Lucky Luciano

La sociedad estadounidense en la decada del 20 EE.UU. La Ley Seca

COSTUMBRES Y FORMAS DE VIDA DE LA SOCIEDAD ESTADOUDINENSE

El “Ford T”  (ver Vida de Henry Ford)
Henry Ford se dio cuenta de que el principal mercado para el automóvil estaba en el campo. En aquella época, la mayor parte de los automóviles eran utilizados por los ricos para efectuar recorridos en las ciudades, pero eran inservibles fuera de ellas. Ford fabricó en 1909 el “modelo T”. Era un vehículo con ejes muy altos que permitía circular aun por donde no había caminos trazados.

Además, como se fabricaban piezas de recambio que podían comprarse en los almacenes de los pueblos o adquirirse por correo, no era necesaria la presencia de mecánicos especializados. Hacia 1927, Ford ya habla vendido 15 millones de unidades. El Ford T no sólo era utilizado los domingos; en la semana servía para transportar las cosechas al mercado. Realizaba muchas de las funciones del moderno tractor.

Un país sobre ruedas

La difusión del automóvil cambió la economía y las costumbres de aquella época. Gracias al automóvil, millones de personas pudieron alejarse de la congestión de las ciudades. Construyeron residencias en zonas suburbanas, rodeadas de jardines y, en lo posible, de árboles. Las nuevas viviendas tuvieron que ser equipadas con radio, aspiradora, heladera y otros modernos aparatos. La red de energía eléctrica y las carreteras tuvieron que extenderse entonces a las nuevas zonas urbanizadas.

Las nuevas carreteras impulsaron el desarrollo de nuevos negocios. A los costados de las rutas se instalaron desde puestos de venta de salchichas hasta billares y moteles. También se construyeron nuevos centros turísticos. La zona de Miami, por ejemplo, fue una creación del vehículo de motor.

El automóvil también cambió las costumbres de policías y delincuentes. No se organizaba el robo a mano armada de un banco sin tener garantizado un buen vehículo para la fuga.

Conflicto entre dos sistemas de valores

Durante la década de 1920, muchos jóvenes abandonaron las casas de sus padres en el campo, atraídos por las imágenes que la radio, la prensa y las películas de Hollywood divulgaban de la vida en la gran ciudad. La canción de moda en 1919 se llamaba «Cómo vas a retenerlos en las granjas ahora que han visto París?”. La población de las pequeñas ciudades y el campo se opuso a estas influencias fortaleciendo sus creencias en los antiguos valores, en Dios, la “americanidad” y la moralidad. Se organizaron campañas en contra de la “maldad del alcohol” o del uso del automóvil cerrado por considerarlos una invitación al pecado. La ciudad y la juventud rechazaban estos valores.

Adoptaban nuevas modas como la de la pollera más corta, el charleston y el consumo de ginebra. Las cuestiones sexuales eran tratadas con creciente libertad; se creía que la infidelidad ocasional en el matrimonio no traía graves consecuencias y que la experiencia prematrimonial enriquecía a las muchachas. Se discutían las ideas de Freud, que comenzaban a difundirse en esta época. El lenguaje también cambió. En las conversaciones se utilizaban palabras nuevas como “calorías”, “vitaminas”, “función” y “frustración”, por lo general sin saber exactamente lo que significaban. Los conflictos entre padres e hijos se agudizaron. Los jóvenes rechazaban la moral de los mayores.

La “ley seca” y los gángsters

En 1919, el gobierno del Partido Republicano intentó ganar el apoyo de los sectores conservadores del campo y los grupos feministas. Aprobó para ello una ley que prohibía el consumo de alcohol: la famosa “ley seca”. Si bien no se dejó de consumir alcohol, la amenaza de la ley empujó a los consumidores a beber en la clandestinidad. En las grandes ciudades, locales de mala reputación se pusieron de moda. También se extendió el uso de la botella de bolsillo (la petaca). Para muchos, el beber ilegalmente resultaba emocionante.

La “ley seca” favoreció la multiplicación de los gángsteres. Los propietarios de los bares semiclandestinos, de las cervecerías y destilerías, que no podían recurrir a la policía ni a los tribunales, eran obligados a aceptar su “protección”. En Chicago, la guerra entre gángsteres se volvió frecuente. Uno de los más poderosos fue Al Capone (foto). La violación a la “ley seca” se vio favorecida además, por la corrupción en el gobierno, muy extendida en esa época.

Policías y políticos obtenían beneficios personales con la prohibición. El congresista de Texas que redactó la ley fue arrestado al cabo de unas semanas por haber instalado una destilería en su rancho.

Finalmente, la depresión económica y el aumento de poder político de los grupos que representaban a las grandes ciudades terminaron con la “ley seca”. En 1933, cuando el Partido Demócrata ganó las elecciones, levantó la prohibición.

Voto femenino
La guerra y el desarrollo económico cambiaron la posición de la mujer en la sociedad estadounidense. En 1920, el Congreso aprobó el voto femenino. Los nuevos valores y costumbres le permitieron ocupar lugares que antes sólo estaban reservados a los hombres. En 1914, el número de mujeres con oficio o profesión era de dos millones; en 1930, ese número había ascendido a diez millones.

¿Que es la sociología?

Sacco y Vanzetti Caso del Juicio a los Italianos Anarquistas Historia

LA EJECUCIÓN DE LOS ANARQUISTAS SACCO Y VANZETTI

Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti eran dos inmigrantes italianos, acusados del asalto y homicidio del pagador de una fábrica, Frederick Parmenter, y su escolta Alessandro Berardelli, en el pueblo de South Braintree, Estados Unidos, el 15 de abril de 1920. El proceso judicial causó un gran escándalo internacional y fuertes protestas, sobre todo en Europa aunque también tuvo grandes dimensiones en Latinoamérica, debido a las escasas e insuficientes pruebas.(wikipedia)

Pero no pudieron matarlos en la memoria. Sacco y Vanzetti pasaron a ser, para siempre, “Héroes del pueblo”. Publicaciones, actos, conferencias, obras de teatro, filmes, hermosas canciones, los recuerdan. Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti, un zapatero y un vendedor de pescado, así de humildes. Dos italianos inmigrantes. Pero saltaron a la gloria. A los jueces, a los funcionarios que actuaron en este increíble crimen legal ni se los recuerda. Pero se los nombra. Principalmente al juez Fuller. En realidad, todos los jueces que interpretan las leyes a favor del poder quedan en la lista negra de la historia.

Situación Histórica en EE.UU.:La toma del poder de Rusia por los bolcheviques en 1917 y su proclamación de la revolución mundial alarmó a los líderes políticos de Europa Occidental y los Estados Unidos. En 1919, el procurador de los EUA, A. Mitchell Palmer, previno que 60 mil radicales extranjeros se proponían iniciar la revolución roja en el país, recordando las bombas postales enviadas a funcionarios en abril y que el 3 de junio hubo explosiones en casas de políticos de ocho ciudades, incluyendo la suya en Washington.

Según el procurador, ya era hora de poner de lado las “muy liberales” normas de la declaración de derechos y actuar prontamente contra la subversión. Valiéndose de agentes del Departamento de Justicia, Palmer infiltró los partidos Comunista, Comunista Obrero y Socialista, consiguiendo coordinar reuniones de éstos y otros grupos radicales el 2 de enero de 1920. Esa noche los agentes del procurador apresaron en 33 ciudades a 3.000 personas, casi todos extranjeros, a quienes se acusó de querer deponer al gobierno de los Estados Unidos.

Las llamadas incursiones Palmer continuaron durante junio, arrestando a 6.000 extranjeros indeseables y deportando a casi mil de ellos. Fue durante esta histeria antirradical y antiextranjera cuando se llevó a cabo el asalto en South Braintree(próximo ítem) y, subsiguientemente, las detenciones e inculpaciones de Sacco y Vanzetti que causarían tanta controversia.

El asalto en South Braintree: Hacia las tres de la tarde del día jueves 15 de abril de 1920, el pagador de la compañía zapatera Slater & Morrill, con sede en South Braintree, Massachusetts, salió de la oficina acompañado de un guardia armado para llevar la nómina semanal, unos 16.000 dólares, a la fábrica, a unas cuantas cuadras de ahí. Dos hombres morenos los detuvieron y les dispararon.

El guardia murió instantáneamente y el pagador murió poco después. Cuando uno de los pistoleros se agachó para tomar el arma del guardia, se le cayó su gorra. Mientras los pistoleros tomaban las cajas con dinero, apareció un tercer asaltante con un rifle. Los tres huyeron en un coche azul descapotable, tripulado por dos hombres: la huida fue cubierta por un rifle que salía de la ventana trasera. El coche, un Buick sin placas, fue hallado dos días después en un bosque cercano. Cerca había huellas de un vehículo más pequeño, al que el grupo pasó su botín y huyó, cumpliendo así la última parte del plan.

Dos hombres sospechosos que tenían características similares a las buscada por la policía y que caminaban hacia una parada de tranvía camino a Brockton, fueron denunciados. Enseguida el jefe de policía deBridgewater, Michael Stewart, telefoneó a su contraparte de Brockton, el siguiente pueblo al norte, pidiéndole arrestar a los dos hombres. A las 22:00, dos oficiales abordaron el tranvía en Brockton y arrestaron a los dos sospechosos: Nicola Sacco, un zapatero de 29 años, y Bartolomeo Vanzetti, un vendedor ambulante de pescado de 32 años.

Ambos llevaban armas y se mostraron evasivos respecto a lo que hacían esa noche en Bridgewater. Tampoco recordaban lo que hicieron el 15 de abril. Varios testigos del asalto en Braintree identificaron a Sacco como uno de los pistoleros. Otros testigos no estaban seguros. Sólo uno identificó a Vanzetti. No obstante, cinco meses después de los incidentes se inculpó a Sacco y a Vanzetti por el delito.

Sacco y Vanzetti Caso del Juicio a los Italianos Anarquistas

Polémico proceso por asesinato celebrado en Massachusetts, que duró desde 1920 hasta 1927. Nicola Sacco (esposado a la izquierda)y Bartolomeo Vanzetti,
dos emigrantes italianos que llegaron a Estados Unidos en 1908, fueron acusados del asesinato de un cajero y
e un vigilante y del robo de más de 15.000 dólares

Sacco Nicola: Italiano de Torre Maggiore, provincia de Foggia, nació el 23 de abril de 1891. A los 17 años, fundamentalmente la situación de su familia lo llevó a emigrar. Llegó a la tierra prometida en 1908, año de hambre y desocupación. A pesar de tener conocimientos de mecánica no encontró trabajo en este oficio. Los extranjeros no eran considerados para las tareas especializadas y apenas si conseguían trabajo en fábricas.Trabajó primero como mozo de agua, consiguiendo luego colocación como zapatero en la fábrica de calzados de Kelly. Su capacidad de amor y de ternura hacia su compañera Rosina y hacia sus hijos se vuelca a todos los seres humanos, a su clase explotada, y lo impulsa al combate.

Vanzetti Bartolomeo: Nació en Villafalleto, en el Piamonte, en 1888. Le gustaba el estudio pero sólo pudo hacer la escuela. Empezó a trabajar a los 13 años de edad, eran 15 horas diarias sin descanso semanal, sólo tenía un asueto de tres horas dos veces al mes. A los 20 años de edad decide abandonar Italia. Llega a Norteamérica en 1908. Lo espera un largo peregrinar en busca de trabajo, muchos días de hambre, sin ni siquiera un lugar donde descansar.

Recibe en su andar el desprecio de los patrones, la solidaridad de sus iguales. En su oficio de confitero no encuentra plaza fija. En muchos lugares lo echan a los pocos meses de trabajo. Trabajó de picapedrero, albañil, foguista, barredor de nieve. Hacía jornadas de 12 y 14 horas en verdaderos tugurios insalubres, recibiendo, por ser extranjero, la mitad del jornal de un norteamericano, de por sí bajo. Con ansias de leer y estudiar se quedaba de noche, después del trabajo, dormido sobre los libros.Vanzetti no se casó y se dedicó a la venta de pescado en Plymouth.

Con el tiempo, ambos fueron influidos por un filósofo anarquista llamado Luigi Galleani, quien abogaba por derribar el capitalismo. Entre 1917 y 1918, ambos huyeron a México por las movilizaciones de la Primera Guerra Mundial. Al ser interrogados por la policía, en un principio ambos negaron sus afiliaciones radicales, pero posteriormente Sacco y Vanzetti admitieron que en la noche de su arresto buscaban un coche para deshacerse de literatura anarquista comprometedora que poseían.

El hecho de portar armas, las declaraciones falsas y evasivas, las actividades izquierdistas y la identificación tentativa de los testigos fueron más que suficientes para inculparlos del asalto y asesinatos deSouth Braintree. Pero antes de ser juzgados juntos, Vanzetti fue procesado por separado y se le sentenció a prisión por su participación en un asalto en Bridgewater el 24 de diciembre de 1919. El juez de este proceso fue Webster Thayer, quien luego juzgó a Sacco y Vanzetti en Dedham, el 21 de ruayo de 1921. “Dado que los testigos son italianos”, instruyó el juez Thayer al jurado en el primer juicio, “no se deberá inferir nada en su contra. Se supone que son honestos, sinceros e inocentes.” En el juicio llevado a cabo en Dedham, siete testigos del fiscal identificaron a Sacco como uno de los pistoleros de Braintree, y cuatro identificaron a Vanzetti.

