Personajes Enigmaticos

Logia Propaganda Due P2 Licio Gelli Banco del Vaticano Conspiracion

Logia Propaganda Due P2
Licio Gelli Banco del Vaticano

Roberto Calvi, lejos de ser un simple banquero corrupto al que la mafia asesinó porque le debía dinero, es un nudo donde se entrecruzan los múltiples mecanismos de intervención norteamericanos sobre el viejo continente.Tráfico de influencias, corrupción, complicidad con la extrema derecha y con la Mafia… ¿Y si detrás de la mayoría de los acontecimientos políticos y terroristas ocurridos en Italia desde hace cerca de 20 años estuviera como iniciador o manipulador Licio Gelli y su logia masónica P2?

INTRODUCCIÓN: El Banco Ambrosiano era el nodo italiano de la red financiera internacional controlada por Michele Sin-dona, un ex mañoso de la «familia» Gambino en los Estados Unidos. Este personaje trabó amistad con Licio Gelli, empresario textil y gran maestre de la logia P2. Al relacionarse con la Curia, Sindona y Gelli propusieron al cardenal Paul Marcinkus, titular del Banco Vaticano, que éste participara en el Ambrosiano.

Marcinkus hizo excelentes inversiones a través del Banco de Sindona, y éste y su cómplice utilizaban la estructura del Banco Vaticano para lavar dinero negro y evadir impuestos. La Iglesia, la Mafia y la Logia mantuvieron esta provechosa complicidad hasta que la crisis del petróleo en 1972 y el fallo de algunas grandes inversionesv provocaron la quiebra del Ambrosiano y la huida de Sindona a Estados Unidos. Se descubrió entonces que el Vaticano era uno de los accionistas, y estalló el consecuente escándalo.

Logia Propaganda Due P2 Licio Gelli Banco del Vaticano ConspiracionEl sábado 16 de abril de 1994, el tribunal  de Roma condenaba a 17 años de prisión a Licio Gelli, el antiguo Gran Maestro de la logia masónica Propaganda Due (Propaganda Dos). Así terminaba, tal vez en forma provisional, el folletín de lo que dio en llamarse también la logia P2.

En 1981, el presidente Consejo italiano, Giovanni Spadolini, ha mandado inhabilitar esta logia después de hacer pública la lista de 962 miembros del amento, industriales, militares y agentes servicio secreto que se consideraban sospechosos de haber intentado, desde 1969, desestabilizar las instituciones, suscitando en el país un ambiente de tensión y violencia.

Una comisión investigadora había recopilado serie de documentos con miras a estableas nexos existentes entre la logia secreta, los medios de la extrema derecha y la Mafia.

Hasta 1982 no se pudo confirmar la implicación de la logia P2 en la economía italiana y esto como resultado del escándalo de la quiebra del Banco Ambrosiano, primer banco privado italiano, y de la misteriosa muerte de Roberto Calvi, su director general, quien fue encontrado ahorcado bajo un puente de Londres el 18 de junio de 1982.

Hablar de la P2 es referirse a un auténtico Estado dentro del Estado, con íntimas conexiones con la CIA, y base en Italia de la red Gladio, una estructura secreta a través de la cual EEUU ha intervenido durante décadas los Estados europeos.

Roberto Calvi (imagen), que era miembro de la logia P2, tenía un maestro siciliano, Michele Sindona -también miembro de esa logia-, que resultaría ser también el banquero de la Mafia y gran reciclador del dinero de la droga.

Sindona fue condenado a 25 años de prisión en Estados Unidos, y a cadena perpetua en Italia. Murió el 20 de marzo de 1986, envenenado con cianuro, poco después de que se le condenara en Italia.

