La Pobreza

Que Significa Democratización de la Educación Concepto

Concepto:¿Que Significa Democratización de la Educación?

LA EDUCACIÓN PUBLICA SEGUN SARMIENTO

La igualdad de derechos acordada a todos los hombres, aun en los países que se rigen por sistemas tutelares, es en las repúblicas  un hecho que sirve de base a la organización social, cualesquiera que sean las modificaciones que sufra accidentalmente por los antecedentes nacionales u otras causas. De este principio imprescriptible hoy nace la obligación de todo gobierno de proveer de educación a las generaciones venideras, ya que no puede compeler a todos los individuos de la presente a recibir la preparación intelectual que supone el ejercicio de los derechos que le están atribuidos.

La condición social de los hombres depende muchas veces de circunstancias ajenas a la voluntad. Un padre pobre no puede ser responsable de la educación de sus hijos; pero la sociedad en masa tiene interés vital en asegurarse de que todos los individuos que han de venir con el tiempo a formar la nación, hayan, por la educación recibida en su infancia, preparádose suficientemente para desempeñar las mnciones sociales a que serán llamados.

El poder, la riqueza y la fuerza de una nación dependen de la capacidad industrial., moral e intelectual de los individuos que la componen; y la educación pública no debe tener otro fin que el aumentar estas fuerzas de producción, de acción y de dirección, aumentando cada vez más el número de individuos que las posean.

La dignidad del Estado, la gloria de una nación no pueden ya cifrarse, pues, sino en la dignidad de condición de sus subditos; y esta dignidad no puede obtenerse sino elevando el carácter moral, desarrollando la inteligencia y predisponiéndola a la acción ordenada y legítima de todas las facultades del hombre.

Domingo Faustino Sarmiento: «Educación Popular».

Se entiende por democratización de la educación a el conjunto de esfuerzos realizados por la sociedad con el fin de permitir a cada persona cualquiera que sea su medio y condición social, obtener el máximo provecho de los medios de instrucción correspondiente a sus aptitudes. Facilitar el acceso a todos los ciudadanos que deseen alcanzar una formación pertinente, relevante y de calidad, en cualquiera de los niveles educativos.

Nucleamientos estudiantiles y democracia: La democratización de la enseñanza no puede cumplirse sino dentro de una realidad política que tienda a democratizar la sociedad misma.

A ese efecto, la reestructuración de las instituciones y la renovación de los contenidos y de los métodos de enseñanza, deben permitir la apertura hacia un número creciente en la matrícula de los establecimientos de todos los niveles. Pero además del crecimiento cuantitativo que implican las nuevas incorporaciones a la matrícula, se puede observar un avance cualitativo, que significa el destierro de técnicas autoritarias, con la finalidad de una actualización de la escuela, en función de los avances que la sociedad misma ha logrado.

Sin embargo, ello ha de ir acompañado por un estricto sentido de la responsabilidad en el alumnado, que permita sustituir las relaciones de autoridad, por una auténtica voluntad de cooperación y respeto generalizado por la libertad individual.

Si esos presupuestos se cumplen, pueden hacerse efectivas formas de participación estudiantil, teniendo en cuenta, por supuesto, la gradualidad que esa innovación exige, dada la enorme responsabilidad que implica. Paulatinamente, se han de flexibilizar las relaciones de autoridad predominantes en los sistemas educativos tradicionales, así como la rigidez con que algunos docentes suelen desempeñar su función.

Para poder progresar en este aspecto, se requiere que los institutos salgan de su aislamiento en relación con la vida de la comunidad y permitan un mayor interés general por el buen funcionamiento de las unidades escolares.

En este sentido, es interesante mencionar el documento presentado por los estudiantes en la «Tribuna de los jóvenes», organizada por ia UNESCO en Ginebra, en setiembre de 1971, que decía: » La democratización de la educación no es solamente más educación para más gente, sino también más gente en la gestión de la educación. La educación tradicional no se adapta a las necesidades de un número creciente de personas. Hay que volver a crearla. Que la democratización de la educación comience por un acto verdaderamente democrático: la participación del mayor número posible de personas en la recreación de la educación «.

Los países que han creado sistemas participativos en el nivel medio de enseñanza, son aún pocos. Existe un avance notable en este aspecto, en los países escandinavos, donde funcionan centros experimentales, con elevado grado de participación democrática de los estudiantes y de los docentes.

En Dinamarca existen consejos de alumnos con competencia en todos los asuntos de la escuela, pero con carácter sólo consultivo, cuando se trata de problemas qué hacen a la administración o dirección del establecimiento.

En Suecia, los representantes de los consejos de curso forman el consejo de alumnos de la escuela, que se ocupan esencialmente de las actividades de los alumnos fuera de las horas de clase. Además, pueden ocuparse de problemas relacionados con el «bienestar de la comunidad escolar, la cooperación entre los distintos grupos que trabajan en la escuela y el reglamento de la misma».

En Francia, según la reforma impuesta por vía legislativa, en 1968 y 1969, los institutos se gobiernan mediante un Consejo de clase, el Consejo de administración y la Comisión permanente. El primero, que se ocupa de la situación escolar de cada alumno, está integrado por un docente designado por el Director, el asesor de educación, el médico, la asistente social, el consejero de orientación, dos representantes de los padres y dos de los alumnos elegidos por sus compañeros.

El Consejo de administración también incluye en su formación representantes estudiantiles equivalentes a un sexto de sus miembros. Pero la aplicación de sus decisiones dependen de su aprobación por las autoridades de educación.

La Comisión permanente, integrada por 14 miembros, incluye en su seno a dos alumnos. Actúa como consejo de disciplina y en todo asunto que le someta el consejo.

Sin embargo, se observa en estos países que los alumnos que dedican parte de su tiempo a esa actividad constituyen un grupo restringido, que a veces no logra mantener contacto con el alumnado restante, que suele revelar desinterés por la participación. Así surge de encuestas efectuadas entre los estudiantes de Francia, que además concluye en que es también reducido el núcleo de estudiantes secundarios que militan en los partidos políticos.

En Argentina, los ensayos de participación de los alumnos de la enseñanza media son escasos.

En el año 1973, se permitió la organización de Centros de estudiantes, mediante la Resolución No. 19 del Ministerio de Educación que dejó sin efecto la llamada «Resolución De la Torre» de 1936, que impedía su formación. Se impartieron entonces diversas instrucciones para reglamentar su funcionamiento y se crearon las llamadas «Mesas de Trabajo», con el «objeto de proyectar normas a las que deberán ajustar su acción las Agrupaciones estudiantiles».

Sin embargo, el mismo gobierno, con fecha 15 de enero de 1975, dictó la Resolución N° 41, con la firma del Ministro de Educación, Dr. Osear Ivanissevich, suspendiendo la autorización para la formación de nuevos centros de estudiantes en los establecimientos de nivel medio, así como toda actividad de los ya existentes.

Es evidente que los objetivos tenidos en cuenta para su creación, no se cumplieron en la medida de lo previsto, y que los excesos producidos con motivo de su funcionamiento llevaron al gobierno al convencimiento de la necesidad de suspender su actividad.

Actualmente, con el advenimiento del gobierno democrático surgido de las elecciones del 30 de octubre de 1983, se ha reabierto la polémica suscitada en torno del problema de la participación estudiantil y de su derecho, de peticionar a las autoridades.

En cumplimiento de su programa, el gobierno nacional auspició nuevamente la creación de asociaciones estudiantiles.

Por Decreto N° 898 del 23 de marzo de 1984, firmado por el Presidente, Dr. Raúl Alfonsín, se derogó el artículo 173 del Reglamento General y «toda norma reglamentaria que se oponga a la creación o al funcionamiento de asociaciones estudiantiles de nivel medio», y se sustituyó el artículo 174 del mismo Reglamento por el siguiente:

«Los Rectores o Directores autorizarán el funcionamiento de asociaciones de estudiantes, con el fin de procurar la formación integral de los alumnos y su participación cívico-democrática, y posibilitar en el marco jurídico y disciplinario propio de la escuela media, actividades curriculares y extracurriculares de carácter cultural, social o deportivo, que permitan el ejercicio de la solidaridad, la convivencia, el respeto mutuo y el accionar gradual protagónico y responsable para el mejoramiento de las instituciones. Dichas asociaciones funcionarán bajo la atención y responsabilidad directa de los Rectores o Directores».

Simultáneamente, por Resolución de la Subsecretaría de Conducción Educativa se dictó la Resolución N° 3 del 13 de marzo de 1984, por la que se resuelve «propiciar la acción de Asociaciones Estudiantiles en los establecimientos de nivel medio» y se aprueban documentos que las reglamentan, que figuran como Anexos I y II, y que reproducimos como lecturas complementarias al final de esta Unidad.

Anteriormente, con fecha 8 de marzo de 1984, por Resolución 539 el Ministro de Educación y Justicia, Dr. Carlos Aleonada Aramburú, derogó la mencionada Resolución N° 41 del 15 de enero de 1975, según la cual el Ministro Ivanissevich suspendió el funcionamiento de los Centros,

Esta etapa de democratización ofrece a los jóvenes estudiantes una nueva oportunidad para su participación dentro de los carriles del Estado de Derecho y del régimen constitucional de que gozan. Es de esperar que la nueva experiencia, que se encara como proyecto pedagógico, de los frutos que sus inspiradores esperan y que los jóvenes demuestren a través de ella su madurez y capacidad para llevarla a cabo con eficiencia y elevación de miras.

Fuente Consultada:
Educación Cívica 1ºAño Delfino-Gonzalez-Tejerina – Editorial Plus Ultra – Tema Tratado: La Escuela

Ver: Los Jardines de Infante de Froebel

Funcion Social de la Escuela Relación Con La Familia y Sociedad

Función Social de la Escuela – Su Relación Con La Familia y Sociedad

UN POCO DE HISTORIA…. La escuela es el «segundo hogar» donde vivimos una etapa trascendente de nuestra vida y formación. Quedan grabadas para siempre las impresiones de los primeros días de cada grado y de la promoción final, que nos ha permitido «ingresar» ahora en un nuevo tipo de escuela. Y está en nuestra mira tener acceso, al egresar del ciclo secundario, a otra institución escolar de nivel terciario.

Vale decir que el estudiante de primer año sabe, sobre las escuelas, por propia experiencia. Ahora se trata de procesar esos conocimientos y elaborarlos, incorporándoles otros nuevos, para comprender mejor el porqué de la educación y las características de la institución que integra. En primer lugar, con la ayuda de la Historia, recordaremos cómo y por qué surgieron las escuelas.

La sociedad y la educación también mantienen estrechas relaciones y el sistema educativo responde a la manera como son entendidas estas relaciones. Hasta no hace muchos años, el sistema educativo se proponía la construcción de un modelo de sociedad o un «proyecto nacional» por el que la escuela tenía como función consolidar el Estado nacional y la vigencia de un orden político democrático que debía garantizar que todos los habitantes accedieran a los mismos conocimientos.

funcion social escuela

«La educación es el proceso por medio del cual una comunidad trasmite a sus integrantes su cultura y sus aspiraciones, con el objeto de asegurar y renovar su propia existencia y desarrollo.»

La necesidad de la educación surge de la diferencia de nivel entre los miembros maduros y los nuevos integrantes de un grupo social. Los primeros procuran dar a sus continuadores crianza y preparación para que conserven y mejoren las funciones y valores que a su turno recibieron.

En los animales el crecimiento asegura la conservación de los instintos y conductas convenientes a la especie. Pero los hombres crean costumbres, ideales e instituciones que no resultan físicamente hereditarias. En las sociedades más primitivas la diferencia entre maduros e inmaduros no es tan notable como en las más civilizadas. El ensanchamiento de esa diferencia implica un aumento de la necesidad de la educación para la supervivencia de la sociedad y la continuidad de su progreso.

Por ello es que surgió, por lo menos desde la invención de la escritura, la idea de la educación sistemática por medio de la escuela. La humanidad comenzó a escribir grabando o pintando imágenes y símbolos de objetos y acciones. En la antigua Mesopotamia, los jóvenes de familias importantes podían aprender en escuelas anexas a los templos, donde había maestros para formarlos. Dominar el uso de los centenares de signos «cuneiformes» básicos los convertía en «escribanos» de aquel tiempo.

En Egipto, que inmortalizó al «escriba» en una famosa escultura, la corte del faraón instaló escuelas para preparar a los nuevos integrantes del grupo, que se consideraba a sí mismo representante de la divinidad. En Caldea la enseñanza fue también de carácter, religioso, mientras que en Persia abarcó otros propósitos: según Jenofonte, la educación persa incluía «la equitación, las armas y el amor a la verdad».

Pero los antecedentes que cobran más importancia son los de Grecia y Roma, y además se tienen de ellos mayores datos. En Grecia el ideal fue buscar la perfección física y moral del individuo, para bien propio (principalmente en Atenas) y para bien del Estado (en Esparta).

La educación física era importante en Esparta, para la formación de guerreros, y en Atenas, para el logro de la belleza y la armonía. La instrucción y la formación moral, más la gimnasia y la música constituyeron la «paideia», es decir, la incorporación a los ideales de la cultura griega. Roma, con la evolución del poderío del Estado, llegó a organizar un sistema de instrucción oficial, aunque siempre limitado a una parte privilegiada de la sociedad.

El advenimiento del Cristianismo hizo surgir nuevos trascendentes fines educativos: además de cultura y destrezas se quiso dar al espíritu una disposición general hacia la comprensión de las cosas de este mundo en su relación con el Dios creador. La predicación igualitaria de la frugalidad que conduce a una vida más espiritual halló eco entre los pobres y oprimidos y en las comunidades jóvenes y rústicas.

Para formar las almas desde la niñez, las escuelas fueron surgiendo cada vez más numerosas junto a iglesias y monasterios. El emperador Carlomagno alentó la multiplicación de las escuelas y llamó a colaborar a famosos filósofos y maestros. Aunque se quería enseñar toda la ciencia (lo que hoy se llama «enciclopedismo») no faltaba la intención de, además de informar, formar.

En la Edad Moderna se intensificaron los esfuerzos para ampliar y mejorar la enseñanza, buscando seleccionar conocimientos que la imprenta permitía divulgar. Lutero reconvenía a los señores, instándolos a fundar escuelas. Ignacio de Loyola y otros predicadores fundaron congregaciones, incluyendo en sus fines el de consagrarse a la educación. Religiosos, escritores y políticos fueron contribuyendo a la generalización educativa y propusieron nuevas formas más eficientes (métodos) para enseñar.

La Edad Contemporánea es la de la «escuela común». Ella está formada por establecimientos primarios gratuitos, a los que todos los niños tienen acceso. El Estado, en representación de una sociedad y sin diferencias de clases, instala la escuela o apoya las creadas por lo¡ particulares. El ideal actual es no sólo que haya escuelas para todo; sin excepción, sino que la enseñanza favorezca el desarrollo pleno d« la personalidad de cada uno.

Si la escuela primaria está destinada a la niñez, la escuela secundaria tiene como finalidad primordial la formación integral de los adolescentes, mientras la universidad y otras instituciones terciarias posiblitan a los jóvenes y mayores su preparación como educadores, investigadores y profesionales. Existe también un nivel cuaternario, que corresponde a la especialización de los graduados en el nivel terciario (universitario y no universitario).

La universidad surgió de las corporaciones o gremios medievales de maestros y estudiantes. La palabra «universitas» en un principio se aplicó a cualquier gremio reconocido, pero luego se restringió al grupo de sabios y discípulos organizado para la formación de maestros, licenciados y doctores.

Para los jóvenes universitarios meritorios pero pobres hubo benefactores que instalaron «colegios», es decir, hosterías gratuitas donde además de alojarse podían estudiar con la ayuda de preceptores. El colegio más famoso fue el que instaló en París el doctor Roberto de Sorbón; desde entonces decir «La Sorbona» es nombrar la Universidad de París, El éxito de esa idea originó que la mayoría de las universidades creasen su respectivo colegio, que con el tiempo pasaba a ser escuela preuniversitaria.

Ello explica que nuestra Constitución Nacional diga «instrucción general y universitaria», entendiéndose como general, la primaria; y universitaria, lo que hoy abarcan la educación media y la superior. Pero desde hace un siglo la enseñanza media fue apartándose de la idea de una exclusiva preparación para la universidad y, adecuándose a las exigencias de los tiempos modernos, procura además ofrecer formación técnica o profesional.

Ver: Deberes de las Padres e Hijos

Inserción de la escuela en su comunidad

La sociedad es el conjunto de los seres humanos relacionados por sus circunstancias comunes. La principal característica de la sociedad es la «interacción», es decir, la mutua influencia de los actos de sus integrantes.

Una comunidad es una sociedad donde la interacción es más intensa y más evidentes los lazos que unen a sus miembros. Los hombres que tienen muchas cosas en común viven en comunidad.

Para que resguarde e irradie los valores de la comunidad ha surgido la escuela moderna. La sociedad actual es sumamente compleja, y la familia, aunque sigue siendo la primera institución educadora y sociali-zadora, no puede capacitar suficientemente en oficios y profesiones. Por ello, las familias delegan en la escuela la acción educativa sistemática y confían a sus representantes en el gobierno del Estado la realización de la política educacional.

En una sociedad democrática la legislación tiene que organizar la enseñanza sin perder de vista que es por mandato y delegación de la comunidad y a su servicio, que hay que crear y mantener un eficiente sistema educativo.

En su gran libro «Educación popular», Sarmiento proponía allá por el año 1849, un sistema de contribuciones («impuestos»), destinadas directamente al sostén de las escuelas. «Si el objeto a que se destina es inmediato y popular, el pueblo, lejos de negarse a proveer lo satisface con holgura»… «Este sistema deja expedita la acción de los contribuyentes para extender la educación de sus propios hijos y la de sus allegados a más del ‘mínimum’ prescripto».

Muchos estadistas nuestros compartieron ese enfoque comunitario de la educación. Leyes provinciales y la nacional 1420 crearon consejos escolares para asegurar la participación de los vecinos en la tarea de respaldar a la enseñanza pública.

Pero esas legislaciones y hasta esas ideas sufrieron las vicisitudes del advenimiento de tendencias menos democráticas.

Actualmente se procura recomponer la participación comunitaria. Para la escuela primaria, con el resurgimiento de los consejos escolares. En la secundaria, se trata de intensificar la relación del colegio y sus profesores con los padres de los alumnos, y se alienta a los discípulos a colaborar con los centros estudiantiles. En las universidades, estudiantes y egresados volverán a ser parte del. gobierno de las facultades, uno de los principios de la Reforma Universitaria puesta en vigencia en 1918.

Su organización institucional
Impulsados por su instinto social los hombres se organizan en torno de «ideas». Cuando los que comparten una idea se deciden a darle vigencia y permanencia, lo que hacen es institucionalizarla, hacerla «Institución». La escuela es una idea. Veamos cómo se ha institucionalizado entre nosotros.
La acción educadora sistemática está organizada en ciclos que corresponden a las edades del educando. Para la infancia es el «jardín de infantes»; para la niñez, la escuela primaria; para la adolescencia, la educación media; para la juventud, la enseñanza superior.

Con el fin de adecuar la tarea educativa a esos niveles, se dictan los «planes de enseñanza». Un plan de enseñanza está destinado a orientarla, fijando sus objetivos generales y organizando el régimen gradual de asignaturas cuya aprobación permite la promoción de los alumnos y el otorgamiento del certificado correspondiente.

Es función del Estado, y la Constitución Nacional responsabiliza al Parlamento cuando entre los deberes del Congreso incluye el de «proveer lo conducente á la prosperidad del país, al adelanto y bienestar de todas las provincias y al progreso de la» ilustración, dictando planes de instrucción general y universitaria» (Art. 67, inc. 16).

La Constitución Nacional establece también que cada provincia debe asegurar la organización de la enseñanza primaria en la respectiva constitución provincial. Vale decir que en nuestro sistema federal la educación común está entre los «poderes concurrentes» de Nación y provincias, por lo que se ha procurado siempre mantener coordinación entre la acción del gobierno central y los gobiernos locales en ese aspecto.

En la enseñanza media prevalece históricamente la imagen del «colegio nacional». Así se acostumbra llamar al bachillerato, que se organizó en la Capital y algunas provincias tomando como base el «Colegio Nacional de Buenos Aires», inmortalizado por Miguel Cané en «Juvenilia».

Pero modernamente las instituciones de nivel medio han adquirí do una importante aunque no suficiente diversidad. El bachillerato se desglosa en «común», «con orientación agraria», «con orientación docente», etc.

Por otra parte ya son también clásicas y están en expansión las escuelas comerciales y técnicas.

Las provincias y municipios tienden a participar en la acción educativa en este nivel, procurando llegar a convenios entre sí y con el gobierno central para el reconocimiento de los estudios y las respectivas «equivalencias». Esto es necesario para que los estudiantes puedan con tinuar sus carreras en caso de traslado familiar y para que sus títulos mantengan su carácter preuniversitario.

La universidad mantiene casi exclusivamente su carácter «nacional», ya que la sostiene y reconoce el gobierno central. Lo histórico en este nivel es el principio de la «autonomía universitaria», principio que significa que esos establecimientos se dan su propia organización institucional.

