Pericles

Biografia de Aristofanes Comedia Griega

Biografia de Aristofanes – La Comedia Griega

Aristófanes, el hombre de la palabra acerada y cáustica, es el representante más brillante de la comedia griega antigua. Nadie como él para lanzar entre burla y burla una idea política, un trallazo contra las costumbres públicas o el régimen imperante.

Vivió en la Atenas del siglo de Pericles, conmovida por tanta belleza y tanta gloria, precursoras de la miseria y el desastre con que acabó la centuria.

aristofanes
Aristófanes ( Atenas, 444 a. – Atenas, 385 a. C.) fue un comediógrafo griego, principal exponente del género cómico.

El mismo pertenecía por su familia — su padre Filipo y su madre Zenadora — al demos Kythadenaioni situado en el corazón de la prestigiosa ciudad.

Pero, no obstante, es probable que su juventud transcurriera en el campo, pues de otro modo no habría podido describir la vida rural , con tanto realismo, afecto y maestría.

Sus enemigos, que no dejaron de combatir su actitud y su ideología, le regatearon el título de ciudadano de Atenas. Pero Aristófanes pudo demostrar lo infundado de tal opinión.

Aunque no poseemos noticias directas sobre su educación literaria, puede asegurarse que ésta fué muy cuidadosa, pues en sus comedias hace gala de una vasta erudición artística y literaria, y en toda su producción se nota un corte de elegancia espiritual muv notable.

Sus autores preferidos fueron Esquilo y Sófocles; en cambio, lanzó sus diatribas contra Eurípides y la lírica nueva, así como contra los sofistas y la filosofía contemporánea. En realidad, Aristófanes era de raigambre intelectual aristocrática y de orientación conservadora, partidario de la paz y de la colaboración con Esparta, enemigo declarado de los demagogos al uso — como Cleón e Hipérbolo —, que representaban la ascensión de lo populachero al poder.

Su vida y su producción literaria se hallan ceñida por tales características ideológicas. Apenas represents da la segunda de sus comedias — Los Babilonios (426) —«en que ridiculizaba los procedimientos de los de mócratas, Cleón lo lleva ante los tribunales y le acusa de usurpación de ciudadanía. Aristófanes triunfa en la prueba, y prosigue con sus mismas directrices anteriores.

El partido democrático es el blanco preferido de su verbo cáustico, anegándolo en un caudal de virulencia y ferocidad, pero al mismo tiempo de eficacia política y maestría artística.

Durante dos etapas, sepa-radas por un intervalo de siete años, de 427 a 421 (paz de Nicias) y de 414 a 405, Aristófanes lucha desde la escena contra los partidarios de la guerra y la violencia.

Finalmente, la revolución oligárquica triunfa. El poeta halla a los suyos en el poder y modera la fuerza de sus campañas. Por otra parte, como se han dictado leyes sobre la libertad de expresión v se han reducido los gastos de los festejos públicos, Aristófanes da a la escena comedias de mero regocijo y entretenimiento.

Sus dos últimas producciones las hizo representar bajo el nombre de su hijo Araro, para abrirle camino en el campo de las letras. Pero no logró su propósito.

El nombre de Aristófanes es inseparable del de los personajes que creó: del buen campesino Diceópolis amigo de la paz, de Los Acámeos; del miserable demagogo (Cleón) de Los Caballeros, la sátira más aguda que saliera de su pluma; del viejo loco Filocleón, que goza de las arbitrariedades judiciales y de los pleitos en Las avispas; del campesino Trigeo, quien subió al cielo en un escarabajo para pedir la concordia en La Paz: de Lisístrata y Praxágora, las sagaces mujeres atenienses que, en Lisístrata y en La Asamblea de las mujeres reclamaron la paz y se apoderaron del gobierno de Atenas.

