La Sangre Los Probióticos

La Inferioridad de la Mujer Frente Al Hombre Construcción Social

La Inferioridad de la Mujer Frente Al Hombre
Una Construcción Social

El joven poeta francés,Arthur Rimbaud, una vez escribió: «Cuando sea rota la infinita servidumbre de la mujer, cuando ésta viva para sí y por sí, ya que hasta ahora el hombre la ha desplazado… ¡también será poeta!.

La mujer encontrará lo desconocido. Sus mundos e ideas serán diferentes a los nuestros. Encontrará cosas extrañas, insondables, misteriosas, deliciosas: nosotros las tomaremos, las comprenderemos…»            

inferioridad de la mujer frente al hombre   

¿Las comprenderemos, realmente? ¿Aceptaremos —nosotros los hombres— una mujer que no sea el negativo del varón sino un ser auto nomo, libre, creativo? ¿Soportaremos que sea —como quiere Rimbaud— capaz de encontrar cosas «extrañas, insondables, misteriosas, deliciosas»?.

Sí, podemos y debemos formularnos todas estas preguntas.

Porque la mujer todavía debe inventarse. Lo que existe hasta ahora es una verdadera problemática de la feminidad, no definitivamente resuelta, y con una serie de implicaciones psicológicas y socioculturales.

La mujer, actualmente, sigue buscando su verdadera personalidad. La psicología femenina es difícil de comprender y de explicar —incluso para las mismas mujeres— porque sus características mezclan inextricablemente lo que podría provenir del hecho biológico de ser mujer con los condicionamientos históricos.

La búsqueda del eterno femenino parece polarizarse en una serie de antinomias esquemáticas: varón activo-mujer pasiva, varón con iniciativa-mujer que espera, varón agresivo-mujer masoquista, etc.

Y como muchas veces se ha  dicho, esto no aclara el problema, sino que lo limita y lo encierra en casilleros demasiado estrechos.

Vale recordar las palabras de Bernard Muldworf: «La inferioridad social de la mujer es un hecho, pero no es una fatalidad biológica. Es el resultado provisional de la evolución histórica, vale decir una situación particular de la mujer, social e históricamente determinada, que marca todo el conjunto de comportamientos y manifestaciones englobados en el término general de feminidad».

La confusión se acentúa porque la reacción contra la opresión masculina ha llevado a un feminismo a ultranza, según el cual la mujer no sería un complemento del varón —así como éste lo es de la mujer-sino un ser totalmente distinto, independiente y quizá superior.

Este es otro esquema limitativo, otro camino sin salida. Pero entonces, ¿dónde está el equilibrro? ¿Dónde está esa mujer que todavía debe inventarse?.

DULCE, DÓCIL, DELICADA
Sus armas son la sonrisa, el asentimiento, la fragilidad. Es dulce, dócil, delicada: la perfecta imagen de la pastora o la princesa del cuento de hadas.

No hace nada que pueda contrariar al varón. Opina sólo para estar de acuerdo. Si no lo está dice que lo está. O calla.

Del hombre lo espera todo: fuerza, apoyo material, un amor protector y con visos paternalistas. Ella, en cambio, le dará hijos y calidez hogareña. Nada más. ¿Qué otra cosa necesita el varón todopoderoso que se autoabastece económica y espiritualmente?.

No se siente esclava porque tiene coartadas estéticas: basta con ser bonita. Y coartadas familiares: basta con casarse para realizarse. Y coartadas sociales: basta con cuidar del hogar y de la familia.

Y coartadas económicas: basta con el orden doméstico, puesto que es su compañero quien mantiene y sostiene. Sí: es dulce, dócil, delicada. Y a muchos hombres les gusta así.

DURA, DOMINANTE, DECIDIDA
Sus armas son la discusión, la negativa, la fuerza. Es dura, dominante, decidida: la perfecta imagen de la valquiria o la amazona, capaz de guerrear a la par del varón, capaz incluso de vencerlo.

Hace todo lo posible para establecer su superioridad sobre el sexo masculino. Opina siempre para no estar de acuerdo. Si está de acuerdo dice que no lo está. Nunca calla.

Del hombre no espera nada, no quiere nada. Se considera autosuficiente, apta para mantenerse materialmente, para prescindir de protección e incluso de amor. Reniega de la posibilidad de tener hijos y de ser «el hada del hogar». Quiere y necesita demostrar a toda costa su dominio de sí misma y de las circunstancias vitales.

No se siente esclava porque tiene coartadas sociales: basta hablar de liberación para sentirse libre. Y coartadas personales: está capacitada intelectualmente para desempeñarse como un hombre.

