléans) y otras figuras notables.

Entre los innovadores se destacan Virtú Maragno, Francisco Krópfl, Antonio Tauriello, etc.; y entre los más jóvenes, Alicia Terzian, Carlos Tuxen-Bang y otros. Además de descollar en el campo de la composición, nuestros músicos han sobresalido en el de la interpretación.

Por ello, la Argentina, además de solistas de reputación mundial, cuenta con varios conjuntos universalmente consagrados; por ejemplo, el Ensamble Musical de Buenos Aires, el coro de Niños Cantores de Murialdo, el Polifónico de la Universidad de Córdoba. Merece una mención especial la Camerata Bariloche, creada en 1 966 por el violinista Alberto Lysy; en sus giras ha llegado incluso a los países de Oriente, conquistando en todos los centros musicales uná-nimos elogios.

Además de excelentes violinistas (Rubén González, ganador en 1934 del Concurso Internacional María Canals, de Barcelona) el país ha formado talentosos pianistas: Antonio de Raco, Marisa Regules, Pía Sebastiani, Marta Argerich (ganadora en 1965, del Concurso Internacional Federico Chopin, en Varsovia), Bruno L. Gelber, Jorge Zulue-ta, Manuel Regó, etc.

María Luisa Anido e Irma Constanzo triunfaron en Oriente, África, América y Europa, como extraordinarias concertistas de guitarra. El Viejo Mundo consagró también a notables cantantes (Víctor de Narké, bajo, y Ángel Matiello, barítono) y a excelentes directores de orquesta (Pedro I. Calderón y Mario Benzecry).

Además de la repercusión internacional del tango, la música folklórica argentina ha logrado éxito en el exterior, sobre todo en Europa, ávida de ritmos exóticos. Recordemos, por ejemplo, la «Misa Criolla», de Ariel Ramírez; tanto su compositor como el conjunto «Los Fronterizos» —sus primeros intérpretes— fueron felicitados por el Papa Pablo VI y aplaudidos en las salas más importantes de Europa (Liebert Hall, de Stuttgart; Beethoven Halle, de Bonn; etc.).

Podemos afirmar que la Argentina tiene —actualmente— uno de los movimientos musicales más destacados del Continente. El número de conciertos, óperas, recitales, espectáculos creativos, etc., que se anuncian en las carteleras de todas las ciudades del País, son una prueba del interés y el entusiasmo de un público exigente y culto.

— Pintura
Introducido el movimiento impresionista en la Argentina, a fines del siglo pasado, se produjo la adhesión de los pintores de la época. Emilio Pettoruti (1 892-1971), asombró en 1 924, con sus obras de carácter moderno; radicado en París, sus muestras se impusieron al público de esta ciudad, como a los de Berlín, Londres, Nueva York y Río de Janeiro.

Juan del Prete, dedicado al arte abstracto, obtuvo en 1958 el premio Palanza; ese mismo año fue distinguido en la Exposición Internacional de Bruselas.

De gran imaginación son las obras de Xul Solar (1887-1963) y Raquel Forner; esta pintora, ha merecido importantes premios a lo largo de su carrera: medalla de oro en la Exposición Internacional de París, en 1937; premio de la prensa en la Bienal Internacional de México (1958); gran premio por «El astronauta» y «Los que vieron la luna», en la Primera Bienal Americana de Arte, de Córdoba.

Raúl Soldi, combina lo moderno con una línea más tradicional; son famosos sus murales de la capilla de Glew, Pcia. de Buenos Aires, y los personajes que decoran la cúpula del Teatro Colón.

Antonio Berni, nacido también a comienzos de siglo, es eximio pintor, grabador y dibujante. No sólo ha expuesto en las principales ciudades del mundo —Madrid, París, Moscú, Varsovia, Berlín, Bucarest, Nueva York— sino que mereció diversos galardones internacionales (Primer Premio Internacional de Grabado, 1962, en Venecia, por su serie «Juanito Laguna»; distinción similar, en Cracovia, Polonia).

Otros creadores son Lino E. Spilimbergo (1896-1964) y Juan C. Castagnino (1908-1972) cuyas obras figuran en numerosas colecciones del exterior; en ellas han reflejado especialmente temas argentinos. Carlos Alonso ilustró clásicos de la literatura universal, tales como La Divina Comedia y Don Quijote de la Mancha, esta última, conjuntamente con Salvador Dalí.

Entre los cultores del arte abstracto se cuenta a Luis Barragán, Juan Fuentes y Vicente Forte.

En la década de 1960, el Instituto Torcuato Di Telia patrocinó diversos concursos nacionales e internacionales de artes plásticas que lanzaron a la fama a artistas hasta entonces casi desconocidos. Uno de ellos es el pintor, grabador y muralista Pérez Celis; otros son Ernesto Deira y Jorge de la Vega.

— Escultura
Nuestra plástica no sólo tiene notoriedad por sus pintores. Muchos escultores argentinos gozan de renombre internacional y han sido reiteradamente premiados.

Entre los grandes, el primero fue Rogelio Yrurtia (1879-1950) que se consagró con su grupo «Los pecadores», en la Exposición de Saint Louis, EE. UU., con el gran premio de honor. Su contemporáneo, Sesostris Vitullo, pasó la mayor parte de su vida en París, donde expuso con enorme éxito sus trabajos con motivos gauchescos. José Fioravanti, desde antes de mediados de siglo, expuso tambien en París, así como en Madrid.

Años más tarde, Pablo Curatella Manes, presentó sus obras en ta galería Bernheim, de París, iniciando un notable arte abstracto. En esta tendencia, también se destacó Lucio Fontana; la logró imponer en Italia, luego de su exposición en la galería II Migliore, de Milán.

La famosa «Ave Fénix», de Libero Badli, ocupa un lugar destacado en el Kennedy Center, de Washington. Noemí Gerstein fue premiada en Londres, 1954, y en Bruselas, 1968; hay obras suyas en varios museos de arte moderno, de Nueva York.

Hacia mediados de siglo, Gyula Kósice inició el arte cinético en América Latina (escultura articulada y móvil, escultura hidráulica, etc.); expuso en galerías de Europa y América.

c) La técnica

Iniciada la segunda mitad del presente siglo se crearon en el país diversos organismos en los cuales las tareas de los científicos e investigadores se orientaron al adelanto tecnológico. Vamos a detallar la acción de algunos de ellos.

— Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA)
Creado en 1950, este organismo autárquico dependiente de la Presidencia de la Nación, ha promovido y realizado estudios, aplicaciones científicas e industriales de las trasmutaciones y reacciones nucleares. Ya en 1953 se produjeron los primeros radioisótopos y dos años después se obtuvieron los primeros lingotes de uranio metálico, de producción nacional.El primer reactor nuclear argentino —y primero de América Latina— se puso en funciones en 1958.

Uno de los objetivos de la Comisión es contribuir al desarrollo energético nacional. Ya funciona la central atómica de Atucha, Pcia. de Buenos Aires, que puede llegar a una potencia de 319 kw; la segunda está construyéndose en Embalse Río III, Pcia. de Córdoba.

Otros fines de la CNEA: la especialización de técnicos, aplicaciones agropecuarias e industriales de los radioisótopos, procesamiento dt uranio (cuenta con dos plantas químicas), asesoramiento técnico y científico a entidades del extranjero, etc.

Dependen del organismo varios centros atómicos: Constituyentes (investigación metalúrgica), San Carlos de Bariloche (investigación físico-nuclear) y Ezeiza (producción de radiación, seguridad y producción radiológica).

— Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET)
En cierto modo este Consejo dirige la investigación científica y técnica argentina, y tiene una amplia proyección internacional. Para favorecer el intercambio de conocimientos y experiencias ha firmado numerosos convenios de intercambio y cooperación con el Consejo Nacional de Pesquisas (Brasil), la National Academy of Sciences (EE. UU.), el Consejo Superior de Investigación Científica (España), el Centre National de la Recherche Scientifique (Francia), etc.

Entre los varios convenios señalamos los firmados con la FAO (proyecto de desarrollo pesquero), la OEA (programa de desarrollo científico y tecnológico), etc.

— Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA)
Fundado en 1956, tiene por fin experimentar nuevas técnicas agrícolas y ganaderas y difundirlas entre los productores.

Entre las preocupaciones que encauzan sus actividades están la adopción de nuevas maquinarias, la modificación de métodos de trabajo, la fertilización de los suelos, el empleo y desarrollo de nuevas semillas y cultivos, la aclimatación de especies animales, la educación de los jóvenes de familias campesinas, el mejoramiento de las condiciones de vida de los hogares rurales, etc.

Junto con organismos de las Naciones Unidas ha investigado la ecología de regiones desérticas; realizó estudios de suelos, de genética vegetal y animal, del desarrollo ovino de la Patagonia y la explotación de los valles medio e inferior del Río Negro.

Sus especialistas han cumplido misiones de asesoramiento en diversos países del Continente, y sus trabajos gozan de prestigio científico en todos los países del mundo.

— Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI)
Este organismo descentralizado, creado en 1957, tiene por finalidad realizar y promover investigaciones aplicadas para,mejorar el nivel técnico y económico de la industria nacional; experimentar técnicas de elaboración, procesos de materias primas, uso de materiales locales; aprovechar subproductos; etc.

Para alcanzar dichos fines posee centros especializados en biología marina, caucho, celulosa y papel, desalación de aguas, industria láctea, máquinas herramientas, minerales, textiles, carnes, electrónica, diseño industrial, etc.

Algunos de estos centros funcionan en la Capital Federal y otros, en el Interior. El INTI no sólo colabora con la industria privada; ha organizado cursos internacionales con el patrocinio de la UNESCO y seminarios de gran importancia en el campo del diseño industrial y otras disciplinas afinos, a los que concurrieron relevantes figuras mundiales de la especialidad.

Fuente Consultada:
Formación Moral y Cívica 8 Ciclo Básico y Técnicas de Roberto N. Kechichián – Editorial Stella –

 

Historia y Origen del Perro San Bernardo Leyenda del Barril

Origen e Historia del Perro San Bernardo

En el siglo XI san Bernardo fundó un refugio para viajeros en el puerto del Gran San Bernardo. Todavía hoy los monjes prestan auxilio a los viajeros extraviados. En esta tarea les ayudan sus famosos perros (algunos de los cuales llegaron a adquirir verdadera fama), que también acompañan a grupos de turistas en excursiones a lugares peligrosos.

El puerto del Gran San Bernardo, que une Suiza meridional con Italia, es uno de los puertos alpinos mejor conocidos. Debe su nombre a san Bernardo de Menthon, nacido en Saboya en el siglo X. Este santo tuvo la iniciativa de construir un refugio para viajeros en lo alto del puerto. A pesar de haber sufrido incendios y otras catástrofes, los edificios se mantuvieron en pie a través de los siglos. Napoleón se albergó en ellos.

perro san bernardo

Juego Para Aprender Las Razas de Perros

Ya en aquella época, algunos perros ayudaban a los monjes a encontrar a los viajeros extraviados; pero estos perros no eran todavía los san Bernardo que nosotros conocemos. Estos son el resultado de cruces, entre otros, con los famosos perros de Terranova. No sólo son muy hermosos, sino también notablemente inteligentes y de una resistencia extraordinaria. Esta última cualidad resulta indispensable en el medio en el que han de desenvolverse.

El tiempo, en la montaña, puede cambiar con mucha rapidez y las tempestades de nieve impedir la visibilidad. Por otra parte, no es raro que la temperatura descienda por debajo de los —35° C. Todo esto no impide a los viajeros aventurarse en la región, pues el puerto del Gran San Bernardo (existe también el del Pequeño San Bernardo) forma el punto de unión entre los Alpes del cantón de Valais, al este, y el macizo del Mont-Blanc, al oeste. Desde hace siglos, pues, es un lugar muy frecuentado.

Los viajeros no corren únicamente los riesgos inherentes a la alta montaña, sino también los que trae consigo el foehn, este viento cálido que hace fundir prematuramente la nieve y el hielo provocando, de este modo, avalanchas. Y hay que contar también con la niebla.

A despecho de todos estos peligros, el puerto era conocido ya en la época romana. No lejos del hospicio de los monjes los romanos habían edificado un templo a Júpiter. Más tarde, los hunos utilizaron el mismo camino. En la Edad Media, el paso del Gran San Bernardo era frecuentado por los salteadores de caminos.

Los monjes del hospicio del Gran San Bernardo no fueron los únicos en gozar de fama mundial por los auxilios prestados a los viajeros extraviados; también sus perros eran conocidos.

Algunos de ellos llegaron incluso a ser célebres; entre ellos Barry, que recibió, hace unos ciento sesenta años, el apodo de «El Salvador», pues él solo salvó 41 vidas humanas. Entregado sin descanso durante doce años a esa difícil tarea, cuando fue demasiado viejo vivió a expensas de la ciudad de Berna. Después de su muerte fue disecado y expuesto en un museo de la ciudad.

Sus descendientes hicieron honor al renombre de su antepasado. Son todos magníficos animales con el pelaje de un blanco pardusco y cuyo peso oscila entre los 70 y los 80 kg. Tienen el sentido del olfato enormemente desarrollado, y su colaboración, a la hora de buscar a viajeros extraviados, es de gran utilidad incluso en el caso de que hayan sido sorprendidos por una avalancha.

Cuando encuentra a uno de estos desgraciados viajeros, el perro atrae a sus amos con sus ladridos. Hay quien cuenta que los perros llevan consigo provisiones y un barrilito con una bebida alcohólica para que los accidentados puedan recobrar fuerzas.

Esto es únicamente una leyenda y no tiene nada que ver con la realidad. Lo cierto es que un artista representó un día a Barry de esta manera y esta representación se hizo tan popular que es imposible imaginarse a un perro san Bernardo sin su barrilito de coñac. Los monjes, sin duda, permiten que se represente a sus perros con el barrilito; pero es con demanda expresa de los viajeros.

En recuerdo de Barry, los monjes siguen dando ese nombre al macho más hermoso de la perrera. En nuestros días son cada vez más raros los viajeros que se arriesguen a recorrer a pie el puerto del Gran San Bernardo; pero la tradición del perro salvador de viajeros extraviados subsiste incluso después de la segunda guerra mundial.

Los perros siguen siendo entrenados como lo fueron en lo pasado. En lo que respecta a los ejercicios prácticos, se ha llegado al extremo de enterrar a un hombre bajo la nieve y a los perros corresponde encontrarle. Los animales trabajan por equipos y cuando uno de ellos ha encontrado a la «víctima» voluntaria, los perros se ponen entonces a desenterrarla.

El perro se echa entonces sobre la víctima, le calienta la cara y empieza a ladrar. Los otros perros se le unen y los monjes pueden dirigirse así fácilmente al lugar del «siniestro». Los monjes llevan consigo siempre bebidas calientes (té o vino, por ejemplo) y se apresuran a llevar a la víctima al hospicio.

Además de sus misiones de salvamento, los perros son útiles como guías de viajeros que tienen que visitar lugares considerados peligrosos. Su instinto les previene del peligro de las avalanchas antes de que las personas se den cuenta de que van a producirse. Y por si esto fuera poco, también van a buscar provisiones y el correo a la localidad de Bourg-St.-Pierre, situada más abajo.

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa3.jpg

Elefante Blanco: Origen y Significado de la Expresión

ORIGEN Y SIGNIFICADO DE LA EXPRESIÓN «ELEFANTE BLANCO»

Los elefantes albinos o blancos, como también se los conoce, se caracterizan por presentar piel y ojos de color gris claro, a diferencia de los elefantes normales, de pigmentación gris oscura, y en algunos casos un ligero tinte marrón.
Su presencia se halla circunscripta casi con exclusividad al área geográfica correspondiente a los territorios de Burma y Tailandia, en Asia Meridional.

elefante blanco

La extrañaa pariencia y escaso número de estos mamíferos vegetarianos dieron origen, hace ya varios siglos, y en el Reino de Siam (hoy Tailandia, con capital Banckok) a una antigua tradición que consideraba a los elefantes albinos propiedad del emperador, quien aún hoy ostenta el título de «Señor de los Elefantes blancos». Sólo él podía montarlos y hacerlos trabajar y, debido a esta prerrogativa, solía regalarlos como castigo a cortesanos que habían perdido su favor.

El extremo cuidado y el costoso mantenimiento de estas bestias, consideradas sagradas y de las que, en consecuencia, no se podía extraer ningún provecho, terminaban por arruinar a quien las había recibido.

Este es el origen de la expresión inglesa «White Elephant», en castellano «elefante blanco», utilizada para identificar posesiones inútiles, caras y de las cuales nos es difícil desprendernos.

Fuente Consultada: Magazine Enciclopedia Popular Año 3 N°30

Características de las Aldeas de Europa Pequeños Pueblos

Características de las Aldeas de Europa

Enclavadas entre las mov.zcñas. alejadas de los valles y de las poblaciones más glandes, como una especie de oasis de ras y de laboriosidad, una multitud de pequeñas y típicas aldeas pueblan el paisaje europeo y le confieren singular encanto.

Un sabio chino decía que bastaba contemplar por un instante las calles de una aldea para conocer todas las cosas nuevas e interesantes que corrtponen el mundo. Quería decir que sabiendo mirar, es decir, descubriendo íntimamente las cosas, es posible hallar los aspectos más curiosos aun en las cosas más simples.

Eso ocurre si observamos con detenimiento y un poco de imaginación, los restringidos límites de una de las pequeñas y típicas aldeas europeas de las que hablábamos al principio.

Reparemos, antes que nada, en que una aldea no es una ciudad en miniatura como lo son las villas; su posición geográfica, la especial laboriosidad de sus habitantes, el tipo y uso de sus edificios, hacen que una aldea tenga un aspecto singular y propio. En una rápida ojeada veamos cómo es una aldea europea de alrededor de 300 habitantes.

