Martín Fierro

La Poesia Romantica y Gauchesca Argentina Sus Representantes y Obras

La Poesía Romántica y Gauchesca Argentina Representantes y Obra Literaria

Carlos Guido Spano: Entre los poetas de la nueva generación, que sucedió a la de los proscriptos, se destaca Carlos Guido Spano (1827-1918), por haber sido un innovador y, como tal, haber representado una época en la evolución de la poesía argentina.

Guido Spano Carlos
Poeta Romantico Guido Spano Carlos

«Personificó —escribió un eminente crítico uruguayo— el culto indeficiente de la forma, cuando las condiciones de la obra de improvisación de una literatura, y las influencias de la escuela, conspiraban para imponer cierto vicioso amor al desaliño; la amable serenidad del sentimiento, cuando vibraba en toda lira la repercusión de universales tempestades del ánimo; el desinterés de un ideal de poesía levantado sobre los rudos afanes de la acción e inmutable entre el hervor pasajero de las muchedumbres, en un tiempo en que los propios fantasmas de los sueños bajaban a partir la arena del circo y era la canción como base de bronce que recogía y amplificaba las resonancias del combate».

Guido Spano se inició como poeta publicando algunas composiciones en la «Revista del Paraná», en 1854, y luego en el «Correo del domingo».

A estas primeras producciones siguieron los volúmenes titulados Hojas al viento y Ecos lejanos, en los que reunió un conjunto de sus poesías constituídas, en su mayoría, por versos circunstanciales sobre los más diversos temas.

De esas páginas se destacan, y han alcanzado justa popularidad, sus poemas y en especial aquellos en que cantó al hogar: At home; A mi hija María del Pilar; A mi madre.

Según Rojas, no debe considerarse a Guido Spano como un poeta civil, sino como «un lírico de la naturaleza y del amor», pues el suyo fue un timbre nuevo en la poesía argentina. «Fue el primer artista verdadero que hayamos tenido en nuestro país. Perfeccionó el verso después del vehemente Mármol; civilizó la prosa a la par del elegante Avellaneda; dio a la poesía una función desinteresada, al margen de la política, y nos dejó en el recuerdo de su propia vida un espectáculo de belleza casi legendaria en el ambiente de nuestras embrionarias repúblicas».

Olegario V. Andrade. En la segunda generación de nuestros poetas románticos es preciso ubicar a Olegario V. Andrade (1839-1882). Estudió en el Colegio de Concepción del Uruguay, donde fueron sus maestros dos emigrados republicanos franceses —Alberto Larroque y Alejo Peyret—, junto a los cuales aprendió a admirar la ideología y la literatura francesas de la Restauración y del Segundo Imperio, y en especial a Víctor Hugo.

Andrade Olegario
Andrade Olegario

Se inició en el periodismo fundando El Porvenir, órgano partidista destinado a defender la política de Urquiza frente al Estado de Buenos Aires y a atacar a los hombres que seguían a Mitre.

Redactó El Pueblo y La Tribuna y, establecido en Buenos Aires durante la presidencia de Nicolás Avellaneda, fundó La Tribuna Nacional, desde cuyas páginas defendió la política del general Roca escribiendo en favor de las fundamentales cuestiones resucitas durante su gobierno — la enseñanza laica y el matrimonio civil— y sobre cuestiones políticas y electorales.

La iniciación poética de Andrade se remonta a 1856, fecha en que no había abandonado las aulas; sus versos de entonces sólo tienen un interés biográfico, ya que carecen de verdadera calidad literaria.

Entre 1875 y 1880 compuso Prometeo, Atlántida, El nido de cóndores, San Martín, A Víctor Hugo, La noche en Mendoza y El arpa perdida, que constituyen sus más inspirados poemas. Otras de sus composiciones poéticas más recordadas son La vuelta al hogar y El consejo maternal, que son poesías de carácter íntimo.

Olegario V. Andrade fue nuestro poeta civil, porque escribió sus cantos con motivo de ciertas conmemoraciones solemnes y porque, en los temas que trató, cantó ideas de libertad, de patria y de progreso.

Su liberalismo político y la consiguiente oposición a toda forma de superstición y de tiranía, desató enconadas críticas. Pero, pese a ello, gozó en su época de gran prestigio: tuvo admiradores y hasta imitadores.

En sus poesías, observa Roberto F. Giusti, Andrade «marcha continuamente entre hipérboles, prosopopeyas y antítesis sonoras y enfáticas. Todo lo ve como al través de una lente de aumento.

Tiene indudables aciertos poéticos, pasajes y rasgos de rara inspiración, levantada entonación musical; pero a veces suena a hueco y otras es vulgar, falso, difuso y palabrero».

Pese a estos defectos y exageraciones que también se han señalado en Víctor Hugo, que poéticamente fue su maestro, las composiciones de Andrade se impusieron por la fuerza avasalladora de su talento poético.

Ricardo Gutiérrez. Poeta también romántico, pero de tendencia más lírica e íntima que Andrade, y distinguido médico de niños, que ejerció como un sacerdocio su profesión, fue Ricardo Gutiérrez (1836-1896).

Ricardo Gutierrez Poeta Romántico
Ricardo Gutierrez Poeta Romántico

Espíritu profundamente cristiano —»cristiano de los evangelios, tan alejado del fanatismo como del rito»—, el amor, la piedad, la caridad y el odio a la guerra fueron los motivos inspiradores de sus cantos. Por eso, Ricardo Rojas lo ha considerado como un poeta del amor cristiano: «por la espiritualidad de su erotismo y por la amplitud de su piedad».

Su primer poema —La fibra salvaje—, publicado en 1860, manifiesta la influencia de Espronceda y Byron.

Historia de una pasión, deja de lado todo lo externo y pinta un drama que se desarrolla en la conciencia de los protagonistas —Lucía, Ezequiel y Julio—, que no son, pese a su intento, tipos genuinos de nuestros campos, sino seres como los hay en todas partes.

En Lázaro, poema publicado años después, quiso evocar la pampa y el gaucho; por eso, el éxito que alcanzó esta obra se explica por haber sido una tentativa de poesía gauchesca escrito en verso culto.

Situada la acción en la costa del Paraná, en la época de la colonia, presenta una serie de situaciones inverosímiles, que hacen del poema una falsa idealización de nuestro gaucho.

Sin embargo, es justo destacar el noble esfuerzo de Gutiérrez: buscar su inspiración y sus tipos en su propia patria.

Superiores a estos extensos poemas son las composiciones que Gutiérrez reunió en El libro de las lágrimas y El libro de los cantos.

En las poesías reunidas en el primero —de las que se destacan La sombra de los muertos, El último adiós, El juramento, La última cita y La victoria— predomina un tono melancólico que, aunque mantenido a través de los distintos temas, no expresa la típica desesperación romántica, sino la esperanza de su cristianismo heterodoxo y libre de todo dogma.

En el segundo volumen se encuentran sus mejores composiciones: El poeta y el soldado, La hermana de caridad, Cristo y El misionero, poesía ésta cuya publicación produjo una conmoción en nuestro ambiente, ya que algunos quisieron ver en ella la prueba de una «conversión» de Gutiérrez.

Pedro Goyena, que consagró a Gutiérrez uno de sus más finos estudios, reconoce la influencia que sobre él ejerció Byron.

Pero, a renglón seguido, señala el mérito de Ricardo Gutiérrez: «Impregnado su espíritu de la poesía byroniana ha arrojado su mirada sobre la patria, sobre ese desdichado hermano nuestro que se llama el gaucho; y ha cantado su nobleza, su gallardía, sus amores, su desventura, el abismo del crimen o del vicio adonde le arrojan la barbarie y la miseria que deben pesar como un remordimiento en la conciencia de nuestros estadistas».

Y agrega que sus poesías revelan, además, «un espíritu abierto a las luces del siglo y adherido a las generosas tentativas que ensaya el espíritu del bien, para destruir el imperio del error y la maldad, y hacer de la tierra, ya que no del paraíso, por lo menos un campo de nobles luchas en que la equidad impere y desde donde todos los seres humanos puedan alcanzar un día el ideal cuya fiebre nos devora».

Rafael Obligado. La obra más íntimamente argentina de nuestras letras se encuentra en las poesías de Rafael Obligado (1851-1920), que «trajo al arte argentino —al decir de Rojas— los ideales del patriciado, pero no en las aparatosas de la oda política, sino en las formas sencillas de la canción popular; sintió la tierra y la raza como un poeta de las pampas, celebrándolas en su verso como un payador de las ciudades; porque eso fue Obligado, un payador argentino«.

Rafael Obligado

Sus composiciones juveniles fueron versos de escaso mérito. Pero, a partir de su romance La flor de seibo, inspirado en nuestro ambiente, pero volcado en formas esmeradas y armoniosas, Obligado se reveló como un poeta nacional.

A esta composición siguieron En la ribera, Un cuento de las olas, A la sombra del sauzal, Las cortaderas, El camalote, El nido de cóndores, El hogar paterno y Las quintas de mi tiempo.

También cultivó otro género de poesía. Cantó episodios históricos argentinos, y al hacerlo —dice su hijo Carlos— dejó de lado todo patrioterismo. «No canta, en efecto, victorias deslumbrantes, sino más bien desastres de nuestras armas; pero desastres sobrellevados con alma heroica, que al acercarse en la adversidad, triunfará seguramente mañana.

Con altiva emoción, place a su númen «decir el alto honor de los vencidos». A este género pertenecen La retirada de Moqueguá, Ayohuma y El negro Falucho. También cantó leyendas y tradiciones populares en La salamanca, La luz mala, La muía ánima, El cacui y El yaguarón.

