Biografia de Nelson Mandela

Principales Actores de Cine Mudo Chaplin, Cine en Blanco y Negro

Principales Actores de Cine Mudo
Chaplin, en el Cine en Blanco y Negro

Charles Chaplin (1889-1977), actor, compositor, productor y director inglés, alcanzó fama internacional con sus películas mudas y es considerado uno de los grandes creadores de la historia del cine. Su nombre completo era sir Charles Spencer Chaplin.

Nació en Londres, en una familia de artistas de variedades, y comenzó a actuar ya de niño en musicales y pantomimas. En 1910 viajó a Estados Unidos en una gira con la compañía para la que trabajaba, y se estableció allí definitivamente dos años después. Chaplin apareció por primera vez en el cine en 1913, en las películas de la Keystone, de Mack Sennett.

En Carreras de autos para niños (o Carreras sofocantes, 1914) hizo por vez primera el personaje del vagabundo Charlot, con unos anchísimos pantalones, enormes zapatos, bombín y bastón de bambú, papel que interpretaría luego en más de 60 películas, incluida El vagabundo (o Charlot vagabundo, en 1915). En este año se asoció con la compañía Essanay, después con la Mutual y con la First National, hasta tener sus propios estudios en Hollywood en 1918.

SU FAMA: Dos giras a Estados Unidos le cambia el curso de su vida. En diciembre de tras dejar su Inglaterra natal, Chaplin ingresó en la Mack Sennetts Keystone Company. Al mismo tiempo reemplaza el teatro por el cine. Sólo durante 1914 rodó 35 cortometrajes, que hicieron famoso Charlot, su personaje de vagabundo. Entonces Chaplin reclamó su independencia y se alejó de Mack Sennett e ingresó Mutual Film Corporation, que le ofreció medios técnicos y financieros considerables.

[Seguir Leyendo Sobre u Vida…]

EL CINE: El cine se transformó en el arte característico de nuestro siglo. Las imágenes en movimiento que proyectaba el aparato creado por los hermanos Lumiére (1895) y la invención del cine sonoro (1927) permitieron conformar un hecho artístico único, integrando elementos de las demás artes como la pintura, la literatura, la música, el teatro. Además de constituirse en una forma de expresión artística con un lenguaje propio, el cine fue un medio de comunicación masivo. Rápidamente se transformó en una poderosa industria.

La interrelación arte-medio de comunicación masivo-industria hizo del cine una síntesis de la cultura contemporánea.

Como sucede con otras manifestaciones artísticas, en el cine se fueron conformando diferentes corrientes. En cada una de ellas se reflejaron las distintas maneras de vivir y pensar de los artistas y de sus sociedades. Algunas de esas corrientes fueron: el surrealismo, el expresionismo alemán, el realismo soviético, el neorrealismo italiano.

En los años ’20 se produjo la gran expansión de la industria del cine en torno a los estudios situados en Hollywood —Los Ángeles, EE.UU— , en los que se producía el 80% de las películas de todo el mundo. El cine norteamericano dominó desde entonces el mercado mundial e impuso un estilo de películas cuyo principal objetivo era lograr un producto de venta masiva.

Al modelo hollywoodense basado en las superproducciones, con grandes actores-estrellas, se le opuso el llamado cine de autor, menos sujeto a los gustos del mercado y a los dictados de los productores, y más preocupado por lograr un hecho estético.

Cine en Blanco y Negro

El cine alemán tuvo un momento de gran esplendor creativo en la década del ’20. La película Metróplis (1926) de Fritz Langjunto con El gabinete del doctor Caligari (1919) fueron las máximas realizaciones del cine expresionista. Se trataba de películas que buscaban expresar sentimientos excepcionalmente fuertes, por medio de la gestualidad y la mímica exagerada de los actores. Otro rasgo —que puede advertirse en la ilustración— es que intentaban que cada imagen fuera una obra de arte completa y de gran potencia. Los expresionistas dieron mucha importancia a las escenografías, con el objetivo de crear climas y ambientes sofocantes. El ascenso al poder de Hitler provocó el exilio de muchos cineastas, la utilización del cine como simple vehículo de propaganda nazi, y la consecuente decadencia del cine alemán.

cine ruso El acorazado Potemkin

El acorazado Potemkin, de S. Eisenstein (1925). Luego de la revolución rusa de 1917, se conformó en la Unión Soviética una corriente cinematográfica cuyo mayor realizador fue Eisenstein. Su obra cumbre fue El acorazado Potemkin, en la que se plasmaron los principales rasgos del cine soviético: el realismo —llevado al punto de tratar los temas con el estilo de un documental—, la fuerza expresiva y la búsqueda de escenas de gran dramatismo, y la intención política del artista, que elegía temas vinculados a la historia y a las luchas sociales de su país. Eisenstein fue un pionero en la técnica del montaje. Gracias a su capacidad para utilizar esta técnica, lograba que sus películas tuvieran un gran dinamismo e intensidad dramática, aun cuando se trataba de películas mudas.

Un perro andaluz, de Luis Buñuel (1928). Este director de cine español fue uno de los principales impulsores del cine surrealista. Al igual que en la literatura y la pintura, el cine surrealista trató de trasladar al lenguaje cinematográfico los mecanismos del inconsciente estudiados por el psicoanálisis. El cine surrealista, plagado de símbolos de difícil interpretación, no alcanzó gran popularidad, pero fue analizado con interés por cinefilos y círculos intelectuales.

cine ladrón de bicicletas

Ladrón de bicicletas, de Vittorio de Sica (1948). Esta película es uno de los mejores exponentes del neorrealismo italiano. Los directores enrolados en esta corriente intentaron reflejar en sus obras los problemas sociales de Italia luego del fascismo. Para lograr un tono realista filmaban en escenarios naturales y con actores no profesionales. Bascaban deliberadamente producir un hecho artístico realizando obras de bajo presupuesto. En muchos casos, los neorrealistas fueron artistas comprometidos con las luchas políticas de su tiempo.

Lo que el viento se llevó, cine americano

Lo que el viento se llevó, de Víctor Fleming (1939).
El cine de Hollywood/we el más importante del mundo desde el punto de vista industrial. Allí se concentraron capitales y artistas para darle al cine norteamericano una gran pujanza. El cine de Hollywood no representó una corriente estética definida y única. Por el contrario, fue el centro productor de artistas muy diversos. Con el tiempo, se fue afirmando en Estados Unidos un cine que se orientó hacia públicos masivos, y la mayoría de los productos de Hollywood, sus grandes clásicos, fueron películas cómicas o westerns —ambientadas en el Lejano Oeste—. Una característica del cine norteamericano fue la preponderancia de las grandes producciones, con altos costos en decorados, ambientación de época y actores famosos, al estilo de Lo que el viento se llevó.

Fuente Consultada:
HISTORIA Argentina y el Mundo Contemporáneo Alonso-Elisalde-Vázquez

Lenin Lider Revolucion Rusa Personalidades del Siglo XX

Lenin, Líder Revolución Rusa

En 1917, agotada por la Primera Guerra Mundial, Rusia estaba madura para el cambio. Buen pase de los alemanes, que esperaban que iba a socavar el esfuerzo de guerra de Rusia, Lenin regresó a su casa y comenzó a trabajar en contra del gobierno provisional que había derrocado al régimen zarista.

Finalmente se llevó a cabo lo que pronto iba a ser conocida como la Revolución de Octubre, pero se trataba realmente de un golpe de Estado. Casi tres años de guerra civil siguió. Los bolcheviques tomaron el control total del país. Durante este período de la revolución, la guerra y el hambre eran la constante en el pueblo ruso, y Lenin demostró un frío desprecio por los sufrimientos de sus compatriotas y sin piedad aplastó toda oposición.