Murren, ejemplo de una aldea, o pequeño pueblo en la montaña.es una aldea suiza que se encuentra situada a 1.650 metros sobre el nivel del mar y ofrece unas excelentes vistas a tres de las más famosas montañas del país

1.   Una carretera apta para ser utilizada por automotores une la aldea con la villa vecina, situada en el valle.

2.  Las calles están empedradas y carecen de aceras porque el tránsito de vehículos es escaso; las callejuelas, con fuerte pendiente, durante las lluvias se convierten en verdaderos arroyuelos.

3.   No existe una periferia suburbana en torno a la aldea; las casas están agrupada.s irregularmente, y detrás de las últimas se encuentran inmediatamente los campos.

4.   Las casas han sido construidas con las piedras existentes en las cercanías: ellas son el material más barato. Cuando existe a distancia conveniente una cantera de pizarra, los constructores aprovechan ese material para cubrir los techos.

5.   En un solo edificio se hallan instaladas las oficinas comunales y la escuela elemental. Las primeras utilizan, habitualmente, sólo un par de locales: uno sirve para las reuniones de los ediles, el otro para la atención del público. La escuela ocupa, por su parte, una sola aula; los alumnos son apenas unas decenas de niños: todas las clases se hallan confiadas a un solo maestro.

6.    Éste es el asilo; es atendido por religiosas, que suelen ser también buenas enfermeras.

7.   He aquí la iglesita parroquial y la casa del párroco, el paciente pastor de esta  pequeña grey de almas.

8.   En este edificio tiene su sede la quesería y mantequería cooperativa. Los agricultores llevan a ella, todos los días, la leche ordeñada a su ganado; en ella se encuentran instaladas las maquinarias para la producción de manteca y quesos. Cada fin de año, las utilidades producidas por la venta de estos productos son repartidas en proporción a la leche aportada por cada uno de los campesinos.

9.   En un lugar de fácil acceso están situados el lavadero público y el abrevadero para las bestias.

10.   Los habitantes de la aldea se proveen de agua en esta fuente, a la cual concurren con sus cubos o cántaros; las surgentes son muchas y el agua no falta.

11.   Las amas, de casa cuecen su pan, por turno, en el horno común, llevando a él la masa elaborada en la propia casa.

12.   Ésta es la casa de «ramos generales» de la aldea; es, por otra parte, la única tienda que provee los artículos que habitualmente consumen todos los habitantes de la aldea. Para la adquisición de los muchos artículos de que ella carece, los aldeanos se dirigen a la villa vecina, sobre todo en los días de mercado.

13.   Aquí tienen instalados sus talleres respectivos el carpintero y el herrero-herrador, únicos artesanos  de la aldea.

14.  Y ésta es la posada, único lugar ; ofrece alojamiento a los pocos viajeros suelen hacer escala en esta pequeña aldea; los más de ellos, comerciantes que acuden para adquirir productos agricolas, quesos, castañas, maderas o ganado. La sala de la posada es el único lugar donde reúnen los habitantes de la aldea; también aquí, a falta de cine, se pue asistir al espectáculo ofrecido por un aparato de televisión, y ahora internet.

15.   Entre las casas, en los pequeños patios,  hay   lugar   suficiente   para   algos huertos y árboles frutales. Casi todas las  casas tienen muy cercanos el  gallinero , y el establo. Durante la buena estación, s embargo, las vacas y ovejas son conducidos hacia los pastos situados montaña arriba.

Fuente Consultada:
Enciclopedia Ilustrada del Estudiante Tomo IV  – Las Aldeas de Europa

Biografia de José Hernández Autor Martín Fierro Poeta

Biografia de José Hernández
Autor Martín Fierro – Poeta Argentino

portada del Martin Fierro de aquella epoca

«Y de un tajo a la guitarra
tuitas las cuerdas corté…»
(Grabado de una de las primeras ediciones.)

¿Que significa el Martín Fierro?. El autor se identifica con el gaucho, y es el gaucho guien vive y guien habla en la obra. Apología de una casta de hombres gue desaparece, «Hernández siente el gaucho dentro de su propio ser»; siente la nostalgia del bien perdido al cantar esa ruda, guejumbrosa, áspera y valiente epopeya del hombre de la sabana, de la Pampa argentina. Por ello tiene Martín Firro ese acento de cántico anónimo, viejo y colectivo, gue ninguna otra obra moderna erudita y personal ha podido ni podrá igualar.

BIOGRAFÍA: El autor del «Martín Fierro»
José Hernández nació el 10 de noviembre del año 1834, en una chacra de San Martín, cerca del propio Buenos Aires. Su madre llevaba el apellido de Pueyrredón, de ilustres emigrados. Su padre era un hacendado rico y tratante en ganados.

El padre del escritor se llamaba Rafael Hernández y pertenecía a una familia de claras ideas federales, con un abuelo intransigente que estimaba en mucho su autoridad de cabildo a la española. La madre era hija de una familia de unitarios por los cuatro costados. Se llamaba Isabel y era hija de José Cipriano Pueyrredón y Dogán, quien, con sus hermanos, descontando a uno que era canónigo, lucharon en esa chacra de Perdriel en que nuestro autor vino al mundo, como verdaderos criollos y en la «hazañosa reconquista de Buenos Aires».

Casa Nacimiento de José Hernandez

Casa de la Familia Pueyrredón Donde Nació José Hernandez

Nacido José Hernández, se le bautizó ocho meses y medio después, el 27 de julio de 1835. En la pila se le impusieron los nombres de José y Rafael, y parece ser que las aguas bautismales ablandaron la intransigencia y tirantez familiar.

El niño bautizado y en manos de mamá Totó, porque la verdadera madre acompaña al marido hacia el sur de la provincia, donde la difícil administración de las estanciasdel mismo Rosas requiere su presencia. Ese ir y y venir de Isabel y Rafael Hernández se prolongará durante cinco años, durante los cuales nuestro autor crecerá alejado de sus progenitores y fue la misma mamá Totó la que le enseñó las primeras letras, antes de entrar en la escuela.

José Hernandez

Un tanto delicado de salud, el pequeño José Hernández no pudo educarse en la ciudad, ni asistir a universidad alguna, sino que pasó toda su infancia y juventud primera en el campo, haciendo la vida propia del estanciero, compartiendo con los gauchos libres y auténticos costumbres y dolores, y adquiriendo conocimientos vivos que más tarde habrían de servirle para desarrollar sus cualidades naturales y alcanzar elevados puestos. En esta época feliz y fecunda de su existencia, recorrió las tolderías, los fortines, la frontera, y se compenetró con la tierra y su gente de modo absoluto.

Siempre muy unido a su hermano Rafael. Huérfanos de madre desde 1843, los dos hermanos se unieron más aún para luchar así contra la soledad. Nueve años más tarde, de nuevo una pérdida irreparable: un rayo arrebató en 1852 la vida del padre de José Hernández… Solos, los dos hermanos se alistaron mas tarde en el ejército.

Entretanto, nacía el partido federal reformista y éste proyectaba la conciliación con Urquiza. El periódico La Reforma Pacifica, dirigido por don Nicolás Antonio Calvo, llevó a cabo la propaganda del nuevo partido: José Hernández abandonó el ejército para seguir luchando en un punto no menos comprometido, la prensa.

Afiliado al partido federal reformista, Hernández hace sus primeros ensayos en el periódico que defiende sus ideales. tomando parte activa en la agitada y varia política del país, y hubo de emigrar a Entremos en 1858; desde allí combatió a Mitre y a Sarmiente; dirigió un periódico titulado El Argentino; fue taquígrafo del Senado Nacional en Paraná y ministro de Hacienda con el gobernador Evaristo López de Corrientes; emigró al Brasil; dirigió La Patria, de Montevideo, y fundó en Buenos Aires el Río de la Plata.

En Paraná pudo ejercer el periodismo en El Nacional Argentino y se sabe que solía pasearse por el mercado, «donde se pasaba escuchando los chistes y dichos gauchescos de los carniceros, que entonces eran todos criollos». Por primera vez, su voz potente y su modo de hablar, así como su envidiable presencia física —alto y de recia humanidad— le harán merecedor del sobrenombre de «Matraca», hasta que sus amigos le cambiaron por «Martín Fierro»

Intervino también en las constantes luchas civiles de la nación argentina. El 28 de octubre de 1859 tuvo lugar la batalla de Cepeda: José Hernández había aceptado ser ayudante de Urquiza en el regimiento primero de línea, batallón Palma. Con la victoria de Cepeda nuestro hombre regresó a Paraná y volvió a sus ocupaciones como tenedor de libros. Como ya había’recibido otro cargo, el de taquígrafo (aprendió el oficio también como autodidacta) de las sesiones del Senado Nacional, se entregó a él con verdadero interés, porque aquello era una nueva escuela. Y así, desde su puesto de taquígrafo, presenciará el nuevo cambio de rumbo en la política nacional.

Hernández, que seguía en Paraná, se enamoró por este tiempo de Carolina Gómez del Solar, a la que acaso conociera en Buenos Aires. En Paraná, la muchacha y sus padres eran vecinos de nuestro escritor, que vivía entonces en la calle Industria con Manuel Martínez Fontez. Carolina tenía una hermana, Teresa. Así el matrimonio fue doble: José Hernández casó con Carolina y Manuel Martínez Fontez con Teresa. La pareja José Hernández y. Carolina tendría nueve hijos; dos de ellos morirían jóvenes.

Hombre poco hogareño, nuestro escritor fue, sin embargo, siempre amado y admirado por su esposa, que pasaba largas temporadas de espera sola con los niños.

Creó en 1880 la Cruz Roja y fue miembro de la Legislatura de Buenos Aires, colaborando así de modo directo en la importante obra de la organización nacional y en la fundación de la ciudad de La Plata.

Vida tan agitada no restó a José Hernández tiempo ni vagar para el cultivo de las letras, a las que era en extremo aficionado. Escribió numerosas poesías de valor mediocre, una Vida del Chacho, y otro libro de Instrucción al Estanciero, en que muestra, clara y profundamente, esa compenetración con la tierra y los hombres de la estancia a que antes hemos aludido.

La muerte del Chacho muestra una singular belleza y la capacidad del autor para la pintura de escenas dramáticas. José siente en su propia carne el cruel fin del Chacho y los acentos épicos se impregnan de un lirismo espontáneo.

En la capital, con ayuda de distintas personalidades, fundó el periódico El Río de la Plata, que pronto compitió con los principales diarios de la ciudad. Desde él, Hernández invitaba al gobierno a terminar con «la guerra del Paraguay, a eliminar la ley inconstitucional que obligaba a prestar el servicio de fronteras», calificándola de «persecución inicua y exterminio paulatino de los gauchos». Estos comentarios y los que se referían al problema de la inmigración informaron a la opinión pública del estado injusto en que se hallaban las clases sociales marginadas del país.

En abril de 1871 José Hernández estaba en Santa Ana do Libramento, pueblo tranquilo donde, según algunos, empezó a escribir el Martin Fierro. Se dice que lo interrumpió para mantener a su familia con el trabajo. Otros opinan que empezó a escribirlo en un hotel de Buenos Aires.

El 28 de noviembre del mismo año el periódico La República anunciaba la aparición del Martín Fierro. La publicación del poema resultó un éxito sin precedentes, pese al desprecio con que lo acogían las esferas intelectuales.

Como el gobierno sigue considerando a nuestro poeta como peligroso jordanista, se dicta una orden de reclusión contra él. Hernández huye a Montevideo porque han puesto precio a su cabeza, así como a la de López Jordán. Pero a finales de 1874, pudo regresar a su patria y dedicarse a negocios del campo ayudado por su hermano, que ejercía de agrimensor. Protegido por Rafael, compró una librería en la calle Tacuarí, y allí instaló la oficina de sus negocios.

Martín Fierro fue, sin embargo, la única de sus producciones que alcanzó trascendencia literaria. Pero… ¡qué trascendencia! Las imperfectas estrofas corrieron pronto de boca en boca «hasta los más lejanos confines de la patria», tomando esa popularidad única y envidiable que convierte la obra de uno en la obra de todos. En 1872 aparece la segunda parte del poema que vio la luz en 1879.

Y hasta tal punto se consideró a Hernández identificado con su Maríín Fierro, que «Martín Fierro» le llamaban sus innúmeros amigos.

Por cumplir una comisión confidencial, encomendada por Dardo Rocha, contrajo José Hernández una enfermedad que fue agotando su salud.  José Hernández — «Martín Fierro» — murió en Buenos Aires el 21 de octubre de 1894.

Llevábanse vendidos más de setenta mil ejemplares de su obra. Después se agotaron rápidamente edición tras edición, muchísimas de ellas clandestinas.

EL HOMBRE Y EL MEDIO: Rafael Hernández —hermano del poeta, nacido en 1841, después que él— informó, en lo que ha pasado a ser, cronológicamente, la primera biografía del gran escritor argentino, lo siguiente: «Allá en Camarones y en Laguna de los Padres, se hizo gaucho; aprendió a jinetear, tomó parte en varios entreveros y presenció los grandes trabajos que su padre ejecutaba y de los que hoy no se tiene idea. Esta es la base de los profundos conocimientos de la vida gaucha y del amor al paisano que desplegó en todos sus actos».

portada primer martin fierro

Portada Primer Libro del Gaucho Martín Fierro

Ampliación Sobre Su Biografía y Obra:

El país se debatía, más que nunca, en la aguda lucha que separaba a los «unitarios» —que bregaban por un gobierno centralizado en la ciudad portuaria de Buenos Aires— de los «federales», que defendían las autonomías provincianas. José Hernández estuvo entre estos últimos, aunque sin caer en la dura instransigencia demostrada, más de una vez, por algunos partidarios de ambos bandos.

«Criollo de estirpe—dijo Roberto F. Giusti, en su estudio sobre el renombrado escritor—, grande, fornido, de talla atlética, de voz potente, el rostro cerrado por una ancha barba oscura. . . conocía, como sus palmas, la pampa y sus moradores, el gaucho y el indio, cuyas costumbres había observado y estudiado con mirada certera. Tenía una gran experiencia de la vida, mucho corazón, sensibilidad poética y algo más valioso que todo eso: genio, es decir, facultad creadora».

Leopoldo Lugones, que no fue tan magnánimo en sus juicios sobre el poeta, pidió, sin embargo, en su obra «El payador» (1916), que se diese a «Martín Fierro» el título de «libro nacional de los argentinos». Esta apreciación culminó, en cierto modo, la serie de elogios que la obra había despertado desde su aparición. Hasta Bartolomé Mitre, adversario político de Hernández, le manifestó, en 1879, por carta: «Su libro es un verdadero poema, espontáneo, cortado en la masa de la vida real».

No se ha logrado determinar el sitio exacto ni el momento en que comenzó la redacción del poema: unos afirman que fue en la ciudad uruguaya de Paysandú y otros, en Santa Ana do Livramento, Brasil, donde Hernández tuvo que refugiarse, transitoriamente, en 1870, por causa de sus ideas políticas, afines con las del caudillo entrerriano Ricardo López Jordán. Su esposa, Carolina González del Solar —con quien se había casado el 8 de junio de 1864— quedó sola, junto a los cuatro hijos pequeños, durante varios meses.

El éxito obtenido por la obra fue muy grande. La primera edición se agotó en dos meses y hubo que hacer ocho más, durante el término de dos años. Hernández señalaría luego, en una advertencia editorial, que había «sesenta y cuatro mil ejemplares desparramados por todos los ámbitos de la campaña», donde hasta los pulperos solían pedir ejemplares del folleto en cantidades apreciables, que vendían con la mercadería que les enviaban desde Buenos Aires.

Antes de «Martín Fierro», Hernández publieó una vigorosa apología del caudillo Ángel Vicente Peñaloza, «El Chacho», que a los setenta años de edad Ríe asesinado mientras descansaba en casa de un amigo.

En 1873 tuvo que refugiarse de nuevo en el Uruguay, cuando el gobierno argentino puso precio a, la cabeza de López Jordán (cien mil pesos fuertes) y a la de sus colaboradores. Desde adolescente, Hernández peleó por la que él entendía que era la causa del pueblo e intervino en varios combates (Rincón de San Gregorio, Cepeda, Pavón, Cañada de Gómez, Ñaembé).

Más tarde, creyó ver una salida institucional en la política conciliadora de Avellaneda y militó, junto a Aristóbulo del Valle, en el partido Autonomista, que luego abandonaría para formar, con Leandro Alem, el partido Republicano. En 1877 fue electo diputado, igual que en 1879, año en que apareció —ilustrada por Carlos Clérice— «La vuelta de Martín Fierro», o sea la segunda parte del poema.

En él retomó la acción del relato, para hacer que el protagonista —un gaucho bueno al que transformaron en «matrero» las arbitrariedades de la ley—, tras buscar refugio, lejos de la civilización, entre los indios, volviera a su medio y reencontrara a sus hijos, uno de los cuales tuvo por preceptor a un personaje insólito: el «viejo Vizcacha». En esta continuación del relato, asoma la actitud conciliadora de Hernández, que caracterizó los últimos años de su vida.

A principios de 1879, adquirió, en el centro de Buenos Aires, una librería a la que llamó «del Plata» y allí, lo mismo que en la amplia casa quinta del barrio de Belgrano —que denominó «San José», como Urquiza a su palacio—, escribió la segunda parte del poema. En 1880, volvieron a elegirlo diputado. En 1881 ocupó una banca en el Senado y, ese mismo año, editó por su cuenta «Instrucción del estanciero». En 1884 fue designado miembro del Banco Hipotecario y, en 1885, volvió al Senado de la provincia de Buenos Aires. Un año después, el 21 de octubre de 1886, falleció en su casa de Belgrano.