Además de las escuelas y universidades creadas por el gobierno, existen las «privadas», las que pueden ser establecidas por personas e instituciones particulares. Para ellas también existe un régimen de reconocimiento de cursos y aportes económicos.

En este punto conviene recordar que cuando decimos «Estado», nos referimos a la institución máxima de la sociedad, en el sentido de que abarca y protege a todas las demás de una Nación.

Al comenzar aclaramos que una institución es una idea a cuya realización concurren los que la comparten. El Estado puede definirse como el conjunto de fa milias que vive en territorio propio y se da un gobierno común. Así es como el Estado tiene tres elementos: pueblo, territorio y gobierno. Por lo tanto, no hay que confundir «Estado» y «Gobierno», ya que éste es sólo una parte de aquél.

A su vez el gobierno se reparte en tres ramas o poderes. El Legislativo hace la ley, el Judicial la interpreta y aplica a los casos particulares y el Ejecutivo (que en realidad debiera llamarse «ejecutivo de la ley»y la pone en ejercicio en general.

El Poder Ejecutivo argentino es «unipersonal». Esto significa que lo ejerce el Presidente en el gobierno central y el Gobernador en cada provincia. Pero éstos designan «ministros» para que lo ayuden como «secretarios de estado». Por eso en la Nación y provincias existen los respectivos «Ministerios de Educación» (aunque las denominaciones cambien un poco).

Las escuelas, desde el punto de vista administrativo, son entidades dependientes de alguna repartición: el Consejo (Nacional o Provincial) de Educación, por ejemplo, a su vez relacionado con el Ministerio respectivo. Pueden depender también de otro sector, como la Municipalidad. Esos organismos se mantienen vinculados con el Ministerio de Educación de la Nación a través de un Consejo Federal, integrado con los representantes de los gobiernos provinciales.

Esas reparticiones designan a los supervisores y a los directivos, docentes y demás colaboradores de cada establecimiento escolar, de acuerdo con las disposiciones de los respectivos estatutos (por ejemplo, el Estatuto del Docente Nacional, Ley 14.473).

El Director de la escuela es el «ejecutivo» de la misma. Interpreta y pene en aplicación las normas dictadas por los organismos superiores, las aplica para orientar la tarea docente y, por encima de todo, lograr el desarroDo eficiente de la vida escolar.

El maestro y el profesor se guían por las directivas y los programas para desarrollar su labor profesional. Para ello cuentan con la preparación en cuanto a conocimientos y práctica metodológica. Los docentes son los que realizan la tarea educativa en su aspecto principal y más delicado: el proceso enseñanza-aprendizaje.

En la relación educador-educando el docente procura orientar la actividad participante del alumno, para que éste logre el conocimiento, en lo posible, por descubrimiento y experiencia personal. Y la enseñanza se gradúa, precisamente, para adecuarla a la evolución creciente de los escolares y estudiantes.

Disciplina y autodisciplina
La disciplina es el orden que requieren la vida comunitaria, el trabajo y el estudio. La palabra «discípulo» es afín a «disciplina», lo que evidencia lo importante que es ésta en la escuela y en cada aula.

Antiguamente predominaba la disciplina impuesta casi como un fin en sí misma, y basada en el temor a los castigos, incluso corporales. Resultaba así algo «externo» a cada uno. La evolución de las ciencias de la educación ha hecho cambiar radicalmente ese enfoque.

Hoy se procura que el alumno desarrolle su propia capacidad de conducción al mismo tiempo que las demás condiciones personales. Por ello se va produciendo un ajuste cada vez más preciso de los objetivos o «conductas deseables» que orientan a la labor escolar según las etapas de crecimiento y maduración de los alumnos.

Entre esas conductas no figuran la sumisión, el temor, ni el conformismo. Por el contrario, se procura que mediante el interés, la participación y la experiencia, cada uno descubra y se incorpore espontáneamente al tipo de actuación que lo hace más eficiente y valioso individual y socialmente.
Esto prepara al educando en el autocontrol físico, psíquico y moral que es indispensable en la vida en sociedad (autodisciplina). Y es precisamente la sociedad democrática aquella en que sus componentes asumen voluntariamente sus responsabilidades y eligen libremente su tipo de participación en la vida del grupo.

Autoridad y autoritarismo

Autoridad es el atributo de quien ejerce un poder legítimo. Al maestro y a quienes cumplen la función directiva en la escuela, la sociedad les ha confiado un rol investido de autoridad. Esa autoridad les es reconocida por sus alumnos en una relación que tiene mucho más de «respeto» que de acatamiento sumiso.

La escuela moderna tiende a una disciplina participativa, donde el educando tome conciencia de que la autoridad del educador es inherente a su condición de guía. La tarea escolar se encauza así en un marco de espontánea y cordial cooperación. Aun en el caso de los «indisciplinados» se procura su incorporación a ese marco de conducta, no separándolos del grupo, sino en los casos gravísimos.

El autoritarismo es el sistema en el que el poder se ejerce con exceso y requiere ser acatado por el miedo y la humillación. No es el que corresponde al ámbito educativo donde se preparan los «ciudadanos de una república».

Relaciones de la escuela con la comunidad y la familia

El interés de las familias por la educación de sus hijos es paralelo al de la comunidad, que desea la capacitación de todos sus integrantes. Ese interés converge en la escuela, que es el centro vital de los esfuerzos educativos de la sociedad.

Por eso la escuela no es una institución cerrada. Por el contrario, mantiene constante relación con las familias y las instituciones comunitarias.

La relación entre la familia y la escuela se realiza principalmente por los contactos entre los padres y los maestros. De ese modo, los edu cadores se sienten apoyados en su labor, conocen más a sus alumnos y pueden evaluar mejor los resultados que van obteniendo. Por su par te, los padres están así más orientados y encuentran alivio en su preocupación por la evolución de sus hijos, porque pueden comprenderlos más ampliamente en su desarrollo psicofísico, y hallan modos concretos de ayudarlos en sus esfuerzos e inquietudes.

También la escuela mantiene un contacto permanente con la comunidad. Ésta es la que crea y sostiene a los establecimientos educativos. Por eso los organismos oficiales que dirigen la enseñanza son por lo general cuerpos colegiados, en los que está representada. La participación del vecindario se manifiesta también en la cada vez más importante acción municipal. Y son muchas las instituciones privadas que fundan escuelas, colegios y cursos superiores.

Las transformaciones socioeconómicas y tecnológicas de la vida actual hacen indispensable la permeabilidad de la educación pública hacia los cambios. Y estos contactos permanentes con la comunidad son un cauce adecuado para que la enseñanza resulte acorde con esos progresos.

La colaboración familia-escuela-comunidad es en beneficio de todos. La sociedad progresará así en su conjunto. Pero no hay que perder de vista que es a través del desarrollo personal de cada alumno, que se hacen realidad los fines ideales de la educación.

Problemas de la escuela

En los últimos tiempos las aspiraciones de la comunidad y de los educadores acerca del progreso de la escuela han tenido un escollo: la escasez de recursos económicos destinados al rubro «Educación» en el presupuesto nacional. Dicho presupuesto en los últimos años no alcanzó al 10 % , cuando los estudios técnicos aconsejan el 25 % .

Por algo Sarmiento dedicó el primer capítulo de su obra «Educación popular» a elaborar un plan de financiación autónoma y permanente de la educación pública.

El adelanto de los métodos, procedimientos y recursos educativos es muy grande entre nosotros, pero en teoría. Falta la posibilidad «material» de su cumplimiento. Esto, lamentablemente, incide para que existan muchos problemas.

Pueden enumerarse como principales:

• Falta de presupuesto suficiente.

• Casi 10 % de analfabetismo y 42 % de semialfabetismo o analfabetismo por desuso. No debemos perder de vista la gravedad de estos índices y la necesidad de reducirlos sustancialmente.

• Deserción escolar de alrededor del 50 % , dato que resulta de comparar el número de los que ingresan en un año determinado y los que egresan del nivel primario, siete años más tarde. No sólo se quiebra el principio de la obligatoriedad escolar, sino que se prepara un triste porvenir para mucha gente.

• Deserción y «repitiencia» excesivas en la enseñanza media, en la que falta una mayor orientación vocacional y diversificación de opciones.

• Desaprovechamiento del progreso científico y tecnológico de la época.

• Insuficiencia de las universidades para dar cabida a numerosos aspirantes.

• Éxodo de técnicos y científicos.

• Deterioro de la estructura edilicia escolar en diversas zonas del
país.

A pesar de esos problemas, la escuela argentina sigue bregando por cumplir dignamente su cometido. En este sentido es de destacar el esfuerzo de docentes, padres y alumnos.

La Asociación Cooperadora

La «Cooperadora» es una asociación que integran y dirigen los padres, tutores o encargados de los alumnos, para colaborar con la escuela. Forma parte de las más antiguas y nobles tradiciones de nuestra comunidad. Cada vez más se evidencia la necesidad e importancia de su cooperación, que en la actualidad ofrece múltiples aspectos y actividades.

El Director de cada establecimiento es, reglamentariamente, el asesor natural de su Asociación Cooperadora.

Los socios, que son los padres de los alumnos, el personal de la escuela y quien quiera contribuir, aportan sumas mensuales para formar el fondo con el que se llevan a cabo las iniciativas. En asamblea eligen de entre ellos la comisión directiva y aprueban los proyectos y las cuentas.

Además de contribuir con elementos de trabajo, ropas, alimentos, etcétera, las Cooperadoras participan en la vida escolar, especialmente en la coordinación con la comunidad, en los actos patrióticos y de extensión cultural.

Es por intermedio de estas modestas y silenciosas entidades que la gente viene «completando lo que falta» en los presupuestos educativos del Estado.

Fuente Consultada:
Educación Cívica 1ºAño Delfino-Gonzalez-Tejerina – Editorial Plus Ultra – Tema Tratado: La Escuela

LECTURA COMPLEMENTARIA:

La sociedad y la educación también mantienen estrechas relaciones y el sistema educativo responde a la manera como son entendidas estas relaciones. Hasta no hace muchos años, el sistema educativo se proponía la construcción de un modelo de sociedad o un «proyecto nacional» por el que la escuela tenía como función consolidar el Estado nacional y la vigencia de un orden político democrático que debía garantizar que todos los habitantes accedieran a los mismos conocimientos. Para ello, la escuela se dirigía a un «alumno medio» e incitaba la memorización de datos y la aplicación mecánica de conceptos.

El objetivo de la escuela ha sido homogeneizar a la población alrededor de ciertos valores básicos y ciertos códigos comunes con el propósito de formar a los ciudadanos. Para lograrlo, el sistema organizó una escuela primaria obligatoria e igual para todos. Una escuela media, que ofrecía alternativas diferentes, pero que tenía como meta fundamental la preparación para la universidad, aspiración de todos los estudiantes.

En este modelo se rechazaban los intentos de impartir conocimientos diferentes dentro del sistema, porque se entendía que de esta manera podría marginarse a ciertos sectores sociales del acceso a los conocimientos socialmente significativos.

El sistema se expandió de los sectores medios de la población a los sectores populares, se logró, en cierta medida, la meta de que la escuela fuera para todos. Sin embargo, no se pudieron obtener niveles altos ; homogéneos de calidad en la educación de todos los ciudadanos. Aparecieron dentro del sistema educativo mecanismos por medio de los cuales no todos accedían a la misma cantidad y calidad de conocimientos, y no se lograba la pretendida «homogeneidad». Los resultados obtenidos no eran iguales en todas las escuelas y en los sectores populares, sobre todo, se producían aprendizajes de baja calidad. Se empezaba a confirmar que una oferta educativa igualitaria en una sociedad en la cual existían profundas diferencias no producía resultados homogéneos.

El debate en educación planteó el conflicto entre homogeneidad, que lleva implícita la idea de igualdad, y diferenciación o diversidad.

Un estudioso de la educación, Germán Rama, decía que, presionados por esta búsqueda de homogeneidad, no se ha podido «apreciar adecuadamente ni las diferencias individuales, que deparan mayor o menor capacidad para aprender o interesarse por ciertos conocimientos, ni las urgencias de ciertos sectores de la sociedad de adquirir conocimientos prácticos para ingresar al mercado de trabajo.»

Hay que admitir que la homogeneidad buscada trajo consigo la heterogeneidad en los resultados. Tal vez, para obtener resultados más homogéneos habría que actuar de manera contraria, es decir, proponiendo procesos de formación diversos y adecuados a los distintos contextos sociales. La escuela homogénea no colaboró, como se esperaba, para alcanzar la igualdad social. Altos porcentajes de población siguen viviendo, en toda América latina, en condiciones de extrema pobreza.

La respuesta del sistema educativo ha sido plantear la necesidad de establecer un acuerdo global, es decir, un consenso educativo nacional, que parta de una estrategia de desarrollo que permita la transformación productiva y la equidad social.

Distintos caminos se pueden seguir para lograr este consenso educativo, que es regional, es decir, para toda América latina.

En la Argentina se optó por el debate y la sanción de la Ley Federal de Educación, (ley 24.195) que pretende no sólo avanzar en educación sino que apunta a elaborar un proyecto de transformación viable de la sociedad. Calidad de educación e igualdad de oportunidades son los pilares en los que se sustenta este proyecto.

Aumentar la descentralización y dar una mayor autonomía a los establecimientos educativos son puntos claves en la propuesta de la ley sobre organización y gestión, coincidente con las líneas implementadas en los demás países de América latina. Descentralizar no significa que la administración central haya perdido sus funciones sino que debe ocuparse de la medición de los resultados, de la eventual ejecución de programas de compensación educativa y extraeducativa, de la formación y capacitación de los docentes de la red nacional, dejando que las unidades locales sean autónomas, es decir, tengan capacidad para hacerse cargo de grados crecientes de responsabilidad por los resultados de sus acciones.

En las escuelas existe una serie de características institucionales, como la historia de la escuela, las características de personalidad del director, las mayores o menores responsabilidades de docentes y padres, la adecuación de los métodos a las necesidades, que explican, en parte, la diferencia en los logros educativos obtenidos en cada una de ellas. En este sentido, se espera obtener mejores resultados cuando cada unidad escolar tenga mayor autonomía para establecer su propio proyecto pedagógico, cuando pueda estimular la identidad de la institución, cuando el equipo escolar en pleno sea más responsable de los resultados.

Si todas las decisiones están en manos de «la cúpula» y sólo queda en manos de la escuela la ejecución de lo decidido en una instancia superior, estando, además, reguladas la mayoría de las acciones, el trabajo de los docentes pierde valor y no se favorece la tarea en equipo ni la satisfacción en el trabajo.

Fuente: Educación Cívica 2 – Editorial Santillana – Secundaria – Casullo, Bordone, Hirschmann y Otros –

Bloques de Integracion Economica y Paz de Latinoamerica

Bloques de Integración Económica y Paz de Latinoamérica

Nombre BloqueAño CreaciónMiembros Objetivos
Naciones Unidas1945184 Estados Sus miembros se comprometen a mantener la paz y la seguridad internacionales y a cooperar en el establecimiento de las condiciones políticas, económicas y sociales para lograrlo. Organización de Estados Americanos (OEA)
Organización de Estados Americanos (OEA)1948 35Estados Afianzar la paz y la seguridad en el continente, prevenir y solucionar por la vía pacífica las posibles controversias entre Estados miembros, promover el desarrollo económico, social y cultural de estos por medio de la acción cooperativa.
Asociación Latinoamericana de Integración 1980 R. Argentina, Bolivia, Brasil, México, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela Establecer una preferencia arancelaria regional  Chile, Colombia, Ecuador, y permitir la concertación de acuerdos de   alcance regional. (ALADI)
Cuenca del Plata 1967 R. Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y UruguayLlevar a cabo el estudio conjunto e integral de  la Cuenca del Plata, con miras a la realización de un programa de obras multinacionales bilaterales y nacionales, a fin de promover el progreso de la región.
MERCOSUR 1991 R. Argentina, Brasil, Uruguay,Paraguay Lograr la libre circulación de bienes, servicios y
factores productivos, eliminar aranceles
aduaneros entre los miembros, fijar un costo aduanero común para los productos provenientes de países no miembros.
Grupo de los 151990  R. Argentina, India,Indonesia, Malasia,Senegal, Zimbabwe,Venezuela, Argelia, Perú, Brasil, Nigeria, Egipto, México, Yugoslavia Se acordó una postura común con respecto a
cuestiones comerciales, monetarias y de deuda,  y sobre la actuación en organismos  internacionales.
Sistema Económico Latinoamericano (SELA) 1975 26 Estados Promover la cooperación regional y hacer posible así el avance económico y social de los; miembros. Financiar y promover iniciativas .; nacionales y multinacionales.

Nombres y Banderas De  Los Países de América

La Explosión Demográfica Crecimiento de la Poblacion Mundial

La Explosión Demográfica
El Crecimiento de la Población Mundial

LA SUPEROBLACIÓN

Cuenta hasta diez… En este corto intervalo de tiempo han aparecido sobre el suelo de este planeta, tres seres humanos más, 250.000 al día que compartirán con nosotros tierra, alimentos y agua. O por lo menos lo intentarán, ya que mas del 90% de estos niños nacen prisioneros en países del Tercer Mundo. Religión, sociedades patriarcales e intereses políticos y económicos han mantenido a lo largo de la historia posturas contrarias al descenso en las tasas de natalidad y han estrechado el cerco en torno a la mujer. ¿Por qué?

EVOLUCIÓN Y DISTRIBUCIÓN DE LA POBLACIÓN MUNDIAL
Al estudiar la población mundial, lo primero que interesa conocer es cuántas personas viven actualmente sobre la Tierra y cómo ha evolucionado y evolucionará en el futuro el número de habitantes.

En la actualidad, la población total de nuestro planeta es de unos 7.500 millones de personas y se calcula que en el año 2050 superará los 9.000 millones. Esto indica un crecimiento muy rápido y sostenido, pero no siempre ha sido así. Durante largos período: históricos, la población humana permaneció prácticamente estable.

El número de nacimientos era cas: igual al de muertes y eso impedía que las sociedades crecieran. Además, cuando por fin conseguían crecer, con frecuencia una epidemia, una guerra o una hambruna diezmaban buena parte de la población.

Cada vez somos más. En la actualidad hay cerca de seis mil millones de personas sobre la tierra y cada año se pueden sumar 95 millones más. La ONU calcula que en el año 2.050 habrá entre 9.000 y 11.200 millones de personas en el mundo. A pesar de ello podemos estar de enhorabuena, ya que los dramáticos cálculos de Tomas Malthus hace doscientos años que predecían una catástrofe demográfica -«La capacidad de crecimiento de la población es infinitamente mayor que la capacidad de la tierra para producir alimentos», de momento no se ha cumplido. No obstante, son cifras que están ahí y que sobrevuelan nuestras cabezas recordándonos que esas probabilidades están presentes.

Los hechos demuestran que dar de comer a tantas bocas está provocando un fuerte deterioro medioambiental que deja especial huella en los países del Tercer Mundo. Allí la pérdida de los bosques y especies, la contaminación de lagos, ríos y océanos, la acumulación de gases invernadero y destrucción de la capa de ozono preservadora de la vida terrestre, son consecuencias derivadas de la política llevada a cabo por aquellos gobiernos.

La pobreza les ha conducido a una sobreexplotación de los recursos naturales en un intento fallido por pagar su deuda externa. Al final, los pobres han vendido o alquilado sus mejores tierras a los ricos por no poder atenderlas, y ellos se han tenido que ir a los bosques, a degradar suelos para poder alimentar a sus familias. Nos hallamos ante una espiral descendente donde la pobreza contribuye directamente a un crecimiento de población: Se necesitan hijos para trabajar en el campo, llevar dinero a casa y asegurar en cierta forma el sustento en la vejez.

El agotamiento de los acuíferos, la escasez de alimentos y la deforestación están empezando a afectar a las perspectivas económicas mundiales.

La escasez de alimentos, agotamiento de los acuíferos, de las pesquerías y la deforestación están empezando a afectar a las perspectivas económicas mundiales, pero más que por la cantidad -a juzgar por los hechos- nos atreveríamos a decir que por la distribución, por el desigual reparto que permite que los ricos sean cada vez más ricos y los pobres más pobres. Sólo EE.UU. consume la mitad de los recursos no renovables del planeta y su población sólo supone el 5% de la población mundial.

En 1982 en el Reino Unido, se gastaron más de 235 millones de dólares en ayudas para adelgazar, mientras que se donaron 50 millones para el Tercer Mundo. Siguiendo con las incongruencias, un porcentaje muy elevado de la población china actual es obesa debido a una sobrealimentación, y se han triplicado los casos de diabetes y cáncer debido a un consumo excesivo de grasas animales como parte de la dieta diaria.

El crecimiento demográfico es uno de los rasgos dominantes del siglo XX. A una población mundial de cuatro mil quinientos millones de personas, cada año se suman ochenta millones más, o sea, más del doble de la población española actual, o la de México entera. En ningún momento de la historia ha sido tan numerosa la población ni nunca ha sido tan rápido su índice de crecimiento.

