La Revolución Industrial

Normas de Trabajo en las Fabricas de la Revolucion Industrial Inglesa

Normas de Trabajo en las Fábricas de la Revolución Industrial

Los trabajadores de las nuevas fábricas en la época de la Revolución Industrial estaban acostumbrados a un estilo de vida libre de supervisores. A diferencia del trabajo doméstico, en el que los obreros hilaban y tejían la ropa a su propio ritmo y tiempo, las fábricas exigían una nueva, rigurosa disciplina ajustado a los requerimientos de las máquinas. Esta selección se tomó de un conjunto de reglas de una fábrica de Berlín, redactado en 1844, característico de una compañía de cualquier parte donde se hubiera implantado el sistema fabril.


En cada gran obra, y en la coordinación de un gran número de trabajadores, el buen orden y la armonía deben considerarse como los fundamentos para el éxito y, por consiguiente, se deben observar de manera estricta las siguientes reglas:

1. La jornada normal de trabajo comienza en todas las estaciones a las 6 a.m. en punto, y termina—después de los usuales descansos de media hora para tomar el desayuno, de una hora para la comida y de media hora para la hora del té— a las 7 p.m., y deberá observarse este horario en forma estricta…

A los trabajadores que lleguen 2 minutos tarde se les deberá descontar media hora de su sueldo; quienquiera que llegue tarde, más de 2 minutos, no podrá comenzar su trabajo después del siguiente descanso; o al menos, se le descontará su salario hasta ese momento. Cualquier disputa concerniente al tiempo correcto se dirimirá teniendo en cuenta el reloj montado encima de la caseta del vigilante.

3.Ningún trabajador, ya esté contratado por jornada o a destajo, podrá retirarse antes del final de la jornada laboral sin haber recibido primero permiso del supervisor y sin haberle proporcionado su nombre al vigilante. La omisión de estas dos normas ocasionará una multa de 10 groschen de plata [diez centavos] pagaderos al fondo para enfermedades.

4.Los retardos consecutivos al trabajo serán causa de despido. Esto también se aplicará a quienes sorprenda ociosos un funcionario o supervisor y se nieguen a obedecer su orden de regresar al trabajo…

6.Ningún trabajador dejará su lugar de trabajo a meaos que sea por motivos relacionados con su puesto.

7.Toda conversación con los camaradas de trabajo está prohibida; si algún trabajador requiere información respecto de si labor, debe acudir al supervisor o al compañero de trabajo designado para ese propósito.

8.Se prohibe fumar en los talleres o en el patio durante la jornada de trabajo, y a quien se le sorprenda fumando deberá multársele con 5 groschen de plata para el fondo de enfermedades…

10.Las necesidades naturales deberán llevarse a cabo en los lugares apropiados, y a quien se sorprenda ensuciando las paredes, las cercas, las plazas, etc., lavándose la cara y las manos en el taller y no en los lugares asignados para ese propósito, será multado con 5 groschen de plata para el fondo de enfermedades…

12.Está por demás decir que todos los supervisores y los funcionarios de la empresa serán obedecidos sin ningún cuestiona-miento, y se les dará la debida deferencia. La desobediencia será castigada.

13.La suerte de quien sea sorprendido ebrio en cualquiera de los talleres será su inmediato despido.

14.Todo trabajador está obligado a informar a sus superiores de todo acto de deshonestidad o de apropiación por parte de sus compañeros trabajadores. Si omite hacerlo y se demuestra, mediante un descubrimiento posterior de la fechoría que él tenía conocimiento de ello en ese tiempo, estará sujeto a ser llevado al tribunal como cómplice v el salario que se le daba será retenido como castigo.

LOS LUGARES DE TRABAJO:

En todas partes, en el Viejo Mundo o en el Nuevo, en las grandes ciudades o en las pequeñas poblaciones, casi todos los hombres y también muchas mujeres dejan sus casas y se dirigen a trabajar a mil sitios distintos, ya sea oficina o taller, negocio o escuela, hospital o fábrica, etc. Todos éstos son «lugares de trabajo».

LAS FÁBRICAS. — Se multiplican en las ciudades y en los suburbios. En grandes galpones, en patios, sobre entarimados de acero, alrededor de máquinas, etc., trabajan miles de hombres, por lo común vestidos con mamelucos: son los obreros. De sus manos salen la mayoría de los productos elaborados, de uso o consumo cotidiano o frecuente.

LA OFICINA. —A casi todos nos resulta familiar la vida de trabajo en una oficina. Es fácil imaginar al hombre o mujer que, llegado a ella, se sienta y procede a despachar papeles, compilar documentos, efectuar cálculos y proyectos, etc. Todas las firmas: sociedades comerciales, reparticiones nacionales, etc., tienen sus oficinas propias, donde trabajan empleados.

EL COMERCIO. — Es notable la variedad de establecimientos comerciales. En una misma calle pueden estar, lado a lado, la tiendita con una sola vidriera, donde trabaja su propietario, y el gran almacén, donde muchísimos dependientes atienden al público.