De los 12 testigos de la defensa que dijeron que los acusados estaban en otra parte el día del asalto y asesinatos, 11 eran italianos. Los jurados, pueblerinos de clase media, eran predominantemente anglosajones. Uno de ellos dijo después, procurando dar dirección al juicio, que el testimonio contradictorio de cada testigo era anulable. “Pero las balas , añadió, “no hay forma de dar la vuelta a esa evidencia.” La fiscalía pudo al fin establecer que las balas y casquillos hallados en la escena del crimen fueron disparados por el revólver que tenía Sacco al ser arrestado. La identificación del arma de Vanzetti como aquella que se tomó del guardia, fue menos concluyente. Pero el fallo de culpabilidad del 14 de julio, aunque esperado, no fue el acto final de la tragedia.

Mientras Sacco y Vanzetti permanecían bajo custodia, la defensa reunió durante los años siguientes varias solicitudes para que fuera reabierto el caso. Todas fueron denegadas. En todo el país y en el mundo entero hubo protestas por lo que se consideró como absurdas y persecutorias condenas por creencias políticas impopulares más que por culpabilidad criminal.

A fines de 1925 pareció haber una pausa en el caso cuando un tal Celestino Madeiros, reo en la prisión de Dedham, condenado a muerte por asaltar un banco, confesó tener parte en el asalto de Braintree. Madeiros juró que los pistoleros no eran Sacco y Vanzetti. Aunque no pudo hacer un recuento coherente del asalto ni identificar a los otros participantes, Madeiros consiguió ganar dos años de vida antes de que se llevara a cabo su sentencia de muerte.

Su “confesión” no fue de ninguna ayuda para los esfuerzos legales de Sacco y Vanzetti. En la primavera de 1927, el profesor en derecho Felix Frankfurter, de Harvard, que luego fue juez de la Suprema Corte de Justicia, publicó una indignada denuncia del juicio de Dedham: “Fuera del juzgado campeaba la histeria antirroja… y dominó al proceso.”

El alegato de Frankfurter produjo otra ola de protestas contra el veredicto. Cediendo ante la presión, el gobernador de Massachusetts, Ailvin Fuller, nombró al rector de Harvard, A. Lawrence Lowell, para dirigir una comisión de tres miembros que revisaría minuciosamente el caso. En otro juicio más largo que el de Dedham, de seis semanas y medial, la comisión Lowell leyó la copia estenográfica, llamó a testigos y entrevistó al juez Thayer, al fiscal y al jurado. La conclusión: Sacco era sin duda culpable y Vanzetti también, aunque la evidencia contra él era “más débil”. El 8 de agosto se negó un aplazamiento de la sentencia de muerte.

Hacia la medianoche del 23 de agosto de 1927, Sacco y luego Vanzetti fueron ejecutados en la silla eléctrica. “Viva el anarquismo!”, clamó Sacco en italiano. “Soy inocente”, protestó Vanzetti.

La noticia de las ejecuciones inició una ola de disturbios antiestadunidenses. Desde mediados de la década de 1950, y durante tres décadas, el escritor Francis Russell estudió y escribió acerca del caso Sacco-Vanzetti. En un principio, aceptó la opinión general de que el juicio fue una falsedad y que su sentencia fue un error de la justicia. Pero cuando publicó su primer libro acerca del tema, Tragedia en Dedham, tomó la postura de que Sacco era culpable y Vanzetti inocente.

Sacco pudo salvar a su colega confesando, pero quizá sintió que eso sería traicionar al movimiento anarquista. En lo que se refiere a Vanzetti, le pareció válido morir, no por un crimen que no cometió, sino en aras del avance de su movimiento.

En noviembre de 1982, Russell recibió lo que parecía confirmar su tesis: una carta del hijo del último miembro sobreviviente del comité de defensa de Sacco y Vanzetti, Giovanni Gambera. Poco antes de su muerte, unos meses atrás, el anciano Gambera confió a su hijo que todos en el círculo anarquista de Boston sabían que Sacco era culpable y Vanzetti era inocente, pero nadie quería romper el acuerdo de silencio, aunque le costara la vida a Vanzetti. “Entre usted y yo”, escribió el joven Gambera a Russell, “ésta es la última palabra.”

Ultimas palabras de las víctimas

«Muero como he vivido, luchando por la libertad y por la justicia. ¡Oh, si pudiera comunicar a todos que no tengo nada que ver con ese horrendo crimen… Mi corazón está lleno, rebosante de amor por los míos. ¿Como despedirme de vosotros? ¡Oh, mis queridos amigos, mis bravos defensores, a todos vosotros el afecto de mi pobre corazón, a todos vosotros mi gratitud de soldado caído por la causa de la libertad! …Continuad la soberbia lucha, que yo también en lo poco que pude, he gastado mis energías por la libertad y por la independencia humana. …¿Que culpa tengo si he amado demasiado la libertad? ¿Por qué he sido privado de todas las cosas que hacen deliciosa la vida? Ningún reflejo de la propia naturaleza, del cielo azul y de los esplendidos crepúsculos en las tétricas prisiones construídas por los hombres para los hombres. Pero yo no he llevado mi cruz en vano. No he sufrido inútilmente. Mi sacrificio valdrá a la humanidad a fin de que los hermanos no continúen matándose; para que los niños no continúen siendo explotados en las fábricas y privados de aire y luz. No está lejos el día en que habrá pan para todas las bocas, techo para todas las cabezas, felicidad para todos los corazones. Tal triunfo será mío y vuestro, compañeros y amigos.» Bartolomé Vanzetti

«¡No hay justicia para los pobres en América! …¡Oh, compañeros míos, continuad vuestra gran batalla! ¡Luchad por la gran causa de la libertad y de la justicia para todos! ¡Este horror debe terminar! Mi muerte ayudará a la gran causa de la humanidad. Muero como mueren todos los anarquistas -altivamente, protestando hasta lo último contra la injusticia. …Por eso muero y estoy orgulloso de ello! No palidezco ni me avergüenzo de nada; mi espíritu es todavía fuerte. Voy a la muerte con una canción en los labios y una esperanza en mi corazón, que no será destruida…» Nicolás Sacco

«Queridos amigos y compañeros del Comité de defensa. Mañana, inmediatamente después de la media noche, deberemos morir en la silla eléctrica. No tenemos ya ninguna esperanza. …Hemos decidido, por eso, escribir esta carta para expresar nuestro reconocimiento y admiración por todo lo que habéis hecho en favor de nuestra defensa en estos siete años, cuatro meses y once días de lucha. El hecho de que hayamos perdido y que debamos partir, no disminuye para nada nuestra actitud y nuestra apreciación de vuestra conmovedora solidaridad hacia nosotros y nuestras familias. Amigos y compañeros: ahora que la tragedia de este proceso toca a su fin, unamos nuestros corazones, nuestros errores, nuestras derrotas, nuestra pasión, para las batallas futuras, para la emancipación final. Unamos nuestros corazones en esta hora, la más negra de nuestra tragedia. Armaos de valor, saludad a los amigos y a los compañeros de todo el mundo. Os abrazamos a todos y os damos el último adiós, con el alma desgarrada, pero llena de amor. Ahora y siempre un viva a todos nosotros, un viva a la libertad. Vuestros en la vida y en la muerte» Nicolás Sacco – Bartolomé Vanzetti

CRÓNICA DE LA ÉPOCA:
POR GABRIEL CARRIZO Historiador
Períodico El Bicentenario Fasc. N°6 Período 1910-1929

El 23 de agosto fueron ejecutados en Estados Unidos, mediante silla eléctrica, dos militantes anarquistas de nacionalidad italiana, llamados Niccola Sacco y Bartolomeo Vanzetti. Este hecho adquirió gran repercusión mundial al ser catalogado como un acto de arbitrariedad e injusticia en contra de dos ciudadanos por su adscripción ideológica.

Varios factores intervinieron para el desenlace del lamentable suceso. En primer lugar, la inflación generada por la Gran Guerra hundió a los sectores trabajadores en una profunda crisis económica. La pérdida constante del poder adquisitivo de los salarios generó condiciones para la declaración de huelgas. De hecho, Sacco y Vanzetti militaban en una organización anarquista que lucha en contra de las pésimas condiciones laborales que sufren los trabajadores.

En segundo lugar, el temor que experimenta gran parte de la sociedad norteamericana ante cualquier estallido social que pueda conducir desde su perspectiva a una revolución bolchevique, miedo que es alimentado recurrentemente por la prensa. En tercer lugar, las medidas adoptadas por el Estado, como la denominada Acta de Espionaje promulgada por el Congreso de Estados Unidos en 1917 (que multa a quienes suministren informaciones que puedan afectar las operaciones de las Fuerzas Armadas) y el Acta de Sedición de 1918 (que multa y encarcela a aquellos que propaguen opinión respecto de la forma de gobierno, Constitución Nacional o contra las Fuerzas Armadas), que son disposiciones que dejan un gran margen para la arbitrariedad, pues cualquier crítica al gobierno puede ser susceptible de prisión o multa. Pero fue el Acta de Extranjería de 1918, que prohibe el ingreso al país a anarquistas o a aquellos que promuevan la violencia contra el gobierno, la normativa que habilitó la persecución y deportación de todo inmigrante sospechado de ser anarquista.

Sacco y Vanzetti fueron acusados de un doble crimen y sometidos a un proceso jurídico plagado de violaciones a la legítima defensa de los acusados. La ejecución no solamente buscaba ser un escarmiento a los trabajadores que intentaban rebelarse ante las pésimas condiciones laborales, sino que además fue considerado por las organizaciones obreras como una demostración de la persecución ideológica y xenófoba de las autoridades de Estados Unidos.

Períodico El Bicentenario Fasc. N°6 Período 1910-1929

Ver: El Aislacionismo de EE.UU. Post Primera Guerra Mundial

Fuente Consultada:
Wikipedia – El Ortiba – Secretos y Misterios de la Historia

Principales Hechos Historicos Linea del Tiempo Cronologia Historia

LÍNEA DEL TIEMPO EDAD CONTEMPORÁNEA

POLÍTICAECONOMÍA Y SOCIEDADCIENCIA Y CULTURA

 

1789 imagen

La Revolución Francesa

1798 imagen

Malthus publica Ensayos Sobre el Principio de la Población

1799 imagen

Napoleón Sube al Poder

1800

imagen

Volta inventa la Pila Eléctrica

1804 imagen

Napoleón es coronado como emperador

1804

imagen

Muere el Filósofo Immanuel Kant

1807

imagen

Abolición de la servidumbre en
Rusia

1807

imagen

Primer Barco
a Vapor

1814 imagen

Derrota de Napoleón

1815 imagen

Congreso de Viena
Restauración del
Absolutismo

1823imagen

Doctrina Monroe

1825imagen

Fin del proceso de independencia en las colonias españolas de america

1826

imagen

Primera Locomotora a Vapor inventada por Stephenson

1829 imagen

Las Guerras del Opio
En China
(1830-1864)