El crecimiento demográfico a través del tiempo
Durante el tiempo que el hombre ha vivido sobre la Tierra, su índice de crecimiento ha sido bastante lento. Aunque apenas se dispone de datos anteriores a 1800, el aumento de la población fue casi imperceptible durante miles de años. Es al llegar a los últimos dos siglos cuando las cifras se disparan.

Un núcleo de población crece cuando hay más nacimientos que muertes. El índice de natalidad es la relación entre el número de nacimientos anuales por cada mil personas del total de la población. El índice de mortalidad es la misma relación, aplicada a las defunciones. Ambos sirven para comparar el número de nacimientos y muertes en los distintos países.

El índice de crecimiento es la diferencia entre los índices de natalidad y mortalidad. Por ejemplo, si un país tiene diez millones de habitantes y en un año nacen doscientas mil personas y mueren cien mil, al cabo de un año la población será de diez millones cien mil personas con un índice de crecimiento de diez por mil o del uno por ciento.

Hacia el ano 8000 a.C, durante la llamada revolución neolítica o nueva Edad de Piedra, se produjo un notable crecimiento demográfico. En varias partes del planeta el hombre aprendió a cultivar la tierra y a obtener los alimentos necesarios para su subsistencia, que hasta entonces provenían de la caza, la pesca y la recolección de frutos silvestres. El nacimiento de la agricultura le obligó a abandonar la vida nómada y las primeras comunidades sedentarias se formaron al establecerse varias familias en un mismo territorio.

cuadro crecimiento poblacional

Aunque hubo un rápido crecimiento de la población, no disminuyó la mortalidad porque la subsistencia dependía de los agentes exteriores. La consecuencia de una mala cosecha era el hambre; la sequía y las epidemias diezmaron a las primeras tribus sedentarias. En el año 8000 a.C, la población mundial era de unos cinco millones de personas. A partir de entonces, su número fue gradualmente en aumento duplicándose cada mil quinientos años hasta llegar a los quinientos millones en 1650 d.C, con un índice de crecimiento inferior al uno por ciento al año.

En la historia de la humanidad hay un hecho cierto: el sufrimiento y la brevedad de la vida. El hambre, las enfermedades, las catástrofes naturales y la guerra, han sido siempre sus sempiternos enemigos. En el siglo XIV, la peste bubónica o «peste negra» arrasó Europa.

En las regiones más afectadas por ella murió nada menos que un treinta o cuarenta por ciento de sus habitantes. Aunque se tuvieran muchos hijos, la supervivencia era extremadamente difícil. No obstante, entre 1650 y 1850, la población mundial llegó a los mil millones de personas. El período de duplicación, es decir, el período de tiempo en el que se duplican las cifras de la población, se redujo de mil quinientos a doscientos años y el índice anual de crecimiento superó el uno por ciento al disminuir notablemente la mortalidad a partir de 1700.

A partir del siglo XVIII, la revolución industrial trajo consigo un conjunto de transformaciones económicas y sociales en diversos países europeos. Entre 1760 y 1780, en la industria textil algodonera británica se produjo una súbita aceleración de su progreso que se extendió luego a otras ramas de la producción y transformó profundamente su economía y su sociedad.

Calcuta, India la poblacion

Imagen de la población de Calcuta en la India

Las invenciones técnicas se sucedieron en pocos años: máquina de hilar, telar mecánico, etc. pero los conocimientos científicos y tecnológicos estaban ya disponibles desde finales del siglo XVII. El comercio colonial, que ofrecía unos beneficios extraordinarios y un mercado ilimitado, movió a los industriales británicos a aplicar nuevos procedimientos técnicos que aumentaran la capacidad productiva y compitieran ventajosamente con los artículos de fabricación artesana.

La expansión en el sector algodonero influyó en el progreso de la siderurgia, en la minería del carbón y en el perfeccionamiento de las máquinas de vapor. De la necesidad de aumentar la producción de carbón y del perfeccionamiento de las máquinas de vapor nació el ferrocarril. Con él se abrió una nueva etapa de la revolución industrial. Las comunicaciones terrestres experimentaron una profunda transformación y la demanda de hierro, acero y carbón creció de manera vertiginosa. La revolución industrial siguió un curso muy diferente en los distintos países y ramas de la industria de acuerdo con el desarrollo histórico de cada país concreto, por una parte, y la influencia externa de los países industrializados más avanzados, por otra.

En los países subdesarrollados hay muchos jóvenes en condiciones de pobreza, y a su vez
esta población seguirá creciendo a un ritmo muy alto

Tanto a escala mundial como nacional, engendró desigualdad. El trabajo se organizó en grandes centrales: fábricas, forjas, astilleros, donde podía supervisarse la producción. Importantes cambios en la agricultura acompañaron también a la revolución industrial. La nueva clase trabajadora, separada de la tierra, dependía de una mayor producción de alimentos, que comenzaron a importarse en gran escala.

La productividad se multiplicó por mil en algunas industrias (hilatura del algodón) y se centuplicó en otras, como la industria textil, la siderurgia, industria química, con la correspondiente disminución del costo. La demanda de estos productos y servicios aumentó en seguida, lo mismo que el número de personas y el capital invertido en las distintas ramas.

La ONU calcula que en el año 2050 habrá entre 9.000 y 11200 millones de personas en el mundo.

Junto con la productividad y la renta per cápita de los países industrializados crecieron también las ramas más afectadas por la nueva tecnología, lo que motivó un trasvase de la mano de obra hacia la industria y los servicios y un movimiento migratorio del campo a las ciudades.

En pleno siglo XX comienza la explosión demográfica en Asia, América del Sur y África, mientras que en Europa y Norteamérica desciende la natalidad. Con el siglo terminó también la etapa de rápido crecimiento de la población europea. Al disminuir la natalidad, se redujo el índice de crecimiento. En la actualidad, la población de Europa y Norteamérica crece a un ritmo muy lento.

Durante los últimos doscientos años, el número de miembros de la familia media se ha reducido a la mitad, pero se han duplicado las expectativas de vida de los recién nacidos, y los adultos tienen asegurada su longevidad. Si en 1750 la duración media de la vida era de treinta y cinco años, en la actualidad es de unos setenta. Esta longevidad se debe en gran parte a los descubrimientos de la medicina, que han permitido erradicar y vencer enfermedades en otro tiempo mortales por necesidad.

Los avances tecnológicos han permitido asimismo desarrollar una agricultura más productiva con menos mano de obra. Al mismo tiempo, muchos europeos emigraron a Norteamérica y Australia a finales del siglo pasado y comienzos de éste.

Pakistan, trabajo infantil

Un niño ayuda a su padre en Pakistán, situación muy normal en los países subdesarrollados

A menos mortalidad, más nacimientos
Los países llamados subdesarrollados o en vías de desarrollo se caracterizan por un lento crecimiento económico con una baja productividad y una renta muy baja por habitante. Gran parte de la población es rural y se dedica a la agricultura, cuya productividad descansa exclusivamente en la mano de obra al no contar con los mismos medios técnicos que los países desarrollados. Sólo un pequeño porcentaje está empleado en los servicios y en la industria, que, por lo general, se encuentra aún en la fase de la manufactura.

La reducción de la mortalidad no obedece fundamentalmente a los cambios implantados en la economía, sino a la difusión de la asistencia sanitaria, sobre todo a partir de 1920. En muchos países asiáticos y sudamericanos este coeficiente se ha visto reducido drásticamente en cerca de un catorce por ciento desde la segunda guerra mundial. Estos países siguen teniendo un coeficiente de natalidad muy alto, de casi un cuarenta por mil, y sus poblaciones, especialmente las de los países asiáticos, han crecido y continúan creciendo a un ritmo muy rápido. En Pakistán, por ejemplo, con una población de más de setenta millones y medio de personas en 1975, el crecimiento demográfico era en esta misma fecha del tres por ciento al año.

La agricultura de los países subdesarrollados, gravada por el escaso desarrollo tecnológico, continúa empleando métodos tradicionales y poco productivos, mientras que la densidad de la población provoca no sólo graves problemas de alimentación sino también serios conflictos sociolaborales por la escasez de puestos de trabajo.

Estos problemas estaban en parte paliados por la colonización, pero han recobrado su virulencia con la progresiva independencia de los países. La colonización extendió la educación y sentó las bases de la industria y de la agricultura modernas, y algunos de sus apologistas presagiaron una reducción de la natalidad paralela a la que se produjo en Europa en el siglo XIX, pero este hecho no se ha producido. Los distintos pueblos del mundo no responden del mismo modo a los procesos de urbanización e industrialización.

Centrales electrica a carbon

En China el país mas poblado del mundo se abastece de energía mediante centrales eléctrica a carbón, ¿cuál será el impacto ambiental a corto plazo para ese país?

La explosión demográfica en el mundo
El índice de crecimiento demográfico está estrechamente relacionado con el sistema social y el grado de desarrollo económico. La natalidad es muy baja entre los pueblos que se encuentran aún en la Edad de Piedra (pigmeos, esquimales e indios sudamericanos), pues su crecimiento depende de las reservas alimenticias disponibles y de las posibilidades de supervivencia. Gran parte de los estados de Asia, África y América del Sur, donde habita el setenta por ciento de la población mundial, tienen unos índices alarmantes tanto de mortalidad como de natalidad.

Esto obedece a una multitud de factores interrelacionados. La causa fundamental suele ser el sistema económico tradicional, agrario, que repercute en la estructura social y familiar. En una economía artesana y agraria, como era la europea antes de la revolución industrial, y como es la de estos países, una familia numerosa proporciona mano de obra barata, lo que desde el punto de vista familiar puede ser beneficioso, si le permite autoabastecerse y asegurar la subsistencia de los miembros más ancianos. En este contexto hay que tener en cuenta el grado de evolución de la familia, pues no podemos comparar la familia patriarcal de la India, por ejemplo, con la familia media europea.

En Europa las familias no eran tan numerosas como lo son ahora en muchos países de Asia, África y América del Sur ni siquiera antes de la revolución industrial. En algunas zonas, por ejemplo Singapur y Hong Kong, la natalidad ha disminuido como consecuencia de las campañas gubernamentales a favor de los métodos anticonceptivos.

El mundo desarrollado comprende aquellos países que han completado su industrialización. Al cubrirse fácilmente las necesidades de vestido, vivienda y alimentación, nace en Europa y Norteamérica la moderna sociedad de consumo con una organización más o menos notable de los servicios públicos: sanidad, seguros de desempleo y pensiones, transporte y educación.

El crecimiento demográfico es bajo y los coeficientes de natalidad y mortalidad discretos; la mayoría de las parejas no suelen tener más de dos hijos.

El crecimiento demográfico en el futuro
A partir de 1850, ochenta años fueron suficientes para que la población mundial se duplicara; en 1930 alcanzó la cifra de dos mil millones de personas, y el índice de crecimiento se aproximó al uno por ciento anual. Desde 1930 ha vuelto a duplicarse, pero esta vez lo ha hecho en menos tiempo: en 1976 se estimó en unos cuatro mil millones de personas.

De seguir el actual ritmo de crecimiento demográfico, que es de 1,2% por ciento al año, es muy posible que dentro de treinta y cinco años  la población mundial en el 2050 llegue a  nueve mil millones de personas que habitarán el planeta Tierra. De ellos, un noventa por ciento lo hará en los países subdesarrollados.

Esta explosión demográfica de los países en vías de desarrollo obedece a la estructura de la población, pues debido a su elevada natalidad existe un alto porcentaje de niños y jóvenes que garantizan a su vez un vasto número de nacimientos en el futuro.

Superpoblación y Pobreza:

Una de las opiniones más extendidas sobre los países del Tercer Mundo es que son pobres porque están superpoblados. El crecimiento demográfico ha sido calificado como «una amenaza para el mundo más grave e insidiosa que la guerra termonuclear».

Aparte de los temores de que el creciente número de personas a quienes los gobiernos no pueden alimentar, albergar ni emplear sea causa de disturbios políticos y sociales, el alto índice de natalidad alienta la creencia de que gran parte de la ayuda para el desarrollo se malgasta, porque cualquier tipo de progreso queda inmediatamente anulado por el aumento de población.

Desarrollo, ¿el mejor anticonceptivo?
Muchas mujeres pobres no tienen siquiera acceso a la ayuda de los anticonceptivos. Algunas deben hacer frente a la oposición, o por lo menos al desinterés, de los hombres, con respecto al número de hijos que han de tener. Es posible que se necesiten unos servicios de planificación familiar más efectivos. Sin embargo, mientras unos creen que no existen verdaderas posibilidades de mejorar el nivel de vida de los pobres hasta que el crecimiento de la población disminuya, otros argumentan que un mejor nivel de vida bastaría para provocar un descenso del índice de natalidad.

La gente pobre tiene familias numerosas no porque sea irresponsable —dicen—, sino porque vive en un país pobre con un estado benefactor rudimentario y por tanto ve en los hijos una seguridad contra una vejez desvalida. Argumenta que las familias que arrancan de la tierra lo imprescindible para vivir necesitan todas las manos útiles que puedan conseguir y que, además, las parejas tienen muchos niños porque no todos sobreviven. En algunos países pobres, uno de cada cuatro niños muere antes de su primer cumpleaños.

No obstante, son muchos los que afirman que la teoría de que los mayores ingresos y mejores niveles de salud y educación producen automáticamente descenso de la natalidad, es una peligrosa simplificación. Creen que la relación entre pobreza y familias numerosas es más complicada.

En Kenia, señalan, se ha producido también un considerable desarrollo económico y, sin embargo, la población está creciendo más aprisa que antes. Y esto ocurre pese al hecho de que la mayoría de la gente vive de la tierra y de que cada generación se encuentra con menos y menos tierra en la que cultivar los alimentos, ya que los padres dividen sus propiedades entre sus hijos. Ignorar el papel crucial que representa el crecimiento de población no planificado es, afirman, irresponsable y simplista.

La superpoblación puede no ser la causa de la pobreza. No obstante, sería difícil negar la enorme carga que representa el hecho de que la población de un país pobre se haya doblado en sólo 30 años. Si ya es problemático mantener el nivel de vida existente, ¿cómo mejorarlo?

Gráfica De La Explosión Demográfica Mundial

El divulgador científico, Al Gore, en su famoso libro «Una Verdad incómoda», nos informa al respecto de la explosión demográfica: «La relación fundamental entre nuestra civilización y el sistema ecológico de la Tierra se ha visto total y radicalmente transformada a causa de la poderosa convergencia de tres factores.

El primero es la explosión poblacional, que en muchos países se ha convertido en una historia de éxito: las tasas de mortalidad y de natalidad están descendiendo en todo el mundo y las familias, en promedio, se están haciendo más pequeñas. Pero aun cuando estos avances tan deseados han ocurrido aun ritmo mayor del que nadie hubiera anticipado hace unas pocas décadas, la inercia de la población mundial se ha hecho tan poderosa que la «explosión» todavía continúa transformando nuestra relación con el planeta.

Si se observa el crecimiento poblacional en su contexto histórico, es obvio que los últimos doscientos años representan una ruptura con el patrón que ha prevalecido durante muchos de los miles de años que los humanos han habitado la superficie de la Tierra.

Desde el momento en que los científicos afirman que apareció nuestra especie, entre 160.000 y 190.000 años atrás, hasta los tiempos de Cristo y Julio César, la población humana había alcanzado los 250 millones de personas. Hacia los tiempos del nacimiento de EE.UU., en 1776, esta población había llegado a 1.000 millones de personas. Cuando nació la generación del boby boom, de la cual formo parte, a finales de la Segunda Guerra Mundial, la población mundial había superado los 2.000 millones. En la época de mi adultez, he visto cómo los numere: llegaban a los 6.500 millones. Mi generación verá la población del mundo alcanzar los 9.000 millones de personas.

Lo que quiero decir, tal como lo ilustra el gráfico inferior, es sencillo y poderoso: le llevó más de 10.000 generaciones a la población humana alcanzar los 2.000 millones de personas. Luego, el crecimiento se disparó de 2.000 millones a 9.000 millones en el transcurso de sólo una vida: la nuestra. Tenemos la obligación moral de tener en cuenta este dramático cambio en la relación entre nuestra especie y el planeta.»

ALGUNOS CONCEPTOS BÁSICOS

LA DEMOGRAFÍA: La demografía es la ciencia que estudia los fenómenos que afectan a la población humana, tanto cuantitativa (número de habitantes del mundo, número de habitantes de cada país, etc.) como cualitativamente (nivel de alimentación y salud, grado de instrucción, agrupación en pueblos o ciudades, etc.).

Sus estudios se basan en la estadística moderna, que empezó a aplicarse en el siglo XIX y se generalizó en el siglo XX, aunque en algunos países en vías de desarrollo su uso es aún muy limitado. Los conocimientos sobre la población mundial anteriores al empleo de la estadística moderna no resultan demasiado fiables y presentan muchas lagunas.

Las principales fuentes de información demográfica son los censos y los padrones.
El censo es el recuento de la población realizado en un momento concreto y con un alcance territorial determinado como, por ejemplo, el cómputo de la población argentina realizado en el año 2010 y que se realiza por ley cada 10 años. Para que un censo sea válido a efectos estadísticos debe reunir tres características:

Universalidad: debe comprender a todas las personas que residen en el territorio censado.
Individualidad: debe enumerar a esas personas una por una.
Simultaneidad: todos los datos recogidos debe: corresponder a un mismo período de tiempo.

En los países desarrollados el censo se realiza normalmente cada 5 o 10 años, con la ayuda de los agentes censales, personas que entregan a domicilio _r cuestionario, para que lo rellene el cabeza de familia y lo recogen posteriormente.

La información solicitada en dicho cuestionario, que no siempre es la misma incluye nombre, edad y estado civil de los distintos miembros de la familia, así como el nivel de estudie : la situación profesional, los medios de transporte que se emplean habitualmente, etc.

El padrón es el recuento de las personas que viven en un municipio determinado. A diferencia del censo que recoge información referente a un momento concreto, el padrón es un documento vivo, en el que se registran, a medida que se producen, los nacimientos las defunciones, los matrimonios, los cambios d¿ domicilio, etc. Además, el censo es secreto y sus dar:: sólo se pueden divulgar numérica y globalmente  nunca de forma individual, mientras que el padrón es público. Con este último se confeccionan, por ejemplo, las listas de las personas con derecho a voto en las elecciones.

LA POBLACIÓN MUNDIAL EN NUESTROS DÍAS
Las cifras globales sobre la población mundial no bastan para conocer la situación demográfica real de nuestro planeta. Para ello es necesario estudiar también la densidad de población.

Llamamos densidad de población a la relación existente entre el número de individuos y una unidad de superficie que normalmente es el kilómetro cuadrado. Por ejemplo, si en España hay 77 hab./km2, significa que a cada kilómetro cuadrado del territorio español le corresponde una población de 77 personas.

La densidad de población es un dato muy importante, ya que pone de manifiesto que los habitantes de la Tierra se concentran en unas regiones, dejando otras casi vacías. Así, mientras que existen inmensos territorios, como las regiones polares, los desiertos y las zonas cálidas y húmedas cercanas al ecuador, en los que apenas vive nadie, hay otras áreas, principalmente en Europa y en Asia, donde se superan los 800 habitantes por kilómetro cuadrado.

Algunas de las características más significativas sobre la distribución de la población mundial son las siguientes:
• El conjunto formado por Europa y Asia, que representa el 36% de la superficie de las tierras emergidas, alberga al 75 % de la población mundial.

• Más del 90 % de la humanidad vive en el hemisferio norte.

• La densidad de población es mucho mayor en las regiones costeras que en el interior de los continentes.

• La densidad de población disminuye con la altura y, en general, las altas montañas están casi despobladas.

• Las concentraciones de población más importantes del mundo se registran en Asia oriental y meridional, en Europa Occidental y en el sector nororiental de Estados Unidos.

• En conjunto, América del Sur, África y Australia son continentes escasamente poblados, aunque existen dentro de ellos grandes diferencias entre países y regiones.

PARA SABER MAS…

El autor Christopher Lloyd del libro «Todo Sobre Nuestro Mundo» explica respecto a los problemas de la explosión demográfica:

«Si todos los habitantes del mundo mantuvieran el mismo estilo de vida que disfruta el ciudadano medio occidental, se necesitarían cinco planetas como la Tierra para obtener los recursos naturales suficientes en términos de energía, comida y agua.

Los efectos de la carrera industrializadora de los países pobres se ponen de manifiesto en China, que cuenta con la población rural más numerosa del mundo y la economía que crece a más velocidad. En 1978, sus gobernantes se subieron al tren capitalista, tal vez con la esperanza de que el aumente de la prosperidad evitara que la historia china de revueltas campesinas se repitiera.

Actualmente, en China el número de hogares está creciendo el doble de rápido que su poblador, debido a un creciente índice de divorcios y al hecho de que cada vez más familias se separan porque los jóvenes emigran a las ciudades para buscar trabaje. Si todos los habitantes de China llevaran un estilo de vida similar al de los europeos y los estadounidenses, se precisarían casi el doble de materias primas que las que utiliza actualmente toda la población mundial.16 Sólo para satisfacer la enorme demanda energética del país, actualmente el gobierno de China encarga la construcción de dos nuevas centrales eléctricas alimentadas con carbón a la semana.