La obra poética de Obligado culminó en Santos Vega, poema en que recogió la tradición, anteriormente cantada por Bartolomé Mitre e Hilario Ascasubi, y la desarrolló en cuatro cantos: El alma, la prenda, el himno y la muerte del payador.

La última parte del poema tiene singular importancia, pues en ella cantó la transformación del país y el conflicto social que se planteaba entre la tradición, por un lado, y el progreso, la ciencia y la inmigración, por otro, y expresó el alcance extraordinario de esa transformación pampeana realizada al «grito poderoso del progreso».

Rafael Obligado adoptó, dice Ricardo Rojas, lo que el romanticismo de Echeverría tenía de fecundo, «el sentimiento del paisaje, la conciencia de la raza, la libertad de la emoción, y desechó lo que tenía de funesto: la divagación delirante, el el erotismo enfermizo, la barbarie idiomática.

Al desechar esto último volvió a las claras fuentes españolas del romancero, y al adoptar lo otro coincidió con nuestros payadores gauchescos en la substancia espiritual, pero superándolos en el sentido estético.

La asimilación gauchesca le resultó fácil, porque era payador pampeano, y la asimilación romántica igualmente, porque era sincero trovador». Por eso, el argentinismo característico de Obligado nos dio una verdadera lírica nacional.

POESIA GAUCHESCA

Aunque sus orígenes anónimos pueden situarse en el canto de los payadores, la poesía gauchesca se incorporó a nuestra literatura por obra de Bartolomé Hidalgo (1788-1823), poeta uruguayo que adoptó el cielito — serie de cuartetas octosilábicas, escritas en lenguaje popular, definidamente criollo y de sabor campero— y compuso una serie de diálogos, expresiones poéticas de carácter objetivo y social, dedicadas a narrar hechos, pintar costumbres y comentar sucesos públicos y políticos.

Su sucesor fué Hilario Ascasubi (1807-1875). autor de un conjunto de poesías gauchescas, reunidas bajo el título de Paulino Lucero, y de Los mellizos de la flor, descripción de la vida de los habitantes de nuestra campaña, en la cual recogió la tradición del payador Santos Vega.

Ascasubi Hilario
Ascasubi Hilario

Estanislao del Campo (1834-1880), que bajo el seudónimo de Anastasio el Pollo comenzó a escribir poesías gauchescas, fuE autor de Fausto, poema que es considerado como una de las joyas de su género.

Hombre de ciudad, estudió el alma del gaucho y, como expresara Agustín de Vedia, «pensó sus pensamientos, sintió sus sentimientos, pero conservó la forma estrófica que en su cultura personal había adquirido».

Estanilao del Campo, Poesia Gauchesca
Estanilao del Campo, Poesia Gauchesca

Por eso, del Campo no descendió hasta la poesía gauchesca, sino la elevó hasta él.

Especie de parodia del poema de Goethe, Fausto nació de las impresiones que le produjo la representación de la ópera de Gounod, a la que asistió en el Teatro Colón.

A través de la poesía y el humorismo, el poema relata en forma fina e ingenua y con el carácter propio del gaucho, observaciones que sólo podía hacer un hombre culto.

«El poeta —escribió Joaquín V. González, en «La tradición nacional«— ha preparado el efecto de su diálogo con mano maestra: le ha dado por escenario la Pampa misma, donde los interlocutores se sienten soberanos de la Naturaleza y se entregan, sin testigos, a los libres transportes de su alma sencilla, llena de sentimientos grandiosos, melancólicos o tiernos, y de supersticiones infantiles, que a cada momento estallan en espantos súbitos, cuando la imagen de Mefistófeles se atraviesa en el relato como una eclosión de fuego».

Además de este valor, el poema de del Campo se destaca, pese a la peculiar modestia de su expresión, por algunas descripciones de la naturaleza, intercaladas en el relato, que siempre han llamado la atención por su perfección.

José Hernández (1834-1886), el más grande de nuestros poetas gauchescos, publicó en 1872 la primera parte de Martín Fierro, creación genial, por lo típica e ingeniosa, que ocupa un lugar prominente en nuestra literatura.

Jose Hernandez Poesia Gauchesca
Jose Hernandez Poesia Gauchesca

Es la historia sencilla de un gaucho bueno, al que las arbitrariedades de los jueces de paz y comandantes de campaña convierten en un gaucho alzado, en un matrero, que para escapar a las persecuciones de que es objeto cruza la frontera y va a buscar tranquili dad en las tolderías de los indios.

El relato de «males que todos conocen — pero que naides cantó», pese a su sencillez, tiene un valor simbólico y honda significación social: es la historia del gaucho perseguido, explotado, víctima de la injusticia y de la arbitrariedad.

El éxito extraordinario del poema alentó a Hernández, que seis años después publicó su segunda parte —La vuelta de Martín Fierro—, más rica en personajes y episodios.

Aunque escrito en el rudo y pintoresco lenguaje gaucho, Martín Fierro es reconocido como nuestro auténtico poema nacional. Generalmente se lo ha considerado como el poema del gaucho.

Frente a esta difundida opinión, Ezequiel Martínez Estrada ha postulado una nueva consideración de la obra de Hernández, pues, a su juicio, Martín Fierro es el poema de la Pampa, ya que, pese a su persistencia en el desarrollo de la obra, su protagonista es sólo un accidente.

«Martín Fierro es una cosa de la Pampa, como todas y cada una de las figuras del poema. También la soledad es producto o cosa de la Pampa, que debe servir de clave a toda meditación sobre el tema.

Sin el sentimiento básico de la soledad, Martín Fierro carece de punto de apoyo. La soledad es el fondo y el protagonista de toda la obra. Arranca con ella en la primera estrofa y con ella concluye, después de haberla el poeta conjugado en todos los tiempos y modos posibles»

Fuente Consultada: Historia de la Cultura Argentina de Manuel Horacio Loprete – Editorial Plus Ultra


Consejos para Dormir Mejor Dia Mundial del Sueño Beneficios

Consejos Para Dormir Mejor
Dia Mundial del Sueño

El 18 de marzo de cada año se celebra a nivel internacional el Día Mundial del Sueño, fecha establecida por la Asociación Mundial de Medicina del Sueño, con el objetivo de que se tome conciencia acerca de su importancia y de la manera en la que el sueño influye en la salud, la educación, la sociedad y la seguridad vial. Dormir bien proporciona energía para comenzar retos, estar más positivos y ver la vida de otra manera, ayudando a la salud, a la mente y al cuerpo.

Algunos consejos para conciliar el sueño:

  • Mantener un horario regular, acostándonos y levantándonos a la misma hora cada día. Durante el día realizar sólo una siesta corta para poder dormir bien por la noche.
  • Si hacemos ejercicio, que sea a una hora regular todos los días. El deporte estimula y el cuerpo tardará más tiempo en relajarse. No penséis que ejercitarnos antes de dormir hará que estemos más cansados para ayudarnos a conciliar el sueño.
  • No comamos cenas pesadas antes de dormir, ni bebidas energéticas o que contengan cafeína.
  • No fumemos, ni bebamos alcohol. También son estimulantes que nos mantendrán despiertos, además disminuyen el oxígeno que debe llegar a nuestro cuerpo y nos impedirán descansar completamente.
  • Nuestra cama debe ser cómoda, cerremos puertas y ventanas para que el ruido no pueda molestarnos y así crear un ambiente propicio.
  • Ventilemos el dormitorio antes de dormir, cambiemos las sabanas regularmente y usemos aromas relajantes que estimulen el sueño, como la lavanda.
  • Ropa cómoda para ir a la cama, sin botones, con materiales transpirables, que nos permitan movernos durante el sueño.
  • Un baño caliente con manzanilla y algunas sales nos calman y preparan al cuerpo para el descanso.
  • Música relajante, al ponerla a un volumen bajo tranquiliza la mente. Si tenemos suerte, antes de ir a la cama podemos pedir que nos hagan un masaje (da placer y alivia el cuerpo).
  • No trabajemos en la cama o en nuestro cuarto, esto le da a nuestro cerebro un lenguaje equivocado de lo que significa nuestro descanso.
  • Intentemos dejar los problemas lejos del dormitorio, estaremos cansados y no encontraremos una solución que nos satisfaga. Si un problema tiene solución, ésta suele aparecer cuando estamos más despejados.

DORMIR MAL O POCO IMPLICA…
SALUD Puede comprometer tu sistema de defensa, también eleva la presión arterial.
INTELIGENCIATu cerebro queda como «estresado» y pierde rendimiento intelectual.
PESOEstá demostrado que complica la pérdida de peso
COORDINACIÓN limita la capacidad para tareas físicas, los ejercicios, las manualidades, el manejo de vehículos, pierdes reflejos.
BELLEZAHay que dormir mínimo 8 horas diarias, porque mientras descansas el cuerpo se repara.

Linea de Fortines Para Defensa de los Aborigenes Virrey Vertiz

Línea de Fortines del Virreinato Para Defensa de los Aborígenes

Resumen Descubrimiento De América
En Busca de Nuevas Rutas Comerciales
Descubrimiento del Río de la Plata
Adelantados y Gobernadores

LA DEFENSA DE LAS FRONTERAS: El 1° de agosto de 1776 el rey de España, Carlos III, creó el Virreinato del Río de la Plata y nombró primer virrey a don Pedro de Cevallos. Este llegó a; Buenos Aires el 15 de octubre del año siguiente, y uno de los problemas más urgentes que tuvo que atender fue el de poner fin a los ataques de los indios, los cuales llegaban casi a las puertas de la ciudad.