De tantos y tantos héroes ridículos que levantaron oleadas de risas en los teatros atenienses y fueron aclamados por el ingenio chispeante y las graciosa; ocurrencias que en sus labios pusiera el gran cómico.

fuente

OTRAS BIOGRAFIAS PARA INFORMARSE:
Biografia de Juan Knox
Biografia de Lutero
Biografia de Calvino
Biografia de Pirro de Piro
Biografia de Epicuro
Biografia de Aristofanes
Biografia de Tucidides
Biografia de Juliano El Apostata

Biografia de Maeterlinck Mauricio Obra Literaria Las Abejas

OBRA LITERARIA DE MAETERLINCK MAURICIO

Maeterlinck Mauricio (1862-1949), autor belga, nació en Gante, el 29 de agosto de 1862, y estudió leyes en la universidad de esta ciudad. Conocido fundamentalmente por sus obras de teatro, por las que recibió el Premio Nobel en 1911. Se dedicó a la docencia en EE.UU. Regresó a Europa después de la segunda guerra mundial y murió el 6 de mayo de 1949, en la localidad francesa de Niza.

Mauricio Maeterlinck, el gran escritor belga, ofreció hace tres cuartos de siglo, en 1901, un trabajo que presentaba una curiosa mezcla de nociones prácticas y literatura del mejor cuño: «La vida de las abejas». «No tengo la intención de escribir un tratado de apicultura», declaró su autor. «Todos los países civilizados los poseen excelentes y es inútil rehacerlos».

Más adelante, señaló: «Tampoco se trata de una monografía científica .. ., ni de una colección de estudios nuevos. No diré casi nada que no conozcan todos los que han observado un poco a las abejas». Y, algunos párrafos después, concretaba su pensamiento del siguiente modo: «Quiero hablar, simplemente, de las blondas avecillas de Ronsard, como se habla, a los que no lo conocen, de un objeto amado».

Este maravilloso estudio de Maeterlinck comprende siete extensos y documentados capítulos, cuyas denominaciones indican, de por sí, la excelente programación de la obra: «En el umbral de la colmena», «El enjambre», «La fundación de la colmena», «Las reinas jóvenes ‘, «El vuelo nupcial», «La matanza de los zánganos» y «El progreso de la especie».

Este valiosísimo material va seguido por una amplia bibliografía, con citas de libros que, en algunos casos, como en el de Aristóteles, Virgilio y otros, se remontan a la Antigüedad, junto con modernos estudios, monografías y manuales prácticos. El autor de «La vida de las abejas» Mauricio Maeterlinck, falleció en Niza, casi nonagenario, en 1949. Es considerado uno de los mayores poetas y dramaturgos de su tiempo.

La antigua y pintoresca ciudad de Gante, en Bélgica, donde nació el 29 de agosto de 1862, alimentó, seguramente, sus posteriores sueños de alcanzar la perfección espiritual a través de un éxtasis religioso, de un misticismo que pudiere elevar su alma hasta límites inimaginables. Premio Nobel de Literatura, en 1911, se vinculó desde joven a la escuela simbolista, cuyos postulados poéticos compartió. Surgieron así, en 1889, sus primeros volúmenes de versos y, ese mismo año, un drama rimado, «La princesa Maleine», que luego prosificó y fue representado, en París, con gran éxito. El diario «Le Figaro» calificó a su autor como «el Shakespeare belga«.

Misteriormente, Maeterlinck dio a conocer «La intrusa» -donde aparece, magnificada, la presencia de la muerte- y «Los ciegos» (creaciones, ambas, de 1890). Siguieron, entre otras, «Pélleas et Mélisande» (1892), a la que pondría música Debussy; «El tesoro de los humildes» (1896) y la fantasía en cinco actos «El pájaro azul», cuyo despliegue imaginativo resulta, todavía ahora, sorprendente.

Mención aparte merecen otros dos ensayos sobre temas de la naturaleza que integran, junto a «La vida de las abejas», un tríptico sin igual. Son ellos: «La vida de los termes«, donde describe las costumbres de estos insectos que corroen la madera, y «La inteligencia de las flores«, escritos, junto con la primera obra, entre los años 1901 y 1907. Caso singular, donde el estro poético y la erudición lograron combinarse sabiamente.

La sagaz observación de la naturaleza permitió a este singular escritor belga que no se caracterizaba, precisamente, por su optimismo, llegar a una especie de negación de lamuerte, teniendo en cuenta el misterioso principio que alienta en la energía universal.

Atento lector de Novalis, su posición simbolista estuvo en cierto modo coparticipada por un aliento romántico en el cual el sentido vital aparece como la más grande e inmarcesible de las metáforas.

Una especie de gran respeto ante el misterio de lo vivo, como fenómeno que excede todos los encasillamientos y las previsiones, proyecto abierto que se nutre a sí mismo para seguir adelante, fluye de sus páginas. Sin encerrarlo en ninguna de las confesiones, es la refirmación del espíritu el mensaje que contiene su notable construcción estilística.