EL TALLER ARTESANO. —En las viejas calles de las ciudades se encuentran, aún hoy, locales modestos, pero que tienen una historia memorable: los talleres de artesanía. Allí trabajan orífices, plateros, joyeros, artesanos de hierro batido, taraceadores, talladores, ebanistas, recamadores, etc.

OBRA EN CONSTRUCCIÓN. — Difícilmente se encontrará alguien que no haya tenido oportunidad de ver una obra en construcción. Ésta constituye un lugar de atracción para niños y para grandes. Siempre suscita interés el contemplar excavaciones, cimientos, mezcladoras de cemento, grúas, etc. Allí los albañiles, a las órdenes del capataz, trabajan en la construcción de un edificio.

EL LABORATORIO DE INVESTIGACIÓN. — Si entramos en un establecimiento químico, metalúrgico, farmacéutico, textil, o bien en un hospital, podemos encontrarnos en un salón claro y silencioso. Allí, hombres y mujeres vestidos con guardapolvo blanco trabajan junto a mesas sobre las cuales hay aparatos complicados, vasos, tubos, microscopios, hornillos, etc. Ese salón es un laboratorio de investigaciones, donde técnicos especializados (químicos, biólogos, farmacéuticos, médicos, bioquímicos, etc.) realizan estudios e investigaciones indispensables para la actividad del establecimiento, de la industria o del hospital.

EL ESTUDIO Y EL CONSULTORIO. — El médico y el dentista atienden a los enfermos en sus consultorios; el abogado recibe a sus clientes en el estudio jurídico; el ingeniero y el arquitecto hacen su trabajo en su estudio particular; el fotógrafo en el estudio fotográfico; el técnico de publicidad en el estudio publicitario; las películas se filman en estudios cinematográficos. Como se ve, las palabras estudio y consultorio indican distintos lugares de trabajo.

LA ESCUELA. — Incluso para los alumnos puede afirmarse que la escuela es un lugar de trabajo. Pero sobre todo lo es para maestros y profesores de toda clase y categoría (elementales, secundarios, universitarios, etc.). Y ésta, podemos decirlo sin temor de molestar a nadie, es una de las labores más nobles y útiles para todos.

LA CASA. — Existe un elevado porcentaje de gente que trabaja en su propia casa: dibujantes, pintores, escritores, artesanos, relojeros, bordadoras, modistas, dactilógrafos, reparadores de aparatos de radio, fotográficos y de máquinas de escribir, y muchos otros más. Y por fin, seamos justos, ¿no hay una persona que trabaja en casa, y mucho, sin recibir un centavo de sueldo? Cualquiera adivina de quién se trata: del ama de casa. Ella es, casi siempre, la primera en levantarse y la última en acostarse. Casi todas las casas, pues, son también lugares de trabajo.

Fuente Consultada:
Enciclopedia Estudiantil Tomo VIII CODEX

Historia del Telar – Lanzadera Volante en la Revolucion Textil

Historia del Telar – El Telar De Lanzadera Volante en la Revolución Textil

EL ARTE TEXTIL Si bien el arte textil se remonta a muchos siglos, casi milenios, de antigüedad, fue la Revolución Industrial del siglo XVII, principalmente en Inglaterra, la que impulsó la industria textil hasta llevarla a cumbres muy elevadas.

Un telar es cualquier dispositivo en el que un grupo de hilos paralelos, la urdimbre, se mantienen tensos, mientras que un segundo grupo de ellos, la trama, va quedando entrelazado con la mencionada urdimbre.

telar primitivo

En «El Romance de Alejandro», obra de ficción, escrita por Eustaquio de Kent, alrededor de 1250, figura esta ilustración que representa un telar de mallas.

En su forma más simple, el telar sólo consiste en un par de cilindros de madera, paralelos y horizontales, situados a determinada distancia uno de otro y sujetos en sus extremos por unas estacas que se clavan en el suelo; los hilos de urdimbre son tensados entre uno y otro cilindro.

Telares de este tipo todavía están en uso en muchos pueblos de cultura primitiva, como lo estuvieron en civilizaciones antiguas; en un plato egipcio del año 4000 a. de C. figura una representación de esta clase de telar, y en un bajorrelieve posterior, procedente de Mesopotamia, se observa un telar parecido.

Sin embargo, el arte de tejer es bastante más antiguo que esas representaciones primitivas; la historia del telar hunde sus raíces en el neolítico primitivo.

En efecto, se han hallado pequeños fragmentos de tejidos en varios yacimientos arqueológicos que pertenecen a principios del neolítico, del 8000 a. de C. en adelante, así como poleas de hueso o piedra (volantes), empleados en los husos de hilar y encontrados en lugares de la misma época.

El problema más importante que debió resolver el hombre primitivo era cómo hacer pasar con rapidez los hilos de la trama por encima y por debajo de los hilos de la urdimbre.