La necesidad de recursos para alimentar el crecimiento económico impulsado por el sistema capitalista ha hecho que en 2005 la producción mundial. de petróleo alcanzase la cifra de casi 83 millones de barriles diarios.

Ahora se entienden en toda su magnitud las consecuencias de la quema de combustibles fósiles. Los niveles atmosféricos de dióxido de carbono han aumentado espectacularmente desde principios del siglo XIX, cuando los yacimientos de combustibles fósiles empezaron a ser utilizados para activar la primera fuente de energía humana totalmente independiente, el vapor de alta presión.

Entre los años 1832 y 2007, los niveles han pasado de 284 a 383 partes por millón. El dióxido de carbono, como el metano, es un gas que tiene un gran impacto en las temperaturas de la Tierra, ya que absorbe las radiaciones infrarrojas. Se considera que sus niveles crecientes en la atmósfera terrestre son la causa más probable del reciente aumento de las temperaturas mundiales, que ya ha provocado la erosión de muchos de los principales glaciares del mundo, el derretimiento de los casquetes polares y cambios en el nivel del mar y los patrones de lluvias.

En el año 2007, el legendario Paso del Noroeste buscado por varias generaciones de exploradores se descongeló por primera vez en la historia, con lo cual ahora los barcos pueden navegar entre los océanos Atlántico y Pacífico a través de la ruta ártica. Puesto que la absorción del dióxido de carbono que realizan los árboles es uno de los mecanismos principales que la Tierra utiliza para regular de forma natural sus niveles, es posible que la deforestación humana a gran escala haya destruido la capacidad del planeta de mantener las temperaturas mundiales a un nivel óptimo para la vida.

Empiezan a sentirse los efectos geopolíticos del calentamiento global. En febrero de 2003, Darfur, una región al oeste de Sudán del tamaño de Francia, se convirtió en escenario de una nueva guerra. Sus orígenes se encuentran en décadas de sequía y erosión del suelo causadas probablemente por el cambio en los patrones de las lluvias como resultado del calentamiento global.

En un intento desesperado por sobrevivir, las tribus árabes de los baggara dejaron sus tierras de pastoreo tradicionales y se trasladaron a las zonas agrícolas del sur en busca de pastos y agua. Como resultado de sus ataques contra la población no árabe, se calcula que en octubre de 2006 ya había más de dos millones y medio de desplazados y unas cuatrocientas mil personas muertas a causa de las enfermedades, la malnutrición y el hambre.

Más al sur, el virus del VIH está matando a millones de personas que se han quedado sin sistema inmunológico para luchar contra las infecciones comunes. Diagnosticado por primera vez en 1981, el virus consiguió saltar la barrera entre especies de los monos a los humanos. Desde entonces ha matado a más de 25 millones de personas, en su mayor parte africanos, y ha infectado hasta a 46 millones más. En la actualidad, hay más de un millón de huérfanos surafricanos, en su mayoría también infectados, ya que sus padres murieron por la enfermedad y el virus se contagia fácilmente a través de los fluidos corporales, como la leche materna.

¿Es todo ello lo que Malthus predijo al afirmar que un día la naturaleza se encargaría de controlar los niveles de la población humana mediante «las enfermedades, las epidemias» y el «gigante ineludible» del hambre?»

Fuente Consultada:
Revista Enciclopedia El Árbol de la Sabiduría N°55 Entrada: Planeta Tierra El Crecimiento de la Población
Mundo Rico y Mundo Pobre Olivia Bennett
Todo Sobre Nuestro Mundo Christopher Lloyd

 

La Nacion y El Estado Nacion y Nacionalistas El Territorio Nacional

La Nacion y El Estado Nación y Nacionalistas Territorio Nacional Fronteras

¿Cómo es posible que un gobierno de ultraderecha crezca tanto? ¿Por qué la gente acepta propuestas políticas en las que se discrimina a los extranjeros?

La respuesta a la que se llega es que en Austria, como en gran parte de los países de Europa occidental, mucha gente tiene miedo, principalmente a la pérdida del trabajo y el bienestar.

Esa disminución de los puestos de trabajo tiene que ver con el proceso de globalización. Este se caracteriza por la interdependencia entre los países del mundo en lo cultural y ambiental, pero sobre todo en el ámbito económico. Una de las características de la economía globalizada es la facilidad de los empresarios para instalar sus negocios rápidamente en los diferentes lugares del mundo y retirarse en forma inmediata si no les conviene quedarse allí. En la actualidad pueden desplazar su dinero y sus fábricas con velocidad enorme a lo largo y lo ancho de todo el globo terráqueo.

Como consecuencia, una gran cantidad de productos que antes se fabricaban en Europa ahora se pueden industrializar en México, Hong Kong, el Brasil, Indonesia, la China, Singapur o Corea, entre tantos otros países. Si es más barato producir en Corea que en Austria, los empresarios no dudarán en irse a Corea a instalar sus fábricas. En la mayor parte de Europa occidental, las fábricas cierran y la cantidad de trabajo es menor. Y Austria no es la excepción.

Los Estados tienen pocas posibilidades de controlar a los empresarios en el contexto de la globalización. Algunas propuestas de gobierno, como la de la ultraderecha de Austria, afirman que hay que bajar los impuestos a las empresas para que les resulte conveniente invertir y mantener las fábricas en el país. Pero si se les cobran menos impuestos, disminuirá el dinero disponible para asistencia social. La ultraderecha afirma que se puede ahorrar dinero si se deja de brindar salud y educación gratuita a los extranjeros.

En Austria, al igual que en la mayoría de los países de Europa central y occidental, los niveles de vida de la población son elevados si se comparan con los de muchas otras partes del mundo. En el contexto de los fuertes cambios mundiales producidos por la globalización, muchos austriacos comenzaron a atemorizarse y pensar que su bienestar podía verse afectado.

El estado y la nación

ESTADO Y TERRITORIO:
¿Qué es un territorio?

Uno de los problemas de los gobiernos de los Estados actuales, entonces, es que no pueden evitar que las empresas se trasladen a otros países. Asimismo, les resulta cada vez más difícil ejercer el control de la economía dentro de su territorio. Los Estados ejercen sus políticas de impuestos, desarrollo industrial o inmigración sobre su territorio y no sobre los de otros países. Se considera territorio aquella parte de la superficie terrestre que está bajo el dominio de alguien, un grupo de personas o instituciones. Cada Estado, como ejerce políticas y autoridad, posee un territorio que le es propio y no se superpone con los de otros países.

Dentro del territorio de cada país, el gobierno lleva adelante sus políticas como favorecer o no la inmigración o cobrar o no altos impuestos a los empresarios. Algunos gobiernos, como los de ultraderecha, proponen que los instrumentos del Estado, como los controles en los pasos fronterizos, se apliquen para restringir el acceso de los inmigrantes.

Las políticas del Estado en el territorio: el caso de Austria

Los sucesivos gobiernos del Estado austríaco desde la década de 1950 resolvieron exitosamente una serie de problemas sociales. En la actualidad, solamente el 1% de la población de Austria es analfabeta y la esperanza de vida de su población supera los 75 años. Esto es consecuencia del impulso que los diferentes gobiernos dieron al Estado para establecer un excelente sistema educativo y sanitario destinado al conjunto de la población, sin exclusiones.

Esta presencia del Estado no sólo se observa en los temas sociales. Por ejemplo, en el actual territorio de Austria se realizó actividad agrícola durante siglos, aunque solamente el 20% de los suelos es cultivable.

Gracias a las políticas adoptadas por el Estado para promover la utilización de tecnologías apropiadas como riego adecuado y máquinas especiales para la “preparación de la tierra”, la actividad agrícola actual alcanza para abastecer el 75% de las necesidades de la población.

También los recursos mineros son importantes en Austria. Al igual que la producción de energía, estuvieron en manos del Estado hasta 1990. A partir de ese momento, el Estado empezó a privatizarlos parcialmente como una manera de adecuar el país a los cambios del mundo impuestos por la globalización. Las industrias del hierro y el acero, con importantes establecimientos fabriles que producen en gran escala y exportan, también están siendo privatizadas. Promovidas por las políticas del Estado, fueron una importante fuente de trabajo durante varias décadas del siglo XX.

¿Qué es una nación?

Para construir un Estado y gobernarse, la sociedad necesita estar unida. Esa unión es posible gracias a una serie de intereses comunes, tradiciones compartidas, formas de vivir más o menos similares. Se le da el nombre de nación a una sociedad que comparte este conjunto de elementos, como el lenguaje, la música, la tradición literaria.

Muchas naciones aspiran a construir su propio Estado, pero no todas lo logran. Por ejemplo, los kurdos conforman una nación cuya población está repartida mayoritariamente entre Iraq, Turquía e Irán, y no han logrado constituir su propio Estado. Otras naciones están dividas en dos Estados, como es el caso de Corea del Norte y Corea del Sur.

Existen naciones, como la judía, cuya población estuvo dispersa durante siglos por distintos lugares del mundo y a partir de la década de 1940 lograron formar su propio Estado, con su correspondiente territorio. Otras naciones, como Austria, conformaron su Estado a través de una larga historia, aunque a veces, como les sucede a los austríacos, no es muy sencillo distinguir entre la nación alemana y la austríaca, ya que se parecen en muchos aspectos.

La relación entre nación y Estado: el caso de Austria

A lo largo de los siglos hubo en Austria una mezcla muy grande de colectividades. La mayor parte de los austríacos habla el mismo idioma que su país vecino: el alemán. No sólo el idioma, sino la cultura de Austria, sus tradiciones, su música, están ligadas estrechamente a Alemania.

Existe una infinidad de minorías en Austria, gran parte de ellas pertenecientes a países vecinos de Europa central y del Este; también hay inmigrantes que provienen de Asia. En general, los austriacos, que hablan alemán y comparten la cultura alemana, miran con recelo a estas minorías.

Es frecuente que muchos especialistas en temas de cultura y política dentro y fuera de Austria se pregunten: ¿cuánto tienen de “austríaco” los austríacos? ¿Es posible que exista en Austria una comunidad de intereses, valores, creencias, tradiciones, que sea propiamente austríaca y no alemana?

Más allá de estas preguntas, es evidente que existe un Estado que se llama Austria, con un gobierno propio, moneda, leyes y territorio. Una larga historia de vinculaciones y desvinculaciones de los austríacos con sus vecinos de Alemania ha dado a los primeros una historia y una identidad particulares. Cada habitante de ese país reconoce su pertenencia a la nación austríaca porque esa sociedad, a lo largo de los siglos, tuvo una historia propia, diferente de la de Alemania. Esa historia compartida por los austríacos da lugar a que su identidad se defina como distinta de la alemana.

NACIONES Y NACIONALIDADES:

El principio de las nacionalidades se basa en la voluntad de hacer coincidir las fronteras de los Estados y de las naciones y defiende el derecho de los pueblos a disponer de sí mismos. Aunque es difícil encontrar una definición universalmente aceptada de nación, la mayoría de los autores coinciden en caracterizarla como una comunidad de individuos unidos por un pasado común y por unos vínculos económicos y, básicamente, culturales (lengua, tradiciones, costumbres, folklore…) que les confieren una identidad particular. La nación, sin embargo, nace de una voluntad colectiva: existe una nación cuando un grupo suficiente de personas deciden que son una nación y sienten que tienen en común una serie de elementos que les asemejan y los diferencian de otros. La nación es, pues, el resultado de una toma de conciencia colectiva.

No hay que confundir nación y Estado. El Estado es una entidad colectiva, dotada de un aparato político, militar, administrativo y jurídico, que ejerce su autoridad sobre un territorio y sobre unos individuos. El nuevo Estado liberal, surgido de la Revolución Francesa, se identificó con un concepto particular: el del estado-nación, que parte de la premisa de que todo Estado se identifica con una nación. La mayoría de los Estados de la Europa contemporánea nacieron sobre las fronteras de las viejas monarquías absolutistas que reunían a diferentes nacionalidades. A menudo, la construcción del Estado liberal fue acompañada del propósito de homogeneizar las diversas realidades nacionales a partir de la imposición de una conciencia cultural unitaria. En muchos casos, los movimientos nacionalistas surgieron como respuesta a esta pretendida homogeneización cultural.

En sus orígenes, los movimientos nacionalistas del siglo XIX se apoyaron sobre tres grandes pilares:

a) Los ideales de la Revolución Francesa. La revolución opuso la idea de nación al concepto patrimonial que del territorio tenía la monarquía del Antiguo Régimen. Los súbditos del rey se convirtieron en ciudadanos con derechos y en ellos residía la soberanía nacional, es decir, la legitimidad del poder. Estrechamente vinculado a esta concepción, surgió el derecho de los pueblos a disponer de sí mismos. El pueblo se convertía en soberano no sólo para elegir a sus gobernantes, sino también para constituir un Estado si así lo deseaban.

b) El descubrimiento del pasado. El Romanticismo rechazó el principio de los valores universales que caracterizó al pensamiento de los ilustrados. Bajo su influencia, grupos de intelectuales se esforzaron en retomar a las fuentes culturales particulares y buscaron la legitimación de sus orígenes nacionales en un pasado histórico que era necesario conocer y difundir. Siguiendo esta inspiración, surgieron corrientes de tipo cultuyal que buscaron en los valores literarios y artísticos del pasado los signos de la identidad nacional DOC. 2.

c) Los imperativos de la nueva realidad económica y social.

La industrialización necesitaba de un amplio mercado en el cual vender una producción en aumento. La creación de un vasto mercado nacional, sin fronteras, aduanas o peajes que dificultasen los intercambios, fue un elemento en el que la burguesía alemana o piamontesa fundamentaron la necesidad de la unificación territorial. En Europa central también surgió una burguesía que veía en las imposiciones fiscales del Imperio Austríaco un freno a sus posibilidades de desarrollo económico y de expansión social.

LA FORMACIÓN DE UNA NACIÓN Y UN ESTADO LLEVA TIEMPO

Una nación requiere muchos años para formarse; que una sociedad llegue a compartir creencias religiosas, idioma, música, etc., es fruto de un largo proceso.

Es frecuente que las naciones “sientan” la necesidad de crear su Estado con su propio territorio, lo que también lleva, en la mayoría de los casos, mucho tiempo. Por ejemplo, Austria incorporó y perdió territorio a lo largo de toda su historia, y lo mismo sucede con casi todas las naciones del mundo. Los territorios de cada uno de los Estados del mundo son producto de la acción de las naciones y, por lo tanto, siempre pueden cambiar de extensión.

¿QUÉ ES UNA FORMACIÓN TERRITORIAL?

El conjunto de acciones por las cuales una nación conforma su territorio, ocupando y organizando parte de la superficie terrestre para que viva su población, recibe el nombre de proceso de formación territorial. Este proceso siempre es organizado y realizado desde el Estado. A todos los Estados les resulta complicado establecer sus límites definitivos frente a sus vecinos, que también reclaman partes de la superficie terrestre para organizarse de acuerdo con sus necesidades. Cada Estado tiene su propia historia y su particular manera de construir su territorio.

Un ejemplo de formación territorial: Austria

El proceso de formación territorial de Austria hasta la Primera Guerra Mundial Austria es un pais con una historia muy compleja. Desde el siglo X estaba incorporado al territorio de Germania (Alemania), dentro del entonces llamado Sacro Imperio, y continuaba integrándolo entre los siglos XIII y XVIII, cuando este se encontraba cada vez más desorganizado.

En el siglo XIX, el Sacro Imperio fue reemplazado por la Confederación Germánica, de la cual Austria se retiró en la segunda mitad de ese siglo. En esa época Austria era un extenso imperio formado por un mosaico de nacionalidades, en muchos casos enemigas. Allí se incluían territorios que hoy corresponden a Hungría, Polonia y Yugoslavia, entre otros.

El gobierno imperial austríaco aplastaba cualquier tipo le oposición de la población, ya fuese por reclamos de independencia territorial o por mejoras en la calidad de vida de las personas. Dentro de vastos territorios convivían sociedades con diferentes características. Este imperio fue ocupando territorios sin tener en cuenta los interees, las necesidades y las aspiraciones de las sociedades que vivían en ellos, como los serbios, los croatas, los eslovenos y los bosnios, entre tantos otros. El Imperio Austrohúngaro se encontraba fuertemente influido por Alemania, que lo apoyaba en sus planes de ocupar mayores territorios hacia el sur de Europa. Este afán alemán y austro-húngaro de avanzar en busca de una salida al mar por el sur de Europa derivó en la Primera Guerra Mundial, entre 1914 y 1918.

PARA SABER MAS…
Elementos del Estado: el territorio

El concepto de Estado implica, como ya se señaló, el estar contenido dentro de un espacio físico, vale decir un territorio en el que la sociedad desenvuelve sus actividades y que se limita por fronteras, terrestres, marítimas, fluviales y aéreas. La forma como se han constituido los estados actuales reconoce distintos métodos y procedimientos; por lo general, éstos son el producto de un proceso de fusión o anexión de territorios y regiones ajenos, como también resultan de las políticas de expansión imperialista practicadas por las grandes potencias de las épocas.

Fronteras, rutas y soberanía nacional
Uno de los fines primordiales de todo Estado constituido consiste en la preservación de la seguridad interna y colectiva; para ese efecto cuenta con una red de comunicaciones que garantiza la pronta conexión entre las partes y que, a la vez, oficia como eficaz dispositivo de defensa en caso de ataque exterior. Las rutas y carreteras de una nación moderna son como verdaderos vasos comunicantes, que junto con las vías férreas, fluviales y marítimas coadyuvan en la tarea de cohesión interna de un país actual. Este sistema de comunicaciones es de antigua data, ya que los romanos lo practicaron, con visión y éxito, en su extendido imperio; así, las «vías» construidas por entonces relacionaban alejadas áreas en función de la necesaria centralización político-administrativa ejercida por Roma y sus funcionarios.

En el presente siglo, los modernos procedimientos de radiotelecomunicación, y el masivo alcance logrado por estos medios -verbigracia, la radio, la televisión y la prensa escrita-, han contribuido a incrementar el sentimiento de pertenencia nacional de los pueblos, así como influyen decisivamente en el modelado de la opinión pública sobre los asuntos más diversos. La acción de los medios masivos es de fundamental importancia, asimismo, en la orientación de la ciudadanía en caso de conflictos bélicos con otros Estados. El teléfono,-el telégrafo y los circuitos de radioaficionados son otros valiosos instrumentos en la interrelación de los componentes de una nación.

El concepto de frontera establecida claramente se correlaciona con el surgimiento y afianzamiento de los Estados nacional en cuanto tales, ya que en la antigüedad éstas no tenían una demarcación precisa. La visión que ofrece un mapamundi, con límites delineados con claridad entre uno y otro país, es una de las características más importantes del mundo contemporáneo. Estas fronteras, a veces basadas en los accidentes geográficos naturales y en otros casos producto de los acuerdos y pactos efectuados al cabo de guerras y enfrentamientos entre las naciones, se expanden buscando abarcar la mayor porción de territorio que les sea posible.

Uno de los más conocidos ejemplos de frontera artificial, levantada como una fortificación, lo constituye la Gran Muralla china, que aislaba al Imperio chino de las tribus nómadas habitantes del Asia central. Similar origen tiene el Muro de Berlín, que separa a los dos sectores, el occidental y el oriental.

En una primera etapa, los accidentes geográficos de la naturaleza sirvieron de frontera, pero posteriormente, con el incremento de las apetencias nacionales, las constantes invasiones, guerras y disputas, se recurrió a la subscripción de pactos y tratados que obligan a las partes firmantes a la observancia de !o estipulado en ellos, aunque incluso así han sido frecuentes las violaciones y transgresiones de las cláusulas acordadas.

En definitiva, el problema de la existencia de fronteras se vincula de manera estrecha con el concepto de soberanía de un Estado nacional. Así, ésta se afirma tanto en la tierra, en los cielos como en las aguas jurisdiccionales, pues la salvaguardia de la integridad territorial resulta el medio necesario para la preservación de la soberanía nacional. La presencia y gravitación de un Estado a lo largo y a lo ancho de su espacio, es decir, el ejercicio de su soberanía territorial o estatal dependerá del tono político predominante en el accionar de dicho Estado.

En tal sentido, la historia de los pueblos conforma un vasto muestrario en e! que no escasean ejemplos referidos a la pérdida de su soberanía e integridad territorial por causa de una inadecuada valoración de este vital asunto, como también abundan casos típicos de crecimiento a expensas de regiones ajenas, creación de países «tapón» por obra de alguna política imperialista o bien por la conquista de naciones al cabo de guerras generalizadas, como lo acontecido a la finalización de la segunda guerra mundial.

Fuente Consultada:
Ciencias Sociales (Recorridos)  Kapelusz
Historia del Mundo Contemporáneo Actual Vicens Vives
Wikipedia – Encarta
MUNDORAMA Geografía Política

Ideas de Estadistas y Lideres Para Un Mundo Mejor

LÍDERES MUNDIALES QUE LUCHAN POR UN MUNDO MÁS JUSTO

 lideres del mundo

ORIGEN Y OBJETIVOS DEL PROYECTO: En 2001 el empresario británico Richard Branson recibió a Nelson Mándela en su casa de Londres.