El mecanismo de las operaciones fraudulentas de Calvi era muy sencillo: cuando necesitaba dinero para financiar operaciones turbias en Italia o en América Latina, pedía préstamos en el mercado del eurodólar; cuando las sumas eran demasiado importantes, mostraba las garantías del IOR (Instituto para las Obras de Religión), el banco del Vaticano, dirigido entonces por monseñor Marcinkus, lo cual le aseguraba jugosos beneficios. Pero, eso sí, nunca se olvidaba de retribuir a un tal Licio Gelli. Calvi construyó un imperio y, a petición de Gelli, tomó bajo su control al grupo Rizzoli, que era propietario de uno de los principales periódicos de la península, el Corriere della Sera.

En 1978, las acrobacias financieras de Calvi originaron una investigación de la Banca de Italia por exportación ilegal de capitales. En 1982, la quiebra del banco se evaluó en 1.400 millones de dólares. Calvi desapareció de su domicilio de Roma la noche del 9 al 10 de junio, y se le encontró colgado el 18 de junio. La investigación determinó que él no pudo haberse ahorcado solo y que antes había sido estrangulado. Detrás de esta desaparición se perfilan las sombras de la Mafia y de Licio Gelli, como se demostraría.

Hace pocos años nuevas autopsias han demostrado que fue un homicidio, y la justicia italiana reabrió el juicio, acusando del crimen a cuatro miembros de la mafia. Parece que el que fuera uno de los mayores misterios de la historia reciente italiana –donde se cruzaban las turbias finanzas del Vaticano con la presencia de la mafia– podría resolverse.

Hay que notar que, en mayo de 1981, en la lista de los 962 miembros de la logia P2 publicada en la prensa, se encontraban los nombres de Michele Sindona, de Roberto Calvi y de 169 militares de alto rango, así como de todos los dirigentes de los servicios secretos, pero también de directores de periódicos, magistrados y políticos de la democracia cristiana. Todos los escándalos que habían sacudido a Italia durante 10 años conducían, de una manera u otra, a Licio Gelli…

Confianza absoluta…
Pero, a todo esto, ¿quién es Licio Gelli? Es un hombrecillo de. negocios toscano que fabrica y vende colchones, pero que tiene una terrible reputación. Después de servir al fascismo, a los servicios secretos y a los grupos locales de resistencia durante la última guerra, probablemente trabajó para los servicios secretos a partir de 1944. Ingresó en la francmasonería en 1965 y transformó su logia en un nido de conspiradores.

Como responsable de la logia, Gelli practicó sistemáticamente el uso del secreto, obligando a los «hermanos» a demostrarle absoluta confianza. Como ejemplo está esta circular dirigida a los futuros iniciados: «En caso necesario, ponte en contacto conmigo directamente.

Si llegara a hacerse una tentativa de acercamiento en mi nombre, deberás rechazarla sin dudar y prevenirme enseguida.» ¿Qué objetivo perseguía? Hasta 1974, la P2 coqueteaba con la extrema derecha y parecía querer explotar la estrategia de la tensión al insistir en el reclutamiento de militares, que cederían el sitio a los financieros y funcionarios. Pero no sería correcto identificar a Gelli con un militante de extrema derecha; aun si estaba en contacto con los autores de atentados neofascistas -los autores del atentado de la estación ferroviaria de Bolonia pertenecían a la logia P2-, él buscaba más bien una explotación política de esos actos con el fin de alimentar el temor y reforzar los partidos del orden. Al parecer, en ocasiones incluso procuró hacer que fracasaran esos atentados.

Durante los primeros tiempos, los enemigos de la logia P2 estaban representados principalmente por los católicos de izquierda y los comunistas, aliados durante el periodo del «compromiso histórico». Por otra parte, la presidenta de la comisión parlamentaria que había establecido la lista de los 962 miembros de la logia, Tina Anselmi, se había preguntado qué función desempeñaron los hombres de Gelli en los servicios secretos cuando se perpetró el secuestro del ministro demócrata cristiano Aldo Moro, partidario del «compromiso histórico», asesinado en mayo de 1978. ¿Habían contribuido a desencadenar las investigaciones?.La pregunta queda en el aire.

Para Gelli, lo importante no era la orientación del gobierno, sino la posibilidad de obtener allí puestos clave. En la famosa lista de los miembros se encontraban 36 diputados, tanto de derecha como de izquierda. El único partido en el que la logia P2 no estuvo presente parece haber sido el Partido Comunista.

