La Crucufixión

La Tierra Prometida a los Judíos Historia Biblica de Palestina

PALESTINA LA TIERRA PROMETIDA DE DIOS AL PUEBLO JUDÍO

En su largo desfile por los escenarios de la antigüedad en el Cercano Oriente, Palestina no llegó a consolidar un estilo propio de cultura. Tanto el arte como la técnica florecieron en este pueblo con los rasgos de las civilizaciones vecinas, de donde fueron asimilados. Sin embargo, un elemento caracterizó desde el principio a esta región: la fe en un Dios único. Este sí era un rasgo que la distinguía y la elevaba por encima de sus contemporáneos. El monoteísmo, sentimiento de devoción religiosa por un ente único, espiritual todopoderoso, fue la catapulta que lanzó al pueblo judío -nombre con que se llamaba a los habitantes de Palestina- a escalar las posiciones más increíbles en la historia de la humanidad.

LA HISTORIA BIBLICA: El Génesis -primera parte del Antiguo Testamento- nos cuenta cómo Thare (padre de Abraham) , seguido de su familia, se trasladó hacia el norte de su país. Mas tarde antiguas tablas de escritura halladas en el Eúfrates nos confirman este hecho, agregando que muchos israelitas componían, por aquellos días, los ejércitos de mercenarios.

Abraham, hijo de Thare, trasladó a su pueblo desde allí hacia occidente, a Canaán según la Biblia, por dictado divino. Pero una gran hambruna sobrevino y Jacob, nieto del anterior, tuvo que guiar una emigración en masa hacia Egipto.

Más de cinco siglos estuvieron allí los judíos, en un principio, en buena relación con los egipcios. Sin embargo, poco después de la invasión de los hicsos (fueron extranjeros que gobernaron Egipto en dos dinastías) , las relaciones se pusieron muy tirantes, debido a las excelentes amistades hechas por los semitas con los invasores. En adelante fueron destinados a los trabajos pesados, especialmente como mano de obra en la construcción de caminos, graneros y pirámides para los faraones.

El caudillo que redimió a los judíos fue Moisés, un joven imbuido de ciega fe en Yahvé (Dios del pueblo hebreo), que -ayudado por fuerzas celestiales como nos cuentan las Sagradas Escrituras- arrancó a su pueblo del poder egipcio para llevarlo, no sin pasar privaciones y sufrimientos, a Palestina, la Tierra Prometida. Luego de vencer a los moradores originales, los cananeos, los israelitas se instalaron allí. Era el siglo XIII a.C.

salida del pueblo judio de Egipto conducido por Moises

Estando Moisés acampado con su pueblo en el desierto de Paran, no lejos de la frontera meridional del país de Canaán, le dijo el Señor: «Envía hombres que reconozcan la tierra de Canaán, la cual yo doy a los hijos de Israel».

Cuarenta días después, regresaron los doce espías enviados a Canaán y dijeron a Moisés: «Llegamos a la tierra a la cual nos enviaste, que ciertamente ñuye leche y miel: y éste es el fruto de ella» (Números  13, 3, 28).

El país que fluye leche y miel, esa «Tierra Prometida» anunciada por Yavhé —la Tierra Santa como se llama actualmente—, lleva también el nombre de Palestina.

Varias familias errabundas por las áridas tierras de Levante dieron al mundo una religión (actualmente dividida en varias ramas a partir de un tronco común) que practican más de 1.200 millones de fieles en los cinco continentes. Si tratamos de remontarnos a las más profundas raíces de la historia de Palestina, deberemos comenzar en otro sitio, la Mesopotamia, en donde los israelitas, nómadas semíticos emparentados con los árameos, fueron subditos -no muy apreciados- de los reyes babilónicos.

A la muerte de Moisés, el Señor dijo a Josué, hijo de Nun, que cruzara el Jordán y entrase en el país que había destinado para los israelitas. La conquista de la Tierra Prometida debe situarse hacia el año 1200 antes de Jesucristo. El relato de la campaña figura en el libro de Josué, sexto del Antiguo Testamento. La lectura de este libro podría hacer suponer que esta emigración se llevó a cabo rápidamente y sin gran dificultad. Pero existe el convencimiento de que la expedición a Canaán se efectuó de un modo mucho más progresivo.

Es un hecho que la instalación en el país de Canaán se sitúa en un momento en que también se desplazaban otros pueblos. Por otra parte, se concertaron matrimonios entre el pueblo de Israel y los cananeos y el primero asimiló así una parte de la civilización cananea. Naturalmente, esto no fue del agrado de los israelitas ortodoxos.

Las doce tribus en que se dividían los judíos, estrecharon lazos en la época de la conquista, en la que debieron luchar contra los cananeos, los filisteos y los jebuseos. También los principados amontas se movilizaron contra los  intrusos, pero ya éstos se habían organizado. Los «jueces» se ocuparon durante esta época de los asuntos militares, jurídicos y políticos, basándose en un mandato divino.

La necesidad de unificarse para contrarrestar las presiones enemigas hizo que los hebreos nombraran a un rey: Saúl. El objetivo se cumplió ya que de esta forma se amplió el poderío militar.