Se utilizó una varilla, actualmente denominada varilla de la calada, que pasaba de un lado a otro, por debajo de cada segundo hilo de la urdimbre; al levantar la varilla quedaba un espacio (calada) entre los hilos de la urdimbre, a través de los cuales pasaba el hilo de trama.

telar griego

Vaso griego del 450 a. de C. en el que aparecen Telémaco, Penélope y un telar vertical. Una serie de pesos mantiene tensos los hilos.

Sin embargo, el recorrido de vuelta todavía tenía que hacerse a mano, pasando el hilo en ambos sentidos, aunque con el tiempo se superó tal dificultad fijando los hilos que quedaban libres de la varilla de la calada a una segunda vara, la malla, mediante una serie de ondas de cordón.

Al levantar la malla se formaba un nuevo espacio entre los hilos de la urdimbre que permitía el regreso de la trama. La malla debió de inventarse sobre el 4000 a. de C, puesto que la pintura egipcia anteriormente mencionada ya muestra tres mallas, situadas en medio de la urdimbre.

Este telar, que se fijaba al suelo, tenía una desventaja, la cantidad de espacio que requería. Así pues, en Egipto y otros países del Próximo Oriente podía clavarse al aire libre, pero en regiones con un clima más inestable evolucionó a otro tipo que podía instalarse en el interior de la vivienda.

El telar se situaba contra una pared, sostenido por dos postes verticales. Los hilos de la urdimbre quedaban suspendidos de un plegador situado en lo alto de los postes, pero el plegador inferior era generalmente reemplazado por una hilera de pesos de piedra o arcilla, que mantenían tensos los hilos de la urdimbre.

Estos telares para ser adaptados al interior de la vivienda fueron los primeros que se conocieron en Europa a principios de la Edad del Bronce, alrededor del 2000 a. de C, y continuaron empleándose hasta casi el año 1200 de nuestra era.

Los chinos empezaron a cultivar y tejer la seda sobre el 500 a. de C. y con el fin de producir telas de complejos dibujos debieron utilizar un telar con muchas mallas.

Como resultaba engorroso tener que parar y levantar las diferentes mallas, hacia el año 200 a. de C. los chinos diseñaron un telar en el que las mallas se levantaban mediante un sistema de cuerdas y poleas accionadas por pedales, dejando así libres las manos del tejedor para efectuar su trabajo.

También en este tipo de telar los hilos de la urdimbre estaban enrollados en un plegador y se iban desenrollando a medida que progresaba el trabajo, al mismo tiempo que el tejido ya acabado se enrollaba sobre el segundo plegador.

El tipo de telar chino, aunque modificado, se extendió primero por los países de habla árabe y luego, en el siglo xm, llegó a Europa.

Muchos pueblos de la antigüedad fueron pastores nómadas que vivían en tiendas y estaban constantemente en movimiento, por lo que les era imposible desmontar y transportar telares tan pesados; por ello los nómadas de Arabia y Asia Central desarrollaron un tipo de telar en el que una extremidad se fijaba al poste de la tienda y los hilos de la urdimbre se mantenían tensos porque estaban atados a una correa sujeta en torno al cuerpo del tejedor.

Las mallas fueron reemplazadas por un conjunto de huesos y tablas de madera, los cuales estaban agujereados por arriba y por abajo, agujeros a cuyo través pasaban los hilos de la urdimbre.

Haciendo girar este instrumento hacia atrás y adelante se levantaban los hilos de la urdimbre y permitían el paso de la bobina de hilo. Con estos telares sólo era posible tejer tiras relativamente estrechas, las cuales se cosen una con otra en el caso de que se necesite un tejido más ancho.

En Asia se han hallado fragmentos de estos tejidos y tablas de madera fechados hacia el año 1000 a. de C. Este telar fue adoptado posteriormente por muchos pueblos de Europa y del Próximo Oriente, llegando a una perfección exquisita.

telar

EN INGLATERRA: El clima británico, tan húmedo, era ideal para el proceso de fabricación de los hilos de algodón. Hasta entonces, el sistema de producción era la fabricación de hilo y telas encías casas de los operarios, a los que se proporcionaba la materia prima, pagándoles por metro o a peso.

Invencion Telar de Lanzadera Volante John Key Revolucion TextilDurante largo tiempo se mantuvo el equilibrio de producción de hilados y tejidos a razón de cuatro hiladores por un operario tejedor, pero uno de los grandes inventos de la Humanidad vino a trastocar dicha proporción.

LA LANZADERA VOLANTE: John Key hació en 1704, en una granja de Walmersley, Lancashire. Ya de muy joven , después de es tudiar en Francia, Kay se dedicó a la fabricación de instrumentos musicales, hasta que al regresar a su pueblo natal, montó un taller y fabricó una bomba eólica, un telar y una delicada máquina para fabricar placas cardadoras, perfeccionando también los peines y los lizos de telar.