Fuente Consultada: Fasc. N° 32 de la Enciclopedia Ciencia Joven Edit. Cuántica – Los Estilos Griegos –

Grandes Amantes de la Historia Biografia de Condesa Castiglione

 Biografía de Condesa Castiglione

Virginia Oldoini: La mujer que conquistó a Napoleón III

Condesa Castiglione, amante de la historiaEl atrevimiento y la inteligencia se conjugaron a la perfección en la vida de la Condesa de Castiglione, que supo en todo momento sacar provecho no sólo de sus atributos físicos, sino también de una lúcida y brillante mente que le permitieron lograr cada uno de los cometidos que se propuso en su controversial existencia.

Si bien la Condesa ha sido siempre conocida por su título de nobleza, seguramente al escuchar su nombre, Virginia Oldoini, nos remita a la figura del Napoleón III, debido a que esta mujer de origen aristocrático logró conquistar el corazón del Emperador de Francia y convertirse en su amante.

No obstante, podemos vislumbrar su belleza enigmática y su hazaña única cuando nos encontramos como espectadores ante una de las tantas fotografías del artista Pierre-Louis Pierson, ya que Virginia Oldoini colaboró como modelo en varias oportunidades para sus capturas.

Las fotografías que se suceden demuestran sin dudas la idiosincrasia con que siempre se manejó la Condesa, sobre todo cuando vemos aquellos retratos en que Virginia muestra sin pudor alguno sus piernas y sus pies desnudos, o incluso en la fotografía en que aparece vestida como la Reina de Corazones.

Su personalidad avasallante, su belleza única y su inteligencia inquieta fueron las armas que la joven, que nació un 22 de marzo de 1837 en Florencia, Turín, utilizó para lograr adueñarse del corazón y la mente del hermético emperador Napoleón III, a quien consiguió influenciar poderosamente gracias a sus atributos, y convertirse en una de las principales responsables de la unificación italiana.

Gracias al hecho de haber nacido en el seno de una familia perteneciente a la nobleza itálica, Virginia fue educada durante su niñez y juventud dentro de un entorno cultural que la llevaron a desarrollar el contenido potencial de sus inmensas capacidades intelectuales.

Mientras tanto, a la par crecía vertiginosa la belleza innata de la joven, que ya desde niña lograba captar la atención de todos, y que con los años la convertiría en la mujer más deseada por los hombres oriundos de Turín, París y Londres.

Su título de Condesa le fue otorgado en plena juventud, cuando con diecinueve años Virginia fue obligada a convertirse en la esposa del Conde Francisco Verasis de Castiglione, que en aquellos tiempos se desenvolvía como ayudante del rey Victor Manuel.

La unión matrimonial empujada por la familia de Virginia se debió en gran parte a ciertos escritos producidos por la joven, que durante años colmaron las páginas de su diario íntimo, y que en una ocasión llegaron a manos de sus padres.

Dicho diario transcribía con lujo de detalles las diversas experiencias amorosas y sexuales de la joven Virginia, que al parecer habían comenzado a la corta edad de dieciséis años, cuando se produjo su primera aventura carnal con un oficial de la marina.

Cuando estas atrevidas páginas llegaron a las manos de la familia de Virginia, ya apodada en aquel momento Necchia, fue el momento elegido para hacer que la joven abandonara esa vida de cortesana, por lo que decidieron casarla con el Conde Francisco Verasis de Castiglione, boda que se concretó en el mes de enero de 1854.

La relación matrimonial no logró alcanzar las expectativas que ambos cónyuges tenían, debido principalmente al abismo que existía en sus personalidades.

Cabe destacar que Virginia se caracterizaba por ser una joven caprichosa, que gustaba de disfrutar de fiestas y rodearse de lujos, mientras que el Conde Francisco poseía un carácter más bien introvertido, por lo que no solía compartir las preferencias de su bella esposa.

Esto seguramente provocó que Necchia, en su arrebato atrevido acostumbrado, diseminara por todos los rincones de su ciudad natal y más allá de aquellos límites, el desafortunado comentario que aseguraba que su esposo era un «verdadero imbécil».

