Isla de Madagascar

Países del Golfo de Guinea Historia Recursos Naturales y Economía

Países del Golfo de Guinea – Historia, Recursos Naturales y Economía

La región del golfo de Guinea, llamada también África occidental, estaba antaño totalmente ocupada por colonias de Francia, Inglaterra, España y Portugal. En nuestros días, todos estos países han alcanzado prácticamente la independencia. Siguen viviendo principalmente de la agricultura, pero su industrialización ofrece favorables perspectivas

Los países situados a lo largo del golfo de Guinea reciben, a veces, el nombre de África occidental. En sus orígenes, portugueses y españoles, y más tarde ingleses y franceses, fundaron allí factorías. Les interesaba, especialmente, el oro y el marfil.

Actualmente, casi toda África está descolonizada y dividida en Estados independientes. Sin embargo, las fronteras de estos nuevos países siguen siendo las mismas que las de las antiguas colonias, es decir, límites arbitrarios con frecuencia trazados a cordel, sin tener en cuenta las regiones naturales o étnicas. Pero las tentativas de federación fracasaron, las diversas organizaciones africanas demostraron ser poco eficaces y los jóvenes Estados tuvieron que buscar su equilibrio individualmente, lo que se realizó a costa de graves crisis de régimen.

Se ha manifestado una tendencia que funda el progreso nacional en la constitución de un partido único y de un poderoso régimen presidencial. En el aspecto interior se observa cierta normalización. Los observadores competentes consideran que la crisis por la que están pasando estas jóvenes naciones no tardará en ser superada y podrán resolver sus problemas con mayor madurez.

También es alentador comprobar que pretenden una nueva forma de acercamiento a los europeos y, especialmente, a las antiguas metrópolis.

Europa constituye, en efecto, el principal mercado para la producción de sus minas, plantaciones y bosques. También puede proporcionar capitales y técnicos indispensables para su equipo económico, y enviar los bienes de consumo de que carecen.

A pesar de que en numerosos negros subsiste un legítimo rencor contra el sistema colonial, debemos reconocer que éste aportó muchos elementos positivos. Los blancos pusieron fin a los combates homicidas entre tribus.

Construyeron modernos hospitales en los que se inició la lucha contra endemias mortales. Con la apertura de escuelas intentaron vencer el analfabetismo y sentar las bases de la formación de la selección intelectual.

Pero en el aspecto económico, principalmente, realizaron una labor gigantesca. El estudio del suelo, la selección de simientes y la modernización de las técnicas y medios de transporte, han permitido desarrollar los cultivos de plantación (café, cacao, cacahuetes, nuez de palma, plátanos, pina, algodón), que han pasado a ser la base de la economía africana.

Los negros fueron integrados en todas estas actividades. Sustraídos de las influencias restrictivas de las tribus, tomaron iniciativas personales. Su nivel de vida se elevó.

En cada uno de estos países, los blancos también construyeron bellas ciudades modernas, como Dakar, Freetown o Abiyán. Por desgracia, la despoblación del campo ha hecho que en torno a las grandes aglomeraciones se hayan creado las bidonvilles (grupos de chozas construídas con bidones aplastados en forma de chapas) con su secuela de problemas sociales.

bidonvilles

Bidonvilles

Los cacahuetes, que se exportan por Dakar, han contribuido, principalmente, a la prosperidad de Senegal. Malí, que no tiene salida al mar, para sus exportaciones de algodón y arroz depende de Dakar y de Konakry, capital de Guinea.
Debido a la gran diversidad de sus regiones, Guinea es el país que cuenta con más recursos económicos. Sus principales productos son el café y los plátanos.

El suelo próximo a la costa es rico en mineral de hierro y bauxita, y los gastos de transporte son reducidos. Guinea tiene prevista la construcción de varias centrales hidroeléctricas.

Costa de Marfil es famosa, sobre todo, por sus producciones de café y cacao que se exportan por Abiyán, la capital. Es el tercer productor mundial de café después de Brasil y Colombia.

Burkina Faso, situado más hacia el interior de las tierras, sigue siendo una región de sabanas bastante pobre en la que se practica principalmente la cría de ganado, y que intenta hallar la solución a sus problemas económicos en el cultivo del cacahuete.