Fuente Consultada:
Ciencia Joven Tomo V Edit. Cuántica Diccionario Enciclopédico Entrada: Hernandez José

Las Aves Mas Populares de Argentina Pájaros Argentinos

Las Aves Mas Populares de Argentina – Pájaros Argentinos

1-Ave Popular: Gorrión
2-Ave Popular: Chingolo
3-Ave Popular: Hornero
4-Ave Popular: Paloma Doméstica
5-Ave Popular: Tero Común
6-Ave Popular: Carancho
7-Ave Popular: Águila Mora
8-Ave Popular: Gallienta Común
9-Ave Popular: Águila
10-Ave Popular: Garza Blanca
11-Ave Popular: Garcita Bueyera

Ver: Curiosidades de las Aves

Ver: Aves Argentinas de Martín de la Peña

aves populares de argentinas el gorrion

GORRIÓN Passer domesticus HOUSE SPARROW
Características Macho. Frente, corona y rabadilla, grises, Franja nucal castaña. Dorsalmente estriado de negro y castaño. Garganta y pecho, negros. Resto de lo ventral blanquecino. Alas y cola pardos. Cubiertas menores castañas. Medianas negruzcas con punta blanca. Hembra, Dorsalmente parda estriada de negro en el manto. Ventralmente grisácea. Nilificación El nido es globular, de pajas. Internamente plumas. Lo ubica en los árboles, huecos, nidos abandonados, recipientes, construcciones. La postura es de 4 ó 5 huevos, ovoidales, blanco grisáceos o gris celeste, con pintas pardas y grises, distribuidas por toda la superficie. Habitat Frecuenta áreas rurales, poblaciones. Distribución geográfica Todo el país y las Malvinas. 

 

CHINGÓLO Zonotríchia capensis RUFOUS-COLLARED SPARROW
Características Corona y cara, grises. Lados de  la corona negro. Collar nucal castaño. Dorsalmente pardo estriado de pardo oscuro. Lados del pecho negro, Ventralmente blanquecino. A las pardas. Cubiertas con manchas blanquecinas. Cola parda. Costumbres Solitario, en parejas o en pequeños grupos. Terrícola, se posa en arbustos. Bandadas mas numerosas en invierno.  Nidificación El nido tiene forma de tacita. Es construido con pajitas o cerdas. Internamente pelos, raicillas, cerdas, plumitas. Lo ubica en el suelo, en cercos, enredaderas, plantas o nidos abandonados.  La postura es de 3 0 4  huevos ovoidales, verdosos color castañas y grises, distribuidas por toda  la superficie. Hábitat Frecuenta praderas saca estepas, montes, orillas , parques, serranías. Distribución geográfica Habita todo el país.


HORNERO Furnaríus rufus RUFOUS HORNERO
Características Dorsalmente pardo con tono castaño. Garganta blanca, Ventralmente gris ocráceo. Alas pardas con una banda canela, Cola castaña. Costumbres Se posa en las ramas de los árboles, en postes o en el suelo, Cantan a dúo los integrantes de la pareja. Nidificación El nido es redondeado, construido con barro y pajitas. La entrada es ovalada, corto túnel y cámara, A veces en esta coloca algunas pajitas o cerdas. Lo ubica en postes, edificios, molinos, tranqueras, ramas, también en el suelo o en recipientes. La postura es de 4 huevos, ovoidales, blancos. Hábitat Frecuenta sabanas, pradera, montes, parques, jardines, poblaciones. Distribución geográfica Desde el norte del país hasta Chubut.


PALOMA DOMÉSTICA Columba livia ROCK DOVE
Características Coloración general gris azulada, con reflejos verde violáceos en el cuello y en el pecho. Dos bandas negras en el ala, Existe una gran variación en los colores. Costumbres Andan en grupos o en bandadas. Muy conocida y abundante en todo el país. Nidificación Construye el nido en construcciones, casilleros, huecos en paredes o en árboles, recipientes, sobre techos o en plataformas diversas. Emplea palitos, tallos, pajas. La postura es de 2 huevos, elípticos, blancos. Hábitat Frecuenta praderas, parque; plazas, edificios, acantilados. Distribución geográfica Habita todo el país.


tero aves populares de argentina

TERO COMÚN Vanellus chilensis SOUTHERN LAPWING
Características Frente, garganta y cuello anterior, agros, separados del resto del cuerpo por un margen blanco. Pechon negro. Resto de la cabeza, cuello posterior y dorsalmente, grises, Copete negro, resto de las partes ventrales, blanco, Alas negras. Cubiertas alares verdes y blancas, Cola blanca con ancha banda subterminal negra. Costumbres Andan en pareja o formando grupos. Emite un grito agudo, fuerte. Es muy cuidadoso de su nidos y de sus pichones, Cuando algún intruso je aproxima a ellos, realiza ceremonias de distracción, que consisten en agacharse en distintos lugares lejos leí nido o de los pichones o bien amulan estar heridos, A veces no conforme con esto realizan vuelos rasantes sobre los extraños. Nidificación El nido es una ligera depresión en e! suelo, tapizada con pastos o tallos de yuyos. La postura es de 4 huevos cónicos, pardos o pardo verdosos con pintas y manchas pardo oscuro y grises, distribuidas por toda la superficie. Hábitat Frecuenta áreas rurales, parques, praderas, bañados, charcas. Distribución geográfica Habita todo el país.


CARANCHO Caracara plancus SOUTHERN CRESTED-CARACARA
Características Corona negra ligeramente crestada. Parte dorsal y pecho, pardo oscuro barrado de blanquecino. Garganta blanca. Abdomen pardo oscuro. Alas pardas. Primarias negras con mancha blanco-grisáceas, Cola blanquecina barrada de oscuro, con ancha franja terminal pardo negruzca. El juvenil tiene el pecho estriado. Costumbres Bastante terrícola. Camina semie-recto y carretea por el suelo antes de levantar vuelo. Andan en pareja o en grupos. La alimentación es omnívora (carroña, aves, animales indefensos o heridos, desperdicios). Nidificación El nido es una estructura grande con forma de olla profunda. Emplea en la construcción palitos, tallos y yuyos. Internamente coloca pelos, cerdas, lanas, pastos, hilos, telas, plásticos, excrementos de animales, huesos. Lo ubica en arbustos o en árboles. La postura es de 3 huevos, raro ovoidales, marrón rojizos. Hábitat Praderas, estepas, áreas rurales bañados, serranías. Distribución geográfica Habita todo el país hasta Tierra del  Fuego y las Malvinas.


ÁGUILA MORA Geranoaetus melanoleucus BLACK-CHESTED BUZZARD-EAGLE.
Características. Cabeza y dorsalmente gris plomizo. Ventralmente blanco crema con un escudo gris en el pecho. Alas negras con las plumas de cubierta grises barradas de oscuro. Cola pardo oscura con fina banda terminal blanca. El juvenil es jaspeado de pardo en la cabeza y ventralmente. Costumbres. Planea bien, a veces en círculo. Alas anchas y cola corta que en vuelo le dan forma triangular. Se la suele ver posada en los postes de la luz, en las orillas de los caminos. Se alimenta de mamíferos, reptiles y aves. Nidificación. Construye el nido en los árboles o en repisas rocosas. Es una gran plataforma de palos. Intérname pajas, hojas y plumas. La postura es de 2 ó 3 huevos elípticos, blancos con tono celes sin manchas o con pintas y manchas ocres, distribuidas en forma irre: en toda la superficie. Habitat. Frecuenta praderas arboladas, serranías, orillas de montes. Distribución geográfica. Habita todo el país.


GALLINETA COMÚN Pardirallus sanguinolentus PLUMBEOUS RAIL
Características cabeza gris, Dorsalmente pardáceo. Garganta, cuello, pecho y abdomen, gris plomizo, Alas y cola pardos. Patas rojas, Pico verdoso. Sexos similares. Costumbres anda solitaria o en pareja. Corre rajo. Lleva la cola erecta. Se alimenta de semillas e insectos. Es de carácter tímido, Prefiere ocultarse entre la vegetación ante el menor indicio de peligro. Nidificación El nido es una plataforma de tallos, plantas, juncos. Lo oculta entre la vejación en los esteros o bañados. La postura es de hasta 6 huevos, elípticos, de color crema con pintas y manchitas castañas y grises, más concentradas en el polo mayor. Habitat Frecuenta esteros, bañados, pajonales, orillas de lagunas con vegetación densa. Distribución geográfica Habita todo el país hasta Tierra del Fuego.


ÁGUILA MORA Geranoaetus melanoleucus BLACK-CHESTED BUZZARD-EAGLE.
Características. Cabeza y dorsalmente gris plomizo. Ventralmente blanco crema con un escudo gris en el pecho. Alas negras con las plumas de cubierta grises barradas de oscuro. Cola pardo oscura con fina banda terminal blanca. El juvenil es jaspeado de pardo en la cabeza y ventralmente. Costumbres. Planea bien, a veces en círculo. Alas anchas y cola corta que en vuelo le dan forma triangular. Se la suele ver posada en los postes de la luz, en las orillas de los caminos. Se alimenta de mamíferos, reptiles y aves. Nidificación. Construye el nido en los árboles o en repisas rocosas. Es una gran plataforma de palos. Internamente pajas, hojas y plumas. La postura es de 2 ó 3 huevos elípticos, blancos con tono celes sin manchas o con pintas y manchas ocres, distribuidas en forma irre: en toda la superficie. Habitat. Frecuenta praderas arboladas, serranías, orillas de montes. Distribución geográfica. Habita todo el país.


GARZA BLANCA Árdea alba GREAT EGRET
Características Es enteramente blanca. El pico amarillo y las patas negras. Sin copete. En el período de reproducción presenta unas plumas alargadas en el oreo. Iris amarillo. Sexos similares. El juvenil similar al adulto. Costumbres Anda solitaria o formando grupos o bandadas. En vuelo lleva el cuello vado en forma de S y las patas estiradas, Se alimenta de peces, anfibios y reptiles. También consume insectos. Nidificación nidifica en colonias, a veces junto a otras especies. El nido es una ataforma de palitos o de juncos. A eces con pajitas en el interior. Lo ubica en juncales o en los árboles. La postura es de 3 ó 4 huevos, elípticos u ovoidales, de color celeste o celeste verdosos. Hábitat Frecuenta charcos, lagunas, esteros, bañados, arroyos y ríos. Distribución geográfica Habita todo el país.


GARCITA BUEYERA Bubuicus ibis CATTLE EGRET
Características es enteramente blanca. El pico y las patas son amarillos, En el período de reproducción tienen la corona, unas plumas alargadas en el dorso y en el pecho, canelas, Iris amarillo, Sexos similares, Juveniles Iguales al adulto. Costumbres Andan en grupos o en bandadas. Se posa, en el suelo, postes, ramas y sobre los animales (vacas, cerdos, caballos). Es común verla en tierras recién roturadas (detrás de los arados) y en rededor de las vacas u otros animales. Es la menos acuática de la familia. Es un ave muy silenciosa. Su dieta es esencialmente insectívora, aunque ocasionalmente también consume pequeños anfibios, reptiles y pequeños roedores, Nidificación Nidifica en colonias, en juncar o en árboles. Plataforma de pastos, tallos de yuyos o juncos. Coloca hojas o pastos en la parte interna. La postura es de hasta 5 huevos elípticos, celeste. Hábitat Frecuenta praderas. Tienen dormideros en esteros, bañados en arboledas. Distribución geográfica Habita todo el país y las Malvina.

Ver Videos Originales del Dr. Martín de la Peña

Fuente Consultada:
Guía de Aves de la Pampa Martín R. de la Peña – Fabián Tittarelli
Las imágenes presentadas pertenecen a Martín de la Peña

Inventos Argentinos Inventores Descubrimientos en Argentina Principales

Principales Inventos Argentinos – Cronología 

Inventos Argentinos Inventores Descubrimientos en Argentina PrincipalesInventos Argentinos Inventores Descubrimientos en Argentina PrincipalesInventos Argentinos Inventores Descubrimientos en Argentina Principales
Dulce de Leche Huellas Digitales La Quiniela
Inventos Argentinos Inventores Descubrimientos en Argentina PrincipalesInventos Argentinos Inventores Descubrimientos en Argentina PrincipalesInventos Argentinos Inventores Descubrimientos en Argentina Principales
Colectivo Transfusión de Sangre La Birome
Inventos Argentinos Inventores Descubrimientos en Argentina PrincipalesInventos Argentinos Inventores Descubrimientos en Argentina PrincipalesInventos Argentinos Inventores Descubrimientos en Argentina Principales
Bastón Blanco (ciegos) Jeringa Descartable Técnicas de «By Pass»

LISTADO CRONÓLOGICO DE LOS INVENTOS ARGENTINOS

1810 Miguel Colombise Nuevo Control de Navegación Para Globos Aeroestáticos

1813 Andrés Tejeda Máquina Hiladora (Metalúrgica, arneses y batanes)

1864 Melville Bagley Oficina de Patentes y Marcas

1891 Juan Vucetich Sistema Dactiloscópico

1914 Luis Agote Instrumento Para Transfución Sanguínea

1916 Raúl Patera Primer Helicóptero Eficiente

1917 Quirino Cristiani Tecnología Para Producir Dibujos Animados

1925 Vivente Almandos Sistema de Navegación Nocturno Para Aviones

1928  Ángel Di Césare El Colectivo

1929 Alfredo Rontania Cosechadora autopropulsada

1929 Francsico Avolío Amortiguador hidroneumático

1930 Enriqur Finochietto Separador Intercostal de Cremallera

1931 Roman Luis Polo Pelota de Fútbol Sin Costura

1932 Antoni Saralegui Foto Escultura

1944 Ladislao Biró Bolígrafo

1953 José Fandi Secador de Piso de una sola Pieza

1969 Domingo Liotta Corazón Artificial

1969 Augusto Cicaré Helicóptero Ultraliviano

1970 Rafael Antonio Calibrador Electrónico de Neumáticos

1970 Eduardo Taorozzi Motor Pendular de Combustible Interna

1979 Francisco De Pedro  Soporte Fijo Para Marcapasos

1983 Mario Dávila  Semáforo Para Ciegos

1985 Julio Palmaz Stent

1989 Carlos Arcusín Jeringa Autodescartable y Capuchos de Seguridad Para Agujas Hipodermicas

1990 Juan Carlos Parodi Endoprótesis aórtica

1994 Francisco Peinado Rodríguez Mate-Termo

1994 Claudio Blotta Camilla automática para emergencias

1998 Ricardo Maclen Enblistadora Compacta Para Medicamentos

2001 Hugo Olievra Descorjet

2002 Nicolás Di Prinzio Flaps

2003 Lucas Perfumo Sistema de Sguridad Para Andenes de Trenes y Subterráneos

2006 Enrique Leiko Sistema Ortopédico Para La Corrección de Extremidades de Niños

2006 Jorge Odón Dispositivo Facilitador de Partos

2007 Carlos Arcusín Método Para Producir Pop corn (Pororó)

2008 Claudio Blotta Máquina Para Producir Disco de Empanadas a Gran Escala

2009 David Vilaseca Software Para Mejorar La Telefonía Celular

2010 Antonio Vale Bele Sistema Para Reparar Puntas de Eje de Diferencial de Camiones y Autos

2011 Antonio Bladimiro Sensor que evita fraudes en cargas de combustibles en Camiones y Barcos

2015 Eduardo Fernández Trabalitos

2016 Diego Blas Ernibike

Algunas Fotos de los Inventos No Tan Populares:

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/invento1.jpg

Enribike

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/invento2.jpg

Trabalitos

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/invento3.jpg

Descojet

Vida del Gaucho
Origen de la Oligarquía
Primeras Cárceles
Los Conventillos

 

Tunel Subfluvial Santa Fe Parana Historia de su Construcción

Historia del Túnel Subfluvial Santa Fe Paraná
Construcción y Datos Técnicos

Hasta fines de 1969 la única posibilidad de atravesar el ancho río Paraná era utilizando ferrys y lanchas , medios obviamente insuficientes y lentos para un país que crecía día a día. La realización del túnel estuvo a cargo de tres empresas: S.A.I.L.A.V. la firma argentina que concibió el proyecto; HOCHTIEF de Alemania, que se hizo cargo de su ejecución, y Vianini S.A., de Roma, que efectuó el dragado del Paraná (fue un trabajo duro) 800 hombres (que alguna vez llegaron a ser más de 1000) trabajando día y noche bajo la dirección de doce ingenieros y técnicos alemanes tuvieron en sus manos la responsabilidad de coordinar y ejecutar la obra  que alcanzó los. 21.500 millones de pesos ( dólares); el túnel propiamente.

El 13 de diciembre de 1969  la Argentina inauguró un «gran tubo subterráneo» por el cual avanzan peatones y vehículos; el túnel subfluvial que por debajo del Paraná comunica las provincias de Entre Ríos y Santa Fe. La obra demandó una década y desde luego en su realización intervino la más moderna tecnología. Tal el empleo de una isla flotante, construida especialmente, y cuyas cuatro columnas de sesenta y tres metros de altura se utilizaron para la colocación de los grandes tubos del túnel. De otra manera no se concibe la ejecución de una empresa semejante.

Amén de las rampas de doscientos setenta metros que, en cada orilla son como el inicial acceso, el túnel propiamente dicho tiene una longitud de dos mil cuatrocientos metros (2400 m.). Y esta dimensión resulta del acoplamiento de treinta y seis tubos prefabricados de hormigón armado, cada uno de los cuales mide casi diez metros de diámetro interno, medio metro de espesor, sesenta y cinco metros de longitud y pesa más de cuatro mil toneladas…  Y toda esta tremenda armazón está a una profundidad de treinta y dos metros respecto del nivel medio del Paraná.

Funcionalmente considerado, puede ser transitado en ambos sentidos: se ha previsto una trocha para cada dirección; de ahí que la calzada mida siete metros y medio de ancho, y un metro y veinte centímetros sobreelevada respecto de la calzada; se ha construido una pasarela o vereda lateral de noventa y cinco centímetros de ancho, provista de baranda metálica.