En un «Plan de renacimiento democrático» que surgió de la logia se decía: «Con 10.000 millones se puede comprar la democracia cristiana utilizando el sistema de adhesión actual del partido.» Y si bien la largue;; financiera y la corrupción fueron las principales armas utilizadas por Gelli, le faltaban medios; de ahí su paso al mundo de las ahí; finanzas, primero con el siciliano Sindona -luego con Roberto Calvi. Otra arma de Gelli era el chantaje. En su villa de Toscana se encontraron expedientes comprometedores para los «hermanos», en especial un contrato entre la Oficina Nacional de Petróleos y A-rabia Saudita en donde se mencionaban ? hornos a los saudíes y a grupos políticos.

Un club de amigos…
Tras la divulgación de la lista de los miembros de la logia, Gelli se exilió en Suiza; fue detenido el 13 de septiembre de 1982 y encarcelado en Champ-Dollon, cerca de Ginebra, de donde se fugó el 10 de agosto de 1983 con la ayuda de su guardia de prisión. Cuatro años mas tarde se entregaría a la justicia suiza.

Extraditado a Italia en 1988, obtuvo su libelad provisional después de un mes de cárcel debido a sus problemas cardiacos. En sus Memorias, tituladas Ma vérité (Mi verdad), decía que la logia P2 era un «club de amigos bien intencionados».

Durante el proceso judicial de la logia P2, no tuvo que responder más que por los cargos de «calumnia, tráfico de influencias y propagación de noticias relacionadas con la seguridad del Estado». De los demás inculpados, 11 fueron indultados por falta de pruebas.

Silvio Berlusconi, antiguo miembro de la logia P2, declaró: «Los historiadores decidirán si este caso fue una prolongada noticia sensacionalista o bien algo más sustancial.»

Fuente Consultada:
Los Últimos Misterios del Mundo Reader´s Digest
Crónica Loca de Víctor Sueiro
Almanaque Insólito Tomo 4 Irwing Wallace

El Poder De La Iglesia Catolica Origen La Ambicion de los Papas

EL PODER DE LA IGLESIA Y LA AMBICIÓN DE LOS PAPAS

EL CRISTIANISMO SE PROPAGA. Cuando Jesús fue crucificado, el colegio de los apóstoles se encontraba disperso. Judas había muerto y solamente Juan se hallaba al pie de la cruz. El miedo había impulsado a Pedro a negar al Maestro, y a los demás a esconderse. Sin embargo, poco tiempo antes de su Ascensión, Jesús había dicho a sus apóstoles: «Seréis testigos míos en Jerusalén, en la Judea, en Samaria, y en todos los confines de la tierra.»

Después de su Resurrección los volvió a reunir y después de haber presenciado la Ascensión de Jesús, los apóstoles ya no se volvieron a separar. Pedro, como jefe de la Iglesia, propuso a la asamblea elegir un apóstol que sustituyese al traidor Judas, y fue designado Matías.

Durante el s. I las comunidades cristianas comienzan a extenderse por todo el Imperio romano, y muy especialmente en la capital, Roma, sin que las autoridades se preocupen por ello. Sin embargo Nerón en el año 64, con el fin de apartar de sí la cólera de su pueblo, acusa a los cristianos de haber sido los responsables del incendio de Boma. La multitud se lanza contra ellos, si bien esta persecución pasará pronto. En el s. II, la nueva  religión, en principio prohibida, goza, de hecho de una tolerancia que era mayor o menor según las distintas provincias del Imperio.

Las persecuciones a los cristianos parecían haber producido un efecto contrario al que se esperaba. «Cuanto más males nos hagan sufrir, dice el cristiano Justino, tanto más se multiplica el número de fieles.» Al principio, las conversiones fueron más numerosas en el mundo griego que en el romano, porque la cultura griega disponía mejor los espíritus al idealismo que las costumbres positivas délos romanos. De aquí que el griego fuera, durante largo tiempo, la lengua de los primeros cristianos.

