Plantas Unicelulares

Historia del Descubrimiento de la Célula Primera Observación

Historia del Descubrimiento de la Célula
Primeras Obsevaciones

Cada organismo se compone de partes infinitamente pequeñas, que pueden ser consideradas como los elementos constitutivos o los ladrillos del edificio de la vida. Pero se trata de partes tan pequeñas que no pueden en ningún caso ser observadas a simple vista; hace falta un microscopio para descubrirlas.

No se sabe con exactitud quién es el inventor del microscopio, si bien un tal Zacarías Janssen de Middelburg está considerado generalmente como el hombre que habría descubierto por casualidad los aumentos de tamaño que se obtienen con una serie de lentes superpuestas.

Por otra parte está perfectamente probado que un tendero de Delft, llamado Antonio Van Leeuwenhoek (1632-1723), talló cientos de lentes que luego reunía de tal manera que objetos muy pequeños se veían considerablemente agrandados.

Sus microscopios, que nunca estuvo dispuesto a ceder o a vender, aumentaban de dos a trescientas veces el tamaño natural y le valieron muy pronto una gran celebridad. Bien merece el título de «padre de la microscopía».

Antonio Van Leeuwenhoek fue igualmente el primero en descubrir los protozoarios, que él llamó «infusorios», porque los encontró principalmente en el agua en que había hecho fermentar un poco de heno. Dirigió largas cartas, a menudo muy divertidas, sobre sus descubrimientos a los miembros de la Royal Society de Londres; donde las revelaciones casi increíbles del tendero de Delft provocaron gran estupefacción.

Alrededor de 1590 fue construido un microscopio compuesto. La imagen, captada por una lente (objetivo), era aumentada por otra lente (ocular). Además, sobre el objeto motivo de la observación se proyectaba la luz. que, a través de una bola de vidrio llena de agua, producía la llama de una bujía.

MICROSCOPIO PRIMITIVO

En la ilustración  vemos un microscopio primitivo de este tipo.
Se trata del instrumento que utilizaba el naturalista inglés Roberto Hooke (1635-1703).

Un día cortó una fina lámina del corcho de una botella de vino y la colocó bajo la lente del microscopio. ¡Cuál no sería su sorpresa al ver que esta lámina estaba constituida por una multitud de pequeñas cámaras, que hacían pensar en un panal de miel! Por esa razón Hooke las llamó «células», sin sospechar siquiera que acababa de hallar un término de importancia mundial cuya significación sería particularmente extraordinaria en biología.

En 1838, el naturalista alemán M. J. Schleiden pudo probar que todas las plantas estaban constituidas por partículas microscópicas: las células. Alrededor de un año más tarde, su compatriota Teodoro Schwann comprobó lo mismo en los cuerpos de los animales.

imagen de una celula vegetal, con sus partes

Cada ser vivo es un edificio de células y el tamaño de las mismas no depende en absoluto de las proporciones del cuerpo del animal o de la planta, del, cual son una ínfima parte. El elefante, a pesar de su tamaño, no está constituido por células más grandes, sino por muchas más células que un ratón.

Las células de una sequoia de California, que yergue su corona a más de 100 metros de altura, no son más voluminosas que las de una pequeña violeta. Sin embargo, no todas las células tienen las mismas dimensiones o la misma forma. El diámetro de una célula redonda varía de un décimo a un centesimo de milímetro. Existen, naturalmente, excepciones que no responden a estas generalidades.

En circunstancias favorables el ojo humano puede distinguir, sin aparatos, células de un décimo de milímetro de diámetro.

El hombre es, igualmente, un edificio de numerosísimas células. Si cada célula de nuestro cuerpo fuera un ladrillo, se podría edificar  la gran muralla de China, la construcción más colosal de todos los tiempos, que tiene 16 m. de altura , 8 de ancho por miles de km.  de largo, también podría, con las células del cuerpo humano —si fueran ladrillos— dar 17 vueltas alrededor de la Tierra.

Ver: La Célula

Fuente Consultada:
Las Maravillas de la Vida Tomo V El Descubrimiento de la Célula Globerama Edit. CODEX

Animales Unicelulares Características Ejemplo Ameba

Animales Unicelulares Características y Ejemplos

Las, plantas y los animales están constituidos por diminutas unidades, las células. El cuerpo humano contiene muchos millones de millones de células —hay casi cinco millones y medio en un milímetro cúbico de sangre—, de la que el cuerpo humano contiene más de cinco litros.