Níger, alejado también del mar, constituye una de las principales reservas de caza del mundo, mientras que Gabón y Congo-Brazzaville son, ante todo, regiones forestales en las que también abundan minerales. Todos estos territorios fueron colonias francesas.

Entre las antiguas posesiones inglesas de África occidental citaremos Gambia (capital: Banjul), pequeño Estado enclavado en Senegal, a lo largo de las orillas del río Gambia. Este país se dedica, especialmente, al cultivo del cacahuete.

Pese a ser muy poco hospitalaria, Sierra Leona es famosa por sus diamantes, mineral de hierro, nuez de palma y cacao.

La República de Ghana, antigua colonia inglesa de Gold Coast (Costa de Oro), sigue siendo un gran productor de oro, si bien es mayor la importancia económica del cacao (30 % de la producción mundial). Ghana tiene puestas sus esperanzas en la construcción de centrales hidroeléctricas en el Volta, que también permitirán la irrigación de los arrozales. El principal mineral de Ghana es la bauxita.

Por último, Nigeria es un país de densa población, que en otro tiempo proporcionaba a Inglaterra numerosas materias primas, especialmente estaño. Pero también produce aceite de palma, cacao, caucho y madera.

Liberia (capital: Monrovia), al sur de Sierra Leona, fue elegida en 1821 para acoger a los esclavos manumisos de Estados Unidos que querían trasladarse al continente africano, y de este modo pasó a ser la primera República negra de África. Sociedades norteamericanas se encargaron de su explotación (caucho, cacao, hierro, magnesita).

Todavía subsisten algunos territorios coloniales situados en el golfo de Guinea. La Guinea portuguesa es el país de los yulus, quienes se dedican a la cría de ganado. Las posesiones africanas de España en el golfo de Guinea son Río Muni en el continente y, mar adentro del golfo, las islas que forman la provincia de Fernando Poo: Fernando Poo, Annobón, Coriseo, Elobey Grande, Elobey Chico y otras menores. Santa Isabel, que se encuentra en la isla de Fernando Poo, es la capital.

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2.jpg

Historia de Madagascar Geografia y Recursos Naturales Isla

Historia de la Isla Madagascar
Geografía ,Cultivos, Población, Recursos

Madagascar, situada mar adentro de la costa oriental de África, es un país de relieve atormentadoque pertenece a la zona tropical. La población, originaria de Melanesia e Indonesia, vive especialmente de la agricultura (arroz, café) y ganadería. A pesar de que en su suelo se hallan materias muy valiosas, la industria sigue siendo embrionaria. Independiente desde 1960, la República Malgache es miembro de la Comunidad francesa.

mercado de tananatrive

La República de Madagascar,está localizada en el sector occidental del océano Índico, separada de la costa sureste de África por el canal de Mozambique. Está formada por la isla de Madagascar, la cuarta mayor del mundo sin contar Australia, y otras islas de menor tamaño. La superficie total del país es de 587.041 km². Arriba vemos una imagen del mercado de Tananatarive

Madagascar, descubierta por el portugués Diego Díaz en 1500, no entró realmente en la historia mundial hasta el siglo XIX, cuando los franceses hicieron todo lo posible para incorporarla a sus posesiones coloniales. Sin embargo, tuvieron que hacer frente a la rivalidad de Inglaterra, y hasta 1896 la «Gran Isla» no formó parte del imperio francés.

Tras un período agitado, el general Gallieni, que fue gobernador general hasta 1905, restableció la paz. Después de la segunda guerra mundial estalló una revolución (1947), y en 1960, con la aprobación de Francia, la isla accedió a la independencia con el nombre de República Malgache, pero siguió perteneciendo a la Comunidad francesa.

mapa de madagascar

Idioma y religión: Los dos idiomas oficiales de Madagascar son el dialecto merina del malagasy (malgache), un idioma de origen malayo-indonesio, y el francés. Aproximadamente, el 41% de la población total practica el cristianismo, alrededor del 52% mantiene creencias tradicionales y el 7% sigue el islam.