Hacia el año 1100 antes de Jesucristo existía un reino que conoció el apogeo de su poder con David y Salomón, durante el curso del siglo X. David, que probablemente reinó de 1010 a 972 antes de Jesucristo, fue el segundo rey de Israel. Subió al trono después de que Isboset, hijo de Saúl, fuera asesinado por sus partidarios. David se otorgó una verdadera autoridad real: organizó un ejército y se rodeó de una corte.

lucha de david con goliath

En la lucha contra los filisteos -una verdadera sucesión de victorias- se destacó David que, según la leyenda, venció con una honda al gigante Goliath.

Después de haber vencido a sus enemigos, hizo de Jerusalén su capital. Más tarde fue considerado un rey ideal por los historiadores de Israel y a su nombre se asoció el anuncio de la venida del Mesías. Así, el Salvador tan esperado era llamado siempre «Hijo de David».

El rey David no fue sucedido por Absalón, sino por Salomón. Éste era el hijo que David había tenido de Betsabé. Este «soberano de la paz» hizo de Jerusalén la ciudad real y ordenó construir un templo en ella. Para construir este templo, en el que depositó el arca de la alianza, envió a buscar artistas y materiales a Fenicia.

Siguiendo la política de David, intentó establecer buenas relaciones comerciales con los países vecinos, abriendo la puerta a la influencia extranjera y precipitando, sin duda, la decadencia de Israel, que sólo conoció un «siglo de oro». En efecto, después de la muerte de Salomón, en el año 933 antes de Jesucristo, se desmoronó el poder del reino. Las tribus del norte se rebelaron y fundaron un Estado independiente, mientras que las del sur se reunieron en torno a la Ciudad Santa constituida por Jerusalén y formaron el reino de Judea. Los dos reinos se enemistaron y esta rivalidad fue hábilmente explotada por vecinos poderosos como Egipto y Mesopotamia.

El rey israelita Acab estableció un pacto con los fenicios porque en aquellos momentos estaba en lucha contra Damasco y al mismo tiempo tenía que hacer frente, en el interior, a dificultades de carácter religioso. Esto causó la depresión moral y religiosa del conjunto del reino que provocó su lenta decadencia, a pesar de que durante el reinado de Jeroboam II, el país conoció todavía cierta prosperidad. La rivalidad entre Israel y Judea había debilitado enormemente al pueblo judío. En el año 722, Samaría, la capital de Israel, cayó en manos de los asirios y numerosos israelitas fueron enviados al exilio.

Las tribus se negaron a obedecer a un único rey, que estaba en Jerusalén. Diez tribus formaron el reino de Israel, cuya capital fue Samaria. Las otras dos constituyeron el reino de Judá, con capital en Jerusalén. Los dos reinos se combatieron recíprocamente. Agotaron sus fuerzas en esa lucha y, después de dos siglos de inútil resistencia a los ataques de pueblos vecinos, cayó Israel en manos asirías. Judá, tiempo después, fue violentamente sometida por los pueblos de la Mesopotamia que deportaron a todos los judíos a Babilonia porque no podían pagar los tributos exigidos. Este último cautiverio, anunciado por los profetas bíblicos, si bien constituyó una dura prueba, se convirtió asimismo en un fuerte elemento de cohesión moral.

MAPA DE LA REGIÓN DE PALESTINA

mapa del pueblo judio conducido por Moises

LA TIERRA PROMETIDA: Israel, el nombre que los judíos dieror a Palestina, significa «tierra de promisión». Según fa Biblia, Jehová, la divinidad suprema, anunció a los hebreos que les otorgaría un territorio donde terminarían sus peregrinaciones. Hagamos una veloz recorrida por esta región, que actualmente es objeto de reverencia por cristianos, judíos y musulmanes. En una superficie aproximada de 25.000 kilómetros cuadrados, Palestina presenta paisajes de desiertos cálidos y colinas pedregosas, alternados con tierras fértiles y onduladas, muy favorables para los cultivos de huerta. En la costa del Mediterráneo hay una franja no más ancha de 20 kilómetros. con suelos feraces. Hacia el este, las colinas de Galilea, Samaría y Judea dan al área un panorama típico de mesetas áridas. Cruzada esta franja longitudinal, se baja a un val le, la depresíór del Ghor, donde corre el sagrado río Jordán, que desagua en el mar Muerto situado a más de 300 metros bajo e nivel del mar.

Judea resistió todavía durante siglo y medio aproximadamente, gracias,  sobre todo, a la fuerte personalidad de Ecequías y también de Josías. Asimismo, fue notable la intervención de los profetas Isaías y Jeremías.

No obstante, esto no impidió que el reino de Judá cayera en manos de Nabucodonosor II. Los judíos defendieron Jerusalén con tanto encarnizamiento que el rey de Babilonia decidió castigarlos con extrema severidad. Mandó incendiar la ciudad y el templo y deportó a los notables a Babilonia… Pero con esto no finalizó la historia de Judá e Israel. En el año 539 antes de Jesucristo, los judíos regresaron de su largo encarcelamiento en Babilonia. Durante el dominio persa, Jerusalén había sido progresivamente reconstruida. Pero el cierto bienestar material logrado no podía compararse con la grandeza que el reino había conocido en tiempos de David y Salomón.

Algunos siglos después, en el año 63 antes de Jesucristo, la nación judía fue totalmente sometida por Pompeyo, y así cayó bajo el yugo de Roma. Sin duda Herodes consiguió reanimar momentáneamente a Palestina, pero la rebelión judía de los años 64-66 después de Jesucristo dio como resultado la destrucción del templo de Jerusalén (70 d. de J. C).