Y sin embargo, algunos animales y plantas son unicelulares. Las funciones que en los organismos multicelulares son tareas separadas de diversas clases de células, en el unicelular están todas a cargo de una sola. No es sorprendente entonces que muchas plantas y animales unicelulares sean extremadamente diversos y complejos.

Se llaman protozoarios los animales unicelulares; las plantas unicelulares o protofitas incluyen las bacterias y ciertas clases de algas, y corresponden al grupo de procariotas. Sin embargo, hay una cantidad de seres vivos que se encuentran en la línea divisoria entre el reino vegetal y el animal. Se denominan «protozoos», por constituir el primer peldaño de la Zoología.

El grupo de los seres unicelulares es bastante heterogéneo. Comprende por ejemplo ciertos flagelados que pueden convertirse en amebas o en algas. Las levaduras son, por su estado unicelular, «protistas», pero algunos de sus caracteres hacen que el botanista las incorpore a los hongos. Los flagelados actuales son un puente de unión entre animales y vegetales.

Habitualmente se cree que los animales pueden moverse de un lado a otro mientras que las plantas están inmóviles, fijas. Sin embargo, muchos animales unicelulares no se mueven y hay plan tas unicelulares que poseen unos látigos o «flagelos» para su propulsión.

Son microscópicos y unicelulares, aunque algunos estén formados por agrupaciones de células, que en ningún caso constituyen tejido. Se trata de células que viven juntas, pero son iguales y no se han diferenciado para distribuirse el trabajo común del organismo. Casi todos ellos sólo son visibles con ayuda del microscopio.

Los flagelados poseen una especie de látigo, un flagelo que se mueve con gran rapidez y gracias a sus sacudidas arrastra el protoplasma, que constituye el cuerpo del animal. A pesar de su carácter unicelular, poseen una especie de boca.

El tripanosoma gambiensis  es un flagelado que ocasiona una enfermedad terrible. Este protozoo se introduce en la sangre y por el líquido cefalorraquídeo llega al encéfalo del atacado y no tarda en ocasionarle una serie de trastornos, el más acusado de los cuales es el sueño intenso. Por esto se ha llamado a esta dolencia «enfermedad del sueño», pero la causa indirecta de la misma radica en la mosca tsé-tsé, que absorbe el microbio de la encefalitis letárgica al picar a un individuo atacado y lo propaga al inocularlo en la piel de una persona sana.

Estos organismo pertenecen al grupo celular Eucariota. Las eucariotas, son células más grandes y complejas (que las procariotas) que se originaron muchos millones de años después que los procariotas: son la unidad estructural de todos los animales, plantas y hongos. Eucariota significa «célula con un núcleo bien definido», y, en efecto, aparece en ellas rodeado por una membrana.

Son las células que constituyen las plantas, los animales, los hongos, los protozoos y la mayor parte de las algas. Por tanto en la naturaleza existen millones de especies de eucariotas, a diferencia de los procariotas, que incluyen tan sólo a algunos miles de especies.

Los eucariotas pueden ser organismos unicelulares, como la levadura del pan, Saccharomyces cerevisiae; el protozoo ciliado, Paramecium aurelia; algunas algas (menos las algas azules, que, como ya se ha visto, pertenecen a la familia de los procariotas), o algunos hongos; por lo general son organismos pluricelulares.

 Las células eucariotas se caracterizan por la presencia de un núcleo bien delimitado, rodeado por una doble membrana, y se diferencian de las procariotas por la mayor complejidad de su estructura, por su mayor tamaño y, sobre todo, por la presencia de orgánulos celulares tales como las mitocondrias, el retículo endoplasmático o el aparato de Golgi, cada uno de los cuales desempeña una función en la economía de la célula. Los eucariotas se diferencian de los procariotas por su ultraestructura y por su metabolismo.