Aunque Lenin fue implacable también fue pragmático. Uso todos sus esfuerzos e ingenio para transformar la economía rusa a un modelo socialista estancado, presentó la nueva política económica, donde se permitió la empresa privada (propia del capitalismo), una política que continuó durante varios años después de su muerte.

En 1918, Lenin sobrevivió por poco a un intento de asesinato, pero fue herido gravemente. Su salud se vio afectada a largo plazo, y en 1922 sufrió un derrame cerebral del que nunca se recuperó por completo.

En sus últimos años, se preocupaba por la burocratización del régimen y también expresó su preocupación por el creciente poder de su eventual sucesor de Joseph Stalin. Lenin murió el 24 de enero de 1924. Su cadáver fue embalsamado y colocado en un mausoleo en la Plaza Roja de Moscú.

[Ampliar Sobre El Marxismo]

La bolchevización forzada de la sociedad rusa
«Una vez que hayamos tomado el poder, no lo soltaremos», había anunciado Lenin. En un país en guerra, los decretos sobre la paz y la tierra, que constituían las actas fundacionales del nuevo régimen, parecieron en un primer momento utópicos. Fue así como el tratado de paz, firmado en Brest-Litovsk (3 de marzo de 1918, para abandonar la 1° Guerra Mundial), consagró la pérdida, respecto del territorio ruso en 1914, de 800.000 km2, y la tan esperada revolución internacional dio paso al aislamiento diplomático de la Rusia bolchevique, atrapada en una guerra civil y confrontada a la hostilidad de los aliados.

«La propiedad privada de la tierra será abolida sin indemnización. Todas las tierras serán puestas a disposición de los comités locales para su redistribución», anunciaba el «decreto sobre la tierra» (26 de octubre). De hecho, la colectivización forzada de los campos condujo al recrudecimiento repentino y sin precedentes de la violencia y a un empobrecimiento del país, donde más de 5 millones de personas murieron de inanición entre 1918 y 1921.

El despoblamiento de las grandes ciudades, las campañas del terror, las guerras campesinas: los primeros años en el poder de Lenin estuvieron marcados por los fracasos económicos, una brutalización de la vida política y la purga de toda oposición, como lo demostró el sometimiento de la rebelión de los marinos de Kronstadt (febrero-marzo de 1921).

El X congreso del partido (marzo de 1921) representó un vuelco capital en la «institucionalización del bolchevismo»: los quiebres en el seno del partido fueron en adelante prohibidos. Como muestra de las vacilaciones del poder bolchevique, la Nueva Política Económica (NEP), iniciada por Lenin en 1921, constituyó un «repliegue estratégico» en la construcción del socialismo: el congreso decidió abandonarlas requisiciones en el mundo rural y reconstruir el sector privado en las pequeñas y medianas empresas. «No somos lo suficientemente civilizados para pasar en forma directa al socialismo», reconoció Lenin.

En el extranjero, la NEP fue entendida como un regreso al capitalismo liberal de principios de siglo. Error de apreciación que Lenin se abstuvo por supuesto de corregir y que facilitó el reconocimiento internacional de la U.R.S.S., delineado en 1922 con el tratado de Rapallo. Sin embargo, a partir de ese año, el ataque de hemiplejía que afectó a Lenin planteó el problema de su sucesión. ¿Trotski o Stalin? Lenin desconfiaba del primero y expresó en su testamento, mantenido en secreto, claras reservas respecto del segundo. El 21 de enero de 1924, a la muerte de Lenin, la disputa entre los aspirantes sólo comenzaba.

El «Testamento» de Lenin
A partir del 23 de diciembre de 1923, Lenin dictó una carta que más tarde se transformó en un «Testamento». El fundador de la U.R.S.S. hablaba del porvenir del partido y daba su opinión sobre Stalin. Este texto sólo se hizo público en 1956, junto con la desestalinización. «Creo que los elementos esenciales del problema de la estabilidad son los miembros del comité central, tales como Stalin y Trotski. […] Convertido en secretario general, el camara-da Stalin ha concentrado en sus manos un poder inmenso, y no estoy seguro de que siempre sepa utilizarlo con prudencia. […] Stalin es demasiado brutal,y este defecto, tolerable en las relaciones entre comunistas, es inadmisible en el cargo de secretario general. Asimismo, propongo a los camaradas reflexionar sobre cómo apartar a Stalin y nombrar en dicho cargo a un hombre que presentaría, desde ese punto de vista, la ventaja de ser más tolerante, más leal, más educado y más atento respecto de los camaradas; menos caprichoso».

Ampliar: Teoría Política de la Izquierda

Fuente Consultada:HICIERON HISTORIA Biografía de Larousse Tomo II Lenin (La Nación)

Destacadas Personalidades del Siglo XX Líder de la India

TESTIMONIO SOBRE EL LÍBER POLITICO-ESPIRITUAL DE LA INDIA
¿QUIEN ERA MAHATMA GANDHI?

MAHATMA GANDHI: Una de las personalidades más importantes y trascendentes del siglo XX, Gandhi permanece en la memoria colectiva de la Humanidad como símbolo de la acción política y reivindicativa fundamentada en el espiritualismo y en la resistencia pacífica. Mohandas Karamchad era el hijo pequeño de la familia Gandhi. Su padre era un abogado de cierto prestigio casado en cuatro ocasiones.

De la última de sus uniones, con Pulitnai, fue fruto el que posteriormente sería denominado «el Mahatma», alma grande. De su infancia y primera juventud sabemos que no fue aplicado en los estudios y que sentía verdadera devoción y respeto hacia sus padres.

Se trataba de un muchacho tímido, retraído, característica que no abandonará a lo largo de su vida. A los siete años, conforme a la tradición hindú, sus padres concertaron su matrimonio con una niña de su misma edad, Kasturbai Makanji, con quien se casará al cumplir trece años. Ambos permanecerán unidos durante toda su vida, siendo su reservada esposa el apoyo silencioso de las actividades de Gandhi. A los dieciocho años Gandhi aprobó el examen que le capacitaba para cursar estudios superiores. Personalmente se inclinaba por la Medicina, pero la opinión de sus familiares era que debía estudiar abogacía, como su padre.

[Seguir Leyendo Sobre Su Biografía…]

TESTIMONIO:
ASI ERA GANDHI…. Según Jawaharlal Nehru
Este hombre pequeño, de escasa fuerza corporal, tenía la dureza del acero, algo del granito; no cedía ante fuerzas terrenales por grandes que fueran. Pese a su presencia física insignificante, al paño en torno a las caderas y al cuerpo desnudo, había en él una superioridad regia que forzaba a los demás a obedecerle espontáneamente.

Lleno de convicción y serena meditación, delicado, humilde, rebosaba no obstante fuerza y autoridad. Consciente de esto, era a veces lo suficientemente imperioso como, para dar órdenes que exigían obediencia. Sus ojos, serenos y profundos, cautivaban y sondeaban suavemente tu interior; su voz, clara y sonora, sabía sonar lisonjeramente en los oídos y suscitar un respuesta apasionada.

Ya fueran sus oyentes una persona o mil, su encanto y su capacidad de seducción se apoderaban de ellos y cada uno tenía la sensación de ser su único interlocutor. Esta capacidad de fascinación no era fruto de la elocuencia o de la retórica de sus frases. En su lenguaje, siempre sencillo y conciso, raramente se deslizaban palabras innecesarias. Era su extrema rectitud como hombre y su personalidad lo que impresionaba.

Una de las facetas más notables de Gandhi era y es su capacidad de atraer a sus oponentes a su causa, o al menos de desarmarlos.

Su lenguaje era sencillo y sin fiorituras, su voz y su apariencia serenas y desnudas de toda conmoción espiritual, pero tras esta capa de hielo externo, ardía un fuego abrasador de concentrada pasión: sus palabras penetraban hasta el más profundo rincón de nuestros cerebros y corazones, y provocaban allí una singular agitación.