La Ciudad Santa se convirtió en la sede de una provincia romana en la que toda práctica religiosa estaba castigada con pena de muerte. En ese momento la historia del Estado judío de Palestina sufrió una interrupción que duraría casi veinte siglos.

Fuente Consultada:
Enciclopedia Juvenil Tomo I Historia A Zeta Editorial Credsa
La Llave del Saber Tomo I Pasado y Presente del Hombre
Enciclopedia Microsoft Corporation Electrónica ENCARTA

La Cámara de Gas Formas de Ejecutar un Condenado a Muerte

La Cámara de Gas-Formas de Ejecutar

La primera ejecución con cámara de gas tuvo lugar en California (1937), primer estado de los Estados Unidos que adoptó este sistema de aplicar la pena de muerte para sustituir a la horca y a la silla eléctrica. El primer lugar donde se instaló fue la prisión de San Quintín. La última ejecución en cámara de gas se llevó a cabo en Arizona en 1999.

ejecución con cámara de gas

El condenado es amarrado a una silla dentro de una cámara hermética; se le ata al pecho un estetoscopio conectado a unos auriculares en la vecina sala de testigos para que un médico pueda controlar el desarrollo de la ejecución. Se libera gas cianuro en la cámara, envenenando al preso cuando éste respira.

La muerte se produce por la asfixia debida a la inhibición por el cianuro de los enzimas respiratorio que transfieren el oxígeno desde la sangre a las demás células del organismo. Aunque puede producirse la inconsciencia rápidamente, el procedimiento tarda más si el preso intenta prolongar su vida, reteniendo la respiración o respirando lentamente.

Como en otros métodos de ejecución, los órganos vitales pueden seguir funcionando durante algún tiempo, esté o no inconsciente el condenado.

Otra Técnica: Debajo y junto a la silla hay un dispositivo para la producción del gas letal, En un pequeño armario, una caja de estaño contiene ácido sulfúrico y otra cianuro potásico. El encargado de la ejecución llena un recipiente con 86 onzas del ácido sulfúrico y toma 17 onzas de cianuro en pastillas o bolas de forma aovada que envuelve cuidadosamente en una bolsa de tela.

El ácido sulfúrico discurre por unos tubos situados bajo la silla. Desde fuera de la cámara, por medio de unos brazos mecánicos similares a los empleados en los Laboratorios donde se manejan substancias radioactivas, se coloca el cianuro sobre el ácido, bajo la silla.

El reo penetra en la cámara con su escolta. Se le sujeta a la silla y se le cubre la cabeza y la cara con una especie de máscara parecida a las antigas, pero ésta está preparada para que le lleguen los gases letales más intensamente. Se fija un estetoscopio «long distance» sobre el hemitórax izquierdo del reo. En 10 a 20 segundos el gas adquiere su máxima concentración.

Tras unas breves contorsiones, el reo pierde el conocimiento, la cabeza cae de lado y se produce la muerte.El médico de la prisión está al otro extremo a la escucha para determinar el momento de la muerte. Salen los ayudantes y se cierra herméticamente la puerta de la cámara en presencia del Alcaide de la prisión y los testigos.

Fuente Consultada: Historiasdelregatecha

La Silla Eléctrica Ejecucion a Muerte a Un Condenado Garrote Vil

La Silla Eléctrica-Muerte a Un Condenado

Fue un artefacto creado por un empleado de Thomas A. Edison contratado para tal misión. Se utiliza para la aplicación de la pena capital. Se utilizó principalmente en Estados Unidos desde el 6 de agosto de 1890 cuando se realizó la primera ejecución con este método.

condenado a muerte, silla eléctrica

Con la prohibición de su uso en el Estado de Nebraska el 8 de febrero de 2008, ha dejado de ser el método primario de ejecución en ese país si bien algunos estados prevén su utilización como opción sujeta a la elección del reo.

El diseño de Brown estaba basado en la corriente alterna (CA), la cual aparecía como la alternativa a la corriente continua (CC) desarrollada por Edison pero menos eficiente en lo que se refiere al transporte. Ya que Brown trabajó para Edison, y Edison promovió el trabajo de Brown, el invento de la silla eléctrica a menudo se adjudica, erróneamente, al propio Edison.

En 1886 el estado de Nueva York estableció un comité para determinar un nuevo sistema de ejecución que fuera más humano y que remplazase a la horca que era el método usado hasta entonces.

Se experimento con varios animales, quizás el caso mas famoso fue el de una elefanta de circo llamado «Topsy«, Esta fue condenada a la pena deelefante electrocutado muerte en 1903 según se ha escrito este pobre animal cansado de continuos malos tratos en los que las palizas con cadenas y palos con puas, eran continuos decidió tomarse la justicia por su mano y mato a tres de sus cuidadores. Consultando a Tomas Edison para la mejor forma de ajusticiarlo este propuso la electrocución.

primer condenado electrocutado, William KemmlerEl primer ejecutado con la silla eléctrica fue William Kemmler; la ejecución se llevó a cabo en la Prisión Auburn en Nueva York el 26 de agosto de 1890. La primera mujer ejecutada fue Martha M. Place, en la prisión de Sing Sing el 20 de marzo de 1899. Ohio adoptó la silla eléctrica en 1897, Massachusetts en 1900, Nueva Jersey en 1906 y Virginia en 1908.

