precauciones accidentes

Accidentes con Animales Riesgos Enfermedades Transmitida Por Animales

ACCIDENTES CON ANIMALES VENENOSOS – ENFERMEDADES TRANSMITIDAS POR ANIMALES

RIESGOS RELACIONADOS CON LOS ANIMALES: LOS RIESGOS relacionados con los animales pueden ser directos (mordeduras, picaduras) o indirectos (transmisión de enfermedades).

serpiente venenosaEl hombre, con su comportamiento, debe evitar violentar al animal, que puede atacarle por miedo. Por otra parte, la reacción ante una mordedura o ‘una picadura no debe ser de pánico. Ciertas medidas de urgencia simples, tomadas de manera inmediata, pueden salvar la vida y permiten esperar hasta conseguir la ayuda más apropiada.

Serpientes: Las víboras son algunas de lar serpientes mas peligrosas que existen. Aunque a veces causan la muerte, sus mordeduras son menos graves si se toman rápidamente las medidas apropiadas. Ante señales de mordedura en la piel, como reconocer si se trata de una mordedura de víbora o de una serpiente inofensiva?.

La mordedura de víbora se caracteriza por la presencia de dos grandes orificios dispuestos a ambos lados de las señales de los dientes.

El veneno de víbora es hemolítico, es decir, destruye la pared de los glóbulos rojos, lo que produce un bloqueo de los riñones  y  una anemia aguda con shock.

Después de la mordedura, además de la llamada urgente al médico, lo primero es disminuir la acción del veneno cortando al máximo su entrada en la circulación: extender y calmar al paciente, inyectar suero alrededor de la mordedura y en la raíz del miembro afectado, poner eventualmente un torniquete que se aflojará cada 20 minutos durante diez segundos, utilizar agua oxigenada (no alcohol) para desinfectar, enfriar la herida con hielo, etc.

Es aconsejable no chupar la herida, pues la existencia de una caries o de una pequeña llaga bucal puede dar origen a la contaminación.

perro rabiosoPerros: Si un perro muerde sin motivo, siempre hay que desconfiar de la rabia, con mayor razón si el comportamiento del animal es extraño, si presenta una hipersalivación o si es un perro vagabundo. Habrá que lavar la mordedura con agua y jabón, no frotar para no favorecer la penetración de la saliva, desinfectar con alcohol, consultar enseguida a un médico y advertir a un veterinario.

La rabia, enfermedad vírica que ataca al sistema nervioso, es siempre mortal. Pero su larga fase de incubación (90 días de promedio) permite vacunar a tiempo a todo individuo mordido por un animal sospechoso.

En el hombre la rabia evoluciona en dos fases: hormigueos y prurito en la zona deis herida, después período de excitación con espasmos musculares y dolor de cabeza muy violento, con miedo a os característico de la afección y estados de furor incontrolables, después muerte precedida de parálisis y coma.

la rabia la transmiten los zorros, que muerden a los perros y animales domésticos; y éstos la transmiten al hombre. la vacunación de los rebaños y de los perros constituye el medio más eficaz de prevención, así como la eliminación de los animales vagabundos. El perro está, igualmente, implicado en la transmisión del tétanos.

Gatos: El gato es, igualmente, responsable de la transmisión de la rabia, del tétanos y de la pasteurelosis. Además, es responsable de una afección específica llamada ‘enfermedad por arañazo de gata’ (iinforreticulosis), infección de los ganglios, de evolución favorable, de origen vírico y transmitida, como su nombre indica, por un arañazo.

toxoplasmosisEl gato está, por otra parte, implicado en la transmisión de la toxoplasmosis: el toxoplasma, parásito intestinal del gato, y sus huevos se encuentran en las deposiciones del animal afectado. Si un cerdo, bovino u ovino come la hierba contaminada, los huevos del toxoplasma se depositan en su carne.

El hombre se contamina mediante la ingestión de carne mal cocida, la toxoplasmosis, benigna en el adulto, puede tener consecuencias catastróficas en el embarazo.