Predicaba un camino, que aunque duro y difícil, también era animoso, y llevaba, o al menos así parecía, a la tierra prometida de la libertad. ¡Qué hombre tan maravilloso era Gandhi, con su asombroso y generalmente irresistible encanto y su poder sutil sobre las personas!

Sus escritos y sentencias apenas dejaban traslucir su interior, su personalidad era mucho más rica de lo que se podría deducir por sus testimonios. Infundió al pueblo hindú valor y virilidad, disciplina y tenacidad, la fuerza para sacrificarse alegremente por una buena causa, y con toda su modestia, también orgullo.

Era la fiel encarnación de la India, del espíritu de este país antiguo y vejadísimo. El era precisamente la India, y también sus debilidades eran debilidades indias. Menospreciarle no era una cuestión personal, sino una ofensa a la nación; virreyes y otras personas que se permitieron estos gestos despectivos, no supieron calibrar la peligrosa simiente que sembraban.

Sus escritos no le hacen justicia; él es muy superior a lo que escribe, por lo que no es del todo justo citar lo que escribió y criticarlo. Su sonrisa dispensa alegría, su risa es contagiosa e irradia felicidad.

Hay en él algo infantil que cautiva. Cuando entra en un cuarto, el aire fresco que lo envuelve purifica la atmósfera. ¡Qué problema y qué enigma, no sólo para el gobierno inglés, sino también para su propio pueblo y sus más próximos colaboradores! En cualquier otro país quizá hubiera estado fuera de lugar, pero la India parece entender, o al menos apreciar, al tipo humano profético religioso, que habla del pecado, de la redención y de la renuncia a la violencia.

Atraía a la gente, pero en última instancia era un convencimiento intelectual lo que la llevaba hacia él y la mantenía a su lado. Podían no estar de acuerdo con su filosofía vital o incluso con muchos de sus ideales; la mayoría quizá ni le entendiera, pero la acción que él proponía era algo palpable que podía ser captado y valorado con el entendimiento.

Fuente Consultada:
Biografía de GANDHI Heimo Rau Biblioteca Salvat – Grandes Biografías –

Hombres Que Cambiaron el Mundo Grandes Líderes del Siglo XX

Hombres Que Cambiaron el Mundo

STALIN «EL HOMBRE DE ACERO»: Político soviético. Hijo de un humilde zapatero georgiano, a los quince años Stalin ingresó con una beca en el seminario ortodoxo de Tbilisi, donde se reveló como un alumno brillante, aunque fue expulsado al ser sorprendido cuando repartía propaganda del Partido Socialista georgiano, en el que había ingresado en 1898.

Como prosiguiera sus actividades revolucionarias, en 1902 fue detenido y deportado a Siberia. Dos años más tarde Stalin logró evadirse y volver a

Tbilisi, donde se adhirió al ala bolchevique del Partido Obrero Socialdemócrata Ruso (POSDR). Intervino en la revolución de 1905 y en las huelgas de Bakú de 1907, tras las cuales fue nuevamente detenido y enviado a Siberia, de donde huyó en 1911.

Stalin ingresó entonces en el comité central del POSDR y, designado presidente del Politburó, viajó a Viena, donde escribió El marxismo y el problema de las nacionalidades y adoptó definitivamente el apelativo de Stalin (acero).

[Seguir Leyendo Sobre Su Vida…]

SU GOBIERNO POST GUERRA MUNDIAL: Después de la Segunda Guerra Mundial, Stalin se dedicó a consolidar el poderío de la URSS a nivel internacional y a reafirmar las bases del Estado soviético en el plano interno.

En materia económica y para contrarrestar la no aceptación del Plan Marshall, la Unión Soviética lanzó su propio plan de ayuda: el COMECON —Consejo de Ayuda Mutua Económica—.

En el plano militar, se organizó el Pacto de Varsovia y se dedicó una gran parte del esfuerzo productivo a la carrera armamentista. Para compensar la amenaza de las bases norteamericanas situadas en Europa occidental —cerca del territorio soviético—, se desarrollaron nuevas armas como los cohetes. El primer satélite artificial, el Sputnik, fue lanzado en 1957.

A nivel político, la estrategia de Stalin consistió en establecer en su frontera occidental un cordón de Estados organizados de manera similar al soviético. Para lograr su objetivo, una vez terminada la guerra en 1945, Stalin promovió la formación de gobiernos de coalición con participación de ministros comunistas. De acuerdo con las características políticas de cada país, se fue procurando llevarlos paulatinamente hacia el establecimiento de un régimen de partido único y a la organización de la economía siguiendo el modelo estalinista de colectivización rural y planificación industrial. A estos Estados —Polonia, Checoslovaquia, Hungría, Rumania, Yugoslavia, Albania— se los llamó democracias populares.

La tremenda solidez del modelo soviético se vio sacudida, sin embargo, por la muerte de Stalin, ocurrida el 5 de marzo de 1953. La gran concentración del poder en su persona, la eliminación de opositores y el culto a su figura habían servido para cohesionar al burocratizado Estado soviético. Su desaparición física creó desacuerdos y fuertes tensiones entre los dirigentes y los sectores de la burocracia que pretendieron heredar su poder. Comenzó entonces un lento proceso de desestalinización, cuya primera etapa se inició en 1956 bajo la dirección de Nikita Kruschov. Luego de marchas y contramarchas, ese proceso concluyó con las reformas impulsadas por Mikhail Gorbachov en 1985 —la Perestroika—, que condujeron finalmente al desmembramiento de la URSS.

mural de stalin en la urss

Un mural de propaganda estalinista. La exaltación de la figura de Stalin fue uno de los rasgos característicos del Estado soviético. Luego de su muerte se inició un proceso de desestalinización. El nuevo rumbo de la política soviética quedó establecido en el XX Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética, celebrado en 1956, en el que Kruschov impulsó la doctrina de la coexistencia pacífica con las potencias capitalistas. El aflojamiento de las tensiones entre las grandes potencias no significó que la URSS dejara de ejercer un férreo control sobre sus áreas de influencia. Esto quedó demostrado cuando en octubre de 1956 estalló en Hungría una revuelta que procuraba. democratizar el régimen estalinista. El gobierno de la URSS envió tropas que reprimieron violentamente a los manifestantes y restauró el orden en un país que pertenecía a su zona de influencia europea.

Líderes Políticos del Siglo XX Biografía de Personalidades

LÍDERES POLÍTICOS DEL MUNDO

La palabra «líder» designa a un sujeto que conduce a su gente, su grupo, su pueblo en la guerra o en la paz. Es guía espiritual, juez y consejero, pero también cruel ejecutor de las políticas o acciones que cree correctas para cumplir un designio de expansión territorial, el sueño de su casta, un mandato divino o una inspiración mesiánica.

Por lo general, a lo largo de la historia humana, los grandes conductores han comandado a sus hordas en el combate, arrasando pueblos y naciones que consideraban enemigos o que simplemente se encontraban en su camino, y en contadas ocasiones han fundado imperios, que rara vez los sobrevivieron.

También han sido, en los últimos tiempos, organizadores de estados totalitarios que pretendían imponer una visión unívoca de la realidad. Este libro intenta dar cuenta, partiendo de la figura del caudillo, de las relaciones y vínculos que se dan entre el poder indiscutible, a veces omnímodo, y sus pueblos, destinatarios y también víctimas de decisiones que no pueden cuestionar y mucho menos modificar. No obstante, la historia de los grandes caudillos es la historia de los grandes cambios políticos y sociales de la humanidad.

El mundo no fue el mismo luego de que Alejandro Magno, Napoleón, Hitler o Juan Perón dejaran su impronta, cada uno de ellos en su tiempo y lugar, y a veces irradiando hacia el resto del mundo. Nunca la situación volvió al punto de partida cuando un líder desapareció, aunque su organización o su imperio se desmoronaran. A lo largo de la obra nos referimos a las figuras mencionadas y a otros líderes y guías, no menos importantes, tanto en el ámbito nacional como en el internacional, para que el lector pueda contar con un panorama amplio, a la vez que apasionado, de un tema que no resulta posible abordar con frialdad.

