Política Ganadera

CAUSAS DE LA CREACIÓN DEL VIRREINATO DEL RÍO DE LA PLATA BORBONES

CAUSAS DE LA CREACIÓN DEL VIRREINATO DEL RÍO DE LA PLATA

CAUSAS DE LA FORMACIÓN DEL VIRREINATO DEL RÍO DE LA PLATA (puedes ampliar este tema)

Las causas de su creación fueron:

a) El peligro lusitano derivado de las cuestiones originadas por la posesión de la Colonia del Sacramento y la conveniencia de tener en estas regiones una autoridad fuerte que pudiese terminar con la amenaza portuguesa.

b) La necesidad de establecer una Audiencia separada de la de Charcas, pues las grandes distancias dificultaban y dilataban los asuntos en trámite. Por otra parte Cuyo, que dependía de la Audiencia de Chile, estaba incomunicada con ésta durante el invierno, debido a las nieves. Tomás Álvarez de Acevedo, fiscal de la Audiencia de Charcas, en 1771 elevó un informe destacando la necesidad de crear un nuevo virreinato.

c) El peligro de que expediciones inglesas y francesas ocupasen las 1771 elevó un informe destacando la necesidad de crear un nuevo costas patagónicas y las Malvinas.

d) El aumento de la población blanca y negra que se dedicaba a la agricultura y ganadería, a las industrias y al contrabando determinaron la necesidad de reorganizar la administración.

Virreinato provisional — A fines de agosto de 1776 salió de España Don Pedro de Cevallos. Venían al Río de la Plata con la misión de afianzar el poder español en detrimento de los portugueses; primero se le concedió el título de jefe de la expedición y dos días después se le confirió el mando de las Provincias del Río de la Plata y de los territorios que comprendía la Audiencia de Charcas, como virrey, gobernador y capitán general. En la resolución se especificaba que terminada la expedición y conseguido el objeto que se proponía, dejara el mando militar y político en la forma que lo había hallado y regresara a España.

El virreinato era, pues, una organización provisoria. La Real Cédula de creación del Virreinato fue fechada y firmada el 1º de agosto de 1776; éste comprendía las provincias de Buenos Aires, Paraguay, Tucumán, Potosí, Santa Cruz de la Sierra. Charcas y los corregimientos, pueblos y territorios que dependían de esta Audiencia además de la región de Cuyo.

En 1777 murió el rey José 1 de Portugal y quedó al frente del gobierno su esposa María Victoria, hermana de Carlos III de España. Inmediatamente se inició una política de acercamiento entre España y Portugal con el consiguiente cese de hostilidades en América.

Firmada la paz entre España y Portugal, Cevallos tomó posesión efectiva del cargo de virrey en octubre de 1777 y gobernó hasta 1778 cuando le sucedió en el gobierno Juan José de Vértiz. Esto significaba que el virreinato quedaba establecido definitivamente, pues se nombraba virrey pese a que ya no existía el peligro lusitano, causa de la creación provisoria del virreinato del Río de la Plata.

mapa virreinatos en america

Fuente Consultada:
Historia Argentina de Etchart – Douzon – Wikipedia –
 La Argentina, Historia del País y Su Gente de María Sánchez Quesada

La Ganderia en el Virreinato Las Vaquerias El Consulado y Belgrano

ORGANIZACIÓN ECONÓMICA DEL VIRREINATO DEL RÍO DE LA PLATA:

Política ganadera: La ganadería e industrias derivadas — Los conquistadores fueron los que introdujeron en América los primeros ejemplares de ganado vacuno, caballar, porcino, cabrio y asnal junto con distintas variedades de aves domésticas. Así, los primeros caballos fueron traídos por don Pedro de Mendoza; despoblada Buenos Aires quedaron algunos que al huir a las as se reprodujeron, dando origen a la hacienda cimarrona. El ganado o entró por la costa de Brasil, de donde pasó al Paraguay en 1558 y al fundar las distintas ciudades: Santa Fe, Corrientes, Buenos Aires fueron a cada una de ellas. Según se cree, también Mendoza trajo lo primeros cerdos y en cuanto a las ovejas parece que fueron nevadas del Perú al Paraguay en 1550 por Nufrio de Chaves.

ganaderia en el virreinato del rio de la plata

En la época del Virreinato la fuente de riqueza de estas tierras era la ganadería. Las dilatadas llanuras ofrecían el medio propicio para su desarrollo, siendo esta actividad la preferida por los nativos o gauchos pues les permitía vivir en un medio de grata libertad. La legislación protegía a la ganadería. El ganado alzado fue considerado propiedad del pueblo, ya que Garay dió a los vecinos de Buenos Aires un derecho común sobre el mismo.