El primer ejecutado con la silla eléctrica fue William Kemmler (imagen izq.) ; la ejecución se llevó a cabo en la Prisión Auburn en Nueva York el 6 de agosto de 1890. Su delito fue asesinar el El 29 de marzo de 1889 asesinó a su amante Tillie Ziegler con un hacha pequeña. Fue sentenciado a ser ejecutado el 6 de agosto de 1890, a las 6:00 AM. Sus abogados apelaron, argumentando que la electrocución era un castigo cruel e insólito, pero la ejecución continuo.

En poco tiempo se convirtió en el método más generalizado de ejecución en los Estados Unidos, y lo fue hasta mediados de los años 1980 cediendo ante la popularidad de la cámara de gas que comenzó a funcionar en los años 1950.

En algunos estados proceso se iniciaba tres días antes, encerrando al prisionero en una celda especial para que mire el instrumento de muerte y así hacerlo morir moralmente antes de morir físicamente. Los electrodos húmedos son fijados a la cabeza y a una pierna. Son transmitidas por breves intervalos potentes descargas eléctricas, de lo contrario el condenado ardería. Han sido numerosos y documentados los casos de condenados para los que las descargas eléctricas previstas no han sido suficientes para hacerlos morir y que por lo tanto han tenido que sufrir atroces torturas.

ALGUNAS VÍCTIMAS DE LA SILLA ELÉCTRICA:
Leon Czolgosz
Era norteamericano, pero hijo de inmigrantes polacos. El 6 de septiembre de 1901 asesinó de dos balazos al entonces presidente de Estados Unidos, William McKinley. Lo ejecutaron en octubre de ese año. Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti Inmigrantes italianos anarquistas, fueron condenados sin pruebas por el asalto y asesinato del tesorero de una fábrica y su escolta. Se los ejecutó en 1927.

Fueron «exonerados» simbólicamente 50 años después. Julius y Ethel Rosenberg El matrimonio Rosenberg fue ejecutado en 1953, durante el «macarthismo». Se los acusó de trabajar para los servicios de espionaje de la Unión Soviética en plena Guerra Fría. Ted Bundy Famoso asesino serial, se le atribuyen 48 crímenes. Le aplicaron la pena máxima en 1989. Sus víctimas eran siempre mujeres jóvenes. Cuando lo detuvieron, dijo que mataba por la furia que sentía contra su madre.

Son 62 los países del mundo que todavía practican la pena de muerte, según las organizaciones Amnistía Internacional. Algunos, como Sudán y Paquistán, usan métodos aún más cuestionables que la silla eléctrica, como la lapidación pública y la crucifixión. Amnistía calcula que, en 2006, 1591 personas fueron ejecutadas en forma oficial en 25 países del mundo, pero la cifra real debe de ser mucho mayor.

La pena de muerte por electrocución quedará virtualmente desterrada en Estados Unidos a raíz de un fallo de la Corte Suprema de Nebraska, que declaró la silla eléctrica contraria a la dignidad humana y, por lo tanto, anticonstitucional en ese estado. «Las pruebas demuestran que la electrocución inflige un dolor intenso y un sufrimiento agonizante. Por lo tanto, como método de ejecución es un castigo cruel y desusado», manifestó por un comunicado el tribunal, que aprobó el cambio legal por seis votos a favor y uno en contra.

En EE.UU. La pena capital rige en 36 de 50 estados del país, pero Nebraska era el único que aún usaba solamente el método de electrocución. Los demás suelen aplicar la inyección letal. No obstante, en siete estados que tienen la inyección ofrecen al reo la alternativa de elegir la electrocución. Tampoco hay registro de otros países en el mundo que todavía utilicen la silla eléctrica.

Un estudio norteamericano encontró que la pena de muerte le cuesta al estado de Carolina del Norte, $2.26 millones de dólares por ejecución. Cifra por encima del costo de un caso de asesinato sin la pena capital con una sentencia de encarcelamiento perpetuo. (Duke University, Mayo 1993).En Texas, cuesta unos $2.3 millones de dólares, casi tres veces lo que costaría encarcelar a alguien en una celda sencilla por unos 40 años. (Dallas Morning News, 8 de Marzo, 1992)

Tipos de Condena a Muerte en el Mundo Ejecuciones a Muerte

Tipos de Condena a Muerte en el Mundo

Si los franceses inventaron la guillotina, los españoles inventaron el garrote vil. Mientras la guillotina causaba la muerte del reo seccionando su cuello, nuestro invento mandaba al otro barrio al condenado, rompiéndolo: una vez introducido el cuello en un collar de hierro, este se apretaba con un tornillo que tenía una bola al final, la cual, seccionaba la columna vertebral.

garrote vil condena a muerte, reo de filipinas

En la foto pueden ver el momento en que se ajusticia a un
reo en Filipinas a principios del Siglo XX.

Es un método de ejecución extremadamente cruel, en uso principalmente en España y sus colonias y en algunas partes de las colonias francesas, hasta su abolición hace unos 30 o 40 años.

Consiste en un aro de hierro que se coloca en el cuello del condenado, que está atado, sentado, a un banco o taburete. El aro está solidamente unido a lo que sería el respaldar de ese taburete. El aro, por su parte trasera, tiene una «tuerca» de paso grueso, donde se introduce una punta de metal engastada en un tornillo que encaja en dicha tuerca.

