Minería en el Mundo

La Pesca en Argentina Pesca Maritima y Fluvial Riqueza Marina

La Pesca en Argentina
Pesca Marítima y Fluvial Riqueza Marina Argentina

Tanto la pesca como la caza son actividades que tienen una participación reducida en la riqueza producida en el país, en comparación con otras del sector primario.

Sin embargo, ambas han crecido en los últimos años.

El Mar argentino es considerado por la FAO, en la división por áreas con fines estadísticos, como la parte del área 41, el Atlántico Sur.

Las condiciones geográficas del área para el desarrollo de una pesquería, se cuentan entre las más ventajosas del mundo.

La plataforma geográfica tiene una superficie aproximada de un millón de kilómetros cuadrados, con un ancho que varía de 300 a 1000 kilómetros; y las costas se extienden a lo largo de 4000 Km.

Esto favorece la abundancia de recursos, ya que la mayor riqueza de los océanos está concentrada en los mares costeros y de plataforma.

pesca en argentina

La pesca marítima

Este tipo de pesca se desarrolla a lo largo del litoral marítimo, desde la provincia de Buenos Aires hasta la de Tierra del Fuego, y representa más del 90% de la producción del sector pesquero argentino.
La pesca marítima se divide en dos tipos:

Pesca costera: se realiza cerca de la costa en embarcaciones con poca capacidad de carga y sin equipamiento de frío. La producción se destina mayormente al consumo en fresco en el mercado interno

Pesca de altura: se realiza mar adentro, en barcos con mayor capacidad de carga y con bodegas refrigeradas para almacenar las capturas. Las empresas generalmente tienen instalaciones industriales en puertos que utilizan como base de operaciones.

Cerca del 70% de las capturas marítimas corresponde a la merluza, a la que le siguen en importancia los moluscos y crustáceos.

La pesca fluvial
Casi la totalidad de la pesca fluvial se desarrolla en los ríos Paraná, Paraguay, Uruguay y de la Plata Esta producción es mucho menor que la marítima, aunque está en continuo crecimiento.

En general, se practica de forma artesanal, es decir, sin tecnologías complejas y en embarcaciones pequeñas, como lanchas o barcazas. Las especies más extraídas son el sábalo (que representan el 90% de la pesca), el dorado y el surubí. Por lo general, los pescadores vender los pescados a los frigoríficos que los procesan y venden.

La producción pesquera fluvial se destina al mercado interno y crecientemente al externo: entre 60.000 y 80.001 toneladas de pescado se dirigen a Brasil, Colombia, Bolivia Nigeria, Sudáfrica y Chile, entre otros mercados.

Evolución del sector pesquero argentino
Este sector se enfrenta hoy al problema de la disminución la cantidad de capturas, consecuencia de la sobre explotación de algunas de las especies más importantes (entre ellas, la merluza común y el sábalo).

Sin embargo, existen otras especies que pueden ser capturadas en cantidad, que son valoradas por sectores de consumidores y que permitirían crecimiento de la actividad pesquera.

Otro aspecto a destacar es el aumento de las exportaciones, tanto de productos primarios como procesados.

En la actualidad, la producción pesquera se destina en un 80% a la exportación especialmente con destino a la Unión Europea, Estados Unidos de América y Brasil.

Nuestro país posee una gran riqueza ictícola aunque no está explotada convenientemente.

Se calcula que habitan en él casi mil especies distintas entre peces, moluscos y mamíferos y que la captura actual representa sólo el 35% de las disponibilidades marinas.

Sin embargo, la pesca indiscriminada realizada por barcos con bandera extranjera (se estima que más de 100 buques factorías con alta tecnología incorporada operan en forma clandestina diariamente en proximidades del límite de la zona económica exclusiva) y las capturas en torno a las islas Malvinas, han determinado una sensible baja en los recursos marinos, por lo que se considera necesario adecuar las normas vigentes no sólo las de aquí sino también las de organismos internacionales para proteger la riqueza marina y su equilibrio natural.