A pesar de que los dichos de Virginia llegaron a los oídos del Conde, su matrimonio continuó como de costumbre, e incluso tuvieron un hijo al que llamaron Giorgio.

Luego de convertirse en madre, y por ende cumplir con los mandatos de su esposo, Necchia decidió retomar su divertida vida, regresando a las largas noches de fiestas y lujos que tanto le apasionaban.

Fue precisamente en una de dichas reuniones nocturnas, que Necchia se reencontró con su primo Cavour, que por aquel entonces se desenvolvía como primer ministro del rey Víctor Manuel II de Cerdeña y el Piamonte.

Cavour no sólo comprobó que su prima ya era una mujer, sino que además se percató de su maravillosa belleza y su singular inteligencia, una conjunción que podría llegar a ser más que útil para sus planes políticos de independencia, por lo que inmediatamente le propuso a Necchia convertirse en espía y de esta manera conquistar el corazón del Emperador de Francia, Napoleón III.

La estrategia política entonces se convirtió en una verdadera manipulación sobre las decisiones de Napoleón III, por lo cual la joven condesa debió desplegar todo su encanto y astucia con el fin de enamorar al Emperador francés, y conseguir mediante sus sensuales regalos en el lecho toda la información confidencial de los próximos pasos que planeaba llevar a cabo el mandatario en el territorio.

Asimismo, Necchia debía lograr influenciar las decisiones de Napoleón III, con el fin de convencerlo para que sus tropas se enfrentarán a Austria y abandonaran el territorio de Italia, y de esta forma hacer posible la unificación de la región italiana, para lo cual la condesa utilizó sus más poderosas armas.

Se dice que al principio el Emperador, a pesar de hallarse totalmente deslumbrado por la joven, se reusó a iniciar un romance con Necchia, pero que finalmente y luego de la insistencia de la condesa, Napoleón III quedó cautivo de su encanto y se entregó por completo al idilio amoroso y la aventura sexual que le ofrecía esta hermosa joven.

El controvertido romance se extendió por algo más de un año, y a Necchia le valió el apodo que la señalaba como «la mujer del coño de oro imperial», debido a su condición de atrevimiento y a su constante e irrefrenable comportamiento sexual exhibicionista.

Cuando la aventura amorosa de Napoleón III llegó a la boca de todo su pueblo, la apasionada relación que mantenía con Virginia debió ser culminada abruptamente, y así fue que la condesa regresó a Turín, su ciudad natal, habiendo triunfado con creces en su misión.

Cabe destacar que según el testimonio de una gran cantidad de historiadores, su marido, el Conde Castiglione se encontraba al tanto y de acuerdo con la misión que le habían encomendado a su mujer, por lo que jamás se interpuso en el romance que mantuvo Necchia con Napoleón III.

Los años pasaron y mientras tanto Virginia continúo en su constante camino de diversión, seduciendo a un sinfín de hombres procedentes de la nobleza, entre los que podemos recordar al rey Victor Manuel II, el príncipe Henri de la Tour d’ Auvergne, el barón James de Rosschild, entre otros célebres caballeros y aristócratas.

No obstante, la belleza es un don efímero que hace que hasta la más hermosa de las flores se marchite, y eso fue precisamente lo que le sucedió a Necchia, que poco después de cumplir los 40 años, y a pesar de encontrarse aún en su juventud, la realidad de su vida la condujo por el camino de la locura.

Tal es así que debido a su permanente comportamiento excéntrico por las calles de París, el pueblo la comenzó a llamar «la loca de la plaza Vendóme».

La muerte implacable le terminó por arrebatar el último bosquejo de aquella belleza que años atrás había cautivado a todos los hombres que tuvieron la oportunidad de conocerla.

Y así fue que un frío 28 de noviembre de 1899 murió sola, cuando ya había sido olvidada por todos los nobles que en algún momento la amaron incondicionalmente.