Otro de los invitados era un viejo amigo de Branson, Peter Gabriel, y durante la comida ambos expusieron un ambicioso proyecto, la idea, que llevaban dos años discutiendo, era muy sencilla: un gran número de organizaciones, encabezadas por la ONU, se dedican a resolver los problemas del mundo, pero no hay una sola que sea del todo independiente y cuya autoridad provenga no del poder político, económico, militar o religiosa, sino de la sabiduría y la experiencia de sus miembros, ¿Qué alcance tendría un consejo mundial integrado por líder» veteranos?.

Mandela respondió con cautela; la ONU podría mirar con recelo a un grupo autonombrado que pretendía la invadir el terreno de la organización; pero también recordó que cuando había mediado en el conflicto entre tutsis y hutus en Ruanda, ambos bandos dijeron que había sido como dialogar con un padre que los aconsejara y no con alguien que persiguiera intereses propios, «Creó que ese éxito lo hizo ver que él y otras 12 personas con su misma autoridad moral serían mucho más eficaces en ciertos casos se dice Eranson. Mándela prometió considerar seriamente la propuesta.

Dos anos después, Branson y Gabriel asistieran en Sudáfrica a un concierto benéfica para inaugurar la fundación de Mándela contra el sida. Al terminar el espectáculo, los empresarios volvieron a abordar el terna en casa de Mándela y les preguntaron a él y a su esposa, Graca Machel, si estarían dispuestos a fundar y dirigir la agrupación, A Mándela le gustó la idea y pidió a Branson que hiciera un estudio de viabilidad.

Branson designó un grupo encabezado por Jean Oelwang, directora general de Virgin Unite (filial benéfica autónoma del Grupo Virgin), con la tarea de planear cómo se integraría el consejo y cuáles serían sus funciones.

¿A quiénes debían elegir? Mándela había mencionado a un puñado de personas con quienes le gustaría colaborar, Para buscar a los demás Oelwang contrató a Scilla Elworthy, Fundadora del Grupo de Investigación de Oxford (organización creada en 1982 para promover un sistema sostenible de seguridad mundial y de I’eace Direct, institución dedicada a desarrollar aptitudes para la paz en zonas de conflicto.

Al cabo de un ano y medio de entrevistarse don estadistas, diplomáticos y líderes civiles de todo el mundo, Elworthy reunió una lista de candidatos para el consejo, Los criterios de selección empezaran s tomar forma, El primero y más importante era que no debían ser políticos en actividad. Tampoco debían tener prejuicios, ni 1 interés alguno, personal o colectivo, que no fuera el bienestar y la paz de la humanidad.

 Además, debían gozar Elworthy reunió una lista de candidatos para el consejo. Los criterios de selección empezaron a tomar Forma. El primero y más importante era que no debían ser políticos en actividad. Tampoco debían tener prejuicios, ni interés alguno, personal o colectivo» que no fuera el bienestar y la paz de la humanidad. Además, debían gozar de credibilidad internacional y haber demostrado una integridad a toda prueba y un liderazgo no coactivo.

«Era importante postular a personas que hubieran demostrado una gran valentía moral explica Elworthy. La veterana honoraria Aung San Suu Kyi es un excelente ejemplo, agrega. «»En segundo lugar, debían haber ayudado de manera significativa a un gran número de personas mejorado radicalmente su calidad de vida». Tal es el caso de Mohamed Yunus, fundador del Banco Grameen, quien «no sólo encontró la manera de prestar ayuda económica a la mayor parte de la población pobre de Bangladesh con un esquema crediticio aplicable a otros países, sino que superó todas las dificultades para ponerlo en marcha».

«Otro criterio de selección fue que la persona hubiera demostrado su capacidad para sobreponerse a sus temores, como ocurre con Nelson Mandela, la disposición para escuchar era otra cualidad deseable, Por último, nos dimos cuenta de que la grandeza suele acompañarse de sentido del humor, Este no era un criterio de selección, pero resultó ser un rasgo común de los candidatos»’.

Al final de la búsqueda, Elworthy reunió una base de datos biográfica de más de 300 personas,- entre activistas de los derechos humanos, científicos, economistas, filósofos, líderes espirituales y tribales, sociólogos y especialistas en saltad pública, educación y ecología, provenientes de todos los rincones y culturas del mundo.

En agosto de 2006 Richard Branson, siempre Fiel al proyecta, recibió en la isla Necker, su retiro en las islas Vírgenes, aun grupo de personajes destacados para proponer ideas sobre el consejo de veteranos, Entre ellos se contaban el arzobispo Desmond Tutu, a quien Mándela quería designar presidente de la agrupación, y el ex presidente de los Estados Unidos Jimmy Cárter, otro nombre clave en la lista del sudafricano.

El arzobispo Tutu opinó: «Una de las obligaciones del consejo será recordar al mundo que el ser humano es en esencia bueno, y que la maldad es la excepción. Nos horroriza lo que está ocurriendo en Darfut, Myanmar o Zimbabue precisamente porque nos parece fuera de lo normal’.

Jimmy Cárter asistió a la reunión sólo como observador porque estaba reacio a integrarse al consejo. Expresó sus reservas al dirigirse al grupo el primer día, pero al avanzar las conversaciones empezó a entusiasmarse.

Propuso que el consejo funcionara como tribunal de primera instancia para la solución de conflictos, «un cuerpo al que se pueda acudir para evitar una lucha armada».

Agregó que la autonomía del consejo les permitiría dialogar con los «pailas», de los líderes «incómodos»‘ que muchas veces son la causa del conflicto, pero a los que siempre se excluye a la hora de discutir la solución. Al cabo de tres días de conversaciones» el escepticismo de Carter se convirtió en compromiso. Al partir de la isla declaró que, silo invitaban a Formar parte del consejo, aceptaría, porque la agrupación «podría llegar a ser la conciencia del mundo’.

Así, durante la primera conferencia del Consejo Mundial de Líderes Veteranos, celebrada en Sudáfrica en mayo de 2.007, Jimmy Cárter se encontraba entre los participantes, junto con Nelson Mándela y su esposa, Graca Machel, el arzobispo, Desmond Tutu y la ex presidenta de Irlanda Mary Robinson. Kofi Annan, ex secretario general de la ONU, y Mohamed Yunus participaron vía satélite.

El consejo , en el que se cuentan seis ganadores del Premio Nobel de la Paz, espera reunirse unas dos veces por ano en distintos lugares del mundo, y sus miembros se mantendrán en contacto constante por medio de videoconferencias. «Queremos que se perciba al consejo como Un cuerpo mundial desvinculado de cualquier continente'», explica Jean Oelwang, Sus miembros no recibirán remuneración, pero para facilitar sus tareas se está organizando un sistema de apoyo que comprende una «»red de inteligencia» constituida por asesores, que los informarán sobre cualquier tema que decidan abordar.

Además de Branson y Gabriel, que aportan dinero propio al proyecto, los donantes son la Fundación de la ONU, creada en 1998 por Ted Turner con un patrimonio de 1,000 millones de dólares.; Humanity United, institución benéfica fundada por Pam Omidyar, la esposa del creador de eBay, Pierre Omidyar, y el empresario y filántropo estadounidense Raymond Chambers, fundador de Millennium Promise y Malaria No More, Oelwang calcula que, en los próximos tres anos, las donaciones ascenderán a unos 20 millones de dólares.

Los miembros ocuparán su cargo durante un periodo de tres anos, con la posibilidad de ampliar el plazo, También se formarán por todo el mundo grupos de apoyo de veteranos Locales elegidos de la base de datos de 300 nombres y propuestos por el público a través de Internet, ‘»Mándela y Machel han expresado su intención de sostener un debate mundial abierto sobre quiénes más deben sumarse al consejo», dice Branson.

La decisión final será del propio consejo, y por esa razón gozará de credibilidad». También se invitará a un pequeño grupo efe» figuras prominentes a ser «»embajadores» para defender las causas de la agrupación. Oprah Winfrey ha accedido a ser la primera.

En los documentos que establecen los objetivos y estrategias del proyecto hay una nota precautoria acerca de lo que no pueden hacer «…resolver todos los problemas del mundo…», por supuesto está escrita con sentido de humor, bien pero si ellos no pueden;…¿quien podrá?

VER: Los Valores Humanos

 

El Envejecimiento Global Causas Baja Calidad de Espermas

Causas del Envejecimiento Global de la Población

Los problemas para el planeta Tierra en un futuro no muy lejano no hay que buscarlos sólo en el cambio climático. Solo hay que mirar “hacia abajo”.

Ancianos reunidos en una plaza

Ancianos reunidos en una plaza

La población mundial envejece cada vez más rápido, y la marca de 9.000 millones de habitantes se habrá superado en 2050, según previsiones de la Organización de Naciones Unidas (ONU). El informe “Perspectiva de la población mundial: revisión 2006”, presentado oficialmente en marzo, prevé que en los próximos 43 años se sumarán 2.500 millones de habitantes al planeta, pasando de los 6.700 millones actuales a 9.200 millones en 2050. Un problema que no sólo estará en el número, sino en la edad: las proyecciones determinan que cada vez serán más los ancianos.

“La gran carga de este incremento poblacional será absorbida por los países en desarroll, afirmó la directora de la División de Población de la ONU, Hania Zlotnik, al presentar el informe. La población del Sur en desarrollo pasará de 5.400 millones en 2007 a 7.900 millones en 2050, según el nuevo cálculo.

Como resultado de la caída de la fertilidad y la creciente longevidad, la población crece cada vez más rápidamente, señaló Zlotnik. “El envejecimiento es el resultado de un gran éxito de la humanidad” en materia de salud, pero “la pregunta es, ahora, si la humanidad puede adaptarse a estas nuevas circunstancias”, subrayó.

La directora ejecutiva del Fondo de las Naciones Unidas para la Población (UNFPA), Thoraya Ahmed Obaid, coincide con esa evaluación. “El envejecimiento de la población es un fenómeno originado en el siglo XX, resultado en parte de las mejoras en la expectativa de vida. También coincide con el mayor número de personas jóvenes de la historia. El desafío es cubrir las necesidades de las personas ancianas y, al mismo tiempo, las urgentes demandas de los jóvenes, sobre todo en los países en desarrollo”, señala Obaid.

El lento crecimiento de la población debido a las bajas tasas de nacimiento hace que el número de personas ancianas crezca y el de jóvenes disminuya. Veinte por ciento de los habitantes del Norte industrializado son mayores de 60 años, y se prevé que esa proporción crecerá a 33 por ciento en 2050. En esas naciones, la cantidad de personas mayores ya superó al de niños y niñas, según el informe.

El estado de los espermatozoides en los hombres del continente europeo empeora, tanto en calidad como en cantidad. Un estudio científico realizado en varios países y recientemente publicado en el British Medical Journal asegura que en las últimas cinco décadas su número se ha reducido a la mitad (de 113 millones de espermatozoides por mililitro de eyaculación ha bajado a 66 millones) y su movilidad es cada vez menor y más torpe.

Según la discriminación por países, el norte del continente muestra los extremos: los hombres Lituanos son los que mejor calidad de semen tienen, mientras que los daneses presentan el cuadro más deficiente.

Los expertos que trabajaron en el informe atribuyen la reducción de la calidad del esperma a fenómenos como el tabaco, el estrés, la obesidad, el aumento de productos contaminantes y a un Lento pero imparable proceso de degeneración genética. Según datos publicados en la revista Nature, una de cada siete parejas occidentales busca en la actualidad algún tratamiento de reproducción asistida, y la principal razón de ello es la mata calidad media del esperma.

Los servicios de atención sanitaria, de pensiones y apoyo social otrora basados en una fuerza laboral joven para beneficio de las personas retiradas deben ser revisados a la luz de estas transformaciones demográficas.

“Para 2050, Asia, América latina y el Caribe estarán donde Europa y América del Norte están hoz«, dijo Zlotnik a la agencia IPS. África se destaca como la única región donde la población es todavía relativamente joven.

El envejecimiento de la población es menor en países del Sur, según la investigación. Pero en las naciones en desarrollo apenas ocho por ciento de la población es hoy mayor de 60 años, si bien para 2050 esta franja crecerá a 20 por ciento. La fertilidad alcanzó niveles muy bajos en 28 países en desarrollo, incluyendo a China.

Zlotnik se manifestó sorprendida de que, para 2050, según las previsiones, la población de México mermará a causa de una menor fertilidad, una mayor mortalidad y la emigración. “Los países en desarrollo deberán incrementar sus inversiones en los jóvenes”, dijo Zlotnik a la prensa.

La ONU calculó que el número de niños y niñas en el Sur —unos 2.000 millones— se mantendrá estable hasta mediados de siglo. Los países del Sur realizan grandes esfuerzos para lograr educación primaria universal para 2015, una de las Metas de Desarrollo de la ONU para el Milenio, pero aún tienen un largo camino por recorrer, dijo Zlotnik.

Deberá haber una mayor inversión en atención sanitaria y en servicios sociales, añadió. Las nuevas estimaciones dan a entender que se deberán realizar inversiones en planificación familiar.

“Estas nuevas proyecciones son otro llamado de alerta sobre la urgencia de darles a las parejas los medios para ejercitar su derecho humano de determinar libremente el tamaño de sus familias”, dijo Obaid.

El acceso a programas de planificación familiar puede decidir si el mundo añadirá 2500 millones o 5.000 millones de personas a su población para 2050, según el informe. “Actualmente, unas 200 millones de mujeres en esos países (del Sur) carecen de acceso a servicios anticonceptivos seguros y efectivos”, dijo Obaid.

Los fondos para programas de planificación familiar deben incrementarse para cumplir las necesidades de esas mujeres, no sólo para determinar el futuro del planeta, sino también para prevenir embarazos no deseados y reducir la muerte materna e infantil”, añadió.

El nuevo informe también hace proyecciones sobre envejecimiento de la población y otras tendencias que son más notorias en las naciones industrializadas. Entre 2005 y 2050, la mitad del incremento de la población mundial se deberá a un aumento en la cantidad de personas de más de 60 años, mientras que la de menores de 15 años se reducirá sensiblemente.

En las regiones más industrializadas, la población mayor de 60 años casi se duplicará, pasando de 245 millones en 2005 a 406 millones en 2050.

Se espera que la población total de las regiones más industrializadas permanezca prácticamente sin cambios en 1.200 millones. Según las nuevas estimaciones, la población de los países del Norte decrecerá para 2050, a pesar del aumento de inmigrantes del Sur.

Fuente Consultada: Revista Veintitrés Internacional

Lucha Mundial Contra El Hambre, la Pobreza Objetivos

Lucha Mundial Contra El Hambre, la Pobreza y la Educación
Objetivos de la Campaña

Objetivo 1:Erradicar el Hambre y La Pobreza:

Objetivo 2:Educación Universal:

Objetivo 3: Igualdad Entre Los Géneros:

Objetivo 4: Reducir La Mortalidad Infantil:

Objetivo 5: Reducir La Mortalidad Materna:

Objetivo 6: Combatir el Paludismo, Tuberculosis y HIV

Objetivo 7: Sostenibilidad Ambiental

Objetivo 8: Pacto Global Para El Desarrollo

«La pobreza es un problema muy complejo y es importante discriminar aquellos aspectos que son estructurales y que hacen a las capacidades de las personas, de la pobreza de ingreso aunque, en muchos casos, coinciden. Aquellas familias o personas que son pobres por tener menores capacidades, menores activos, en general por esta razón tienen más alta probabilidad de ser pobres por ingresos. Pero no todos los pobres por ingresos tienen déficit de capacidades.»

LA GUERRA CONTRA LA POBREZA DESPUÉS DE LA S.G.M.
Aunque la ONU se concibió ante todo como un instrumento pacificador, sus fundadores también se propusieron ocuparse de una amplia gama de temas económicos, sociales, culturales y humanitarios. Desde sus primeros y accidentados años, en que la ONU ayudó a reconstruir la Europa de la posguerra y dio alojamiento a millones de refugiados, una proliferación de nuevos programas han brindado ayuda para combatir el analfabetismo, la enfermedad, el hambre y la pobreza del mundo. Esta labor es administrada por más de una docena de organismos especializados, entre ellos la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO). En 1975, los fondos totales de que disponía la ONU para todas sus actividades, incluyendo préstamos e inversiones, se aproximaban a los 7.000 millones de dólares, suma que refleja el enorme crecimiento y la diversificación alcanzada por la organización mundial en sus tres primeras décadas.

LUCHA CONTRA El hambre mundial

OBJETIVOS DE LA CAMPAÑA:

1-ERRADICAR EL HAMBRE Y POBREZA: Actualmente, unas 1.200 millones de personas en todo el mundo malviven con menos de un dólar diario y el hambre afecta a más de 800 millones de personas . Más de la cuarta parte de los niños de los países en desarrollo sufren malnutrición y 13 millones de ellos mueren cada año por enfermedades e infecciones derivadas del hambre.

Durante la década de los noventa los niveles de extrema pobreza disminuyeron de un 29 a un 24%, y 40 millones de personas dejaron de pasar hambre. Entre 1990 y 2001, se ha conseguido que 250 millones de personas que habitan en el continente asiático dejen de subsistir con menos de un dólar diario. Sin embargo en otras regiones de África los pobres son cada vez más pobres.

Este objetivo es uno de los principales retos y prioridades que tiene la humanidad para garantizar una vida digna para todos; el objetivo 1 es esencial para el cumplimiento de los demás objetivos.

hambre en el mundo

2-EDUCACION UNIVERSAL: Uno de cada cinco niños en edad escolar en los países en vías de desarrollo no acude a la escuela, y en algunas regiones, como en el África sub-Sahariana, esta cifra puede alcanzar el 40%. En total, más de 121 millones de niños en el mundo se ven privados del derecho a ir a la escuela. Sin embargo, las políticas educativas implementadas durante los años noventa han demostrado que conseguir la educación universal es posible.

En todas las regiones del mundo se han registrado aumentos en la matriculación entre 1990 y 2004; la escolaridad en Bangladesh, por ejemplo, ha pasado del 60% al 84% en tan sólo diez años; y algunos países de América Latina y el Caribe han llegado a alcanzar el 97% de matriculación escolar.

educacion mundial y la pobreza

3-IGUALDAD ENTRE GENEROS: El 70% de las personas que sobreviven con menos de un dólar al día son mujeres, ganan entre un 20 y un 50 % menos y tan sólo un 1% de la propiedad de la tierra les pertenece directamente.

Aproximadamente dos tercios de la población analfabeta mundial son mujeres. Las políticas de desarrollo han demostrado que la educación de las niñas es un aspecto crucial para lograr relanzar la importancia del papel de la mujer, la disminución de la mortalidad infantil o la reducción de la transmisión del VIH/Sida.

Las mujeres están infrarrepresentadas en la mayoría de los regímenes políticos del mundo. Sin embargo en más de 80 países del mundo se están tomando medidas concretas para garantizar la participación de la mujer en la política, incluyendo países de la región subsahariana y varios países de América Latina y Caribe.

Aunque éste será uno de los Objetivos que no se verán cumplidos para el 2015, no debemos dejar de insistir en la importancia que tiene a nivel trasversal en todos los demás objetivos.

4-REDUCIR LA MORTALIDAD INFANTIL: Cada año mueren 11 millones de niños menores de 5 años por causas relacionadas directamente con la pobreza. El 70 % de las muertes se deben a la malnutrición o a infecciones fácilmente evitables en países ricos como infecciones respiratorias, diarreas o malaria. No obstante, la evolución en las tres últimas décadas demuestra que el objetivo 4 es alcanzable.

En algunas regiones, gracias al crecimiento económico, una mejor nutrición y el acceso a la atención sanitaria se ha mejorado enormemente la tasa de supervivencia de los niños.Destacan África Septentrional donde se ha pasado de un 87 por cada mil en 1990 a 38 por cada mil en 2003.

En América Latina y el Caribe se ha pasado de 54 a 32 y en Asia meridional de 126 a 90. Sin embargo, la situación apenas mejora en el África Subsahariana, en los países asiáticos de la antigua URSS o en Asia Occidental.

5-REDUCIR LA MORTALIDAD MATERNA: Cada minuto una mujer muere por causas relacionadas con el embarazo, lo que supone más de 500.000 muertes anuales, el 99% en países en vías de desarrollo.

El riesgo de muerte por embarazo afecta en el África Subsahariana a una de cada 16 mujeres, frente a una de cada 3.800 en el mundo desarrollado. Las complicaciones en el embarazo y en el parto son la causa principal de discapacidades y muertes entre las mujeres entre 15 y 49 años. Con las medidas adecuadas, el logro del Objetivo Cinco es posible.

Éstas se resumen en tres:Aumentar el acceso a servicios de planificación familiar seguros y eficaces. Suministrar acceso rápido y adecuado a cuidados de obstetricia en caso de emergencia, para tratar hemorragias, infecciones e hipertensión. También es necesario asegurar que un doctor o comadrona esté presente en cada parto. El personal sanitario debe contar con los medios y el ambiente adecuados para que su labor sea mucho más efectiva.

6-COMBATIR EL PALUDISMO, TUBERCULOSIS Y HIV: El VIH/Sida es la principal causa de muerte en el África Subsahariana y está entre las cuatro principales causas del mundo. En el año 2002, 2,4 millones de personas perdieron la vida, y unos 14 millones de niños quedaron huérfanos de padre y madre. Las tasas de infección indican que los logros en materia de tratamiento no vienen acompañados de éxitos en materia de prevención.