CLASIFICACIÓN GENERAL DE LOS ANIMALES
PROTOZOOS………una sola célula
METAZOOS………..muchas células

Con una boca:
Celentéreos (cuerpo no perforado)
Espongiarios (con numerosos poros)

Con dos orificios:
Equinodermos: simetría radial
Invertebrados: Gusanos, Artrópodos ,Moluscos

Cordados: Procordados
Vertebrados: Peces, Anfibios , Reptiles , Aves, Mamíferos

ANIMALES UNICELULARES:

AMEBA
La ameba es un animal que apenas puede observarse a simple ,’ista. Masa gelatinosa irregular muy semejante a la clara de huevo, vive en el agua dulce, se alimenta de diatomeas y otras diminutas plantas de las que se apodera extendiendo pequeñas prolongaciones (seudópodos) que rodean al alimento, el cual queda así en el interior de la célula y es digerido.

esquema de una ameba

Para avanzar, la ameba emite seudópodos hacia adelante y encoge las partes posteriores; asi se «escurre» o desliza a través del agua. En su interior hay una burbuja, ¡amada «vacuola contráctil», pulsante, que crece de tamaño absorbiendo agua de! protoplasma o «gelatina» que la rodea; luego expulsa, el agua.

GLOBIGERINA
La globigerina o foraminífero perforado está emparentada con la ameba, pero posee una cubierta calcárea compuesta de varias esferas con perforaciones. De ellas emergen finos hilos de protoplasma (la sustancia viva semejante a «gelatina» que forma la parte viviente del animal), barba viviente en la cual quedan atrapadas las pequeñas plantas que le sirven de alimento.

La globigerina flota en grandes cantidades en las aguas superficiales de los mares cálidos. Las caparazones vacías de los foraminíferos muertos caen lentamente al fondo del mar, donde forman un barro grisáceo que se convierte en tiza. Los blancos acantilados de Dover se componen de foraminíferos fósiles.

PARAMECIO
El paramecio, animalito con forma fija semejante a una suela, mide alrededor de Vi de milímetro y vive en las aguas estancadas. Posee una cubierta exterior firme pero flexible con hexágonos en su superficie. En el centro de cada hexágono hay un corto pelo o cilio, en total unos 2.500, que cubren toda su superficie.

Las cilias laten rítmicamente. Su movimiento es oblicuo, y así el animal gira mientras avanza. La coordinación es buena y el paramecio es capaz de cambiar de rumbo. En un costado de la célula hay una boca, por la que entra agua con partículas de alimento. Un sistema de filamentos asegura la coordinación: si se   lo   destruye,   los  movimientos  son   anárquicos.

Plantas Unicelulares Alimentación y Respiración

Plantas Unicelulares Alimentación y Respiración

La vida, que apareció en un momento muy lejano de la Historia de la Tierra, surgió en forma de una célula pequeña, insignificante y probablemente invisible según nuestra humana medida, pero dotada de un poder, de una energía potencial asombrosa. Aquella célula se multiplicó y desplegó una variedad admirable. Poco tiempo después la vida se diferenciaba en dos grandes ramas: el mundo de la clorofila y el mundo de los animales.

¿Cuántas especies vegetales existen? ¿Trescientas mil? Es posible que más y entre ellas se dan diferencias tan acusadas como las que puedan observarse entre un baobab y un champiñón. Para ordenar las ideas, definir y clasificar, es muy importante y para llegar a comprender el variadísimo mundo vegetal, más aún. Hoy se admiten en Botánica, cinco grupos o tipos, pero el que nos toca en este post se denomina: Esquizofitas, que son seres microscópicos, dotados de una sola célula que se multiplican por escisión, como las bacterias tambieén descritas en esta web. Estos seres unicelulares son capaces de producir oxígeno mediante un mecanismo de fotosintesis, similar al de las plantas superiores. Viven por lo general agrupadas en grandes conjuntos, en aguas dulces y saldas, se las conoce como algas azules.

algas azules

¿PLANTAS O ANIMALES?

 Ésta es la gran cuestión, porque numerosos microbios se encuentran justamente en el límite de los dos grandes campos. Es fácil deslindar un abeto de un búfalo, pero no es tan sencillo diferenciar una bacteria de un protozoo.

Un factor que ayuda a determinar a qué reino pertenece un organismo es su forma de alimentarse. Las plantas verdes elaboran su propio alimento partiendo de sustancias simples, principalmente agua y bióxido de carbono; los animales no pueden sintetizar su propia sustancia y deben ingerir otros animales o plantas, descomponer someramente las moléculas complejas que los forman y reorganizar esas fracciones para edificar su propia materia. Pero semejante criterio no es aplicable en todos los casos.