Como consecuencia de los continuos robos de hacienda hechos por los indios y vagos, que carecían de medios de vida, del aumento de perros cimarrones, de las sequías, del exceso de tierras sembradas de trigo y de maíz y por último, de la gran cantidad de reses faenadas por los españoles que se dedicaban a la ganadería (cerca de dos mil), matando casi cada uno su vaca por comida, además de las innumerables que degollaban para sacarles el sebo, mientras que de los toros extraían los cueros que exportaban al Brasil, las autoridades adoptaron diversas medidas tendientes a evitar la desaparición del ganado.

A partir de 1609 se abrió un registro en el que se inscribieron cuarenta vecinos autorizados para matar ganado (permisos de vaquería).
Por otra parte, como en los primeros tiempos sólo se utilizaban del animal los cueros, la gordura y las aspas, el resto era abandonado en el campo. Para evitar esto, en 1776, se aceptó un proyecto sobre salazón de carnes que fue aprobado con la condición de introducir de España barriles con flejes de acero y construir depósitos en la ciudad.

Para propender a esta industria que dependía en mucho del precio de la sal, el virrey Loreto propició Vas expediciones a Salinas Grandes, al sudoeste de Buenos Aires. Todo esto trajo aparejada la fundación por parte de particulares, de gran número de fábricas para la salazón de carnes.

Posteriormente el virrey Vértiz gestionó el traslado a Buenos Aires de toneleros extranjeros, que enseñaron su oficio a trabajadores nativos. En 1801 se instalaron curtiembres, pero desde el primer momento fue el cuero el producto más valorado del ganado vacuno, a tal punto que durante mucho tiempo sirvió de unidad de precio y su contrabando favoreció en mucho el adelanto de Buenos Aires.

Fuente Consultada: Historia Argentina de Etchart – Douzon – Wikipedia –  La Argentina, Historia del País y Su Gente de María Sánchez Quesada

Politica Agraria en el Virreinato Agricultura y Mineria

ORGANIZACIÓN ECONÓMICA DEL VIRREINATO DEL RÍO DE LA PLATA:

Política agraria — Los reyes de Castilla hablan sucedido a los naturales en el señorío de las Indias, y a ellos pertenecían las tierras, que por esta causa se llamaban de realengo (Real Corona). El rey las concedió en primer término a los conquistadores y gobernadores en recompensa a sus servicios. Alrededor de las ciudades se reservaban tierras de propiedad común e inajenables, que eran: el ejido, para uso común del vecindario; las dehesas, que limitaban con el ejido y que eran tierras para pastoreo y las propias del municipio, llamadas propios, que eran para renta del Cabildo. Quedaba prohibido sembrar en estos terrenos.

agricultura en el virreinato del rio de la plata

El hecho de que en Buenos Aires el área de tierra cultivable estuviese limitada por la zona habitada por los indios, fue causa de que las tierras tuviesen desde un primer momento un valor, siendo vendidas por el Estado, por lo que los más poderosos poseían grandes extensiones, donde practicaban la ganadería. Además de las tierras de propiedad común y de las concedidas a particulares, existían aquellas destinadas a ser poblados indígenas, por ejemplo: las reducciones.

En resumen las tierras americanas, posesión de los reyes de Castilla, pueden ser divididas en:

Ejido (para uso del vecindario); Dehesa (para pastoreo);
Propios (para renta del Cabildo);
Posesión de particulares (por concesión en reconocimiento a sus servidos o compra al Estado);
Poblados indígenas;
Posesión de la Iglesia.

Agricultura — Cuando los españoles llegaron a América, encontraron que algunas tribus de indios sedentarios practicaban la agricultura, cultivando especialmente el maíz y laquinoa o “trigo de la puna”.

Los conquistadores trajeron a América los cultivos europeos de la época. Muchas fueron las causas de que la agricultura no prosperase en tierras del virreinato del Río de la Plata. La sequía, la langosta, los ganados sueltos y las plagas de aves, los malos caminos para la introducción de los frutos en la ciudad y la escasez de brazos que encarecían los jornales, fueron factores adversos a la agricultura junto con la traba que significaban los impuestos que pesaban sobre ella.