Y coartadas económicas: si puede ganar dinero no tiene por qué contar con el apoyo masculino. Sí: es dura, dominante, decidida. ¿Pero a cuántos hombres les gusta así?

LOS DOS MODELOS
Estos son los dos modelos extremos de la mujer. Dos modelos que, evidentemente, no se ajustan a la realidad.

Que el primero les guste a muchos hombres, significa que todavía existe una noción del predominio del varón.

Que el segundo les guste a pocos, significa por un lado miedo masculino a ciertos cambios, y por otro error femenino en cuanto a la concepción de lo que significa ser mujer.

El primer modelo expresa claramente la alienación social de la mujer, mantenida por las costumbres y cristalizada por las instituciones, reflejos de la situación económica del sexo femenino en nuestra cultura.

El segundo expresa el deseo de romper con esa alienación social, pero entrando en otro tipo de ésta: el de la mujer que suplantaría al varón en su papel dominante, en lugar de complementarlo debidamente.

Estos dos modelos son, en realidad, dos malentendidos históricos. Ni más ni menos. Y conviene salirse de ellos si se quiere lograr una verdadera armonía, un verdadero equilibrio.

¿EL HADA 0 LA BRUJA?
El problema del status de la mujer en la sociedad actual se hace más confuso todavía porque ciertos mitos y ficciones acerca del sexo femenino tienen aún tácita vigencia.

Por una parte, aparece la imagen de la tentadora insaciable con sus secuelas menos gratas: la bruja medieval en orgías diabólicas, la mujer vampiro bebedora de sangre de hombres a quienes consumía, la prostituta depredatoria que sólo ansiaría placeres sexuales.

Por otra parte surge el hada asexuada, la madre virgen, la intocable…

¿Qué hay detrás de estos mitos aparentemente contradictorios?.

Es probable que la imagen de la bruja horrible implique la negativa masculina —y femenina— a aceptar la sexualidad real de la mujer.

Es probable que la imagen del hada se base en la observación de que mentalmente la mujer puede separar, a veces, los aspectos sexuales eróticos de los reproductivos.

Pero la mujer de verdad, esa mujer que todavía debe inventarse, no es ni bruja ni hada. Es simplemente mujer. Cosa que no resulta fácil.

¿COMO SOY? ¿COMO QUIERO SER?
Estas dos preguntas pueden abrir una puerta a toda mujer que se las formule con objetividad.

Al cómo soy deberá responder con el profundo conocimiento de sí misma. Físico y espiritual. Será menester que conozca su cuerpo y las funciones de su cuerpo, pero también que analice sus motivaciones y reacciones psicológicas. Y advertirá así que en muchos aspectos es parecida al hombre, y que en muchos otros es distinta de él.

La respuesta al cómo soy conduce a una conclusión clara: una mujer sola es un ser tan incompleto como el hombre solo. Puede, sí, ser autosuficiente en varios aspectos vitales, pero la realización total no se da sino en la complementación.

El cómo quiero ser tiene otras vertientes. Aquí ya no entra la fatalidad biológica, sino que se despliegan como un abanico todas las posibilidades de la voluntad.

¡Pero cuidado! Ese cómo quiero ser suele desvirtuarse por ciertas presiones de moda, por una concepción muchas veces equivocada de la libertad. Aquí conviene recordar las palabras de Erich Fromm en El corazón del hombre:
«La libertad no es otra cosa que la capacidad para seguir la voz de la razón, de la salud, del bienestar, de la conciencia, contra las voces de las pasiones irracionales».

Y  sería una pasión irracional entrar en absurda competencia con el hombre y querer superarlo. No hay motivo para superar algo que no es superior sino diferente.

También es irracional pretender ser diferente, es decir ser iguales al hombre, ya que aquella fatalidad biológica de la que hablábamos impone distinciones fundamentales entre los sexos.

EL ETERNO FEMENINO NO EXISTE
Y  bien: el cómo soy y el cómo quiero ser pueden resolverse en un juego sin contradicciones, en un «soy mujer y quiero ser mejor».

¿Pero mejor en qué? ¿En ese «eterno femenino» que constituye un mito de la sociedad andrógina?. En realidad, el «eterno femenino» no existe. Existen mujeres de tal ambiente, de tal país, de tal época, que tienen tales o cuales ideas, que llevan tal o cual vida.

Definir el «eterno femenino» por el destino físico de la mujer (ser madre) no es bastante. Porque la mujer puede ser madre, y en ello realiza lo más importante de su vida, pero además es un individuo, un ser humano con funciones mentales además de fisiológicas.

Y por eso mismo, creer que ser mejor es conocer y usar de las funciones fisiológicas y sexuales sin limitaciones, tampoco basta para un «ser mujer y ser mejor».