Pero su invento más espectacular fue el de la lanzadera volante, en 1733, que permitía que en los telares anchos trabajase un solo operario y no dos como hasta entonces.

Esto constituyó una verdadera revolución en el arte del tejido, creando grandes disturbios, hasta el punto de que una vez los tejedores del antiguo oficio asaltaran la casa de Kay y quemaran sus telares.

Kay, al no obtener ayuda gubernamental, pasó a Francia donde consiguió una pensión económica, pese a que la industria francesa no le concedió al invento ninguna atención particular. Pero la lanzadera volante ya existía y la producción textil iba en aumento, con la consiguiente demanda de hilados.

La producción se hilos se había basado siempre en medios artesanales muy rudimentarios, derivados más o menos de la rueca y el torno de hilar. Pues bien, había llegado el momento de dar un gran salto adelante.

Un modesto hilador de Standhill, cerca de Black-burn, llamado Hargreaves, patentó en 1770 una máquina de husos múltiples, movida a mano, con la que aumentó ocho veces la producción de hilo por operario.

Hubo otras innovaciones en el arte del tejido, hasta que Richard Arkwight, nacido en Presten en 1732, y que a los 18 años se había establecido como barbero, aunque poco después instaló en Leeds un negocio de pelucas confeccionadas con fórmulas propias, conoció y estudió las máquinas de hilar recientemente creadas por Hargreaves, intuyendo el gran porvenir de las mismas.

De este modo, conjuntó una máquina, inspirada en los distintos detalles y características de las ya existentes, y la patentó en 1769, asociado con John Smalley, aunque tras varios pleitos le fue denegada otra patente en 1775.

En Cromford edificó la que sería la primeemra factoría textil de ciclo completo, con operarios ya asalariados, y aunque se le puede reprochar haberse aprovechado de ideas ajenas, supo conjuntarlas con gran acierto y organizarías a la perfección a gran escala. Falleció en 1792, con título de nobleza, más de cinco mil obreros a sus órdenes y un considerable capital.

Crompton Samuel Cromptom nació en Firwoood Fold en 1753, y si bien fue el personaje que más brilló entre el triunvirato de inventores de la moderna máquina de hilar, también fue el más desdichado.

De oficio hilador, tenía en su casa una máquina de ocho husos con lo que ganaba justo lo suficiente para vivir. En sus ratos libres tocaba el violón en un teatrucho de Bolton, y esto le permitió adquirir el material necesario para construir una máquina de hilar propia, adecuada para fabricar hilos finos.

La probó en 1779 con buenos resultados, y le impuso el nombre de «muía hiladora». Aquel año, cuando los hiladores estaban muy agitados, Crompton desmontó su «muía» y la ocultó, pieza por pieza.

Sin embargo, la buena calidad de sus hilos ya había atraído la atención de varios fabricantes, que le ofrecieron sumas importantes para poder copiarla, aunque después casi ninguno cumplió lo pactado con él.

Crompton, estafado y desalentado, al borde de la ruina, tuvo la fortuna de que una suscripción abierta entre personas caritativas le permitiera montar una pequeña fábrica propia. Mientras tanto, el número de máquinas basadas en su invento iba en aumento, hasta llegar a la exorbitante cifra de 4.600.000 husos distribuidos entre unas 360 hilaturas.

Este suceso se supo en la Cámara de los Comunes y tras un fallo demorado y poco justo, se le asignó a Crompton una recompensa de cinco mil libras.

Crompton falleció en 1827, después de vivir pobremente en sus últimos años, gracias a una mísera pensión de 63 libras que le otorgó el Club Bolton.

Más adelantos Se trata, en realidad de perfeccionamientos y modificaciones, tales como la máquina desmotadora, inventada en Estados Unidos por El Whitney en 1797, que permitía un adecuado desgranado del algodón, o el batán limpiador, del escocés Snodgraves.

El arte textil se ha beneficiado al correr de los años de muchos inventos y perfeccionamientos, y los tejidos de lana y algodón siguen siendo los más apreciados por todo el mundo, pese a la proliferación de fibras sintéticas tan usadas en la actualidad.