Aunque concebido originariamente para el exclusivo tránsito carretero, ha sido en definitiva estructurado para que también pueda soportar el tránsito ferroviario; eso explica se hayan dejado en el pavimento anclajes que permitirían la ulterior fijación de las vías.

corte del tunel subfluvial parana santa fe

La idea de conectar ambas provincias nació por allá en 1911 cuando las exigencias del propio crecimiento del país hacia necesario mejorar y agilizar las comunicaciones provinciales e internacionales. Llevó varias décadas de esfuerzos y presentación de proyectos hasta que Poder Ejecutivo Nacional creó una comisión encargada de proyectar un túnel.

Los técnicos encargados para hacer un primer análisis de factibilidad fueron  Ernesto Algelt y Carlos Laucher; quienes entonces se instalaron en Paraná por el período de diez días para elaborar un croquis preliminar del túnel. Mas tarde se haría un anteproyecto.

Raúl UrangaGobernador Silvestre Begnis Tunel Subfluvial Santa Fe Parana Historia de su Construcción Datos TecnicosCarlos Sylvestre Begnis (izq.) y Raúl Lucio Uranga (der.) eran los gobernadores de Santa fe y Entre Ríos respectivamente y firmaron entonces el 15 de Junio de 1960 un Tratado Interprovincial que finalmente dispuso la construcción de un túnel subfluvial, que se llamaría Hernandarias en honorHernando Arias de Saavedra  el primer gobernador criollo de Santa Fe.

El 13 de diciembre de 1969 la Argentina inauguró un «tubo» por el cual avanzan peatones y vehículos: el túnel subfluvial que por debajo del Paraná comunica las provincias de Entre Ríos y Santa Fe.

La obra demandó una década y desde luego en su realización intervino la más moderna tecnología.

Tal el empleo de una isla flotante, construida especialmente, y cuyas cuatro columnas de sesenta y tres metros de altura se utilizaron para la colocación de los grandes tubos del túnel. De otra manera no se concibe la ejecución de una empresa semejante.

Las rampas de doscientos setenta metros que en cada orilla son como el inicial acceso, el túnel propiamente dicho tiene una longitud de dos mil cuatrocientos metros. Y esta dimensión resulta del acoplamiento de treinta y seis tubos prefabricados de hormigón armado, cada uno de los cuales mide casi diez metros de diámetro interno, medio metro de espesor, sesenta y cinco metros de longitud y pesa más de cuatro mil toneladas y toda esta tremenda armazón está a una profundidad de treinta y dos metros respecto del nivel medio del Paraná.

Funcionalmente considerado, puede ser transitado en ambos sentidos: se ha previsto una trocha para cada dirección; de ahí que la calzada mida siete metros y medio de ancho, y un metro y veinte centímetros sobre elevada respecto de la calzada; se ha construido una pasarela o vereda lateral de noventa y cinco centímetros de ancho, provista de baranda metálica.

Se eligió un túnel porque tiene una vida casi ilimitada, frente a un puente en donde la fatiga del materia hace que los costos de mantenimientos sean grandes y a la vez la vida útil es mas reducida. Además el puente lleva pilares o columnas que obstaculizan la navegación, frente al túnel que no molesta para nada, (recordemos que el túnel se construye debajo del lecho del río). Finalmente los impuestos al gobierno nacional son menores que los estipulados para las obras sobre la superficie terrestre, pues  pertenece a Jurisdicción Nacional.

Tunel Subfluvial Santa Fe Parana

El túnel que por debajo del río Paraná une las capitales de las provincias argentinas de Santa Fe y Entre Ríos tiene la finalidad esencial de contribuir a la integración de la zona mesopotámica del país con el resto del territorio nacional, a través de una obra vial que asegura las comunicaciones, las independiza de las condiciones climáticas y las hace más rápidas.

La obra tiene una longitud de 2.397 metros a los que a hay que agregar dos rampas de 271 metros cada una y dos caminos de acceso de aproximadamente 1.500 metros. Se utilizaron 36 tubos acoplados, cada uno de los cuales tiene 64 metros de largo, 10.50 m de diámetro, y un peso de 4.200 toneladas.

El diámetro interno es de 9,80 metros, lo que  permite alojar una calzada de concreto asfáltico de 7,50, metros de ancho por 4,40 de altura libre.’Una sala de ventilación con registradores especiales ,resuelve el problema de la renovación del aire viciado; en este sentido se tomó como base a una circulación horaria de 1.250 vehículos en una dirección. La renovación total del aire sólo lleva de 3 a 4 minutos.

Células fotoeléctricas regulan el sistema de iluminación: a cielo abierto, en la zona de acostumbramiento y en el interior. Un circuito cerrado de televisión y señalamiento permite observar y regular la circulación o prevenir sobre obstáculos imprevistos. Una red de altoparlantes completa el sistema junto con teléfonos cada 100 metros.

Es de destacar que la máxima pendiente en la entrada del túnel es del 3,5 %. Su profundidad está determinada por la exigencia de evitar que bajo cualquier circunstancia pueda producirse la socavación de los tubos por efecto de la enorme fuerza de arrastre del río. La cota más profunda es de 29,51 metros, lo que equivale a una profundidad de 32 metros referida al nivel medio del Paraná.

En la construcción se usó material de la zona como cemento, canto rodado, hierro de alta resistencia, hierro común y arena. Fueron impermeabilizados en el lado exterior con 3 manos de resina poliester reforzadas con lana de vidrio. Cada tubo tiene una longitud de 65,45 metros, un peso de 4500 toneladas, el diámetro exterior es de 10,80 metros y el interior de 9,80 metros. La pared tiene un espesor de 0,50 metros. La pasarela o vereda lateral un ancho de 0,95 x 1,20 metros sobreelevada respecto a la calzada. La calzada tiene un ancho de 7,50 metros. Espesor: 0,43 metros (dos manos de tránsito). La altura libre desde la calzada al cielorraso es de 4,41 metros.

Para la colocación de ios grandes tubos del túnel subfluvial, debió emplearse una «isla flotante» cuyas cuatro columnas median sesenta y tres metros de altura.

El Túnel costó 60 millones de dólares, en época pico llegó a ocupar a más de 2.000 operarios, se colocaron 498.000 azulejos y se instalaron 104 semáforos. La altura interior es de 4.10 metros de luz. Cada 100 metros se han instalado placas de seguridad dotadas de teléfono, equipos de extinción y detección de incendios; en el interior se instalaron 24 juegos y dos en cada rampa de acceso.

El túnel subfluvial Hernandarias es el primero de su tipo en América del Sur) y forma parte de un sistema vial con el puente que une a las provincias de Chaco y Corrientes, facilitando la vinculación entre dos vastas regiones del país, ha contribuido también a fomentar el turismo.

Visitar esta obra excepcional y recorrerla, constituye ya un motivo de justificada curiosidad para cientos de miles de argentinos. y también dimensiona al túnel subfluvial su contribución a la unidad de América latina. En efecto, camiones brasileños entran con cargas de esa nación y utilizan el túnel para continuar más directa y rápidamente a Chile, uniendo así en ese itinerario la vía comercial Atlántico-Pacífico.

OTROS TÚNELES SUBFLUVIALES EN EL MUNDO:
En el año 1899 se construyó en Berlín el primer túnel subfluvial, fue hecho sobre el Río Spree y tiene una longitud de 454 metros.

En 1927, en los Estados Unidos se inaugura el “Hollanad” entre Nueva York y Neva Jersey.

En 1934, Inglaterra construye un túnel de 3.180 metros, que lo lleva a ser el más extenso del mundo, y que une Liverpool con Birkenhadd bajo el Río Ramsey.

En 1937, nuevamente los Estados Unidos concreta otro túnel, esta vez para comunicar Brooklyn con Battery, en una distancia de 2.730 metros, que es bautizado “Lincoln I”.

En 1945, en los Estados Unidos se construye el “Lincoln II” con 2.950 metros de largo, en Nueva York.

Tampoco Cuba quedó al margen de este tipo de obras y concreta en 1953 y 1958 túneles de 270 y 733 metros respectivamente.

TREN A LAS NUBES en Salta San Antonio de los Cobre La Polvorilla

TREN A LAS NUBES en Salta San Antonio de los Cobre
Viaducto La Polvorilla

A principios de este siglo época del gran desarrollo de los ferrocarriles en nuestro país se consideró la posibilidad y conveniencia de construir un ferrocarril que atravesase las formaciones orográficas existentes a la latitud de la Puna argentina y uniese el Noroeste argentino con algún puerto de la costa chilena.

tren a la nubes en el puente de la polvorilla
Es uno de los tres ferrocarriles más altos del mundo, que atraviesa vertiginosas montañas de la Cordillera de los Andes entre paisajes espectaculares.  Parte de la ciudad de Salta, atraviesa el valle de Lerma, para introducirse en la Quebrada del Toro y llegar hasta la Puna.

Se inauguró totalmente el 20 de febrero de 1948 cuando en el paso de Socompa se enlazó con su símil chilena que llega al puerto de Antofagasta, donde transitaban pesados trenes cargados de minerales.

Las primeras leyes que se promulgaron para llevar adelante la construcción del tren a Huaytiquina son de 1905.

La primera (Nº 4.683), del 18 de septiembre, manda a realizar los estudios necesarios para el trazado de un ferrocarril, y la segunda (Nº 4.813) es la que da el primer paso para que la construcción se inicie, ya que autoriza al Poder Ejecutivo Nacional a construir el tramo Cerrillos-Rosario de Lerma.

Comienza entonces una dura lucha en el Congreso Nacional donde hay una indisimulada guerra de intereses, entre los que defienden el otorgamiento de nuevas concesiones a capitales ingleses y los que dicen que el Estado Nacional está en condiciones de llevar adelante la obra.

Nació así el proyecto de construir un ferrocarril trasandino, cuyas obras se iniciaron en 1921.

Se trata de un ramal de los Ferrocarriles del Estado, posteriormente ramal C 14 del ferrocarril General Belgrano, también conocido como Trasandino del Norte y como “ferrocarril deHuaitiquina”, denominación esta última errónea pues el ferrocarril se construyó por Socompa, localidad argentina situada más al Sur y próxima al límite internacional con Chile.

Las obras se concluyeron, tras algunas interrupciones, recién en 1948 y enlazan las ciudades de Salta y de Antofagasta, que es un puerto chileno en la costa del océano Pacífico, tras un recorrido de 903 km.

Este ferrocarril no llegó a tener el uso -cargas y pasajeros- que se había previsto y por ello fue casi abandonado y hoy en día sólo transporta esporádicamente algunos minerales.

El nombre de «Tren a las Nubes» se debe a un filme en colores, realizado por dos camarógrafos tucumanos -estudiantes de la Universidad Nacional-, en los primeros años de la década del ’60, que hicieron el tramo Salta-Socompa a bordo del tren internacional de pasajeros, que en esos tiempos corría traccionado por máquinas a vapor, -las famosas «1300»-, y salía de la Estación Salta los días jueves a horas 11.05.

Los camarógrafos apalabraron al maquinista, para que cuando la formación llegara al viaducto La Polvorilla, la máquina hiciera una descarga lateral de vapor, de forma tal que ellos pudieran filmarlo desde las ventanillas de los vagones.

Así ocurrió, y el vapor liberado por la máquina, a consecuencia de la baja temperatura del lugar, no se disipó rápidamente y quedó flotando por unos momentos en el firmamento puneño, lo que facilitó la filmación.

El trabajo posteriormente fue ofrecido al Ferrocarril, quien luego de adquirirlo lo cedió al periodista del diario Clarín, Emilio Petcoff, a los fines que hiciera el guión del documental. Petcoff, al observar la filmación, se vio atraído por el chorro de vapor que la máquina exhaló en La Polvorilla y tituló al trabajo «Tren a las Nubes».

Posteriormente Ferrocarriles Argentinos adoptó este nombre para el único emprendimiento turístico que en ese momento tenía en el país, y que recorría 240 kilómetros sobre el Ramal C 14, Salta Antofagasta. (Fuente Consultada: Portal de Salta)

En años recientes se ponderó la factibilidad de convertirlo en un atractivo turístico y así se concibió su circulación regular entre Salta y el viaducto denominado La Polvorilla, con un recorrido de sólo 214 Km. (o sea, 428 en total).

Se tomó esa decisión en mérito a que el ferrocarril recorre paisajes espléndidos de una notable policromía (valle de Lerma, quebrada del Toro y Puna) y pasa por la pintoresca localidad San Antonio de los Cobres; asombra, además, por su concepción técnica.

En tan corto recorrido asciende, sin cremallera y en trocha angosta, desde los 1.187 m s.n.m. de la ciudad de Salta hasta los 4.186 n s.n.m. de La Polvorilla, para lo cual debe utilizar 29 puentes, 21 túneles, 13 viaductos, 2 “rulos” y 2 “zig-zag”. Se trata, en conjunto, de una obra sensacional, concebida y dirigida con gran esfuerzo y audacia por el ingeniero estadounidense Richard F. Maury, fallecido en 1950.

En los trabajos pertinentes, realizados en condiciones muy hostiles, participaron muchos inmigrantes, entre ellos Josep Broz, quien posteriormente se identificó como “el mariscal Tito” y gobernó tiránicamente a Yugoslavia desde 1945 a 1980.

El trayecto que realiza El Tren a las Nubes, desde los 1187 m.s.n.m, de la ciudad de Salta hasta los 4186 m.s.n.m. del viaducto La Polvorilla es de 434 Km. Distancia que demanda alrededor de 14 horas y 45 minutos en ir y volver, en un viaje lento con una velocidad promedio de 32,1 Km p/h

La polvorilla es un viaducto (o puente) curvo, de 224 m de largo, en el que los rieles están a 63 m de altura con respecto al fondo de la quebrada que atraviesa, sin barandas, único en el mundo en su tipo.

Este viaducto fue construido entre 1.930 y 1.932 por la fábrica italiana Monfalcone.

Fue fundido en los talleres de la empresa Cosulich, en Trieste, Italia, y armado en una quebrada cercana similar a la salteña. Posteriormente fue embalado pieza por pieza, y transportado en buque hasta el puerto de Buenos Aires.

Emilio Balduzzi y Pedro Bettela, tuvieron a su cargo llevar esos enormes pilares por tierra, debiendo ampliar muchas curvas hasta llegar a la Polvorilla.

La obra finalizó en 1.932, y hubieron de pasar 7 años para su habilitación total, ocurrida el 7 de noviembre de 1.939.

Hay anécdota dramática  cuando el maquinista Varas, elegido entre 3, junto a los ingenieros C. Michaud y M. Pouzol, realizaron la prueba de resistencia del gigantesco artificio.

Cuando la máquina pisa la estructura el hierro empieza a rechinar, dando la impresión que la espectacular obra se vendría abajo como un castillo de naipes.

Pero el susto pasó, y la máquina quedó 20 cm. más abajo del nivel de entrada, por lo que se debió hacer el rebaje necesario.

Tres mártires tuvo el Polvorilla; el primero un remachador, cuyo nombre no puede ubicarse. El segundo fue Sirilo Nalboa, boliviano, que era ajustador de bulones y que en un descuido se le soltó el cinturón de seguridad y cayo desde 50 metros.

El más dramático lo protagonizó un joven polaco, Victorio Mortizewicz, quien antes de viajar a su lejana patria quiso despedirse de la obra en la que estuvo trabajando por dos años.

Subiendo por una de las pilas del viaducto, al llegar a los 30 metros perdió pie y se mato.

Todos velan desde su sueño eterno, en el cementerio de Mina Concordia, la imponente obra, metida en medio del silencio de los cerros milenarios.

El “tren a las nubes” (así denominado actualmente pues en muchas oportunidades debe atravesar mantos de nubes bajas) circula una vez por semana sólo desde abril a octubre ante el peligro de derrumbes que pueden producir lluvias violentas.

Se estima que ha transportado aproximadamente 300.000 turistas, de los cuales la mitad han sido extranjeros atraídos por la majestuosidad de la obra y por las bellezas de los lugares que recorre.

Ver: El Viaducto Más Alto del Mundo

Represa Hidroelectrica Yacireta Historia y Caracteristicas

Represa Hidroeléctrica Yacireta

Los ríos como fuentes de energía son muy importantes, especialmente los de la cuenca del Plata, aunque su aprovechamiento es reducido con respecto a la magnitud del recurso. Entre las obras más importantes se pueden mencionar las centrales binacionales de Salto Grande y Yacyretá (en construcción)».

Otras centrales también cumplen una función muy eficiente, como la de Los Reyunos sobre el río Diamante y Caverna de Río Grande, en el sistema del Río III que actúan como compensadoras en el Sistema Eléctrico Interconectado, utilizadas en los momentos de mayor demanda o en casos de emergencia.

Las principales obras energéticas también ofrecen otros beneficios a la región, como por ejemplo: riego, regulación de caudales para evitar inundaciones, mejoras en la navegabilidad de los ríos o en sus embalses para pesca, deportes náuticos etc.

Principales Centrales Hidroeléctricas de Argentina

CENTRAL

RÍO PROVINCIA POTENCIA (KW)

Yacyretá (en const.)
Piedra del Águila
Salto Grande
El Chocón
Alicurá
Río Grande
Planicie Banderita
Futaleufú
El Niliuil 1, II y III
Los Reyunos
Agua del Toro
Arroyito
Gral. Belgrano (Cabra Corral)

Paraná
Limay
Uruguay
Limay
Limay
Grande
Neuquén
Futaleufú
Atuel
Diamante
Diamante
Limay
Juramento

Corrientes
Neuquén
Entre Ríos
Neuquén
Neuquén
Córdoba
Neuquén
Chubut
Mendoza
Mendoza
Mendoza
Neuquén
Salta

2700000
1400000
1260000
(1)
1200000
1000000
750000
450000
448000
259360
224000
130000
120000
102000

(1) Apropiación de potencia según la reglamentación del acuerdo de 1947

Complejo hidroeléctrico binacional de Yacyretá
Tras varios años de observaciones, en diciembre de 1973 las Repúblicas del Paraguay y Argentina firmaron el Tratado de Yacyretá para la construcción de esta obra, denominada por algunos “el gigante de América” pues tendrá una superficie ocho veces mayor que la ciudad de Buenos Aires y permitirá un ahorro de 4.000.000 de toneladas de petróleo por año.