En Roma, la nueva doctrina se propagó principalmente entre la plebe, los libertos y las mujeres de la aristocracia. Esta religión de « tejedores, bataneros y zapateros » fue extendiéndose poco a poco en todas las clases de la sociedad, y, menos de dos siglos después de Jesucristo, Tertuliano podía escribir : « Somos de ayer solamente y ya llenamos cuanto os pertenece, ciudades, islas, guarniciones, municipios, asambleas y hasta los mismos campamentos. ».

Era casi un estado en el estado. El emperador Constantino previendo que en aquella gente tenía una fuerza considerable, quiso servirse de ella, y empezó por reconocer oficialmente la existencia de la religión cristiana; ese emperador fue Constantino.

EL PODER LA IGLESIA Y SU DECADENCIA:

Orígenes del Poder: La Iglesia primitiva, perseguida y martirizada por las autoridades imperiales, trata de llevar a la realidad un estilo de vida basado en las enseñanzas de su Maestro. Sus enseñanzas conmovieron al mundo de tal manera que las terribles persecuciones que e infringieron a sus seguidores, no hacían más que convencer a los escépticos. Sin embargo le ocurre una terrible catástrofe, bajo la apariencia de un beneficio. El emperador Constantino se convierte al cristianismo en el año 313 y dicta su famoso (Edicto de Milán» que consagró la tolerancia religiosa.

Constantino y el Edito de Milán:
«Habiendo advertido hace ya mucho tiempo que no debe ser cohibida la libertad de religión, sino que ha de permitirse al arbitrio y libertad de cada cual se ejercite en las cosas divinas conforme al parecer de su alma, hemos sancionado que, tanto todos los demás, cuanto los cristianos, conserven la le y observancia de su secta y religión […] que a los cristianos y a todos los demás se conceda libre facultad de seguir la religión que a bien tengan; a fin de que quienquiera que fuere el numen divino y celestial pueda ser propicio a nosotros y a todos los que viven bajo nuestro imperio. Así, pues, hemos promulgado con saludable y rectísimo criterio esta nuestra voluntad, para que a ninguno se niegue en absoluto la licencia de seguir o elegir la observancia y religión cristiana. Antes bien sea lícito a cada uno dedicar su alma a aquella religión que estimare convenirle.»

Sin embargo, no era la tolerancia lo que inspiró a Constantino, sino la necesidad de valerse de la autoridad creciente de la Iglesia para sus fines. Lentamente el emperador fue asimilando la religión cristiana e identificándola cada vez más con el imperio. A los jefes de cada comunidad eclesial (ya llamados «Obispos») se les fueron asignando tareas de gobierno del imperio, o en sentido contrario, los funcionarios del imperio se convirtieron en dignatarios eclesiásticos. Poco a poco la Iglesia pasó a estar peligrosamente identificada con el imperio.

La Iglesia primitiva, según se desprende de los escritos más antiguos, era relativamente tolerante. A lo sumo se condenaba la herejía negándole el ingreso a su caso o el saludo. Cuando pasa a formar parte destacada del imperio, adopta en buena medida, el deseo de uniformidad que caracteriza a los romanos. El imperio no admite disidencias. Y el deseo de uniformidad es la madre de la intolerancia. La iglesia empieza a combatir a los «herejes». Se ha dicho que Constantino adoptó el cristianismo porque era la única manera de cristalizar la unidad del imperio. La religión romana, plagada de dioses robados a otras culturas, carecía de una influencia decisiva sobre la conducta de los hombres.

Constantino vio en el cristianismo una fuerza inmensa, como unificadora del pensamiento, para dirigir la acción. La adoptó como lo que hoy denominaríamos una ideología, una manera coherente de pensar que movilice de manera sutil pero enérgica a un basto y decadente imperio.

Si la Iglesia recibió una fuerte «contaminación» de los defectos del imperio, no es menos cierto que las enseñanzas de Jesús también sirvieron para morigerar algunas crueldades habituales de la época.