Sería ilusorio esperar el florecimiento de la mujer sólo a través de la liberación sexual, olvidando que el trabajo, la educación, la información y la instrucción la calificarían mucho más en todo sentido.

También sería ineficaz predicar que todas deben trabajar fuera del hogar, sin tener en cuenta diferencias morfológicas y psicológicas.

Y pedir libertad de trabajo y libertad sexual para ella, sin concederle un lugar en la cultura, como creadora y como consumidora, como capaz de innovar y de realizarse, es también limitar el problema.

El mundo en el cual la mujer debe inventarse le ofrece una inmensa gama de posibilidades: maternidad y trabajo, creación y cambios, realización física y espiritual, independencia y unión, derechos y obligaciones.

Solamente asumiendo todas esas, posibilidades, sin desdeñar la ayuda masculina para superar las contradicciones y dificultades que pueden presentarse, ella podrá ser como quería Rimbaud. Y así los hombres sabrán comprenderlas..

Ver: Competencia Mujer-Hombre en la Sociedad Actual

Ver: Los Derechos Sexuales y Reproductivos en Argentina

Ver: El Aborto, Consecuencias

Ver: Violaciones y Agresiones Sexuales

Ver: La Mujer en el Matrimonio

Fuente Consultada:
HOMBRE Y MUJER Para Vivir En Pareja Tomo 3 Editorial SALMO S.R.L.

Funcionamiento de los Riñones en la Excrecion Humana

Funcionamiento de los Riñones en la Excreción Humana

Si tenemos una hoguera encendida, y no la renovamos de vez en cuando para eliminar las cenizas, acabará por apagarse bajo los residuos acumulados de la combustión; éstos, en efecto, tienden a sofocar el fuego. En los organismos vivos, ocurre un fenómeno similar; en las células se producen combustiones, que proporcionan la energía necesaria para el trabajo muscular, la sustitución de los tejidos gastados y la construcción de nuevos tejidos; estas combustiones originan sustancias de desecho, que pueden quemarse de modo más completo con un suplemento de energía, como ocurre con el ácido láctico, o bien, deben eliminarse del organismo, para no entorpecer procesos vitales.

Si las sustancias de desecho se acumulan, aparecen primero unos efectos nocivos (intoxicación) y, al final, se puede llegar a la muerte del organismo. En   los  animales  unicelulares,   las  sustancias de desecho se expulsan directamente al medio; en cambio, en los animales superiores y, en particular, en el hombre, existen unos órganos especiales encargados de la eliminación: los ríñones.

En el hombre existen otras formas de excreción, que incluyen: la eliminación de C02 por los pulmones (cuando respira) , la traspiración y el crecimiento de pelos y uñas. Sin embargo, la eliminación más importante, es decir, la verdadera excreción es la que lleva a cabo el riñon.

Nos equivocaríamos si creyéramos que el riñon sólo lleva a cabo la eliminación de elementos nocivos. En realidad, desempeña una función compleja, por la que controla la cantidad de agua que pasa al medio exterior (de particular importancia, en el caso de los animales terrestres), participa en la regulación del pH (o sea, el nivel de alcalinidad, o
acidez) de la sangre, y en el balance general de los iones en la sangre y en todos los fluidos del cuerpo.

También tiene la misión de retener todas las sustancias cuya pérdida perjudicaría al organismo   (glucosa, aminoácidos, etc.). Cuando los ríñones no trabajan de modo satisfactorio, los médicos pueden, en algunos casos, utilizar un riñon artificial, que realiza el trabajo del riñon, y, por tanto, también purifica la sangre del paciente.

Máquina de Diálisis

ESTRUCTURA  DE  LOS  RÍÑONES
En el hombre, los ríñones son unos órganos en forma de habichuela, de 10 cm. de longitud y 5 de anchura, de color rojo oscuro, y de superficie lisa. Se encuentran, en número par, uno a cada lado de la columna vertebral, en la región lumbar.

De los ríñones salen los uréteres,, que conducen la orina a la vejiga urinaria, de donde se expulsa por la uretra en el acto de la micción. El corte frontal de un riñon muestra dos zonas principales: una capa cortical, de aspecto granuloso, y una capa medular, más interna, estriada radialmente. El conjunto se encuentra encerrado en una cápsula de grasa protectora.

Esquema Básico de un Riñon

Al estudiar al microscopio las zonas cortical y medular, se observa que en ellas hay una gran cantidad de pequeños tubos, los tubos uriníjeros, que constituyen la mayor parte del tejido del riñon. El tubo urinífero empieza en la zona cortical, por un extremo cerrado que se dilata, formando una ampolla y que se puede comparar con el fondo de una botella de champán. Esta concavidad se conoce con el nombre de cápsula de Bowman.