Cevallos era partidario de que se tomasen medidas enérgicas, y por ello pensó organizar un fuerte ejército de más de diez mil hombres a fin de realizar una ofensiva general. Para llevar a cabo tan importante empresa solicitó autorización al monarca, quien la concedió.

VIRREY VERTIZLa respuesta real llegó en momentos en que un nuevo virrey ocupaba el puesto. Se trataba de Juan José de Vértiz, el mismo que años antes había ejercido el cargo de gobernador y que conocía bien los problemas de la región.

Vértiz, después de consultarlo con una junta de guerra, resolvió dejar sin efecto el plan de su predecesor, pues consideraba imposible reunir y mantener un ejército tan poderoso con los escasos fondos de que disponía, medida que aprobó luego el rey.

En 1778, al hacerse cargo del Virreinato del Río de la Plata, Juan José de Vértiz se preocupó por mejorar las defensas contra los indios, que con sus frecuentes malones llenaban de terror a los campesinos.

Más de dos siglos habían transcurrido desde la fundación de Buenos Aires, y a partir de entonces los blancos, limitados en su acción por los naturales, muy poco habían avanzado. Los indios se encontraban casi a las puertas de la ciudad de Buenos Aires.

Vértiz se propuso trasladar las fortificaciones al sur del río Salado, pero para conocer realmente las condiciones de la zona envió al teniente coronel Francisco Betbezé para que efectuase un reconocimiento por la región fronteriza.

Este partió acompañado por otros capitanes y estudió las características del terreno. El bravo soldado visitó también los fuertes establecidos en 1752.

El 12 de abril de 1779 Betbezé presentó un notable informe al virrey. En él decía que juzgaba más conveniente mantener los fuertes en el lugar donde se encontraban y reforzarlos, creando otros en las zonas intermedias.

Pensaba, a más, que sería imposible mantener guardias permanentes más allá del Salado. Estas sugerencias, nacidas de la experiencia y la sagacidad de Betbezé, fueron aceptadas por Vértiz el l9 de junio de 1779.

De acuerdo con ellas el virrey resolvió establecer cinco guardias principales con sus correspondientes compañías de Blandengues  en Chascomús, Monte, Lujan, Salto y Rojas, y cuatro fortines auxiliares en Lobos, Navarro, Areco y Melincué. A pesar de la escasez de recursos con que se contaba, estas obras comenzaron a realizarse inmediatamente. Sin embargo, al año siguiente los indios, aprovechando un punto débil en las fortificaciones, realizaron un terrible asalto, por lo que se decidió construir otro fuerte en la laguna de los Ranchos.

Según puede verse en el mapa de esta página, la línea defensiva realizada por Vértiz se extendía al norte del Salado, desde la costa Atlántica hasta el sur de la actual provincia de Santa Fe. En cada uno de los fuertes se colocó una dotación compuesta de cien hombres bien pertrechados. Esta fortificación puede considerarse el mayor y mejor esfuerzo cumplido en la época hispánica para contener los desmanes de los indios contra las poblaciones de los blancos.

Fuente Consultada: Historia Argentina de Etchart – Douzon – Wikipedia –

 

Campeones Argentinos Olvidados Deportitas Decada 50 60 y 70 Grandes

Campeones Argentinos Olvidados:
Deportistas Década 50, 60 y 70 

Deportistas Argentinos Olvidados

LOS CAMPEONES SOLITARIOS: En los años posteriores a la finalización de la Segunda Guerra Mundial, el deporte experimentó, en todas las disciplinas, un creciente desarrollo.

Alternativa a la que no escapó Argentina: incentivadas desde las esferas oficiales, todas las expresiones deportivas alcanzaron en el país un tono acorde con sus posibilidades, respecto a las grandes potencias. Para muchos, aquellos años del gobierno peronista coincidieron con los de mayor esplendor deportivo nacional.

La juventud, volcada masivamente a la práctica de diversas especialidades, aseguraba una constante renovación en los grupos de élite, integrados por los campeones. No es extraño entonces, que sea en esa época cuando los representantes locales se lancen —con buenos resultados en muchos casos— a la conquista de títulos, records y honores, algunos de ellos rememorados en este libro. Para Juan Domingo Perón eran imprescindibles: cada lauro significaba un motivo más de prestigio para su régimen.

Por eso también la Argentina fue, reiteradamente, escenario de grandes eventos y gestora de nuevas competencias, como los Juegos Panamericanos, por ejemplo. Pero después de 1955, aquella oleada de crecimiento, que a pesar de sus connotaciones políticas tuvo el tremendo valor de fortalecer y masificar la práctica deportiva, quedó trunca. En su lugar se instaló primero e! revanchismo y más tarde el estancamiento.

Los últimos quince años marcaron la caída definitiva. Mientras el mundo asistía a increíbles progresos, producto de la tecnificación y del tremendo valor político que hoy alcanza el deporte por su popularidad, la Argentina mantenía su prestigio merced a solitarios campeones, productos aislados de su voluntad o de las circunstancias que los rodearon.

A sus conquistas se sumaron las logradas, espaciadamente, en un par de deportes colectivos. Pero nunca llegaron a conformar el producto de una actividad progresiva, meditada, organizada. Descalabro del que a duras penas escapó el deporte profesional, corrompido por la misma crisis de dirigentes que agobia al amateurismo.

Los cinco deportistas;…sus hazañas, son la excepción a semejante mediocridad

Fuente: Las Grandes Hazañas del Deporte Tomo 49 La Historia Popular

Bebidas Tipicas Criollas Argentinas -Terere, Chicha, Vino Patero

Bebidas Típicas Criollas Argentinas: Tereré, Chicha y Vino Patero

identidad nacional argentina

VINO PATERO: Se trata de un tipo de vino muy famoso y buscado en los valles calchaquíes, conocido popularmente por ser generalmente «dulzón» y «machador» por ser generoso en alcohol, turbio y poco estacionado; y se lo puede comprar suelto.

Básicamente, como lo dice su denominación popular «patero», son vinos obtenidos de la fermentación de uvas pisadas sobre el lagar con las «patas» o pies (descalzo o con botas).

En la antigüedad el vino se realizaba pisando las uvas sobre cuero, generalmente de buey, para luego recolectar el mosto en recipientes también fabricados con cuero. Luego éste era introducido en grandes tinajas guardadas en precarias bodegas donde sólo restaba esperar el tiempo necesario para que el jugo de uva fermentara transformándose en vino.

Últimamente las pequeñas bodegas familiares han empezado a desarrollar mejor la elaboración del vino patero, elevando su calidad a través de técnicas artesanales tradicionales, que le dan una identidad propia a estos vinos, que se diferencian por ser más naturales y generosos, por la posibilidad de realizar la cosecha tardía de las pequeñas y cuidadas viñas.

En general, los vinos pateros, son de color rosados y claretes de la centenaria y particular variedad criolla ya considerada nativa de Sudamérica.

TERERÉ: El tereré es una de las bebidas más consumidas en el verano por los habitantes de la tierra colorada. Al igual que el mate, el tereré forma parte central y es motivo de reuniones entre amigos, tardes de pileta y otros encuentros, donde el símbolo de unión que se comparte es la tradicional infusión fría con sabor a yerba mate.

El tereré es otra de las infusiones de la yerba mate, como lo es el mate cocido, y tiene sus orígenes en los indígenas guaraníes que habitaban el Paraguay desde la época precolombina. La refrescante bebida es la más tradicional y popular del Paraguay junto con el mate, que también es bebido en la zona del Río de la Plata (Argentina, Uruguay y en el Sur del Brasil, estado de Río Grande do Sul, con el nombre de mate gaucho).

Es una excelente bebida para paliar los días calurosos, con altas temperaturas que en la provincia suelen ser muy frecuentes, y para los cuales se recomienda ingerir mucho líquido.

Preparación Más Simple: Agregar yerba al mate,‭ ‬luego‭ ‬colocar‭ ‬la bombilla,‭ ‬después machacar las hierbas naturales con el mortero de madera,‭ ‬si va a utilizar un martillo o maseta es recomendable colocar las hierbas naturales dentro de una bolsita de polietileno‭ ‬y machacar encima,‭ ‬luego‭ ‬agregarle al agua helada (también se suele usar jugos) y por ultimo,‭ ‬la mayoría de la gente acostumbra a agregar hielo especialmente en el verano.

CHICHA: es una bebida fermentada de origen indígena y contó con pocos adeptos entre la gente culta, a lo menos cuando se elaboraba según el sistema de los indios. Era la chicha la bebida preferida de los indios del noroeste argentino, y su preparación y consumo está aún en vigor.

Resulta de la fermentación del maíz, y se hace, escribe Coluccio, utilizando como fermento una levadura especial, o bien por medio de la saliva humana, lo que requiere la masticación de la harina de maíz –

La preparación antigua se realizaba en la cocina donde se juntaba toda la familia y comenzaban a pasarse la masa… cada uno de los integrantes la masticaba un tiempo y escupía en una palangana, luego se juntaba ese jugo que daría origen a la chicha-.

A la chicha obtenida por este procedimiento se le llama chicha nuqueada, prohibida actualmente en Jujuy por considerarla antihigiénica y peligrosa para la salud de los consumidores. Refiriéndose a las propiedades de la chicha, dice Ciro Bravo: «Es sobremanera diurética y de notoria eficacia para expeler los cálculos de la vejiga, pudiendo asegurar que no hay indio que sufra de este mal».