1827

imagen

Muere el músico alemán Luwing Beethoven

1830 imagen

Revoluciones
Liberales en
Europa

1830

imagen

Delocroix pinta la libertad guiando al pueblo

1834

imagen

Se crea el Zollverein
en Alemania

1837

imagen

Morse inventa el Telegrafo
por hilo

1839imagen

Guerra México contra
Estados Unidos

1846

imagen

Triunfo librecambista en Gran Bretaña

1848 imagen

Revoluciones
Liberales en
Europa

1848

imagen

Marx y Engels publica el Manifiesto Comunista

1849

imagen

Muere el compositor
polaco Chopin

1852 imagenProclamación del
II Imperio Francés
1854 imagenFrancia construye el Canal de Suez
1855 imagenFin de la Guerra
De Crimea
1859 imagenEl Petróleo
Apertura del Primer
Pozo en EE.UU.
1859 imagenDarwin publica
El Origen de las Especies
1860 imagenExpedición de Garibaldi y Los mil Camisas Rojas a Sicilia y Nápoles
1863 imagenAbolición de la Esclavitud en EE.UU.
1864 imagenMaximiliano de Austria es nombrado emperador de México 1864 imagenSe crea la AIT
1865 imagenFin de la
Guerra de Secesión en EE.UU.
1865imagenMovimiento Sufragista en el Reino Unido
1867 imagenComienza la Era Meiji en Japón 1867 imagenMarx publica
El Capital
1868imagenGuerra de los Diez años en Cuba 1868 imagenSe patenta la primera Máquina de Escribir
1869 imagenPrimer Concilio Vaticano
Se inaugura el
Canal de Suez
1869 imagenLeon Tolstoi acaba su novela
Guerra y Paz
1870 imagenUnificación Italiana
1871 imagenUnificación Alemana 1871 imagenComuna de París
1872imagenSi disuelve la AIT en Europa
1876 imagenAlexander Bell
patenta su telefono
1879imagenGuerra del Pacífico
o del Salitre
1879 imagenEdison inventa
la bombilla eléctrica
1880 imagenSublevación de
los boers por la ocupación británica de Transvaal
1882imagenReino Unido ocupa Egipto y crea un protectorado 1882imagenSe abre en Nueva York la primer planta hidroléctrica
1884 imagenComienza la expansión colonial alemana
1885 imagenConferencia de Berlín 1885 imagenPasteur descubre la vacuna contra la rabia
1886imagenSe funda la Segunda Internacional
1888 imagenFin de la esclavitud
en Brasil
1889imagenConstitución de Japón 1889 imagenConstrucción de la Torre de Eiffel
1890 imagenBismark es destituido en Alemania
1891 imagenLeon XIII publica la encíclica Rerum Novarum
1893imagenPrimera Central
Eléctrica en EE.UU.
1894imagenComienza la guerra
Chino-Japonesa
1895 imagenLos hemanos Lumiere proyectan en París la primera película
1896 imagenAntoine Becquerel
Descubre la
radioactividad
1898imagenEspaña pierde Cuba y Filipinas
1899 imagenComienza la guerra
Anglo-Boers
1899imagenComienza a fabricarse la aspirina
1900 imagenGuerra de los Boxers:
insurrección xenófoba en China
1900 imagenFreud publica La Interpretación de los Sueños
1900 imagenMax Planck crea la Física Cuantica para explicar ciertos fenómenos físicos
1900 imagenSe descubren los grupos sanguíneos
1901 imagenMuere la Reina Británica Victoria I 1901 imagenSe entregan los primeros Premios
Nobel
1901 imagenMarconi une Europa y América con ondas de radio
1902 imagenPrimeros rascacielos en Nueva York
1903 imagenLos hermanos Wright realizan el primer vuelo con motor
1904 imagenLa Entente Cordiale entre Francia y Reino Unido 1904 imagenFinaliza la construcción del tren transiberiano
1905 imagenDomingo Rojo en Rusia estalla la primera revolución 1905 imagenSe publica la Teoría de la Relatividad
1906imagenPartido Laborista en
el Reino Unido
1909 imagenRobert Peary
llega al polo norte
1910 imagenJapón anexiona Corea
1911 imagenRoald Amundsen
conquista el polo sur
1912imagenPrimera Guerra de los Balcanes 1912 imagenHundimiento del Titanic
1913imagenSegunda Guerra de los Balcanes 1913 imagenPrimera cadena de montaje aplicada automóviles
1914 imagenAsesinato de Sarajevo
Inicio Primera Guerra Mundial
1914 imagenInauguración del Canal de Panamá
1916 imagenMuere el poeta nicaragüense Ruben Darío
1917 imagenComienza la Revolución Rusa
1918 imagenFin de la Primera Guerra Mundial 1918 imagenEpidemia de Gripe con millones de muertos en todo el mundo
1919 imagenTratado de Versalles
Constitución de Weimar
1919imagenTercera Internacional
1920 imagenSe funda la Sociedad de la Naciones 1920imagenSufragio Femenino
en los EE.UU.
1920 imagenPrimera emisiones de Radio en EE.UU. y Reino Unido
1921 imagenInicio del NEP
en Rusia
1921 imagenAlbert Einstein recibe el premio Nobel de Fisica
1922 imagenMarcha fascista
sobre Roma
Mussolini toma el poder
1922 imagenDescubrimiento en Egipto de la tumba de Tutankamon
1923 imagenFundación de la Unión Sovietica 1923 imagenCrisis inflacionaria en Alemania
1924imagenThomas Mann
publica
La Montaña Mágica
1925imagenTratado de Locarno 1925 imagenFranz Kafka publica
El Proceso
1927 imagenStalin se hace al poder en la URSS al morir Lenin 1927imagenVacuna contra la tuberculosis
Lindbergh cruza
el Atlántico
1928 imagenComienza la aplicación del Primer Plan Quinquenal en Rusia 1928 imagenAlexander Fleming
descubre la penicilina
1929imagenCreación de la
Ciudad del
Vaticano
1929 imagenCrack de la Bolsa de Nueva York
La Gran depresión
1933 imagenHitler es nombrado Canciller en Alemania 1933 imagenRoosevel comienza el New Deal en EE.UU.
1934 imagenLas tropas comunista de Mao inician la Larga Marcha en China
1935imagenLa internacional comunista aprueba el proyecto del Frente Popular
1936 imagenJ.K. Keynes publica La Teoría General del Empleo, el Interés y el Dinero
1937 imagenJapón invade
China
1937imagenVacuna contra la fiebre amarilla
1939 imagenFin de la Guerra Civil
en España
1939 imagenSe estrena
Lo que el viento se llevó
1941 imagenJapón bombardea
Perl Harbor
EE.UU. entra en la guerra
1941 imagenSe estrena Ciudadano Kane de Orson Wells
1944 imagenDesembarco en
Normandía
1945 imagenRendición incondicional
de Alemania
1945 imagenSe lanzan dos bombas atómicas en Japón: Hiroshima y Nagasaki
1947 imagenSe pone en marcha el Plan Marshall para la recuperación europea 1947imagenAlbert Camus publica La Peste
1948 imagenGandhi es asesinado 1948 imagenDeclaración Universal de Los Derechos Humanos de la ONU
1949 imagenCreación de la
OTAN. División de Alemania
1949 imagenOrganización del COMECON
Se inicia el apartheid en Sudáfrica
1949imagenOrwell publica
1984
1950 imagenPacto de amistad entre la Unión Soviética y China 1950 imagenLa población mundial asciende a 2515
millones de personas
1950 imagenPablo Neruda publica
Canto General
1952 imagenDictadura Batista en Cuba
1953 imagenFin de la Guerra de Corea
1954imagenIndochina se divide en Laos,Camboya y Vietnam
1955 imagenPacto de Varsovia 1955 imagenConferencia de Bandung 1955 imagenMuere el físico Albert Eisntein
1956imagenRevolución Húngara 1956 imagenRevolución Cultural
en China
1957 imagenFundación de la
Comunidad Económica
Europea (CEE)
1957 imagenLa Unión Soviética lanza el Sputnik
1958imagenCreación de la NASA
1959 imagenRevolución Cubana
1960 imagenNace la OPEP 1960 imagenPrimer aparato de rayo láser
La Primera Píldora
Anticonceptiva
1961 imagenConstrucción Muro
de Berlín
1962 imagenCrisis de los misiles
en Cuba
1962 imagenConcilio Vaticano II en Roma
1963 imagenAsesinato de J.F. Kennedy 1963 imagenManifestaciones en Washington por los derechos civiles
1964 imagenGuerra de Vietnam
Se constituye la OLP
1967 imagenGuerra de los
Seis Días
1967 imagen Primer Transplante
De Corazòn
1968 imagenPrimavera de Praga 1968 imagenMayo Francés
Luther King es asesinado
1969 imagenNeil Armstrong
llega a la Luna
1973 imagenEE.UU. retira sus tropas de Vietnam 1973 imagenCrisis del petróleo 1973 imagenEl Departamento de Defensa de los EE.UU. crea el protocolode Internet
1974 imagenRevolución de los claveles 1974imagenLa nave espacial Mariner 10 toma fotos de Venus
1975 imagenLos jeremes rojos toman el poder en Camboya 1976imagenLos robot Viking I y II pisan suelo marciano
1978imagenNace el primer bebe de probeta
1979 imagenInvasión soviética a Afganistán
Jomeini toma el poder en Irán
1979 imagenSegunda crisis del petróleo
1980 imagenGuerra Irán-Irak
Sadam Hussein
1981imagenIBM lanza la primera computadora personal (PC)
1982 imagenComienza la quinta guerra arabe-israelí 1982 imagenGabriel García Márquez Premio Nobel de Literatura
1983imagenNace el primer compact disc (CD)
1984 imagenAsesinato de Indira Gandhi imagenMueren miles de personas en la India por escape de un gas venenoso 1984imagenBurt Rutan dá la vuelta al planeta sin escalas
1985 imagenGorvachov es elegido secretario del partido
1986 imagenDesastre Nuclear en Chernobyl (Ucrania) 1986 imagenLa nave Challenger explota al iniciar el despegue
1987 imagenAcuerdo de desarme nuclear entre Rusia y EE.UU.
1988 imagenRetirada sovietica de Afganistán.
Gorvachov avanza con la perestroika
1988 imagenMatanza de Tiananmen en China
1989 imagenCaída del muro de Berlín 1989 imagenCondena a muerte por Irán de Salman Rusdhie
1990imagenReunificación de Alemania 1990 imagenNelson Mandela es liberado
1991 imagenInvasión a Kuwait por Irak-Guerra del Golfo
Guerra de Yugoslavia
Desaparece la URSS
1991 imagenFin del apartheid en Sudáfrica
1992 imagenFirma del Tratado de Maastricht-Division de Checoslovaquia 1992 imagenRigoberta Menchú recibe el Premio Nobel de la Paz
1993 imagenPaz entre Israel y la OLP 1993imagenEntra en vigor el Espacio Económico Europeo (EEE) 1993imagenTratado Internacional sobre Biodiversidad
Se crea el GPS
1994 imagenNelson Mandela primer presidente negro de Sudáfrica
Guerra Civil en Ruanda
1994imagenSublevación indígena en el Estado de Chiapas en México 1994imagenEncontrados en Atapuerca los restos humanos más antiguos de Europa
1996 imagenLos talibanes toman el poder en Afganistán
1997 imagenHong Kong vuelve a la soberanía China 1997 imagenCrisis económica en el sudeste asiático 1997 imagenClonación de la oveja Dolly
1998 imagenAcuerdo de paz en el Ulster
Detienen al dictador chileno Pinochet
1998 imagenPrimera fase de la moneda única de la Comunidad Europea 1998 imagenSaramago Premio Nobel de Literatura
1999 imagenGuerra de Kosovo 1999imagenCumbre de la OMC en Seatle
2000 imagenDerrocado el presidente yugoslavo, Milosevic
Comienza la segunda Intifada
2000 imagenAccidente en el Concorde en París
El submarino ruso Kurs queda atrapado en el fondo del mar
2000 imagenSe obtiene la secuenciación del genoma humano
Primera imágenes del planeta Marte
2001 imagenAtaque a las Torres Gemelas de Nueva York
Guerra en Afganistán
2001imagenReunión del G8 en Génova. Hay incidentes violentos 2001 imagenClonación del primer embrión humano
2002imagenSecuestro en el Teatro Dubrovska en Moscú 2001 imagenEl Euro moneda única en 12 estados de la UE 2002 imagenEl petrolero Prestige derrama 77.000 tn. de crudo en el mar
2003 imagenInvasión aliada
a Irak
2003 imagenLa población mundial supera los 6250 millones de personas 2003 imagenSe completa la secuenciación del genoma humano
2004 imagenAtentado terrorista en Madrid el 11 de marzo
Muere Yasir Arafat
2004 imagenMaremoto en el océano Indico, mas de 150.000 víctimas 2004 imagen716 millones de personas tienen acceso a Internet
2005 imagenMuere el Papa Juan Pablo II
Atentado en Londres el 7 de Junio

imagen

 

Biografia de Lucky Luciano Gangsters Organizaciones Criminales en EE.UU. Mafia

Historia de Gangsters: Biografia de Lucky Luciano 
Organizaciones Criminales en EE.UU.

En enero de 1920, y durante los siguientes 14 años, en Estados Unidos se prohibió la producción y distribución de bebidas alcohólicas.  En esos años surgió un mundo oscuro. Gánsteres como Al Capone y Lucky Luciano aprovecharon para hacer grandes fortunas con el tráfico ilegal de alcohol. Al Capone se convirtió en el rey sin corona de los gánsteres, cuyo negocio era explotar y subvertir la ley seca por medio de la corrupción y de la violencia.

Lucky Luciano y el Sindicato

Salvatore Luciano –mejor conocido como Lucky Luciano– fue un inmigrante siciliano nacido el 24 de noviembre de 1897, que llegó a Nueva York en 1906. Durante su juventud conoció a tres gángsters que le serían siempre fieles: Maier Suchowljansky, que se convirtió en Meyer Lansky, nacido en Grodno (Rusia) en 1902 y contador prodigio que inventó el «banco de engrase» (exacción impuesta a sus asociados para corromper a policías, magistrados y políticos); Benjamín Siegel, alias Bugsy, asesino y apasionado por las estrellas hollywoodenses y que transformó a Las Vegas en la capital del juego), y por último, un calabrés que se convertiría en uno de los jefes de la mafia italo-estadunidense: Frank Castiglia, llamado Frank Costello.

Lucky Luciano

Luciano fue el primer miembro de la Mafia que se relacionó con gángsters que no eran sicilianos o italianos. Él pertenecía a la Cosa Nostra (en Estados Unidos, ese nombre designa a la mafia de origen italiano). Según el sistema de la Mafia, uno no elige entrar en ella, sino que es ella la que escoge a los que solicitan ese honor; pero, en todos los casos, el solicitante debe descender de cuatro generaciones de sicilianos.

Así, en esa organización, todos tienen algún grado de parentesco, y un jefe de familia (aún quedan 12 familias en la Mafia estadounidense, de las cuales cinco están en el estado de Nueva York) puede intentar imponerse como jefe de todas las familias.