BIOGRAFÍA ADOLF HITLER: Político alemán de origen austriaco. De niño demostró una gran inteligencia, así como un carácter obstinado. En 1905 Adolf Hitler abandonó la escuela secundaria para ir a Viena, con la intención de ingresar en la Academia de Artes y convertirse en pintor; rechazado en el examen de ingreso, decidió Hitler no regresar a Linz, donde vivía su madre, y quedarse en Viena viviendo una existencia bohemia.

La estancia en la capital del Imperio Austrohúngaro marcó profundamente su vida y su pensamiento, al ponerlo en contacto con los círculos pangermanistas y antisemitas de esa ciudad. En 1913 Adolf Hitler marchó a Munich, donde se hallaba al inicio de la Primera Guerra Mundial. Se alistó en el ejército alemán y se distinguió en acción en el frente occidental, lo que le valió la Cruz de Hierro de Primera Clase.

En la fase final de la guerra Hitler resultó afectado por un ataque con gas, y se encontraba aún convaleciente cuando se firmó el armisticio. La derrota de Alemania representó un duro golpe para Hitler, quien, como muchos alemanes, pensaba que aquello sólo podía deberse a una «puñalada por la espalda» de los políticos. Por ello dedicó sus energías a destruir a la naciente República de Weimar, a la que culpaba de todos los males de Alemania.

[Seguir Leyendo Sobre Su Vida…]

Las SS realizaron desde la quema pública de libros hasta la captura de prisioneros para enviar a los campos de concentración. La propaganda estatal fue fundamental para convencer a los alemanes de la necesidad de llevar adelante una política de purificación racial. Este objetivo contó con la ventaja de que el antisemitismo ya estaba arraigado en una gran parte de la población europea.

campo de consentracion nazi

Niños en el campo de concentración de Auschwitz. Los campos fueron verdaderos centros de exterminio. La mayor parte de las víctimas del terror nazi fueron judíos, socialistas, gitanos y homosexuales. Todos ellos, por diferentes razones, eran considerados por los nazis como un peligro para la pureza de la raza aria y para la paz del pueblo alemán.

propaganda nazi en alemania

Propaganda NAZI – Cuerpo SS

propaganda nazi de hitler

El Führer. El pensamiento de Hitler, de un contenido fuertemente nacionalista, necesitaba «inventar» un enemigo de los alemanes, que fuera el responsable de todos los males por los que atravesaba el país. Ese enemigo fueron los socialistas —acusados de promover el caos social—y los judíos y gitanos —considerados razas inferiores— que no debían mezclarse con los alemanes arios, la raza superior. El lema que resumía las ideas hitlerianas era: «Un pueblo, un Estado, un jefe» —Ein Volk, ein Reich, ein Führer—.

Gates el Hombre Que Revolucionó la Informatica

Bill Gates el Hombre Que Revolucionó la Informática

Bill Gates nació el 28 de Octubre de 1955. El y sus dos hermanas crecieron en Seattle. Su padre, William H. Gates II, es un abogado de Seattle. Mary Gates, su madre, fue profesora de un colegio, regenta de la universidad de Washington y presidenta de la United Way International.

Gates estudió en una escuela pública antes de ir a Lakeside School, una escuela privada el norte de Seattle. Fue allí donde Bill empezó su carrera como programador, a los 13 años. No tuvo una infancia problemática, pero en una entrevista publicada en la revista Playboy, reconoció haber ido un año y medio a un psiquiatra. Se casó el 1 de Enero de 1993 en un lugar secreto de Hawaii, quería que ningún reportero hiciese fotos, por lo que alquiló al completo todos los hoteles de la isla.

Su mujer se llama Melinda French, que llevaba trabajando algunos años en Microsoft, como manager de marketing de software, donde continua trabajando actualmente. Ellos tienen una hija llamada Jennifer Bellamy Gates, que nació el 26 de Abril de 1996.

   [Seguir Leyendo…]

El Descubrimiento del Radio y Polonio Los Esposos Curie

El Descubrimiento del Radio y Polonio
Historia de los Esposos Curie

Después del descubrimiento de Becquerel, el profesor de Fínica en la Escuela de Física y Química Industrial de París, Pedro Curie y su señora María Curie, descubrieron que otro elemento, el thorio, era también radioactivo, y notaron que algunos minerales que contenían uranio eran más radioactivos que el propio uranio. Este hecho condujo a la conjetura de que los minerales debían contener alguna substancia o substancias más radioactivas que el uranio mismo.

Obtuvieron una tonelada de residuos de uranio de la fábrica del Estado Joachimsthal, Bohemia, y empezaron a buscar estas substancias. Y las encontraron. Encontraron dos substancias extraordinariamente más radioactivas: una la llamaron «Polonium», por Polonia, la tierra nativa de Madame Curie, y la otra la llamaron «Radium». Los esposos Curie anunciaron su descubrimiento con las siguientes palabras: «Hemos probado que se puede, por los métodos del análisis químico ordinario, extraer de la pechblenda, substancias cuya radioactividad se aproxima a ser 100.000 veces mayor que la del metal uranio.»

La paciencia y destreza empleada para extraer el radio había sido prodigiosa. Sólo se contiene una parte de radio entre tres millones de partes del mineral uranio, y de una tonelada de éste los señores Curie obtuvieron sólo unos cuantos centigramos de radio. Además, el radio no se obtiene en su forma elemental, sino como un compuesto, que ordinariamente es el bromuro de radio. En el momento presente sólo hay en el mundo entero unos cuantos gramos de bromuro de radio purificado, que vale varias miles de veces su peso en oro.

Poco tiempo después de este notable descubrimiento de los señores Curie, De-bierne encontró otro cuerpo radioactivo, llamado hoy «actinium». Por consiguiente, hay, por lo menos, cinco elementos radioactivos conocidos por nosotros con los siguientes nombres: uranio, thorio, radio, polonio y actinio.

LA HISTORIA:

MARIE CURIE: En el otoño de 1891 se matriculó en el curso de ciencias de la Universidad parisiense de la Sorbona una joven polaca llamada Marie Sklodowska.Los estudiantes, al tropezarse con ella en los corredores de la Facultad, se preguntaban: ¿Quién es esa muchacha de aspecto tímido y expresión obstinada, que viste tan pobre y austeramente?.

Nadie lo sabía a ciencia cierta: «Es una extranjera de nombre impronunciable. Se sienta siempre en la primera fila en clase de física.»Las miradas de sus condiscípulos la seguían hasta que su grácil figura desaparecía por el extremo del corredor. «Bonito pelo», su llamativa cabellera, de color rubio cenizo, fue durante mucho tiempo el único rasgo distintivo en la personalidad de aquella tímida extranjera para sus compañeros de la Sorbona. Pero los jóvenes no ocupaban la atención de Marie Sklodowska; su pasión era el estudio de las ciencias. Consideraba perdido cualquier minuto que no dedicara a los libros.

[Seguir Leyendo…]

Dos nuevos elementos: Radio y Polonio
En París, una joven graduada, nacida en Polonia, Marie Sklodowska Curie, eligió como tema de su tesis doctoral el estudio de los rayos de Becquerel. Por entonces, Pierre, su marido, profesor de Física en la Sorbona, se dedicaba a la enseñanza y a la investigación sobre estructuras cristalinas.

Marie Curie prosiguió los trabajos y observaciones de Becquerel. En primer lugar, realizó experiencias con todos los elementos químicos conocidos y sus compuestos en busca de radiaciones. Al cabo de unas semanas descubrió que existía otro elemento, el torio, que, en unión de sus compuestos, emitía también los rayos de Becquerel.