La segunda región es un tubo contorneado, que está seguido por una horquilla, cuyo vértice se encuentra en la capa medular; esta horquilla se llama asa de Henle. La rama descendente es de paredes finas; la ascendente, de paredes gruesas.

Después de otra región, también muy contorneada, se llega al tubo colector, que desciende en línea recta en la capa medular, y se reúne con muchos tubos semejantes, para acabar desembocando en la pelvis renal.  Comprendemos ahora el aspecto granular de la capa cortical, que se debe a los millones de cápsulas de Bowman que la forman, y el aspecto estriado de la capa medular, debido al gran número de tubos rectos, que van de la corteza a la  médula.

El riñon está muy bien irrigado, puesto que es el encargado de purificar toda la sangre que circula en el organismo. La arteria renal penetra en el riñon en su parte central, y origina unas arterias en arcada, que se encuentran entre la capa medular y la cortical, y que presentan ramificaciones en las dos capas.

Las que penetran en la capa cortical originan numerosas arteriolas; cada arteriola penetra en una cápsula de Bowman, y forma un complicado nudo de capilares, que reciben el nombre de glomérulos de Malpighi. Las vénulas que salen de las cápsulas de Bowman se reúnen en una red de capilares que rodea a los tubos uriníferos. Estos capilares acaban formando venas de mayor tamaño, cuya unión constituye la vena renal, que sale del riñon y desemboca en la vena cava inferior.

El sistema excretor del hombre, mostrando las relaciones entre los ríñones, el aporte de sangre, los uréteres y la vejiga.

CÓMO  FUNCIONA  EL  RIÑON
Por los riñones del hombre adulto circula, aproximadamente, en 1 minuto, 1 litro de sangre; es decir, una considerable parte de la cantidad de sangre impulsada por el corazón. La cantidad de líquido filtrado diariamente alcanza los 180 litros; para evitar la deshidratación, la mayoría de esta agua debe ser absorbida de nuevo. De hecho, lo es el 99 %.

Las cápsulas de Bowman filtran todas las sustancias del plasma sanguíneo, que por su bajo peso molecular pueden atravesar fácilmente la membrana. En este filtrado (orina primaria u orina bruta) hay agua, sales minerales, glucosa y algunos aminoácidos, junto con productos urinarios: urea, ácido úrico y pigmentos, como la urobilina.

La solución, en cambio, está desprovista de moléculas grandes (coloidales), demasiado gruesas para pasar a través de las paredes capilares de los glomérulos de Malpighi. Los tubos uriníferos regulan la concentración de esta orina bruta, reabsorbiendo una parte de estas sustancias, para devolverlas a la sangre.

En las personas no enfermas se reabsorben, totalmente, la glucosa y parcialmente el agua, la sal común (de forma que la sangre conserve su salinidad normal de 9 por 1.000)   y algunos aminoácidos. Esta absorción se hace principalmente en el «asa de Henle».

La eliminación del agua, como la de ciertos iones vitales, está bajo la influencia directa de ciertas hormonas, y es la reabsorción en los túbulos la que de una manera específica se aumenta o se disminuye. Si hacemos medidas de las concentraciones de distintas sustancias en la sangre y en la orina, encontraremos diferencias curiosas. En la orina hay unas noventa veces más sulfato, unas nueve veces más potasio, y unas veinticinco veces más ácido úrico que en la sangre.

La urea, que es la principal sustancia de desecho, se encuentra en la orina en una concentración setenta veces mayor que en la sangre. Sin embargo, aunque pueda parecer sorprendente, algo de urea se reabsorbe, porque debe haber cierta concentración en  el plasma sanguíneo (aproximadamente, 0,03%).

En cuanto al amoníaco, la concentración en la orina es más de cuatrocientas veces superior a la concentración en la sangre; esto es consecuencia de que este producto de desecho se origina en el mismo riñon. Normalmente, en la orina no se encuentran glucosa, ácidos grasos, proteínas o bicarbonato, mientras que en la sangre alcanzan concentraciones importantes.

Si hemos ingerido un exceso de agua, la reabsorción del líquido será pequeña, mientras que la de la sal es muy grande. La orina será abundante, muy clara y muy poco salada. Si, al contrario, no hemos bebido suficientemente, los tubos reabsorben una gran porción del agua filtrada por las cápsulas de Malpighi, y la orina será poco abundante, oscura y salada. Un término medio, para la cantidad de orina excretada diariamente, es de uno y medio a dos litros.