La mayor parte de la producción se obtiene de la pesca marítima de altura, especialmente de merluza, que se destina al consumo en estado fresco; en cambio las capturas costeras, especialmente de anchoíta y caballa, se destinan en su mayor parte a la industria de conservas y extracción de aceite.

produccion pesquera en argentina

Los recursos que más se explotan son:

La merluza, ubicada principalmente en el norte de la plataforma patagónica y frente a la cuenca del Río de la Plata, es tradicionalmente la especie más importante en valor y monto total capturado. Es una especiedemersal, o sea que se halla en las profundidades del fondo.

Tiene un tamaño promedio de 48 cm., realiza migraciones que abarcan gran parte de la zona económica exclusiva argentina y llegan hasta la zona común de pesca argentino-uruguaya.

Durante el verano se concentra en la parte sur (42º y 44º Sur) donde se produce el desove.

La Argentina ha establecido una zona de veda aquí para preservar el recurso. A fines de verano y durante el otoño realiza una migración hasta llegar a la zona común de pesca donde permanece hasta la primavera.

La merluza austral es una especie típica de la corriente de las Malvinas, al sur del paralelo 40ºS. Se diferencia de la merluza común por el color y su tamaño, ya que llega a los 118 cm, mientras que aquella no pasa los 85. Además las aletas pectorales son mas largas y los ojos y escamas más grandes.

La anchoita pertenece a las especies pelágicas, o sea que vive en aguas superficiales. Tiene el cuerpo alargado, de alrededor de 17 cm. Por su abundancia es la fuente principal de alimento de numerosos peces carnívoros como la merluza, caballa y el bonito.

Se la utiliza especialmente en conservería para elaborar las «sardinas argentinas», las anchoas, el filete de anchoa y productos derivados.

El consumo en fresco también podría ser un buen mercado, pero en la argentina no ha alcanza cifras importantes.

Se encuentra desde la Isla de San Sebastián (24º S), en Brasil, hasta el extremo sur del golfo de San Jorge, en Argentina (47º S) En invierno se la encuentra concentrada en la boca del río de la plata, en cardúmenes que luego van migrando hacia el sur.

Es una de las especies que presenta mayores perspectivas de desarrollo, ya que solo se capturan unas 20 o 30 mil toneladas al año.

La corvina es un pez de aguas templadas, se encuentra en las aguas costeras de Uruguay, el litoral bonaerense y el norte de la Patagonia hasta el golfo de San Matías, siempre cerca de la costa. Habita en fondos arenosos y fangosos, en profundidades menores de 60 metros.

Sus carnes son exquisitas, tienen un gran valor para el consumo en fresco. Se exporta congelada, en forma de filetes o de troncos. (Fuente Consultada:www.alipso.com)

La caza de animales silvestres
Según el objetivo que persiga, esta actividad puede ser:

Caza de subsistencia: para garantizar parte de los alimentos que consume la familia, o para complementar los ingresos a través de su venta.

En distintas zonas rurales de la 1rntina especialmente en la llanura chaqueña, hay comunidades aborígenes que practican la caza con este fin.

Caza comercial: es la que tiene mayor difusión, especialmente de especies que son muy apreciadas por su piel o su carne y que tienen un alto valor económico.

Esta actividad involucra no sólo a los cazadores sino a muchos otros actores que se encargan de la venta y la distribución de los animales o sus pieles y cueros.

La caza comercial está muy regulada en numerosos países del mundo con el fin de preservar las distintas especies de fauna silvestre, especialmente aquellas que están en peligro de extinción.

La caza ilegal: Una importante actividad vinculada a la caza de especies silvestres se desarrolla al margen de las legislaciones que regulan la actividad.

Esto da origen a la caza furtiva y al comercio ilegal: es decir, la caza y el comercio se realizan con especies que están prohibidas o sin respetar las normas establecidas.

Esta actividad moviliza grandes sumas de dinero: se calcula que genera 400 millones de dólares al año en la Argentina y alrededor de 20.000 millones en el mundo.