Sin embargo, ninguno de los demás elementos parecía poseer tal característica, que fue denominada por ella con el nombre de radiactividad. Después de una exhaustiva labor de experimentación, comprendió que el fenómeno trascendía todos los conocimientos químicos existentes hasta la fecha, y que procedía del interior de los átomos, pese a lo inusitado del hecho.

En la primavera de 1898, Marie descubrió que la peeblenda, un mineral con óxido de uranio, era mucho más radiactiva que el uranio puro. Sin embargo, sus experimentos y los de Becquerel habían demostrado que el uranio puro emitía mayor radiación que ninguno de sus compuestos. Por tanto, llegó a la conclusión de que debía existir otro elemento en la pecblenda, cuya radiación era aún más intensa que la del uranio, quizá presente en tan pequeñas cantidades que no había sido detectado por los análisis químicos.

Marie Curie se propuso encontrar y aislar la misteriosa fuente de la intensa radiación de la pecblenda. Pierre, su marido, que compartía su entusiasmo, decidió interrumpir sus investigaciones cristalográficas y colaborar con ella en tan difícil objetivo. Comenzaron sus trabajos en abril de 1898, pero entonces ninguno de los dos pudo sospechar la sensacional tarea que acometían. Supusieron que la sustancia buscada constituiría alrededor del uno por ciento del total de la pecblenda. En realidad, la proporción en que se hallaba era inferior al uno por un millón.

Los Curie, utilizando una cantidad de pecblenda equivalente al contenido de una taza, separaron y analizaron sus componentes. Era una tarea ardua, y el matrimonio, que también debía ocuparse de su cátedra y de su pequeña hija Irene, trabajaba hasta altas horas de la noche en su estrecho y desordenado laboratorio. Primeramente redujeron a polvo la pecblenda y la disolvieron en ácido.

Después hirvieron, congelaron y precipitaron la solución de ácido, con el fin de separar sus partes integrantes. Una vez segregado todo vestigio de uranio, apartaron cada uno de los elementos conocidos. En cada etapa del proceso, comprobaban si la materia restante continuaba siendo radiactiva. Deducir conclusiones válidas requería una paciente labor.

En junio, Pierre y Marie habían conseguido reducir su taza de pecblenda a un fino polvo negro que registraba una radiactividad 150 veces superior a la del uranio. Refinaron más aún el polvo y la radiactividad aumentó. Hacia el final del mes, Marie vio confirmadas sus sospechas y denominó polonio al nuevo elemento en honor de su país natal.

Unos meses después lograron separar el polonio del resto del polvo, pero entonces sucedió algo inesperado: el polvo residual era todavía radiactivo. La pecblenda contenía no uno, sino dos elementos radiactivos.

El segundo estaba presente en tan pequeñas cantidades que serían necesarios muchos meses para obtenerlo en estado puro. A pesar de sus impurezas, su radiactividad era 900 veces superior a la del uranio: los Curie habían decubierto el radio.

LEGADO MORTAL
Los poderes curativos del radio se conocieron antes que sus efectos destructores. Durante mucho tiempo el radio se trató sin protección. Millares de personas compraron como panacea medicamentos de radio similares al Radithor, que aseguraba la cura de más de 160 dolencias. Gran número de personas expuestas al radio enfermaron y murieron antes de que se conocieran sus perniciosos efectos.

PARA SABER MAS…
Las tres diferentes radiaciones que se ha averiguado que provienen del radio:

La radioactividad del radio y sus productos se ha investigado minuciosamente, y se sabe que las radiaciones son de tres clases.

1. Rayos Alfa, que así se llaman, y son partículas de unas dos veces la masa de una molécula de hidrógeno, cargadas con electricidad positiva, y que marchan a una velocidad de unos 17.000 kilómetros por segundo. Tienen un poder pequeño de penetración, y las detiene una capa de aluminio de una centésima de milímetro de grueso. Son débilmente desviados por un imán.

2. . Rayos Beta, que consisten en corpúsculos o electrones como los de un tubo de vacío. Su carga es de electricidad negativa, y tienen una velocidad que varía de 120.500 a 273.500 kilómetros por segundo. Son capaces de penetrar una capa de aluminio de un espesor de cinco milímetros y se desvían bajo la acción del imán.

3. Rayos Gamma, que se parecen a los Rayos X, y son casi ciertamente ondas electromagnéticas, más cortas que dichos rayos X. Estos rayos tienen una gran penetración; traspasarían una plancha de aluminio de 50 centímetros de espesor, o una plancha de plomo de ocho centímetros de espesor.
Todos los rayos—Alfa, Beta y Gamma—impresionan las placas fotográficas, descargan los rmerpos electrizados y producen la flucr scencia y fosforescencia en varias substancias.

Si una pequeña parte de radio se coloca frente a una placa cubierta de sulfuro de cinc y se mira ésta con un lente de aumento, en la obscuridad de la noche se la verá relucir brillantemente por los destellos que producen los rayos Alfa. «Tiene la apariencia de una colmena de esos bichitos de luz llamados luciérnagas o de unas estrellas relucientes de las que suelen verse en las noches obscuras.»

Sir Guillermo Crookes ha inventado un curioso, pequeño instrumento, que describimos con más detalles en el próximo capítulo, llamado espintariscopio, en el que se ven estos destellos relucientes. No solamente produce fosforescencia el radio, sino que es en sí fosforescente, de forma que puede él solo fotografiarse por su propia luz.

Esto, en realidad, no es más que el preludio de algo más maravilloso y sugestivo descubierto más tarde. Se encontró después que comunicaba radioactivi dad a todos los objetos próximos a él.

Ea radioactividad adquirida dura horas y días enteros, aun después de haber quitado el radio, y se ha notado que se iba difuminando como un vapor o atmósfera a partir de las substancias radioactivas, depositándose en los objetos cercanos y prestándoles radioactividad.

Estas emanaciones son parecidas a un gas en algunos de sus caracteres: se evaporan como un gas, tienen el espectro de un gas inerte atmosférico, se dejan arrastrar por una corriente de aire y se pueden condensar en el aire por una corrien te de frío.

Se pueden obtener rápidamente disol viendo un poco de cloruro de radio en agua. En cuanto el aire pasa por esta disolución se llena de sus emanaciones y así se puede encerrar en un gasómetro. Una vez el aire cargado de estas emanaciones iluminará un recipiente cubierto con sulfuro de cinc por varios días.

Cuando las emanaciones se separan del compuesto de radio éste pierde el 75 por 100 de su radioactividad, y entonces, en vez de producir los tres rayos, produce sólo los rayos Alfa.

Ahora preguntemos: ¿cuál es la naturaleza de la radioactividad de la emanación? ¿Qué clase de rayos emite? Emite sólo rayos Alfa; es decir, partículas, que tienen doble masa que una molécula de hidrógeno y marchan con una velocidad de unos 17.000 kilómetros por segundo. Al abandonar estas partículas, se cambia en una substancia sólida llamada radio A.

El radio A produce más rayos Alfa y se convierte en radio B. El radio B produce rayos Beta y Gamma, pero no rayos Alfa, y se convierte en otra substancia sólida, radio C, que produce rayos Alfa y Beta y se transforma en radio D. El radio D sólo produce pocos rayos Beta y se transforma en radio E, que produce rayos Beta y Gamma y se transforma en radio F, que da rayos Alfa. Los radios A, B, C, D, E y F son los que forman la materia radioactiva que se deposita sobre cualquier objeto que alcance y es la base fundamental de la radioactividad del radio en sí.

La transformación del radio se efectúa por etapas, según hemos mencionado, y estas transformaciones o etapas se producen por explosiones, con pérdida de partículas.

Por consiguiente, los átomos de radio emiten partículas Alfa y los átomos se convierten en emanaciones gaseosas; los átomos radio C producen y emiten partículas Alfa y Beta y sus átomos se convierten en átomos radio D; los átomos radio E producen rayos Beta y Gamma y se convierten en radio F. Es una disolución explosiva y progresiva del átomo original de radio.