El verdugo hace girar el tornillo, y éste avanza hacia la nuca del condenado que primero se ve asfixiado, luego la punta del tornillo rompe el cuello del reo y a su médula espinal la corta por cizallamiento, dejando paralizada la parte inferior del cuerpo, y produciendo la muerte de forma horrible. Se llama garrote «vil» porque esencialmente, era destinado a personas del vulgo.

Los reos de la nobleza eran igualmente muertos, pero estos gozaban de una puesta en escena mucho mas pomposa y con solemnidad debido a su condición de noble con el garrote «ordinario»

Dejó de utilizarse porque el artículo 15 de la Constitución Española de 1978 abolió la pena de muerte….y dado que el garrote vil era un artilugio cuyo destino era la ejecución de los condenados a la pena capital,(que por cierto solo se utilizaba en España) dejó de tener sentido y razón su uso.

JaraboA título de ejemplo el informe médico de la ejecución del famoso Jarabo en 1958. (foto izq.)
El informe observaba que la muerte no se había producido de forma instantánea, sino con «excesiva lentitud», el fallecimiento se produjo a los quince minutos, después de una verdadera tortura.

Jarabo tenía un cuello poderoso y su verdugo, Antonio López Sierra era bastante débil físicamente. Se han producido casos aún peores en los que el reo ha muerto después de hasta media hora de espantosa agonía entre aullidos y contorsiones.

La Inyección Letal La Silla Eléctrica Formas de Ejecutar Un Reo

La Inyección Letal – La Silla Eléctrica 

En los Estados Unidos de Norteamérica, en el año 1977, en el Estado de Oklahoma, fue el primero en promulgar la ley que establecía la inyección letal como método de ejecución, reemplazando a la silla eléctrica.

condenado a muerte, inyección letal

El Tribunal Supremo de Justicia de EE.UU. mantenía criterios divididos sobre la inyección letal, considerada por algunos como castigo cruel que viola las garantías de la Constitución, pero a partir de 2008 que la misma es constitucional.

La inyección está compuesta por tres de fármacos, el primero es un anestésico llamado tiopental sódico que elimina el dolor, el segundo es un agente paralizador llamado pancuronio que detiene la respiración, y el tercero es cloruro de potasio, que detiene el corazón instantáneamente.

La primera inyección letal aplicada en los Estados Unidos fue el 7 de diciembre de 1982, por medio de una inyección intravenosa, que acabó con la vida de un condenado de raza negra de nombre Charles Brooks, quién fue sentenciado por asesinato. Charlie Brooks, dijo: «No tengo ningún miedo a lo que está a punto de ocurrirle a mi cuerpo».

Barbero Santos, en su obra, «La Pena de Muerte», nos relata los detalles de esta ocasión: «La madrugada del día de la ejecución, Brooks fue tendido sobre una camilla, a la cual se le ató, en la prisión tejana de Huntsville. Un asistente médico insertó una aguja en una de sus venas e inyectó una dosis de triopental sódico.

El director médico del Departamento Correccional de Texas, aunque no administró personalmente la inyección, proporcionó la droga y supervisó la actividad del auxiliar en medicina que puso la inyección; además, previamente había examinado las venas de Brooks para asegurarse que eran adecuadas para la forma de ejecución elegida». Su muerte, en Texas, fue benévola: todo el proceso apenas duró siete minutos.

De cada uno de los fármaco se administra una dosis supuestamente letal, una acción redundante encaminada a asegurar una muerte rápida y humana. Sin embargo, algunos testigos informan que los ajusticiados sufrieron fuertes convulsiones mientras intentaban sentarse durante el proceso, lo cual sugiere que el cóctel no siempre es completamente efectivo.

La razón, comenta Leonida Koniaris, de la Escuela de Medicina Miller de la Universidad de Miami, es una dosis insuficiente de tiopental. Koniaris y sus colegas analizaron 41 ejecuciones por inyección letal en Carolina del Norte y California, y compararon las dosis de anestesia para conocer sus efectos en modelos animales, tales como cerdos. Como se usa la misma dosis de tiopental independientemente del peso corporal, la anestesia administrada a los ejecutados de gran peso podría ser inadecuada, según sus conclusiones.

CHINA 2009: se sustituirá  el tristemente famoso tiro en la cabeza por una más «humanitaria» inyección letal. Se calcula que unos 5.000 presos aguardan en los corredores de la muerte chinos a ser ejecutados este año. A partir de ahora, los verdugos de las cárceles serán entrenados en la administración de la inyección letal a los reos, que serán puestas en práctica en Pekín a finales de año y luego se extenderán a todo el país.

En la capital china ya se ha construido un centro de ejecuciones cerca de una cárcel que alberga a la mayoría de los condenados a muerte de la ciudad, pero también se podrán aplicar los ajusticiamientos en las bautizadas como «furgonetas de la muerte».

EE.UU. 2008: La Corte Suprema de Estados Unidos sentenció este miércoles que el método de la inyección letal es constitucional, una decisión que abrirá la puerta a las ejecuciones que estuvieron suspendidas en los últimos seis meses.  Al darse a conocer la decisión de la Corte Suprema, el gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, reaccionó rápidamente para decir que ahora se podrá seguir aplicando la pena de muerte en su estado. Por lo menos dos tercios de los estadounidenses están a favor de la pena de muerte.