La función de las distintas partes de los tubos ha sido estudiada colocando finas pipetas en ellos, y sacando pequeñas muestras de fluido. Las diferencias de concentración de distintas sustancias, en diferentes regiones de los tubos uriníferos, permiten deducir la función propia de cada región.

Los ríñones poseen un metabolismo extraordinariamente intenso. El consumo de energía de ambos ríñones representa de 1/20 a 1/10 del consumo total en reposo, a pesar de que su peso sólo es de alrededor de 1/200 del peso corporal. El consumo de energía por unidad de peso es mayor que en los demás órganos. El riñon produce un trabajo osmótico, pero no es suficiente para justificar el alto consumo energético.

Debemos suponer que los procesos de absorción y secreción necesitan reacciones auxiliares que consumen energía. La selectividad del transporte de sustancias, a través de las células epiteliales de las túbulos, debe ser obtenida a costa de un rendimiento energético bajo. Se comprueba, además, que aparte de su función excretora, que representa la actividad principal, el riñon participa en numerosas trasíorma-ciones importantes para el metabolismo total.

Hasta ahora hemos considerado únicamente lo que ocurre en el caso de una persona normal. En ciertos casos patológicos, la orina debe tener una composición diferente de lo normal. No olvidemos, sin embargo, que la composición de la orina varía de. modo considerable con el; tipo de dieta que consume una persona. Por el ejemplo, el contenido de nitrógeno, en la orina, es mucho mayor en una persona que consume una dieta rica en proteínas que en otra que toma una alimentación rica en fécula, sobre todo, debido a una producción incrementada de la urea.

En los artríticos suelen aparecer en la orina cristales de ácido úrico. Los cristales están coloreados en amarillo por colorantes absorbidos. Las orinas neutras, o acidas, pueden precipitar también uratos ácidos, coloreados en amarillo o rojo, que, a diferencia de los demás sedimentos, se disuelven por calentamiento de la orina.

En ciertas circunstancias, los sedimentos pueden dar lugar a la formación de concreciones, cálculos urinarios. Los cálculos de oxalato calcico, y de fosfatos son los más frecuentes. La formación de cálculos está influida por la alimentación y por alteraciones en el metabolismo.

En los casos de diabetes, suele producirse la glucosuria. o paso de la glucosa a la orina, Otras afecciones son la acetonuria (paso de acetona), la fosfaturia (excesos de fosfatos) y, finalmente, cuando la orina lleva sangre, hematuria. La insuficiencia renal determina la acumulación de urea en la sangre, fenómeno llamado uremia.

Fuente Consultada:
Enciclopedia de la Ciencia y la Tecnología Fasc. N°59 Funcionamiento y Estructura de los Riñones

Biografia de Albert Sabin Descubridor Vacuna de la Polio Historia

Biografía de Albert Sabin
Descubridor Vacuna de la Polio

El doctor Sabin dedicó buena parte de su trayectoria científica y académica a estudiar las causas, los efectos y la prevención de la poliomielitis. En otros campos, el virólogo también desarrolló vacunas contra el dengue y la encefalitis e investigó las conexiones entre los virus y diversos tipos de cáncer.

«HIZO MAS QUE NADIE POR TODOS LOS NIÑOS DEL MUNDO»
Dr. Bea Lampkin

Biografia de Albert Sabin Descubridor Vacuna de la Polio EL DESAFÍO DE UNA EPIDEMIA: Aunque la ciencia de la  segunda mitad del siglo XX estuvo marcada por la Guerra Fría, las investigaciones no se limitaron únicamente al campo militar y aeroespacial.

Junto a esta escalada hacia el perfeccionamiento de los sistemas de destrucción, esta época de la historia reciente tuvo su costado humanitario en los esfuerzos científicos destinados a preservar la vida.

El mismo año en que fue detonada, por primera vez, la bomba de hidrógeno (1952), el virólogo estadounidense Jonas Salk (imagen derecha) creó la primera vacuna contra la poliomielitis, una enfermedad que constituía en aquel período una de las epidemias más devastadoras.

En 1953, con el trasfondo de la Guerra de Corea, los científicos James Watson y Francis Crick descubrieron la doble estructura helicoidal de la molécula del ADN, abriendo el camino a todos los progresos posteriores relacionados con la genética.

Un año después, la medicina alcanzaba una de sus mayores conquistas: el primer trasplante de riñón en humanos, practicado con éxito por el médico estadounidense Joseph Murray.

Creó la vacuna contra la poliomielitisJunto a Salk salvó millones de vidas en todo el mundoSu vacuna extendió las campañas de prevención

ALIÁNDOSE CON LOS VIRUS

En 1950, muchos científicos presentaban a la inmunización artificial como el mejor método para detener el flagelo de la poliomielitis.