Comidas Criollas Tradicionales Argentinas, Tamales, Humita, Chipa

Comidas Criollas Tradicionales Argentinas Tamales, Humita y Chipá

identidad nacional argentina

LAS COMIDAS CRIOLLAS:

COMIDA CRIOLLA ARGENTINA

EMPANADAS DE HUMITA: 1 paquete de tapas para empanadas para horno • 1 cebolla • 1/2 ají • 1 lata de tomates cubeteados • 1 lata de choclo cremoso • sal • pimienta • pizca de azúcar • 1 huevo

Distribuir sobre la mesada enharinada las tapas para empanada. Picar la cebolla y cocinar en una cacerola con unas cucharadas de agua hasta que esté algo tierna. Agregar el ají picado, los tomates, el choclo y continuar la cocción hasta espesar. Condimentar a gusto y dejar enfriar. Distribuir el relleno sobre la masa, pintar el borde con el huevo batido, cerrar formando las empanadas y hacer un repulgo firme. Pintar las empanadas con huevo, distribuir sobre una placa y llevar a horno caliente hasta dorar.

CHIPÁ: • 1/2 kg de queso fresco • 3/4 de kg de harina de mandioca • 4 huevos • pizca de sal • 200 g de grasa de pella tibia • 1/ 2 taza de leche

Colocar sobre la mesada en forma de corona el queso desmenuzado con un tenedor, la harina y la sal. En el centro, los huevos y la grasa. Unir incorporando la leche hasta obtener una masa algo blanda. Trabajar con las manos hasta alisarla. Tomar porciones con las manos, dar forma a los panecillos y hacerles en la parte superior un corte con un cuchillo. Cocinarlas sobre placas engrasadas en horno caliente.

CARBONADA: Plato típico de nuestro país. Su preparación difiere en algo de una región a otra. En Catamarca, según F. Avellaneda, la receta de una buena carbonada es la siguiente: Se lava y se pica luego menudamente la carne, se la pone en una olla que tenga ají frito o solo grasa ya bien caliente; se remueve un momento, luego se añade suficientemente agua hirviendo, canto menos mejor; hecho esto se deja hervir nuevamente. Durante esta operación se agrega un zapallo desmenuzado o picado y a veces arroz.

Puede hacerse un agregado de cebolla picada, tomate majado y verduras varias. En algunos casos la papa puede sustituirse al zapallo, y lo mismo la batata. Es muy usual llamar caldo a este preparado.

CHARQUI: Cecina, lonja de carne vacuna que se sala para consumir después que se haya secado al sol y al aire. Preparada de esta manera dura muchísimo tiempo, más si se trata de regiones de clima tropical. Su uso es común en toda América.

En 1823, Roberto Proctor escribía así: Los peones viven en sus viajes, exclusivamente, de charqui o carne preparada del modo siguiente: Una vez muerto el animal y cuarteado, se deposita en grandes mantas; luego se llevan bajo la ramada donde se hacinan con capas de sal y se apisonan bien para extraerles la sangre y los jugos; pasados uno o dos días, se separan los trozos y se tienden al sol hasta que se sequen y pongan completamente negros.

En este estado se acondicionan en atados para la exportación, consumiéndose mucho en el interior por los mineros y en el mar por lo marinos.

Cuando se come charqui, se sazona con ají y se pone en agua caliente, haciendo una especie de sopa. También se lo utiliza en guisados en reemplazo de la carne fresca en las zonas donde ésta es difícil conseguir.

CHICHARRÓN: Residuo de grasa de pella (de vaca o de cerdo) que flota, una vez que se ha derretido sobre el fuego. Se escurren cuando están crocantes y se sirven como si fueran papas fritas espolvoreadas de sal.

También se los utiliza como ingredientes para saborizar bollos y panes tradicionales. Por lo general el día en que preparaban empanadas, en todas las casas había chicharrón para comer, pues para lograr la grasa necesaria para hacer y freir las empanadas era necesario derretir grasa de pella primero.

GUISO CARRERO: El guiso carrero es una apetitosa comida criolla que solían preparar , precisamente los carreros y carreteros en sus largos viajes por la pampa. Este plato tiene la ventaja de poder utilizar uno u otro ingrediente sin que por ello pierda su sabor. Generalmente se hace con carne , calabaza, papa, zanahoria, cebolla, ajo, tomate y fideos.

Se prepara en una cacerola con algo de aceite y fríe la cebolla y el ajo, luego se le agrega la carne y el tomate hasta que se dore.

En este punto se le agrega agua, calabazas, papas y zanahorias cortadas en cubitos y laurel. Cuando la papa esté cocida se le agregan los fideos. Si es necesario algo más de agua también se pone.

Se llamaba carrero porque se hacía en una olla que iba siempre colgada en la parte trasera de la carreta. A la hora de comer se hacía un alto, se encendía el fuego bajo la olla y se preparaba el guiso.

HUMITA: Es una comida típica de la cocina argentina. Se prepara con choclo con cuya ralladura se hace una pasta, tipo relleno con otros ingredientes como cebollas, tomates, ajos, ajíes y condimentos a gusto. Se utilizan chalas u hojas de cholo para hacer los envoltorios dentro de los cuales se coloca el relleno mencionado. Se atan los piquetitos con trozos de chalas y se hierven hasta su cocción.

Para consumirlos se abren los piquetitos y se come el contenido, tirando, por supuesto las chalas. Al relleno también se le suele colocar zapallo. A este plato se le puede agregar exteriormente una salsa como condimento.

Ya que estamos mencionando un plato hecho con maíz es bueno señalar que éste fue el alimento principal del hombre americano y en todo el continente está ligado a la mitología, la religión y arte de sus pueblos.

MAZAMORRA: Para preparar la mazamorra de deja en remojo el maíz pisado o maíz blanco cubierto con abundante agua, dejándolo durante toda la noche . A la mañana siguiente se pone a hervir con abundante y nueva agua y cuando rompa el hervor se escurre el maíz del remojo y se lo echa en otra cacerola a continuar su cocción removiendo con una cuchara de madera para que los granos vayan soltando el almidón que contienen y el agua comience a espesar y tomar color lechoso.

Agréguele una cucharada de bicarbonato y déjelo hervir hasta que se espese más y los granos estén tiernos. Retira del fuego y distribuya en tazones. Al enfriarse quedará como una especie de gelatina más o menos densa, que se sirve agregándole leche fría o caliente y abundante miel o azúcar. Generalmente se sirve como desayuno o postre. En Corrientes y Misiones la llaman Caguiyí.

TAMALES NORTEÑOS: Ingredientes: • 12 chalas secas de maíz. • 2 tazas de harina de maíz. • 1/2 litro de caldo o agua. • 3 cucharadas de grasa. • 1/2 kg de carne vacuna picada con cuchillo. • 1 cucharadita de comino. • 2 huevos duros. • 3 cucharadas de pasas de uva sin semillas. • 50 gramos de aceitunas verdes descarozadas y picadas. • 1 cebolla chica picada, rehogada en aceite. • Sal y pimienta. • 1 cucharadita de pimentón. • Orégano.

Preparación: Sumergir las chalas en un recipiente con agua caliente para que pierdan rigidez y luego, escurrir. Cocinar en una cacerola la harina de maíz con el caldo o agua y, cuando esté espesa, distribuir una porción abundante sobre 2 chalas, superpuestas en forma de cruz. Saltear la carne en la grasa, humedecer con unas gotas de agua y apenas esté rehogada, condimentar con sal, pimienta, pimentón, orégano y comino.

Retirar del fuego e incorporar los huevos picados, las pasas de uva remojadas, las aceitunas y la cebolla. Mezclar bien. Colocar un poco del relleno sobre el colchón de harina de maíz y cerrar las chalas en forma de paquete, atándolas con las propias hebras. Hervirlas en una cacerola grande con agua y sal. Escurrirlas y servir calientes.

Biografia del Negro Fontanarrosa Humorista Argentino

El Negro Fontanarrosa Gran Humorista Argentino – Inodoro Pereyra

identidad nacional argentina

fontanarrosa Roberto Fontanarrosa nació en la ciudad de Rosario, Argentina, en 1944.

Su carrera comenzó como dibujante humorístico, destacándose rápidamente por su calidad y por la rapidez y seguridad con que ejecutaba sus dibujos.

Estas cualidades hicieron que su producción gráfica fuera copiosa.

Entre sus personajes más conocidos están el matón Boogie El Aceitoso y el gaucho Inodoro Pereyra (con su perro Mendieta).

«De mí se dirá posiblemente que soy un escritor cómico, a lo sumo. Y será cierto. No me interesa demasiado la definición que se haga de mí. No aspiro al Nobel de Literatura. Yo me doy por muy bien pagado cuando alguien se me acerca y me dice: me cagué de risa con tu libro»
Roberto Fontanarrosa

En 1980 comienza a colaborar en los espectáculos de Les Luthiers. En 1981 Editorial Pomaire publica «Best Seller», novela inicial de Fontanarrosa.

El mismo sello lanza, al año siguiente, «El área 18», su secuela. Su otra novela sería «La Gansada».

En cuanto a los libros de cuentos, luego de «Los trenes matan a los autos», le seguiría, en 1983, «El mundo ha vivido equivocado», publicado por Ediciones de la Flor.

A él le siguen «No sé si he sido claro», «Nada del otro mundo», «Uno nunca sabe», «El mayor de mis defectos», «La mesa de los Galanes», «Puro fútbol» y «El rey de la milonga», entre otras compilaciones de relatos.

Para  Roberto respecto al pecado capital pereza–  tiene una teoría: «La pereza ha sido el motor de las grandes conquistas del progreso. El que inventó la rueda, por ejemplo, no quería empujar y caminar más. Detrás de casi todos los elementos del confort supongo que ha habido un perezoso astuto, pensando cómo hacer para trabajar menos».