Las obras están emplazadas en el norte de la provincia de Corrientes, sobre el río Paraná a unos 80 Km. aguas abajo de las ciudades de Encamación y Posadas.

En un principio funcionará con 20 turbogeneradores, pero se le podrán incorporar 10 más cuando el requerimiento energético así lo indique. La energía generada por la Central será derivada a las estaciones transformadoras que cada país construye. Cuando Yacyretá funcione a pleno llegará a producir 20.300 GWh (giga wat) de energía eléctrica. Esto representa más del 60% del consumo energético actual de ambas naciones.

El objetivo principal de esta obra es la generación de energía eléctrica barata y abundante a Argentina y Paraguay y ello contribuirá al desarrollo del noreste argentino y el sudeste paraguayo, facilitando la radicación de nuevas industrias y originando polos de desarrollo.


Otros objetivos de esta obra son:

• Mejorar de la navegación en el río Paraná, especialmente en la zona de los rápidos de Apipé, que constituyen, en la época de estiaje del río, un serio obstáculo para la navegación de embarcaciones de cierto calado.

• Impulsar la producción agrícola, mediante obras de riego y drenaje.

• Desarrollar el turismo, porque en el embalse principal se podrá practicar la pesca comercial y deportiva y todos los deportes acuáticos. Además, esta actividad se verá favorecida por un puente sobre el Brazo Aña Cuá y una ruta internacional terrestre que pasará por la cresta de un tramo de la presa principal que aumentarán sensiblemente la vinculación vial de ambas naciones.

En el proyecto de la obra se tiene en cuenta el impacto que la misma tendrá en el ecosistema local. Por ejemplo:

• para proteger la fauna ictiocola, se realizan construcciones para facilitar el ascenso y descenso por el río de las corrientes migratorias de peces y se instalarán estaciones de reproducción de peces en ambas márgenes del lago;

• se resguardará la fauna silvestre mediante áreas de reasentamiento y reserva, por ejemplo del “ciervo de los pantanos”, y de otras especies en extinción.

Esclusa de Navegación:

Ubicada en Rincón Santa María sobre la margen izquierda del Brazo Principal, se trata de una estructura de hormigón, dotada de un cuenco de 270 m de largo, 27 m de ancho libre y profundidad mínima de agua de 5m, apta para embarcaciones con un calado de 12 pies (3,66 m), que permitirá salvar los 23 metros de desnivel creado por el Embalse. 

La esclusa está alimentada eléctricamente desde la Central mediante una línea aérea de 13,2 Kv. y desde la Sala de Control se operan las compuertas, el tablero del sistema operativo integral y todo el equipo de control y registro correspondiente.

Permite que en un tiempo de esclusado del orden de los 45 minutos, un tren de barcazas pueda trasladarse desde aguas abajo hacia aguas arriba o viceversa, reportando uno de los mayores y más apreciables beneficios económicos para el transporte fluvial de la región, cuyas ventajas comparativas sobre el medio automotor resultan inestimables.

 

Creador del Sistema Dactilografico Argentino Juan Vucetich

Creador del Sistema Dactilográfico Argentino Juan Vucetich

LA CREACIÓN DEL DACTILOSCÓPICO
En 1911, se dictó en la Argentina la ley de Enrolamiento General, la cual dio lugar a la creación del archivo dactiloscópico más numeroso que tuvo nuestro país hasta ese momento. La organización fue confiada a Vucetich. En ese mismo año, el Poder Ejecutivo Nacional decretó que en las cartas de ciudadanía debía figurar la impresión del dígito pulgar derecho de la persona naturalizada.

Huella Digital

Una anécdota que da cuenta de la pasión y seriedad de Vucetich tiene que ver con la publicación del libro Historia sintética de la identificación, en 1921. La hizo imprimir con sus propios medios económicos, pero ese mismo año lo sacó de la venta porque consideró que la reseña histórica era incompleta y ordenó destruir todas las ediciones. Dos años después, Vucetich donó a la Facultad de Derecho su museo particular, archivo y biblioteca, con los cuales se fundó el museo que lleva su nombre. Una copia de Historia sintética de la identificación incluye correcciones de su puño y letra.

Luego de una vida consagrada a su vocación y al servicio de los otros, el 25 de enero de 1925, a los 64 años, Juan Vucetich falleció en la ciudad de Dolores, tras una larga y penosa enfermedad, pese a lo cual no había cesado en sus trabajos.

Un decreto del 27 de enero de 1925 dice: «Habiendo fallecido don Juan Vucetich, que prestare importantes servicios a la policía de la Provincia de Buenos Aires, implantando su sistema de Identificación actualmente en uso, el Poder Ejecutivo decreta:

Art. 1: Colóquese en su tumba una placa de bronce en homenaje a su memoria.

Art. 2: Désele el nombre de ‘Sala Vucetich’ a la oficina de identificación de la División de Investigaciones en el Departamento de Policía de La Plata, debiendo mantenerse en ella el retrato de su fundador.»

Vucetich junto con colaboradores, amigos y discípulos, como Luis Reyna Almandós, Antonio Herrero, Sislán Rodríguez y Nicolás Cortiglia, entre otros, demostró que en los esquemas digitales se encuentran los elementos necesarios para establecer, de una manera definitiva y durable, la identidad de las personas en todos los momentos de la vida. También demostró que aquella tarea que se emprende con vocación, compromiso y dedicación deja sus huellas.

Fuente Consultada: Historia de la Identidad de los Argentinos Revista Caras y Caretas N°11

Historia de la Bandera Argentina Los Simbolos Patrios Argentinos

IDENTIDAD NACIONAL ARGENTINA: LOS SÍMBOLOS PATRIOS

identidad nacional argentina

Entre las resoluciones de la Asamblea, que demuestran el propósito de lograr la independencia del país, fueron muy importantes la adopción del Escudo Nacional y la Marcha Patriótica de Vicente López y Planes como Himno Nacional, al que puso música el maestro Blas Parera.

Cuando la Asamblea General Constituyente de 1813 suprimió en los documentos públicos el nombre del rey Fernando VII, también eliminó su efigie de los sellos y monedas de uso oficial, como ya hemos visto. La imagen del rey fue sustituida por un sello distintivo de las Provincias Unidas del Río de la Plata. Por otro decreto, dictado el 27 de abril de 1813, la Asamblea creó con dicho emblema el Escudo Nacional, que es el que hoy posee la República Argentina como símbolo patrio.

Vicente López y PlanesA comienzos de 1813 el poeta Vicente López y Planes había compuesto los versos de una canción patria. Estos versos fueron presentados a la Asamblea General Constituyente, que los aprobó el 11 de mayo de 1813 como única marcha nacional. Tal es el origen del Himno Nacional Argentino, al que puso música el maestro Blas Parera, un español residente en Buenos Aires, director de la orquesta del Coliseo Provisional.

Con respecto a la Bandera! Nacional la Asamblea no tomó ninguna determinación. Su creación y uso habían sido reprimidos hasta ese momento. En febrero de 1812, el Triunvirato había adoptado como distintivo de nuestros soldados una escarapela compuesta por los colores celeste y blanco.

El general Manuel Belgrano, creador de la idea de distinguir su causa con el celeste y el blanco, a su vez los combinó para formar una bandera nacional. La enarboló por primera vez junto a las baterías del Rosario, en febrero de 1812.

Pero el Primer Triunvirato no aprobó el acto de Belgrano, ordenándosele guardar la enseña para usarla más adelante. Sabemos que aquella bandera tenía los colores celeste y blanco, aunque casi con seguridad sus campos estaban dispuestos en bandas verticales.

El 25 de mayo de 1812 Belgrano se hallaba en la ciudad de San Salvador de Jujuy, ocupado en reorganizar el ejército derrotado en Huaqui. Allí exhibió ese día festivo la bandera celeste y blanca por segunda vez, y la hizo bendecir por el sacerdote don Juan Ignacio Gorriti. El Primer Triunvirato volvió a desaprobar la actitud de Belgrano.

El 13 de febrero de 1813, después de la victoria de Tucumán, el ejército patriota que perseguía a los realistas se detuvo junto al río Pasaje, en la provincia de Salta. Belgrano enarboló nuevamente la bandera de su creación, al tiempo que tomaba a los soldados el juramento de fidelidad a la Asamblea General Constituyente de 1813.

Esta vez tampoco su gesto mereció la aprobación del gobierno, desempeñado por el segundo Triunvirato. Ante todos estos antecedentes, la Asamblea no tomó determinación con respecto a la Bandera Nacional. Pero, de hecho, la celeste y blanca de Belgrano reemplazó al estandarte español.

Ampliar: Creación y Juramento de la Bandera


Reportaje a Nuestra Bandera



Fuente Consultada: Nuestra Historia Argentina Fascículo 4 – La Asamblea de 1813

Represa de Salto Grande Hidroelectrica Caracteristicas Datos Tecnicos

Represa de Salto Grande: Gran Integración Latinoaméricana

La presa de Salto Grande es una obra de aprovechamiento o uso múltiple, que se construye sobre el río Uruguay, en el lugar denominado El Ayuí, 13 kilómetros al norte de la ciudad uruguaya de Salto y , 18 de la argentina de Concordia. Situada a 6 kilómetros aguas abajo del Salto Grande propiamente dicho, dista 520 kilómetros de Montevideo y 470 kilómetros de Buenos Aires.

SE TRATA  DE LA PRIMERA GRAN OBRA DE INTEGRACIÓN ENERGÉTICA DE AMÉRICA LATINA: Se ha construido a dieciocho kilómetros al norte de la ciudad uruguaya de El Salto, y de la ciudad argentina cuyo nombre es Concordia.

El río Uruguay, que nace en el Brasil y cuyo nombre indígena significa «río de los pájaros», mediante esta obra se transforma paulatinamente, de frontera en puente …

Fue el punto de partida un acuerdo firmado el 30 de diciembre de 1946 para el mejor aprovechamiento del río en la zona de Salto Grande, y la posterior creación de su correspondiente Comisión Técnica Mixta.

Represa de Salto Grande Hidroelecrica Caracteristicas Datos Tecnicos

Tras los estudios y proyectos necesarios, el 10 de abril de 1974 la citada Comisión dio la orden para comenzar la construcción de la represa. Desde ese momento, uruguayos y argentinos trabajaron, codo a codo, sin pausa, en número de varios miles de operarios, en una empresa que supone varias etapas.

La primera fue el desvío del río Uruguay, cumplido mediante grandes muros de piedra y tierra, transversales al eje del río.

Estos muros de seiscientos metros de largo, llamados «ataguías», cumplen la función de contención y desvío del río. Una tercera «ataguía», paralela al eje del río, formó con las anteriores, un recinto cerrado o estanco.

Al bombearse el agua de este espacio cerrado, quedó al descubierto el lecho rocoso, en el cual trabajos de excavación de hasta veintiséis metros de profundidad, permitieron las fundaciones de hormigón.

Tanta es la cantidad de hormigón construcción de una represa de treinta y nueve metros de altura, que formará un lago-embalse de setenta y ocho mil hectáreas.

La instalación de dos centrales hidroeléctricas, interconectadas, alcanzarán una potencia total instalada de un millón ochocientos noventa mil kilowatios(1.900.000 Kw.).

Cada una de las centrales, ubicadas sobre las orillas argentina y uruguaya, estarán equipadas con 7 turbinas tipo Kaplan, de ciento treinta y cinco mil kilowatios por turbina.

Aunque la obtención de energía eléctrica, fue el punto de partida de esta empresa binacional, no se agotan con ella los aspectos que la misma va a proyectar.

En efecto, sobre la represa, coronándola, un puente internacional, vial y ferroviario, completa la unión de los sistemas carreteros y conecta por primera vez, los sistemas ferroviarios de Argentina y Uruguay.

También la obra incluye un canal de navegación de doce kilómetros, construido sobre la margen argentina, que prolongará la navegabilidad del río Uruguay en ciento cuarenta y cuatro kilómetros  arriba de la presa, para embarcaciones de hasta nueve pies (2.70 m) de calado.

Por último, también figura entre los fines a lograrse la posibilidad de riego para ciento treinta mil hectáreas y la conservación y aumento de una inmensa riqueza ictícola.

Para valorar los excepcionales elementos tecnológicos que se emplearon en Salto Grande, es posible señalar la grúa pórtico, capaz de levantar pesos de hasta ciento cincuenta toneladas (150 t.). Esta grúa está considerada como una de las más grandes que se hayan construido en todo el mundo para este tipo de obras.

LA OBRA INCLUYE:

1-Una represa de 69 metros de altura desde su fundación y de 39 metros sobre el nivel del río que forma un lago-embalse de 78.300 hectáreas.

2-Dos salas de máquinas, interconectadas, con una potencia total instalada de 1.890.000 kilovatios y un promedio de generación media anual de 6.700 millones de kilovatios hora.

Cada una de las dos salas: ubicadas sobre las márgenes argentina y uruguaya, están’ equipadas con 7 turbinas tipo Kaplan, de 135.000 kilovatios por unidad (14 turbinas en total).

3-Un puente internacional, vial y ferroviario, que con los de Paysandú-Colón y Fray Bentos-Puerto 4-Unzué, completa la unión de los sistemas carreteros y conecta por primera vez los sistemas ferroviarios de Argentina, Uruguay y Paraguay.

4-Un canal de navegación construido sobre margen argentina, que prolongará la navegabilidad del río Uruguay en 144 Km. aguas arriba de la presa, hasta Bella Unión (R.O. del Uruguay) y Monte Caseros (Corrientes, Argentina), para embarcaciones de hasta 9 pies de calado.

5-Una extensa red de transmisión eléctrica, que alimenta la demanda energética de la R.O del Uruguay y del litoral argentino y completa la interconexión entre los sistemas eléctricos de ambos países.

6-La posibilidad de riego para 130.000 hectáreas, la conservación y aumento de una inmensa riqueza ictiocola y el aprovechamiento intensivo del embalse.

EL CENTRO DE CONTROL: El Centro de Control  tiene por misión operar el Sistema Eléctrico de Salto Grande y coordinar el accionar de la Empresa con los dos países a los que suministro su producción energética.

Dicha coordinación se lleva a cabo a través de las comunicaciones con los Despachos Nacionales de Carga Argentino y Uruguayo. quienes manejan el Sistema interconectado Binacional.

El suministro energético se produce en la Central Hidroeléctrica compuesta de 14 unidades generadoras. agrupadas de a 7 en cada margen. con una potencia instalada de 1890 MW. se distribuye a través del anillo de transmisión construido por 4 subestaciones de 500kV. Salto Grande Argentina. Salto Grande Uruguay. San Javier. Colonia Elia y sus respectivas líneas de interconexión.

Toda la gestión del Centro de Control gira alrededor del Sistema Supervisor cuyas funciones son:

Adquisición en tiempo real de la información de la situación operacional de todo el Sistema de Grande.

Control y Vigilancia permanente de todo el Sistema a través de sus parámetros principales.

Telecomando de las funciones fundamentales de las Subestaciones.

Manejo de ciertas funciones auxiliares que hacen a la gestión en general.

Este Sistema Supervisor dispone de 6 estaciones remotas, dos Salas de Mando de la Central y cuatro Subestaciones. donde se adquiere la información y se ejecutan los comandos respectivos.

PLANILLA TÉCNICA PARCIAL SOBRE LA REPRESA:

EMBALSE
Área del embalse783 Km2
Volumen del embalse5000 Km3
Longitud del embalse100 Km.
Ancho máximo del embalse9 Km.
Salto medio entre nivel es del embalse  y el río aguas abajo25.3 m.
Caudal medio del Río Uruguay4640 m3/seg.
Caudal máximo registrado en los últimos 70 años (1959)36000 m3/seg.
Caudal mínimo registrado en los últimos 70 años  (1945)92 m3/seg.
Capacidad total de eevacuación de la obra (vertedero s y descargadores de fondo)60370m3/seg.
DIMENSIONES Y VOLÚMENES[m]
Longitud total2486.64
Longitud de la parte de hormigón Longitud del dique de tierra (margen  izquierda)852
Ancho total del vertedero785.68
Longitud del dique de tierra (margen derecha)848.96
Ancho total del vertedero357.30
Cantidad de vanos del vertedero19
Ancho de cada vano del vertedero15.30
Ancho del bloque de cada unidad29.50
Ancho escala de peces11.35
Longitud de la Sala de Máquinas60.50
Longitud de los vertederos48.68
Longitud de cada Sala de Máquinas236
Longitud del lecho amortiguador63.77
Altura total de la Sala de Máquinas  desde la máxima profundidad excavada hasta el techo69
Volumen de hormigón1.500.000 m3
Volumen del movimiento de tierra (presa margen izquierda)1.800.000 m3
Volumen del movimiento de tierra (presa margen derecha)1.300.000m3
Volumen de excavación total (estimada)2.500.000m3
Profundidad máxima excavada en el  lecho del río30.50
Cota del puente ferrovial internacional+39.74
Altura del puente ferrovial sobre la  cota media del embalse+4
Ancho del puente ferrovia8.30
OBRAS PARA LA NAVEGACIÓN[m]
Longitud del canal con las 2 esclusas13.50Km.
Longitud total de la esclusa aguas arriba282
Longitud total de la esclusa aguas abajo253.5
Longitud útil de cada esclusa135
Ancho de cada esclusa24
Salto total33
Ancho en el fondo del canal60
Largo del muelle flotante120

Descargar Una Planilla Técnica Más Completa

LA TRANSMISIÓN DE LA ENERGÍA ELÉCTRICA: Con el fin de transportar la energía producida en-la Central Hidroeléctrica de Salto Grande hacia los centros de consumo de Argentina y Uruguay. la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande (C.T.M.) construido entre los años 1977 y 1986 una red de transmisión con una tensión de 500 kV compuesta por seis subestaciones (SE) y 1300 Km. de líneas aéreas. Esta red se integró de la siguiente manera:

Obras Comunes:
SE Salto Grande Argentina
SE Salto Grande Uruguay
SE Colonia Elia
SE San Javier
4 Líneas provenientes de Central (7.6 Km.)
4 Líneas provenientes de Central (4.9 Km.)
Línea SGArg. -Santo Tomé (288.7 Km.)
Línea SGUArg. San Javier (146 Km.)