«Voy a seguir defendiendo la pena de muerte y la voluntad del pueblo, y estoy seguro de que la inyección letal en California será confirmada», señaló el gobernador en un comunicado de prensa. Según las encuestas, por lo menos dos tercios de los estadounidenses están a favor de la pena de muerte. Actualmente hay 3.260 detenidos en el corredor de la muerte, varios de ellos mexicanos.

condenados a muerte aplicando la inyección letal
Imagen de algunos condenados a los que le fueron aplicada la inyección fatal

VEINTICINCO AÑOS DE EJECUCIONES: Primer ejecutado: Charles Brooks, el 7 de diciembre de 1982, en Texas. / Número de ejecutados por la inyección letal en EEUU: 1.097. / Número de personas esperando ser ejecutadas por este método: 3.350. / Otros países que aplican la inyección letal: República Popular China, Guatemala y Filipinas. /

Historia de la Pena de Muerte o Condena a Muerte en el Mundo

Historia de la Pena de Muerte – Condena a Muerte en el Mundo

Sin duda alguna, la pena de muerte es la sanción más grave y antigua de la historia. Seguramente por ello, es la que ha producido, y sigue haciéndolo en la actualidad, un mayor debate o discusión. Este carácter de conflictivo, es debido, también, a que dicha sanción, conlleva un modo de ver la sociedad y, en particular al individuo, en especial el sujeto delincuente.

Así, en el debate, se ven implicadas muchas disciplinas, etiquetadas bajo el nombre de ciencias sociales, que van desde la sociología a la criminología, pasando por la política, la filosofía y el derecho entre otras. También es evidente, que la religión, a pesar de no ser una de estas disciplinas, también se ve implicada, puesto que la religión también da una visión del mundo y de las personas.

condena a muerte

A lo largo de la historia la pena de muerte ha sido la pena por excelencia. Quienes han detentado el poder en las distintas épocas y culturas han encontrado en ella un instrumento determinante para imponer su modelo social; o para perpetuar, abiertamente y sin tapujos, sus propios privilegios.

Los reyes, los sacerdotes de las distintas religiones, las cúpulas dirigentes de cualquier sociedad, siempre han reivindicado de forma unánime, hasta tiempos muy recientes, el ejercicio legítimo, en determinadas circunstancias, de la máxima violencia contra sus súbditos: la pena de muerte.

Para reforzar su autoridad, no se han limitado sólo a la ejecución física de aquellos que osaban desafiar el orden establecido, sino que de forma generalizada, la muerte debía llegar precedida y acompañada del tormento, cumpliendo entonces la ejecución una triple función: castigar la transgresión, eliminar físicamente al transgresor y advertir al resto de la sociedad de los peligros que comporta el desafío a la autoridad.

Pena de Muerte En La Silla Eléctrica

En tiempos pretéritos, la adopción de la pena de muerte por parte las distintas sociedades significó la negación del derecho a la venganza privada por parte de los individuos: el grupo, el clan, la comunidad, asumiendo la administración de la venganza, ponía freno de alguna manera a la subjetividad individual en casos de ofensas o agresiones.

De esta forma, se limitaban las represalias privadas desmesuradas, así como las cadenas de sucesivas venganzas entre individuos o grupos.

El traspaso de la gestión de la venganza del individuo a la sociedad fue un primer paso. El segundo paso consistió en la elaboración de leyes, de forma que las sentencias dejaban de estar en manos del subjetivo criterio de quién administraba la justicia.

El tercer paso consistió en la eliminación del tormento como método de interrogación, o como pena complementaria a la ejecución. El cuarto paso, todavía sin consumar plenamente, es la abolición de la pena de muerte.

El último, el impulso de modelos judiciales basados en la redención y la reinserción social en lugar del castigo expiatorio.

La abolición de la pena de muerte hay que enmarcarla, como un indicador más, dentro de la gran aventura de la humanidad por dotarse de unas formas de organización social más acordes con las necesidades vitales (materiales y emocionales) de todos sus miembros.

Esta magna aventura sigue abierta: nos queda mucho por progresar en el gran proyecto de conseguir un mundo más justo. Dentro de este gran proyecto, la abolición de la pena de muerte y la tortura son dos objetivos irrenunciables. (Fuente Consultada: Amnistía Internacional )

El primer y más famoso sistema de justicia conocido para este nuevo tipo de justicia es el Código de Hammurabi, que establecía penas y compensaciones de acuerdo con las distintas clases o grupos sociales de las víctimas y los infractores.

codigo hammurabi

Las leyes mosaicas son directas herederas de esto primeros códigos, como puede observarse al comparar dichos sistemas penales.

La Torá (ley judía), también conocida como el Pentateuco (el conjunto de los cinco primeros libros del Antiguo Testamento cristiano), establece la pena de muerte para el homicidio, el secuestro, la magia, la violación del shabat, la blasfemia y una amplia gama de crímenes sexuales, aunque la evidencia sugiere que las ejecuciones en realidad eran raras.

Otro ejemplo en la Antigua Grecia, en la que el sistema legal ateniense fue escrito por primera vez por Dracón hacia el 621 a. C.; en él, se aplicaba la pena de muerte como castigo por una lista bastante extensa de delitos (de ahí el uso moderno de «draconiano» para referirse a un conjunto de medidas especialmente duro).

condena pena de muerte el tora

El Atenas el primero código de leyes es atribuido a un legislador semilegendario llamado Dracón, caracterizado por ser muy estricto con el pueblo y muy liviano con los oligarcas.