-¿Negro, porque no te vas a vivir a Buenos Aires?…-Para que?…si acá en Rosario hay
grandes bares y las mejores minas,… decime ¿que mas puede pedir un intelectual?

Amaba el fútbol y era hincha de Rosario Central. Tenía un grupo de amigo, conocidos como «los galanes» y se reunían periódicamente en el café «El Cairo» y luego en el bar «La Sede», a compartir polémicas y divertidas charlas.

En 2004 fue expositor en el III Congreso de la Lengua Española y dio una charla sobre las «malas palabras».

inodoro pereyra de fontanarrosaSufría de esclerosis lateral amiotrófica, por lo que a partir de 2006 comenzó a desplazarse en una silla de ruedas.

En ese año se casó por segunda vez con Gabriela Mahy.

En 2007 dejó de dibujar sus historietas debido a que esta enfermedad le había hecho perder el control de su mano derecha.

Falleció el 19 de Julio de 2007, a la edad de 62 años.

En noviembre de 2008 la segunda esposa, Gabriela, decidió radicar una denuncia demandando a Franco, el hijo del escritor, por los derechos intelectuales de la obra. La mujer lo acusa de quedarse con las regalías por los libros y otros escritos.

Fontanarrosa y Serrat
Fontanarrosa junto a Serrat, a quien le transmitió su amor por Central

Fontanarrosa revela su rutina: «A medida que voy escribiendo un relato se me van ocurriendo otros. Tengo la ansiedad de los dibujantes. He trabajado más de lo debido, y a mayor cantidad, menor calidad.

No puedo estar corrigiendo indefinidamente, y me agarra apuro por publicar. Me vuela el temor de que alguien pueda tener la misma idea de un cuento, cosa que finalmente nunca ocurre. Escribo un relato, lo dejo en una carpeta y paso al siguiente.

Cuando termino veinte ya tengo la suficiente distancia: los leo entonces como si fueran de otro escritor y empiezo a hacer una pasada de correcciones. La última pulida la hace mi amigo Divinsky. Es tan bueno que yo después ni siquiera lo noto».

En los últimos momentos, cuando ya no podía ni probar la comida sólida (lo alimentaban con un complejo vitamínico), la Mesa de los Galanes se trasladaba a su casa. Los muchachos entraban, con un paquete de sandwiches, y se la pasaban hablando de fútbol y de minas.

De vez en cuando hacían silencio para escuchar la voz susurrada y exánime del Negro, y seguían alborozados y optimistas con las anécdotas y las jodas internas. Cuando salían a la calle, dejaban de simular y se tomaban la cabeza y el corazón, destruidos por la evidencia de que su amigo se apagaba.

Era una mente superdotada y lúcida atrapada en un cuerpo que lo hundía en las arenas movedizas de la muerte.

Falleció finalmente a las 3 de la tarde del 19 de julio de 2007 en el Sanatorio Central de Rosario, una hora después de haber sido internado.

Tenía 62 años y dejaba una obra impresionante, que ahora se edita de manera prácticamente completa.

Inventores Argentinos – Lista de inventos – El Ingenio Argentino

Inventores Argentinos – Lista de inventos – El Ingenio Argentino

identidad nacional argentina

LISTA DE LOS INVENTORES E INVENTOS ARGENTINOS (LOS MAS POPULARES)

1810Miguel ColombiseNuevo control de navegación para  aeróstatos.
1813Andrés Tejeda Máquina hiladora.
1813Fray Luis BeltránHerramientas metalúrgicas, arneses y batanes para el Ejército de los Andes.
1876Elías O´Donell Nuevo tipo de aeróstato.
1891Juan VucetichSistema Dactiloscópico para la identificación de las personas.
1914 Luis AgoteInstrumentospara la transfusión sanguínea.
Realiza por primera vez en el mundo una transfusión con sangre
almacenada.
1916 Raúl Pateras de PescaraPrimer helicóptero eficazen la
historia de la aviación
.
1917Quirino CristianiTecnología para realizar dibujos animados.
Filmael primer largometraje de dibujos animados.
1925Vicente Almandos Almonacid Sistemade navegación nocturno de  aviones y guías para bombarderos.
1928 Ángel Di Césare y Alejandro CastelviColectivo
1929Francisco AvolioAmortiguador
hidroneumático
1930 Enrique FinochiettoInstrumental quirúrgico,  por ejemploel separador intercostal a cremallera
1953 José Fandi Secador de pisos de una sola pieza,instrumento doméstico
1968 Jorge Weber Tapa de rosca degollable
1970 Eduardo Taurozzi Motor pendular de combustión  interna
1970Juan BertagniPlano sonoro
1979 Francisco De Pedro Soporte fijo para marcapasos
1983 Mario Dávila
Semáforo paraciegos
1989 Carlos Arcusín Jeringaautodescartable.Capuchón de seguridad para agujas hipodérmicas
1994 Claudio Blotta Camillaautomática para emergencias

Argentina Campeon Mundial de Futbol en 1978 – Equipo Argentino 1986

Argentina Campeón Mundial de Fútbol en 1978 y Equipo Argentino de 1986

identidad nacional argentina

equipo de futbol campeon mundial 1978

ALONSO, Norberto (River Plate), Volante ARDILES, Osvaldo (Huracán), Volante BALEY, Héctor (Huracán), Arquero BERTONI, Ricardo (Independiente), Delantero FILLOL, Ubaldo (River Plate), Arquero GALLEGO, Américo (Newell’s Old Boys), Volante GALVÁN, Luis (Talleres de Córdoba),
Defensor GALVÁN, Rubén (Independiente), Volante HOUSEMAN, René (Huracán), Delantero KEMPES, Mario (Valencia de España), Delantero KILLER, Daniel (Racing Club), Defensor LARROSA, Omar (Independiente), Volante LAVOLPE, Ricardo (San Lorenzo), Arquero LUQUE, Leopoldo (River Plate),
Delantero OLGUÍN, Jorge (San Lorenzo), Defensor ORTIZ, Oscar (River Plate), Delantero OVIEDO, Miguel (Talleres de Córdoba), Defensor PAGNANINI, Rubén (Independiente), Defensor PASSARELLA, Daniel (River Plate), Defensor TARANTINI, Alberto (AFA), Defensor VALENCIA, José (Talleres de Córdoba), Volante VILLA, Julio (Racing Club), Volante
DT: MENOTTI, César Luis

HISTORIA: EL PRIMER MUNDIAL DE FUTBOL La Copa del Mundo de Fútbol, probablemente el trofeo más codiciado del deporte moderno, comenzó a disputarse con algunas dificultades en julio de 1930. El torneo se realizó en Montevideo, Uruguay, y sólo participaron seleccionados de trece naciones.

Sin embargo, para los anfitriones uruguayos, el campeonato fue un acontecimiento que dio que hablar: una multitud de 90.000 personas (muchas de ellas llegaron seis horas antes) llenó el estadio Centenario para ver cómo los campeones olímpicos de su país superaban a sus rivales argentinos 4 a 2. El gobierno uruguayo declaró un día festivo en honor a la victoria.

Dos años antes, la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) había creado el campeonato mundial para que profesionales y novatos compitieran en igualdad de condiciones en un torneo internacional.

Al principio en este campeonato sólo participaron cinco países no sudamericanos: Estados Unidos, Francia, Yugoslavia, Rumania y Bélgica. Dos mundiales más tarde, en 1938 (la competencia se realiza cada cuatro años), la lista de participantes había ascendido a 36.

El certamen, interrumpido por la Segunda Guerra Mundial, no volvió a realizarse nuevamente hasta 1950, cuando fue disputado en Brasil y volvió a ser conquistado por Uruguay que le ganó la final a los locales en el estadio de Maracaná (Río de Janeiro).

Los campeonatos actuales constan de eliminatorias que clasifican a 30 equipos, además de la nación que lo organiza y del ganador del Mundial anterior.

De los campeones morales a la gloria cierta y palpable. El fútbol argentino, cuna de grandes figuras y dueño de un bien ganado prestigio desde sus sub-campeonatos en los Juegos Olímpicos de Amsterdam en 1928 y en el Mundial de 1930. en el Uruguay, debió aguardar acaso demasiado tiempo para ver su nombre escrito en letras de oro y sentirse, finalmente, absolutamente seguro de su poderío.

En sólo ocho años obtuvo dos títulos del mundo, en principio merced a una saludable política de apoyo a los seleccionados nacionales, a partir de 1974. Con la contratación de César Luis Menotti como entrenador, ese año fue bisagra de una historia con tantos éxitos domésticos como fracasos y desilusiones en instancias decisivas.

A partir de allí, el rumbo se enderezó definitivamente hacia la cosecha fecunda de los frutos sembrados con enormes esfuerzos pero sin timón organizador, hasta ese momento. También nacería de ese nuevo ciclo que se extiende hasta el presente un eslabón más para la amplia experiencia argentina en el arte de generar opuestos irreconciliables, otro superclásico para la comidilla cotidiana: Menotti ver sus Bilardo.

De la mano del primero, el equipo nacional de fútbol se consagró campeón en el Mundial de 1978, organizado en nuestro país con condiciones institucionales irregulares y en medio de un clima político desfavorable. Sin embargo, la producción específicamente futbolística de la selección argentina fue irreprochable y desembocó en un merecido éxito, más allá de un poco consistente cuestionamiento tras la recordada goleada a Perú por 6-0, cuando se necesitaba un triunfo por cuatro goles para pasar a la final.