Entre estos últimos, el diezmo, destinado a sufragar los gastos de la Iglesia, consistente en entregar la décima parte de los productos obtenidos; el de alcabala, que variaba entre el dos y el cuatro por ciento y a fines del siglo XVIII el seis por ciento, y otros propios del Cabildo.

Con el fin de proteger la agricultura se permitió la introducción de negros que se dedicasen a las tareas agrícolas. La agricultura, sin embargo, no avanzó hasta que se otorgó la libre exportación, especialmente del trigo a lo que se oponía el Cabildo por temor a quedarse sin el abastecimiento de este cereal, de cuya abundancia dependía su precio.

Fuente Consultada: Historia Argentina de Etchart – Douzon – Wikipedia –  La Argentina, Historia del País y Su Gente de María Sánchez Quesada

Organizacion Mundiales Que Protegen La Paz, la Salud y el Ambiente

Organizaciones Mundiales Que Velan Por La Paz, la Salud y el Medio Ambiente

boton organizacionesboton organizacionesboton organizaciones
La Cumbre de las Américas
Desafíos en el  Mundo
UNESCO
Sitios Patrimonios de la Humanidad
Que es la UNICEF?
Su Misión en el Mundo
  Organización Mundial de la Salud 

PRIMER INTENTO DE UNA ORGANIZACIÓN QUE VELE POR LA PAZ MUNDIAL

La Sociedad de Naciones
Indudablemente, un supremo organismo que regulara las relaciones políticas y comerciales de las naciones con justicia y equidad hubiera resuelto los problemas que suelen traer las guerras internacionales. La imperiosa conciencia de la época para acabar con este tipo de conflictos fue un acicate para la buena recepción de esta idea, que una vez puesta en funcionamiento se declaró más imperfecta de lo que parecía.

En abril de 1919, la asamblea en pleno de la Conferencia de Versalles aprobaba la creación y el reglamento de la Sociedad de Naciones, cuyos creadores eran los firmantes de los tratados de paz, es decir, los vencedores. Fue un mal comienzo para un proyecto que se definía como universalista y del que sólo formaban parte los vencedores de una guerra, y ni siquiera todos ellos, ya que Estados Unidos se mantuvo al margen.

A principios de 1920 la Sociedad de Naciones iniciaba sus tareas en Ginebra, donde se había fijado su sede. La organización demostraba claramente la preponderancia de los vencedores. El Consejo, órgano máximo, estaba formado por cuatro miembros permanentes: Gran Bretaña, Francia, Italia y Japón, y por cuatro temporales, si bien iba variando el número de éstos según las circunstancias.

La reglamentación exigía que la Asamblea General se reuniera anualmente, teniendo cada delegado un voto. Tanto el Consejo como la Asamblea debían decidir sus acuerdos por unanimidad, salvo excepciones. Las partes en conflicto carecían de voto. Dos organismos dependían de la Sociedad de Naciones: el Tribunal Internacional de La Haya y la Oficina Internacional del Trabajo.

Precisamente una de las razones por las que el organismo no resultó efectivo fue la ausencia de las grandes potencias: Alemania ingresó tardíamente y abandonaría su sitio en 1933; la Unión Soviética sólo fue aceptada en 1934, y Estados Unidos no participó.

La falta de resultados se hizo notoria cuando la Sociedad de Naciones se vio impotente ante la invasión japonesa a Manchuria en 1931 y el ataque de Italia a Abisinia en 1935. Sin embargo, las protestas, al menos verbales, que se manifestaron en esas dos ocasiones, demostraron que las agresiones colonizadoras enfrentan una oposición democrática mundial.

La Sociedad consiguió mantener, más o menos, el status quo de los vencedores durante la década de 1920, aunque en la siguiente, cuando las relaciones internacionales se volvían cada vez más tormentosas, sufrió un importante fracaso.

Ampliar Sobre la Sociedad de las Naciones

Organizacion Economica del Virreinato del Rio de la Plata

Organizacion Económica del Virreinato del Río de la Plata Consulado y Aduana

ORGANIZACIÓN ECONÓMICA DEL VIRREINATO DEL RÍO DE LA PLATA: Para resolver las cuestiones económicas se crearon organismos metro­politanos (Casa de Contratación) y locales (Consulados y Aduanas).