Grandes Inventos en la Historia Lista de Inventos Argentinos

LISTA DE LOS INVENTOS MAS DESTACADOS

lista de inventos

1532 Sistema circulatorio pulmonar Miguel Servet Español

1590 Microscopio compuesto Zacharias Janssen Holandés

1593 Termómetro de agua Galileo Italiano

1608 Telescopio Hans Lippershey Holandés

1625 Transfusión de sangre Jean-Baptiste Denis Francés

1629 Turbina de vapor Giovanni Branca Italiano

1642 Máquina de sumar Blaise Pascal Francés

1643 Barómetro Evangelista Torricelli Italiano

1650 Bomba de aire Otto von Guericke Alemán

1656 Reloj de péndulo Christiaan Huygens Holandés

1668 Telescopio reflector Isaac Newton Británico

1672 Máquina de calcular Gottfried Wilhelm Leibniz Alemán

1698 Bomba de vapor Thomas Savery Inglés

1701 Barrena sembradora Jethro Tull Inglés

1705 Motor de vapor Thomas Newcomen Inglés

1710 Piano Bartolomeo Cristofori Italiano

1714 Termómetro de mercurio Daniel Gabriel Fahrenheit Alemán

1717 Campana de buceo Edmund Halley Británico

1725 Estereotipia William Ged Escocés

1745 Botella de Leyden (condensador) Ewald Georg von Kleist Alemán

1752 Pararrayos Benjamin Franklin Estadounidense

1758 Lente acromática John Dollond Británico

1759 Cronómetro marino John Harrison Inglés

1764 Máquina de hilar James Hargreaves Británico

1768 Máquina de tejer Richard Arkwright Británico

1769 Motor de vapor (con condensador separado) James Watt Escocés

1770 Automóvil Nicholas Joseph Cugnot Francés

1775 Submarino David Bushnell Estadounidense

1780 Pluma de acero Samuel Harrison Inglés

1780 Lente bifocal Benjamin Franklin Estadounidense

1783 Globo aerostático Joseph Michel Montgolfier y Jacques Étienne Montgolfier Franceses

1784 Trilladora mecánica Andrew Meikle Británico

1785 Telar mecánico Edmund Cartwright Británico

1787 Barco de vapor John Fitch Estadounidense

1788 Regulador centrífugo o de bolas James Watt Escocés

1791 Turbina de gas John Barber Británico

1792 Gas de alumbrado William Murdock Escocés

1793 Desmotadora de algodón Eli Whitney Estadounidense

1796 Prensa hidráulica Joseph Bramah Inglés

1796 Vacuna contra la viruela Edward Jenner Británico

1798 Litografía Aloys Senefelder Alemán

1798 Cinta sin fin de tela metálica (fabricación de papel) Louis Robert Francés

1800 Telar Jacquard Joseph Marie Jacquard Francés

1800 Batería eléctrica Conde Alessandro Volta Italiano

1801 Telar de patrones Joseph Marie Jacquard Francés

1804 Propulsor de hélice John Stevens Estadounidense

1804 Cohete de carburante sólido William Congreve Británico

1804 Locomotora de vapor Richard Trevithick Británico

1810 Conservación de alimentos (mediante esterilización y vacío) Nicolas Appert Francés

1810 Prensa de imprimir Frederick Koenig Alemán

1814 Locomotora ferroviaria George Stephenson Británico

1815 Lámpara de seguridad Sir Humphry Davy Británico

1816 Bicicleta Karl D. Sauerbronn Alemán

1819 Estetoscopio René Théophile Hyacinthe Laennec Francés

1820 Higrómetro J.F. Daniell Inglés

1820 Galvanómetro Johann Salomon Cristoph Schweigger Alemán

1821 Motor eléctrico Michael Faraday Británico

1823 Electroimán William Sturgeon Británico

1824 Cemento portland Joseph Aspdin Británico

1827 Cerillas o cerillos de fricción John Walker Británico

1829 Máquina de escribir W.A. Burt Estadounidense

1829 Sistema Braille Louis Braille Francés

1829 Máquina de coser Barthélemy Thimonnier Francés

1830 Báscula de romana Thaddeus Fairbanks Estadounidense

1831 Fósforos Charles Sauria Francés

1831 Segadora Cyrus Hall McCormick Estadounidense

1831 Dinamo Michael Faraday Británico

1834 Tranvía eléctrico Thomas Davenport Estadounidense

1836 Revólver Samuel Colt Estadounidense

1837 Telégrafo Samuel Finley Breese Morse Sir Charles Wheatstone Estadounidense Inglés

1838 Código Morse Samuel Finley Breese Morse Estadounidense

1839 Fotografía Louis Jacques Mandé Daguerre y Joseph Nicéphore Niepce William Henry Fox Talbot Franceses Inglés

1839 Caucho vulcanizado Charles Goodyear Estadounidense

1839 Martillo pilón de vapor James Nasmyth Escocés

1839 Bicicleta Kirkpatrick MacMillan Británico

1845 Llanta neumática Robert William Thompson Estadounidense

1846 Imprenta rotativa Richard March Hoe Estadounidense

1846 Algodón pólvora Christian Friedrich Schönbein Alemán