Con un juego preciosista y veloz, punzante y estético, fundamentado en la solidez del arquero Ubaldo Fillol, la calidad y el temperamento del capitán Daniel Passarella y la potencia goleadora de Mario Kempes (máximo artillero del torneo, con seis conquistas), el seleccionado nacional dio cuenta de Hungría (2-1) y Francia (2-1), para cerrar su actuación clasificatoria con una derrota (1-0) ante Italia, siempre en el estadio de River Píate.

Su segundo puesto en el grupo lo obligó a trasladarse a la sede rosarina, donde sumó un triunfo sobre Polonia (2-0), un empate sin goles frente a Brasil y el citado éxito sobre Perú. La cuenta necesaria para desembocar en el encuentro definitorio con Holanda, otra vez en Buenos Aires. Ocurrió el 25 de junio de 1978. La Argentina venció 3-1 en tiempo suplementario, con tantos de Kempes (2) y Daniel Bertoni, y logró así la primera gran consagración de su deporte más popular.

Con el sello de Menotti y el aporte de los baluartes mencionados más arriba, junto con Jorge Olguín, Luis Calvan, Alberto Tarantini, Osvaldo Ardiles, Américo Gallego, Leopoldo Luque, Osear Ortiz, Ornar Larrosa y Rene Houseman, todos los nombres que dijeron presente en la final.

Menotti prolongó su conducción hasta el siguiente Mundial (España de 1982), tras el cual -fracaso mediante- fue sucedido por Carlos Salvador Bilardo, ubicado en las antípodas técnicas, declarado y fervoroso cultor de un fútbol más disciplinado, más estratégico, menos plástico, aunque -como se vería cuatro años después- igualmente positivo.

El cambio motorizó la irrupción del nuevo blanco-negro nacional, con su interminable secuela de discursos en favor de uno u otro seleccionador. Una desgastante lucha de opiniones, alimentada por la opaca actuación del equipo en las eliminatorias para el Mundial de México ’86, al cual llegó con el corazón en la boca y superando enormes presiones de todos los sectores, incluido el gubernamental. En tiempos de democracia, muchos apostaron a un golpe de Estado contra el entrenador, que finalmente no se dio.

Contra esos pronósticos agoreros, la Argentina obtuvo su segunda Copa del Mundo, al compás de un inspiradísimo Diego Armando Maradona, gran estrella de la competencia y, desde ese momento, el mejor futbolista del planeta, sin exageración. Con seis triunfos y un empate, catorce goles a favor (todos de juego) y sólo cinco en contra, sin alargues ni penales, la selección nacional brilló en su máximo esplendor tras superar en la ronda preliminar a Corea del Sur y a Bulgaria, y empatar con Italia.

Siempre girando alrededor de Maradona, dejó atrás a Uruguay (1-0), Inglaterra (2-1, la mano de Dios y la obra maestra) y Bélgica (2-0), hasta llegar el choque final con Alemania, el 29 de junio. Fue victoria 3-2, trabajosa y dramática. La Argentina se adelantó en el marcador 2-0, con tantos de José Luis Brown y Jorge Valdano, pero los alemanes consiguieron igualar por intermedio de Rummenigge y Voller.

A seis minutos del final, Jorge Burruchaga desniveló el marcador y entró en la historia triunfal de nuestro fútbol, así como sus otros compañeros de esa tarde en el estadio Azteca: Nery Pumpido, José Luis Cuciuffo, Oscar Ruggeri, Julio Olarticoeehea, Ricardo Giusti, Sergio Batista, Héctor Enrique y Marcelo Trobbiani.

El segundo título viajaba a la Argentina. Junto con la explosiva confirmación de Diego y el auténtico resultado de la polémica: ; Menotti o Bilardo? Los dos.

Fuente Consultada: 100 años de vida cotidiana – El Diario Intimo de un País La Nación

Yatasto Historia del Gran Campeón Hipico Argentino Caballo Carrera

Yatasto: Historia del Gran Campeón Hípico Argentino – Caballo Carrera

identidad nacional argentina

caballo de carrera argentino, YatastoAño 1951, terminaba febrero. En el ambiente hípico, circulaba un dato: el 4 de marzo, en el clásico William Kemmis del hipódromo de San Isidro, iba a debutar un potrillo de 2 años que no podía perder. Bautizado Yatasto, era hijo de Selim Hassan y Yucca; corría por el stud Atenas, de Uruguay.

Era preparado por J. de la Cruz y el jockey Juan Carlos Contreras. Según lo dicho, era favorito de entrada. 1000 mts. en pista de césped y competía contra otros 14.

Largó mal, pero fue a buscar a los de adelante y los dejó atrás: al llegar al disco le sacó 3 cuerpos de ventaja al 2º. Gano las 11 que corrió en ese año y la mayoría por amplia ventaja.

No desentonaba y verlo disparado era algo festivo, los otros se le quedaban muy atrás. Después de 7 triunfos entró en el cuádruple campeonato y se llevo todos los premios.

El Carlos Pellegrini del 52 fue esperado y solo se hablaba de eso. Apenas se abrió todo, entraron 100.000 almas.

Sus rivales: Branding y Sideral. Pero ninguno de ellos era favorito. Branding tomo la punta, 2º Yatasto y 3º Sideral. Pero al llegar a la recta final, Yatasto consigue acercarse, pero Branding retomo la diferencia al toque. Inesperado: cuando era evidente que el crack no tenia para mas, Sideral lo pasa. 1º Branding, 2º Sideral y 3º Yatasto.

Pasó a la historia ese GP. No hubo revancha, porque el ganador se lesionó y no volvió.

Para 1953, bajo otros dueños, ganó en Maroñas (Uruguay) y todas las carreras corridas en suelo argento, donde pudo dejar atrás a Sideral.

¿Volvía a ser el que era? Parecía, tras batir el récord de 3 millas en 3’ 4’’1/5. Ese sería el ultimo año y terminaría invicto. De 24 corridas, 2 perdidas solamente, lo que “sala” su trayectoria.

Retirado, fue vendido a USA en 1958, y tuvo una descendencia ganadora.

Durante años no hubo novedades sobre el, excepto que se supo que para los 70’s sirvio de mestizaje en un establo californiano.

Los Pumas Historia del Rugby Argentino – Identidad Nacional Argentina

Los Pumas Historia del Rugby Argentino – Identidad Nacional

identidad nacional argentina

El primer partido de rugby en Argentina fue jugado en 1873. Este deporte fue introducido en Argentina por los inmigrantes británicos. En 1899, cuatro clubes de Buenos Aires se reunieron para formar la River Plate Rugby Football Union.

En 1965, el equipo nacional argentino realizó una gira por Rhodesia del Sur y Sudáfrica, donde ganó 11 de los 16 partidos disputados y el 19 de junio logró una histórica victoria ante los juniors Springboks por 11 a 6 en el Ellis Park stadium.

Durante esa gira, la prensa sudafricana los bautizó Pumas, ya que el reportero del semanario The Weekly Farmers llamó así al yaguareté impreso en el escudo de la UAR, presente en las casacas argentinas. Del partido en Ellis Park fue famosa la foto del vuelo o «palomita» de Pascual.(abajo)

Partido de Rugby Los Pumas

Jugador de Rugby de Los PumasA partir de los últimos años de la década de los setenta hasta los principios de los años noventa, Argentina tuvo un período que incluyó victorias contra Francia, Inglaterra, Australia y un empate 21-21 (2 de noviembre de 1985 en la ciudad de Buenos Aires) con los All Blacks, el cual fue probablemente el resultado más importante de los Pumas en la década del ´80, gracias al excelente rendimiento de Hugo Porta, quien anotó todos los tantos para Argentina (3 drops y 4 penales).

Historia del Luna Park -El Palacio de los Deportes Porteños

Historia del Luna Park – El Palacio de los Deportes Porteños

identidad nacional argentina

Luna Park en Buenos Aires

El Luna Park es uno de los puntos más importantes de Buenos Aires. Sede de los más importantes espectáculos en Argentina, el Luna Park ha visto pasar estrellas mundiales y ha presenciado eventos únicos en el país. El Luna Park fue declarado Monumento Histórico Nacional en el año 2007. El «Luna» tiene capacidad para 17000 personas, habiendo actualmente disponible 7000 butacas.

El 5 de marzo de 1932, Ismael Pace y José «Pepe» Lectoure (padre de «Tito») inauguraron oficialmente el estadio con una múltiple reunión boxística en la manzana comprendida por las calles Corrientes, Bouchard, Lavalle y Madero, el cual en principio no tuvo techo y solamente se construyeron las gradas. La historia argentina incorporó de inmediato al Luna Park.

En sus primeros tiempos no se realizaban combates de boxeo, sino que se ofrecían las famosas representaciones de teatro al aire libre cuando el Luna Park estaba ubicado en el centro donde ahora está el Obelisco porteño, porque las avenidas 9 de Julio y Corrientes fueron trazadas y ensanchadas, respectivamente, y eso hizo que se mudaran al actual solar.

Tito LectureGrandes personajes han pasado por los escenarios de este centro que durante años  presidió  el empresario «Tito» Lectoure. Las grandes peleas, los 6 días en bicicleta, Guillermo Vilas, El Circo de Moscú, la realización de una pileta de natación para una demostración de Ballet Acuático, la enorme pista de hielo del Holiday on Ice, los dos Campeonatos Mundiales de Basquet de 1950 y 1990 y el campeonato Mundial de Bochas del ’87 y el Mundial de Volley del ’82.

Los famosos recitales de Mercedes Sosa, Sandro, Víctor Heredia, Horacio Guarany, Facundo Cabral, Fito Páez, Teresa Parodi, Valeria Lynch, Luis Alberto Spinetta, Charly García, César Isella, La Camerata Bariloche, Cuarteto Supay, Piero y muchos más grandes artistas.