El paludismo se cobra la vida de un niño cada 30 segundos; en las zonas endémicas puede verse afectado hasta el 60% de la población escolar y es la causa de la mayoría de los abortos.

Sin embargo es posible reducir el impacto de esta enfermedad con medidas tan sencillas como la distribución de mosquiteras. La tuberculosis se cobra cerca de 1,7 millones de vidas al año, casi todas en países en vías de desarrollo en la región del sudeste asiático y el África Subsahariana.

7-SOSTENIBELIDAD AMBIENTAL: Una de cada cinco personas en el mundo no tiene acceso a agua potable y unos 600 millones de personas viven irregularmente en chabolas en ciudades de África, América Latina y Asia con consecuencias desastrosas para su salud.

La condición de los bosques, que son esenciales para la vida de muchas de las 1.200 millones de personas que viven en la extrema pobreza, ya que en ellos reside el 90% de la biodiversidad terrestre, están desapareciendo a una velocidad drástica. Si no se consigue frenar el deterioro del ecosistema, las repercusiones serán fatales para el desarrollo económico de los países en vías de desarrollo y para la sostenibilidad medioambiental del planeta.

Alrededor de 1000 millones de personas no disponen de suministros habituales de energía, obligándoles a talar árboles para obtener leña y al uso de combustibles fuertemente contaminantes que perjudican la salud humana. La contaminación del aire en lugares cerrados provoca más de 1,6 millones de muertas al año, especialmente en mujeres y niños.

PACTO GLOBAL PARA EL DESARROLLO: El elemento central de los Objetivos del Milenio es la aceptación de que la lucha contra la pobreza es una empresa colectiva, cuyos resultados beneficiarán a todos los países.

El Objetivo 8 establece que, para erradicar la pobreza y sus causas implícitas, es necesario crear una Alianza Global para el desarrollo, dónde los países pobres se comprometan a fortalecer sus aspectos de gobernabilidad, fortalecer sus instituciones y diseñar unas políticas de desarrollo que prioricen los servicios y bienes básicos. Por su lado, los países ricos se comprometieron a aportar más ayuda oficial al desarrollo, no sólo cuantitativa, sino cualitativamente, aliviar la deuda externa de los Países Pobres Muy Endeudados (PPMEs ) , e incrementar el comercio y la transferencia de tecnología a los países pobres.

Todo esto disminuir los subsidios y las tarifas que discriminan e impiden el crecimiento de los países pobres. La contribución de los países ricos es esencial para el alcance de los Objetivos.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria5.jpg

DEFINICIONES DE LA POBREZA: Tradicionalmente, la pobreza ha sido definida como carencias de consumo o de ingresos  de económicos. Para este enfoque, los individuos y los hogares son pobres cuando sus ingresos o consumos se encuentran por debajo de cierto límite, definido socialmente como un mínimo de calidad de vida aceptable en una comunidad.

Así, por ejemplo, si se considera el problema de la alimentación y se define la pobreza a partir de la carencia de medios, el costo monetario de la canasta alimentaria básica constituye un indicador adecuado para medir la pobreza. De acuerdo con este enfoque, deja de ser pobre quien logra acceder a cierto nivel de ingresos.

Se puede suponer, entonces, que el crecimiento económico es suficiente para superar la pobreza. Sin duda, para reducirla es necesario un crecimiento económico que incorpore los temas de la desigualdad en la distribución de la renta y la riqueza, pero aún así, el enfoque de la pobreza a partir de los ingresos es limitado. El ingreso es una de las múltiples dimensiones de la pobreza y al ignorar las demás, se parcializa el problema.

La exclusión de una persona de la participación en el proceso de toma de decisiones que afectan su vida, es una forma de privación que no queda reflejada en la dimensión del ingreso. Por ejemplo, una persona analfabeta que no puede acceder a una cabal comunicación e interacción con los otros es una persona pobre porque se ve privada de una dimensión que hace a su desempeño en la vida social.

Para ir más allá de esta reducción del concepto de pobreza a la dimensión del ingreso, el enfoque del Desarrollo Humano propone una concepción abarcadora de la condición humana. Desde este enfoque, la pobreza significa la privación de una vida larga, sana y creativa; del disfrute de un nivel decente de vida, de la libertad, la dignidad y el respeto por sí mismo y por los demás.

La atención se traslada de los medios (en particular, el ingreso) a los fines que los individuos persiguen y, por lo tanto, a las libertades sustantivas necesarias para satisfacerlos. Pobreza es, entonces, la privación de capacidades y libertades para el desarrollo integral de las personas.

LA MEDICIÓN DE LA POBREZA: Distintas definiciones de la pobreza marcan diferencias en el de medirla. Es bastante frecuente asistir, a través de los medios de comunicación masivos, a discusiones sobre la verdadera dimensión de la pobreza en la Argentina. Para algunos, la extensión de los programas sociales y de los subsidios por desempleo redujeron notablemente el porcentaje de pobres en nuestro país. Para otros, estos datos, si bien relevantes, no alcanzan para revertir la situación.

Si una medición se guía por el enfoque según el cual la pobreza se define como carencias de consumo o de ingreso, entonces las variables que se destacan son dos: el costo monetario de la canasta alimentaria básica y el nivel de ingresos de la población.
Si, en cambio, la pobreza es entendida como privación de capacidades y libertades para que las personas puedan desarrollarse de acuerdo con sus fines, entonces habrá que tener en cuenta otras variables (además del ingreso y del costo de la canasta básica) para medirla se utiliza el índice de Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI) que incluye los siguientes servicios básicos: agua, saneamiento y educación, y reconoce la necesidad del empleo y la participación.

Sin embargo, si bien el NBI logra captar a los pobres estructurales, no capta a los nuevos pobres, es decir, a las personas empobrecidas por la caída de los ingresos en el país (quienes en ciertos casos, aún gozan de algunos de los servicios básicos mencionados por el NBI).

Para lograr una mejor aproximación al problema dentro de los límites de las estadísticas disponibles, y captar de este modo los contrastes que existen entre regiones y provincias de la Argentina, el análisis de las necesidades básicas se debe complementar con el de la pobreza y la indigencia.

• La línea de indigencia establece si los hogares cuentan con los ingresos suficientes como para cubrir una canasta de alimentos capaz de satisfacer un umbral mínimo de necesidades energéticas y proteicas.

• La línea de pobreza establece, a partir de los ingresos de los hogares, si éstos tienen la capacidad de satisfacer, por medio de la compra de bienes y servicios, un conjunto de necesidades alimentarias y no alimentarias consideradas esenciales.

LA ALIMENTACIÓN MUNDIAL El progreso técnico y científico benefició tanto a la agricultura como a la industria y a los servicios, pero en las partes menos desarrolladas del mundo los beneficios se agotaron con rapidez debido al rápido crecimiento de la población. De este modo, entre principios de la década de los 60 y 1973, la producción agrícola mundial aumentó en un 29 por ciento, y la mayoría de las grandes regiones se aproximaban a este promedio, excepto África, que no superaba el 20 por ciento; pero la producción per capíta descendió en África, América Latina y Oriente Medio; sólo las economías industrializadas se mantuvieron bien por delante de su crecimiento demográfico.

En conjunto, los países desarrollados, que seguían teniendo un excedente de exportación de cereales en 1954, empezaron a convertirse en importadores netos en 1955, y hacia 1965 el total de sus importaciones sumaba los 16,5 millones de toneladas; en 1966, sólo las importaciones de India eran equivalentes a un cuarto de la cosecha de Estados Unidos. Los costes de estas crecientes importaciones de alimentos procedentes del mundo desarrollado se convirtieron en una carga imposible.

Los aumentos en su propia producción agrícola podían ser enormes, con la apropiación de la tecnología occidental, como lo demuestra la «Revolución Verde», un término que tuvo buena acogida en aquel tiempo. En su sentido más estricto, se refería al desarrollo de razas de trigo, maíz, arroz y otros cereales de alta productividad, rápido crecimiento y adaptables, pero también podía utilizarse para hacer referencia a cualquier aspecto de la mejora en la tecnología y la estructura agrarias. Las primeras variedades de alta productividad de maíz fueron creadas en México en un centro de investigación financiado por la fundación Rockefeller.

A mediados de la década de los 60, la cosecha de maíz por hectárea en México se había duplicado y la producción total triplicado. Algunas nuevas variedades de trigo y arroz mejoraron las cosechas hasta un 350 por ciento.

Hacia 1970, las mayores superficies cultivadas con variedades de alta productividad de arroz eran Taiwán (el 74 por ciento de la producción total), Filipinas (50 por ciento), Pakistán (42 por ciento) y Corea del Sur (40 por ciento), y para el trigo en México (90 por ciento), Nepal (50 por ciento), Pakistán (49 por ciento) e India (33 por ciento).

Las proporciones en otros lugares eran mucho más bajas. Hacían necesaria una cuidadosa distribución del agua, la eliminación de las malas hierbas, la protección contra las enfermedades, una mayor mecanización y una buena organización de la comercialización, pues era necesario comprar las semillas en lugar de apartar una pequeña cantidad de la cosecha para sembrar las semillas, como era habitual. A menudo se hacía necesario una mejora de la infraestructura, y un cambio estructural. Todo ello significaba que las mejores cosechas tendían a beneficiar a los agricultores más ricos, y no a los más pobres. Asimismo, los países más pobres no podían beneficiarse.

El término «Revolución Verde» tampoco hizo justicia a las continuas mejoras, incluida la experimentación con semillas, que se habían realizado anteriormente. Quizás sea más realista afirmar que la «Revolución Verde» desempeñó su papel en el aumento a largo plazo de la producción agrícola de algunos de los países más pobres.

A principios de los años sesenta, un grupo de científicos, economistas, funcionarios gubernamentales y técnicos agrónomos, apoyados por fundaciones asistenciales y grandes negociantes agrícolas, elaboraron una serie de técnicas que debían conducir a una mayor producción agraria. El conjunto se conocería como la Revolución Verde. Consistía en la introducción de semillas mejoradas que, con gran cantidad de fertilizantes, pesticidas, buena irrigación y drenaje, producen plantas de alto rendimiento. Las cosechas mejoraron espectacularmente. La producción de alimentos creció y aunque con las nuevas semillas el proceso agrícola era más caro, los ingresos más altos lo compensaban. Los «dolores del crecimiento». Diez años después, aparecieron algunos efectos secundarios preocupantes. Las nuevas semillas «milagro» eran más uniformes y por tanto mucho más vulnerables al ataque de los insectos y las enfermedades. En el pasado, una zona podía contener tipos muy distintos de trigo o arroz, y no todos sufrían las mismas clases de plagas. Después de la Revolución Verde, un simple puñado de variedades puede constituir el grueso de la cosecha de un país. Y éste no es solamente un problema del mundo pobre. En 1970, la plaga meridional de la hoja del maíz tuvo desastrosos efectos en la cosecha de maíz americana. Como quiera que las grandes compañías productoras de semillas encuentran más provechoso limitar las variedades que se ofrecen al consumidor, este problema va en aumento. La producción, recolección y conservación de las variedades mundiales está principalmente en manos del mundo rico, aunque la mayoría de ellas procede originalmente del Sur, que así ve cómo otro de sus recursos naturales queda bajo el control del Norte.

¿Quién consume qué? Cuando la gente habla de la presión que se ejerce sobre los recursos mundiales, suele citar el crecimiento demográfico de los países pobres como la mayor amenaza. El mundo —dicen— debe mantener un equilibrio correcto entre los recursos que poseemos y el número de personas que los consumen. Demasiada gente y la ecuación falla. Otros piensan que el problema es más complicado, porque hay personas que utilizan los recursos a mucha más velocidad que otras. Por ejemplo, los países ricos tienen el 25 % de la población mundial, pero consumen alrededor del 66 % de los alimentos de que dispone el mundo. Solamente sus animales consumen el 30 % del grano mundial.

Y lo mismo ocurre con la energía. Los países industrializados en conjunto consumen el 85 % del petróleo mundial.Mientras la industria en el Norte justifica el uso de energía, la relativa baratura del petróleo hasta principios de los 70, permitió también a los occidentales desarrollar un tipo de vida con un alto consumo de energía, a veces malgastada.

Algunos hábitos alimentarios occidentales son también muy despilfarradores, hablando en términos globales. En Occidente hay quien come cinco veces la cantidad de grano que consume una persona pobre, el 90 por ciento del cual es por vía cárnica y láctea procedente de animales que, a su vez, han sido alimentados con grano. La producción de un kilo de carne o de un producto lácteo puede absorber hasta 10 kilogramos de grano.

Los expertos han llegado a la conclusión de que una reducción de solamente el 10 por ciento de la cantidad de carne que comen los estadounidenses dejaría libre suficiente grano como para alimentar a 60 millones de personas, y al mismo tiempo reduciría el número de ataques cardíacos de EE.UU.

Problemas y alternativas. Pero aunque una reducción de la demanda de grano para forraje podría afectar la cantidad de este producto disponible para el consumo humano, la disponibilidad por sí misma no es suficiente. Si el grano extra ha de llegar a los pobres, debe venderse a un precio que puedan pagar. Sin embargo, si el precio del grano baja mucho, tal vez los agricultores reduzcan la producción.

A pesar de las dificultades que se encuentran para transformar los cambios de estilo de vida del mundo rico en beneficios positivos para los pobres, existe indudablemente un desencanto creciente ante la idea occidental del desarrollo por el desarrollo.

La gente busca estilos de vida alternativos y un mayor crecimiento espiritual. Hay quien  cree que el verdadero cambio del mundo será el resultado de decisiones individuales, no de los gobiernos, y que únicamente cuando un número suficiente de personas haya cambiado sus valores personales y sus ideales, podrá empezar a cerrarse de verdad el abismo que separa el mundo rico del mundo pobre.

¿Un enfoque miope? Muchos supone que cualquier mejoría depende de la capacidad del Norte para dejar de considerar que el desarrollo del Sur es una amenaza, y empezar a reconocer que es de interés común que la economía mundial se fortalezca, que sus recursos se administren y conserven mejor y que la pobreza y el hambre sean eliminados. No pretenden que la reestructuración del actual orden económico se vaya a hacer sin dolor para el Norte, pero insisten en que las ganancias superan con mucho los costes.

Otros argumentan que el escollo para el verdadero progreso no está solamente en la miopía del Norte, sino también en su falta de voluntad política. Los políticos obran siguiendo una política a corto plazo porque quieren ser reelegidos.

¿Un cambio de actitudes? El número creciente de pequeños grupos políticos de presión, especialmente los que se preocupan por la protección del medio ambiente, puede ser el primer signo de que los occidentales empiezan a cuestionar los valores por los que han estado viviendo. Aumenta la creencia de que todos compartimos el mundo, en los países ricos y en los pobres, y de que las naciones han de trabajar juntas para cuidarlo. También recibe mayor apoyo la idea de que la gente del Tercer Mundo, y no sólo sus gobiernos, debe tener más voz en el proceso de desarrollo.

Con todo esto se relaciona la idea de que el camino para lograr un mundo mejor no es crear más y más riqueza, sino cambiar los conceptos de la gente. En lugar de ver el progreso como el desarrollo de más y más productos, deberíamos, tal vez, verlo como el desarrollo de las personas y sus posibilidades.

Los problemas planteados en este libro pueden parecer difíciles de resolver, pero no hay razón para no buscar honradamente una respuesta. Como dijo un escritor: «¿Cómo podemos superar el miedo de que tal vez no existan respuestas? No con la autodecepción, sino con una razonable esperanza» (Francés More Lappé).

DATOS SOBRE EL HAMBRE

870 millones de personas no tienen lo suficiente para comer. El 98% de estas personas viven en países subdesarrollados y el 15% está desnutrida.
Las mujeres constituyen un poco más de la mitad de la población mundial, pero representan más del 60% de las personas con hambre en el mundo.
La desnutrición contribuye con la muerte de 2,6 millones de niños menores de 5 años, un tercio del total global.
En los países en desarrollo, 1 de cada 6 niños—casi 100 millones—tiene bajo peso. También 1 de cada 4 tiene problemas en el desarrollo y hay tendencias a aumentar dicha proporción.
El 80% de los niños con retraso en el crecimiento viven en 20 países.Unos 66 millones de niños van a la escuela primaria con hambre en los países en vías de desarrollo, de los cuales 23 millones están en África.
El Programa Mundial de Alimentos (PMA) estima que se necesitan más de 3.000 millones de dólares al año para llevar alimentos a 66 millones de niños en edad escolar que sufren hambre.

 

Las Mujeres en los Países Pobres

Fuente Consultada:
Mundo Rico, Mundo Pobre
Estado de la Inseguridad Alimentaria en el Mundo, FAO,2012

EL HAMBRE EN EL CONGO, ÁFRICA

EL HAMBRE EN EL CONGO, ÁFRICA

Muchos niños se encuentran en alto riesgo de inanición en el oriente de la República Democrática del Congo, según advirtió el Programa Mundial de Alimentos (PMA). Los cinco años de guerra civil han tenido un efecto drástico en la vida de la población local, afirmó este ente de la Organización de las Naciones Unidas. Representantes del PMA encontraron, durante una visita a un hospital local, a niños con síntomas de desnutrición grave.

Una reciente nota en el diario New Yor Time, explica el hambre en el Congo de la siguiente y desgarradora manera:

HAMBRE EN EL CONGO, ÁFRICAKINSHASA, República Democrática del CongoHoy comerán los hermanos mayores: Cynthia, de 15 años, y Guellor, de 13. Mañana, tocará el turno a los pequeños, Bénédicte, Josiane y Manassé, de 3, 6 y 9 años, respectivamente.

Por supuesto, los pequeños armarán un escándalo. «Claro, piden comida, pero no tenemos», dijo su madre, Ghislaine Berbok, policía quien percibe 50 dólares al mes. Se les dará un poco de pan en el desayuno, pero nada más.«En la noche, se sienten débiles», señaló. «Pero no hay nada que podamos hacer».

Los Berbok practican un ritual familiar que en Kinshasa es casi tan común como los techos de metal corrugado y las calles de terracería: el «corte de energía», como irónicamente lo llaman los residentes de la capital, de unos 10 millones de habitantes. Algunos días, algunos niños comen y otros no. En otros días, todos los niños comen y los adultos no.

El término «corte de energía» –délestage, en francés- se utiliza con la intención de evocar otra rutina odiada de la vida citadina: los apagones escalonados. Délestage es universalmente utilizado en el África de habla francesa para describir estos apagones decretados por el Estado, pero cuando se aplica al racionamiento de comida, ilustra un frío cálculo de supervivencia que un jefe de familia debe imponer dolorosamente al resto.

Aunque los residentes de Kinshasa a menudo se reúnen en esquinas bulliciosas para debatir sobre política, su lucha cotidiana podría ayudar a explicar por qué la capital no experimentó continuas manifestaciones masivas luego de que fueron anunciados los polémicos resultados electorales, el mes pasado. Ocurrieron protestas y enfrentamientos callejeros de manera esporádica, pero el margen de supervivencia en la ciudad es tan reducido como para que la mayoría de la gente se manifieste tanto tiempo.

 «La gente en Kinshasa es tan pobre, que vive al día», expresó Théodore Tréfon, investigador en el Museo Real para África Central, en Bélgica. «Simplemente no tienen los medios para movilizarse durante mucho tiempo».

Más allá de eso, el gobierno deja poco espacio para las expresiones de descontento popular. Human Rights Watch indicó que los soldados congoleses han ultimado a por lo menos 24 personas y han detenido a docenas más tras los comicios fallidos que llevaron al presidente Joseph Kabila de vuelta al poder.

El racionamiento de alimentos no es algo nuevo en Congo, un país rico en minerales y paisajes verdes, y sin embargo, también uno de los más hambrientos del mundo. El país se sitúa en el último lugar del índice Global del Hambre 2011, una medición de la desnutrición y la nutrición infantil compilada por el instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias, y ha empeorado. Se considera que la mitad del país está mal alimentada.

Eric Tollens, experto en nutrición en Congo, en la Universidad Católica de Lovaina, en Bélgica, culpó al «abandono total de la agricultura por parte del gobierno», que está obsesionado con la extracción de minerales valiosos, como el cobre y el cobalto. Menos del 1 por ciento del presupuesto nacional de Congo, apuntó, se destina a la agricultura.

Los donadores extranjeros financian «todos los proyectos agrícolas», dijo, y «enormes cantidades de alimento» son importadas en esta rica tierra, lo que vuelve costosa a la comida.

Al citar dos naciones subsaharianas que perpetuamente se tambalean al borde de la hambruna, aseveró: «es peor que en Níger o Somalia».

En el hogar encabezado por Elisa Luzingu y su cuñada Marie Bumba -el esposo de Luzingu está desempleado- los niños oscilan entre los 7 y 17 años. Délestage significa que no comen tres días por semana. «Mis hijos estudian, así que es muy difícil», comentó Luzingu.

En los días en que no comen, agregó Bumba, los niños «andan muy cansados y hambrientos».