Ratas: Es corriente que las ratas ataquen al hombre. Generalmente, los más afectados por estos animales son los basureros, alcantarilleros y estibadores. La rata, además de en el tétanos y la rabia, está  implicada en la transmisión de la leptospirosis, enfermedad caracterizada por fiebre elevada, ictericia con afección hepática y hemorragias.

Ganado: La brucelosis es una enfermedad bacteriana transmitida por los bovinos y los cerdos. Produce fiera recurrente e hinchazón del bazo; además, puede originar formas meníngeas mortales. Se da en los agricultores y veterinarios.

Abejas y avispas: Las abejas y avispas producen picaduras muy dolorosas, pero generalmente benignas. Las avispas son más agresivas que las abejas. Una picadura interna en la garganta puede producir la muerte por la inflamación de los tejidos que produce, con obstrucción de las vías aéreas superiores. Las picaduras múltiples, con afectación tóxica general y eventual shock, son graves.

Arador de la sarna: la sarna es una dermatosis muy contagiosa debida a un ácaro que excava surcos en la piel para poner allí sus huevos.

Mosquitos: los mosquitos, que se encuentran por todo el globo, desde las regiones cálidas hasta Laponia, suelen vivir en las aguas estancadas, y son responsables de la transmisión del paludismo, o malaria.

Pulga: la pulga de la rata puede transmitir la peste. Esta enfermedad no existe actualmente en Europa. Pero se dan casos todos los días en los países del tercer mundo, en particular en Asia.

Garrapatas: las garrapatas son parásitos del perro que se alimentan por succión sanguinas. Sus picaduras, a veces, afectan al hombre y no son peligrosas en si mismas. Sin embargo, pueden transmitir la fiera de las g arraparas, enfermedad vírica caracterizada por la mancha negra que deja en la zona de inoculación (enfermedad de Lyme).

Piojos: los piojos son pequeños parásitos hematófagos (que aspiran la sangre) y que tienen una afinidad particular por los pelos y cabellos. Producen picores. El tratamiento está basado en insecticidas.

Escorpiones: La picadura de escorpión, animal articulado y venenoso, infligida por un aguijón situado al final de la cola, suele ser grave.

ACCIDENTES DE CIRCULACIÓN: COMO CAUSAS generales de los accidentes de carretera, se pueden indicar el formidable crecimiento del parque automovilístico y el peligro que presentan numerosos tramos (puntos negros) de la red de carreteras: a este respecto, se ha constatado que las autopistas son relativamente más seguras, aunque en ellas los accidentes sean más frecuentemente mortales.

Las condiciones meteorológicas también hacen peligrosa la conducción (calor excesivo, hielo, nieve, lluvia, escasa visibilidad nocturna). En la mayoría de los casos, el conductor es el responsable del accidente. Entre los factores de riesgo cabe citar, en primer lugar, el consumo de alcohol, que produce disminución de reflejos y sobreestima de las propias facultades de conducción.

Después, el no respetar las normas de circulación: velocidad excesiva, no mantener las distancias de seguridad, no llevar el cinturón de seguridad (que, si no protege contra las fracturas de costillas, evita que el ocupante salga despedido del vehículo, lo que causa la mayoría de muertes). Se aprecian igualmente malos hábitos de conducción en los trayectos largos: es aconsejable detenerse un cuarto de hora cada dos horas de viaje, evitar conducir inmediatamente después de las comidas (riesgo de adormecimiento) y desconfiar del amanecer si se ha conducido toda la noche. El accidente puede deberse también al mal estado del vehículo (frenos, neumáticos, luces).

Los vehículos de dos ruedas, es decir, las motocicletas, son causa de buen número de accidentes mortales. El llevar el casco protector disminuye la gravedad de los traumatismos craneales.

La incitación a la prudencia en los conductores se realiza no sólo mediante medidas represivas (sanciones, privación del permiso de conducir), sino también por medio de campañas informativas que les alertan contra las negligencias. Por otra parte, existen centros que verifican la seguridad de los vehículos.