Se calcula que el radio se disipa o gasta a razón de la mitad de su volumen en mil setecientos sesenta años, y en esta proporción, aunque la Tierra hubiese estado compuesta de radio puro, no podría ya quedar mucho después de los millones de años que la Tierra existe. ¿Cómo podemos entonces explicarnos la frecuencia con que se encuentra?.

Ea única explicación posible es que se produce y crea continuamente Y se puede creer como cierto que se produce al romperse el elemento radioactivo uranio, que emite partículas y sufre varias transformaciones. Nos inclinamos a creer esto puesto que el radio se encuentra en cantidades mayores en los minerales de uranio y produce, proporcionalmente, unos 333 miligramos de radio por tonelada de uranio, y se encuentra de nuevo, aunque muy gradualmente, en las soluciones del mineral de uranio del cual se ha extraído todo el radio anteriormente.

El cambio por el cual el uranio se convierte en radio no se conoce en todos sus detalles; pero el uranio, al perder las partículas Alfa, se transforma en uranio X, y el uranio X lanza partículas Beta y Gamma, y viene a convertirse finalmente, después de varios cambios, en radio. El elemento que se puede considerar como progenitor directo del radio se llama «ionium»; lanza corpúsculos Alfa y se transforma en radio.

El radio F se ha identificado con la substancia radioactiva encontrada por Madame Curie y llamada «polonium». Este emite sólo partículas Alfa, pero es intensamente radioactivo; varias veces tanto como el radio.

Fuente Consulatada: Grandes Acontecimientos del Siglo XX Enciclopedia de Reader Digest´s

Vida De La Santa de Calcuta, Pensamientos de la Madre Teresa

Vida De La Santa de Calcuta

MARÍA TERESA DA CALCUTA: La India es uno de los estados más grandes del mundo. Posee inmensas riquezas en todo su territorio y su subsuelo, además de una de las poblaciones más numerosas del planeta. Bombay, Delhi o Calcuta son grandes centros urbanos donde unos pocos privilegiados llevan una vida fácil, rodeados de un pueblo hambriento y enfermo, en los límites de la dignidad humana, resignado con su situación por una filosofía fatalista.

Allí, entre la muchedumbre, actúa sin descanso una monja menuda, vestida con su sari blanco bordeado de azul, sostenida sólo por una fe inquebrantable; es la madre Teresa de Calcuta.  Agnes Gonscha Boyaxhiu -su verdadero nombre-, nació en Skopje (Yugoslavia),en 1910, en una familia de la pequeña burguesía. Nació el 26 de agosto de 1910 en Skopje, una antigua ciudad Albania hoy perteneciente a la República Yugoslava de Macedonia.

Sus padres tenían pensado llamarla solamente Agnes, pero cuando vieron su cara parecida a un capullito, le agregaron Gonxha, que en albanés quiere decir capullo en flor.

[Seguir Leyendo Sobre Su Vida…]

DESCRIPCIÓN Y PENSAMIENTO DE MARIA TERESA DE CALCULTA
Por J.L. Martín Descalzo
El misterio de una sonrisa
Antes de conocerla, uno se imaginaba teóricamente a la Madre Teresa de Calcuta como un volcán, una mujer de rompe y rasga, capaz de arrasar y derribar montañas. Una obra como la suya, con rastros ya en todo el mundo, no se construye con sueños ni mantequilla. Por eso el desconcierto al conocerla —diminuta, encogida, mucho más vieja aparentemente de lo que es, frágil—; pero mayor lo es cuando, detrás de su fragilidad, contemplas su transparencia, esa como mágica luminosidad que la habita por dentro, su rostro de porcelana rugosa y luz, la luz de su mirada inocente.

¿Por qué sonríe?, ¿de qué sonríe esta mujer que, durante toda su vida, no ha tenido entre los ojos otra cosa que la miseria e incluso la más miserable de las miserias del mundo? Allí donde alguien sufre aparece la Madre Teresa. Allí donde ya no hay nada que hacer, ni vida que salvar, ni esperanza que alimentar, donde sólo queda el consuelo de morir con un poco menos de indignidad, allí están sus manos. Y entonces, ¿de qué ríe?, ¿por qué ríe?.

Durante muchos años me obsesionaron esos ojos de vieja luminosa. Y haciéndole una entrevista en Madrid la tenté un día: ¿Tal vez el éxito de su nombre conocido en el mundo entero? ¿Tal vez los premios que últimamente se acumulan sobre ella? ¿Quizá el haber podido ver con sus ojos el multiplicarse más que ninguna otra en el siglo o el haber sido cariñosamente privilegiada por los últimos Papas?.

Recuerdo que su contestación fue tajante: «Mi mayor alegría ha sido conocer a Cristo, naturalmente.» Y vi arder sus ojos como cuando atizas un brasero dormido. No le den ustedes más vueltas: la explicación se llama Jesús. Esta mujer cree; esta mujer ama; esta mujer sabe y se siente amada, y con un amor que llenó su juventud y que llena su vejez. Está enamorada, y vean qué cosa. ¡Enamorada a sus ochenta años! Con uno de esos amores que los jóvenes de ahora no se atreven a garantizar para media docena de años, pero que a ella le llena la vida entera.

Por si alguien lo dudaba, ella lo ha dejado escrito en una y mil ocasiones: «Nosotras somos, ante todo, religiosas, no asistentes sociales, profesoras, enfermeras ni médicas. Somos religiosas. Servimos a Jesús en los pobres; lo cuidamos, lo alimentamos, lo vestimos, lo visitamos, lo consolamos en los pobres, en los abandonados, en los enfermos, en los huérfanos, en los moribundos. Todo cuanto hacemos —la oración, el trabajo, el sufrimiento— es por Jesús.

Nuestras vidas no tienen razón ni motivación alguna fuera de Él. Éste es un punto que muchos no comprenden. Nosotras servimos a Jesús durante las venticuatro horas del día. Todo cuanto hacemos es por Él, y Él es quien nos da fuerza para hacerlo. Lo amamos en los pobres más pobres. Él está siempre en primer término para nosotras. Por Él trabajamos, a Él vivimos consagradas. Él nos da la fuerza para llevar la vida que llevamos y para sentirnos felices en ella. Sin Él, no seríamos capaces de hacer lo que hacemos.

Y de lo que no seríamos, desde.luego, capaces es de hacerlo durante toda una vida. Un año quizá; algunos años posiblemente. Pero no una vida entera, sin miras de reconocimiento, sin esperar a cambio nada que no sea sufrir con Aquel que nos amó tanto que dio su vida por nosotros. Sin Jesús, nuestras vidas carecen de sentido, resultan incomprensibles. Jesús es la explicación, la única, de nuestras vidas.»

La cosa no tiene vuelta de hoja: aquí no hay fáciles explicaciones humanitarias o, más o menos vagas aspiraciones reformistas. Aquí se ama sin más historias. Y se ama con las manos, actuando, para que no se nos quede el amor enredado en las lejanías románticas del corazoncito lleno de deseos inútiles.

Pero es que además y tal vez sobre todo, la Madre Teresa de Calcuta ha roto para siempre la vieja distinción: ¿amamos al hombre por amor al hombre o por amor a Cristo? Teresa habría sonreído: ¡Qué tontería! ¡Qué pregunta tan tonta! ¡Pero si el hombre «es» Cristo! ¡Pero si Cristo «es» el hombre, este hombre!

Haber tomado la encarnación de Dios al pie de la letra es probablemente la mayor aportación teológica y cristiana que la Madre Teresa ha hecho a nuestro siglo. La vieja distinción entre caridad y filantropía ha muerto. No hay que amar al hombre «por» Cristo; basta amar a Cristo «en» el hombre; basta saber que no hay dos amores, sino uno solo, pero siendo el segundo la expresión del primero.