El secreto consistía en simular un ataque de la enfermedad, forzando así al organismo a producir anticuerpos.

A partir de ese momento, cuando el organismo era atacado por el virus correspondiente, reaccionaba como si hubiese sido infectado con anterioridad, y «recordaba» cómo luchar contra el virus que lo estaba invadiendo.

«La investigación de las enfermedades avanzó tanto Que cada vez es más difícil encontrar aalguien que esté completamente sano» ALDOUS HUXLEY

MAS VALE PREVENIR…

La senda trazada por Salk con su vacuna intramuscular de virus inactivos de la polio fue seguida por Albert Sabin, que creó una versión oral a base de virus atenuados.

El descubrimiento de Sabin, generalizado a partir de los años 6o, fue un salto cualitativo en la lucha contra la enfermedad. Además de su eficacia, estimuló las campañas de vacunación por su sencilla administración.

A pesar del éxito, Sabin rehusó patentar su vacuna y pidió que fuera gratuita y universal; nunca aceptó plata por su hazaña; prohibió el uso comercial de su nombre y donó todos sus premios, documentos, notas y trabajos a la Universidad de Cincinnatti (EE.UU.) y otros organismos.

La grandeza de Albert Sabin podría resumirse en esta frase: «Quiero que mi investigación esté al alcance de todos».

Creó la vacuna oral contraía poliomielitis Junto con Salk, salvó millones de vidas en todo el mundo extendió las campañas de prevención.

Si no fuera por Albert Sabin, la poliomielitis seguiría cobrándose miles de vidas en todo el mundo. El doctor Sabin creó una eficaz vacuna oral contra la polio que, junto con la presentada unos años antes por Jonas Salk, puso a la humanidad a salvo de tan letal y despiadada plaga vírica.

QUE ES LA POLIO Y CUALES SON SUS CONSECUENCIAS

La poliomielitis es una enfermedad infecto-contagiosa causada por un virus que se excreta generalmente a través de heces y se transmite por vía oral. Afecta sobre todo a los niños.

Sus síntomas suelen manifestarse en dos fases. La primera comienza con un estado febril común. La segunda ataca al sistema nervioso y puede derivar en parálisis o meningitis.

Existen factores de riesgo que agravan los efectos de la enfermedad: el embarazo, padecer alguna deficiencia inmunológica o recibir un tratamiento con remedios inyectables.
El 30% de los pacientes que tiene secuelas paralíticas de la polio se recupera en algunos meses. Además, la tasa actual de letalidad ha bajado notablemente en las últimas décadas.
Los avances médicos neutralizaron la mayoría de los efectos asociados a la polio, pero el sistema más seguro para evitarla es vacunarse correctamente.

UN MAL QUE CAUSO ESTRAGOS ENTRE LOS CHICOS DE TODO EL MUNDO

En 1956, una terrible epidemia de poliomielitis causó 3.000 muertos en la Argentina. La mayoría de las víctimas eran chicos en edad escolar que presentaban idénticos síntomas: abatimiento físico general acompañado de fiebre alta.

Luego, en una segunda fase, cuando el virus se adueñaba por completo del organismo, presentaba su cara más terrible: meningitis, parálisis y, en última instancia, la muerte.

Ante la gravedad de la situación, las autoridades sanitarias desplegaron en agosto de ese mismo año un programa urgente de vacunación masiva en las escuelas. Después de dramáticas jornadas, la vacuna dio sus frutos.

El mal pudo ser controlado y así se salvó de una muerte segura a un gran segmento de la población infantil argentina.

La vacuna inyectable que se administró en aquella campaña preventiva fue la misma que, justo un año antes, y después de intensas investigaciones, el médico y epidemiólogo estadounidense Jonas Salk logró patentar con el apoyo comercial de la incipiente industria farmacéutica de Estados Unidos.

KOPROWSKI, SALKY LOS PRIMEROS ÉXITOS EN LA LUCHA CONTRA LA ENFERMEDAD

Salk había creado una vacuna anti-poliomielítica inyectable (VPI) compuesta por virus muertos –es decir, inactivos-.

El compuesto actuaba como un potente inductor de inmunización, lo que significaba que las personas inoculadas estaban a salvo de contraer la enfermedad, ya que el virus de la poliomielitis colonizaba los intestinos, garantizando una profilaxis eficaz.

Para completar sus investigaciones, Jonas Salk siguió el camino trazado por Hilary Koprowski, que en 1950 obtuvo el primer prototipo de vacuna antipolio con virus vivos, desarrollado a partir de una cepa A viral adaptada a ratones.