Fuente Consultada: Graciela Marker

grandes amantes

Aspasia de Mileto Mujer de Pericles Hetaria y Esposa Vida de Aspasia

Aspasia de Mileto: Mujer de Pericles, Hetaria y Esposa – Vida de Aspasia

Aspasia, la cortesana más famosa de la antigüedad, vivió con Pericles, el líder ateniense en el siglo V antes de Cristo. El matrimonio había sido afectado por la prohibición del matrimonio entre atenienses y los extranjeros. Según Mario Attilio Levi, un biógrafo de Pericles:

«Después de un matrimonio fracasado, que acabó en divorcio, se unió a Aspasia, una mujer de gran cultura y la educación superior, natural de Samos, que no podían casarse porque el matrimonio con mujeres de esa isla no se encontraban entre los que estaban consintiendo entre los atenienses y los extranjeros…..Aspasia, ganó muchos amigos en el medio intelectual. «

Aspasia de Mileto Mujer de Pericles Hetaria y Esposa Vida de AspasiaAspasia nació en torno al año 480 a.d.C. en la ciudad griega de Mileto. Hija de una familia distinguida, se le atribuyen una belleza e inteligencia sin igual en el mundo antiguo.

Aspasia se convirtió rápidamente en una celebridad gracias a su belleza, talento e ingenio, frecuentando los mejores círculos de la ciudad.

Entre sus amistades figuraban personajes de la talla de Sócrates, Fidias, Alcibíades, Jenofonte y por supuesto: Pericles

Cuenta la historia que…. preocupaba en Atenas la gran cantidad de matrimonios entre hombres de la aristocracia y mujeres del pueblo llano, incluso hetarias , simples prostitutas o esclavas.

A las jóvenes de clase social alta les costaba cada vez más conseguir un candidato, y esto preocupaba a las familias ricas, porque frustraba su política de alianzas y concentración de riquezas.

Pericles lo solucionó muy rápido: prohibió el matrimonio entre hombres y mujeres de distintas clases sociales.

El mismo estaba casado con una dama muy aristocrática, con la cual tenía dos hijos.

Pero por esa época, alrededor del año 450 a.C., llegó a la ciudad Aspasia, una de las tantas mujeres que venían de Mileto a triunfar en la metrópoli más importante de la región. Aspasia había amasado fortuna dirigiendo un burdel en su ciudad natal aspiraba a más: en Atenas, aprovechando su gran inteligencia y cultura, cambió de rumbo y fundó una escuela de filosofía y declamación para los jóvenes.

Tenía veinticinco años, el cabello dorado y una voz melodiosa y expresiva. Tuvo tanto éxito con sus clases, que filósofos como Sócrates y Eurípides asistieron a ellas. El cuarentón Pericles tampoco quiso perdérselas… Y se enamoró perdidamente de Aspasia.

aspacia de mileto

Pronto fueron amantes, y ella quedó embarazada. Lo cual no hubiera sido nada del otro mundo si Pericles no hubiese pretendido casarse con ella, contraviniendo la propia y dichosa ley.

La oposición de la sociedad fue tal que no logró convertir a la cortesana extranjera en su legítima mujer. Pero se divorció, la llevó a su casa y vivió muchos años junto a su lado. Se dice que ella estaba detrás de muchas decisiones suyas, y que le escribía los discursos, como la memorable oración fúnebre que pronunció al comenzar la guerra del Peloponeso, y justamente, con respecto a esta guerra que terminó con la buena estrella de Pericles, los detractores de Aspasia sostenían que se originó por instigación de ella: además afirmaban que continuaba regenteando a prostitutas, y que al ser raptadas dos de ellas por oficiales de Megara, una polis vecina, había convencido a su amor de atacar aquella ciudad.

Aspasia aunaría los roles de esposa y de hetaira, dado que solo por este estatus, podía incorporarse a los círculos masculinos de la sociedad ateniense; también fue maestra de oratoria, según se puede leer en el Menexeno de Platón. Finalmente fue sometida a un proceso de impiedad; en torno a ello podemos suponer que se desarrollo el incipiente movimiento de emancipación femenina.

Pero es más fácil que la auténtica causa residiese en el afán expansionista de Atenas, a la cual  le venia muy bien asegurarse el control del Mar Egeo. De hecho, la polis era prácticamente un imperio que se había extendido a Sicilia, la costa gaditana, diferentes rincones de Asia Menor y numerosos archipiélagos.

Fue una catástrofe en la que murieron cientos de ciudadanos, que al encerrarse en las murallas d Atenas cayeron víctimas de la inexorable peste Por esta causa Peñoles fue apartado del poder. Pero volvió ocho años después, siempre con Aspasia a su lado, quien le sería fiel hasta la muerte.