Para la Madre Teresa es evidente. Dice a sus religiosas que deben tratar a los enfermos como el sacerdote trata la hostia consagrada: en ella bajo las apariencias del dolor, está la realidad total de Cristo. Cristo se transubstancia en pobre, en dolor, en miseria. No es que el pobre se parezca a Él, no es que el miserable nos lo recuerde, es que «es» Él, escondido, invisible, real, eucarístico.

Todo esto, naturalmente, es locura para el no creyente y es algo admirable pero no imitable para los mediocres, sin embargo ¡qué iluminador para quien se atreve a asumirlo como una realidad y no como una teoría!

Se explica por ello que para la Madre Teresa servir y dar a los pobres sea no sólo un deber cristiano, sino ante todo y sobre todo, un honor y un privilegio. Lo dice sin rodeos: «Para nosotras constituye un gran honor y privilegio poder amar y servir a Jesús bajo el disfraz de los pobres más pobres y hacerlo con nuestras tareas más humildes. Por eso damos gracias a Dios y a nuestros pobres por haber aceptado nuestro amor y humilde servicio haciendo posible de esta suerte nuestra existencia como Misioneras de la Caridad.»

Nunca ha temido Teresa la muerte. Al contrario, ¿cómo no soñar con el encuentro con el Amado? Tampoco le preocupa el futuro de su congregación: «Dios encontrará una persona más humilde, más obediente a Él, más fiel, más pequeña, con una fe más profunda y por su medio realizará cosas mayores.»

J. L. Martín Descalzo (Último artículo publicado en ABC de Madrid el 12-6-91).

Fuente Consultada:
Libro: Teresa de Calcuta Mensajes de Vida de Pedro Arribas Sánchez

Biografia de Lennon John Vida de Lennon y Yoko Ono

Biografía de Lennon John

John Winston Lennon nació el 9 de octubre de 1940, en Liverpool, Inglaterra. A mediados de la década de 1950 formó su primera banda, The Quarrymen (después de Quarry Bank High School,) que, con la adición de Paul McCartney y George Harrison, más tarde se convirtió en The Beatles.

Después de algunos años de actuar en Liverpool y Hamburgo, Alemania, surgió la «Beatlemanía» en Inglaterra y en Europa en 1963 después del lanzamiento de sus singles «Love Me Do» y «Please Please Me».

Al año siguiente, los Beatles viajaron a Estados Unidos para aparecer en «El Show de Ed Sullivan» (1948) (también conocido como The Ed Sullivan Show), y la beatlemanía explotó en todo el mundo.

La Reina Isabel II concedió a los cuatro Beatles medallas MBE en 1965, por los ingresos de importación de las ventas de su disco Lennon regresó cuatro años más tarde, como parte de una declaración contra la guerra. John y los Beatles continuaron de gira y tocaron en vivo hasta 1966, cuando las protestas por su llamado el fenómeno Beatles «más populares que Jesús» y las frustraciones de la gira hizo que la banda decidiese terminar con su carrera. Ellos se dedicaron a trabajos de estudio, grabando y lanzando álbumes como «Lonely, sargento Pepper’s y la banda de los corazones», «Magical Mystery Tour» y el «White Album».

En lugar de aparecer en vivo, la banda comenzó a hacer sus propios «clips pop» (un término a principios de vídeos musicales), donde aparecieron en populares programas de televisión de aquella época.

En 1966 John conoce a Yoko Ono en la Indica Gallery de Londres y coincidirían en más sitios. John encontró en Yoko el soporte que necesitaba en sus altibajos de carácter que tenia, después de la muerte de Brian que era el que mejor controlaba el carácter de John, este se derrumbó.

A fines de la década de 1960 John comenzó a tocar como solista y hacer sus propios discos con su segunda esposa, Yoko Ono. Sus dos primeros álbumes, «Dos vírgenes» y «Life With The Lions», eran experimentales y fracasaron, mientras que su «Wedding Album» fue casi una obra de la vanidad, pero su álbum en vivo «Live Peace in Toronto» se convirtió en un Top Ten, a finales de la década de 1960.

En la década de 1970 John y Yoko continuaron grabando juntos, haciendo apariciones en televisión y actuando en conciertos benéficos. Las tendencias políticas de Lennon se habían evidenciado desde la época de los Beatles, pero se exacerbaron con canciones como «Power to the People».

En 1971, se convierte en lo más conocido de Lennon, considerada por muchos casi como un himno: «Imagine». Por esos años decidió mudarse de Londres a Nueva York, si bien tuvo problemas para tramitar una visa. Al fin, Lennon pudo quedarse en Estados Unidos, donde inició una campaña política con conciertos y manifestaciones a favor de la paz.

En medio de esto, John y Yoko vivieron separados por más de un año; John vivió en Los Ángeles con May Pang asistente personal, mientras que Yoko vivía con el guitarrista David Spinozza. Cuando John hizo una aparición especial de Acción de Gracias de 1974, en un concierto de Elton John, Yoko estaba entre el público, y sorprendió a John detrás del escenario.

Se reconciliaron a principios de 1975, y Yoko pronto quedó embarazada. Después del nacimiento de su hijo Sean Lennon, John hizo de «amo de casa» y papá a tiempo completo, mientras que Yoko se convirtió en su director comercial, ambos parecían felices en su nueva vida juntos.

Después de una pausa de cinco años en la música y a la vista del público, hizo su regreso con su álbum «Double Fantasy», pero el 8 de diciembre de 1980, al terminar de grabar, con Yoko, unas pistas, fue asesinado por un fanático desequilibrado, Mark David Chapman, que le disparó con un revolver seis balazos, de los cuales cuatro le alcanzaron, después de haberle pedido un autógrafo esa mañana a las puertas del domicilio de Lennon, el edificio Dakota.

[Seguir Leyendo su Vida…]

Imagine: Lennon originó la separación del «Fab Four». Excéntrico creador, se negó a conformarse con lo que él percibía como un inmovilismo artístico: «El rey siempre resulta muerto por sus cortesanos». Desde 1968 comenzó una carrera en solitario con su musa.

El álbum Abbey Road marcó un punto final en la colaboración con los Beatles. John y Yoko se instalaron en Nueva York. El compromiso político desempeñaba un papel creciente en la vida de la pareja: trotskismo, no violencia, emancipación de la mujer…

La lucha por la paz adoptaba a veces formas descabelladas, como en 1969 cuando John y Yoko hicieron un «bed-in» (decidieron pasar una semana en cama como acto de protesta no violenta) en Montreal para decir no a la guerra. Esto no impidió que John grabase Imagine, uno de sus más grandes logros. Para numerosos fans, Yoko dominaba, administraba los negocios y decidía por los dos.

El desmentido de Lennon fue: «Soy incontrolable». Después de éxitos desiguales, Lennon se sumergió en un mutismo de cinco años. La pareja se repartió las tareas: para Yoko la gestión de los negocios, para John los quehaceres domésticos.

Cuando John fue asesinado por Chapman, acababa de terminar la grabación de un nuevo álbum, Double Fantasy. Tal como cantó al día siguiente de la separación del grupo, «el sueño terminó», éste quedó definitivamente destrozado por una muerte absurda.

¿Por que es Famoso Einstein? Mayor Genio de la Fisica del Siglo XX

LA FAMA DE ALBERT EINSTEIN

La obra teórica de Einstein coronó una serie de estudios previos que otros científicos habían realizado en el campo de la geometría y la matemática. Su principal aporte a la ciencia contemporánea fue la teoría de ¡a relatividad. Las ideas de Einstein significaron una nueva manera de observar el mundo, comparable, por su importancia en la historia de la ciencia, a los estudios de Newton. En la representación del universo que surgió de la mente de Einstein, el espacio, el tiempo y el movimiento no tienen un carácter absoluto, dependen de la posición del observador.