Casi en la misma época, otro científico estadounidense de origen polaco, Albert Bruce Sabin, trabajaba intensamente en el desarrollo de la vacuna anti-polio que complementase los resultados del agente inmunizador elaborado por Jonas Salk.

Sabin, que  había emigrado con sus padres a  Estados Unidos en 1921, inició sus investigaciones sobre la poliomielitis y sus graves consecuencias en el ser humane en las universidades de Nueva York y Cincinnatti, donde ejerció come profesor de Microbiología y desarrolló la mayoría de sus teorías.

En una primera fase, Sabin demostró el crecimiento del virus de la polio en los tejidos nerviosos externos del organismo. Luego defendió la tesis, en contra de la creencia general, de que el virus de la enfermedad no se transmitía únicamente a través del aparato respiratorio sino que era, sobre todo, un mal de origen infeccioso que atacaba al sistema digestivo y que podía transmitirse de un ser humano a otro por vía oral-fecal.

Las arduas investigaciones del epidemiólogo culminaron brillantemente en 1957, después de estudiar las potencialidades de la vacuna inyectable elaborada por su colega, el mérito de Jonas Salk

LA VACUNA ORAL CON VIRUS VIVOS:

Albert Sabin evaluó los efectos beneficiosos de la vacuna de Salk, pero también tuvo ; en cuenta sus contraindicaciónes y los posibles riesgos que su administración podía generar en el organismo. Y llegó a una conclusión en forma de alternativa: creó una vacuna que a diferencia de los virus; inactivos utilizados por ; colega, estuviera compuesta por cepas de virus vivos pero atenuados.

En principio, la inoculación de estos virus en organismo estimularía inmunidad natural, con le que se evitaría, en un grado elevado, la posibilidad de que el receptor de la vacuna pudiera convertirse en portador de la poliomielitis.

A esta propiedad debe añadirse otra no menos importante: los pacientes podían recibir la vacuna por vía oral -con lo que el método de administración se agilizó notablemente y se abarataron los costos en campañas de vacunación- y sus efectos profilácticos duraban más que  la de Salk. Sabin despejaba el camino de las políticas de prevención masiva.

Cómo es el virus: El virus de la polio es un enterovirus de la familia Picornaviridae. Se trata de una pequeña partícula que muta rápidamente, coloniza el sistema gastrointestinal y luego se extiende al aparato circulatorio.

UNA ALTERNATIVA DE PREVENCIÓN CON MUY POCOS EFECTOS SECUNDARIOS

Por fin, en 1962, después de nueve años de investigaciones y pruebas de campo en la que participaron voluntarios de países tan diversos como la Unión Soviética, México y Holanda, la vacuna de la polio oral (VPO) de Sabin comenzó a administrarse en todo el mundo con el beneplácito de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En un primer momento la mayor preocupación que se planteó era la posibilidad de que el virus salvaje de la polio -que muta con extrema facilidad- se reprodujera en las personas tratadas con virus debilitados.

Sin embargo, los resultados posteriores confirmaron que el nivel de riesgo era muy bajo.

Tampoco se pudieron demostrar lesiones en el embrión del pollo-animal que sirvió de cobayo para los experimentos- durante la primera rase de la gestación, por lo que la administración de la vacuna oral de Sabin, no está, en principio, contraindicada durante el embarazo.

Esta razón explica por qué a partir de ese año la vacuna oral de Sabin fue sustituyendo paulatinamente a .a de Salk en las campañas de vacunación masivas.

Es preciso aclarar, sin embargo, que la vacuna de virus inactivos de Salk continúa aplicándole en la actualidad, fundamentalmente en zonas donde el peligro de contraer la enfermedad es muy elevado  –ya que garantiza protección  total–  obligatoriamente, en personas con un sistema inmunológico deficiente (enfermos de sida, cáncer, pacientes tratados con radioterapia o quimioterapia, etc.).

Las investigaciones iniciadas por Jonas Salk y Albert Sabin abrieron el camino para el perfeccionamiento de las vacunas antipolio. Hoy, la forma trivalente (TOPV) es la alternativa más efectiva contra los tres tipos de virus que desencadenan esta enfermedad.

EMPIEZA EL TURNO DE LAS CAMPAÑAS DE VACUNACIÓN MASIVAS

La aparición de las vacunas de Salk y Sabin constituyó un avance fundamental en un período (1950-1960) en que la poliomielitis era una enfermedad tan mortífera como ahora lo es el sida. Las autoridades nacionales e internacionales que velaban por la salud de los ciudadanos adoptaron rápidamente estos sistemas de inmunización.