La llegada de los llamados «bárbaros» a las puertas del imperio decadente, paradójicamente, no hizo mas que aumentar el poder de la Iglesia. Cuando San Agustín, obispo de Hipona, recibe las noticias de los primeros ataques a la ciudad, siente que se trata de un ataque al cristianismo. Ya entonces Roma era la cabeza de la Iglesia que estaba excesivamente vinculada a la suerte del imperio. El imperio nunca había podido establecerse más allá del río Rhin, por la fuerte oposición que ejercían los pueblos germánicos. Al debilitarse el imperio estos pueblos fueron avanzando progresivamente hasta llegar a tomar la misma ciudad de Roma en el 476. Sin embargo los pueblos germánicos no tardaron en convertirse al cristianismo. A la fuerza del mensaje cristiano se sumaba el deseo de estos pueblos, de cultura primitiva, de «romanizarse», ya que al mismo tiempo que invadían su territorio no dejaban de admirar la magnificencia y la cultura romana.

Para los invasores el cristianismo era la religión de los romanos, y su «conversión» era vista como una forma de elevación cultural. La conversión de estos «bárbaros» al cristianismo, y la desaparición de las autoridades imperiales, dejó a la Iglesia en una posición de poder relevante.

Nace así el mundo medieval. Esa encrucijada de la historia que durará más de mil años y cuya potente influencia sigue hoy ejerciéndose de manera notable, no sólo por la religión cristiana que es mayoritaria en el mundo occidental, sino por las concepciones sobre la ética, el poder, la riqueza, la libertad o la justicia.

Nace Una «Competencia»:

La Iglesia afirma su doctrina en toda Europa. El continente europeo, una vez asimilados al cristianismo los pueblos invasores, sufre un segundo y más grave peligro: el surgimiento del Islam. Mahoma, nacido alrededor del año 570, el Profeta sagrado de los musulmanes, funda una nueva religión que se considera la culminación de la tradición judeococristiana. Reconoce a Abraham, a Moisés y a Jesucristo como enviados de Dios pero se proclama como el último y mayor profeta. Hasta ahí su enseñanza no pasaría de ser otra variante religiosa; pero Mahoma no se contenta con predicar una religión, y mucho menos está dispuesto a «poner la otra mejilla».

Mahoma predica la «guerra santa» y no esperó a que un Constantino se convirtiera, él mismo ejerció el poder. Así con los años el Islam se difunde con enorme rapidez por lo que hoy llamamos medio oriente, cuna de las grandes civilizaciones monoteístas y el norte de África, hasta que en 711 toman toda la península Ibérica y cruzan los Pirineos y entran en lo que hoy es Francia, donde finalmente son vencidos por Carlos Martel en la célebre batalla de Poitiers en el año 732. Eso obligó a los árabes a retirarse nuevamente a España.

La dominación de los árabes desde España hasta las puertas de Constantinopla significó un fatal encierro para la civilización europea. Al norte el frío polar, al este el Atlántico desconocido, al oeste y al sur las huestes del Islam.

El Feudalismo: La decadencia del comercio, la falta de especialización o división del trabajo hizo desarticular todas las estructuras del imperio romano. A pesar de intentos fugaces, como el de Carlomagno, la realidad impuso a todo el continente, durante más de diez siglos, una fragmentación política notable.
Miles de pequeños «fundos» autosuficientes, formados por un «señor» y sus «vasallos» formaban la estructura política básica de la Edad Media: el feudalismo.

El sistema feudal era notablemente piramidal. Los señores feudales solían reconocer a un duque como«primus inter pares» (primero entre sus iguales) y éstos a su vez a un rey que era también un primus inter pares ya que tenía su propio feudo y ejercía poca influencia sobre los feudos que supuestamente le estaban subordinados. El mapa europeo está tachonado de pequeños ducados, condados, principados y reinos. Pero entre todos ellos se destaca e1 Papa, el Obispo de Roma que tiene su propio territorio y que frente a los demás reyes, príncipes o duques es también un «primus inter pares» porque aunque no gobierna de manera directa toda Europa ejerce sobre la «cristiandad» una enorme y preponderante influencia.