1846 Éter (anestésico) Crawford Williamson Long Estadounidense

1849 Hormigón armado F.J. Monier Francés

1849 Pasador de seguridad Walter Hunt Estadounidense

1849 Turbina de agua James Bicheno Francis Estadounidense

1850 Algodón mercerizado John Mercer Británico

1851 Rifle de retrocarga Edward Maynard Estadounidense

1851 Oftalmoscopio Hermann Ludwig Ferdinand y Helmholtz Alemanes

1852 Dirigible no rígido Henri Giffard Francés

1852 Giróscopo Jean Bernard Léon Foucault Francés

1853 Ascensor (con freno) Elisha Graves Otis Estadounidense

1855 Jeringa hipodérmica Alexander Wood Escocés

1855 Fósforos de seguridad J.E. Lundstrom Sueco

1855 Mechero de gas Bunsen Robert Wilhelm Bunsen Alemán

1856 Convertidor Bessemer (acero) Sir Henry Bessemer Británico

1858 Cosechadora Charles y William Marsh Estadounidenses

1859 Espectroscopio Gustav Robert Kirchhoff y Robert Wilhelm Bunsen Alemanes

1860 Motor de gas Étienne Lenoir Francés

1861 Horno eléctrico William Siemens Británico

1861 Ametralladora Richard Jordan Gatling Estadounidense

1861 Kinematoscopio Coleman Sellers Estadounidense

1865 Prensa rotativa de bobinas William A. Bullock Estadounidense

1865 Cirugía antiséptica Joseph Lister Británico

1866 Papel (de pasta de madera, proceso de sulfatación) Benjamin Chew Tilghman Estadounidense

1867 Dinamita Alfred Bernhard Nobel Sueco

1868 Pila seca Georges Leclanché Francés

1868 Máquina de escribir Carlos Glidden y Christopher Latham Sholes Estadounidenses

1868 Freno neumático George Westinghouse Estadounidense

1870 Celuloide John Wesley Hyatt e Isaiah Hyatt Estadounidenses

1874 Telégrafo cuadroplexo Thomas Alva Edison Estadounidense

1876 Teléfono Alexander Graham Bell Estadounidense

1877 Motor de combustión interna (cuatro tiempos) Nikolaus August Otto Alemán

1877 Gramófono (fonógrafo) Thomas Alva Edison Estadounidense

1877 Micrófono Emile Berliner Estadounidense

1877 Soldadura eléctrica Elihu Thomson Estadounidense

1877 Vagón frigorífico G.F. Swift Estadounidense

1878 Tubo de rayos catódicos Sir William Crookes Británico

1879 Máquina registradora James J. Ritty Estadounidense

1879 Lámpara de hilo incandescente Thomas Alva Edison Sir Joseph Wilson Swan Estadounidense Británico

1879 Motor de automóvil (dos tiempos) Karl Benz Alemán

1879 Lámpara de arco Charles Francis Bush Estadounidense

1884 Turbina de vapor Charles Algernon Parsons Inglés

1884 Rayón (nitrocelulosa) Conde Hilaire Bernigaud de Chardonnet Francés

1884 Turbina de vapor multieje Charles Algernon Parsons Británico

1884 Disco de Nipkow (dispositivo mecánico de exploración de televisión) Paul Gottlieb Nipkow Alemán

1884 Estilográfica Lewis Edson Waterman Estadounidense

1885 Grafófono (máquina de dictar) Chichester A. Bell y Charles Sumner Tainter Estadounidenses

1885 Transformador de CA William Stanley Estadounidense

1885 Submarino con propulsión eléctrica Isaac Peral Español

1886 Linotipia Ottmar Mergenthaler Estadounidense

1887 Llanta neumática inflable J.B. Dunlop Escocés

1887 Gramófono (grabaciones en disco) Emile Berliner Estadounidense

1887 Manguito incandescente para gas Barón Carl Auer von Welsbach Austriaco

1887 Mimeógrafo Albert Blake Dick Estadounidense

1887 Monotipia Tolbert Lanston Estadounidense

1887-1900 Morfología de las neuronas Santiago Ramón y Cajal Español

1888 Máquina de sumar impresora por teclas William Steward Burroughs Estadounidense

1888 Cámara Kodak George Eastman Estadounidense

1888 Kinetoscopio William Kennedy Dickson Thomas Alba Edison Escocés Estadounidense

1889 Turbina de vapor Carl Gustaf de Laval Sueco

1890 Rayón (cuproamonio) Louis Henri Despeissis Francés

1891 Planeador Otto Lilienthal Alemán

1891 Goma sintética Sir William Augustus Tilden Británico

1892 Motor de CA Nikola Tesla Estadounidense

1892 Cámara de tres colores Frederick Eugene Ives Estadounidense

1892 Rayón (viscosa) Charles Frederick Cross Británico

1892 Botella de vacío (vaso de Dewar) Sir James Dewar Británico

1892 Motor diesel Rudolf Diesel Alemán

1893 Célula fotoeléctrica Julius Elster y Hans F. Geitel Alemanes

1893 Automóvil a gasolina Charles Edgar Duryea y J. Frank Duryea Estadounidenses

1895 Cinematógrafo Louis Jean Lumière y Auguste Marie Lumière Charles Francis Jenkins Franceses Estadounidense

1895 Rayos X Wilhelm Conrad Roentgen Alemán