Marco legal para la caza: La Argentina cuenta con 11 leyes, 4 decretos, 54 resoluciones y 2 disposiciones que conforman el marco legal que regula la caza y el comercio legal de fauna silvestre en el país.

Esta legislación establece, entre otras aspectos, la cantidad de animales de cada especie que pueden cazarse y la temporada en que está permitida la caza, así como cuáles especies pueden cazarse y cuáles no.

Especies permitidas y prohibidas:
Hay muchas especies cuyo comercio está permitido bajo ciertas regulaciones y otras que están prohibidas.
Especies permitidas:
– Animales vivos: cotorra común, loro de los Palos, palomas torcaza, jilguero español.
– Cueros y pieles de: comadreja overa, vizcacha, nutria, iguana, zorro colorado o gris patagónico, visón.

Especies prohibidas:
– Animales vivos: ranas y sapos, tortugas, boas, yacarés, jilgueros, cardenales, tucanes, papagayos, lechuzas, monos.
– Cueros y pieles de: carpincho, yacaré, boa, ñandú, felino, zorro pampeano y de monte.

Video: Geografía Argentina – La Pesca en el Mar

Fuente Consultada: Enciclopedia del Estudiante  Geografía de la Argentina Tomo:21
Geografía Económica La Argentina en el Mundo – Wikipedia

Ver:Actividad Pesquera en el Mundo

Recursos Naturales Minerales No Energeticos Yacimientos y Minas

Recursos Naturales Minerales No Energéticos

Minerales y metales: Desde tiempos remotos, los seres humanos utilizaron materiales naturales como la piedra o la madera, para fabricar herramientas, armas o viviendas. Sin embargo, el empleo de los metales marcó una verdadera revolución en la historia de la humanidad.

La mayoría de los metales que se emplean en la industria, como el hierro, cobre, aluminio, plomo o estaño, no se encuentran en la naturaleza «listos» para ser usados, sino que están contenidos en depósitos minerales.

Para poder aprovecharlos, el hombre desarrolló un conjunto de procesos que se conocen como metalurgia, o siderurgia (en el caso del hierro). Sin embargo, otros minerales, como el oro y los diamantes, se explotan manualmente.

El hombre también emplea recursos minerales no metálicos, como arena, grava, rocas calizas, mármoles y granito para la construcción y la ornamentación.

La obtención  de rocas y minerales es una importante actividad económica , ya que muchos de ellos y sus metales (yeso, aluminio, plomo,…) se utilizan en diversas industrias, como las e la construcción  y transporte.

Yacimientos y minas

Un yacimiento no es más que una acumulación de minerales.

Existen muchos en el mundo, pero solo algunos son explotables: muchos no lo son porque contienen minerales de poco valor o interés industrial: otros, porque es tan difícil acceder a ellos que, aunque el mineral extraído sea valioso, el proceso de extracción resulta inviable económicamente. (imagen: mineros descansando adentro de una mina)

Si el yacimiento se considera rentable, su explotación se realiza mediante una mina. Las minas actuales son instalaciones bastante complejas en las que se utiliza maquinaria especializada.

Hay dos tipos de minas:

  • Minas a cielo abierto.

La excavación se produce al aire libre, profundizando en la tierra y originando una hondonada.

  • Minas subterráneas.

La excavación se produce mediante pozos y galerías que se excavan bajo tierra.

El problema de la oferta y la demand: Los yacimientos minerales son difíciles de encontrar y su explotación resulta costosa. Además, no son inagotables.

Por ello se puede prever que, si la demanda de determinados minerales es muy alta, las reservas de estos recursos pueden agotarse en un periodo de tiempo más menos largo.

En la tabla se puede observar la relación entre la oferta (las reservas disponibles) y la demanda de determinados elementos que se obtienen de minerales.

Que la demanda sea dos veces superior a la oferta significa que, anualmente, la cantidad consumida de ese elemento en la industria es dos veces superior a la cantidad obtenida de la naturaleza. Eso plantea un problema importante en lo que se refiere al agotamiento de estos elementos.