El Teatro Colon de Buenos Aires – Nuestra Identidad Nacional Argentina

El Teatro Colón de Buenos Aires: Nuestra Identidad Nacional Argentina

identidad nacional argentina

Inaugurado el 25 de mayo de 1908, el Teatro Colón en Buenos Aires, Argentina, es considerado uno de los cinco teatros más grandes del mundo, diseñado por Francesco Tamburini y Víctor Meano.

El día de su inaguración se interpretó la Ópera Aida de Giuseppe Verdi. A lo largo de su historia el Teatro Colón ha albergado grandes personajes como Arturo Toscanini, Herbert von Karajan, Gabriele Santini, Jane Bathori, Enrico Caruso, Maria Callas, Plácido Domingo, Luciano Pavarotti, Astor Piazzolla y Mercedes Sosa.

teatro colo en buenos aires

Con la intención de ofrecer un edificio más grande, la municipalidad de la ciudad de Buenos Aires aceptó la propuesta del arquitecto italiano Francisco Tamburini para que se inaugurase un nuevo teatro con motivo del cuarto centenario del descubrimiento de América en 1892.

La obra tardó quince años en terminarse, lapso en el que falleció Tamburini y también el segundo arquitecto que tomó a su cargo la obra, Víctor Meano, quien fue asesinado en 1904. Fue entonces Julio Dormal el encargado de terminar la gran obra. Finalmente, el 25 de Mayo de 1908 se concluyó el monumental edificio que se ubica entre las calles de Libertad, Tucumán, Cerrito y Viamonte.

El Teatro Colón es considerado uno de los principales teatros líricos del mundo; comparte lugar con la Scala de Milán, la Ópera de París, el Metropolitan de Nueva York, el Bolshoi de Moscú y el Teatro Nacional de Munich.

El acceso principal del Teatro Colón se encuentra sobre la calle Libertad y el edificio cuenta con una capacidad para 2.500 espectadores, aunque con las nuevas obras que se están llevando a cabo, la cifra se elevaría a 3.000 espectadores.

Ampliación del Tema: Historia del Teatro Colón

El Dia Que Me Quieras Tango de Carlos Gardel Identidad Argentina

El Día Que Me Quieras: Tango de Carlos Gardel Identidad Argentina

identidad nacional argentina

carlos gardel

El día que me quieras es una famosa canción originada en Nueva York con música compuesta por Carlos Gardel, letra de Alfredo Le Pera y arreglos musicales de Terig Tucci, grabada por primera vez el 19 de marzo de 1935, como tema de la película homónima, dirigida por John Reinhardt bajo el sello Paramount.Fue utilizada en la película que él mismo protagonizó, también titulada «El día que me quieras».

LETRA DE LA CANCIÓN

Acaricia mi ensueño
el suave murmullo
de tu suspirar.
Cómo ríe la vida
si tus ojos negros
me quieren mirar.
Y si es mío el amparo
de tu risa leve
que es como un cantar,
ella aquieta mi herida,
todo todo se olvida.

El día que me quieras
la rosa que engalana
se vestirá de fiesta
con su mejor color.
Y al viento las campanas
dirán que ya eres mía,
y locas las fontanas
se contarán su amor.

La noche que me quieras
desde el azul del cielo,
las estrellas celosas
nos mirarán pasar.
Y un rayo misterioso
hará nido en tu pelo,
luciérnaga curiosa que verás
que eres mi consuelo.

El día que me quieras
no habrá más que armonía.
Será clara la aurora
y alegre el manantial.
Traerá quieta la brisa
rumor de melodía.
Y nos darán las fuentes
su canto de cristal.

El día que me quieras
endulzarán sus cuerdas
el pájaro cantor.
Florecerá la vida,
no existirá el dolor.

La noche que me quieras
desde el azul del cielo,
las estrellas celosas
nos mirarán pasar.
Y un rayo misterioso
hará nido en tu pelo.
Luciérnaga curiosa que verás
que eres mi consuelo.

Ampliar: Biografía de Carlos Gardel

La Difunta Correa Historia de la Virgen Origen de la Leyenda

La Difunta Correa: Historia de la Virgen – Origen de la Leyenda

 

identidad nacional argentina

difunta correaLa leyenda de la Difunta Correa pertenece al folklore del Litoral Argentino, y relata la historia de una madre que de la muerte, sigue dando vida a su hijo.

Corría 1819 cuando Deolinda Correa empezó a vivir, en un próspero rancho, con el caudillito criollo llamado Baudilio Bustos, en La Majadita, en el actual partido de Nueve de Julio.

Bustos cayó en desgracia por razones políticas, o quizá porque su atrayente china era codiciada por un juez de paz vecino: lo cierto es que se lo detuvo, dándosele por destino La Rioja para su juzgamiento y castigo.

Su mujer, María Antonia Deolinda Correa, desesperada porque su esposo iba enfermo, tomó a su hijo y siguió las huellas de la montonera.

Sintiéndose muy sola, lejos de su padre y de su marido, lo que, sumado al acoso de los hombres, la llevó a huir una madrugada junto con su hijo de meses rumbo a La Rioja.

 El largo camino, la sed, el calor y el cansancio minaron sus fuerzas al punto que cayó rendida en la cima de un pequeño cerro.

En eso pasaron unos arrieros, quienes vieron animales de carroña que revoloteaban, y se acercaron al cerro donde encontraron a la madre muerta y al niño aún con vida, amamantándose de los pechos de su difunta madre. Los arrieros recogieron al niño, y dieron sepultura a la madre en las proximidades del Cementerio Vallecito, en la cuesta de la Sierra Pie de Palo.

Y es así que al conocerse la historia, comenzaron las peregrinaciones de los lugareños hasta la tumba de la que llamarían “la difunta Correa“.

El santuario está enclavado a un lado de la Ruta Número 20, que une San Juan y Córdoba, a 62 kilómetros de San Juan y a 30 de Caucete.

La Virgen de Lujan Leyenda e Historia

La Virgen de Lujan Leyenda e Historia

imagen de la virgen del lujanLa historia comienza en el siglo XVII cuando Antonio Farías Saa, un hacendado portugués afincado en Sumampa (Santiago del Estero) , le escribió a un amigo suyo de Brasil para que le enviara una imagen de la la Virgen en cuyo honor quería levantar una ermita. El amigo le envió dos, la que le había sido encargada y otra de la Virgen con el Niño Jesús. Virgen de Luján.

Al llegar a Argentina, ambas imágenes fueron colocadas en una carreta y partieron desde Buenos Aires a Santiago del Estero pero al  llegar a las proximidades del río Luján la carreta se detuvo por una fuerza misteriosa contra la que no pudieron las dos yuntas de bueyes que la arrastraban. Eso hizo que el boyero decidiera aliviar el peso de la carga.

A pesar del escaso tamaño de la Virgen, en el momento que bajaron el cajoncito que la transportaba, los bueyes insinuaron la posibilidad de reanudar la marcha, por lo que intentaron acomodarla nuevamente entre la carga pero, al subirla, nuevamente la carreta tornó a detenerse. Descendida por segunda vez la imagen, una vez más el vehículo pudo andar.

Parecía imposible que el pequeño envoltorio y su mínimo peso impidieran la reanudación. El boyero entendió entonces que, lo único que podía impedir la continuidad de la marcha, era el deseo de la Virgen de quedarse en ese lugar.

Los hombres comprendieron que estaba ocurriendo algo milagroso. Al ver que la Virgen no quería marcharse se dirigieron a la casa más cercana, la de don Rosendo. La familia se emocionó al ver la imagen y la colocaron el su casa, la noticia corrió por toda la región, y se enteraron hasta en Buenos Aires.

Las personas empezaron a viajar al lugar, entonces don Rosendo construyó una pequeña capilla, entre los pajonales de la pampa, y además le dedico a la Virgen un negrito para cuidarla y encargarse de mantener encendida una lámpara al pie del oratorio que, cada vez fue más popular a raíz de los milagros que, según relata Manuel ,comenzaron a registrarse. En este lugar permaneció la virgencita desde 1630 hasta 1674.

La tradición nos dice que Manuel, realizaba curas milagrosas con el sebo de las velas de la capilla y relataba a los peregrinos los viajes de la Santa Virgen, que salía de noche para dar consuelo a los afligidos. Manuel guardaba de los viajes de la Señora los abrojos se desprendían del vestido de la Virgen. Con los años, don Rosendo falleció y el lugar quedo casi abandonado, pero éste hombre fue siempre fiel y continuó al servicio de la Virgen.

Doña Ana Mattos, viuda de Siqueyras era una señora que tenia gran cantidad de tierras a orillas del río Luján, ella quería llevar la imagen a su casa y realizarle una capilla, para ello en el año 1674, habló con el Cura Juan de Oramas, administrador de los bienes de don Rosendo y la colocó en su casa, pero la Santa Virgen desapareció y la encontraron en su antigua ermita (capilla), doña Ana volvió a llevar la imagen a su casa y por segunda vez regresó a la estancia de don Rosendo.

La dama consultó entonces a las autoridades eclesiásticas y civiles, quienes viajaron al lugar y examinaron lo sucedido, esta vez la Virgen fue trasladada en una devota peregrinación y en compañía de Manuel. Desde ese momento la imagen no retornó más a su antigua capilla.

Doña Ana donó el terreno para la realización del nuevo templo en el año 1677 lugar en donde actualmente se encuentra la hermosa Basílica de Luján.