A partir de la década de los 6o, las vacunas anti-polio se incorporaron en casi todos los programas sanitarios de los países industrializados, lo que redujo espectacularmente las tasas de mortalidad de una plaga que hasta entonces se creía invencible.

Si en 1950 la enfermedad se situaba en un caso por cada 2.700 habitantes, en 1970, cuando las calendarios de vacunaciones obligatorias ya figuraban en las políticas sanitarias nacionales, el porcentaje cayó hasta un caso por cada 10 millones.

Desde entonces, la incidencia de la enfermedad no dejó de disminuir.

Según los datos del profesor Stanley Plotkin, de los 35.251 casos contabilizados en todo el mundo en 1988 se pasó a 8.635 en 1994. El número se redujo aún más un año después: 6.179 casos, casi un 28% menos que en el ejercicio anterior.

En 1999, la OMS informó de la inexistencia de nuevos focos infecciosos entre los 51 países.
Ya en el tercer milenio, la polio es un mal que se bate en retirada gracias a los avances en su prevención. Pero todavía subsiste en algunas zonas del mundo desgarradas por la pobreza endémica y los conflictos bélicos.

Hechos que impiden que una enfermedad grave pero con medios para evitarla aún no haya desaparecido totalmente.

La OMS calcula que en 2007 el ahorro por el uso de las  vacunas antipolio superará el costo de las campañas deprevención. En 2040, el  ahorro puede alcanzar los 14.000 millones de dólares.

LA POBREZA EL VIRUS MAS MORTÍFERO:

Casi 11 millones de niños mueren cada año a causa de enfermedades que se podrían prevenir mediante campañas de vacunación. Esta es la conclusión más demoledora y dolorosa que se desprende de la lectura de «El progreso de las naciones 2000«, un informe que UNICEF hizo público ese año.

A pesar de los avances logrados con las campañas mundiales de vacunación, que salvan cada año la vida de 2,5 millones de chicos, todavía hay 30 millones de recién nacidos en los países en desarrollo que no reciben inmunización.

El informe señala que la mortandad de las enfermedades vinculadas con la diarrea, que cada año afectan a millones de chicos, se podría evitar simplemente con la mejora de la higiene y de las condiciones de vida en esos países. 

UN IMPACTO GIGANTESCO

El estudio de UNICEF aporta datos esclarecedores sobre el brutal impacto que algunas enfermedades siguen teniendo entre la población infantil de las zonas más desfavorecidas del planeta.

Cada año 900.000 niños menores de cinco años mueren a causa del sarampión; el tétanos neonatal mata 200.000 bebés durante el primer mes de vida; la tos ferina es fatal para 370.000 menores de cinco años, y la tuberculosis para otros 50.000, cuando hace más de 70 años que existe una vacuna contra ella.

A estos datos hay que unir el balance letal que arrojan enfermedades como el paludismo, la esquistosoiniasis, la meningitis y la neumonía, muy activas aún en algunos países envías de desarrollo.

HACIA LA ERRADICACIÓN TOTAL

AUNQUE PRUDENTES EN SUS PERSPECTIVAS, las autoridades sanitarias mundiales estiman que los diez próximos años serán decisivos para la erradicación definitiva de la polio. Los hechos parecen avalar esta tesis.

En el último decenio el número de casos registrados descendió de 35.000 a 5.000, según la OMS.

La enfermedad desapareció por completo en América y puede considerarse que su transmisión está interrumpida en el área del Pacífico occidental, incluida China.

VACUNACIONES MASIVAS: Las campañas de inmunización impulsadas por organismos supranacionales y entidades no gubernamentales alcanzaron en estos años a millones de niños.

Se llegó a los lugares más remotos de la Tierra. Camellos, caballos, piraguas, barcos, motocicletas… los medios de transporte más insospechados sirvieron a los trabajadores de la salud para llegar a grupos de riesgo y proceder a su vacunación. Aunque el optimismo es la nota predominante cuando se habla de la polio, todavía es arriesgado certificar una victoria sobre ella: aún quedan focos activos en zonas de África -sobre todo en la región de los Grandes Lagos- y Asia, como Pakistán, India y Afganistán.

PREVENCIÓN Y AHORRO: La principal barrera que impide la eliminación total de la polio es la falta de recursos económicos para realizar campañas masivas de vacunación.

Además, la mayoría de los países afectados padece un subdesarrollo crónico, agravado en muchos casos por los conflictos bélicos.

La erradicación de la polio ahorrará en todo el mundo 1.500 millones de dólares anuales en vacunación. EE.UU. gasta 250 millones de dólares sólo para prevenir la reaparición de la enfermedad.

Fuente Consultada: Los Hombre y Mujeres Que Cambiaron el Mundo Fasc. N° 5 Albert Sabin