Las Demandas Actuales

Fluorita: 3,3 veces superior a la oferta

Uranio: 2,5 veces superior a la oferta

Bismuto: 2 veces superior a la oferta

Grafito: 2 veces superior a la oferta

Germanio: 1 ,4 veces superior a la oferta

Bario: 1,25 veces superior a la oferta

Yeso:  1,25 veces superior a la oferta

Asbesto: 1,1 veces superior a la oferta

Recursos metálicos: Se llama recursos metálicos a todos los minerales de los cuales pueden obtener metales. Las tratamientos a los que se someten estos minerales son variados,

En el caso del hierro, las menas se tratan en altos hornos, mezclándolas con un tipo de carbón de gran poder calorífico, y calentando la mezcla a altísima temperatura. El producto resultante, el arrabio, es el material base para obtener las variedades industriales de hierro y acero.

Recursos no metálicos: Los recursos no metálicos son el resto de recursos minerales que tienen alguna aplicación en la industria.

El hormigón es una mezcla formada por cemento, arena, grava y piedra triturada que se utiliza en la construcción de edificios y de otras estructuras.

La cal, el yeso, el cemento y sus derivados son materiales de origen mineral que se obtienen tras realizar diversos tratamientos industriales.

América y sus riquezas mineras:

En el subsuelo del hemisferio occidental yacen riquezas minerales incalculables, montañas macizas de hierro, extensos yacimientos de cobre y grandes filones de estaño.

Gran parte de esa riqueza está intacta. Mientras tanto, en todo el hemisferio, la producción de minerales de importancia militar aumenta.

Los Estados Unidos son grandes productores de hierro, pero ningún otro país posee yacimientos de superior calidad como Brasil, las dificultades de transporte y la falta de carbón impidieron en el pasado la explotación de sus yacimientos.

Sin embargo, se han encontrado maneras de utilizar el carbón brasileño y existe en perspectiva una gran industria siderúrgica.

Chile posee grandes yacimientos de hierro, todos a menos de 35 kilómetros de la costa. Los grandes yacimientos de la zona de Marcona en e Perú pueden constituir la base de una industria siderúrgica en aquel país.

En El Pao, Venezuela, una explotación minera se enlaza por carretera al puerto de Palua en el río Orinoco. Colombia y México también producen hierro.

El mayor yacimiento de cobre se encuentra en Chuquicamata, en los Andes chilenos, y su volumen es tan grande que todavía no se ha podido determinar ni su fondo ni sus límites horizontales.

La compañía del cobre chileno extrae diariamente miles de toneladas de mineral de la mina de Chuquicamata. Esta mina, las explotaciones de Potrerillos y El Teniente, y otras minas más pequeñas de cobre, hacen que Chile ocupe el segundo lugar entre los países productores de cobre del mundo.

Los Estados Unidos generan normalmente más del 30 % de la producción mundial. Perú, la Argentina, México, Ecuador y Bolivia producen también mina de cobre.

  • El manganeso es esencial para eliminar el oxígeno y el azufre en la fabricación del acero ordinario y para obtener aceros especiales de aleación. Cuba y Brasil suministran gran parte del manganeso que se extrae de las minas del hemisferio. Brasil posee lo que se cree ses el mayor yacimiento de manganeso del mundo, en Corumba cerca de la frontera con Bolivia. Se han enviado muchos cargamentos de mineral por el río Paraguay aguas abajo hasta Rosario, la Argentina.

Las minas de tungsteno del hemisferio están empezando a compensar la pérdida del mercado chino. Este duro metal de color gris claro, necesario para producir acero de herramientas, se produce en Bolivia, la Argentina, Chile, México y el Perú.

La zona de Minas Ragra del Perú produce una tercera parte de la producción mundial de vanadio. Estados Unidos y México también lo producen.

Cuba es el país productor de cromo más importante del hemisferio, ocupando Brasil el segundo lugar y los Estados Unidos el tercero. Guatemala es también país productor.

 Bolivia posee el mayor yacimiento de filones de estaño que se conoce en el mundo, en la mina Llallagua, y ha llegado a ser la fuente principal de suministro para quienes necesitan el estaño para toda clase de material.