Interconexiones entre Argentina y Uruguay:
Línea SGArgentina-SGUruguay (37 Km.)
Línea Colonia Elía-San Javier (23.3 Km.)

Obras no Comunes
Línea SGArg. CElia (159,3 Km.)
Línea Rodríguez Ezeíza (53.1 Km.)
Línea CElia CRodríguez (236.3 Km.)
Línea San Javier Palmar II (80.2 Km)
Línea San Javier Palmar  (77. 7 Km.)
Línea Palmar Montevideo B (220 Km.)
SE Palmar
SE Monteindeo

De este conjunto de instalaciones la CTM de Salto Grande actualmente opera y mantiene sólo cuatro Subestaciones(SGArgentina, SGUruguay, Colonia Elia y San Javier). y las líneas que las vinculan entre si y con la central hidroeléctrica. lo que ha recibido el nombre de «Anillo Común».

Las restantes líneas y subes raciones fueron transferidas para su explotación a las Empresas Agua y Energía Eléctrica de Argentina (AyEE) y Usinas y Transmisiones Eléctricas del Uruguay (UTE).

El uso de una tensión de 500 kV nos permite transmitir con ventajas económicas y técnicas grandes cantidades de energía sobre distancias largas (pensemos que una línea de 500 kV tiene una capacidad de transmisión equivalente a 14 líneas de 132 Kv).

Además; empleando 500 Kv hemos podido unir en el mismo nivel de tensión las redes nacionales de Argentina y Uruguay, formando de esta manera un sistema interconectado binacional donde se logra un mejor aprovechamiento de todas las centrales. y una mejor administración de la reserva de generación del conjunto.

El «Anillo Común» dispone de un sistema de telecontrol, que permite efectuar las tareas de telemedición y telemando en sus cuatro subestaciones desde comunicaciones por Internet, telefonía, télex u fax dentro de todo el sistema de 150 MV A que vincula a la red de 500 kV con Las redes locales de 132 kV de Argentina y de 150 kV de Uruguay, permitiendo atender ampliamente la expansión de la demanda regional de energía eléctrica.

Las salidas del anillo hacia las redes de Argentina y Uruguay  ya sea en 500 kV, 132 kV o en 150kV. constituyen la frontera físico: entre Salto Grande y sus dientes AyEEy UTE. y es allí donde se realiza la medición de energía para la facturación mediante equipos de alta precisión.

FRANJAS DE SERVIDUMBRE: Las líneas aéreas de alta tensión que atraviesan predios rurales o urbanos. obligan a restringir el dominio sobre el uso de la tierra en una franja que es variable dependiendo de los desniveles del terreno. pero que tiene un máximo de 77m en zonas rurales.

Dentro de esta y en un ancho de 69 m. no se puede ejecutar ningún tipo de construcción destinado a vivienda. En el resto de la franja se admiten edificaciones de una planta sin terrazas ni balcones.

Además se debe contemplar que la altura de los árboles adyacentes sea tal que si se produjera su caída pasarían como mínimo a 5 m de los conductores.

Otros de los aspectos contemplados. es que debajo «de la línea se admiten plantaciones cuya altura no supere los 3,40 m. con el solo requisito que se mantenga un camino de acceso.

Con estos requerimientos se asegura que las personas y bienes no sufrirán ningún tipo de tras tomo. Además. se des taca la obligatoriedad de los propietarios de brindar libre acceso a la línea.

Desde el inicio de las obras en 1974, la Comisión Técnica  de Salto Grande realizó estudios ambiéntales que le permitieron obtener un informe (ame conocimiento ecológico y ejecute acciones especificas de vigilancia ambieraal.

En 1978 la Comisión firmo un acuerdo con el Protectora de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente  para la realización de un estudio de impacto climatico; que finalizó en 1983 y cuyos resultados delinearon un programa a seguir hasta la actualidad.

En el presente, la Comisión, tiene incorporada en su estructura-orgánica. una unidad especifica para el tratamiento de! medio ambiente, el Departamento de Ecología, en el cual participan projesvmaies y técnicos especializados a rroués de convenios que el Organismo Binacional mantiene con Universidades y otras Instituciones Académicas de ambos países.

Para garantizar ea caluiaá del agua del embalse se fijaron Normas de Protección acordadas por Los Gobiernos de ambos países; para ei úenado del mismo se opuco un modelo matemático con el mínimo impacto posible y se estableció un Programa de Vigilancia y control de sustancias contaminantes.

Respecto de la flora y fauna silvestres se efectuaron estudios de comportamiento y ecología de pooiactones. Las acciones más destacadas consistieron en el savaje de [auno: en la deforestacion de lago al nivel mínima imprescindible y en la cielimuaciori de áreas protegidas

Origen de las Marcas Famosas Historia Marcas Conocidas Comerciales

Historia y Origen de las Marcas Famosas

ORÍGENES DEL CONSUMO DE MASAS Y DE LAS GRANDES MARCAS DE LA HISTORIA
Concepto de publicidad
La publicidad puede ser definida como el conjunto de procedimientos, cualesquiera que sean, orientados a atraer la atención sobre una idea, un producto, un servicio, generalmente con fines comerciales. En un sentido demasiado reducido se suele entender por publicidad la publicación de una idea, de un debate, de una ley y en tal sentido se entiende cuando se dice que es uno de los elementos constitutivos de régimen republicano la «publicidad» de los actos de gobierno.

Sin embargo, y sin dejar de tener esa acepción, cuando se habla de publicidad se está haciendo referencia a un modo especial, a un tipo especial de propaganda La idea corriente de publicidad se ha reducido a concebir a un cartel, una etiqueta, un catálogo, un aviso, en suma, cualquier medio o vehículo publicitario, como publicidad. Sin embargo la cuestión es más compleja.

La producción industrial en masa fue uno de los factores que más influyeron en el nacimiento y desarrollo de la publicidad como una técnica especial aplicada a fines comerciales o desinteresados.

Ello hace que la publicidad tienda más a obtener un fin concreto comercial generalmente, pero puede ser también desinteresado. Se dice que se hace publicidad cuando se aplican determinadas técnicas a fin de acercar a quienes ofrecen mercaderías o servicios a otros, susceptibles de hacer uso de esas mercaderías o servicios.

Desde  el final de la Segunda Guerra Mundial, en 1945, hasta principios de los años 60, la mayoría de los estadounidenses vivió el sueño de «libertad y búsqueda de la felicidad» que proclamaba la Declaración de Independencia de 1776. Fue una época de riqueza, paz y unidad, no sin contrapartidas.

Después de la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos era el país más rico y poderoso. Al ser el único de los aliados que no padeció ni la ocupación ni los bombardeos, su industria -proveedora de su material militar y de parte del de Gran Bretaña y de la URSS- pudo proporcionar pleno empleo a la población trabajadora, lo que terminó con la Gran Depresión de los años 30. Este desarrollo continuó en tiempos de paz: la producción nacional se duplicó entre 1946 y 1956, y volvió a duplicarse hacia 1970. La mayoría de los ingresos privados, en tanto, se triplicaron entre 1940 y 1955.

Nueva clase media
Este desarrollo económico creó una nueva clase media, que abarcaba al 60% de las familias, las cuales gastaban su dinero en bienes de consumo. En 1958, el 83% de los hogares poseía televisor. Las familias con dos autos se duplicaron entre 1951 y 1958. Con el 6% de la población mundial (150 millones en 1950), EE. UU. consumía un tercio de los bienes y los servicios, y fabricaba dos tercios de los productos manufacturados en todo el mundo.

La comida comenzó a ser variada y accesible. Durante los años 50, el estadounidense medio podía elegir entre verduras, productos congelados, carne fresca y comida rápida. Gracias a una alimentación más variada, los niños eran entre cinco y diez centímetros más altos que en 1900. La expectativa de vida pasó de 51 a 71 años entre las mujeres, y de 48 a 65 entre los hombres.

La vida en los suburbios
En los años 40, el presidente Franklin D. Roosevelt consideró que un tercio del país estaba «mal alojado, mal vestido y mal alimentado». La economía de la posguerra proporcionó comida y ropa, pero escaseaban las buenas viviendas. El aumento de la natalidad coincidió con un descenso de la construcción de viviendas: millones de estadounidenses vivían en lugares inadecuados.

La respuesta provino de Bill Levitt, quien obtuvo, en 1941, un contrato para construir 1.600 casas con jardín para los trabajadores de los astilleros de Norfolk (Virginia). Frustrado por las regulaciones de los sindicatos, y ante la necesidad de organizar a un gran número de obreros especializados para construir y equipar una sola casa, dividió en 27 etapas el proceso de construcción y formó otros tantos equipos de operarios, ofreciendo más dinero a los más rápidos. Éste fue el principio de la construcción en cadena.

Tras la guerra, Levitt aplicó los mismos principios en su primer proyecto de2.000 casas de dos dormitorios para veteranos de guerra en Long Island. Cada casa costaba 6.900 dólares, sin que los veteranos tuvieran que pagar anticipo y con la hipoteca avalada por un decreto federal sobre la vivienda. La urbanización, llamada Levittown, creció en cuatro años hasta las 17.447 casas. Su reglamentación prohibía vallas o cercos de más de 120 cm de alto entre viviendas y la radicación de afroamericanos, lo que fue  corregido en 1949. Las casas  eran idénticas, pero sus inquilinos añadieron nuevas habitaciones o patios.

Entre 1948 y 1958 se construyeron  unos 13 millones de viviendas, casi todas en nuevos suburbios. Esto convirtió a numerosas ciudades en una especie de «rosquillas sociales», con un centro rico, dedicado al comercio y a los negocios, rodeado por un anillo interior pobre de viviendas protegidas, habitado sobre todo por afroamericanos, rodeado a su vez por suburbios mayoritariamente blancos.

El crecimiento de la economía fue acompañado por una modificación de los hábitos de consumo de los individuos y las familias. Esta transformación consistió básicamente en una disminución del porcentaje del ingreso familiar destinado a la alimentación y, en menor medida, a la vestimenta, y en el aumento proporcional del gasto en otros bienes y servicios Pero además, cambiaron profundamente las características y las formas de comercialización, tanto de los bienes y servicios como de todos los elementos de consumo en general.

En 1990 no se consumían los mismos alimentos que en 1950: había más variedad de productos, más ofertas, los productos pasaban por mayores controles de calidad y tenían envases más atractivos. La mayor parte se vendía en supermercados y no en pequeños almacenes, como en 1950.

Las sociedades en las que se produjeron estos y otros cambios en las capacidades y los hábitos de consumo se denominaron, en la década de1960, sociedades de consumo. Esa denominación procuraba dar cuenta de esas transformaciones, pero, a la vez, contenía una crítica. La sociedad de consumo por excelencia era la norteamericana, que funcionaba como un modelo para el resto de las sociedades de los restantes países.

¿Cuáles eran las características de la sociedad de consumo, por qué su avance parecía irresistible y por qué era criticada? Estas preguntas se pueden responder con el principio fundamental de la sociedad de consumo, que consiste en la expansión permanente e indefinida de los deseos de los consumidores.

La publicidad ha sido el medio para difundir las imágenes que estimulaban los deseos de consumir. También este medio reproducía el principal argumento de venta de la sociedad de consumo, que es «la novedad». Muchas empresas incorporaron la idea de la «obsolescencia planeada» de sus productos. Este concepto alude al propósito de fabricar productos de duración limitada, para ser reemplazados por un modelo nuevo. (puede ver la historia de cada marca en la parte superior de esta misma pagina)

Hacia fines de la década de 1960, este modelo de sociedad comenzó a recibir fuertes críticas, que no se limitaban al cuestionamiento de los principios sobre los que se fundaba. Además, se enfatizaba las irracionalidades de su funcionamiento. Por ejemplo, la expansión del transporte automotor parecía crear tantos o más problemas que los que venía a solucionar. En 1962, un auto sólo podía cruzar la ciudad de Los Ángeles en su hora pico a una velocidad promedio de 8 kilómetros por hora, que es la mitad del promedio de velocidad que una carroza tirada por un caballo empleaba para atravesar la ciudad en 1911.

Fuente Consultada:
Enciclopedia Esencial del Historia del Mundo Cuadernillo N° 29 Clarín
Ciencias Sociales EGB Historia Luchilo-Privitellio-Paz-Qués

Los Primeros Oficios en Argentina Pioneros en el Trabajo

Los Primeros Oficios en Argentina
Pioneros en el Trabajo Argentino

1-Primer Pregonero
2-Primer Verdugo
3-Primer Maestro
4-Primer Abogado
5-Prime Actor
6-Primer Periodista
7-Primer Fotógrafo y muchos mas!

El primer pregonero

La primera noticia sobre el pregonero de la ciudad, después de Garay, se registró en el acta acuerdo del Cabildo del 9 de julio de 1590: allí se habló de la necesidad de contar con alguien que diera a conocer a los vecinos las novedades de interés común y las disposiciones del gobierno. Lo curioso es que, en el caso de los comunicados oficiales, el pregonero no recibía remuneración alguna: «debíase pregonar sin pago —aclara el acta— cuando se tratare de asuntos de interés para este Puerto».

Años después se da cuenta de lentas y generalmente infructuosas gestiones del pregonero para tratar de cobrar algún salario hasta que finalmente el Cabildo unificó el trabajo de pregonero con el de verdugo, y este último sí recibía una paga. La «carga pública » del pregonero recayó por primera vez en Juan Aba, un indio que no sabía leer. Si bien el Cabildo no especificaba la capacidad de leer y escribir en su concurso por el cargo, es obvio que el pregonero, condenado a repetir, debía valerse de la lectura para poder memorizar.Juan Aba, entonces, sólo se dedicó a repetir en voz alta los dichos del escribano del Cabildo u otro funcionario que leyera a su lado los documentos para dar a publicidad.

El primer verdugo

El primer verdugo de Buenos Aires fue Diego Rivera o de Rivera, a la vez pregonero y tambor. Rivera vivía tapado de trabajo: al no existir la cárcel como elemento pretendidamente rehabilitador, eran muy pocas las detenciones que se llevaban a cabo; en general se preferían castigos «ejemplificadores» que iban desde cortar la cabeza a piernas o manos, o el linchamiento. Los castigados eran expuestos durante varios días en la Plaza Mayor, a la vista del público.

En el Cabildo del 13 de febrero de 1607 se colocó a la vista del público el «Arancel de los derechos de los jueces y escribanos, en una tabla, para que a todos conste». Según aquel arancel, los derechos de los verdugos eran los siguientes: por ejecutar una sentencia de tormento, un peso y medio ; por cualquier sentencia que no fuera de muerte,  dos pesos y medio; por la condena a muerte, dos pesos y medio más con la ropa del delincuente. Como pregoneros les correspondía: en el pregón por las cosas perdidas, un peso; por el voceo de una rebeldía, seis reales; por el remate de bienes, seis reales; por salir con los delincuentes pregonando su delito y sentencia, un peso y medio.

El primer maestro

No sólo las actas de fundación de la ciudad se han perdido, también las del Cabildo desde la fundación hasta 1588 y las de 1591 hasta 1605; este hecho hizo que se pensara, durante muchos años, que el primer maestro en Buenos Aires fue Francisco de Vitoria, sobre la base de un acta del Cabildo del 19 de agosto de 1605. Sin embargo, la enseñanza primaria debió iniciarse hacia 1591. Ya en ese año, la profesión de maestro no era respetada. No se consideraba un oficio, sino «la labor de quien no tiene otra cosa que hacer».

En 1642, el maestro Diego Rodríguez se propuso ante el Cabildo «porque era pobre y sin oficio». Francisco de Vitoria dijo en su solicitud de agosto que ofrecía sus servicios por no haber en la ciudad quien lo hiciera, «y por ser cosa muy conveniente el servicio de leer, escribir y contar, por hallarme al presente desocupado». De Vitoria, al ser aprobada su solicitud, pidió un adelanto de sueldo: un peso «por los de leer y dos por los de escribir y contar». Se ignora si el Cabildo cumplió lo pactado.

El primer sastre

En 1605, la ciudad contaba con un sastre, un maestro de primeras letras y un médico. El sastre tuvo un mal comienzo: en el acuerdo del Cabildo del 24 de enero se registró una petición del sastre Sebastián de la Vega en la que pidió que no se le aplicara la pena impuesta por habérsele hallado una  regla falsa; la regla de medir usada por Vega no alcanzaba la longitud de la vara, de modo que al medir la tela de los clientes se quedaba con una parte. Los cabildantes rechazaron el pedido y ejecutaron la condena.

Los primeros abogados

El primer desembarco leguleyo en Buenos Aires no rué aislado: intentó instalarse un bufete completo, que tropezó con la oposición del Cabildo. El 22 de octubre de 1613, bajo el gobierno de Mateo Leal de Ayala, decidió aplicar una ordenanza del virrey Francisco de Toledo que no dejaba lugar a equívoco alguno: mandaba que «en los asientos de minas, fronteras y nuevas poblaciones no haya abogados».

Aquel Cabildo sesionó completo, incluyendo al capitán de Ayala, gobernador interino, el capitán Simón de Valdez, tesorero, Bernardo de León, depositario general y todos los alcaldes y regidores.