El Consulado: Fue creado por una Real Cédula de 1794. Estaba compuesto por un prior, dos cónsules, nueve conciliarlos, un síndico, un secretario, un contador y un tesorero. Además de tribunal judicial en pleitos mercantiles (en tal carácter se establecieron desde la Edad Media los consulados en Europa), tenía el carácter de junta de protección y fomento del comercio.

Para el cargo de secretario del Consulado fue designado Manuel Belgrano, que había regresado de España y que a la sazón tenía veinticuatro anos de edad, desempeñándolo durante doce años. Conocía la obra de los principales economistas de la época entre ellos, Adam Smith, Turgot, Quesnay, etc.

El Consulado estuvo integrado solamente por comerciantes, hasta que en 1797 se estableció que esta institución debía estar formada por igual número de comerciantes y hacendados, para que teniendo intereses opuestos, de sus discusiones surgiesen las medidas más equilibradas. Los comerciantes eran españoles y por lo tanto monopolistas. en cambio los hacen. dados, nativos, propendían al libre cambio.

Uno de los primeros asuntos de que se ocupó el Consulado fue el pleito que se seguía desde años atrás entre los monopolistas y los trafi­cantes de negros.

Cuando se permitió el tráfico de negros en Buenos Aires, con la franquicia, para los buques extranjeros que los introdujesen, de poder llevar libremente de regreso frutos del país, los monopolistas se alarmaron ya que veían en ellos grandes competidores. Como los cueros eran los productos de exportación más valiosos, sostuvieron que no eran frutos del país, lo que fue aceptado por gran mayoría en el Consulado.

En momentos en que se trataba esta cuestión, se supo que una fragata negrera inglesa había arribado a Montevideo y que de retorno llevaría parte de su cargamento en cueros. El Consulado dictaminó entonces que se realizaran las diligencias necesarias, para que no se permitiese cargar cueros y que se echasen a tierra los ya cargados por considerar que ellos no eran frutos del país.

También esta junta decidió pedir al rey que dejara sin efecto el permiso sobre comercio intercolonial, oyéndose en esta oportunidad a don Francisco Antonio Escalada, quien se hizo eco de las ideas de Belgrano, manifestando los resultados desastrosos que en la economía del Virreinato tendrían estas medidas.

En 1798, como España se encontraba en guerra con Inglaterra, lo que hacía que el virreinato del Río de la Plata estuviese incomunicado, el virrey Olaguer Feliú pasó al estudio del Consulado un expediente redactado por el Cabildo, en el que se pedía la libre extracción de frutos e Importación de géneros en embarcaciones neutrales.

En esta cuestión se había expedido favorablemente el administrador de la Aduana don Ángel Izquierdo. El Consulado también aceptó esta medida, que resultó ineficaz, porque se estipulaba que los buques neutrales debían retornar a España, lo que era imposible porque estaba en guerra; por otra parte dicho comercio resultaba sumamente limitado.

Si el Consulado se opuso a todo lo que significase libertad de comercio exterior, en cambio se preocupó de la agricultura, de la industria y fomento del comercio interno. En este sentido Belgrano realizó una amplia, y como era deber del secretario redactar una Memoria propuso en ellas fomentar el comercio, estableciendo una Escuela Comercio, una de Seguros Marítimos y otra de Náutica cuya apertura tuvo honda repercusión científica en nuestro país.

Aconsejo también se abriesen escuelas en todos los barrios de la ciudad y villas del campo, y la creación de una Escuela Práctica de Agricultura para los labradores. En las Memorias sucesivas trató de las utilidades del cultivo del lino y del cáñamo, abogó por el establecimiento de premios como estimulo al trabajo, de la manera de propender a la reunión de comerciantes y hacendados, de la situación de inferioridad de la mujer y los medios de mejorarla, etc. El Consulado funcionó hasta 1862.

La Aduana — En 1778 se fundó la Aduana de Buenos Aires, imprescindible desde la apertura del puerto. No fue solamente un tribunal de justicia sino un verdadero consejo económico, que ejerció una influencia decisiva en el virrey en cuestiones comerciales y financieras, siendo a la vez oficina de recaudación de los derechos aduaneros.