La minería a cielo abierto se emplea actualmente para obtener la mayor parte de casi todos los minerales, aunque causa un gran daño al medio ambiente. En el cañón Bingham, cerca de Salt Lake City, en Estados Unidos ,se lleva a cabo una explotación a gran escala: se usan 38 excavadoras, 62 locomotoras, 1.268 vagones y 28 toneladas de explosivos para extraer diariamente 96.000 toneladas de mena (que sólo contiene un 1% de cobre) y 225.000 toneladas de residuos.

Descubrir minerales

La abundancia y la distribución de los metales y los minerales es desigual. El cobre, el estaño, el níquel, el cinc, el plomo, el mercurio, la plata y el oro —vitales todos ellos para nuestra sociedad industrial— son sumamente escasos. El cobre representa tan sólo una cienmillonésima parte de la corteza terrestre, y el plomo sólo veinte partes por millón.

Pero la disponibilidad de los metales no depende tanto de su abundancia como de la facilidad para encontrar y explotar sus filones.

Algunas veces, los filones dan a conocer su existencia apareciendo en la superficie, casi siempre en lugares donde la erosión ha dejado al descubierto las rocas.

Las reservas escondidas se pueden encontrar a través de estudios magnéticos o gravimétricos: una montaña rica en mineral de hierro influirá en el campo magnético de la Tierra y en la fuerza de la gravedad en las proximidades inmediatas. Los estudios sísmicos y de satélite, así como el conocimiento de la geología local, pueden indicar también la probabilidad de la existencia de un mineral en particular.

La mera presencia de un filón —incluso muy rico— no entraña ninguna garantía de que pueda ser explotado de forma rentable. Si el yacimiento en cuestión está demasiado lejos de su mercado final, es posible que no pueda competir con filones más pobres pero mejor situados.

En Brasil hay enormes reservas de mineral de hierro, que ascienden a unos 50.000 millones de toneladas, pero debido a su lejanía de los centros urbanos, no se empezaron a explotar hasta principios de la década de los 70.

¿Se agotarán los minerales?

A medida que las naciones más pobres del mundo luchan por alcanzar a las demás, el consumo de todos los metales y minerales aumenta rápidamente. ¿Habrá suficiente para todos?.

Algunos estudios llevados a cabo desde principios de los 60 han planteado ciertas dudas sobre esta cuestión. Mientras que el hierro y el aluminio son abundantes, hay muchos metales importantes —plomo, cinc, estaño, plata, platino y mercurio— cuyas cantidades parecen ser menos seguras.

En muchos casos, cuando un metal comienza a escasear, puede ser reemplazado por otro, o bien por un plástico o un material compuesto; pero no siempre es posible.

Todavía no se ha encontrado, por ejemplo, ningún sustituto para la plata en las emulsiones fotográficas o para el platino como catalizador industrial.

Al mismo tiempo, es importante recordar que en la minería no hemos hecho más que empezar — bastante literalmente— a rascar la superficie.

Mientras que muchos de los yacimientos más ricos ya están agotados, el aumento de los precios y la mejora de la tecnología han hecho factible y rentable extraer metales de filones más pobres y explotar yacimientos menos accesibles.

Pocos ingenieros de minas y geólogos creen que exista un peligro real de quedarnos sin minerales importantes en un futuro próximo.

PIEDRAS PRECIOSAS: junto con los minerales mencionados, la minería  proporciona también piedras preciosas. La mas importante es el diamante (una forma de carbono) porque su gran dureza le confiere una enorme importancia para determinadas herramientas industriales.

La mayor reserva de diamantes es Sudáfrica, donde son extraídos de la roca mediante minería subterránea. En los lugares donde las piedras preciosas han sido erosionadas de la roca por la acción del agua, pueden encontrarse en depósitos de grava. Existen depósitos semejantes de zafiros y rubíes, por ejemplo, en Sri Lanka.

Fuente Consultada: Enciclopedia del Estudiante Tomo14 Ecología – Wikipedia – Encarta –