Gran afluencia la que hay este día ante el muelle 7 de la Terminal Bush de Brooklyn (Nueva York). Es el 7 de febrero de 1946 y el famoso Lucky Luciano, condenado a 30 años de prisión por proxenetismo en 1936, e indultado por los servicios prestados a la nación estadounidense, va a abordar el barco Laura Keene, con destino a Italia. Sus amigos vienen a despedirse de él, y entre ellos se encuentran Frank Costello, Meyer Lansky y Bugsy Siegel, los gángsters americanos más peligrosos. En 1929 habían fundado, con Luciano, el Sindicato del Crimen, primer ejemplo de una organización que reunía a las bandas judías, irlandesas, alemanas e italianas y sicilianas.

Una de las luchas por el poder más espectaculares, la «guerra Castellamarese«, en Nueva York, costó en 1929 la vida a más de 500 mañosos. Luciano comprendió que esas guerras debilitaban a la organización y dejaban el campo libre a las otras bandas, e  ideó una alianza, asociándose con Lansky y  Siegel, y luego fundando el Sindicato.

Dirigido por nueve miembros, el Sindicato debía repartir las funciones y los sectores de influencia, así como los asesinos de cada banda, para que hubiera los menores vínculos posibles entre un asesinato y su ejecutor; asimismo, nunca habría un jefe único, con el fin de evitar las antiguas luchas sangrientas.

Aplicando este principio a la Mafia italoestadounidense, Luciano mandó asesinar a su jefe, Salvatore Maranzano y a unos 40 de sus aliados, durante la «Noche de las vísperas sicilianas», el 10 de septiembre de 1931.

Cuando se le propuso convertirse en capo di tutti capí re, es decir, el jefe de las familias, Luciano abolió ese título e instauró el Consejo, una especie de instancia suprema que reunía a los principales jefes de las familias de Nueva  York y de Nueva Jersey.

Más tarde, creó la Comisión, encargada de negociar con los otros jefes de bandas no italianas. Lo que se ha llamado Sindicato del crimen, Murder Incorporated Ltd, fue creado durante una reunión en la que se dieron cita los principales jefes, con motivo de la boda de Meyer Lansky, en Atlantic City. Por primera vez, las bandas judías, sicilianas, irlandesas y alemanas establecían un frente común contra los  ataques del gobierno estadounidense.

El Sindicato en Cuba

Luciano fue detenido el 18 de junio de 1936 por proxenetismo, y condenado a una pena de entre 30 y 50 años de cárcel, pero fue indultado gracias a que, desde su prisión, sirvió como intermediario entre la Mafia siciliana y los Aliados durante el desembarco de julio de 1943 en Sicilia. En 1946 fue deportado a Italia, donde se dedicó al tráfico de alcohol y cigarrillos, y luego de droga. Hasta su muerte, en 1962, Luciano permaneció en comunicación con sus amigos del Sindicato. Lansky había permanecido en Estados Unidos, donde se convirtió en el alma de la organización.

La muerte de Lucky

El 27 de enero de 1962, Lucky Luciano se dirigía al aeropuerto de Nápoles para recibir al productor de cine estadounidense Marius Goshsch, quien deseaba rodar una película sobre su vida. Después de intercambiar un apretón de manos, los dos hombres volvían hacia la aduana, cuando Luciano, que anteriormente había sido víctima de ataques cardiacos, tomó de su bolsillo una cajita que contenía sus píldoras y se tomó una. Súbitamente se derrumbó. Un médico se acercó, pero sólo pudo dictaminar que Luciano estaba muerto. Los médicos forenses diagnosticaron un ataque cardiaco. Aunque su muerte no parece sospechosa, jamás se encontró la cajita de medicamentos. Después de sus funerales, efectuados en Italia, Lucky Luciano sería inhumado el 7 de febrero de 1962 en el cementerio de Saint-John, en Nueva York.

El último grande del Sindicato

El poder del «sindicato Lansky» era tal en 1969, que el profesor Donald R. Cressey, miembro de la Comisión nacional de lucha contra las actividades criminales, llegó hasta a proponer al Estado que se negociara un «pacto de caballeros» con el Sindicato del crimen. Sus ingresos, ganancias y beneficios relacionados con juegos, apuestas, carreras y prostitución se reconocerían oficialmente, con la condición de que Lansky aceptara pagar sus impuestos y renunciara a sobornar y corromper al mundo político. Lansky se negó.

A fines de 1970 huyó a Israel, donde había preparado su regreso mandando construir una sinagoga e inundando con donativos diversas instituciones de caridad. Pero el fisco lo perseguía, y el gobierno estadounidense presionó al Primer ministro, Yitzhak Rabin: si Lansky no se presentaba en Estados Unidos, no se le entregarían a Israel los aviones Phantom. A comienzos de noviembre de 1972, Lansky partió de Tel Aviv, pero lo detuvieron en Miami y lo encarcelaron. Pagó en el acto su fianza de 750 millones de dólares y obtuvo la libertad bajo palabra. Falleció el 17 de enero de 1983 de muerte natural, libre, impune y multimillonario en dólares.

La Mafia y la Ley Seca

Fuente Consultada:
Los Últimos Misterios del Mundo Reader´s Digest
Crónica Loca de Víctor Sueiro
Almanaque Insólito Tomo 4 Irwing Wallace

La Mafia y la Ley Seca Ley Volstead Negocio Ilegal con Alcohol

La Mafia y la Ley Seca – Ley Volstead
Negocio Ilegal con Alcohol

LAS BANDAS CRIMINALES  EN AMÉRICA: Durante mucho tiempo, en el continente americano se ha asociado a las organizaciones criminales con la Mafia. Sin embargo, también los cárteles colombianos, tomaron poder y control de negocios ilegales y comenzaron a aventajar a la Cosa Nostra.

Cuando se piensa en las organizaciones criminales de Estados Unidos, lo primero que viene a la mente es la Mafia. Generada a raíz de la inmigración siciliana, apareció oficialmente en los anales estadounidenses el 15 de octubre de 1890, con el asesinato del jefe de la policía de Nueva Orleáns, atribuido a los Matranga, un grupo de sicilianos inmigrantes.

La víctima había hecho deportar a Italia a varios miembros de esta familia que acuñaran moneda falsa y practicaban el homicidio la extorsión. Antes de morir, pudo pronunciar algunas palabras, entre ellas Dagoes, que la jerga significa «siciliano». Meses más tarde, el proceso judicial de los presuntos autores del asesinato determinó la inculpabilidad de la mayoría de los jefes. ¿Habrían sobornado al jurado? Lo cierto es que el 14 de marzo de 1891, la muchedumbre invadió la prisión donde todavía estaban encarcelados los inculpados y linchó a 11 personas.

Este episodio fue muy sonado e incluso provocó un incidente diplomático con el gobierno italiano. Después, la Mafia, que tenía su cuartel general en Nueva Orleáns, empezó a advertir que en el Sur del país estaba declinando su influencia y se instaló en Nueva York, San Francisco y Chicago.

Para 1910 ya estaba presente en la mayoría de las ciudades donde se concentraban italianos y sicilianos. Pero la Mafia no es la única asociación criminal importante en Estados Unidos, y la vertiginosa ascensión de este tipo de actividad en el país se debe a varios factores.

Para empezar, un sistema federal que implica una extrema diversidad de legislaciones para cada Estado; jurisdicciones cuya competencia se limita al Estado; un gobierno nacional con poderes tan restringidos que la única manera en que podría intervenir en los casos criminales –que con frecuencia quedan a cargo de policías locales corruptos– sería utilizar sus competencias sobre el comercio entre los Estados y sus prerrogativas en materia fiscal; la llegada continua de nuevos inmigrados: hombres enérgicos y ambiciosos que pertenecen a religiones y a culturas diferentes, y que ignoran los usos locales; una tradición nacional basada en la creencia de que el éxito está al alcance de todos; una población móvil y una sociedad en la cual el dinero compra el prestigio social; y, por último, leyes moralizantes que a menudo resultan poco realistas.

La Prohibición:

Durante los primeros tiempos, el juego clandestino y la prostitución fueron los ámbitos preferidos por estas empresas ilegales, que tenían su centro en Chicago. Pero en noviembre de 1918, con el voto de la ley Volstead que implantaba la prohibición del alcohol, el Congreso estadounidense, sin siquiera imaginarlo, estaba dando un impulso inesperado a la proliferación de las actividades ilícitas. Y Chicago, cercano a Canadá -donde la Prohibición no existía-, habría de convertirse en la capital del crimen.

La Mafia y la Ley Seca Ley Volstead Negocio Ilegal con Alcohol

El nombre de Al Capone se asociaría con la Prohibición y con el Chicago de la década de los veinte. Nacido en Brooklyn el 17 de enero de 1899 y de origen siciliano, llegó a Chicago en 1920 y se puso a la cabeza de la banda más importante de la ciudad en 1925. Controlando las casas cerradas, los antros y los flujos de bebidas clandestinas, dejaba a otros la propiedad de esos establecimientos, contentándose con recibir sus buenas tajadas del importe de las ventas, a cambio de protección contra los incendios, los operativos policiales y los atentados o asesinatos  por parte de sus propios gángsters o de las bandas rivales.

Esta organización suponía la complicidad de los representantes de la ley, desde el policía del barrio, pasando por los jueces. Se dice que, a finales de la década de los veinte, incluso algunos políticos conocidos a nivel nacional se habían procurado la ayuda de Capone para medrar en las elecciones federales. Y aunque él se cuidaba de no comprometerse -para que la policía no pudiera establecer nexos entre él y los actos de chantaje, homicidio y secuestro cometidos por sus subordinados-, nadie ignoraba sus verdaderas actividades.

Sin embargo, finalmente fue condenado a 11 años de prisión en 1931 por fraude fiscal. Liberado por razones médicas en 1939, murió de sífilis en 1947.

La omerta

Al Capone era miembro de la rama estadounidense de la Mafia siciliana. Sus hombres, vinculados por un código de honor, estaban dispuestos a morir por él. Es cierto que esta sociedad secreta, con su muy estricto código y en especial con la omerta -palabra siciliana que significa sentido de la justicia, del silencio, de la modestia y del honor-, que prohibía a sus miembros hablar de la organización, tuvo y sigue teniendo una enorme importancia en algunas ciudades estadounidenses.

Un siglo antes, algunos inmigrantes irlandeses habían adaptado sus técnicas de lucha contra los grandes terratenientes ingleses a las nuevas condiciones políticas de las ciudades estadounidenses. El rival más poderoso de Al Capone era, por cierto, la banda O’Banion, cuyos jefes eran, además del mismo O’Banion -que era irlandés-, un judío, un italiano y un polaco, entre otros. Aunque este pluralismo étnico le daba más fuerza en una lista electoral, no por eso es menos cierto que la cohesión de su grupo criminal dependía más de sentimientos personales de fidelidad que de la disciplina del grupo, y finalmente esta banda fue eliminada.

Aunque entre los principales cabecillas del crimen organizado en Estados Unidos se encuentran muchísimos italianos recién inmigrados, no existe prueba alguna de que exista una propensión al crimen propia de este grupo de inmigrantes.

De hecho, la mayoría de los italianos que llegaron a América a fines del siglo XIX eran campesinos pobres  y sin preparación, y la comunidad italiana se aventuró en empresas que no exigían ni grandes capitales ni una formación especializada.

En 1933 fue abrogada la ley sobre la Prohibición, de manera que, agotada su principal fuente de ingresos, las bandas se volcaron hacia la extorsión, el control de los tugurios, el juego y, ya hacia mediados del siglo XX, el comercio de la droga.

Fuente Consultada:
Los Últimos Misterios del Mundo Reader´s Digest
Crónica Loca de Víctor Sueiro
Almanaque Insólito Tomo 4 Irwing Wallace

Origen de la Mafia Italiana La Cosa Nostra La Camorra Lucky Luciano

Origen de la Mafia Italiana La Cosa Nostra
La Camorra – Lucky Luciano

La ‘mafia’ es generalmente considerada como una sociedad secreta del crimen italiano, pero los orígenes de su inicio es antes de la aparición de armas automáticas y la cocaína. La mafia  empezó como una forma de vida: una forma de proteger a la propia familia y seres queridos de la injusticia de otros mas poderosos o hasta a veces del mismo  gobierno . Sólo más tarde, con la aparición de los medios de comunicación, la televisión y Hollywood hizo la mafia adquirir un aire de glamour que tiene ahora.

«Quiero advertirle, señor juez, que sin duda usted se convertirá  en una celebridad después de este interrogatorio. Pero tratarán de destruirlo física y profesionalmente. Y a mi me harán lo: mismo. Nunca olvide la cuenta que acaba de abrir con la Cosa Nostra: nunca podrá ¿Sigue usted  a dispuesto a interrogarme?»

Esta frase  escrita por el juez Giovanni Falcone -que fue asesinado por la Mafia en 1992- en el libro Cosa Nostra, fue pronunciada por Tommaso Buscetta, el más conocido de los arrepentidos de la Mafia italiana. Resultó premonitoria, y muestra con justeza el poder del Pulpo, el otro nombre de la sociedad criminal más conocida. Por su parte, Buscetta estaba solo en el mundo: todos sus parientes y allegados, un total de 32 personas, habían sido eliminados por la Cosa NostraNuestra cosa– en italiano-, nombre que le dan sus miembros pues, al parecer, el término Mafia es exclusivo de los no iniciados.