 

EL HAMBRE EN ETIOPÍA, ÁFRICA

EL HAMBRE EN ETIOPÍA, ÁFRICA

El problema de Etiopía: En Etiopía las sequías tienen una cierta periodicidad. La primera gran crisis de hambre registrada en los anales tuvo lugar en el siglo XIV, y posteriormente se han ido repitiendo cada 13 o 14 años a lo largo de los seis siglos pasados. Con el tiempo, la frecuencia de las malas cosechas se ha acelerada y ha llegado a una periodicidad de 7 a 8 años en los últimos decenios. Han influido en esta evolución factores como la reducción de la superficie de bosques, la erosión del suelo y las peculiaridades de su orografía.

Hace setenta años los bosques espesos cubrían aún un 40% del territorio de país, mientras que hoy representan un máximo de un 3,5%. Y Finalmente, cuando se tratan las causas del desastre actúa hay que subrayar que las precipitaciones atmosféricas han sida estas últimas añas un 30% inferiores a las habituales. fenómeno que es característica no sólo de África, sino también de otras zonas de la Tierra.

mapa de ETIOPIA Y ERITREAMILLONES DE PERSONAS MUEREN DE HAMBRE ETIOPIA Y ERITREA

 La antigua cultura etiope: El nombre de Etiopía procede del término griego aethiops («persona con la cara quemada», «negro») y antes el país se llamó Abisinia. Sima-do en el este de África, entre Sudán y Somalia, es el país cristiano más antiguo del continente y, al contrario que sus vecinos, nunca fue colonizado. A la ocupación por las tropas de Mussolini durante la Segunda Guerra Mundial.

(1936-1941) siguieron la independencia bajo el gobierno del emperador Haile Selassie —con el apoyo británico— hasta 1974 y un gobierno militar marxista hasta 1991. El actual primer ministro, Meles Zelawi, del partido EPRDF (Ethiopian People’s Revolutionary Democratic Front), anteriormente fue marxista y hoy es partidario de la economía de libre mercado.

Al norte de Etiopía se halla Eritrea, antigua provincia independiente desde 1993 y una fuente de continuos conflictos armados en la frontera. Las únicas constantes son el hambre y la sequía (en 1973 y 1987-1988) con los consecuentes problemas para abastecer a la población.

En 1984 un millón de personas murió de hambre en Etiopía, uno de los países más pobres de África. Actualmente, dos tercios de la población (74 millones) siguen siendo analfabetos, y la mayoría de ellos vive de la agricultura o, en su defecto, de la ayuda internacional contra el hambre. Allí, la esperanza de vida de los hombres es de tan sólo 46 años, mientras que la de las mujeres es de 49.

Los fallecimientos masivos de 1984

 La crisis de 1984 se anunció ya en 1981, cuando se perdió la cosecha por la gran sequía. La ayuda internacional fue lenta. En la primavera de 1984 no llovió y los rebaños de la importante región agrícola de Sidamo fueron víctima de una enfermedad. En marzo, el gobierno anunció que se avecinaba una hambruna, pues el país sólo podía producir 6,2 millones de toneladas de cereal, un millón menos de las necesarias.

Sin embargo, la ayuda de muchos gobiernos fue más bien discreta, seguramente porque no querían apoyar el régimen marxista del gobernante Mengistu Haile Mariam, quien destinaba más dinero a la compra de armas que a la de alimentos y se encontraba en guerra civil con las provincias norteñas de Eritrea y Tigre.

HAMBRE ETIOPIA Y ERITREAEn verano decenas de miles de personas murieron de hambre y la organización humanitaria Oxfam tomó la iniciativa y puso a disposición ayudas por valor de 500 000 libras esterlinas. Pero los problemas de distribución y las críticas al gobierno etíope, al que se le reprochó entre otras cosas que repartiera el cereal entre las tropas antes que entre la población necesitada, provocaron mas retrasos pese a que en Europa hubo record de cosechas.

Las aportaciones no llegaron hasta que octubre las imágenes de la consunción de las víctimas impactaron a los espectadores de todo el mundo y despertaron recuerdos de la hambruna padecida por la antigua república de Biafra en la década de 1960.

Fueron sobre todo las iniciativas de músicos y actos benéficos, como conciertos bajo el lema Live Aid, los que motivaron a h opinión pública y reunieron grandes sumas de donativos. Entre tanto la situación en África se agudizó porque mucha gente huía de la guerra civil de Sudán. Por desgracia, la ayuda llegó tarde: decenas de miles de personas murieron de hambre o a causa de las manifestaciones carenciales relacionadas con la nutrición.

Eritrea, el país más joven de África

Dos tercios de la población de Eritrea (4,4 millones) viven de la ayuda internacional contra e] hambre. No obstante, el país tiene grandes problemas para aceptar la ayuda externa. En su afán de mostrarse independiente exige impuestos por las ayudas, detiene la distribución de cereales entre los hambrientos y confisca camiones de las organizaciones humanitarias.

Los extranjeros sólo pueden moverse fuera de la capital, Asmara, con permisos especiales. Esta desconfianza se debe a las malas experiencias habidas con Estados Unidos y la Unión Soviética, que han apoyado a Etiopía, pero la consecuencia es que cada vez son más las personas que mueren de hambre. El país sólo produce el 30% del cereal que necesita y vive entre otras cosas de las transferencias de dinero que realiza la población residente en el extranjero y de los créditos de China.

En lugar de favorecer un desarrollo perdurable con un fomento encauzado y asistencia a la construcción e intensificación de la infraestructura, a menudo las organizaciones humanitarias sólo distribuyen ayudas, incluso en épocas con récord de cosechas como en 2001 en Etiopía. Todos los años se importan unas 800 000 toneladas de cereales, de las que por lo menos el 30% acaba en el mercado libre.

Con ello se hunden los precios del mercado propio y en consecuencia, muchos campesinos en vez de cereal sólo plantan khat, una droga para mascar. Las empresas comerciales estatales ganan un buen beneficio con las ayudas y a la hora de distribuir favorecen con frecuencia a la propia gente, ya sean miembros de la etnia o también aliados políticos.

¿Por qué millones de personas mueren de hambre?

¿Se deben las hambrunas sólo a factores climáticos? La respuesta a esta pregunta es un contundente «no». Contribuyen también el atraso económico, los métodos de cultivo anticuados, los conflictos por los territorios y las tensiones entre diferentes etnias y grupos religiosos (en ambos países hay casi un 50% de musulmanes y un 40% de cristianos), el uso del hambre como estrategia bélica, los destierros con la consiguiente ruptura de estructuras familiares, el sida (en Etiopía hay casi 2 millones de infectados) e incluso la forma en que se concede la ayuda al desarrollo internacional.

Pero estos problemas no se limitan a Etiopía y Eritrea. En África hay 200 millones de personas desnutridas y la sequía raramente es la causa principal. Las guerras civiles desempeñan un papel decisivo pues producen inestabilidad. La miserable administración, la corrupción, los muchos años sin invertir en agricultura, el crecimiento demográfico descontrolado y la división del suelo agrario en parcelas mínimas son problemas de los propios países. Pero que África se convierta en mercado de consumo de bienes del primer mundo es un problema que, aunque casi siempre bienintencionado, se importa a los países del Tercer mundo desde fuera.

Hambre en el Mundo Desnutrición y Analfabetismo Mundial

Hambre en el Mundo Desnutrición y Analfabetismo Mundial

16 DE OCTUBRE DÍA MUNDIAL DE LA ALIMENTACIÓN

Sin palabras Muchos de los 1020 millones de personas hambrientas que hay hoy en el mundo son niños, con una taza de micronutrientes diaria, no tendrían hambre. Vale 0,25 U$s. Cada segundo se gastan 1,500,000 dólares en armamentos. Con una reducida fracción de ellos s podría cambiar la situación de los niños hambrientos.

Se proclama el 16 de octubre de 1979, por la Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO),con el propósito de concientizar a las poblaciones sobre la problemática de la alimentación a nivel mundial y para fortalecer la solidaridad, promoción y protección de la salud, a través del derecho a la alimentación en la lucha contra el hambre y la desnutrición en las poblaciones.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

Historia: Documento Real Sobre el Hambre del profesor Sergius Morgulis:

El Hambre no sólo destruye la salud y el cuerpo, sino que es, aún en mayor grado, un destructor de la moral y del carácter. En dura lucha para conservar la vida, se anulan todos los escrúpulos, el vecino se levanta contra el vecino y los fuertes no dan descanso a los débiles. Con la maravillosa fuerza de su sencillez una crónica rusa del siglo XIII relata los horrores del hambre en la provincia de Novgorod:

«Estábamos todos furiosos de irritación; un hermano se levantaba contra su hermano, un padre no sentía piedad por el hijo, las madres no tenían merced para sus hijas; negábamos a nuestro vecino una migaja de pan. La caridad nos había abandonado; sólo la tristeza, la melancolía y los lamentos habitaban dentro y fuera de nuestras viviendas. Era indudablemente una visión amarga; veíamos cómo los niños lloraban pidiendo por caridad un poco de pan; pero todo era en vano y caían muertos como moscas».

Todavía eran más aterradoras las consecuencias del hambre. Sólo podemos obtener informes muy vagos de la realidad de los efectos que dejaba el hambre. Prugavin nos habla de miles de campesinos que sufrían escorbuto, tifus exantemático, gripe y diarrea en la terrible hambre que se extendió por las provincias centrales de Rusia en 1898.

Largo tiempo después del hambre, todavía casi todos los niños sufrían de erupciones cutáneas, de raquitismo, de diarreas y de inflamación purulenta de los ojos. Los médicos que fueron a los distritos afectados para socorrer a las víctimas del hambre notaron la gran proporción de personas con graves enfermedades de los ojos.

La gran hambre irlandesa de 1848 dejó también gran cantidad de hombres y mujeres ciegos. El doctor Emmet informa que el número de ciegos aumentó desde 13.812 en 1849, hasta 45.947 en 1851 … Se trata de un efecto específico de ciertos tipos de inanición y se encuentra invariablemente en todos los casos de grave déficit nutritivo.»

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

ALIMENTOS POR EXCELENCIA:

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/hambre1.jpg

LA POBREZA MATA: «El mundo está recorrido por olas de  cambio científico y tecnológico. Se suceden las rupturas epistemológicas y los cambios paradigmáticos, en numerosas disciplinas. Crecen a diario nuevas áreas del conocimiento como la genética, la microelectrónica, La informática, la robótica, la ciencia de los materiales, la biotecnología, las ciencias de la comunicación y muchas otras»

El stock tecnológico básico está siendo totalmente renovado, y a humanidad tiene una excepcional capacidad para producir bienes y servicios de nuevo cuño. Es posible ampliar fuertemente la esperanza de vida, tener cosechas plurianuales fuera de estación, conectar la computadora, el televisor y el teléfono, fabricar autos movidos por electricidad, y muchos otros desarrollos casi no soñables poco tiempo atrás.

Sin embargo, los beneficios del progreso tecnológico están llegando sólo a un sector del género humano. Grupos masivos están excluidos, y  luchando por asegurar las necesidades más básicas  de sus familias. Todos los días perecen cerca de 26.000 niños por causas totalmente enfrentables, ligadas a la pobreza.

Casi la mitad de la población de un plañera con enormes capacidades de producción se halla por debajo del nivel de la pobreza, y la quinta parte, en indigencia o pobreza extrema. Si utilizaran todo lo que ganan solo para comprar alimentos  igual no les alcanzaría.

Cada año mueren 18 millones de personas por causas vinculas  a la pobreza. La mayor parte niños. La gran mayor parte evitables.» Bernardo Kliksberg

HAMBRE MUNDIAL: Más de mill millones de personas del mundo están subalimentadas, esto es, disponen de menos de 1.900 calorías diarias. De este número, 820 millones se encuentran en países en vías de desarrollo, en contraste con las 823 millones que había en 1990.

Este informe anual publicado ayer por la FAO, Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, no muestra ninguna mejora en estos últimos diez años. En la Cumbre Mundial sobre la Alimentación de noviembre de 1996, los jefes de Estado y de gobierno de 180 países se fijaron como objetivo reducir a la mitad para el 2015 la cantidad de gente con hambre.

De todos modos, es cierto que a raíz del crecimiento demográfico, la proporción de personas subalimentadas en los países pobres pasó de un 20% en 1990-1992 a un 17% en 2001-2003. Este cambio sigue siendo débil. “En realidad, no se logró ningún progreso» admitió Jacques Diouf, director general de la FAO, para quien esta baja de 3 millones en la cantidad de personas subalimentadas en los países pobres “puede deberse aun error estadístico.

Según la organización, “las tendencias más recientes son verdaderamente preocupantes”. Muestran un aumento de 26 millones de personas desnutridas entre 1995-1997 y 2001-2003, luego de una baja de 100 millones en los años 80. La mediocridad de estos resultados oculta importantes disparidades regionales.

Asia y el Pacífico registraron progresos reales, con excepción de Corea del Norte, Bangladesh y Pakistán. En China solamente, la cantidad de personas desnutridas disminuyó en 45 millones. Latinoamérica registra mejoras también, salvo en Venezuela.

La FAO subrayó que la cantidad de personas subalimentadas aumentó en Cercano Oriente, en el norte de Africa y en la región africana al sur de Sahara. Esto hizo que la cantidad de desnutridos pasara en 10 años de 169 a 206 millones, cuando los objetivos fijados en 1996 hablaban de la necesidad de llevar esa cifra a 85 millones para 2015. Los países con mayor peligro son también los que pasaron por guerras, como Burundi, Eritrea, Liberia, Sierra Leona o la República del Congo.

Si se tienen en cuenta los resultados de estos últimos años, sólo el este asiático logrará disminuir en más de la mitad su cantidad de desnutridos, mientras que el sudeste asiático la reducirá sólo en un tercio, como Latinoamérica.

En el Cercano Oriente y en el norte africano, la situación se agravará, de hecho, ya que las personas subalimentadas serán 36 millones en 2015, luego de las 24 millones que hubo en 1990.

Es en la zona africana al sur del Sahara en donde la situación es la peor. Y así se mantendrá, al parecer. El informe de la FAO muestra que la concentración del hambre en las zonas rurales demuestra que sin inversiones fuertes para el desarrollo rural y agrícola, no podrá haber ninguna mejora significativa.

Sin palabras Muchos de los 1020 millones de personas hambrientas que hay hoy en el mundo son niños, Con una taza de micronutrientes diaria, no tendrían hambre. Vale 0,25 U$s. Cada segundo se gastan 1,500,000 dólares en armamentos. Con una reducida fracción de ellos s podría cambiar la situación de los niños hambrientos.

El hambre El hambre no es sólo la manifestación de la necesidad de comer, significa la privación continua de alimentos suficientes, lo que impide llevar una vida sana y digna. El hambre, padecida durante los primeros años de vida, retrasa el desarrollo físico y mental de los niños y los deja más vulnerables a las enfermedades.

El grado de nutrición se mide por las calorías consumidas por persona. La cantidad de calorías necesarias depende de varios factores: edad, sexo, clima, peso promedio por persona y tipo de ocupación.

Así, por ejemplo, la FAO estableció en 3.000 calorías diarias las necesidades mínimas para un hombre activo de 75 Kg. de peso, y 2.400 para un hombre del mismo peso con vida sedentaria y 4.500 calorías diarias para los que realizan trabajo manual pesado. Actualmente, la FAO considera que, por debajo de 2.500 calorías diarias promedio/habitante hay problemas serios de desnutrición. Por debajo de 1.900 calorías diarias hay problemas graves de hambre.

AMPLIACIÓN DEL TEMA: Cada año, en los países en vías de desarrollo, nacen algo más de 20 millones de niños con insuficiencia de peso. El crecimiento de uno de cada tres niños se ve alterado a causa de una subalimentación crónica y los daños infligidos se consideran irreversibles.

Según la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), «desde hace dos décadas, las situaciones de emergencia alimentaria son cada vez más numerosas. Durante la década de 1980, se registraban unas 15 por año; desde el cambio de milenio, el promedio se elevó a más de 30. Este aumento afecta sobre todo a África, donde las crisis alimentarias son casi tres veces más frecuentes».

Entre las causas naturales del problema, las sequías ocupan el primer lugar. Un acceso adecuado al agua incrementa los rendimientos agrícolas y permite a las poblaciones mejorar su alimentación: en todo el mundo, el 17% de las tierras agrícolas irrigadas genera el 40% del total de los productos alimenticios.

Otras razones, como las inundaciones, las heladas o la invasión de langostas inciden también en esta situación. Pero las causas humanas (conflictos, desplazamientos poblacionales, decisiones económicas) intervienen cada vez más, y originaron algo más del 35%> de las emergencias alimentarias en 2004, contra el 15% que se registraba en 1992. Para la FAO, «los factores de origen humano y natural suelen potenciarse unos a otros, generando las crisis más graves y duraderas. Entre 1986 y 2004, fueron 18 los países que estuvieron en crisis más de la mitad del tiempo y, en todos los casos, la guerra o los problemas económicos y sociales habían provocado o agravado la situación».

En materia económica, las orientaciones neoliberales impuestas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, con el consentimiento de los gobiernos locales, tienen una enorme gravitación en el aumento de la inseguridad alimentaria, al exigir la eliminación de los subsidios a los productos de primera necesidad y destinar prioritariamente las riquezas producidas al pago de la deuda externa.

La feroz liberalización de las economías de los países en vías de desarrollo, erigida en dogma en los «planes de ajuste estructural» de los organismos financieros internacionales, contribuye a desorganizar la producción agrícola en el Sur. La situación se agrava por los subsidios agrícolas de los países del Norte y las reglas desiguales del comercio mundial.

Además, la ayuda externa a la agricultura cayó fuertemente en términos reales desde 1980: para África, la ayuda exterior por persona empleada en la agricultura no supera el 25% de la que se registraba en 1982. Las donaciones, sobre todo, se conceden en función de criterios geoestratégicos y no benefician a los países que más las necesitan.

PRODUCCIÓN EN CAÍDA: La propagación del sida es también un factor determinante. En África Austral, al menos una de cada cinco personas que trabajan en el sector agrícola morirá antes de 2020, lo que amenaza seriamente el acceso a la alimentación de los habitantes de la región. De hecho, el crecimiento de la producción agrícola y pecuaria en el mundo viene frenándose desde hace algunos años y, según la FAO, «la baja tasa de crecimiento en 2002 (menos del 1% a nivel mundial) involucra una caída de la producciónpor habitante».

El África Subsahariana se encuentra en una situación crítica: «es la única región donde la producción de plantas comestibles por habitante no aumentó en el transcurso de los últimos 30 años. Tras un marcado descenso en la década de 1970 y a comienzos de los años ’80, se estancó y aún se encuentra en los niveles registrados hace 20 años». Un ejemplo patético es la República Democrática del Congo. En este país rico en recursos naturales, el 71% de los habitantes padece hambre. De los 35 países que enfrentan graves carencias alimentarias, 24 son africanos, lo que revela el fracaso del modelo actual.

Hambre en Sahel África Sequia, Langostas Arrasan Cosechas en África

Hambre en Sahel África – Langostas Arrasan Cosechas en África

El caso del Sahel: El hambre en el mundo en general y en la zona del Sahel en especial no es una catástrofe con un claro desencadenante. Se trata de una calamidad insidiosa que se ha convertido en un estado permanente, y que a lo largo de los años ha evolucionado en tragedia humana. Sahel, en árabe, significa «costa» u «orilla». Fue el botánico francés Auguste Chevalier (1873-1956) quien hacia 1900 generalizó este término para la zona que incluye el borde meridional del Sahara.

Se trata de un área semiárida de transición entre el desierto y la sabana, que se extiende a través de África desde el Atlántico hasta el mar Rojo y una pequeña parte del océano Índico. Rigurosos períodos de sequía en este territorio han tenido consecuencias terribles para la población, que con intervalos de tan sólo unos pocos años padece continuas hambrunas.

Hambre en Sahel Africa Sequia, Langostas Arrasan Cosechas en AfricaEsta situación de hambrunas crónicas es común a un grupa de países de la zona del Sahel: Senegal, Malí, Mauritania, Burkina Fasso, Níger y Chad.

Estos países tienen condiciones climáticas y naturales parecidas y son víctimas de la ofensiva del desierto, que ya ha devorada la mitad de su territorio. Tienen un pasado colonial común y la mayoría continúan prisioneras en el embrollo de la dependencia neocolonial.

Los rasgas sociales, geográficas, climatológicas e históricas de este grupo de países permite afirmar que el problema del hambre tiene los mismas orígenes en todos (con variaciones insignificantes).

Y hay diversas elementos de carácter social que aún lo hacen más grave.

En la mencionada región se registra una reducción constante de la población rural, mientras que la productividad del trabaja agraria no tan sólo no crece, sino que incluso tiende a disminuir.

Otra ejemplo alarmante es el abandona del campo par parte de la juventud, hecha que priva a la agricultura de la mano de abra can más rendimiento.

Entre el resto de causas importantes de las crisis alimenticias en el área saheliana, hay que citar también el clima desfavorable, la escasa fertilidad del suelo tropical y el problema del agua, porque no hay sistema de irrigación y el Estado concede poca atención a este factor.

De todas formas, y pese a la importancia que tienen los factores climatológicas y naturales, éstas no llegan a ser decisivos.