«De lugares distintos cada uno de ellos —se informó— pero se han concertado los tres de venir este verano a este puerto con ánimo de que haya pleitos para ganar plata con que volverse o asistir en él.» El regidor Miguel del Corro aseguró que «era público y notorio» que «tres atrevidos abogados» llegarían en poco tiempo y «con su asistencia no faltan pleitos, marañas, trampas y otras disensiones que resultarán, para los pobres moradores, en inquietudes, gastos y pérdidas de hacienda». Del Corro terminó su exposición solicitando que «los dichos tres letrados, ni ninguno de ellos, no se admitan ni reciban en esta ciudad. Propongo que se les dé aviso de ello enviándoles al camino orden para que no entren en ella si no fuera trayendo particulares licencias de Su Majestad y Real Audiencia».

Los primeros contrabandistas

La preocupación del tesorero Valdez, como se verá, era eliminar a cualquier testigo molesto y peor aún, conocedor de la ley: su anhelo, como el de sus predecesores en el cargo, era entrar en gran escala mercaderías y esclavos negros de contrabando con destino al Alto Perú. Junto al teniente de gobernador Juan de Vergara y al capitán Diego de Vega, representante de comerciantes portugueses, organizaron el «contrabando legal» gracias a las maniobras de «arribadas forzosas» de barcos, debido a tormentas o vientos contrarios.

Valdez era, en verdad, un botón de muestra. En la primera mitad del siglo XVII Buenos Aires fue un centro de contrabandistas que formaron un poder dentro del poder del Estado, con vínculos y representantes establecidos en Brasil, Portugal, Angola, Holanda y otros puertos de esclavos.
Frente al contrabando, ningún gobernador era fuerte: cuando Hernandarias no quiso transigir con aquel ambiente fue perseguido, acusado de crímenes que no cometió y condenado por jueces afines a los contrabandistas.

No se trataba de corromper a los que ya estaban, sino de contar con «tropa propia»: adquirían en «subasta pública» los cargos de concejales que eran puestos a remate, paliando así con (acuidad la mayoría en el Cabildo.

La venta de cargos públicos —incluyendo gobernadores, grados militares, municipales, etc.— se hacía por remate o como «donativo gracioso» al rey. Esta «costumbre» comenzó bajo el reinado de Felipe II. Manuel de Velazco y Tezada, por ejemplo, adquirió su empleo de gobernador y capitán general de Buenos Aires en la suma de tres mil doblones como «donativo gracioso».
Las telas eran el principal rubro del contrabando, pero muchas otras mercaderías formaban parte de los cargamentos, recibiendo todas en conjunto el nombre de «géneros» en el habla coloquial de la época.

En la confiscación de la fragata Arbela, en 1719, las autoridades porteñas encontraron armas, telas, cerveza, aguardiente, brea, pólvora, marfil, cera, lienzos de algodón, loza de la China, arroz, cuchillos, espejos, tabaco, prendas de vestir, etc.

Un cargamento sorprendido en las lanchas del navío Wootle, en 1727, arrojó en el inventario: cuchillos, cucharas, limpiadientes, anteojos de larga vista, peinetas de asta, marfil, tijeras, navajas, tornillos, bastones de metal y de vidrio, cajitas de polvillo, medias de hombre y de mujer, medias de seda, vasos, saleros, sombreros finos, encajes, zapatos, chinelas, pañuelos de seda, hojalata para faroles, relojes de plata, hachas y todo tipo de baratijas.

El mito de la riqueza del Plata había encontrado su propia forma: según una crónica de viaje del siglo XVII firmada por Acárete du Biscay, comerciante holandés, había en Buenos Aires «unos cuatrocientos vecinos blancos y otros dos mil», muchos de ellos «muy ricos en dinero». En 1658 escribió que los vecinos «se hacían servir en vajillas de plata por un gran número de sirvientes indígenas, negros, esclavos y mestizos».

El primer casino

Fue nuestro ya conocido capitán Simón de Valdez, tesorero de la Real Hacienda, el primero en instalar una casa de juegos en Buenos Aires, en la esquina sudeste que forman las actuales calles Alsina y Bolívar. Tenía tejas y ladrillos —como pocas casas de la ciudad—, puertas ventanas labradas en Brasil y un lujo inusual para este puerto; allí se daban cita oficiales reales, funcionarios, traficantes de esclavos y contrabandistas. Valdez fue denunciado y encarcelado por Hernandarias, aunque su mala fortuna duró poco: en 1616 volvió al cargo de tesorero y fundó otra «casa de truques» con mayor osadía: alquiló un local anexo al Cabildo.

Los primeros boqueteros

La proximidad a los edificios oficiales determinó también la aparición de los primeros «boqueteros» del Plata. Alberto Rivas rescata la anécdota del primer robo de verdadera importancia en la Colonia, en 1631: desde un edificio vecino se construyó por la noche un boquete hasta «la Contaduría y Tribunal de los Jueces Oficiales de Vuestra Majestad, donde está su Real Caja, y quemado la tapa de ella y robado nueve mil cuatrocientos y tantos pesos de a ocho reales».

La cifra era inaudita, y también el sitio, lo que acortó rápidamente la lista de sospechosos: todos señalaron a Pedro Cajal, un funcionario que había desaparecido ese mismo día. Cajal y Juan Puma, su esclavo, fueron arrestados de inmediato, y el dinero se encontró enterrado en el fondo de su quinta. A la hora de discutir la pena, se planteó que ambos debían morir en la horca pero Cajal, «por tratarse de un hijodalgo», no podía ser ahorcado; sólo podía cortársele la cabeza. Y así fue.

EL PRIMER FABRICANTE DE BOTONES: Fue Agustín Raimondi, nacido en Milán en 1850 y llegado a nuestras tierras a los veinte años. Advirtió que en materia de algo tan simple pero tan elemental como los botones, la Argentina dependía de los caprichos de los importadores. Instaló entonces, en 1885, la primera fábrica. Tres años más tarde, en la Exposición General de Entre Ríos, obtuvo una medalla al mérito industrial. En 1889, durante la Exposición Universal de París, obtiene otra importante distinción. Sin duda, no había trabajado al divino botón.

EL PRIMER GRAN INCENDIO: Ocurrió en Buenos Aires el martes de carnaval de 1832. En el llamado Hueco de las Ánimas (actualmente la esquina de Reconquista y Rivadavia) se había inaugurado no hacía mucho el teatro Gran Coliseo. Por causas desconocidas se inició un fuego que arrasó por completo con las instalaciones. Se necesitaba mucha agua para apagar tanto fuego. Pero no había. Fue un desastre.

EL PRIMER ACTOR ARGENTINO: Juan Aurelio Casacuberta, nacido en 1798 en Buenos Aires. En 1818, con veinte años, debuta en teatro. Respetado en lo suyo, debe huir del país por haber participado de una revuelta en contra de Rosas. En Chile, muere al finalizar una representación, a sus cincuenta y un años.

EL PRIMER TRASPLANTE DE CORAZÓN

Se llevó a cabo en la madrugada del 31 de mayo de 1968, en la Clínica Modelo de Lanús, provincia de Buenos Aires. Un equipo médico comandado por el doctor Miguel Bellizi produjo el hecho. El donante, muerto hacía tal vez solo una hora, fue Emilio Tomasetti, de cuarenta y seis años, quien había sucumbido por una embolia cerebral. El receptor fue Antonio Enrique Serrano, de cincuenta y cuatro años. Era aquel el trasplante de corazón número 20 que se realizaba en todo el mundo. La operación duró 2 horas y 35 minutos.

Al principio resultó, pero Serrano moriría cuatro días más tarde al haberse complicado el cuadro médico. Sin esa operación, el paciente hubiera muerto indefectiblemente en un corto lapso. Bellizi como cirujano, Tomasetti como donante y Serrano como receptor, pasaron a la historia como los primeros argentinos protagonistas de un trasplante de corazón. El doctor Bellizi tenía cuarenta y dos años cuando realizó aquella histórica operación. Le gustaba pintar, había estudiado con Dentón Cooley en los Estados Unidos y le peleaba a la muerte. Una segunda paciente también murió y fue acusado ante la Justicia por un abogado que le endilgó el cargo de homicidio culposo.

Fue absuelto, por supuesto, pero no quiso volver a probar. Murió en 1991, con cierta amargura. Su sucesor natural fue Rene Favaloro, quien también murió decepcionado y con cierta amargura. Ambos tenían razón: hay en el país alrededor de 250 trasplantados y en el mundo ya superan los 50.000. Y viven. Sin la operación no sería así.

EL PRIMER PERIODISTA PAGO

Fue Pedro José Agrelo, vinculado a la Revolución de Mayo y amigo personal del director de nuestro primer periódico, Mariano Moreno. Agrelo fue redactor de La Gaceta de Buenos Aires, iniciando su labor el 23 de marzo de 1811, lo que lo marcaba como el primer periodista pago. Ganaba 1.200 pesos por mes.

LA PRIMERA COMPAÑÍA TELEFÓNICA

Fueron dos y prácticamente simultáneas: la Pantelefónica Gower Bell y la Unión Telefónica del Río de la Plata. Ambas nacieron en 1880. La primera comunicación telefónica entre dos ciudades de nuestro país se llevó a cabo entre Buenos Aires y Ea Plata seis años más tarde, el 1° de marzo de 1886. Las autoridades de la compañía llamaron desde la Capital y, curiosamente, consiguieron de inmediato.

PRIMERA ACTRIZ ARGENTINA QUE PERSONIFICÓ A EVITA

Flavia Palmiero, en 1984 y cuando ella tenía diecisiete años, en la película Evita (Quien quiera oír que oiga), dirigida por Eduardo Mignogna.

LA PRIMERA PELÍCULA ARGENTINA: Se exhibió en 1897, a un año y medio de la primera exhibición mundial de la historia llevada a cabo por los hermanos Eumiére el 28 de diciembre de 1895 en París, Francia. Se llamó La bandera argentina y se trataba de un corto sobre nuestra enseña patria, obviamente. Si con ese título hubiera tratado sobre la vida de los insectos en Nigeria, sería una verdadera curiosidad. Su director fue el belga Eugenio Py, operador de la pionera Casa Eepage de fotografía, que quedaba en Bolívar 375 de la Capital.

El primer documento fílmico de nuestro país, por otra parte, fue descubierto sin querer sólo en 1970. Por entonces se estaba realizando un inventario y clasificación del archivo del Hospital de Clínicas para proceder a su inminente traslado. Fue entonces que el doctor Florentino Sanguinetti, encargado de esa tarea, descubrió varios rollos de película en los que se documentaban diferentes operaciones. Uno de ellos mostraba al doctor Alejandro Posadas, uno de los grandes de la medicina argentina, operando un quiste de pulmón.

El doctor Posadas murió en 1902 en París, donde residía desde hacía ya un tiempo. Se estima que la filmación de aquella intervención quirúrgica data de 1899, lo que la transforma en el primer documental del cine nacional.

LA PRIMERA FUNCIÓN DE CINE: Seis meses y veintiún días después de la primera exhibición de cine en la historia del mundo, protagonizada por los hermanos Lumiére en el Salón Indien del Grand Café de París, se producía en la Argentina la que sería su primera función de cine. Fue el 18 de julio de 1896 y el lugar elegido fue el Teatro Odeón. Asistieron, entre otros, Julio A. Roca y Bartolomé Mitre. Se proyectaron los mismos filmes que se habían visto en París. Al principio hubo ciertas escenas de pánico durante la proyección de Llegada del tren a la estación de la Ciotat, ya que muchos espectadores creyeron que la locomotora saldría de la pantalla atropellando a la platea. Pero nadie nos llamó «sudacas» ni analfabetos. En París había ocurrido lo mismo.

LA PRIMERA MUJER GOBERNADORA

El 24 de junio de 2007 se llevaron a cabo las elecciones para gobernador de la provincia de Tierra del Fuego y ganó Fabiana Ríos. En otras ocasiones hubo mujeres que fueron electas como vicegobernadoras, acompañando al candidato principal, pero aquí Fabiana fue la que ganó por el 52 % de los votos el cargo más alto de la provincia, por primera vez en la historia argentina.

Fabiana Ríos ya tenía otro récord: es la primera diputada nacional cuya ocupación es la de farmacéutica. Pertenece al ARI, partido liderado por otra mujer, Elisa Garrió. Con cuarenta y tres años, casada con un concejal también recién electo y madre de dos hijos, nació en Rosario, pero hace veinte años que vive en la provincia más austral del planeta y que ahora está en sus democráticas manos.

LA PRIMERA NOTICIA FILMADA EN LA ARGENTINA: Fue el 25 de octubre de 1900. Se documentó en cine la visita de Manuel Ferraz de Campos Salles, presidente de Brasil. Su colega argentino y anfitrión era Julio Argentino Roca.

EL PRIMER LUGAR PORTEÑO EN EL QUE FLAMEÓ UNA BANDERA ARGENTINA: El 23 de agosto de 1812, exactamente 177 días después de que Manuel Belgrano la creara, en la Iglesia de San Nicolás de Bari, que en ese tiempo estaba en el sitio exacto donde hoy se erige el obelisco.

EL PRIMERO QUE LLEGÓ AL POLO SUR: El coronel Jorge Leal fue el comandante de la primera expedición argentina que llega al Polo Sur. Leal nació en Salta, muy lejos de allí, pero en ese momento era el jefe de la Base Antártica General Belgrano. De allí parte la expedición el 26 de octubre de 1965, llegando al Polo el 10 de diciembre a las 9 horas y 25 minutos, con una temperatura de 74° bajo cero.

Había nacido un héroe contemporáneo. El coronel Leal y su gente habían llegado allí durante una larga travesía terrestre y deja como agradecimiento y para sentar presencia una imagen de la Virgen del Milagro, una advocación salteña como él, y otra de la Virgen del Valle. Habían recorrido mil cien kilómetros por tierra o, mejor dicho, por hielos, a lo largo de 45 días. Tenían motivos sobrados para el agradecimiento. Y no fue por deporte, sino para refirmar la soberanía.

EL PRIMER CASO DE UN CORAZÓN EN EL COSTADO DERECHO: Se comprueba en 1896 y quien lo hizo fue el doctor Faustino Juan Trongé, que por aquellas épocas, oficiaba de practicante en la Penitenciaría Nacional. Precisamente un interno de aquel instituto, un preso, era el que había nacido con el corazón en su costado derecho, lo cual no le había creado (ni le creó nunca) ningún tipo de complicación. No quedó registrado su nombre.

EL PRIMER FOTÓGRAFO: El 22 de junio de 1843, La Gaceta Mercantil anunciaba que había llegado al país quien sería el primer fotógrafo afincado en estas tierras, un hombre de apellido Elliot, de origen estadounidense, que operaba con su máquina de daguerrotipo en la Recova Nueva, frente a la Plaza de la Victoria (hoy Plaza de Mayo) en los altos de una casa ubicada en el número 56. En cuanto a la fotografía en papel, el primero en utilizarla fue Juan Camaña el 14 de noviembre de 1853. Camaña tenía su estudio en Chacabuco 76 y allí retrataba a quien pagara por eso, y daba clases a quienes lo requirieran.

EL PRIMER ARGENTINO QUE LLEGÓ A LA CIMA DEL EVEREST: El Everest es la montaña más alta del planeta Tierra, tiene 8.848 metros de altura. Muchos se le enfrentaron pero pocos llegaron a vencerla. El 11 de mayo de 1995 lo logró un argentino por primera vez. Tomás Heinrich, un ingeniero agrónomo que por entonces tenía treinta y tres años y un amor enorme por el andinismo. Volvió a intentar la hazaña tres años más tarde, pero debió abandonar a solo sesenta metros de la cúspide.

EL PRIMER PAPEL: Esto que ustedes tienen en las manos, el papel, es algo mucho más complejo de lo que algunos pueden imaginar. Sin embargo, aquí se consiguió de manera temprana. El primer pliego de papel industrialmente fabricado en nuestro país salió de las máquinas de la fábrica Primitiva, el 13 de enero de 1877 a las 18 horas y 11 minutos. A lo largo de la historia hubo, antes y después, grandes papeles, es decir papelones, pero eso estuvo por lo general a cargo de gente del mundo del espectáculo y de la política, como veremos más adelante.

EL PRIMER ARGENTINO CAMPEÓN MUNDIAL DE BOXEO: Pascual Pérez, el 26 de noviembre de 1954, en Tokio, le ganó el título mundial en la categoría de peso mosca a Yoshio Shirai, por puntos y a quince rounds.

EL PRIMER JEFE DE POLICÍA: Siendo ministro de Gobierno, Bernardino Rivadavia creó la llamada Policía del Estado el 24 de diciembre de 1821. Cuatro días después designa como jefe de Policía a Joaquín de Achaval, quien asume el 1° de enero de 1822. Achaval crea el Cuerpo de Peoneros que, con sus 150 hombres, se encargaría del cuidado de las obras públicas. Luego se los llamaría Celadores de Policía y agregarían a sus funciones una muy importante: el cuidado de la seguridad. Eran los primeros agentes de policía del país. Achaval y sus hombres fueron, también, quienes tuvieron a su cargo la tarea de colocar las tablillas con los nombres de las calles y los números en las casas de Buenos Aires.

EL PRIMER INFORMATIVO DE RADIO: Se difundió por la onda de LR1 Radio El Mundo el 12 de octubre de 1935. Fue leído por el periodista Carlos Taquini.

EL PRIMER CHORRO DE PETRÓLEO ARGENTINO: Brotó en Comodoro Rivadavia en 1907. Los felices descubridores de ese primer chorro de oro negro habían excavado hasta los 540 metros pero, en realidad, sin imaginar su buena suerte, ya que lo que buscaban era simplemente agua.

EL PRIMER CONGRESO MUNDIAL DE AMAS DE CASA: Se llevó a cabo en el hotel Bauen, de Buenos Aires, el 26 de octubre de 1995.

LA PRIMERA MORGUE: Por orden del día del 31 de diciembre de 1873, la Jefatura de Policía dispuso que los cadáveres de personas desconocidas o muertas violentamente fueran trasladados a un depósito de la repartición, en Moreno 121, transformándose aquel lugar en la primera morgue argentina. Hasta ese momento, los cadáveres eran colocados bajo los portales del Cabildo a efectos de ser reconocidos e identificados por algún pariente o amigo.