El triángulo de la muerte…
Según la tradición oral, los orígenes de la Cosa Nostra se remontan al siglo XVIII, con los Beati Paoli, una sociedad secreta que luchaba contra los abusos de los nobles. Más adelante a principios del siglo XIX, se organizaron en  Sicilia «fraternidades» compuestas básicamente por campesinos, cuya meta era devolver  la tierra de Sicilia a los campesinos. Pero la Mafia nació realmente en la década de de 1860, después del logro de la unidad italiana, en el «triángulo de la muerte», formado por las ciudades sicilianas de Palermo, Trapani y Agrigento.

mafia italiana, la cosa nostra

Entonces era normal que las bandas de merodeadores robaran el ganado de los grandes propietarios, se entregaran al vandalismo en las granjas y en los poblados y aterrorizaran a la población. En lugar de recurrir a los carabineros, los nobles y los terratenientes habían adquirido la costumbre de dirigirse al jefe de «familia» local –el mafioso-en caso de robo, lo cual resultaba más eficaz. Éste, al corriente de las actividades ilegales en su región, entablaba negociaciones con los bandidos y les recompraba el ganado a bajo precio. El propietario recuperaba sus bienes, y aportaba a la organización una suma que representaba alrededor de un tercio del valor de lo recuperado.

Al principio, la Mafia estaba conformada por pequeñas familias independientes, pero se fue desarrollando con el tiempo en forma de bandas organizadas, dirigidas por un capo (jefe) mañoso. Para entonces, estas bandas ya no estaban constituidas sólo por campesinos, sino también por médicos, abogados y representantes de todos los sectores profesionales.

En 1874, el prefecto Rasponi escribía desde Palermo al ministro del Interior: «El rico se vale del mafioso para protegerse del bandolerismo, o lo utiliza para conservar una preponderancia que está viendo reducirse debido al progreso de la libre empresa.» Poco a poco se amplió el objetivo de la Mafia: desarrollar un aparato capaz de gobernarse y crecer de manera autónoma. Se trataba, ni más ni menos, de resistirse, aunque fuera mediante la violencia, ante una justicia oficial impotente.

Palermo era su plaza fuerte, y ahí vivían las familias burguesas terratenientes. ¿Qué mejor lugar para ejercer la función de intermediario y de arbitro entre campesinos, pequeños propietarios, granjeros o colonos? El Estado italiano no se opuso verdaderamente a ello sino hasta una fecha relativamente reciente: era evidente que algo saldría ganando.

El primer ataque serio del poder central contra la Mafia fue efectuado por el gobierno de Mussolini, con ayuda del prefecto Cesare Morí, y adormeció provisionalmente sus actividades delictivas, basadas en el chantaje, la apropiación de mercados públicos y el robo; habría de reaparecer aprovechando el desembarque aliado que tuvo lugar en 1943: Salvatore Luciano -más conocido como Lucky Luciano, un miembro de la Mafia siciliana inmigrado a Estados Unidos, sirvió de intercesor entre ella y las fuerzas aliadas.

Esto permitió, según las palabras del general Patton, «la Blitzkrieg (guerra relámpago) más rápida que haya conocido la historia».

La nueva Mafia
Con el advenimiento de los gobiernos democratacristianos, después de la guerra la Mafia recuperó todo su poder. Y aunque en los primeros tiempos sus fechorías estuvieron limitadas a su campo de acción habitual extorsión económica, chantaje, tráficos diversos, no atacaba de frente al Estado.

En 1963 estalló una guerra de clanes que terminó con la toma del poder de la Cúpula -el centro de decisiones que regulaba las actividades de las diversas familias- por el clan de los Corleonese (habitantes del pueblo de Corleone, situado a una hora de camino de Palermo). Al mismo tiempo, empezó una terrible ola de atentados contra carabineros, jueces, periodistas -«los cadáveres exquisitos»-, que culminó el 3 de septiembre de 1982 con el asesinato, en Palermo, del general Dalla Chiesa, recién nombrado prefecto de la capital

siciliana. Lo siguieron después el diputado Salvo Lima y los jueces antimafia Paolo Borsellino y Giovanni Falcone. Una nueva Mafia, más sangrienta, había nacido; su mejor representante, Salvatore Runa -apodado Toto Riina o la Bestia-, detenido en 1993, tenía, entre sus trofeos, cinco jueces, dos procuradores, dos directores de la policía, un coronel y un capitán de carabineros, un periodista, los secretarios generales de Sicilia de los dos partidos italianos, el presidente del gobierno regional siciliano y el general Dalla Chiesa…

La aparición de esta nueva forma de la Mafia podría deberse a dos factores: por una parte, la locura de algunos hombres que quisieron -y en muchos casos pudieron- controlar el Estado italiano (se sospechaba formalmente que el antiguo presidente del Consejo, Giulio Andreotti, había pertenecido a la Cosa Nostra); por otra parte, las cuantiosas ganancias que reportaba el tráfico de heroína a partir de las postrimerías de la década de los setenta.

Actualmente, la mayoría de los dirigentes de la Mafia italiana están en prisión, pero en una entrevista que apareció en el periódico romano La República, Buscetta declaraba: «Éste es, o más bien hubiera sido, el momento perfecto para dar el golpe de gracia […] pero nadie quiere darlo […] Tengo la impresión de que ya no existe en el Estado la determinación que se tenía después de la muerte de Falcone y de Borsellino […] Veo a los magistrados atrapados entre amenazas de represalias mafiosas […] y las dificultades , que les plantean los políticos.»

Camorra, Ndrangheta y Sacra Corona Unita

La Mafia no es la única organización criminal italiana. Aunque son menos importantes, pero igualmente peligrosas, otras tres organizaciones con estructuras muy semejantes -la Camorra, de Napóles, la Ndrangheta, de la Calabria, y la Sacra Corona Unita, con sede en la región de Apulia– controlan regiones enteras.

La Camorra apareció en Nápoles a principios del siglo XIX, época en que era una coalición poco sólida de grupos criminales de barrio. Hasta la década de los sesenta, practicaba una delincuencia de nivel modesto: extorsión, robo, contrabando de tabaco. Después de los setenta, con el impulso de su jefe, don Michele Zaza, actualmente en prisión, los camorristas entablaron un acuerdo con las mafias siciliana y estadounidense: ellos les facilitarían, para el transporte de la droga, los medios logísticos necesarios para sus diversos tráficos, especialmente marítimos.

En cuanto a la Ndrangheta, su nombre se origina en la palabra griega andragathos (hombre bravo), y se inició en Calabria a fines del siglo XIX. Es una federación de unas 140 familias, a menudo quebrantadas por venganzas seculares. Su influencia se deja sentir en las provincias de Reggio di Calabria y de Catanzaro. Cada ndrina (partida de malhechores, o familia) procura controlar una situación local. Sus actividades son múltiples: supervisión de las tierras, dominio del comercio del aceite y de los cítricos, tráfico de cigarrillos, extorsión, adjudicaciones públicas y secuestros.

Esta organización, que no tiene ramificaciones internacionales, permanece al margen del tráfico de heroína, y provee material logístico sin intervenir en el «trato»; pero una considerable emigración calabresa hacia el norte de la península ha dado lugar al establecimiento de la Ndrangheta en las orillas de los Balcanes para el tráfico de estupefacientes con Europa.

Más misteriosa aún es la Sacra Corona Unita. que nació a finales de la década de los setenta en Apulia, y más exactamente en los puertos de Tárenlo y Brindis!. Al parecer, este grupo calabrés se formó en respuesta ante una tentativa de colonización de Apulia por la Camorra.

El emplazamiento de la región frente a los Balcanes, es ideal para el tráfico de armas en un sentido y para el de heroína; en el otro. Este caso continuará… El tráfico de estupefacientes es, definitivamente, el rasgo común de todas estas organizaciones.

Las impresionantes ganancias generadas por este tráfico las han impulsado ; extenderse y a invertir en Europa, y lavan el dinero en Francia, en Suiza y en Alemania tomando el control de restaurantes, casinos, hasta de bancos y compañías aseguradoras Fue en Francia, en un «escondite» de Niza donde el camorrista Michele Zaza se había refugiado antes de su detención.

Fuente Consultada:
Los Últimos Misterios del Mundo Reader´s Digest
Crónica Loca de Víctor Sueiro
Almanaque Insólito Tomo 4 Irwing Wallace

Dillinger John Historia del Enemigo Numero 1 Gangster Americano

Dillinger John Historia del Enemigo N°1

A John Dillinger, el delincuente mas buscado de la década, lo mataron a la salida del cine “Biograph”, después de haber visto, Drama en Manhattan, con Clark Gable. Ese edificio, el del “Biograph”, existe aun, lo mismo que los árboles de un bosque cercano, allí, en Chicago, donde pueden verse los huecos de las balas de uno de sus episodios con el F.B. I. En su momento, Dillinger fue temido y admirado. Miembro de una clase media que empezaba a empobrecer, se especializó en robos de bancos. Dillinger tenía sobre su conciencia un único asesinato.

Dillinger John Historia del Enemigo Numero

Había nacido en 1903 en Indianápolis, en el hogar de un tendero viudo que abandonó a sus hijos a su suerte hasta que, en 1912, contrajo segundas nupcias.

En 1915 el pequeño John (12 años) ya encabezaba una pandilla de golfillos autobautizados como «los doce sinvergüenzas», lo que le llevó, por primera vez, ante un tribunal de menores.

Cuando estuvo de nuevo en la calle, participó en una violación junto a otros niños (tenía entonces 13 años), y con 16 años abandonó las aburridas aulas de la escuela y se decidió por la mecánica, para la que parecía bien dispuesto. A los 20, se alistó en la Marina, aunque desertó muy pronto. Su ídolo por entonces era el bandido Jesse James.

Se casó a los 21 años, acontecimiento que coincidió con su primera pelea con un policía, que lo llevaría a estar entre rejas durante diez años. Su flamante esposa pidió el divorcio. En la cárcel fue un alumno aventajado y entusiasta de un personaje siniestro y con poderes parece que irresistibles que engatusó al joven preso: se trataba de Harry Pierpont. En 1933 salió de la cárcel y descubrió un país diferente, azotado por la gran crisis iniciada en 1929 y que aún continuaba.

Le acobardó la posibilidad de unirse a los más de cuatro millones de parados producidos por los momentos difíciles que se vivían en Estados Unidos y en todo el mundo por la recesión. Así que, ya sin duda alguna, eligió una profesión arriesgada pero con buenos resultados económicos inmediatos: la de gángster. A partir de ahí, y hasta su muerte, iniciará y desarrollará una carrera frenética que lo convertirá en una leyenda en vida. Comenzó con un atraco a un banco, y siguió por el robo a dos supermercados, una tienda de 24 horas y una fábrica. Al final, cayó y de nuevo fue encerrado, pero su «ángel —o demonio— de la guarda», Pierpont, le facilitó la huida.

Junto a su «padrino», reanudó sus locas aventuras al margen de la ley, haciendo que medio país lo persiguiera en enloquecidas carreras de automóviles que los llevaban de un estado a otro, de una capital a tina aldea perdida, de Indiana a Wisconsin y de aquí a Illinois, para quedarse en Chicago.

Allí, el 15 de enero, disparó sobre un policía llamado O’Maley, a quien mató. De nuevo fue detenido en Tucson (Arizona), donde «visitó» de nuevo otra prisión, la de Lake Country, de donde se volvió a escapar tras dejar en su celda, maniatados, a una docena de agentes. En su afán por escapar otra vez, robó un coche y cruzó la frontera de otro estado, lo que le convirtió en un delincuente federal y obligó a participar en su persecución al todopoderoso FBI.

Para entonces, la prensa y todo el país lo habían bautizado como «el enemigo público número 1». Se le sumó en aquellas fechas un socio nada recomendable: Baby-Face Nelson, quien a su vez, llegó acompañado por un tal Horace van Meter. Todos juntos robaron un banco, y de nuevo lograron escapar.

En Iowa atracaron de nuevo, repitiendo la forma de huir ilesos ya experimentada anteriormente, y que consistía en obligar a los rehenes capturados en el banco a viajar en el estribo de su automóvil utilizándolos como escudos contra los disparos de la policía que los perseguía y que, obviamente, no disparaba contra ellos.

En Saint Paul, un lugar típicamente mafioso, el gángster pensó que estaba a salvo junto a su amante Billie Erechette, pero el FBI llegó hasta allí y estuvo a punto de cogerlos.

No obstante, fue herido en una pierna, huyó y se ocultó en casa de su padre, donde como ya era un héroe popular, fue recibido casi como un ídolo y como un ejemplo a seguir para algunos de los suyos. Su aureola de atracador de bancos (como siempre, establecimientos odiados por quienes nunca tuvieron un céntimo) lo convirtió en una versión yanqui de nuestros «bandidos generosos».