Con un verdadera interés internacional y un esfuerza par parte de las países ricas se podrían financiar proyectas para impedir la desertización del suela y fomentar el aprovechamiento del agua. Convendría, también, que hubiera un verdadero cambia en las estructuras económicas mundiales y unas nuevas relaciones en el comercio internacional que eliminaran la dependencia de los países subdesarrollados.

El hambre, un mal extendido
En el África moderna el hambre es un mal muy extendido. Muchos países del continente no están en condiciones de producir suficientes alimentos para su población. Por ello, sus habitantes están supeditados a las importaciones, para las que a su vez no se dispone de suficientes medios financieros.

Eso significa que dependen de la benevolencia de las naciones ricas industrializadas que les apoyan en forma de ayuda al desarrollo. Pero la ayuda al desarrollo no es meramente altruista, es también un negocio, ya que se devuelve con un pago de intereses continuo.

Algunos de los factores que sobre todo en la zona del Sahel han desempeñado una y otra vez un papel decisivo son las sequías, la aridez del suelo, ya de por sí muy seco, las oscilaciones del clima, la erosión y los ataques de parásitos, en especial las bandadas de langostas; todo ello produce la pérdida continua de las cosechas con catastróficas consecuencias para la población.

A esas condiciones naturales que el ser humano se ha visto obligado a afrontar allí desde siempre, se unen otras causas importantes de la escasez de alimentos, como es por ejemplo la inestabilidad política con enfrentamientos armados, sobre todo guerras civiles en las que el hambre se emplea intencionadamente como estrategia bélica. Pero también la corrupción y la mala economía unidas a una política comercial desastrosa para la agricultura africana son elementos clave del hambre y el sufrimiento de la gente.

En otras partes del continente negro también resulta entre tanto decisiva la epidemia de sida, que al diezmar a gran parte de la población trabajadora tiene efectos económicos sobre la agricultura y por lo tanto sobre la alimentación de los habitantes. Según datos de la ONU, desde 1985 han perecido 7 millones de agricultores en 25 países africanos; otros 15 millones de personas están amenazados de muerte.

Entre la sabana húmeda y el Sahara
La zona del Sahel abarca un territorio de 3 millones de km2. El cinturón seco se extiende desde el Atlántico hasta el mar Rojo y una pequeña franja del océano Índico. En esa zona se encuentran diferentes regiones (por ejemplo, el norte de Senegal, el sur de Malí) de diez estados: Senegal, Mauritania, Malí, Burkina Faso. Níger, Nigeria, Chad, Sudán, Etiopía y Eritrea, que, sin excepción, se cuentan entre los más pobres del mundo. El borde meridional de la zona del Sahel forma la sabana espinosa, que luego pasa a ser la sabana seca y después la húmeda, la cual se une finalmente por el sur a la selva tropical.

El borde septentrional de la zona del Sahel llega hasta el Sahara y tiene por tanto un clima cálido y seco. Según esta distribución, los diferentes territorios reciben más o menos precipitaciones, que oscilan entre los 20 mm. al norte y los 500 mm. al sur, sobre todo en época de monzón, de los meses de junio a septiembre.

Desde comienzos de la década de 1960, esas precipitaciones son cada vez menores y el Sahara avanza insidiosamente hacia el sur. La temperatura media es relativamente alta, unos 20 ºC, por lo que la escasa lluvia que cae en los pocos meses húmedos sufre una fuerte evaporación. La propia tierra absorbe muy poca humedad. Las consecuencias son las sequías, la pérdida de cosechas y el hambre.

Exceso de población y de pastoreo
Las escasas precipitaciones de las últimas décadas por una parte y la enorme explosión demográfica por otra, unidas a la existencia de ganados cada vez mayores, han causado un excesivo pastoreo en la ya de por sí parca vegetación. El número de reses, que ha aumentado intensamente, se come las pocas plantas con raíz incluida. Además, los animales pisotean el suelo duro y seco, que se hace más denso y por tanto más propenso a que el viento arrastre su capa superior; el desierto se expande.

De vez en cuando ha habido períodos más ricos en lluvia, por lo que los campesinos, que en principio eran nómadas, ya no se trasladan con sus ganados en pos de la humedad, como hacían en siglos anteriores, y en cambio se fían de las perforaciones de pozos.

También las zonas de cultivo se extienden cada vez más hacia el árido norte, haciendo necesario el riego artificial. Como consecuencia, también aquí se ha perforado una cantidad jada vez mayor de pozos y, lo que es peor, sin planificación, algo que con el paso del tiempo produce una reducción drástica del agua freática. El equilibrio ecológico de ese cinturón seco se ha alterado sensiblemente, lo que ocasiona el avance de la desertización, es decir, del Sahara. 3ntre 1968 y 1973 especialmente, así como de 1982 a 1984, esto condujo a la catástrofe.

El hambre y las enfermedades infecciosas costaron la vida a miles de personas. Muchos de los Tuareg que vivían en el Sahel se trasladaron al sur tras perder sus ganados y se instalaron en las míseras periferias de las ciudades del borde meridional de esa zona.

El sector agrícola en el mundo ha tenido en 2007 una producción record de 2.300 millones de toneladas, un 4% más que el año anterior. Desde 1961 la producción mundial de cereales se ha triplicado, mientras que la población se ha duplicado. Las personas consumimos menos de la mitad de esta producción mundial, la mayor parte se utiliza para consumo animal, y cada vez más, para biocombustibles.

«Hemos permitido que los alimentos sean transformados de algo que alimenta a las personas y les asegura el sustento, en una simple mercancía para la especulación y los negocios», indica Grain. La última gran hambruna de la franja del Sahel fue en 2005. Se trata de «emergencias cíclicas», predecibles, que no surgen por sorpresa y que pueden evitarse con los recursos que la humanidad tiene en el siglo XXI. Un asunto de ética y desarrollo humano.

Sin lluvia no hay cosecha ni dinero, sólo hambre: El responsable a nivel internacional de los programas de alimentación y de la distribución de Hambre en Sahel Africa alimentos es Naciones Unidas. Toda persona debería disponer diariamente de 2100 calorías.

En períodos de hambruna eso supone tener que llevar a los territorios afectados, con la mayor brevedad, toneladas de alimentos en forma de arroz o maíz, lentejas, alubias, aceite y cantidades más pequeñas de sal y azúcar. Ello crea, entre otras cosas, un gran problema de logística.

El transporte por los territorios en guerra es a menudo imposible por cuestiones de seguridad; la consecuencia es una inminente escasez de alimentos. Niños y ancianos sufren desnutrición crónica

. La situación es alarmante en Níger, pero también en Malí, Mauritania o Burkina Faso, y las reservas están agotadas.

En las últimas décadas no son tantas las personas que han muerto de hambre en sí, aunque debilitadas por el hambre y la continua desnutrición y a causa de las secuelas de infecciones como la tuberculosis, el tifus y últimamente el cólera han muerto cientos de miles. También ha muerto el ganado; sólo en Mauritania se perdieron 1,6 millones de reses y hubo que traer nuevos rebaños.

La zona del Sahel se ha extendido en los últimos años hasta las islas de Cabo Verde. El poder colonial portugués taló la madera de todas las islas dando lugar a la erosión del suelo, y donde no hay árboles cada vez llueve menos. También Gambia, antigua colonia británica, está amenazada por la desertización. Cada vez se pierden más cosechas.

La Desnutrición en África Causas del Subderarrollo y Hambre

Causas de la Desnutrición en África

ANTECEDENTES: El mundo poscolonial empezó a gestarse una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial y tuvo su gran momento inicial en 1947, con la independencia de la India. A partir de entonces, se vinieron abajo los fundamentos geopolíticos del orden colonial establecidos por Europa desde el siglo XVI. Pronto aparecieron algunas de las características más significativas del nuevo período: la ola de emancipación en Asia y África, los nacionalismos del Tercer Mundo que se cobijaron a la sombra de la política de bloques marcada por la Guerra Fría, el grupo de los Países No Alineados y la inmigración hacia los países industrializados.

La alternativa socialista al neoliberalismo occidental dio marcha a la primera etapa del movimiento anticolonialista, pero la caída del comunismo dejó paso al pesimismo poscolonial y a la teoría ejemplar, en muchos casos, de que modernización era igual a occidentaliza-ción. El subdesarrollo se convirtió en uno de los problemas estructurales más graves de la mayoría de los países africanos, asiáticos y sujetos a una asfixiante dependencia económica y social de los países más desarrollados.

A falta del colonialismo clásico, se impuso el neocolonialismo. La teoría poscolonial, utilizada como arma crítica a partir de la década de 1980, trató diversos aspectos de las sociedades que sufrieron el colonialismo y tuvo gran popularidad en los medios académicos de Estados Unidos, especialmente en los estudios de antropología, etnología, historia y literatura.

Las crisis cíclicas africanas: En los últimos años el epicentro de la crisis alimenticia el mundo en desarrollo se ha trasladado del sur de Asia continente africano. La sequía en África: Hacia mediados de la década de los años ochenta la situación adquirió dimensiones especialmente graves en los países del Sahel, Etiopía, Sudán y algunos Estados del sur de África.

África muere de hambre: Cuarenta millones de personas en África sufren de hambruna a consecuencia de las sequías que afectan al continente. Según el Programa Mundial de Alimentos (PMA) los países del Cuerno de África y del sur del continente necesitan asistencia de manera urgente. Sólo en Etiopía y Eritrea entre 10 y 14 millones dependen de la ayuda internacional. Sólo en el cuerno de África hay más de 10 millones de personas afectadas. «Si los donantes responden con rapidez estamos a tiempo de evitar una catástrofe humana de graves proporciones», aseguró James T. Morris director del Programa Mundial de Alimentos.  «Si no se toman medidas, el año próximo asistiremos a una devastadora oleada de sufrimiento y muerte», (Fuente Consultada: 2002, BBC)

Según datos de la ONU, en la zona del Sahel el grado de autoabastecimiento alimentario se redujo del 98% al 65% en 1973 y al 55% en 1985. En la región saheliana, 4 de cada 10 niños y 6 de cada 10 mujeres embarazadas sufren anemia como consecuencia de la subalimentación crónica. En el año 1970 a cada africano le correspondía una media de 220 kg de alimentos básicos por año, mientras que ahora es sólo de 180 kg. Además, allí donde no se alcanzan formas de siniestro catastrófico, el hambre está presente de una manera «latente».

niños africanos comiendo

Conclusiones del Simposio Internacional sobre
«El hambre en los países afro-asiáticos; problemas pendientes de solución», celebrado en Praga en 1985


La falta de alimentos en el Tercer Mundo:
Entre los problemas socioeconómicos que hay que resolver en los países que se acaban de
independizar en las últimas décadas. destaca el de los alimentos por sus efectos particularmente dramáticos. Muchos datos la demuestran: en el mundo en vías de desarrollo hay más de 1.000 millones de personas que sufren hambre, desnutrición o subalimentación. mientras que el valor de los alimentos que se consumen, calculado en calorías per cápita y en contenido proteínico es. respectivamente, un 50% y un 100-200% más bajo que en los Estados capitalistas industrializados.

Sobre el fondo de la profunda desigualdad económica y social que existe en la mayoría de los países del área considerada, la penuria absoluta de alimentos hace que el hambre sea un fenómeno crónico que afecta a millones de personas, sobre todo a los sectores más pobres de la población. Veamos algunos datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO): a principios de los años setenta el total de los que sufrían hambre era de 400 millones, y en 1980 llegaba ya a los 500 millones.

A medio decenio actual esta cifra oscila entre los 600 y los 700 millones. Se toma como criterio de hambre el grado extremo determinado por el “nivel crítico» de las necesidades energéticas del organismo humano, es decir, un nivel mínimo que sólo permite subsistir al lado de la muerte por inanición.

Las causas del hambre

Muchos de los nuevos países que se independizaron en las décadas del 60 y 70 de las potencias coloniales europeas presentaban un cuadro desalentador, con una economía dependiente de la exportación de productos agrícolas y materias primas, una mínima industrialización, escasa infraestructura, altos índices de analfabetismo, elevado crecimiento demográfico, subalimentación, enfermedades… En medio de un clima internacional marcado por la Guerra Fría, estaban abocados irremediablemente a inclinarse por uno de los dos bloques mundiales. Alarmados por la situación en el mundo, sobre todo tras la guerra de Corea, tomaron la iniciativa de mantenerse alejados del enfrentamiento Este-Oeste. Poco a poco, la neutralidad pasiva se convirtió en un activo no alineamiento. El Tercer Mundo, término acuñado en la década de 1950 para marcar distancias con respecto a los otros dos mundos, el capitalista y el comunista, engloba a los países menos desarrollados de África, Asia y Latinoamérica.

[…] Las causas que impiden dar solución al problema alimenticio hay que buscarlas en la dependencia económica respecto a los centros capitalistas, en las crisis cíclicas que sufre el sistema capitalista y en la explotación de sus recursos humanos y naturales con medios neocolanialistas. Uno de los obstáculos más serios que imposibilita el autoabastecimiento alimenticio del Tercer Mundo es la división del trabajo, en la esfera de la producción de alimentos, entre los Estados capitalistas industrializados y los países en desarrollo. Alrededor de 100 consorcios transnacionales controlan, de hecho, todo el agrobusiness, y tienen la agricultura de decenas de países sometida a sus intereses.

Como resultado, la agricultura del Tercer Mundo produce mercancías que no pueden cubrir las necesidades alimenticias de la población, pero que tienen una fuerte demanda en el mercado capitalista mundial. He aquí lo que escribe el experto norteamericano Albert L. Huebner: “Existe la opinión de que África es una especie de esponja que sólo puede subsistir gracias a la ayuda alimenticia masiva y directa del exterior. Pero, de hecho, es una fuente rica y perenne de productos que consumen diariamente los países desarrollados: carne, legumbres, té, café, cacao, azúcar e incluso flores naturales para adornar las mesas de las comidas”.

La situación de subdesarrollo imperante en muchos países del Tercer Mundo se debía tanto a la ausencia de estructuras económicas y sociales adecuadas para el desarrollo como ala dependencia económica y social heredada de la etapa colonialista. A ello se sumaba la falta de cuadros dirigentes experimentados, el poco peso de las clases medias y la inestabilidad política. Por si fuera poco, el Tercer Mundo se convirtió con frecuencia en el escenario de las rivalidades y conflictos que enfrentaban a las grandes potencias.

El hambre en el mundo: La FAO considera que el mínimo alimenticio vital para un individuo adulto está en torno a las 2.500 kilo/calorías y los 60 gramos de proteínas diarias y que son imprescindibles al menos 1.500 kilo/calorías diarias para mantener la vida. En más de 60 países del mundo, las calorías disponibles son inferiores a las mínimas necesidades de superviviencia. En 1989, el suministro diario apenas llegaba a las 1.700 kilo/calorías en países como Mozambique, Etiopía o Chad, mientras en los países ricos, superaba las 3.400. Los países donde existen estos problemas están situados en el área del Tercer Mundo y la inmensa mayoría corresponden al continente africano.

Fuente Consultada:
Revista TIME – Historia del Siglo XX – La Descolonización de África –

Boy Scout Historia del Origen del Movimiento Scouts Sus Origenes

Boy Scout: Historia del Movimiento Scouts

 El general Robert Stepbenson Smith BadenPowel

El general Robert Stepbenson Smith BadenPowell (imagen izq.), comandante de una división de caballería, a fines del siglo XIX y comienzos del XX, fue uno de los más brillantes oficiales que la reina Victoria envió a luchar contra aquellos magníficos. guerrilleros que fueron. los “boers” de De Wet y de Botha, y que decididamente enfrentaron a los ingleses durante la conquista de la región de Transvaal y de Orange.

La idea de los scouts inicia en el sitio a Mafeking, en África del sur, durante la Guerra de los Bóer (1899 – 1902), donde Baden-Powell servía como el oficial en jefe. Baden-Powell defendió el pueblo de los Boers holandeses (conocidos después como Afrikaners), quienes superaban a sus tropas en proporción de 8 a 1. El formó el «Cuerpo de Cadetes de Mafeking» para servir de soporte a sus tropas. El cuerpo consistía completamente en chicos voluntarios. Baden-Powell entrenó a los jóvenes en labores principalmente estratégicas más que bélicas, realizando labores como centinelas, rastreadores, ordenanzas y mensajeros en forma impecable, ayudando en la increíble defensa del pueblo durante varios meses.

Y fue durante la fatigosa campaña sudafricana, que el valeroso general de caballería tuvo ocasión de mostrar los óptimos resultados que se pueden obtener, cuando al dirigirse a los jóvenes se apela a su instintiva generosidad y se demuestra tener absoluta fe en ellos, especialmente en su lealtad.

Apenas terminó la guerra contra los “boers”, Baden-Powell retornó a su patria, Inglaterra, donde luego de recibir muchos honores, renunció a la vida militar y fundó, pocos años después, en 1907, un campo experimental en la isla de Brownsea.

El núcleo de jóvenes que participaban en aquel campo constituyó él grupo inicial de la organización. que debían integrar, en poco tiempo, varios millones de jóvenes dispersos por todo el mundo. El mismo Eduardo VII, flamante .rey de Inglaterra, había aconsejado al fiel oficial a interrumpir la carrera militar y dedicarse totalmente a la organización de los “boy scouts”, es decir de los “muchachos exploradores”, para quienes el mismo Baden-Powell había dictado un reglamento en su libro Scouting for boys (Scoutismo para muchachos).

La ley scout:

El Scout ama a Dios y vive plenamente su fe.

El Scout es leal y digno de toda confianza.

El Scout es generoso, cortés y solidario.

El Scout respetuoso y hermano de todos.

El Scout defiende y valora la familia.

El Scout ama y defiende la vida y la naturaleza.

El Scout sabe obedecer, elige y actúa con responsabilidad.

El Scout es optimista, aún en las dificultades.

El Scout es económico, trabajador y respetuoso del bien ajeno.

El Scout es puro y lleva una vida sana.

boy scout

Las normas contenidas en aquel libro, que forma parte de una obra más voluminosa intitulada Charlas de viva que, enseñan a los muchachos las reglas elementales para vivir alegre y gallardamente, en contacto con sus compañeros, formando “un carácter recto y honesto, un cuerpo sano y una conciencia siempre despierta”. Mientras los precedentes métodos de educación tenían, cual más cual menos, una forma de coacción; esta vez surgía un sistema con una base de voluntariedad por la educación, capaz de atraer a los jóvenes fuera de cualquier escuela, habituándolos a no tener en consideración un interés egoísta.

Todo “boy scout” es diestro en el arte de hacer nudos, de cualquier clase que fueren. La tendencia a hacer travesuras, instintiva en todo muchacho, está orientada por las normas del “boy scout” hacia un fin de bien. Baden-Powell invita a los muchachos al gran fuego por él creado con estas palabras: “La aventura os espera en vuestra puerta, muchachos: no la dejéis escapar.”

Esta innovación educativa encontró el favor de una gran cantidad de educadores, de pedagogos, de hombres políticos, y el cuerpo de “boy scouts” se convirtió pronto en una realidad efectiva con ramificaciones en Francia, Italia, Estados Unidos y otros países.

En todas las naciones las manifestaciones de agrupaciones de este tipo se sucedieron de manera tal, que en poco tiempo los. “lobitos” (es decir, los niños de 8 a 12 años), los “exploradores” (los de 12 a 16 años) y los “pioneros” o rovers” (los de 17 a 21 años), se esparcieron por todos los caminos del mundo, instalando campamentos bajo la supervisión de instructores especializados que adiestraban y ayudaban a poner en práctica la “ley del explorador” que se compone de los siguientes diez artículos: 1°, el explorador considera un honor inspirar fe; 2°, es leal con la patria, con sus padres, con sus jefes y. con sus superiores en general; 3°, está siempre pronto a servir al prójimo; 4°, es amigo de todos y hermano de cada explorador; 5°, es cortés y caballero; 6°, es bondadoso con los animales; 7°, obedece inmediatamente las órdenes de sus padres y de sus superiores; , sonríe y canta aún en medio de las dificultades; 9°, es trabajador y económico; 10°, es puro de pensamientos, de palabras y de acciones.

Es fácil deducir que, debido al completo respeto que se tiene por el decálogo, los exploradores formen un grupo homogéneo de jóvenes, habituados a afrontar cualquier situación y a comportarse con valor en cualquier momento por grave que fuere, y se comprende entonces el fervor que, siguiendo el ejemplo de su fundador Baden-Powell, ha armado y anima a todos aquellos que forman parte de esta hermosa realidad en el mundo entero.

El desarrollo de esta organización ha sido maravilloso. Hoy en día, toda Europa, América y el Oriente cuentan con filiales importantísimas de este interesante movimiento juvenil, y el total de los “boy scouts” en todo el mundo llega a más de quince millones, quienes en el momento de inscribirse pronuncian el siguiente juramento: “Prometo por mi honor hacer todo cuanto esté a mi alcance:
1°, para cumplir mi deber para con Dios y con la patria;
2°, para ayudar a los demás en cualquier circunstancia; y
3° para observar fielmente la ley del explorador.

En el año 1957 se celebró el centenario del nacimiento del general Baden-Powell.