1895 Rayón (acetato) Charles Frederick Cross Británico

1895 Telegrafía sin hilos Guglielmo Marconi Italiano

1896 Avión experimental Samuel Pierpont Langley Estadounidense

1898 Papel fotográfico sensible Leo Hendrik Baekeland Estadounidense

1900 Dirigible rígido Graf Ferdinand von Zeppelin Alemán

1902 Radioteléfono Valdemar Poulsen y Reginald Aubrey Fessenden Danés Estadounidense

1903 Aeroplano Wilbur Wright y Orville Wright Estadounidenses

1903 Electrocardiógrafo Willem Einthoven Holandés

1904 Tubo rectificador de diodo (radio) John Ambrose Fleming Británico

1906 Girocompás Hermann Anschütz-Kämpfe Alemán

1906 Baquelita Leo Hendrik Baekeland Estadounidense

1906 Tubo amplificador de triodo (radio) Lee De Forest Estadounidense

1908 Cámara cinematográfica de dos colores G. Albert Smith Británico

1909 Salvarsán Paul Ehrlich Alemán

1910 Hidrogenación del carbón Friedrich Bergius Alemán

1910 Brújula y estabilizador giroscópicos Elmer Ambrose Sperry Estadounidense

1910 Celofán Jacques Edwin Brandenberger Suizo

1911 Aire acondicionado W.H. Carrier Estadounidense

1911 Vitaminas Casimir Funk Polaco

1911 Lámpara de neón Georges Claude Francés

1912 Lámpara de vapor mercúrico Peter Cooper Hewitt Estadounidense

1913 Estatorreactor René Lorin Francés

1913 Tubo de electrones multirrejilla Irving Langmuir Estadounidense

1913 Gasolina craqueada William Meriam Burton Estadounidense

1913 Radiorreceptor heterodino Reginald Aubrey Fessenden Canadiense

1913 Tubo de rayos X William David Coolidge Estadounidense

1915 Arranque automático de automoción Charles Franklin Kettering Estadounidense

1916 Rifle Browning (automático) John Moses Browning Estadounidense

1916 Lámpara incandescente rellena de gas Irving Langmuir Estadounidense

1919 Espectrómetro de masa Sir Francis William Aston Arthur Jeffrey Dempster Británico Estadounidense

1921 Insulina Frederick Grant Banting Charles Herbert Best John James Rickard Canadiense Canadiense Británico

1922-26 Películas cinematográficas con sonido T.W. Case Estadounidense

1923 Iconoscopio de televisión Vladímir Kosma Zworykin Estadounidense

1923 Autogiro Juan de la Cierva Español

1925 Congelación rápida de alimentos Clarence Birdseye Estadounidense

1925 Tubo disector de imágenes de televisión Philo Taylor Farnsworth Estadounidense

1926 Cohete de carburante líquido Robert Hutchings Goddard Estadounidense

1928 Penicilina Sir Alexander Fleming Británico

1930 Nailon (poliamidas sintéticas generadoras de fibras) Wallace Hume Carothers Estadounidense

1930 Batisfera Charles William Beebe Estadounidense

1930 Freón (compuestos de flúor de baja temperatura de ebullición) Thomas Midgley y colegas Estadounidense

1930 Motor de turbina de gas moderno Frank Whittle Británico

1930 Neopreno (goma sintética) Padre Julius Arthur Nieuwland y Wallace Hume Carothers Estadounidenses

1931 Ciclotrón Ernest Orlando Lawrence Estadounidense

1931 Analizador diferencial (computadora analógica) Vannevar Bush Estadounidense

1931 Generador de Van de Graaff Robert Jemison Van de Graaff Estadounidense

1932 Microscopio de contraste de fase Frits Zernike Holandés

1932 Sulfonamida Gerhard Domagk Alemán

1933 Modulación de frecuencia (FM) Edwin Howard Armstrong Estadounidense

1935 Buna (caucho sintético) Científicos alemanes Alemanes

1935 Radiolocalizador (radar) Sir Robert Watson-Watt Británico

1935 Cortisona Edward Calvin Kendall Tadeus Reichstein Estadounidense Suizo

1935 Microscopio electrónico Científicos alemanes Alemanes

1936 Helicóptero de dos rotores Heinrich Focke Alemán

1937 Xerografía Chester Carlson Estadounidense

1937 Nailon Wallace Hume Carothers Estadounidense

1939 DDT Paul Müller Suizo

1939 Helicóptero Igor Sikorski Estadounidense

1940 Televisión en colores Guillermo González Camarena Mexicano

1940 Betatrón Donald William Kerst Estadounidense

1941 Motor aeronáutico de turborreacción Frank Whittle Británico

1942 Misil guiado Wernher von Braun Alemán

1942 Reactor nuclear Enrico Fermi Estadounidense

1944 Estreptomicina Selman A. Waksman Estadounidense

1944 V-2 (bomba impulsada por cohete) Científicos alemanes Alemanes

1945 Bomba atómica Científicos del gobierno de EEUU Estadounidenses

1946 Computadora digital electrónica John Presper Eckert, Jr. y John W. Mauchly Estadounidenses