En 1796, siendo administrador Ángel Izquierdo, pidió que se permi­tiese el comercio con barcos neutrales, cuestión a la que nos referimos en el párrafo correspondiente al Consulado.

Fuente Consultada: Historia Argentina de Etchart – Douzon – Wikipedia –  La Argentina, Historia del País y Su Gente de María Sánchez Quesada

Sistema Monetario en el Virreinato El Comercio con España

Sistema Monetario en el Virreinato
El Comercio con la Metrópolis Española

El sistema monetario Hasta fines del siglo XVI no hubo moneda metálica en Buenos Aires ni en el interior, utilizándose como medio cambio la simple permuta; después se dió a la cuña de hierro y a la va: de lienzo un rol monetario, pero especialmente el lienzo era tan escasa como el oro por provenir de España, por lo que se utilizaron como especie monetaria los frutos de la tierra y en especial los cueros.

Introducida la moneda, la que más abundaba era la de plata, pues el gobierno español trataba de que el oro no saliese de la península.
La moneda de plata fue perdiendo valor como consecuencia de s abundancia.

En resumen, este sistema se caracterizó por el proteccionismo comercial, especialmente de los metales preciosos considerados base de la economía, por lo que eran enviados a ‘a metrópoli, abandonándose las explota clones agrícolas e industriales.

La Casa de Moneda de Potosí era la proveedora de moneda de a región del Plata.

Sistema Monetario en el Virreinato

Monedas de 1815

El comercio en la época de los Habsburgos. El tráfico de Indias Distintos sistemas — Para reglamentar las expediciones al Nuevo Mundo y su comercio, el gobierno español fundó en 1503 la Casa de Contratación Desde esta época el puerto de Sevilla tuvo privilegio para realizar e tráfico con Indias, pero a la vez se habilitaron nueve puertos para dicho tráfico (1529).

En 1561 se implantó el régimen de flotas y galeones, que fijaba e número anual o bianual de salidas de dos flotas y una armada real, que tenía por objeto custodiar a las flotas y protegerlas del peligro que representaban los corsarios y filibusteros.

Salían de Sevilla, puerto único, dos flotas y una armada real, que navegaban juntas hasta Santo Domingo, una se dirigía a Nueva España y otra a Tierra Firme.

Mientras que las mercaderías transportadas por la primera entraban por Vera Cruz (México) los productos de la segunda arribaban a los puertos de Panamá (por el Pacífico) y Portobelo (por el Atlántico), que proveían a Venezuela, Nueva Granada, Perú y Chile. La venta de las mercaderías se realizaba en ferias, que generalmente duraban cuarenta días. Las flotas se reunían en la Habana antes de hacer el viaje de retorno.

Monedas virreinato rio de la plata

Con Carlos III y su Real Cédula de 1772, aparecen en las monedas el busto «a la romana» de los reyes españoles.

Los comerciantes del Río de la Plata y Córdoba del Tucumán, debían acudir a recibir las mercaderías a Potosí, por lo que éstas al llegar a destino tenían un recargo que oscilaba entre el quinientos y el seiscientos por ciento sobre su precio inicial.

Este sistema monopolista, común a Francia, Portugal, Holanda e Inglaterra, llevó a España a la ruina económica. Ya la economía monetaria española había sufrido como consecuencia del descubrimiento de América, produciéndose el alza de los precios como resultado de la desvalorización de los metales por su abundancia.

Las prohibiciones posteriores sobre el comercio inter colonial y la limitación de la exportación a América para tratar de abaratar los artículos de primera necesidad en la metrópoli, provocaron un activo contrabando de efectos ruinosos.

Fuente Consultada: Historia Argentina de Etchart – Douzon – Wikipedia –
La Argentina, Historia del País y Su Gente de María Sánchez Quesada

La Minería en el Virreinato del Rio de la Plata Politica del Consulado

La Minería en el Virreinato del Río de la Plata

ORGANIZACIÓN  DEL VIRREINATO DEL RÍO DE LA PLATA:

La minería — Durante la conquista, la búsqueda de oro y plata constituyó uno de los más grandes incentivos de la colonización. La corona se reservó el quinto y después el diezmo de las minas que se explotasen y la gran cantidad de metales preciosos que llegó a España motivó la desvalorización de la moneda y el encarecimiento de los productos.