La pena de muerte se aplicaba a delitos casi sin importancia o muy pequeños, como robarse un repollo.

Resultado de imagen para historiaybiografias.com solonDe ahí surge el término draconiano para describir a una persona o legislación cruel e inhumana. Sin embargo, al ser un código escrito, podía sufrir modificaciones, lo que hizo Solón aboliendo la esclavitud por deudas, creando tribunales integrados por ciudadanos comunes y no con nobles, y estimulando la inmigración de artesanos calificados.

A partir de su aparición, hacia el año 500 A.C., el budismo desarrolló un conjunto de doctrinas que proscriben el derramamiento de sangre.

El primero de los Cinco Preceptos (Pancasila) prescribe abstenerse de la destrucción de vida, mientras que el Capítulo 10 del Dhammapada establece que “todos temen el castigo, todos temen la muerte, tal como tú. Por ello no mates o causes la muerte”.

Estos conceptos han sido alegados por funcionarios japoneses como justificación para abstenerse de firmar sentencias de muerte (la que, por cierto, sigue vigente en Japón, aunque no se la ha aplicado desde 1993).

El jainismo, una religión de la India aparecida por la misma época que el budismo, sostiene la santidad de toda forma de vida (doctrina de ahimsa). De hecho, uno de los cinco votos que debe hacer todo creyente es el de renunciar a matar seres vivientes. (Pranatipätaviraman Mahavrat, o voto de la no-violencia absoluta.)

La Sharia o ley musulmana (que, por cierto, rige hoy en una muy pequeña minoría de estados islámicos, como Arabia Saudita, Irán o Sudán) surgió en el siglo VII, y se basa en el Corán para prescribir la pena de muerte para conductas tan diversas como violación, traición a la comunidad de los creyentes, apostasía, comportamiento homosexual, piratería o adulterio, pero no para asesinato: lo considera un delito civil cubierto por la ley de qisas (“represalia”), y da a los deudos el derecho de decidir si la ejecución del culpable correrá por cuenta de las autoridades o, en su lugar, prefieren exigir una compensación monetaria (diyah).

Varios estudiosos del Islam sostienen hoy que la pena de muerte es permisible, pero la víctima o la familia de la víctima tienen el derecho del perdón

De manera similar, en la Europa medieval, antes del desarrollo de los modernos sistemas de prisiones, la pena de muerte se empleaba de manera generalizada.

Para Tomás de Aquino, en “La Summa teológica”, su máxima obra, el poder correctivo y sancionador proviene de Dios delegado a la sociedad para imponer toda clase de sanciones jurídicas y expresa (parte II, cap. 2, párrafo 64) que de “la misma manera que es conveniente y lícito amputar un miembro putrefacto para salvar la salud del resto del cuerpo, de la misma manera lo es también eliminar al criminal pervertido mediante la pena de muerte para salvar al resto de la sociedad”.

santo tomas de aquino

Santo Tomas de Aquino

A pesar de lo extendido de su uso, no eran extrañas las proclamas a favor de su reforma. En el siglo XII, el académico sefardí Maimonides escribió: «Es mejor y más satisfactorio liberar a un millar de culpables que sentenciar a muerte a un solo inocente».

Maimónides argumentaba que ejecutar a un criminal basándose en cualquier cosa menos firme que una certeza absoluta llevaba a una pendiente resbaladiza de onus probandi decreciente, hasta que al final se estaría condenando a muerte «de acuerdo con el capricho del juez».

Su preocupación era el mantenimiento del respeto popular por la ley, y bajo ese punto de vista, creía que eran mucho más dañinos los errores por comisión que los errores por omisión.

En China, la pena de muerte fue aplicada muy raramente en tiempos antiguos, y por lo general el único funcionario que podía disponerla era el Emperador en persona. La forma de ejecutarla variaba, pero a todos los viajeros extranjeros les llamaba la atención un castigo de una diabólica crueldad: era llamado Ling Chi, y consistía en rebanar lentamente el cuerpo del condenado.

Se lo comenzó a usar hacia el año 900, y recién fue abolido en 1905

En la “Utopía” de Tomás Moro (1516) se plantea un debate sobre la pena de muerte en forma de diálogo: aunque no  llegue a una conclusión firme, es llamativo que el tema, al menos, se discuta.

tomas de aquino

En los años 1700 en el Reino Unido había 222 crímenes castigados con la pena capital, incluyendo algunos como cortar un árbol o robar un animal.

Sin embargo, casi invariablemente las sentencias de muerte por crímenes contra la propiedad eran conmutadas a penas de traslado a una colonia penal, o algún otro lugar donde el recluso debía trabajar en condiciones muy cercanas a la esclavitud.

El 28 de setiembre de 1708, en el condado de Norfolk, se colgó a una niña de 11 años y a su hermano de 7 por robo: no hay registro de que haya llamado atención de nadie, por no hablar de que haya causado escándalo alguno.

Los últimos siglos han sido testigos de la aparición de las modernas naciones-estado, que traen consigo el concepto fundamental e ineludible de «ciudadano».