Se ha dicho que el Papa pasó a ocupar el puesto de los Césares romanos y que heredaron del imperio no sólo su estructura administrativa sino la pompa, los trajes y las ceremonias propias del imperio.

La Iglesia en la Edad Media
La Iglesia define en este período, que todo poder deviene de Dios. Esto significa que la obediencia al monarca es debida por obediencia a Dios. Pero este principio lejos de dar a los monarcas una gran influencia es motivo de un sometimiento de todas las autoridades civiles al obispo de Roma, dado que él era el representante de Dios sobre la tierra. Si un Papa expulsaba de la Iglesia a un monarca (y solían hacerlo con bastante frecuencia) los cristianos, que eran todos los habitantes, quedaban liberados de la obligación de obediencia hacia ese rey «excomulgado». No es exagerado afirmar que estábamos frente a una verdadera «teocracia».

En el año 1076, Enrique IV de Alemania fue excomulgado por un enfrentamiento con el Papa Gregorio VII. Como la excomunión liberaba a los súbditos de la obediencia, al rey y se dice que estuvo tres días y tres noches invernales esperando la absolución del Papa.

Pero la Iglesia, no sólo tenía al Papa, el obispo de Roma. En cada región de Europa existían autoridades eclesiásticas; Obispos y sacerdotes que en sus parroquias o diócesis ejercían un poder enorme, muchas veces superior al de los que detentaban el poder temporal. Pero también había obispos que eran señores feudales, con lo que el entre cruzamiento entre el poder civil y eclesiástico formaba una verdadera trama inexpugnable.

La Iglesia, tolerante y perseguida de la antigüedad, se convirtió con los años, en la institución dogmática e intolerante que fue capaz de impulsar las cruzadas y establecer la inquisición.

El primer signo de intolerancia de la iglesia se percibe en el año 303 cuando el concilio de Elvira prohíbe los matrimonios con personas de diferente religión. Aunque Inocencio III en 1199 había garantizado a los judíos una convivencia pacífica en los reinos cristianos, el Concilio de Letrán (1215) sancionó una serie de prohibiciones sobre la convivencia entre cristianos y judíos, a los que se excluía de los cargos públicos, de las corporaciones, los obligaba a vivir en barrios aislados y a usar un distintivo que nos recuerda el triste panorama instaurado por Hitler en Europa en el siglo pasado. Por otro lado se condenaba a muerte al cristiano que se convertía al judaísmo.

Surgen así los tribunales de la Inquisición. La unidad de doctrina de la Iglesia debía sostenerse aún al precio de cometer las mayores atrocidades. La inquisición no actuaba ni contra los judíos ni los musulmanes que practicaban su religión, sino contra los herejes, o cristianos disidentes, o contra las prácticas «judaizantes», es decir aquellas que consistían en falsas conversiones de judíos al cristianismo.

La tortura como medio para obtener «confesiones» de presuntos herejes no fue un hecho espurio o un «exceso de celo». Fue establecida oficialmente por el Papa Inocencio IV en 1252 en el documento denominado «Ad extirpanda». La Iglesia se limitaba a condenar al reo de herejía y luego se «relajaba» el poder en la autoridad temporal que era la encargada de ejecutar la sentencia.

El «Tribunal del Santo Oficio» fue una versión diferente de la inquisición que tuvo vigencia en España y en las colonias americanas. Esta forma de inquisición, probablemente la más cruel, aunque fue aprobada por el Papa, estaba sometida al poder real.

La inquisición perseguía con especial insistencia a los judíos convertidos ya que se consideraba especialmente peligrosas las prácticas «judaizantes» de los falsos conversos. A veces se mandaba a la hoguera a familias enteras que habían practicado su judaísmo en el seno del hogar a pesar de haber formalizado una simulada conversión al cristianismo. Numerosas testimonios dan cuenta de que detrás de estas acusaciones existían inconfesables móviles económicos ya que los bienes del hereje eran confiscados por las autoridades civiles o eclesiásticas.