1947 Holografía Dennis Gabor Británico

1947 Cloromicetina Mildred Rebstock Estadounidense

1947 Cámara Polaroid Land Edwin Herbert Land Estadounidense

1947 Batiscafo Auguste Piccard Suizo

1947 Horno de microondas Percy L. Spencer Estadounidense

1948 Contador de centelleo Hartmut Kallmann Alemán

1948 Aureomicina Benjamin Minge Duggar y Chandra Bose Subba Row Estadounidenses

1948 Transistor John Bardeen, Walter Houser Brattain y William Shockley Estadounidenses

1949 Avión a chorro (estatorreactor) René Leduc Francés

1950 Televisión en color Peter Carl Goldmark Estadounidense

1952 Bomba de hidrógeno Científicos del gobierno de EEUU Estadounidenses

1952 Cámara de burbujas (detector de partículas nucleares) Donald Arthur Glaser Estadounidense

1953 Máser Charles Townes Estadounidense

1954 Batería solar Científicos de Bell Telephone Laboratory Estadounidenses

1954 Vacuna contra la poliomielitis Jonas Salk Estadounidense

1955 Diamantes sintéticos Científicos de General Electric Estadounidenses

1955 Datación mediante carbono W.F. Libby Estadounidense

1956 Aerodeslizador (hovercraft) Christopher Cockerell Inglés

1956 Primer prototipo de motor rotatorio Felix Wankel Alemán

1956 Videocinta Charles Ginsberg y Ray Dolby Estadounidenses

1956 Fregona Manuel Jalón Corominas Español

1957 Reactor atómico enfriado por sodio Científicos del gobierno de EEUU Estadounidenses

1957 Satélite terrestre artificial Científicos del gobierno de la URSS Soviéticos

1958 Satélite de comunicaciones Científicos del gobierno de EEUU Estadounidenses

1959 Circuitos integrados Jack Kilby y Robert Noyce Estadounidenses

1960 Láser Charles Hard Townes, Arthur L. Schawlow y Gordon Gould Estadounidenses

1960 Síntesis de la clorofila Robert Burns Woodward Estadounidense

1960 Píldora anticonceptiva Gregory Pincus, John Rock y Min-chueh Chang Estadounidenses

1962 Diodo emisor de luz (LED) Nick Holonyak, Jr. Estadounidense

1964 Pantalla de cristal líquido George Heilmeier Estadounidense

1966 Corazón artificial (ventrículo izquierdo) Michael Ellis DeBakey Estadounidense

1967 Transplante de corazón humano Christiaan Neethling Barnard Surafricano

1970 Primera síntesis completa de un gen Har Gobind Khorana Estadounidense

1971 Microprocesador Ted Hoff Estadounidense

1971 Generación de imágenes por resonancia magnética nuclear Raymond Damadian Estadounidense

1972 Calculadora electrónica de bolsillo J.S. Kilby y J.D. Merryman Estadounidenses

1972 Primer generador de energía magnetohidrodinámico Científicos del gobierno de la URSS Soviéticos

1973 Laboratorio espacial orbital Skylab Científicos del gobierno de EEUU Estadounidenses

1974 ADN recombinante (ingeniería genética) Científicos estadounidenses Estadounidenses

1975 TAC (tomografía axial computerizada) Godfrey N. Hounsfield Británico

1975 Fibra óptica Bell Laboratories Estadounidense

1976 Supercomputadora J.H. Van Tassel y Seymour Cray Estadounidenses

1978 Síntesis de los genes de la insulina humana Roberto Crea, Tadaaki Hirose, Adam Kraszewski y Keiichi Itakura Estadounidenses

1978 Transplante de genes entre mamíferos Paul Berg, Richard Mulligan y Bruce Howard Estadounidenses

1978 Corazón artificial Jarvik-7 Robert K. Jarvik Estadounidense

1978 Vacuna sintética contra la malaria Manuel Patarroyo Colombiano

1979 Disco compacto Joop Sinjou Toshi Tada Doi Holandés Japonés

1979 Reparación de defectos genéticos en células de ratón mediante técnicas de ADN recombinante y micromanipulación W. Francés Anderson y colegas Estadounidenses

1981 Sistema de transporte espacial (lanzadera espacial) Ingenieros de la NASA Estadounidenses

1981 Microscopio de túnel de barrido Gerd Binnig Heinrich Rohrer Alemán Suizo

1986 Superconductores hipertérmicos J. Georg Bednorz Karl A. Müller Alemán Suizo

1989 El Satélite Explorador de Fondo Cósmico (COBE) mostró que las irregularidades en la radiación de fondo de microondas son restos de regiones no uniformes presentes en el universo poco después del Big Bang Equipo dirigido por George Smoot Estadounidenses

1993 Telescopio Keck, el mayor telescopio reflector del mundo Universidad de California, California Instituto de Tecnología Estadounidense

 

1994 Pruebas de la existencia del quark top Fermi National Accelerator Laboratory, Illinois (Fermilab) Estadounidense