La de él: al mes de quedarse sola, la viuda no dudó en casarse con un rico comerciante de la ciudad. Y retornó a las fuentes: fundó una «Academia de Elocuencia y Arte Amatorio», a la que iban a aprender las jóvenes que aspiraban a hacer carrera como hetairas. Una de sus mejores discípulas fue Lais de Corinto.

Fuente Consultada: Amantes y Cortesanas de Cecilia B. Madrazo

Porque se dice amor platonico? Mito de la Caverna de Platon Las Ideas

¿Por qué se dice amor platónico? Mito de la Caverna de Platón 

LAS IDEAS SEGÚN PLATÓN
El mito de la caverna y la realidad:
Platón filosofo griegoPara hablar de la condición humana, Platón utiliza una imagen: la caverna. Los hombres, que se encuentran en un estado de ignorancia, viven dentro de la caverna, encadenados, mirando hacia la pared del fondo. Detrás, hay un fuego que proyecta sombras de objetos y personas que circulan entre la fogata y los cavernícolas.

Como lo único que conocen y han visto son las sombras cambiantes que se mueven en la pared, creen que esas sombras son objetos reales. Se ha comparado este escenario de la caverna con un cine actual: los espectadores se conmueven, se alegran o se entristecen con personajes y iranias que sólo son imágenes proyectadas, aunque parecen muy reales. Pero hay una diferencia.

En un cine, el espectador sabe que lo está viendo una película; en cambio el cavernícola, no lo sabe. Como sucedería, entonces, si uno de esos prisioneros fuera liberado? Platón describe el difícil y esforzáis camino que el cavernícola libéralo debe atravesar para alcanzar a ver las cosas verdaderas y recocer que lo que antes consideraba real sólo era una ilusión.

En el proceso de ascenso, una metáfora sobre la educación, el prisionero puede ver primero, los objetos de los cuales antes conocía sus sombras; y después, saliendo de la caverna  aquellos objetos más claros iluminados por el Sol. Estas realidades bellas y verdaderas -las ideas- son  los modelos de los objetos reales y de las sombras. El último momento de esta ascensión es contemplar el Sol mismo que es la idea del bien.

¿QUE ES EL AMOR PLATÓNICO? ¿Una alucinación? ¿Un sueño ideal? Para el imaginario popular, el amor platónico se asocia a relaciones románticas e imposibles, lejanas. Se dice que se está enamorado platónicamente cuando el corazón se desboca ante la visión idealizada e inalcanzable de la persona amada.

Pese al paso del tiempo, el adjetivo platónico se mantiene vivo aun entre quienes ignoran que hace unos 25 siglos, en una ciudad llamada Atenas, vivió un filósofo llamado Platón.

LA «MEDIA NARANJA» ¿Era ese amor ideal el que el viejo filósofo describió bellamente en sus Diálogos’? En el Banquete, uno de los escritos que Platón dedicó al tema, sobresale el discurso de Aristófanes. Para explicar el misterio de la atracción que unos sienten hacia otros, acude al mito del andrógino original.

Se habla, entonces, de tres sexos: el masculino, el femenino y el andrógino, compuesto por seres dobles. Estos últimos eran fuertes, inteligentes y amenazaban a los dioses. Zeus montó en cólera y decidió dividirlos. Las mitades separadas andan en busca de su mitad complementaria.

De la metáfora de Platón se desprende una idea que, desde entonces, permanece en la memoria histórica de los hombres: somos seres incompletos y el deseo amoroso consistiría en la búsqueda de la otra mitad, la «media naranja». Pero Platón va más allá y logra complementar esta interpretación del amor con una vuelta de tuerca: no se ama realmente a la otra mitad, a no ser que sea buena y bella.


LA LLAMA QUE NO SE APAGA Amor. Cuatro letras cuyo significado inabarcable dio pie a tantas interpretaciones como corazones enamorados hubo. No importa su confrontación con lo real ni su corrupción por el paso devastador del tiempo.

El amor es una emoción que escribe y escribirá el destino de los hombres. El escritor mexicano Octavio Paz, en su ensayo La llama doble, advierte que la desaparición del amor significaría el fin de la civilización.

Pero este riesgo parece lejano. De igual modo que las personas necesitan creencias y certezas para seguir viviendo, los hombres y mujeres seguirán cayendo bajo el hechizo del amor verdadero. Según Platón, el que ha sido inspirado por las cosas bellas del mundo.