Es esencial comprender que este mecanismo no constituyó un accidente, o una acción individual o esporádica. Durante siglos, numerosos Papas y concilios ratificaron estas normas y procedimientos. Fueron casi mil años en los que la Iglesia fundada por Jesús, que se había opuesto á que lapidaran a la adúltera, adhirió a una concepción de intolerancia extrema e inhumana. » Y este proceso no pudo olvidarse rápidamente, porque estuvo en el núcleo de la cultura occidental por casi mil años.

Biografía del Nuevo Papa Americano: Padre Jorge Mario Bergoglio

Fuente Consultada: Las Ideologías en el Siglo XXI Ignacio Massun

Personajes enigmaticos de la historia Hombres Polemicos

MISTERIOSOS PERSONAJES LA HISTORIA: CAGLIOTRO, RAPUTÍN, PARACELSO

Cagliostro Rasputín Paracelso Matahari Nostradamus Houdini

FRANKENSTEIN: Una de las tardes más aburridas de la historia dio origen a un personaje imaginario que ha aterrado y fascinado al mundo entero. En una noche de tormenta de 1816, un notable grupo reunido en la Villa Diodati de lord Byron, junto al lago Ginebra, leía en voz alta historias de fantasmas junto a la chimenea mientras el viento aullaba y la lluvia golpeaba insistente contra las ventanas.

Frankestein

Los huéspedes de Byron eran el poeta Percy Bysshe Shelley, su futura esposa Mary Godwin, la hermanastra de Mary, Claire Clairmont, y su médico John Polidori.

Fastidiado por el mal clima y aburrido por este entretenimiento, Byron sugirió una competencia para escribir la mejor historia de horror. Poco después, el grupo consideraba la posibilidad de comprender el secreto de la vida y discutió si la electricidad no «podría restaurar la vida y crear un ente vivo a partir de la suma de diferentes partes muertas».

Mucho después de medianoche, tal como acostumbraban, los residentes de la villa se retiraron. Mary, en un estado de excitación, durmió mal. En la duermevela tuvo una horrible visión: «Vi a un pálido adepto de las artes malditas arrodillándose junto al ser que ensambló.

Vi al abominable fantasma de un hombre yaciendo cuan largo era y, de pronto, con ayuda de una enorme máquina, dio señales de vida y se movió de modo torpe.» Sobresaltada, Mary halló su historia de horror. Publicada dos años más tarde, el Frankenstein de Mary Shelley ha perdurado a través de más de un siglo y originó innumerables secuelas e imitaciones tanto en literatura
como en cine.

Ver Su Biografía

Boris Karloff encamó al primer Frankenstein, creando un aterrador
pero patético monstruo.

NOSTRADAMUS:
Nacido el 14 de diciembre de 1503 como Michel de Notredame en Saint-Rémy, Provenza, fue uno de los personajes mas polémicos de la historia. Amante de la naturaleza y del cuerpo humano, decidió estudiar medicina, que debió abandonar en 1525 debido a una plaga de peste bubónica que azotó a Francia.

Debido a su pasión y amor por la ciencia médica, Michel siempre trató de ayudar a los enfermos sin preocuparse por el contagio, cosa que muchos médicos olvidaron su profesión. La gente siempre estuvo muy agradecida por su apoyo y supo ganarse la simpatía y respeto de la comunidad, muy importante mas tarde cuando se le negó la licencia al graduarse y pudo contar con el apoyo de todos los agradecidos de aquella dura época.

A pesar de los mitos que rodearon la vida de Nostradamus, el éxito de este astrólogo estuvo estrechamente relacionado con el contexto que conmocionó a la segunda mitad del siglo XVI, marcado por las guerras de Religión y el prestigio de la astrología que tocaba a su fin. Fue astrólogo de Catalina de Médicis y médico de Carlos IX. Nostradamus se hizo célebre por sus Centurias, una selección de profecías que fueron profusamente interpretadas en el  curso de los siglos..