EL PRIMER PROGRAMA DE TELEVISIÓN: Se realizó en circuito cerrado en la Facultad de Medicina de Buenos Aires, en 1950. Los primeros televidentes del país fueron los estudiantes de Medicina de aquella época. Lo que presenciaron fue un teleteatro científico y pedagógico que estuvo protagonizado por el actor Roberto Airaldi y la actriz Myriam de Urquijo.

El nombre de aquel programa fue El piloto. Significa que la televisión argentina, desde su mismísimo inicio, fue un medio muy útil para enseñar y formar, cosa que, como todos sabemos, se mantuvo hasta nuestros días de manera rigurosa. En cuanto a la primera emisión pública, ocurrió el 17 de octubre de 1951 y lo que se mostró fue el acto del Día de la Lealtad, fiesta peronista tradicional que se llevó a cabo en la Plaza de Mayo. Solo había en Buenos Aires treinta aparatos de televisión que fueron puestos en las marquesinas de negocios importantes del centro.

Así muchos pudieron ver la última aparición de Eva Perón en el balcón de la Casa Rosada, siendo sostenida por la cintura por su esposo, el presidente Perón, y habiéndose levantado con esfuerzo luego de 24 días de no hacerlo debido a su extrema debilidad, provocada por el cáncer que la consumía. En ese mismo año, Adolfo Salinas, un hombre de radio, fue el primer locutor de TV de nuestra pantalla chica.

LA PRIMERA MUJER QUE PARTICIPÓ EN UNA OLIMPÍADA: En 1936, en las Olimpíadas de Berlín, con un clima tenso en el que se olía la guerra y con la asistencia de Adolfo Hitler a la inauguración de los juegos, una única mujer formaba parte de la delegación argentina. Cincuenta hombres y una mujer descripta como «de pollera ondulante, pelo rubio y zapatos de taco» formaban el grupo. Se llamaba Jeannette Campbell y era bella y coqueta. Ella no quiso chaperona ni acompañante alguna. Compitió con altura y el 10 de agosto de 1936 marcó un hito para nuestro deporte: se llevó la medalla de plata en natación, 100 metros libres, estableciendo una marca argentina que se mantuvo durante los siguientes veintiocho años.

LA PRIMERA PELÍCULA ARGENTINA A COLOR: El primer intento fue El gaucho y el diablo, dirigida por el italiano Ernesto Remani, pero las cosas no salieron bien. Se considera que el primer filme nacional a color, más precisamente con el sistema ferraniacolor, fue Lo que le pasó a Reynoso, estrenada el 24 de mayo de 1955 en el cine Monumental de Buenos Aires.

La película, basada en un libro teatral de Alberto Vacarezza, tuvo su primera versión en 1937. Fue en blanco y negro pero con dos coincidencias: el mismo director (Leopoldo Torres Ríos) y el actor Floren Delbene.

EL PRIMER AUTOMÓVIL ARGENTINO: Luego de cuatro años de trabajo fue armado por Manuel Iglesias, un gallego llegado a Buenos Aires en 1885. En 1903 decidió trasladarse a la ciudad de Campana y allí comenzó a trabajar en lo que sería el primer auto fabricado íntegramente en la Argentina.

Lo probó allí, en Campana, ante el asombro y el miedo de sus vecinos, el 20 de noviembre de 1907. Ese día ocurrió, también, el primer accidente con víctima producido por un automóvil argentino: don Manuel atropello, con fatales consecuencias, a un atrevido perro que se cruzó valientemente en el camino de aquella (para el perro) infernal máquina. No pudo frenar. Ni don Manuel ni el perro. Debido a ese accidente, los habitantes de Campana de aquella época comenzaron a llamar al auto de don Manuel con el poco agraciado nombre de «mataperros».

Sin embargo, un monumento en la ciudad rinde merecido homenaje a don Manuel Iglesias. Otro monumento, el mismísimo auto, que según dicen aún funciona, es conservado con razonable celo por los herederos del gallego ingenioso.

Fuente Consultada:
Crónica Loca de Víctor Sueiro
Argentinos de Jorge Lanata.

 

Historia del Premio Nobel Origen y Objetivos de la Entrega

Historia del Premio Nobel: Origen y Objetivos

ÚLTIMA ENTREGA PREMIOS NOBEL 2016

2016: NOBEL DE LA PAZ

Juan Manuel Santos

El Comité Noruego del Nobel ha anunciado esta mañana que el ganador del Premio Nobel de la Paz es el presidente de Colombia Juan Manuel Santos. El Comité reconoce así el esfuerzo del mandatario por alcanzar un acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC después de 5 décadas de conflicto.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

2016:NOBEL DE FÍSICA

David Thouless, Duncan Haldane y Michael Kosterlitz

Nobel de Física 2016: Los científicos británicos David Thouless, Duncan Haldane y Michael Kosterlitz, son tres investigadores que tienen una gran trayectoria, sus logros sorprenden al mundo desde los años sesenta. Gracias a sus descubrimientos se podrán desarrollar nuevos materiales, porque permitieron destacados avances en la comprensión de los misterios de la materia y crearon nuevas perspectivas para la cración de increíbles materiales con propiedades sorprendentes.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

2016:NOBEL DE MEDICINA

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/nobel2016medicina.jpg

Se eligió al japonés Yoshinori Ohsumi con el galardón del Nobel de Medicina 2016 por el descubrimiento del mecanismo de la autofagia celular.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

2016:NOBEL DE LITERATURA

Bob Dylan premio noble de literatura

Bob Dylan, el músico, cantante y poeta estadounidense, de 75 años de edad, fue reconocido por su trabajo y ganó el Premio Nobel de Literatura 2016. El galardón fue otorgado por «generar nuevas expresiones poéticas entre la gran tradición musical americana».

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

2016: NOBEL DE ECONOMÍA

NOBEL DE ECONOMIA

Se  decidió conceder el premio Nobel de Economía 2016  a Oliver Hart y Bengt Holmström, por sus aportaciones en el campo de la ‘Teoría de los Contratos’. En esta teoría se analizan cómo se elabora la contratación y sus diversos efectos, sobre todo en el mundo de la empresa.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

IMAGEN MEDALLAS PREMIO NOBEL

imagen de las medallas premio nobel

//historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

EL TESTAMENTO DEL ALFRED NOBEL

“La totalidad de mis bienes realizables deberá ser utilizada de la manera siguiente: el capital, invertido en valores seguros por mis albaceas, constituirá un fondo cuyos intereses serán distribuidos cada año en forma de premios a las personas que, durante el año anterior, hayan aportado los mayores beneficios a la humanidad.

Los citados intereses serán divididos en cinco partes iguales que serán repartidas como sigue: una parte a la persona que haya hecho el descubrimiento o el invento más importante en el campo de la física; una parte a la persona que haya hecho el descubrimiento o mejora más importante en química; una parte a la persona que haya hecho el descubrimiento más importante en el dominio de la fisiología o de la medicina; una parte a la persona que haya producido, en el campo de la literatura, la obra más notable de tendencia ideal; y una parte a la persona que haya llevado a cabo la mayor o mejor labor en favor de la fraternidad entre las naciones, por la abolición o reducción de los ejércitos permanentes y por la celebración y el fomento de congresos por la paz.

Los Premios de Física y de Química serán concedidos por la Real Academia Sueca de Ciencias; el de Fisiología o Medicina por el Karolinska Institutet de Estocolmo; el de Literatura por la Academia Sueca en Estocolmo, y el de los paladines de la Paz por un comité de cinco personas elegidas por el Parlamento noruego.

Es mi voluntad expresa que, en la adjudicación de los premios, no se considere en forma alguna la nacionalidad de los candidatos, sino que deberá recibir el premio el más digno, independientemente de que sea escandinavo o no «

París, 27 de noviembre de 1895.

LOS PRIMEROS AÑOS

El testamento de Alfred Nobel, escrito sin ayuda legal, fue firmado en noviembre de 1895, en presencia de cuatro de sus amigos en el Club Sueco de París: Thorsten Nordenfelt, Sigurd Ehrenborg, R.V. Strehlenert y Leonard Hvass.

Lejos estaba de imaginar los varios años de luchas testamentarias y de múltiples dificultades que se agazapaban en aquel documento. No sólo el carácter poco usual del testamento, sino también sus términos tan generales -en él se omitieron las más mínimas precisiones formales y legales-, propiciaron amplios debates en sectores diversos de la sociedad.

En el testamento, del cual se reproduce aquí sólo la cláusula que da origen a los premios Nobel nombró como ejecutores testamentarios de sus bienes a Ragnar Sohlman -su ayudante particular en los últimos años- y a Rudolf Liljeqvist -industrial sueco-. además, una parte de su patrimonio a algunos de sus familiares más cercanos Sin embargo, no estableció -como hubieran querido sus albaceas- indicaciones particulares para la aplicación y normatividad de la cláusula creadora de los premios.

El primer inconveniente de tipo práctico lo encontraron Sohlman y Lilljeqvist, en las diligencias correspondientes al registro y aprobación legal del propio testamento: el tribunal judicial que habría de dirimir sobre la homologación del mismo debía corresponder al lugar de residencia legal de Alfred Nobel; así, cualquier inventario financiero y las ejecuciones testamentarias en general debían ser amparados por la verificación oficial. Las objeciones por parte de la familia Nobel -formales unas y bastante pasionales otras- no se hicieron esperar.

Si bien Alfred Nobel canceló expresamente sus disposiciones testamentarias anteriores, no faltó la alusión reiterada a ellas en vista, principalmente, a la forma legal más depurada de las anteriores y, por supuesto, al evidente perjuicio causado, en la última voluntad del testador, al monto de la herencia familiar. La diferencia de opinión entre los dos bloques más grandes de la familia Nobel, comprendidos principalmente por sus parientes suecos y por sus parientes rusos, se convirtió en la base de una polémica ante la opinión pública, expresada en una especie de “campaña” de la prensa escrita de la época. Todo se inició con tintes de “normalidad” apenas cuatro días después del funeral de Nobel, cuando un diario de Estocolmo publicó la cláusula referente a los premios y se extendió en comentarios valorativos sobre la voluntad de Alfred Nobel. Calificaron dicha cláusula como “una merced hecha al género humano, con el propósito de fomentar su desarrollo futuro y promover su bienestar, así como para servir a designios puramente idealistas; probablemente la más espléndida en su clase que una persona particular hubiera tenido nunca el propósito y la capacidad de realizar”.

Sin embargo, el interés y difusión de la prensa tomaría caminos hacia la polémica. Los diarios suecos no sólo dudarían de la aplicabilidad real de los deseos de Alfred Nobel, sino que llegarían inclusive a instar a la impugnación del testamento en favor de la familia y a apoyar los temores expresados por las instituciones requeridas por Nobel para la asignación de los premios. De esta manera, proliferaron las objeciones al testamento. Este fue, incluso, llamado “magníficas intenciones, magnífico desatino”.

Los “cargos” más importantes contra él fueron así recogidos por su leal ayudante y albacea: “la clara falta de patriotismo mostrada por un sueco que, mientras despreciaba los intereses nacionales de Suecia, había querido, en cambio, apoyar ciertas actividades internacionales; la incapacidad de las instituciones designadas como adjudicadoras de los premios para cumplir satisfactoriamente las tareas que se le encomendaban, que interferirían, además, en sus actividades normales y expondrían a sus miembros al intento de soborno y corrupción, y, finalmente, la disposición por la cual el Premio de la Paz tenía que ser concedido por una comisión nombrada por el Parlamento noruego podría acarrear los mayores peligros para los intereses suecos, especialmente en vista de las tirantes relaciones entre Suecia y Noruega acerca de la unión que estaba entonces vigente”.

Los albaceas, en su afán de actuar de conformidad con los deseos de Nobel, se encontraron con otros problemas más: la validez del testamento estaba supeditada a la aceptación, por parte de las organizaciones legatarias de los premios, de las donaciones respectivas. En los primeros momentos algunas de éstas se concentraron en debates acerca de la conveniencia de aceptar tal responsabilidad y, por supuesto, se vieron retrasadas las negociaciones, respecto a los términos de dicha aceptación y a las implicaciones de tipo legal y social.

Fueron el apoyo y la justeza de proceder de Emanuel Nobel los que comenzaron a romper el muro de complicaciones al que se enfrentaron sus albaceas. Emanuel no sólo les recordaba a éstos constantemente la importancia de su papel (solía referirse a la “obligación implicada en la palabra rusa de albacea, Dushe Prikashshik, que quiere decir “el portavoz del alma” y a la importancia de que los dos seleccionados por su tío obrasen en consecuencia), sino que junto con Carl Lindhagen -consejero legal y judicial- se constituyó en elemento clave en la consolidación definitiva de la voluntad Nobel.

De esta manera, Emanuel Nobel -como representante de la parte rusa de la familia-, después de declarar oficialmente el 11 de febrero de 1898, su desinterés por impugnar la voluntad testamentaria de Alfred Nobel y, por ende, su apoyo irrestricto a sus disposiciones-, colaboró en las negociaciones con los restantes parientes.

Paralelamente a las discusiones con los parientes de Nobel, los albaceas realizaron aproximaciones a las organizaciones legatarias de los premios y argumentaron correctamente los aspectos relacionados con la residencia legal de Alfred Nobel quien no había tenido realmente ninguna. Esto complicaba el hacer efectivos los bienes en tanto no estuviera clara la “nacionalidad” del patrimonio, que, en el momento de morir Nobel, se encontraban distribuidos por Francia, Alemania, Suecia, Rusia, Escocia, Inglaterra, Italia, Austria y Noruega

Ahora bien, la conveniencia determinada por los albaceas -en aras de cumplir estrictamente la voluntad del testador e, igualmente, de evitar a toda costa los descuentos de impuestos de cada país-, apuntaba a formalizar en Suecia la jurisdicción sobre el testamento. Se propuso, entonces, como domicile de fait la casa de campo deBjórkborn (en cercanías de Bofors), pues allí había vivido Nobel sus últimos años.

Para esta época las instituciones previstas por Alfred Nobel para la adjudicación de premios se mostraban menos reacias a colaborar con la causa. Aunque la Real Academia de Ciencias se negó reiteradamente a nombrar delegatarios para las reuniones y trabajos relacionados con la constitución de la futura Fundación Nobel -pese a la insistente solicitud de los albaceas-, su presencia, de todas formas, fue decisiva en el momento de solicitar la legalización del testamentó en cuestión.

En 1897 el testamento fue presentado para su homologación en el Juzgado Provincial de Karlskoga (en cuya jurisdicción se incluía tanto Bofors como Bjórkborn), por parte del propio gobierno sueco, los albaceas respectivos, la Academia Sueca, la Real Academia de Ciencias, el Karolinska Institutete, incluso, por el Parlamento Noruego.

Sin embargo, fueron necesarios varios meses más para que dicha legalización fuera posible: se necesitó, en primer lugar, la aprobación del testamento de la familia en pleno y, en segunda instancia, superar el escepticismo de las instituciones respecto a los lineamientos generales estipulados en el convenio con dichos parientes.

El convenio contenía varias cláusulas especiales -incluidas más tarde en los propios estatutos de la Fundación Nobel-, las cuales debían ser aprobadas, además, por las asociaciones en cuestión y por el gobierno sueco. Después de aceptado plenamente, por aprobaciones oficiales sucesivas durante junio y julio de 1898, el 9 de septiembre del mismo año el gobierno sueco admitió la legalidad y viabilidad del testamento de Alfred Nobel.

Dos meses después se reiniciaron las reuniones con la presencia de los delegatarios de la Real Academia de Ciencias, con quienes se habría de perfilar definitivamente la Fundación Nobel. Se necesitaron nuevas energías para superar con éxito las nuevas polémicas: la problemática respecto a la organización de la Fundación en general y de los Institutos Nobel por un lado; así como también la referente a la normatividad y finanzas concernientes a la adjudicación de los premios. Finalmente, el 29 de junio de 1900, fueron promulgados por decreto gubernamental los estatutos bajo los cuales funcionaría la Fundación y que habían sido propuestos por la comisión encargada.

Fueron necesarias algunas adaptaciones ala voluntad final de Nobel. La más significativa provenía de las palabras de Nobel, según la cual, el premio debía otorgarse a obras o trabajos del “año precedente”. La idea original de Alfred Nobel era posibilitar a los galardonados la continuación de sus actividades con cierta tranquilidad económica.

Las condiciones reales no permitieron, sin embargo, la realización práctica de esta cláusula. Los trabajos preparatorios de los estatutos de la Fundación Nobel necesitaron de muchas vueltas al problema. Al final, se solucionó con los términos del apartado siguiente: “la disposición testamentaria de que la adjudicación anual de premios se referirá a obras realizadas durante el año precedente se entenderá en el sentido de que las adjudicaciones se harán para las obras más recientes en los campos culturales aludidos en el testamento, y para obras anteriores sólo si su importancia no se ha hecho notar hasta hace poco”, (Fines de la Fundación. Estatutos de la Fundación Nobel).

De todas maneras, sigue manteniéndose la intencionalidad de Alfred Nobel. Sus palabras verificarían este hecho: “Extender el conocimiento es extender la prosperidad -y me refiero a una prosperidad real, no a la riqueza individual- y con esa prosperidad desaparecerá la mayor parte del mal. Los progresos de la investigación científica nos hacen abrigar la esperanza de que los microbios, tanto del alma como del cuerpo, serán gradualmente exterminados y que la única guerra que librará la humanidad en el futuro será contra esos microbios»

Con este criterio general se comenzaron a otorgar los premios Nobel a partir de 1901: tradicionalmente la ceremonia de entrega se ha realizado en el aniversario de la muerte de Alfred Nobel, el 10 de diciembre.

Ver: Nobel Año 2013 (en Flash, No Celulares)

Explosivos Aplicados A La Guerra