Por ejemplo, entre las diversas variedades de euglena algunas son verdes y producen alimentos como las plantas; otras son incoloras y absorben partículas de alimento disueltas en el agua. Otro grupo curioso de animales-planta son los crisornonados. El mismo crisomonado puede tomar la apariencia de una ameba (que es un animal), de un alga (que es una planta) o puede convertirse en una criatura incolora como la euglena que se nutre de alimentos sólidos como un animal típico. El criterio distintivo es la utilización de la energía.

Los vegetales pueden incorporar la energía del sol a los compuestos que fabrican. Los animales destruyen esas sustancias, liberan la energía que encierran y la utilizan para su movilidad. La respiración es muy simple. Se hace por difusión. La excreción también: las vacuolas contráctiles, que expulsan agua rítmicamente, son sólo bombas que eliminan el exceso de agua que constantemente penetra por osmosis. El movimiento se logra con cilias, flagelos y sendópodos, ya explicados en una nota anterior.

planta unicelular coscinodisco

COSCINODISCO
El coscinodisco es una diminuta planta pardo-verdusca perteneciente a las diatónicas, algas microscópicas unicelulares que poseen una membrana dura impregnada de sílice y dividida en dos valvas. Ambas valvas encajan como la base y la tapa de una cajita y poseen ranuras y orificios tan pequeños que sólo son visibles con los microscopios más poderosos. El coscinodisco vive en la superficie de las aguas del mar donde flota a merced de la corriente. En su interior hay varios cuerpos pardoverduscos con clorofila que son los que producen el alimento.

pleurococo planta unicelular

PLEUROCOCO
El pleurococo es una pequeñísima alga unicelular esférica que forma las manchas verdes de los árboles, cercas de madera y paredes. La gruesa pared celular está formada por una sustancia construida a base de almidón: la celulosa. La molécula de celulosa resulta de agrupar centenares de moléculas de almidón. El protoplasma tapiza la pared celular y se conecta mediante filamentos con el núcleo situado en el centro de la célula. Hay un solo cuerpo verde productor de alimentos; se lo llama cloro-plasfo, como en las demás plantas verdes.

closterio planta unicelular

CLOSTERIO
El closterio es una minúscula planta verde que vive en el agua. Pertenece al grupo de las «desmidióles», a menudo capaces de segregar «mucus» y desplazarse tambaleándose. Se compone de dos mitades simétricas o valvas, en cada una de las cuales hay un gran cloroplasto que contiene clorofila y sintetiza alimento. El núcleo ocupa una posición central entre ambos cloroplasfos.

CASOS LIMITES QUE CONFUNDEN

cladimonoma

CLAMIDOMONA
La elamidomona es un flagelado en el límite entre los reinos vegetal y animal. Mide alrededor de 2/100 de milímetro y puede ser redonda u ovalada. Posee un cuerpo que produce alimentos y acumula energía solar pues contiene clorofila; se traslada moviendo un par de flagelos y se mantiene orientado de modo de recibir siempre una cantidad adecuada de luz, pues como todas las plantas verdes la clamidomona fabrica su alimento a partir del agua y anhídrido carbónico con ayuda de la luz solar.

Para orientarse utiliza un ojo rudimentario, simple punto rojo sensible a la luz. El cuerpo oscuro redondo es el núcleo, que controla el funcionamiento de la célula. Hay flagelados que son evidentemente animales, como los tripanosomas, parásitos de la sonare.

euglena

EUGLENA
La euglena, flagelado típico, mide alrededor de un décimo de milímetro y vive en estanques. La clorofila le da una coloración verde; como todas las plantas de ese color fabrica su alimento con agua, anhídrido carbónico y energía solar. Posee un solo flagelo en uno de sus extremos; lo agita para moverse. Algunos tipos de euglena son incoloros y se alimentar, de sustancias disueltas en el agua.

Otras formas emparentadas con ella se nutren de partículas orgánicas sólidas como típicos animales. Todavía se discute sí la euglena es planta o animal. Ninguna euglena es totalmente autótrofa, es decir, capaz de alimentarse independientemente de otro ser vivo o de sustancias orgánicas (euando se la cultiva, conviene añadir aminoácidos al medio nutricio).

Fuente Consultada:
Revista TECNIRAMA N°120 Enciclopedia de la Ciencia y La Tecnología
La Naturaleza Lo Pensó Antes (Edit. SIGMAR)