Madagascar es tan grande como Francia. Separada de la costa oriental de África por los 400 km del canal de Mozambique, constituye un mundo aparte. La isla está atravesada en su longitud por un eje montañoso, una sucesión de macizos volcánicos. En el este, aquél se sumerge en el mar, por encima de una estrecha faja litoral. En la vertiente oeste, el relieve decrece progresivamente en una sucesión de mesetas y la llanura costera es mucho más ancha.

Situada en su casi totalidad al norte del trópico de Capricornio, Madagascar sufre la influencia de los vientos alisios del sudeste que llevan violentas lluvias a la costa oriental. Pero a medida que nos acercamos al oeste estas lluvias disminuyen. A esto se debe que la vegetación espontánea evolucione de la selva virgen a la sabana de matorrales.

Esta sabana es muy tupida, pero ha sido muy decentada por los quemados y se ha transformado en una estepa bastante árida que recibe el nombre de savoka. La impenetrable selva virgen del este es una de las más bellas del mundo.

La mayoría de habitantes vive en las tierras altas, pues el clima es más fresco y allí se encuentran las tierras aptas para el cultivo y la cría de ganado.

Sin embargo, en conjunto, el suelo, demasiado expuesto a la erosión, no se presta en absoluto a la agricultura. Las sales de hierro que dan al suelo un color rojo pardo le han valido a Madagascar el sobrenombre de «isla roja».

La población es originaria de Melanesia e Indonesia, y no de África, como lo demuestra el cultivo del arroz en campos irrigados con frecuencia dispuestos en terrazas.

Los primeros inmigrantes, batsileos y sakalavas, fueron rechazados hacia el interior de las tierras por las nuevas oleadas de inmigración. De este modo, el principal grupo étnico, los merinas, se establecieron en Madagascar en el siglo XV.

Siguen constituyendo el grupo más evolucionado y han fijado su residencia en los alrededores de Tananariva. Sin embargo, todas estas poblaciones hablan una lengua común: el malgache, juntamente empleado con el francés, que está muy extendido.

La isla cuenta con unos veinte millones de habitantes, o sea, unos diez por kilómetro cuadrado. Durante mucho tiempo, el crecimiento demográfico ha sido muy lento a causa de las fiebres palúdicas y de una mortalidad infantil muy elevada.

Sin embargo, actualmente la población aumenta alrededor de tres por ciento al año. Madagascar sigue siendo un país pobre. Noventa por ciento de la población activa todavía se dedica a la agricultura. No obstante, el suelo es poco fértil y sólo 8 % de las tierras están cultivadas.

Existe una agricultura sobre quemados (maíz, mandioca). El cultivo del arroz es muy importante en torno a Fianarantsoa y cerca del lago Alaotra. Los franceses han organizado modernas explotaciones agrícolas en las que trabajan, principalmente, autóctonos agrupados en cooperativas.

El café, hoy principal producto de exportación de Madagascar, procede de la región costera oriental. Más al norte se cultivan vainilla y diversas especias. Citaremos también las plantaciones de caña de azúcar, algodón, sisal y rafia. Los malgaches también se dedican a la cría extensiva de ganado (cebúes): se cuenta un promedio de un bovino por habitante.

En el suelo se encuentra grafito, mica, uranio, oro, níquel y piedras preciosas, pero los yacimientos, poco extensos, no permiten grandes inversiones. La insuficiente explotación de las fuentes de energía (hulla negra y blanca) y la ausencia de una adecuada red de carreteras entorpecen el desarrollo industrial. En cambio, existen dos puertos modernos, Tamatava y Diego Suárez.

Madagascar es, en la plena acepción de la frase, un país en vías de desarrollo.

Moneda: El ariary  sustituyó al franco malgache el 1 de enero de 2005 como única moneda oficial; era la que existía en el reino malgache antes de la colonización francesa. Un ariary corresponde a 5 iraimbilanja (es una unidad monetaria que no está basada en el sistema decimal) y a cinco francos malgaches. En el momento de la sustitución, 1.760 ariary equivalían a 1 dólar estadounidense. En 1975 se nacionalizaron todos los bancos y son regulados por el Banco Central de Madagascar (creado en 1973).

 

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2.jpg