Una nueva reyerta con los agentes se produjo en La Petite Boheme, un albergue en el que descansaban Dillinger y los suyos. Sorprendidos por la policía, fueron cercados. Se inició un tiroteo en el que sus compinches lograron saltar por las ventanas y ponerse a salvo, pero dejaron atrás a las mujeres que les acompañaban, las cuales fueron detenidas. La bola de nieve de la ubicuidad del gángster aterrorizó a medio país, haciendo cada vez más difícil que alguien lo escondiera o ayudara. Su cabeza ya tenía precio: 10.000 dólares. Y John Dillinger acudió a un cirujano plástico que le cambió la cara. Reinició sus atracos, ahora en Indiana.

Cada vez más acorralado, huyó con su última amante, Polly Hamilton, y ambos llegaron a Chicago, donde alquilaron un apartamento con nombre falso. Pero la dueña del mismo los denunció, llegando la policía a las proximidades del lugar con un impresionante número de agentes y vehículos.

Antes de todo esto, Diflinger y Polly habían sacado sus entradas para el cine Biograph y, al abandonar la sala, ignoraban todo lo que había montado en el exterior. Sin tiempo para sacar su pistola, Dillinger cayó acribillado por una lluvia de balas a la puerta del cine. Junto al cadáver aún caliente, la gente se arremolinó, algunos mojaron pañuelos en la sangre del malhechor y, a partir de ese momento, se puso en marcha la leyenda de que aquel cadáver no era Dillinger —para muchos, poco menos que invulnerable— y que el auténtico «enemigo público número 1» había logrado escapar una vez mas.

Fuente Consultada: Crónica Negra del Siglo XX- José María López Ruiz

Louis Armstrong Biografía y Origen del Jazz en los Estados Unidos

Louis Armstrong Biografía y Origen del Jazz en los Estados Unidos

Una nueva música, que nace y se forma en el sur de los Estados Unidos, irrumpe con su vibrante ritmo en los años veinte: En una cálida y húmeda tarde de julio, por las afueras de Nueva Orleáns, una fúnebre comitiva se dirigía al cementerio. Iba precedida de una pequeña banda que entonaba lentos y melancólicos sones, quizás alguna vieja canción negra como «Just a Closer Walk With Thee». Poco después, la ceremonia concluyó y los semblantes se iluminaron. Habían llorado la pérdida del amigo y ahora iban a celebrar su recompensa en la otra vida.

A cierta distancia del cementerio, el tamborilero de la Tuxedo Brass Band tensó su instrumento e inició un vibrante redoble; mientras, sus compañeros se dispusieron a interpretar varias piezas de intenso ritmo como «Panamá» y «Didn’t He Ramble». Al poco tiempo, la comitiva que regresaba del entierro se convirtió en un espectáculo.

Unos bailaban, casi todos parecían poseídos, enajenados por las notas de un joven cornetista. Aquella exhibición no era un hecho extraordinario en la Nueva Orleáns de 1922. Después de los entierros, las bandas solían continuar la fiesta en una taberna o en una sala de baile, pero aquel día no era posible.

El sorprendente cornetista que había entusiasmado a la concurrencia debía tomar el tren de Chicago y, tras una calurosa despedida, se ausentó. Su nombre era Louis Armstrong. Entonces sólo tenía 22 años, pero en aquella capital del jazz se sabía ya que por su temperamento e inspiración podría desplazar del estrado de los maestros a cualquier otro trompetista.

En los últimos tres años había tocado por toda la ciudad en garitos y salas de baile. En verano actuaba con la banda de Fate Marable en las travesías nocturnas, Mississippi arriba, del Sidney, barco de recreo. Allí deleitaba a los que bailaban, y asimiló y recreó cuanto los demás músicos podían aportarle.

En 1922 disfrutaba de un sólido prestigio en el mundo musical de Nueva Orleáns. Alguien, sin embargo, podía disputarle el cetro: Joseph Oliver «El Rey», trompetista legendario que cuatro años antes se había dado a Chicago y cuya Creole Jazz Band cosechaba sonantes éxitos. Para Armstrong, Oliver fue siempre «Papá Joe», que le había ayudado e inspirado desde año. Al subir al tren, Louis no podía imaginarse que después de una década, su figura no sólo superaría a de Oliver sino que llegaría a convertirse en el músico jazz más famoso, respetado e influyente del mundo.

Louis Armstrong de muy humilde origen, aprendió a tocar la trompeta en un reformatorio juvenil, donde estaba por desórdenes callejeros. Desempeñó luego todo tipo de trabajos, mientras no dejaba de tocar con grupos de música de Nueva Orleans, su ciudad natal, como la banda de Kid Ory.A los 19 años se inició en una banda que actuaba en los barcos del Mississippi. Tres años después marchó a Chicago, tocó con la Oliven CreoleJazzBand, asimilando su estilo. En 1924 se incorporó a la banda de Fletcher Henderson y en 1925 formó en Chicago su propio grupo, los Hot Five, que en 1927 se transformó en los Hot Seven. Su fama y su prestigio como trompetista lo llevarían a actuar con los grupos y músicos más importantes de entonces. Realizaba improvisaciones magistrales, matizadas con su inconfundible voz ronca.

El jazz, música de Estados Unidos

Se diría que la fecha del nacimiento de Louis Armstrong fue escogida directamente por los hados: el 4 de julio 1900, «Día de la Independencia» de los Estados Unidos y comienzo de siglo. Surgía una vida y un arte nuevo genuinamente norteamericanos: su exponente, su argumento era el jazz. El jazz surgió, como el pueblo estadounidense, una extraordinaria variedad de procedencias y culturas. Sus esencias más antiguas se escuchaban en todo el sur del país: en las ciudades, en las zonas pantanosas, en los aserraderos o «campos de trementina»…

Pero el mejor jazz se tocaba en Nueva Orleáns, la cosmopolita y Nilliciosa ciudad del delta del Mississippi. Allí el comercio había producido una encrucijada cultural que albergaba en 1900 una fascinante variedad de estilos musicales: cantos africanos, canciones de esclavos, ritmos de las Antillas, himnos protestantes, sones criollos, música sacra, folk, blues rurales y, además, polcas. contradanzas y otras variantes europeas. Todo esto de un modo u otro, contribuiría a la nueva amalgama del jazz.

El jazz no fue inventado por nadie, pero hubo dos intérpretes considerados como precursores. Uno era Ihxldy Bolden, cornetista, barbero y editor de panfletos escandalosos; el otro, Ferdinand Morton, alias «Jelly Roll» (imagen) , pianista y antiguo delincuente. En el Tin Type, sórdida sala de baile de Nueva Orleáns, Bolden alcanzó fama como inventor de los hot blues.

Para ello partió de los blues indolentes y melancólicos que se oían desde antiguo en las zonas rurales y les infundió un aire vigoroso y sensual, a tono con el frívolo ambiente del Tin Type. En ocasiones improvisaba solos fabulosos, que por su potencia se reconocían —así se decía— a muchas millas de distancia. En las melodías lentas arrancaba a la corneta un sonido apasionado que muchos trataron en seguida de imitar.

Bolden fue el primer «Rey» de la Nueva Orleáns de fin de siglo y señaló la pauta para el futuro. Jelly Roll Morton, amigo de Bolden. fue el primer compositor de jazz. A finales del siglo XIX, el ragtime —nuevo estilo de tocar el piano— descendió desde Missouri, por el Mississippi hasta Nueva Orleáns. Hacia 1900 Morton lo aprendió y le añadió el stonzping. ritmo rápido de su invención ejecutado con la mano izquierda. Así comenzó a escribir canciones que incorporaron el ragtime a los conjuntos musicales.

Hasta los años treinta, no hubo repertorio completo de jazz sin «King Porter Stomp», «Milenberg Joys», «Wild Man Blues», «The Pearls» u otras de sus movidas e indiscutibles composiciones. En 1900 el jazz poseía ya las características que hasta nuestros días lo han distinguido de otras formas musicales: el ritmo sincopado, la improvisación y la triste tonalidad lograda mediante la adición de dos notas (una tercera y una séptima desafinadas) a las ocho de la escala musical europea. Cuando estos elementos se adaptaron al ragtime, shag, shuffle y otros ritmos bailables, la música no volvería ya sobre sus pasos.

Storyville:

Este jazz primerizo tuvo un perfecto escenario: Storyvihe, zona muy singular de Nueva Orleáns y uno de los pocos «barrios chinos» legalizados del país. Músicos espontáneos y autodidactas acudían a los bares, cafés y burdeles donde aprendían unos de otros. A todas las horas del día y de la noche se suscitaban reñidas confrontaciones cuando en algún sitio coincidían bandas diferentes. Los grupos rivales desplegaban su mejor repertorio hasta que el aplauso de la concurrencia decidía el campeón. Joe Oliver saltó una noche a la fama cuando solo, sin apoyo de banda alguna, derrotó a Emanuel Pérez y Freddie Keppard, dos de los mejores trompetas de la ciudad.

Como un pistolero salió al porche del saloon y comenzó a tocar ante las salas de sus adversarios. A los pocos minutos congregó en la calle a una nutrida multitud; y allí Ohiver fue coronado como «El Rey». Storyville disfrutaba momentos de gran brillantez; pero también, a veces, era sacudido por la violencia. Bessie Smith, asidua cantante en el viejo Club 28, expresaba el ambiente pendenciero del lugar en su canción «Gimme a Pigfoot»:

Revisa tus navajas y pistolas.
Nos pelearemos cuando llegue la banda.
Dame una tranca y un barril de cerveza.
Que me encierren, Gate, no me importa.
Alcánzame la marihuana y una botella de ginebra.
Mátame porque estoy en pecado.

A lo largo de las calles Bourbon, Basin, Canal y South Rampart, famosas por sus canciones, surgía una serie interminable de talentos del jazz: el trompetista Bunk Johnson, los clarinetistas Alphonse Picou, Johnny Dobb, Albert Nicholas y Jimmy Noone; el genial saxosoprano y primer intérprete de jazz internacional Sidney Bechet; los músicos de raza blanca Wingy Manone y Nick La Rocca y su Original Dixieland Jazz Band; en fin, numerosos artistas que en los años cincuenta serían redescubiertos y presidirían en Nueva Orleáns un segundo apogeo: así, Kid Ory, Kid Thomas Valentine, Big Jim Robinson, Buhe y Dee Dee Pierce, George Lewis y muchos, muchísimos más.

El jazz nació en el sur de Estados Unidos, donde, tras los entierros, bandas de músicos de color celebraban con exultantes ritmos la recompensa del finado en la otra vida. En los años veinte el jazz se extendería por todo el país.

Cuando el joven Louis Armstrong llegó a Storyville se dirigió inmediatamente al Cabaret 25 y escuchó desde el exterior la inspirada música del Rey Oliver. Tal era el apasionamiento del muchacho que Oliver se ocupó personalmente de su enseñanza y le procuró un local para actuar. En 1917, Armstrong, vestido con un viejo uniforme de policía y una gorra, tocaba en el Mastranga, garito donde le pagaban 1,25 dólares por noche más propinas. Utilizaba una corneta de «Papá Joex».

Iba camino del éxito. Sin embargo, aunque 1917 significó para Armstrong el comienzo de su carrera musical, constituyó también el fin de una época. La guerra amenazaba y el Ministerio de Marina ordenó el cierre de los locales de Storyville debido a los problemas creados por los marineros que disfrutaban de permiso. Muchos músicos quedaron sin trabajo y marcharon en busca de mejor fortuna hacia el norte y el oeste del país. En Nueva York preparaba el terreno un grupo blanco, la Original Dixieland Jazz Band, que de la noche a la mañana comenzó a cosechar resonantes éxitos y realizó las primeras grabaciones de auténtico jazz.

Sin embargo, la mayoría de los músicos prefirieron incorporarse a las grandes comunidades de jazz que se habían establecido en Chicago, St. Louis y Kansas City. En 1918, el Rey Oliver se sumó a la migración e inició sus actuaciones en el Lincoln Gardens de Chicago. En 1922, cuando se le unió Louis Armstrong, Chicago se había convertido ya en la capital del jazz.

La «Ciudad del Viento»

En Chicago, la «Ciudad del Viento», no triunfaban las mediocridades. En toda la ciudad se tocaba con calor y viveza; en el sur actuaban los negros, y en los alrededores del Loop, el distrito comercial más importante, se hallaban los blancos, con notables conjuntos como los New Orleans Rhythm Kings y los Wolverines. Estos últimos constituían una banda, presidida por Bix Biederbecke, trompetista de habilidad pasmosa. Pero sobre Chicago también pesaban prohibiciones análogas a las de Nueva Orleáns y los músicos llevaban una doble vida. Los grupos pequeños tocaban en locales donde se vendían clandestinamente bebidas alcohólicas; las grandes orquestas interpretaban música amable en las salas de fiesta. Pero el Rey Oliver todavía reinaba.

Se había rodeado de los mejores músicos y poseía un extenso repertorio de números de jazz no escritos. Louis sabía ya leer «los puntitos negros» del pentagrama, mas no necesitaba hacerlo ya que poseía el misterioso don del jazz. Lii Hardin, sentado al piano, marcaba el ritmo; Baby Dodds batía los platillos y el grupo se ponía en movimiento; Armstrong y Oliver avanzaban entonces hacia el público e iniciaban sus magníficos e impecables dúos.