El clérigo don Pedro de Montalbo estaba muy enfermo y desahuciado, en 1684 viajó a Luján, casi moribundo fue llevado a la capilla. El Negro Manuel le ungió el pecho con el sebo de la lámpara que ardía en el altar y le dio de beber una infusión con abrojos de los que solía desprender del vestido de la Virgen. Don Pedro sano milagrosamente y agradecido se quedo como primer capellán.

Historia del origen del GAUCHITO GIL – Leyenda y Vida del Santo

Historia del Origen del Gauchito Gil – Leyenda y Vida del Santo

identidad nacional argentina

GAUCHO CRIOLLO ARGENTINO, EL GAUCHITO GILgauchito gil, santo criollo argentinoEl Gauchito Gil forma parte del «santoral profano» o sea que no es un santo reconocido por la iglesia, pero si es reconocido por parte de la población en Argentina que los días 8 de enero se acercan a su tumba en las cercanías de la ciudad de Mercedes, provincia de Corrientes, para rendirle homenaje.

Se cree que nació en el departamento correntino de Mercedes (antes denominado Pay Ubre), en cuyo cementerio se encuentra su cuerpo; murió un 8 de enero de 1878.

Su mayor trascendencia transcurrió entre 1840 y 1860, época de caudillos y montoneras. Su vida está envuelta en mil enredos, se dice que fue peón explotado que se volvió matrero, también que actuó en la Guerra del Paraguay  y que fue ejecutado por desertor.

Su madre Estrella Díaz de Miraflores, fue una rica estanciera, tuvo amoríos con Gil, y a la vez era pretendida por el comisario del pago. Esta situación, más el odio que le tenían los hermanos de la estanciera, hizo que el Curuzú  huyera de Pay Ubre y se fuera a alistarse en la Guerra del Paraguay.

Los federales litoraleños, después de la caída de Rosas, se dividieron en Rojos (tradicionales de la divisa punzó o autonomistas) y Celestes (liberales), según cuentan las historias, Gil fue reclutado por los celestes del coronel Juan de la Cruz Salazar, y como el gauchito era netamente colorado, aprovechó un descuido y se dio a la fuga con el mestizo Ramiro Pardo y el criollo Francisco Gonçalvez; compañeros a los que el derrotero convirtió en cuatreros famosos.

Sus compinches fueron muertos a tiros de trabuco y el gaucho fue detenido y llevado a Goya, donde fue colgado cabeza abajo desde un algarrobo (en camino a Goya, a unos 8 kilómetros de Mercedes) y degollado

Aparentemente fue colgado de esa forma para evitar los supuestos poderes hipnóticos que tenía y para que no influyera el payé de San la Muerte que tenía colgado al cuello.

Su primer acto milagroso sucedió momentos antes de su muerte. El dijo a su futuro verdugo que una vez que le diera muerte, iba a ir a su casa y encontraría a su hijo muy enfermo, pero que si lo invocaba, sanaría. Una vez decapitado, el comandante llevó la cabeza en sus alforjas a Goya, y el verdugo no dejó el cuerpo a las alimañas, dándole sepultura.

Este mismo sargento-verdugo al llegar a su casa vió que sucedía lo que dijo el gauchito, entonces, volvió al lugar de la ejecución y puso una cruz de espinillo (algunos dicen que de ñandubay); al poco tiempo la gente comenzó a visitar el algarrobo y la tumba, dejando ex-votos y velas encendidas.

Juegos Criollos Taba Herradura Sapo Palo Enjabonado Carreras y cartas

Juegos Criollos: La Taba, La Herradura, El Sapo El Palo Enjabonado, Las Carreras y Las Cartas

identidad nacional argentina

La taba: consiste en arrojar desde una determinada distancia un hueso de la rodilla de la vaca, si el hueso cae del lado más liso es “suerte”, gana el tirador; si cae de la forma inversa, lado con agujero, es “culo” y gana el oponente.

taba, juego nacional argentino

La herradura: se clava un palo o hierro de diez a veinte centímetros de alto en un lugar llano de cinco a diez metros de largo. El juego consiste en arrojar una herradura desde el extremo alejado al eje fijado y tratar de que la misma rodee y quede apoyada al hierro, ganando así la tirada.

Doma y jineteada: la doma de cada animal está medida por un tiempo. Cuando éste finaliza, dos jinetes experimentados se acercan al jinete montado y lo quitan del animal arisco. Pero cuando el animal salvaje despide al jinete, el mismo debe retirarse corriendo para no ser envestido o pisado.

Carreras cuadreras: una simple y llana carrera de caballos de unos cien metros. Se realiza generalmente en cualquier calle de pueblo.

Chancho enjabonado: como su nombre lo indica, se trata de enjabonar un chancho mediano, soltarlo en algún lugar cercado bastante amplio, y dejar que los participantes traten de atraparlo. Gana quien consigue sostenerlo con firmeza.

Palo enjabonado: juego que se realiza luego de los actos de fiestas, patrias. Consiste en plantar en el medio del predio un palo de árbol liso, totalmente recubierto con jabón. Los participantes deben, tratar de treparlo y conseguir del extremo más alto del palo, un pañuelo puesto con anterioridad.

Riña de gallos: consiste en hacer pelear a dos gallos dentro del “reñidero”. Se le ponen púas en las patas para que lastimen o maten a su oponente. Las riñas duraban entre cuarenta y cincuenta minutos, si en ese tiempo no había un ganador se declaraba empate. En la actualidad se encuentran prohibidas.

El sapo: tradicional juego de campo que consiste en lanzar unas fi-chas de hierro para embocarlas en la boca de un sapo metálico (máximo puntaje) o en unos hoyos que lo rodean.

La muchila: también se trata de una carrera de caballos. Aparente mente esta designación proviene de “mucho”, porque participaban todos los jinetes que puedan presentarse. Se ponen en una misma línea de partida y el que llegaba primero a la meta recibe un premio. También en otras zonas se lo conoce como “la polla”.

La sortija: compiten dos grupos de jinetes que yendo al galope, por un estrecho corredor de cien metros de largo que forma el público, deben acertar con un puntero que llevan en la mano a una argolla que cuelga a 2,5 m de altura de una cuerda floja. Se requiere de gran habilidad para acertar, ya que la argolla colgada se mueve y el galope del caballo es bastante irregular.

Ver: Yatasto Historia del Gran Campeón Hipico

Origen del Holando Argentino – Raza del Ganado Nacional

Origen del Holando Argentino – Raza del Ganado Nacional

identidad nacional argentina

vaca argentina, holandoLa raza Holando fue introducida en nuestro territorio desde Holanda en el año 1880 por el presidente Julio A. Roca, afincándose los animales en el norte de la provincia de Córdoba, Santa Fe y Pergamino, en la provincia de Buenos Aires.

Ya en 1890 se presentaron en la 7ma. edición de la Exposición Nacional organizada por la Sociedad Rural Argentina un gran número de ellos enviados por el propio gobierno Holandés.

En ese entonces y durante mucho tiempo, la raza fue frisia y con doble propósito carne y leche.

Se efectuaron sucesivas importaciones de Holanda, EE.UU., Alemania, y otros países. Con todos estos orígenes se formó la raza Holando Argentino, nombre adoptado a partir de 1925. Se ha difundido especialmente en las zonas de mayor densidad humana por el hecho de disponer de mercados más cercanos.

 Hoy, el Holando-Argentino es, como en el resto del mundo, la raza lechera por excelencia (produce el 95% de la leche en la Argentina.) y la elección de los productores con el objetivo de hacer rentable su negocio.

Argentina presenta condiciones climáticas naturales muy particulares y especialmente beneficiosas para la ganadería en general, con características de producción bien definidas en las que deben desempeñarse nuestras vacas Holando.

Todo esto y la genética incorporada durante muchos años, hace que las Holando en nuestro país, tengan un tipo moderno y bien definido, con una excelente conversión del alimento, para darle al productor el equilibrio ideal entre costo-beneficio, que hacen a la producción lechera una de las mas rentables del sector.

Origen del Dia del Amigo La Identidad Argentina, Objetivos

Origen del Día del Amigo: La Identidad Argentina 

identidad nacional argentina

El día del amigo tiene origen en Argentina; se lo debemos a Enrique Ernesto Febbraro, profesor de psicología, filosofía, historia músico y odontólogo.

Vivía en Lomas de Zamora, fue socio fundador del Rotary Club de San Cristóbal de Buenos Aires, barrio en donde nació por el año 1924 y en el que vive actualmente.

Es socio fundador y ahora activo del Rotary Club de Once, de dicha ciudad.

Cuando Neil Armstrong pisó la Luna y dio «un pequeño paso para el hombre y un gran salto para la humanidad», consideró que había madurado su idea de dedicarle un día al amigo.

«Escuché que el alunizaje del módulo era un gesto de amistad, desde la humanidad hacia el universo. ¡Ya está, es el día elegido!, dije. Hoy se celebra en unos cien países y está en la agenda del corazón de los argentinos».

Desde su consultorio de Lomas de Zamora, donde vivía entonces, envió mil cartas a cien países y, a vuelta de correo, con 700 respuestas, había quedado fundado el Día del Amigo.

Visitó organismos nacionales, gubernamentales, municipales, políticos, religiosos, personas notables y amigos para que adoptaran la idea y luego la difundieran en sus áreas de influencia.

Poco a poco fue logrando su cometido, primero fue el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires que con su decreto Nº 235/79 autorizó la celebración y le dio un marco legal. Luego se fueron sumando distintas entidades y extendiéndose por toda la Argentina y por algunos países de América Latina.

El Dr. Enrique Ernesto Febbraro fue candidato dos veces al premio Nobel de la Paz.

Una frase de Ernesto Febbraro:«Cuando llueve comparto mi paraguas, si no tengo paraguas, comparto la lluvia»