A comienzos de la década de 1530 se encontraba en Agen donde se casó con una joven mujer descrita como «pudiente, muy hermosa y admirable». Tuvieron un hijo y una hija, pero la Inquisición, oficina de la Iglesia dedicada a suprimir la herejía, intervino en sus vidas. Conoció al humanista Julio César Escaliger: En el período siguiente recorrió la mayor parte del reino de Francia e incluso partió a Egipto en busca de su iniciación. La tarea de los historiadores fue complicada, ya que muy pronto los biógrafos de Nostradamus lo presentaron can una personalidad mística cuya palabra estaba inspirada por Dios. Jean-Aymé de Chavigny proporcionó el modelo en 1594 en su «breve discurso sobre la vida de M. Michel de Nostre-Dame».

Hacia 1545, Michel de Nostre-Dame trasladó a Salon-de-Provence, donde nuevamente contrajo matrimonio y continuó ejerciendo la medicina. Realizó intervenciones en Aix en 1546, en Lyon en 1547 siempre vendía remedios (su «farmacia»).

En la década de 1560 se dedicó a escribir almanaques, libros de gran difusión que contenían un calenadrio y predicciones astrológicas, acompañados de consejos de todo tipo.

Mas tarde volvió a ejercer la mediina médico como un galeno itinerante, adquiriendo la reputación de obrar milagros. Luego de recompensársele con una muy justa y oportuna pensión vitalicia, se estableció en Salón, entre Marsella y Aviñón, inició un negocio de cosméticos y se casó con una rica viuda que le dio seis hijos.

Ver Su Biografía

LAURENCE DE ARABIA
UN HÉROE MISTERIOSO

La fascinación ejercida por Oriente sobre los occidentales jamás fue mejor personificada que por Thomas Edward Lawrence, historiador, arqueólogo y hombre de guerra. Figura mítica, «Lawrence de Arabia» encarnó a uno de los últimos héroes románticos del siglo XX.

Que buscaba Thomas Edward Lawrence en el desierto de Arabia, en donde se lo encuentra en numerosas fotografías, oculto bajo largos velos a la manera de los beduinos? Sin duda, una redención imposible. «Dios detesta el pecado, pero ama al pecador». Esta observación de la madre de Lawrence se solía considerar a menudo como una de las claves de la personalidad del héroe, profundamente marcado por el sentido del secreto y de una fuerte culpabilidad. Esta mujer fue la ama de llaves de Thomas Chapman, aristócrata irlandés del que iba a tener cinco hijos.

En la Inglaterra victoriana, la bastardía era una tara que más valía ocultar. Lawrence viviría toda su vida con este halo de misterio. Convencido desde joven que estaba llamado a un gran destino, Thomas Edward desarrolló una verdadera pasión por la Edad Media y se identificaba con sus héroes y caballeros. Luego, sus lecturas lo llevaron al Oriente. Partió en 1909 a descubrir las fortalezas de los cruzados de Siria.

Admitido en el Jesús College de Oxford, se especializó en arquitectura militar, para luego participar en las campañas de excavaciones en el emplazamiento hitita de Karkemish, en Siria (hoy en Turquía). Al estallar la Primera Guerra Mundial,  Lawrence quiso alistarse en el ejercito de Kitchener, pero se juzgó que era más útil en la sección geográfica del Estado Mayor General.

Su trabajo consistía en actualizar los mapas del Sinaí. Sin embargo, ingresó  a partir de 1915 en el Servicio de Inteligencia británico para los asuntos árabes en El Cairo. Con un fin secreto: «fabricar una nueva nación» e influir en la política ce corona británica en Oriente.

lawrence de arabia

Lawrence de Arabia

Personaje místico consciente de edificar su leyenda, Lawrence de Arabia fue un ser atormentado, guiado por un ideal expuesto a las contingencias políticas de las que preferirá más bien huir que renegar de sus compromisos.

Ver Su Biografía