La «Gran Manzana»

«Cuanto yo hacía», declaraba Louis más tarde, «era añadir notas a todo lo que Joe tocaba, con el fin de que aquello sonase del modo más grato posible». El resultado era tan excelente que la Creole Jazz Band fue el primer grupo negro que llegó a grabar discos. Transcurría el año 1923 y los rudimentarios equipos de grabación de entonces —por supuesto, no eléctricos— constaban de una trompa a la que se aplicaba la aguja. Cuando los músicos daban rienda suelta a su genio, producían tal intensidad sonora que todo lo echaban a perder.

En «Chimes Blues», Louis hubo de colocarse a seis metros de distancia para grabar su primer solo. Estos discos iniciales acrecentaron el interés que en el este del país se sentía por el jazz, y al año siguiente Armstrong recibió una oferta para tocar en Nueva York con la famosa orquesta de baile de Fletcher Henderson compuesta por once maestros. Como el grupo de Oliver amenazaba desintegrarse por cuestiones crematísticas, en otoño de 1924 Louis tomó su instrumento y se dirigió a Nueva York, la «Gran Manzana» y Meca del arte, en el argot de los artistas.

Louis halló en Nueva York el éxito, pero escasas satisfacciones personales. Se desenvolvía bien con los elegantes arreglos de Henderson, pero el hecho de hallarse en una orquesta le impedía actuar a su modo. No obstante, infundió en los disciplinados músicos de Henderson su espíritu despreocupado que les llevaría a desarrollar un tipo de jazz con más garra. En 1925 regresó a Chicago, donde comenzó a actuar en el Dreamland y se unió a la Vendome Theatre Orchestra. Mientras su popularidad aumentaba, Armstrong se preocupó de reunir un excelente grupo musical, un conjunto que prácticamente volvería a inventar el sonido del jazz. Se llamaban los Hot Five, que luego se transformarían en los Hot Seven.

El estilo de Satchmo

Hasta 1925 el jazz fue una música bailable donde apenas actuaban solistas. Pero Louis rompió la tradición con los Hot Five que sólo se reunían para grabar y no necesitaban sujetarse al gusto del público. Pronto hizo del jazz un arte de solistas, una música basada en actuaciones espontáneas e improvisadas. Seguía presente la melodía y un cierto trabajo coral de conjunto, pero estos elementos sólo formaban un marco para las intervenciones de los artistas que se turnaban interpretando libremente. Mas esto no era todo, pues la corneta de Armstrong estaba revolucionando toda la técnica del jazz.

En su época de Nueva Orleáns, Louis comenzó a tocar de un modo especial: no lanzaba sus notas según el compás, como todos hacían, sino que las anticipaba o retrasaba ligeramente. Se trataba de un balanceo fuera del ritmo, que tan pronto fue descubierto por las orquestas inauguró dentro del jazz todo un movimiento: la época del swing.

Louis mostraba un talento prodigioso. Arrancaba tanto a la corneta como a la trompeta (instrumento que utilizó desde 1925) una impresionante variedad de tonos y ejecutaba solos magistrales incluso en el registro más alto. Tenía un estilo impecable y flexible que, a diferencia de otros intérpretes, no necesitaba de sordinas ni de efectos especiales. Su rica imaginación musical creaba continuamente nuevas ideas. Inagotable, igualmente, era su sentido del ritmo, que subrayaba el compás con sorprendentes silencios y pausas. Como importante complemento poseía también una resistencia fabulosa, manifestada durante años tocando hasta la madrugada en festivales y cabarets. Hubo largas temporadas en que actuaba tarde y noche en el Vendome, y luego se trasladaba precipitadamente al Sunset, donde interpretaba hasta el amanecer.

El público que bailaba languidecía y sus compañeros se doblaban de cansancio, pero Louis parecía fortalecerse en el transcurso de la noche. A la hora de despedirse entonaba de modo perfecto las agudas y largas notas del «The World is Waiting for the Sunrise». En el Vendome, Louis comenzó también su carrera como cantante y animador. Distraer al público desde el escenario formaba parte del repertorio de numerosos músicos de jazz. Louis, sin embargo, hizo de ello un arte. Solía enfundarse una levita, subía solemnemente al escenario y se presentaba como el reverendo Satchelmouth («el de la boca inmensa»), nombre que quedaría inmortalizado en Satchmo.

Su número fuerte era «Heebie Jeebies», donde siempre incluía algunos compases de su «scat chorus», jocosa forma de canción que sustituía las palabras por sílabas sin sentido. Pero, sobre todo, Louis contaba con sus grandes atributos personales: su voz grave y maravillosa («Estoy resfriado», solía decir), su eterno pañuelo blanco y su sonrisa radiante y contagiosa. Para comprender la magnitud del impacto que Louis Armstrong supuso en el jazz de su época, basta con escuchar sus primeras grabaciones. Sobre un fondo de música que hoy nos resulta anticuada, su trompeta se impone vibrante e imaginativa como algo absolutamente actual.

Durante la década de los veinte y en años posteriores, no hubo músico que compusiese sin tener delante la inmensa producción de los Hot Fives —al menos los Fifty Hot Choruses of Armstrong, publicados por Melrose— o que no estudiase los trucos de Louis. Entre tanto, el ídolo se ocupaba de conquistar al público y actuaba por todo el país en olor de multitudes. No sólo sus abrumadores méritos sino también su cálido estilo personal liberaron el jazz del estigma de ser considerado como tosca música, digna de bares y burdeles.

Desde Europa hacia el Oriente el jazz no conocía fronteras. A mediados de siglo había adquirido carácter internacional y ,nuevos intérpretes irrumpieron en escena: el saxo británico John Dankworth  y el violinista francés Stephane Grappelli (centro). Pero nadie como Satchmo  contribuyó al entusiasmo mundial.

Sus giras y películas familiarizaron a las gentes con el jazz, algo de lo que apenas se había hablado antes. Otros estilos pretendieron mejorar lo realizado por el genio: el swing en los años treinta y cuarenta, el boppolirrítmico de la segunda posguerra y posteriormente el jazz frío y «progresivo». En la actualidad, se han producido reacciones extremas que todavía no han clasificado su esencia: la resurrección del folklore (el llamado rhythm and blues, sucedáneo del rock’n roll) Y la aparición de una exasperada vanguardia. Ninguna musical, sin embargo, ha podido oscurecer el ascendiente personal de Louis.

Su genio perdura :

Finalmente, Armstrong y el jazz conquistaron el mundo. A lo largo de los años, el jazz, considerado por ichos la única música genuina de Estados Unidos, pendió también en Europa y se mantuvo viva gracias a constante afluencia de grabaciones. Los discos aureolaron de leyenda la figura de Louis Armstrong. Sus giras al extranjero y el Armstrong Plays Handy —álbum extraordinariamente célebre— prepararon su viaje triunfal por Europa como «Embajador Satch» en 1955.

Después recorrió con su música América del Sur, África y todos los rincones del mundo. Incluso en los años sesenta, cuando sus poderosos pulmones comenzaron a flaquear, creó dos nuevos éxitos, «Mack the Knife» y «Hello, Dolly», que se impusieron desde Kansas hasta Kenia. La magia de Armstrong, el hechizo de le jazz hot —según la expresión francesa— y el virtuosismo de algunos intérpretes otorgaron al jazz un carácter universal.

John Dankworth (imagen) en Londres, Stephane Grappelli en París, Django Reinhardt (guitarrista gitano nacido en Bélgica y ciudadano del mundo) y muchos otros realizaron importantes contribuciones. El ritmo original de Armstrong, su balanceo característico, vive aún en la música contemporánea, tanto en las quejas de B. B. King a la guitarra como en el sentido canto de Aretha Franklin.

El 6 de julio de 1971 murió Louis Armstrong en su hogar de Nueva York y nos dejó un legado difícilmente superable. Su influencia fue soberana, al menos sobre dos generaciones de músicos, y conquistó para su estilo un público universal. Las inconfundibles notas que él creó no perderán vigor para millones de personas conquistadas por su afecto. Los genios —se ha dicho— no mueren del todo. Mientras alguien, en alguna parte, interprete jazz, Satch estará vivo. 

ALGO MAS… «Durante más de 40 años, desde que en 1914 estalló en América el entusiasmo contagioso por el jazz, éste se ha mantenido como fenómeno de masas. Su técnica, cuya prehistoria se remonta hasta ciertas cancioncillas de la primera mitad del siglo XIX, como Turkey in the Straw y OldZip Coon, sigue siendo esencialmente la misma, a pesar de todas las sutilezas de los historiadores propagandistas.

El jazz es una música que, con simplísima estructura melódica, armónica, métrica y formal, compone en principio el decurso musical con síncopas perturbadoras, sin tocar jamás la monótona unidad del ritmo básico, de los tiempos siempre idénticos. Esto no quiere decir que no haya ocurrido nada en el jazz. Así, por ejemplo, el monocromo piano fue desplazado del predominio que tuvo en el ragtime y sustituido por pequeños conjuntos, generalmente de viento; así también las salvajes prácticas de las primeras jazzbands del Sur, principalmente de Nueva Orléans, o de las de Chicago, se han suavizado al ritmo de la creciente comercialización y recepción, y aunque periódicamente se reaniman (por esfuerzo profesional), vuelven regularmente a sucumbir al negocio, llámense swing o bebop, o pierden siempre su filo.

Pero el principio que inicialmente hubo que destacar exageradamente se ha hecho mientras tanto tan obvio, que puede prescindir de la acentuación del primitivismo rítmico antes necesario. El músico que hoy quisiera componer con aquella acentuación resultaría ridículo, como, pasado de moda como los vestidos de noche de 1927. La original rebeldía se ha convertido en conformismo de segundo grado, y la forma de reacción del jazz se ha sedimentado de tal modo que toda una juventud oye ya primariamente en síncopas, sin percibir apenas el originario conflicto entre esas síncopas y el metro fundamental. Pero todo eso no cambia nada en la absoluta monotonía que nos plantea el enigma de cómo millones de hombres siguen sin cansarse de tan monótono estímulo.»

Adorno, Theodor W..
Prismas, Barcelona.

Louis Armstrong: Junto con Duke Ellington, Louis Armstrong universalizó un género musical que hasta entonces había tenido carácter local, casi folklórico. El jazz primitivo, del que no quedan discos grabados ni partituras escritas, pertenece a un pasado legendario. Habría nacido de la fusión entre la herencia musical occidental, que los negros conocieron principalmente a través de los himnos protestantes, y sus ritmos.

Louis, en cambio, floreció junto con la radio y los sistemas de grabación, en la década de 1920. Este músico revolucionó el estilo de ejecución de los trompetistas, destacó la función del solista dentro del conjunto, e influyó en todos los músicos de jazz.

Como cantante, Satchmo (apodo que según algunos derivaría de la expresión such a mouth, ¡qué boca!) fue un verdadero maestro, cuyo estilo puede reconocerse en el de todos sus grandes continuadores, incluyendo a
uno de los más grandes cantantes de jazz Billie Holliday.

A los 13 años, Louis fue internado en un reformatorio. Allí el niño aprendió a tocar la corneta para poder integrar la banda local y, un año más tarde, empezó a tocar con músicos lamosos como Sidney Bechet y Toe Lindsay, en el barrio de Storville, en Nueva Orleáns. La marina estadounidense terminó clausurando dicho barrio y los músicos que allí trabajaban no encontraron otra salida que remontar el río Mississippi.

Luego de tocar algún tiempo en la orquesta de Fate Marable, subiendo y bajando por el río, Armstrong llegó a Chicago, en 1922, para trabajar con Joe King Oliver, el rey del jazz.

En ese período, el grupo grabó diversos temas, cuya base era la improvisación colectiva, dentro de la cual se destacaban especialmente los «diálogos» entre Oliver y Armstrong.

En 1924, Armstrong partió hacia Nueva York para trabajar con Fletcher Henderson, conocido director de orquesta y arreglador, que había llevado a la popularidad a músicos del calibre de Coleman Hawkins y Benny Cárter. En ese período, Armstrong empezó a tocar la trompeta, iniciando una nueva e importante fase de su carrera artística. Tocó con las mejores blue singers de la época -Ma Mainey, Bessie, Trixie y Clara Smith, Eva Taylor y Sippie Wallace—, que cantaban los spirituals en cabarets.

En 1925 formó su primer conjunto —los Hot Five— con el que comenzaron a ponerse de moda los «solos» individuales. Durante la década del 30 formó parte de grandes orquestas, intervino en varios filmes e hizo una serie de giras por diversos países.

A los 50 años, Armstrong era mucho más que un simple «jazzman»: se había convertido en una personalidad famosa en casi todo el mundo. Como embajador del Departamento de Estado de los EE. UU., viajó por África, Asia, América Latina y Europa Oriental. A partir de 1965, su salud quebrantada obligó a Satchmo a reducir el ritmo de sus actividades. Falleció el 6 de julio de 1971, en su residencia como consecuencia de una crisis cardíaca.

Fuente Consultada:
Revista Conocer Nuestro Tiempo Enciclopedia del joven N°2
Grandes Acontecimientos del Siglo XX Readers Regest

Al Capone Biografia La Ley Seca Matanza de San Valentín El Padrino

Al Capone – Biografía – La Ley Seca – Matanza de San Valentín – El Padrino

BIOGRAFÍA DE AL CAPONE
EL MAS FAMOSO GANSTER DE LA HISTORIA

Conocido como Al Capone, su nombre era Alfonso Gabriel Capone. Recordado como un famoso gángster estadounidense de los años 20 y 30. Hombre que vivió al margen de la leyALCAPONE, ganster de ee.uu. y aprovechando la prohibición de la venta e alcohol en EE.UU. armó un grandioso negocio clandestino que consiguió una fortuna importante.