Eso ha provocado que la justicia se asocie cada vez más con la igualdad y la universalidad (la justicia se aplica a todos por igual), lo que en Europa supuso la emergencia del concepto de derecho natural.

Otro aspecto importante es la emergencia de las fuerzas de policía e instituciones penitenciarias permanentes. En este contexto, la pena de muerte se ha ido convirtiendo en un factor disuasorio cada vez menos necesario para la prevención de delitos menores como el robo.

El siglo XX ha sido uno de los más sangrientos de la historia de la humanidad. Las guerras entre naciones-estado han supuesto la muerte de millones de personas, una gran parte de las cuales fallecieron a consecuencia de ejecuciones masivas, tanto de combatientes enemigos prisioneros como de civiles. Además, las organizaciones militares modernas han empleado la pena capital como medio para mantener la disciplina militar.

En el pasado, la cobardía, la ausencia sin permiso, la deserción, la insubordinación y el pillaje eran crímenes que en tiempo de guerra solían castigarse con la muerte.

El fusilamiento se convirtió en el principal método de ejecución en el ámbito militar desde la aparición de las armas de fuego.

condena a muerte por fusilamiento

Así mismo, varios estados autoritarios: por ejemplo, varios con regímenes fascistas o comunistas: han usado la pena de muerte como un potente método de opresión política.

En parte como reacción a este tipo de castigo excesivo, las organizaciones civiles han empezado durante este siglo a poner un énfasis creciente en el concepto de los derechos humanos y la abolición de la pena de muerte.

Métodos de Condenas a Muerte Tipos Formas de Ejecutar Un Condenado

Métodos de Condenas a Muerte: Tipos y Formas de Ejecutar

condena a muerte, silla eléctrica

  • El fusilamiento, el tiro en la nuca y el ametrallamiento (a partir del invento de la pólvora).
  • La muerte por estrangulamiento, directamente con las manos (en la antigüedad) o posteriormente mediante la horca por un lado y por otro el torniquete y el garrote.
  • La decapitación con el hacha, la espada o la guillotina.
  • El degüello (en ocasiones seguido de la decapitación).
  • El acuchillamiento.
  • La administración de sustancia letales: envenenamiento (Sócrates, condenado a beber la cicuta), la inyección letal y la cámara de gas.
  • La electrocución mediante la silla eléctrica.
  • La muerte por hambre y abandono en las mazmorras o en las jaulas medievales colgadas a la intemperie (o las prisiones modernas diseñadas para el exterminio de los reclusos, como por ejemplo la cárcel marroquí de Tazmamart, en activo hasta 1991).
  • La flagelación con disciplinas, mimbres, varas, garrotes o cualquier otro artilugio.
  • La lapidación y el aplastamiento (de todo el cuerpo o de la cabeza).
  • El desmembramiento mediante el potro, la rueda o la tracción a cargo de animales.
  • La crucifixión, la sierra y el empalamiento.
  • El arrastramiento hasta la muerte por erosión.
  • Todas las mutilaciones imaginables (amputaciones progresivas de distintos miembros: orejas, lengua, ojos, manos, piernas, extracción de vísceras, despellejamiento, etc.).
  • El ahogamiento (en la Inquisición, destilando agua encima de un paño húmedo introducido en la boca, o vertiendo el agua directamente en un embudo; modernamente, introduciendo la cabeza en una bañera o en una bolsa de plástico).
  • La muerte en la hoguera (las viudas hindúes según una costumbre del siglo XVI; los herejes y las brujas durante la Inquisición), en una parrilla (San Lorenzo).
  • La antorcha (mujeres rociadas con combustible e incendiadas por motivos «de honor» en algunos pueblos islámicos).
  • El asaeteamiento (San Sebastián).
  • a inmersión en metal fundido, o su derramamiento. El enterramiento en vida, total o parcial (con la cabeza al descubierto), con las variantes de la presencia de termitas u otras alimañas.
  • El emparedamiento. El saco y la bota (la introducción del condenado junto con alimañas, para que le devoren), en ocasiones arrojados a continuación a un río. Las fieras (en los circos romanos).
  • El lanzamiento desde un precipicio (en la antigüedad); desde un puente (aplicado a las mujeres adúlteras en algunas zonas de Asia Menor); o desde un avión (durante la dictadura chilena).

De estas formas de ejecución, en la actualidad siguen vigentes, legalizadas en distintos países o regiones, la electrocución, la horca, la guillotina, el fusilamiento, la inyección letal, la cámara de gas, la decapitación y la lapidación (se aplican también otras formas de ejecución, pero al margen de las legislaciones).

Argumentos contra la pena de muerte

1. Los errores judiciales. Las ejecuciones de inocentes siguen siendo una realidad frecuente en nuestros dias. Con 75 de las 487 personas ejecutadas desde que en 1976 se restauró la pena capital. El record lo tenía Illinois, donde 9 de las 11 condenas fueron erradas.

2. Perversión de los fines del sistema penitenciario. Quitar la vida supone renunciar a la preeducación y reinspección social.

3. Injusta discriminación. La pena de muerte recae sobre la minoría de recursos económicos.

Además esas personas están en peores condiciones para buscar una nueva defensa.

4. La inviolabilidad humana. Por muy grande que sea el nivel de degradación de una persona esta nunca pierde el derecho fundamental a la vida ya que este es en primero de los derechos humanos.

Fuente Consultada: Amnistía Internacional