Una de las regiones menos abundantes en riquezas mineras fue el Río de la Plata. Mientras que en el litoral no existían, salvo azogue en Misiones, se encontró oro en San Luis y La Rioja, plata en Mendoza y cobre en Catamarca y Córdoba.

En cambio las intendencias altiperuanas, que integraban el virreinato del Río de la Plata, eran ricas en minerales especialmente Potosí, donde se instaló una numerosa población en torno al Cerro.

Un problema arduo era el transporte interprovincial, por el mal estado de los caminos, lo que encarecía enormemente los productos. De él se ocupó especialmente el Consulado, a cuya iniciativa se debe la apertura de los caminos en las provincias y en Chile y Perú.

Los virreyes estaban facultados para dictar ordenanzas de minas. Varias fueron las causas que hicieron que el auge de la minería fuese transitorio, entre ellas, la carencia de capacitación técnica, el fracaso de la mita y la mala organización del régimen rentístico.

Fuente Consultada: Historia Argentina de Etchart – Douzon – Wikipedia –  La Argentina, Historia del País y Su Gente de María Sánchez Quesada

Historia del Virreinato Español en America Instituciones Autoridades

Historia del Virreinato Español en América
Las Instituciones y Autoridades


Resumen Introductorio al Tema

Resumen Sobre La Historia
de la Conquista  y Colonización Española
(Desde la Edad Media en Europa Hasta
la Revolución de Mayo de 1810)

Ver Capítulos I y II


Los Pueblos Americanos

Primeras Civilizaciones América
Los Mayas-Incas y Aztecas

Ver Este Tema


Adelantados, Conquistadores y Exploradores

Cristóbal Colón
Fernando de Magallanes
Expedición de Solís
Expedición de Gaboto
Alvar Nuñez Cabeza de Vaca
Pedro de Mendoza – Fundación de Buenos Aires
Juan de Garay – Fundación de Santa Fe
Conquista del Perú – Pizarro y Almagro
Conquista de México – Hernán Cortes


Los Primeros Exploradores del Sur Argentino

Historias de la Exploración y
Conquista  de la Patagonia
Magallanes-Piedrabuena-Los Patagones
Francisco Moreno-Charles Darwin

Ver Este Tema 


Primeros Pueblos Aborígenes de Aregntina

Primeros Pueblos de Aborígenes
De Argentina Conquista,
Dominación  y Sometimiento
Genocidio Americano
La Viruela en Argentina

Ver Este Tema 


Primeras Exploraciones Europeas del Río de la Plata

La Conquista del Mar Dulce
Solís-El Rio de la Plata-El Oro del Perú
El Hambre y la Miseria
Exploradores
Fundación de Asunción del Paraguay

Ver Este Tema  


Misión Evangelizadora en América

Los Jesuitas en América
La Iglesia Colonial
Las Misiones Jesuíticas
Su Organización
Objetivos de la Corona Española

Ver Este Tema 


Las Instituciones Españolas en América Colonial

El Monarca Español o Rey Máxima Autoridad Colonial
El Consejo de Indias
La Casa de Contratación
Los Adelantados
Los Virreyes
Capitanes Generales, Alcaldes y Corregidores
Real Audiencia
Los Cabildos
La Iglesia


Creación del Virreinato del Río de la Plata

Creación del Virreinato del Río de la Plata
Todos los Virreyes
Organización Económica – El Consulado
Política Agraria – La Agricultura
La Ganadería
El Desarrollo Industrial y los Gremios
La Minería
Sistema Monetario
La Cultura – Los Libros-Bibliotecas-Teatro-Literatura-Medicina
Reformas Borbónicas I (reformas liberales)
Reformas Borbónicas II (reformas políticas y administrativas)


Las Invasiones Inglesas

Las Invasiones Inglesas
Sus Causas y Consecuencias
Política Colonial Europea
Primera Invasión
Segunda Invasión

Ver Este Tema

 

Fuentes Consultadas:
Historia Argentina de Etchart – Douzon –
Wikipedia –
 
La Argentina, Historia del País y Su Gente de María Sánchez Quesada
Los Héroes Malditos de Pacho O’Donnell
Historia 3 La Nación Argentina de Kapelusz
Fascículos de la Enciclopedia de Historia Argentina
Historia Argentina de Santillana Luchilo-Romano-Paz

SÍNTESIS DEL DESCUBRIMIENTO
DE AMÉRICA