Siempre organizando negocio sucios, el FBI trabajó años para encarcelarlo, pero recién en 1931 fue detenido por evadir impuesto, ya que nunca se pudo demostrar su participación en otros hechos delictivos.

Nació el 17 de  enero de 1899 en Brooklyn (EE.UU.), hijo de emigrantes italianos. Su padre era italiano que sabía leer y escribir y había conseguido trabajo en una tienda y su madre cocía para ayudar a llegar a fin de mes. Era una familia de respetar los valores, las leyes y trabajar para vivir. 

Alos 5 años comienza el colegio público, a Alfonso le cuesta adaptarse a las normas severas de disciplina y estudio. Por otra parte siempre hubo cierto prejuicios hacia los inmigrantes italianos por lo que le fue difícil su relaciones entre compañeros. De todas maneras fue un buen alumno hasta sexto grado, cuando por un altercado con un maestro donde llegan a los puños y Alfonso es expulsado del colegio.

La familia se muda a Garfield Place. Su familia lo considera un buen muchacho. En el nuevo barrio conoce a un delincuente llamado Johnny Torriocomienza a trabajar para él, ganando día a día su confianza, aprendiendo los secretos de esta actividad y se relaciona con otras bandas, iniciando una vida de pequeños robos, apuestas ilegales, vandalismo y peleas. También trabajó en una fábrica de municiones y fue considerado un gran trabajador.

En 1917 Frankie Yale (Francesci Ioele) abre el bar “Harvard Inn” en Coney Island y contrata a Al como barman, siguiendo el consejo de Torrio. Al es apreciado tanto por su jefe como por los clientes, hasta el día en que dice un piropo fuera de lugar a una chica y su hermano, que iba con ella, se levanta y le pega.

Aunque intenta defenderse, le propinan varias puñaladas, algunas en la cara. Las cicatrices de estas heridas le valdrán el alias de “Scarface” (cara de cicatriz).Al se convierte en el protegido de Yale, un hombre violento que enseña al joven a llevar un negocio a fuerza de usar la violencia, con empeños y otros chanchullos.

En 1918, Capone se casó con Mae Coughlin -una chica irlandesa-, con quien tuvo ese mismo año un hijo, Albert «Sonny» Francis Capone. Johnny Torrio será el padrino. La pareja vivió en Brooklyn durante un año. Capone aún formaba parte de la banda comandada por Frankie Yale y se dice que cometió al menos dos asesinatos cuando fue enviado a Chicago en 1919. Al decide que es hora de conseguir un empleo respetable, por lo que deja el bar de Yale y se muda a Baltimore donde se hace contable.

Mientras tanto en Chicago, «Big Jim» Colissimo quien fuera el jefe mas importante de la prostitución es asesinado por Franck Yale para robarle el negocio, pero nunca lo conseguirá , ya que Torrio se adelanta y se hace del control de ese negocio.

Muere el padre de Al a los 55 años por un problema cardíaco y Al pierde su modelo paternal autoritario, decida abandonar su trabajo contable y vuelve a Chicago e inicia actividades delictivas junto a su amigo Torrio, quien está al frente de miles de prostíbulos y bares clandestinos. Al se convierte rápidamente en socio de Torrio y se une al imperio criminal, mientras que Al se asocia con Jack Guzik.

Gracias a su nuevo trabajo, Al compra una casa en Prairie Avenue, y se instala allí con su mujer y su hijo, apodado Sonny. Su madre y hermanos también se van a vivir allí con ellos. En el barrio lo conocen como un vendedor de muebles de segunda mano. Para Al, el qué dirán y su reputación son prioridad.

En 1923 un nuevo alcalde, William Denver, quiere reformar la organización municipal, Torrio decide alejarse por un tiempo y viaja a Italia, Al queda con el control total del negocio y conquista la ciudad sin grandes obstáculos, acaparando mas y mas negocios ilegales y molestando a otras bandas criminales, lo cual terminó en una guerra entre las mismas, ocasionando la muerte de 135 personas.  También se compromete con conflictos políticos al secuestrar empleados de Denver.

Al capone se convierte en el blanco a derribar, tanto para ley como para los gánsters. En este momento, los peores enemigos de Al son “Hymie” Weiss y Bugs Moran. Dos semanas después que este dúo de enemigos fallara en su última tentativa de asesinato, Torrio vuelve a Chicago y acaba en el hospital después que el dúo le agrediera. Al se hace cargo de la seguridad del hotel y al poco tiempo Torrio es encarcelado, luego al salir cree es hora de retirarse y deja todo en manos de Al.

Comienza entonces a actuar como el personaje importante en que se ha convertido. Se vuelve una persona amable y caritativa. Para incrementar su poder se interesa mucho por la política.

Dos enemigos declarados, un abogado llamado Billy McSwiggin y «Klondike» O´Donnel salen de copas al bar Cícero regenteado por Al, por lo que fue considerado como un insulto territorial, por los que los hombre de Al lo rematan a tiros con sus metralletas. Todos saben quien es el responsable de esta masacre pero no se presentan pruebas para acusarlo.  Al desaparece durante el verano y no hay manera de encontrarlo, a pesar de que se pone en marcha una investigación exhaustiva. Comienza a ganarse una reputación de benefactor entre la comunidad italiana, ya que emplea a numerosos inmigrantes para sus negocios de contrabando.

Al comienza a pensar en retirarse de su vida de criminal.Al se entrega a las autoridades, pero como la policía no tiene suficientes pruebas para detenerlo, nuestro hombre queda en libertad. Empeñado en convertirse en pacificador, propone a Weiss un negocio lucrativo por la paz. Éste rechaza la propuesta y aparece muerto al día siguiente. Más tarde, Al organiza una conferencia por la paz, en donde pide a los contrabandista que cesen la violencia. La petición de Al tiene éxito y durante los dos meses siguientes no hay asesinatos relacionados con el contrabando. Más adelante , Al abre un comedor de beneficencia para aquellos que han perdido su empleo a causa de la depresión.

al capone jefe de la mafia

El esplendor de Al Capone. Entre los años veinte y cuarenta la mafis
en Estados Unidos fue un fenómeno insoluble para la justicia, que germinó con fuerza y que tuvo en la «Ley Seca» el mejor motivo para que las bandas se organizaran, con el asesinato como aliado. Al Capone fue su figura más emblemática, el arquetipo del gángster, del pandillero, del mañoso. Sólc en 1927, Capone obtuvo ganancias por sesenta millones de dólares generadas por su imperio de bebi das alcohólicas ilegales, prostitución y juego clandestino.Paradójicamente, Capone no fue atrapado por sus asesinatos, sino por una casi inocente evasión impositiva, lo que no terminó de convencer a su eterno perseguidor, Elliott Ness, que lo llevó varias veces ante los estrados por crímenes mayores, sin poder probarlos.Capone estuvo en la cárcel desde 1931 a 1939 y murió en 1947, de sífilis, cuando su aura había sido opacada por otros jefes mañosos.

Frank Yale traiciona a Al (que se había radicado en Miami) en un negocio de whisky y es asesinado al poco tiempo. Junto a su amigo McGurn, planean matar a Moran y eliminar a su banda conocida como  «North Siders«. Para ello simulan un negocio de licor muy bueno a bajo precio que debía ser entregado el 14 de febrero.

Los hombres de McGurn se visten de policía y se esconden en el garaje. Los contrabandistas son pillados con las manos en la masa y los cuatro hombres vestidos de policía abren fuego, asesinando a todos los traficantes menos a uno. Todo se desarrolla según lo previsto, salvo que Moran, el objetivo principal, no había venido. Ese día se conoce como “La Matanza de San Valentín”, pero Capone estaba en Florida, y nadie lo acusa de asesinato a pesar de que toda la nación sabe perfectamente quién está al mando de esta operación.

Posterior a esta masacre, en una conferencia en Atlanta City los gansters de todo el país hablan de cooperación  y dividen el país en zonas de influencias. Hoover el presidente de EE.UU. quiere ver encerrado cuanto antes , pero no hay pruebas suficientes. Por el gran alboroto generado en la noche de San Valentín, Al arregla una detención por tenencia ilegal de armas con el comisario local, por lo que es puesto en presión por 10 meses, aunque sale antes por buena conducta.  

Mientras Al estuvo preso la policía logró infiltrar agentes dentro de la banda y uno de ellos fue crupier de unos de los casinos de Cícero, y consigue información que puede comprometer a Capone. La policía no sólo quiere encarcelar a Al capone, sino además humillarlo públicamente, y cuando le confiscan una flota de camiones le pasan frente a la ventana de su casa para denigrarlo.

En  Marzo de 1931 un gran jurado federal se reúne e inculpa a Al del impago a hacienda de $32.488,81 para el año fiscal de 1924. El jurado decide esperar a encontrar las pruebas para los demás años antes de juzgarlo públicamente. Luego lo inculpa de 22 cargos de evasión de impuestos por $ 200.000 y a 68 miembros de su banda de cometer 5000 violaciones de prohibiciones, por lo que Al se enfrenta a una posible pena de mas de 30 años de prisión, al menos que se considere culpable, la cual se reduciría a  5 años como máximo.

Al Capone compra a los potenciales miembros de jurado y decide esperar el juicio, pero se encuentra que el jurado está conformado por gente de la zona rural, cosa que era impensable suponer y Al queda sorprendido. El 17 de Octubre de 1931, Al es declarado culpable de algunos de los cargos de evasión de impuestos. El 24 de octubre es condenado a once años de cárcel, 50.000$ de multa y 30.000$ por gastos de juicio. El gobierno decide no perseguirlo por violación de la Prohibición.

En 1933 la Prohibición es cancelada, Al está preso en Atlanta y recibe un trato amble y cordial , viviendo mejor que los demás reclusos, pero en 1934 es trasladado a Alcatraz, donde se le terminan los privilegios, se le controlan las cartas y hasta le cambian el contenido para que los presos no sepan que ocurre en el exterior.

La celda de Al en Atlanta

La celda de Al en Atlanta, donde el gangster aún era capaz de controlar la mayoría de sus negocios desde este centro, y se ordenó su traslado  a la isla prisión de Alcatraz en Agosto de 1934. 

Antes de casarse con Mae, Capone se había contagiado de sífilis, y su salud empeoró durante su encarcelamiento. En este momento Capone sufre de neurosífilis. Capone sale de la cárcel antes de lo previsto, su mujer lo lleva a un hospital en Baltimore donde se recupera, pero su salud está en pleno deterioro.Su mujer permanece a su lado hasta el momento de su muerte.

Con el transcurrir de los años pasó a tener que limpiar baños, a barrer el patio, a repartir libros entre los internos. Para su mala fortuna su estado mental empezó a decaer debido a un avanzado cuadro de sífilis que le estaba comiendo el cerebro. Los últimos meses de su condena los pasó postrado en cama.

El 21 de enero de 1947, Capone sufrió un derrame cerebral. Murió tres días después de neumonía. Fue enterrado en el Cementerio Mount Olivet, y trasladado al Cementerio Mount Carmel al Oeste de Chicago, junto a los restos de su padre y hermano. Debido a las grandes ganancias obtenidas, la red criminal siempre siguió activa y extendiéndose.

PARA SABER MAS…

La matanza del día de San Valentín: En 1929 las guerras entre bandas de Chicago habían colocado a Al Capone, que controlaba un imperio criminal de 50 millones de dólares, en la cumbre de la pirámide. Una sola organización le disputaba el control de los bajos fondos: la banda de George «Bugs» Moran, en North Side. Capone eligió el día de San Valentín (14 de febrero) para poner un final sangriento a su rivalidad.

 

El plan requería que los asesinos fueran disfrazados de policías. Aunque la mayoría de los componentes de este cuerpo estaba sobornada, realizaban redadas rutinarias de gángsteres para guardar las apariencias. El 14 de febrero un Cadillac que parecía un coche de la policía se detuvo ante el garaje que servía de cuartel general a Moran. Salieron cuatro hombres, dos vestidos como guardias y dos como detectives. Dentro del garaje los «detectives» colocaron contra la pared a seis gángsteres (y a un visitante, el optometrista Reinhardt Schwimmer). De repente, abrieron fuego con sus metralletas. Los otros dos asesinos utilizaron pistolas para rematar a los que aún se movían.

 

Uno de los hombres de Moran sobrevivió milagrosamente durante unas horas. Cuando un verdadero policía le preguntó quién le había disparado, mantuvo el código de silencio de los gángsteres. «Nadie», contestó. Sin embargo, Moran, que escapó a su suerte por llegar tarde, había visto la «redada policial» y decidió esperar en un café; él fue menos prudente. Presionado por el comentario de un reportero acotó: «¡Sólo Capone mata de esta manera!». Moran, con su prestigio arruinado, pronto abandonó el crimen organizado.


El presidente Hoover ordenó que Capone fuera encarcelado a toda costa. Pero nada se le pudo comprobar hasta que fue detenido por evasión de impuestos.