Einstein, Albert (1879-1955)
El físico alemán-americano Albert Einstein, nacido en Ulm, Alemania, Marzo 14, 1879, muerto en Princeton, N.J., Abril 18, 1955, contribuyó más que cualquier otro científico a la visión de la realidad física del siglo 20.

Al comienzo de la Primera Guerra Mundial, las teorías de Einstein -sobre todo su teoría de la Relatividad- le pareció a muchas personas, apuntaban a una calidad pura de pensamiento para el ser humano. Raramente un científico recibe tal atención del público pero Einstein la recibió por haber cultivado la fruta de aprendizaje puro.

Los padres de Einstein, quienes eran Judíos no vigilados, se mudaron de Ulm a Munich cuando Einstein era un infante. El negocio familiar era una fábrica de aparatos eléctricos; cuando el negocio quebró (1894), la familia se mudó a Milán, Italia. A este tiempo Einstein decidió oficialmente abandonar su ciudadanía alemana.

Dentro de un año todavía sin haber completado la escuela secundaria, Einstein falló un examen que lo habría dejado seguir un curso de estudios y recibir un diploma como un ingeniero eléctrico en el Instituto suizo Federal de Tecnología (el Politécnico de Zurich).

[Seguir Leyendo Sobre Su Biografía…]

¿A qué se debe la popularidad de Einstein? ¿Tal vez a que fue uno de los grandes revolucionarios de la ciencia? No cabe duda de que lo fue, pero tampoco cabe duda de que en nuestro siglo ha habido muchas otras revoluciones científicas, igualmente importantes, producidas por científicos muchísimo menos conocidos que Einstein. Baste recordar las teorías cuánticas, la física nuclear, la teoría sintética de la evolución, la biología molecular, la psicología fisiológica y la sociología matemática, por no mencionar revoluciones técnicas tales como la televisión, la informática y la exploración espacial. Es obvio entonces que el ser revolucionario en ciencia o en técnica no garantiza la fama.

Es posible que la celebridad de Einstein se deba a la conjunción de cinco características: obra científica, impacto desconcertante de la misma, opiniones desusadas sobre asuntos mundanos, atribución de la bomba atómica y personalidad. Analizaremos brevemente estos cinco rasgos.

La obra científica de Einstein fue notable por haber abarcado una multitud de problemas difíciles y profundos durante medio siglo. (El científico corriente trabaja en un solo campo y produce su obra principal en el curso de un puñado de años, dedicando el resto de su vida a trabajos menores, a enseñar o a administrar.) Einstein contribuyó a probar la existencia de átomos y moléculas, de la que sé había dudado hasta entonces.

Postuló la existencia del fotón o quantum luminoso. Construyó la teoría especial de la relatividad, en particular la mecánica relativista. Edificó la relatividad general, o teoría del campo gravitatorio. Y fue uno de los fundadores de la física cuántica. Recibió el premio Nobel por uno de sus primeros trabajos (el referente al fotón), pero pudo haberlo recibido por cualquiera de otros tres o cuatro trabajos, o incluso por su brega por la paz mundial En resumen, mereció media docena de premios Nobel.

El impacto de algunas de las contribuciones de Einstein fue desconcertante para la mayoría de la gente. Muchos científicos se negaron inicialmente a aceptar las ideas einsteinianas de que las distancias y duraciones, así como (as masas y energías, no son absolutas sino relativas al sistema de referencia. Muchos legos extrajeron la conclusión equivocada de que Einstein había probado que todo es relativo e incluso subjetivo.

La mayoría de los científicos cerraron los ojos a las objeciones que Einstein formulara a algunos aspectos de las teorías cuánticas. Otros reconocieron que, aunque estas teorías son exitosas, Einstein puso el dedo en algunas llagas. En todo caso, las ideas científicas de Einstein causaron una profunda impresión, unas por ser bien entendidas como revolucionarias, y otras por ser mal entendidas como conservadoras.

El tercer rasgo de la vida de Einstein que contribuye a explicar su popularidad es que, desde 1920 hasta su muerte, fue lo que hoy llamaríamos el gurú, o sabio consejero, de la humanidad. Se le consultaba acerca de todo: psicoanálisis, parapsicología y religión; nazismo, socialismo y sionismo; guerra, paz y bomba atómica.

Einstein escribió tanto o más sobre problemas públicos que sobre ciencia. Al igual que al filósofo romano, nada humano le era ajeno. Uno de los episodios más difundidos y peor comprendidos de la vida de Einstein fue su participación en la construcción de la primera bomba atómica.

Hay quienes creen que ésta fue diseñada con ayuda de las teorías de Einstein; otros piensan que éste fue quien persuadió al presidente Roosevelt de que ordenara la construcción de la bomba. Nada de esto es verdad. La famosa fórmula einsteiniana E=m.c² que relaciona la energía con la masa no fue sino una de las muchísimas fórmulas que aparecen en las teorías del núcleo atómico. La base científica de la tecnología nuclear es la física nuclear, no la teoría de la relatividad.

Los enormes progresos alcanzados en física y astronomía en el último siglo se deben en gran proporción al trabajo realizado por Einstein entre 1905 y 1917. Si no hubiera existido, otros físicos habrían realizado ese trabajo con el paso del tiempo. Algunos descubrimientos habrían aparecido pocos años después, otros se habrían demorado décadas.

La teoría general, su más grande logro y el de mayores implicaciones, no estaba en la pantalla de radar de nadie en los tiempos en que Einstein la desarrolló. Hoy por hoy, ¿la habrían descubierto ya los científicos? Nadie lo sabe. Pero Einstein vivió y construyó sus revolucionarias teorías. El mundo es en gran medida como es gracias a él. Y todo comenzó en una oficina de patentes de Berna, Suiza, hace un siglo.

Rigoberta Menchú Premio Nobel de la Paz Defensora de Indigenas

Rigoberta Menchú
Premio Nobel de la Paz 1992

Rigoberta Menchú Premio Nobel de la Paz 1992El comité del Premio Nobel realizó toda una declaración política en 1992, el  500 aniversario del primer viaje de Colón a América, al otorgar el Premio de la paz a la defensora de  los derechos humanos guatemalteca Rigoberta Menchú, una  india quiché de 33 años, que había trabajado durante más de una década para denunciar la sistemática opresión que sufría la población indígena de su país, un 80 por ciento del total.

Durante 32 años de insurrección civil (la más larga de la historia latinoamericana), una serie de regímenes militares había asesinado a unos 150.000 ciudadanos, muchos de ellos campesinos indios que se rebelaron contra el sistema de plantaciones de Guatemala. Otras 50.000 personas habían «desaparecido» y miles más se habían convertido en refugiados.

La misma Menchú había perdido a cinco parientes. Uno de sus hermanos, que trabajaba en una plantación de café, murió a causa de los pesticidas y otro, por desnutrición. Otro hermano fue azotado y quemado vivo por las fuerzas de seguridad, que lo acusaron de «comunista». Su padre, un sindicalistas, fue uno de los 39 refugiados muertos en la Embajada española, incendiada por soldados del gobierno.

Su madre fue violada y torturada por los soldados hasta morir. En 1980 Menchú, a riesgo de morir, ayudó a organizar una huelga en una plantación, que fue apoyada por 80.000 campesinos. Cuando las fuerzas de seguridad se acercaron, huyó del país.

Los activistas internacionales la apoyaron, pero en su país se la consideraba subversiva. Utilizó el dinero del Nobel para establecer una fundación para los derechos humanos con sede en México dirigida a todos los indios de América.

En 1993, a pesar de la represión, regresó a su país. Al año siguiente, la guerrilla y el gobierno de Guatemala firmaron un pacto de paz. Entre las estipulaciones figuraba una investigación de la ONU sobre los abusos del pasado.

Ver Fragmento de su Discurso al Recibir Su Premio